Está en la página 1de 2

EL ATENTADO A LAS TORRES GEMELAS Y AL PENTAGONO

El 11 de septiembre del 2001 es una fecha que muy pocos olvidarán por el
resto de sus vidas porque significó quizá el mayor atentado terrorista de la
historia, por su magnitud y la cantidad de vidas humanas perdidas. Las Torres
Gemelas, símbolo de una ciudad próspera y cosmopolita, se derrumbaban ante
los ojos incrédulos y aterrados de todo el mundo.
El 11 de septiembre del 2011 debía ser un día normal para New York, pero
mientras Manhattan desarrollaba sus actividades con normalidad, cuatro
aviones comerciales fueron secuestrados luego de despegar del Aeropuerto
Internacional de Boston, el Aeropuerto Internacional Washington-Dulles y el
Aeropuerto Internacional Libertad de Newark.
Exactamente a las 8:46 de la mañana se produce el impacto del primer avión
sobre la Torre Norte. La gente de los alrededores queda paralizada sin saber
bien que ocurría. Se hablaba del impacto de una avioneta, pero la teoría más
cercana era que podía tratarse del Vuelo 11 de American Airlines, que se había
reportado como sospechoso de secuestro.
A las 9:02 am. Un segundo avión (United Airlines) se dirigió directamente a la
Torre Sur, esta vez todas las cámaras que registraban este hecho en vivo.
Quedó confirmado a partir de ese segundo que se trataba de un ataque
terrorista. Desde fuera se podía ver la horrorosa escena de la gente
asomándose por las ventanas escapando del humo que los invadía. Y la escena
quizá más trágica, fue ver cómo muchos se rindieron y se lanzaron al vacío,
presos de la desesperación o quizá solo decidieron elegir su muerte cuando
ésta era segura.
Decenas de personas llorando por sus familiares que se encontraban dentro,
aguardando que los bomberos pudieran rescatarlos. Muchos lograron
comunicarse con sus familiares atrapados a través del celular o mensajes de
texto, y la gran mayoría después contó que se trataron de mensajes de
despedida. Lo mismo sucedió con la gente que se encontró dentro de los
aviones secuestrados. Conocían de su destino y llamaron a sus parejas y
familia, para darles el mensaje del adiós.

la Torre Norte tuvo la misma suerte. Sin embargo. Aquella mañana que debía ser perfecta. que se atribuyó al grupo yihadista. el famoso Vuelo 93. pero quizá el más importante es el respeto a la vida. La Torre Sur. En Washington. a la libertad y a la paz. hombres. 10 minutos más tarde. La gigantesca y perfecta construcción de más de 100 pisos. me lo sigo preguntando. Al final. se pudo observar que algunas personas. pues ya se tenía la información de un 4to avión secuestrado. mujeres y niños de algunas partes del Medio Oriente celebraban las escenas de horror de los norteamericanos. que había sido impactada primero. de las madres o de los hijos de todas las víctimas de estos atentados. Recuerdo muy bien que durante las transmisiones en directo. Hay miles de mensajes dentro de estos sucesos. Y hasta hoy. de estos hechos aprendemos. liderado por Osama Bin Laden. Ningún fin justifica actos violentos como éste. La destrucción y la pérdida de vidas humanas fue la constante de este ataque. fue una pesadilla para los Estados Unidos. un tercer avión se estrellaba contra el Pentágono. Era una verdad dolorosa: las Torres habían caído y junto a ellas se perdió la vida de 2602 personas que se encontraban dentro de los edificios. Media hora más tarde.A las 9:37 am. . por ese entonces. Yo no podía comprender qué estaba pasando con este mundo. No pasó ni media hora desde el atentado al Pentágono y exactamente a las 9:59 am. Hasta ese momento se habían perdido cientos de víctimas humanas y los daños materiales eran incalculables. se venía abajo en menos de un minuto. Fue inevitable. Nadie va a poder curar el dolor de las esposas. la Casa Blanca y el Congreso son evacuados. Al Qaeda. se derrumbaba ante los gritos de las personas que no podían creer lo que veían. no lo merecían. a las 10:28 exactamente. lo material es recuperable. sea cual fuera. nos deben dejar una enseñanza. dejando en su lugar una gran cantidad de humo que recorrió las cuadras aledañas y obligó a que los espectadores que se encontraban en las calles corrieran por su vida. Y ejemplos como éste. Pero esas personas inocentes que murieron de una forma cruel.