Está en la página 1de 31
GUÍA DE APRENDIZAJE N° 3a ÁREA: Historia, Geografía y Economía TEMA: Conocemos el periodo de
GUÍA DE APRENDIZAJE N° 3a ÁREA: Historia, Geografía y Economía TEMA: Conocemos el periodo de
GUÍA DE APRENDIZAJE N° 3a
ÁREA: Historia, Geografía y Economía
TEMA: Conocemos el periodo de movimientos sociales e independencias (SS XVII-XIX
GRADO: 3ro de secundaria
DOCENTE: Enrique Ramirez Angulo
ESTUDIANTE:
INDICACIONES:
 La guía debe mantenerse ordenada
y limpia.
 Debes ser preciso y claro con cada
una de tus respuestas
 Para responder las preguntas
puedes utilizar los siguientes
recursos: bibliografía y recursos de
internet.
 Recuerda subrayar lo más
importante.
OBJETIVO
 Identifica información relevante sobre la etapa del Boom del Guano
COMPETENCIAS
CAPACIDADES
 Interpreta críticamente fuentes diversas.
Construye interpretaciones
históricas.
 Elabora explicaciones históricas reconociendo la relevancia de determinados
procesos.
 Evalúa problemáticas ambientales y territoriales desde múltiples perspectivas.
Actúa responsablemente en
el ambiente.
 Maneja y elabora diversas fuentes de información y herramientas digitales
para comprender el espacio geográfico.
Actúa responsablemente
respecto a los recursos
económicos.
 Gestiona los recursos de manera responsable.

LOS PRIMEROS CAUDILLOS REPUBLICANOS:

RIVA AGÜERO

La vida del gran mariscal Riva-Agüero debiera ser materia de estudio y divulgación por representar la maléfica combinación de dos males: el militarismo, en ese tiempo a nivel de caudillismo, y el limeñismo veleidoso y artero. Su vida se caracterizó por el sentimiento ególatra, el desprecio a las instituciones democráticas, y la utilización de la calumnia como arma. El único valor que tiene para nosotros hoy es haber dejado un ejemplo de lo Riva- Agüero visto por los historiadores que no debe ser un presidente ni un militar. Desgraciadamente la Historia se enseña pero no se aprende.

La mayoría de los historiadores menciona que no fue traición entablar negociaciones con el virrey porque tanto San Martín por su interés de establecer una monarquía constitucionalcomo Bolívar por estrategia para ganar tiempotambién establecieron conversaciones con el enemigo. En vez de hacer énfasis en el golpe militar y en los males que ocasionó, Riva- Agüero es visto por nuestros historiadores como el primer presidente que tuvo el Perú, y quizá por ese hecho es tratado con simpatía e indulgencia. Basadre cubre extensamente la labor de Riva-Agüero dando la impresión de que los decretos en sus cuatro meses de gobierno fueron obras cuando sólo eran intenciones. Sobre su personalidad, Basadre dice: Considerábase Riva-Agüero como adalid de la libertad y de la independencia peruana frente a la ocupación extranjera (…) Le movían, junto con sentimientos nacionalistas, atávicos vínculos a la metrópoli [Madrid], olvidados en horas juveniles, pero nunca extintos. Sobre su capa de conspirador se había puesto la banda presidencial; pero sin quitarse la aristócrata casaca de marqués. Su espíritu de casta se conmovía ante la lucha que no resultaba fácil, sino larga y cruenta, y tras de cuyo final vislumbrábase que predominarían, si no los extranjeros, en el mejor de los casos, nacionales indeseables. Además, Riva-Agüero sentía una sensación de chasco y escamoteo.

Él había sido el prohombre de la revolución peruana si San Martín no lo hubiera eclipsado, y ahora se sentía desplazado por Bolívar. Como Satán, no quiso ser tan sólo el Arcángel

no lo hubiera eclipsado, y ahora se sentía desplazado por Bolívar. Como Satán, no quiso ser

preferido. Al pecar, fue el suyo el pecado de Satán, la soberbia. Riva-Agüero visto por los historiadores

Pedro Dávalos y Lisson, un erudito de la historia republicana, escribió por el año 1937 el siguiente retrato de nuestro primer presidente: Caballero, bien nacido, de buenos modales, teniendo cultura y talento, hablaba y escribía con notable facilidad y corrección. Carecía de sosiego, de juicio, aunque no de penetración y astucia. Con tales condiciones su dinamismo y su extrema confianza le fueron adversos. Era un revolucionario, pero su mirada no fue nunca lejos. No sabía esperar y faltándole ecuanimidad, su falta de percepción fue siempre manifiesta en sus actos trascendentales. Perturbado por sus alucinaciones, sin estudios militares ocupaba sus ratos de ocio en hacer fantásticos planes de campaña. Era audaz y a veces temerario, pero en el fondo ligero y superficial, motivo por el cual sus promesas no inspiraban confianza. Sin darse un momento de reposo en sus concepciones políticas, medía con inexactitud las distancias que le separaban del propósito ambicionado, y como tampoco apreciaba el tamaño de los obstáculos, siempre se quedaba a la mitad del camino. Es decir, según Dávalos, Riva-Agüero era un desastre, sin embargo, esto no era obstáculo para que el mismo historiador dijese de él que “sólo actuando como Presidente del Perú en época normal, hubiera pasado como un buen gobernante”.

Vargas Ugarte, educador jesuita e historiador de prestigio, pero de indudable corriente conservadora, dice que Riva-Agüero era virtuoso. Luego el lector duda de la honradez de Riva-Agüero cuando Paz Soldán dice que al ver “que el Congreso le era hostil, quiso disolverlo; para halagar a los diputados que tenían mayor influencia, proyectó una junta de siete diputados con el nombre de Senado Consultivo, y a los demás darles embajadas o destinos lucrativos y honrosos”.

Es decir, intentó darse un auto golpe, tal como el que se dio Fujimori, y para lograr ello compró la conciencia de la oposición en el Congreso. Sobre la negociación de Riva- Agüero con el virrey para entregar el Perú, Paz Soldán dice: ¡Qué grande se hubiera presentado Riva-Agüero resignándose á lo dispuesto por el Congreso, sin entrar en la legitimidad de sus actos! El Perú no habría visto sostener una guerra civil al frente del enemigo de nuestra independencia, y ese hombre, que sin duda fue uno de los más activos e inteligentes obreros para preparar nuestra independencia, no hubiera eclipsado sus glorias* con sus intentos de entregarla con disfraz a sus enemigos capitales, antes de verla en poder de sus enemigos personales.

con sus intentos de entregarla con disfraz a sus enemigos capitales, antes de verla en poder

Quizá por su temeridad, carisma o abolengo, Riva- Agüero ha sido tratado con un tanto de admiración por los historiadores. Su paso por la historia la enfocaron más con relación a su personalidad que al daño que causó al desarrollo democrático del país. No hay que olvidar que su golpe de estado contra la Junta Gubernativa originó el exilio de Luna Pizarro y el * No sabemos a qué glorias de Riva-Agüero se refirió Paz Soldán que no sea el escrito de la “24 causas”. Riva-Agüero visto por los historiadores alejamiento de varios diputados. La desmoralización del Congreso fue tal que cuando Canterac tomó Lima, nueve parlamentarios se pasaron a las fuerzas realistas.

Riva-Agüero recibió el mismo pago, puesto que su destitución fue prácticamente otro golpe de Estado. El Congreso que lo echó del gobierno estaba reducido a 28 representantes de los 79 elegidos y sometido a los intereses de Sucre y Bolívar.

Por nuestra parte creemos que Riva-Agüero debe ser visto y enseñado no tanto como el primer presidente del Perú, sino como el primer golpista, el iniciador del bochornoso y desgraciado militarismo que nos ha llevado a estar como estamos y ser lo que somos: un país sin tradición democrática. Riva-Agüero tenía, además, toda la picardía limeña, esa cualidad tan perversa como inútil que en repetidas ocasiones ha hundido al país y que, sin embargo, es fomentada y hasta inculcada en nuestra educación.

es fomentada y hasta inculcada en nuestra educación. ACTIVIDADES 1.- ¿Qué características tenían los

ACTIVIDADES

1.- ¿Qué características tenían los primeros caudillos

 

Origen

Acciones

Motivos para hacerse caudillo

Final

militares

Riva Agüero

       

La Mar

       

Agustín Gamarra

       

Luis Orbegoso

       

Domingo Nieto

       

2.-Elabore un mural con los principales acontecimientos de este periodo (trabajo

grupal)

        2.-Elabore un mural con los principales acontecimientos de este periodo (trabajo grupal)

I.- CONFEDERACIÓN PERUANO-BOLIVIANA

La Confederación fue un proyecto con antecedentes en la historia prehispánica y colonial. Lazos comerciales unieron el sur del Perú con Bolivia, durante siglos, y lazos étnico- culturales unen a ambos países aún hoy.

El proyecto de Santa Cruz fue crear un estado confederado sobre la base de un mercado interno que integrara los territorios históricamente unidos del Perú y Bolivia. El proyecto implicaba, en alguna medida, la reestructuración de viejos circuitos mercantiles que habían articulado ambas regiones en la Colonia, a la vez que promovía una política librecambista con el Atlántico Norte y los Estados Unidos. Este plan, que tuvo una considerable acogida en los departamentos del sur peruano, resultaba, sin embargo, contraproducente para las élites comerciales de Lima y de la costa norte del Perú, cuyos intereses económicos estaban estrechamente vinculados al comercio con Chile, por la vía del Pacífico.

vinculados al comercio con Chile, por la vía del Pacífico. Y esta alianza entre las élites

Y

esta alianza entre las élites mercantiles

de

Lima y del norte peruano con Chile, fue

la

que finalmente se impuso en 1839, para

derrotar a la Confederación. El conflicto fue, no obstante, bastante más que esa guerra comercial tan bien descrita por el historiador Gootenberg.

Fue también una guerra ideológica librada en libelos y periódicos que competían en virulencia de invectivas. Las más agresivas provenían de los opositores de la Confederación, y su más conspicuo artífice fue el poeta y satírico limeño Felipe Pardo y Aliaga.

En su breve existencia (1836-1839) la Confederación suscitó, en los sectores más militantes de la oposición limeña, lo que podríamos considerar la exteriorización más vívida de sentimientos racistas desde que se fundó la República. Se trató de un momento crucial en la elaboración de concepciones sobre lo que era "nacional-peruano" y lo que no. El rasgo más relevante del discurso político antisantacrucista fue precisamente la definición de lo "nacionalperuano" a partir de la exclusión y desprecio del indio, simbólicamente representado en Santa Cruz.

Interesa reparar en algunos epítetos que se emplearon para atacar a Santa Cruz. En primer lugar se le incriminó su condición de extranjero. Pero esta alusión, reveladoramente, parecía adquirir más fuerza cuando aludía a su condición étnica (el "indio") que si se refería a su nacionalidad (el boliviano).

La recurrencia con que sus enemigos que lo tildaban de extranjero se valieron de su fenotipo indígena para atacarlo, pone al descubierto la verdadera connotación del término "extranjero".

Santa Cruz era más extranjero por ser indio que por ser boliviano. La idea de nacionalidad peruana, escasamente velada en las sátiras de Pardo, implicaba un primordial rechazo al elemento indígena. Más aun, este rechazo era un requisito de nacionalidad.

Poco importaba que el padre de Santa Cruz hubiese sido un criollo peruano nacido en Huamanga, que se hubiese educado en el Cuzco, que desde la llegada de San Martín hubiese combatido en los ejércitos patriotas por la propia independencia del Perú1.

El estigma venía su madre, una india aymara de apellido Calaumana, cacica de Huarina, de quien la pluma racista de Pardo también se ocupó.

Una segunda incriminación significativa fue la de "conquistador" o "invasor". Pero, nuevamente, estos términos sólo adquirían la connotación despectiva deseada si eran seguidos de adjetivos que aludieran a la procedencia

El delito no era ser conquistador, sino que un "indio" se atreviese a serlo. La denuncia, en los indignados denostadores del caudillo paceño, no conoció matices:

"Que la Europa un Napoleón Pretendiese dominar Fundando su pretensión En su gloria militar Qué tiene de singular?

Mas, que en el Perú lo intente un indígena ordinario Advenedizo, indecente, Cobarde, vil, sanguinario, eso sí es estraordinario"

El Conquistador Ridículo, título de uno de los periódicos que criticó a Santa Cruz, y las analogías con Guillermo de Normandía - "el bárbaro"-son igualmente elocuentes. Puede hacer el ridículo quien escapa a los moldes de conducta de él esperados, quien se sale de "su" lugar. Si Santa Cruz aparecía como ridículo ante Pardo y otros opositores fue precisamente porque siendo "indio" (inferior o bárbaro), se atrevía a hacer alarde de su conocimientos de francés y a exhibir condecoraciones obtenidas del gobierno de Francia (lo civilizadosuperior). Escribió Pardo:

“De poder y metálico vive tras este sólido y de placer idálico, ansioso un indio estólido que aspira a prócer gálico”

Lo que incomodaba Pardo y al sector criollo a quien él representaba es que un "indio" (un dominado) fungiera de conquistador (dominador): la imagen de la conquista invertida. Entre sátiras, y aún antes del triunfo de la Confederación, las letrillas de Pardo clamaban para que el "indio" volviese a "su" lugar:

"Farsante de Belcebú No ves que á tu madre aquejas ¿Por quí hombre, el Bolivia dejas? ¿Por quí buscas la Pirú?

Mira la pobre señora Tanta derrota y carrera que el pimpollo que adora forman la gloria guerrera. Esto su suerte le avisa, mas por vida del dios Baco! ¿tal ambición no da risa? Qué este Alejandro Huanaco extiende hasta el Juanambú sus aspiraciones viejas! ¿Por quí hombre, el Bolivia dejas? ¿Por quí buscas la Pirú?

La india dice: 'Huahuachay el balas vos no te gustas don Salaverry ay! ay! ay! pronto el clavijas te ajustas. La cosa no está sencillo vos tu suerte no conozco: ¿ piensas bañar la Chorrillo porque ya entraste la Cozco? Vuelve a tu madre quietú. Andrescha, a ruina te alejas. ¿Por quí hombre el Bolivia dejas? ¿Por quí buscas la Pirú?'"

Nada más denigrante para un criollo como Pardo, que verse subyugado por un indio:

"Santa Cruz propicio trae cadena aciaga El bravo peruano humille la frente; que triunfe insolent el gran Ciudadano. Nuestro cuello oprima feroz el verdugo. Cuzco besa el yugo Humíllate Lima. Así nos conviene. Torrón, ton, ton, ton! Que viene, que viene el cholo jetón!”

El discurso antisantacrucista proveniente de Lima, tan bien encarnado en la producción literaria y periodística de Felipe Pardo fue, pues, primordialmente racista. Reflejó estereotipos, prejuicios y temores criollos sobre el indio más que una amenaza real de

conquista del Perú por Bolivia. Santa Cruz inició su campaña militar luego de un llamado

Santa Cruz inició su campaña militar luego de un llamado del propio presidente Orbegoso y tras

del

propio presidente Orbegoso

y

tras un acuerdo de la

Convención Nacional. La idea de la Confederación había sido previamente aceptada por connotados liberales peruanos como Luna Pizarro y otros caudillos de la Independencia como el Mariscal Riva Agüero. Existía en ellos una esperanza de que la Confederación pusiera fin a la ola de anarquía, tan crítica en esos momentos, en el Perú. Santa Cruz tuvo además el apoyo de sectores importantes en Puno, Cuzco y Arequipa. Esta realidad pone en evidencia el carácter altamente ideologizado de las acusaciones de invasión o conquista.

Un tercer aspecto merece atención. El discurso antisantacrucista, claramente despectivo de lo indígena, buscó, no obstante, legitimar su autodefinido nacionalismo (que no halló contradicción en la alianza con Chile) con alusiones a la memoria de los Incas. Tales los versos de Pardo en su "Oda al Aniversario de la Independencia del Perú" (1828):

"Oh sol,

patria mía! Cuanta hoy el

oh padre de la

alma

siente

inefable

alegría

al

verte

abandonado

encendido

alcázar de oriente y tu luz en la esfera derramando!

(

)

Junín tus campos fueron de su valor [los peruanos] testigos; en cadáveres vieron tornarse inmensa plaga de enemigos y pagar a la prole soberana del Sabio Manco-Cápac el tributo primero en sangre hispana" 22

Años más tarde (1835) el mismo Pardo vendría a clamar, furibundo, desde El Coco de Santa Cruz: "Ha profanado [Santa Cruz] el suelo sagrado de los Incas". Y el caudillo Salaverry, a coro con él: "Desparezcan los vándalos que Orbegoso ha introducido en el seno de la patria, y purgando de esa plaga el suelo de los Incas, reciba de un Congreso jeneral el decreto de su suerte futura. Yo seré el primero en atacarlo"23. Similares alusiones se repiten hasta el cansancio24. El indio es, pues, aceptado en tanto paisaje y gloria lejana. Es "sabio" si es pasado y abstracto, como Manco Cápac. Es bruto o "estólido", e "impuro" y "vándalo", si es presente, como Santa Cruz25. Apelar a la memoria de los Incas para despreciar y segregar al indio. Las raíces de la más conservadora retórica indigenista criolla, cuyos ecos son perceptibles en nuestros días, deben buscarse aquí.

Pardo no fue en modo alguno un personaje aislado. Sus letrillas llegaron a cobrar tanta popularidad entre los opositorses del caudillo paceño que algunas de ellas fueron musicalizadas y se cantaron en teatros, plazas y "jaranas arrabaleras"26, Contribuyeron, así, en forma no desestimable, a formar la opinión pública en contra de Santa Cruz antes de que éste ingresase a Lima.

Pero la labor ideológica de Pardo, tan bien plasmada en su producción literaria y periodística, fue complementada con la del político. Pardo, conservador a ultranza, había fustigado duramente a los liberales agrupados tras el presidente Orbegoso, cuando éste asumió el poder (1833). Y cuando Salaverry, caudillo limeño y tenaz opositor de Santa Cruz, llega a la presidencia vía golpe de estado (1835), encontraría en Pardo a su mejor aliado intelectual. Lo nombra ministro y le encarga comisiones diplomáticas en España, Bolivia y Chile. Desde este país, Pardo trabajará incesantemente para desbaratar todo proyecto de Santa Cruz. Más tarde, muerto ya Salaverry, seguirá su campaña antisantacrucista al Lado del presidente Gamarra (con quien, sin embargo, la relación tuvo algo de distensión)27. Gamarra fue, al igual que Salaverry, un presidente abiertamente

autoritario y estaba respaldado por una importante facción de conservadores doctrinarios. Anteriormente, desde La Verdad, los gamarristas abogaron por la necesidad de una aristocracia para que gobernara el Perú28. Similares postulados fueron suscritos, sin ambages, por Felipe Pardo a pocos días la revolución de Salaverry: "Nosotros -decía- estamos persuadidos de que una dictadura ejercida por un jefe ilustrado es el único medio de salvación que le queda al Perú"29. Y tan abiertamente como proclamó su adhesión a las doctrinas autoritarias, fustigó a los liberales, a quienes tanto él como los demás conservadores solían enrostrar la anarquía reinante y su proximidad a lo popular. La lógica de este pensamiento era transformada en creación satírica, una vez más. Nótese cómo en las "operaciones de aritmética satírica" que siguen, los liberales se asocian a lo feo, lo inculto, lo sucio y lo impuro. Atributos que la lógica despectiva de Pardo siempre asoció a lo popular y de los que como vimos no se libraría, en tanto conspicuo enemigo, Santa Cruz.

El enemigo político no era un par sino un ser ubicado en un plano inferior. Pocos podrían disputar a Pardo un mayor ingenio para expresar el desdén.

En el otro espectro de la política, Santa Cruz y sus partidarios. No prescindieron éstos de la sátira; el arma por excelencia del periodismo político de entonces. Pero estas composiciones eran más pobres, no sólo en calidad literaria sino también en capacidad de expresar contenidos ideológicos; lo que en modo alguno quiere decir que dejaran de hacerlo31. En cuestión de manifiestos y periódicos, sin embargo, no se quedaron atrás. Si ciertos medios, como el cuzqueño La Aurora Peruana alentaron la llegada de la Confederación explicitando las ventajas de una liberalización de las barreras aduaneras entre Perú y Bolivia, otros como El Perú-Boliviano, tuvieron un contenido más social. Ad portas el triunfo de la Confederación, en sus páginas se podía leer:

"Improvisadas nuestras constituciones en medio del horrísono estruendo de las armas, o en el seno de las tormentas revolucionarias, por hombres formados exclusivamente por los libros, que tomaban por base de nuestra organización nociones

abstractas, ó ejemplos inadecuados, y que miraban las bellas teorías como el último límite de los conocimientos políticos, no se hizo la parte debida á los dos poderes que impelen la sociedad

Desatendiéndose asimismo la necesidad de simplificar la

legislación, y de formar una adaptada a nosotros, que todos entendieran, y que no consumiese el tiempo, la paciencia y las fortunas de los hombres verdaderamente desgraciados que tienen que presentarse ante un tribunal, quedando por tanto sin mejorarse nuestra condición civil (subrayado nuestro)"

). (

El texto, de la pluma de García del Río, no traduce un liberalismo doctrinario, pero tampoco desecha el valor intrínseco de "las nuevas ideas". Lo que cuestionaba era el poco sentido de la realidad con que éstas quisieron aplicarse, el afán de mimetizar, las exageraciones en

su aplicación. Los caudillos y legisladores de la Independencia, proseguía el redactor de El Perú Boliviano, "se olvidaron de que cada pueblo encierra en sí el germen de su legislación

y de que no siempre lo más perfecto es lo mejor (

dirección a las ideas y se pusieron en boga los principios democráticos más exagerados"33.

Desde entonces se dio una falsa

).

Pero lo que más destaca en la propuesta pro-santacrucista de García del Río, es su discurso

a favor del cambio, de la transformación que él prevé de triunfar la Confederación. Esta es comparada en los mejores términos con una revolución: el momento en que podrían empezar a realizarse los sueños de "un nuevo orden", no cumplidos desde 1824: "Un nuevo

Es tiempo, en fin, de que recoja el Perú los ópimos y

sazonados frutos que la humanidad y la filosofía están aguardando de la Revolución Americana".

La poca claridad del proyecto político encerrado en esta propuesta no oscurece su vocación de futuro y contrasta con la rigidez doctrinaria y el atemorizado conservadurismo de sus adversarios. Si éstos hablaban de invasión y veían a Santa Cruz como un extranjero mancillando el territorio patrio, amenazando la "integridad nacional", es porque en su concepción esa integridad nacional existía, se encontraba definida. Los adversarios de la Confederación con frecuencia aludieron a su eventual triunfo sobre ella como una "segunda independencia". Logrado éste en Yungay, dicha terminología devino oficial. Ancash se convirtió en un nombre análogo al de Ayacucho.

orden de cosas se prepara (

).

Cierto es, como hemos dicho, que la militancia de los adversarios de la Confederación tuvo móviles económicos: muchos veían en ella la amenaza de la desarticulación de los circuitos comerciales que garantizaban su prosperidad. Pero nada de ello resta la carga estrictamente ideológica de los discursos antisantacrucistas. Esta, tan visible en las letrillas de Pardo, cobró vida propia. Su producto más importante fue la consolidación de una idea criolla de nación, fundamentalmente racista.

Así, mientras para unos la nación era algo definido, y cerrado, para los otros, algo aún indefinido, pero abierto, recién posible. Mientras para los unos la Confederación contrapuso civilizado con bárbaro, costa con sierra y culto con inculto, para los otros se trataba de la oposición de lo "viejo" con lo "nuevo": los que quieren el cambio contra los que se resisten a él Mientras los unos apelaron a una retórica de grandeza inca para despreciar lo indio, los otros, sin acudir a aquel discurso, respaldaro n un proyecto de estado-nación cuya composición étnica sería abrumadoramente indígena36.

No se trató, empero, del enfrentamiento de dos grupos homogéneos. Hondas divergencias separaban a los caudillos que con igual energía se opusieron a Santa Cruz. Por un lado Salaverry, representante de los sectores limeños más aristocráticos, criollos o "blancos", también representados por Felipe Pardo. Por otro, Gamarra, cuzqueño, la encarnación del caudillo mestizo, cuya oposición a la Confederación aparecería contradictoria habida cuenta de que la anexión de Bolivia al Perú fue una idea siempre presente en sus ambiciones políticas (su muerte en Incahue, en 1841, no podría ser más simbólica). Gamarra mismo, además, había sido blanco de burlas racistas con anterioridad a la Confederación. Pero lo que por sobre estas discrepancias unía a los antisantacrucistas era el terreno ideológico: un conservadurismo doctrinario, una vocación nacionalista- autoritaria que para legitimarse apeló a la glorificación de lo inca. Santa Cruz, de otro lado, recibió el respaldo de sectores más bien liberales. Sus planes en lo económico contemplaron tratados de libre comercio con potencias como Inglaterra y Estados Unidos, y en lo legislativo se inspiraron en los códigos de Napoleón.

Por nada de lo arriba expuesto debe, pues, inferirse que la

Confederación perseguía la creación de una república india aislada del contacto "occidental". Todo lo contrario. Las mutuas simpatías de Santa Cruz con Inglaterra y Francia son bien conocidas. Su admiración por la cultura francesa y sus conocimientos de francés, de los que siempre hizo alarde, fueron justamente el blanco de las más mordaces sátiras de Pardo. Tampoco, por último, fue Santa Cruz un personaje exento de autoritarismo o cesarismo, como lo han reconocido sus propios simpatizantes38. Pero, y esto es importante,

el

autoritarismo doctrinario no fue el rasgo que definiera, como sí fue

el

caso de sus adversarios, a los partidarios de la Confederación.

Y

una diferencia adicional, que es esencial. Si algo más distanciaba a los

conservadores tras Salaverry y Gamarra, de los liberales que apoyaron a Santa Cruz, fue la mayor predisposción de estos Últimos para propiciar alianzas con los sectores populares. Orbegoso tuvo el respaldo de la plebe y los bandidos en la costa de Lima, y se dice que cuando el famoso negro León Escobar y otros bandidos prácticamente se posesionaron de Lima, en medio de la anarquía de 1835, hicieron su entrada vivando a Santa Cruz.39. Las analogías que hacían Pardo y otros conservadores entre liberales, "vándalos", "salteadores" y Santa

Cruz, no parecían estar totalmente infundadas. La relación entre liberales, Santa Cruz y los sectores campesinos es menos conocida. Pero no deja de ser significativo el hecho de que el caudillo boliviano supiese ganarse a su favor un grupo de campesinos que desde que se fundó la República la habían combatido con enjundia: los iquichanos de Huanta, contumaces realistas, quienes, no obstante, llegaron a prestar todo su apoyo a Santa Cruz. Si bien su administración no se caracterizó por una legislación distintiva ni una particular política para con las poblaciones indígenas, el caudillo hizo gala de una sagacidad, de la que careció Bolívar, al ganar el respaldo político de sectores indígenas cuya fama de belicosidad era ya un mito.

sectores indígenas cuya fama de belicosidad era ya un mito. Es imprescindible tomar todos estos factores

Es imprescindible tomar todos estos factores en cuenta en cualquier análisis del significado de la derrota de la Confederación. Esta fue seguida por una ola de gobiernos marcadamente autoritarios y conservadores como los de Gamarra y Vivanco. La década de 1840 representó una etapa de auge, sin precedentes, del pensamiento conservador en el Perú. Desde un reestructurado Convictorio de San Carlos, el clérigo ultramontano Bartolomé Herrera empezaba a impartir sus doctrinas.

El proceso de reestructuración del estado peruano tras la derrota de la Confederación fue llamado en su tiempo "restauración". Pero Basadre acierta al decir que lo que en realidad hubo fue una "consolidación". "Porque en 1839 quedó aclarado que el Perú sería, en lo futuro, el Perú. Hasta entonces, el país había vivido periódicamente bajo la sensación íntima de la transitoriedad de sus instituciones."41 No deja de ser, pues, significativo que este proceso de "consolidación" se haya efectuado en el marco de un resurgimiento conservador. Más allá de las divergencias y faccionalismos, lo que se consolidó, ideológicamente, con la derrota de la Confederación, fue un nacionalismo de raigambre elitista y autoritaria, cuyo más inmediato propulsor y beneficiario político fue el presidente Agustín Gamarra. Con el tiempo, sin embargo, lo que iría a prevalecer de este nacionalismo sería más el legado de Pardo que de Gamarra. Es decir, la definición de lo nacional no tanto en función de un rechazo xenófobo a lo extranjero (Gamarra), sino, fundamentalmente, del desprecio o segregación de lo indio (Pardo).

Dos hechos más son importantes, en términos más bien simbólicos, para comprender el sentido de esta consolidación. Y ambos ocurren en 1839, el mismo año de la derrota de la Confederación. El primero es la firma de un pacto entre los representantes de las comunidades iquichanas y del Estado y peruano, mediante el cual estos campesinos juraron obediencia y sometimiento a la Constitución ya las leyes: el llamado Pacto de Yanallay42. El segundó, la fundación de El Comercio, diario de mayor antigüedad, estabilidad y duración, en la historia del Perú.

estabilidad y duración, en la historia del Perú. El valor del pacto de Yanallay es más

El valor del pacto de Yanallay es más bien simbólico porque los

iquichanos

abandonaron con él su actitud desafiante en relación al Estado. Pero, desde la perspectiva del Estado, era importante someterlos por lo que representaban. Declarados

no

realistas, enemigos de la "patria", se levantaron primero contra Bolívar y luego combatieron a Gamarra

y respaldaron al "invasor" Santa Cruz. La "consolidación" del Perú no sólo

implicaba, pues, el sometimiento del indio simbólico encarnado en Santa Cruz,

sino de los indios realmente existentes representados por los iquichanos.

La fundación de El Comercio tiene un valor igualmente simbólico, aunque también histórico. Emerge como un diario de tipo comercial y, en lo político, más bien pluralista; incentivó la polémica oficiando de tribuna para las más encontradas tendencias y opiniones. De vocación liberal, sus fundadores Amunátegui y Villota, entablaron no obstante excelentes relaciones con Felipe Pardo, a quien le dedicaron elogiosas páginas por la aparición de su propio periódico, El Espejo de Mi Tierra, en 1840. Pero con el tiempo y cambio de dirección, El Comercio fue tomando un carácter más netamente político y partidarizado. En 1871 lanzó la candidatura de Manuel Pardo, fundador del Partido Civilista y primer presidente civil del Perú43. Manuel Pardo fue preclaro exponente de una oligarquía que por cien años gobernaría el Perú. Y

era - ¡nada menos! - que el primogénito de nuestro celebérrimo satírico, poeta

y escritor.

En un bello libro Benedict Anderson ha llamado la atención sobre el rol de los periódicos en la formación de una "conciencia nacional". Las naciones, ha sugerido Anderson, son ante todo, "comunidades imaginadas". Y el periódico, junto con la novela, fueron medios a través de los cuales fue posible representarse el tipo de comunidad imaginada que es la nación44. Y en efecto, a través de El Comercio, por primera vez de manera diaria y sistemática, un grupo de peruanos podía acceder a noticias de las más lejanas provincias, y construirse, en base a estos fragmentos, su propia imagen del Perú45. Pero al mismo tiempo, este diario fue adquiriendo relevancia como medio a través del cual se fueron forjando ciertas solidaridades de clase. Una clase sin duda influyente en la política y que su vez orientaría la opinión pública sobre lo que pensaba era, o debía ser, el país. No es que los demás periódicos no lo hicieran. Pero no deja de ser significativa la existencia de un medio de expresión diario tan estable en un país caracterizado políticamente por la inestablidad. Sugerimos, en todo caso, que la fundación de El Comercio puede ser considerada como un hito importante en la formación de una "conciencia" sobre el Perú, coadyuvando a la formulación de una determinada imagen de lo que era, o debía ser, el país. Sin duda jugó un rol importante a la vez que fue expresión del proceso de consolidación posterior a la Confederación.

Sin duda jugó un rol importante a la vez que fue expresión del proceso de consolidación

ACTIVIDADES

1.- ¿Qué importancia tuvo la Conformación de la Confederación Peruana Boliviana para el desarrollo de las identidades nacionales de:

Paises

Cultural

Social

Político

Chile

     

Bolivia

     

Perú

     

2.- Completa la historieta

Chile       Bolivia       Perú       2.- Completa la historieta
Chile       Bolivia       Perú       2.- Completa la historieta

Boom del guano y su influencia en la política del estado peruano

del guano y su influencia en la política del estado peruano Indique Título:
Indique Título:

Indique Título: ……………………………………………………………………………………………………………………………

Prosperidad Falaz

Concepto:

Período republicano de siglo XIX, donde el Estado peruano obtuvo grandes ingresos económicos por la

explotación y comercialización del guano de las islas (fertilizante orgánico), hacia el mercado industrial

europeo, pero que no fueron invertidos apropiadamente para impulsar el desarrollo industrial en el Perú.

Denominación:

Era del Guano, El Boom del Guano en el Perú, “Prosperidad Falaz” (prosperidad falsa, aparente e irreal), término acuñado por el historiador Jorge Basadre Grohmann.

Cronología: Periodo de la historia del Perú republicano entre 1845 y 1872.

Contexto Mundial:

En el mundo se empieza a consolidar el industrialismo y la revolución agrícola, incentivado por Inglaterra,

este país necesitaba abastecerse de fertilizantes, por lo cual adquirió el guano de las islas del Perú.

La explotación del guano tuvo dos periodos muy marcadamente diferenciados:

El periodo de los consignatarios, entre 1840 y 1866.

El periodo del Contrato Dreyffus: establecida durante el gobierno de José Balta, poniendo fin al sistema de consignaciones del guano.

EL SISTEMA DE LAS CONSIGNACIONES

El sistema de las consignaciones fue una modalidad que estableció el Estado para la venta del guano,

mediante el cual, se entregaba el guano a particulares (nacionales y extranjeros) para que lo comercien en

el exterior a cambio de una comisión. Inicialmente se beneficiaron compañías extranjeras y comerciantes

y terratenientes peruanos. Uno de los grandes beneficiarios con este sistema fue la “Sociedad consignataria

del guano” institución que agrupaba a los principales consignatarios peruanos (Pardo, Barreda, Quiroz,

etc). La oligarquía consignataria peruana, identificada según algunos autores con una incipiente burguesía

capitalista nacional, no llegó a tener el carácter revolucionario y transformador de la burguesía europea o

norteamericana, dado su origen latifundista y aristocrático. Esta oligarquía se fue configurando en una

clase intermediaria con el capitalismo inglés y sentaba las bases para el desarrollo del capitalismo

burocrático peruano al servicio de las metrópolis imperialistas. Asimismo, en el Perú la oligarquía guanera

nunca rompió los esquemas perniciosos de nuestra economía semifeudal, por el contrario, las mantuvo

incólumes, convivieron con él y trataron en lo posible de no perjudicar los intereses de los latifundistas

terratenientes.

EL CONTRATO DREYFFUS

Sistema de comercialización guanera aplicado por José Balta luego de su llegada al poder en 1866,

poniendo fin de este modo al antiguo sistema de las Consignaciones del Guano, establecida por Castilla.

Según el Contrato Dreyffus, el Estado le entregaba a la casa judío-francesa del mismo nombre nuestra

riqueza guanera, a cambio de los cual, ésta se comprometía a pagar a los acreedores de la deuda externa

peruana.

DESPILFARRO

¿Qué hizo el Estado peruano con los ingentes recursos de la riqueza guanera? Los estudios realizados por

historiadores, economistas y sociólogos peruanos y extranjeros llegan a la conclusión que casi el 20 % de

los recursos provenientes del comercio guanero fueron destinados al pago de deuda, tanto externa como

interna, siendo tristemente célebre el escandaloso caso del pago de la Consolidación de la deuda interna

durante el gobierno de Echenique. El 54% se gastó en la expansión del Estado, es decir en el incremento

de la burocracia civil y militar (planillas y sueldos), el 20% en ferrocarriles improductivos, y el 7 % en la

sustitución del tributo indígena y la manumisión de los esclavos, es decir, suplir los ingresos que el fisco

dejaba de percibir por la supresión del tributo indígena e indemnizar a los hacendados esclavistas con

cuantiosas sumas de dinero por los esclavos manumitidos en el segundo gobierno de Castilla.

Verdaderamente inverosímil e indignante.

En suma, la riqueza producida por el guano no contribuyó al desarrollo integral y equilibrado del Perú.

Significó el desarrollo del Estado centralista limeño y criollo mediante el fortalecimiento de los aparatos

del Estado. Significó profundizar nuestra relación de dependencia económica-financiera respecto de los grandes centros de poder mundial, en este caso encarnado por el imperialismo anglosajón. Significó una inyección financiera para los hacendados costeños, pues ellos fueron los principales beneficiados por la aplicación de la Ley de Consolidación de la deuda interna y la manumisión de los esclavos. Significó el aislamiento y la exclusión del indio con los esquemas económicos capitalistas del siglo XIX. En suma, significó el fortalecimiento de una pequeña élite de poder en desmedro de las mayorías sociales que jamás obtuvieron beneficio alguno con la riqueza generada por la explotación de este recurso.

Primer Gobierno de Ramón Castilla (1845 1851)

Gobierno de tendencia liberal

Implantó el sistema de Consignaciones para la explotación y comercialización del guano (Contrato con la Casa Gibss e Hijos).

Estableció el Primer Presupuesto Nacional.

Promovió la inmigración de los chinos coolíes para el trabajo en las haciendas costeñas.

Cnstruyó el Ferrocarril Lima Callao.

Se impulsó el comercio y la navegación, se tendió la línea telegráfica entre Callao y Lima (1847).

Canceló la Deuda Externa.

Decretó el Primer reglamento General de Instrucción Pública.

Reunió al Congreso Americanista en Lima para deliberar en contra la política imperialista de Europa en América.

Se produce el gran debate doctrinario entre los liberales (demócratas) y conservadores (autoritarios).

Se adquirieron los primeros barcos a vapor

Se adquirieron el vapor “Rímac”, la fragata “Mercedes”, los bergantines “Gamarra” y “Almirante Guisse” y la goleta “Limeña”.

Ley de Consolidación de la Deuda Interna

Esta Ley consistió en cancelar todas las deudas contraídas por el Estado con familias que se habían perjudicado durante el periodo de las guerras por la independencia. Su mala aplicación trajo como consecuencia un escandaloso despilfarro fiscal y una gran corrupción en todos los niveles. El objetivo de esta ley según sus defensores, fue estimular la creación de una burguesía fuerte, crear capitales y capitalistas nacionales. Sin embargo, sólo se enriquecieron terratenientes y comerciantes, malgastando e invirtiendo el dinero percibido en banalidades y frivolidades superfluas

Segundo Gobierno de Ramón Castilla (1855 1862)

Fue nombrado por la Convención Nacional el 14/JUL/1855; como gobernador provisorio.

Durante su gobierno provisorio la Convención reemplazó la “Constitución de 1839” por una nueva Constitución que establecía el sufragio directo para todos los que supieran leer y escribir entre otros.

Se dio la rebelión del General Vivanco en Arequipa (01/NOV/1856), procediéndose la disolución del Congreso por las fuerzas armadas.

Después del triunfo sobre Vivanco, Castilla convocó a elecciones para un nuevo Congreso y la elección de Presidente, saliendo así triunfador ante su opositor el General Medina. Y el Congreso lo proclamó Presidente Constitucional (Octubre de 1858).

Obras de Ramón Castilla

Además de la libertad dada a los esclavos negros (1854) y la abolición del tributo indígena (1854), realizó las siguientes obras:

Proclamó la “Constitución Moderada de 1860” (votación indirecta, prohibió la reelección

presidencial, el Congreso se dividió en dos cámaras de “Diputados” y “Senadores”. Duró hasta

1920.

Estableció el primer servicio Telegráfico inalámbrico.

Instala el alumbrado a gas en Lima.

Termina el conflicto con el Ecuador con la firma del “Tratado de Mapasingue” (anulación de las ventas de territorios dadas a los británicos por los ecuatorianos el 22/ENE/1860).

Declaró el Magisterio Nacional como carrera pública.

Propició una política de unión, vínculos y acercamiento entre los países americanos; ante las c

Se incrementó el poderío naval.

ACTIVIDADES

1.- Elabore un mapa mental con el texto leído (adjuntar pionner)

2.- Realice una línea de tiempo con los acontecimientos del gobierno de Castilla

3.- Elabore un trifoliado con las acciones políticas que han subsistido hasta la actualidad

RELACIONES DEL PROYECTO CIVILISTA

El primer civilismo de Manuel Pardo y Lavalle (1872 - 1876)

Es el Primer presidente civil, asumió el mando el 02 de agosto de 1872. Ante la grave crisis económica y la imposibilidad de cumplir sus compromisos se disminuyó el presupuesto en defensa y se estatizó el salitre peruano provocando la reacción hostil de las empresas anglo-chilenas que explotaban y comercializaban el salitre tarapaqueño.

que explotaban y comercializaban el salitre tarapaqueño. Frente al armamentismo chileno, y para evitar el estallido

Frente al armamentismo chileno, y para evitar el estallido de un conflicto bélico que ponga en riesgo nuestros intereses, la política exterior peruana opta por firmar un “Tratado Secreto de Alianza Defensiva” con Bolivia, con el propósito de garantizar la integridad territorial de ambas repúblicas frente a la agresión externa. Se planteó la posibilidad de un acercamiento de Argentina a la Alianza, hecho que será frustrado por la oposición que el Senado argentino le opone al Presidente Pedro Domingo Sarmiento, además de la estrategia diplomática chilena desplegada para conseguir la neutralidad argentina. La firma de este tratado “secreto” será tomada por Chile como pretexto para declararnos la guerra.

Principales obras

Estableció la educación primaria gratuita y obligatoria

Promulgó el reglamento de Instrucción pública

Fundó la escuela de ingenieros, convertida hoy en la UNI

Fundó la sociedad de Bellas Artes y Oficios

Se realizó el censo de 1876 arrojando una población de 2´673,075 habitantes.

Se estableció la educación secundaria femenina, además de crear la Escuela Normal de Mujeres.

Se establecieron los registros civiles en los municipios.

Construyó el Hospital 2 de Mayo

Erigió el monumento al Combate del Dos de Mayo en la Capital

Se prosiguió la construcción de las siguientes rutas ferroviarias: Ilo-Moquegua, Paita- Piura, Arequipa-Puno, San Bartolomé-Chiclayo, Trujillo-Pacasmayo.

Sucesos internos

Sublevación frustrada de Nicolás de Piérola en el Barco Talismán

Asesinato de Horencia Zevallos.

Convoca a elecciones al final de su mandato, resultando elegido Presidente Constitucional el General Mariano Ignacio Prado, haciéndose la entrega de mando el 2 de agosto de 1876.

Dos años después de culminado su mandato, Manuel Pardo es elegido Presidente del Senado, siendo asesinado a balazos por el Sargento de Guerra Melchor Montoya la tarde del 16 de noviembre de 1878

ACTIVIDAD: Ubique en el mapa las principales obras y acontecimientos del Proyecto Civilista

del 16 de noviembre de 1878 ACTIVIDAD: Ubique en el mapa las principales obras y acontecimientos

Comunidades inmigrantes en el Perú y los indígenas republicanos

inmigrantes en el Perú y los indígenas republicanos CHINOS Con la consolidación de la deuda interna

CHINOS

Con la consolidación de la deuda interna y la manumisión de los esclavos (el pago a los propietarios terratenientes), se canalizó capitales a un sector de la clase dominante peruana; estos capitales se invirtieron en la agroexportación: cultivo de algodón y caña de azúcar.

La canalización de dinero de las casas mercantiles y de las instituciones bancarias también alcanzó a los hacendados que se dedicaron al cultivo de materia prima agrícola, aprovechando la coyuntura internacional de la Guerra Civil Norteamericana.

El trabajo en las haciendas agroexportadoras era realizado por inmigrantes asiáticos denominados realizado por inmigrantes asiáticos denominados coolíes. La labor de ellos se centraba, principalmente, en la costa donde eran sometidos a semiesclavitud por los hacendados. Tales condiciones de trabajo generaron levantamientos de los trabajadores chinos, como la rebelión de los “rostros pintados” en Pativilca.

APORTE DE LOS CHINOS AL PERU

En el siglo XIX, en el Perú no había suficiente mano de obra para trabajar las haciendas de la costa debido a la abolición de la esclavitud. Y hasta principios del siglo XX, el campesino andino se encontraba vinculado a su terruño en la sierra y no bajaba a trabajar en la costa. En consecuencia, las plantaciones de algodón y azúcar estaban muy pobremente cultivadas debido a la falta de mano de obra. Como dijo un viajero francés de la época, la agricultura de la costa peruana se parecía a la Venus de Milo: bella, pero sin brazos.

Y fueron los chinos quienes aportaron los brazos y desarrollaron la economía peruana. Este aporte fue importantísimo para el desarrollo económico peruano. El aporte de su capacidad de trabajo, su diligencia y su voluntad de producir fue esencial para desarrollar la nación peruana que comenzaba a tener vida propia después de la independencia. Es así como la mano de obra china fue decisiva para el Perú del siglo XIX y tuvo consecuencias enormes en nuestra historia; hasta el punto que podríamos decir que el Perú no sería el mismo hoy sin los esfuerzos, las fatigas, los sudores y los dolores de esos chinos hacendosos.

No debemos olvidar que la economía peruana estaba muy deprimida durante la primera mitad del siglo XIX, debido a las guerras y revueltas continuas, a la reacomodación de los mercados y a la atmósfera poco favorable en general para la explotación racional de los recursos.

Sin embargo, tras las crisis económica de la primera mitad de ese siglo, al Perú se le ofreció una posibilidad extraordinaria de desarrollo gracias a la Guerra de Secesión de Estados Unidos: dado que durante el conflicto bélico el sur norteamericano no podía abastecer a los países consumidores de azúcar y de algodón, al Perú se le ofreció la ocasión de contribuir a llenar el vacío producido dentro

de ese gran mercado, con evidente provecho para su economía. Pero para eso era necesaria la mano de obra china

Juan de Arona, escribiendo en 1891, se refiere a esta capacidad de trabajo y a la potencialidad para el desarrollo del país del chino no solamente al servicio de las haciendas sino también después, cuando el chino se independizaba al término de su contrato: es decía Arona– “una población laboriosa y flotante”, de inmigrantes que llevaron “su iniciativa industrial hasta los puntos más internos de la sierra y aun de la montaña, que determinaron el gran auge agrícola que por varios años disfrutó el Perú, que introdujeron multitud de menudas y nuevas industrias que lo abaratan todo, y que debido a ellos y sus fonditas de ínfimos precios, se acostumbró nuestra plebe a comer en manteles y a usar cubiertos y vasos”.

plebe a comer en manteles y a usar cubiertos y vasos”. Lamentablemente, los peruanos del siglo

Lamentablemente, los peruanos del siglo XIX fueron ingratos y trataron muy duramente a los inmigrantes chinos. Pasó el tiempo y llegaron muchos más chinos, esta vez para abrir sus propios negocios, lo que a su vez movilizó la economía peruana. Y ahora podemos ver la presencia china en una gran parte de las actividades en el Perú, aportando su inteligencia, su tenacidad, su sentido del trabajo. Por otra parte, el comercio entre estos dos países, uno de cada lado del Pacífico, aumentó notablemente; al punto que tropiezos de la economía china ciertamente afectan a la economía peruana.

ACTIVIDADES

Complete el cuadro sobre aportes de los Chinos al Perú

APORTES

CHINOS EN EL PERÚ

ECONOMICO

 

SOCIAL

 

CUTURAL

 

GASTRONOMICO

 
Perú APORTES CHINOS EN EL PERÚ ECONOMICO   SOCIAL   CUTURAL   GASTRONOMICO  
Perú APORTES CHINOS EN EL PERÚ ECONOMICO   SOCIAL   CUTURAL   GASTRONOMICO  

Investiga y completa el cuadro sobre aportes de los italianos al Perú

APORTES

ITALIANOS EN EL PERÚ

ECONOMICO

 

SOCIAL

 

CUTURAL

 

GASTRONOMICO

 

Investiga y completa el cuadro sobre aportes de los austriacos al Perú

APORTES

AUSTRIACOS EN EL PERÚ

ECONOMICO

 

SOCIAL

 

CUTURAL

 

GASTRONOMICO

 
Investiga y completa el cuadro sobre aportes de los japoneses al Perú APORTES JAPONESES EN
Investiga y completa el cuadro sobre aportes de los japoneses al Perú
APORTES
JAPONESES EN EL PERÚ
ECONOMICO
SOCIAL
CUTURAL
GASTRONOMICO

HISTORIA MEDIO AMBIENTAL: CASO DE AREQUIPA

EL CLIMA DEL PERÚ ENTRE 1750 Y 1850

Una mirada global sobre el clima El estudio histórico del clima corresponde, primero, a un fenómeno global, cuyas determinaciones no pueden considerarse como un efecto de la acción humana; recién, se puede considerar tal efecto desde las últimas décadas del siglo XX. En cambio, de manera local y regional, el impacto humano, probablemente, haya sido anterior, al menos en relación con procesos de mayores dimensiones, como la gran minería, la expansión urbana y la desforestación.

EL CASO DE AREQUIPA

Muchas otras ciudades del Perú fueron afectadas por grandes eventos naturales, entre ellas, la denominada “Arequipa, eterna primavera”, famosa ya en la Colonia por su agradable clima. Recordemos que fue Miguel de Cervantes quien escribió aquella frase elogiosa en su novela La Galatea (1585), al referirse al poeta español Diego Martínez, avecindado en esta ciudad. Estos elogios se multiplicaron en labios y escritos de funcionarios que conocieron Arequipa directamente o de oídas. Al parecer, fueron Pedro Cieza de León y Agustín de Zárate quienes, en su Crónica del Perú, comenzaron a difundir esa idea al afirmar “es tán bueno el asiento y temple desta ciudad, que se alaba por la más sana del Perú y la más aplacible para vivir” (Miró Quesada, 1971, p. 485). A partir de la aproximación de Quispe (2013), el caso de Arequipa es destacable para realizar un análisis del contexto económico y social de esta ciudad relacionado con grandes eventos naturales, como lluvias, sequías, heladas, terremotos, epidemias, entre otros, durante los siglos XVIII y XIX. Quispe plantea una primera hipótesis según la cual existe una correlación entre los fenómenos naturales y la vulnerabilidad social; para ello, ordena cronológicamente cada uno de estos factores. Como resultado, obtiene el cuadro presentado.

social; para ello, ordena cronológicamente cada uno de estos factores. Como resultado, obtiene el cuadro presentado.
social; para ello, ordena cronológicamente cada uno de estos factores. Como resultado, obtiene el cuadro presentado.
social; para ello, ordena cronológicamente cada uno de estos factores. Como resultado, obtiene el cuadro presentado.
De acuerdo con esta cronología, Quispe (2013) establece una correlación entre los eventos biológicos y

De acuerdo con esta cronología, Quispe (2013) establece una correlación entre los eventos biológicos y los cambios geofísicos. Entre otros, destaca la relación entre las sequías y la baja en la productividad de las zonas agrícolas, así como la incidencia de epidemias agresivas, como las ocurridas entre 1719- 1721, 1805 y en 1829-1832.

Por otro lado, también menciona que el incremento de las precipitaciones pudo haber propiciado el desarrollo de focos infecciosos de enfermedades transmitidas por el consumo de agua contaminada, como seguramente sucedió con las epidemias de disentería de 1821 y 1823.

Por otro lado, el trabajo de Quispe relaciona las condiciones climáticas y su posible impacto en las condiciones socioeconómicas, así como las posibles respuestas sociales a estas afectaciones. Concluye el autor que, en Arequipa, entre el siglo XVIII y XIX, se conjugaron escenarios de crisis climáticas, escasez de alimentos, alza de precios y crisis demográficas, hechos marcados por crisis agrarias influenciadas por eventos climáticos extremos, principalmente sequías y heladas.

En suma, se produjeron factores decisivos para la descomposición del orden social. 1.2. Las alteraciones del clima y los mecanismos de adaptación de las comunidades Entre los años 1750 y 1850, las alteraciones del clima más importantes de las que se tiene registro están dadas por eventos, como El Niño, lluvias y sequías. Además, durante estos años, se desarrolló un periodo frío y seco, tal como ya se ha mencionado anteriormente. Sobre El Niño, y haciendo referencia a 1824, Hocquenghem señala que, años después de la proclamación de la Independencia, indígenas y criollos se enfrentaron en un escenario de torrenciales lluvias y crecidas de los ríos. Ello generó que los campos comunales de Colán y Catacaos aumentaran, al igual que los bosques de algarrobo, lo que permitió reclutar hombres para la guerra e instalar núcleos indígenas en las estancias para aprovechar el imprevisto abastecimiento de agua (Hocquenghem, 1998).

Como se ve, ya en aquellos años, se empleó la mayor disponibilidad de agua para las actividades productivas.

ACTIVIDADES 1.- Elabore una línea de tiempo con la información sobre Epidemias y fenómenos naturales
ACTIVIDADES 1.- Elabore una línea de tiempo con la información sobre Epidemias y fenómenos naturales
ACTIVIDADES
1.- Elabore una línea de tiempo con la información sobre
Epidemias y fenómenos naturales del siglo XIX (pionner)
2.- Elabore una infografía por cada uno de los siguientes
temas:
- Terremotos
- Lluvias
- Sequias
- Fenómenos del niño
3.- Elabore una historieta sobre las epidemias y fenómenos
naturales que afectaron a Arequipa (12 viñetas)

Bibliografía Basica

BONILLA, Heráclio. Metáfora y realidad de la independencia del Perú. IEP, Lima, 2001.

CHAMBERS, Sarah. De súbditos a ciudadanos: honor, género y política en Arequipa, 1780- 1854. RED, Lima, 2003. FISHER, John. El Perú Borbónico. 1750-1824. IEP, Lima, 2000. GUERRA, Francois-Xavier. Modernidad e Independencias. Ensayo sobre las revoluciones hispánicas. FCE, México, 2000. HAMNETT, Brian. Revolución y contrarrevolución en México y Perú. Liberalismo, realeza y separatismo: 1800-1824. FCE, México, 1978. HAMNETT, Brian. La política contrarrevolucionaria del virrey Abascal 1806-1816. Documentos de Trabajo 112, IEP, Lima,

2000.

LYNCH, John. Las revoluciones hispanoamericanas 1808-1826. Ariel, Barcelona, 1976. MALAGA MEDINA, Alejandro. ―Arequipa en la Independencia del Perú‖. Primer Congreso Nacional

Sanmartiniano. Lima, 1974.

MALAMUD, Carlos. ―Consolidación de una familia de la oligarquía arequipeña: los Goyeneche.‖ En:

Revista del Quinto Centenario. Madrid, 1985.

MAZZEO, Cristina. Las Vicisitudes de la independencia del Perú. Cuadernos de Investigación. IRA-PUCP, Lima, 2003.

MILLER, John. Memorias del general Guillermo Miller. Editorial Arica. Lima, 1975. O‘PHELAN, Scarlett. ―El mito de la independencia concedida. Los programas políticos del siglo XVIII y del temprano XIX en el Perú y Alto Perú (1730-1814)‖ En: Flores Galindo, Alberto (ed.) Independencia y revolución. INC, Lima, 1987.

PUENTE CANDAMO, José Agustín. La Independencia del Perú.

MAPFRE, Madrid, 1992.

QUIROZ PAZ-SOLDAN, Eusebio. Aspectos económicos de la independencia en Arequipa Tesis para optar el grado de Doctor. UNSA, Arequipa, 1976.

RODRÍGUEZ, Jaime E. La independencia de la América española. FCE, México, 1999.

VARGAS UGARTE, Rubén. Documentos inéditos sobre la campaña de la independencia del Perú (1810-1824). Editorial Milla Batres. Lima, 1971. VARIOS AUTORES. Historia General de Arequipa. Fundación Manuel J. Bustamante de la Fuente. Lima, 1990.

WALKER, Charles. De Tupac Amaru a Gamarra. Cuzco y la formación del Perú Republicano 1780-1840. Centro Bartolomé de las Casas. Cuzco, 1999. WIBEL, John. The Evolution of a Local Community within Spanish Empire and Peruvian Nation. Arequipa 1780-1845. Tesis doctoral. Universidad de Stanford, 1975.

ZEGARRA MENESES, Guillermo. Arequipa en el paso de la colonia a la república. Visita de Bolívar. Editorial Cuzzi y Cía. Arequipa, 1973

Guillermo. Arequipa en el paso de la colonia a la república. Visita de Bolívar. Editorial Cuzzi
FICHA DE AUTOEVALUACIÓN Completa el siguiente recuadro:
FICHA DE AUTOEVALUACIÓN
Completa el siguiente recuadro:
1. He realizado las actividades que el profesor ha encomendado en el tiempo requerido. 2.
1. He realizado las actividades que el profesor ha encomendado en el tiempo requerido.
2. Realice anotaciones especiales de datos que considero importantes.
3. He aprendido ampliamente los contenidos de la guía.
4. He realizado las actividades prácticas por mí mismo
5.
He realizado con honestidad la presente autoevaluación
Puntaje:

4

= Muy de acuerdo.

3

= De acuerdo.

2

= Ni de acuerdo, ni desacuerdo.

= Desacuerdo. 0 = Muy en desacuerdo.

1

I.
I.
RUBRICA DE GUÍAS DE APRENDIZAJE.
RUBRICA DE GUÍAS DE APRENDIZAJE.

CRITERIO/

         

PUNTUACIÒN

 

4

3

2

 

1

PUNTOS

       

Carecen

elementos

 

PRESENTACIÓN

Incluye sus datos, Institución

curso y está en perfectas condiciones la guía.

y

Falta algún elemento

en la presentación de la guía.

Faltan dos o más elementos en la presentación de la guía.

para la correcta presentación de la guía

y no está en buenas condiciones.

 

Las actividades de la guía

Las actividades de la guía están

parcialmente

elaboradas.

Las actividades de la guía no son congruentes con los contenidos o lecciones estudiadas.

   

ACTIVIDADES

son congruentes con los contenidos de las lecciones

o

Culminados en su integridad.

tareas del área.

No tiene desarrollado las actividades de la guía.

EVIDENCIAS

Incluye todos los tipos de evidencias: palabras clave, estrategias, resúmenes, mapas, etc. Demuestran los avances en los aprendizajes esperados.

Incluye al menos tres de los tipos de evidencias solicitadas. No todas las evidencias demuestran claramente el avance de en los aprendizajes esperados.

Incluye sólo dos tipos de las evidencias solicitadas. Solamente una evidencia demuestra el avance en los aprendizajes esperados.

Incluye sólo uno o ninguna de los tipos de evidencias solicitadas. La evidencia presentada no demuestra avance en los aprendizajes.

 

ORGANIZACIÒN

Todas las actividades están correctamente presentadas.

A las actividades les faltan algunos elementos de la presentación.

A las actividades les faltan más de dos elementos de presentación.

Las actividades solo tienen un elemento o ninguno de presentación.

 

ORTOGRAFIA

Las actividades están elaboradas sin errores ortográficos.

Hay hasta cinco errores ortográficos.

Hay de 6 a 10 errores ortográficos en las actividades.

Hay más de 10 errores ortográficos.

 

Nota