Está en la página 1de 19
Introducci6n América Latina, guna nacién? Analzar si América Latina es una tolay Ginica nacién inconstituida © si, por el contratio, se compone de una veintena de naciones, puede Pareces, 4 primera vista, un entretenimiento académico, un gratuito indagar en el pasado sin vinculaciones fructiferas con el presente. Sin ‘embargo, su enotme importancia politica se revela apenas planteamos 1 mismo interrogante desde otro éngulo: zPodia la Bolivia del General Torres o el Chile de Salvador Allende co lucién macional dentro de los marcos geogriticos de cada uno de los respectivos paises? ¢ Tenia viabilidad hist6rica el proceso revohuciona. ro acaudillado por Arévalo y Arbenz en la pequeiia Guatemala si no eguia expanclrse y constitui, porlo menos, la Federacion Centeo- No se tata, simplemente, de que Chile posea una escasa franja de tierra entre la conillera y el océano, que Bolivia haya perdido el acce 50 al mar 0 que el presupuesto fiscal de Guatemala no pudiese com. Petir con el poderio financiero de la United Fruit. Fl interrogante es plicable también ala Argentina y al Brasil que, no obstante sus mayo. letar un proceso de revo res poblacién y territorio, no logean completar dentro de sus fronteras l proceso de desurrollo nacional ~ democritica De esto se deduce entonces que las revoluciones,disamos “provia- ios oficiales y luego, ya convertido en jefe de un ejército latinoame ‘ano, prosiguiendo la campafia iniciada en Chile, para liberar ahora eri? royectando la iberacidn de Cuba y ofteciendo sa ejéecito a los how bres de Buenos Aires para entra en Brasil y proclamar la Repiblic? Los revolucionarios latinoamericanos intentaron entonces llent sdelante el proyecio de la Confederacién, de la Pata Grande, es dece, as ex colonias libres y unificadas ingresando a las formas de produ +ién modernas constituyendo su Estado Nacional. Esa era la tnica sl Nodherto Galasso n 4a politica que parecia ofreceres la Historia y en ella colocazon sus mis hheroicos empefios. Pero, en América Latina, no existan las condicio- nes econémico - sociales que hiciesen transitable exe camino, es decit, faltaba 2 la cita una burguesialatinoamericana capac de acauillar ese proceso y convertirse en gran poder wnificador, como lo habia sido, en 1 pasado europea, a burguesia feancesa 0 la inglesa. En la inmadusez de la Revolucién Latinoamericana estaba sellada su conden. A partir de ali, los pueblos extraerin de sia sus cauillos y los hharin traspasar una y otra vez las actuales fronteras de las patria chi- «as. Los grandes capitanes ~cuyas figuras desbordan las historias locs- listas |i América Latina consttuyendo a sus ejérctos en arterias concucten- tes hacia un solo corazén desde donde partirian luego hacia las costa, Por los viejos caminos del indio, estableciendo los vinculos econdmni 0s y politicos que nutrian al gigante que despertaba. Pero, al mismo tiempo, otra fuerza crecia en cada uno de los puertos del Atkintico y del Pacifico, donde las burguesias compradoras se conectaban al mer- cado mundial cambiando las banderas del revolucionario liberalsmo politico por las del entreguista liberaismo econémico. Mienteas los gauchos de Artigas o de Giiemes o los llnneros de Piz querian uni hnacia adentro, centeipetamente, consolidando en nervio y en mixculo al cuerpo latinoamericano, los comerciantes de los puertos, bien pron- intentarin, el uno de norte a sur, el otro de sur a norte, uni @ (0 aliados al capital extranjero, ealizarin los mayares esfuerzos para desmembrar, centsifugamente. La guerra civil latinonmericana Fue ine- vitable. Unos iban en el camino de la unidad y del progres, aunque se los tachara de bisbaros. Los otros, aunque aparentaban scr refinados y caltos, pujaban por el camino de la fragmentacién, el atrso y Ia bat barizacién. Los dos procesos recorrian asi, en direcciones divergentes, 1 cuerpo de Latinoamérica. El de la gesta popular miraba hacia aden- tro para unir y sear el destino comin. Su proyecto consistia en difun- dir a libertad de los pueblos, conectar las grandes distancias, sembrar ciudades, cohesionas, estrechar lazos, movilizar recursos naturales, crear el mercado intemo, abrazarte para ser grandes, fuertes y Ubres El otro tenia vida en las costas y era el plan extranjero atrapando a los * Amis Lato unis dena ‘Yeinte puertos para desarrollar los litorales, subordinados colonial mente, cada uno con su banderita, su himnito y su misera pretension de nacién 1a ausencia de una fuerza social poderosa capaz de dar contenide econémico a la gesta militar de San Mattin y Bolivar, provocari

También podría gustarte