Está en la página 1de 3

Reino Unido

Gran Bretaña fue uno de los primeros países en contar con mujeres militares. El
origen de la inclusión de las mujeres al mundo militar se remonta al siglo XIX,
con los cuerpos sanitarios, The First Aid Nursing Yeomanny, los cuales pasaron
por diversas transformaciones. No obstante, sus integrantes no tenían
reconocida su condición militar. El avance de la Segunda Guerra Mundial obligó
a que las mujeres pertenecientes al Auxiliary Territorial Service se
desempeñaran como telegrafistas, policías militares y operadoras de radar; sin
embargo, una vez que el conflicto hubiera terminado, los ejércitos retornaron a
ser esencialmente masculinos. La apertura a las mujeres al mundo militar se
desarrolló poco antes de que finalizara la Guerra Fría y en la actualidad,
aproximadamente el 12 por ciento de las fuerzas armadas británicas es
femenino. La norma general es que la mujer tiene acceso a todas las funciones,
excepto donde de forma directa se encuentra en contacto con el enemigo,
puntualmente, la mujer tiene vetado todavía su ingreso en la infantería de
marina, la caballería, los comandos especiales del Ejército y no puede ser piloto
de combate de la Fuerza Aérea.
Alemania
Hasta 1975 no se produjo la incorporación de mujeres a las Fuerzas Armadas
de la República Federal alemana; y entonces tan sólo se permitió su ingreso
como oficiales médicos. Con motivo de la reunificación de Alemania, en 1991
se abrió la posibilidad de su ingreso a otras escalas y cuerpos. Desde el año
2001 todas las escalas y cuerpos de las Fuerzas Armadas están abiertas a la
participación voluntaria femenina. Su presencia resulta ya significativa en los
servicios médicos, y comienza a ser apreciable en apoyo al combate y servicios
de logística.
Francia
La incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas en Francia ha sufrido un
largo proceso de maduración y es en la actualidad completa en todas las
fuerzas y empleos. En noviembre de 1940 se creó el primer Cuerpo de Mujeres
agregado a la fuerza de la Francia Libre, con el propósito fundamental de
contribuir a los servicios médicos, posteriormente este mismo cuerpo fue
empleado en las guerras coloniales de Indochina y Argelia. En 1972 entró en
vigor una ley que permitía la plena incorporación femenina en igualdad de
condiciones. Ya a finales de los años noventa se produjo la incorporación
completa al eliminar toda clase de exclusiones para el acceso de las mujeres a
la carrera militar.
Noruega

y el camino hacia la completa integración dista mucho de haber sido concluido. sólo 17 completaron el entrenamiento y 14 se incorporaron a la unidad. como consecuencia del desarrollo normativo democrático y la exigencia social de la plena igualdad de derechos.Las mujeres entraron por primera vez a las Fuerzas Armadas en 1985. alcanzan los mismos niveles de responsabilidad. el ejército noruego veía una necesidad de integrar a mujeres a sus fuerzas especiales. aunque limitando los destinos. mientras que en 1999 se garantizó la igualdad de la mujer en el terreno profesional. pero nunca han superado el 10% de los efectivos. forman parte de una unidad concebida por y para mujeres. La evolución normativa de la incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas españolas. En 1989 se produjo la reincorporación a las Fuerzas Armadas. cuando por primera vez se abría la posibilidad de su ingreso a los ejércitos: si bien está posibilidad se encontraba limitada al acceso de cuerpos y escalas muy determinados (cuerpos jurídicos. por lo que nació el proyecto Jegertroppen. En el año 2014 fue aprobada una ley que obliga a las mujeres mayores de edad a prestar servicio militar. sanitarios y auxiliares). se encuentran bajo un único régimen disciplinario y son gratificados mediante el mismo sistema salarial. La presencia femenina en las fuerzas armadas italianas es todavía baja. pues. De las 196 que se postularon para participar en el programa en 2015. NOTA: Los estudios médicos que se realizaron en los tiempos de la URSS demuestran que las mujeres son un poco menos fuertes que los hombres. fuerzas especiales terrestres o fuerzas especiales navales. Por diez años ninguna logró pasar las pruebas de los regimientos de paracaidistas. Italia La posibilidad de que la mujer ingresara en las Fuerzas Armadas no se presentó hasta 1999 (Ley 380. abriendo de hecho la posibilidad de ingreso en las armas combatientes. y aún entonces lo hizo con algunas restricciones y a través de un peculiar sistema de incorporación. desarrollada a lo largo del año siguiente a través de tres decretos ministeriales). Aun así. Comenzó en 1988. España Fue a finales de los años 80. En las Fuerzas Armadas españolas no existe ninguna diferenciación por razón de género en formación y destinos. cuando se abordó de forma efectiva la apertura de filas a la integración femenina. todos sus integrantes cumplen con las mismas tareas específicas. Las cazadoras. . En el 2007 se establece la igualdad de género como uno de los principios básicos de las Fuerzas Armadas. restringiendo algunos ámbitos y empleos. Anualmente el Ministerio de Defensa determina el porcentaje y las clasificaciones para cada ejército a las que pueden optar las mujeres. Su especialidad es efectuar las llamadas labores de "reconocimiento".

Sin embargo. tienen capacidades psico-físicas que crean posibilidades inaccesibles para sus compañeros hombres: son más resistentes. son más detallistas y ordenadas. servicios de personal. . apoyo informativo.aunque tengan el mismo peso. medicina y sicología. Por eso en las fuerzas armadas trabajan en las divisiones de comunicaciones. aguantan más el estrés físico y emocional.