Está en la página 1de 3

Sergio de Jesús Escobar Rodríguez

Caso Toyota
Este caso se vio enmarcado en la denominada crisis automotriz
que sucedió entre el periodo que comprendió los años 2008-2010
que inicio en los Estados Unidos y que después se expandió a otros
continentes. Sin duda alguna significó un duro golpe a una de las
empresas que se había convertido en el emblema del denominado
milagro japonés y quien fuera hasta ese entonces el principal
fabricante y con mayores ventas de automotores en el mundo.
La falla era debido a que el pedal del acelerador quedaba atascado
provocando que los coches no dejaran de acelerar, la falla origino
algunos accidentes que terminaron con la vida de 36 personas.
Si bien esta falla se le atribuyó (como era de esperarse) a su
fabricante, hay cierta evidencia, no del todo oficial, que
demostraría que dicha falla fue provocada a propósito por parte de
Estados Unidos. Lo anterior surge porque se encontró que las
piezas involucradas en la falla eran de manufactura
estadounidense.
En otras palabras todo este problema tendría en realidad un
trasfondo en donde se estaría involucrando quizá al gobierno de
Estados Unidos en un sabotaje a Toyota.
Lo anterior tuvo como consecuencia un duro golpe a la imagen de
Toyota y a su credibilidad lo que a su vez derivo en una baja
sensible de confianza por parte del consumidor generándole un
costo que se tradujo en una pérdida de 2000 millones de dólares.
Además de una sanción impuesta por El Departamento de
Transporte de los Estados Unidos al fabricante japonés por 16,375
millones de dólares.
Las de acciones de Toyota que tenían un valor de 140 usd antes de
que sucediera el problema con el acelerador cayeron hasta 50 usd.
La solución fue mucho más simple que los problemas ocasionados,
empleando solamente un refuerzo de acero detrás del pedal de
aceleración, añadiendo una resistencia que le brindara mayor
estabilidad.

ocasionaban lo antes mencionado: que el pedal quedara trabado o con un retroceso excesivamente lento. Es curioso como en este contexto Toyota que crecía de manera significativa en el mercado de aquel país y era el fabricante número uno del mundo por aquellos años de repente se vio afectada por el problema en el acelerador además actualmente podemos ver como los dos fabricantes principales de Estados Unidos se han recuperado de manera importante desde aquellos años. debido a los materiales empleados en ese sector del coche. Valor de acción de los principales fabricantes de automotores Dicha situación me recuerda a los atentados del 9/11 (donde hay varias suspicacias sobre la versión oficial y se especula con que todo fue orquestado también por el gobierno de Estados Unidos).Esto soluciono la falla que. Esto lo podemos ver reflejado en el valor de sus acciones en la siguiente tabla en donde por supuesto vemos también las de Toyota mencionadas anteriormente. lo anterior provoco una significativa disminución de la venta de las tres fabricantes de coches de Estados Unidos: General Motors. Desde luego si se toma en cuenta todo el “marco” en el que se desarrolla este caso queda esa impresión de que todo esto fue planeado debido a la fuerte recesión por la que este país atravesaba y el aumento en los precios del petróleo lo que a su vez género que se dispararan los precios de las gasolinas. En este caso si de verdad se involucró el gobierno de Estados unidos en este sabotaje seriamos testigos una vez más de como . decantándose el consumidor por coches de marcas extranjeras que eran más eficientes que los de manufactura nacional perjudicando así la producción del país. Ford y Chrysler.

esta recuperando de nuevo la confianza del consumidor y sigue siendo de los principales fabricantes de automotores en el mundo.para los dirigentes de este país lo único importante es ostentar el poder sin importarles nada más. En el mismo camino podemos notar como para algunas empresas con tal de permanecer al menos dentro de competencia son capaces de recurrir a “tácticas” en donde la ética queda completamente olvidada y lo único que importa son los intereses y el poder propio sin importar cuanto afecte esto a los consumidores. En este caso su economía no marchaba por buen camino y los problemas de sus fabricantes además de perjudicarles solo a ellos perjudicaban también a la economía entera del país. . Actualmente Toyota recupero el valor de sus acciones a 117 usd. Además lo sucedido para Toyota demuestra que no siempre se puede confiar en los demás (proveedores). Me quedo con esta impresión de que para las grandes corporaciones (espero que no todas) lo único que importa es mantener a flote el negocio sin importar el costo o las consecuencias incluso si esto significa la pérdida de vidas humanas. y como empresa se tienen que implementar controles adicionales de calidad haciendo énfasis sobre todo en los aspectos relacionados con la seguridad del consumidor.