Está en la página 1de 4

EL PODER DE DIOS EN MÍ

El Espíritu Santo es una Persona. Mora en el creyente, y Su poder puede
ayudar al cristiano a vivir para Dios.
Veamos:
El Espíritu Santo es una Persona
El Espíritu Santo es Dios.
Tiene todos los atributos de Dios.
¿Qué es lo que nos enseñan los versículos siguientes acerca del Espíritu
Santo?
(Mateo 12:28)
(1 Corintios 2:10)
El Espíritu Santo enseña,
(Juan 14:26)
Habla
(Gálatas 4:6)
Guía,
(Gálatas 5:18)
(Romanos 8:14)

suplica con Dios
“Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué
hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo
intercede por nosotros con gemidos indecibles. (Romanos 8:26)
y puede ponerse triste
Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el
día de la redención. (Efesios 4:30)
Estos son algunos de los versículos que demuestran que el Espíritu de Dios es
una Persona divina.
El Espíritu Santo mora en el creyente
1

y habiendo creído en él. Se nos ordena ser llenos del Espíritu. “Y por cuanto sois hijos. “En él también vosotros. pero no todos los creyentes están llenos del Espíritu. si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. “No os embriaguéis con vino. Hechos 2. en lo cual hay disolución. sino según el Espíritu. 2 Corintios 1:21. el cual clama: ¡Abba. Dios mandó al Espíritu dentro de nuestros corazones para mostrar que somos Sus hijos. Padre!” (Gálatas 4:6) Lee también los versículos siguientes: 1 Corintios 6:19. El Nuevo Testamento enseña claramente que el Espíritu Santo vive en cada creyente verdadero.El Espíritu Santo vino de una manera especial en el día de Pentecostés. Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo. sean cegados” (Juan 7:39) El Espiritu Santo vive en todos los cristianos verdaderos. 12:13. y los que ven. fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa” (Efesios 1:13) El Espíritu vive en cada creyente verdadero. Antes de Pentecostés el Espíritu Santo venía sobre ciertas personas. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo. para que los que no ven. el evangelio de vuestra salvación. antes bien sed llenos del Espíritu” (Efesios 5:18) ¿Cómo podemos obedecer esta orden? 2 . vean. no es de él” (Romanos 8:9) Dios el Padre nos Lo da para probar que Le pertenecemos. no por algo que el cristiano haya hecho por Dios. sino porque ha creído en el Señor Jesucristo.22. habiendo oído la palabra de verdad. pero Él no vivía en ellas “Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo. “Mas vosotros no vivís según la carne.

“Pero vosotros. “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” (Romanos 8:2). debemos dejar que el Espíritu dirija y controle nuestras vidas. y tenemos que dar al Señor Jesucristo la parte más importante en nuestras vidas. Podemos tener este poder si alimentamos nuestras almas con la Palabra de Dios y si oramos dirigidos por el Espíritu. 3 . y para poder testificar de Cristo. tenemos que entregar nuestras vidas a Dios para hacer Su voluntad. amados. Romanos 8:2. y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos” (Efesios 6:18. edificándoos sobre vuestra santísima fe. de amor y de dominio propio” (2 Timoteo 1:7) El Espíritu Santo nos ayudará a glorificar a Dios No debemos hacer lo que nuestra naturaleza vieja quiere que hagamos. tenemos que juzgarnos a nosotros mismos ante Dios.) ¿Quieres tú que el Espíritu Santo te libre de la ley del pecado. orando en el Espíritu Santo” (Judas 20) “Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu. y que el Espíritu te ayude a testificar del Señor sin miedo? “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía. sino de poder.Para estar llenos del Espíritu. El poder del Espíritu Santo Necesitamos el poder del Espíritu Santo para ser librados de la ley del pecado y de la muerte.

25) Si hacemos eso conoceremos a Dios cada vez mejor. no importa dónde estemos. El Espíritu Santo nos ayudará a testificar de Cristo Necesitamos el poder del Espíritu Santo para que podamos hablar a otros acerca de Cristo. y le glorificaremos cada día. y no satisfagáis los deseos de la carne” (Gálatas 5:16.“Digo. 4 . y hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8) Seamos llenos también del Espíritu para que otros vean a Cristo en nosotros. pues: Andad en el Espíritu. y den gloria a Dios. y me seréis testigos en Jerusalén. en toda Judea. en el trabajo o en la casa. cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo. Otros podrán ver al Señor Jesucristo en nosotros. y que ellos testificarían de El en todo el mundo “Pero recibiréis poder. en Samaria. en el colegio. El Señor Jesús prometió a sus discípulos que el Espíritu Santo les sería dado.