Está en la página 1de 2

Señora

Directora

Ximena

Contreras

Toledo,

Queridas

Religiosas,

Equipo Directivo, Estimados Profesores, Estimados Padres y Apoderados,
Estimadas compañeras, Señoras y señores, Tengan todos ustedes muy buenos
días, les quiero hablar de la igualdad de género que existe “supuestamente”
hoy en día, según la constitución política de Chile, en el capítulo tercero de los
derechos y deberes constitucionales en su artículo 19 dice: “En Chile no hay
persona ni grupo privilegiados. En Chile no hay esclavos y el que pise territorio
queda libre. Hombres y mujeres son iguales ante la ley”. Si somos iguales ante
la ley, para ambos sexos se debiera aplicar el mismo criterio, ya sea en
antecedentes, sueldos o trabajo.
Esta situación no se aprecia en la realidad porque, según el análisis de la
OCDE, en Chile las mujeres poseen 23% menos de posibilidades de trabajar
que los hombres.
También muestra que “La mayoría de las mujeres que no se encuentran
trabajando tienen actividades no pagadas de ama de casa. Esto ha provocado
que las mujeres tengan ingresos mucho menores y pensiones más bajas que
los hombres”
Encuentro que debemos revertir esta situación, cuando terminemos esta etapa,
y desempeñemos algún trabajo o actividad, tenemos que realizarla de forma
eficiente, segura y con conocimientos, “la educación no cambia el mundo, sino
que cambia a las personas que van a cambiar el mundo”, con esto evitaremos
que nos prejuzguen y/o nos miren en menos, porque no lo somos, podemos ser
capaces de lo que queramos si lo realizamos con esfuerzo y dedicación.
Volviendo a la constitución, leí algo que me llamó la atención y quisiera
compartir con ustedes fue que dijera “hombres y mujeres son iguales ante la
ley” hombres y mujeres…se puede entender que se está diferenciando por el
sexo, aquello debería ser escrito como “todas las personas son iguales ante la
ley”
Pensar que durante años las mujeres hemos luchado por lograr la igualdad,
tanto laboral, política y en todo ámbito. Me enorgullece saber que producto de

Eso no es una limitación. . sé que no me enfoque en hablar sobre el colegio. si lo obtengo. somos reconocidas y se nos permite alzar la voz mediante un voto para lograr un país mejor. si nadie todavía se los ha dicho. y el no debería tener el derecho de decidir por nuestro futuro de una forma subjetiva. me propuse decirles lo valiosas que son. Nací en un país en que con sólo el hecho de ser mujer me descartan fácilmente de un trabajo.la lucha de aquellas mujeres hoy en día podemos votar. hoy me propuse entregarles un mensaje que de verdad les quede marcado. hasta el gobierno. instituciones y. se los diré yo. hoy nosotras podemos estudiar gracias a la lucha de esas mujeres que decidieron parar aquellas injusticias. son capaces de cualquier cosa si se lo proponen y se esfuerzan por ello y que nadie puede hacerlas sentir inferiores por solo el hecho de ser mujeres. no sabré si lo conseguí por mis propios méritos o solo porque tenían que llenar cupos de mujeres que deben tener las empresas. El ser madre o el estar embarazada hoy en día es una desventaja desde el punto de vista del empleador. porque encuentro que esas palabras se las lleva el viento. Para finalizar. solo por el “riesgo” de quedar embarazada y. y que. es una fortaleza y ustedes la tienen por el solo hecho de ser mujeres. Y no solo eso.