Está en la página 1de 31

CIEN LIBROS, UNA FRASE

La crítica de las mejores obras de la literatura. "Nada es lo que es, ni cómo ni


dónde era". Carlos Herrera
* clica aquí para abrir “La narrativa de García Márquez”
* clica aquí para abrir “Los libros del verano y la sociedad democrática”
A sangre fría
-
Truman Capote 1924 – 1984
Su nombre de pila es Truman Streckfus Persons, nacido en Nueva
Orleans, EE UU, en 1924. Falleció en Los Ángeles, en 1984. Escritor precoz,
su primera obra la publicó a los veinticuatro años: Otras voces, otros ámbitos
(1948), obtuvo cierto éxito y generó importantes expectativas sobre su futuro.
Tras publicar varias novelas, entre ellas Un árbol de noche y El arpa
de hierba (1951), de contenido simbólico, Capote se dedicó a trabajar
su estilo y consolidar su concepción novelística, resultado de lo cual
fue la publicación de Desayuno en Tyffany’s (1958), novela de estilo
ágil, llevada al cine en 1961 con el título Desayuno con diamantes.
Su interés por el periodismo y su intensa colaboración con la revista
New Yorker lo acercaron a la disciplina del reportaje de
investigación, lo que dio como fruto su célebre obra A sangre fría.
.
“Todo fracaso es condimento que da sabor al éxito.”
“Que una cosa sea verdad no significa que sea convincente, ni en la
vida, ni en el arte.”
“Es imposible que un hombre que goza de libertad imagine lo que
representa estar privado de ella.”
“La vida es una buena obra de teatro con un tercer acto mal escrito.”
.
Como buen periodista, Truman Capote, se dirige a Holcomb, un
pueblecito de Kansas donde sin razón aparente ha sido asesinada la
familia Clutter. Más impresionado por conocer los entresijos
familiares y sociales de la familia que por el crimen, Capote sigue
paso a paso la vida del pequeño pueblecito, esboza retratos de los que
serían víctimas de una muerte tan espantosa como insospechada,
acompaña a la policía en las pesquisas que condujeron al
descubrimiento y detención de Hickcock y Smith y, sobre todo, se
concentra en los dos criminales psicópatas hasta construir dos
personajes perfectamente perfilados, a los que el lector llegará a
conocer íntimamente.
Cuenta Vargas Llosa que Truman Capote era muy exigente consigo mismo:
“le parece que los escritores en general son recargados y que su
misma escritura se esta volviendo demasiado densa poniendo objeciones
A Sangre Fría. En ocasiones la lucidez y la inteligencia son un
rayo que mata. Y el suyo cae del infierno al darse cuenta de que”,
afirma Capote que , “escribir fue divertido hasta que averigüe la
diferencia entre escribir bien y mal; luego hice otro descubrimiento
mas alarmante todavía: la diferencia entre escribir bien y el arte
verdadero, es sutil pero brutal”. “Cuando Dios le entrega a uno un
don, también le da un látigo; y el látigo es únicamente para
auto-flagelarse”. Por todo ello vale la pena leer a Truman Capote.
Uncategorized
Junio 3, 2010
Dejar un comentario
Historias de cronopios y de famas
Julio Cortázar 1914-1984
Julio Cortázar fue un escritor e intelectual argentino. Nació con el nombre de J
ules Florencio Cortázar, en Bruselas (Bélgica), el 26 de agosto de 1914 y fallec
ió en París (Francia) el 12 de febrero de 1984 de SIDA, enfermedad contraída tra
s una transfusión sanguínea en un hospital de París.
Se le considera uno de los autores más innovadores y originales de su tiempo, ma
estro del relato corto y de la narración breve en general, comparable a Jorge Lu
is Borges o Antón Chejov y creador de importantes novelas que inauguraron una nu
eva forma de hacer literatura en Latinoamérica, mediante narraciones que escapan
de la linealidad temporal y donde los personajes adquieren una autonomía y vida
psicológica de importante calado en la literatura universal. Su obra mas difund
ida es Rayuela novela que lo situó en el centro de aquel formidable despertar de
la novela Latinoamericana que mereció el nombre de boom. Cortázar utilizó el id
ioma como un juego de palabras y de ideas que lo acercaban a Borges y al dadaís
mo entonces en boga en los círculos intelectuales parisinos.
.
.
Allá en el fondo está la muerte, pero no tenga miedo. Sujete el reloj con una ma
no, tome con los dedos la llave de la cuerda, remóntela suavemente. Ahora se abr
e otro plazo, los árboles despliegan sus hojas, las barcas corren regatas, el ti
empo como un abanico se va llenando de sí mismo y de él brotan el aire, las bris
as de la tierra, la sombra de una mujer, el perfume del pan.
.
Leí Historia de cronopios y de famas aún siendo muy joven, no supe entonces en q
ue categoría de la literatura ubicarlo, no sabía si era prosa poética, cuento o
novela, lo único cierto es que disfruté sin medida de su lectura. La obra se di
vide en cuatro apartados bien definidos: En primer lugar tenemos “Manual de inst
rucciones”, continúa con “Operaciones raras”, prosigue con “Material plástico” y
finaliza con “Historias de cronopios y de famas”. Es curioso como, a pesar de q
ue cada una de las partes es independiente, conserva la temática la obra, se man
tiene unida estructuralmente con una férrea unidad conceptual. La ironía es el s
istema vertebral del libro.
Cortázar utiliza por primera vez el término “cronopio” en 1952, en una crónica a
un concierto de Louis Amstrong . Es en ese mismo año cuando la presencia de los
“cronopios” se le imponen casi sin buscarlo, él lo cuenta de esta manera:
En 1952, yo estaba en París y fui a un concierto en “Les Champs Elisées” en
homenaje a Igor Stravinsky. Me sentía muy conmovido viendo a Stravinsky dirig
iendo la orquesta y a Jean Cocteau recitando una de las obras. En el entreacto,
todo el mundo salió a tomar café. Yo no tuve ganas de salir y me quedé completam
ente solo en ese inmenso teatro y, de golpe, tuve la sensación de que había en e
l aire personajes indefinibles, una especie de globos que yo veía de color verde
, muy cómicos, muy divertidos y muy amigos, que andaban por ahí circulando. Inme
diatamente supe que su nombre era “cronopios”.
Historias de cronopios y de famas es una suerte de representación humorística y
sui géneris del género humano. Julio Cortázar la explica así:
Empecé a escribir sin saber cómo eran. Luego tomaron un aspecto relativament
e humano, con esas conductas especiales de los cronopios, que son un poco la con
ducta del poeta, del asocial, del hombre que vive un poco al margen de las cosas
.
Frente a ellos están los famas: grandes gerentes de los bancos, presidentes
de las repúblicas, la gente formal que defiende el orden.
Las esperanzas son personajes intermedios, que están un poco a mitad del cam
ino, sometidas, según las circunstancias, a las influencias de los famas o de lo
s cronopios.
Cuando mis cronopios hicieron algunas de las suyas en Corrientes y Esmeralda
, una eminente intelectual exclamó: ¡Qué lástima, pensar que era un escritor tan
serio!
Todas las aventuras que les suceden dependen de la psicología de cada uno de ell
os. Las Historias de cronopios y de famas son una sucesión de situaciones de hum
or surrealista que socavan el racionalismo trivial y mecanizado.
¿Qué otra cosa agregar? Quizás que la Historia de cronopios y de famas es como
una caja de Pandora: Tan pronto como se abre el libro, los cronopios y las famas
salen de ella mientras que las esperanzas se quedan dentro…
Uncategorized
Mayo 29, 2010
Dejar un comentario
El siglo de las luces
.
Alejo Carpentier 1904-1980
.
Nace el 26 de diciembre de 1904 en la calle Maloja, La Habana. Su
padre, Jorge Julián Carpentier, francés, arquitecto; su madre, Lina
Vamont, profesora de Idiomas, de origen ruso. Su vinculación al
periodismo comienza en 1922 en La Discusión, una carrera
que lo va a acompañar por el resto de su vida. Es en el año de
1927 que firma el Manifiesto Minorista y en julio de este mismo año
sufre prisión por siete meses, acusado de comunista. Protagoniza en
1928 una sorprendente fuga a Francia con pasaporte del poeta francés
Robert Denos. En Francia trabaja como periodista, colabora con
importantes publicaciones y es el momento en que decide estudiar a
profundidad América, hecho que le toma ocho años de su vida. Comienza
su trabajo en la radio en Poste Parisien, la estación más importante
de la época en París. Publica en Madrid su primera novela
¡Écue-Yamba-O! En 1939 regresa a Cuba y produce y dirige programas
radiales hasta 1945. En 1942 es seleccionado el autor dramático del
año por la Agrupación de la Crónica Radial Impresa. Viaja a Haití con
su esposa Lilia Esteban y Louis Jover; fue un viaje de descubrimiento
del mundo americano, de lo que llamó lo real maravilloso. Publica La
música en Cuba y en México (1945). 1949 es el año en que publica en
México “El reino de este mundo”. Imprime en México “Los pasos
perdidos” (1953), para muchos su obra consagratoria. Con este libro
gana el premio al mejor libro extranjero, otorgado por los mejores
críticos literarios de París. En Buenos Aires se edita “El acoso”
(1956). Publica en 1958 “Guerra del tiempo”. Regresa a Cuba en 1959
para manifestar su eterno compromiso con La Revolución Cubana. Es
nombrado Subdirector de Cultura del Gobierno Revolucionario de Cuba
(1960). “El siglo de las luces” ve la luz en México en 1962. Es
designado ministro consejero de la Embajada de Cuba en París. Allí publica
Literatura y conciencia política en América Latina.
.
Si la catedral era la Época, una formidable explosión, en efecto, había derribad
o sus muros principales, enterrando bajo un alud de escombros a los mismos que a
caso construyeran la maquina infernal. Si la Catedral era la Iglesia Cristiana,
observaba Esteban que una hilera de fuertes columnas le quedaba intacta, frente
a lo que, rota a pedazos, se desplomaba en el apocalíptico cuadro, como un anunc
io de resistencia, perdurabilidad y reconstrucciones después de los tiempos de e
stragos y de estrellas anunciadoras de abismos…
.
Fue en un viaje a la Isla Guadalupe donde Alejo Carpentier fragua “El
Siglo de las Luces”. Paseaba por sus calles, al mediodía, y acuciado
por el hambre se acercó a los restaurantes situados en la calle
principal. Escogió uno al azar, seguro de no equivocarse, atraído más
por su presentación exterior y los mapas que colgaban de sus paredes
que por la carta que intuía excelente. Allí fue atendido personalmente
por su propietario y chef, amante de la historia de la isla, quien en
un momento determinado de su amable charla le presentó a un personaje
singular: Victor Hugues. El chef le contó la historia de un joven
marinero que había llegado a la isla ciento sesenta años atrás en
cumplimiento de una misión encomendada por Robespierre para llevar al
nuevo mundo la buena nueva de la revolución francesa. Entonces todas
las alarmas saltaron en la cabeza de Alejo Carpentier y comenzó a
imaginar la estadía de aquel joven marino en la isla y sus
vinculaciones con los masones y los grupos libertarios, así como su
enamoramiento con una joven mulata…
Puede decirse que el Siglo de las Luces es el período que se define
entre las dos revoluciones europeas, la inglesa, de 1688 y la
francesa, en 1789. El momento se define por la irrupción consciente de
una nueva época en que la razón y la ciencia iluminan a la humanidad.
El origen de la ilustración puede ubicarse con certeza en Inglaterra,
luego se extenderá por el territorio Europeo gracias a los franceses.
García Márquez, Carlos Fuentes, Vargas Llosa, y en general todos los
autores del boom Literario Latinoamericano, han admitido que sin la
aparición del Siglo de las Luces habría sido imposible desarrollar sus
propias fabulaciones con la desmesura y la libertad creativa que había
conseguido Carpentier en “El Siglo de las Luces”.
Hay una frase de Napoleón que condensa la época:
Ciudadanos representantes: Desde el campo de la gloria, caminando sobre la s
angre
de los traidores, os participo con alegría que vuestras ordenes han
sido ejecutadas y que Francia está vengada; no se ha atendido ni a
la edad ni al sexo. Los que habían sido sólo heridos por el cañón
republicano concluyeron su existencia bajo la espada de la libertad y
por la bayoneta de la igualdad.
En la misma dirección apunta Alejo Carpentier cuando afirma:
Yo tengo por costumbre dar a mis libros
unos títulos que tienen y no tienen que ver con el contenido… Cuando
yo publiqué “El Siglo de las Luces” mis editores se llevaron las manos
a la cabeza y me dijeron: “¡Pero esto parece un ensayo sobre el siglo
XVIII, esto no parece una novela.”
Sí, señor, el libro se llama así porque el Siglo de las Luces,
que se ha dado como ejemplo de la cordura,
del pensamiento filosófico, de la paz, de la calma y todo lo
que usted quiera, es uno de los siglos mas sangrientos que se han
visto en la historia. Por lo tanto hay un juego de palabras en el
titulo…
Uncategorized
Mayo 19, 2010
Dejar un comentario
El príncipe
.
Nicolás Maquiavelo 1469-1527
Nace y muere en Florencia de familia noble. Recibió una sólida
educación humanística, basada en el estudio de los clásicos latinos e
italianos. En 1498 ocupa sus primeros encargos en la Señoría
florentina, al servicio de la República: secretario de la Segunda
Cancillería y, después, en le consejo de los Diez de Balía. En 1499 es
encargado de diversas misiones diplomáticas en Piombino, Forlí e
Imola. Se encarga de la dirección de la guerra contra Pisa y redacta
un discurso ante los Diez sobre la campaña. Se casa en 1501 con
Marietta Corsini. Sirvió como embajador del francés Luis XII, del
emperador Maximiliano y (en Urbino) de César Borgia, de quien tomó
algunas de sus enseñanzas en el arte de la política. Por dos decisiones fechadas
el 7 y el 10 de noviembre cesa en su cargo de secretario de los Diez.
Es encarcelado y torturado por sospechoso de la conjura de Bóscoli
contra los Médicis. En una famosa carta que dirigió al representante
florentino en Roma, Francesco Vettori (10/12/1513), le comunica la
finalización del tratado De Principatibus, escrito en una interrupción
de su Discursos sobre la primera década de Tito Livio. Finalmente
recuperó parte del favor perdido y en 1520 recibió el encargo de
escribir la historia de Florencia.
Es irresponsable comportarse como si la gente fuera buena en el sentido cristian
o del termino: amable, cariñosa, compasiva, desinteresada, clemente. De aquí sur
ge un dilema: si es mejor ser amado que temido, o viceversa. Se podría contestar
que ambas cosas, pero como puesto que es difícil combinarlas, en el caso en que
hubiera que elegir una de ellas, es mas seguro ser temido que amado. Porque de
los hombres, en general, puede decirse lo siguiente: que son ingratos, volubles
, simuladores, temerosos de los peligros, ávidos de ganancias, y mientras les ha
ces el bien se te ofrecen incondicionalmente, te dan hasta su propia sangre, sus
bienes, la vida, los hijos, pero como ya dije antes, sólo cuando no corren tiem
pos de penuria; sin embargo, cuando estos se aproximan, te dan la espalda. Por e
so, el príncipe, que ha confiado sólo en estas promesas, al no tener otras cosas
en las que apoyarse, acaba mal, pues las amistades que se adquieren con dinero,
y no con la nobleza y la grandeza de espíritu, se compran pero no se poseen, y
en la necesidad no se puede contar con ellas. Además los hombres tienen menos mi
ramientos en perjudicar a quien se ha hecho querer que a otro que se ha hecho te
mer. Porque el amor se sostiene sobre el vinculo del deber, pero por ser los hom
bres tan malos, se rompe en beneficio propio; en cambio el temor esta sostenido
por el miedo al castigo que no te abandona nunca.
Leí, por vez primera, “El Príncipe” de Nicolás Maquiavelo, cuando
tenía dieciséis años. Ya había leído “El Manifiesto
Comunista” de Marx y Engels. El príncipe me pareció, por aquella
época, cínico y falto de ética, y Marx demasiado idealista. Hoy al
releer El Príncipe, después de haberlo leído en otras ocasiones, lo
encuentro pragmático y realista. El Príncipe puede entenderse como una
guía del poder político: Cómo conquistarlo, cómo conservarlo, cómo
manipular tanto a enemigos como a amigos, cómo atraer a los
adversarios y cómo conservar las lealtades de los adeptos. Es un libro
sobre la vida: la victoria será para los audaces, los inteligentes,
los implacables. Este libro, si lo pensamos bien, refleja nuestra
propia mentalidad, nuestra concepción de la vida, esa que nunca
manifestamos abiertamente.
Lo que se desprende de su lectura es una abierta manifestación de
sorprendente franqueza. Maquiavelo no habla de conseguir el poder por
la veneración del poder mismo, sino de la consecución del orden y del
buen gobierno; por ello afirma que, ”Se puede definir como buen uso
(del delito político) el delito circunstancial cometido en un momento
determinado por necesidad de mantener el poder, pero que después no se
repite, sino que se convierte en un instrumento de mayor utilidad para
los súbditos. Por mal uso se entienden aquellos delitos que al
principio se cometen sólo de vez en cuando, pero que con el tiempo van
aumentando en lugar de desaparecer… Por ello conviene señalar que quien
se apodere del estado tiene que hacer uso de todas las crueldades que
estime necesarias y llevarlas a cabo todas a la vez para no tener que
repetirlas continuamente, y así, no repitiéndolas, podrá tranquilizar
a sus gentes y ganárselas con favores. Quien no proceda de este modo,
ya sea por timidez o mal consejo, estará obligado a llevar siempre
el arma alzada, y nunca podrá apoyarse en sus súbditos, ya que estos
no se fiaran de él debido a las reiteradas crueldades utilizadas
contra ellos. Estas se deben aplicar de una vez, para que, al
degustarlas todas juntas, hagan menos daño. Por el contrario, los
favores hay que concederlos poco a poco, para que sean saboreados
mejor”.
Este último fragmento no es un elogio al cinismo y a la crueldad. Es,
a mi modo de ver, un intento de describir la naturaleza de la
realidad política. La ética y la moralidad en la política para la
mayoría de los seres humanos se basa en la coherencia entre las
necesidades del conglomerado social y la virtud del gobernante para
solucionarlas; pero para el Gobernante no es posible porque sus
acciones modifican, quieran o no, el contexto en que se producirán
otras acciones posteriores. El gobernante finge, para aparentar que es
virtuoso, cuando en realidad no lo es. La ironía de Maquiavelo radica
en el doble filo de su noción dinámica de la realidad, en la que cada
ejercicio de poder prepara el camino para el siguiente. El Príncipe de
Nicolás Maquiavelo es un acto de inclemencia contra los que se toman
la vida al pie de la letra, es lo que nos quiere significar cuando
afirma:
“Porque no hay otro modo de protegerse de los aduladores que dando a
entender a los hombres, si te dicen la verdad, no te van a ofender.
Pero también, si todos te la dicen, te pueden faltar al respeto”
Uncategorized
Mayo 11, 2010
1 comentario
El arte de la guerra
Sun Tzu 544 a.C. – 496 a.C.
Sun Tzu nació hacia el 544 a.C. en el estado de Qi, uno de los Reinos
Combatientes de China. El relato del que se conocen los únicos datos registrados
sobre él dice que llevaba el nombre de Sun Wu y que su familia pertenecía
a la clase de los shi, aristócratas que habían perdido sus tierras durante las l
uchas del
“Primaveras y Otoños”. En esta época era común que muchos shi viajasen
como estudiosos en los diferentes reinos de China, pero Sun Tzu
prefirió desempeñarse como mercenario. Después de haber combatido en
diversas regiones, el gobernante del estado de Wu; el rey Helu
solicitó sus servicios como general en el año 512 a. C. Como resultado
de su experiencia militar al servicio del monarca, Sun Tzu redactó “El
arte de la Guerra”.
.
La capacidad de resolver un conflicto sin luchar es lo que diferencia a y distin
gue al prudente
e inteligente del ignorante y necio.
....
.
“La vida se parece mas a una lucha que a la danza” afirmaba el
Emperador Marco Aurelio, de lo que se deduce que la estrategia militar
tiene mucho que ver con el arte de vivir. William Shakespeare, en su
obra Enrique V, le hace decir al rey dirigiéndose al arzobispo de
Canterbury que, “Os rogamos, mi sabio lord, que nos expliquéis con
pormenores, justa y religiosamente, si la ley sálica que tienen en
Francia nos excluye o no de nuestras pretensiones. Y Dios evite, mi
fiel y querido lord, que arregléis, torturéis o falseéis vuestra
erudición, o que pongáis a vuestra conciencia una argumentación
sofística para descubrirnos títulos dudosos, cuya legitimidad no
coincidiese con los colores naturales de la verdad. Porque Dios sabe
cuantas gentes ahora saludables tendrán que verter su sangre en apoyo
de aquello que vuestra eminencia nos impulse. Así, poned atención en
la manera como comprometéis nuestra persona y despertáis la durmiente
espada de la guerra. Os encarecemos, en nombre de Dios, que tengáis
cuidado, porque nunca dos reinos semejantes han luchado sin una gran
efusión de sangre, cada una de cuyas inocentes gotas sería un suspiro,
una queja cruel contra el responsable de haber afilado la espada
causante de tan vasta y rápida mortandad”.
El Arte de la Guerra es una obra sobre el arte de la paz, pero
también un brillante compendio sobre el arte de la convivencia. Este
libro singular es hoy estudiado no solamente por generales y
políticos, sino que ha encontrado en el mundo de las empresas y las
finanzas a sus más fanáticos estudiosos.Kant afirma que “ser
inteligente, sensato y gracioso es bueno y deseable. Pero también
puede ser muy malo si la mentalidad que usa dichas cualidades no es
buena. El médico que cura a un hombre sigue un método tan eficaz como
el que sigue el envenenador que lo mata”. El Arte de la Guerra se
convierte, sin proponérselo, en un importante libro de auto ayuda,
demostrando que este clásico de la literatura oriental tiene mucho
que enseñar.
Uncategorized
Mayo 7, 2010
Dejar un comentario
Pedro Páramo

Juan Rulfo 1917-1986


Este excelente escritor y fotógrafo mexicano, cuyo verdadero nombre
era Juan Nepomuceno Carlos Pérez Vizcaíno, nació en Sayula, Estado de
Jalisco, el 16 de mayo de 1917, en una familia acomodada, que perdió
todo durante la Revolución.
Había estrellas fugaces. Las luces en Comala se apagaron. Entonces el cielo se a
dueñó de la noche. El padre Rentería se revolcaba en su cama sin poder dormir: “
Todo esto que sucede es por mi culpa -se dijo-. El temor de ofender a quienes me
sostienen. Porque ésta es la verdad; ellos me dan mi mantenimiento. De los pobr
es no consigo nada; la oraciones no llenan el estómago. Así ha sido hasta ahora.
Y éstas son las consecuencias. Mi culpa. He traicionado a aquellos que me quier
en y que me han dado su fe y me buscan para que yo interceda por ellos para con
Dios. ¿Pero qué han logrado con su fe? ¿La ganancia del cielo? ¿O la purificació
n de sus almas? Y para qué purifican su alma, si en el último momento”…
Releer a Juan Rulfo y a Kafka es sin duda el más reconfortante
elixir del espíritu. Leer a Pedro Páramo es como precipitarse en el
vacio e ir cayendo lentamente mirando el paisaje que se precipita
ante nuestros ojos. Juan Rulfo nos pone ante la tesitura de no saber
dirimir de forma racional dónde se encuentra la línea divisoria entre
la vida y la muerte. Dice Ítalo Calvino que, “Recordar es necesario,
pero olvidar es una función igualmente vital para el pensamiento”. Es
por ello que el personaje Juan Preciado va a Comala para recordar y quizás tambi
én
para olvidar: Juan Preciado va a ver morir a su madre Dolores en un
hospital. A punto de fallecer, le dice que su último
deseo es que vaya al pueblo de Cómala para conocer a su padre:
Pedro Páramo. Juan Preciado, por serle leal a su madre difunta, se
dirige a Cómala para conocer a su papá, que nunca ha visto. Todo
lo que sabe de él es que habita en Cómala y que se llama Pedro
Páramo.
La obra es muy compleja por lo que Juan Rulfo, confesó que su
intención había sido la de “impregnar al lector de la historia de un
vivir colectivo, de la relatividad del tiempo humano y de la vecindad
entre la vida y la muerte”, temas centrales en la novela, cuya
reflexión detenida por el lector es la única clave para el
entendimiento de la obra.
Uncategorized
Abril 30, 2010
Dejar un comentario
1984
George Orwell. 1903-1950
Seudónimo de Eric Blair; Motihari, India, 1903 – Londres, 1950
Escritor británico. Estudió en el Colegio Eton y luego formó parte de
la Policía Imperial Inglesa en Asia, experiencia que lo llevó a
escribir Días en Birmania (1934).
Participó en la guerra civil española como miliciano encuadrado en una
milicia del Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM); de esta
experiencia surgió su libro testimonial Homenaje a Cataluña. Durante
la II Guerra Mundial fue miembro de la Home Guard y colaboró como
periodista en la BBC y la revista Tribune.
.
.
.
Lo característico de la vida actual no son la inseguridad y la
crueldad, sino el desasosiego y la pobreza.
.
.
1984 es la anti-utopía más célebre del siglo XX. En ella, Orwell
presenta un futuro en el que una dictadura totalitaria interfiere
hasta tal punto en la vida privada de los ciudadanos que resulta
imposible escapar a su control. El periplo de Winston Smith en un
Londres dominado por el Gran Hermano y un partido único se puede
interpretar como una crítica de toda dictadura. La novela cobra nueva
vigencia en la sociedad actual, en la que el control a los ciudadanos,
coercitivo o no, se halla más perfeccionado que en ningún otro momento
de la historia de la Humanidad. Por último, veremos la influencia de
la obra en la cultura del siglo XX, especialmente con el ingreso
masivo de las nuevas tecnologías de la información.
Las sociedades en las que el pasado es ignorado o en las que los
acontecimientos se reescriben constantemente de acuerdo a los
intereses de unos pocos, en las que el idioma se desdibuja para
explicar lo inexplicable, en las que pensar es sinónimo de terrorismo,
en las que se limitan las libertades para salvaguardar la seguridad,
en las que se sanciona y se reglamenta la libertad sexual es una
sociedad enferma, carente de valores y sometida a la mezquindad de
una clase dirigente corrupta.
Los conceptos de privacidad, no nos engañemos, están amenazados, como
antaño, desde un estado omnipresente y controlador que quiere saber en
todo momento en qué estamos pensando. Esa es la razón de 1984:
control del pensamiento, perdida de la identidad a través de un
sistema de sometimiento al líder. Hoy, con las nuevas tecnologías de
comunicación o las herramientas de posicionamiento que no son malas, o
dañinas o perjudiciales, pero que mal usadas pueden ser muy
perversas, nos ponen nuevamente frente al pensamiento de Orwell, ahí
seguirá vigente: El uso erróneo que le den los estados y el hombre
individualmente, a las nuevas tecnologías, determinará el nivel de
libertad de los individuos.
Uncategorized
Abril 21, 2010
Dejar un comentario
El amante de Lady Chaterley
David Herbert Richard Lawrence 1885-1930
.
.
Siempre está la hiena de la moralidad en la puerta del jardín, y el
lobo real en el final de la calle.
.
Continuamos por el mismo sendero de las dos novelas anteriores (más abajo)
explorando los sentimientos y la sexualidad humana. David
Herbert Richard Lawrence quien nace 11 de septiembre de 1885 y muere
el 2 de marzo de 1930. Autor de novelas, cuentos, poemas, obras de
teatro, ensayos, libros de viaje, pinturas, traducciones y crítica
literaria.
Las opiniones de D.H. Lawrence sobre los sentimientos y la libertad
sexual le causaron múltiples problemas personales: su obra fue objeto
de censura en Inglaterra y Estados Unidos; por otra parte, la
interpretación sesgada de aquélla a lo largo de la segunda mitad de su
vida fue una constante. Como consecuencia de ello, hubo de pasar la
mayor parte de su vida en un exilio voluntario, en su “peregrinación
salvaje” como él mismo afirmaba.
La mejor obra de Lawrens es El amante de Lady Chaterley, publicado
por primera vez en Florencia en 1928. Narra la historia de amor entre
una mujer rica, casada, Constance Chaterley, y el guardabosques que
trabaja en la hacienda de su marido. Una herida de guerra ha dejado
impotente a su marido, Sir Clifford, paralizado de la cintura para
abajo. Constanza mantiene una breve aventura con un joven dramaturgo y
luego entra en una apasionada relación con el guardabosques, Melloers
Oliver.
Lo que escandalizó a los guardianes de la moral no fueron sólo
las sofocantes y minuciosas descripciones eróticas, sino sobre todo la
transgresión de los tabúes sociales, el velo de hipocresía con que se
quiere cubrir el único acto verdaderamente humano: El erotismo. Lo
peor no era que Lady Chaterley le fuera infiel a su marido entre los
zarzales del bosque, sino que el objeto de sus pulsiones sexuales
fuera un peón de su finca.
Uncategorized
Abril 21, 2010
Dejar un comentario
Buenos días tristeza
Françoise Sagan 1935-2004. Seudónimo de Françoise Quoirez, escritora francesa cu
yas obras cuestionan las diferencias entre la literatura popular y la más compro
metida. Nacida en la localidad de Cajarc, destacó de niña por su inteligencia, a
unque era muy indisciplinada. A los 19 años se hizo famosa con la publicación de
su primera novela, Buenos días, tristeza (1954), que obtuvo el Premio de la Crí
tica. Sagan escandalizó a los lectores franceses con una sencilla historia sobre
una adolescente sensible y amoral, atrapada entre un padre frívolo y un amante
que no desea, narrada en un estilo fragmentario y desencantado.
A este sentimiento desconocido cuyo tedio, cuya dulzura me obsesionan, dudo en d
arle el nombre, el hermoso y grabe nombre de tristeza. Es un sentimiento tan tot
al, tan egoísta, que casi me produce vergüenza, cuando la tristeza siempre me ha
parecido honrosa. No la conocía, tan solo el tedio, el pesar, más raramente el
remordimiento. Hoy, algo me envuelve como una seda, inquietante y dulce, separá
ndome de los demás.
Es la primera novela de Francoise Sagan. En 1954, una niña, voluntariosa, de die
z y ocho años, hija de papi, coge el bolígrafo y escribe una novela que refleja
su época.
La historia nos cuenta que Cecil, una niña infeliz, pasa sus vacaciones con su
padre y la amante de éste en la Costa Azul. Todo aparentemente transcurre dentr
o de la más absoluta normalidad, hasta que un buen dia su padre decide casarse c
on su amante, Anne, una mujer seria y de carácter que podría romper el equilibri
o en que vivían, la indolente existencia familiar. Cecil, ante la situación que
se le presenta, ante el temor de perder la existencia que lleva, trama un comp
lot para que los proyectos de su progenitor se vayan al traste. Triunfa en su p
ropósito pero todo termina en tragedia. Cecil hablaba de la vida con su padre d
e quien afirmaba: “Mi padre era frívolo, de una irremediable frivolidad”. Como e
jemplo podemos citar el siguiente párrafo del libro:
“Ya alta la noche hablamos del amor y de sus complicaciones. En opinión de mi pa
dre eran todas imaginarias. Rechazaba por sistema los conceptos de fidelidad, de
seriedad, de compromiso. Decía que todos eran arbitrarios y estériles. Esto, en
boca de otro, me habría chocado. Pero le conocía y sabía que tales ideas no era
n en él incompatibles con la ternura y el afecto, y que se dejaba llevar con más
frecuencia de tales sentimientos por estimarlos, efectivamente, provisionales.
Este concepto de las cosas me seducía: amores rápidos, violentos, fugaces. A mí
edad no seduce mucho la fidelidad. Sabía muy poco todavía del amor, de los encue
ntros, de los besos, de las fatigas”.
Adentrarse en el mundo de Buenos Días Tristeza es tener una agradable aventura
de la cual sales renovado, sintiéndose más libre y más serio, y porque no, tamb
ién más irresponsable.
Después de esta novela aparecieron otras con idéntico éxito, todas ellas basadas
en el tema del amor, y la melancolía: Cierta sonrisa (1956), Dentro de un mes,
dentro de un año (1957), ¿Le gusta Brahms? (1959) y Las maravillosas nubes (1961
). Acusada de practicar una escritura fácil, artificiosa y monótona, Sagan abor
do otros géneros literarios. Cultivó el teatro en Los violines a veces hacen est
ragos (1961) y El caballo desvanecido (1966), y escribió también relatos históri
cos, como Querida Sarah Bernhardt (1985), y trabajos autobiográficos, Golpes en
el alma (1972), Con mi mejor recuerdo (1984) o Mis respuestas (1984).
Uncategorized
Abril 18, 2010
Dejar un comentario
El amante
Marguerite Duras 1914-1996
Novelista, dramaturga, guionista y directora francesa. Nació en Saigón, Indochin
a, pero se trasladó a París a comienzos de 1930. Su primera novela importante, U
n dique contra el Pacífico (1950), narra la vida de una familia francesa empobre
cida en Indochina. Otras novelas importantes son Moderato cantabile (1958) El a
mante (1984), que obtuvo el premio Goncourt. Murió en París en 1996, tras una l
arga enfermedad.
.
.
Muy pronto en mi vida fue demasiado tarde. A los diez y ocho años ya era demasi
ado tarde.
.
.
Con la Indochina francesa de principios de siglo como telón de fondo, en la trav
esía del rio Mekong, empieza la historia, en el momento en que un hombre de vein
tiséis años y una joven de quince, la protagonista, se conocen. La situación y e
l escenario consiguen llamar la atención del lector y crearle unas expectativas
que van en ascenso. La edad de ambos no es lo único que los diferencia: él, es
chino y es el heredero de una gran fortuna; ella es pobre y de descendencia fr
ancesa. Pero a pesar, o quizás por ello, de pertenecer a culturas diferentes, y
a los riesgos que corren dada la época, tanto más porque era mal visto el ayunta
miento entre chinos y europeos, nada parecen importarles. El amor y sobre todo
el deseo les subyugan como algo inevitable, condenándolos a más de un año de en
cuentros vívidos de descubrimiento, erotismo y placer.
Les invito a leer esta pequeña gran obra, porque al igual que en los grandes clá
sicos de la literatura, aquí conseguirán disfrutar del placer de la lectura enco
ntrando nuevas emociones y serios motivos de reflexión.
Uncategorized
Abril 18, 2010
Dejar un comentario
23 de abril, Día del Libro
El 23 de abril se conmemora el fallecimiento de tres escritores: el español Migu
el de Cervantes Saavedra (en realidad murió un día antes, el 22 de abril), el i
nglés William Shakespeare y Garcilaso de la Vega (el Inca), en 1616.
De esta forma, la Unesco, en reunión celebrada en París, entre el 25 de octubre
y el 16 de noviembre de 1995, aprobó proclamar el 23de abril de cada año el “Día
Mundial del Libro y de los Derechos de Autor”. Se festejó por primera vez en 19
96.
El Día del Libro se celebra en España el 23 de abril de cada año desde 1930 y co
incide, en las últimas décadas, con la entrega que hace el rey Juan Carlos I del
Premio Miguel de Cervantes. En 1964 quedó instituido oficialmente como el Día d
el Libro para todos los países de lengua castellana y portuguesa. En el año 1993
, la entonces Comunidad Europea lo proclamó como Día Europeo del Libro. Finalmen
te, la UNESCO decidió, en 1995, fijar la fecha para la celebración del Día Mundi
al del Libro.
Durante esta jornada se instalan puestos callejeros para la venta de libros y lo
s editores y libreros hacen un descuento especial. Las instituciones oficiales t
ambién realizan actividades conmemorativas.
Uncategorized
Abril 16, 2010
Dejar un comentario
William Shakespeare
Nació en 1564 en Stratford-upon-Avon, al sur de Londres. Se educó en la escuela
local y en 1582 se casó con Anne Hathaway, ocho años mayor que él y con la que t
uvo tres hijos. Marchó a Londres en 1592 y fue actor y empresario de compañías d
e teatro. En 1611 se retiró a su ciudad natal, donde murió en 1623. Poco más se
sabe de su vida; nada en ella explica su simpar talento.
No temáis a la grandeza; algunos nacen grandes, algunos logran grandeza, a algun
os la grandeza les es impuesta y a otros la grandeza les queda grande.
La obra de Shakespeare suele clasificarse en varias etapas. La primera agrupa di
ez dramas que reproducen episodios de la historia inglesa, alternándolos con alg
unas comedias. Sobresalen los dedicados a la guerra de las Dos Rosas 1377-1485,
que acaba con Ricardo III. Entre las comedias encontramos Trabajos de Amor Perdi
dos, El Sueño de Una Noche de Verano, El Mercader de Venecia y Medida por Medida
.
La etapa de madurez se inicia con Romeo y Julieta y Julio Cesar seguidas por Ham
let, Otelo, Macbeth y El Rey Lear. Más tarde escribirá Antonio y Cleopatra. Las
obras de esta etapa se caracterizan por constituir un espejo de la sensibilidad
moderna, el mundo Renacentista, donde la presencia de Dios empieza a declinar. L
a duda frente a la identidad, la vejez, la traición, la ambición y el mal se rep
resentan visceralmente, sin la intervención de divinidades exteriores al ser hu
mano. Finalmente, retirado a su ciudad natal, entre 1611-1613, escribió La Temp
estad considerada el testamento Shakesperiano:
Ahora ya no tengo espíritus que me ayuden, ni magias, ni encantamientos. La
desesperación es mi final, escribiría cerrando su legado…
LA TRAGEDIA
Fundamentada en fuentes previas, crónicas medievales especialmente, la tragedia
Shakesperiana transforma esos materiales en algo completamente diferente, inédi
to y original. En muchos casos, citas y personajes que de ellas provienen se in
corporan como modelos, sin par, del acervo cultural de occidente. Las dudas de
Hamlet, los celos de Otelo, la ambición política de Macbeth, el amor de los jóve
nes de Verona o la angustia senil del rey Lear son algunas de estas imágenes rec
urrentes en nuestra cultura.
LA POESÍA
Además de los Juveniles poemas narrativos Venus y Adonis (1593), y La violación
de Lucrecia (1594), en 1609 se publicaron los sonetos: Ciento cincuenta y cuatro
poemas de indiscutible factura. Los destinatarios de estas piezas son dos: u
n joven veleidoso y una dama morena, en la que muchos críticos adivinan tambié
n una mascarada con cambio de sexo, que ha hecho correr ríos de tinta.
..
Amor verdadero
No, no aparta a dos almas amadoras
adverso caso ni cruel porfía:
nunca mengua el amor ni se desvía,
y es uno y sin mudanza a todas horas.

Es fanal que borrascas bramadoras


con inmóviles rayos desafía;
estrella fija que los barcos guía;
mides su altura, mas su esencia ignoras.

Amor no sigue la fugaz corriente


de la edad, que deshace los colores
de los floridos labios y mejillas.

Eres eterno, Amor: si esto desmiente


mi vida, no he sentido tus ardores,
ni supe comprender tus maravillas.

LA COMEDIA
Con este término se agrupan una serie de obras de mucho ingenio verbal, en las
que hay derroche de cambios de identidad y festivas situaciones recogidas en gé
neros anteriores como la comedia española o la italiana. También encontramos obr
as que mezclan las tradiciones cultas europeas con recursos provenientes de narr
aciones populares y cuentos de hadas.
EL DRAMA HISTÓRICO
Dos son las vertientes de estas obras, por un lado, las que se basan en episodio
s de la historia inglesa, en el siglo XV, durante la guerra entre los York y l
os Lancaster, llamada la Guerra de las Dos Rosas. De otra parte, las extraídas d
e fuentes griegas y latinas en diversos periodos de la antigüedad.
INFLUENCIA EN EL MUNDO HISPANO
En lo que concierne a su influencia sobre otras la cultura hispana en concreto,
Shakespeare fue siempre una caudalosa fuente de inspiración para escritores mode
rnos y contemporáneos, pero no llegó a dejarse notar verdaderamente hasta el sig
lo XIX. En Hispanoamérica autores como Rubén Darío y en particular el ensayista
José Enrique Rodó leyeron con especial interés La tempestad. Rodó, por ejemplo,
articuló en su conocido ensayo Ariel (1900) toda una interpretación de América s
obre los mitos de dos de sus personajes principales, Ariel y Calibán.
Pero la coronación de Shakespeare como autor de la Literatura universal debió es
perar en España hasta fines del siglo XVIII, cuando Voltaire suscitó entre los i
lustrados españoles cierta curiosidad por el autor inglés a través de lo que dij
o de él en sus Cartas inglesas.
Uncategorized
Abril 14, 2010
Dejar un comentario
El rey Lear
William Shakespeare 1564-1623
CORDELIA – Miradme, señor, y extended vuestra mano para bendecirme. ¡No os arrod
illéis!
LEAR – No te burles de mí, te lo ruego. Sólo soy un anciano que chochea, los och
enta ya pasados, ni un día menos, y, hablando con franqueza, me temo que no esto
y en mi juicio. Creo que te conozco, a ti y a este hombre, pero estoy dudoso: ig
noro del todo qué lugar es éste y, por más que lo intento, no recuerdo esta ropa
; ni tampoco sé dónde he pasado la noche. No os riáis de mí, pues, tan verdad co
mo que soy hombre, creo que esta dama es mi hija Cordelia.
Romeo y Julieta es, quizás, la más popular de las grandes tragedias de Shakespea
re; El Rey Lear, procedente de una crónica Celta, es a mi entender, la cumbre de
su ingenio; en eso coinciden poetas y escritores de todas las culturas y tradic
iones. Como en un cuento, el rey viejo, les exige a sus hijas que le manifiesten
su amor, que le digan cuanto lo aman: Sus hijas mayores, ambiciosas e hipócrita
s, lo adulan con bellas palabras, mientras que su hija menor, Cordelia, afirma
sus sentimientos con sobriedad. El Rey, vanidoso y caprichoso, cede a las dos pr
imeras sus privilegios y su hacienda. Una vez desposeído de sus títulos y sus bi
enes, humillado y desconcertado, las hijas lo echan de sus posesiones convertido
en un mendigo desquiciado y loco. Al final de la obra, Cordelia paga con su vid
a la tardía restitución del honor y jerarquía paterna. La obra es una prodigal
idad de sabiduría verbal e intelectual y la mejor meditación sobre el poder, la
soberbia y la decadencia.
Uncategorized
Abril 14, 2010
Dejar un comentario
Hamlet
William Shakespeare 1564-1623
.Nuestras voluntades y nuestros sinos corren tan contrarios, que nuestros planes
pronto son derribados: Nuestros pensamientos son nuestros sus finales nada tien
en de nuestros.
.
Sin duda alguna es la más famosa, glosada y comentada de todas las tragedias d
e la cultura occidental incluyendo en ellas las obras de los trágicos griegos.
Sus cuatro mil versos recrean el drama en el cual el príncipe heredero de la cor
te danesa, tras la muerte de su padre, ve el espectro de su progenitor que clama
venganza contra su viuda y su hermano, a los que acusa de su asesinato. Hamle
t, en lugar de actuar precipitadamente, trata de asegurarse de forma incontrover
tible acerca de los asesinos: finge estar loco, actúa como si lo estuviera, des
quicia a Ofelia, la trastorna y causa su demencia y ulterior suicidio. Por últim
o, para espiar a su madre y a su tío, monta una representación teatral en la cor
te en la que muere un rey en la misma forma en que le ha contado el espectro los
sucesos de su óbito. Esta tragedia, plena de versos memorables, se ha convertid
o en el paradigma de la sensibilidad moderna, de la reafirmación de la personali
dad humana.
Uncategorized
Abril 14, 2010
Dejar un comentario
Medida por medida
William Shakespeare 1564-1623
.
Intentando vivir, encuentro que busco morir, y buscando la muerte, encuentro la
vida. Dejemos que venga.
.
En esta obra, cuyo tema fundamental es el carácter arrasador del deseo, Isabel s
e presenta a rogar por la vida de su hermano ante el Duque Angelo. El Duque se e
namora de Isabel, a quien atribuye una pureza absoluta. Se disfraza de fraile, y
conquistarla y seducirla se convierte en su objetivo, aun comprendiendo la mal
dad del propósito, por ello afirma:
Teniendo ya tantos terrenos públicos, ¿desearemos arrasar el santuario para
establecer en él nuestro lugar de esparcimiento?
A pesar de que el final es reparador, Angelo es un personaje inquietante y egoís
ta, que queda librado a sus propios y violentos arrebatos.
Uncategorized
Abril 14, 2010
Dejar un comentario
Enrique IV
William Shakespeare 1564-1623
.
Un hombre sólo muere una vez.
.
Es una trilogía. Aquí descubrió Shakespeare el atractivo de la utilización de la
historia al ambientar los hechos en el siglo XV, durante la Guerra de las Dos R
osas entre los York y los Lancaster. Los Tudor (1485) habían acabado la contiend
a y cimentado la dinastía de la que descendía Isabel I, bajo la cual vivía el a
utor, expresando la importancia política que la trilogía enseñaba, al contrapone
r la inestabilidad del régimen anterior con la prosperidad del presente. Obra, é
sta, abigarrada de acciones, muestra la maestría en el uso del lenguaje de reyes
, nobles y la riqueza, la picaresca del habla de soldados y plebeyos.
Uncategorized
Abril 14, 2010
Dejar un comentario
Timón de Atenas
William Shakespeare 1564-1623
.
Mi corazón está siempre a vuestro servicio.
.
A Shakespeare se le atribuye la autoría de esta obra, enigmática sin lugar a dud
as. A través de sus palabras, hombres y mujeres, reyes y bufones, ambiciosos y m
enesterosos, locos y cuerdos, inocentes y perversos se nos muestran en todo su i
nagotable misterio. No hay límites que la escritura de Shakespeare no haya supe
rado, no existen abismos a los que sus versos no se hayan asomado.
Uncategorized
Abril 14, 2010
Dejar un comentario
La Celestina
Fernando de Rojas 1476-1541. Durante mucho tiempo se dudó acerca de la autoría d
e la obra. Se da como seguro que fue Fernando de Rojas, que nació en Puebla de M
ontalbán (Toledo), probablemente en 1476. Estudió leyes en la Universidad de Sal
amanca y llegó a ser Alcalde Mayor de Talavera (Toledo), donde murió en el año
1541.
La mayor gloria que el secreto oficio de la abeja se da, a la cual los discretos
deben imitar, es que todas las cosas por ella tocadas se convierten en mejor de
lo que son. De esta manera me he habido con las zahareñas razones y esquivas de
Melibea. Todo su rigor traigo convertido en miel, su ira en mansedumbre, su ace
leramiento en sosiego. Pues ¿a qué piensas que iba allá la vieja Celestina, a qu
ien tú, además de tu merecimiento, magníficamente galardonaste, sino a ablandar
su saña, a sufrir su accidente, a ser escudo de tu ausencia, a recibir en mi man
to los golpes, los desvíos, los menosprecios, desdenes, que muestran aquéllas en
los principios de sus requerimientos de amor, para que sea después en más tenid
a su dádiva? Que a quien más quieren, peor hablan. Y si así no fuese, ninguna di
ferencia habría entre las públicas que aman, a las escondidas doncellas, si toda
s dijesen sí a la entrada de su primer requerimiento, en viendo que de alguno er
an amadas. Las cuales, aunque están abrasadas y encendidas de vivos fuegos de am
or, por su honestidad muestran un frío exterior, un sosegado rostro, un apacible
desvío, un constante ánimo y casto propósito, unas palabras agrias, que la prop
ia lengua se maravilla del gran sufrimiento suyo, que le hacen forzosamente conf
esar al contrario de lo que siente. Así que, para que tú descanses y tengas repo
so, mientras te contare por extenso el proceso de mi habla y la causa que tuve p
ara entrar, sabe que el fin de su razón fue muy bueno.
El siglo XV se cierra con la aparición de una de las obras cumbre de nuestra lit
eratura: La Celestina. Es una época en que el humanismo ya está en plena vigenci
a, que también influye en la obra de Fernando de Rojas. De Italia han llegado n
uevas ideas, la nueva estética que se plasmará definitivamente en las costumbre
s, las artes y las letras…
En La Celestina se muestran los trágicos amores de Calisto y Melibea y las malas
artes que emplea la alcahueta Celestina para que se enamoren.
Calisto, un mozo inteligente y de la aristocracia, ha conocido en una huerta a l
a bellísima Melibea, y se ha enamorado de ella. Vuelve a encontrársela en la ciu
dad, cerca de la iglesia, y le comunica sus sentimientos; ella lo rechaza. Vuelv
e Calisto a su casa y confiesa su amor y su pesar a su criado Sempronio. Éste le
propone que utilice a la vieja Celestina como intermediaria, para que suavice l
a aspereza de Melibea.
Celestina logra entrar en la mansión de Melibea e intercede en favor del enamora
do; consigue vencer su esquivez y la joven corresponde a Calisto. Calisto suele
visitar a Melibea trepando a su jardín por una escalera de cuerda; estando en él
, se produce en la calle una pelea. El joven, pensando que uno de sus nuevos cri
ados tiene problemas, desea intervenir en ella y al bajar por la escalera cae al
vacío. Calisto muere, y Melibea, al saberlo, sube a una torre y se arroja desde
lo alto.
La obra termina con el llanto de Pleberio, padre de Melibea.
Uncategorized
Abril 5, 2010
Dejar un comentario
Lolita
Vladimir Nabokov 1899-1977. Novelista estadounidense de origen ruso, poeta y cr
ítico, considerado como una de las principales figuras de la literatura universa
l.
Lolita no es una niña perversa. Es una pobre niña que corrompen, y cuyos sentido
s nunca se llegan a despertar bajo las caricias del inmundo señor Humbert, a qui
en una vez pregunta: “¿Siempre viviremos así haciendo toda clase de porquerías e
n camas de hotel?” Pero respondiendo a su pregunta: Su éxito no me molesta. Yo n
o soy Conan Doyle quién, por esnobismo o pura estupidez, prefería ser conocido c
omo autor de una historia de África (risas), que imaginaba muy superior a su She
rlok Holmes. Y es muy interesante plantearse como hacen ustedes los periodistas,
el problema de la tonta degradación que el personaje de la nínfula que yo inven
té en 1955 ha sufrido entre el gran público. No sólo la perversidad de la pobre
criatura fue grotescamente exagerada sino el aspecto físico, la edad, todo fue m
odificado por ilustraciones en publicaciones extranjeras. Muchachas de 20 años o
más, pavas, gatas callejeras, modelos baratas, o simples delincuentes de largas
piernas, son llamadas nínfulas o “Lolitas” en revistas italianas, francesas, al
emanas, etc. Y las cubiertas de las traducciones turcas o árabes. El colmo de la
estupidez. Representan a una joven de contornos opulentos, como se decía antes,
con melena rubia, imaginada por idiotas que jamás leyeron el libro. En realidad
, Lolita es una niña de 12 años mientras que Mr. Humbert es un hombre maduro, y
el abismo entre su edad y la de la niña produce el vacío entre ellos; entre ese
vacío, ese vértigo, la seducción, atracción de un peligro mortal. En segundo lug
ar, la imaginación del triste sátiro, convierte en criatura mágica a aquella col
egiala americana tan trivial y normal en su género como el poeta frustrado Humbe
rt lo es en el suyo. Fuera de la mirada maníaca de Mr. Humbert no hay nínfula. L
olita, la nínfula, sólo existe a través de la obsesión que destruye a Humbert. É
ste es un aspecto esencial de un libro singular que ha sido falseado por una pop
ularidad artificiosa.
Un hombre maduro desea a la «ninfa» Lolita. Para tenerla cerca no dudará en casa
rse con su madre, que muere luego en un accidente.
Lolita, como todas las grandes obras de la literatura universal es varias cosas
a la vez, es un melodrama, una tragedia, una comedia pero, sobre todo, es una
crítica a la sociedad norteamericana de su tiempo y, por qué no, a toda la socie
dad occidental.
Excelente y humorística novela donde se narran las relaciones entre un profesor
maduro y una niña de doce años. A pesar de lo escabroso del tema, Nabokov hac
e un relato divertido, más sugerente que pornográfico (nunca llega a serlo) en e
l que asistimos a la pérdida de razón del protagonista, llevado por sus sentimie
ntos y pasiones hacia la niña. Ésta, dejos de ser una criatura inocente, se nos
revela como una mezcla entre ingenuidad y provocación, que juega con el hombre y
obtiene de él lo que desea.
La gran pregunta, el meollo del asunto, es ¿quién seduce a quién, quién es la m
arioneta y quién tira de los hilos? ¿El enfebrecido Humbert, o la ninfa que par
ece crecer desde una ingenuidad precoz y perturbadora hasta valerse astutamente
de su supuesta inocencia para manipular a su aparente conquistador? Su lectura c
orrerá el manto del misterio.
Uncategorized
Abril 5, 2010
Dejar un comentario
El aleph

Jorge Luis Borges 1899- 1986


AQUÍ. HOY
Ya somos el olvido que seremos
el polvo elemental que nos ignora
y que fue el rojo Adán y que es ahora
todos los hombres, y que no veremos.
Ya somos en la tumba las dos fechas
del principio y el término. La caja,
la obscena corrupción y la mortaja,
los ritos de la muerte, y las endechas.
No soy el insensato que se aferra
al mágico sonido de su nombre.

Escritor argentino, Jorge Luis Borges procedía de una familia de


próceres que contribuyeron a la independencia del país.
Borges es sin duda el escritor argentino con mayor proyección
universal. Se hace prácticamente imposible pensar la literatura del
siglo XX sin su presencia, y así lo han reconocido no sólo la crítica
especializada sino además las diversas generaciones de escritores, que
vuelven con insistencia sobre sus páginas como si éstas fueran
canteras inextinguibles del arte de escribir.
Con un manejo inusual de la palabra, por los laberintos del idioma, la
obra borgiana impulsó una renovación del lenguaje narrativo,
resaltando la índole fantástica del texto y mezclando fuentes y
culturas de índole diversa (europeas y orientales, vanguardistas y
clásicas) convirtiendo en mestiza la cultura a través de la parodia y
la ironía. Sus textos surgen de otros textos previos. Como una
sucesión de Matrioskas idénticas que por lo demás son distintas.
Las tramas se superponen unas a otras, cada una es la variación de
otra escritura o la refundición de una lectura previa. Es difícil no
descubrir sus claves, otra cosa es interpretarlas: Su obras rescatan
ideas y preguntas ancladas en el pensamiento occidental desde sus
remotos orígenes y las reformula, legándolas a la posteridad. No
intenta solucionar las contradicciones, las resalta y las enfrenta
dialécticamente, reordenándolas en paradojas, a las que envuelve una y
otra vez con diferentes atavíos, con su particular manera de entender
el lenguaje y de desenvolver las ideas.
.
Este cuento de Jorge Luis Borges presenta numerosas interpretaciones
posibles, entre ellas la que plantea una lectura desde el existencialismo,
basada en la idea de la incapacidad del ser humano de
enfrentarse a la eternidad, idea, esta, que dio mucho que pensar al
autor.
En este cuento, que se ha convertido en cuento de culto, se puede
reconocer toda su literatura, de tal forma que se lo puede calificar
como el cuento paradigmático de la vasta biblioteca borgeana: el juego
con el lenguaje y la erudición.
Borges es el protagonista de esta historia, que parte de la muerte de
Beatriz Viterbo. Borges piensa que, a la muerte de Beatriz, el
universo se va separando de ella pero que él siempre se consagrará a
su memoria.
Carlos Argentino le va haciendo confidencias y acaba por leerle unos
poemas a los que, después de escritos, trata de darles un significado.
Borges comprende que el trabajo del poeta no está en la poesía, sino
en la invención de razones para que esta poesía fuera admirable.
Pasados unos días, Carlos lo llama citándolo en un café y allí le
lee cuatro o cinco páginas de un poema quejándose de los críticos, de
los que afirma no saben fabricar un tesoro pero si pueden indicar
donde se encuentra…
A finales de Octubre, Borges recibe una llamada de Carlos para algo
totalmente distinto a lo que él esperaba, le comunica que van a
demoler su casa y que no puede consentirlo, ya que para él, es
imprescindible, porque en su sótano está el Aleph, que es uno de los
puntos del espacio donde están todos los puntos.
Borges finalmente se pregunta si vio alguna vez el Aleph. Lo ha
olvidado. La mente es porosa y con el paso de los años se está
difuminando hasta la imagen de Beatriz.
Uncategorized
Marzo 29, 2010
Dejar un comentario
Resurrección
Leon Tolstoi 1828- 1910
.
El dinero es una nueva forma de esclavitud, que sólo se distingue de la antigua
por el hecho de que es impersonal, de que no existe una relación humana entre am
o y esclavo.
.
.
León Tolstoi es un gigante del espíritu, se convirtió en leyenda literaria y es
considerado, con justicia, como el mayor acontecimiento épico del siglo XIX. Est
e año 2011 se celebra el centenario de su muerte y, creo, que es oportuno aprove
char la ocasión para hacer una relectura de una de sus obras. A mi juicio, para
recordar su memoria debemos buscar entre sus obras aquella que más nos acerque a
l autor y creo que en Resurrección se nos presenta Tolstoi en toda su grandeza d
e espíritu. En esta novela nos enteramos de la lucha interna del pensador y sus
ideas. En sus novelas expresó todo lo que le atormentaba de día y de noche y que
condicionaba su pensamiento y su modo de ser. Los últimos años de su vida los d
edico única y exclusivamente a los ensayos en los que expone su concepto de la v
ida y lo hace comprensible a suslectores. Tolstoi lo tuvo todo para ser feliz ha
sta el último momento de su vida y, sin embargo, paso la mitad de ella dominado
por las dudas y las vacilaciones, siempre en busca de la verdad y de un nuevo es
tilo de vida.
Entre las novelas de Tolstoi, junto a Guerra y paz y Ana Karenina, figura Resurr
ección, publicada en 1899. Es quizás la más autobiográfica de sus novelas. Se ce
ntra el argumento en una historia de seducción pero el pretexto argumental no se
explicaría sin la consecuencia de unas reacciones morales: el seductor sigue a
la muchacha a Siberia, donde se la confinó después de haber sido injustamente co
ndenada. El arrepentimiento y la redención son dos valores éticos que confieren
un giro inesperado a la novela y dan la medida enorme de la personalidad de Tols
toi. Vale la pena anotar que no afirmamos que la novela es una autobiografía ni
que fuera El Conde Tolstoi quien sedujo a la doncella Katiuscha.El 20 de noviemb
re de 1910 expiraba el Conde León Tolstoi,considerado entonces, enemigo de la ig
lesia y el estado y el más grande escritor de su siglo. A sus funerales asistier
on más de dos mil representantes de las artes y las ciencias europeas. Sus exequ
ias se celebraron sin acompañamiento religioso.
Uncategorized
Marzo 29, 2010
Dejar un comentario
El viejo y el mar
Ernest Hemingway 1898-1961
.
“Los ojos que han contemplado Auschwitz e Hiroshima nunca podrán
contemplar a dios”.
.
.
.
Nació el 21 de julio de 1899 en Oak Park, Illinois. No tuvo una
infancia muy feliz; quedó traumatizado por una madre autoritaria que
lo vestía de niña y, posteriormente, a causa de una dolorosa
experiencia al verse obligado a acompañar al padre (ginecólogo) en el
difícil parto de una india cuyo marido se suicidó por no poder
soportar los gritos de su mujer. Desde su juventud sintió una adicción
desmedida por el boxeo y la caza, deportes que unidos a la práctica
del periodismo lo convierten en un trotamundos, viajó por distintos
países de Europa y Africa. Se inició como reportero en el Kansas City
Star, y poco tiempo después se alistó como voluntario para conducir
ambulancias en Italia durante la I Guerra Mundial.
.
Hemingway vivió con sus hijos en Finca Vigía, Cuba, casi 20 años, en una casa ll
amada «Finca
Vigía», donde escribió esta novela. En 1952 sorprende con un breve
relato encargado por la revista Life, El viejo y el mar, por el que
recibe el premio Pulitzer en 1953.
La historia narra la experiencia de un viejo pescador cubano que ha
tenido una mala racha y sale de pesca decidido a terminarla. Un año
más tarde obtendrá el Premio Nobel de Literatura por el conjunto de su
obra. Antes de recibir el premio, Hemingway repitió varias veces que
«el premio pertenecía a Cuba» y después de recibir el Nobel dijo
que era el primer «santo cubano que recibía este importante premio».
Uncategorized
Marzo 29, 2010
Dejar un comentario
La metamorfosis
FRANZ KAFKA 1883- 1924
.
.
No desesperes, ni siquiera por el hecho de que no desesperas.
Cuando todo parece terminado, surgen nuevas fuerzas. Esto significa
que vives.
.
.
.Escritor checo en lengua alemana. Nacido en el seno de una familia de
comerciantes judíos, Franz Kafka se formó en un ambiente cultural
alemán, y se doctoró en derecho. Los temas de la obra de Kafka son la
soledad, la frustración y la angustiosa sensación de culpabilidad que
experimenta el individuo al verse amenazado por unas fuerzas
desconocidas que no alcanza a comprender y se hallan fuera de su
control. En filosofía, Kafka es afín al danés Sören Kierkegaard y a
los existencialistas del siglo XX. En cuanto a técnica literaria, su
obra participa de las características del expresionismo y del
surrealismo. La escritura de Kafka es brillante e irónica, en ella se
mezclan con naturalidad fantasía y realidad. Su obra posee un aire
fantasmal, como sucede por ejemplo en La metamorfosis (1915).
Gregorio Samsa, el protagonista, un voluntarioso viajante de comercio,
descubre al despertar una mañana que se ha convertido en un enorme
insecto; su familia lo rechaza y deja que muera solo en la colonia
penitenciaria (1919); es un escalofriante relato fantástico sobre las
cárceles y la tortura. Contraviniendo el deseo de Kafka de que sus
manuscritos inéditos fuesen destruidos a su muerte, el escritor
austriaco Max Brod, su gran amigo y biógrafo, los publicó
póstumamente. Entre esas obras se encuentran las tres novelas por las
que Kafka es más conocido: El proceso (1925), El castillo (1926), y
América (1927).
Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño
intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso
insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, en forma de caparazón
y, al levantar un poco la cabeza veía un vientre abombado, de color
pardo, dividido por partes duras abombadas, sobre cuya protuberancia
apenas podía mantenerse la manta con la cual se cubría, a punto ya de
caer al suelo. Sus muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación
con el resto de su cuerpo, se movían sin concierto ante la
incredulidad de su mirada.
«¿Qué me ha ocurrido?», pensó.
No era un sueño. Su habitación permanecía tranquila, entre las cuatro
paredes harto conocidas. Por encima de la mesa, sobre la que se
encontraba extendido un muestrario de paños desempaquetados -Samsa era
viajante de comercio-, estaba colgado aquel cuadro que hacía poco
había recortado de una revista y había colocado en un marco dorado.
Representaba a una dama ataviada con un sombrero y una boa de piel,
que estaba allí, sentada muy erguida y levantando hacia el observador
un pesado manguito de piel, en el cual había desaparecido su
antebrazo.
Uncategorized
Marzo 29, 2010
Dejar un comentario
El ser y la nada
Jean Paul Sartre 1905- 1980
Aquello que cada uno de nosotros es, en cada momento de su vida, es
la suma de sus elecciones previas. El hombre es lo que decide ser.
.
Sartre considera que el ser humano está “condenado a ser libre”, es decir, arroj
ado a la acción y responsable plenamente de la misma, y
sin excusas. A su vez, Sartre, concibe la existencia humana como existencia cons
ciente. El ser del hombre se distingue del ser de la cosa por ser consciente. La
existencia humana es un fenómeno subjetivo, en el sentido de que es conciencia
del mundo y conciencia de sí. Se observa aquí la influencia que ejerce sobre Sar
tre el racionalismo cartesiano. En este punto se diferencia de Heidegger, su mae
stro, quien deja fuera de juego a la conciencia. El Ser y la nada confirma a Sar
tre como filosofo aunque, a mi entender, es mejor escritor que filosofo. Lo reco
noceremos más en obras como La Nausea o Las Palabras, o su trilogía Los Caminos
de la Libertad donde traza el impacto de los fenómenos de después de la guerra e
n sus ideas. Creo que es allí, en esa obra, nos acerca más al existencialismo. S
artre será, querámoslo o no, un referente del siglo XX.
Uncategorized
Marzo 25, 2010
Dejar un comentario
El segundo sexo
Simone de Beauvoir 1908-1986
A pocos meses de iniciada su relación con Nelson Algren, éste, le pidió a Simone
de Beauvior que se casara con él y se fueran a vivir a Chicago. De mala gana, l
o rechazó y explicó: “La razón por la cual no me quedo en Chicago es precisament
e esta necesidad que siempre he tenido de darle a mi vida un sentido a través de
l trabajo. Tú tienes la misma necesidad, y es una de las razones por las cuales
nos entendemos tan bien. Quieres escribir libros, libros buenos… yo también. Qui
ero
comunicarle a las personas la forma de pensar que es la mía y en la que creo. De
jaría de viajar y todo tipo de diversiones, dejaría amigos y la dulzura de París
con tal de poder seguir contigo; pero no sería capaz de vivir sólo para la feli
cidad y el amor, no podría dejar de escribir en el único lugar donde lo que escr
ibo y mi trabajo pueden tener un sentido.
Las palabras de Simone De Beauboir a su novio Nelson Algren en 1947 indican que
fue una revelación para ella. Con Algren, afirmó, el corazón, el alma y la carne
eran uno y lo mismo. Sus sentidos palpitaban como nunca antes. Era la clase de
sentimiento por el cual la mayoría de las personas “dejan todo” con gusto. Pero
Simone de Beauvoir no era la mayoría de las mujeres, necesitaba su independencia
y libertad absoluta para poder expresarse. De una forma u otra repitió estas pa
labras diversas veces a lo largo de su vida, y al hacerlo, a menudo, parecía est
ar diciendo: “¿Dejar París? ¿Dejar la lengua francesa? ¿Dejar a Sartre?” Sus crí
ticos más severos querían destruirla y se abalanzaban sobre esta afirmación, com
o si probara que la feminista más famosa del siglo, a fin de cuentas, no fuera s
ino
otra mujer sometida a un Gran Hombre, a Sartre. Lo cierto es que es difícil sepa
rar esas frases. Para ella, me parece, en realidad eran una sola cosa: La manife
stación de su trabajo, de su voluntad, dirigidas a su independencia real. En EL
SEGUNDO SEXO, Simone de Beauvoir se aplicó a la investigación y redacción de un
ensayo de la condición de su propio sexo con tanto apasionamiento y constancia q
ue transformó una polémica en uno de los libros más importantes del siglo XX.
Uncategorized
Marzo 25, 2010
Dejar un comentario
El reino de este mundo
Alejo Carpentier.- 1904-1980
Lo real maravilloso comienza a serlo de manera inequívoca cuando surge de una in
esperada alteración de la realidad (el milagro), de una revelación privilegiada
de la realidad, de una iluminación inhabitual o singularmente favorecedora de la
s inadvertidas riquezas de la realidad, de una ampliación de las escalas y categ
orías de la realidad, percibidas con particular intensidad en virtud de una exal
tación del espíritu que lo conduce de un modo de “estado límite”. Para empezar l
a sensación de maravilloso presupone una fe. »[…] pensaba, además, que esa prese
ncia y vigencia de lo real maravilloso no era privilegio único de Haití, sino pa
trimonio de la América entera, donde todavía no se ha terminado de establecer, p
or ejemplo, un recuento de cosmogonías. Lo real maravilloso se encuentra a cada
paso en las vidas de los hombres que inscribieron fechas en la historia del cont
inente y dejaron apellidos aún llevados: desde los buscadores de la Fuente de la
Eterna Juventud, de la áurea ciudad de Manoa, hasta ciertos rebeldes de la prim
era hora o ciertos héroes modernos de nuestras guerras de independencia de tan m
itológica traza como la coronela Juana de Azurduy». «A mi regreso de Europa, ya
en La Habana comencé a trabajar en El reino de este mundo. Un esbozo de su prime
r capítulo salió en La Gaceta de Cuba, que publicaba Nicolás Guillén en 1943. La
obra la terminé en Venezuela». En algunos de mis libros, más particularmente en
El reino de este mundo, he sufrido la influencia del surrealismo en mi visión d
el mundo poético y onírico de Haití. Sin embargo, siempre he tenido una concienc
ia muy clara de que tenía una obra por realizar en función de la América Latina,
ese continente que me interesa y me concierne al máximo.
El Reino de este Mundo es una novela trascendental, acaso la mejor novela de Ale
jo Carpentier. Resulta de un viaje que realiza a Haití, en 1943, en el que visit
ó buena parte de los lugares donde transcurre la novela. Emma Susana Speratti-Pi
ñero señala en su investigación sobre este texto que la novela es un increíble m
osaico de datos históricos, mitológicos, religiosos, sociológicos y etiológicos
recogidos por Carpentier en libros de viajeros, correspondencias, biografías, ma
nuales, historiadores, refundidos organizadamente para dar una versión literaria
de las luchas de independencia de Haití
Al enfrentarnos a la novela no podemos sospechar siquiera que los acontecimiento
s en ella narrados y sus personajes se correspondan con la realidad histórica. L
a novela es más mítica que real, nos acerca al mundo de lo fantástico- maravillo
so como resultado de la visión de Alejo Carpentier sobre los hechos extraídos de
la realidad. Poco más debo agregar después de lees las palabras de su Autor.
Uncategorized
Marzo 25, 2010
Dejar un comentario
Cien años de soledad
Gabriel García Márquez. 1928
Yo tengo la impresión de que, hasta el momento en que escribí Cien Años de Soled
ad, tuve la idea de empezar, de algún modo, un libro, un cuento, una novela, con
este episodio del hielo. Más aún: El personaje del viejo que lleva al niño de l
a mano, es un personaje que se repite constantemente en mis libros. En La Hojara
sca, que es mi primera novela, el principio es exactamente el de un niño que lo
visten con un traje de pana verde, que le aprieta un poco, que le aprieta en las
piernas y lo llevan a ver un muerto. Que es exactamente la imagen que yo me acu
erdo de mi abuelo que me llevaba a misa todos los domingos. Y yo siempre tuve la
impresión de que estaba trampeando un poco, porque a través de todos mis libros
, de mis cuentos, hay un viejo que lleva al niño y lo lleva a ver un muerto, y l
o lleva al cine y lo lleva de paseo y lo lleva al cine… Mi abuelo me llevaba sie
mpre al cine y yo tenía la impresión de que no había llegado a la almendra del p
roblema, hasta cuando llegue a Cien Años de Soledad, donde lo lleva a conocer el
hielo. Y era exactamente el punto donde yo había estado tratando de llegar desd
e que tenía, no sé, tenia… cuatro o cinco años. Creo que ni siquiera sabía habla
r cuando conocí el hielo.
Cien años de soledad aparece en el año de 1967 y desde su publicación hasta hoy
el libro ha producido una revolución en las letras y en la historia de la litera
tura del siglo XX . Un antes y un después que palpita en toda la literatura post
erior a Cien años de Soledad. La obra comienza con la siguiente frase: “Muchos a
ños después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía hab
ía de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevo a conocer el hielo”
. Entre las múltiples sorpresas que nos depara la lectura de Cien años de soleda
d, la más sugerente es la que hace relación a lo mágico y maravilloso. Es el mun
do popular, el folclore, el mundo rural y su entorno ancestral de embrujos, hech
icerías y sortilegios el que aflora en sus páginas, no en oposición a lo lógico-
racional , sino para facilitar el casamiento entre lo mítico y lo real , permiti
endo a quien lo lea alborozada entretención. Julio Cortázar también muestra una
especial preferencia hacia lo mágico desde su conciencia urbana.
Úrsula, personaje capital del relato, atada a la realidad, ante las pretendidas
y fracasadas invenciones de su marido, advierte la diferencia entre las activida
des alquimistas de su esposo y la ciencia como actividad de progreso, no en bald
e afirma que : “Aquí nos hemos de pudrir en vida sin recibir los beneficios de l
a ciencia”. García Márquez en su novela hace revivir lo inverosímil convirtiéndo
lo en verídico y poético.
Uncategorized
Marzo 25, 2010
Dejar un comentario
Campos de Castilla
Antonio Machado.- 1875- 1939
.
Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte años en tierra de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.
.
La literatura Española del siglo XX esta signada por el estro de Machado, poeta
indiscutido e indiscutible, maestro de varias generaciones que se ha elevado por
encima de los istmos y las modas convirtiéndose en la voz más emocionada de nue
stra poesía. Su vida fue marcada profundamente por la muerte de su esposa y por
la soledad y la tristeza, murió al terminar la guerra civil, exiliado, en el sur
de Francia.
Campos de Castilla, publicada en 1912, representa un posicionamiento personal fr
ente a su preocupación nacional que lo ha situado al lado de los poetas de la ge
neración del 98. Su obra es una referencia ineludible que ha alimentado toda la
tradición lírica posterior.
Uncategorized
Marzo 25, 2010
Dejar un comentario
Rayuela
Julio Cortázar.- 1914- 1984
Siempre seré un niño para tantas cosas, pero uno de esos niños que llevan consig
o al adulto, de manera que cuando el monstruito llega verdaderamente a adulto oc
urre que a su vez éste lleva consigo al niño, y en el mezzo del camino se da una
coexistencia pocas veces pacífica de por lo menos dos aperturas al mundo. Mucho
de lo que he escrito se ordena bajo el signo de la excentricidad, puesto que en
tre vivir y escribir nunca admití una diferencia… El monstruito sigue firme… Y m
e gusta, y soy terriblemente feliz en mi infierno, y escribo. Vivo y escribo ame
nazado por esa lateralidad, por este paraje verdadero, por estar un poco más a l
a izquierda o más al fondo del lugar donde debería estar para que todo cuajara.
Rayuela apareció en 1963; el mundo de habla hispana sufrió un movimiento sísmico
que aún perdura. Todo lo establecido hasta entonces sobre el arte de escribir n
ovelas, sobre la narrativa en líneas generales se desvirtuó, amplió sus cauces,
encontró nuevos senderos y le enseño a las nuevas generaciones de escritores que
escribir era un divertimiento donde se conjugaban la seriedad, el lenguaje, la
vida, la sabiduría y la locura en un juego sin fin donde los más oscuros estrato
s de la vida son tratados sin correr riesgos ni equivocaciones. En Rayuela objet
ividad y subjetividad, sueño y ensueño, fantasía y realidad, razón y sinrazón pi
erden sus fronteras y se entremezclan creando una fantástica realidad, por donde
los personajes discurren libremente. La libertad es principio y final en toda l
a obra de Cortázar. Libertad sin la cual Cortázar no entendía ni la vida ni la e
scritura. En Rayuela, el lector avanza de sorpresa en sorpresa por las esquinas
y los vericuetos de la narración.
Uncategorized
Marzo 25, 2010
Dejar un comentario
El principito
Antoine de Saint-Exupery 1900-1944
.
.
Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible
para los ojos.
.
.
Leer el Principito es recordar los cuentos de Perrault , de los hermanos Grimm o
de Andersen; es, en síntesis ,volver sobre los cuentos de hadas: El príncipe ca
ído de su planeta B 612 se convierte en un mito como todos los personajes que le
rodean. Este cuento hace constantes referencias al mundo de los adultos, porque
en el fondo, el libro no va dirigido a los menores de edad, a los niños, sino a
los adultos, a los que creen que han dejado de ser niños y se han convertido en
seres racionales. El libro es de una conmovedora y no bien fingida inocencia, u
na fina sátira contra la edad adulta.
Uncategorized
Marzo 25, 2010
Dejar un comentario
Veinte poemas de amor y una canción desesperada

Pablo Neruda 1904 – 1973


.
Puedo escribir los versos mas tristes esta noche
escribir, por ejemplo; la noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.
.

Hay dos recuerdos de Neruda que signan su trayectoria vital: El cisne de cuello
negro y un coleóptero. Dos seres que se quedaron
grabados en su memoria: el primero, porque, a pesar de su lucha por salvarlo, mu
ere: “Aprendí que los cisnes no cantan cuando mueren”. El segundo, porque “nunca
me he recobrado de aquella aparición deslumbrante”. Las dos frases nos revelan
la sensibilidad del poeta, su profundidad, su humanidad: “Tal vez el amor y la n
aturaleza fueron desde muy temprano los yacimientos de mi poesía”. Neruda escrib
e versos extraordinarios, versos resistentes a la depredación del tiempo, versos
que se escuchan y se van guardando como joyas preciosas en la memoria de las ge
ntes, versos que se hunden en la tierra y germinan como un don para el espíritu.
Uncategorized
Marzo 25, 2010
Dejar un comentario
El extranjero
Albert Camus 1913- 1961
.
.
.
Cuanto menos sentido tiene la vida, más vale
la pena vivirla.
.
.
Cuenta la historia de Meursault, un individuo desplazado al que todo le resbala:
Muere su madre -le resbala-; mata a un árabe en una playa argelina -le da lo mi
smo-; es condenado a muerte -ni siquiera se defiende-. Las primeras frases del l
ibro ya lo dicen todo: “Hoy, mamá ha muerto. O tal vez ayer, no sé.” La obra nos
enseña a los grandes perdedores de la humanidad, a los anti héroes, seres que s
iguen deambulando pese a la inutilidad de todo.
Uncategorized
Marzo 25, 2010
Dejar un comentario
El corazón de las tinieblas

Joseph Conrad 1857- 1924


.
.
Dios es para los hombres y la religión es
para las mujeres.
.
.
.
La vorágine no es solamente el caos, mientras avanza por el río Congo se van abr
iendo simultáneamente los diversos pliegues de la
selva y, al unísono, las pieles que cubren la moral del hombre y su descenso a l
os infiernos, a lo más profundo de su insaciable
podredumbre, de su instinto voraz, sanguinario y caótico. Marlow llega a la cost
a Africana en busca de la estación central para ir, luego,
a la estación interior en un periplo cada vez mas degradante. El Corazón de las
tinieblas es un libro que pone en entredicho la realidad occidental y apela a la
bondad del mundo primitivo.
Uncategorized
Marzo 25, 2010
1 comentario
*
Pero… ¡aquí no hay cien libros!
Es cierto, todavía no hemos registrado cien títulos. Carlos Herrera trabaj
a en ello. A medida que Carlos los vaya acabando, te los iremos colgando en la w
eb. Gracias por seguirnos.
*
WEB patrocinada por LOS LOCOS DE LA LUNA
*
clica sobre la imagen para visitarnos
*
Suscripción por correo electrónico
Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y
recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.
*
Blogroll
o Curso de escritura literaria Para aprender a dirigir tu talento
o Los Locos de la Luna Revista de literatura y poesía
o Vida breve, de Xisco Fuster Poesía, artículos, mini cuentos, fragmen
tos de novela…
*
Índice
*
Historias de cronopios y de famas. Julio Cortázar 1914-1984
*
El siglo de las luces. Alejo Carpentier 1904-1980
*
El príncipe. Nicolás Maquiavelo 1469-1527
*
El arte de la guerra. Sun Tzu 544 a.C. – 496 a.C.
*
Pedro Páramo. Juan Rulfo 1917-1986
*
1984. George Orwell. 1903-1950
*
El amante de Lady Chaterley. David Herbert Richard Lawrence 1885-1930
*
Buenos días tristeza. Françoise Sagan 1935-2004
*
El amante. Marguerite Duras 1914-1996
*
William Shakespeare. Biografía y géneros.
*
El rey Lear. William Shakespeare 1564-1623
*
Hamlet. William Shakespeare 1564-1623
*
Medida por medida. William Shakespeare 1564-1623
*
Enrique IV. William Shakespeare 1564-1623
*
Timón de Atenas. William Shakespeare 1564-1623
*
El aleph. Jorge Luis Borges 1899-1986
*
Resurrección. Leon Tolstoi 1828-1910
*
El viejo y el mar. Ernest Hemingway 1898-1961
*
La Metaforfosis. Franz Kafka 1883-1924
*
El ser y la nada. Jean Paul Sartre 1905- 1980
*
El segundo sexo. Simone de Beauvoir 1908-1986
*
El reino de este mundo. Alejo Carpentier 1904-1980
*
Cien años de soledad. Gabriel García Márquez 1928
*
*
Rayuela. Julio Cortázar 1914- 1984
*
El principito. Antoine de Saint-Exupery 1900-1944
*
Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Pablo Neruda 1904 – 1973
*
El corazón de las tinieblas. Joseph Conrad 1857- 1924
*
El extranjero. Albert Camus 1913- 1961
*
Buscar título de obra
*
• ¿Para qué sirven los libros? Es una pregunta que se oye con demasiada fr
ecuencia sin que se dé una definición definitiva que permita acallar la concienc
ia. Creo que lo oportuno, aquí y ahora, es que les cuente qué es para mí un libr
o: Permítaseme decirles que, la lectura, para mí, es una devoción, que como tal
no es imprescindible -tened siempre presente que hay por el mundo muchos analfab
etos sabios- pero que sí pone a nuestro alcance conocimientos que nos hacen comp
render mejor la humanidad. Leer es viajar al pasado y al futuro, y mantenernos e
n permanente contacto con el presente. Leer es, querido lector, sentarse frente
a una ventana desde la cual, como un dios, puedes contemplar el mundo, mirándolo
desde fuera para comprenderlo o imaginarlo mejor. Todo esto supone una particip
ación activa, un estar ahí, en el viaje, y ser algo más que un simple testigo u
observador: Al abrir y penetrar en sus primeras páginas pasamos de ser simples l
ectores a convertirnos en protagonistas -al menos eso me pasa a mí, que decido s
er uno de los personajes hasta el final de la obra- para vivir una historia. La
ventana se hace panorámica y el mundo va pasando mostrándonos su diversidad, col
orido y grandeza. Ahora, lector, abre bien los ojos, está atento, la vida es cor
ta y nos presenta pocas oportunidades de vivenciarla en su totalidad, maravíllat
e de lo que encuentras en las páginas de tu libro abierto y no te extrañes de tu
gozo, llega hasta el final del viaje con cara de placidez y la sonrisa en tus l
abios.
*
• El viaje ha finalizado, te sientes realizado tras una larga sucesión de
acontecimientos que has vivido en primera persona y han saciado tu sed de conoci
mientos y de aventura. Comprenderás, entonces, a pesar del cansancio, que el via
je es irrepetible pero no definitivo, habrá que volverlo a hacer, repetirlo y vo
lverlo a degustar, sin olvidar, que quedan aun muchos otros viajes por hacer, mu
chos mundos por descubrir, muchos libros por leer, para vivir sus historias y se
ntirnos más vivos y más comprometidos con la humanidad y con la naturaleza.
*
• En este rincón me propongo presentarte "Cien Obras de la Literatura Univ
ersal y Una Frase". Te invito a leerlas sin delación. No acepto disculpas. ¡No!
No tienes que comprarlas. Hoy las bibliotecas prestan los libros para llevarlos
a casa. Sólo necesitas buena voluntad e ir a la biblioteca y luego sacar, de tu
precioso tiempo, treinta minutos diarios para la lectura. Será gratificante. No
sabes, aún, cuanto te lo agradecerás a ti mismo, cuanto de gratificante, para ti
y para los tuyos, encontrarás en las lecturas que realices… "No olvides que las
expresiones más completas del pensamiento humano se encuentran en los libros".
*
• Debo aclarar, al iniciar esta selección de obras, que no pretendemos des
de estas páginas, fijar un Canon Literario, sólo deseamos orientar, de alguna ma
nera, a los futuros lectores sobre las obras más sobresalientes de la Literatura
Universal, tanto de la Antigüedad como de los autores contemporáneos, dando una
visión panorámica del mundo de las letras.
Get a free blog at WordPress.com
Neutra