Está en la página 1de 3

CONCLUSIÒN

La política neoliberal mexicana es: centralizada, incompleta, injusta y depende del
exceso del capital externo.
Es centralizado porque el gobierno no toma en cuenta las necesidades y
características económicas de diversas regiones y estados del país.
Es un neoliberalismo incompleto porque no deja en libertad todas las fuerzas del
mercado, el Estado ejerce controles y limitaciones en los aspectos que considera
conveniente. Por ejemplo, los salarios están sujetos a controles y por lo general no
rebasan cierto porcentaje, en tanto que el gobierno aumenta en forma
desproporcionada los precios de bienes y servicios estatales.
Depende en exceso del capital externo y en especial de la inversión extrajera, a la
que tiene que darle muchas facilidades. El neoliberalismo ha polarizado a la
sociedad mexicana porque el ingreso se ha concentrado en muy pocas manos en
tanto la mayoría no cuenta con ingresos suficientes para satisfacer sus
necesidades.
A través del neoliberalismo el Estado pretende impulsar la modernización del país
sin tomar en cuenta consecuencias negativas. La política económica neoliberal ha
sumido en el atraso a muchas actividades, regiones, grupos y personas y sólo ha
beneficiado a unos cuantos, sobre todo a los que están involucrados en
actividades de exportación para el mercado externo.
Aunque se ha disminuido la inflación, gracias a las políticas de estabilización, no
se ha recuperado la capacidad de crecimiento económico.
Por otro lado, una de las banderas del neoliberalismo mexicano fue: no al Estado
obeso (populista e ineficiente), sí al Estado fuerte (promotor y garantía de eficacia,
justicia y libertad). Sin embargo, en una de las áreas de responsabilidad del
Estado tan elemental e importante como es la impartición de justicia y la
protección cotidiana del ciudadano en su persona, propiedad y derechos, la
realidad no ha correspondido, ni de lejos, a la promesa. En la práctica y en esa
materia, los mexicanos simplemente pasamos del Estado obeso al Estado
inoperante o, de plano, al Estado inútil.
Las policías locales y federales, así como los distintos cuerpos de seguridad y
protección del Estado, están infiltrados por el narcotráfico y no responden a las
necesidades de la gente ni de las entidades políticas. La ausencia de un Estado
de derecho a lo largo y ancho del país ha terminado por alterar completamente el
mapa de la nación, sometiéndolo a un esquema funcional para la criminalidad.

. justo. universidades. Ya es hora de que México aprenda la lección. ¿Cómo mexicanos queremos seguir así? Si como sociedad no somos participes de lo que pasa en política. económico. cultural y ambiental.Es importante señalar la opinión de un destacado autor que ha estudiado el fenómeno neoliberal de México. Bibliografìa  “El fracaso neoliberal en Mèxico” Artìculo de Carlos Herrera de la Fuente en Aristegui noticias. De nosotros depende qué tipo de país queremos para el futuro de nuestros hijos y. afirmando que el neoliberalismo en México es un modelo inviable y que su aplicación ha sido un fracaso porque no ha propiciado el desarrollo socioeconómico del país. En fin. en México debemos buscar un camino propio hacia el crecimiento favoreciendo su equilibrio social. queremos un México democrático. partidos políticos. pienso que la solución está en nuestras manos: del gobierno. político. con la implementación de este modelo donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. no nos informamos de lo que está pasando y no contribuimos con nuestra sociedad. organismos no gubernamentales y sociedad en general. desarrollado y seguro. debemos buscar una estrategia económica. “Los problemas actuales de la economía mexicana… se derivan no sólo de modelos fallidos de crecimiento que han predominado el país. con mejores condiciones de vida para todos los mexicanos y que entre por la puerta grande al concierto de naciones. sino que han sido agudizadas por las políticas de ajuste y de apertura comercial y financiera que se han venido instrumentando en los últimos años” (Arturo Huerta) Con los elementos aportados hasta ahora se puede responder la pregunta de que si el neoliberalismo es un éxito o un fracaso en México. Horacio Flores de la Peña afirma: “Las metas de política económica a largo plazo son: crecer más y distribuir mejor”. sin duda alguna. La política económica debe ser hilo conductor para lograr esas aspiraciones. Si deseamos lograr el cambio debemos empezar con un cambio interior.

. 1995. “El neoliberalismo en Mèxico: ¿Èxito o fracaso?” Josè Silvestre Mèndez Morales. Primera Ediciòn.  Meyer. Ocèano de Mèxico. Lorenzo “Liberalismo autoritario. Mèxico. Las contradicciones del sistema político mexicano” Ed.