Está en la página 1de 9

UNAM

FFyL
Colegio de Historia
Historia de Egipto
Elí Gutiérrez Briseño
Ramsés el Grande
La momia de Ramsés II
En el curso de la dinastía XX el país de Egipto fue víctima de incursiones de libios y
otros pueblos, una serie de malas cosechas debilitó la economía, y el poder central y la
administración se empobrecieron. Así comenzaron a proliferar prevaricadores que, por
frenar el hambre, violaban y saqueaban las tumbas reales, verdaderas cavernas de
tesoros. Así la tumba de Ramsés II fue víctima de penetraciones y saqueos. Ninguna de
las tumbas del Valle de los Reyes se salvó, más que la pequeña tumba de Tutankhamón.
Los sacerdotes y el alcalde de Tebas decidieron trasladar los despojos reales a dos de las
tumbas más bellas, la de Setos I y la de Amenhotep II, cuyos accesos podían ser más
fácilmente vigilados. Así, la mayoría de los faraones de las dinastías XVIII a la XX
volvieron a ser enterrados, pero ahora sin ninguna pompa. En este traslado las momias
sufrieron muchos maltratos, además del despojo que ya habían sufrido. Mientras la
tumba de Amenhotep II quedó sellada hasta el siglo XIX de nuestra era, los antiguos
intrusos violaron la tumba de Setos I y otra vez se maltrató la momia de Ramsés II entre
otras. Las autoridades buscaron un lugar donde resguardar las momias, el cual
encontraron en el hipogeo de la reina Inhapi, esposa de Amenhotep I, cuyo cuerpo ya
había sido puesto a salvo allí.
En ese escondite logró descansar Ramsés II unos 2 830 años hasta 1881, cuando
se hizo el descubrimiento por autoridades egipcias del escondite mientras perseguían a
los modernos saqueadores de tumbas. La momia de Ramsés fue depositada en el Museo
de Bulaq, donde la momia, después de cientos de años de permanecer en un lugar seco,
volvió a sufrir por las condiciones climáticas húmedas. En 1896 se le hicieron estudios a
la momia, para comprobar que fuera la de Ramsés II. En 1976 la momia dejó el Museo
del Cairo para viajar a Francia para ser “curada”, pues se había descubierto un extraño
olor que provenía de ella. La momia de Ramsés II fue llevada al Museo del Hombre
donde se le hicieron estudios científicos con sumo cuidado, en los que se descubrió el
agente que lo atacaba, unas setenta especies de hongos que proliferaban en la espalda
del faraón. Para curarlo se optó por la radioesterilización, para protegerlo de los posibles
daños. También se descubrió que lo más seguro era que el color del cabello del faraón
había sido rojo, y su cabello continuaba siendo sedoso. El faraón debió medir
aproximadamente 1.75 metros, era de piel blanca y murió alrededor de los 85 años.
Permaneció siete meses en París y regresó al Cairo en un avión militar francés el 10 de
Mayo de 1977, donde volvió a ocupar su lugar en el Museo, ahora curado.
La dinastía de Ramsés II
Después del periodo de Amarna, que causó crisis económica y política al imperio,
siguieron gobernantes sin mucha trascendencia política y con reinados cortos. La
dinastía XVIII había terminado. Smenkare, Tutankhamón y Ay fueron los últimos
gobernantes de esa dinastía, y con ellos se acabó la revolución religiosa que había
soñado Akhenatón. El poder ahora pasaba a un personaje importante en esos años, el
general del ejército Horemheb, un hombre de fuerte personalidad, propicio para un
Egipto sin liderazgo. Bajo su mano firme Egipto recuperó la estima y el respeto del

y le confiaba oficialmente ciertas responsabilidades. debió morir poco después. Su preceptor fu un joven llamado Tiia. Amonuahsu desposó con la hija real de Setos I. de quien había tenido un hijo: Setos. Adquirió además otras responsabilidades y finalmente Horemheb lo nombró visir. Su esposa era la dama Sitre. Y es que para entonces Parameses seguramente había cambiado su nombre por el de Ramsés. En los textos Ramsés II segundo aparece con título honorífico a la edad de 10 años de comandante en jefe del ejército. siguiendo la costumbre. Parece que acompañó a su padre en algunas campañas militares. la continuarían su hijo Setos y su nieto Ramsés II. se destacó en la geografía política del reino. en una necrópolis que pudiera recibir a las reinas de la nueva dinastía. hijo de Amonuahsu. Imitó a sus antecesores: Amenhotep III en sus notables realizaciones arquitectónicas. y a Tutmosis III en sus campañas militares. Este evento marcaría la vida de Ramsés II.extranjero. para celebrar el regreso al dogma de Amón. Fue enterrado en el Valle de los Reyes. También continuó la obra de Amenhotep III en Karnak. Este Setos había casado con la joven Tuya. entre ellas la toma de la ciudadela de Qadesh. la de los ramésidas. del cual muy probablemente había contribuida a su redacción en la época de Horemheb. Esta tradición. Sin embargo había compartido el peso del poder largos años con Horemheb. pero en la que se encontraron extractos de una nueva recopilación de textos funerarios reales: el Libro de las Puertas. La corregencia de Ramsés II Coronado hacia sus treinta años Setos I realizó grandes proyectos. Así nacería la dinastía XIX. De cualquier modo hay que prestar atención a la infancia excepcional de Ramsés II que se ve en los textos. conocía los pueblos vecinos y las expediciones que habían realizado sus antepasados. y Setos I decidió poner fin al conflicto por la paz. en un tumba sin terminar. quitando el “pa” que lo hacía sonar vulgar. Sitre. Luego. príncipe hitita. desde ahí Horemheb había puesto orden al desfalleciente estado egipcio. . Se muestra a Ramsés como un joven precoz y se insiste en el hecho de que fue instalado como legítimo heredero. Seguramente Setos I quería afirmar el impacto de su dinastía naciente valorizando la importancia del joven heredero. sobre la cual finalmente triunfaron los ramésidas. En esta atmósfera dinámica fue en la que Ramsés II tuvo su primera juventud. Buscó la adhesión de diferentes cleros que podían equilibrar el poder del sacerdocio de Amón. Así nadie podía cuestionar su derecho a la corona. En cuanto a la temprana educación del joven Ramsés. A veces es difícil comprender y reconstruir la historia de los acontecimientos. con quien tuvo un hijo al que le pusieron el nombre de su abuelo. como Horemheb no tenía descendencia nombró a Parameses príncipe heredero. Sin embargo esta ciudad fue recuperada por Muwatalli. Aunque Ramsés I murió a los dos años de su reinado. poco tiempo después de haber confirmado a su hijo como corregente oficial. los hechos reales con la imagen que se quería dar. Tia. porque en los textos muchas se confunden la realidad con la leyenda. Ramsés. investidura que se celebró con gran pompa. Su época fue la del “Renacimiento” egipcio. Ramsés I innovó al destinar una tumba para su esposa Sitre. un importante funcionario y administrador. su esposa. Entre sus más cercanos colaboradores se encontraba un personaje fuerte y brillante llamado Parameses. En esta época Menfis era la capital. Quizá la insistencia en justificar su legitimidad tenga que ver con la presencia de algún príncipe heredero sobreviviente de la dinastía XVIII. quién pronto subió todos los escalones de su carrera militar y se convirtió en general del ejército. A los 15 años de Ramsés II su padre le invistió oficialmente con la corregencia en Menfis. Esta familia seguramente estaba próxima a Horemheb.

Se le iba a colocar la corona que lo hacía señor de las dos tierras. También le fue encargada la tarea de reducir ciertas perturbaciones en los dominios egipcios. pero Ramsés se iba a encargar de ganarse el título de “El Grande” por la fuerza. y de hecho por todas partes de Egipto se habían iniciado obras. se le vistió y calzó con símbolos de su realeza. ocupó el primer lugar al lado del rey. colosos y obeliscos. Pronto ambas tuvieron hijos. Revisó los planos de la que sería tumba real de Setos I. con un patio sagrado cerrado por un pilono y adornado con estatuas. y así. Después de ser adornado con diversas insignias reales y consagrado a diferentes dioses para asegurar su éxito y protección. en el Valle de los Reyes. Ya en el trono.Se edificó el palacio del corregente en Menfis. la primera un varón llamado Amenhirunemef. y la de su madre Tuya en el Valle de las Reinas. Y es que Egipto ya era un imperio cosmopolita. probablemente por su salud. Después de los setenta días de preparación para la ceremonia funeraria de su padre. aunque se cree que eran egipcias. Ramsés II comenzaría sus primeras obras agrandando el templo de Luxor de Amenhotep III. fueron presentadas las dos Grandes Esposas reales de Ramsés. Karnak. queriendo hacerlos sus antepasados. y pertenecientes a una etnia casi impura. Ramsés II desfilaría en su carro chapado de oro para ser admirado por su pueblo. comenzaron los rituales y las majestuosas ceremonias de coronación de Ramsés II. También eligió a un nuevo sumo sacerdote de Amón. cuyo nombre revela la penetración de las divinidades extranjeras en las costumbres egipcias. como corregente Ramsés se encargó de vigilar algunos proyectos arquitectónicos en Abidos. Los primeros años del reinado Ramsés II En Abidos terminó las construcciones iniciadas por su padre. La coronación de Ramsés II Después de la muerte de su padre Setos I se declaró oficialmente el ascenso al trono de Ramsés II. En Tebas también se continuaron trabajos de construcción. las minas de oro del sur aumentaban su producción gracias a los pozos que Ramsés hizo abrir. Así se convertía en faraón este personaje cuya familia se había ascendido a ser familia real pocas años atrás. El Imperio pasaba por una época de opulencia. También continuó el legado de Tutmosis III en ese sentido. en Canaán y en el reino de Cush. ciudad que hizo capital del rein en su nombre. al construir un templo en esas zonas desérticas. mujer de gran belleza. el faraón le pudo confiar esta tarea. Con sus victoria queda claro su enorme poder como corregente y quizá la decadencia del de Setos I. Ya con 22 años. En Pi-Rameses. donde se exaltaba al faraón grandemente por los pozos que había logrado abrir. . se le ungió con aceite. ordenó la construcción de su palacio y tres santuarios en el centro de la nueva ciudad. reconstrucción y ampliación. pero parece que murió entre los años 24 y 25 del reinado de su esposo. quien finalmente muere a los 50 años. también se dedicó a restaurar las sepulturas más antiguas de faraones. de las cuales no se sabe su origen. Por otro lado. Ramsés estuvo rodeado de altos funcionarios egipcios a los que se unieron personalidades de origen extranjero. imperceptiblemente parecía que Ramsés II pasaba a otro mundo. etc. pues el anterior había muerto en el último año del reinado de su padre. y su decoración. cuando Ramsés tenía 25. Con sus caballos rojos y el nombre de Setos parecerían personajes no dignos del emblema real. E Isisnofret quien todavía vivía para el año 40 del reinado de Ramsés II. eligió a Nebunenef. quizá en busca de legitimidad. procedentes de una zona fronteriza del imperio. y la segunda una niña Bintanat. Nefertari.

a quien juró lealtad. Luego el rey hitita pidió la paz y el faraón fue recibido entre loas y a alabanzas de su pueblo. cada una con un general. sabía que se iba a enfrentar a un ejército enorme de hititas aliados con otros pueblos. En este poema se relata como el ejército hitita cortó el avance de la división de Re y la venció. Así el faraón instaló un dinámico campamento lleno de opulencia y optimismo. Luego de la batalla Ramsés II ordenó escribir un “boletín histórico” en el que se relatara lo sucedido en la batalla. que seguramente Ramsés II dictó a uno de sus principales escribas. En su camino. En esta relación se puede conocer a detalle la batalla de Qadesh desde el punto de vista militar. quién clamó a Amón para pedir ayuda y derrotó él sólo a todo el ejército hitita. pues no se resignaba al abandono de la ciudad de Qadesh que había sido propiedad egipcia desde Tutmosis III.En el año cuarto de su reinado. La movilización del ejército hacia el norte se realizó por turnos cada división después de la otra. Por su parte. quedando el faraón sólo contra miles de carros y soldados. La división del norte del Delta con la bandera de Set. es un mero panegírico en alabanza al rey. Ramsés vio el momento de emprender la recuperación de la provincia de Amurru. Cuando el faraón se enteró de la astucia enemiga y de su propia ingenuidad mandó un mensaje a la división de Ptah para que apresurara su . encuartelada en el Alto Egipto. convertiría a cualquiera de los Imperios en la principal potencia de la época. y la batalla había sido esperada por ambos. quienes supuestamente querían liberarse de su yugo y pidieron ayuda a los egipcios. Así se dirigió a Siria con su ejército para enfrentarse con el poder de los hititas. seguida de la de Re. sin embargo confiaba en que podía vencer. Acompañando al boletín que fue mandado a los principales templos. y en la región tebana la división de Amón. está adornada con bajo relieves que ilustran los sucesos. la división que dirigía el faraón tuvo un encuentro con un grupo de vasallos del rey hitita. esperando para atacar el campamento egipcio de la división de Amón. sin embargo eran impostores y dieron información falsa al faraón para tenderle una trampa diciéndole que los hititas se retiraban al norte. Logró someter fácilmente al rey Benthesima de Amurru. era uno que podía causar terror. al frente de la cual iba el rey y la familia real. más bien literario. el de Muwatalli y el de Ramsés II se encontraban en la cima de su poderío. El texto alaba la fuerza del faraón. y secciones de 50 hombres cada una con su jefe. La infantería del ejército se componía de cuatro divisiones. En el ejército había un alto porcentaje de mercenarios no egipcios. en la región de Menfis la bandera de Ptah. el rey hitita había logrado formar una vasta coalición de pueblos de la anatolia. del sur del Delta con la bandera de Re. se encuentra otro texto. Este. quien se convirtió en vasallo de Egipto. a sus 29 años. El faraón se adelantó con la división de Amón para atacar la ciudad de Qadesh pensando que estaba desprotegida. luego de la de Ptah y por último la de Set. pero se le ha reconocido un alto valor literario. Pero el ejército hitita ya estaba esperando detrás de la ciudadela de Qadesh al noreste. de Asia Menor e incluso de la Grecia continental. llamado el “Poema de Penaturo”. cada uno con compañías de 250 con su comandante de compañía. Ambos reinados. Ramsés II regresó a sus tierras para preparar la segunda campaña a Siria. El ejército egipcio era uno muy bien organizado. Pentaur. y a la división de Re que ya venía en camino para juntarse con el primer ejército. La batalla de Qadesh Tener el poder sobre esta zona era importante para ambos soberanos. y desde la introducción del arco compuesto y del caballo. Primero estaba la de Amón. pero que en secreto guardó relación con el rey hitita Muwatalli.

A este arquitecto y a los demás oficiales que trabajaron en la majestuosa construcción así como en su decoración. También se dejó sentir la influencia amarniana en la religión. El arquitecto fue Imeneminet quien puso a trabajar esclavos egipcios y extranjeros. así que eligió personajes competentes para reforzar su poder en Oriente Próximo. con un ataque que tomó casi por sorpresa al ejército egipcio que estuvo a punto de perecer en algunos momentos. se les recompensó con oro y plata. donde revisó las construcciones que estaban por terminarse. Finalmente el ejército egipcio apenas pudo lograr la retirada del ejército hitita que se replegó en el norte. este no podía hacerlo manifiesto. durante diez años había funcionado como corregente de su hijo. considerando que ya no contaba con sus cuatro divisiones intactas. Aunque Ramsés había ganado la batalla. Así comenzó la batalla. Los templos de Ramsés II Después de la batalla de Qadesh. Se le recibió en la capital con alabanzas y loas. Tenía una sala hipóstila y estaba lleno de columnas. Esta dama. el Rameseo. su influencia se dejó sentir especialmente en esta época. no sabía. estaba lleno de naturalismo y movimiento. Ramsés II ya tenía claro quiénes eran sus hombres de confianza. sin embargo no logró la conquista de la ciudad de Qadesh. en el que también se guardaba lugar para su esposa Nefertari. un dios especial para su familia. Ramsés II agregó a Set. sin embargo. siendo bendecido por estos. incluso trabajando en la agricultura. con el propósito de que no volviera a pasar lo que ocurrió en su intento de conquista. El Rameseo era un templo jubilar de adoración personal. Luego llegó a Tebas donde contempló las obras finales de su templo de Millones de Años. En él se hablaba . Así Ramsés II consagró un templo a su madre. pues se enfatizaba la idea de la unión de los dioses como una sola fuerza. Aunque la revolución de Akhenatón ya se había terminado. Ramsés II siempre se preocupó por la veneración y el reconocimiento de su madre Tuya. le pareció más sensato acceder a las peticiones del rey hitita de terminar la guerra mediante la diplomacia. además de salas con diferentes temas. que la división de Re ya había sido partida en dos por el ejército hitita y que el campamento de Amón estaba a punto de ser atacado. y seis días aparte. sin embargo llegó el oportuno y magnífico contingente de los naharinos. y se utilizó material de estos templos para la construcción de los propios de Ramsés. tenía numerosas inscripciones que mostraban al faraón adorando a los dioses. pues tenía que hacer concesiones al clero de Amón y de Osiris. Con la ayuda de este regimiento bien organizado con extraordinaria disciplina y valor.llegada. casi siempre por razones militares. Aunque es evidente que la revolución de Akhenatón influyó la época de Ramsés II. En los principales templos hizo grabar sus hazañas de la batalla de Qadesh. de manera que los templos de Hatshepsut y de Akhenatón fueron arruinados en esta época. el ejército egipcio se pudo reorganizar y sostener la batalla hasta la llegada de la división de Ptah y la reorganización de la de Re. divididos en 12 meses de 30 días cada uno. El arte de los templos de Ramsés II no era igual que el arte de antes de la revolución de Amarna. Así regresó el faraón y su ejército con la victoria en la batalla pero sin haber conseguido su objetivo. Re y Ptah. realizando actividades cotidianas. con su familia. la guardia que había dejado el faraón en su primera campaña a Siria. entre ellas un sala astronómica donde se veía un calendario solar de 365 días y ¼. A la triunidad de Amón. de los que hablaremos más adelante. se detuvo en Abidos. entre ellos los apiru. y había demostrado ser muy eficiente en las tareas administrativas durante las ausencias del rey. Así regresó Ramsés II a la tierra de Egipto.

De cualquier manera. para que nadie tuviera duda. quién tenía ya un ejército bien organizado y lleno de excelente militares. Luego se dirigió al norte para reconquistar Amurru. donde encontró poca resistencia. sin importar que Muwatalli hubiera muerto y hubiera conflictos internos por la sucesión al trono. Toda esta campaña fue de total éxito para Ramsés. Seguramente el relato bíblico es una narración que se hizo tardíamente sobre un acontecimiento menor. a la ciudad de Dapur. Aunque eran obreros fácilmente reemplazables. . El caso es que después de haber pasado algunos meses en Nubia construyendo numerosos templos.del nacimiento milagroso del rey. el mayor de los cuales ostenta una majestuosidad y belleza extraordinarias y es de los mejor conservados del Antiguo Egipto. así que organizó una campaña militar hacia esas regiones atacándolas por dos frentes. Esta campaña ha sido identificada con la persecución de los israelitas que narra la Biblia. Parecía que el camino para la paz sería la diplomacia. lo cual logró fácilmente. la cual tomó exitosamente. Era una de las actitudes típicas de Ramsés. por lo menos a ojos de los egipcios. que le había dado Nefertari. del cual sólo se pueden aceptar las grandes líneas del relato. honrar a aquellos que habían hecho un buen trabajo. Sin embargo ya se hacía evidente que no era posible mantener un control constante sobre esta estratégica posición tan alejada de Egipto. Varios indicios pueden confirmar esta identificación aunque no hay nada preciso en los textos egipcios. una dirigida por él y otra por su hijo mayor Amenhirjopshef. habían sido esclavos egipcios y habían participado en la construcción de las ciudad de Pi-Rameses. llamados “apiru”. Así Ramsés conquistó fácilmente el sur de Palestina. Así Ramsés tuvo que regresar con su ejército y tomar una vez más la ciudad. Los hebreos. así como un edificio consagrado a la barca divina de Amón-Re. y seguramente el faraón tenía cosas más importantes en las que preocuparse. es posible que el faraón no quisiera que les causaran más problemas uniéndose con las bandas de beduinos que atacaban sus poblaciones. Ramsés II volvió a su capital y se enteró de los conflictos y rebeldías que estaban teniendo lugar en los dominios egipcios en el Asia Menor. pues también lo hacía así con los artesanos y arquitectos que construían sus obras. al noreste del Sinaí. Además edificó numerosos templos en Nubia. aunque evitó pasar por Qadesh. incluso sobre Isisnofret. También mandó construir Ramsés II un templo dedicado a Amón al sur de Egipto en la frontera con Nubia. quizá una de las razones por las que se convirtió en la esposa preferida sobre las demás. De regresó a Egipto honró a sus valientes guerreros con bienes y con tierras. e hizo grabar en el Rameseo y en el templo de Luxor imágenes que relataran esta grandiosa victoria que significaba una victoria sobre el poder hitita. a quien por su valentía se le había puesto por nombre Amenhirjopshef. La reconquista de Amurru era fundamental para frenar el avance del poderío hitita y uno de los principales anhelos de Ramsés. La resistencia Siria y las pretensiones expansionistas de Hatti no hacían posible garantizar un poder estable sobre esta zona. luego retomó las ciudades de Fenicia. la guardia que había dejado Ramsés en Dapur no fue suficiente para resistir la contraofensiva hitita que recuperó la ciudad. Este era el hijo mayor de Ramsés. Sin embargo llegó aun más al norte. que aun era una espina en su corazón. Las conquistas de Ramsés II En la batalla de Qadesh Ramsés había comprobado la capacidad militar de su hijo Amenhirunemef. de manera que hacía público el origen divino del rey. entre ellos los famosos templos de Abu Simbel. De cualquier manera es difícil situar al Éxodo en una fecha exacta y sólo se pueden hacer especulaciones. que traía la inundación. sobre todo en Moab y Edom.

Sin embargo mensajeros empezaron a viajar de un reino a otro y los soberanos. por Unennefer. sus posesiones en Oriente Próximo pudieron tener un breve respiro. el nuevo rey hitita Mursil III había sido desterrado por su tío Hatusil. quizá por la paz que había dejado el campo libre para las codicias de algunos altos funcionarios. Vigiló las construcciones que se estaban realizando en ese momento. e intentó acercarse a los reyes de Babilonia y Asiria. comenzaron a negociar un tratado favorable para todos. Isisnofret tenía el camino abierto para ser la principal figura femenina en el reino. con la disposición para la paz. sin que por eso sus dos esposas principales. Como sustituto se nombró como visir a Kahai. fue la muerte del visir Paser. con el ascenso de un nuevo rey al trono de Hatti. fueran destronadas. pero finalmente murió en el año 26 del reinado de Ramsés II. ella aparecía en las imágenes que representaban a la familia real con mayor énfasis e incluso ella había sido la que intercambió correspondencia con la esposa del rey de Hatti. Para entonces el rey ya tenía 44 años y celebraba su 19° aniversario como rey. Nombró a un nuevo Sumo Sacerdote de Amón. La mitad del reinado de Ramsés II Poco tiempo después de la firma del tratado la Gran Madre Tuya cayó enferma y murió. apoyado por el rey de Babilonia. Además también se habían designado a las dos hijas mayores de sus dos esposas reales respectivamente como Grandes Esposas Reales. quien ahora ostentaba el poder. más por su valor administrativo que sentimental. quién antes de morir fue atendida por los mejores médicos de todo el país y del extranjero. quien tanto había contribuido a la administración del reino. reemplazando a Nebunenef. Incluso el príncipe heredero cambio su nombre de Amenhirjopshef a Setherjepeshef. ambos reyes comenzaron a intercambiar correspondencia así como sus esposas reales. segunda Gran Esposa Real. durante su administración. Ramsés no sólo tuvo que enterrar a su madre. a diferencia de su padre Setos. Otra pérdida importante. quien rompió relaciones con Egipto. También se reanudaron las relaciones diplomáticas con Babilonia. hubo escándalos políticos por corrupción. cuando este tenía 51. Hasta ese momento Nefertari había sido la Gran Esposa Real preferida. que ya había cumplido su diez años. mandó a dos de sus hijos a que reprimieran una rebelión en la región de Nubia. Sin embargo Mursil III escapó de su exilio y fue recibido por Ramsés II en Egipto. presunto heredero. comenzó a ser la principal entre la familia real. cuyo mayor anhelo era la . Por su parte. A partir de entonces la figura de Isisnofret. Ramsés II. Seguramente fue la preferida por que fue la madre del primogénito de Ramsés II. Así con 48 años de edad y en el apogeo de su poderío Ramsés II enterró a su madre en el Valle de las Reinas y se quedó huérfano. Sin la Gran Madre Tuya y sin la Esposa Real Nefertari. Sus hijos mayores ya se habían convertido en adultos y sus hijas mayores ya recibían el título de Gran Esposa Real. Pero más triste aun fue la muerte de la Gran Esposa Real Nefertari. Amenhirjopshef.La paz de Ramsés II Aunque Ramsés ya había visto que la mejor solución para la paz sería la diplomática. Bintanat y Merietamun. Nefertari e Isisnofret. Aunque hay que notar que Ramsés II. nunca nombró corregente. Así regresó a Egipto y pudo realizar acciones administrativas. pero a cambio adquirió libre tránsito por toda la costa mediterránea hasta Ugarit. sino también a muchos de sus hijos que murieron antes que él. Esto representaba una ofensa contra el rey hitita Hatusil. Ramsés II tuvo que renunciar al territorio de Amurru. Finalmente se firmó un tratado de paz y armonía. A Ramsés II pareció muy bien que en el sello del rey hitita apareciera la figura de Set protegiéndolo.

lo cual daba seguridad y estabilidad el Imperio egipcio. El mismo rey Hatusil le ofreció a Ramsés II a su hija mayor. frente a un arrebatado. la gran fiesta-sed. que funcionó como juez. destacó en todos lados. que no tardó en enviar un mensaje al rey hitita para reclamarla.conservación del Maat. en parte causada por una sequía inusualmente prolongada. Este ritual se celebraría a partir de entonces cada tres años. y lograron mantener el entendimiento mutuo. . Entre sus grandes logros está la restauración de monumentos antiguos en los desiertos de Saqqara y Guiza y es considerado el primer arqueólogo de la historia. con el ánimo de cimentar la alianza entre los dos países. en el año 34 del reinado. en las artes y en las ciencias. Así. Los textos nos hacen pensar que después de algún tiempo. los cultivos de la tierra de Egipto iban hacia Hatti y el hierro de los hititas venía a Egipto. esposa de Hatusil. como era la tradición hacerlo. Incluso Ramsés II pidió a Hatusil que fuera en persona a Egipto para conocerse cara a cara. Ya para entonces Ramsés II había visto morir a muchos de sus hijos. en el ejército. y se hacía con el fin de revigorizar al viejo faraón cansado por los años. Las fiestas de Ramsés II En el año treinta de su reinado. sobre todo después de que Hatusil se pudo curar de una enfermedad en los pies. en el apogeo de su reinado y en plena armonía con el reino de Hatti. Un joven que desde los veinte años dio enormes muestras de talento. La capital en el norte. En cuanto a la relación de los soberanos. orgulloso e incluso altanero Ramsés II. pero finalmente se regresó a la paz y la armonía y la princesa hitita fue enviada a Egipto. Ramsés II celebró su primer jubileo. de hecho se encontró con el soberano de Egipto. La correspondencia fue algo hostil. revitalizado. hijo de Isisnofret. y además aprovechó para reclamar el asunto de aquel que había intentado usurpar el trono de Hatti bajo el nombre de Mursil III y que estaba refugiado en Egipto. Su cuarto hijo Jaemuese. Por otro lado. También hubo un intenso intercambio cultural. Los intercambios comerciales eran intensos. que supuestamente era muy hermosa. Pi-Rameses se preparó con grandes lujos para recibir a la que iba a ser reina. en la religión. trató de poner solución a la situación y juzgó duramente a los culpables. Sin embargo el envío de la princesa hitita tardó más de lo esperado y esto fue causa de la impaciencia del faraón. las relaciones con Hatusil eran cada vez más cordiales. La oportunidad se dio gracias a los problemas de Hatusil pues su reino pasaba por una crisis. Por otro lado. y la cual respondió que ciertos problemas internos habían causado la demora. hijas e incluso esposas. ciudad de Ramsés II. podemos ver en su correspondencia una actitud ecuánime. paciente y pacificadora de Hatusil. Fue bautizada con el nombre egipcio Maathorneferure. en cuanto a las relaciones internacionales todo era armonía y paz con su aliado del norte Hatti. Mientras tanto el faraón celebraba cada vez con más monotonía sus jubileos. Así el punto culminante del reinado de Ramsés II llegaría con la unión matrimonial con la hija de aquel que había sido su acérrimo adversario. La respuesta se efectuó por parte de la reina Pudujepa. el mismo príncipe heredero al trono de Hatti pasó algunos meses en Egipto impregnándose de su cultura y conviviendo con los príncipes de este país. El final del reinado de Ramsés II Alrededor del año 35 de su reinado las segundas Grandes Esposas reales de Ramsés II iban a ser reemplazadas por Maathorneferure y otra hija de Ramsés II Nebettauy. Sin embargo ambos soberanos querían mantener la paz. con ayuda de su hijo mayor Setherjepeshef. Ramsés II anhelaba una unión matrimonial con la familia real de los hititas. es sin duda el más célebre de todos.

Vergara. el clero. Poco a poco la salud del faraón también se iba deteriorando. Christiane. hija de su hermana Bintanat. Bakejonsu. A los 65 años de edad Ramsés II iba a contraer otro matrimonio con otra princesa hitita. inmediatamente entronizado. Así. su decimotercer hijo. y privado de sus últimas fuerzas iba a terminar sus días el decimonoveno día del primer mes de la estación de la inundación. todo el ajuar funerario. Bibliografía Desroches-Noblecourt. La muerte de Ramsés II Con sesenta y siete años de reinado y noventa y dos de vida iba a morir Ramsés el grande. pero sobre todo que le guardaran lealtad. Philipp. Sin embargo iba ver morir a su heredero Settherjepshef. El cuerpo de Ramsés II pasó por los setenta días del proceso de momificación. de unos cincuenta años. Barcelona. ya fogueado por una larga regencia al lado de su padre. la política. mayor con vida. hijo de Isisnofret y quien tenía gran participación en la política además parece haber casado con su hermana Isisnofret II y con Bintanat II. Buenos Aires. siguieron siendo pacíficas aun después de la muerte de Hatusil. Así se rodeó de gente capaz y de confianza que le ayudaran en las tareas de gobierno. Por ejemplo el nuevo sumo sacerdote de Amón. Sus lazos familiares estaban extendidos ya por todas las altas capas del ejército.Ya viejo el faraón tenía que delegar sus tareas administrativas en gente más joven. todos liderados por Mineptah. De hecho los documentos son escasos y no nos permiten conocer con detalle la última etapa del reinado de Ramsés. año 57 de reinado y 82 de Ramsés II. sucesor designado e hijo de la Gran Esposa real Isisnofret. esperando la investidura de la coronación. en la cual iba el aparato funerario rodeado de lloronas que asistían a la última Gran Viuda durante todo el recorrido desde el Delta del Nilo hasta Tebas. Ramsés II: la verdadera historia. de la cual no se sabe mucho. 349 págs. las capillas y la necrópolis real. El que ocuparía ese lugar sería el príncipe Mineptah. 1998. prevista para después del largo período de duelo y los fastuosos funerales. le rodeaban los hijos que le habían dado sus Grandes Esposas reales. y sus numerosos nietos. En cuanto a las relaciones con el reino de Hatti. para el décimo jubileo. Ediciones Destino. Ramsés el Grande. El príncipe Mineptah. Cargado de años. fue. quien participó activamente en afianzar la figura de Ramsés II como un personaje divino y realizador de milagros. con aires de familiaridad. según la regla. 1989. pero comenzarían a deteriorarse después de la muerte de Ramsés. y al que se convertiría en heredero también Jaemuese. habiendo visto morir a varios de sus hijos. los de las esposas secundarias. En sus últimos días. le fueron preparados todos los utensilios. Se llevo a cabo un desfile en una embarcación. sin embargo aún le quedaban años de vida. Vandenerg. los sarcófagos. ya moribundo. 453 págs. al día siguiente del primero de año tradicional. con fuerza. Donde finalmente iba a ser llevado el cuerpo del faraón difunto a su lugar de descanso eterno en el Valle de los Reyes. a quién sus súbditos llamaban Sesu. . la administración y las artes. el trono aparentemente aun no tenía sucesor.