Está en la página 1de 2

El fallo resulta novedoso, pues fija plazos para el cumplimiento de lo dispuesto

,
permite la eventual aplicación de multas en caso de incumplimiento y específica
cuales serán las tareas que se llevarán a cabo. Más aún, la Corte instó a la formación
de un Cuerpo Colegiado, integrado por el Defensor del Pueblo de la Nación y las
ONGs para ejercer un control del Plan de Saneamiento. Por último, para el controlar la
ejecución de la sentencia, atribuyó competencia al Juzgado Federal de Primera
Instancia de Quilmes, a cargo del juez Armella.
Considero que es adecuado ahora, hacer una mención breve a los sistemas de
control constitucional y a su evolución a través del tiempo. Cuando hablamos de
sentencia constitucional, nos referimos a aquella que resuelve una “duda
constitucional” que se presenta ante un caso concreto. La sentencia, será estimatoria
o desestimatoria según impugne o no la constitucionalidad de un precepto y su
eficacia dependerán del sistema de control adoptado. Dos son los sistemas de control
constitucional existentes: el concentrado y el difuso. De los artículos 31 y 116 de la
Constitución, surge de manera implícita, que adoptamos el sistema difuso para el
control de constitucionalidad. Corresponde entonces al poder judicial, llevar a cabo el
mencionado control. De lo dicho, se sigue además, que de acuerdo con este sistema,
la sentencia tiene efectos sólo respecto de las partes que intervinieron en la causa.
Ocurre, no obstante, que en el proceso colectivo la sentencia produce efectos
respecto de todos los que tienen interés en el conflicto. En nuestro sistema, la
verificación última constitucionalidad está a cargo de la Corte Suprema de Justicia. Al
respecto, se manifiesta la Corte en el fallo Mendoza diciendo que “ no debe olvidarse
que un examen como el que se viene llevando a cabo, además de hacer pie en el
rigor de los razonamientos lógicos, tiene por objeto mantener la racionalidad de la
agenda de casos que debe examinar y sentenciar este Tribunal así como de no
entorpecer el responsable ejercicio de las atribuciones constitucionales que la Ley
Suprema ha encomendado a este Cuerpo en los asuntos que corresponden a su
jurisdicción más eminente, como intérprete final de aquélla, como guardián último de
las garantías superiores de las personas y como partícipe en el proceso republicano
de gobierno” .
Ahora bien, a partir del nacimiento del control judicial difuso, con el ya mecionado fallo
de la Corte Norteamericana, “Marbury v. Madison", en 1803, el papel de los jueces, ha
sufrido ciertas transformaciones. Néstor Sagués, que desarrolla ampliamente este
tema, asevera que en un principio “el juez constitucional se perfila como un
inaplicador o desaplicador de normas inconstitucionales. Su veredicto admisorio de la
pretensión declarativa de inconstitucionalidad, ceñido al caso concreto, evita que allí
se efectivice la norma inconstitucional, que para esa litis se la reputa inválida e
inexistente, ex tunc. Pero el precepto continúa formalmente en vigencia.” Con
transcurso de los años, el control fue expandiéndose, de forma tal que la ley
declarada inconstitucional termina siendo abolida. Pronto, las decisiones de los
tribunales máximos, adquierieron el carácter de precedente, y los tribunales inferiores
quedaron obligados a respetar las decisiones de los tribunales de mayor jerarquía. Si
bien, puede que se modifique el criterio adoptado, la decisión adquiere un cierto
carácter general, y usualmente, permite predecir cual será la solución en casos
análogos. Posteriormente, nos encontramos con un último tramo, en el que las Cortes,

En la vereda de en frente. continuó el 8 de Julio del corriente año. y también autoridades provinciales o locales. pueden ser el Poder Legislativo. En otras palabras. Los destinatarios. considerando que los plazos establecidos en 2008 han llegado a término y no ha habido respuestas favorables. encomiendan. con las precisiones que surgen de los considerandos siguientes y cuyo contenido es determinado por el Tribunal en uso de las atribuciones que le corresponden por la Constitución y por la ley general del ambiente” . designado para que se ejecute la sentencia. que la doctrina no es pacífica acerca de las sentencias exhortativas. “los jueces hablan a través de sus sentencias”. quedaron expuestos los problemas derivados de la ocupación ilegal del complejo habitacional en Villa Soldati. se mostraron molestos y recalcaron la falta de organización y la mala predisposición de las autoridades. sobretodo. con plazos a la vista” . encontramos.“inducen normas”. porque. y algunas veces las exigen. recomienda o encomienda a los otros dos poderes el cumplimiento de una tarea que les corresponde. me referiré al estado actual de la causa Mendoza. Acontece empero. Los ministros. a aquellos que opinan que alguien debe “salvar” las omisiones de los demás poderes evitando la existencia de situaciones contrarias a lo establecido por la ley fundamental. pero las instan. destinado al traslado de las familias que habitan a la vera del Riachuelo. con el objetivo de controlar los avances en la ejecución de lo dispuesto en la sentencia condenatoria. afectándose el principio de la división de poderes. para muchos. En efecto. ante una norma o ante una omisión inconstitucional el poder judicial. que Sagués denomina “atípicas”. no cumplen con la resolución. A su vez. se instó a los gobiernos a trabajar en conjunto para la ejecución de los Planes de Saneamiento. Aparecen así. la ampliación de las facultades de la Corte como último intérprete de la Constitución. exhorta. La audiencia. a pesar de la orden judicial del Juez Armella. así. En la audiencia. . y se han suscitado ciertas polémicas. Básicamente. pueden implicar una invasión a los demás poderes. Para finalizar. los gobiernos. es exactamente lo que ocurre en el caso que venimos tratando. El pasado 16 de Marzo. “no las fabrican. Lo descripto. y se interrogó a la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo para conocer el grado de ejecución de los mandatos impuestos en las sentencias citadas. “La condena que se dicta consiste en un mandato de cumplimiento obligatorio para los demandados. el Poder Ejecutivo. las sentencias exhortativas. se llevó a cabo una nueva audiencia pública. Allí.