Está en la página 1de 1

ANTROPOLOGIA FILOSOFICA

CAPITULO II. UNA CLAVE DE LA NATURALEZA DEL
HOMBRE: EL SIMBOLO

Johannes Von Uexkull era un biólogo, filósofo idealista y fenomenista y él decía
que la biología para él era una ciencia natural que se tiene que desarrollar con
métodos como la observación y la experimentación también decía que el
pensamiento biológico no es del mismo tipo que el pensamiento físico o químico.
También defendía la idea de que la vida es una realidad última y depende de sí
misma.
Von Uexkull desarrollo un nuevo esquema general de investigación biológica. Su
fenomnismo no estaba basado en consideraciones metafísicas ni epistemológicas
sino en los principios empíricos. El creía que era equivocado pensar que existe
una realidad absoluta de las cosas que fuera la misma para todos los seres.
El siempre procuraba evitar todas las interpretaciones psicológicas. Uexkull de
cierto modo trataba de no referirse a cosas superiores o inferiores de la vida
orgánica.
El receptor por el cual una especie biológica recibe los estímulos externos y el
efector por el cual reacciona ante los mismos se hallan siempre estrechamente
entrelazados.
La realidad física parece retroceder en la misma proporción a la que avanza su
actividad.
A pesar del racionalismo moderno la definición del hombre como animal racional
no ha cambiado. La racional es un rasgo inherente a todos las actividades
humanas. El lenguaje ha sido identificado con la razón o la fuente de la misma sin
embargo el lenguaje abarca una inmensa cobertura.
Los grandes pensadores que definieron al hombre como animal racional no eran
empiristas ni trataron de proporcionar una noción empírica de la naturaleza
humana. Por lo tanto definir al hombre como un animal racional se definirá como
un animal simbólico y así se puede designar su diferencia y dar paso a la
civilización.