Está en la página 1de 1

Maira Juliana Estévez Rueda

ID: 242864

La psicología humanista cuenta con un trayecto histórico bastante amplio, teniendo en
cuenta que sus primeras concepciones se dieron desde el pensamiento filósofo, resaltando,
en especial, las afirmaciones que Heráclito hacía para ese entonces las cuales consistían en
que todo era un continuo fluir, y en donde determinaba también que la realidad se forma
por el sobrevenir de la contradicción, generando así, una nueva perspectiva para
comprender al hombre tal cual es, pero teniendo en cuenta aquella relación entrelazada con
la sociedad (tal como lo plantea la concepción humanista).
Por otra parte la psicología humanista cuenta también con el “apoyo” por así decirlo de la
psicología gestalt, la cual percibe al hombre (al igual que la psicología humanista) como
algo más que la suma de sus partes. La psicología Gestalt considera dentro de su doctrina
que se debe comprender al hombre no bajo un hecho determinado, sino bajo un análisis de
campo total; esto es a lo que se hace referencia en la psicología humanista a que el hombre
debe ser percibido desde una concepción completa arraigada al contexto en el que se
desenvuelve.
En cuanto a la parte personal, los miedos que enfrento para ejercer la profesión radican en
fracasar a la hora que vaya a poner en practica todo aquel conocimiento teórico que tengo;
y a modo de ejemplo, iniciar una terapia psicológica ya sea en el campo clínico o una
gestión de desarrollo de competencias en el campo organizacional y que estas simplemente
no funcionen. También dentro de esos miedos que me invaden a la hora de ejercer la
profesión se encuentran el generar un mal diagnóstico, perjudicando así a alguien en lugar
de ayudarlo.