Está en la página 1de 1

ACCION PAULIANA, FRAUDE EN CONTRA DE LOS ACREEDORES, COMO

ELEMENTO DE LA. No debe confundirse el fraude contra los acreedores,
propio de la acción pauliana, con el dolo en los contratos. En efecto, este
último se compone de maniobras sobre el espíritu de la víctima, para inducirlo
a error, mientras que el fraude se practica en ausencia de la víctima y reside
completamente en el espíritu de su autor, que se trata de sustraer a las
consecuencias de un acto anterior. El fraude consiste en el conocimiento que el
deudor tenía del perjuicio que iba a causar a sus acreedores, y según una
tradición jurídica constante, no es necesario que dicho deudor haya tenido la
intención de perjudicar y basta con que el acto haya tenido ese efecto. Por
tanto, el deudor que se empobrece voluntariamente en un momento dado y
conociendo el estado de sus negocios falta a la buena fe, por esto sólo comete
un fraude; tal es para la acción pauliana la condición que se ha llamado
tradicionalmente de concilium fraudis. Amparo civil directo 3392/35. Garza
viuda de Guerra María de Jesús. 23 de abril de 1941. Unanimidad de cinco
votos. La publicación no menciona el nombre del ponente.