Está en la página 1de 1

a) Crear un liderazgo ejecutivo

Los directores y gerentes deberán involucrarse en las decisiones y acciones necesarias para
conducir la estrategia.
b) Desarrollar una visión sistémica para alinear a la organización
Debemos desarrollar un pensamiento sistémico que contrarreste una tendencia a la autoorganización de las distintas áreas a actuar independientemente de acuerdo a sus propias
reglas.
c) Traducir la estrategia en términos operacionales
Definir una hoja de ruta que permita la ejecución de la estrategia definida, incluyendo metas,
acciones, plazos, responsables, junto a criterios de éxito de la nueva estrategia y mecanismos
de seguimiento y control.
d) Optimizar la toma de decisiones
La ejecución de la Estrategia será el resultado de cientos de decisiones hechas día a día de
acuerdo a la información con que se cuenta y los propios intereses de los ejecutivos y
colaboradores.
e) Motivar para que la estrategia sea un trabajo de todos
Para ello nos parece indispensable que la organización se haga cargo de los siguientes
temas:
1.

Alinear metas/incentivos personales con la ejecución de la estrategia, objetivos de la
compañía y desarrollo de carrera.

2.

Identificar los requerimientos organizacionales necesarios para llevar a cabo las
iniciativas estratégicas en el ámbito de los procesos, organización, sistemas de gestión,
personas y cultura.

3.

Comunicar claramente la estrategia para que cada persona dentro de la organización
la entienda y pueda llevarla a cabo en el día a día.

f) Desarrollar capacidades avanzadas de planificación y ajuste
Cada empresa deberá incorporar la “colaboración” como co-creación de valor, estableciendo
relaciones profundas con los proveedores, clientes clave y socios estratégicos.
g) Control y seguimiento estratégico
Dado que las opciones estratégicas se basan en hipótesis e involucran cambios con plazos
extendidos de 3 a 5 años, se deberá monitorear cercanamente cada iniciativa, durante y
después de su ejecución.