Está en la página 1de 289

La disolución de Yugoslavia

Serie: Ciencias Sociales

PAMPLONA .ROMUALDO BERMEJO GARCÍA CESÁREO GUTIÉRREZ ESPADA LA DISOLUCIÓN DE YUGOSLAVIA EDICIONES UNIVERSIDAD DE NAVARRA. S.A.

L.A. S. Tratamiento: NOVATEXT. Pol. La infracción de los derechos mencionados puede ser constitutiva de delito contra la propiedad intelectual (Artículos 270 y ss. 31192 Mutilva Baja (Navarra) Imprime: GRÁFICAS ALZATE. Plaza Idoi. salvo excepción prevista en la ley. (EUNSA) Plaza de los Sauces.España Teléfono: +34 948 25 68 50 . comunicación pública y transformación. 1 y 2. S. cualquier forma de reproducción. total o parcial. del Código Penal). Orcoyen (Navarra) Printed in Spain .Impreso en España . 31010 Barañáin (Navarra) . Ipertegui II. Romualdo Bermejo García y Cesáreo Gutiérrez Espada Ediciones Universidad de Navarra.Fax: +34 948 25 68 54 e-mail: info@eunsa. 5 bajo.Primera edición: Febrero 2007 © 2007. distribución. de esta obra sin contar con autorización escrita de los titulares del Copyright.es ISBN: 978-84-313-2439-1 Depósito legal: NA 309-2007 Queda prohibida.

..... La CSCE en los inicios de la crisis yugoslava: una especie de diplomacia preventiva que no previene nada . 1. La guerra en Croacia y la Conferencia para la Paz en Yugoslavia .........3...........2. La Comunidad Europea frente a la crisis yugoslava ..........1...... II.........2............................. LAS NACIONES UNIDAS Y LA CRISIS YUGOSLAVA: LA CRÓNICA DE UN FRACASO ANUNCIADO ....... El reconocimiento de Bosnia y Herzegovina 1....... Las Naciones Unidas en los inicios de la crisis yugoslava: la calificación general de la situación .................... 1..........2................. 1............2... 1.......2....... 11 LA DESMEMBRACIÓN DE LA ANTIGUA III.......... 1........... El reconocimiento de Croacia y Eslovenia ....... El difícil reconocimiento de la «ex-República Yugoslava de Macedonia» ante las fuertes reticencias griegas ....................... La CSCE/OSCE y la crisis yugoslava ..2...............1........ INTRODUCCIÓN: ORÍGENES DE LA CRISIS EN LA ANTIGUA YUGOSLAVIA ..... Los intentos de la CSCE por ser operativa ...... 2................ 15 22 28 34 39 46 50 51 66 69 74 85 87 ... El reconocimiento y la Conferencia para la Paz sobre Yugoslavia: las líneas directrices .......Índice I..................... 2....... 1... HACIA YUGOSLAVIA Y LAS DISTINTAS REACCIONES EN EUROPA .2.1.. 2.................................. La compleja cuestión del reconocimiento ................ 1.................................................4.............

....... 4........ 1.................. 4..........................1........................................ La UNPROFOR en Bosnia-Herzegovina ..................................... A la Conferencia de Berlín (1884-1885) ................ 1............ La transición tranquila .. Los Estados Unidos empiezan a tomar las riendas de la contienda por intermedio de la OTAN ........... Recapitulación .......... Recordando el derecho de libre determinación de los pueblos y su evolución ..............1.... 2........ La OTAN y la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) ..... 1.....1................................ 4................................3......1. 3.......8 La disolución de Yugoslavia 2........2............... La UEO y la crisis yugoslava ... La vuelta al Consejo de Seguridad de la crisis kosovar después de la intervención de la OTAN ........ 1................. 3..............4...4..........................1.. Los orígenes del conflicto .... 1.......... IV.... LOS 93 106 109 116 127 129 138 144 152 167 168 175 176 180 191 205 ÚLTIMOS COLETAZOS GENERAN SIN DUDA UNA REFLE- XIÓN (SOBRE EL PRINCIPIO DE LIBRE DETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS) ......... 1..1........................... El Acuerdo de Dayton ...... 2.................... la creación de la Fuerza de Reacción Rápida y el Acuerdo de Dayton ........ 3..... 1....... 4...1........................) ..... EL PAPEL DE LA UEO Y DE LA OTAN EN LA CRISIS YUGOSLAVA: LA «GUERRA DE KOSOVO» (1999) . 2......... 1.. 213 213 213 213 215 216 221 225 ..3..3..... La intervención armada de la OTAN y el debate sobre su legalidad ......................................... Del principio de las nacionalidades (. La UNPROFOR en Croacia y Macedonia ...... Del embargo de armas a las complejas sanciones económicas ........2.......... V..............2...... La creación de la Fuerza de Reacción Rápida ................. El fracaso de la UNPROFOR ......1.......2.......1......... 2.............. El escaparate doctrinal ........ La respuesta de la comunidad internacional hasta el inicio de los bombardeos ........... 4.......2.......................... Una «civilizada» ocupación de bárbaros y salvajes ................ 2.....4................................... El establecimiento de la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas (UNPROFOR) . El fracaso de la UNPROFOR...........

Índice

1.2.1. Del Pacto de la Sociedad de Naciones (1919)
y el caso de las islas Aaland (1920) ............
1.2.2. Al texto de la Carta de Naciones Unidas
(1945) .......................................................
1.3. ¡La revolución colonial! .........................................
1.3.1. La Resolución 1514 (XV) abre un proceso (...)
1.3.2. El derecho de libre determinación de los
pueblos, norma jurídica fundamental para
la comunidad internacional contemporánea (¿que acaso pierde fuerza?) ..................
1.3.3. Derecho sí, pero de qué pueblos ...............
1.4. ¿Una revolución pendiente? ..................................
2. El estatuto acordado a Kosovo (1999). La independencia
de Montenego (2006). ¿Y después...? ............................
2.1. El estatuto acordado a Kosovo (1999) ..................
2.2. La independencia de Montenegro .........................
2.3. ¿Y ahora qué? ........................................................
3. A modo de conclusión (sobre el derecho de libre determinación de los pueblos tras el que parece ya último
acto del drama de Yugoslavia) .......................................

9

226
229
230
230

234
237
239
242
242
254
258
261

ÍNDICE DE AUTORES ...................................................................

267

ÍNDICE ANALÍTICO DE MATERIAS .................................................

273

I.
Introducción:
Orígenes de la crisis
en la antigua Yugoslavia

1. Siempre se ha dicho que la creación del Estado Yugoslavo
que hemos conocido a lo largo del siglo XX fue artificial y su unidad sólo pudo mantenerse gracias a la dictadura impuesta por el
Mariscal Tito. Configurado al final de la Primera Guerra Mundial
sobre la base de un mosaico de etnias diferentes1, ese Estado sería
ocupado por las tropas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial, firmándose la capitulación el 17 de abril de 1941. La ocupación alemana fue atroz, perdiendo Yugoslavia aproximadamente
una décima parte de su población, pero mantuvo inmovilizadas a
quince divisiones alemanas. Los partisanos organizados por el partido comunista, cuyo Secretario era Josip Broz Tito, también llevaron a cabo una feroz resistencia, consiguiendo liberar Belgrado
en octubre de 1944, mientras que Trieste y Zagreb lo eran en mayo de 1945. Las desavenencias entre el gobierno popular y el gabinete de Pedro II, que se había refugiado en Londres, no se hicieron esperar pese a los acuerdos Tito-Subasic de 16 de junio de
1944. En este estado de cosas, y como se esperaba, en las elecciones de noviembre de 1945, el 90% de los votos fueron para la coalición del Frente Popular, dirigida por el partido comunista. El 29
1. La unión de los serbios, croatas y eslovenos del imperio austro-húngaro fue
proclamada en octubre de 1918, creándose después el Reino (de serbios, croatas
y eslovenos) el 1 de diciembre del mismo año con Pedro I Karagjorgjevic.

12

La disolución de Yugoslavia

de noviembre de 1945, la nueva asamblea proclamó la República
y elaboró la Constitución de la República Popular Federativa de
Yugoslavia que fue adoptada el 31 de enero de 1946.
La Federación estaba integrada por seis repúblicas (Serbia,
Croacia, Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, Macedonia y Montenegro) y dos provincias autónomas incluidas en la República de
Serbia que son Kosovo y Voivodina.
Una vez en el poder, el Mariscal Tito se desembarazó de sus
adversarios políticos dedicándose tenazmente a conseguir, lo que
logró, que su país volviera a las fronteras de 1919, recuperando las
adquisiciones de Italia en 1920, disputando a ésta además Trieste.
En el plano de la política interna, se adoptaron medidas de nacionalización de la banca, el comercio y la industria, al mismo
tiempo que se llevaba a cabo una profunda reforma agraria. Pero
pronto comenzaron las tensiones con la URSS, y el Kominform
condenó las nuevas políticas adoptadas por los dirigentes yugoslavos, acusándoles de desviacionismo. Desde entonces, las relaciones con la gran Potencia del Este nunca fueron cordiales y Tito
inició una política de no alineamiento, al tiempo que mejoraba
considerablemente las relaciones con los Estados vecinos. Proclamó su adhesión a la doctrina de la no injerencia, y rechazó la tesis soviética de la soberanía limitada, haciendo de Yugoslavia un
ejemplo a seguir en muchos países del Tercer Mundo.
2. Pero Yugoslavia entró en crisis después de la muerte de Tito en mayo de 19802. El poder del partido se fue erosionando al
mismo tiempo que llegaban nuevos vientos liberalizadores de forma que los tres principales problemas que hubo de afrontar el país
2. Durante el largo Gobierno del Mariscal Tito, la vida política del país parecía ir en la misma dirección, al estar estructurada dentro de un sistema en el
que las diversas poblaciones estaban entrelazadas. Para más detalles sobre estos
aspectos, cfr. PESIC, V., Serbian Nationalism and the Origins of the Yugoslav Crisis, U.S. Institute of Peace, Washington, D.C., 1996; SINGLETON, F.B., Short
History of the Yugoslav People, Cambridge University Press, Cambridge, 1985.

Introducción: Orígenes de la crisis en la antigua Yugoslavia

13

desde la desaparición del viejo líder fueron una aguda crisis económica, la del sistema federal que había logrado mantener la integridad territorial del país y la democratización del régimen3. En
este contexto de crisis generalizada, empezaron a surgir diversos
movimientos nacionalistas desintegradores que comprometían la
estabilidad de la Federación4, respondiendo el poder central con
duras represiones, como la que tuvo lugar en Kosovo en 1981,
perdiendo esta provincia, junto con Voivodina, gran parte de su
autonomía en marzo de 1989, al mismo tiempo que se reforzaba
el poder central de Belgrado5. El movimiento desintegrador era
sin embargo más amplio tanto en Croacia, Eslovenia y Macedonia, como en Bosnia y Herzegovina, república en donde se dio un
gran auge del islamismo. Cuando el entonces Presidente de la República, Slovodan Milosevic (acusado después de graves crímenes
y entregado por su país al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia y de los que evitó con su suicidio ser juzgado)
lanzó el ejército para aplastar los disturbios en Kosovo6, Yugoslavia empezó a desangrarse y la hemorragia ya sería imparable.
No conviene, sin embargo, dejarse llevar sólo por el factor del
nacionalismo como la única causa de la crisis yugoslava. Como en
otros muchos conflictos, las causas son más complejas. En efecto,

3. Cfr. GOW, J., Legitimacy and the Military: The Yugoslav Crisis, Printer,
Londres, 1992, pp. 7-8. La crisis económica que se desató en la década de los
setenta afectó considerablemente al país, de ahí que al final de la década de los
ochenta, la calidad de vida pasó a estar por debajo de la que tenían en los setenta. Respecto a la democratización, la principal reivindicación era el multipartidismo, y el principal problema para el sistema federal fue claramente el nacionalismo.
4. Cfr. RAMET, S.P., Nationalism and Federalism in Yugoslavia, 1962-1991,
Indiana University Press., Bloomington; ID., Balkan Babel: Politics, Culture and
Religion in Yugoslavia, Westview Press, Boulder, Colorado, 1992.
5. Precisamente fue el 23 de marzo de 1989 cuando el Gobierno de Belgrado revocó el estatuto de autonomía de Kosovo, reprimiendo brutalmente las
manifestaciones.
6. A este respecto, cfr. infra párrafos 80 ss. de este libro.

Además. en la República de Bosnia y Herzegovina la población estaba integrada por el 44% de musulmanes. así como las tensiones que se fueron suscitando entre las regiones más ricas y las más pobres. 11-24 (p. el 78% eran croatas. los croatas el 20% y los musulmanes el 10%. como ocurrió en otras zonas. SCHLOTTER. Cfr..1%. En la República de Serbia. los serbios suponían el 36% de una población total de 23. Por su parte. . 7. los serbios constituían el 66% de la población. los musulmanes el 2. aunque el modelo yugoslavo tuviera sus propias peculiaridades8. 1994.5% y los croatas el 1. pp. en Kosovo. En Croacia.14 La disolución de Yugoslavia es obvio que hubo elementos étnicos7 y religiosos que propiciaron el conflicto. n. P. Balkan Forum 2. 8. tensiones que se vieron favorecidas por el fracaso del sistema «socialista».5 millones de habitantes. Según el censo de 1991. 13). y en la región de Voivodina existía una importante minoría de origen húngaro. «The Yugoslav Lesson». pero no conviene ignorar que hubo también otros factores como la lucha por dominar los diversos centros de poder que se habían creado durante décadas en Yugoslavia. 1. el 81% de la población era de origen albanés. el 31% de serbios y el 17% de croatas. el 12% serbios y en torno al 1% musulmanes.

J. Para un pormenorizado estudio al respecto. 18 de noviembre. el clima político en el país parece dar un giro copernicano. Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las distintas reacciones en Europa 3. 10. Resulta difícil establecer con precisión el inicio de la aguda crisis que llevaría a la desintegración de la antigua Yugoslavia9.. op. (nota 3). Lo normal es precisamente lo contrario. 11 de noviembre. y Montenegro también en esta última fecha)10. Ch. Y es que ya se atisba por esas fechas que algunas repúblicas. y SCHMIDT. Legitimacy. Conviene resaltar que el paso de un sistema federal a una confederación de Estados soberanos es raro y difícil. 8-22 de abril. Macedonia. Serbia. 11. como se puso de relieve con las primeras elecciones libres en 1990 que tuvieron lugar desde la Segunda Guerra Mundial en todas las repúblicas (Eslovenia. 819).. «Sur quelques questions de succession posées par la dissolution de l’URSS et celle de la Yugoslavie». 96 (1992). 9 de diciembre. pp. quieren hacer de Yugoslavia una confederación de Estados independientes11. 811-842 (p. No obstante. A partir de entonces. . 22-23 de abril. Croacia. Revue Générale de Droit International Public. Cfr. BOTHE. el 21 de enero de 1990 cuando los delegados eslovenos. 4. como ocurrió en Suiza y en los Estados Unidos. seguidos sucesivamente por los croatas. n. M.. Bosnia y Herzegovina.. GOW. Eslovenia lo deja claro el 9. cit.II.. abandonan la decimocuarta Asamblea de la Federación de comunistas yugoslavos podría ser una de las más significativas. como Croacia y Eslovenia.

«Chronique des faits internationaux». Eslovenia celebra unilateralmente un referéndum en el que una amplia mayoría de electores se pronuncia por la independencia.16 La disolución de Yugoslavia 2 de julio de 1990. Y es que sólo cabían dos alternativas: o una guerra abierta por parte del Gobierno federal de Belgrado contra las repúblicas secesionistas para defender la integridad territorial del Estado yugoslavo. la lógica vendría por su propio peso. que se fueron precipitando a favor de las tesis de las repúblicas secesionistas. ganando también los partidarios de la independencia. siendo esta proclamada poco después por el Parlamento. cuando su Parlamento adopta una declaración sobre la soberanía del Estado. A partir de entonces los acontecimientos se precipitarían en toda Yugoslavia. por el Mariscal Tito. reconociendo la inde12. ya que el 25 de junio de 1991 los Parlamentos de las dos Repúblicas decidieron la independencia. Croacia ya se había proclamado Estado soberano el 22 de diciembre de 1990. p. en guante de seda. n. En este estado de cosas. La crisis entraba así en una fase de difícil control y de no retorno. se celebra un referéndum similar en Croacia. adoptaría medidas con el fin de suspender el régimen de cooperación previsto en el marco financiero. 751. decisiones que fueron consideradas por el Gobierno federal de Belgrado como ilegales. Unos meses después. junto con Croacia. Cfr. a pesar de que fue boicoteado por los serbios de Croacia12. Las declaraciones de independencia de Eslovenia y de Croacia constituían una auténtica declaración de guerra al Gobierno federal de Belgrado y así fueron consideradas. 95 (1991). el 19 de mayo de 1991. como no podía ser de otra manera. y nada ni nadie podría parar el caballo desbocado y desintegrador de esta República que había sido gobernada con mano de hierro. y un poco más tarde. o aceptar la desintegración. al tiempo que los serbios de Croacia demandan autonomía. La llegada al poder del nuevo Presidente Mesic no cambió un ápice los acontecimientos. Serbia reacciona claro. 4. Revue Générale de Droit International Public. Así. adoptando 15 leyes de protección económica. el 23 de diciembre de 1990. .

fracasó debido por un lado a la resistencia eslovena y por otro a la presión internacional que abogaba por un cese del fuego. algo que evidentemente no se consiguió. infra párrafo 7. y a causa de su corta duración.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 17 pendencia de esas repúblicas13. mientras que Montenegro seguía apoyando la tesis centralista defendida por Serbia. y Belgrado dio una respuesta ambigua al decidir la retirada del ejército federal de Eslovenia el 18 de julio de 1991. Estas cuestiones estuvieron ya presentes en las reuniones de Split (26 de marzo) y Belgrado (4 de abril) en las que participaron los dirigentes de las seis repúblicas. de conformidad con el Derecho internacional. después de algunos enfrentamientos con las fuerzas de policía eslovenas de la Defensa Territorial14. sin embargo. Se trataba pues de garantizar en ese momento la integridad territorial de Yugoslavia atacando a la república más rebelde sobre la que los serbios no tenían en realidad ninguna pretensión nacionalista. por la primera alternativa sin contemplaciones. 14. pero la retirada fue interpretada como un signo de debilidad del poder federal. Es obvio que Belgrado hubiera podido optar. Es cierto que en Eslovenia los serbios eran una pequeña minoría. que en esos momentos se encontraba sin comandante jefe en ausencia del Presidente federal. sin embargo de cerca los acontecimientos: Alemania. El 29 de junio los combates se reiniciarían con fuerza en Croacia. eligió como prioridad el impedir que las fuerzas eslovenas controlaran los puestos fronterizos. 15. Considerado como un conflicto interno yugoslavo. Y es que ya aquí las repúblicas estaban divididas: Bosnia y Herzegovina y Macedonia apoyaban las tesis secesionistas. pero ¿era ese camino el políticamente correcto en esas circunstancias? Como en otros muchos aspectos. Este objetivo. esta guerra no suscitó casi interés en el seno de la comunidad internacional. lo jurídico estaba supeditado a lo político. Decimos que Belgrado dio una respuesta ambigua a pesar de que su retirada de Eslovenia se hizo en aplicación de los acuerdos de Brioni de 7 de julio. acuerdos que preveían una moratoria de tres meses en las declaraciones de independencia de las dos repúblicas rebeldes para permitir negociar una salida pacífica a la crisis. A este respecto vid. . concluidos bajo la antigua CEE15. Austria y el Estado Vaticano. sin llegar a ningún resultado. El ejército yugoslavo. que iban a tener un importante papel 13. Tres Estados seguían.

la victoria croata fue arrolladora. . El referéndum que se celebró entre el 29 de febrero y el 1 de marzo de 1992. al principio no muy favorables a los croatas. que tuvo lugar en los años 1993-1996. que desembocaría en la Guerra de BosniaHerzegovina. proclama la República serbia en Bosnia el 9 de enero de 1992. Y es que la configuración étnica y religiosa de esta república (44% de musulmanes. 31% de serbios y el 17% de croatas) añadía nuevos ingredientes a esta república que estuvo bajo el Imperio Otomano durante largos siglos. partidaria de continuar manteniendo sus lazos con el régimen federal de Belgrado. mayoría en esta república. tuvo varias fases en su desarrollo. Así pues. fecha en la que el Parlamento adopta una declaración de soberanía. en una segunda fase. que llegaron a perder casi un tercio de su territorio. p. Guerra cruel. 3. Respecto a Bosnia-Herzegovina. Cfr. Pero. dio un resultado aplastante a los partidarios de la independencia. Bosnia proclamó su independencia el 3 de marzo del mismo año16. como lo demuestra el famoso asedio serbio a la pequeña ciudad croata de Vukovar.18 La disolución de Yugoslavia en la crisis yugoslava. beneficiándose esta última de un apoyo directo del ejército federal yugoslavo. El conflicto tenía ciertos tintes internos croatas al oponer a la población croata. Revue Générale de Droit International Public. «Chronique des faits internationaux». aunque aquí la guerra iba a desarrollarse de forma más cruel. n. Sin embargo. boicoteado por los serbios. el mismo día que Croacia y Eslovenia. 651. el 22 de mayo de 1992. la guerra sí que fue dura e intensa en Croacia. a la minoría serbia. la población serbia. 16. inhumana suscitando una serie de cuestiones que no siempre tuvieron una respuesta digna por parte de las Naciones Unidas. poniendo así sobre la mesa uno de los problemas más agudos de todo el conflicto yugoslavo. adquiriendo después el estatuto de miembro de las Naciones Unidas. 96 (1992). los pasos iban a ser similares. Por oposición al conflicto en Eslovenia. y cuyas consecuencias llegarían hasta la Guerra de Kosovo de 1999 e incluso hasta nuestros días. el proceso desintegrador se inicia en Bosnia el 15 de octubre de 1991.

Es conocido que estas tierras fueron reivindicadas por los búlgaros. por los serbios para ocupar Tesalónica. en donde también se fraguó un movimiento nacionalista. Así las cosas. reconocidos internacionalmente y habiéndose convertido incluso en miembros de la ONU.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 19 Por último. para referirse a la nueva «República federal de Yugoslavia» de la que seguían formando parte Serbia y Montenegro. dio la victoria a los partidarios de la creación de una entidad soberana en el marco de una confederación de Estados yugoslavos. estableciéndose el reparto territorial entre Bulgaria. Esto fue en realidad lo que 17. . no suele ser habitual. y aquí también falló. empezándose a hablar de la «Yugoslavia residual». negándose a reconocerla por utilizar el nombre de una región griega que linda precisamente con ella. como ya hemos apuntado. Esto no impidió sin embargo que Macedonia proclamara su independencia el 15 de septiembre. país que mantenía alguna reivindicación territorial. la República de Macedonia quería pasar de una federación a una confederación. algo que. Grecia y Serbia en el Tratado de Bucarest de 1913. En este estado de cosas. 4. y Yugoslavia. la cuestión que se suscitaba era la siguiente: ¿seguía existiendo la República Federativa Socialista Yugoslava? Y esto fue lo que llevó precisamente al nuevo Presidente Mesic a declarar el 20 de noviembre de 1991 que no se consideraba ya como Jefe del Estado Yugoslavo. Macedonia estuvo en el centro de las disputas territoriales de las dos guerras balcánicas (1912-1913 y 1913). causando una auténtica consternación en Grecia. boicoteado tanto por la población serbia como la albanesa. 18. sin romper los vínculos que les unía con el resto de las repúblicas yugoslavas17. tenemos el caso de Macedonia. aunque distinto de los anteriores. que querían llegar al mar Egeo. con los nuevos Estados emergidos de la antigua Yugoslavia. y por los griegos para situar su frontera más al Norte. ya que lo que se reivindicaba era una mayor cuota de poder y de autogobierno. Este territorio había suscitado anteriormente alguna disputa entre Bulgaria. aparte de tener disputas territoriales en otros tiempos18. El referéndum que se celebró el 8 de septiembre de 1991.

Cursos de Derecho Internacional de VitoriaGasteiz. Además. esta cuestión revela el caos en el que en ocasiones parece vivir tan con19. ni la suspendía en su calidad de miembro. Dicho de otra forma. 157-214 (pp. Esto no implicaba que la nueva República de Yugoslavia dejaba de ser miembro de las Naciones Unidas. Sobre esta cuestión. ORTEGA TEROL. ANDRÉS SÁENZ DE SANTAMARÍA. Esta cuestión también se plantearía en el ámbito de Naciones Unidas. 1993.). 1999. P. Se rechaza así la pretensión de que la República Federativa de Yugoslavia fuera «continuadora» en la calidad de miembro de la Organización. J. así como en otros organismos internacionales como la CSCE y el GATT. Tirant lo Blanch. de ejercer la sucesión de la antigua República Federativa Socialista de Yugoslavia en la ONU no sería aceptado19. Valencia. ya que las oficinas ocupadas por la antigua Yugoslavia podían seguir estándolo y proseguir sus actividades. . la Asamblea General adopta la Resolución A/47/1 en la que decide que los representantes de la nueva Yugoslavia no pueden participar en sus trabajos. «Problemas actuales de la sucesión de Estados». es decir Serbia y Montenegro. cfr. que la República Federativa Socialista de Yugoslavia ya no existía. al reconocer la Resolución 777 del Consejo de Seguridad. la bandera seguía estando izada y Yugoslavia podía seguir participando en los trabajos del resto de órganos que no fueran los de la Asamblea General. El desmembramiento de Estados en la Europa de fin de siglo.. de 19 de septiembre de 1993.M. pp. el 27 de abril de 1992. La pretensión de la nueva «República federal de Yugoslavia». y por lo tanto «considera que la República federativa de Yugoslavia no puede asegurar automáticamente la continuidad de la calidad de Miembro de la antigua República Federativa Socialista de Yugoslavia en las Naciones Unidas y por consiguiente recomienda a la Asamblea general que decida que la República Federativa de Yugoslavia (Serbia y Montenegro) debería presentar una solicitud de adhesión a las Naciones Unidas y que no participará en los trabajos de la Asamblea general».. compuesto sólo por diputados de esas dos repúblicas.20 La disolución de Yugoslavia proclamó el Parlamento residual yugoslavo. 197 ss. Tres días más tarde.

en teoría menos preocupado por asuntos de esta índole.». Sobre estos aspectos. cit.. En el marco de la CSCE y del GATT. 2004.. a pesar de ello. op. pp. al solicitar el 29 de abril de 1992 la exclusión de Yugoslavia. 173-181. Como señala Bothe. op. la URSS fue formalmente disuelta.». pero no su desaparición como persona jurídica. 821. ya que el 14 de julio el Consejo decide suspender la participación de Yugoslavia21.. aunque en torno a la cuestión de la sucesión en las Naciones Unidas reconoce que ha habido una gran polémica y habla de «la esquizofrenia jurídica de una decisión política» («Problemas actuales de la sucesión de Estados». Esta antorcha sería cogida por otros Estados en la reunión del Comité de Altos Funcionarios de la CSCE el 6 de mayo. p. y por los Ministros de Asuntos Exteriores de los doce Estados miembros de la CEE el 11 de mayo.. La Comunidad de Estados Independientes y los problemas de sucesión.. El Estado que abrió el fuego en la CSCE fue Austria. cit. cit. con el argumento de que este Estado había dejado de existir. la mayoría de la práctica estatal ha reconocido la identidad de la Federación de Rusia con la URSS. que deciden además retirar sus embajadores de Belgrado. cfr. 21. pp. tampoco se anda por las ramas. (nota 10). La herencia soviética. asimismo BLANC ALTEMIR. p. Madrid. sin embargo. [nota 11]. al menos en teoría. pues desafía la lógica jurídica mínimamente exigible20. 20. BOTHE y SCHMIDT. 209-212. . las cosas iban a ir por los mismos derroteros. lo que no deja de ser una paradoja. A. Tecnos.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 21 fortablemente la Organización y que nadie entiende. 825. «Sur quelques questions de successions. (nota 10). vid. op. BOTHE y SCHMIDT. y es que en el de la URSS hubo consentimiento de las demás partes implicadas. la identidad de la nueva República Federativa de Yugoslavia no es reconocida ni por las nuevas Repúblicas surgidas de la división ni por la mayoría de Estados de la comunidad internacional. «Sur quelques questions de succession. la profesora Andrés Sáenz de Santamaría invoca al respecto una diferencia importante entre un caso y otro. Cfr. En Yugoslavia. Todo lo contrario ocurrió con la URSS. aunque conviene preguntarse si se justifica desde un punto de vista jurídico. el proceso se plantea. como una secesión de repúblicas que trae consigo una reducción territorial de la antigua Yugoslavia. lo que no ocurrió en el de Yugoslavia. Respecto al GATT. Es obvio que esta diferencia se explica por razones políticas.

lo cierto es que los hechos son muy tozudos y el Derecho internacional sigue recorriendo la senda del principio de efectividad.22 La disolución de Yugoslavia 5. cfr. 23. aparte de que hubo Estados. o lo que es lo mismo proceder gustoso al reconocimiento de determinadas realidades de las que no se puede hacer abstracción. et la solution pacifique de l’actuelle crise dans le pays». La Declaración sobre Yugoslavia adoptada por los Ministros de Asuntos Exteriores de la CSCE el 20 de junio de 1991 en Berlín traduce meridianamente este consenso en los términos siguientes: «Les Ministres ont exprimé leur préoccupation amicale et leur soutien à un développement démocratique. no podrían esperar pues ninguna asistencia económica». Por su parte. y declaraciones similares fueron hechas por muchos Jefes de Estado y de Gobierno europeos y por los Estados Unidos. los retos que la 22. R. «Yougoslavie: Chronique d’une fin annoncée». juillet 1991-août 1992. la pleine application des droits de l’homme dans toutes les parties de la Yougoslavie. LA COMUNIDAD EUROPEA FRENTE A LA CRISIS YUGOSLAVA 6. Chroniques yugoslaves. lo que significaba en realidad defender las tesis centralistas defendidas por Serbia. Todo esto ocurría después de que casi todos los Estados europeos y la CE defendieran una Yugoslavia unida22. París.. París. H. Para más detalles sobre estas declaraciones. 1. que no jugaron del todo limpio. cfr. James Baker. fondées sur les réformes économiques. Sin embargo. era todavía más categórico al afirmar que «en caso de secesión unilateral (de Croacia y Eslovenia) de Yugoslavia. 53. el Secretario de Estado estadounidense. este llamamiento lo hizo la antigua CEE el 26 de marzo de 1991. y compris les droits des minorités. Y es que. . Por ejemplo. p. LUKIC. Ello acarreaba por pura coherencia dos cosas: el no reconocimiento de la independencia de Croacia y de Eslovenia y el establecimiento de un procedimiento de arreglo de controversias propio de una crisis interna. La crisis yugoslava cogió a la todavía Comunidad Europea enfrascada en sus propios asuntos23. En realidad no se hizo ni lo uno ni lo otro. Para un panorama de la crisis en sus inicios. n. 139. L’engrenage. 1993. Politique internationale. así como para un estudio de las primeras medidas adoptadas por la Comunidad. los Estados Unidos y sus aliados no les reconocerían. como Austria y Alemania. Denoël. à l’unité et à l’intégrité territoriale de la Yougoslavie. WYNAENDTS..

Journal officiel. y después de un primer intento para adoptar una posición común en el marco de la ayuda humanitaria a los Kurdos de Iraq. 30 mai 1991. explicó la posición del Gobierno español en los términos siguientes: «Nosotros hemos sido contrarios a que la Comunidad envíe fuerzas militares a un país europeo.. 3. «The European Community and the Yugoslav Crisis (1989-1992). Para un estudio general sobre las medidas adoptadas por la Comunidad en los inicios de la crisis yugoslava. en la conveniencia de enviar fuerzas militares de interposición o de otro tipo a la zona. Some Issues of International Law». n’en reste pas moins celui d’une fédération souveraine. al encontrarse por primera vez en su historia ante la posibilidad de poder establecer las bases de solución de un conflicto armado. n. 1095. D. señalando que Francia «(.. Eso nos parece muy peligroso. entre las 24. Así. 311-349. Los Doce de entonces tenían ante sí una ocasión de oro para demostrar al mundo su capacidad como gran potencia a escala internacional. en un momento en el que se estaba estudiando cómo dar los primeros pasos en materia de política exterior y de seguridad común. pronto cambió de opinión. 25.) s’en tient cependant également au principe de noningérence dans les affaires intérieures des Etats concernés. Esto se veía venir a la luz de cómo se trataba el tema yugoslavo en el ámbito interno de algunos Estados europeos. LOPANCIC.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 23 misma planteaba eran cruciales. que partían del respeto a la soberanía e integridad territorial de Yugoslavia sobre la base del principio de no intervención en los asuntos internos. en los inicios de la crisis. Respecto a España. si no hay garantías de aceptación por todas las partes. Francisco Fernández Ordoñez. por ejemplo. más aún en unas fechas en las que se procedía a analizar las consecuencias de la Guerra del Golfo. aunque en un primer momento Francia pensó. Questions écrites. y lo hemos dicho. el por aquel entonces Ministro de Asuntos Exteriores. s’il justifie effectivement la préoccupation du Gouvernement. Sénat. Yugoslavenska Revija za Medunarodno Pravo. 1994. Pronto se vio sin embargo que el test yugoslavo iba a resultar de difícil digestión para la Comunidad24. p. tal y como lo expuso el Ministro de Asuntos Exteriores en el Senado. Varias causas explican esta pasividad. dont le Gouvernement est notre interlocuteur au plan international». y en este momento no lo defiende ningún . pp. Le cas de la Yougoslavie.. Débats parlementaires. ya que ninguna acción diplomática digna de ese nombre sería adoptada antes del 25 de junio a pesar de los numerosos signos precursores que vinieron anunciando la crisis25.

A este respecto. 222-223).. 221-222). había otros Estados. 13. más Austria y Hungría. estaban los que demostraron una simpatía más o menos entusiasta con los eslovenos y croatas. p. 97.. Incluso Francia. como Alemania e Italia entre los Doce. Le Trimestre du Monde. Por último. influenciados en esta cuestión por las ideas de Gorbachov en relación con la URSS. Diario de Sesiones. y que estuvo siempre presente entre los países europeos. pp. por razones históricas y religiosas y hasta cierto punto. cfr. que fue la que lo propuso. el proceso de reunificación de Alemania. Comisiones. en segundo lugar. había un grupo de países que se opusieron claramente a la división de Yugoslavia para evitar las eventuales implicaciones del asunto respecto de sí mismos. se pensaba en Europa y en los Estados Unidos que Yugoslavia se mantendría al fin y al cabo unida por los vínculos económicos que tenían entre sí las diferentes repúblicas yugoslavas. eran perceptibles en Europa tres clases de posiciones: en primer lugar. n. pp. «La CSCE et la Communauté européenne face au conflit yougoslave». como España.. por último. Bélgica y Dinamarca entre los Doce. Y es que Yugoslavia ha sido considerada como una especie de laboratorio de Europa a causa de las diversas y com- país. Senado. REMACLE. como es la extrema diversidad existente que caracterizaba las posiciones diplomáticas de los distintos Estados. 1992-1. dado que no quería ver un Estado macedonio independiente al tiempo que podía comprender. al que hay que añadir a partir de agosto de 1990 la crisis del Golfo tras la invasión de Kuwait por Iraq. lo ha retirado». Según este autor.24 La disolución de Yugoslavia cuales se pueden citar las siguientes: En primer lugar. 26. al existir al fin y al cabo un sistema abigarrado de intereses26. E. las tesis serbias. En segundo lugar. hay que reconocer algo que ya hemos apuntado. Francia o el Reino Unido. a esta postura podría sumarse las de Bulgaria y Albania que veían en la situación una aportunidad para reducir la influencia serbia en Macedomina y Kosovo respectivamente (ibíd. 219233 (pp. que simpatizaban con las tesis independentistas aunque sin estar de acuerdo con los métodos utilizados. IV Leg. un tercer elemento consiste en reconocer que los Doce subestimaron el peso creciente de los movimientos nacionalistas en los países que estuvieron bajo una ideología comunista. y. a ellos se unía Grecia por otras razones. la preocupación por los riesgos de descomposición en la URSS y la transición de los países de Europa central y oriental. .

que participó sólo durante los primeros días. ibíd. con sus rivalidades e incluso odio entre los diferentes pueblos que la componen. . logrando que las partes suscribieran el 27.. reunidos en Consejo europeo en Luxemburgo. 28. Como es sabido. Brassey’s. 70. le sucedió el portugués. En estas circunstancias. el interesante análisis de MOREAU DEFARGUES. decidieron enviar una «Troika» de mediación en la que participaron28 los Ministros de Asuntos Exteriores italiano. la «Troika» comunitaria estaba compuesta por el Presidente en ejercicio (a partir del 30 de junio los Países Bajos) el Presidente saliente (Luxemburgo) y el sucesor (al principio Italia y desde el 30 de junio Portugal). pues dicha contradicción desdibuja la línea de división entre fronteras internas e internacionales27. que peut-être il est déjà trop tard. Al italiano. en RODLEY. Este autor recoge sobre España una idea a la que ya nos hemos referido. Y es que en esa fecha. debido a que el 30 de junio la presidencia rotatoria del Consejo pasó de Luxemburgo a los Países Bajos. en Galicie. «L’été des décompositions ou la misère des Nations».. pp. 1991(6). y las reivindicaciones nacionales es evidente. novembre 1991 (París).». Défense nationale. qui a admirablement conduit sa transition démocratique et donné à chaque province un statut spécifique. J. Londres. (ed. p. 67-73. 29. «Interventing in a Fragmenting State: The Case of Yugoslavia». la contradicción entre la inviolabilidad de fronteras. esto acarrea un gran problema para España. cuando señala lo siguiente: «La plupart des États observent la Yougoslavie et l’Union Soviétique en songeant que cela pourvait leur arriver. los Jefes de Estado de los Doce. cfr. pp. cfr. 102). découvre-t-elle la fascination qu’exerce le mot “indépendance” au pays basque.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 25 plejas identidades nacionales existentes en su seno. 93-132 (p. no es extraño que la primera acción de relieve que adoptó la Comunidad fuera el 28 de junio de 1991. L.S. Ainsi l’Espagne. El envío de esta «Troika» comunitaria se hizo en el marco de la «cooperación política europea» de conformidad con el «Acta Única Europea». GOW. Para más detalles. Desde esta perspectiva. 7. A este respecto. 38295. To Loose the Bands of Wickedness. N.. 1992.. Cfr. tres días después de que Eslovenia y Croacia declararan unilateralmente la independencia. norma básica del Derecho internacional.). en Catalogne. luxemburgués y neerlandés29.. P. Keesing’s 37. International Intervention in Defense of Human Rights. y FRIEDMANN. p.

que adopta el embargo sólo el 9 de septiembre y a la ONU.26 La disolución de Yugoslavia 7 de julio lo que se ha conocido como los acuerdos de Brioni30 (isla del Adriático) que fueron ratificados por el Parlamento esloveno el 10 de julio y por la presidencia federal el 13 del mismo mes31. 86 (1992). American Journal of International Law. 16 de julio de 1991. Los puntos principales de estos acuerdos eran32: Reconocimiento a los pueblos de Yugoslavia del poder de decidir solos su futuro.. WELLER. «The international response to the dissolution of the Socialist Federal Republic of Yugoslavia». 8). LUCRON. pp. 7-16 (p. 32. n. Revue du marché commun et de l’Union européenne. ya que afectaría sobre todo a los croatas. 33. reconocimiento de una nueva realidad en Yugoslavia que requiere un estrecho seguimiento (monitoring) y negociaciones entre las partes. n. pp. particularmente de actos de violencia. el embargo de armas a Yugoslavia se debe a una propuesta que hizo James Baker el 3 de julio. cfr. El Presidente federal Mesic ordenaría la retirada de las fuerzas federales el 19 de julio. 354. y abstención de todas las partes de recurrir a acciones unilaterales. y en cuyo territorio se encontraba casi toda la industria de armamento. 1725. Esto permitiría. 1992. Bruselas. n. a los serbios que disponían de numerosas armas. sin condiciones y sobre la base de los principios del Acta Final de Helsinki y de la Carta de París.. En realidad. controlando a las fuerzas armadas. 31. y casi nada. que lo haría el 25 de septiembre al adoptar la Resolución 713. 574). A este respecto. Algunos de estos puntos se encuentran ya en la Declaración que adoptó el Consejo europeo de Luxemburgo el 28 de junio. pues. es decir el 5 de julio. C.P. M. 569-607 (p. la retirada del ejército yugoslavo33 y el envio de una misión de cincuenta obser- 30. la Comunidad decide el embargo de armas a Yugoslavia y suspende una ayuda económica de cerca de 1. Ver el texto completo de estos acuerdos en Europe Documents. 3. Agencia Europea. El embargo de armas fue muy criticado. «L’Europe devant la crise yougoslave: mesures restrictives et mesures positives». Dos días antes de los acuerdos de Brioni. Cfr.000 millones de dólares. la presidencia federal debe ejercer su autoridad política y constitucional. negociaciones que habrían de comenzar a más tardar el primero de agosto de 1991. y como veremos más tarde la Comunidad se adelanta a la CSCE. .

las autoridades federales de Yugoslavia. no fueron sino un espejismo.. y que su acción depende exclusivamente de la CSCE. con el fin de desplegar una misión de cincuenta observadores al mismo tiempo que se iniciaron negociaciones en Ohrid (antes Okhrida). y es que los combatientes serbios de Croacia siempre contaron con el apoyo activo de las fuerzas federales que acusaban a las autoridades croatas de armar a diversos grupos35. Estos compromisos. entre el Gobierno federal y las autoridades de Croacia y Eslovenia. por lo tanto tres días después de los acuerdos de Brioni. 34. al tiempo que se suspendían las declaraciones de independencia por tres meses. en cumplimiento de lo previsto el 13 de julio se adoptara un Memorándum que se firmó en Belgrado por representantes de la Comunidad y sus Estados miembros. que permitían una moderada esperanza en que los problemas se resolverían por la senda de la paz. 35. Faced with the serious danger of a more widespread conflict. When Croatia decided to secede from Yugoslavia and form its own independent State. Croacia y Eslovenia.. sobre todo en las zonas pobladas por los serbios. the Serbs inhabiting their ethnical territories in this republic decided to break away from Croatia and remain within Yugoslavia.. Un paso desgraciado lo dio en nuestra opinión el propio Parlamento Europeo al votar con una amplia mayoría una resolución el 10 de julio. a quien hay que remitir un informe cotidiano. que no se trata de una operación de mantenimiento de la paz. aspectos recogidos en los anexos I y II de los acuerdos. que se saldaron con un estrepitoso fracaso el 22 de julio. demanded respect and protection of their legitimate national and civil rights. reanudándose las hostilidades en Croacia el 26 pese al alto el fuego. Las autoridades de Belgrado justificaban su apoyo a los serbios de Croacia invocando las razones siguientes: «The Serbian people. the Croatian authorities.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 27 vadores de la CSCE34. Negociaciones estas. Respecto a la misión de observadores. en Macedonia. Esto no impediría que. However. the Presidency of the SFRY instructed the Yogoslav People’s Army to prevent such conflicts by standing as a neutral force between the parties in conflict. instead of accepting such a . queda claro que no pueden llevar armas.. condenando el recurso a la fuerza y la intervención del ejército yugoslavo en Eslovenia.

Fue así como se creó la «Conferencia europea para la paz en mission of the YPA [JNA]. In such a situation it was essential to protect the Serbian people from extermination. Para más detalles. Después de los acuerdos de Brioni y aunque en Croacia la guerra se intensifica durante el mes de julio. Pero se entra en el mes de agosto sin que ninguna conferencia de paz sea convocada no obstante estar ésta prevista expresamente en los citados acuerdos. p. This is how war was thrust upon Yugoslavia. la paz parece posible en Yugoslavia.. op.».. llevaron a la Comunidad a intensificar su acción. La guerra en Croacia y la Conferencia para la Paz en Yugoslavia 8. La gravedad de la crisis. recurrir al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y negociaciones entre las partes. En este texto la Comunidad y sus Estados miembros deploran el incremento de la violencia en Croacia. 227.». Así las cosas. the Yugoslav People’s Army which it termed an army of occupation. openly attacked not only the Serbian people which it branded as a band of outlaws. ampliar la misión de observadores de la CSCE. E.. las amenazas que en el corazón mismo de Europa se hacían sentir sobre los principios fundamentales del Derecho internacional y sobre el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales. así como la codicia que algunos Estados vecinos empezaban a manifestar sobre esos territorios.. 36... (nota 33). cit. op.. negociaciones que deberían permitir la creación de un mecanismo institucional para hacer frente a la situación. (nota 26).. but also. 574. en lo que es conocido como «Declaración sobre Yugoslavia». Cfr. p. el Consejo de Ministros de 6 de agosto dinamiza un proceso de paz prácticamente en estado comatoso proponiendo una serie de medidas36 que serían después adoptadas definitivamente el 27 del mismo mes en una reunión extraordinaria del Consejo en Bruselas. cit. «La CSCE et la Communauté. REMACLE.». declaran estar determinados a no aceptar cambios de fronteras por la fuerza y llaman a las partes a decretar un cese del fuego y al establecimiento de negociaciones. Entre las propuestas figuran la posibilidad de adoptar sanciones selectivas..28 La disolución de Yugoslavia 1. .1. «International Response. WELLER.

J. La Comisión debía decidir en el plazo de dos meses39. pp. «Note sur la Commission d’arbitrage de la Conférence européenne pour la paix en Yougoslavie». PELLET. antiguo Secretario británico de Asuntos Exteriores. A. . No puede decirse que estos pasos mitigaran la violencia de los combates. «La Comisión de Arbitraje de la Comunidad Europea sobre Yugoslavia». n. 40. XXXVII (1991). mientras que la Comisión de arbitraje se constituía en París. 324-338. Robert Badinter.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 29 Yugoslavia»37. pp. La Conferencia. con resumen de algunos dictámenes. cfr. XLIV (1992). siguiendo una propuesta del Presidente del Consejo constitucional francés. no tuvo el éxito esperado. 39. Entre nosotros. y por parte de la Comunidad al Presidente del Consejo. mientras que el Canciller alemán 37. La Presidencia de la Conferencia fue confiada a Lord Carrington. al dejar caer Francia la posibilidad de aceptar la independencia de Eslovenia40. a los representantes de los Estados miembros y al de la Comisión. 38. 252-259. pero los combates continuaban a paso agigantado en Croacia. Sobre esta Comisión. véase RODRÍGUEZ-PONGA y SALAMANCA. La incapacidad para entenderse entre ellos a la hora de decidir los dos representantes en la Comisión obligó a la Comunidad a nombrarlos entre los constitucionalistas europeos occidentales. Los ceses del fuego se renovaban. 1. Fue lo que dejó caer el Presidente francés François Mitterrad el 11 de septiembre. Además. por lo que la Conferencia de paz se abrió en La Haya el 7 de septiembre bajo la presidencia de Lord Carrington. 9. se empieza a atisbar la posibilidad de reconocer la desintegración de Yugoslavia.. Annuaire Français de Droit International. se creó la «Comisión de arbitraje» (o «Comisión Badinter») compuesta por cinco miembros elegidos entre los Presidentes de los diferentes Tribunales constitucionales existentes en la Comunidad. La Conferencia reunía por parte yugoslava a la Presidencia federal.. Esta Comisión se haría de la forma siguiente: dos miembros designados por unanimidad por la Presidencia federal38 y tres por la Comunidad y sus Estados miembros. Revista Española de Derecho Internacional. que la Comunidad hizo suya. En este contexto. que tantas esperanzas había suscitado. al Gobierno federal y a los Presidentes de las Repúblicas.

el Consejo decide41 poner en vigor de inmediato «un embargo general y completo a todas las entregas de armamentos y pertrechos militares a Yugoslavia». a los esfuerzos emprendidos por los Estados miembros de la CE y los participantes en la CSCE en pro de la paz y el diálogo en Yugoslavia42. en particular la Comunidad Europea y la CSCE. sino que en algunos casos se harían también de manera conjunta. Genscher anuncia en la apertura de la Conferencia que si esta fracasa. 42. Lord Carrington43. no faltaron las tensiones entre unos y otros. 43. párrafo 1. no obstante. Conviene destacar también que en el preámbulo de esa resolución se dice expresamente «que son inaceptables los cambios o la adquisición de territorios dentro de Yugoslavia obtenidos con violencia». cosa que hizo el 25 de septiembre al adoptar por unanimidad la Resolución 713. párrafo 6.30 La disolución de Yugoslavia H. vía Capítulo VIII de la Carta. infra párrafos 36 ss. Conviene resaltar. no sólo de manera coordinada. al mismo tiempo que expresa su pleno apoyo. Cfr. La entrada en la escena yugoslava del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no trajo consigo una mayor dosis de diálogo a pesar de que el Secretario General de la ONU entrara en contacto con el Presidente de la Conferencia para la Paz en Yugoslavia. Sobre las Naciones Unidas y la crisis yugoslava. es cierto que en esta crisis yugoslava participan organismos no .-D. Obviamente. que a partir de entonces los esfuerzos por solucionar la crisis se llevarían a cabo entre la ONU y determinados organismos regionales. su país reconocería la independencia de Croacia y de Eslovenia. En ella. ya que en determinados casos y circunstancias no quedaba claro quién estaba subordinado a quién. Por otro lado. cfr. dando así la posibilidad de que el principal órgano encargado de mantener la paz y la seguridad internacionales se pronunciara. En estas circunstancias. lo que obligó al Secretario General a dejar las cosas claras en algunas situaciones. no resulta extraño constatar que la crisis se desplazaba claramente al terreno del Derecho internacional al poner el problema yugoslavo en manos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a instancia de varios países. algo que estaba a la vuelta de la esquina. Cfr. Y es que el 7 de octubre expiraba el plazo de 41.

antiguo Secretario de Estado de los Estados Unidos y por aquel entonces enviado especial del Secretario General de la ONU en la zona. en el marco de negociaciones entre todas las partes. 686-696 (pp. para detener la evacuación fueron inútiles.000 desplazados en toda Yugoslavia. Sin embargo. XLIV (1992). Eslovenia y Macedonia) el estado de emergencia. ya que no está actuando como mera ejecutora de las decisiones del Consejo vía artículo 48 de la Carta. Doc.000 croatas a abandonar la zona en la que vivían cerca de la que sería más tarde la asediada ciudad de Vukovar.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 31 tres meses por el que se suspendían las declaraciones de independencia de Croacia y Eslovenia tal y como se había establecido en los acuerdos de Brioni. dejando entrever la posibilidad del reconocimiento de la independencia para las repúblicas que lo desearan. «La crisis de Yugoslavia en las Naciones Unidas». 2. adoptando una interpretación amplia del concepto de organismo o acuerdo regional. la Presidencia federal proclama el 3 de octubre. Conviene igualmente recordar que por estas fechas un informe del Secretario General de las Naciones Unidas hablaba ya de unos 300. negociaciones que deberían llevarse de buena fe. Las llamadas de las autoridades croatas al Secretario de Estado de los Estados Unidos. Aquí se conviene que hay que buscar una solución política a la crisis. Esta cifra también fue avanzada por Cyrus Vance. cfr. 44. pp. p. Cfr. recrudeciéndose los combates44. Cyrus R. DASTIS QUECEDO. Para más detalles sobre esta cuestión. que ya sabemos que era el Presidente de la Conferencia para Yugoslavia45. Pero a los Minissubsumibles con claridad en la definición de organismos o acuerdos regionales que da el Capítulo VIII de la Carta. en presencia del Presidente del Consejo de la Comunidad y Lord Carrington. 7. 45. 691-692). Conviene tener presente que por estas fechas tuvo lugar el primer gran desplazamiento de población (después habría muchos más). en previsión de esa fecha. sino de forma autónoma. A. como podría ser el caso de la Comunidad Europea. S/23169. Vance. no es esto lo que reflejan las actividades desplegadas por la Comunidad. . Revista Española de Derecho Internacional. al obligar el ejército federal a 5. a pesar de encontrarse ausentes cuatro representantes de los ocho miembros (los de Bosnia y Herzegovina. hecho que no impidió que el 4 de octubre concluyeran un acuerdo en La Haya para detener la violencia los Presidentes Tudjman (Croacia).. Milosevic y el General Kadijevic. La referencia expresa de la Resolución 713 al Capítulo VIII de la Carta parece plantear la cuestión en ese terreno. n. Croacia. Al mismo tiempo. Report of the SecretaryGeneral Pursuant to paragrapt 3 of Security Council Resolution 713.

P. las antiguas fronteras y debiendo adoptarse simultáneamente medidas de protección de las minorías. infra parágrafos 11 ss. Por esas fechas se dijo que Yugoslavia era el décimo productor de armas del mundo. dominado por los serbios. no estaba interesado en resolver los problemas yugoslavos de forma pacífica. Cada vez era más claro que el ejército federal yugoslavo. al constatar que la violencia y el incumplimiento de los acuerdos de cese del fuego son una constante entre todas las partes. C. . manteniéndose. Cfr. 13 de octubre de 1991.». cfr. Observer. el ejército federal no es ya una institución imparcial47. 48. los Doce presentaron en La Haya el 18 de octubre un plan que consistía en que Yugoslavia se convirtiera en una «asociación libre de Repúblicas independientes y soberanas». op. p. A este respecto. se planteaba la cuestión de qué hacer. producción que estaba concentrada en Serbia. con la federación yugoslava. 8-9. Se proponía también la posibilidad 46. por lo demás.. pp. Su confianza en el poder militar que detentaban. les llevaba a no hacer reales concesiones y a no respetar los ceses del fuego firmados. abriéndose con ello.. empero. otro problema. 10. aquellas que lo desearan podrían crear un «Estado común». LUCRON. THORPE. el de reconocimiento48. Para más detalles sobre la reunión de Haarzuilens. N.. cit.32 La disolución de Yugoslavia tros de Asuntos Exteriores de los países comunitarios reunidos el 6 de octubre en Haarzuilens sólo les queda reconocer el fracaso de cualquier iniciativa. 13. políticamente hablando. (nota 32). «Yugoslavia: Croatia Digs in for Long War». ¿Qué qué se podía esperar. llevando así al país a un callejón sin salida. Y es que no se puede sustentar la paz sobre las bayonetas. al mismo tiempo que empiezan a surgir serias dudas de que dichas partes quieran resolver sus diferencias de forma pacífica46. las intervenciones en las que se va a centrar la Comunidad van a ir por los siguientes derroteros: en primer lugar. «L’Europe. Desconfían también de un hecho que era cada vez más evidente. En este estado de cosas. exacerbando así el conflicto y dándole una dinámica que sería imparable. por eso. pues?: el 8 de octubre Croacia y Eslovenia proclamaron definitivamente su independencia con lo que la desmembración de la antigua Yugoslavia era un hecho.Ck. en cuyo seno.. 47.

el 25 de octubre. c) Comprehensive arrangements. en esos momentos el problema 49. op. c) No unilateral changes in borders». Y. en presencia de los Presidentes de Croacia y Serbia. No obstante. at the end of the negotiating process conducted in good faith. 12-14. la retirada de Yugoslavia de los países beneficiarios del sistema comunitario de preferencias generalizadas. con el tiempo. 50... Otro aspecto en que insistieron los Doce fue en adoptar sanciones contra Serbia y Montenegro.. así como determinadas acciones humanitarias. C. pp. b) Adequate arrangements to be made for the protection of minorities. «Europe. The recognition would be granted in the framework of a general settlement and have the following components: a) A loose association or alliance of sovereing or independent republics. No se adoptó no obstante ningún embargo petrolero. cuyo país ejercía la Presidencia del Consejo. algo que sí que fue debatido. abarcando la suspensión de varios acuerdos comerciales. en la que los participantes acordaron lo siguiente: «. LUCRON.. Para más detalles sobre estas sanciones. Sanciones que se adoptarían de forma efectiva el 11 de noviembre. a plasmarse de una forma o de otra en la realidad. también se analizó la posibilidad de enviar tropas de la UEO en el marco de la ONU como fuerza de interposición. algunas dentro del propio marco comunitario y otras en el ámbito de Naciones Unidas a propuesta de los Doce50. de 16 de noviembre de 1991. etc. including supervisory mechanisms for the protection of human rights and special status for certain . el propio Lord Carrington a la conferencia. agreed that the involvement of all parties concerned would be necessary to formulate a political solution on the basis of the prospective recognition of the independence of those republics wishing it.. pp. al recoger los puntos siguientes para poder llegar a un acuerdo: a) Sovereign and independent republics with international personality for those that wish it. cit. 1-50. que fueron expuestas por el Consejo de Ministros el 4 de noviembre49.».P. por último. y considerado incluso como posible.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 33 de negociar un sistema de cooperación económica como un «mercado único» o una unión aduanera.. No hay que olvidar que ya el 4 de octubre Lord Carrington se había reunido con el Ministro holandés Van den Broek. including human rights guarantees and possibly special status for certain areas. Ver estas sanciones en DOCE L315. Esto no era muy diferente de lo que propondría después. así como del Secretario federal para la defensa. cfr. Todas estas propuestas llegarían. b) A free association of the republics with an international personality as envisaged in these arrangements.

A este respecto. a pesar de que se diga que es un acto unilateral facultativo e irrevocable. Recuil des cours. La reconnaissance internationale et l’évolution du droit des gens.. pp. 581-582. 383. SALMON. I.». BROWNLIE. pp. of those republics wishing it. Anexos II y VI. (nota 33). The Recognitions of States: Law and Practice in Debate and Evolution. within existing borders. París. .). Th. París. Estos textos figuran en el Doc S/23169. British Yearbook of International Law. LIII (1982). cfr. La reconnaissance internationale dans la pratique contemporaine. Para más detalles. no quiere decir en absoluto que la discreciona- groups and areas.. conviene resaltar sin embargo que el reconocimiento. Para un resumen de esas tesis. J. where appropriate. se despejaba así el camino para que los Doce reconocieran a las nuevas Repúblicas. 51.2. Pedone. Dicho esto. Pedone.-P. si la respuesta era positiva. Es sabido que en el orden jurídico internacional existen situaciones que suscitan en los Estados reacciones de distinta naturaleza. La compleja cuestión del reconocimiento 11.D. Paraeger. GRANT. J.. muchas de las cuales parecen haber tenido más importancia teórica. R. op. unless otherwise agreed. 52. J. cfr. 382 ss. y VERHOEVEN. 1999. nota 25).A. ¿habría que establecer unos determinados criterios para ello? Alemania presionaba y Francia la siguió. Wesport. e incluso se podría decir «teológica».. e) In the framework of a general settlement. d) European involvement.. Colin. «The International response. París. CHARPENTIER. que práctica52. 197211. 357-418 (pp.. La reconnaissance d’Etats. 227 (1991-II). 1975. WELLER. pp. «Recognition in Theory and Practice». rectificando así su anterior pensamiento (p. 1956.M. recognition of the independence. El reconocimiento de un Estado lo produce. que van a producir determinados efectos jurídicos. JACQUE.. 1971. cfr. A. 1. Pero no queremos caer en la tentación de abordar las diferentes teorías que sobre esta cuestión se han defendido por la doctrina. cit..34 La disolución de Yugoslavia más acuciante era saber si había que reconocer o no a las nuevas Repúblicas y.. «Acte et norme en droit international». en efecto51. J.

M. en las pp. particularmente aquellas que prohíben el uso de la fuerza en las relaciones con otros Estados o que garantizan los derechos de las minorías étnicas. bajo la única reserva del debido respeto a las normas imperativas del Derecho internacional general. 56. en el que para responder a la cuestión a que se le había sometido en torno al reconocimiento de Yugoslavia (Serbia y Montenegro). 54). Para un estudio de estos elementos desde una perspectiva helvética. n. 9-382 (p. European Journal of International Law. Frase recogida por el Profesor VIRALLY. su autor lleva a cabo un análisis que nos parece de sumo interés para comprender con rigor y sin pasiones el caso yugoslavo de la pasada década. «Recognition of States: The Collapse of Yugoslavia and the Soviet Union».-E. si este no supone un elemento constitutivo del Estado y tiene efectos puramente declarativos. 221-250. es por el contrario «un acto discrecional que los Estados pueden efectuar en el momento que estimen oportuno y en la forma que libremente decidan. 3.a) para después señalar «que está inmersa en un proceso de disolución» (Punto 3. el texto de este dictamen en Revue Générale de Droit International Public. muy critidado por algunos por ser ambiguo y contradictorio. 97 (1993). HELD. Revus Suisse de Droit International et de Droit Européen. 54. pensamos que es útil recordar el dictamen número 10 de la Comisión de Arbitraje de la Conferencia europea para la paz en Yugoslavia (Comisión Badinter) de 4 de julio de 199255. primera frase). Por ejemplo. «Quelques réflexions relatives à la pratique récente de la Suisse concernant la reconnaissance de nouveaux États». como para no reconocer Estados que cumplen con los requisitos exigidos por el Derecho internacional. no se puede decir que «la República Socialista Federativa de Yugoslavia ha conservado hasta hoy en día su personalidad internacional» (Punto 2. pp. 1. Sobre el carácter discrecional del reconocimiento. n. A este respecto. RICH. Recueil des Cours. pp.. 53.. 595.. Cfr. «Panorama du droit international contemporain». 183 (1983-V). . p. señala que. 1994. 36-65. 52-57 del Curso. religiosas o lingüísticas»56. 55.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 35 lidad53 del Estado pueda llegar a ser arbitrariedad54. Ch. cfr. cfr. R. 4 (1993). tanto para reconocer Estados inexistentes en la realidad. Aunque no compartimos algunos de los puntos del dictamen de la Comisión. pp.

RAMÓN CHORNET. p. es imperativa. pp. C. VERHOEVEN.. Sin embargo. religiosas o lingüísticas sin dar ninguna argumentación. 1999. «La reconnaissance internationale: déclin ou renouveau?». Cursos de Derechos humanos de Donostia-San Sebastián. Universidad del País Vasco. y PIERRE-CAPS. UNED-Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado.36 La disolución de Yugoslavia De este texto de la Comisión de Arbitraje conviene resaltar algo que en nuestra opinión es importante. pues como se ha señalado «semejante opinión nunca defendida seriamente por la doctrina»57. ECONOMIDES. Revue Hellénique de Droit international. Silva Editorial.). pp. cfr. C. Annuaire Français de Droit International. La bibliografía sobre la cuestión de las minorías es muy considerable: Véase. 57.. . Sobre las minorías en Europa. «Actes et positions de la Grèce concernant des questions de droit international (1992-1993)». La Comisión habla de las normas imperativas del Derecho internacional con una facilidad un poco desconcertante y sin dar ninguna explicación al respecto. CASTELLA. Anuario de Derecho Internacional. GONZÁLEZ ENRÍQUEZ. J. pp. meter en su mismo saco los derechos de las minorías étnicas. XIX (2003). Madrid. resulta destacable que si hay consenso en la doctrina según la cual la norma que prohíbe el recurso a la fuerza en las relaciones internacionales. C.. «Peut-on parler actuellement d’un Droit européen des minorités?». Annuaire Français de Droit International. y más específicamente. entre otros. I. 72-105. cuando este no esté justificado por otras causas como la legítima defensa.P. 1999. de lo que al menos sí estamos convencidos es de que reconocer Estados inexistentes constituye una Para más detalles sobre esta cuestión. 49-104. Dykinson-Universidad Carlos III de Madrid. cfr. Para un comentario sobre esta cuestión en la actualidad. Cfr. Tarragona. 2004. «La protección internacional de las minorías en Europa». (dir.. 292. Minorías nacionales y conflictos étnicos en Europa del Este. 7-40 (particularmente p. pp. 21).. parece excesivo. XXXIX (1993). sobre las minorías linguísticas. FERNÁNDEZ LIESA. Madrid. «El Derecho internacional ante las reivindicaciones de las minorías lingüísticas». GONZÁLEZ VEGA. Desde esta perspectiva. 2002.. S.. cfr. C. 409-417 y bibliografía allí recogida. XL (1994). J. S. La protección internacional de las minorías. 1993. 12. Derechos lingüísticos y Derecho internacional.

quien se plantea si el reconocimiento es absolutamente discrecional o no y si existen ciertos límites legales. dangereuse surtout lorsqu’elle est unilatérale et ne vise qu’à protéger des intérêts particuliers” le paraît beaucoup moins quand elle vise à obtenir le respect de principes du droit international» («Genèse et disparition de l’Etat à l’époque contemporaine». utilizando el voto de la mayoría automática. on admettra qu’en fonction de leur nature. . o por lo menos una parte importante de él. ¿Es posible la paz?. 1988. Cfr. uno de los principios generales reconocidos por el Derecho internacional58. algunos autores han pretendido que el reconocimiento del Estado palestino no sería ilegal al no atentar contra el principio de no intervención ni iría contra la soberanía del Estado de Israel.. señala: «. justo un mes más tarde de que. 1952. Desde ese momento. no se reconoce al Estado Saharaoui?.. Annuaire Français de Droit International.». «el reconocimiento depende de la efectividad. p. Ruiz Fabri. ¿Por qué en esa misma resolución. al aceptar en la Resolución 43/177. Esto lo deja bien claro Alexander Kiss. por estos derroteros parece dirigirse también E. A este respecto.. Como señala el Profesor Virally. Un caso llamativo de reconocimiento «prematuro» es. A falta de esta doble efectividad. Todo esto es lo que ha hecho la Asamblea General.. París. 1660 ss. Esto implica por un lado la efectividad del aparato del Estado y por lo tanto el control del territorio que reivindica. pp. op.. R. el por aquel entonces Consejo Nacional Palestino lo proclamara (texto en International Legal Materials. BERMEJO GARCÍA. el llevado a cabo por la misma Asamblea General de las Naciones Unidas. Pamplona. De telles limites ne sont pas indubitablement pas identifiées.)? (vid. de 15 de diciembre de 1988. Néanmoins. 190. L’abus de droit en droit international. 56-58). la proclamación de un Estado palestino independiente. en p. ¿o es que casi veinte años después contamos con un auténtico Estado palestino (.. para ahorrar papel y trabajo.. pp. Se va a situar así en el campo de la ficción política y está desprovisto de valor jurídico.. Ese reconocimiento es también un acto ilícito si se lleva a cabo en violación de una regla o de un principio de Derecho internacional» («Panorama du Droit international.. para quien no cabe duda de que el abuso del derecho es un principio general del Derecho internacional. y por otro la efectividad de su independencia. XXXVIII [1992]. 153-178. El conflicto árabe-israelí en la encrucijada... EUNSA. 58. p. [nota 54]. pp. inter alia. les conditions posées peuvent paraître plus ou moins légitimes ou plus ou moins dangereuses et que “cette pratique..).. el Estado no está constituido a la luz del Derecho internacional y el estatuto internacional del Estado no puede ser válidamente aplicado. 172). cit. 2002. el reconocimiento es prematuro. 56).Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 37 violación del principio que prohíbe el abuso del derecho.

38

La disolución de Yugoslavia

El reconocimiento tiene unas consecuencias jurídicas claras
en el ámbito de las relaciones internacionales, pues el Estado
que reconoce está aceptando que el reconocido pueda oponerle
los actos realizados en el ejercicio de sus competencias. Por otro
lado, son conocidas las restricciones que impone el no reconocimiento, como la imposibilidad de tener relaciones diplomáticas
oficiales, dificultades para el Estado no reconocido a la hora de
participar y/o de acceder a determinadas organizaciones internacionales según los casos, etc. En el caso de la crisis yugoslava,
al someter la Comunidad Europea el reconocimiento de los Estados nacidos de la antigua Yugoslavia al cumplimiento de determinados requisitos o condiciones se ha planteado un interesante debate acerca de los límites y contenido actual de esta
figura.

por ser éste el Estado ocupante (cfr. SALMON, J., «La proclamation de l’État palestinien», Annuaire Français de Droit International, 1988, pp. 37-62 [pp. 6164]; ver también BOYLE, F.A., «The Creation of the State of Palestine», European Journal of International Law, 1 (1990), n. 2, pp. 301-306. J. Verhoeven,
mucho más matizado al respecto, señala lo siguiente: «... d’aucuns la jugeront
hâtive. Il ne saurait toutefois, être interdit de proclamer l’Etat même s’il peut
être prématuré de le reconnaître, sachant que ni sa reconnaissance ni sa proclamation se suffisent de toute manière pour qu’il soit» («La reconnaissance
internationale...», op. cit. [nota 56], p. 17); pero ¿no es ese el caso, todavía mucho más claro, de la antigua colonia española? Quienes esperan con impaciencia la creación del futuro Estado palestino, por el momento deberán todavía
esperar, pura y simplemente porque actualmente Palestina no tiene los
elementos constitutivos de un Estado (a este respecto, cfr. LAPIDOTH, R. y
CALVO-GOLLER, N.K., «Les éléments constitutifs de l’État et la Déclaration du
Conseil National Palestinien du 15 novembre 1988», Revue Générale de Droit
International Public, 96 [1992], n. 4, pp. 811-842, en donde se rebaten les
tesis de Jean Salmon; también BERMEJO, R., El conflicto árabe-israelí..., op. cit.,
p. 52; CRAWFORD, J., «The Creation of the State of Palestine: Too Much too
Soon», European Journal of International Law, 1990, pp. 307-313). ¿O acaso
es el que se enfrenten con las armas (junio de 2006) Al-Fatah (Presidencia) y
Hammas (Gobierno) para resolver sus diferencias en el seno de la Autoridad
Nacional?

Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa

39

1.2.1. El reconocimiento y la Conferencia para la Paz
sobre Yugoslavia: las líneas directrices
13. Partiendo de las premisas que acabamos de comentar en
torno al reconocimiento, es fácil constatar que el reto al que los
Doce tenían que hacer frente era particularmente delicado en la
medida en que cualquiera que fuera la decisión iba a tener una incidencia clara y directa sobre la crisis yugoslava. Este hecho, que
era evidente, suscitaba sin embargo divisiones en el seno de los Doce, sobre todo entre Francia y Alemania. Para la primera, un reconocimiento prematuro de las Repúblicas que habían proclamado
la independencia podía reforzar su intransigencia al encontrar ese
apoyo e impedir cualquier otra solución pacífica a la crisis; Alemania, sin embargo, que como ya hemos apuntado se mostró muy
pronto partidaria de Eslovenia y de Croacia, y por lo tanto de la
desmembración de Yugoslavia, partía de una óptica completamente contraria, al defender que sólo el reconocimiento de Croacia y
de Eslovenia serviría de aviso para que Serbia no intentara mantener por la fuerza una federación que Alemania consideraba ya del
pasado. Pero a pesar de estas diferencias las dos partes compartían
un punto en común, evitar entre los Doce la dispersión y las conductas contradictorias, pues ello agravaría considerablemente la
crisis59. Dicho de otra forma, había que encontrar un punto de encuentro y adoptar entre los Doce una posición común60.
59. A este respecto, CHARPENTIER, J., «Les déclarations des Douze sur la
reconnaissance des nouveaux États», Revue Générale de Droit Internationale
Public, 96 (1992), n. 2, pp. 343-354 (pp. 343-344). Como señala este autor,
no hay que olvidar que la adopción de una política común de reconocimiento
era también muy importante para la cohesión de la propia Comunidad.
60. No cabe duda de que esto era muy importante en un momento en el
que se acababa de adoptar en el Consejo Europeo de Maastricht (9-10 de diciembre de 1991) el Tratado de la Unión Europea, cuyo texto definitivo sería
firmado el 7 de febrero de 1992, y que había sido fruto, en todo lo relativo a
la Unión política, de una iniciativa franco-alemana, que pudo al final con las
trabas puestas por el Reino Unido. Sobre este Consejo Europeo de Maastricht,
cfr. Revista de Instituciones Europea, 1992, pp. 309-318.

40

La disolución de Yugoslavia

Finalmente, entre estos pocos puntos de encuentro y las numerosas diferencias existentes en el seno de la Comunidad, triunfarían
los primeros, al adoptar el 16 de diciembre de 1991 los Ministros
de Asuntos Exteriores de los Doce una «Declaración sobre las líneas
directrices sobre el reconocimiento de nuevos Estados en Europa
del Este y en la Unión Soviética» y una «Declaración sobre Yugoslavia»61. Conviene ante todo dejar claro que estas Declaraciones no
son instrumentos jurídicos vinculantes sino sólo compromisos políticos. Por tanto, sigue correspondiendo a los Estados la apreciación de las condiciones de su aplicación y de ellos seguirá siendo el
poder de establecer las condiciones del reconocimiento. Esto ilustra con claridad los elementos políticos propios del acto de reconocimiento, lo cual no quiere decir, como hemos señalado anteriormente, que este pueda ignorar el Derecho internacional. Algo de
esto sin embargo ha ocurrido en el espíritu de la actitud comunitaria, ya que la presión ejercida para el reconocimiento de las nuevas
Repúblicas, per se no algo ilícito, sí podría haberlo sido de haber favorecido el desmembramiento de Yugoslavia62; mas ¿quién se atreverá a afirmar o negar tajantemente que ha sido así (...)?
Entre nosotros, J. Quel se ha mostrado muy crítico con estas
directrices comunitarias:
«En una línea clara de instrumentalización política del reconocimiento se ha entrado en una peligrosa dinámica donde el
cumplimiento de determinadas exigencias ajenas al ente objeto
de reconocimiento se convierte en el elemento determinante de
atribución de subjetividad internacional. Los defensores de la licitud de la actuación comunitaria sostienen la estricta separación entre los requisitos jurídicos de estatalidad, en cuya valora61. Esta Declaración sobre Yugoslavia es la segunda que adopta la Comunidad, ya que la primera data de 27 de agosto de 1991, como ya hemos apuntado. Para el texto completo de estas Declaraciones, cfr. Revue Générale de Droit
International Public, 96 (1992), n. 1, pp. 261-263.
62. A este respecto, cfr. CHARPENTIER, «Les déclarations des Douze...», op.
cit. (nota 59), p. 353.

Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa

41

ción no entran, y la subordinación del reconocimiento a la promesa de mantener en el futuro una determinada política. Ciertamente, el establecimiento de unos requisitos previos al reconocimiento con unos fines precisos no es contrario al Derecho
internacional; lo que sí es discutible son los efectos alcanzados
con la introducción de las condiciones al atribuir a la promesa
de su cumplimiento un valor esencial en la consideración de las
nuevas entidades reconocidas como sujetos de Derecho»63.
Es cierto, sí, que las directrices adoptadas por el Consejo Europeo sobre el reconocimiento de los nuevos Estados en Europa
del Este y en la Unión Soviética64 plantean serios problemas desde

63. Cfr. «La práctica reciente en materia de reconocimiento de Estados:
problemas en presencia», Cursos de Derecho Internacional de Vitoria-Gasteiz,
1992, pp. 41-81 (p. 55).
64. En estas directrices se declara lo siguiente: «... La Comunidad y sus Estados miembros conforman su adhesión a los principios del Acta Final de Helsinki y de la Carta de París, en particular al principio de autodeterminación. Afirman su voluntad de recononer, de conformidad con las normas aceptadas por la
práctica internacional y teniendo en cuenta las realidades políticas en cada caso
concreto, a estos nuevos Estados que, como consecuencia de las modificaciones
históricas ocurridas en la región, se constituyan sobre una base democrática,
acepten las obligaciones internacionales pertinentes y se comprometan de buena
fe en un proceso pacífico y negociado.
Por consiguiente, adoptan una posición común sobre el proceso de reconocimiento de estos nuevos Estados que implica:
– El respeto de las disposiciones de la Carta de Naciones Unidas y de los
compromisos suscritos en el Acta Final de Helsinki, y en la Carta de París,
en particular en lo que se refiere al Estado de Derecho, la Democracia y
los Derechos Humanos.
– La garantía de los derechos de los grupos étnicos y nacionales, así como
de las minorías, de conformidad con los compromisos suscritos en el
marco de la CSCE.
– El respeto de la inviolabilidad de los límites territoriales que sólo pueden
ser modificados por medios pacíficos y de común acuerdo.
– La reanudación de todos los compromisos pertinentes relativos al desarme y a la no proliferación nuclear, así como a la seguridad y a la estabilidad regional.

42

La disolución de Yugoslavia

diversos puntos de vista. Por ejemplo, se habla de que los nuevos
Estados deben constituirse sobre «una base democrática», mientras
que al mismo tiempo se hace alusión a que el reconocimiento se
hará según «las normas aceptadas por la práctica internacional»;
una cierta contradicción parece «enseñar la patita por debajo de la
puerta» ya que la práctica internacional no se ha basado precisamente en el carácter democrático o no democrático de un Estado
para su eventual reconocimiento. Otro punto contradictorio lo
constituye el hecho de que la Declaración no menciona en absoluto el principio de no intervención, que forma parte «de las normas aceptadas por la práctica internacional» en la materia, y sin
embargo sí lo hace con el principio de autodeterminación65.
En estas circunstancias, es evidente que en los Doce han prevalecido tanto o más las consideraciones políticas (la estabilidad
de la región, la inviolabilidad de los límites territoriales66, etc.) que
– El compromiso de solucionar mediante acuerdo, en particular, recurriendo, en su caso, al arbitraje, todas las cuestiones relativas a la sucesión de
Estados y a las controversias regionales.
La Comunidad y sus Estados miembros no reconocerán a aquellas entidades que resultaran de una agresión. Tendrán en cuenta los efectos del reconocimiento sobre los Estados vecinos.
El compromiso a favor de estos principios abre la vía al reconocimiento por
parte de la Comunidad y sus Estados miembros y al establecimiento de relaciones diplomáticas, lo que podría quedar consignado en acuerdos».
Para este texto, ibíd., p. 56. Ver también, Actividades, textos y documentos de
la política exterior española, OID, Madrid, 1991, pp. 915-916. Las condiciones
precitadas que los nuevos Estados debían cumplir para poder ser reconocidos
fueron propuestas por Francia.
65. Cfr. CHARPENTIER, J., «Les déclarations des Douze...», op. cit. (nota 59),
p. 354.
66. La precitada Comisión Badinter dejó esta cuestión clara cuando en el
dictamen n. 3, enuncia los cuatro principios siguientes: a) las fronteras exteriores (de la antigua Yugoslavia) deberán ser respetadas en todos los casos...; b)
las demarcaciones entre las Repúblicas que adquieran la independencia sólo
podrán ser modificadas por mutuo y libre acuerdo; c) salvo acuerdo en contrario, los límites anteriores adquieren el carácter de fronteras protegidas por el
Derecho internacional; y d) ninguna modificación de las fronteras y de los lí-

cit. A. pp. 1. Revue Générale de Droit International Public. 5647. p. el mismo día 16 de diciembre de 1991. pero también al Acta Final de Helsinki y a la Carta de París. La Comisión transpone pues a los nuevos Estados europeos la doctrina del uti possidetis. Invitan por lo tanto a todas las Repúblicas yugoslavas a declarar antes del 23 de diciembre si: Desean ser reconocidas como Estados independientes. 18 [1991]. igualmente Revue Génerale de Droit International Public.I. Esta decisión se pondrá en práctica el 15 de enero de 1992». p. 1.». 96 (1992).. 67. n. 149-382. aceptan los compromisos que figuran en las susodichas líneas directrices.. sino que fue más lejos al adoptar. Recueil des cours. A este respecto. Ver también PELLET. 267-269. pp. «L’uti possidetis et les effectivités dans les contentieux territoriaux et frontaliers». (nota 39). cfr. aceptan las disposiciones recogi- mites existentes establecidos por la fuerza podrá producir efectos jurídicos. Para el texto completo de esta Declaración. 263 (1997). «Note sur la Commission d’arbitrage. 263.. cfr.. No hay que olvidar que en la Declaración se hace alusión a la Carta de las Naciones Unidas. Pero la Comunidad no se limitó a adoptar estas directrices en torno al reconocimiento de los nuevos Estados nacidos de la antigua Yugoslavia. Para un estudio sobre el uti possidetis. 96 (1992). . cuando es sabido que estos dos últimos están desprovistos de obligatoriedad jurídica67. pp. 5. Cfr. L. Revista de Instituciones Europeas. otra Declaración sobre Yugoslavia68 en la que se establece todo un proceso con plazos determinados. n. Agence Europe. p. La Declaración es pues clara al recoger lo siguiente: «La Comunidad y sus Estados miembros han convenido reconocer la independencia de todas las Repúblicas yugoslavas que cumplan con todas las condiciones aquí definidas. 143-152). 68. así como los órganos encargados de apreciar si se cumplen o no las condiciones previstas. de 16 de enero de 1992.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 43 las jurídicas. 1. el profesor Fernando Mariño lo deja muy claro: «Como en general todos los instrumentos adoptados en el marco del proceso de Helsinki. y en particular como la propia Acta Final. op. n. n. tampoco la Carta de París tiene valor de acuerdo jurídico internacional» («La Carta de París para una nueva Europa». 341. SÁNCHEZ RODRÍGUEZ. entre los muchos existentes. 14.

. (nota 39).. 70. cfr. cit. lo que plantea dudas a la hora de saber si la instancia en cuestión es la más adecuada para cumplir con dicha función70. la Comunidad y la ONU iban a coincidir en muchos aspectos. por lo que se exige a la primera a dar garantías constitucionales de que no tiene ninguna reivindicación territorial al 69. La propia Declaración recoge que «las solicitudes de aquellas Repúblicas que respondan de manera positiva serán sometidas por la Presidencia de la Conferencia a la Comisión de Arbitraje para que esta emita un dictamen antes de la fecha de su puesta en práctica». QUEL LÓPEZ.. Tampoco se olvidan las eventuales pretensiones territoriales de una República yugoslava (Macedonia.. y que continúen dando la máxima importancia al despliegue de una fuerza de mantenimiento de la paz a la que se refiere la Resolución 724 del Consejo de Seguridad71. .. Ya hemos señalado anteriormente que a partir de la Resolución 713 del Consejo de Seguridad. Para un mayor desarrollo del papel y de las funciones desempeñadas por la Comisión.». op. Por último. Cfr. op. como es el hecho de solicitar a un órgano jurisdiccional que evalúe si se cumplen estas condiciones69. (nota 63). 59 ss. cit. pp. 71. en la Declaración se recoge igualmente la demanda de la Comunidad y de sus Estados miembros de que el Secretario General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas continúen sus esfuerzos con el fin de conseguir un cese del fuego efectivo. pp. PELLET.».44 La disolución de Yugoslavia das en el proyecto de Convención que está siendo examinado por la Conferencia sobre Yugoslavia. particularmente las disposiciones del Capítulo II sobre los derechos humanos y los derechos de los grupos étnicos y nacionales. Hay además otras cuestiones novedosas en la Declaración. 344-345. y si continúan apoyando los esfuerzos del Secretario General y del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la continuidad de la Conferencia sobre Yugoslavia. que no se menciona) sobre el territorio de un Estado miembro de la Comunidad (Grecia que tampoco se menciona). «Note sur la Commission d’arbitrage. J. «La práctica reciente.

. la Comisión señaló en el punto 5 del dictamen que «. dans des déclarations sans ambiguité et ayant force obligatoire en droit international et que. sí podemos reconocer que sobre la base de estas directrices comunitarias se está dibujando en Europa una nueva tendencia en materia de reconocimiento. Así las cosas. éstos no hayan afectado gran cosa a la teoría del reconocimiento en Derecho internacional. pues no se puede decir que los compromisos políticos de la Comunidad hayan influido en los demás miembros de la comunidad internacional en lo que concierne al mencionado concepto: ni la Comunidad Europea es el ombligo del Derecho internacional actual (por mucho que algunos quieran convencernos de lo contrario). Posiblemente. que. à s’interdire en général. formellement selan le droit international. d’autre part. l’utilisation du nom de “Macédoine” ne saurait impliquer acune revendication territoriale à l’égard d’un autre État. 97 (1993). la Republique de Macedoine a renoncé à toute revendication territoriale quelle qu’elle soit. 15. ni por lo demás. 3. Para más detalles sobre esta cuestión. . p. n. lo que hizo en su dictamen n.. No obstante. dès lors.. en los reconocimientos que se produjeron en Yugoslavia primó precisamente lo jurídico sobre lo político.. de la democracia y del Estado de derecho. y de que no llevará a cabo actividades hostiles de propaganda72. 576. algo que la evolución de la crisis yugoslava lo iba a poner claramente de manifiesto. de las minorías. relativo precisamente al reconocimiento de la República Socialista de Macedonia. Todo esto debía comprobarlo la Comisión de Arbitraje. 6 de 11 de enero de 1991. et notamment en application de l’article 49 de sa constitution.» (texto en Revue Générale de Droit Inernational Public. toute propagande hostile à l’encontre d’un autre État. al exigir el respeto de los derechos humanos. la République de Macédoine s’est engagée. A este respecto. infra parágrafos 19-21.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 45 respecto. cfr. Tampoco conviene olvidar a este respecto que en la Declaración sobre las directrices para el reconocimiento no se 72. lo que de estas Declaraciones se deduce desde el punto de vista jurídico es que en ellas se fijan ciertos criterios adicionales al reconocimiento de Estados.

alejándose así sensiblemente de las opiniones expresadas por la Comisión74. principio al que han estado vinculados tradicionalmente los Estados europeos y occidentales. pp.46 La disolución de Yugoslavia encuentra plasmado el principio de efectividad. se aplican para los nuevos Estados que surjan en otras zonas geográficas nuestra impresión es que eso no está ocurriendo a la luz del comportamiento que muchos Estados europeos están adoptando en el caso palestino. ¿se imagina alguien una minoría judía. 74. 564-583). sobre el reconocimiento de las diferentes Repúblicas de forma favorable. 4 afecta a Bosnia-Herzegovina. Esto no es nada extraño.2. pero no a Bosnia-Herzegovina ni a Macedonia. 3. ni tampoco europeos. democracia. y después de que la Comisión de arbitraje se pronunciara en sus dictámenes nn. tratada jurídicamente como tal. De estos dictámenes el n. Queda por ver si estos principios que se han aplicado para los Estados surgidos de la antigua Yugoslavia. el 5 a Croacia. también hay que exigirlo a los demás. al menos implícitamente73. n. 97 [1993]. Si se exige para unos respeto de los derechos humanos. ya que. en Revue Générale de Droit International Public. los Doce Estados miembros de la CE deciden reconocer el 15 de enero de 1992 a Croacia y Eslovenia. El reconocimiento de Croacia y Eslovenia 16. 4-7. la Comisión de arbitraje actuaba a título meramente consultivo y los Estados en ningún momento se comprometieron a respetar sus dictámenes. Y es que ésta partió de dos premisas importantes: la primera es la voluntad de independencia 73. Estado de derecho y respeto de las minorías. . como hemos apuntado. de un 20% en el futuro «Estado» palestino? 1. cada vez más se empieza a exigir que la efectividad sea conforme con la legalidad internacional. y no parece que sea ésta la gran preocupación de muchos líderes palestinos. Con estas «líneas directrices» bien marcadas. el 6 a Macedonia y el 7 a Eslovenia (vid. de 11 de enero de 1992.2.

Revue Générale de Droit International Public. 96 (1992).Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 47 de las cuatro Repúblicas y la segunda que «la República Federativa Socialista de Yugoslavia se encuentra inmersa en un proceso de disolución»75. A pesar de que el término de «disolución» no sea muy preciso para los internacionalistas. la Comisión señaló también que pertenece a las Repúblicas arreglar los problemas de sucesión según los principios de Derecho internacional. R. empero. publicado al completo en Revue Générale de Droit International Public. la Comisión no retiene los términos utilizados por Lord Carrington de «désintegration» o «éclatement». cit. sobre la sucesión de Estados en materia de bienes. así como el derecho de las Repúblicas que lo deseen de constituir juntas una nueva asociación de Estados dotada de las instituciones democráticas que elijan.. . KHÉRAD. 1997. p. Dictamen emitido el 29 de noviembre de 1991 a iniciativa de Lord Carrington. medio año más tarde. de 8 de abril de 1993. Además de esa respuesta. Punto 3 del dictamen. Por ejemplo. archivos y deudas76. Presidente de la Conferencia para la paz en Yugoslavia. p. de los derechos de los pueblos y de las minorías. no había certeza. y esa evolución fue lo que permitió al 75.. sin saber muy bien lo que iba a ocurrir con el Estado yugoslavo. sin embargo. las cosas cambiarían radicalmente. asegurando el respeto de los derechos humanos. PELLET. nota 21. 77. 264-266. el término «dissolution» por ser el utilizado en el artículo 18 de la Convención de Viena. «Note sur la Commission d’arbitrage. (nota 39). pp. 76. 1. A. op. 336. Cfr.». en ese momento. Cfr. por eso la Comisión habla de que está «en proceso de disolución».. hay que reconocer que por aquellas fechas el contexto era realmente incierto. «La reconnaissance des États issus de la dissolution de la République fédérative de Yugoslavie par les membres de l’Union Européenne». lo que se desprende para algunos del dictamen de la Comisión es que quizás no haya sabido o querido calificar con precisión el conflicto yugoslavo77. 666. pero sí retiene. Como ha señalado con acierto el Profesor Pellet. No obstante. n. para saber si Serbia continuaba existiendo a pesar de que algunas Repúblicas se habían declarado independientes. cfr. ¿Llegaría la disolución a ser realidad? En nuestra opinión..

por lo que este país debía completar la citada Ley constitucional y adaptarla a las disposiciones del proyecto de Convención. p. basando su argumentación en el derecho de autodeterminación (a este respecto. WARBRICK. el relativo a las minorías. debido a que su territorio ha sido invadido por el ejército federal yugoslavo y por tropas irregulares serbias»78. «Les dissonnances franco-allemandes sur fond et guerre serbocroate».. no respetaba las disposiciones del proyecto de Convención de la Conferencia de Paz en esta materia. (nota 56). Para la Comisión. «los criterios tradicionales que seguimos para el reconocimiento se aplicarían probablemente para Eslovenia. de 19 de septiembre de 1992 que «el Estado formalmente conocido como República Socialista Federativa de Yugoslavia ha dejado de existir». También existía un problema con Croacia sacado a colación por la propia Comisión de Arbitraje. 2. été 1992.. International and Comparative Law Quarterly. n. Como señaló el Ministro de Asuntos Exteriores británico en la Cámara de los Comunes. «Recognition of States». 477). cfr. En este trabajo se explica pormenorizadamente la posición británica al respecto. 1992. H. que ya hemos apuntado: este país no sólo fue «de llanero solitario». Cfr. 79. Dicho esto. STARK.. A este respecto. el 13 de enero de 1992. Y es que no conviene olvidar algo sobre el comportamiento de Alemania. HELD. ya que las dos situaciones son muy distintas: el mosaico de .-E. cfr.. conviene insistir en que pese al reconocimiento tanto de Croacia como de Eslovenia había una cierta diferencia entre ambos casos. el Presidente de Croacia envió una carta a la Comisión comprometiéndose a ello. sino que no ahorró persuasión y presión79 (más de lo segundo que de lo primero) con el fin de afianzar su posición80. C. Ch. Alemania veía la crisis yugoslava desde el ángulo de su propia historia. cit. 17. 78. 473-482 (p.. 80. No se aplican de la misma manera para Croacia. 340). 235.». p. op.48 La disolución de Yugoslavia Consejo de Seguridad afirmar en la Resolución 777. Este argumento sin embargo no se sostiene. la Ley Constitucional croata de 4 de diciembre de 1991. «Quelques réflexions relatives. pp. Politique Étrangère.

por lo que en nuestra opinión una vez más el derecho de autodeterminación se ha utilizado como coartada para otros fines. Irlanda y Luxemburgo. Gran Bretaña. en las que se cita (p. pp. «Sulla qualificazione del conflicto nella ex-Iugoslavia». y lo antes posible. aunque. H. 1992. o se exponían a una acción unilateral. 1. tanto para bien como para mal.. y por lo tanto había que respetar los principios de no intervención y de integridad territorial82. defendía que había que ampliar el plazo hasta el 15 de enero de 1992. Alemania. pp. por lo tanto de Serbia.. para respetar un poco las formas. violando así el artículo 2. LXXVI (1993). 3. 37-51. se apresuró a reconocer a Croacia y a Eslovenia el 23 de diciembre de 1991. Sobre la calificación del conflicto. defendía el reconocimiento. M. 82. no nos cabe ninguna duda de que hasta julio de 1991 la francesa tenía más peso jurídico.. nunca más allá del 23 de diciembre de 1991. Y es que Alemania partía de la tesis de que el conflicto yugoslavo era desde el principio un conflicto internacional debido a la intervención federal. cfr. 240) la frase de François Mitterrand de que se trataba de una «guerra de tribus». . «Dissonnances franco-allemandes. 339-347. Alemania. cit. una vez reunificada. Rivista di Diritto Internazionale. ésta siguiendo por supuesto el paso alemán. Sobre estos aspectos. culturas y religiones de Yugoslavia choca con la homogeneidad y uniformidad alemana. n.. en las nuevas Repúblicas. con el apoyo de España. no estableció relaciones diplomáticas hasta el 15 de enero de 199281. con el apoyo de Bélgica y Dinamarca. con el fin de dar tiempo a la Comisión de Arbitraje de adoptar los dictámenes pertinentes. 81. y ante la imposibilidad por parte de Alemania de conseguir que el resto de los socios europeos se avinieran a sus tesis.. En esta tesitura.».. Entre estas dos tesis.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 49 Con este objetivo no escatimó medios para hacer ver a sus socios europeos (también se podría utilizar el término de «primos») que o bien había una decisión colectiva. op. en este caso políticos. Francia. aun- pueblos. 335 ss. BERNER. cfr. Francia sin embargo defendió en esos momentos que el conflicto era interno. STARK. «Les États-Unis et la crise yougoslave». sin embargo. (nota 80). n.4 de la Carta de las Naciones Unidas. Politique étrangère. y hay que reconocer que esta nueva faceta ha resaltado desde entonces en su conducta. A. de las Repúblicas yugoslavas. quería demostrar con fuerza su nueva posición en la escena política europea. TANCA. pp.

tal y como las diversas medidas adoptadas por la Comunidad. 85. liberándoles así del comunismo. nace en esa ciudad holandesa83. mientras que los Estados Unidos prefirieron esperar hasta el 7 de abril. «Note sur la Commission d’arbitrage. sobre todo después de que hubiera aceptado la propuesta francesa de consultar a la Comisión. pero había apoyado en general.. No puede negarse la insolidaridad del comportamiento alemán. Sin embargo. 1. precisamente. 402. p. so pena de quebrar aparatosa y públicamente. ROUSSEAU. sino porque favorecían más a los católicos. 96 (1992).50 La disolución de Yugoslavia que pronto la evolución del conflicto derivaría hacia su internacionalización. La Santa Sede reconoció a estas dos Repúblicas el 13 de enero de 1992. 2.». . pues la Comisión de Arbitraje estimó que las poblaciones no habían expresado claramente su voluntad de constituirse en Estado soberano e independiente. cit. Reconocidas Croacia y Eslovenia por los Doce y otros veinte Estados84. uno de los «pilares» de la Unión que. justo después de la Cumbre de Maastricht.2. dos Repúblicas que suscitaron grandes reticencias al respecto. Ch. Revue Générale de Droit International Public. op.. toda apariencia de política exterior común. (nota 39). por lo tanto antes que los Doce. El reconocimiento de Bosnia y Herzegovina 18. Cfr. n. pp. haciendo gala de mayor prudencia.3. quedaban todavía por reconocer Bosnia-Herzegovina y Macedonia. y es que los serbios de esta República no se asociaron con las otras poblaciones en los deseos de 83. como ha señalado Alain Pellet. Suiza también reconoció estos dos nuevos Estados. las tesis alemanas. debido sobre todo a que algunos las consideraban «bastante artificiales»85. la CSCE y luego la propia ONU demostraron. 84. «Chronique des faits internationaux».. 346-347. Bosnia-Herzegovina no fue reconocida hasta el 6 de abril de 1992. no por ser alemanas. no había otra salida para los miembros comunitarios que alinearse con ella.

mucho más problemático. 87. los Estados Unidos reconocieron el 7 de abril a Bosnia y Herzegovina. Ph. 1. Mucho más complicado fue el reconocimiento de Macedonia. sucesivamente. pues Grecia bloqueó el proceso pese a haber modificado ese país su Constitución el 6 de enero de 1992. «La reconnaissance d’une “République yougoslave”: la question de l’anciennne République yougoslave de Macédoine (ARYM)». El difícil reconocimiento de la «ex-República yugoslava de Macedonia» ante las fuertes reticencias griegas 19. Cfr. al contener estos elementos que no apaciguaban la desconfianza griega. PAZARTZIS. mientras que en el artículo 49 se introduce una frase que recoge expresamente que la FYROM «no se inmiscuirá en los asuntos internos de otros Estados». una mención a la modificación de las fronteras «sobre la base de acuerdos entre Estados y según las reglas generalmente aceptadas del Derecho internacional». y el artículo 49. . nota 15)..». Croacia y Eslovenia. Annuaire Français de Droit International. aludía al hecho de que la FYROM «vela por la situación y por los derechos de los ciudadanos de los países vecinos de origen macedonio y de los expatriados macedonios. La Comisión estimó que sólo un referéndum. de la creación de una República serbia de Bosnia-Herzegovina86. declarándose partidarios de un Estado yugoslavo común y. La Constitución tuvo que ser modificada en sus artículos 3 y 49. a la postre. El artículo 3 incluyó.2. etc. podría despejar las dudas. el 1 de marzo de 1992 se procedió al reconocimiento por los Doce a partir de la fecha anteriormente señalada. presta ayuda a su desarrollo cultural. Conviene resaltar que el dictamen de la Comisión de Arbitraje concluyó señalando que Macedonia satisfacía todas las condiciones requeridas por las líneas directrices. Celebrado éste el 29 de febrero. Con mucha más coherencia. para cumplir con las exigencias impuestas por los Doce87. en el que pudieran participar todos los ciudadanos de esa República sin distinción alguna y bajo control internacional. pp.4. XLI (1995). El artículo 3 decía: «Las fronteras sólo podrían ser modificadas de conformidad con la constitución». 284. pero se opuso al mismo Grecia a causa del nom86.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 51 independencia. 281-297 (p.

la denominación elegida por la nueva República y el otro. padre de Alejandro el Magno. 89. la Constitución. iba en contra de las relaciones de buena vecindad. y es que la ex-República Yugoslava proclamó su independencia el 17 de septiembre de 1991 como «República de Macedonia». y tercero por violar el principio del uti possidetis juris. o ARYM (traducido como Antigua República Yugoslava de Macedonia) en francés. algo por cierto que justificaban las autoridades griegas.. ya que veía en ello la renovación de antiguas reivindicaciones expansionistas que tan- 88. «Le conflit dans l’ex-Yougoslavie en 1992». quejándose de que no hubiera habido un grupo en la Comisión. no es extraño que desde ese mismo momento Grecia planteara al respecto dos problemas: uno. «Actes et positions de la Grèce concernant des questions de droit international (1992-1993)». cfr. segundo. denominado el Sol de Vergina. GARDE. 324-325. p. pp. Si a esto añadimos que en agosto de 1992. Para el Profesor Economidès. Y es que como ya hemos apuntado. 1992-2. recurriendo a su patrimonio histórico. 71. Así pues. el territorio de la FYROM (Former Yugoslav Republic of Macedonia) en inglés. P. «un derecho de autor sobre el nombre de Macedonia»89. es obvio que disgustara a Grecia. por constituir un abuso de derecho evidente. El problema había adquirido en Grecia una dimensión nacional y este hecho no lo estimó suficientemente la Comisión.52 La disolución de Yugoslavia bre pretendido por el nuevo Estado88. A este respecto. Cfr. y de que ésta no hubiera estimado oportuno examinar la posición griega. El dictamen de la Comisión de Arbitraje fue muy mal recibido en Grecia. Revue Hellénique de Droit International. Grecia y Serbia durante las dos guerras balcánicas (1912-1913). Algunos autores no han dudado en ironizar sobre la pretensión helénica. . Politique étrangère. emblema de la dinastía macedonia inaugurado por Filipo. 1993.. fue objeto de importantes controversias territoriales entre Bulgaria. el Parlamento de la FYROM adoptaba como emblema de su bandera el sol con dieciseis ramas. el dictamen era manifiestamente contrario al Derecho internacional: primero.P. C. ECONOMIDES. nombre que se adoptó para la antigua Macedonia. originando además desplazamientos significativos de población.

127. cit. que «puso toda la carne en el asador». pp. pasando a denominarse «Re- . 93. Cfr. Sin embargo. Politique étrangère. después de algunas presiones de las Potencias aliadas. 179-207 (p. «Conclusions». «La reconnaissance d’une “République yougoslave”. L’État souverain à l’aube du XXI siècle. op. (nota 87). el «refugio de su soberanía»94. y cuando los ha habido. sin que ello afecte a su identidad93. suponemos. Ph. A este respecto Ph.. p. sino a la creación por Tito de la Yugoslavia nacida tras la Segunda Guerra Mundial92. 95. Cfr. 475-485. Sólo desde esta perspectiva histórica. así como el de cambiarlo. MAREK. Droz. 92.. 1954.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 53 tas vidas habían costado al país90. ¿puede un Estado elegir el nombre que estime oportuno sin ninguna otra consideración? A este respecto se ha sostenido tradicionalmente que este es uno de los derechos de todo Estado. Dicho de otra forma. Quéneudec. la denominación de un Estado sería. como señala J. PAZARTZIS. 1994. PERRY. Pazartzis cita en otros asuntos el caso de Austria que proclamó su independencia en octubre de 1918 con el nombre de «DeutscheÖsterreich» (Austria-Alemania). 1992. pp. pp. 91. La actitud griega paralizaba la voluntad manifiesta del resto de Estados de la CE en reconocer a Macedonia. 312 ss. 3.. Internacional Affairs. 282-283. n. SFDI (Colloque de Nancy).. 20. y no hay que remontarse a 19121913. No obstante. 2.. PETIFFLER. Ginebra.P. n. Sin embargo algo dependerá. 94. se puede entender la cuestión91. D. la diplomacia helénica. «The New Macedonian Question». J. la controversia en cuestión se ha resuelto por vía de acuerdo entre las partes interesadas95. Pedone. 182). tan compleja y agitada desde muchos puntos de vista. París. 1992. Es cierto que en esta materia no ha habido excesivos problemas ni respecto al nombre de los Estados ni en relación con sus emblemas o banderas. Austria cambió de nombre. «Une crise en gestation? La Macédoine et ses voisins». pp. del significado del nombre 90. Cfr. Identity and Continuity of States in Public International Law.». consiguió poco a poco que algunos Estados comunitarios comprendieran sus tesis. K. Cfr..

si se hubiera declarado independiente bajo el nombre de República francesa del Jura o República helvética del Jura?. que la voz «Macedonia» siempre ha sido utilizada para designar una zona geográfica. nota 24). pero especialmente para ella96. [nota 87]. Revue Générale de Droit International Public. Pongamos la hipótesis siguiente: ¿qué clase de reacciones hubiera suscitado el Cantón helvético del Jura. no es extraño que cuando Tito crea la nueva Yugoslavia y decide llamar al territorio que antes se había denominado Serbia del Sur como República federativa de Macedonia. Por tanto. menacerait sa sécurité. op. El profesor S. difícilmente tal conclusión podría predicarse con carácter general. Desde esta perspectiva. Y si bien muchos de estos ingredientes podrían considerarse como superados en ciertos países de Europa Occidental. le choix de sa dénomination. además. Or. Un caso más reciente y que atañe a Eslovenia lo constituye el hecho de que. était considéré comme relevant de la seule appréciation de l’État concerné» («Sur quelques tribulations de l’État dans la société internationales». 96.54 La disolución de Yugoslavia elegido para los terceros Estados. par un effet rhétorique inattendu. p. p. 97 [1993].». pp. 889). creado en 1978. cit. que es un «Land» de Austria. aunque con un tono moderado tanto por razones políticas como por tratarse de una entidad no estatal. Éste es un hecho indiscutible. Sur se ha mostrado sin embargo contrario a esta apreciación: «Ce pays prétend de façon assez étrange s’opposer à la dénomination d’un autre État. no cabe duda de que el caso de la FYROM reunió todos los ingredientes para ser considerado por Grecia como un nombre polémico por todo lo que significaba en la región. ¿no hubieran esas denominaciones suscitado los movimientos de protesta pertinentes de Francia o de Suiza? Sobre esta cuestión hay que añadir. . comportant le cas échéant le changement de cette dénomination.. jusqu’à présent. Desde un enfoque así. 881-900. cuando esta nueva República independiente puso en circulación un billete con el trono de los duques de Carintia. parce que celle-ci. también queremos dejar claro que ar- pública de Austria». n. Grecia ya protestara. este país protestó y el billete fue retirado de la circulación («La reconnaissance d’une “République yougoslave”. aun cuando podemos comprender que desde el exterior algunos hayan pensado que Grecia era susceptible en exceso. 4. 286..

que «. y decreta el 16 de febrero de 1994 un embargo unilateral contra la nueva República. 2 del TCE pretendiendo que Grecia había abusado de los poderes previstos en el precitado artículo 224. El Gobierno griego adoptó entonces un Memorándum justificando la legalidad de las medidas en el antiguo artículo 224 TCE. La Grèce y voit. en la que. 98. 477488. insta a que no se proceda a su reconocimiento hasta que no se respeten completamente todas las condiciones que fueron adoptadas por unanimidad en la reunión del Consejo de cooperación política del 16 de diciembre de 1991. el Presidente del Gobierno griego. encontrando en algunos casos cier97. Las tesis griegas iban. Ya el 3 de enero de 1992. Constantin Karamanlis. envió una carta a todos los Primeros Ministros de los Estados miembros comunitarios. en un momento en el que el nacionalismo imperante en Yugoslavia enseñaba los dientes de un cierto expansionismo territorial. pp.. y por el entonces Presidente de la Comisión. que se adopten las medidas provisionales pertinentes. 409-412. p. el Tribunal comunitario adopta una ordenanza rechazando las medidas provisionales solicitadas por la Comisión. pues. Además. 1993. une usurpation d’une partie de l’identité nationale grecque». 21. a hacer mella en ciertos países comunitarios98 y europeos. y Revue Hellénique de Droit International. Cfr. Revue Hellénique de Droit International. La Comisión no lo entendió así y presentó un recurso el 22 de abril de 1994. que el Abogado General Jacobs señalara el 6 de abril de 1995 en el asunto del embargo griego a la ARYM97. 1995. que envió una carta al Primer Ministro griego para que justificara la medida desde el punto de vista jurídico-comunitario. no se puede medir la cuestión de la identidad nacional de pueblos o naciones con un mismo patrón. no es extraño. 1994. El embargo es condenado por el resto de Estados miembros comunitarios. Sobre este asunto. El origen de este asunto es el siguiente. La Comisión pide. Con la llegada al poder en Grecia del Primer Ministro A. Jacques Delors. Desde esta perspectiva. Affaire C-120/94. 320. ya que lo que puede ser esencial para algunos quizás no lo sea para otros. además. se rompen todas las negociaciones que se estaban llevando a cabo con la FYROM. basado en el antiguo artículo 225 pár.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 55 gumentos no le faltaban para desconfiar de la FYROM. . Cfr. cultural y étnico. párrafo 57. Revue Trimestrielle de Droit Européen. después de señalar que la presunta «República de Macedonia» no tiene ningún derecho histórico ni etnológico a usar ese nombre.. Papandreu en 1994. El 29 de junio. pues. pp. cfr. à tort ou à raison.

A este respecto. el Consejo Europeo de 26-27 de junio de 1992 adoptó la Declaración de Lisboa. cfr. Al mismo tiempo. Doc.56 La disolución de Yugoslavia tos apoyos. (nota 57). tendente a que los Estados miembros reconocieran a la nueva República con una denominación que fuera aceptada por todas las partes interesadas99. Para más detalles. el embajador Robin O’Neil. propuesta que Grecia rechazó100. cit. 100.P. En él se recogía que la FYROM había aceptado la denominación de «República de Macedonia». el Ministro portugúes propone la adopción del nombre «Nova Makedonija» (Nueva Macedonia). Notes et Etudes documentaires. 1995-1. En este contexto hay que situar la iniciativa portuguesa en la reunión del Consejo de Ministros de 2 de mayo de 1992. A/47/311. 101. Ch.».. se decía dispuesta a concluir con Grecia un tratado que reconociera la inviolabilidad de las fronteras comunes. CHICLET. Ver también. Para buscar un punto de encuentro. ibíd. Sin embargo. p. . 325-326. añadiendo entre paréntesis «Scopje» cuando tuviera que llevar a cabo cualquier acción a nivel internacional. 326. une reconnaissance imparfaite». se envió a un representante especial de la Presidencia del Consejo. 99. Cfr. cfr. ECONOMIDES. Con el fin de conseguir un acuerdo. de 30 de junio de 1992. por lo que pronto surgieron iniciativas para buscar puntos de encuentro que satisficieran a las Partes.. pp. así como un Tratado de buena vecindad. quien después de haberse entrevistado con todas las partes interesadas presentó su Informe al Consejo Europeo de Edimburgo de 11-12 de diciembre de 1992. «La Macédoine en 1993. «Actes et positions de la Grèce. con una denominación en la que no figurase la palabra de «Macedonia»101.. en la que los Estados se mostraban dispuestos a reconocer esa República. causando una gran decepción en el ámbito comunitario y llevándose la cuestión a partir de entonces a la ONU. esta propuesta se evaporó sin poder plasmarse en acuerdo alguno. 137. Unas semanas más tarde. C. en Guimaraes. p.. Pero la solución no podía continuar así. op..

Para más información. dentro de las Naciones Unidas. 684-685. 105. aunque sólo se empezó a distribuir oficialmente a principios de 1993 después de que el Presidente del Consejo de Seguridad llevara a cabo consultas oficiosas a instancia del Secretario General.. 54 en la que ya se decide la admisión. TAVERNIER. La solicitud de admisión databa del 30 de julio de 1992. en cuyo párrafo 2 «Recomienda a la Asamblea General que se admita como Miembro de las Naciones Unidas al Estado cuya solicitud figura en el documento S/25147. XXXIX (1993). cfr. Doc. en esta misma declaración. Estado que a todos los efectos. P.2. Sin embargo. 102. Cfr. 104. la Asamblea General adopta la decisión A/47/L. El texto era el siguiente: «In view of the fourth preambular paragraph and paragraphs 1 and 3 of Security Council Resolution 817 (1993) of 7 April . A/R/225 de 8 de abril adoptada sin voto. la FYROM solicita su ingreso en la Organización de Naciones Unidas102. objeto de la polémica. «L’année des Nations Unies 24 décembre 1992-23 décembre 1993». Conviene destacar que el Consejo de Seguridad había adoptado ya el 7 de abril la Resolución 817. Annuaire Français de Droit International.4. como la «ex-República Yugoslava de Macedonia»103. Respecto al nombre retenido. el Presidente del Consejo de Seguridad había señalado el mismo 7 de abril que «no implica de ninguna manera que el Estado en cuestión esté vinculado de una forma o de otra a la República federativa de Yugoslavia (es decir Serbia y Montenegro) y que se trata solamente de un hecho histórico»104.1. será denominado provisionalmente “ex-República Yugoslava de Macedonia” hasta tanto se llegue a un arreglo sobre la diferencia que ha surgido con respecto al nombre del Estado». el Presidente del Consejo de Seguridad solicita al Secretario General que se posponga para una fecha posterior la ceremonia formal del izado de bandera del nuevo miembro105. Y ese mismo día. 103. Cfr. pp. consiguiendo ser admitida el 8 de abril de 1993 provisionalmente. En las circunstancias que acabamos de describir. S/25545.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 57 1. La «ex-República yugoslava de Macedonia» es admitida en las Naciones Unidas 22.

sin embargo. cfr.. op.. Este embrollo resulta difícil de entender. [nota 77]. que la admisión en la ONU de un Estado sin nombre definitivo nunca había ocurrido en la historia de la Organización106.». pp. cit. debilita considerablemente la posición de los que rechazan el reconocimiento y traduce por lo tanto un desarrollo considerable de las obligaciones que impone la interdependencia»108. Así las cosas. 106. Para más comentarios. op. (nota 94). p. 312. 107. Recognition and the United Nations. ni por los Estados miembros de la Comunidad. Kherad esto es no poco paradójico («La reconnaissance des Etats. Sin embargo. que en la ONU ocurren cosas extrañas. no tuvo empacho alguno en estar en el origen de la precitada Resolución 817. 44 ss. C. que impone el estatuto de miembro. aunque conviene dejar muy claro que existe práctica unanimidad doctrinal en torno al hecho de que la admisión de un Estado como miembro de Naciones Unidas no implica su reconocimiento por los demás Estados miembros. Para R. (nota 54). Grotius.P. op. aunque no sólo por su parte. cit. «Actes et positions de la Grèce. PAZARTZIS.. Y también resulta chocante la admisión del nuevo Estado sin haber sido previamente reconocido por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad.58 La disolución de Yugoslavia 23.. como Michel Virally ha señalado. p. Cfr. cit. 675). cit. ni trae consigo la obligación para éstos de reconocer a ese Estado a título individual. 56. op. Ya se sabe. 108. (nota 87). L’État souverain à l’aube du XXI siècle. I have been authorised by the Council to request that the hoisting ceremony and the flying of the flag of the state concerned may deferred until a later day». pues Francia.. exceptuando a Rusia. «La reconnaissance “d’une République yougoslave”. (nota 57).. op.. salvo en lo que atañe al ejercicio de los derechos y deberes como miembro de ella.». que no lo reconocía por esas fechas en cuestión (por solidaridad con Grecia).. p. ECONOMIDES. .». p. 331. «Panorama du droit international contemporain. es obvio que Grecia. «Conclusions». J. Cambridge. p.. 291 y nota 53. Debe resaltarse. 1987. «el procedimiento de admisión. del Consejo de Seguridad. cit.».. que 1993. que recomienda precisamente su admisión107.. sin embargo. Ver también DUGARD.

2. 55). cit. 113.P. El texto.». por tanto dos días después de que Grecia se opusiera también al nombre retenido. Para el texto de la respuesta griega. «Actes et positions de la Grèce. señala que ésta tiene una importancia fundamental para la consolidación de la independencia. los Copresidentes110 del Comité Directivo de la Conferencia internacional sobre la ex-Yugoslavia presentaron el 14 de mayo de 1993 un proyecto de acuerdo entre Grecia y la «Nova Makedonija». párrafo 2 del proyecto. 332-337. pp. Es tanto más significativa. formulaba serias objeciones en relación con la prohibición de usar símbolos. que Grecia proponía sustituir por el de «Slavomakedonija» en una carta del 27 de mayo de 1993112. 110. nombre que se proponía para la FYROM111. 112. Mucho más crítica fue la postura de la FYROM. p. Las reivindicaciones del Presidente macedonio hicieron que el proyecto de acuerdo no prosperara. pertenecientes al patrimonio cultural de la otra parte. El texto completo del proyecto en ECONOMIDES. C. 111. S/25855/Add. (nota 57). Doc. cfr. nombres. sin que esto sea contradictorio con su posición de rechazo al reconocimiento expreso en tanto en cuanto el tema del nombre no esté resuelto del todo109. insistía además en que el mismo se redactara en las lenguas oficiales de las partes113... no suscitó grandes objeciones por parte griega. cuyo Presidente Gligorov. bien elaborado y bastante completo. etc. banderas. lo que llevó al Consejo de Seguridad a adop- 109. tal y como venía expresamente recogido en el artículo 7. op. refiriéndose precisamente a la admisión en Naciones Unidas. ibíd. ha reconocido implícitamente a esa República como una entidad estatal independiente. por carta de 29 de mayo. Se trataba de Cyrus Vance y Lord Owen. El profesor Virally. debiéndose optar por nuevas vías para solucionar el conflicto.. Cfr.. p. 338. . salvo en lo tocante al nombre de «Nova Makedonija» recogido en el artículo 5. cuanto que en una organización como la ONU sólo los Estados pueden ser admitidos (ibíd.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 59 no se opuso a que la FYROM llegara a ser miembro de Naciones Unidas.. En aplicación de la Resolución 817 del Consejo de Seguridad..

y el 114. Francia. A partir de entonces se abre un período de incertidumbre. pp.. pp. Italia. (nota 77). ver también KHERAD. RICH. R. «La reconnaissance des États issus. en la que se insta a las partes a proseguir. Cfr. por ejemplo. fuera afianzando sus relaciones internacionales al incrementarse de forma importante el número de Estados dispuestos a reconocerla115. Las razones que dieron estos Estados para reconocer a la FYROM fueron varias. China. 115. por algunos Estados como Bulgaria (15 de enero de 1992). a raíz de su admisión en las Naciones Unidas. 676. pero sobre todo. 180. Las cosas iban a seguir no obstante por este camino. el mayor argumento de peso invocado era el de la estabilidad de la región. 118. 1070-1071.». Dinamarca. p. 117. lo que denuncia rápidamente la República helénica116. p. sin embargo. por supuesto..». cit. 116. . «Recognition of States: The Collapse.. lo que provoca un cierto malestar en varios Estados europeos. Entre estos. 24. 1. con Bélgica abriendo el camino. Lituania y Rusia (agosto de 1992) y Bielorrusia (en septiembre de ese mismo año)... 98 (1994). al reconocerla ya el 21 de octubre de 1993. la posición francesa en Annuaire Français de Droit International. Croacia. Prueba de ello es que en octubre de 1993 se interrumpen provisionalmente las negociaciones que las partes estaban llevando a cabo. los europeos. op. n. ya había reconocido a la FYROM el 12 de octubre de 1993. bajo los auspicios del Secretario General. Párrafo 2 de la resolución. Revue Générale de Droit Internationale Public. Esto trajo consigo que poco a poco la FYROM. «Chronique des faits internationaux». 52-53. cit. sus esfuerzos para una rápida solución de las cuestiones en suspenso114. Ver. siendo así el primer país que rompe la solidaridad comunitaria.60 La disolución de Yugoslavia tar su Resolución 845 de 18 de junio de 1993. la FYROM ya había sido reconocida. Cfr. R. seis Estados miembros (Alemania. op. (nota 53). por su parte. Turquía (6 de febrero de 1992). XL (1994). Eslovenia.. Antes de su admisión a la ONU. ya que el 16 de diciembre de 1993. los Países Bajos y el Reino Unido)117 establecieron relaciones diplomáticas con la FYROM118.

4.). 119. «Chronique des faits internationaux». aunque esta no se atemoriza. cfr. Revue Générale de Droit International Public.C. representante especial del Secretario General.. Sobre España. 123. 99 (1995).». n. p. La firma del Acuerdo por Cyrus Vance revela el compromiso de la comunidad internacional. 293 y nota 67. A este respecto. Éstos. «La reconnaissance d’une “République yougoslave”. La CSCE cambia de denominación en la Cumbre de Budapest (5-6 de diciembre de 1994) para denominarse Organización sobre Seguridad y Cooperación en Europa (O. n. 120. Estos reconocimientos traen consigo un cierto aislamiento de Grecia. 1. de Matthew Nimítz. 121. 122. supra parágrafo 20 y nota 97. op. representada por las Naciones Unidas. manteniendo el embargo contra la FYROM que había decretado a principios de 1994121.. (nota 87). «Chronique des faits internationaux». la FYROM y Grecia concluyen el «Acuerdo interino» de 13 de septiembre de 1995.S. y con el apoyo. pp. 106-107. no corrió mucho nuestro Gobierno. p. El Acuerdo interino de 13 de septiembre de 1995 y el reconocimiento de Grecia 25. desde el 18 de marzo de 1994. 972. enviado especial de los Estados Unidos. firmado en Nueva York por ambas Partes y por Cyrus Vance como testigo123. En este nuevo marco de confianza. patrocinado por Cyrus Vance. pues lo hizo incluso después de los Estados Unidos (8 de febrero de 1994) y de Australia (el 15 de febrero)120. da un paso adelante en la escalada del conflicto al bloquear el 18 de noviembre de 1994 la admisión de la FYROM a la OSCE122.2.E. al mismo tiempo que se redoblan los esfuerzos negociadores bajo los auspicios de las Naciones Unidas. PAZARTZIS. propiciando la normalización de las relaciones entre las Partes a partir de septiembre.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 61 23 de julio de 2004 lo hizo España119. Revue Générale Droit International Public. cit. 98 (1994). con el fin de que la FYROM y Grecia normalicen sus relaciones.2. 4. Las tensiones entre las partes parece que se atenúan a partir de 1995. 1. . Cfr. Vid. al final dan sus frutos. Es más.

del Consejo de Seguridad. (nota 87). No obstante.. C. lo que implica que en teoría deberá ser sustituido por otro definitivo. es que se trata de un Acuerdo «interino».. pp. A este respecto. el artículo 23. un Acuerdo bilateral en el que no figuran los nombres de las Partes no deja de ser una innovación del derecho de los tratados («La reconnaissance d’une “République yougoslave”. ya que sólo se hace alusión a la primera Parte y a la segunda Parte125. El Acuerdo no establece un período de tiempo concreto. 126. según su artículo 5.62 La disolución de Yugoslavia Lo primero que conviene resaltar de este acuerdo124 es que no resuelve la controversia en torno al nombre del nuevo Estado. «Actes et positions de la Grèce concernat des questions de droit international (1995)». que analiza pormenorizadamente este acuerdo. Véase el texto completo en inglés en ECONOMIDES. Cfr.I. p. pero no cabe duda de que dichas negociaciones deben llevarse a cabo de buena fe e intentando llegar a una solución definitiva127.. op. 256-285 (pp. Recueil. Como señaló la Corte Internacional de Justicia en el Asunto de la plataforma continental del Mar del Norte. 294. 269-276). con el fin de llegar a un acuerdo para resolver la controversia en aplicación de las Resoluciones 817 y 845 (1993). 1996. párrafo 1.. les parties ont l’obligation de se comporter de telle manière que la négociation ait un sens. Ello implica que «el nombre» es una cuestión que debe negociarse pese a las respectivas posiciones que cada una de las Partes tenga126.». 127. Article 5. Como señala Ph. párrafo 2 prevé un período de vigencia mínimo de siete 124. 125.. párrafo 2. ce qui n’est pas le cas lorsque l’une d’elles insiste sur sa propre position sans envisager aucune modification».. cit. Precisamente por esta razón los nombres de las Partes no figuran en su texto. éstas se comprometen a continuar las negociaciones bajo los auspicios del Secretario General de Naciones Unidas.P. les parties sont tenues d’engager une négociation en vue de réaliser un accord et non pas simplement de procéder à une négociation formelle comme une sorte de conditión préalable à l’application automatique d’une certaine méthode de délimitation faute d’accord. Affaire du plateau continental de la mer du Nord. .J. 1969. párrafo 85 a. La segunda cuestión en la que nos parece importante incidir. Pazartzis. C. Revue Hellénique de Droit International. «.

etc. Sin más tardar. . 26. estamos ante un reco- 128... salvo el tema del nombre que queda suspendido. C. el 13 de octubre de 1995 se firmó un memorándum sobre determinadas medidas en relación con el Acuerdo. cit. sin embargo. comprometiéndose además a establecer lo antes posible («as promptly as possible») en Skojpi una oficina de enlace. op. ECONOMIDES. op. muchas de las cuestiones que en él se suscitan129. estamos en presencia de un Acuerdo marco que necesita para su aplicación la apertura de negociaciones para poder resolver. que producirá sus efectos doce meses después de la comunicación a la otra Parte. 270).. 270. y otro para el establecimiento de una oficina diplomática de enlace en las capitales respectivas de las Partes. 130.(1995)». El profesor Economidès piensa. que Grecia quizás haya dado el reconocimiento prematuramente («Actes et positions de la Grèce. se trata de un reconocimiento negociado..Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 63 años128. preguntándose si un plazo más corto no hubiera sido mejor para resolver la controversia. Cfr. p. 129. Sin embargo. Por lo tanto. cit.. el contenido del Acuerdo es bastante completo.P. p. 131. Por último. el elemento clave es el reconocimiento por parte de Grecia de la FYROM como Estado independiente y soberano130. op. la integridad territorial de los Estados. cit. (nota 54). «Panorama du droit international contemporain». 1995». dejando la cuestión del establecimiento de las relaciones diplomáticas para fecha próxima («an early date»).. «Actes et positions de la Grèce. y lo hace recurriendo a la Carta de las Naciones Unidas y al Acta Final de Helsinki. Como señala Michel Virally. (nota 124). Plazo que para algunos autores griegos parece ser demasiado largo. plazo a partir del cual las Partes pueden retirarse mediante notificación escrita. En este sentido.. insertado en un texto convencional y firmado por el autor y el beneficiario del reconocimiento131. p. Ya su preámbulo hace alusión al respeto de normas básicas del Derecho internacional. Esto ha proseguido posteriormente. Dicho esto. 52. artículo primero. la prohibición del recurso al uso de la fuerza. el 20 del mismo mes se firmó también un memorándum concerniente a los transportes y comunicaciones. como la inviolabilidad de las fronteras.

etc. par. op. which are not evident from the very beginning. 295. 187-206. 609623 (particularmente p. the second condition of the de jure recognition is not fulfilled. y Grecia podría además romper sus relaciones diplomáticas o denunciar el Acuerdo pasado el plazo de siete años. A Political Question Looked at from a Juridical Point of view». llegado el caso. as it becomes clear by the following analysis. pp. (nota 87). R. que Grecia no ha realizado estrictamente un reconocimiento de iure133. cfr.. According to he dominant view. does not allow us to support the view of a de jure recognition without. 1 seems to have the character of a de jure recognition. P. pp. «Recognition of FYROM by Greece through the Interim Accord in 1995». se le exigiría hacer frente a su responsabilidad internacional. SIOUSSOURAS... Esta tesis no parece ser compartida por algún autor griego que sostiene. y no podría retirarse a pesar de la naturaleza provisional del Acuerdo o si sus obligaciones no son respetadas por las partes132. 620: «Do spite the fact that FYROM’s recognition as presented in Article 1. because the first condition is not fulfilled as well. it is safe not to talk of a de jure recognition but rather of a recognition under an avoidance clause. Revue Hellénique de Droit International.. The way the document is drafted. Ver también PAZARTZIS. Ph.. Para un estudio sobre el embargo desde un punto de vista jurídico y político.. . pese a lo previsto en el artículo primero del Acuerdo. This interpretation is also strengthened by the fact that FYROM’s recognition took place without definite name. since the establishment of diplomatic relations would not be of ambassadorial level.». como el levantamiento del embargo. 1996. a de jure recognition is firstly based on the premise of its irrevocable nature and second on the establishment of a high-level diplomatic representation since the term de jure is not explicitly mentioned in the documents that have to do with recognition by the recognising state. p. que se deduce implícitamente del artículo 8 del Acuerdo134. 2002. así como a no oponerse a la admisión de 132. Furthermore. In the IA case. however. la FYROM viola las obligaciones asumidas. Revue Hellénique de Droit International. cit. 134. a condition that is consistent with the de jure recognition. Pero Grecia también ha hecho otras concesiones. ruling it out. in the sense that it constitutes the most formal and comprehensive recognition»). TOXOPEUS. a more careful reading of the IA text can lead us to different conclusions..64 La disolución de Yugoslavia nocimiento expreso e irrevocable. Ibíd. 133. «The Greek Embargo and articles 224 and 225 EEC. «La reconnaissance d’une “République yougoslave”. Si.

«Le statut des minorités en Grèce». También se compromete a no inmiscuirse en los asuntos internos de otro Estado.. de ahí su insistencia hasta conseguirla (vid. Además. y en relación con los símbolos la FYROM acepta retirar el desplegado en su bandera (artículo 7. párrafo 2) y a no «utilizarlo» de ningún otro modo137. 136. el Gobierno griego consiguió que así se reconociera. nada se prevé expresamente respecto del uso de los otros símbolos.. Grecia veía en esta disposición algo esencial para la defensa de sus tesis. podrá interpretarse como base de reivindicación territorial alguna. Annuaire Français de Droit International. aspectos importantes que habían estado en el centro de la controversia. «La reconnaissance “d’une République”. XXXVIII (1992). 383-384. cfr. pp. 137. 297. p. op. es utilizado por la otra. en las que se aborda la cuestión de los eslavófonos de la Macedonia griega). párrafo 1). . párrafo 1. según el artículo 6 del Acuerdo. artículo 11. Sobre la cuestión de las minorías en Grecia. pero. PAZARTZIS. cit. multilaterales y regionales de las que Grecia sea miembro.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 65 la FYROM por oganizaciones internacionales. salvo si la FYROM intenta utilizar otro nombre diferente al dado en la Resolución 817 del Consejo de Seguridad135. que una de las Partes considera pertenece a su patrimonio cultural. En el Acuerdo no se recoge expresamente que se trata del símbolo de Vergina.». nota 89). Respecto a las obligaciones a las que se compromete la FYROM hay que resaltar que. debiendo en este caso adoptar las medidas correctoras apropiadas o indicar por qué no considera necesa135. las Partes se obligan a no emprender ningún acto o propaganda hostil (artículo 7. párrafo 3) que si un símbolo. se lo haría saber. con el fin de proteger el estatuto o los derechos de las personas que se encuentran en él y que no son sus ciudadanos (párrafo 2)136. [nota 87]. particularmente en el preámbulo o en el artículo 3. 377-392 (particularmente pp. en lo que atañe a la propaganda y a los símbolos. PAZARTZIS. Ph. Esto le ha permitido precisamente adherirse a la OSCE el 12 de octubre de 1995 y al Consejo de Europa el 9 de noviembre del mismo año. Sin embargo. Cfr.. mencionándose únicamente (artículo 7. en un intercambio de notas. nada de lo previsto en su Constitución.

El Acuerdo trata esta cuestión de forma sucinta. Sólo cabe esperar pues. lo que puede acarrear conflictos en el futuro. LA CSCE/OSCE Y LA CRISIS YUGOSLAVA 28. pero el entramado cultural. El 17 de enero de 1996 la bandera de la FYROM se iza por primera vez en Atenas y simultáneamente la bandera griega se iza en Skopje. p. político y étnico que envuelve esta cuestión de aparente trivialidad no lo ha permitido aún. Se tenía la esperanza de llegar pronto a un resultado. El Acuerdo contiene además otras disposiciones relativas a reforzar la confianza y las relaciones amistosas. 100 (1996). Una cuestión que nos parece importante es la relativa al arreglo de controversias. tanto en el 138.66 La disolución de Yugoslavia rio hacerlo. 27. 451. Nos parece que esta cuestión no ha quedado bien regulada en el Acuerdo. y a instaurar una cooperación en los ámbitos económico. al recoger en su artículo 21 la obligación para las Partes de resolver las controversias de forma pacífica. de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas. El largo proceso de reconocimiento de la FYROM por Grecia llega así a su fin138. que la solución llegue pronto. . pero clara y precisa. el respeto de los derechos humanos y culturales. del 8 de abril de 1993. comercial y medioambiental. si surgiera alguna disputa en torno a la interpretación o aplicación del Acuerdo. 2. las Partes se comprometen a someterla a la Corte Internacional de Justicia. puede seguirse leyendo en la web de Naciones Unidas. aunque aún queda por solucionar el problema del nombre. ya hemos señalado que la crisis yugoslava iba a suscitar inmediatamente reacciones. Cfr. 2. desde esta perspectiva. La denominación «ex República Yugoslava de Macedonia» que con carácter provisional figuraba en la Resolución A/47/225. En las páginas anteriores. Revue Générale de Droit International Public. «Chronique des faits internationaux». n.

. 1976. y la cooperación en el campo de los derechos humanos. Documentation Française. Para una completa recopilación de textos . a la par. nn.. al ser su principal función la solución pacífica de las controversias141. 142. fue el del Profesor MARIÑO MENÉNDEZ. su propia evolución y el fin de la Guerra Fría en Europa.. Annuaire Français de Droit International. 140. F. Es lo que se conoció con la expresión de los tres «cestos» de la Conferencia. 1976. Uno de los primeros estudios que aparecieron entre nosotros para analizar la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa. Anuario de Derecho Internacional. Washington. «La Conférence sur la sécurité et la coopération en Europe». International Legal Materials. el reforzamiento de la cooperación en materia de seguridad. Beyond Process. Y es que un organismo como la CSCE139. Commission on Security and Cooperation in Europe. XXXVII (1991). 245-468. H. RUIZ FABRI. 1992. ciencia y medio ambiente. pp. The CSCE’s Institutional Development. pp. CAFLISCH.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 67 seno de la antigua Comunidad como en el de la CSCE. yendo incluso en algunas ocasiones. París. 1990-1992. 50 y en español. pp. Ministerio de Asuntos Exteriores. cfr. Para un estudio sobre esta evolución. 27-39. 141. por lo menos al principio. A este respecto. cfr. 288 (2001). «La Conferencia sobre la Seguridad y la Cooperación en Europa». llevarían a la CSCE por unos derroteros más activos142. 1993. Y es que la solución pacífica de las controversias internacionales lleva mucho tiempo constituyendo un reto para el Derecho internacional.. creado en 1975 sobre la base del Acta Final de Helsinki140 del 1 de agosto. «Le règlement pacifique des différends internationaux à la lumière des bouleversements intervenus en Europe centrale et en Europe de l’Est». Acta Final de Helsinki 1975. Para el texto íntegro del Acta Final de Helsinki. Posteriormente. 297-314 y bibliografía citada. «La CSCE et le règlement pacifique des différends: l’élaboration d’une méthode». economía. p. Recueil des cours. Notes et Etudes documentaires.Mª. difícilmente podía escapar a la crisis yugoslava. Revista de Instituciones Europeas. OID. «Cent ans de règlement pacifique des différends internationaux». lo que trajo consigo una mayor institucionaliza- 139. Conferencia sobre la Seguridad y Cooperación en Europa. 4271-4279. Madrid. en francés. 1292 ss. En relación con el arreglo de controversias en el seno de la CSCE. cfr. ID. en ALETH. 1974. 1975. M. en inglés. cfr. pp.. L.

cfr. 3.. 102 (1998). La dimensión humana en la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa. D’Helsinki à Vienne (1973-1984). La OSCE dans l’Europe post-communiste. N.. Sécurité et cooperation en Europe. FERNÁNDEZ SOLA. 2. J. La participación de la Unión Europea en las Organizaciones internacionales. 365-406 y GHEBALI. . Fue así como el 1 de enero de 1995 se configuró la OSCE sobre la base de las decisiones adoptadas en la reunión de Budapest. BERTRAND. ya que hoy son más de cincuenta los Estados Partes. No es nuestra misión analizar aquí las características de la CSCE ni las de la OSCE144.). 1996. cfr. incluyendo a Yugoslavia.osce. Bruselas. «Changing the CSCE into the OSCE: Legal Aspects of a Political Transformation». 180-192.68 La disolución de Yugoslavia ción. sino sólo tratar de las novedades que se adoptaron en este marco de cooperación a raíz de la crisis yugoslava. Civitas. Madrid.htm.. pp. 144..-Y. y entre nosotros. 631-636. Sobre la OSCE. 2002. Colex.. Revue Générale de Droit International Public. Ch. pp. V. cfr. n. y no sólo después de que las Naciones Unidas empezaran a hacer frente a la situación tras la adopción de la Resolución 713 del Consejo de Seguridad. M. cfr. 143. La diplomatie de la détente: la CSCE. Les textes officiels du processus d’Helsinki (1973-1992).. más Canadá y los Estados Unidos. como ya hemos apuntado143. Entre la numerosa doctrina sobre la CSCE. lo que supone una perspectiva más amplia que la que pudiera vislumbrarse de la estrictamente comunitaria. American Journal of International Law. Cfr. «La nature juridique de l’organisation pour la sécurité et la coopération en Europe (OSCE)». Tampoco conviene olvidar que hablar de la CSCE/OSCE es hablar de la antigua Europa Central y del Este.-Y. n. Madrid. y entre nosotros SANTOS VARA. La Documentation française. Bruylant. de la Europa Occidental. 1999. E. Declaración de la Cumbre de Budapest: Hacia una Auténtica Asociación en una Nueva Era. V. cuyo resultado ha sido la creación de la OSCE en la Cumbre de Budapest de 5-6 de diciembre de 1994. 1993. Y sobre la evolución de la CSCE y su conversión en la OSCE también SAPIRO. ya apuntada. GHEBALI. pp.org/docs/spanish/empty.. referentes a la CSCE. París. 1992. DECAUX. de 6 de diciembre de 1994 (texto en http://www. Bruylant. 89 (1995). Bruselas.

Denominadas en general con las siglas MDCS. aunque sus funciones se reforzarían posteriormente en la Cumbre de Berlín de 19-20 de junio de 1991. del Centro de Prevención de Conflictos en Viena147. Por otro lado. pp. V.. 147.. cit. La dimensión humana. 146. juin 1991. y un Comité de Altos Funcionarios.. que prevé procedimientos de información. de consulta y de reuniones bilaterales. N.. Además. FERNÁNDEZ SOLA. al designar los miembros de la CSCE para el arreglo de controversias. El Centro de Prevención de Conflictos que se instaló en la capital austriaca a raíz de la Cumbre de París no tenía al principio competencia en materia de prevención de conflictos en el sentido político del término. ya mencionada. adoptado en enero de 1989 en Viena. cfr. Tal es el caso del relativo a la protección en materia de derechos humanos. los Jefes de Estado y de Gobierno participantes decidieron crear el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores. de la Oficina pro-Elecciones Libres en Varsovia y de la Asamblea Parlamentaria. pp. encargado de llevar a cabo esas decisiones. Sobre estas medidas. cfr. 120 ss. Défense nationale. 113-123. GHEBALI.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 69 2. La CSCE en los inicios de la crisis yugoslava: una especie de diplomacia preventiva que no previene nada 29. . se establece un nuevo mecanismo de consulta y cooperación relativo a actividades militares dentro del marco del Documento de Viena de 1990. ya que sólo se trataba de un lugar en el que se intercambiaban informaciones de orden militar.. La Cumbre de París de la CSCE se desarrollaría del 19 al 21 de noviembre. que se crearía posteriormente en Madrid. en noviembre de 1990. que adoptaría las decisiones apropiadas.1. Con la creación de la Secretaría en Praga. durante la reunión que tuvo 145. Lo primero que hay que resaltar es que los inicios de la crisis yugoslava ponen por primera vez a prueba los mecanismos creados en el seno de la CSCE. Sobre este período. a las puertas de la Cumbre de París145. «Le Document de vienne sur les MDCS». y de ella saldría la «Carta de París para una Nueva Europa». op. sobre las medidas de confianza y de seguridad146. con el fin de asegurar un medio de consulta continuo..-Y.

p. «La CSCE et la Communauté. Esta reunión se celebra por tanto unos días antes de que Croacia y Eslovenia proclamaran el 25 de junio su independencia.».. la CSCE sigue los pasos y las mismas tesis que defendía la Comunidad Europea y la mayoría de sus Estados. 149. Conviene poner de relieve que en esta reunión de Berlín se trata la crisis yugoslava a petición del Secretario Federal de Asuntos Exteriores de la RSFY. por las delegaciones de los Parlamentos de los Estados participantes por cierto sin objetivos muy claros. E. op. supra parágrafos 3 ss. 223. (nota 26). 150. REMACLE. con lo que plantean un primer dilema: por un lado se quiere prevenir el desbordamiento interno del conflicto. todo parecía indicar que la CSCE reforzaba sus mecanismos institucionales para desempeñar sus funciones con mayores dosis de eficacia y confianza. Cfr. y preconizando una solución pacífica a la crisis»150. ¿pueden decidir su futuro aplicando(se) el derecho de autodeterminación? 148. Esto implicó que. Budimir Loncar. . cit. Desde esta perspectiva... pero por otro se dice que los pueblos que componen Yugoslavia son los que deben decidir sobre su futuro. no es extraño que en la reunión del Consejo de la Conferencia que tuvo lugar en Berlín los días 19-20 de junio de 1991. pronunciándose además sobre la necesidad de respetar los derechos humanos en todo su territorio. el papel que debía desempeñar estaba más que justificado y las esperanzas eran altas.70 La disolución de Yugoslavia lugar en esta capital los días 2-3 de abril de 1991. haciendo excepción de Alemania. En los inicios de la crisis. la CSCE se dedicara a prevenir su desbordamiento interno. Pero lo que los Ministros dejan también claro es que «corresponde a los pueblos de Yugoslavia decidir sobre el futuro del país». incluyendo los derechos de las minorías. en la primera fase del conflicto. ¿cómo?. Si a esto añadimos el hecho de que la República Socialista Federativa de Yugoslavia participaba como un Estado más en la CSCE. los Ministros de Asuntos Exteriores148 adoptaran una «Declaración» sobre la situación en Yugoslavia «en la que expresan su apoyo a la unidad e integridad territorial del Estado149. Cfr.

El Canciller alemán decide llevar a cabo esta misión arrogándose el título de Presidente en ejercicio del Consejo de la CSCE. quiere llevar a cabo una misión de mediación e intenta desplazarse a Belgrado y Zagreb154. Mas Luxemburgo. 154. cfr. «New Look CSCE’s Frist Test». que ejercía la Presidencia de la Comunidad. D. A este respecto. cfr. WISE. Los pasos dados por ambos países traen consigo que en una reunión del Comité Consultivo del Centro de Prevención de Conflictos.. el Presidente adopte una declaración en la que se recoge «la importancia de un cese completo e inmediato de las hostilidades por todas las partes. Diario n. Esto ha sido considerado como la primera prueba para la CSCE.». A este respecto. y piden explicaciones a las autoridades de Belgrado. 224. pp. En este contexto. y el regreso inmediato a los cuarteles tanto de las unidades del ejército federal yugoslavo como de las fuerzas de defensa territorial de Eslovenia»152. H. DAVID. Cfr. Se inicia así un camino.. sino sólo la presidencia en ejercicio del Comité de Altos Funcionarios. que se arrogaba casi el monopolio para el establecimiento de la paz. n. 153. 6 del Centro de Prevención de Conflictos. cit. (nota 26). p. el Ministro de Asuntos Exteriores alemán.. Hans-Dietrich Genscher. En este contexto. el ejército federal yugoslavo con el recurso a la fuerza para controlar sobre todo los puntos fronterizos con Austria e Italia. «La CSCE et la Communauté. invoca el artículo 2 del mecanis151. The Independent. en lo que (y de lamentar es) fracasó estrepitosamente153. Le Trimestre du Monde.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 71 30. pero debe renunciar a causa de los bombardeos. y HELM. a pesar de que el mecanismo de urgencia no evoca esta figura. cfr. estos dos países acuden al mecanismo de consulta y cooperación relativo a actividades militares inhabituales anteriormente apuntado151. A este respecto. 13. 129-138. 28 de junio de 1991. «L’Europe des Douze et la Yougoslavie: leçons d’une impuissance». REMACLE. que iba a ser una constante de la CSCE. A la proclamación de independencia de Croacia y Eslovenia responde. sin embargo. celebrado el 1 de julio. el de la «diplomacia preventiva».. 24. p.. 152. por oposición a la Comunidad.. . 2. op. 1993. p. E.

Sobre estas bases se pudo obtener por parte de la CE. solicitando a Yugoslavia que diera todas las informaciones pertinentes para aclarar la situación. y solicita al Presidente en ejercicio del Comité de Altos Funcionarios. con la presencia del Presidente de la República checa y eslovaca Vaclav Havel. (nota 33). Convocado así por primera vez el Comité de Altos Funcionarios. pp. y la proclamación de la independencia por Croacia y Eslovenia debe suspenderse por un período de tres meses158.. Checoslovaquia. decide enviar una misión de buenos oficios de la CSCE a Yugoslavia. Suiza y los Estados Unidos.». Austria. cit. El objetivo de la misión va a contribuir a establecer un diálogo político entre las partes. La petición es apoyada por otros 15 Estados156.72 La disolución de Yugoslavia mo de urgencia155. Mecanismo creado en la reunión del Consejo de Ministros de la CSCE en Berlín. el Comité. la convocatoria de una reunión urgente de dicho Comité. quien consultaría a las autoridades yugoslavas157.. 158. actuando conjuntamente con la Comunidad. Diario n. cuya composición se definiría por el Presidente del Comité. 156. . WELLER.. 157. el ya analizado Acuerdo de Brioni. Austria y Luxemburgo invocaron el artículo 1 del documento que crea este mecanismo de urgencia. el embajador alemán Höynck. cfr. Suecia. En esta reunión se alza el tono frente a las partes en el conflicto y se les recuerda que «cualquier recurso a la fuerza en la crisis yugoslava es absolutamente inadmisible». Al constatar que Yugoslavia no cumple con ese requerimiento. 2 de la primera reunión de urgencia del Comité. al día siguiente. 155. 572-573. Antes. Los Estados que le apoyan son los Estados comunitarios salvo Grecia. se reúne en Praga los días 3-4 de julio en la Secretaría de la CSCE. es cuando se recurre al artículo 2 (fase dos) que permite solicitar una reunión urgente del Comité de Altos Funcionarios. por lo que el 3 de julio se insta urgentemente a las partes a un cese del fuego y al cumplimiento de forma inmediata de los compromisos asumidos. El Comité propuso además dos cosas importantes: el cese del fuego debe ir acompañado del regreso de todas las fuerzas armadas a sus cuarteles. M. Cfr. Sobre estos aspectos. Además. op. cuando el quorum previsto era de doce. «The International response. que dominó la mediación.

«The CSCE and the Yugoslav Crisis». Esta iniciativa del embargo sobre las armas y material militar se debe a Polonia. 43-50 (p. algo que ya se había adoptado en el seno de la Comunidad. V. Helsinki Monitor 3. y ya van muchas solicitudes de ceses del fuego. como Presidente del Comité.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 73 31. En ésta. por medio de la Resolución 713. R. que tuvo lugar los días 8-9 de agosto de 1991. 211-227. Vid. el Comité se declara favorable para ampliar la Misión de la CE. Se insta además. supra nota 135. a los Estados participantes. «La crise yougoslave devant la CSCE». y el tercero sobre la misión de control en Yugoslavia. y el 25 de septiembre. En este último documento. aunque se inquieta por no verlas respetadas. bajo los auspicios de la Comunidad.. Perspectives du droit international et européen. 38420. se adoptaron tres textos en relación con Yugoslavia: uno que hacía una nueva llamada al cese del fuego. op. pp. . 48). pp. 1991 (1). p. el Consejo de Seguridad. se señala además que aquellos a los que se les im- 159. ZAAGMAN. Además. a que mientras dure la crisis yugoslava. en ella se elabora una nueva declaración de cese del fuego. la comunidad. p. El calendario sobre el embargo de armas sería pues el siguiente: 5 de julio de 1991. cit. GHEBALI. en la que el Comité se reafirma en las resoluciones anteriores. Keesing’s 37. de 25 de septiembre de 1991. conscientes de que se estaban llevando a cabo actos de violencia contra la población. el embajador alemán Höynck. – El 10 de octubre tiene lugar la tercera reunión. Posteriormente. se abstengan de entregar armas y material militar a las partes en conflicto. otro relativo al apoyo de las negociaciones sobre el futuro de Yugoslavia. convocaría cuatro reuniones suplementarias más. 218. 9 de septiembre. 1991(9).. lo hace efectivo la CSCE. – Una segunda reunión tiene lugar los días 3-4 de septiembre. con el fin de seguir asegurándose de la situación: – Durante la primera reunión.. como hemos visto159. hizo lo propio. Ya sabemos que el Consejo de Seguridad de la ONU.-Y. se decide apoyar la futura Conferencia sobre Yugoslavia. incluyendo miembros de Estados de la CSCE.W.

24. cfr. 1993.. aunque como veremos igualmente sin éxito. Para más detalles sobre estas reuniones. anteriormente 160. «La CSCE et le conflit yougoslave. 2. Es cierto que no se pueden matar mosquitos a cañonazos.74 La disolución de Yugoslavia puten. 33. Partiendo de esta premisa. No se puede instar una y otra vez a las partes en conflicto a establecer y respetar el alto el fuego. Los intentos de la CSCE por ser operativa 32. 142-143). al final de una cuarta reunión suplementaria. y de algo de esto sabe la CSCE. n. – La cuarta reunión se desarrolló del 22 al 24 de octubre de 1991. . 1991-1993». 139-151 (pp. Si esto ocurre. que tuvo lugar el 29 de octubre. la CSCE recuerda el apoyo dado ya anteriormente a los esfuerzos del Secretario General de Naciones Unidas. reconociendo por tanto implícitamente la incapacidad de poder resolver la crisis en su propio seno160. con la misión que había aprobado durante la cuarta reunión del Comité de Altos Funcionarios. un mínimo de sentido común nos reclama el cambio de estrategia. C. – Por último.).. ALTERMAT. Hay que reconocer que nunca fue fácil encontrar el medicamento adecuado para tratar el cáncer yugoslavo. Le Trimestre du Monde. cuando se ve claramente que basta con hacer la recomendación para que las hostilidades se incrementen (. La CSCE decide pasar al campo operativo el 12 de diciembre de 1991. que no fue llevada a cabo ni con firmeza ni con eficacia. serán responsables de conformidad con el Derecho internacional.. con referencias a los diarios respectivos de cada reunión. pp.2. la CSCE parece dar el salto al campo operativo. y compris los de las minorías. decidiendo los Altos Funcionarios constituir una misión de relatores sobre los derechos humanos en Yugoslavia. pero no lo es menos que enarbolar el estandarte de la ingenuidad no es el mejor medio de solucionar los conflictos.

(nota 146).. «The CSCE and the Yugoslav Crisis». «Le Document de Vienne. cfr. 162. 22 pp. ZAAGMAN. 163. 161. pp. . Cfr. p. el 7 de enero.». causando cinco muertos. 113-123. XXXVIII (1992). «Les mesures unilaterales de protection des droits de l’homme devant l’Institut de Droit International».Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 75 comentada. La misión va a visitar el conjunto de las Repúblicas y provincias autónomas de Yugoslavia hasta el 20 de diciembre de 1991. op. cit. Report of the CSCE Human Riths Rapporteur Misión to Yugoslavia. conocido como «Informe Fleiner». GHEBALI.. Vid. C. mientras que las autoridades de Belgrado se limitan a deplorar el incidente. op. El Informe. Esta misión de relatores sobre los derechos humanos está compuesta por seis miembros. Sobre estas Medidas de Confianza y de Seguridad. por lo tanto un poco después de que la Comisión de Arbitraje dijera el 29 de noviembre de 1991 que la República Socialista Federativa de Yugoslavia estaba inmersa en un proceso de disolución. sin ningún éxito.-Y. Se señala igualmente que en Kosovo la administración está paralizada y se denuncian los serios problemas que se observan en ciertos centros de detención e internamiento a propósito del respeto de los derechos del hombre. En el Informe que se redactó después de la visita162. y luego del 8 al 10 de enero de 1992161. Annuaire Français de Droit International. ya mencionadas. por el ejército federal. pp. Los Doce condenan la agresión y Portugal invoca en nombre de la Comunidad el documento de Viena sobre las Medidas de Confianza y de Seguridad.. Sobre el incidente del helicóptero. pese a la gravedad de sus denuncias. V. no haría mella en las autoridades de Belgrado.. R. Thomas Fleiner. cfr.. Esta segunda visita se efectúa un día después de que un helicóptero que transportaba observadores de la Comunidad fuera derribado. (nota 159). RUCZ. cit. 583-584. bajo la dirección del profesor de Derecho constitucional de las Universidades de Friburgo y de Zurich. se solicita a la CSCE que adopte medidas para detener la guerra y evitar que se desborde la situación explosiva que se vivía en Bosnia-Herzegovina. 49. Éste era el ambiente cuando la misión dirigida por el Profesor Fleiner se dispone a efectuar la segunda visita a las tierras yugoslavas. proclives a aplicar en esta materia una concepción absoluta del principio de la no injerencia en las negociaciones que se llevaban a cabo en el seno de la CSCE163.

pp. lo que les lleva a afirmar que «la situación de los derechos humanos y de las minorías en Yugoslavia debería ser objeto constante de examen por parte de la CSCE y hacer uso para ello de los diversos mecanismos de los que dispone (. sin el consentimiento del Estado interesado. al extenderse como la pólvora la guerra civil en Bosnia-Herzegovina a partir de mediados del mes de marzo de 1992. y así el 10 de abril su Presidente. Lo cual quiere decir que la CSCE puede recurrir a cualquier medida política contra el Estado acusado de no respetar esos derechos sin su consentimiento. 224-232.76 La disolución de Yugoslavia Pero la crisis yugoslava no se iba a apartar del punto de mira de la CSCE. La dimensión humana... 1186). En la reunión del Consejo de Ministros en Praga. En este ambiente. 1992. de 30-31 de enero de 1992.. en la reunión de Helsinki (cfr. 165. op. Alija Izetbegovic. Croacia y Eslovenia obtienen el estatuto de observador164. también se adopta en ella el Documento sobre el desarrollo ulterior de las instituciones y estructuras de la CSCE165. a la CSCE y a las Naciones Unidas para «prevenir 164. lanza una llamada a la Comunidad Europea. que modifica la regla de la unanimidad en casos graves y urgentes166. Pero Yugoslavia continuaba su camino hacia el abismo. . p.)». en FERNÁNDEZ SOLA. se reconoce que con el fin de incrementar la capacidad de la CSCE para garantizar los derechos humanos. cit. tal y como recoge el párrafo 16 del Documento de Praga precitado. el Consejo o el Comité de Altos Funcionarios podrán adoptar las medidas apropiadas. párrafo 16. Annuaire Français de Droit International.. grave y persistente de los compromisos correspondientes de la CSCE. Estas dos Repúblicas serían admitidas posteriormente como Estados participantes de pleno derecho el 24 de marzo de 1992. Ver un extracto del Documento. por lo tanto. en caso de violación flagrante. antes. p. de que se suspendiera a la nueva Yugoslavia (Serbia y Montenegro) el 9 de julio del mismo año (idem. aparentemente propicio. los Ministros tienen conocimiento del informe Fleiner. la democracia y el estado de derecho por medios pacíficos. 1174). (nota 144). y se pone el acento sobre la capacidad de la Conferencia en materia de arreglo de controversias y de prevención de conflictos. En el apartado IV. 166..

» op. .. que ponen de relieve el desasosiego y la impotencia de la CSCE en el desempeño de su importante papel. como las llamadas al alto el fuego. Bosnia-Herzegovina fue admitida. Austria y Hungría activan el mecanismo de la CSCE de consulta y cooperación en situaciones de emergencia. Y ese mismo día el Comité de Altos Funcionarios adopta una «Declaración sobre Yugoslavia». instándose al mismo tiempo al Gobierno serbio a que cese en su apoyo a las fuerzas irregulares que atentan contra la independencia y la integridad de Bosnia-Herzegovina. cfr. como Estado participante a la CSCE. Se admite por lo tanto. «The International response. En este contexto de guerra civil. M. Meeting in a Plenary Session of the Helsinki Follow-up Meeting (April 15. Estas explicaciones no convencieron a los Estados participantes de la CSCE que. muestran su preocupación por el continuado recurso al uso de la fuerza en la zona y hace un urgente llamamiento a las partes para establecer un alto el fuego. reunidos en Helsinki el 15 de abril. WELLER. lo que no dejaba de ser un acontecimiento sin precedentes en la historia de la Conferencia. 168. etc. así como contra los derechos humanos de su pueblo168. (nota 33). las autoridades de Belgrado responden que no ha habido ataques aéreos ni de artillería contra Sarajevo. cit. el 29 de abril. que «el mejor medio para llegar a una solución pacífica es todavía el proceso de paz instituido por la Comunidad Europea». Un día antes de este SOS. a quien se le ha confiado la tarea de estudiar la posibilidad de enviar una fuerza de 167. y al mismo tiempo «los Estados participantes exhortan a todas las partes a cooperar con la misión del Secretario General de las Naciones Unidas. en la que se recoge la retórica habitual. Para más detalles sobre esta crisis en Bosnia y Herzegovina.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 77 la agresión contra nuestro pacífico país»167. 596-600. alegando que las fuerzas armadas de Belgrado violan la integridad territorial de Bosnia-Herzegovina. las condenas de los agresores. pp.. sino que las operaciones de las fuerzas armadas yugoslavas han sido siempre defensivas. A estas acusaciones.. Cfr. 1992) CSCE Press office..

(nota 160). 1992) CSCE Press office. ALTERMAT. 170. Finlandia. señalando lo siguiente: «The old Yugoslavia has disappeared. Croacia y Eslovenia.. cit. Comunidad y Organización. Como punto de encuentro y de 169. ambassador John C. op. 145. Cfr. El delegado estadounidense empezaba pues a tomar cartas en el asunto. a la postre de impotencia. Statement on the Situation in Bosnia y Herzegovina to the Plenary Session of the Helsinki Follow up Meeting by the United States Representive. apoyadas por otros Estados. que tiene lugar entre el 6 y 12 de mayo. tanto si se trata de la Comunidad Europea como de Naciones Unidas. preocupados por la situación en Bosnia-Herzegovina y con el ánimo de defenderla. the State wich now lays claim to its name and to its seat in the CSCE can in no way be described as meeting CSCE standards or commitments. we should consider even more drastic action». Nada más y nada menos que 18 Estados apoyaron esta solicitud. C. Como la situación se degradaba cada vez más. Cfr. firma la crónica de un fracaso anunciado. Este autor se muestra crítico con la CSCE. quedaron como es sabido atascadas en el lodazal de los Balcanes. una y otra. el delegado estadounidense pide al Comité que confirme las claras y graves violaciones por parte de Serbia de los compromisos de la CSCE. ciertos Estados de la CSCE. y por supuesto los nuevos Estados de la antigua Yugoslavia.78 La disolución de Yugoslavia mantenimiento de la paz en Bosnia y Herzegovina»169. Helsinki. En esta reunión parece llevar la voz cantante la delegación de Estados Unidos. preferían tener a la nueva Yugoslavia dentro de la CSCE. Las propuestas estadounidenses. encontraron una oposición en quienes. Esta confesión. piensan en la segunda fase del Mecanismo de urgencia y solicitan una reunión de urgencia del Comité de Altos Funcionarios170. Kovnblum (May 6. que endurece considerablemente el tono frente a las autoridades de Belgrado. 171. .. El problema es que esa Declaración. «La CSCE et le conflit yougoslave 1991-1993». sacrifica a la ingenuidad de la paloma toda la astucia de la serpiente. como Rumanía. entre ellos Austria. al mismo tiempo que pide sanciones contra Belgrado y que se suspenda su participación en la Conferencia171. p. Turquía. Bosnia y Herzegovina y la recién admitida. A este respecto. Ucrania.. los Estados Unidos. es decir.

175. en la que se reconoce el estado deplorable de la situación al constatar. 1186. el Comité adoptó una nueva Declaración.. Cfr. Report of the CSCE Human Righs Rapporteur Mision to Yugoslavia. por ejemplo. recomienda a la CSCE que centre sus esfuerzos sobre las elecciones que se debían celebrar el 31 de mayo en la 172. Así las cosas. Al final de la reunión. dirigida también por el Profesor Thomas Fleiner. supra nota 166. p.. Sobre este Documento. ya que en ellas los relatores constatan no sólo graves y repetidas violaciones de los derechos humanos. 174. Follow-up Mission. 3-9 May 1992. es decir a la República Federativa de Yugoslavia en el Comité de Altos Funcionarios. extendiéndose a otros sectores del territorio de la antigua Yugoslavia. sino también el desmoronamiento de las estructuras políticas federales. A este texto se opone. ya que se aplica el párrafo 16 del Documento de Praga174. ya que la suspensión de la CSCE se llevaría a cabo en la Cumbre de Helsinki de 9-10 de julio de 1992. Esta era la situación en la que tiene que llevarse a cabo la segunda misión de relatores sobre los derechos humanos. 1992. la delegación yugoslava. 173. sin bloquear su presencia en la CSCE misma172. se confirma que la antigua Yugoslavia se disuelve (. . claro. «que el conflicto ha ido tomando progresivamente una dimensión sin precedentes.). Las conclusiones recogidas en el Informe175 son demoledoras..Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 79 compromiso se propone entonces suspender el voto a la nueva Yugoslavia. en el que el ejército nacional yugoslavo ha utilizado sus fuerzas aéreas y armamento pesado»173. Dicho de otra forma. Cfr. Cfr. Esto por poco tiempo. el tono se endurece frente a Belgrado. el Director de la misión.. Y al mismo tiempo. Annuaire Français de Droit International. Fleiner. Diario de la segunda reunión de urgencia del Comité de Altos Funcionarios. Anexo. aunque en vano. cuya visita tuvo lugar durante los días 3 al 9 de mayo de 1992. constantes y sistemáticas de los compromisos de la CSCE tanto por el ejército federal yugoslavo como por el Gobierno mismo. al hablar de violaciones flagrantes. 34. graves. cfr.

la CSCE continúa con su labor. ALTERMAT. op. Silajdic. 1992. Siguiendo estos objetivos. 147. cfr. ya que la Resolución 757 se adoptó en el seno del Capítulo VII de la Carta. no lo pudo hacer.. con la asistencia del Ministro de Asuntos Exteriores de Bosnia-Herzegovina. 19911993». desde el punto de vista jurídico. La dimensión humana. En el transcurso de la reunión se adoptan dos decisiones. y FERNÁNDEZ SOLA. Bruselas.80 La disolución de Yugoslavia nueva «República Federativa de Yugoslavia». Assemblée de l’Atlantique Nord. Pero en la cumbre de Helsinki. B. p. y otra relativa al tema de la participación de la nueva Yugoslavia en la CSCE durante la Cumbre de Helsinki del 9-10 de julio de 1992177. C. es decir Serbia y Montenegro. BOUVARD. Esto era algo esperado por los representantes yugoslavos. la misión. . cit. Estamos pues ante un lenguaje tautológico que no lleva a ningún sitio. En realidad. el Consejo de Seguridad adopte la Resolución 757. 154 ss. Rapport spécial sur le Sommet d’Helsinki de 1992. esto es algo que no podía ser de otra manera. y una semana después de que las Naciones Unidas adoptaran las precitadas sanciones. ya que anticiparon el 8 de julio que no participarían en las reuniones de la CSCE hasta el 14 de octubre. pp. 178. M. (nota 144). y GEORGE. 177. cit. Por otro lado. participación que quedaría suspendida como ya hemos apuntado178. por la que todos los Estados aceptan aplicarlas escrupulosamente176. «La CSCE et le conflit yougoslave. y es por tanto vinculante para todos los Estados miembros de la ONU. (nota 165). Y es que el conflicto yugoslavo se acercaba cada vez a la órbita de Naciones Unidas. una concerniente a las sanciones adoptadas por la ONU. L. al encontrarse ya el país en plena guerra civil. por la que se imponen sanciones a gran escala sobre la nueva República Federativa de Yugoslavia. el Comité de Altos Funcionarios se reúne del 8 al 10 de junio.... los Jefes de 176. con el fin de intentar apaciguar el conflicto y al mismo tiempo alentar los esfuerzos de la Comunidad Europea y de sus Estados miembros. que se había propuesto visitar Bosnia-Herzegovina. Cfr. Sobre esta Cumbre de Helsinki.. op. como lo demuestra el hecho de que el 30 de mayo de 1992.

).. 1992 (8). y KRESACK. Tore Boegh.. . A. 110-121. provincias serbias en donde se estaban desarrollando acontecimientos que ponían en peligro los derechos humanos y los derechos de las minorías. informar de todo lo relativo a los derechos humanos y propiciar las soluciones apropiadas. misiones que serán enviadas a Kosovo. En este contexto de suma preocupación.M. despertaban recuerdos muy dolorosos que se creía nunca iban a volver a padecerse (. «“Ethnic Cleansing” in the Balkans “The Legal Foundations of Foreign Intervention”». Ver también BELL-FIALKOFF. ni qué decir tiene que estas prácticas. cuestión que se trataría de forma reiterada en el ámbito de las Naciones Unidas180.179 Las continuas violaciones de los derechos humanos son cada vez más graves y sistemáticas: El 4 de agosto de 1992 se descubrieran los primeros campos de detención en los que se puso en práctica la «limpieza étnica».Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 81 Estado o de Gobierno iban a adoptar además una Declaración sobre la crisis yugoslava. 39 o 35. cfr. Izetbegovic... Foreing Affairs 1993 (3). Estas misiones pasarían a ser una realidad una vez que el Comité de Altos Funcionarios decidiera el 13-14 de agosto enviar una de ellas a cada provincia (Kosovo. etc. Sandjak y Voivodina) con el fin de: favorecer el diálogo entre las autoridades y los representantes de las poblaciones de las provincias. protección de las minorías. similares a las utilizadas por el régimen nacionalsocialista alemán durante la Segunda Guerra Mundial. se presentaron por las misiones de relatores sendos informes sobre Bosnia-Herzego179. D. elecciones democráticas. Sandjak y Voivodina. Keesing’s 38. 203-239 (pp. Cornell International Law Journal. «A Brief History of Ethnic Cleansing». y dar las informaciones pertinentes sobre el derecho aplicable en materia de derechos humanos. 180. 1994. cuyo texto fue propuesto por el Presidente de Bosnia-Herzegovina. Estas misiones fueron puestas bajo la dirección del diplomático noruego. en la que se recomienda el envío de misiones para un corto o largo período. pp. pp. establecer puntos de contacto. pp. 221-225). Sobre la «limpieza étnica».

Report of the Misión to Croatia established under the Human Dimension Mechanism according to paragraph 12 of the Moscow Document. misión que se efectuó invocando el párrafo 12 del Documento final de la reunión de Moscú de 3 de octubre de 1991182. en él se habla de violaciones sistemáticas de los derechos humanos. op. Les dispositions du paragraphe 11 sont alors aplicables». A partir de finales de 1992. 47. pero es consciente de sus limitaciones. y pide a la Oficina de Instituciones Democráticas y de Derechos Humanos (antigua Oficina de Elecciones Libres) que coopere activamente con otros observadores internacionales. . Prueba de ello es el hecho de que el Comité de Altos Funcionarios considera importante que observadores de la CSCE vigilen el proceso electoral que se desarrollaría en la nueva Yugoslavia (Serbia y Montenegro) el 20 de diciembre de 1992. bajo la dirección de John Thomson181. Report of the CSCE Mision to Bosnia y Herzegovina. Y es que durante todo el año 1993. El Informe sobre Bosnia. 35. 183. 207-232. Cfr. pp. Cfr. p. engager la procédure énoncée au paragraphe 10.. Cfr. cit. dans un autre État participant un risque particulièrement grave que les dispositions de la CSCE concernant la dimension humaine ne soient pas respectées. denuncia de una manera detallada las violaciones de los derechos humanos en los lugares de detención. (nota 149). El Informe sobre Croacia se basa en la visita que otra misión de relatores de la CSCE llevó a cabo del 30 de septiembre al 5 de octubre de 1992. hechos que llevan a los tres miembros de la Comisión a instar a la comunidad internacional a actuar. avec l’appui d’au moins neuf autres États participants.82 La disolución de Yugoslavia vina y sobre Croacia. 182. cuyo párrafo 12 reza así: «Si un État participant estime qu’il existe. sobre todo por parte del Comité de Altos Funcionarios.. a fin de impedir que esta horrible situación siga teniendo lugar183. la CSCE va a seguir ocupándose del conflicto yugoslavo. La CSCE no arroja aún la toalla. pero lo va a hacer con plena conciencia de su impotencia para detenerlo. esa nueva Yugoslavia 181.. el texto de este Documento en FERNÁNDEZ SOLA. La dimensión humana. constatadas en su visita del 29 de agosto al 4 de septiembre. il peut.

era obvio que la pequeña artillería de la CSCE no podía llegar demasiado lejos. a pesar de su esfuerzo en el desarrollo institucional y de las misiones llevadas a cabo sobre el terreno. . Pretender que esto siempre es válido. durante el cual la voz cantante la llevaban ya la Comunidad Europea ya la ONU (. Ello se se vio claramente en el transcurso de 1992. supone en ocasiones incurrir en una supina ingenuidad.Hacia la desmembración de la antigua Yugoslavia y las reacciones en Europa 83 va a ser objeto de atención de la CSCE. las autoridades de Belgrado dan un paso adelante en la confrontación al ordenar que las misiones de la CSCE abandonen Serbia a primeros de agosto. como se pudo comprobar más tarde.. que el conflicto no encajaba en el modelo que la misma encarnaba. que contaba con el apoyo de Rusia y de otros Estados de la Europa Oriental. mientras que otra misión decidida por el Comité en virtud del artículo 13 del precitado Documento de Moscú no pudo desplazarse ante el rechazo serbio. Preconizar sólo el diálogo. los palos en las ruedas que constantemente Rusia y algún que otro país introducían. todas las misiones enviadas a la zona chocaban con la intransigencia serbia. posiblemente. No obstante.. Todo revelaba que el conflicto yugoslavo se le iba de la manos a la CSCE. Si a esto añadimos. sobre todo a causa de Kosovo.). Con tono amenazador. Esta conclusión no implica que la CSCE haya cometido sólo errores sino. el arreglo pacífico de las controversias y el respeto de los derechos humanos no siempre da los resultados esperados.

.

se quiera o no reconocer. Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 36. la Asamblea . pero nunca se esperó lo que sucedería. esta vez en Europa. Es cierto que se especulaba sobre el futuro de Yugoslavia después de la muerte de Tito. sino también la del Secretario General. Esto explica quizás que el Consejo de Seguridad permaneciera mudo durante los tres meses transcurridos desde la proclamación de independencia de Croacia y Eslovenia el 15 de junio de 1991. fecha en la que se adopta la ya mencionada Resolución 713. lo que.III. ¿acaso consideraba el Consejo que esa situación todavía no constituía una amenaza a la paz y a la seguridad internacionales. aunque esto quizás no explique todo. según lo previsto en el artículo 39 de la Carta de las Naciones Unidas. no se esperaba por muchas cancillerías occidentales o de Estados miembros de Naciones Unidas. ya que ¿cómo el Consejo pudo guardar silencio hasta el 25 de septiembre de 1991. con el primer conflicto armado del post-comunismo. pese a encontrarnos en una región históricamente explosiva? Queremos también dejar claro que la complejidad de la crisis yugoslava iba a acarrear no sólo la actuación del Consejo de Seguridad. El conflicto yugoslavo estalla en las manos de Naciones Unidas justo después de que se llevara a cabo la Guerra del Golfo y cuando todavía coleaban sus consecuencias. La Organización se encuentra. cuando había habido combates entre las fuerzas de las nuevas Repúblicas y el ejército yugoslavo?.

Intentaremos analizar en las páginas siguientes tanto los esfuerzos como las ausencias que la Organización ha llevado a cabo en este terrible drama de los Balcanes. párrafo 4. con el fin de proteger a niños. el Secretario General era además copresidente de la Conferencia Internacional sobre la antigua Yugoslavia185. como ha ocurrido con la matanza de Srebrenica186. lo que nos permitirá. 1995. la ONU reconocería. algunas de las cuales han sido asumidas por la propia Organización. La matanza de Srebrenica. mientras que el General francés Morillon. zona considerada como «segura» por las propias Naciones Unidas. cansado y decepcionado de la acción que la Organización llevaba a cabo en esa zona. sin olvidar además que él puede llamar la atención del Consejo de Seguridad sobre cualquier asunto que en su opinión pueda afectar al mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales184. se encerró en Srebrenica. . 184. 37. Artículo 99 de la Carta. Unos años después. Una mención especial merece sin embargo el papel del Secretario General. 186. su debilidad y su falta de savoir faire en el asunto: Report of the Secretary General pursuant to General Assembly resolution 53/35. Esto es lo que él mismo señala en el Informe S/24795 de 11 de noviembre de 1992. como lo hizo con Ruanda. París. lo que incrementaba su responsabilidad y sus funciones en el asunto yugoslavo. alcanzar algunas conclusiones útiles. al ser responsable de las operaciones de mantenimiento de la paz. mujeres y ancianos allí refugiados. eso deseamos los autores al menos. los representantes de la citada Organización tenían al parecer estómagos menos delicados cuando se oía hablar de los horrendos crímenes de todos conocidos. que tuvo lugar en julio de 1995.86 La disolución de Yugoslavia General y el Consejo Económico y Social en todo aquello relacionado con los derechos humanos. Su testimonio nos ayuda a comprender todo lo que allí ocurrió. Ya se sabe que la acción de las Naciones Unidas en la crisis yugoslava ha sido objeto de severas críticas. Doc A/54/549 de 15 de noviembre de 1999. 185. Grasset. es uno de esos acontecimientos que mancha la imagen de las Naciones Unidas. The fall of Srebrenica. quedando plasmado en la obra que él mismo dejó en Croire et oser. En efecto. Chronique de Sarajevo.

y por el apoyo de los Estados participantes en la CSCE. Francia. cuando la guerra en Bosnia empezó a cobrar tintes trágicos. y solicitó un embargo general y completo de armas y otros pertrechos militares a Yugoslavia. y esto obligó al Consejo de Seguridad a cambiar de tercio en los inicios de la primavera de 1992. en él diversas resoluciones del Consejo (la 713 y 724 [1991] o la 727 y 740 [1992]) recuerdan en sus respectivos Preámbuos el Capítulo VIII de la Carta. sino también que una vez. Hechas estas aclaraciones previas. LAS NACIONES UNIDAS EN LOS INICIOS DE LA CRISIS YUGOSLAVA: LA CALIFICACIÓN GENERAL DE LA SITUACIÓN 38. Item más. No obstante. S/23067. y el día 25 Austria. op. Cfr. sino que ésta no se decide hasta que la Comunidad Europea fracasa en sus primeros intentos de mediación187. conviene resaltar que el Consejo de Seguridad empieza a ocuparse de la cuestión yugoslava a iniciativa de Austria. V. Hungría y la propia Yugoslavia a partir del 19 de septiembre de 1991. los conflictos siguen a veces derroteros inesperados. Todo parece indicar que las Naciones Unidas prefirieran que el tema se resolviera a nivel regional.-Y. (nota 159). En los debates subsiguientes. Doc. p. el Consejo se felicita de los esfuerzos desplegados por la CE y sus Estados miembros. 188. «La crise yougoslave devant la CSCE». en la Resolución 713. 215. Canadá. el Reino Unido y la URSS presentan ya un proyecto de resolución188.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 87 1.. cit. La implicación de las Naciones Unidas en el conflicto yugoslavo no sólo es tardía. . el representante yugoslavo sorprendió no poco al afirmar que «Yugoslavia can no longer be simply repaired. dejando al resto de representantes mudos de asom187. lo que confirma que hubiera preferido no ocuparse del caso y que el asunto se hubiera resuelto (Capítulo VIII de la Carta) en un ámbito regional. Bélgica. ello explicaría no sólo por qué permaneció al margen en los meses inciales del conflicto. Cfr. GHEBALI. It should be re-defined».

». dejaron claro que había que respetar las disposiciones de la Carta. WELLER. decretándose así el «embargo general y completo a todas las entregas de armamentos y pertrechos militares a Yugoslavia»190. y en el peligro del separatismo para toda la región.. M. no faltaron Estados que mostraron su preocupación a la hora de adoptar cualquier decisión por si se violaba el principio de no intervención. XXXVIII (1992). En este caso. después de mostrarse por un lado «profundamente preocupado por los combates en Yugoslavia. como China e India. 33-34).. Párrafo tercero del Preámbulo. 191.88 La disolución de Yugoslavia bro189.. sin embargo. para el Consejo la situación tal y como existía en ese momento no constituía todavía una auténtica amenaza a la paz y se- 189. . por su parte el Reino Unido y la antigua URSS se mostraron prudentes. «The International response. cit. 32-60 (pp. (nota 33). A pesar de estos diversos puntos de vista sobre el conflicto. como señalan Drazen Petrovic y Luigi Condorelli. la calificación que el Consejo de Seguridad otorga a la crisis yugoslava. Annuaire Fançais de Droit International. Para estos y otros detalles. ya que. el segundo. 193. en la dimensión internacional del conflicto. la Resolución 713 se adoptó por unanimidad. se mostraron muy críticos con las autoridades de Belgrado. mientras que algunos calificaban la situación como peligrosa por los movimientos separatistas (Cuba) o como auténtica guerra civil (el antiguo Zaire). Sobre el embargo de armas. «L’ONU et la crise yougoslave». otros. p. como Zimbabwe. que están causando graves pérdidas de vidas humanas y daños materiales. Párrafo cuarto del Preámbulo. Llama la atención sin embargo. Dicho de otro modo. los Estados Unidos. por otro afirma su desasosiego «por el hecho de que la persistencia de esta situación constituye una amenaza a la paz y la seguridad internacionales»193. cfr. insistiendo el primero. No obstante. y por las consecuencias para los países de la región»192. pp. el Consejo no elige entre las tres posibilidades del artículo 39 de la Carta191. op. 190. infra parágrafos 41 ss. 578. 192. cfr.

porque esto muestra en realidad lo que deja traslucir su posición194 cuando en sus resoluciones sigue refiriéndose a «Yugoslavia». parezca entender que este es de orden interno. etc. sino también su «agravamiento». vía reconocimiento. A este respecto. L. cuando la calificación que da a la situación parece más propia del Capítulo VI. op. como hemos ya apuntado. pero sí lo sería de persistir la situación. y CONDORELLI. cit. hasta la 752 (de 15 de mayo de 1992) en cuyo párrafo tercero del preámbulo. el Consejo. y para definir la si- 194. (nota 191). por tanto. Sin embargo. con la novedad de incluir la voz (párrafo tercero).. Ya no se recoge sólo que la persistencia de esa situación constituiría una amenaza a la paz y a la seguridad internacionales. No obstante. . «L’ONU et la crise yougoslave». PETROVIC. en el que hay dos miembros permanentes comunitarios. Por otro lado. No se entiende. las Naciones Unidas parecían haber dado prácticamente carta blanca para que la Comunidad resolviera la situación desde una perspectiva regional. Todo esto sólo parece explicarse desde la consideración de que para el Consejo de Seguridad. que mientras la CE admite la internacionalización del conflicto. 34-35. ya que por esas fechas (15 de enero de 1992) los Estados miembros de la Comunidad reconocen a Croacia y Eslovenia.. por lo que parece ilógico que el Consejo siga calificando así el conflicto en relación con la situación que se vivía en la zona. D. Sorprende también que el Consejo no corrigiera el «tiro» en la Resolución 721. el conflicto en cuestión era de orden interno y no internacional. de 27 de noviembre de 1991. violaciones del alto el fuego que han acarreado «grandes pérdidas de vidas humanas y extensos daños materiales».Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 89 guridad internacionales. El razonamiento del Consejo no nos parece lógico pues decide actuar en virtud del Capítulo VII de la Carta. en cuyo preámbulo utiliza todavía casi la misma frase. en esta resolución se acepta que ha habido combates. esta calificación tampoco parece adecuarse al desarrollo de los acontecimientos a partir de diciembre de 1991 y enero de 1992. pp.

en varias ocasiones el Consejo ha reiterado que fuerzas del ejército croata estaban presentes en Bosnia y Herzegovina. en el párrafo 3 de esta misma resolución el salto cualitativo que se da es importante. de 18 de mayo. Pero si se han adoptado sólo contra la nueva Yugoslavia (Serbia y Montenegro)195 eso quiere decir que ha sido este país el que ha violado la Resolución 752 respecto de Bosnia. tal y como se establece en los párrafos 4 y ss. «que en el contexto sumamente complejo de los sucesos que se desarrollan en la antigua República Federativa Socialista de Yugoslavia todas las partes tienen alguna responsabilidad por la situación» y al mismo tiempo decidir graves sanciones sólo contra la nueva República. En efecto. ya que en las Resoluciones 753. por lo que le habría sido fácil ahora modificar sus planteamientos.90 La disolución de Yugoslavia tuación reinante en Bosnia-Herzegovina.. Además. las dos primeras. de 30 de mayo de 1992. se habla por primera vez de que el Consejo está preocupado por la grave situación en ciertas partes de la antigua República Federativa Socialista de Yugoslavia. sin que el Consejo haya adoptado medidas coercitivas contra Croacia. ¿Por qué no lo hizo? La respuesta a esta cuestión no es fácil. y respeten la integridad territorial de Bosnia-Herzegovina». salvo precisión de los grados de responsabilidad a partir de los cuales se habían de establecer las sanciones. y de injerencia exterior de un Estado en otro. aquí ya se habla de «ejércitos» como si lo fueran de Estados. 195. Pero hay más. al exigir que «cesen inmediatamente todas las formas de injerencia externa en Bosnia-Herzegovina. lo lógico sería adoptar sanciones para todos. en particular por parte de unidades del Ejército Popular Yugoslavo y de elementos del ejército croata.. 754 y 755. y del 20 la tercera. pura y simplemente porque el Consejo de Seguridad no adoptó un hilo conductor lógico y racional. no se puede decir en el párrafo segundo del preámbulo de la Resolución 757.. si todos son responsables. el Consejo recomienda a la Asamblea General que admita a Croacia. . Eslovenia y a Bosnia-Herzegovina como Miembros de las Naciones Unidas. No obstante.

pp. 141 ss. la independencia política. Universidad de León. la integridad territorial y la unidad del país200. conforme al artículo 51 de la Carta». Servicio de Publicaciones. Unos días más tarde.. Párrafo séptimo del preámbulo de la Resolución A/46/242. la situación era tan crítica ante la ofensiva desatada por los serbios que los dirigentes bosnios. ABC. 40. 21 de junio de 1992. 196. croatas y eslovenos solicitaron conjuntamente la intervención de Naciones Unidas para detener el conflicto198. Cfr. Cuestiones en torno a la intervención humanitaria y el Derecho internacional.F. Y es que si la Asamblea piensa que hay una «agresión contra el territorio de Bosnia-Herzegovina». Así lo abordaba en España la prensa nacional. 31013. 200. lo que llevó al Gobierno de la nueva República a solicitar el 20 de junio de 1992 a la ONU que usara la fuerza contra Serbia. p. TECCO. petición de auxilio a la que el Consejo de Seguridad hizo oídos sordos. «declarando además el estado de guerra en toda la República»197. que la Asamblea General había ya adoptado en la Resolución 46/242. Keesing’s 38. Conviene hacer notar.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 91 39. y no vale mirar hacia otro lado. Cfr. porque si ese fuera el caso se estaría cayendo en la arbitrariedad. ver el desarrollo que sobre esta cuestión lleva a cabo ESCUDERO ESPINOSA. J. que constituye una amenaza a la paz y seguridad internacionales196 y rechaza cualquier intento cuyo fin sea modificar las fronteras de esa República (párrafo 16 del preámbulo). una apreciación más acorde con la situación fáctica sobre el terreno en Bosnia-Herzegovina. . S. En el párrafo 17 del preámbulo se reafirma «el derecho inmanente de la República de Bosnia y Herzegovina a la legítima defensa individual o colectiva. p. 198. «La Presidencia de Bosnia y Herzegovina opta por declarar el estado de guerra». A este respecto. 2002.. 197. Pero la Asamblea General fue incluso más lejos y reconoce la justa lucha que lleva a cabo el Gobierno y el pueblo de la República de Bosnia-Herzegovina para salvaguardar la soberanía. La situación que se vivía en Bosnia-Herzegovina era de guerra abierta. eso quiere decir que algo serio está ocurriendo. de 21 de agosto. 199. 1992 (7). lo que acarrearía una limpieza étnica sin precedente desde la Segunda Guerra Mundial199. además.

202. para condenar después en su párrafo 6 «la práctica odiosa de depuración étnica» así como otras violaciones de los derechos humanos203. Pedone. Desde este prisma. especialmente la práctica odiosa de “depuración étnica”. Todo esto demuestra. El tenor de esta disposición es claro. cfr. Por todo ello. pues.). 1995 (ver particularmente pp. . Para un estudio pormenorizado sobre esta cuestión. la Asamblea General da su opinión política pese a los límites que tiene establecidos en virtud del artículo 12 de la Carta201. para detener el desplazamiento masivo y forzoso de la población hacia fuera de la República de Bosnia y Herzegovina y dentro de su territorio. insta al Consejo a que adopte urgentemente nuevas medidas en virtud del Capítulo VII para hacer cesar los combates y restablecer la unidad y la integridad territorial de Bosnia-Herzegovina202. la Asamblea General no hará recomendación alguna sobre tal controversia o situación.92 La disolución de Yugoslavia Ante esta situación crítica que se vive en la zona. con carácter urgente. Cfr. la Asamblea. es obvio que la Asamblea va a invocar también los principios y fines establecidos en la Carta. en esta Resolución 46/242. que las concepciones que en relación con la crisis en Bosnia-Herzegovina tenían el Consejo de Seguridad y la Asamblea General no iban por el mismo camino. párrafo 5 de la resolución. al indicar lo siguiente: «Mientras el Consejo de Seguridad esté desempeñando las funciones que le asigna esta Carta con respecto a una controversia o situación. ¿Es esto normal?. 204. así como todas las demás formas de violación de los derechos humanos en la antigua Yugoslavia». no del todo ¿Es posible que esto ocurra?204. 203. así como su deber de promocionar el respeto de la legalidad internacional. París. sí. SFDI. 40. a no ser que lo solicite el Consejo de Seguridad». y lo hace partiendo de la premisa de que la Carta confiere a las Naciones Unidas la responsabilidad primordial en el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales. Le Chapitre VII de la Charte des Nations Unies. Colloque de Rennes. al condenar «las violaciones de la soberanía. así como las violaciones masivas de los derechos humanos y del derecho humanitario internacional. con diferentes estudios y debates al respecto. y exige que se ponga fin de inmediato a esta práctica y que se adopten otras medidas. 221 ss. y 201. la integridad territorial y la independencia política de la República de Bosnia-Herzegovina. Este párrafo 6 no tiene desperdicio.

asumiendo un papel protector de los musulmanes bosnios y por ende de Bosnia-Herzegovina. no hay que olvidar que el grupo de países islámicos en la Asamblea General es muy numeroso e influyente en los Estados del Tercer Mundo. Annuaire Français de Droit International. Respecto al embargo de armas205 hay que recalcar que se trata de una medida típica en esta clase de conflictos. bajo la dirección de Jean-Pierre Cot y Alain Pellet. sino también. es decir en la Asamblea General. pp.. «Les mesures d’embargo prises à l’encontre de la Yougoslavie».. era un tema político. lo que acarrearía obviamente la intervención de la OTAN en Kosovo sin contar con la Organización. y no cabe duda de que éstos. DEL EMBARGO DE ARMAS A LAS COMPLEJAS SANCIONES ECONÓMICAS 41. Bruylant. «Commentaire de l’article 40». 680. La Charte des Nations Unies. del actual conflicto israelo-palestino. por ejemplo. . impedían que el Consejo de Seguridad fuera más allá para definir con precisión y realismo la situación. lo que había detrás de esa doble visión en torno al conflicto y a las medidas a adoptar. Por lo tanto. Por otro lado. algo no infrecuente como es sabido en los órganos de Naciones Unidas. Bruselas. SIMON. MARTIN-BIDOU. Cfr. P. Para un estudio más desarrollado. p. 1985. por lo que el Consejo actúa aquí en el ámbito del artículo 40 de la Carta206. como medio para intentar llevar a las partes a solucionarlo de forma pacífica. En el caso de la crisis yugoslava es obvio que había dos países miembros permanentes (Rusia y China) y algunos otros no permanentes que. y también por su forma de ver el Derecho internacional. y en general israelo-árabe. XXXIX (1993). 206. 2. influían donde podían. Una buena prueba de que se quiere resolver el problema 205. 262-285. por cuestiones políticas. Y esto iba a ser así en realidad durante toda la crisis. D. commentaire article par article.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 93 este problema no sólo es exclusivo del asunto que nos ocupa.

el Consejo crea un Comité. lleva ya meses coleando la crisis. Es más. El embargo se establece.94 La disolución de Yugoslavia de forma pacífica se deduce de la declaración del representante francés quien. equipos y otros servicios de carácter militar a las unidades paramilitares serbias en Bosnia-Herzegovina. 208. en donde se hace eco de las evidencias de que el embargo no se cumple. ni d’isoler certaines parties.»209. compuesto por todos los miembros del mismo Consejo. se fue hacia un reforzamiento del embargo. Estos intentos nunca cuajaron. . la poursuite des efforts de paix et la reprise du dialogue intercommunautaire en Bosnie-Herzégovine»207. Cfr. par l’exercice des pressions. La primera de estas exige en su párrafo 1 que todas las partes consideren a Srebrenica y sus alrededores como «zona segura». para todo el territorio de la antigua Yugoslavia. dejó claro que no se trataba «ni de punir. al mostrarse «profundamente preocupado por la información sobre constantes violaciones del embargo. de 16 de noviembre de 1992. también para Bosnia. y por tanto la efectividad del embargo. este no siempre fue respetado. Sin embargo. S/PV.. párrafo 5. ya que cuando se aprueba la Resolución 713. 209. Si decimos esto es por que el mismo fue objeto de grandes polémicas. encargado de vigilar la aplicación. párrafo 11 del preámbulo. como casi todas las medidas de las Naciones Unidas en este conflicto. y de lo que se haría eco también el mismo Consejo de Seguridad en su Resolución 787. como ya hemos apuntado. a pesar de que en la Resolución 724. párrafo 21. Cfr. pues. y en el párrafo 3 se exige a la República Federativa de Yugoslavia que deje inmediatamente de proveer armas. Cfr. S/23513.. como lo constata un Informe del Secretario General de 4 de febrero de 1992208. mais de favoriser. por medio de las Resoluciones 819 y 820. 3082. por lo que en el párrafo 207. intentándose en varias ocasiones que no se aplicara a esta República con el fin de que los bosnios pudieran ejercer el derecho de legítima defensa contra los serbios. Ya hemos apuntado que el embargo se adopta tardíamente. de 16 y 17 de abril de 1993. a este respecto.

Doc. el embargo perjudicó considerablemente a Bosnia-Herzegovina. el ejército federal de Belgrado (JNA) era el que tenía el monopolio de las armas en la antigua Yugoslavia.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 95 12 «pide a los Estados que. y las fábricas de armas y munición estaban situadas en tierras serbias. Cuando se adopta el embargo el 25 de septiembre de 1991 se menciona a «Yugoslavia». S/23363. este se aplica a los Estados. es decir a la antigua República Socialista Federativa de Yugoslavia. Y es que ya se sabe que una cosa es adoptar un embargo y otra más difícil obligar a los Estados a cumplirlo estrictamente. tal y como dispone el párrafo 6 de la Resolución 727. y pese a que el Estado contra el que el embargo se adoptó se ha «disuelto» y ya no existe como tal. como se sospecha que el Danubio se utiliza para violar el embargo. queremos hacer mención de un problema jurídico suscitado por la Resolución 713. «encomia» en el párrafo 13 a que los Estados ribereños adopten las medidas necesarias para lograr que el transporte por ese río se efectúe de conformidad con la citada resolución. Sin embargo. como naciones o por conducto de organismos o acuerdos regionales.. como es bien sabido. artículo XXI del GATT. Esto trajo consigo que cuando empezó la guerra en Bosnia. que de él nacieron. parte 210. sobre todo cuando se sabía que las nuevas autoridades de Belgrado no se encontraban tan aisladas como el Consejo de Seguridad pretendiera. Después. 211. empleen todas las medidas adoptadas a las circunstancias. la propia evolución de la crisis ha ido generando nuevos Estados independientes. no siempre el embargo va a poder cumplir con sus fines. que incluso posteriormente fueron admitidos en la Organización de Naciones Unidas.. distintos. Por último. que se basa en un Informe del Secretario General211. . Además. Cfr. si a esto añadimos el hecho de que el comercio de armas va por unos derroteros especiales210. Más áun. Cfr. con el paso del tiempo. para velar por el estricto cumplimiento de lo dispuesto en la Resolución 713». pues como hemos ya advertido en otro lugar.

que desembocaría más tarde en la intervención de la OTAN. Westriew Press.F.A. D. G. con el apoyo de las fuerzas de Belgrado. International and Comparative Law Quarterly. y LÓPEZ. 1990. población que no era precisamente controlada por las autoridades de la nueva República y que contaba. Préface de Paul Reuter. Etude théorique de la coercion non militaire. Conviene también dejar claro que las sanciones se adoptan en el marco del artículo 41 de la Carta. pp. Collective Responses to Illegal Acts in International Law. Esto precisamente llevó a la Asamblea General a calificar esa situación como de «agresión». Pedone. Es cierto que el Comité creado por la Resolución 724 (1991) confesaba que tenía poca información al respecto.. además. 13 (2002). 1974. V. sobre todo en las zonas de Bosnia-Herzegovina y de Croacia controladas por las fuerzas irregulares serbias. United Nations Action in the Question of Southern Rhodesia. 1994. Para un estudio general sobre las sanciones y sus efectos. 212. debido a que el Consejo de Seguridad intenta en un principio llevar a cabo determinadas presiones sobre la parte cuyo comportamiento contribuye a crear una amenaza a la paz y seguridad internacionales212. pp. Le pouvoir de sanction de l’ONU. 42. inter alia COMBACAU. vid. ID. European Journal of International Law. En cuanto a las sanciones económicas. apoyadas a su vez por el ejército de Belgrado. 63-80. actitud ésta. «Debating the Law of Sanctions». conviene recordar que estas se adoptan porque las medidas de embargo anteriormente analizadas se revelaron insuficientes para restablecer la paz. 55-98. París. y O’CONNELL.). y así seguiría durante todo el conflicto. Boulder. 1995. J. M. mientras que el Consejo de Seguridad se mostraba distante. «Security Council Enforcement Action and Issues of State Responsibility». sin embargo los medios de comunicación internacionales no dejaban de denunciar continuas violaciones. GOWLLAND-DEBBAS. Éste es el caso. CORTRICH. Dordrecht. Economic Sanctions: Panacea or Peacebuilding in a Post-Cold War Wold?. Nijhoff.. 1. (eds. reconociendo el derecho de legítima defensa a Bosnia-Herzegovina en el preámbulo de la mencionada Resolución 46/242.96 La disolución de Yugoslavia de las armas del ejército federal quedaron en manos de los serbobosnios. n. ...

se hiciera eco en el párrafo 24 de que la nueva República Federativa de Yugoslavia había declarado el 27 de abril de ese mismo año que estaba evacuando de las Repúblicas que no fueran Serbia y Montenegro todos los efectivos del Ejército Popular Yugoslavo. o se sometan al Gobierno de dicha República. S/24049). 8). y que era poco realista esperar que esas fuerzas se pusieran bajo la autoridad del Gobierno de la República de Bosnia-Herzegovina. a pesar de que se señalaba no estar muy seguro de sus informaciones. que una gran incertidumbre reina a la hora de saber quién controla. renunciando a ejercer cualquier autoridad sobre los efectivos que se quedaran. de la nueva República Federativa de Yugoslavia. las premisas que estaban detrás de la Resolución 757. Éstas eran. siguiendo la evolución del conflicto. 786 y 820 del Consejo de Seguridad) que comentaremos por separado. las diferentes medidas económicas que iba a adoptar el Consejo fueron. esas fuerzas serbias en Bosnia y Herzegovina (pár. reconocía. 4 y 5 lo siguiente: a) que cesen inmediatamente todas las formas de injerencia externa en Bosnia y Herzegovina. b) que las unidades del Ejército Popular Yugoslavo y los elementos del ejército croata que se encuentren en Bosnia y Herzegovina se retiren. como el embargo de armas. que la mayoría de esos elementos armados del Ejército Popular Yugoslavo se habían unido a la denominada «República Serbia de Bosnia y Herzegovina» (pár. . distinguiéndose tres grandes etapas (Resoluciones 757. y decide en sus párrafos 4-10 un abanico de medidas 213. en particular por parte de unidades del Ejército Popular Yugoslavo y de elementos del ejército croata. de 12 de mayo de 1992. políticamente hablando. pues. premisas que llevaron al Consejo a adoptar un tono más duro al mismo tiempo que se daba un paso más importante que revelaba el callejón sin salida en el que se encontraba la crisis. En esta Resolución 752 el Consejo exige en sus párrafos 3. Así las cosas. 5). Y es que esta resolución se había adoptado después de que en el Informe del Secretario General S/23900.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 97 precisamente. Pero en el Informe que presentó el Secretario General sobre la base del párrafo 4 de la Resolución 752 (doc. en la que el Consejo toma nota de la incapacidad de la nueva Yugoslavia de hacer respetar lo previsto en la Resolución 752213. 43. La primera se inicia con la Resolución 757. de 30 de mayo de 1992. sin embargo. c) que todas las fuerzas irregulares que se encuentran en Bosnia y Herzegovina se dispersen y entreguen las armas.

47-51). 265). incluidos los que no son miembros de 214.. Además. F. el de forzar a su destinatario a que cumpla con los requisitos establecidos en la Resolución 752. 215. en el párrafo 8. XLV (1999). ALABRUNE. siempre y cuando se reunieran las siguientes condiciones: que los atletas participaran a nivel individual y personal.». 263. LÓPEZ MARTÍN. que tomen medidas para evitar que personas o grupos auspiciados por la nueva República Federativa de Yugoslavia participen en acontecimientos deportivos215. «La pratique des comités des sanctions du Conseil de sécurité depuis 1990». pp. .98 La disolución de Yugoslavia que implican en la práctica la prohibición de toda relación de índole económica. y d) que se abstuvieran de cualquier declaración o gesto de índole política. sólo participarían en deportes individuales. n. A este respecto. industrial comercial o financiera con la nueva Yugoslavia. pues. y que se suspenda la cooperación científica y técnica así como los intercambios culturales. LVI (1994). cit. el Consejo decide (párrafo 16) mantener un examen sobre las medidas impuestas a fin de determinar su suspensión o finalización definitiva. el 21 de julio de 1992. pp. Por eso. «Les mesures d’embargo. Se decide incluso. «Embargo y bloqueo aéreo en la práctica reciente del Consejo de Seguridad: del Conflicto del Golfo al caso de Libia». cfr. que no prohibía la participación de atletas a título individual. conviene recalcar que en la Resolución 757 se «insta a todos los Estados. 216. 226-279 (p. 39-60 (especialmente pp. Sobre esta cuestión. A. Vid.. Se dispone además (párrafo 13) que el Comité encargado de controlar el embargo de armas se ocupe también de las sanciones.. Por último. (nota 205). cfr. El objetivo de estas medidas es. Revista Española de Derecho Internacional. que los Estados reduzcan el nivel de sus misiones diplomáticas y puestos consulares. En esta ocasión.. 1.G.. La cuestión de la participación en acontecimientos deportivos se planteó por primera vez con los Juegos Olímpicos de Barcelona. el Comité de sanciones consideró. tanto por parte de los Estados como por las personas físicas o jurídicas. que el Comité Olímpico se encargara de su selección. durante el verano de 1992. p. P. de cumplirse dichos requisitos216. Annuaire Français de Droit International. MARTIN-BIDOU. Esta resolución prevé además (párrafo 7) el embargo aéreo214. op. que fueran acompañados sólo por su entrenador.

¿No podrían darse situaciones similares en Serbia y Montenegro si se aplicaba a rajatabla la Resolución 757?. 2002. al respecto GASSER. como ya hemos apuntado217. a pesar de que en el párrafo 17 se «exige que todas las partes y demás interesados establezcan de inmediato las condiciones necesarias para la entrega sin trabas de suministros de carácter humanitario a Sarajevo y otros lugares de Bosnia-Herzegovina. con la Resolución 217. Vid. American Journal of International Law.» con lo previsto en su texto. que desempeñó un papel activo en esta materia al imponer. 871-904. H.C. 4.. «Les mesures d’embargo. «Sanctions and Humanitarian Exemptions: A Practitioner’s Commentary». pp. n.». 1. La mención de las organizaciones internacionales no deja de ser un reconocimiento dirigido sobre todo a la Comunidad Europea. pp. en fin. 218. La Resolución 757. Nada se decía por lo tanto de situaciones de emergencia humanitaria219. pp. pp. 1996. Ver también sobre esta cuestión. como no podía ser de otra manera. Y lo extraño es que no se recogieran esas situaciones. MARTIN-BIDOU. op. y a todas las organizaciones internacionales a que actúen estrictamente. cit. supra nota 31. GRAF SPONECK.. letra c) excluía de su ámbito de acción «los suministros destinados estrictamente a fines médicos». «Collective Economic Sanctions and International Humanitarian Law. A. pero nada más. Cfr. n. 219. H.. European Journal of International Law... incluido el establecimiento de una zona de seguridad que abarque a Sarajevo y otros lugares de Bosnia». un embargo de armas el 5 de julio de 1991 y diversas medidas económicas el 8 de noviembre del mismo año218.. 95 (2001). 276-278..Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 99 las Naciones Unidas. lo que no dejaba de ser una grave laguna dado el cariz que iba adquiriendo la crisis. «Developing Human Rights and Humanitarian Law Accountability of the Security Council for the Imposition of Economic Sanctions». An Enforcement Measures under the United Nations Charter and the Right of Civilians to Immunity: An Unavoidable Clash of Policy Goals?». 81-88.. esto se corrigió. . Zeitschrift für ausländiches öffentliches Recht und Völkerrecht.P. en su párrafo 4. 851-872. REINISCH.

neumáticos. 221. caucho.. n. de conformidad con los Capítulos VII y VIII. Pero la Resolución 787 da un paso más en el párrafo 12. productos químicos. 44. hierro. pp. para detener todo transporte marítimo hacia la región o desde esta con el fin de inspeccionar y verificar las cargas y destinos y velar por el estricto cumplimiento de lo dispuesto en las Resoluciones 713 y 757». pues. 720-762. al pedir a los Estados. productos de petróleo. «Le misure di interdizione navale in relazione alle sanzioni adottate dall’ONU». todo buque de una persona o empresa establecida en la nueva Yugoslavia (Serbia y Montenegro) o que opere desde su territorio.. otros metales. Rivista di Diritto Internazionale. según el párrafo 10. 220. Además. F. si tiene intereses mayoritarios o le otorgan su control. lo que revela que el Consejo de Seguridad en algunas ocasiones también acierta cuando se corrige. se trata. acero. «que como naciones o por conducto de organismos o acuerdos regionales. de productos que tienen un alto interés estratégico. cfr. aeronaves y motores de todo tipo... empleen todas las medidas adaptadas a las circunstancias concretas que puedan ser necesarias. el Consejo decide en su Resolución 787 de 16 de noviembre de 1992.100 La disolución de Yugoslavia 760 de 18 de junio220 en la que se decide que las restricciones impuestas en aquélla no se aplicarán «a los productos o bienes destinados a subvenir a necesidades humanitarias esenciales». 4. Por tanto adoptada 19 días después de la Resolución 757. Sobre esta cuestión. . PAGNI. vehículos. Estas medidas son ampliables al transporte por el Danubio (párrafo 13)221. para impedir que se desvíen en violación de la Resolución 757 a la República Federativa de Yugoslavia cuando sean transportados por su territorio. reforzando el embargo en el párrafo 9 al extenderlo a productos como el petróleo crudo. Posteriormente. ocuparse nuevamente de las sanciones. equipo relacionado con la energía. LXXVI (1993).. carbón. será considerado como si fuera un buque de la República Federativa de Yugoslavia.

cit.. cuando el 25 de marzo de 1993. el Gobierno de Bosnia-Herzegovina firma con los representantes croatas unos acuerdos bastante completos para estabilizar y pacificar la zona225. pp. Estos acuerdos son fruto de un plan de paz presentado por Cyrus Vance y Lord Owen para la región. como el cerco al enclave de Srebrenica. y el refuerzo de su presión militar sobre Sarajevo. de bloqueo hablamos.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 101 Ni que decir tiene que estas últimas medidas plantean la duda de saber si se adoptan sobre la base del artículo 41 o estamos ya en el 42 de la Carta.. 224. P. y no sólo marítimo sino también fluvial. «Le misure di interdizione navale. aun siendo pacífico. D. opinión que compartimos223.. los bombardeos sobre la población civil. L. MARTIN-BIDOU. cit. 46. término expresamente recogido en esta última disposición. consideran que estamos ante un claro ejemplo de bloqueo. 760-762. pues. por tanto. los serbios rechazan el plan y responden con nuevos ataques. que pensó que había llegado el momento de hablar claro a Belgrado224. Ni los serbios de Bosnia ni los de Croacia estaban por la labor. 225. S/PV 3200. p. . de 17 de abril de 1993. otros. (nota 191). las cosas no fueron como se esperaba. «Les mesures d’embargo. Cfr. sin embargo. y CONDORELLI. cit. pp. Cfr. op. «L’ONU et la crise yougoslave». véase la declaración de Cyrus Vance en Doc. al representar un «bloqueo». 267 ss.. contando para ello con el apoyo de las autoridades de Belgrado..». La Resolución 787 no aclara la cuestión y algunos autores solamente la plantean pero sin decantarse por una solución222. 223. No obstante. en un período en el que se desarrollan duros combates ante los que la comunidad internacional va comprendiendo que no se debe ceder más al 222. pese a las medidas adoptadas por la Resolución 787. op.. Estamos. PETROVIC. F. Así. PAGNI.. al afectar al Danubio. Por ejemplo. aunque fueron sobre todo los primeros los que adoptaban un comportamiento de desprecio hacia el propio Consejo de Seguridad. Esto exacerbó los ánimos en el seno del Consejo. (nota 205). op.»...

adoptada por 13 votos y dos abstenciones227. la Corte rechazó las excepciones preliminares planteadas por Yugoslavia (Serbia-Montenegro).icj-cij.102 La disolución de Yugoslavia chantaje226. argumento invocado también por Rusia para abstenerse ahora. cfr.. de adoptar todas las medidas posibles para prevenir la comisión del crimen de genocidio. el 9 de mayo de 2006 la Corte comunicaba el fin de las audiencias públicas y que se retiraba a deliberar su sentencia sobre el fondo del asunto (CIJ. el 3 de febrero de 2003 consideró inadmisible la demanda de Serbia solicitando la revisión de su sentencia de 1996. el 20 de marzo de 1993. Cuestiones en torno a la intervención humanitaria. El 11 de julio de 1996. ESCUDERO ESPINOSA. cfr. junto con Zimbabwe. atendió la demanda. cit. el trasfondo de la Resolución 820 de 17 de abril de 1993. una demanda ante la Corte Internacional de Justicia contra la República Federativa de Yugoslavia por la violación del Convenio para la prevención y sanción del delito de genocidio. J. ya hacía tiempo que el conflicto en Bosnia-Herzegovina era crítico desde el punto de vista humanitario a causa de la denominada «depuración étnica». pp. . Communiqué de presse 2006/18. ICJ Reports 1993. Application of the Consultation on the Prevention and Punishement of the Crime of Genocide.org.. se piensa que ya se ha cedido demasiado y perdido demasiado tiempo para encontrar del otro lado sólo incomprensión y promesas incumplidas. por parte de la República Federativa de Yugoslavia. solicitando al mismo tiempo medidas provisionales. en http://www. Para más detalles sobre esta cuestión.). racial o religioso. como ya hemos apuntado. 144145. pues. de cualquier otra autoridad para la comisión de dicho crimen contra la población de Bosnia y Herzegovina o cualquier otro grupo nacional. finalmente. Bosnia pide que la Corte declare que Serbia-Montenegro ha violado el Convenio sobre genocidio. 45. China ya se había abstenido cuando se adoptaron las Resoluciones 757 y 787. que permanentemente habían ido «frenando» las ruedas del Consejo de Seguridad. siempre invocando que había que seguir negociando. pedía a los dos Estados que evitasen cualquier medida que impidiese o agravase la situación. Order of 8 April 1993. adoptando como medidas provisionales la obligación. Los países que se abstuvieron fueron China y Rusia. Éste era. (nota 199). Para ver la demanda solicitando las medidas provisionales. Todo esto llevó precisamente a ese país a presentar por estas fechas. mediante Orden de 8 de abril de 1993. señalando que había que dar un plazo a los serbios y aplazar el voto de la resolución hasta el 26 de abril. op. En teoría.. velando por que ninguna unidad armada. La Corte. étnico. militar o paramilitar obtuviesen su apoyo. pp. 227. Provisional Measures.. Es por 226. 3-27. Por otra parte.

En efecto. organizadas y sistemáticas de mujeres. 229. según el párrafo 23 el bloqueo terrestre implica que todos los Estados de la República Federativa de Yugoslavia impidan el paso de todo vehículo de carga y material rodante hacia ella o desde ella. incluidas. El paso dado en esta materia en relación con la Resolución 757 es pues importante.. marítimo. . la B. y sobre la base de pruebas verificadas de que la parte serbia coopera de buena fe en la aplicación del plan. La mención a estas violaciones es. muy breve.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 103 ello comprensible que su contenido sea complejo. – Y la sección C. sin embargo. porque era ya una evidencia. aunque se da un plazo de nueve días a la parte serbia para firmarlo. puestos que deben ser notificados al Comi228. sin duda. recordando que quienes cometan esos actos serán considerados responsables. se aprueba el plan de paz para Bosnia-Herzegovina aceptado ya por los croata-bosnios y los musulmanes. «las violaciones del derecho internacional humanitario. La sección más importante para el tema que estamos tratando es. Ya se condenaba también en la Resolución 787. párrafo 7. nueva en esta resolución. una vez que las tres partes hayan aceptado el plan de paz. en el párrafo 6 de esta sección se condena sin paliativos. constando de tres secciones: – En la sección A. con miras a irlas suprimiendo gradualmente. – La sección B está dedicada a fortalecer las medidas impuestas ya anteriormente sobre la base de las Resoluciones 757 y 787. se establece en los párrafos 12-29 un auténtico bloqueo terrestre. Para ello.»229. con el fin de aislar económicamente a la República Federativa de Yugoslavia. aéreo y fluvial.. excepto en un número estrictamente limitado de puestos de cruce de frontera por carretera o ferrocarril. la práctica de la “depuración étnica”228 y las detenciones y violaciones masivas. se limita a recoger que se está dispuesto a revisar las medidas. Además. y en ella se refuerzan las medidas adoptadas anteriormente en las Resoluciones 757 y 787. en particular.

Éstas se refuerzan considerablemente en la Resolución 820 al decidir en el párrafo 15 «que los transbordos de mercancías y productos por el Danubio a través de la República Federativa de Yugoslavia. Por otro lado. ya se habían desplegado observadores de la Comunidad Europea en la frontera entre Serbia y Hungría. Así pues. pase por instalaciones situadas en territorio de Estados miembros. de todo el tráfico marítimo comercial.. excepto cuando lo autorice. en virtud del párrafo 25. o en caso de fuerza mayor». . etc. de ahí que ya la Resolución 787 adoptara medidas para detener los navíos e inspeccionarlos. Además. no se permitirá que ningún buque inscrito en la República Federativa de Yugoslavia en el que tengan intereses mayoritarios o de control personas o empresas de Serbia y Montenegro. estamos ante medidas drásticas. Para controlar la situación sobre el terreno. el párrafo 28 «decide prohibir la entrada en el mar territorial de la República Federativa de Yugoslavia.. El bloqueo marítimo y aéreo obliga a los Estados a que detengan cualquier navío mercante o aeronave que entre o que salga de la República Federativa de Yugoslavia con el fin de inspeccionar su carga. el Comité. o que realicen sus operaciones a partir de la nueva Yugoslavia. tal y como recoge el párrafo 16. En cuanto al bloqueo fluvial ya hemos visto que el Danubio representa una vía de comunicación de suma importancia para todos sus Estados ribereños..104 La disolución de Yugoslavia té establecido por la Resolución 724 y aprobados por él. Si en la inspección se sospecha que han violado las resoluciones adoptadas por el Consejo a estos efectos... podrá ésta ser incautada. la Resolución 838 de 10 de junio de 1993 recomendaría el despliegue de observadores a lo largo de la frontera entre Bosnia-Herzegovina y la República Federativa de Yugoslavia230.. Desde el 5 de enero de 1992. caso por caso. sólo se permitan cuando estén autorizados expresamente por el Comité». 230. aunque por las condiciones geográficas de Serbia sus efectos no lo fueron tanto. También es aplicable al Danubio el párrafo 16 antes citado.

89-122 (pp.-M. COICOUD. J. otra medida importante y novedosa es la del párrafo 21 que establece la congelación de fondos. pp. Rusia siempre intentó atenuar las medidas coercitivas contra Belgrado.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 105 Por lo demás. «L’ONU et l’ex Yougoslavie: Actions et acteurs».. todo un abanico de medidas destinadas esta vez a aislar a la República Federativa de Yugoslavia del contexto económico internacional. aunque también político. o controlados directa o indirectamente por tales autoridades o empresas. a pesar de las violaciones por parte de algunos Estados y las reticencias de otros a la hora de aplicarlas estrictamente. como lo demuestra su abstención a la hora de adoptar la Resolución 820. estableciendo que los Estados deben impedir que mercancías y productos destinados a estas zonas o a otros lugares se desvíen hacia la República Federativa de Yugoslavia. Por lo tanto. n. excepto las telecomunicaciones y servicios postales. no es posible medir con precisión y exactitud su alcance. la prohibición de que se presten servicios tanto financieros como no financieros. Y es que todavía pesan los tradicionales vínculos históricos entre los dos pueblos eslavos. de economía frágil como todos los que habían estado bajo un sistema de gestión comunista casi medio siglo231. 24. Evidentemente. 46. aunque sí puede afirmarse. 231. Le Trimestre du Monde. Respecto a China. como Serbia y Montenegro. entre las que cabe citar: El párrafo 13 hace alusión a las «zonas protegidas». Pero los efectos nunca fueron los esperados por tres razones principalmente: – La primera es que dos miembros permanentes del Consejo. 1993. la Resolución 820 recoge también otras medidas. Rusia y China. que debilitaron considerablemente a un país. Cabe preguntarse ahora si las sanciones tuvieron o no el resultado esperado. Cfr. como se puede comprobar. . bien sean de las autoridades de Belgrado o de empresas de la nueva Yugoslavia. por otro lado. el párrafo 27 establece. nunca negaron en los momentos difíciles una cierta protección a los serbios. 92-93).

. el Consejo adoptaría unas 110 resoluciones durante la crisis yugoslava. y que en otros sus estatutos no siempre se adaptan a la nueva realidad sobre el terreno233. cuyas dificultades para funcionar de forma transparente e investigar las eventuales violaciones son bien conocidas. cfr. Al final. El envío de una fuerza de mantenimiento de la paz al territorio de la antigua Yugoslavia fue una posibilidad ya presente en la reunión mantenida en Ginebra. ya que de ello se ocupan los líderes políticos que se afanan en hacerle ver. que la comunidad internacional quiere aniquilar a la nación (. (nota 215). – Y. – La segunda se refiere al funcionamiento del Comité sobre el embargo y sanciones.. EL ESTABLECIMIENTO DE LA FUERZA DE PROTECCIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS (UNPROFOR) 47.106 La disolución de Yugoslavia aunque el conflicto estaba muy alejado de su esfera de influencia. ALABRUNE. al margen de todo esto no debe olvidarse que las sanciones económicas no suelen ser comprendidas por la población.. Si a esto añadimos que en algunos casos Comités del tipo de este se las ven y se las desean para conseguir una cooperación plena y leal de los Estados al adoptar las medidas de reacción que se imponen. en fin. como Slobodan Milosevic en este caso. 3. p. siempre estuvo vigilante a que el Consejo no fuera demasiado lejos232. por 232. cit. es fácil comprender que haya «fugas» de los productos y mercancías objeto de las sanciones.. F. 233.». «La pratique des Comités des sanctions. . op. el 23 de noviembre de 1991. nueve fueron objeto de la abstención China. preocupándose sobre todo por el principio de la soberanía nacional de la nueva Yugoslavia. A este respecto.). Prueba de que tiraba para atrás del Consejo es que sobre la primera cuarentena de resoluciones que adoptó el Consejo.. 278.

p. Posteriormente... párrafo 2. . el Ministro yugoslavo de Defensa y Lord Carrington. 93.S. «L’ONU et l’ex Yougoslavie. Londres. 237. 234. de 21 de febrero de 1992. 93-132 (p.. GAU. Cfr. párrafo 5. los Presidentes de Yugoslavia y de Croacia. 102). decide en efecto «establecer bajo su autoridad». Esta idea continuaría su camino y se adentraría en el ámbito de Naciones Unidas por medio del Secretario General en un Informe que se presentó al consejo de Seguridad cuando se estaba debatiendo la Resolución 724. S/23592.».M. una Fuerza de Protección de las Naciones Unidas237 como «un mecanismo provisional que permita crear las condiciones de paz y seguridad necesarias para la negociación de un arreglo global de la crisis de Yugoslavia»238. el Consejo señala «que todavía no existen las condiciones necesarias para establecer una operación. Cfr. N.. en RODLEY. Ver también COICOUD. se llevaron a cabo negociaciones durante varias semanas con el fin de llegar a un acuerdo con las partes en conflicto sobre dicha eventualidad. Humanitarian Intervention in Defense of Human Rights. 238. Cfr. To Loose de Bands of Wickedness. por aquel entonces Presidente de la Conferencia de la Comunidad Europea sobre Yugoslavia234. Enviado personal del Secretario General de las Naciones Unidas para Yugoslavia. (ed. Brassey’s. La sigla de UNPROFOR proviene de «United Nations Protection Force». contando con la aprobación de los países de la CE.). Cfr. y FRIEDMAN. 236. 1992. (nota 231).Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 107 Cyrus Vance. No obstante y aunque el párrafo 2 de la misma se hace eco de la opinión expresada al respecto en el párrafo 21 del citado Informe del Secretario General. «Intervention in a Fragmenting State: The Case of Yugoslavia». L. Doc. la Resolución 743. J. Esto trajo consigo que el Secretario General. J. adoptara un Informe el 15 de febrero de 1992235 en el que recomendaba al Consejo la creación de una fuerza de Protección de las Naciones Unidas (UNPROFOR)236.. mientras que en francés se habla de FORPRONU «Force de Protections des Nations Unies». op. Días más tarde. ya señalada.. 235.» de ese tipo. cit. pp.

en cuyo párrafo 2 «decide autorizar el pleno despliegue de la Fuerza a la mayor brevedad posible». sobre todo para proteger las denominadas «zonas seguras» creadas por la Resolución 824 del Consejo de Seguridad de 6 de mayo de 1993. de los cuales 7. 241. J. cfr. 1.. Las fuerzas provenían de 34 países. WELLER. (nota 33). 10. A pesar del número de sus integrantes. 93. Tuzla. Zepa. A/47/741/add. op. Fue así como el 9 de marzo de 1992.975 eran militares. op. «L’ONU et l’ex Yougoslavie. Kenia (1.039 en Macedonia241. llegando a contar UNPROFOR en septiembre de 1993 con 25. Canadá (2.M. siendo los mayores proveedores de soldados. Doc. M.». Días más tarde.. el Teniente General Satish Nambiar. Sobre esta cuestión.000 efectivos. instando además a todos los Estados a aumentar las contribuciones para sufragar los gastos239. de 7 de abril de 1992. . 7. sino a petición también de Yugoslavia. de 17 de julio de 1993. en el que se ubicaron unos 350 soldados240.332 miembros. se pidieron más efectivos. 500 millones.. Dinamarca (1. condujo la primera avanzadilla de la UNPROFOR para misiones de reconocimiento en Eslovenia y la Krajina. particularmente Sarajevo. (nota 231). Todo esto permitió que el 24 de abril la UNPROFOR alcanzara 8.559).. de la India. Francia (6. La UNPROFOR se aprobó por un período provisional de 12 meses y no sólo por recomendación del Secretario General.458 estaban en Croacia.091 en Bosnia-Herzegovina y 1. Argentina (930) mientras los Estados Unidos sólo tenían 647. 240. cit. cit.». COICAUD.108 La disolución de Yugoslavia 48. dejando así un déficit importante a sufragar. Esto quiere decir que hubo un cierto consenso en la creación de esta Fuerza.. cursada el 26 de noviembre de 1991. Gorazde. estableciendo su cuartel general en Sarajevo.146). Un problema importante que suscitó la UNPROFOR fue la financiación. Si se estimó en 715 millones de dólares el coste de la financiación para el período que va del 12 de enero de 1992 al 30 de junio de 1993. sólo se llegaron a recaudar. Cfr. sin embargo. de los cuales 12. p.284). Cfr..191).155). p. Bihac 239.024). el Consejo adopta la Resolución 749. España (1. Reino Unido y otros países de la Commonwealt (2. «The International response. Estas cifras se incrementarían considerablemente con la evolución de la crisis.

. Eslovenia Occidental y en la Krajina. es el de COICAUD. A este respecto. . de 26 de junio de 1992. 3. por lo que conviene analizar el papel que desempeñó durante el conflicto. cada uno de ellos sometido a unas condiciones distintas. el Informe del Secretario General adoptado de conformidad con la Resolución 752 del Consejo. para centrarnos después en las misiones que llevó a cabo en Bosnia-Herzegovina. zonas que nunca fueron seguras como se pudo comprobar con el trágico episodio de la matanza de Srebrenica. doc. si nos centramos en el despliegue hecho en Croacia. 243. Partiendo de esta perspectiva. Pero la antigua Yugoslavia era un hervidero de conflictos.». pp. debido sobre todo al mosaico de poblaciones en ellas existentes243. Este Informe se adoptó en aplicación de la Resolución 721. 245. 5.. de 11 de diciembre de 1991. Cfr. El despliegue de la UNPROFOR en las diferentes zonas no fue fácil. La UNPROFOR en Croacia y Macedonia 49. Las «zonas protegidas» estaban situadas en Eslovenia Oriental. concretando sus misiones en las distintas zonas de despliegue. 97 ss. párrafo 3. Un estudio interesante que analiza la misión de la UNPROFOR en las diferentes zonas. Cfr. pp. 1-2.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 109 y Srebrenica242. cfr. doc. op. cit. El Informe del Secretario General al Consejo de Seguridad.1. A esta situación tan compleja tuvo que adaptarse la UNPROFOR. S/24188. hay que distinguir dos clases de zonas: las «protegidas»244 y las «rosas»245. «L’ONU et l’ex Yougoslavie. nos ocuparemos en primer lugar de su comportamiento en Croacia y Macedonia. Así pues. S/23280. Por esta razón se pidió precisamente la retirada del Ejército Nacional Yugoslavo así como la desmovilización de las fuerzas irregulares serbias.. Esto implica242. ya apuntada. 244. p. correspondiendo a regiones en las que los serbios constituían o bien la mayoría o bien una minoría sustancial de la población y en las que hubo graves enfrentamientos armados.

pase a control de UNPROFOR y que esta se asegure de la retirada total de Croacia del ejército yugoslavo. lo que el Consejo hizo en su Resolución 769. aprueba que la represa de Peruca. Cfr. situada en una de las zonas rosas de Croacia. de 27 de julio de 2002. Doc. y que no habían sido incorporadas inicialmente a las «zonas protegidas». lo que tiene su importancia. éstos no parecían suficientes. debido a las constantes violaciones del alto el fuego y al papel que desempeñaban las fuerzas paramilitares en las zonas protegidas. 247. se denominaron así por el Secretario General en el informe precitado que fue aprobado por el Consejo de Seguridad en la Resolución 762. así como de las unidades restantes del ejército popular yugoslavo y las fuerzas de defensa territorial serbias (párrafos 3 y 4). No obstante. de la desmilitarización de la península de Prevlaca. S/24353/Add. 1. además.110 La disolución de Yugoslavia ba que las fuerzas de la UNPROFOR controlaran los accesos a las zonas protegidas. por lo que el Secretario General recomendó246 que se ampliara el mandato y se aumentara su personal. de 7 de agosto de 1992. párrafos 1 y 2. el párrafo 7 autoriza a que se refuerce la UNPROFOR con sesenta observadores militares y ciento veinte policías civiles. 246. controladas por las fuerzas armadas de Belgrado. a pesar del número de efectivos relativamente importante. No obstante. así como de la retirada del armamento pesado de las zonas aledañas a Croacia y Montenegro247. . La tarea asignada a la UNPROFOR en estas zonas consistió en verificar la retirada del ejército croata. de 30 de junio de 1992. siendo autorizada a ello. Las «zonas rosas» eran áreas en las que existía una fuerte población serbia. la UNPROFOR tuvo graves dificultades a la hora de aplicar esta resolución. Todo ello llevó al Consejo a adoptar el 6 de octubre de 1992 la Resolución 779. sin olvidar la ayuda a los organismos de asistencia humanitaria. Cfr. en la que tras recordar el Capítulo VIII de la Carta. aunque también ayudó a las autoridades locales en otras funciones con el fin de evitar discriminaciones entre la población.

incluyendo el recurso a la fuerza. Llama a las partes a un alto el fuego inmediato entre el Gobierno croata y las autoridades locales serbias en las zonas protegidas. los resultados de la UNPROFOR en Croacia son pobres. con todo. y aprueba lo propuesto por el Secretario General de establecer tres altos mandos subordinados en el marco de la UNPROFOR (UNPROFOR Croacia. sino que se siguen violando sus resoluciones. al quejarse y condenar los continuos ataques militares en las distintas zonas. reitera su determinación a garantizar la libertad de movimiento de la UNPROFOR en todas sus misiones. de 4 de octubre de 1993. Por lo demás. otro para Bosnia-Herzegovina y otro para la ex República Yugoslava de Macedonia). una vez que constata que las Partes no sólo no cumplen con el plan de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas para Croacia248. párrafos 3 y 4. y actuando en virtud del Capítulo VII. es necesario que se dé la plena cooperación de las partes 248. reforzaría la protección de la UNPROFOR al decidir en la Resolución 908.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 111 Un endurecimiento de la posición del Consejo se iba a dar con la Resolución 871. el párrafo 9 de la resolución las autoriza a recurrir a todos los medios necesarios. así como al restablecimiento de la autoridad de la República de Croacia en las «zonas rosas»250. Y visto el peligro que empiezan a correr las fuerzas de la UNPROFOR. Anexo III. de 31 de marzo de 1994 «todas las medidas necesarias para proporcionar apoyo aéreo a la UNPROFOR». Cfr. 249. para proteger su seguridad y libertad de movimiento. 250. Ante esta situación. lo que demuestra que la zona todavía no estaba pacificada. Doc. . Y es que para que una fuerza de este tipo funcione. Partiendo de estas premisas. párrafos 6 y 7. e insta una vez más a serbios y croatas a cumplir con el alto el fuego. incidiendo al mismo tiempo en la necesidad de poner en práctica el plan de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas249. El Consejo. S/23280. Cfr. Cfr. esta resolución sólo recoge un estado de decepción.

. Precisamente.112 La disolución de Yugoslavia en conflicto. la fuerza en cuestión se verá enfrentada a una serie de problemas que no podrá resolver con éxito y con la mínima dignidad requerida. . Tal es el caso por ejemplo del ataque lanzado por el ejército croata en enero de 1993 en varios puntos del sector sur de la UNPROFOR al que respondieron los serbios de Croacia apoderándose del armamento pesado que estaba en parte bajo custodia de la UNPROFOR. acarrearon graves situaciones de crisis a las que la UNPROFOR no pudo ni supo hacer frente. al pasar a formar parte de las unidades paramilitares serbias locales. lo que supuso la permanente pendencia de nuestra vieja conocida espada de Damocles sobre esas zonas. (nota 231). Además. cfr. ya hemos apuntado que aunque el ejército de Belgrado se retiró formalmente de los enclaves serbios de Croacia. op. hay que reconocer algún éxito. Y lo que es más grave. p. como la retirada de Croacia del ejército de Belgrado. cit.. parte de esas fuerzas en realidad se quedaron. como se comprobó en no pocas ocasiones. que pide la retirada de los croatas de los territorios invadidos y la devolución de las armas pesadas capturadas por los serbios. J. la retirada del ejército de Bel- 251. y si esto falla. así como sus diferentes interpretaciones del mandato de la UNPROFOR.. Dicho esto. no pudo impedir que se reiniciaran los combates en determinados lugares a iniciativa en unos de los croatas y en otros de los serbios. importante incluso en ciertos casos. nunca se consiguió una desmilitarización completa de los serbios ni en las «zonas protegidas» ni en las «rosas». Sin embargo. nunca llegó a aplicarse251. de 25 de enero de 1993. la falta de cooperación entre croatas y serbios. 99. párrafos1-3. COICAUD.M. Cfr. Las promesas que unos y otros hicieron para firmar un acuerdo y conformarse a la Resolución 802. Sobre esta cuestión. «L’ONU et l’ex Yougoslavie. Tampoco se consiguió que los serbios cooperaran con la UNPROFOR en los controles fronterizos internacionales previstos que daban acceso a las zonas protegidas. En relación con la cuestión de la desmilitarización.».

cuyas fronteras internacionales eran precisamente las líneas ocupadas por la UNPROFOR. Cfr. sino que poco a poco iban a ser consideradas como fuerzas simpatizantes de los serbios. quedó muy claro que se trataba de unidades a las que sólo se les había cambiado de uniforme. Sin embargo. de 31 de marzo de 1994.). Si a esto añadimos el hecho de que los serbios se las arreglaron para crear varias clases de policía (policía especial. morteros. que se quedó en la zona para reforzar las ya bien equipadas unidades serbias. 253. que en teoría debían ser desmovilizadas. Pues bien. Esto permitió que determinadas unidades de defensa territorial serbias. como era hacer creer a los serbios de Croacia la falsa idea de que tenían un Estado. Evidentemente. que no tardó en demostrar su disposición a expulsarla de su territorio. ametralladoras. sino que parecía cada vez más una fuerza rehén de los caprichos serbios. entre otras cosas.. dotándolas además de blindados ligeros.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 113 grado se llevó a cabo sin que fuera acompañada del armamento pesado. de múltiples usos. «decide establecer bajo su autoridad la 252. al reconvertir esas unidades en unidades de policía. En ella. La UNPROFOR no sólo no lograba detener los combates en la zona. nada hacía la UNPROFOR para desmentir esa idea. esto fue precisamente lo que aprobó el Consejo de Seguridad en su Resolución 981. después de tomar nota de que el mandato de la UNPROFOR en Bosnia-Herzegovina debía terminar el mismo día 31 de marzo253. etc. algo grave para su integridad territorial. Esto fue generando una profunda desconfianza hacia la UNPROFOR por parte croata252. cambiando el uniforme verde oliva por el azul de la policía. Las amenazas croatas tuvieron como consecuencia la recomposición de la UNPROFOR y su transformación en unas fuerzas destinadas precisamente a restablecer la confianza perdida. de fronteras. Los croatas reprochaban a la UNPROFOR. etc. esto no sólo violaba el mandato de la UNPROFOR. no lo hicieran. pese a que ese armamento estaba también bajo custodia de la UNPROFOR. . párrafo 8 del preámbulo. lo que poco a poco empezó a suscitar problemas con los croatas.

aunque no estuvo exenta de problemas como se recoge en la Resolución 994. dos meses más tarde. impedir la reanudación de los combates. A partir de entonces. de 12 de mayo de 1995. Párrafo 2 del dispositivo. 256. Se pone. que condenó las ofensivas croatas en su Resolución 1009. el 24 de mayo de 1994. al tiempo que hacía lo propio por sus ataques a las 254. que había durado 1. que se denominará ONURC.201 días. Sin embargo. fin al mandato de la UNPROFOR en Croacia. El poco respeto que imponían las fuerzas onusianas hizo que se planteara la cuestión de su retirada. durante un período que terminará el 30 de noviembre de 1995»254. 255. los Estados Unidos no encubren su apoyo al gobierno croata. mientras que más tarde se levantaba el asedio serbio a la zona de Bihac. La impotencia de la nueva Operación de Naciones Unidas quedó patente con la ofensiva relámpago de las fuerzas croatas contra los serbios de la Krajina que tuvo lugar del 2 al 4 de mayo de 1994. bien entrenadas y equipadas256. la confianza en la zona255. Estos hechos no pudieron. cosa a la que no se oponía el mismo Presidente de Bosnia.114 La disolución de Yugoslavia Operación de las Naciones Unidas para el restablecimiento de la Confianza en Croacia. pues. Las fuerzas croatas disponían ya de armamento estadounidense y oficiales croatas eran entrenados por asesores americanos.. . el mando militar de la OTAN presentó al Consejo de esta Organización el plan 40-104. Es más.. y conquistan del 4 al 7 de agosto toda la Krajina a los serbios. sin embargo. Es más. de 10 de agosto de 1995. A partir de entonces la iniciativa militar en la zona iba a estar en manos de las fuerzas croatas.000 soldados para sustituir a las fuerzas de la ONU. una prueba más del entramado incomprensible del conflicto yugoslavo. El despliegue de la ONURC se decidió por la Resolución 990 de 28 de abril de 1995. y se crea una nueva fuerza con un mandato distinto con el fin de restablecer. las fuerzas croatas lanzan una contraofensiva en ayuda de las de Bosnia que defendían la zona de seguridad de Bihac. 257. lo que va a traer consigo un giro importante desde el punto de vista político y militar para toda la zona. esto no gustó al Consejo de Seguridad. como su nombre lo indica. de forma que el 21 de mayo ya habían ocupado el enclave serbio de la Krajina257. que preveía el envío de 30.

y se abre paso la «Blitzdiplomatie»258. Sobre esta fuerza. S/24923). p. por lo que era prudente. 4. 1008. «Chronique des faits internationaux». Posteriormente. 258. provenientes de Finlandia. Noruega y Suecia. Cfr. 260. llegando a contar por esas fechas unos 1. entre las fuerzas croatas y los serbios. preludio de lo que después se negociaría en los Acuerdos de Dayton. organizados a nivel de batallón. infra parágrafos 62 ss. . No obstante había tensiones en la zona. A este respecto. en los que murieron tres de sus integrantes. se va vislumbrando el camino para la sustitución de las fuerzas de la ONU por una fuerza multinacional de interposición o incluso de algo más. En un principio. El Consejo de Seguridad decide el 11 de diciembre de 1992 (Resolución 795) desplegar un grupo260 de la UNPROFOR261 en los límites entre Albania y la República Federativa de Yugoslavia262. triunfando esta última y dando así lugar a la IFOR259. el despliegue de una fuerza preventiva. Respecto a la UNPROFOR en la ex-República yugoslava de Macedonia. El Consejo se basa en el Informe del Secretario General (doc.200 efectivos. 259. párrafo 2. 261. como ya hemos visto. hay que resaltar que este país se había mantenido alejado de los graves conflictos que azotaban a Croacia o BosniaHerzegovina. Revue Générale de Droit International Public. A partir de entonces. 262. n. el grupo de despliegue se componía de alrededor de 700 personas en total. 99 (1995). que permitiría un acuerdo de alto el fuego en Eslovenia Oriental. en aras de mantenerla al margen del conflicto.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 115 fuerzas de Naciones Unidas desplegadas en la zona. Los serbios empiezan a ceder en su intransigencia. cfr. el conflicto ya no sería el mismo. enviado el 9 de diciembre de 1992. Al mismo tiempo. un danés y dos checos. cfr. 50. de realización de la paz («implementation force»). en el que se recoge que el destacamento de la UNPROFOR estaría encargado de una acción preventiva que consistiría en vigilar la evolución de la situación y señalar cualquier acontecimiento que se produjera en las zonas fronterizas que pudiera socavar la confianza y la estabilidad en Macedonia o amenazar el territorio macedonio. en julio de 1993 se incorporó un contingente de 350 soldados de los Estados Unidos.

Para cumplir sus fines. 57. p.. párrafo 5 del preámbulo.. más un grupo de inspectores de policía263. ¿Ha constituido este hecho un elemento decisivo para que la UNPROFOR haya sido creíble en esta República y no en las otras? 265. 264. lingüística y religiosa. por eso la resolución recuerda expresamente el Capítulo VIII de la Carta.116 La disolución de Yugoslavia integrado tanto por personal militar como civil. el Consejo insta además a este grupo de la UNPROFOR a que colabore estrechamente con la misión de la CSCE que por aquel entonces ya se encontraba en esos lugares. y CONDORELLI. La UNPROFOR en Bosnia-Herzegovina 51.. Ya hemos apuntado la complejidad del conflicto que se desarrolló en la nueva República de Bosnia-Herzegovina habitada por croatas.2. Cfr. . 3. destacando 263.». S/1995/222 y Corr. de 31 de marzo de 1995264. L. y a la hora de las críticas. así lo reconoció en su Resolución 983. «L’ONU et la crise yougoslave. A la diversidad de pueblos hay que añadir la cultural. cuando tuvo que dar por terminada su misión y reconvertirla. PETROVIC. que supo imponer su autoridad y ser respetado por las partes. quizás haya que hacer una excepción con el de la exRepública de Macedonia. (nota 191). cit. Conviene resaltar que el despliegue de esta fuerza preventiva de cascos azules es la primera en la historia a la que recurre las Naciones Unidas para llevar a cabo una diplomacia preventiva en un país. D. 1). El propio Consejo de Seguridad. De todos los componentes de la UNPROFOR que se desplegaron en el territorio de la antigua Yugoslavia. lo que dio al conflicto unas características muy particulares. serbios y bosnios musulmanes. Conviene recordar que sólo en esta la UNPROFOR había un contingente de soldados estadounidenses. op. Cfr. decide que esta UNPROFOR «se llame Fuerza de Despliegue Preventivo de las Naciones Unidas (UNPREDEP)» con el mandato establecido en el Informe del Secretario General de 22 de marzo de 1995265. por otro lado. Párrafo 85 (doc.

aunque ésta nunca llegara a instalarse por razones prácticas. así como los 41 observadores militares desplegados en la zona de Mostar267. los que más ocuparon a la UNPROFOR. que el conflicto en esta zona adquiría una dimensión cada vez más trágica desde el punto de vista humanitario. pues. por lo que el Consejo de Seguridad intentó su desmilitarización. sobre todo por el considerable número de refugiados y desplazados que el conflicto originó.. Doc. también se exige que hagan lo mismo todas las fuerzas 266. Fueron éstos. Fue la seguridad la causa de que se evacuara los días 16 y 17 de mayo de 1992 aproximadamente dos tercios del personal ubicado en Sarajevo. Además. Éste era el panorama con el que el Consejo de Seguridad se enfrentaba cuando adoptó la Resolución 752. Cfr. tanto del ejército de Belgrado como de elementos del ejército croata. Cfr. y por la seguridad del personal de las Naciones Unidas».Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 117 entre ellas la gravedad de los problemas humanitarios que se suscitaron. párrafos 3-5. 268. Recuerda el Capítulo VIII de la Carta de las Naciones Unidas y agradece los esfuerzos que sigue haciendo la Comunidad Europea para una solución pacífica del conflicto. en la que se muestra profundamente preocupado «por el rápido y violento empeoramiento de la situación en BosniaHerzegovina. Por todo ello exige268 que cesen inmediatamente las injerencias externas. y tener previsto para su base logística Banja Luka.. y que aquellas unidades que se encuentren en Bosnia «se retiren. 267. S/24000. se sometan a la autoridad del Gobierno. sin duda. operativas y de seguridad266. Esto indica. de 15 de mayo de 1992. 52. Cfr. o se dispersen y que sus armas queden bajo un control internacional efectivo». Doc. Prueba de la importancia que la UNPROFOR dio a los acontecimientos que se desarrollaban en esta República lo constituye el hecho de haber establecido su cuartel general en Sarajevo. . párrafo 20.. S/23844..

en la que se recoge el acuerdo de todas las partes para reabrir el precitado aeropuerto con fines humanitarios. Y es que. (nota 199). pidiendo que se nombrase un Relator Especial que investigara sobre el terreno271. cfr. La «depuración étnica» también fue condenada en la Resolución 46/242. Cfr. lo que (valga como botón de muestra) obliga a la evacuación del cuartel Mariscal Tito de Sarajevo por orden del Secretario General. 142-143. cit. ESCUDERO ESPINOSA. . pp... 1995. op. del 28 de agosto272. «constituiría un primer paso en el establecimiento de una zona de seguridad que abarque a Sarajevo y su aeropuerto». párrafo 11. A este Informe. párrafo 2. La situación llegó a ser tan crítica que se cerró el aeropuerto de la ciudad. originando así graves problemas humanitarios y forzando a la adopción de la Resolución 758. al decidir la Comisión prorrogar su mandato.4/RES/1992/S-1/1. Austrian Journal of Public and International Law. fue el primer Informe del Relator Especial. Cuestiones en torno a la intervención humanitaria.. lo que condenó la Comisión de Derechos Humanos270. 270. Cfr. No obstante. J. además. pp. de 1 de agosto. Pero la situación sobre el terreno se degradaba cada vez más. Esto. KENNY. cfr. Tadeusz Mazowiecki. 272. Para más información sobre estos informes. K. «Formal and Informal Innovations in the United Nations Protections of Human Rigths: The Special Rapporteur on the Former Yougoslavia». señala la resolución. 271..F. que ya hemos mencionado.118 La disolución de Yugoslavia irregulares presentes en la zona y que todas las partes cooperen plenamente con la UNPROFOR269.. párrafo 12.E. bajo la autoridad exclusiva de Naciones Unidas y con la asistencia de UNPROFOR. se descubrieron los campos de detención en los que se llevaba a cabo la práctica de la «depuración étnica». 19-77. E/CN. Para un comentario sobre los Informes del Relator Especial. dicha zona se convertiría en una preocupación constante de la UNPROFOR. el que causó mayor impacto al sos269. en el transcurso de este verano. de 8 de junio de 1992. de 27 de agosto. durante todo el verano de 1992. le seguirían después otros que periódicamente debía preparar el Relator Especial.

276. Cfr. la de poner a disposición de los organismos humanitarios el personal militar necesario para facilitar la distribución de la asistencia humanitaria. confiscación de propiedades. entre ellas. Cfr. doc. de 28 de agosto de 1992. 274. párrafo 57. 275. Cfr. Doc. presentado por Tadeusz Mazowiecki.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 119 tener que dicha práctica era la causa de la mayoría de las masivas y sistemáticas violaciones de los derechos humanos y de Derecho internacional humanitario273. Ibíd. en este caso si se lo solicitara el Comité Internacional de la Cruz Roja277. párrafos 7-42. o destrucción de viviendas. párrafo 2. como su hostigamiento. abarcando toda una amalgama de métodos dirigidos a la expulsión del grupo étnico que se quería hacer desaparecer. Relator Especial. . Lo descrito en él suscitó una gran preocupación en la comunidad internacional. El Consejo de Seguridad adoptó la Resolución 776. de 14 de septiembre de 1992. discriminación. Cfr. en el Informe se reivindicaba una acción concertada inmediata275. 53..4/1992/S-1/9. S/24540. en la que autoriza la ampliación del mandato y el aumento del personal de la UNPROFOR en Bosnia-Herzegovina para poder cumplir las funciones descritas en el Informe del Secretario General de 10 de septiembre276.. 277. pero no generó reacción contundente alguna ni de la ONU ni de la Comunidad Europea ni de la CSCE. ibíd. E/CN. tortura. Este texto toma nota de lo previsto en la Resolución 770. de 13 de agosto de 1992. lugares de culto e instituciones culturales274. en la que el Consejo reconoce «que la situación en Bosnia-Herzegovina representa una amenaza para la paz y la seguridad internacionales y que el suministro de la asistencia humanitaria en Bosnia y Herzegovina constituye una parte importante de los esfuerzos 273. Vista esta situación. Informe sobre la situación de los derechos humanos en el territorio de la antigua Yugoslavia. así como la protección de los convoyes de detenidos puestos en libertad.

281. 280. en donde se recoge un artículo con el título «Delors: La intervención militar.. Amsterdam. p. ocupando al Consejo y a la UNPROFOR280. Y esto era también la impresión que sacaban los medios de comunicación de la época. Cfr. . Cfr. Fue precisamente el problema de la distribución de la ayuda humanitaria y la protección de la población lo que llevó al Consejo de Seguridad a dar un paso en la escalada del conflicto. Vid. de 9 de octubre de 1992)281. 279. Ver también el diario ABC. lo que se quería dar era un mandato más general que comprendiera una autorización a los países occidentales para que emprendieran una auténtica operación militar de envergadura mediante la aportación de fuertes contingentes nacionales. 23. exigiendo que se dote al Comité Internacional de la Cruz Roja y a otros organismos humanitarios de las competencias pertinentes para acceder sin restricciones a todos los campamentos. 21. que no se aplica obviamente a los vuelos de la UNPROFOR a la que se 278. párrafo 1. p. hay que insistir sobre el hecho de que aunque la cuestión sobre la que se centra la Resolución 770 es la distribución de la ayuda humanitaria. del 11 de agosto de 1992. al prohibir los vuelos militares sobre Bosnia-Herzegovina (Resolución 781. Nijhoff. párrafo 3. 54. En realidad. 1993. prisiones y centros de detención para ver si el trato humanitario es el adecuado279. Humanitarian Intervention and the Legitimacy of the Use of Force. La cuestión humanitaria seguía. Esta prohibición. al respecto MALANCZUK. P. No obstante esa interpretación hay que reconocer que el mismo Consejo de Seguridad se apartó de ella al elegir una vía menos intervencionista y decidir que esa misión de distribuir la ayuda humanitaria se encomendara a la propia UNPROFOR. pues. párrafo 5 del preámbulo. única forma de parar la estrategia mortal de Serbia».120 La disolución de Yugoslavia del Consejo por restablecer la paz y la seguridad internacionales»278. Cfr. error grave que causaría después miles de víctimas para al final tener que terminar en Kosovo con la intervención de la OTAN y sin autorización del Consejo de Seguridad. En él se insta a los Estados a adoptar todas las medidas necesarias para facilitar el suministro de asistencia humanitaria a Sarajevo y otras partes de Bosnia-Herzegovina.

doble rasero.. El Presidente del Consejo de Seguridad condenó la acción y señaló que desde el comienzo del control de los vuelos militares en noviembre de 1992 se habían contabilizado más de 465 violaciones de la zona de exclusión aérea establecida por la Resolución 781285.. LVI [2004]. de 17 de marzo de 1993. p. el Consejo volvió sobre esta cuestión. que bombardearon Srebrenica el 16 de marzo de 1993. Revista Española de Derecho Internacional.. que refuerza las medidas ya 282. 285.). George Bush padre. 1993 (1). Cfr. 1046-1051). a los pocos días. . otra crisis olvidada». pero nos hubiera gustado ver también por parte de esos países la utilización de la misma vara de medir siempre. MªJ. 283. impidiendo así todos los accesos de ayuda humanitaria. ¡Ay. p. Cfr. Este bombardeo colmó el vaso de la paciencia onusiana. S/25426. La situación llegó a ser crítica. Esta idea ya había sido tratada también en una reunión de los Doce en Hatfield (Reino Unido) los días 12 y 13 de septiembre. ya que el año 1992 finalizaba con un fuerte incremento de la presión serbia sobre la región de Sarajevo. pues ahora resulta que los cazadores que su uso y abuso por otros vigilan y condenan han sido también cazados (. «Darfur. demanda que volvería a plantear en enero de 1993283. 39251 y Keesing’s 39. 284. qué solicitado estás!. Keesing’s 38. lo que llevó a la Organización de la Conferencia Islámica a solicitar una intervención militar de la ONU de conformidad con el Capítulo VII de la Carta. En nuestra opinión. adoptando el 31 de marzo de 1993 la Resolución 816.. CERVELL HORTAL. La idea de establecer una zona de exclusión aérea fue dada el 2 de octubre por el Presidente de los Estados Unidos. ad ex. Doc. n. aunque Cyrus Vance y Lord David Owen vieron en ella más bien un instrumento perfecto para comprometer el proceso de paz284.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 121 encarga de velar por su cumplimiento282. Estas presiones y circunstancias no atemorizaron a los serbios. quien fue el que la solicitó al Consejo de Seguridad. 1992 (12). la solicitud de los países islámicos estaba más que justificada. sin que se propusiera a ningún organismo. fue violada sistemáticamente por los serbios. Para estos países parece que no es lo mismo que cristianos ortodoxos ataquen a musulmanes (Sarajevo) que musulmanes ataquen a cristianos (Darfur) (vid. 2. pp. 39299.

en su sesión de 8 de abril de 1993. 289. algo muy importante. tanto individualmente como en el seno de organizaciones regionales u otro tipo de acuerdos. comunicaba que el Consejo del Atlántico Norte había decidido. Doc. Al final. 3191. Press Release (93) 29. Por eso. Cfr. Lo primero por destacar es que en ella. el Consejo decide actuar en el marco de los Capítulos VII y VIII de la Carta. Sobre esta cuestión cfr. de 12 de abril de 1993. Y es que. no ya como simples mantenedores sino como artífices de la paz288. Se abría así una vía que poco a poco pondría a las fuerzas serbias en su sitio. Estados y Organizaciones regionales. Manfred Wörner. Cfr. pues la cuestión clave consistía en saber quién iba a garantizar la prohibición establecida de vuelos militares sobre Bosnia-Herzegovina. como señaló el representante francés. p. La ONU no disponía de capacidad para ello en el marco de UNPROFOR. a petición del Consejo de Seguridad. el por aquel entonces Secretario General de la OTAN. párrafo 4.122 La disolución de Yugoslavia adoptadas en este ámbito. S/PV. 288. como veremos después. por lo que todo apuntaba a una organización regional. el espacio aéreo de BosniaHerzegovina sería surcado no sólo por naves serbias sino también de la OTAN. 4. de 31 de marzo de 1993. y que la primera operación comenzaría el día 12 de abril289. y esa sólo podía ser en la práctica la OTAN286. En los primeros meses de 1993 la guerra continuaba imparable dejando tras de si ríos de refugia286. Otra cuestión importante que conviene mencionar en relación con la UNPROFOR en Bosnia-Herzegovina atañe a las denominadas «zonas de seguridad». la situación que se estaba generando requería la intervención de nuevos actores. la resolución autoriza a los Estados miembros a que en un plazo de siete días adopten. Cfr. 287. Siguiendo estas premisas la respuesta no tardó en llegar y. infra parágrafos 64 ss. . las medidas necesarias para asegurar el respeto de la prohibición de sobrevolar el espacio aéreo bosnio287. actuar en cumplimiento de la Resolución 816. 55.

291. Estos ataques causaron estragos entre la población civil291. 292. Las presiones que se venían haciendo por parte de las Naciones Unidas no parecían dar resultado. . Pero esta resolución también condena la limpieza étnica de los serbios en esa zona en sus párrafos 7 y 8. supra nota 226.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 123 dos y desplazados a los que había que dar lo que buscaban. más poco que mucho. entre ellas Srebrenica. de 16 de abril de 1993. E/CN.4/1994/3. párrafo 1. párrafo 2. y sobre el terreno la UNPROFOR hacía lo que podía. mientras que la Comunidad Europea y la CSCE resultaban desbordaddas por el conflicto. Cfr. Cfr. como ya hemos señalado. Informe periódico del Relator Especial Tadeusz Mazowiecki. 294. y exige que se distribuya la ayuda humanitaria 290. Se exige. 293. así como que cese el apoyo de la República Federativa de Yugoslavia a las unidades paramilitares serbias. además293. En el mes de marzo de 1993. llevó a la República de Bosnia-Herzegovina a presentar una demanda contra Yugoslavia (Serbia-Montenegro) ante la Corte Internacional de Justicia por violación del Convenio para la prevención y sanción del delito de genocidio290. Éste era el panorama en esos trágicos meses de febrero-marzo de 1993. de 3 de mayo de 1993. el cese inmediato de los ataques contra esa ciudad por las unidades paramilitares serbias y la retirada inmediata de las mismas de los alrededores de Srebrenica. doc. Cfr. tanto en armas. párrafo 38. ciudad en la que se habían refugiado miles de musulmanes que huían de los combates y cuya situación humanitaria era dramática. como en equipo y otros servicios de carácter militar294. unidades paramilitares serbobosnias atacaron algunas ciudades de la zona. en la que exige que todos los interesados traten a Srebrenica y sus alrededores como una zona segura al abrigo de cualquier ataque armado u otro tipo de acto hostil292. una zona segura. Cfr. Cfr. párrafo 3. situación que. Éste era el contexto que llevó al Consejo de Seguridad a adoptar la Resolución 819.

124

La disolución de Yugoslavia

sin trabas, así como que se deje a la UNPROFOR cumplir con su
misión. Un día después de su adopción, el Comandante de la
UNPROFOR, el de las fuerzas serbobosnias y el de las musulmanes bosnias firmaron un acuerdo para la desmilitarización de Srebrenica.
El 6 de mayo de 1993, el Consejo adopta la Resolución 824,
cuyo párrafo 3 amplía esas zonas seguras a Sarajevo, Tuzla, Zepa,
Gorazde y Bihac, además de Srebrenica. Ello implicaba, claro, que
cesaran los ataques armados y demás actos hostiles en dichas
zonas, y que se respetara el derecho de acceso a las mismas de la
UNPROFOR y organismos humanitarios, así como la seguridad
del personal encargado de las operaciones. El reforzamiento de la
UNPROFOR parecía inevitable, por lo que se pidió al Secretario
General la incorporación de un contingente de 50 observadores
militares con su material y apoyo logístico.
56. Esta batería de medidas se refuerza el 3 de junio con la
adopción por parte del Consejo de Seguridad de la Resolución
836, en la que después de reconocer en su extenso preámbulo «la
(...) intolerable situación imperante en la República de BosniaHerzegovina como consecuencia de las graves violaciones del
Derecho internacional humanitario»295 incluidas las zonas seguras,
destaca que la solución duradera del conflicto pasa por: un cese inmediato y total de las hostilidades; retirada de los territorios que se
ocuparon mediante la utilización de la fuerza y la «depuración
étnica»; reversión de las consecuencias de la «depuración étnica» y
reconocimiento del derecho de todos los refugiados a regresar a sus
hogares; y respeto de la soberanía, la integridad territorial y la independencia política de la República de Bosnia-Herzegovina296.
Con esos fines, se decide en el párrafo 5 del dispositivo ampliar el
mandato de la UNPROFOR para que pueda prevenir los ataques
contra las zonas seguras, vigilar el alto el fuego, promover la retira295. Párrafo 5.
296. Párrafo 16 del preámbulo.

Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado

125

da de las unidades militares o paramilitares, salvo las del Gobierno
de la República de Bosnia-Herzegovina, y ocupar algunos puntos
clave sobre el terreno. Pero además se le autoriza en el párrafo 9
para que, actuando en legítima defensa, adopte todas las medidas
necesarias, incluido el uso de la fuerza, en respuesta a los bombardeos contra las zonas seguras, en caso de que se impida deliberadamente la libertad de circulación de la UNPROFOR o de los convoyes humanitarios en dichas zonas o en sus inmediaciones. Se
decide también en el párrafo 10 que los Estados miembros, actuando con carácter nacional o por medio de organizaciones o
acuerdos regionales, puedan adoptar todas las medidas necesarias,
el empleo de la fuerza aérea en las zonas seguras si es preciso, aunque siempre bajo la autoridad del Consejo de Seguridad y en estrecha coordinación con el Secretario General y la UNPROFOR297.
Ni que decir tiene que estas últimas condiciones eliminaron
cualquier atisbo de eficacia en el uso de la fuerza aérea, ya que no
siempre había coincidencia en las apreciaciones entre el Consejo,
el Secretario General y los Estados u Organizaciones dispuestas a
llevar a cabo los ataques298; la descoordinación fue tan escandalosa que el General francés Morillon se vio obligado a denunciarlo
públicamente y a abandonar su cargo el 12 de julio de 1993.
Entre los cómodos sillones del salón de los pasos perdidos de Naciones Unidas y los militares sobre el terreno no había sólo una
distancia física, sino sobre todo mental299.
297. Estas medidas de protección aérea serían aprobadas también por el
Consejo de Cooperación Atlántico de la OTAN en su sesión de Atenas del 11
de junio de 1993.
298. A este respecto, cfr. BERMEJO GARCÍA, R., «La acción de las Naciones
Unidas ante los recientes conflictos internacionales: crisis y perspectivas», en
HERRERO DE LA FUENTE, A. (coord.), Reflexiones tras un año de crisis, Universidad de Valladolid, 1996, pp. 105-158 (pp. 122-123).
299. El portazo del General Morillon dejó a la ONU en evidencia por su
ineficacia. Pero sus sucesores no salieron mejor parados. El General belga, Francis Briquemont, fue llamado a capítulo el 4 de enero de 1994, después de tener
varios problemas con el Secretario General y su representante Yasussi Akassi,

126

La disolución de Yugoslavia

57. Estas nuevas medidas adoptadas por el Consejo de Seguridad exigían sin lugar a dudas un dispositivo importante para
asegurar la distribución de la ayuda humanitaria, pero revelaban
al mismo tiempo el drama que se estaba desarrollando en BosniaHerzegovina. Y es que, a pesar de todas ellas, la situación sobre el
terreno no iba a mejorar a lo largo del verano de 1993, como lo
señalara el mismo Secretario General de las Naciones Unidas en
una carta dirigida al Presidente del Consejo de Seguridad el 8 de
julio de 1993300. En efecto, ya durante el mes de mayo, la situación se fue complicando por dos razones. La primera, se debe a los
enfrentamientos que surgieron entre las fuerzas croatobosnias y el
Gobierno de Bosnia-Herzegovina301; la segunda, la protagonizó el
Presidente de la República Federativa de Yugoslavia, Slobodan
Milosevic, al decretar el embargo contra los serbios de Bosnia,
como un medio de presión para llevarles a firmar el plan de paz.
Esto último sólo trajo consigo que los serbobosnios declarasen su
propia independencia, creando la República de Srpska.
Todo esto evidenciaba un agravamiento de la crisis, como lo
demostró el bombardeo de las zonas seguras de Gorazde, a princisiendo reemplazado el 24 de enero de 1994 por el General británico Michael
Rose. Por otro lado, el General Cot, Comandante en jefe de la UNPROFOR,
se indignó a causa de las humillaciones padecidas por sus soldados y por el espejismo en el que vivían los funcionarios onusianos y la situación real existente sobre el terreno; así las cosas, el General Cot tampoco duró demasiado, ya
que en marzo de 1994 fue sustituido por el General francés La Presle. A este
respecto, cfr. «Chronique des faits internationaux», Revue Générale de Droit
International Public, 98 (1994), n. 2, pp. 467-468. ¿Quién y cómo, visto lo
visto, iba a poner orden en la antigua Yugoslavia?
300. Cfr. Doc. S/26066 de 8 de julio de 1993, pp. 6-7.
301. Antes, el conflicto estaba focalizado al este de Bosnia-Herzegovina
entre los serbiobosnios y los musulmanes bosnios. Después, los nuevos enfrentamientos entre croatabosnios y musulmanes se extendieron por el centro y
oeste del país, particularmente en los alrededores de la ciudad de Mostar. Así
pues, las tres grandes poblaciones de la República se enfrentan, con el fin de
tomar el máximo territorio posible antes de que sean delimitadas las zonas respectivas que se concederían a cada comunidad.

Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado

127

pios del mes de julio, por los serbobosnios, y de Sarajevo, ciudad
esta última tan brutalmente atacada que motivó que el Presidente
Izetbegovic pidiera una vez más la intervención internacional.
Pero nada llegó del cielo, salvo las bombas serbias, por lo que sólo
le quedaba hacer lo que hizo, es decir recriminar a Naciones Unidas su incapacidad para proteger las zonas seguras creadas por ella
misma302. Evidentemente, esta situación no dejaba de agravar la
cuestión humanitaria, sobre todo de refugiados, llegándose a contabilizar unos 2.280.000 refugiados y desplazados en Bosnia-Herzegovina, planteando serios problemas a los organismos humanitarios ya que los combates no les permitía distribuir la ayuda, de
ahí el recurso al lanzamiento de víveres en paracaídas303.
4. EL FRACASO DE LA UNPROFOR, LA CREACIÓN DE LA
FUERZA DE REACCIÓN RÁPIDA Y EL ACUERDO DE DAYTON
58. En las páginas precedentes, creemos haber demostrado
cómo poco a poco la situación en Bosnia y Herzegovina fue degenerando de una forma tal que o se daba un cambio de ciento
ochenta grados en las actitudes frente al conflicto o este acabaría
enterrando a todos, incluyendo la UNPROFOR, bajo el fango.
Esto último fue precisamente lo que ocurrió a pesar de la creación
del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia y de
ciertos bombardeos aéreos de la OTAN a partir de 1994, siempre
bajo la autoridad del Consejo de Seguridad y en apoyo a la
UNPROFOR304. Respecto al Tribunal Penal Internacional para la
302. Como se comprobó con el duro bombardeo de Sarajevo del 26 de
julio de 1993 (ESCUDERO ESPINOSA, Cuestiones en torno a la intervención humanitaria..., op. cit. [nota 199], pp. 154-155).
303. Cfr. COICOUD, «L’ONU et l’ex Yougoslavie...», op. cit. (nota 231), p.
103. Estas cifras coinciden básicamente con las recogidas por el Relator de la
Comisión de Derechos Humanos, T. Mazowiecki, en su Quinto Informe periódico. Cfr. E/CN.4/1994/47, 17 de noviembre de 2003, párrafo 13.
304. Sobre los ataques aéreos de la OTAN, cfr. infra parágrafos 64 ss.

128

La disolución de Yugoslavia

antigua Yugoslavia (TPIY) hay que resaltar que su causa y origen
se sitúa en las graves violaciones de los derechos humanos y del Derecho internacional humanitario ocurridas desde los orígenes de la
crisis. Y no faltaron resoluciones que condenaban sistemáticamente esas violaciones, entre ellas la escandalosa práctica de la «depuración étnica», como ya hemos visto305, que generó la creación, vía
Consejo de Seguridad, de un Tribunal para juzgar a los responsables de los crímenes de guerra cometidos en el territorio de la ex
Yugoslavia desde 1991, tal y como establece el párrafo primero de
la Resolución 808 de 22 de febrero de 1993. Con este órgano judicial, el Consejo intenta poner fin a esos crímenes, hacer comparecer ante la justicia a los responsables y contribuir al restablecimiento y mantenimiento de la paz. Posteriormente, el 25 de mayo
de 1993, el mismo Consejo, actuando en virtud del Capítulo VII
de la Carta, aprueba la Resolución 827, con el Estatuto del Tribunal306 que había sido elaborado por el Secretario General307.
El Tribunal, que se constituyó el 17 de noviembre de 1993, representa un hito importante para la época, a pesar de que recibiera ciertas críticas por ser un Tribunal ad hoc y crearse por medio
305. Resoluciones que ya hemos citado, como la 764, de 13 de julio de
1992, 771, de 13 de agosto de 1992, y la 779 y 780 de 6 de octubre del mismo año. En todas ellas se condena las violaciones del Derecho internacional
humanitario, y en estas tres últimas se condena además la depuración étnica.
306. Esta resolución ha sido publicada en el BOE de 24 de noviembre de
1993, pp. 33001 ss.
307. A este respecto, cfr. Doc. S/25704 y Add. 1, de 3 de mayo de 1993.
El Tribunal ha sido instituido para juzgar los crímenes de guerra y los crímenes
contra la humanidad. Vid. ad ex., MERON, T., «The Case for War Crimes Trials
in Yugoslavia», Foreign Affairs, 1993, n. 3. Ver también CASTILLO, M., «La
compétence du Tribunal pénal pour la Yougoslavie», Revue Genérale de Droit
International Public (1994), n. 1, pp. 61-67; y PELLET, A., «Le Tribunal criminel international pour Yougoslavie. Poudre aux yeux ou avancée décisive?»,
Revue Générale de Droit International Public, 98 (1994), n. 1, pp. 7-60. Para un
estudio sobre las ventajas y problemas que plantean las diversas jurisdicciones
internacionales, cfr. La juridictionnalisation du droit international, Société française pour le droit international, Colloque de Lille, Pedone, París, 2003.

a la Comunidad Europea. lo mismo que a la CSCE. en el cual pasaría a la historia con más pena que gloria. No obstante. todas estas Organizaciones fallaron y también la misma opinión pública.1. matando a 68 perso- . el japonés Yasusi Akassi. Precisamente. 4. El fracaso de la UNPROFOR 59. mientras que otros. hay que reconocer que su funcionamiento ha sido eficaz. que estaba cerca del conflicto. tan rápida en algunos casos para denunciar abusos en países occidentales y tan comprensiva cuando se trata de condenar regímenes dictatoriales como el de Milosevic. constituyendo su jurisprudencia una cita obligada. tuvo lugar un ataque de morteros sobre el mercado central de la ciudad de Sarajevo. Así. sin que el Representante Especial del Secretario General. como Milosevic. Y es que este Tribunal ha desempeñado un papel importante en el ámbito de la aplicación e interpretación del Derecho internacional humanitario. la mayoría de ellos ya condenados. acusado de genocidio. por oposición al Tribunal Penal Internacional para Ruanda. Claro que ese reproche se puede hacer también a las Naciones Unidas. Y es que el fracaso de la UNPROFOR vino sobre todo por su condescendencia cuando los contendientes no respetaban las advertencias que se les hacía. en nuestra opinión. por no defender con ahínco y contundencia las zonas consideradas como seguras. Por él han pasado ya varios de los acusados de esos crímenes (serbios. suscitara muchas esperanzas. no por vía de un Tratado. Difícilmente podría considerarse un éxito el papel desempeñado por la UNPROFOR en Yugoslavia cuando no pudo ni supo evitar tantas y tales violaciones de los derechos humanos y del Derecho internacional humanitario. como ha sido el caso de la Corte Penal Internacional creada sobre la base del Estatuto de Roma de julio de 1998. Pues sí. croatas y musulmanes). el conflicto se prolongaba y no se veían rayos la luz de una eventual solución. pocos días después de ser el elegido para ese cargo. se suicidó (2006) antes de que su caso fuera sentenciado.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 129 de una resolución del Consejo de Seguridad.

4/1995/4. cfr. H. la guerra rugía en Bosnia-Herzegovina y así lo demuestra el ataque. De estos acuerdos se hace eco la Resolución 908 del Consejo de Seguridad.. de 10 de junio de 1994. Para más detalles. en su Séptimo Informe Periódico. 1. los serbios detenían en represalia a 15 miembros canadienses de la UNPROFOR y un poco más tarde a 130 miembros del personal de Naciones Unidas. la no ejecución de bombardeos ya programados por la OTAN. De estos ataques sobre Gorazde. n.130 La disolución de Yugoslavia nas e hiriendo a otras 200308. E/CN. Ante la imposibilidad de la UNPROFOR de lograr un alto el fuego. Esta acción quedó sin respuesta al decidir finalmente el Consejo de Seguridad. que culminaría el 13 de marzo en una federación croatobosnia y una confederación entre Croacia y esa federación309. trajeron 308. 309. No obstante. «Bosnie: la guerre sans fin». 39870. ésta respondió bombardeando las posiciones serbobosnias los días 10 y 11 de abril. Keesing’s 40. a finales de marzo de 1994. Este ataque tuvo lugar el 5 de febrero de 1994. STARK. 205-216 (p. se solicitó apoyo aéreo a la OTAN310. pp. p. considerándolo como un paso positivo para el logro de arreglo general. en cuyo párrafo quinto del preámbulo el Consejo acoge con beneplácito el acuerdo de alto el fuego y el acuerdo político. de 22 de abril de 1994311. 1995. Lo único positivo ocurrido en la zona por esas fechas tiene que ver con el progreso en las negociaciones celebradas entre el Gobierno de Bosnia-Herzegovina y los croatobosnios. 207). por las fuerzas serbobosnias a la zona de seguridad de Gorazde. así como por no negociar de buena fe ni . Doc. se ocuparía también el Relator Especial Tadeusz Mazowiecki. produciéndose un número importante de víctimas civiles. Las zonas declaradas seguras por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no fueron en realidad tan seguras. Cfr. Politique Étrangère. 310. el 20 de febrero de 1994. de las que emanó la firma de un acuerdo de alto el fuego el 23 de febrero de 1994. La amenazas de la OTAN de llevar a cabo nuevos bombardeos y la adopción por parte del Consejo de Seguridad de la Resolución 913. Cfr. mientras que sobre el terreno. 311. En esta resolución se condenan enérgicamente los ataques serbobosnios en la zona segura de Gorazde. de 31 de marzo de 1994. 1994 (2).

aunque también asistían el Comisario de Relaciones Exteriores de la Unión Europea. y que era puramente europea. de modo que dejen de constituir una amenaza a la situación de Gorazde como zona segura (párrafo 3). y los dos copresidentes de la Conferencia Internacional para Yugoslavia. siendo sustituido el primero de ellos en mayo de 1993 por Stoltemberg. 60. . así como la retirada de las fuerzas serbobosnias y sus armas a una distancia convenida por la UNPROFOR. el Reino Unido y Rusia: nace así el que se denominaría el «Grupo de Contacto»313. ¿Luz al fondo de un larguísimo túnel o espejismo? Desde el plano estrictamente político hacía ya tiempo que se venían estableciendo unas estructuras de negociación para solucionar la crisis. además. al mismo tiempo que aceptaban el despliegue de un batallón de la UNPROFOR alrededor de Gorazde312. que quedó configurada el 25 de abril de 1994 y sería el paso previo a la reunión de una cumbre sobre Bosnia-Herzegovina en la que participarían Alemania.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 131 consigo el 23 de abril un acuerdo entre la UNPROFOR y las fuerzas serbobosnias en el que estas se comprometían a respetar el alto el fuego. bajo los dobles auspicios de la CE y de Naciones Unidas. Francia. sin que esto tuviera resultados positivos. Esta Conferencia estuvo copresidida por Cyrus Vance y M. El «Grupo de Contacto» parecía pues como un mini-Consejo de Seguridad. 312. Exige. un acuerdo de cese el fuego en Gorazde y en todo el territorio de Bosnia-Herzegovina. presidida por Lord Carrington. 313. Posteriormente. cumplir los compromisos adquiridos. El contenido de este acuerdo parece acorde con lo previsto en la precitada Resolución 913. Ya sabemos que el 27 de agosto de 1991 se instituyó la Conferencia de Londres. Rusia y la Unión Europea. demostrando así un cierto declive de la Comunidad para solventar la crisis. en el párrafo 1 del dispositivo. la ONU. Francia y Rusia proponen una Conferencia a cuatro bandas: Estados Unidos. Owen Vance. en pleno asedio de la zona segura de Gorazde. esta Conferencia fue reemplazada el 3 de septiembre de 1992 por la Conferencia de Ginebra. los Estados Unidos. Después.

sin embargo. y ¿por qué?: porque el representante del Secretario General. la ONU no parecía demasiado preocupada.. «Chronique des faits internationaux». en general. y demuestran que a pesar de los crímenes que se estaban cometiendo en esa contienda. sin éxito. en particular su Secretario General. es decir no se lleva a la práctica. por pertenecer pese a contar con considerable presencia en la UNPROFOR. negocia con los serbios el paso de sus carros de combate sin informar de ello al Gobierno de Bosnia y bajo la mirada atónita de las mismas fuerzas de la UNPROFOR (. Ejemplos de este tipo no faltan. que defendían una línea más dura. Es más. como la «depuración étnica». cfr. A las divergencias entre el Secretario General de Naciones Unidas y los Generales de la UNPROFOR. Yasussi Akassi. Revue Générale de Droit International Public. objetivos implicaba en realidad apoyar indirectamente a los serbios. se añadió la ambigua posición de Rusia. Y de esta posición no estuvo muy lejos el propio Secretario General. Un ejemplo de esta situación lo tenemos en los hechos siguientes: el 5 de agosto de 1994. A este respecto. quien utilizó a la UNPROFOR y a la OTAN en momentos oportunos para su política cuando los serbios se salían de sus casillas.)314. lo que para algunos intérpretes.132 La disolución de Yugoslavia sobre el que tanto se habló y respecto del que España luchó. 958. no 314. después de los bombardeos se constata que la retirada de esas armas es ficticia.. En estas circunstancias. . p. pero al mismo tiempo impedía su humillación militar. 4. 98 (1994). país que en general se mostraba muy reticente a emplear contra Belgrado severidades de ningún tipo y que se inquietaba sobremanera cada vez que la OTAN recurría a los ataques aéreos. n. Rusia siempre dio prioridad a la ONU sobre cualquier otra alternativa. aviones de la OTAN tuvieron que intervenir para neutralizar el fuego de determinadas piezas de artillería pesada que habían sido sustraídas a la UNPROFOR en vergonzosas condiciones y estacionadas en una zona de exclusión de veinte kilómetros.

la relativa calma que se vive en los inicios del verano de 1994. Si el plan era aceptado por las partes. y por todo el «Grupo de Contacto» también. y que los Estados Unidos. entren cada vez más en acción. visto lo visto. 316. mientras que los serbios guardaron silencio. La aplicación del plan obligaba a los serbios a devolver alrededor de un 20% del territorio que había sido ocupado y a desplazar unas 400. 318. Ibíd. El plan fue bien aceptado por Estados Unidos viendo en él una garantía para la integridad territorial del país. lo que traería consigo una oposición. mostrando a todo aquel con ojos para ver la extrema debilidad de la Unión en el ámbito de su recién estrenada Política Exterior y de Seguridad ¡Común! Por otro lado. todavía encubierta pero importante. lo que implicaba el rechazo318. que no pararía hasta la Guerra de Kosovo. entre los Estados Unidos y Rusia en torno al conflicto315.000 personas. musulmanes y serbios. que preveía la cantonalización de Bosnia-Herzegovina entre croatas. que lo propuso en forma de ultimátum a los contendientes el 5 de julio317. pero manteniendo un marco ins- . permite un respiro a la diplomacia. 317. El negociador ruso en el «Grupo de Contacto». y el 18 la federación croatomusulmana lo aceptó. se levantaría el bloqueo establecido el 27 de abril de 1993.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 133 debe resultar extraño constatar que se pida en el seno del Congreso de los Estados Unidos el levantamiento del embargo de armas instaurado por la Resolución 713. El plazo previsto para que las partes dieran o no su aprobación expiraba el 19 de julio. había presentado un plan par resolver el conflicto en Bosnia-Herzegovina que preveía una Unión en esa República en la que el 49% del territorio sería para los serbios y el 51% restante para la ya mencionada federación croato-musulmana. Kozyrev. el referén315. mientras que el papel de la ya Unión Europea se eclipsaba por su incapacidad para deterner el expansionismo serbio316. el conflicto de Bosnia y Herzegovina empieza a situarse en un contexto de confrontación Este-Oeste. Los serbios de Bosnia ya habían rechazado anteriormente el plan Vance-Owen (mayo de 1993). Desde esta perspectiva.

de 17 de abril de 1993. en un afán de salvar a la antigua Yugoslavia. Sin embargo. exigiendo que se ponga fin de inmediato a esa práctica321. tal como el artículo primero común a los cuatro Convenios de Ginebra manifiesta. todos estos planes chocaban con la realidad sobre el terreno. Pero si algo podía esperarse a estas alturas del conflicto no era la pusilanimidad manifiesta tan del gusto de algunos. adoptando el 23 de septiembre de 1993 la Resolución 941. 320. Por lo tanto. Srebrenica y Tuzla. todas ellas zonas seguras. o con el fin de impedir que se distribuyera la ayuda humanitaria. Bijeljina y otras zonas de la República de Bosnia-Herzegovina que se encuentran en su poder». 321. de 27 de agosto de 1991. Ya ocurrió esto con el Plan Carrington.134 La disolución de Yugoslavia dum que tuvo lugar a finales de agosto de 1993. como ocurrió en Gorazde. la resolución también recoge las dificultades que siguen teniendo la UNPROFOR y los organismos humanitarios para acceder a esas zonas. El Consejo sigue con la letanía de condenar la práctica de «depuración étnica» que aplican las fuerzas serbias de Bosnia. Cfr. sino la adopción de medidas decisivas para hacer respetar el Derecho internacional humanitario. párrafo 2 del dispositivo. en la que declara estar «profundamente preocupado por la campaña persistente y sistemática de terror perpetrado por fuerzas serbias de Bosnia en Banja Luka. recogía la independencia de las distintas Repúblicas yugoslavas en el seno de una Unión que dispusiera de personalidad jurídica internacional. Para el Informe del Secretario General. 319. que fija un ultimátum a los serbios para su aceptación. confirmó el rechazo al plan en un 95% de los votos. S/1994/265. Párrafo 4. ya que representa una violación patente del Derecho internacional humanitario320. En este contexto. Cfr. el Consejo de Seguridad vuelve a ocuparse del problema. A este plan se refiere la Resolución 820 del Consejo de Seguridad. disposición que obliga no sólo titucional único. . que. Doc. cuya terrible situación es descrita en el Informe del Secretario General319. todo esto ocurría a la vez que se producían ataques sobre Sarajevo. cfr. párrafo 4 del preámbulo.

Algo similar ocurrió con Sarajevo.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 135 a todos los Estados. apoyados por los serbocroatas de Krajina responden en noviembre bombardeando el enclave de Bihac a pesar de ser zona de exclusión aérea. Este espíritu de pesimismo es palpable en la Resolución 958 del Consejo de Seguridad. con un incremento de las divergencias entre Naciones Unidas y la OTAN como telón de fondo. 40286. y «Chronique des faits internationaux». . rayando con Croacia. Pero aquí los combates comienzan el 6 de octubre de 1994. ahora toca el turno a Bihac. a su vez los serbobosnios. 61. Tuzla. a causa de la incapacidad de la UNPROFOR para influir en la evolución del conflicto. 1994 (11). p. Keesing’s 40. Revue Générale de Droit International Public. Y es que todo parece indicar que las denominadas «zonas seguras» van una tras otra siendo objeto de grandes combates: si antes eran Srebrenica. de 19 de noviembre de 1994. 1. Prueba de ello es que el conflicto se centra a partir de octubre de 1994 en la «zona segura» de Bihac. desacreditaban al Consejo de Seguridad. Zepa. y apareciendo cada vez más como rehén de los serbios323. conquistando unos 250 km2 de territorio poblado de unos 200. p. 99 (1995). condenando siempre los mismos hechos. incluso de naturaleza imperativa.000 musulmanes322. Gorazde o el mismo Sarajevo. 323. sino también al Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas. en el Noroeste de Bosnia. cada vez estaba más claro que la pléyade de resoluciones reiterativas. Esta situación planteó serios problemas en los diversos foros de debate sobre la antigua Yugoslavia. zona desmilitarizada cerca de Sarajevo y desde la que los serbios bombardeaban la ciudad. por ser una norma del Derecho internacional general. El Estado que más se aleja de las posiciones defendidas en algunos casos por el Secretario Ge322. Desde esta perspectiva. Mientras esto ocurría en Bihac. 100. no a iniciativa de los serbios sino de las fuerzas musulmanas ayudadas por las unidades de defensa croatas. Cfr. n. las fuerzas musulmanas contraatacaban en el monte Giman.

136 La disolución de Yugoslavia neral y. 326. 1994 (12). en su Informe de 1 de diciembre de 1994325. la evolución del conflicto y la actuación de las Naciones Unidas en él llevó a los Estados Unidos a considerar la necesidad de que se levantara el embargo. como ya hemos apuntado. Párrafo 45. en otros. S/1994/1389. convenciendo a los serbobosnios para acordar un alto el fuego. Y es que. Cfr. 324. Afirmaba. Cfr. reconociera que la UNPROFOR no estaba capacitada para hacer frente a los ataques. n. Abdic. 99 (1995). En la zona de Bihac. Keesing’s 40. que se llevó a cabo el 23 de diciembre de 1994 y entró en vigor el 31 del mismo mes327. 1994 (11). Keesing’s 40. Cfr. Revue Générale de Droit International Public. considerando además que el apoyo aéreo era inapropiado326. 325. excepto en Bihac328. p. pensaban que si la UNPROFOR no podía cumplir con su mandato. que empieza a pensar una nueva estrategia. para que Bosnia-Herzegovina pudiera ejercer su derecho de legítima defensa. 327. p. fuerzas serbocroatas y los rebeldes musulmanes de F. lo cual le impedía cumplir con su mandato. por China y sobre todo Rusia. El caos dominante llegó a que el Secretario General. 40327. las fuerzas musulmanas estaban cercadas por una coalición de fuerzas que comprendía fuerzas serbobosnias. Este acuerdo trajo consigo una cierta calma en la zona durante los primeros meses de 1995. que el uso de la fuerza al que muy a menudo tenía que recurrir la UNPROFOR la convertía en una parte más del conflicto. Cfr. que luchaban pues contra las fuerzas musulmanas bosnias. es Estados Unidos. La visita de Jimmy Carter a la zona haría el resto. . Doc. fechas en las que la UNPROFOR solicitó en varias ocasiones que los aviones de la OTAN les sacaran de apuros324. 418. p. 328. No obstante. 40287. y esto se vio claramente en noviembre de 1994. 2. adoptando como primera medida en esta dirección la de no participar en el control del embargo de armas. decisión que adoptaron el 11 de noviembre de 1994. asimismo. «Chronique des faits internationaux». lo mejor era su retirada. Dicho de otra forma.

Cfr. pues. siguiendo vigentes todas las resoluciones anteriores en torno a la misma332. avalada por el Secretario General en su Informe de 22 de marzo de 1995333. . pero decide prorrogar el mandato de la UNPROFOR hasta el 30 de noviembre de 1995. párrafo 8 del preámbulo. Por un lado celebra los acuerdos entre todas las partes de Bosnia sobre el cese el fuego de 23 de diciembre de 1994331. Doc. como su nombre indica. 333.. desempeña una función esencial para prevenir y contener las hostilidades. dando por terminado el mandato de la UNPROFOR creó. comenzaban a enseñar los dientes. la ONURC329 durante un período que terminará el 30 de noviembre de 1995330. 330. 1. creando de este modo las condiciones necesarias para alcanzar un acuerdo político. de un análisis pesimista a un cierto optimismo. 331. párrafo 2 del dispositivo. hay mas de lo primero que de lo segundo. es más compleja. Cfr. restablecer la confianza en la zona.»334. «de que la UNPROFOR. 334. como la ofensiva sobre Tuzla demostró. aunque ya no siempre a iniciativa serbia. – La Resolución 982. Párrafo 2. supra parágrafo 49. Se pasa. S/1995/222 y Corr. 332. a la luz de la situación que se estaba desarrollando sobre el terreno?. pues las fuerzas gubernamentales bosnias. Cfr. en nuestra opinión. Nace así una nueva Fuerza con un mandato distinto que pretende. sobre Bosnia-Herzegovina. Cfr. 329. párrafo 12 del preámbulo. Y es que ahora el Consejo parte de la premisa. básicamente.. Ésta era la situación sobre el terreno cuando el Consejo de Seguridad adopta tres resoluciones el mismo día 31 de marzo de 1995: – La Resolución 981 atañe a Croacia.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 137 los combates se reanudaron con la llegada de la primavera. pensando que a pesar de todo sigue siendo útil para alcanzar la paz ¿Utopía o Realidad. Cfr. como hemos visto.

de 30 de mayo de 1995) en el que señalaba que había que adaptar la UNPROFOR . haciendo aquí los serbios 167 prisioneros337. Boutros-Ghali. se iban a reiniciar de forma intensa en abril y mayo de 1995. 21-22 de mayo de 1995. 4. El entonces Secretario General. Los combates. Resolución 987. la Resolución 983 se adoptó en relación con la ex-República Yugoslava de Macedonia y. sin embargo. lo que se llevó a cabo los días 25 y 26 de mayo. la UNPROFOR por la UNPREDEP335. 336. bombardeando los serbios la ciudad con armas pesadas. la OTAN pidiera a Naciones Unidas que aclarara de una vez por todas su política de recurso a la fuerza. Cfr. La situación es tan crítica que se empieza a barajar la posibilidad de retirar la UNPROFOR y sustituirla por una fuerza multinacional338. supra parágrafo 50. como vimos. S/1995/444. como se hizo con Croacia.2. en la que se muestra gravemente preocupado por los ataques a la UNPROFOR. La comunicación entre la UNPROFOR y la OTAN no estaba exenta de problemas. debido a la ambigüedad y a la incertidumbre de la UNPROFOR. adoptó un Informe (Doc. estando dispuestos a utilizarlos como escudos humanos. 337. 335. Esto trajo consigo que el 19 de mayo de 1995.138 La disolución de Yugoslavia – Por último. La creación de la Fuerza de Reacción Rápida 62. Le Monde. sustituye. Pero los serbobosnios respondieron haciendo prisioneros cerca de 300 miembros de la UNPROFOR. que buscaba en algunos casos impedir los bombardeos de la OTAN que teóricamente estaban destinados a protegerles. algo similar ocurrió en Tuzla. de 9 de abril336. que no demostró un gran «savoir faire» en esta crisis. Cfr. El comandante de la UNPROFOR acudió a la OTAN para que bombardeara las posiciones serbias. 338. lo que propicia una nueva resolución del Consejo de Seguridad. el 24 de mayo se desarrollan intensos combates en torno a Sarajevo. como se pudo comprobar en este caso. No obstante estas advertencias.

a las realidades políticas y operativas que se vivían en la zona (párrafo 69). el Secretario General se debate entre el querer ser. M. (. quien refiriéndose al papel que había desempeñado en el conflicto. 831 ss. . Es decir. Su misión sería asistir a las fuerzas de la ONU cuando estas se encontraran en situación de peligro. Por otro lado. cfr. para no asumir las consecuencias. Cfr. Ni se mostraba partidario de mantener el actual mandato de la UNPROFOR (párrafo 75) ni de cambiarlo para reforzar su papel y poder recurrir más fácilmente al uso de la fuerza (párrafo 77). 3).. 339. facilitar su libertad de movimiento y apoyarlas en cualquier redespliegue. es decir. S/1995/470 y Add.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 139 En este estado de crisis. «Les zones de sécurité». En realidad. reconoce la incapacidad de las Naciones Unidas para resolver la crisis. pero sin llegar a serlo. 1. ha sido un probre sustituto de un remedio auténtico a nuestra persecución a manos de un agresor implacable. exigido nuestros derechos plenos y pedido a las Potencias mundiales que afrontaran sus claras responsabilidades ante la agresión y el genocidio finalmente habríamos forzado un auténtico remedio» (Doc. se muestra contrario a la retirada porque esto implicaba abandonar al pueblo bosnio y. p. nada nuevo bajo el sol. estaba ya más que asumida hasta por el propio Ministro de Asuntos Exteriores de Bosnia y Herzegovina. S/PV. A este respecto.) Quizás si hubiésemos rechazado esas medidas poco eficaces. por otro. la desconfianza en la UNPROFOR y en Naciones Unidas en general. por tanto bajo mando de Naciones Unidas. La FRR no se configura como fuerza autónoma. 340. Este regalo del cielo es notificado el 9 de junio en una carta dirigida por el Secretario General al Consejo de Seguridad339.. 3542. sino que forma parte de la UNPROFOR. Revue Générale de Droit Internacional Public. configurándose así la denominada Fuerza de Reacción Rápida (FRR).. seguramente. en este Informe lo que se vislumbra es la falta de ideas claras ya que por un lado. Craso error. pp. lo que comunican al Secretario General. Francia y los Países Bajos) declaran estar dispuestos a proporcionar refuerzos militares para la UNPROFOR con el fin de reducir su vulnerabilidad. Doc. pues la Operación de Naciones Unidas en la zona no generaba ya ninguna confianza entre las partes340. en conjunto. TORRELLI. llegó a decir: «Fundamentalmente un alivio sintomático y. tres Estados europeos (Alemania. 1995.

343. entre tres actitudes contradictoria: Ver en la UNPROFOR una fuerza clásica de mantenimiento de la paz. cit. de los contendientes. debido a las divergencias existentes entre sus miembros. Défense Nationale. de los cuales unos 30 fueron 341. ya que al mismo tiempo que parece dar prioridad al aspecto militar de la UNPROFOR. El texto no habla de «fuerza de reacción rápida».. mars 1993. TORRELLI. cercando al contingente neerlandés. en cuyo párrafo 9 se habla del «establecimiento de una “capacidad de reacción rápida” para que las fuerzas de Paz341 de las Naciones Unidas/ UNPROFOR puedan cumplir su mandato». «Les missions humanitaires de l’armée française». Y es que el Consejo se ha movido constantemente. se ha pasado a ver a la UNPROFOR como una especie de «armée du salut» au «salut par l’armée»343. es esta situación la que se recoge en la Resolución 998. 3. 65-78 (particularmente pp. lo cierto es que uno no entiende a qué está jugando el Consejo de Seguridad. op. al decidir reforzarla. considerarla como fuerza de apoyo para la distribución humanitaria en otros casos. «Les zones de sécurité». en el párrafo 10 se decide autorizar un aumento de la UNPROFOR de 12. 63. Prueba de todo esto es que la creación de la FRR no atemorizó a los serbobosnios. Cfr. 837. p.140 La disolución de Yugoslavia Sin embargo. n. cambiantes con la evolución de la situación sobre el terreno. 68 ss). Por otro lado. M. cfr. M. pp. pone de relieve en el párrafo 2 «que no puede haber una solución militar del conflicto». 342. Calificada como una resolución de una «imprecisión total»342. de 16 de junio de 1995 del Consejo de Seguridad. A este respecto. (nota 340).500 soldados adicionales. y como una fuerza de imposición de la paz capaz de llevar a cabo intervenciones militares disuasorias. ¿El resultado?: someter a las Fuerzas de Naciones Unidas a los caprichos. . TORRELI. sino de «capacidad de reacción rápida». En esta tesitura.. que lanzaron el 6 de julio una ofensiva en toda regla contra la zona de seguridad de Srebrenica.

«Les zones de sécurité». n. si no. Sin embargo. Revue Générale de Droit International Public. 345. Así cayó Srebrenica el mismo 11 de julio de 1995345. el General se instalara en la zona. el Consejo de Seguridad celebra el funeral de la caída adoptando la Resolución 1004. Para más detalles sobre estos aspectos. Un día más tarde de la caída de Srebrenica. 4.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 141 hechos prisioneros. cosa que llevó a cabo sin comunicarlo ni a París ni a la ONU. a pesar del mensaje que lanzó el General Morillon en marzo de 1993. ya que. de que si caía. valientemente. op. ver todos estos hechos detallados en «Chronique de faits internationaux». sería un crimen contra la humanidad346. cfr. pp. cuando Francia se obstina y propone enviar mil soldados de refuerzo a Gorazde. y que ponga en libertad ilesos. (nota 340). 346.. incluyendo Sarajevo». TORRELLI. hay que esperar y tomar conciencia de que otros enclaves también caerían. exige que se retiren las fuerzas serbobosnias de Srebrenica. un segundo raid que estaba previsto se suspendió a causa de las amenazas que los serbios lanzaron contra los soldados de la UNPROFOR. pues necesitaba helicópteros de transporte estadounidenses que serían rechazados. y el mismo Presidente galo hizo saber públicamente «que está dispuesta a utilizar todos sus medios para restablecer la zona de seguridad de Srebrenica. en la que. M. Francia apela a la solidaridad internacional. 344. al mismo tiempo que denuncia «l’impuissance congénitale des Nations Unies». pero se queda sola. Sin embargo. que se respete el estatuto de dicha zona. inmediata e incondicionalmente a todos los miembros de la misma. A este respecto. 1004-1006. 99 (1995). La caída de Srebrenica causó una gran conmoción en Francia. cit. . La caída no impidió sin embargo que. 537-538. que se respete la seguridad de los miembros de la UNPROFOR. La situación era tan crítica que la OTAN tuvo que recurrir a ataques aéreos para intentar proteger al contingente de la UNPROFOR y evitar que la zona cayera en manos serbias. no puede llevar a cabo esta operación. En estos bombardeos participaron aviones neerlandeses el 11 de julio. pp. después de condenar la ofensiva y los ataques contra la UNPROFOR. mientras que otros 400 negociaban la salida del enclave con unos millares de civiles344.

Doc. ya que defendía la posibilidad de dar respuestas contundentes en el caso de ataques a estas zonas. 348. también esto fue objeto de interpretaciones divergentes. ya que esta no ha ido a Bosnia a imponer la paz o a hacer la guerra. el sueco Karl Bildt por la Unión Europea y el noruego Thorvald Stoltenberg por la ONU. Para un análisis detallado de todos estos acontecimientos. Radovan Karadzic. mientras que los franceses sostienen que 347. era otra. acusado por crímenes de guerra. que caería el 25 de julio y al mismo tiempo un ultimátum a las fuerzas gubernamentales bosnias para que evacúen Gorazde348. Además. los miembros de la OTAN. No obstante.142 La disolución de Yugoslavia Tras la caída de Srebrenica. S/1995/755. los serbobosnios lanzan otra ofensiva sobre Zepa347. aunque sólo esta última. a los que se unen el Secretario General de la ONU. así como los representantes militares de la UNPROFOR. y es que para los británicos. ya que condena los ataques contra Srebrenica. 350. todos los países con fuerzas en la UNPROFOR y un representante de la Comisión Europea. En esta ofensiva perecen a causa de los ataques dos oficiales franceses de la UNPROFOR. cfr. desencadenaría una respuesta contundente351. Gran Bretaña y Rusia. en nuestra opinión la correcta. y la declaración final es ambigua. en el que se encuentra el Informe del Secretario General adoptado en cumplimiento de la Resolución 1010 del Consejo de Seguridad. esta es la zona que suscita mayor interés. Zepa. advirtió públicamente contra cualquier tentativa de intervención extranjera para defender dicho enclave. 349. una especie de línea roja a partir de la cual se podrían decidir ataques aéreos. Por ejemplo. se señala. las divergencias entre los Estados participantes son importantes350. Para Gorazde se decidió además una zona de exclusión (Killzone). John Major declara al abrir la Conferencia que no hay que interpretar mal el papel de la UNPROFOR. tiene lugar el 21 de julio de 1995 la Conferencia de Londres sobre Bosnia349 en la que se discute la cuestión de las zonas seguras. La perspectiva francesa. Alemania. Bihac y Gorazde. los Estados Unidos. No obstante. sino a ayudar en los esfuerzos humanitarios y a mantener la paz allí donde se haga. los dos mediadores internacionales. . 351. En este clima de confrontación. En la que participan los países del Grupo de Contacto sobre Bosnia. el de la OTAN. hoy buscado por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia. Francia.

torturados o mujeres violadas. pp. «no podía seguir participando en este simulacro de protección de los derechos humanos»355. por su parte. 354. afirmó el político y diplomático polaco. Política Exterior.4/1996/9. 99 (1995). Javier Solana. Si a esto añadimos la declaración del Comandante de la UNPROFOR. n. mientras que otros pretenden ir siempre derechos cuando en realidad van torcidos. p. 1995. es el de iniciar un proceso que acabe convirtiendo a las fuerzas de Naciones Unidas en beligerantes. al explicar las razones para no intentar dar una solución militar al conflicto. y esto no sería deseable para . Cfr. quien afirmó el 28 de julio «que las resoluciones del Consejo de Seguridad no han confiado nunca a las fuerzas de las Naciones Unidas defender las zonas de seguridad»352. Tadeusz Mazowiecki. los Estados Unidos no estaban dispuestos a poner a disposición tropas sobre el terreno. E/CN. 1006. el Relator Especial de la Comisión de Derechos Humanos. en tales condiciones. En este contexto de falta de horizontes. presentó su dimisión el 27 de julio353. Cfr. es fácil comprender el caos político. Anexo I. También reprocha a las grandes potencias su falta de coraje ante lo que considera una situación que pone en peligro la estabilidad del orden internacional y los principios básicos de la civilización. Revue Générale de Droit International Public. «Bosnia: ¿drama de los Balcanes?». 4. figurando entre los motivos invocados el que Naciones Unidas hubiese tolerado la caída de Srebrenica y Zepa. 48). La falta de ideas. así como la situación trágica en la que se encontraba la población de las zonas seguras354. 352. T. n. Por aquel entonces no se vieron manifestaciones en defensa de los perseguidos. Ver la carta de dimisión dirigida al Presidente de la Comisión de Derechos Humanos en Doc. jurídico y humano que estaba generando la crisis. el mismo día en que dimitía Mazowiecki. 47-55 (p. 47. «Chronique des faits internationaux». de coraje y de entusiasmo por el respeto de los derechos humanos se refleja también en la intervención del por aquel entonces Ministro español de Asuntos Exteriores en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso.. 355. 353. algo que hubiera cambiado considerablemente la situación. sin duda.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 143 es sólo una entre las demás y todas deben beneficiarse de la protección de la FRR y de la OTAN. de 22 de agosto de 1995. Nuestro Ministro apuntó los elementos siguientes: «El primero de ellos. MAZOWIECKI. Se dice que Dios escribe a veces derecho con renglón torcido.

. Otro elemento que también va en esta dirección consiste en flexibilizar el mecanismo de toma de decisiones para intervenir militarmente.C. pérdida de vidas humanas (. tanto por el Secretario General como por el Consejo de Seguridad. según el Gobierno de Washinton. Finalmente existe el riesgo de que la situación humanitaria de miles de bosnios empeore.G. 584. Los Estados Unidos empiezan a tomar las riendas de la contienda por intermedio de la OTAN 64. p. El mensaje sostenido hasta la saciedad. que consistía en que para poder responder a una demanda de intervención de la UNPROFOR era necesario el acuerdo del Secretario General de la ONU y el de la OTAN356. Y es que desde hacía tiempo se venía denunciando el sistema llamado de «doble llave» o de «doble mando». a causa de los ataques serbios sobre Gorazde y Sarajevo. A partir de entonces..144 La disolución de Yugoslavia 4. también puede tener consecuencias» (B. lógicamente. En tercer lugar... instituido en 1993. ello va generar una mayor dosis de confianza en los bosnios y croatas que poco a poco pasarían a tomar determinadas iniciativas. La segunda consecuencia es el que pudieran reducirse las posibilidades de un arreglo pacífico (. como tampoco sería justo para algunos países que han aportado sus tropas para una misión de paz y no para luchar en una guerra. están los riesgos y las dificultades militares en sentido estricto. La Naciones Unidas ni entiendo que sería razonable desde el punto de vista militar. el Representante especial del Secretario Gene- . Estados Unidos.O. Congreso. conjugando la diplomacia y el recurso a medios militares creíbles. Una escalada militar puede suponer rehenes y puede suponer. 356. En realidad. de que no había una solución militar es. erróneo. y ello.. 16721). ACNUR y las organizaciones no gubernamentales verían aún más dificultada su labor. n. V Leg. Esta situación resultaba tan ilógica y poco comprensible para muchos Estados y buena parte de la opinión pública internacional. se declaró dispuesto a involucrarse más en el conflicto. Comisiones. y es uno de ellos.).3. el sistema de la «doble llave» ya fue en parte modificado durante la primavera de 1994.. sin duda alguna. que poco a poco se empezaron a ver atisbos de cambio.). UNPROFOR.

Por su parte. X. que puede desencadenar apreciaciones diferentes de la situación sobre el terreno. Para este autor no cabe duda de que este sistema que defendió el propio Secretario General de la ONU. XL (1994). ha afectado a la credibilidad y a la eficacia de las Naciones Unidas. 171-174. pp. pp. 1995. y las fuerzas de la UNPROFOR debían identificar los objetivos que esta debía atacar. para poder imponer una zona de exclusión aérea. debe informar a la ONU antes y después de la operación. 39-44 (especialmente pp. la OTAN. 357. cfr. invocando razones no siempre justificables en este conflicto. Le Trimestre du Monde. Annuaire Français de Droit International. como ocurrió con la primera acción que a comienzos de 1994 se llevó a cabo siguiendo este esquema y en la que fueron abatidos cuatro cazabombarderos serbios Galeb. Sin entrar en estos últimos.. 44-46). . con el fin de reducir el tiempo de reacción. a pesar de contar con las decisiones del Consejo de Seguridad y de ella misma. la OTAN renunció a avalar la decisión política de los «air strikes» y delegó ese poder directamente en el mando militar. Evidentemente. ya complejo en la toma de la decisión. 4. A este respecto.. COICAUD. 358.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 145 ONU comprendió al final357 que debía apoyarse sobre una fuerza militar creíble con capacidad para reaccionar a tiempo. l’OTAN et le maintien de la paix». – Otra situación es aquélla que tiene por objetivo una operación de apoyo aéreo a las tropas terrestres en dificultades. 45-46. Es cierto que más tarde que pronto. la OTAN se encuentra en una posición delicada. El esquema de acción. D. n. dependiendo de la acción que se deseaba llevar a cabo: – Por ejemplo. Estas intervenciones. pp. «L’ONU. Aquí la OTAN acude en apoyo de la ral. cfr. según los casos. que han sido las más comunes dados los problemas que ha tenido la UNPROFOR. baste decir que la adopción de una decisión implicaba varias posibilidades. y no éste. tenía la posibilidad de autorizar el desencadenamiento de la que se denominaba «close air support» al principio y de las «air strikes» después. GUERIN. Sobre esta cuestión. «L’ONU peut-elle assurer la paix?». partían de una iniciativa de Naciones Unidas dirigida a la OTAN. todavía lo era más en sus aspectos técnicos358.

más pegado al terreno y a sus fuerzas. había ya divergencias (en el seno mismo. Aquí la iniciativa política surgió de la OTAN con el fin de prestar apoyo a la ONU para que las fuerzas serbias levantaran el asedio de Sarajevo. guardando su Secretario General y el Representante especial de éste. ¿para que cuando su juego político ha fallado sea otro el que en su caso se abrase las manos al sacar las castañas del fuego? Por otro lado. de elementos de orden militar. . mientras que la ONU en muchos casos veía la cuestión desde una perspectiva de oportunidad política. en estos casos. ataques que son distintos de aquellas operaciones de apoyo aéreo359. Por último. que era la de vigilar el embargo de armas y la aplicación de las sanciones económicas tanto a nivel marítimo como sobre el Danubio. No obstante. Los problemas que plantea este dispositivo son. Dicho de otra forma. la OTAN actúa en este marco de manera autónoma. El ataque en sí. muy importantes. – Por último. por tanto. la pregunta es la siguiente: ¿por qué la ONU acude a la OTAN?. Cuestión distinta a la acabada de plantear es la de los «ataques» aéreos. Los problemas surgidos de la cooperación ONU/OTAN han sido varios y diversos. la decepción del General Morillon es un botón de muestra. En estos casos. los objetivos a atacar deben ser definidos previamente por la ONU y la OTAN. A este respecto. el control total de las operaciones. estaba también como problema la preocupación que sentía el Comandante de la UNPROFOR por la seguridad de sus 359. de la Organización) entre el Secretario General y el Comandante de la UNPROFOR. lejos. también está sometido a un doble control. pues. pues.146 La disolución de Yugoslavia ONU. y algunos de ellos ya los hemos apuntado. la ONU y su Comité de aplicación de las sanciones dan un mandato a la OTAN o a la UEO. había todavía otra situación. si esto es así. quedando el desarrollo de la operación casi completamente en manos de éstas. queremos resumirlos resaltando lo siguiente: es obvio que la eficacia militar la pone la OTAN.

Estados Unidos quiere romper el sistema. de forma tan clara sobre el tapete como hasta entonces. «Nueva matanza en Sarajevo horas antes de que Estados Unidos reanudase las negociaciones de paz». la 360. 99 (1995). 65. hay que reconocer que la posición estadounidense parecía justificada. ya conocida. supra parágrafo 60. 1007. los Estados Unidos empiezan a comprender que éste es el obstáculo mayor para alcanzar un arreglo pacífico a la crisis. burocrático e ineficiente. Janvier. plan avalado por el Grupo de Contacto. Cfr. n. p. 363. 29 de agosto de 1995. pues la actitud del representante del Secretario General. como ocurrió de hecho. Yasussi Akassi. Esto permite a Richard Holbroooke lanzar una advertencia: si no se consiguen logros importantes en las dos próximas semanas. 25. cuando a finales de agosto las perspectivas de un arreglo político para Bosnia patinan a causa del rechazo serbio a aceptar el plan Kozyrev361. Aquí entraba también el General francés. No obstante. 361. los serbios pagarán las consecuencias362. sin embargo. mientras que los europeos se mostraban reticentes a hacerlo. La situación. «Chronique des faits internationaux». temiendo represalias sobre la Fuerza. nunca se puso. Comandante de la UNPROFOR en Bosnia. otorgando al General Rupert Smith. Dicho y hecho. Revue Générale de Droit International Public. debatiéndose también en la ya citada Conferencia de Londres de 21 de julio de 1995. . causando numerosos muertos y heridos363. acusándosele incluso de haber adoptado ciertas decisiones de mala fe360. generar. Los combates se iban a reiniciar a finales de agosto. 362. Cuando el 28 de agosto los serbios vuelven a atacar Sarajevo.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 147 tropas cuando la OTAN llevaba a cabo operaciones aéreas y las represalias que estas podían. absoluta libertad de decidir. 4. Así. Cfr. aunque ahora se iba a ver el conflicto desde una perspectiva distinta con la mayor implicación de Estados Unidos. Cfr. ABC. a quien se le acusaba de haber rechazado en el pasado solicitar ataques aéreos. había sido en muchos casos tergiversadora. p.

148 La disolución de Yugoslavia OTAN y la FRR desencadenan la noche del 29 al 30 de agosto una respuesta masiva. Es más. propone al Consejo de Seguridad un comunicado. Cfr. 367. anteriormente mencionado364. Estos acontecimientos permitieron que se firmara el 30 de agosto el llamado Acuerdo de los Patriarcas. . las fuerzas croatas avanzan en el suroeste y ocupan territorios serbobosnios365.000 serbobosnios tuvieron que desplazarse hacia Banja Luka a consecuencia del avance croata. 365. Evidentemente. esta operación no fue del agrado de los rusos. La operación de la OTAN generó confianza en las tropas bosnias que lanzan un ataque contundente hacia el monte Ozren. denominada «Deliberate Force». que da al Presidente de la nueva Yugoslavia. la OTAN continúa con ataques aéreos ampliando considerablemente el número de objetivos militares (baterías antiaéreas. párrafo 43. en el que deplora la nueva escalada militar y se exhorta a las partes a que no se aprovechen militarmente de la situación que se vive en ese momento. ante la nueva situación militar. Los ataques a esta clase de infraestructuras económicas seguían estando. adoptado por éste. ahora que los americanos habían decidido terminar con el drama que se 364. Es más. justificando estos lanzamientos por el mal tiempo que reinaba en la zona. Por otro lado. depósitos de munición. Milosevic. bajo el sistema de la doble llave. los centros de comunicaciones. No obstante. lo que hacía correr demasiados riesgos a los pilotos. S/1995/988. mientras se llevan a cabo estas operaciones militares que demuestran que la situación militar se está volviendo en contra de los intereses serbios366. 366. el 10 de septiembre se lanzan 13 misiles «Tomathwak» desde el crucero «Normandy» sobre baterías antiaéreas serbias. En realidad. de 27 de noviembre de 1995.). en el caso en que los serbios no estuvieran de acuerdo con las tesis de Milosevic. Rusia. etc. de combustible. Doc. En esta operación se calcula que unos 127. tomándose incluso como objetivo determinadas infraestructuras industriales con el fin de minar el potencial económico serbio367. se lleva a cabo sin el sistema de la doble llave. se trata de un Acuerdo en el que estuvieran presentes todas las personalidades serbias importantes. Al mismo tiempo. en dirección a Sarajevo. en teoría. Es la primera vez que esta operación. competencias para poder negociar en representación de los serbios de Bosnia con la comunidad international. prevalecería el punto de vista de éste.

Esta nueva situación daría sus frutos. 99 (1995). con el objetivo de organizar elecciones libres y democráticas tanto en el seno de la Federación croatomusulmana. Esto implicaba que los serbios debían devolver un 20% del territorio que habían ocupado. Este acuerdo de Ginebra sería completado el 26 de septiembre por el Acuerdo de Nueva York. de Croacia y de la nueva Yugoslavia. 369. Otro acuerdo importante es el firmado el 13 de septiembre entre Holbrooke y Milosevic para desenclavar Sarajevo. 368. sin embargo. de conjugar la «Blitz diplomatie» con la presión militar. por el que los serbobosnios aceptan retirar las armas pesadas de la zona de exclusión de Sarajevo mientras que la OTAN interrumpe los ataques aéreos durante el tiempo previsto (seis días) para la retirada de las armas370. El Consejo también es consciente de la nueva situación militar que se vive en la zona al reconocer. como en la entidad serbia de la República de Srpska. 1008. Sin embargo. p. la amenaza serbia en la zona prose- . las acciones ofensivas que llevan a cabo los Gobiernos de la República de Bosnia y Herzegovina y de la República de Croacia. que era cuando expiraba el segundo plazo de tres días dado por la OTAN. Revue Générale de Droit Internationsl Public. de 21 de septiembre de 1995 (párrafo 4 del preámbulo) y exige a las partes (pár. n. en el párrafo primero. en suma. los europeos temían involucrarse en una guerra americana contra los serbios368. 5 del dispositivo) que negocien de buena fe sobre la base de esos principios con el fin de lograr una paz duradera en toda la región. mientras los rusos se iban quedando pasito a pasito fuera de juego.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 149 representaba en Bosnia-Herzegovina. 66. los serbios habían retirado 250 armas pesadas de la zona de exclusión de Sarajevo. Ya el 8 de septiembre se concluyó en Ginebra un Acuerdo sobre Bosnia en el que se acepta el plan Kozyrev de 49% del territorio para los serbios de la República de Srpska y de 51% para la Federación croatomusulmana de Bosnia-Herzegovina369. sino de presionar a las autoridades serbias de Pale para llevarlas a la mesa de negociaciones. Este acuerdo de Ginebra recibió el apoyo del Consejo de Seguridad en la Resolución 1016. Cfr. firmado por los Ministros de Asuntos Exteriores de Bosnia-Herzegovina. se trataba. 4. El 20 de septiembre. 370. «Chronique des faits internationaux». No se trataba de eso.

el Consejo de Seguridad adopta la Resolución 1019. cuyo párrafo 1 . La diplomacia debe disponer de tiempo necesario para cumplir con sus fines. Revue Générale de Droit International Public. Keesing’s 1995 (10). Pero lo que está claro es que el alcance de este guía. así como otras violaciones del Derecho internacional humanitario374. se logra el 5 de octubre un acuerdo total de alto el fuego que entró en vigor el 12 del mismo mes373. 40830. Este acuerdo prevé la suspensión de las operaciones militares. se aplicó en sus inicios de forma caótica. cfr. Cuando esto no se hace así. Precisamente fue esta la razón que llevó al Presidente bosnio Izetbegovic a rechazar el Acuerdo el 15 de septiembre. por oposición a los antecedentes mediadores en el conflicto. Esto tuvo por efecto que mientras todavía se estaba combatiendo372. morteros de menos de 81 mm. sino también para los convoyes bosnios no militares. Cfr. ahora comprende que las Naciones Unidas no tienen capacidad para llevar a cabo operaciones de una cierta envergadura como lo estaba haciendo la OTAN. Este enfoque del negociador americano parece hacer mella en el mismo Secretario General de las Naciones Unidas. n.150 La disolución de Yugoslavia El negociador americano. y ametralladoras pesadas. para ser creíbles. por utilizar un término que gustó al General De Gaulle. El alto el fuego. la diplomacia pasa a ser retórica y la ONU «le “machin” qui ne sert à rien». Prueba de ello es que el 9 de noviembre. 373. «Chronique des faits internationaux». 1010. p. Aunque tarde. El 4 de octubre la OTAN bombardea baterías de defensa antiaérea serbias. p. 374. 99 (1995). debido sobre todo a que la política de depuración étnica continuaba entre las partes. pero cuando ese tiempo no consigue los fines hay que dar paso a la otra diplomacia. que es ya el trigésimo sexto en los cuatro años de conflicto. por lo tanto un mes más tarde. 371. mientras que las fuerzas bosnias prosiguen su ofensiva. enclave que deberá ser accesible no sólo para los convoyes de la ONU. el intercambio de prisioneros y la apertura de dos rutas hacia el enclave de Gorazde desde Sarajevo o desde Belgrado. debido sobre todo a que siempre quiso conjugar la diplomacia activa y la presión militar371. ya que todavía mantenían en su poder cañones de menos de 100 mm. 372. quien en una carta dirigida al Consejo de Seguridad el 18 de septiembre deja claro que es partidario de sustituir a la UNPROFOR de Bosnia por una fuerza multinacional. nunca solicitó a los beligerantes que cesaran sus operaciones militares. Para este acuerdo. 4. que es la acción militar.

375. Es más. Cfr. tanto diplomática como militarmente. ajustándose así estrictamente al acuerdo de Ginebra del 8 de septiembre. eliminando así a los otros miembros del Grupo de Contacto.. L. a finales de octubre. Le Trimestre du Monde. A esto contribuyó de una manera muy especial el Representante de la ONU para la antigua Yugoslavia. Exige además en el párrafo 5 «que se cierren de inmediato todos los campamentos de detención ubicados en todo el territorio de la República de Bosnia y Herzegovina». es que deciden reunirse en los Estados Unidos. en Dayton (Ohio). pues los Presidentes de Bosnia-Herzegovina. 101-118 (p. Yasussi Akassi. 103). Otra cuestión que conviene señalar. Laura Silber.. «Dayton: histoire d’une négociation». los responsables americanos querían demostrar con toda contundencia que tenían la iniciativa y el dominio de las operaciones que había que llevar a cabo. paralizando las acciones militares cuando éstas se hacían más .. Evidentemente. en estas nuevas circunstancias. Croacia y de la nueva Yugoslavia se comprometen a encontrarse nada más y nada menos que en los Estados Unidos. por oposición al 71% del año anterior. 1996. La recién estrenada Unión (Europea) era incapaz de ordenar el patio trasero de su casa al quedarse su Política Exterior y de Seguridad Común en papel mojado. El precitado Representante onusiano no escondía sus simpatías proserbias. descargándole de sus funciones a partir del 1 de noviembre y siendo sustituido temporalmente por el actual Secretario General. cosa que se hizo ya el 9 de octubre de 1995. Como ha señalado una especialista en temas políticos relacionados con la crisis yugoslava. puesto que los serbios controlan sólo un 48% del territorio de Bosnia. SILBER. 34. Naciones Unidas se veía desbordada.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 151 acuerdo no es como el de los anteriores. y más concretamente en la base aérea de WrightPatterson. su desastrosa gestión de la crisis376 ha generado en muchos el convencimien- «condena en los términos más enérgicos posibles todas las violaciones del Derecho internacional humanitario y de los derechos humanos».)375. n. a nuestro juicio. y que no ha sido suficientemente analizada por los estudiosos europeos. y no en Londres. París o Ginebra (. Y es que la situación sobre el terreno ya no es como un año antes. por aquel entonces responsable de las operaciones de mantenimiento de la paz. pp. parecía obvio que fuera defenestrado. Kofi Annan. 376.

op. entre la non-intervention et est impératif qu’il existe une división du travail et une répartition des responsabilités: l’expérience le montre. Rusia. 377. l’Organisation des Nations Unies n’a pas.152 La disolución de Yugoslavia to de que es llegada la hora de un seria reforma de la Carta377. En estas circunstancias. 54). les mohines de conduire des opérations d’imposition de la paix de grande envergure» («L’ONU.. sanctions. [nota 356]. L’Organisation des Nations Unies y a déployé la plus grande partie des moyens don’t elle dispose pour instaurer la paix: Casques bleus. Y es que los contendientes no estaban por esa labor negoque necesarias. dans sa configuration actuelle. Finalement. por diferentes medios. El Acuerdo de Dayton 67. le conflit dans l’ex-Yougoslavie demeure exemplaire. Il illustre de manière toutes les contradictions et les problèmes de l’ONU en matière de maintien de la paix.4. C’est-a-dire que l’avenir du maintien de la paix dépend de la capacité dont fera preuve la communauté internationale à éviter la dérive à laquelle nous avons asiste ces dernières années. Así las cosas. Entre le maintien de la paix et l’imposition de la paix. . tradicional protectora de los serbios. p. se dio preferencia absoluta a la negociación por oposición al recurso a la fuerza. no es extraño que haya estudios como el de Coicaud..). A lo largo de cuatro años. Mais la recherche de la paix doit se faire dans une plus grande clarté conceptuelle et opérationnelle. peut-elle assurer la paix?». 4. carece de fuerzas económicas y políticas para proponer otra alternativa. una solución política negociada. Pensamos haber demostrado en las páginas precedentes que durante todo el conflicto yugoslavo la comunidad internacional buscó. era obvio que no disfrutaba de las simpatías de los Estados Unidos. sólo el «Tío Sam» parece reunir todos los ingredientes (. sin lograr resultado alguno. l’engagement des Nations Unies en ex-Yougoslavie a largement contribué à la crise de crédibilité don’t souffre aujourd’hui le maintien de la paix et a introduit un déséquilibre dans les activités de l’ONU: les cinq millions de dollars que l’Organisation dépense quotidiennement en ex-Yougoslavie le sont au détriment d’autres régions du monde. aparte de oponerse sistemáticamente a los ataques aéreos de la OTAN. négociations. que termina diciendo: «A cet égard. cit. Cela n’implique évidemment pas d’ignorer les crises qui éclatent. Así las cosas. assistance humanitaire.

que fue rubricado ese mismo día. 379. 73).Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 153 ciadora. bajo la égida de Richard Holbrooke. Se pone así fin a un conflicto en BosniaHerzegovina que había causado cerca de 200. «The Dayton Agreement in Bosnia and Herzegovina: A Study of Implementation Strate- .. un reequilibrio de fuerzas que demostró a los serbios que no podían conseguir sus objetivos por la vía militar. Bill Clinton. Chirac por Francia. los Estados Unidos les invita a ir terminando el día 19379. véase entre otros: COX. consiguiendo que el 22 de noviembre se llegara a un Acuerdo. como las matanzas en Srebrenica. la decisión de los Estados Unidos de terminar con el conflicto378. que estaba en plena campaña electoral. Han sido numerosos los trabajos destinados al estudio de este Acuerdo. Las negociaciones se llevaron a cabo a puerta cerrada. pp. 380. Son firmantes también del Acuerdo en tanto que testigos. sobre todo. 1996. 381.M. es decir a la República Srpska. dio un plazo a los líderes de Bosnia.. Mayor por el Reino Unido y Clinton por los Estados Unidos. Le Trimestre du Monde. Sin ánimo de exhaustividad. «La communauté internationale et l’Accord de Dayton». Todo esto empezó a cambiar al final del verano de 1995. COICAUD. una vez que se dieron una serie de circunstancias. lo cierto es que el entonces Presidente de los Estados Unidos. J. una nueva actitud francesa y. después que los europeos se revelaron impotentes para hacerlo. firmándose posteriormente y de forma solemne en el Palacio del Elíseo en París. Los firmantes del Acuerdo son los Presidentes Bosnia-Herzegovina (Izetbegovic). 73-92 (p. Croacia (Tudjman) y República Federativa de Yugoslavia (Milosevic). a los serbios de Bosnia. Kohl por Alemania. Este último representa.000 muertos381. 34. la ofensiva victoriosa croata. Iniciadas las negociaciones el 1 de noviembre. Tchernomyrdine por Rusia. los miembros del Grupo de Contacto380. vislumbrándose entonces posibilidades reales de llegar a una solución del conflicto. como ya vimos en virtud del denominado Acuerdo de los Patriarcas. el 14 de diciembre. n. Croacia y de la nueva Yugoslavia para que se entendieran de una vez por todas. Firman Felipe González en tanto que ejerce la Presidencia de la UE. Cfr. 378. M. Así las cosas. Secretario de Estado adjunto de los Estados Unidos.

se ha señalado que es el resultado de un conjunto de textos híbridos.. RAMÓN CHORNET. pp. 1996 (1). «Balance provisional de la aplicación de los Acuerdos de Dayton». 180-202. debido sobre todo a su carácter práctico.. XLV (1999). XLI (1995). En torno a este Acuerdo. de ahí que algunos autores galos. y otros sólo Dayton. 1996. en la revista Trimestre du Monde. C. pero sí dar algunas pinceladas al respecto. Sin embargo. British Yearbook of International Law. pp. y que el tratado entró en vigor inmediatamente. autores como Jean-Marc Coicaud (ya citado). LXIX (1998). los Estados Unidos aceptan que la ceremonia final de la firma se celebre en París. mientras que otros mencionan Dayton-París. 73-118. «Chronique des faits internationaux ex Yougoslavie. Lo primero que queremos resaltar es que el único texto que hace fe es la versión inglesa.. B. RANCHARAN. aunque es de justicia reconocer que la expresión más utilizada en el mundo jurídico y político ha sido la de Acuerdo de Dayton. 34. Annuaire Français de Droit International. 547-560. pp. Atrás queda la pretensión francesa de que se celebrara en París una especie de Conferencia de paz. «L’accord de paix sur la Bosnie-Herzégovine du 14 décember 1995: Un traité sous bénéfice d’inventaire». pp. «Cinq ans après. se refieran a este texto como el Tratado de París o del Elíseo. y entrevistas a Richard Holbrooke. pp. N. Todo ello implica que su aplicación quede supeditada a una serie de situacio- gies». La Guerre ou la paix?». 201-243.. MAZIAU. Annuaire Français de Droit International. Esto se debe en parte a que los europeos fueron marginados por los Estados Unidos en las negociaciones. 256-274. XIII (1997). pp. 65-99. 131-140. teniendo muchas dificultades para que sus puntos de vista fueran tomados en consideración. Leiden Journal of International Law. Laura Silber y Don Snider. n.. Anuario de Derecho internacional. y TORRELLI. M.154 La disolución de Yugoslavia No pretendemos analizar aquí todos los detalles de los compromisos asumidos en Dayton. SOREL. pp. le Traité de Dayton-Paris à la croisée des chemins: succès incertains et constat d’échec». lo que le otorga una naturaleza particular. sobre todo internacionalistas.-M. «The Bosnian Peace Accord». . Además. 100 (1996). J. Revue Générale de Droit International Public. en señal de buena voluntad. analizan el alcance del Acuerdo desde un punto de vista político.

(nota 381)..Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 155 nes que pueden ir variando con el tiempo. casi podría decirse que se han aceptado también los hechos consumados por la práctica de la depuración étnica. No hay que olvidar que se trata de un Acuerdo de paz sin establecer las responsabilidades por la tragedia vivida. y como otros. . 68. acoge con beneplácito la rúbrica del Acuerdo y decide dejar sin efecto el embargo sobre las armas impuesto por la Resolución 717 (1991). cfr. 383. Nunca se había reaccionado en esta crisis de una forma tan rápida. por lo tanto. por lo tanto en una fecha que se sitúa entre la rúbrica en Dayton y la firma solemne en París. En nuestra opinión.. el Acuerdo puede ir evolucionando con la práctica382. SOREL. conviene señalar que el Acuerdo de paz se compone de dos partes bien diferenciadas383: la primera recoge el Acuerdo Marco General 382. el Consejo decide suspender por tiempo indefinido las sanciones impuestas por la Resolución 757 (1992) y otras posteriores. mientras que otros se dan cuenta de que ya no pueden poner más palos en las ruedas.M. están en un camino sin retorno (China y Rusia). 72. A este respecto. estas características son sumamente positivas. dado el contexto en el que debía de aplicarse. Cfr. dándole así ese enfoque empírico típico de la cultura jurídica anglosajona. de 30 de noviembre de 1995. el documento de la Asamblea General y del consejo de Seguridad A/50/790/S/1995/1999. en la segunda. Los primeros efectos del Acuerdo no se hacen esperar: El 22 de noviembre de 1995. Dicho de otro modo.. op.». cit. Para el texto del Acuerdo. p. el Consejo de Seguridad adopta dos Resoluciones: la 1021 y la 1022. En realidad. esta diligencia se debe a que algunos de sus miembros permanentes quieren salir de una vez por todas del atolladero yugoslavo (Francia y Reino Unido). «L’ Accord de paix sur la Bosnie-Herzégovine. parte de la aceptación de los hechos consumados por las conquistas territoriales y lo que es más. la partición de Bosnia-Herzegovina se ha hecho precisamente sobre la base de criterios étnicos. J. En la primera. y que. Hechas estas consideraciones.

o las disposiciones de la OSCE. constitución de empresas públicas en Bosnia y Herzegovina. preservación de los monumentos nacionales. A este respecto. como el respeto a los principios enunciados en la Carta de las Naciones Unidas. entre ellos evidentemente los militares y los relacionados con el establecimiento de una estabilidad regional. intentando todavía la necesaria reconciliación entre las partes. En relación con los aspectos militares más inmediatos. Los temas que son objeto de los Anexos son los siguientes: militares y de estabilidad regional. refugiados y desplazados. conscientes de que sólo una fuerza militar creíble en la zona podría garantizar el Derecho. los que tratan los temas prioritarios de forma inmediata. Acuerdo relativo a los aspectos militares. los europeos seguían insistiendo sobre los aspectos políticos y civiles. aspectos civiles de la aplicación del Acuerdo y. lo que hace un total de 150 páginas. arbitraje. a crear una fuerza 384. sin embargo. en el Acta de Helsinki. o a las organizaciones y otros acuerdos regionales. la segunda consta de 11 Anexos (a los que se denomina colectivamente como Acuerdo de Paz) relacionados con temas concretos384. Así. Son los Anexos. por último. 385. el papel de los Estados Unidos ha sido clave. A esto hay que añadir Cartas de acompañamiento. un acuerdo relativo a una fuerza de policía internacional. actuando en virtud del Capítulo VII. líneas de demarcación. que adopte una resolución en la que autorice a los Estados miembros. el compromiso por las partes de respetar la igualdad soberana de unas y otras y de solventar las controversias por medios pacíficos. derechos humanos. Cartas anexas y 102 mapas. elecciones. mientras que los Estados Unidos daban una prioridad absoluta a esta cuestión. El Acuerdo General recoge los principios en los que deben basarse las relaciones entre las partes. En este marco. Constitución de Bosnia y Herzegovina con capital en Sarajevo. asimismo. el artículo primero del Anexo 1-A385 otorga a la OTAN un papel esencial para el establecimiento de la paz. se señala.156 La disolución de Yugoslavia para la Paz en Bosnia y Herzegovina. . se recogen las tres obligaciones siguientes: – Se pide al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

es obvio que todo ello favorecerá la confianza y la reconciliación entre las partes. previendo que la IFOR podrá recurrir a las medidas coercitivas que estime necesarias para velar por su propia protección. una plena y activa cooperación con la IFOR y la adopción de medidas que permitan llegar a establecer una mayor seguridad. – Será la OTAN la que creará la IFOR que operará bajo la supervisión del Consejo del Atlántico Norte. artículo VI. se pide a las partes que respeten el alto el fuego de 5 de octubre de 1995387 y que todas las fuerzas extranjeras se retiren388. Empezaría a funcionar una vez que concluya el mandato de la UNPROFOR. Artículo 11. Ésta estará compuesta de unidades aéreas. Si a esto añadimos una cierta limitación del armamento. Cfr. desplegándose en Bosnia-Herzegovina para velar por el cumplimiento del Acuerdo. Pero el Acuerdo relativo a los aspectos militares va más lejos. antes de efectuar el despliegue de la IFOR389.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 157 multinacional. Artículo VI. Con esto se pretende conseguir el cese general y durable de las hostilidades. cfr. Para ello se prevé la prohibición del recurso a la amenaza o al uso de la fuerza entre las distintas entidades de Bosnia y Herzegovina. denominada IFOR («Implementation Force»)386. 390. y una vez que el Comandante de ésta transfiera la responsabilidad del mando a la IFOR. Sobre este acuerdo. vía la cadena de mando de la OTAN. 387. 389. Artículo III. Por otro lado. navales y terrestres de países miembros y no miembros de la OTAN. Artículo IV. Para ello. . es necesario llevar a cabo un redespliegue de las fuerzas hasta ahora enemigas en tres fases. 386. 388. – Otros Estados podrían ayudar a aplicar estos aspectos militares con el acuerdo de la OTAN. supra parágrafo 66. con el fin de desmilitarizar la zona390.

Párrafo 17. y por unanimidad. todas las resoluciones anteriores en la materia dejarán de producir sus efectos395. .. de 30 de noviembre de 1995. lo constituye el hecho de que a partir del día en que el Secretario General comunique al Consejo el traspaso de autoridad de la UNPROFOR a la IFOR394. Muestra de que se inicia una nueva etapa. al autorizar a todos «los Estados miembros a que a petición de la IFOR. Conviene resaltar aquí la cuestión de «las amenazas de los ataques». 396. estamos ante una resolución en la que el Consejo se muestra extremadamente generoso con la IFOR. a establecer una fuerza de aplicación multinacional (IFOR) bajo mandato y control unificados.»392. en cuyo párrafo 14 «autoriza a los Estados Miembros que actúen por conducto de la organización mencionada en el Anexo 1-A del Acuerdo de Paz o en cooperación con ella. 392. pues. Por lo demás. el Consejo de Seguridad adopta en virtud del Capítulo VII. Un día después de la firma solemne en París del Acuerdo. lo que demuestra el cambio de rumbo dado con la IFOR en relación con la UNPROFOR. Párrafo 18. 395. Ya hemos comentado que esta fuerza estaba ya en la mente de la OTAN en el llamado plan 40-103. la Resolución 1031. Todo parecía indicar que todos querían que la nueva fuerza empezara a cumplir su misión lo antes posible. hasta el 31 de enero de 1996. Párrafos 19 y 33. 394. esta resolución exige que las partes respeten la seguridad y la libertad de movimiento del personal de la IFOR y demás personal internacional396. tomen todas las medidas necesarias en defensa de la IFOR o para ayudar a la fuerza a cumplir su misión. La IFOR es 391. tan sólo cinco días después de la firma del Acuerdo en París. reconociendo a dicha fuerza el derecho a defenderse de los ataques o amenazas de ataques393.»391. El traspaso de la UNPROFOR a la IFOR se efectuaría el 19 de diciembre... Se rompe. Por lo demás. 393. con el sistema de «doble llave»..158 La disolución de Yugoslavia 69. El mandato de la UNPROFOR habría sido prudentemente ampliado por la Resolución 1026.

La participación rusa no dejó de plantear algunos problemas relacionados con el papel central que desempeñaba la OTAN. rechazando que sus tropas estuvieran bajo el mando de esta Organización. 4. uno británico y otro francés.500 españoles. y estaría asistido por el que fue Comandante de la UNPROFOR.. que recoge el Informe del Secretario General en aplicación de la Resolución 1026. pero sería un ruso el que mandara directamente las tropas.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 159 una fuerza compuesta por 60. 267. A este respecto. que califica a la IFOR de «fuerza impresionante».000 británicos. con un Estado como guía en cada una de ellas y teniendo asignadas una zona determinada398. Entre ellos 20.000 soldados397. J.. lo mismo que el material. (nota 381). aunque los contingentes quedan bajo mando nacional400. como fue la cuestión del mando. cit. Cfr. Cfr.M. 399. El mando único sobre el terreno fue asignado al almirante estadounidense Smith. op. 74 y nota 26. cit. los rusos aceptaron el control operativo de la OTAN.. repartidos en tres divisiones multinacionales. 5. de 13 de diciembre de 1995.». p. SOREL. M. La constitución de la IFOR trae consigo una serie de novedades en esta materia dignas de mención. 398.000 rusos. comandado desde el Cuartel General en Mons (Bélgica). Este nombramiento se imponía debido a que la mayor parte de las unidades que formaban la UNPROFOR se transfieren a la IFOR. Al final.500 italianos. Por ejemplo. (nota 381)... 10.. etc. sobre todo cuando se quería dar carpetazo con algo que perjudicó considerablemente a la UNPROFOR. Este problema se solucionó con un acuerdo concluido en Bruselas el 28 de noviembre por el que se crea un comité consultivo.000 franceses. 400. Así. cfr. 1. «La guerre ou la paix?». Hay que aclarar al respecto que la IFOR está bajo control operativo de la OTAN. 12. un mapa de éstos en TORRELLI. la operación «Joint Endeavour» es la primera operación terrestre de la OTAN que se lleva a cabo desde su creación en un marco completamen397. op. 2. «L’accord de paix sur la Bosnie-Herzégovine. había un sector americano. Era evidente que el pequeño contingente ruso no podía paralizar o enturbiar la labor de la IFOR.000 estadounidenses. . el General francés Janvier399. Doc. Comandante de las fuerzas de la OTAN para el sur de Europa.000 alemanes. Quedaba todavía el problema de determinar los objetivos de base a la hora de llevar a cabo las operaciones sin que los rusos pudieran bloquear las decisiones. S/1995/1031. p.

importantes para resolver un conflicto como el que estamos analizando. cit. incluso. J. de cuestiones delicadas y estrechamente inter-relacionadas. y SOREL.». Reto asumido por la Unión Europea. «La communauté internationale et l’Accord de Dayton». Por aquel entonces. pp. devastada por cuatro años de guerra. lo que forzosamente traería consigo cambios en la OTAN. por primera vez. la policía internacional e. cfr. cit. que no debemos olvidar. sin duda. se calculó en unos 5. sale de su zona de intervención tal y como había sido prevista en 1949. la cuestión de los criminales de guerra401. Junto a los militares. op. «Balance provisional.». hemos visto que ciertos Anexos del Acuerdo tratan temas como la reforma de las infraestructuras y la reconstrucción económica. Se trata.000 millones de dólares los gastos de reconstrucción.. 550-552. cifra que rápida- 401. . por oposición a la ONU. el Acuerdo también recoge una serie de aspectos civiles. (nota 381). pp. op. Desde este prisma. 70..M.. «L’Accord de paix sur la Bosnie-Herzégovine. cit.. (nota 381). el retorno de los refugiados y desplazados... al mismo tiempo que se erigía como Organización capaz de «imponer» la paz.-M.160 La disolución de Yugoslavia te distinto de aquel para el que se había creado. A este respecto. Ver también COICAUD. cuya estrella era Rusia. 84-92. Es también la primera vez que coopera codo con codo con sus antiguos enemigos potenciales. (nota 378). op. que la llevó a convocar una Conferencia en Londres los días 8 y 9 de diciembre de 1995 para tratar el tema e intentar recaudar los fondos necesarios. C. Además. Esto supuso evidentemente la creación de nuevos conceptos como el del mantenimiento de la paz «multifuncional». 80-82. J. Uno de los primeros problemas por afrontar era el de reconstruir económicamente la región. pp. y con otros países que se habían mantenido al margen de los dos bloques como Austria y Suecia. RAMÓN CHORNET. los derechos humanos. Se trata de dar los pasos precisos con el fin de crear el clima idóneo que permita establecer las bases para la reconstrucción de Bosnia-Herzegovina..

RANCHARAN. 81. calculados en unos dos millones de personas405 (lo que implica que casi la mitad de la población ha tenido que abandonar su lugar de residencia). 403. Además. Cfr. p. COICAUD. Respecto a los refugiados y desplazados. p.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 161 mente se demostró insuficiente. Por eso. conviene resaltar que es uno de los problemas más dramáticos que ha generado este conflicto. asegurando la protección del personal internacional que se encuentre en Bosnia-Herzegovina para las elecciones. y de los otros dos tercios Estados Unidos.». . op. con el fin de controlar. creándose al efecto una Conferencia de donantes402.. cit. asesorar a las fuerzas del orden y ocuparse de su formación404. Esta Fuerza se crearía por la Resolución 1035 del Consejo de Seguridad.700 miembros. desarme y todo aquello que implique la normalización de las relaciones.. B. De un tercio de esta suma se responsabilizó la Unión europea. Muchos de esos refugiados se encontraban 402. La ayuda estaría condicionada.. «La communauté internationale et l’Accord de Dayton». el sueco Carl Bildt. op. Otro aspecto importante era garantizar la seguridad en la zona. Artículo 111. cit. op. al respeto de los derechos humanos. observar y vigilar las instalaciones y las actividades de policía. Japón y la Conferencia Islámica. y estaría bajo la autoridad del Secretario General y en contacto directo con el Alto Representante. (nota 378). «Balance provisional. Cfr. 405. esta Fuerza se ocupará también de ayudar al buen desarrollo de las elecciones. en el Anexo 11 se pide que el Consejo de Seguridad decida crear una Fuerza de Policía Internacional de las Naciones Unidas en tanto que policía civil403.. 404. (nota 381).-M. p. cit. como es de rigor. retorno de refugiados. y RAMÓN CHORNET. denominándola Grupo internacional de Policía (GIP). J. de 21 de diciembre de 1995. El artículo I del Anexo 10 indica que se solicitará ayuda a las organizaciones e instituciones internacionales. «The Bosnian Peace Accord». (nota 381). 551. La GIP estaría compuesta por unos 1. 139.

Austria. pp. y la creación de campamentos permanentes que sólo generan problemas sanitarios.. Respecto a los bienes.. 408. compuesta por representantes de las entidades bosnias y de miembros (9) nombrados por el Presidente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. «The Dayton Agreement in Bosnia. párrafo 5. la parte segunda del Anexo crea una Comisión. sólo queremos mencionar que el Anexo 6. proceder a la indemnización406. 7 por Bosnia y Herzegovina (4 por la Federación Bosniocroata y 3 por la República de Srpska). Para solucionar estos problemas se adoptó el Anexo 7. M. llegado el caso. debiendo suprimirse toda práctica o legislación intimidatoria o de incitación al odio.. Cfr. cuyo artículo I recoge que cualquier refugiado o desplazado tiene el derecho de volver a su domicilio de origen con toda seguridad. éstos serán restituidos. 231-239. artículo II-VII del Anexo 6. con apoyo de la CSCE. op. . A este respecto.162 La disolución de Yugoslavia en Alemania. La Cámara estará compuesta por 14 miembros. después de establecer una serie de obligaciones básicas para las partes en materia de libertades y de derechos fundamentales407. corrupción. pudiendo el individuo acceder a ella. encargada de llevar a cabo la identificación de los propietarios y. en los países de acogida. Y el dilema al que se enfrentaba el Alto Comisionado de las Naciones Unidas era evitar a un mismo tiempo el reenvío brutal de los refugiados que se encontraban en el exterior. y de una Cámara de Derechos Humanos408. y los otros 7 nombrados por el Comité ministerial del Consejo de Europa. Para ello. En cuanto a los derechos humanos. Suiza. cfr.». Los derechos están sacados del Convenio Europeo de Derechos Humanos y están recogidos en el artículo I del Anexo. artículo XII. es decir. que será nombrado por un período de cinco años por el 406. crea una Comisión de Derechos Humanos. etc. Cfr. Esta Comisión tendrá jurisdicción para instruir las eventuales violaciones de derechos humanos. COX. etc. (nota 386). Respecto al Mediador. 407. y si no es posible se deberá indemnizar. compuesta de un Mediador (Ombudsman). cit. siempre y cuando no sean ciudadanos de Bosnia y Herzegovina ni de un Estado vecino.

salvo que haya un arreglo amistoso410. y obliga a las partes a ejecutar íntegramente las decisiones. a la obligación de cooperar con el precitado Tribunal. es de naturaleza jurisdiccional. cabe preguntarse por la cuestión de los crímenes de guerra y por las violaciones del Derecho internacional humanitario. colabora en la labor jurisdiccional con la Cámara de Derechos Humanos. No podía ser menos dada la estrecha interrelación entre los derechos humanos y el Derecho internacional humanitario. señala que no habrá liberación para aquellos sobre los que haya determinadas sospechas de que tengan que ser consultados por el Tribunal. como la del artículo II. Y es que. Si nos trasladamos al Anexo 4. aunque no haya una parte específica consagrado al TPIY. 411. apartado 3 del Anexo 1-A relativo a los aspectos militares. Cfr. Desde esta misma perspectiva. En distintos anexos. referente a los derechos humanos. . que atañe al intercambio de prisioneros. Los crímenes y las violaciones han sido de tal magnitud que no se hubiera comprendido una laguna tan importante. El Mediador no puede ser ni ciudadano de Bosnia y Herzegovina ni de ningún Estado vecino. ya el artículo IX del Acuerdo marco establece que todas las partes deben cooperar en las investigaciones y persecuciones por crímenes de guerra y otras violaciones del Derecho internacional humanitario. por el Tribunal. y la del artículo IX. El procedimiento previsto. hay varias disposiciones relacionadas con el Tribunal. algunas explícitas y otras implícitas. 410. en donde se establece en esta materia una estrecha colaboración con el Tribunal411. al comprender fases escritas y avales en audiencia pública. artículo IX.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 163 Presidente de la OSCE409. prevé que la Comisión Militar Mixta no podría tener entre sus miembros a personas acusadas o susceptibles de serlo. mientras que el artículo IX. hay también referencias. este impregna en realidad el conjunto del Acuerdo. que recoge la Constitución para Bosnia-Herzegovina. No conviene ignorar que el artículo VIII. que de una forma mucho más contundente establece que toda perso409. En efecto.

Una sombra existe. en algunos casos con éxito y en otros no tanto. p. No obstante. el descubrimiento de fosas comunes y la evolución de la situación traería consigo una cooperación más estrecha. relativo a los refugiados y desplazados prevé una amnistía para los delitos comunes.. cfr. a este respecto. como no podía ser menos. difícilmente podría negarse a cooperar con el Tribunal. Cinq ans après la fin de la guerre en Bosnie-Herzégovine. insistiendo además en el hecho de que la 412. «Cinq ans après le Traité de Dayton-París. Por otro lado. De este autor. opiniones diferentes. a pesar de que no tuviera funciones de policía judicial. op. cit. cabe preguntarse sobre si el Acuerdo de Dayton ha colmado las esperanzas suscitadas o no. Aquellos que esperaban del mismo una paz auténtica y verdadera similar a la que podemos disfrutar en otros países europeos occidentales pueden estar quizás decepcionados.».. bien ayudando a detener a los acusados o bien ayudando a todos aquellos que llevan a cabo las investigaciones pertinentes al respecto. Dicho esto. quien a este respecto señala: «. el artículo VI del Anexo 7. y es que no tenemos una disposición que establezca claramente una estrecha colaboración entre la IFOR y el Tribunal. . La communauté internationale s’interroge sur l’avenir de l’accord de Dayton. debido sobre todo a que unos y otros parten de concepciones distintas. por no decir forzada.. 98.164 La disolución de Yugoslavia na que cumpla una pena impuesta por el Tribunal. (nota 381). rien ne semble véritablement règle»412. sin embargo. pero no para los crímenes ni para las violaciones del Derecho internacional humanitario. Y es que la IFOR. no podrá ser candidato a las elecciones ni ejercer ningún puesto o cargo público.. es el caso de Nicolas Maziau. o haya sido inculpada y no ha comparecido ante él. Todos hemos podido comprobar cómo en algunas ocasiones la IFOR se ha movido para detener a algunos de los acusados. Sobre el tema hay. Hasta la Fuerza Internacional de Policía debe transmitir cualquier información que posea sobre estos aspectos al Tribunal. 71.

infra parágrafos 78 ss. p.. insistiendo en su incoherencia.M. pero esencialmente por la presencia de tropas de la SFOR. A este respecto. es decir la fuerza que sustituiría a la IFOR a partir del 21 de diciembre de 1996413. op. Y es que no se puede examinar con los mismos parámetros el desarrollo político de un país. Sorel se constata claramente que en el Acuerdo de Dayton «L’absence de guerre fut préférée à une vraie paix»415. op. desmembrado y que ha padecido las guerras que aquí hemos comentado. al proclamar por un lado. Para un análisis sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la puesta en práctica del Acuerdo. 43. Tiempo de Paz. sí. . parece posible afirmar que las cosas no han ido mal para Bosnia-Herzegovina. Pese a todas estas críticas y análisis pesimistas. Ninguno de ellos ha padecido una crisis interna como la que del análisis de este libro se desprende.. RAMÓN CHORNET. «L’Accord de paix sur la Bosnie-Herzégovine. 416. n. 415. pp. por mucho que estos últimos hayan salido también de dictaduras no precisamente «paternalistas».». la divisibilidad de Bosnia-Herzegovina en zonas étnicas.. Sobre esta guerra. cfr. (nota 381). para J. está asegurada. 414. 99. cfr. Todo el dispositivo relativo a la IFOR se transpuso a la SFOR. otras muchas críticas fueron apareciendo en los años posteriores a la firma del Acuerdo. C. el sueco Carl Bildt417. cit. «El Acuerdo de Dayton y la consolidación de la paz en Bosnia y Herzegovina»..». y que estaría en la zona cuando se desarrolló la Guerra de Kosovo (1999)414. la unidad y por otro. 95-103. como la antigua Yugoslavia. consagrando así la práctica de depuración étnica llevada a cabo durante el conflicto416. cit. (nota 381). que el resto de países europeos occidentales e incluso de Europa Oriental.. «Balance provisional. 552 ss. cfr. 1996/97. pp. 417.Las Naciones Unidas y la crisis yugoslava: La crónica de un fracaso anunciado 165 paz. en la que participaban 15 Estados miembros de la OTAN y 16 Estados no miembros. Pensar que hoy en día se puedan celebrar elecciones en Bosnia y Herzegovina y contemplar una paz «relativa» en la zona parece demostrar que poco a poco este país resurge 413. como puso de relieve el Alto Representante en la zona.

M. .. Lo que no se puede exigir es que en esa zona se instale de hoy para mañana una paz y una sociedad similares a la de los países realmente democráticos. porque para ello se necesita tiempo. El éxito o el fracaso del sistema de Dayton sólo puede verse a largo plazo pensando en una reconciliación étnica mas que en una reintegración418. Esto es ya un hecho sumamente positivo. 418. «The Dayton Agreement in Bosnia and Herzegovina. aunque haya sido con una fuerte presencia militar extranjera. cit.. Cfr. COX.166 La disolución de Yugoslavia de las cenizas causadas por el terrible incendio bélico que la asoló durante cuatro largos años. op.. 242.». (nota 381). p. y probablemente algún cambio generacional.

sin duda. El papel de la UEO y de la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 72. luego la Comunidad Europea y este papel lo desempeñó después las Naciones Unidas. Desde este prisma. aunque como hemos visto sin éxito. sin embargo. Es cierto. sin que formalmente excluyeran al resto. el tratamiento del asunto419. de la ONU y de la OTAN pero también se ha dado en otros supuestos. inter alia. para luego centrarnos en la OTAN. en ciertos casos. Creemos haber puesto de relieve en las páginas precedentes la compleja imbricación que ha traído consigo el conflicto yugoslavo en el ámbito de acción de determinadas Organizaciones internacionales como. como hemos comprobado. y no tanto o no sólo por sus distintas competencias. como hemos comprobado.IV. aunque el resultado no siempre fuera exitoso. que en determinados momentos algunas de estas Organizaciones quisieron monopolizar. . ya que todas intentaban aunar esfuerzos con un objetivo común. Éste ha sido el caso. Esta actitud creó tensiones. vamos a ver primero muy sucintamente el papel de la UEO. fue vana su pretensión. cuanto o también porque la aproximación política de unas y otras al conflicto no convergía. hemos visto que no siempre es posible disociar claramente las acciones de unas y de las otras. la UEO y la OTAN. Ello nos permitirá analizar más 419. En realidad. pero. En un principio este era el caso de la antigua Comunidad Económica Europea. cuyas acciones hasta 1995 ya hemos desarrollado.

como se sabe. Aunque la UEO sea. Se acudió a esta disposición para poder llevar a cabo acciones fuera de zona de la OTAN como el envío de dragaminas en 19871988 al Golfo Pérsico durante la Guerra Irak-Irán. una alianza de defensa colectiva420 el párrafo tercero del artículo VIII de su Tratado constitutivo permite al Consejo. E. poder «. LA UEO Y LA CRISIS YUGOSLAVA 73. celebrar consultas sobre cualquier situación que constituya una amenaza contra la paz. pp. 74. por lo que la crisis podía ser un test para que la pareja CE-UEO pusiera en práctica sus deseos. antes del inicio de la crisis yugoslava422. «L’UEO et l’OTAN dans le conflit de l’(ex)-Yougoslavie». Le Trimestre du Monde. definido su ámbito de acción que está limitado al territorio de los Estados miembros y a las islas bajo su jurisdicción en la región del Atlántico Norte al Norte del Trópico de Cáncer. 422. Cfr. Esta organización tiene en el artículo 6 del Tratado del Atlántico Norte. y por oposición a la OTAN421. 4. Partiendo de esta posibilidad. de 4 de abril de 1949. a petición de cualquiera de las Partes. sea cual fuere el lugar donde se produzca o ponga en peligro la estabilidad económica». . o a la misma zona de navíos militares en el marco de las sanciones adoptadas contra Iraq.. REMACLE. la UEO ya se había dotado de la posibilidad de llevar a cabo acciones denominadas fuera de zona («out of area»). 1. la guerra en la antigua Yugoslavia empezó seis meses antes de la Cumbre de Maastricht. n. por aquélla sin autorización de las Naciones Unidas. 421. 1993. 153-165 (pp.. era lógico que la Unión Europea intentara utilizar la UEO como test de su nueva filosofía en 420.. 154-155). por su esencia. Por tanto. Artículo V del Tratado de Bruselas enmendado (BOE de 8 de mayo y 9 de octubre de 1990). Como ya sabemos.168 La disolución de Yugoslavia profundamente la «Guerra de Kosovo» (1999) llevada a cabo.

.». 424. p. Brusseys’s. MYERS. 425. no obtuvo. Cfr. 428. H. que se convertiría después en propuesta francoalemana. que se había hecho sobre todo para superar las divergencias francoalemanas respecto a la crisis.. 2. pp. op.. Son sabidas las reticencias del Reino Unido en esta materia. 1992 (The Centre for Defence Studies. «L’UEO et l’OTAN dans le conflit. 16). la iniciativa francesa de principios de agosto de 1991. (nota 422). The Western European Union: Pilar of NATO or Defence Arm of the EC?. Cfr. C. pp. E. 426. El fracaso vendría a representar el último toque de campana del ambicioso proyecto del dúo CE-UEO de monopolizar la gestión del conflicto yugoslavo426. n. El fracaso de la iniciativa francesa. no deja de ser paradójico. 245-262.». REMACLE. 156-157. J. 68. «Dissonances franco-allemandes. Cfr. sobre todo cuando después la UNPROFOR iba a estar en gran parte compuesta por tropas de los Estados miembros de la UEO428. la unanimidad de los nueve miembros que formaban por aquel entonces la UEO. STARK. por la firme oposición británica425.. abriendo así el paso al Consejo de Seguridad. Esta propuesta. vol. precisamente. proponiendo el despliegue de una fuerza de interposición de la UEO en Croacia entre serbios y croatas con el fin de poder establecer un alto el fuego y posteriormente convocar una conferencia de paz424.. . SALMON TREVOR. supra parágrafos 41 ss. Londres. que adoptaría el embargo de armas el 25 de septiembre de 1991 al adoptar la Resolución 713427. op. (nota 80). cfr. 344. 1990-1992».. Londres. Cfr.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 169 materia de Política Exterior y de Seguridad Común423.A. Ello sólo 423. Para más detalles sobre esta posición británica. cit. cit. en la reunión del Consejo de Bon (18 y 19 de septiembre de 1991). «Testing Times for European Political Cooperation: the Gulf and Yugoslavia. país que ha dado siempre prioridad a sus relaciones trasatlánticas. International Affairs. Aproximadamente un 80% del contingente de la UNPROFOR en Bosnia y Herzegovina y un 60% del contingente en Croacia pertenecían a los Estados de la UEO. n. 427... Así surgió.

Éstas eran las alternativas propuestas en el informe presentado en nombre de la Comisión de Defensa por De Hoop Scheffer a la Asamblea de la UEO.000 soldados. L’Europe devant les crises de l’ancienne Yougoslavie. pudiendo recurrir además a un contingente suplementario de unos 3. el Consejo del Atlántico Norte presentaba una propuesta similar (6.429 Ninguna de estas opciones llegó a cuajar. prevenir la extensión del conflicto. . compuesta de unos 5.000 soldados. que 429.000 a 5.000 como personal de apoyo para diversos menesteres como controlar un alto el fuego.000 ó 6. informe presentado por Charles Goerens. 75. La politique européenne de sécurité. Cfr. 37ª sesión ordinaria. Se barajaron otras alternativas durante el verano de 1991 para un eventual despliegue de tropas terrestres: Un apoyo logístico a la misión de observación de la Comunidad Europea (European Community Monitoring Mission-ECMM) de 2. como mera comparsa de otras organizaciones. una fuerza de mantenimiento de la paz para la observación y el mantenimiento de un alto el fuego de 4. 1294. cuando el Consejo de Seguridad adoptó la Resolución 770430. 11. escolta y protección armada de esta misma misión. fue la de ofrecer 5. París. A este respecto. doc. La participación de la UEO volvería a estar sobre el tapete en agosto de 1992.000 soldados. pero el 1 de septiembre. Deuxième partie. acabando así la UEO. Asamblea de la UEO.000 soldados. en la que estaba incluido el contingente de la UEO)431. y una fuerza de mantenimiento de la paz de 20. A este respecto. doc.000 soldados. p. supra parágrafo 13. 11.500 a 5. Réponse au trente septième rapport annuel du Conseil. París. reunido el 28 de agosto de 1992. la respuesta del Consejo de la UEO. segunda parte. 430. 38 sesión ordinaria. contra su voluntad manifiesta. 6 de noviembre de 1992.000 a 3. etc. 27 de noviembre de 1991. p. más 10. cfr. 431.000 soldados.000. en la que alude a la posibilidad de recurrir a los organismos regionales para el establecimiento de corredores humanitarios en Bosnia-Herzegovina.170 La disolución de Yugoslavia puede interpretarse en clave de desconfianza entre los países europeos por varias razones que no podemos analizar aquí. 1342.

que comprendía las aguas internacionales en el Canal de Otranto y otros puntos de la costa yugoslava situados sobre todo a lo largo de la costa de Montenegro432. haciendo abstracción de ambas. los Estados Unidos sólo quieren intervenir desde una estructura amén de eficaz y operativa que ellos «controlen» (la OTAN). París. prefirió reforzar el contingente de la UNPROFOR. la UEO era incapaz de aportar una estructura militar operativa creíble. la UNPROFOR tuvo que recurrir posteriormente a la OTAN (no a la UEO) para su despliegue en Bosnia-Herzegovina. aunque en este caso sólo sirvió para poner en evidencia esa situación. 1337. ya que el Secretario General de Naciones Unidas. doc. al desempeñar este país por aquel entonces la Presidencia de la UEO. Informe presentado por M. sobre todo si se tiene en cuenta que Alemania tenía prohibido participar en operaciones terrestres. y dos. dos razones principales explican la elección: una. La flotilla de la UEO se encargaría también. Seis navíos. Para más detalles sobre esta operación. escoltados por cuatro aviones de patrulla marítima y helicópteros basados en tierra. 5 de noviembre de 1992. El Consejo de la UEO decidió el 10 de julio de 1992 establecer un control marítimo en el Adriático para vigilar las medidas impuestas por las Resoluciones 713 y 757 del Consejo. Al fin y al cabo. en colaboración con la 432. llevaron a cabo esta misión. 76. como creemos haber demostrado se revelaría poco consistente. L’organisation opérationnelle de l’UEO et la crise yougoslave. pp. con el fin de poder cumplir con los planes de paz Vance-Owen (de febrero de 1993) y Owen-Stoltenberg (20 de agosto). Marten. Las limitaciones operativas de la UEO llevaron a esta organización por derroteros más modestos. La operación se llevó a cabo bajo el mando de un Almirante italiano. centrándose sobre todo en el control de los embargos. 10-11.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 171 revelaba una vez más la «complementariedad operativa» o la «rivalidad competitiva» entre las dos Organizaciones a la hora de actuar a nivel internacional. cfr. ya analizadas. . algo que. Asamblea de la UEO.

E. más la aviación basada en tierra. Esta fuerza se convertiría en permanente desde abril de 1992. que a primera vista parece impresionante. como hemos apuntado ya. de 19 navíos. pp. A. Este balance. y a pesar de haberse repartido geográficamente el control del Adriático. Bruylant. recayera en el Comandante de las fuerzas navales aliadas en Europa meridional (COMNAVSOUTH). debió superar ciertas complicaciones surgidas sobre el terreno. por último. Sobre estas cuestiones. Iniciada el 15 de junio de 1993 y terminada el 12 de junio de 1996. cfr. Bruselas. DUMOULIN. la operación permitió controlar 74. 1. las divergencias empezaron a surgir entre europeos y americanos sobre la continuación o no del embargo. . 1998. Conviene resaltar. habrá que concluir que el balance de la operación no arroja un gran superávit.000 de los cuales fueron inspeccionados. y REMACLE. Estas dificultades movieron a las dos Organizaciones a introducir una cadena única de mando en la reunión común de sus Consejos el 8 de junio de 1993. Confiada ya.. 6. El resultado de la colaboración entre ambas flotas fue en conjunto positivo aunque. hay que matizarlo. ya que hubo numerosas violaciones del embargo434. Si a esto añadimos que a partir de noviembre de 1994. por la 433. una vez que se levantaron las sanciones económicas de las Naciones Unidas. Phénix de la défense européenne. decidiendo que el control operativo de la flota conjunto. 434. 239-241. que España participó tanto en el contingente de la OTAN como en el de la UEO. de vigilar el reforzamiento de las sanciones contra la nueva Yugoslavia decidido por el Consejo de Seguridad (Resolución 787). bautizando la operación con el nombre de «Sharp Guard».000 barcos.172 La disolución de Yugoslavia fuerza de la OTAN en el Mediterráneo STANAVFORMED433. L’Union de l’Europe occidentale. Otra misión de la UEO en relación con el embargo fue destinada a reforzar el control sobre el Danubio.400 desviados e inspeccionados en puerto y 6 interceptados en infracción.

España participó en la misión con miembros de la Guardia Civil. No se entiende. según se había previsto por el plan OwenStoltemberg de 20 de agosto de 1993. a la CSCE la actuación de esta se reveló muy poco eficaz435. J. en GONZÁLEZ ENRÍQUEZ. los Doce aceptan la proposición y más tarde harían lo propio tanto los croatas como los musulmanes de Bosnia-Herzegovina. En el marco de las acciones de la UEO en la antigua Yugoslavia. Cfr.. las peripecias del conflicto dilatarían considerablemente cualquier acción al respecto. Un mes más tarde del citado plan. C. 436. Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado. como Sarajevo. MARQUES. «La Unión Europea Occidental (UEO) y la prevención y resolución de conflictos». estando bajo la autoridad del país huésped. No obstante... 223-234 (p. que una misión de este tipo sea confiada a un organismo como la CSCE. Minorías nacionales y conflictos étnicos en Europa del Este. y fue la primera misión de la UEO abierta a los miembros asociados436. Su fin llegó una vez puesto en marcha lo pactado en Dayton.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 173 Conferencia de Londres sobre Yugoslavia el 27 de agosto de 1992. hasta que el 18 de marzo de 1994 las dos partes aceptan en Washington la pro- 435. UNED. Madrid. se adoptó un memorándum entre estos tres Estados y los países europeos en el que se recogían las bases para un despliegue de patrulleras de la UEO sobre el Danubio. pp. pues.. para dar cumplimiento a lo previsto en las Resoluciones 787 y 820 del Consejo de Seguridad. . estarían bajo la administración de Naciones Unidas y de la Unión Europea. permitía el uso de la fuerza contra los infractores del embargo. Con este fin. 231). La misión. apoyándolos en el establecimiento de una operación de policía aduanera. Tanto la ciudad de Mostar. el 20 de mayo de 1993. 77. Hungría y Rumanía). 2004. compuesta de 260 policías y agentes aduaneros. La operación consistía en reforzar la actuación de los países ribereños (Bulgaria. Éste es un ejemplo de los numerosos errores que se cometieron y de la utopía con la que se abordó al principio la crisis yugoslava.L. hay que mencionar también la denominada misión en apoyo de la administración europea de Mostar.

. y las autoridades federales y locales por la otra. Así las cosas. el 5 de julio de 1994 se firma el pertinente memorándum entre representantes de la Unión Europea y de la UEO por una parte. y entre ellas que se encuentran la de informar y asesorar al Administrador sobre todos los aspectos relacionados con el orden público. como administración local. «La Unión Europea Occidental (UEO). La Administración contemplaba diversas áreas. dándose por terminada la misión439. no apareciendo competencia alguna. 231. por tanto. pp. A. E. y prevé también que en esta fuerza participe la UEO. instituciones cívicas y defensor del ciudadano. en cuyas disposiciones transitorias se dispone la administración de Mostar por la Unión Europea. L’Union de l’Europe occidentale. 438. El 15 de octubre del mismo año se transfirieron las competencias de orden público a las autoridades locales. de «peace-Keeping» ni de «peace-enforcement». infraestructura. el artículo 12 del memorándum decide instaurar una fuerza de policía bajo la autoridad del Administrador. en el que se recoge el marco de esa Administración437. así como vigilar otras funciones. lo que la definiría como de «peace building» (consolidación de la paz). refugiados.. cit. El resultado de la misión fue la creación de una Policía Unificada serbocroata para Mostar en febrero de 1996. 437. La misión prevista era compleja.». (nota 436). Las funciones de la UEO están recogidas en el artículo 13. estrictamente hablando. DUMOULIN. Vid.. sanidad. En efecto. de funciones relacionadas con el mantenimiento del orden y de apoyo logístico al Administrador.. (nota 434). op. op. Se trata. cit. la selección y formación de la policía local. J. derechos humanos. de reconstrucción y políticos438..L. p. En manos del Batallón español de la UNPROFOR quedó la tarea de desarmar a los grupos militares y paramilitares. transporte y comunicaciones.. MARQUES. reorganización. . y REMACLE.174 La disolución de Yugoslavia posición de la Constitución de la Federación croatomusulmana. 439. 247-248.. comprendiendo aspectos humanitarios.

desarrolándose todo según el calendario previsto bajo la constante vigilancia de la IFOR440. a la luz de los últimos acontecimientos en la zona. 441. las autoridades croatas terminaran presionando a iniciativa de Estados Unidos sobre la población herzegovina. Un elemento distorsionador para conseguir este equilibrio lo constituía la existencia de una autoproclamada República de Herzeg-Bosna en 1993. 79. un reparto del poder político en Bosnia-Herzegovina. por tanto. son claro ejemplo de ello. 4. apoyada por las autoridades de Zagreb. Todo esto llevó a que. no dejaba de plantear serios problemas para el proceso de paz. 858. conviene preguntarse ahora brevemente cómo se fue desarrollando la situación en la zona posteriormente al Acuerdo de Dayton. haber dejado claro cómo la OTAN ha sabido erigirse en una entidad creible y capaz de llevar a los contendientes a la mesa de negociaciones. p. sino también en el plano regional. n.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 175 2. rechazaba la Federación croatomusulmana. Revue Générale de Droit International Public. favoreciendo un marco de relaciones políticas ¿pacíficas? y un equilibrio no sólo en esta República. Cfr. El Acuerdo de Dayton y la creación de la IFOR luego la SFOR. propiciando que el 2 de agosto de 1996 . Dicho Acuerdo ha permitido. «Chronique des faits internationaux». El equilibrio entre la Federación croatomusulmana y la República de Srpska ha sido algo en lo que los Estados Unidos pusieron mucho empeño441. ya que al responder a una entidad étnica serbia. con el fin de llegar 440. conviene dejar claro que todos los observadores y analistas de la situación en esta zona reconocen que la puesta en marcha de la vertiente militar prevista en el Acuerdo de Dayton ha tenido éxito. para poder alcanzar determinados objetivos. 100 (1996). LA OTAN Y LA CRISIS YUGOSLAVA: LA «GUERRA DE KOSOVO» (1999) 78. desde el punto de vista militar. Ya hemos analizado en las páginas precedentes la participación activa de la OTAN en apoyo de la UNPROFOR y como poco a poco sus acciones se fueron haciendo imprescindibles. en el sur-oeste de Bosnia-Herzegovina. Esta república. A este respecto. asimismo. Pensamos. Dicho esto.

Precisamente fue esto lo que falló en la nueva República Federativa de Yugoslavia. muy alejados de una cultura democrática y con un mosaico de pueblos y culturas difícil de encarrilar por las sendas de la convivencia y la tolerancia. Los orígenes del conflicto 80. también es evidente que establecer las bases de una sociedad civil democrática en casos como el de la antigua Yugoslavia. y no se encontraron demasiadas piedras en esta vertiente militar. . desencadenando así la «Guerra de Kosovo» (1999). Esto supuso evidentemente un programa de asistencia militar por parte de los Estados Unidos a la Federación croatomusulmana. porque de ellos se ocupaban los europeos442. con el fin de protegerse ella misma. Le Monde. materia de la que se ocuparon en gran medida los europeos. pero sí parece cierto que en el caso yugoslavo los serbios supieron hacer con nosotros «faenas» que no cuajaron precisamente con los estadounidenses.. Dicho esto. 442. Afirmación hecha por el ex-mediador estadounidense Richard Holbrooke en una carta enviada al Alto Representante para los aspectos civiles Carl Bildt.176 La disolución de Yugoslavia a una especie de paridad militar entre ambos. El tornado yugoslavo prosiguió su asolador camino trasladándose de Bosnia-Herzegovina y Croacia a la propia Serbia. se disolviera dicha «república». 2. y que generó no pocas dificultades. el camino político estaba abierto. 15 de mayo de 1996. No es difícil alcanzar esta conclusión cuando se analizan los acontecimientos. así como para promover la seguridad y la estabilidad en la región.1. empero. ya que los problemas bélicos se iban a desplazar de Bosnia-Herzegovina a una de las provincias de Serbia. que no se puede decir lo mismo en lo relacionado con los aspectos civiles. Cfr. tras la entrevista entre Tudjman y Clinton en Washington.. Hay que reconocer. Con todo esto. resulta un reto formidable. Puede ser algo simplista considerar que los aspectos militares funcionaron por estar bajo control de Estados Unidos y que los civiles no.

T.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 177 para centrarse en Kosovo. El problema kosovar para Serbia no era sin embargo novedoso. única nacionalidad no eslava y no cristiana de la antigua Yugoslavia. protesta contra un estatuto que consideran discriminatorio tal y como se había recogido en la Constitución de 1974. especialmente p. el Gobierno de Belgrado respondió declarando el 27 de febrero de ese año el «estado de emergencia» y enviando tropas contra mineros y estudiantes en huelga. . Défense Nationale. Para un análisis de estos acontecimientos. A partir de entonces los acontecimientos iban a precipitarse el 23 de marzo de 1989 el Gobierno serbio revocó el estatuto de autonomía de Kosovo. cfr.. a raíz de las manifestaciones independentistas de enero y febrero de 1989. the International Community should assist in Establishing an Independent Kosovo». Georgia Journal of International Law and Comparative Law. año en que la población albanokosovar. En este contexto. El 25 de junio de 1989 éste consiguió reunir un millón de serbios para conmemorar el sexto 443. 62-79 (p. castigando a la población musulmana. ya que las causas eran políticas. pues la política serbia respecto a la mayoritaria población albanófona de Kosovo era escandalosa. 460. V. Razones había. agosto-septiembre 1999. «Le Kosovo entre la guerre et la paix». Pero el problema que sangraba a la antigua Yugoslavia no iba a terminar ahí. reprimiendo brutalmente las manifestaciones de protesta443. pero sobre todo de su Presidente Slobodan Milosevic. Posteriormente.. el asunto de Kosovo se inició formalmente en 1989 a raíz de la revocación del estatuto de autonomía por el Gobierno de Belgrado. y el conflicto de «Kosovo» o «Kosova» iba a sustituir al de Bosnia-Herzegovina y al de Croacia. «Human Rights Abuses in Yugoslavia: To Bring and End to Political Oppresion. Cfr. pp. 63). Kosovo se fue convirtiendo poco a poco en el epicentro de la batalla política de Serbia. Para el Profesor Victor-Yves Ghebali. Las causas políticas del conflicto se remontan a 1981. 81.-Y. BAGGET. 457-476. pp. GHEBALI. Todo parece indicar que Serbia quería resarcirse de las cesiones que tuvo que hacer en Bosnia-Herzegovina.

BUZZI. de ahí la dinámica de «exclusión étnica» o de «limpieza étnica» que se iba a instaurar en la región446. París I. lo cual constituía un acto de trascendental importancia. En julio de 1990. una mayoría importante de los representantes políticos de Kosovo votó la «La Declaración Constitucional de la República del Kosovo». reivindicando la Gran Serbia y enarbolando el estandarte del movimiento nacionalista panserbio444. 4. octubre 1998. CEDIN. No en vano despidieron de sus trabajos a unas 75. fuerzas serbias cerraron el diario albanés «Rilindja». 2001. Conviene resaltar que la Declaración no propugnaba un «Estado independiente». 445. 82. Meridiano Ceri. al mismo tiempo que abolieron los tribunales a nivel local. sino una «república» dentro de la Federación yugoslava. entre los que se incluían médicos. «De Kosovo a Kosova. y vuelta a empezar». ya que implicaba la reivindicación del «derecho a la autodeterminación». el Parlamento serbio aprobó en un referéndum las reformas constitucionales referentes tanto a Kosovo. El conflicto continuaría agravándose una vez que los líderes políticos kosovares decidieron seguir adoptando nuevas medidas políticas para contrarrestar las serbias.. Fue el 19 de octubre de 1991 cuando la Asamblea 444. 446. El 8 de agosto del mismo año. Así.178 La disolución de Yugoslavia centenario de la batalla de Kosovo Polje. la prohibición de la enseñanza de la lengua albanesa y la adopción de una auténtica ley marcial que otorgaba a las fuerzas de Belgrado plenos poderes. policías. 4-11. p. Los numerosos actos de barbarie que éstas cometieron sobre el terreno tenían por objetivo empujar a los albanokosovares a emigrar445. modificado su estatuto. profesores. como a la Voivodina. como Kosovo. como la disolución del Parlamento Kosovar. de 15 de junio de 1389. . el 7 de septiembre de 1991. L’intervention de l’OTAN en République fédérale de Yougoslavie.. pp. París. etc. A. y en los meses siguientes las autoridades serbias iban a adoptar una serie de medidas represivas. STRAZZARI. Sobre los orígenes del conflicto kosovar. contra los turcos. Préface de Pierre Michel Eisemann. Cfr. cfr. provincia que había visto.000 personas. F..

El conflicto kosovar. Este resultado parece extraño. n. después de que se celebrara clandestinamente un referéndum entre el 26 y el 30 de abril de ese mismo año en el que el 87% de la población tomó parte. espectacular. Hay que resaltar. sobre todo. 450. 449. limitándose los Estados a declaraciones de apoyo. iba a agravarse considerablemente a raíz del nacimiento del Ejército de Liberación de Kosovo (UÇK). Aunque no se sabe exactamente cuándo se creó. Cfr.87% de los votantes447. y a pesar de las simpatías con las que contaba a nivel internacional. 9..56% de los votos. No obstante. como el que se creó en Turquía en 1982 con el nombre de «Mo- . Política Exterior. «De Kosovo a Kosova y. STRAZZARI. que antes del UÇK había habido otros movimientos. 1998. se presume que la población serbia no participó en tal plebiscito. El poco éxito obtenido a nivel internacional no impidió que los kosovares continuaran con sus reivindicaciones políticas basadas en el derecho a la autodeterminación. si se toma en consideración la estrategia adoptada por Rugova que fue la de prevenir la violencia apoyando sólo una campaña de resistencia no violenta frente a las autoridades serbias. 447. op. reconocido sólo por Albania. Cfr.».. así como partidos políticos y elecciones propias. El resultado es. El respaldo popular que obtuvo Rugova fue de 99. una fiscalidad.. F. pp. Fue así como se llevaron a cabo unas elecciones el 24 de mayo de 1992 para elegir un Parlamento y un Presidente. sin embargo. aprobando la secesión el 99. F. que se había mantenido hasta entonces como esencialmente político e interno. cit. lider de la Liga Democrática de Kosovo (LDK) y único candidato en las elecciones presidenciales448. Esta estrategia también era apoyada por los líderes religiosos. VEIGA. creándose a partir de entonces una auténtica estructura estatal paralela que implicaba un gobierno. «El conflicto de Kosovo». los éxitos obtenidos fueron más que modestos. aunque al participar el 87% de la población. 45-59 (p. un parlamento. 448.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 179 provincial declaró Kosovo como Estado independiente. pero absteniéndose de reconocer a la «nueva República»449. 47). (nota 446). p. proclamándose la República de Kosovo. que corresponde con la población de origen albanés. 64.. se presume que fue a finales de 1992 o principios de 1993450. bajo la presidencia de Ibrahim Rugova. pues.

180

La disolución de Yugoslavia

83. A partir de entonces, y a raíz de ciertos actos terroristas
llevados a cabo por el UÇK451, el conflicto toma una nueva dimensión, al ir perdiendo la población albanokosovar su fe en el
dialogante Rugova en beneficio de las tesis más violentas de la
UÇK452. Los gérmenes de la internacionalización del conflicto
empiezan a vislumbrarse453. Pero, ¿qué respuesta dio la comunidad
internacional al conflicto kosovar antes de que la OTAN decidiera intervenir militarmente?
2.2. La respuesta de la comunidad internacional
hasta el inicio de los bombardeos
84. Los orígenes del conflicto kosovar arrancan, pues, en la
época en que la antigua Yugoslavia empieza a desmembrarse, pero
este hecho, que se desarrolló entre 1990-1995, ocultó en gran medida a la opinión pública la tormenta que estaba gestándose sobre
Kosovo. Por eso precisamente, la mayoría de los autores estiman
que el problema kosovar se agudizó considerablemente a partir de
vimiento para la República Albanesa de Yugoslavia», que se transformaría después en 1985 en el Movimiento para la República Popular de Kosovo. Sobre
estos aspectos vid. CHICLET, Ch., «Los orígenes del “Ejército de Liberación de
Kosovo”», Le Monde diplomatique, mayo de 1999, pp. 14-15.
451. El UÇK se comportó en muchas ocasiones como una auténtica organización terrorista, siendo utilizado en algunos casos por la CIA y por los servicios secretos alemanes (BND). En esos años nunca fue considerado como un
legítimo representante del pueblo kosovar. No obstante y a pesar de todo, su
ascenso fue irresistible, obteniendo muy pronto un trato de favor de la comunidad internacional. Así pues, de un pequeño grupo de rebeldes se pasó rápidamente a 30.000 combatientes armados, entrenados por la CIA y el BND, así
como por instructores turcos y afganos.
452. Esto se ve con rotundidad sobre todo desde los comienzos de 1996.
453. Hay que reconocer, sin embargo, que esa internacionalización fue al
principio muy tímida, aunque ya se tenían pruebas fehacientes de graves violaciones de derechos humanos, como lo demuestra el Informe de la Comisión de
Derechos Humanos sobre Kosovo. A este respecto, cfr. La question du Kosovo,
doc. E/CN.4/Sub. 2/1992/N60/14, de 4 de agosto de 1992.

La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999)

181

la firma del ya analizado Acuerdo de Dayton, al permitir a las
autoridades de Belgrado centrarse en la provincia autónoma.
Desde esta perspectiva, no es extraño constatar que, aparte de
la resolución sobre Kosovo que adoptó la Subcomisión para la Prevención de la Discriminación y Protección de las Minorías, en
agosto de 1993, en la que se achacaba al Gobierno de Belgrado de
discriminación contra la población albanesa de Kosovo y violaciones de derechos humanos454, la comunidad internacional no se
preocupara demasiado del problema. Podría incluso decirse que
excepto algunos países tradicionalmente interesados en los conflictos que en la última década han tenido lugar en la antigua Yugoslavia, como Alemania455, el de Kosovo no dio quebraderos significativos de cabeza a la comunidad internacional456 hasta que se
produce la explosión social que sacude a Albania en los meses de
marzo y abril de 1997457. Como se sabe, durante la revuelta popu-

454. Sobre esta cuestión, cfr. Doc. E/CN.h/Sub2/RES/1993/9, p. 35, que
trata la situación en Kosovo.
455. Como ya sabemos, Alemania se adelantó a los demás países de la
Unión Europea a la hora de reconocer la independencia de Eslovenia y Croacia, haciendo «pasar por el rodillo» a los demás. En el conflicto de Kosovo, ciertas voces se han levantado para denunciar el apoyo que los servicios de inteligencia alemanes han prestado al UÇK desde 1996, seleccionando y entrenando
sus mandos, así como suministrándoles «armas y material de transmisión sacados de las reservas de la ex-Stasi». A este respecto, cfr. CHICLET, Ch., «Los orígenes del Ejército...», op. cit. (nota 450), p. 15.
456. Como ya vimos, fue la CSCE la primera en preocuparse por la situación reinante en Kosovo al decidir enviar en los comienzos del mes de agosto
de 1992 una misión a Kosovo, Voivodine y Sandjak, estando ya la República
Federativa de Yugoslavia suspendida de la CSCE. Vid. GHEBALI, V.-Y., «Le Kosovo entre la guerre et la paix», op. cit. (nota 443), p. 68.
457. Ver, sin embargo, el análisis que lleva a cabo sobre esta materia GHEBALI, V.-Y., «Le Kosovo entre la guerre et la paix», op. cit., pp. 67-70. Un dato
a destacar antes de esas fechas es la toma de posición del Congreso de los Estados Unidos que en agosto de 1996 se pronunció por la autodeterminación de
Kosovo, preconizando al mismo tiempo el nombramiento de un enviado especial para esa provincia.

182

La disolución de Yugoslavia

lar, los amotinados saquearon los cuarteles del ejército y la policía
apoderándose de más de un millón de armas de todo tipo, muchas
de las cuales acabaron en manos del UÇK, permitiéndole reforzar
sus actividades de guerrilla, lo que acarrearía a su vez mayores represalias por parte de las fuerzas de policía y paramilitares serbias.
De esta represión llegó a ocuparse la propia Asamblea General de
las Naciones Unidas que el 12 de diciembre de 1997 solicita de las
autoridades serbias que pongan fin a la represión de la población
de origen albanés de Kosovo (Resolución 52/139).
En realidad, durante todo este período, el tema crucial que
continuaba sin ser resuelto era que mientras la población de origen albanés de Kosovo quería ejercer el derecho de autodeterminación, incluyendo la independencia, para las autoridades serbias
se trataba pura y simplemente de un asunto interno, considerándose con el derecho de adoptar todas las medidas necesarias para
garantizar la integridad territorial del Estado458. Las diferentes propuestas que se sucedieron para intentar que las partes llegaran a
un mínimo acuerdo fracasaron459, como ocurrió anteriormente en
los conflictos de la ex-Yugoslavia, lo que parecía demostrar que el
principio de la integridad territorial del Estado no es inamovible
en determinadas circunstancias.
85. La situación en la provincia de Kosovo adoptó tal cariz
que el conflicto sólo podía internacionalizarse, terminando en el
Grupo de Contacto (Alemania, Estados Unidos, Francia, Italia,
Reino Unido y Rusia), primero, y en el Consejo de Seguridad,
después. El Grupo se ocupó de Kosovo en dos reuniones que tuvieron lugar el 9 y 25 de marzo de 1998, proponiendo los Ministros de Asuntos Exteriores de los países respectivos, entre otras
458. Vid. BERMEJO GARCÍA, R., «La Guerra de Kosovo y el Derecho Internacional Humanitario», en BLANC ALTEMIR, A. (coord.), La protección internacional de los derechos humanos, Tecnos, Madrid, 2000, pp. 169-189.
459. A este respecto, BAGGETT, T., «Human Rights Abuses in Yugoslavia...», op. cit. (nota 443), pp. 464-465.

La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999)

183

medidas, un embargo de armas total contra la República Federativa de Yugoslavia, incluida Kosovo460. Conviene notar que en la
reunión del 9 de marzo, celebrada en Londres, el Grupo de
Contacto se mostró bastante dividido entre, por un lado, Estados
Unidos y el Reino Unido, partidarios de una reacción rápida y
contundente y, por otro, Francia e Italia mucho más comedidos,
mientras que Alemania, que ya había conseguido lo que quería,
defendía una eventual mediación. Con estos mimbres no se podía
urdir el cesto, y el resultado fue la adopción de una Declaración
en la que se condenaba tanto el uso excesivo de la fuerza contra
civiles por parte serbia como cualquier acción terrorista del
UÇK461; en ella, además, ni se apoyaba la independencia de Kosovo ni el statu quo imperante462, aunque se aludia a la necesidad
de respetar los derechos humanos463.
Unos días más tarde, el 31 de marzo de 1998, el Consejo de
Seguridad, que se reunió a instancia de los Estados Unidos y del
Reino Unido, adoptó la Resolución 1160 en la que se decide el
embargo total de armas a la República Federativa de Yugoslavia
propuesta por el Grupo de Contacto. Además, el Consejo condena sin paliativos «el uso de una fuerza excesiva por las fuerzas policiales serbias contra civiles y manifestantes pacíficos en Kosovo, así

460. La situación sobre el terreno era casi de guerra abierta. En febrero,
varias unidades serbias cercaron la ciudad de Likosan, respondiendo el UÇK
con una emboscada matando a cuatro policías serbios. Unos días más tarde, las
fuerzas serbias mataron a 16 guerrilleros, prosiguiendo sus ataques con la denominada «masacre de Drenica», un ataque a las poblaciones de Prekaz y Lausa
que tuvo lugar entre los días 4 al 7 de marzo en el que murieron unos 80 kosovares. Cfr. Keesing’s 44, 1998 (3), p. 42156. Después prosiguió una especie
de guerra abierta hasta el mes de octubre de 1998, en la que se calcula que hubo
unos 150 muertos entre soldados y policías serbios y en torno a 1.500 kosovares.
461. Para el texto de la Declaración, cfr. Doc. S/1998/223 Anexo, de 12 de
marzo de 1998.
462. Ibíd., párrafo 9.
463. Ibíd., párrafo 5.

184

La disolución de Yugoslavia

como todos los actos de terrorismo del Ejército de Liberación de
Kosovo o de cualquier otro grupo o persona, y todo el apoyo externo a las actividades terroristas en Kosovo, incluidas la financiación, la provisión de armas y el adiestramiento». La importancia de
esta condena es esencial, ya que se parte de la premisa de que el
conflicto ha sobrepasado las fronteras de la República Yugoslava464,
como importante es también el hecho de que la resolución afirme
«el compromiso de todos los Estados Miembros de respetar la
soberanía y la integridad territorial de la República Federativa de
Yugoslavia». Conviene resaltar, sin embargo, que un lector avisado
dirá de esta resolución que no califica la situación como una amenaza a la paz y a la seguridad internacionales, tal y como está previsto en el artículo 39 de la Carta de las Naciones Unidas.
No obstante, dando una de cal y otra de arena, el Consejo de
Seguridad resalta «que para poner fin a la violencia y al terrorismo
en Kosovo, las autoridades de Belgrado deben ofrecer a la comunidad albanesa de Kosovo un proceso político auténtico» que debe
comprender «un grado sustancialmente mayor de autonomía y de
administración propia satisfactoria», aunque esta evolución debería basarse en la integridad territorial de la República Federativa de
Yugoslavia. Se insta además, en esta resolución, al diálogo político
entre las autoridades de Belgrado y la comunidad albanesa de Kosovo, expresando su apoyo a las gestiones de la OSCE con el fin
de resolver de forma pacífica la crisis en Kosovo y solicitando informes, entre otros, del Secretario General de la ONU, del Grupo
de Contacto, de la propia OSCE y de la UE. Por último, se insta
a la Oficina del Fiscal del Tribunal Penal Internacional para la exYugoslavia a recoger información sobre los actos de violencia que
se produjeron en Kosovo por si pudieran quedar comprendidos en
su jurisdicción465, resaltando que si no se progresa adecuadamente

464. Implícitamente, se condena pues el adiestramiento del UÇK en el
norte de Albania, la financiación por parte de Arabia Saudí o Turquía, etc.
465. Algo se atisbaba ya entonces en el horizonte.

adoptando. traveled through the town of Decane. Un interesante análisis a este respecto es el que lleva a cabo NOVOSSELOFF. el Presidente en ejercicio de la UE. La acción armada institucional onusiana se vio paralizada porque ya en ese momento Rusia y China se oponían a cualquier acción militar contra Milosevic467. A últimos de mayo de 1998.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 185 hacia una «solución pacífica de la situación en Kosovo se considerará la adopción de medidas adicionales». 403 ss. Una prueba de cómo las autoridades de Belgrado cumplían las promesas. la OTAN llevó a cabo unos ejercicios militares en Albania y Macedonia con el fin de proteger sus fronteras.S. Holbrooke sent a telegram back to the U. En estas difíciles circunstancias se volvería a reunir el Consejo de Seguridad. Robin Cook. Le Conseil de sécurité des Nations Unies et la maîtrise de la force armée. p. el 8 de junio de 1998. . T. lanzando una seria advertencia a las autoridades de Belgrado. habiendo decidido la mayoría imponer sanciones a Belgrado. stating “we have just seen the Truman Show in Decane”» (BAGGETT.».. cit. señaló que varios Estados europeos estaban pidiendo acciones militares contra Yugoslavia. As Holbrooke passed through Decane. Bruselas.. Milosevic. Mr. when the U. se empezaron a adoptar al margen de la comunidad internacional institucionalizada algunas medidas. su im466.S. op. «Human Rights Abuses in Yugoslavia. 86. 468). Dialectique du politique et du militaire en matière de paix et de sécurité internationales.. he saw Serbian soldiers standing in the shadows with rifles while ethnic Albanians sat on the curb playing checkers. con una comunidad internacional frustrada y cansada del conflicto. during which they assured him that hostilities had ceased. Bruylant. a los que se unirían después los Estados Unidos. Holbrooke had been in Belgrade for a meeting with Serbian authorities that had lasted for several hours. State Department. 467. pp. En este contexto.. Richard Holbrooke. así como de las promesas del Sr. 2003. Las premisas puestas por esta resolución no detuvieron los actos de violencia en Kosovo ni se atisbaron los menores indicios de solución. el 23 de septiembre. se encuentra clara y meridianamente en el texto siguiente: «A dramatic example of the ineffectiveness of the attempted talks occurred in late June 1998. negotiator. [nota 443]. A. papel mojado siempre466.

sin embargo. sí se acepta dicha calificación. se considera que la afluencia de refugiados a Albania.000 personas de sus hogares». nota 3 (http://www. Pero las obligaciones principales recaen sobre Belgrado que debe «cesar toda acción por parte de las fuerzas de seguridad que afecte a la población civil y ordenar la retirada de las unidades de seguridad utilizadas para la represión contra la población civil». novembre 1998.. P. se describe la situación humanitaria como catastrófica y se manifiesta una profunda preocupación por las violaciones de los derechos humanos y del Derecho internacional humanitario. Actualité et droit international. ¿significa esto que antes de esa deterioración la situación no constituía una amenaza? A este respecto. al situar el conflicto en el ámbito del artículo 39 de la Carta de las Naciones Unidas468.. Algunos autores.org/adi).. DESPRETZ. Bosnia-Herzegovina y a otros países europeos es fruto del empleo de la fuerza en Kosovo. «Le droit international et les menaces d’intervention de l’OTAN au Kosovo». se reconoce que la situación en Kosovo constituye un conflicto armado. Se exige además al Gobierno serbio que permita «una supervisión internacional efectiva y continua en Kosovo» por parte de la Misión de Observación de la CE y por las misiones diplomáticas acreditadas ante la República Federativa de Yugoslavia. haciendo un análisis semántico del texto de esta resolución han señalado que si habla de que es la deterioración de la situación la que constituye una amenaza a la paz.ridi.186 La disolución de Yugoslavia portante Resolución 1199. y el desplazamiento de más de 230. lo que aclara considerablemente la cuestión. . lo que ha provocado numerosas bajas entre la población civil. Aquí. cfr. Por 468. así como facilitar el regreso a sus hogares de los refugiados y personas desplazadas en condiciones de seguridad. Sobre la base de estas constataciones. también «el uso excesivo e indiscriminado de la fuerza por las fuerzas de seguridad serbias y por el ejército yugoslavo. y se afirma que el deterioro de la situación en Kosovo constituye una amenaza a la paz y la seguridad en la región. se pide tanto a las autoridades de Belgrado como a los dirigentes albaneses de Kosovo que entablen seriamente un diálogo con participación internacional y con un calendario claro. en ella.

presentando R. así como la verificación de la situación en Kosovo. n. ex-Secretario de Estado adjunto y mediador estadounidense en la antigua Yugoslavia. Hay que resaltar que desde la Resolución 1199 del Consejo de Seguridad. «Chronique des faits internationaux». la retirada de las fuerzas serbias y el regreso de los refugiados.. estableciendo una serie de medidas para garantizar el plan. un plan de paz a Milosevic el 5 de octubre. la retirada de las fuerzas serbias de Kosovo va a ser una constante. Hoolbrooke. pues testimonios diversos parecían acreditar que las fuerzas serbias continuaban perpetrando actos de violencia contra la población civil. 469. solicitando de los Estados miembros que indiquen las fuerzas que desean poner a disposición para llevar a cabo la operación469. puesto que en ella se ordena la retirada de las unidades de seguridad (fuerzas policiales y paramilitares) utilizadas contra la población civil a causa de los abusos cometidos. Révue Générale de Droit International Public. Además. En este contexto entra en acción la diplomacia americana. 103 (1999). El plan recogía la creación de instituciones legislativas y ejecutivas Kosovares durante el período provisional. 470. se recuerda a las autoridades yugoslavas su responsabilidad primordial de velar por la protección y seguridad del personal humanitario y se hace un llamamiento para que se adopten todas las medidas apropiadas para velar por el personal de observación con el fin de que puedan cumplir sus funciones sin la amenaza o el uso de la fuerza ni ninguna otra injerencia. ibíd. Sobre estos aspectos. como el cese del fuego. Este plan preveía una autonomía sustancial provisional para Kosovo. esta resolución «penetra» ya la soberanía del Estado yugoslavo sobre Kosovo. avalado por el Grupo de Contacto470. Como se puede comprobar.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 187 último. 1. Esta amenaza de uso de la fuerza por parte de la OTAN llevó a las autoridades de Belgrado a anunciar el 28 de septiembre el cese de los combates en Kosovo. mientras se elaborara el estatuto definitivo a negociar en tres años. la OTAN prepara el 24-25 de septiembre la última fase de la planificación tendente a llevar a cabo acciones de castigo contra los objetivos militares en Kosovo. p. 222. cfr. para hacer comprender mejor el mensaje lanzado a Belgrado. . Cfr. lo que no fue considerado suficiente por la OTAN.

El objetivo es controlar la retirada de las fuerzas serbias. «Kosovo Plan Removes Serbia’s Authority». cfr. 2. cuyo objetivo es la independencia. algunas fuerzas reducidas con un componente del 90% de la comunidad albanesa473. más moderados. el regreso de los refugiados y las actividades del UÇK.. por lo que la OTAN decidió el 13 de octubre activar el operativo militar de la Alianza. 87. 473. que recoge además un programa de verificación sobre Kosovo. . Este acuerdo sería después objeto de aprobación por la Resolución 1203 del Consejo de Seguridad. Uno de los elementos más importantes previsto por la resolución. pudiendo permanecer. A este respecto. aunque fue considerado un paso importante por los partidarios de Ibrahin Rugova. 472. A este respecto. Bruselas. Financial Times. ver la carta de 9 de octubre de 1998. que podía dar lugar a operaciones aéreas de castigo en un plazo de cuatro días471. que el Secretario General de la Alianza envió a todos los representantes permanentes ante el Consejo del Atlántico Norte.188 La disolución de Yugoslavia Éste no obtuvo una respuesta clara de las autoridades de Belgrado. Oficina de información y de prensa. lo constituye el hecho de que las autoridades de Belgrado aceptan iniciar negociaciones con los representantes kosovares para debatir la autonomía del territorio.000 observadores472. cuya argumentación está recogida en el Informe de la OTAN Kosovo: un an après-Réalisations et défis. para lo que la OSCE enviará para esta misión 2. de 24 de octubre. 471. la retirada de la mayoría de las fuerzas de policía serbias. La amenaza de la OTAN daría rápidamente sus frutos y dos días más tarde se concluiría un acuerdo en el que ya se descartaban las operaciones de castigo de la Alianza en Kosovo y que tenía como objetivo esencial la verificación del cumplimiento de lo previsto en la Resolución 1199. G. Hay que resaltar que este acuerdo no fue aceptado por el UÇK. p. 2000. sin embargo. DINMORE. de 19 de noviembre de 1998. p. El contenido de esas negociaciones comprendía además algo en lo que venían insistiendo los países occidentales. 26.

y a la luz de las garantías adoptadas. 486. porque ¿quién podía fiarse de las autoridades de Belgrado?. 474. al menos formalmente. las conversaciones se inician. Finalmente. P. tal y como estaba previsto. A este respecto. y al envío de tropas por parte de la OTAN con el fin de garantizar el acuerdo avalado en la Resolución 1203 del Consejo de Seguridad.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 189 El acuerdo se puso en práctica y los miembros de la Misión de verificación de la OSCE llegaron a Pristina. p. Vencidas estas reticencias. cfr. llegado el caso. el 6 de febrero en Rambouillet.M. . una vez más.. Francia y el Reino Unido474. Estos dos últimos países se habían mostrado partidarios de recurrir a acciones militares. el interesante estudio de DE LA GORCE. No obstante. decidió dar el 29 de enero de 1999 un ultimátum a las partes en conflicto intimándoles a iniciar las negociaciones para llegar a una solución política en el plazo de 8 días475. En estas circunstancias. 103 (1999). 18. Sin embargo. descubriéndose al mismo tiempo la matanza de 45 Kosovares de la comunidad albanesa en Racak. el Grupo de Contacto. n. 475. «La historia secreta de las negociaciones de Rambouillet». existía cierta desconfianza en relación con su seguridad. Le Monde diplomatique. que el problema de Kosovo se canalizaba hacia unas vías de solución. 2. de los observadores de la OSCE. la confianza puesta en ello iba a tambalearse cuando el 15 de enero de 1999 los miembros de la Misión de observación de la OSCE eran atacados. mientras que las autoridades de Belgrado y los líderes del UÇK se mostraron muy reticentes. lo que llevó a la OTAN a reforzar su presión sobre Belgrado sin olvidar la solución política. El ultimátum fue aceptado inmediatamente por el moderado Ibrahin Rugova. todo parecía indicar. «Chronique des faits internationaux». es por ello que la OTAN decidió desplegar en Macedonia una fuerza de unos 2. Cfr. presionado por Estados Unidos. Estos hechos decepcionaron una vez más a los países occidentales. p. Révue Générale de Droit International Public. mayo de 1999. 88.000 soldados con el fin de venir en ayuda.

Sin embargo. del famoso Apéndice B de los acuerdos. salvo para crímenes de guerra o contra la humanidad. prohibición de cualquier cambio unilateral del estatuto provisional de la provincia. 11 y 15 consagraban la ocupación por parte de la OTAN. el fracaso478 en lo referente a la 476. 477. que permanecieron en general inconciliables e inalterables477. aceptaban las bases políticas del acuerdo pero rechazaban la parte militar al oponerse al despliegue de una fuerza multinacional en Kosovo para controlar el acuerdo invocando el principio de su soberanía sobre ese territorio. ibíd. 478. El UCK se mostró muy intransigente. Los representantes de Belgrado. respeto al derecho de todas las comunidades. sólo quedaba constatar el fracaso de las negociaciones.). no habría persecuciones judiciales para acciones cometidas durante el conflicto de Kosovo. solución de la crisis con un diálogo entre las partes en conflicto. Las negociaciones se desarrollan a puerta cerrada y de manera indirecta de forma que las partes negociadoras utilizan a los tres mediadores americano. participación internacional y cooperación de las dos partes en presencia para el establecimiento de un futuro reglamentario de la crisis (cfr. integridad territorial de Yugoslavia y de los Estados vecinos. por su parte. Esa fuerza multinacional debía estar compuesta en gran parte por tropas de la OTAN. Al llegar las negociaciones a un callejón sin salida sobre la parte política del acuerdo referente al estatuto de autonomía. Estos principios eran los siguientes: Necesidad de poner término a la violencia y de respetar el alto el fuego. Rafael Poch-de-Feliu. lo que provocaba una cierta extrañeza en los países del Grupo de Contacto. amnistía y liberación de todos los prisioneros políticos. recogiendo diez principios476 que contenían lo esencial de las tesis defendidas por los países occidentales. particularmente en lo que se refiere a sus lenguas. De este . lo que se hizo el 23 de febrero.190 La disolución de Yugoslavia El texto que debía servir de base en las negociaciones era el proyecto de acuerdo adoptado por el Grupo de Contacto. alemán y ruso para dar a conocer sus posiciones. esperando poner a punto una solución definitiva. según el corresponsal de La Vanguardia en Moscú. Parece que en el fracaso de las negociaciones también influyó. a sus instituciones religiosas y a la enseñanza. en principio de tres años. no ya de Kosovo sino de toda la Federación Yugoslava. cuyos apartados 7. 8. a causa de su rechazo por parte kosovar. transición. la introducción a última hora por parte de Madeleine Albright. rechazando cualquier acuerdo que no previese claramente en un plazo determinado la independencia. elecciones libres y bajo el control de la OSCE.

En este contexto.. LXXXII (1999). 479. P. 480. Algunos intentos se llevaron a cabo sin embargo para tratar de encontrar una base jurídica implícita en las resoluciones anteriores al inicio de los bombardeos. El inicio de las acciones armadas por parte de la OTAN. p.. La retirada de los observadores de la OSCE fue el preludio de lo que se avecinaba. Rivista di Diritto Internazionale. .»). N. ibíd. 2. Le Monde diplomatique. el que dio la orden de iniciar los bombardeos (Operación «Fuerza Decidida») al Comandante supremo de las fuerzas aliadas en Europa («cosas veredes Mio Cid. cfr. por lo que las conversaciones se aplazan sine die el 19 de marzo.. RONZITTI.. pero ronto se abandonó por la contundente oposición de Rusia y China. junio de 1999. no debía paralizar la negociación sobre los otros puntos que fueron reenviados a posteriores negociaciones que se deberían iniciar el 15 de marzo. autorización que nunca se consiguió.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 191 parte política del plan de paz. n. las presiones de algunos países del Grupo de Contacto. Aquéllos acaban aceptando el acuerdo de paz. Fue el Secretario General de la Alianza. Ver también DE LA GORCE. tanto sobre los kosovares como sobre los serbios no se hicieron esperar.. al no contar con la autorización del Consejo de Seguridad480. 2. Unos la han considerado no autor. 479-480. 16. aunque todos eran conscientes de las dificultades. las precedentes resoluciones que hemos comentado anteriormente sólo ponen las «premisas» para autorizar posteriormente el uso de la fuerza. iniciándose la operación de la OTAN el 23 de febrero479. Estados Unidos sobre todo. «Historia de unas negociaciones engañosas». pp. suscitó agrios debates entre la numerosa doctrina que se ha ocupado de la llamada «Guerra de Kosovo». «Raids aerei contro la Republica federale di Iugoslavia e Carta delle Nationi Unite». «Trompetas de victoria para una guerra sin sentido». 17. Vid. el español Javier Solana.3. Como señala Ronzitti. p. La intervención armada de la OTAN y el debate sobre su legalidad 89.M. Esta nueva reunión abrió algunas esperanzas. pero los serbios lo rechazaron. esta vez incluyendo el plan político aceptado en Rambouillet. esta vez en París.

Que los bombardeos de la OTAN se llevaron a cabo sin autorización expresa del Consejo de Seguridad es evidente y. desde esta perspectiva. Les opposants les plus virulents forment un camp hétérogène associant étonnamment l’extrême droite à l’extrême gauche: les proSerbes de coeur (Grèce) ou de raison (Russie). puesto que se habían adoptado varias resoluciones en su seno y el tema kosovar continuaba figurando en su agenda483. REMIRO BROTONS. C. 481. el autor citado señala lo siguiente: «.. entre ellos los humanitarios482. op. p. pp. n. 69. 483.. «Deslegitimación del Derecho internacional: Kosovo». Para el Profesor Victor-Yves Ghebali. como la que transcribimos a continuación: «Contrariamente a la representación mediática de la carnicería.... en la antigua Yugoslavia. 482. Política Exterior.192 La disolución de Yugoslavia acorde con lo previsto en la Carta y por lo tanto ilegal481 mientras que otros han enarbolado argumentos para justificar el uso de la fuerza. es que el Consejo no estaba paralizado. ID. (nota 443)... Sí. o eventualmente recurrir a la Asamblea General armándose de la paciencia del Santo Job. les haïsseurs de la mondialisation. la intervención sería formal e inevitablemente ilegal. A este respecto. «¿De la asistencia a la agresión humanitaria? OTAN versus Consejo de Seguridad».. El Derecho internacional humanitario ante los nuevos conflictos armados. «crímenes» sin duda y muy «graves» se cometieron y hubieran seguido cometiéndose probablemente. Tirant lo Blanch. mayo/junio 1999. 2003. por lo tanto. 24. 371-398. 484. UNED. ver el estudio de DE CASTRO SÁNCHEZ. 2002. Las acciones armadas humanitarias: ¿hacia una injerencia humanitaria? Una aproximación teórico-práctica. A. pp. les pavloviens de l’antiaméricanisme (soit les nostalgiques du manichêisme de la guerre froide. p. no podemos compartir ciertas opiniones. C. surgiendo de sectores varios y diversos. cuyas . 543-580. cit. 76. «Le Kosovo entre la guerre et la paix». (coord.. es decir que según esta tesis se hubiera tenido que seguir negociando a pesar de los graves crímenes que se estaban cometiendo484.). en RAMÓN CHORNET. Otra cuestión que se suscitó por algunos autores que defendieron la ilegalidad de la intervención. Para un estudio de estas opiniones doctrinales. Valencia. Tesis de Doctorado. Madrid. les antieuropèens “souverainiestes”. estas condenas no están en general bien fundadas. Cfr.) ainsi que certains tiersmondiestes naguère prompts à justifier les accrocs au droit international classique au profit des mouvements antioccidentaux de libèration nationale». Cfr. Desde esta perspectiva.

intervención humanitaria y libre determinación (la “Guerra de Kosovo”)». a una “contestación del sistema de seguridad colectiva” para la única salida digna».. Reflexiones a partir del conflicto de Kosovo». «El Consejo de Seguridad y la defensa de los derechos humanos.. 4-8. sino que analiza los problemas que plantea en la actualidad el sistema de seguridad colectiva tal y como está recogido en la Carta. Porque . Santiago Ripol señala que «existe unanimidad en considerar que la acción de la OTAN es contraria a la Carta de las Naciones Unidas. STRAZZARI. p.. cit.. 10. 486. F. 127. n. LI (1999). 59-87. n. Sólo a partir de esta constatación común se advierten diferencias»486. en particular la posibilidad de bloqueo del Consejo de Seguridad a causa del derecho de veto485. 28. cfr. pp. «Uso de la fuerza. 1. p. aunque este último no se da por satisfecho sólo con decir que la intervención es ilegal. dejando al respecto pocas dudas. 485... Cfr. 93-132. agosto 1999. «De Kosovo a Kosova. El título de Paz Andrés Sáenz de Santamaría es bastante sugestivo y claro. conceptos emergentes como los de la “intervención humanitaria armada” que desde luego abren la vía. las muertes perpetradas por las unidades de Belgrado parecen haberse limitado al ámbito de los clanes considerados como el punto de apoyo del UÇK –entre los cuales se encontraban por ejemplo los Jashari– echando leña de este modo al fuego de las viejas divisiones intra-albanesas». (nota 451). difícilmente se puede hablar de “violencia serbia ciega e indiscriminada” contra los albaneses. nos parece.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 193 Entre nosotros... demasiado lejos. pp. Cfr. XVI (2000). «Kosovo: todo por el Derecho internacional pero sin el Derecho internacional». no debemos resignarnos a lo que hay.. ¿Acaso las fosas comunes.». con decenas de cadáveres de la comunidad albanesa son un invento de la prensa occidental o de los países de la OTAN? ¿Acaso el procesamiento de Milosevic se debe pura y simplemente a una manía persecutoria antiserbia del Fiscal del TPIY? Las matanzas producidas en la denominada «zona segura de Srebrenica» ¿es un sueño del General Morillon? Estas tergiversaciones no ayudan evidentemente a hacer análisis objetivos de la situación y crean una gran confusión en la opinión pública. Por su parte. De GUTIÉRREZ ESPADA. Meridiano Ceri. C. Anuario de Derecho Internacional. como Andrés Sáenz de Santamaría o Gutiérrez Espada. Revista Española de Derecho Internacional. op. si el Consejo no puede legitimar el empleo de la fuerza en circunstancias como las de Kosovo.. ciertos autores han defendido también la ilegalidad de la intervención. Más bien. Para este último autor «. pp. . ha víctimas fueron largamente expuestas a las telecámaras.

soit de toute autre manière incompatible avec les buts des Nations Unies”. Annuaire Français de Relations Internationales. . n. D’abord.) soit contre l’intégrité territoriale ou l’indépendance politique de tout Etat. «L’affaire du Kosovo et le droit international: points et contrepoints». Cfr. En ella se deja claro que: La 487. Baste citar como botón de muestra el caso. 12. “(. se adoptó una «Declaración sobre Kosovo» en la que figuran las razones de la intervención. De este autor. 2000. mais suivant ses propres termes. avec de bons arguments à notre sens.194 La disolución de Yugoslavia ido en su afirmación el internacionalista catalán. un recours à la force. Défense nationale. 286). no parece (. sans autorisation préalable du Conseil de sécurité et en dehors de la légitime défense. On aurait pu saisir cette occasion d’affirmer et de développer la doctrine de l’intervention d’humanité. Vid. así como «Aspects de l’intervention au Kosovo». Un mes después de iniciarse los bombardeos. qui se sont situés sur plusieurs terrains. pues unanimidad. Annuaire Français de Droit International. ver además «Aspects juridiques de l’intervention de pays membres de l’OTAN au Kosovo». y justificaron la intervención en estrictas razones humanitarias488. XLV (1999). Sa reconnaissance ne suppose pas une modification du droit existant. c’est-à-dire sur acucun. et pas davantage la consécration d’une coutume nouvelle. Au nombre de ces incompatibilités on ne saurait ranger la volonté de faire cesser les atteintes concertées et massives au droit humanitaire». qui n’interdit pas de façon complète le recours à la force par les Etats.. celui de l’OTAN. laissant la question ouverte. Elle peut se dégager en creux de la lecture de la Charte. Evidentemente. en la reunión de los Jefes de Estado y de Gobierno del Consejo del Atlántico Norte que tuvo lugar en Washington los días 23 y 24 de abril. décembre 1999.. pp. 280-291 (p.. ne peut qu’inquiéter. Inquiétante également est l’absence de justification convaincante donnée par les intervenants. 44-62. pp. de Serge Sur: «La question des conditions du recours à la force en droit international demeure posée. don’t on peut soutenir. 90. qu’elle n’est contraire ni à la Charte des Nations Unies ni au droit international. pp. On peut ici en rappeler plusieurs aspects. 488. las razones invocadas por los gobiernos de los Estados miembros de la OTAN no iban por los derroteros de la ilegalidad. inter alia.. unanimidad. 163-226. et l’affaire du Kosovo l’a davantage obscurcie que clarifiée. infra en este mismo párrafo.)487. même au nom du droit international et dans un contexte apparemment institutionnel.

de crimes de guerre et de crimes contre l’humanité. Il ne peut y avoir de paix durable sans justice». Si a esto añadimos el apoyo dado a la intervención por países como Argenti- 489.) 3. derechos humanos y primacía del derecho. 3 y 11 de la Declaración..) 11. Nos gouvernements coopéreront avec le Tribunal pénal international (TPI) pour l’ex-Yugoslavia. de nettoyage ethnique et de violence conduite par le régime de Belgrade sous la direction du président Milosevic. el ex-asesor de Asuntos de Seguridad Nacional del Presidente de los Estados Unidos.. en un artículo publicado en El País («¿Será la OTAN a sus 50 años. señalaron que dicha acción es a la vez necesaria y justificada490. La acción de la OTAN fue apoyada. A este respecto. en l’aidant à enquêter sur tour les responsables. qui a rejeté à plusieurs reprises tous les efforts visant à une résolution pacifique de la crise (.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 195 crisis de Kosovo pone en duda los valores que la OTAN defiende desde su fundación: democracia. Nous ne laisserons pas cette campagne de terreur réussir. paramilitaires et de police de la RFY représentent une violation flagrante du droit international. Les atrocités perpétrées contre le peuple du Kosovo par les forces militaires. Estas razones y principios se encuentran recogidos en los apartados 1. L’OTAN appuiera le TPI dans ses efforts pour obtenir des informations pertinentes. Zbigniew Brzezinski. Nos actions militaires sont dirigées. además. que transcribimos a continuación: «1. se insiste en que las acciones militares van dirigidas no contra el pueblo serbio. cuyos Ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa. se declara expresamente que las atrocidades perpetradas contra el pueblo de Kosovo por las fuerzas militares.. una víctima de la Guerra de Kosovo?»). por los países miembros de la UEO. paramilitares y de policía de Yugoslavia representan una violación flagrante del Derecho internacional489.. droits de l’homme et primauté du droit. al término de la reunión celebrada en Bremen los días 10 y 11 de mayo. mais contre la politique du régime de Belgrade. jusqu’aux plus hauts niveaux. 490. non pas contre le peuple serbe. La crise du Kosovo remet fondamentalement en cause les valeurs que l’OTAN défend depuis sa fondation: démocratie. decía: «Es instructivo detenernos aquí y preguntarnos: ¿quién apoya el uso de la fuerza para poner fin a la limpieza y matanzas étnicas en Kosovo y quién se opone a él? Las 19 democracias de la OTAN mantienen la mis- . sino contra la política del régimen de Belgrado. L’OTAN est résolue à l’emporter (. C’est l’aboutissement d’une politique délibérée d’oppression.

. cit. p. y otra que cree que las élites nacionales en el poder tienen el derecho soberano a incurrir en mini-genocidios de sus minorías» (El País. Gambia y Malasia491 nos encontramos con que la acción armada no es obra exclusiva de un puñado de países aislados492. p. Cfr. Para más detalles.196 La disolución de Yugoslavia na. quien dijo que la intervención de la OTAN «no es una guerra de agresión sino que defiende los derechos humanos que no pueden pisotearse en nombre del Derecho internacional.. La intervención también fue apoyada obviamente por otras personalidades. señalaba en un mensaje dirigido a la nación que había llegado el momento de poner fin a las matanzas que se estaban cometiendo en Kosovo. el Presidente del Gobierno español. Rusia y la India en el Consejo de Seguridad el 24 de marzo en el que se solicitaba un cese inmediato del uso de la fuerza. pp. . 493. ABC. 492. Cfr. BUZZI. 30 de marzo de 1999. En este proyecto de resolución se pedía el cese inmediato del uso de la fuerza contra la República Federativa de Yugoslavia. El Presidente de la República Francesa. que no logró hacer en Chechenia lo que Milosevic pretende hacer ahora en Kosovo. recordando al mismo tiempo los largos doce meses de negociaciones diplomáticas sin ningún éxito493. 14 de abril de 1999. ABC. hay dos visiones alternativas enfrentadas respecto al futuro de Europa: una que ve Europa como una comunidad genuinamente vinculada por un respeto compartido a los derechos humanos. Tres Estados relevantes votaron a favor: Rusia. China y la India. Karl Lehmann. 12). p. (nota 444). Jacques Chirac. Por su parte. A. Apoyo dado el 26 de marzo a raíz del proyecto de resolución presentado por Bielorrusia. en algunos casos no muy jurídicas pero lo suficientemente claras. L’intervention armée de l’OTAN. Las razones invocadas por los gobiernos de los Estados miembros de la OTAN fueron diversas. 491. Brasil. 74-75. cfr. entre las cuales sólo queremos destacar la del Presidente de la Conferencia episcopal alemana. que calificaba de ilícito.. no veo otra alternativa realista». Pese al fuerte deseo de paz. Los que se oponen violentamente son el errático admirador de Hitler en Bielorrusia y el actual régimen ruso. Gabón. ma postura (aunque un par de ellas titubeen) y las demás democracias europeas muestran en general su apoyo. 32. y la reiniciación urgente de las negociaciones. op.. 2 de abril de 1999. 31. Por consiguiente.

495. en su comparecencia ante el Congreso de los Diputados manifestaba que España y sus aliados «no tenían nada contra el pueblo yugoslavo. Nuestro objetivo es impedir más sufrimiento humano y más represión y violencia 494. 10 de mayo de 1999. en casos extremos. 31 de marzo de 1999. el Ministro de Defensa alemán. ni contra los serbios». A este respecto. podría ser necesario limitar la soberanía nacional. 38) señala lo siguiente: «En el acta final de Helsinki puede leerse desde 1975 que los derechos humanos ya no son asunto interno de un sólo país. es obvio que tampoco podían faltar declaraciones expresas del Secretario General de la Alianza Javier Solana. p. Finalmente. en un artículo titulado «Alemania y la guerra fundada» (ABC. para la implantación de los derechos humanos.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 197 José María Aznar. aunque «no debemos permanecer impasibles ante una campaña sistemática de exterminio»494. debemos estar también dispuestos a defenderlos del asesinato y del homicidio para que la Humanidad pueda tener un mejor futuro». Por otro lado. Haciendo un repaso de lo que los derechos humanos representan para la comunidad internacional. el Parlamento Europeo advirtió en 1994 que había que desarrollar el derecho internacional de gentes para. 12 de mayo de 1999. aunque Italia y Grecia titubearon495. 18. el Presidente del Gobierno español se refería también expresamente a todas las negociaciones infructuosas tendentes a solucionar el conflicto. permitir acciones militares destinadas a proteger los derechos humanos. Tony Blair. en el que se analizan estos aspectos así como el alcance de la limpieza étnica y las deportaciones. Rudolf Scharping. Si deseamos proteger nuestros valores. como la del 23 de marzo de 1999: «Permítanme que sea claro: la OTAN no está conduciendo una guerra contra Yugoslavia. cfr. . p. Clinton de los Estados Unidos y en general por la mayoría de los representantes gubernamentales de los 19 países de la OTAN. como su homólogo francés. Le Monde. ABC. No estamos en conflicto con el pueblo de Yugoslavia que durante tanto tiempo ha estado aislado en Europa a causa de su gobierno. Declaraciones similares fueron hechas por el Primer Ministro británico. Los jefes de Gobierno de los países representados en el Consejo de Seguridad de la ONU manifestaron unánimemente en 1992 que. por el Presidente B.

.... Es como si hubiera una amnesia colectiva de lo que ha ocurrido en estos diez años» (ABC.). 498. deportaciones masivas (. Sarajevo. y la de China.198 La disolución de Yugoslavia contra la población civil de Kosovo. En nuestra opinión. 26. Vukovar. en los que el causante ha sido siempre el mismo. Como ha señalado Emma Bonino. La responsabilidad descansa sobre nuestros hombros y la asumiremos»496. 403.. Debemos también actuar para impedir que se extienda la inestabilidad en la región. China teme que una intervención de la comunidad internacional en Kosovo pueda ser utilizado como precedente en otras situaciones similares498. abril 1999. al menos en determinados supuestos. A. Meridiano Ceri. ocurriera lo que ocurriera en la zona. n. A este respecto. . Tenemos el deber moral de hacerlo. 21 de abril de 1999. Vid. como nunca se hubiera debido tolerar lo que ocurrió en Ruanda y en Bosnia-Herzegovina497.. Y es que el derecho de veto parece estar reñido con el tratamiento de crisis humanitarias de esta naturaleza. NOVOSSELOFF. al considerar que la crisis era un asunto meramente interno de Yugoslavia (Serbia-Montenegro) y por tanto fuera de la competencia del Consejo.». 91. 34). «A mucha gente ya se le han olvidado las matanzas de Srebrenica. «Acción militar de la OTAN en Yugoslavia». op.. p. (nota 467). p. Además.. matanzas de personas civiles. 26. La violación de ciertas normas fundamentales del Derecho internacional en la mente de todos eran obvias: depuración étnica. p. 497. En la crisis de Kosovo cada vez se ve con mayor claridad la responsabilidad de Rusia al anunciar su veto a cualquier intervención. la Comisión apoya la propuesta echa por el alto representante de uno de los cinco Miem496. De esta cuestión se ha ocupado precisamente la Comisión Internacional sobre Intervención y Soberanía (ICISS).. Le Conseil de Sécurité. en la antigua Yugoslavia se están cometiendo matanzas desde hace diez años. cit. en cuyo Informe titulado «la Responsabilidad de Proteger». Raçak y tantos sitios. la sociedad internacional no podía tolerar lo que se estaba haciendo en Kosovo.

Cfr.. Ibíd. Cfr. Esta idea implicaría que los Miembros permanentes. 500. Ottawa. p. la Comisión recuerda que con demasiada frecuencia no lo ha hecho así o no ha estado a la altura de las circunstancias. La Responsabilidad de Proteger. pero lo cierto es que el Consejo ha estado en pocas ocasiones dispuesto a asumir su responsabilidad de proteger cuando se han producido crisis con grandes pérdidas de vidas humanas y.37. p.. Las causas han sido varias y diversas. ¿qué puede ocurrir cuando el Consejo de Seguridad se abstiene de actuar? La precitada Comisión señala «que resulta difícil descartar por completo otros medios alternativos para cumplir con la responsabilidad de proteger si el Consejo de Seguridad rechaza expresamente una propuesta de intervención cuando estén en juego cuestiones humanitarias o de derechos humanos o si no examina dicha propuesta en un plazo razonable de tiempo»500.21. 56. punto 6. . si el perjuicio que el orden internacional sufre cuando se deja de lado al Consejo de Seguridad o el que se le ocasiona cuando el Consejo asiste impasible a una matanza de seres humanos»501 y lanza dos advertencias: la primera es que si no cumple con su responsabilidad no cabrá es- 499. Así las cosas. Desde este prisma. 59. punto 6. 57. punto 6. p. ha estado más dispuesto a abdicar de su responsabilidad incumpliendo así el artículo 24 de la Carta. Informe de la Comisión Internacional sobre Intervención y Soberanía de los Estados. ibíd. 501. International Development Research Centre. Y es que si el Consejo ha asumido en algunas ocasiones su responsabilidad. Es una especie de «abstención constructiva» que puede significar ciertos atisbos de esperanza para solucionar en el futuro esta clase de situaciones. la Comisión se pregunta sobre «qué es peor.28. 2001. no harían uso de su derecho de veto si una resolución fuera respaldada por la mayoría.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 199 bros permanentes de que éstos «deberían adoptar un “código de conducta” sobre la utilización del derecho de veto cuando es preciso atajar o evitar una importante crisis humanitaria»499. cuando sus intereses vitales no se vieran comprometidos por un asunto. sin embargo.

503. Las razones humanitarias eran claras en este asunto504. La posición de esta autor.200 La disolución de Yugoslavia perar que los Estados interesados descarten otros medios para hacer frente a la gravedad y urgencia de la situación. ibíd. estimándolo también así la opinión pública mundial. 60. como Michel Virally. Es el Consejo de Seguridad de la ONU el que tiene en primer lugar la responsabilidad de impedirlo.. no parecen suficiente argumento. quien clara y contundentemente señala lo siguiente: «la justificación de que una intervención armada unilateral por razones humanitarias puede dar lugar a situaciones de abuso o incluso de una escalada en el conflicto.) ocurra lo que ocurra en su interior. 504. hay determinadas intervenciones (entre las que expresamente cita las que se llevan a cabo estrictamente por razones de humanidad) cuyas finalidades no son simplemente lícitas. es contun- . ¿Cómo se puede 502. ello podría menoscabar de forma grave el prestigio y la credibilidad de la ONU502. 95-141). Ministerio de Defensa. Madrid. Pignatelli y Meca. el principio de competencia universal para poder juzgar por tribunales nacionales los crímenes cometidos en el territorio de otros Estados y al mismo tiempo se niega esa competencia universal para prevenirlos o impedir que se sigan cometiendo. pero si él no actúa. sino que además son susceptibles de hacer desaparecer la ilicitud de una intervención que sin esa finalidad sería contraria al Derecho internacional. o no puede actuar. hay algo que no acaba de encajar cuando se invoca. 2002. frente a una flagrante y grave violación de los derechos humanos». De esta misma opinión es F. justificaría la actuación unilateral en defensa de la protección universal de los derechos humanos» («La intervención armada por razón de humanidad».. Cfr. 16.. Cuadernos de Estrategia. pp. ¿No ha pasado así en Kosovo? En nuestra opinión. y añade: «la gravedad de la violación y la naturaleza erga omnes de la obligación incumplida por el autor de tal violación. no citado por nuestra doctrina cuando se trata esta cuestión. p. ¿Por qué no puede otro hacerlo con esos mismos objetivos y respetando todos los requisitos?503. a veces con cierta ligereza. Para algunos incluso. la segunda es que si una coalición ad hoc o un Estado concreto intervienen respetando todos los criterios en este Informe recogidos. El Derecho internacional no debiera permitir que la soberanía del Estado fuese un fortín inatacable (. y lo hacen con éxito. n.

». (nota 499).. A. La Responsabilidad de Proteger.. 11 ss. de los precedentes sentados por el Consejo de Seguridad. 1987. Vitoria. ver el desarrollo que realizan HERRERO RUBIO. los medios. 1951-I. cit. pp. 1986. J. La place prise par les droits de l’homme dans le droit international contemporain confère une force accrue à cet argument justificatif. S. Por lo general.. WEHBERG.. Universidad de Sevilla.. Sevilla. de los nuevos principios rectores y de la evolución del derecho consuetudinario internacional. Le principe et les problèmes qui se posent». CALOGEROPOULOS-STRATIS. «El uso de la fuerza y el orden internacional».. «L’interdiction du recours à la force.. 28. el agotamiento de otras vías de reparación de agravios. FERNÁNDEZ FLORES.C. la Comisión estima que la actitud claramente contraria a la intervención militar de la Carta de las Naciones Unidas no puede considerarse en términos absolutos cuando haya que emprender una acción decisiva por motivos de protección humana. la guerra justa es aquélla que ha sido desencadenada a causa de una injuria recibida. pp.D.. Valladolid. III Jornadas de Derecho internacional humanitario. A cette catégorie appartiennent les interventions dites d’humanité. serait contraire au droit international. Le recours à la force dans la societé internationale. Grocio.. pp... 113).. pp. París-Lausana. p. 70-71]). sans cependant faire disparaître les risques qu’il comporte pour la souveraineté étrangère» («Panorama du droit international. 31-34. 1974. Hace ya algunos años que nos pronunciamos en esta materia sosteniendo que «una intervención armada en Yugoslavia sería legal y justa» (BERMEJO GARCÍA. op. Derecho de Gentes (Introducción histórica). el grado de legitimidad de la intervención dependerá de la respuesta que se dé a cuestiones como el propósito. R. 505. la proporción entre la reacción y la provocación ini- .. R. 67-73. etc.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 201 condenar una intervención llevada a cabo para proteger esos derechos fundamentales? ¿cómo se puede condenar una intervención llevada a cabo para impedir graves y odiosas injusticias?505 dente: «Entendons par là (les finalités justificatrices) des finalités qui ne sont pas simplement licites –c’est le cas de toutes celles qui ne sont pas interdites– mais seraient susceptibles de faire disparaître l’illicéité d’une intervention qui.. H.I. 7ª ed. en leur absence.L. pp. c’est-à-dire justifiées par des raisons humanitaires: empêcher un génocide ou des violations massives et flagrantes des droits de l’homme. LGDJ. de las normas establecidas. Suárez. Como señala el Informe de la Comisión Internacional sobre intervención y Soberanía (ICISS). 49-71 [pp. op. [nota 54]. cit. 1995. Para más detalles sobre este concepto. 60 ss. Revista Española de Derecho Militar. «A partir de la interpretación de la práctica de los Estados. n.A. «El derecho/deber de injerencia humanitaria en el Derecho internacional actual». para castigar a aquél que ha violado un derecho o para la protección de inocentes. Para los «Padres» del Derecho international.

«Apéndice. op.. 39 ss. limpiezas etnicas. BERMEJO GARCÍA. designado por el Secretario General para hacer propuestas de reforma de la Carta en general y de su sistema de seguridad colectiva en particular. C. Anuario de Derecho Internacional.. C. esto no impide reconocer los cial. del Secretario General (2005) y sobre lo recogido finalmente por el Documento Final de la Cumbre.. aunque haya que reprocharle con firmeza su calculada (¿?) ambigüedad. pp. del Secretario General (2005) y.. en el Documento Final de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno (Naciones Unidas. El Documento Final de la Cumbre Mundial de 2005». Nueva York. como el propio Secretario General en su Informe (2005) a la Cumbre Mundial de Jefes de Estado.)506. y también lo es que el Documento Final de la Cumbre. incluso si preciso fuera el uso de la fuerza armada. 17. independientemente de la forma en que se ejerza dicha responsabilidad».. a la postre.. Todas estas cuestiones aparecerán de forma recurrente. Sobre las propuestas al respecto del Grupo (2004).). y LÓPEZ-JACOISTE DÍAZ. vid. XXI (2005).202 La disolución de Yugoslavia Nos parece muy significativo en este sentido que tanto el Grupo de Alto Nivel (2004). no sepa o no pueda hacer frente a una situación de catástrofe humanitaria (genocidio.). pp. septiembre de 2005)». para lo que piden al Consejo de Seguridad que adopte una resolución (que se comprometen a aplicar llegado el caso) incluyendo los criterios de legitimidad que el Consejo debe ponderar a la hora de autorizar incluso con carácter preventivo a un Estado o grupo de Estados el uso de la fuerza para impedir los crímenes apuntados. por el momento baste con señalar que existe un amplio y creciente corpus de legislación y práctica que apoya la noción de que la comunidad general de Estados tiene la responsabilidad de proteger tanto a sus propios ciudadanos como a los de otros Estados.. Ma- .. Cfr.27. 506. Anuario. hayan reconocido que. cuando el Estado directamente interesado no quiera.. y GUTIÉRREZ ESPADA. haya endosado sucintamente que dicha obligación de proteger existe (. R. la comunidad internacional en su conjunto tiene obligación de proteger a esos seres humanos y adoptar para ello todas las medidas necesarias. cit. 178 ss. y el organismo que concede la autorización..). 13-49 (pp. punto 2. 173-181 (pp. violación genralizada de los derechos humanos fundamentales. GUTIÉRREZ ESPADA. p.. «El “uso de la fuerza” en los Informes del Grupo de Alto Nivel (2004). E. Por supuesto.

10. il est incontestable que la possivité face à des violations graves et délibérées des loit et coutumes de la guerre ou des droits de l’homme. gran conocedor del DIH. BUGNION. 507. Révue Internationale de la CroixRouge. nos están lanzando un clarísimo mensaje sobre las debilidades de nuestro sistema jurídico. face au gé- . 1999. Muy interesantes nos han parecido las reflexiones de este autor. R. los expertos se apresuraron a sacar las lecciones militares pertinentes. Ello n’en soulève pas moins de délicates questions au regard du droit international humanitaire. En los anales del arte bélico no se encuentra rastro de que una victoria de este tipo se haya alcanzado sin sufrir una baja en combate y. que no analizamos aquí... ¿Era necesaria tanta destrucción por parte de la OTAN? Luchar sólo desde el aire. número especial. «La Guerra de Kosovo y el Derecho internacional humanitario». A este respecto. enero 2006. (nota 458 supra). es la de cómo se ha llevado a cabo la Guerra a la luz del Derecho Internacional Humanitario507. problemas que a la postre. por lo tanto. l’intervention des forces de l’OTAN a permis d’atteindre les principaux objectifs qui lui étaient assignés. En dépit de la sophistication des armes et des précautions prises. al señalar. 508. BERMEJO GARCÍA. Les régufiés albanais du Kosovo ont commencé à rentrer chez eux.ucm. Inversement. 92. Sobre esta cuestión.es/info/unisci). 487-497. les bombardements aériens ont provoqué de grandes soufrances.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 203 problemas que una intervención de estas características plantea y que son de todos conocidos. face à des politiques qui visent à déraciner des populations. on ne peut manquer de s’interroger sur le rapport entre les souffrances que cette intervention armée avait pour but de prévenir et celles que l’usage de la forme a engendrées.. sans doute plus nombreux parmi les populations civiles que parmi les combattants... Ainsi. F. si se tienen ojos para «ver». pp. «Le droit international humanitaire à l’épreure des conflits de notre temps». cfr. des morts et des blessés. cit. lo siguiente: «Cette intervention a contraint le gouvernement de Belgrade à retirer ses troupes du Kosovo et à accepter le déploiement des forces de l’OTAN dans la province. Una cuestión muy distinta. lanzando misiles dirigidos por láser y sabiendo que uno es inalcanzable desde tierra y desde el aire es realmente una guerra rara508. cfr. op. refiriéndose a la intervención de la OTAN en Kosovo.. Dès lors.. vol. www.. teriales éstos publicados también electrónicamente en UNISCI (Unidad de Investigación sobre Seguridad y Cooperación Internacional.

A/54/1. Y es que con un Consejo de Seguridad dividido. Conviene notar a este respecto que mientras se desarrollaba la intervención. sans l’autorisation du Conseil de sécurité portent atteinte à l’existence même du système de sécurité internationales fondésur la Charte des Nations Unies. Parece. de nouveaux conflits et de nouvelles victimes» (pp. Doc. Seule la Charte offre une base juridique universellement acceptée pour le recours à la force». où que ces faits se produisent– ne peut manquer de ruiner l’autorité du droit international humanitaire et celle du système international de protection des doits de l’homme. resulta muy difícil que pueda cumplir con las funciones encomendadas. sino una cierta contradicción stricto sensu. en cuyo párrafo 64 se recoge lo siguiente: «On put débattre à perte de vue des aspects moraux de cette question complexe et controversée. el Sr. . De façon plus générale. mais une chose est certaine: des mesures de coercition qui sont prises. la marginación del Consejo a la hora de intervenir y por otro. cfr. 509. Algo evidente. L’inaction est porteuse de nouveaux drames. al señalar la ilegalidad de la intervención a la luz de la Carta de las Naciones Unidas en su Informe anual509. es que el Consejo de Seguridad encuentra serias dificultades para reafirmarse como un órgano capaz de gestionar ciertas crisis internacionales. l’histoire a montré que la passivité face à de telles atrocités ne peut que saper l’autorité du droit international. sino que sólo a posteriori lo hizo. nocide –et cela. 493-495). lo que no deja de plantear no sólo problemas de calendario. pues su impotencia ha sido manifiesta. Pero si criticamos al Consejo. La vuelta al Consejo de Seguridad de la crisis kosovar después de la intervención de la OTAN 93. la stabilité des relations internationales et la paix. Para su informe.204 La disolución de Yugoslavia 2. sin embargo. Annan no levantó la voz públicamente por la marginación de la Organización ni criticó la intervención de la OTAN. la voluntad de que fuera él precisamente el encargado de avalar (¿legitimar?) expost la acción coercitiva de la OTAN. que sigue siendo negado en todo caso por algunos autores. Las causas son varias y diversas. pero en la de Kosovo ha quedado de manifiesto por un lado.4. tampoco la Asamblea o el Secretario General merecen librarse del todo.

A. A este respecto.. el Secretario General parecía tácitamente no condenar la intervención. de 7 de abril de 1999. SG/SM/6938. 511. Estas manifestaciones contradictorias del Secretario General continuarían posteriormente. no criticó a los países de la OTAN por actuar al margen del mismo511.. . Comunicado de prensa. cfr. En todo caso... SG/SM/6949. a menos que se devuelva al Consejo de Seguridad una posición preeminente como única fuente de legitimidad en el uso de la fuerza.. pero creo que de forma imparable. Actitud cautelosa en todo caso que contribuyó indudablemente a que se volviera a marginar a las Naciones Unidas a la 510. aun recordando que el Consejo de Seguridad debería estar implicado en cualquier decisión relativa al uso de la fuerza. nos embarcaremos en el peligroso camino de la anarquía». el propio Secretario General reconocería que la ONU carece de la capacidad militar necesaria para gestionar una crisis como la de Kosovo. (nota 467). Le Conseil de Sécurité. lamentándose por la tragedia que el fracaso de la diplomacia suponía pero reconociendo que había momentos en los que el uso de la fuerza puede ser legítimo para conseguir la paz. Así... La campaña sistemática y viciosa de limpieza étnica llevada a cabo por las autoridades serbias en Kosovo parece tener un objetivo: expulsar o matar al mayor número posible de albaneses. NOVOSSELOFF. Más tarde. Abolhassan Sobhani. máxime cuando. a lo que aquélla le devolvió las amenazas con la de dejarle sin apoyo en la próxima campaña de reelección a Secretario General510. p. una norma jurídica contra la represión violenta de las minorías que debe preceder a los principios de la soberanía estatal». 94... decía que «. de 24 de marzo de 1999. Pero un mes más tarde volvía a manifestar que «. en la declaración que llevó a cabo el 24 de marzo de 1999 justo después de iniciarse los bombardeos.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 205 que en el transcurso de una conversación telefónica con Madeleine Albright. quien cita en la nota 640 al autor que relata este episodio. en un artículo publicado en Teherán el 6 de abril de 1999.. amenazó con dimitir de su cargo por haberse apartado a la ONU del conflicto. cit. 412. Comunicado de prensa. Emerge lentamente. Cfr. Cfr. op. el 7 de abril.

Fue así como se adoptó la Resolución 1244. Pero este plan de paz necesitaba desde el punto de vista jurídico-formal un marco institucional. supra parágrafo 88. Cfr. mientras que en el Anexo 2 se recogen una serie de principios que deben respetarse para lograr una solución a la crisis kosovar.». El contenido de la resolución es claro y contundente. . el 512. lo que lleva al G-8 a recurrir ahora a la ONU. a la violencia y a la represión en Kosovo y emprenda y concluya el retiro gradual verificable de Kosovo de todas las fuerzas militares. de forma inmediata y verificable.. p. Esta forma de proceder ha sido considerada por algunos como si el Consejo de Seguridad fuera una especie de «chambre d’enregistrement»514 de lo que se negocia y se aprueba fuera. S. después de que este país presentara la vispera algunos cambios al texto del proyecto. cit. «L’affaire du Kosovo. Por un lado. Después de 79 días de intensos bombardeos.. y por otro. el Presidente Milosevic acepta el plan de paz propuesto por los Ministros de Asuntos Exteriores del G-8 en la reunión celebrada en el Centro Petersberg el 6 de mayo de 1999. que según el artículo 24 de la Carta tiene «la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales».206 La disolución de Yugoslavia hora de decidir el plan de paz.». de 10 de junio de 1999513. elaborado fuera de la Organización y posteriormente presentado a esta para su aprobación. En este plan. 513. que figura en la Declaración formulada por el Presidente al concluir la reunión. 514. en cuyo Anexo 1 figura la Declaración del G-8 (Declaración de Petesrsberg) formando así parte integrante del texto de la resolución. Cfr. reflejándose entonces el papel de «segundón» que respecto del G-8 y la OTAN desempeña el órgano de Naciones Unidas. op. Resolución que fue adoptada con la abstención de la China. que fueron todos rechazados. y rechazadas por Milosevic.. el párrafo 3 exige «que la República Federativa de Yugoslavia ponga fin. 290. SUR. (nota 478). se recogen las propuestas presentadas en Rambouille512. policiales y paramilitares con arreglo a un calendario rápido...

creándose para ello la KFOR. y otros que entendían que la Resolución 1244 no entra en esa cuestión. de los civiles. 81 ss. descartando así las instituciones y el sistema administrativo anteriores. pues si las acciones armadas de los países de la OTAN se llevaron a cabo sin autorización del Consejo de Seguridad. .. como la opinión de la profesora Paz Andrés Sáenz de Santamaría demuestra: «Pero como la verdad es la verdad. en Anuario de Derecho Internacional. párrafo 4 del Anexo 2. La OTAN queda reconocida así como «organización regional» en el sentido del Capítulo VIII de la Carta. R. dígala Agamenón o su porquero. el hecho de que el acuerdo para poner fin a la guerra haya incluido entre sus puntos la reunión del Consejo de 515. y BERMEJO GARCÍA. C.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 207 párrafo 5 «decide desplegar en Kosovo. ver las opiniones diferentes expresadas por GUTIÉRREZ ESPADA... con el equipo y el personal que sea necesario. ¿cómo es que después todo el entramado post-bélico. de 22 de mayo de 2003. con la misión de establecer una organización administrativa y judicial en el territorio kosovar. pp.». la polémica estaba servida entre aquellos que veían una especie de reconocimiento tácito por parte del Consejo de la legalidad internacional violada. La primera de estas tesis ha tenido aceptación entre nosotros. y 58-59). Se separan claramente por tanto los aspectos militares o de seguridad. 71-88 y 41-69 respectivamente (especialmente pp. bajo los auspicios de las Naciones Unidas. XIX (2003). lo que fue durante mucho tiempo sumamente controvertido. una civil y otra de seguridad. podía ser aprobado por éste? Con esta forma de proceder. Cfr. A este respecto. 516. para los que se establece la MINUK. negociado previamente por el G-8. 95. limitándose a establecer las bases para un arreglo político de la situación516. Esta misma cuestión se iba a suscitar en el caso de la Guerra de Iraq en torno a la Resolución 1483. confiados de forma sustancial a la OTAN515. presencias internacionales. aunque en este caso las premisas que estaban detrás de la intervención en Iraq eran distintas. Pero esta resolución suscitó también desconfianza.

. op. cit.. Après son succès militaire et l’acceptation des conditions de l’OTAN par la République yougoslave. cit.». podría pensarse.. BUZZI. op. SUR. Le G-8 paraît avoir joué à cet égard un rôle plus important... le Conseil de sécurité a lui-même accepté d’en organiser les conséquences par la résolution 1244 du 10 juin 1999. ce qui parachève son dessaisissement dans cette affaire»518. la période de transition. cit. L’intervention armée de l’OTAN. avec cette résolution. 518. cit. (nota 485). «Aspects juridiques de l’intervention. Il l’a plutôt mise entre parenthèses. Otros no comparten esta interpretación y pese a que tanto los aspectos civiles como los de seguridad hayan sido avalados por el Consejo (talón de Aquiles. 76. 414.... A nuestro juicio hay en todo este asunto dos verdades que no pueden negarse: Una. En pratique.208 La disolución de Yugoslavia Seguridad para adoptar una resolución es un reconocimiento tácito de la legalidad vulnerada»517.. . piensan que en realidad la ONU se ha quedado al margen de esa cuestión a la hora de adoptar la precitada resolución. p.. el Consejo no quiso con y en su Resolución 517. ou d’avaliser.. nullement entériné l’opération militaire elle-même. 6.. il semble ainsi accepter la primauté politique de cette institution. p. avec présence militaire internationale et administration civile provisoire du Kosovo. Elle n’a ni autorisé ni condammé l’intervention. (nota 444). puisque la résolution 1244 reprend dans son annexe I les termes de la déclaration de Petersberg.. . ne se préoccupant que de mettre en place. A. De la misma opinión. dans l’affaire du Kosovo. Contrairement à certaines analyses. A. Significativas al respecto son las palabras de Serge Sur: «Quant à l’ONU. de quienes la mantienen). p. S. op. Le Conseil n’a pas non plus réellement pesé sur le règlement politique. op.». celui-ci n’a. y NOVOSSELOFF. p. Le Conseil de Sécurité. (nota 467)... Cfr. 61. «Kosovo: todo por el Derecho internacional. ámenant des ministres des Affaires étrangères des pays participant au G-8. (nota 485).

n. European Journal of International Law. «Force et diplomatie à propos de la guerre du Kosovo». 2. 52 (1999). entre otros. pp. été 1999. M. n. 4. and the use of force». 165-178. 65-92.M. 452-471. C. 93 (1999). «L’hypothèse d’une règle émergente fondant une intervention militaire sur une “autorisation implicite” du Conseil de sécurité». G. 2. W.J. C.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 209 1244 (1999) pronunciarse sobre la legalidad o ilegalidad de la intervención. «Kosovo: a “good” or “bad” war?». 4.H. P. American Journal of International Law. ANDREANI. BOISSON DE CHAZOURNES. 5. 5. 93 (1999). 1-3. J. «La nuova dottrina strategica della NATO e gli interventi “fuori area”». Revue Général de Droit International Public.F. DAADLER. Sin ánimo exhaustivo. 2000. pp. 928-933. n. pp. 834-841. n. 14-18. BEKKER.H. few answers». F. E. the UN. «Las demandas de Yugoslavia ante el TIJ por el bombardeo de su territorio en la “guerra de Kosovo”». pp... CASSESE. BOTHE. 1... ¿»nada es verdad (enton- 519. International Peacekeeping.. pp. 93 (1999). 411-457. CANNIZZARO. L. CHARNEY. 27-35... 841-847. CORTEN. pp. y dos. ANTONOPOULOS. M. CHINKIN. January-April 1999. aunque manteniendo diversos puntos de vista.. n. January-April 1999. Anuario de Derecho Internacional. 4.K.I. 873-910. «The NATO military action against the Federal Republic of Yugoslavia (Kosovo) and the international law on the use of force». «La Cour internationale de Justice aux prises avec la crise du Kosovo: à propos de la demande en mesures conservatoires de la République fédérale de Yougoslavie». Rivista di Diritto Internazionale. A.. CLARK.. pp. 3. n. pp. Annuaire Français de Droit International. Annuaire français de relations internationales. La doctrina se ha ocupado ampliamente de todas las cuestiones suscitadas por la intervención de la OTAN en Kosovo. 104 (2000). pp. una situación conseguida con procedimientos que generaron muchas. facilitando su consolidación. I. CERVELL HORTAL. «Ex iniuria ius oritur: are we moving towards international legitimation of forcible humanitarian countermeasures in the world community?». American Journal of International Law. «Kosovo-many questions. 23-30. LXXXII (1999). International Peacekeeping. 4. O. y DUBUISSON.. pp. pp. cfr. ¿puede esto interpretarse o no como una asunción tácita de la acción?. «Anticipatory humanitarian intervention in Kosovo». 729-731.. Revue de l’OTAN. Revue Hellénique de Droit International. «Quand l’usage de la force devient nécessaire: la réponse militaire de l’OTAN à la crise du Kosovo». muchas dudas sobre su legalidad (formal) desde el punto de vista del ordenamiento jurídico internacional. XV (2000). n. ECO- . el Consejo no podía empero ignorar que su resolución «regulaba». XLV (1999).. 10 (1999). «“Legality of use of force” case». n. American Journal of International Law. vol. «NATO. pp. pp.

ID. «L’intervention d’humanité de l’OTAN au Kosovo et la règle du non-recours à la force». pp. Anuario de Derecho internacional.. «L’organisation politico-militaire de l’OTAN à l’épreuve de la crise du Kosovo»... American Journal of International Law. 49. XIV (1999). cit. vicaria de la ONU: reflexiones sobre el sistema de seguridad colectiva a la luz del nuevo “concepto estratégico” acordado en Washington».E.D... 391409. Annuaire Français de Droit International. KRITSIOTIS. 837. MOMTAZ. GUTIÉRREZ ESPADA. NATO and international law after Kosovo». K. NOUVEL. Revue Belge de Droit International. n. «Kosovo. 93 (1999). and the future of international law». D. American Journal of International Law. pp.. MURPHY. 1. FRANCK. American Journal of International Law.M. XV (1999). American Journal of International Law.P. pp.. . pp. Revue Hellénique de Droit International. 628-635. 93 (1999). al margen de todas las cuestiones y polémicas suscitadas por la intervención.. C. 93 (1999). C. 330-359. pp. Y si la cooperación institucionalizada falló. 3. 857-860. «La guerre de l’OTAN contre la Yougoslavie et le droit international». «The UN. n. 179-196. «La position du Conseil de sécurité face à l’action militaire engagée par l’OTAN et ses Etats membres contre la République fédérale de Yougoslavie»... n.. «Kosovo: air strikes against Serbia». R. FALK. «International humanitarian law and the Kosovo crisis». 167-170. pp.210 La disolución de Yugoslavia ces) ni mentira. Revue Internationale de la Croix-Rouge. 847-857. n. 699-731.»? No obstante. pp. 36. 4. 5..A. Y. pp. 93 (1999).. «Humanitarian intervention in Kosovo». 89-101.. mars 2000. LATTY.. n. 22 (2000). 89-102. Revue internationale et stratégique. KOHEN. (nota 485). n. 93-132. American Journal of International Law. XLV (1999). «L’emploi de la force et la crise du Kosovo: vers un nouveau désordre juridique international». XXXI (1999). septembre 2000. «Lessons of Kosovo». pp. F. H.. «The Kosovo crisis and NATO’s application of armed force against the Federal Republic of Yugoslavia». pp. C. 292-307. hay que reconocer que los Estados hicieron un gran esfuerzo para recuperar una difícil paz en la región.». Th. intervención humanitaria y libre determinación. HENKIN. pp. NOVOSSELOFF. D.. hiver 1999-2000. Revue internationale de la Croix-Rouge. L. S. 1. RAMÓN CHORNET. pp. n. pp. International and Comparative Law Quarterly. A. «Guerre et paix au Kosovo: le droit international dans tous ses états». 4. pp. op. «La OTAN.. Human Rights Quarterly.. 2. International Relations. se NOMIDES. NATO and international law». n.. pp. n. 5789. 839. 824-828. 363-383. n. 29-46. M. pp. «Kosovo and the Law of “Humanitarian Intervention”». 93 (1999). «Uso de la fuerza. 122148. 52 (1999). MCCOUBRAY. O’CONNELL. 4. pp. «Kosovo. 2000.. April 2000. world order. M. OBRADOVIC. Annuaire Français de Relations Internationales. n.

pp. N. «Kosovo’s antinomies». pp. ID. n.La UEO y la OTAN en la crisis yugoslava: La «Guerra de Kosovo» (1999) 211 desarrollaron sin embargo nuevas técnicas tanto para organizar la cooperación entre los Estados intervinientes.. 19-36. 860-862. Revue Générale de Droit International Public. 5-18.M. L’emploi de la force contre la Yougoslavie ou la Charte fissurée». cit. «OTAN/Yougoslavie» «Chronique des faits internationaux»).. (nota 478).. 104 (2000). op. 3. 93 (1999). 165. «NATO. mars 2000. cit. P. pp.. «Raids aerei. p. Annuaire Français de Droit International. pp. 103 (1999). XXXVII (1991). 104 (2000). le droit international et l’intervention militaire en Yougoslavie .. (nota 483). . 280-291. «Aspects de l’intervention au Kosovo.. ID. op. 163-226.. ROWE. ID. Revue Générale de Droit International Public. Affaires relatives à la licéité de l’emploi de la force (Yougoslavie c. pp. B. como para establecer el nuevo régimen jurídico post-bélico en la zona a partir de una resolución del Consejo de Seguridad519. n. Revue Génerale de Droit International Public. Allemagne et autres). 3. pp. pp. 4. 837. «Les aspects juridiques. VALTICOS. «Le Chapitre VII de la Charte et son application par le Conseil de sécurité». SIMMA.. W. 1. (nota 483).. (nota 480). European Journal of International Law.. 733-741. S. op. «L’affaire du Kosovo. WECKEL. 10 (1999).. n. «Cour internationale de Justice. cit.Où va-t-on? Eclipse du Conseil de sécurité ou réforme du droit de veto?». op. pp. n. REISMAN. n. pp. n.. RONZITTI. cit. ID. Ph. «Les droits de l’homme. 476-482. pp.. cit. Ordonnances du 2 juin 1999».. op. 44-62..». pp. 147-164. the UN and the use of force: legal aspects». ID.. 1-22. n. 1.Have the provisions of Additional Protocol I stood the test?». 697-708.».». N. «Kosovo 1999: the air campaign . SUR.. Revue internationale de la Croix-Rouge.». 103 (1999). American Journal of International Law... 1..

.

1. en Europa y aún fuera de ella. apareciendo nuevos Estados nacionales.. pero también lo son aquellos que albergan parte de una nación fragmentada. La Revolución de 1848 suscita.. debe convertirse en Estado. poco a poco. Los Estados plurinacionales se ven hostigados. Del principio de las nacionalidades (.1.) 96. asimismo. que rompen los vínculos que les unían con entidades más amplias: Así. que «salen» también del Imperio de . que emana de las revoluciones americana (1776) y francesa (1789) de fines del siglo XVIII. 97. dividida en varias entidades estatales (. si es que quiere ejercer de manera efectiva su soberanía. El siglo XIX se convierte pues en una época de eclosión nacionalista. destila a su vez el llamado principio de las nacionalidades. La nueva ideología sobre la soberanía nacional. RECORDANDO EL DERECHO DE LIBRE DETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS Y SU EVOLUCIÓN 1. Bélgica se separa de Holanda en 1831 y Grecia del Imperio Otomano en 1832. Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión (sobre el principio de libre determinación de los pueblos) 1. la creación de nuevos Estados. toda nación.).V. Una «civilizada» ocupación de bárbaros y salvajes 1.1. En Europa porque van... Según éste. así. por el principio.

los pueblos de esas Jóvenes Repúblicas están formados de la carne y la sangre de los conquistadores y colonizadores. mayoritariamente «cristianas» y «europeas» en su formación y cultura.. 98. que nada más nacer los Estados del continente americano pidieran que el Derecho Público Europeo. antiguas colonias de España. desde la otra cara del espejo. desde luego. Cuando uno lee la anécdota que Antonio Remiro cuenta de Venezuela. el Derecho internacional de entonces. No es extraño. en todo caso.). así como admitir que fueran estadounidenses y designados por Estados Unidos los dos árbitros venezolanos que con otros dos británicos y con el ruso Federico De Martens habrían de componer el Tribunal. les fuera aplicado en tanto que entidades soberanas iguales a los Estados (europeos) tradicionales. que tuvo que ceder a los Estados Unidos de América del Norte su representación en el compromiso arbitral con Gran Bretaña sobre la adjudicación de la Guayana Esequiba. Técnicas distintas. la «Europa Americana» ve fructificar igualmente en su seno las semillas aventadas en el «Continente-Patria». Ahora bien. Rumania o Montenegro). en 1878. a las utilizadas contra bárbaros y salvajes.).. Más adelante comprobaremos cómo el Derecho internacional de la época trataba a los pueblos «no civilizados». Estado ya soberano. Portugal o de Gran Bretaña(. y van convirtiéndose en Estados soberanos e independientes (todo a lo largo del siglo XIX) las Repúblicas Americanas. que desplazaron y marginaron a las poblaciones autóctonas pero que. consiguiéndose además.. en el caso de algunos Estados europeos. pero técnicas a la postre también de intimidación y dominación (. la unificación de Alemania (en torno a Prusia) y de Italia. pero no siempre fueron tratadas como tales.. las Jóvenes Repúblicas Americanas sí lo eran. Las Jóvenes Repúblicas Americanas son.214 La disolución de Yugoslavia la Sublime Puerta (como. Fuera de la Europa geográfica. también se fundieron con ellas. Serbia. entonces. no puede por menos que . Pero no se hizo exactamente según sus deseos.

A.. en BERNHARDT. El Acta General de la Conferencia. Gran Bretaña. Pero sobre todo. 141. . Suecia-Noruega y Turquía. 1. 1996. Estados Unidos de América. 100. Y como en ninguna de dichas disposiciones se establecía. F. destacan sus artículos 34 y 35. Su generalización por parte de la doctrina llevó posiblemente a que se viera en ellos la regulación jurídica concreta de la ocupación como uno de los modos de adquisición territorial. En 1884 se inaugura en Berlín la Conferencia sobre el África Occidental. en los que las Partes en el Acta se comprometen a informarse recíprocamente cuando ocupen territorios situados en la costa del continente que no poseían anteriormente. así como a mantener el libre comercio en sus posesiones africanas. bárbaros y salvajes en el nuevo orden internacional. p. Encyclopedia of Public International Law.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 215 rumiar interiormente que sí.. España. Bélgica. «Berlin West Africa Conference (1884/1885)». marca un hito en la época521. Portugal. ad ex. se regula la navegación por los ríos Congo y Níger. Holanda..1. para entender válida la ocupación de territorios. Francia. R. I (1992). de 26 de febrero de 1885.Civilizados. vol. Italia. AustriaHungría. En ella. Rusia. Madrid. (. se delimita una zona de libre comercio para todas las naciones. 389-391. que tiene razón el profesor de la Universidad Autónoma de Madrid cuando afirma: «Desde más de un punto de vista la suerte de las repúblicas latinoamericana no era mejor que la de los países bárbaros del norte de África o del Extremo Oriente»520. MUNICH. (ed.. y se establece para la misma un régimen de neutralidad. con la participación de Alemania. 521. requisito alguno adi520. pp..2. Vid.). REMIRO BROTONS. Dinamarca.) A la Conferencia de Berlín (1884-1885) 99.

524. F. alemana de D. permiten juzgar las resoluciones. p. pp. 9 (1887-1888) y sobre todo volumen 10 (1888-1889). 36 (párrafo 4) (cursiva en el original). Y puede ser importante reseñar que la participación en el Instituto de los internacionalistas de mayor talla de la época. En la Conferencia de Berlín que hemos citado. dictámenes y opiniones de esta asociación. como generadoras de una communis opinio. Annuaire de l’Institut de Droit International. por parte. de algunos miembros del Instituto de Derecho Internacional. Esos debates permiten comprender en todo su alcance cuál era la posición de la doctrina de la época sobre el estatuto jurídico de los pueblos que entonces se llamaron «atrasados» (backward) o «indígenas». A lo largo de 1887. dotaba a sus trabajos de una máxima autoridad jurídica y científica524. (revisado por M. entre otros. VON LISZT. «Los estatutos aprobados un par de años antes tampoco autorizan la presencia de diplomáticos en activo entre los miembros de número del Instituto pero la autoridad de la abultada nómina de internacionalistas de la talla de Bluntschli. 1. 522. se hizo la propuesta de desarrollar detalladamente las disposiciones contenidas en los artículos 34 y 35 del Acta General. Westlake o Mancini entre otros. Martens.3. el mencionado Instituto estudia un Proyecto de declaración internacional con vistas a determinar las reglas a seguir en la ocupación de los territorios del continente negro523. de una autoridad doctrinal . Miral. Gustavo Gili Editor. 173-204. 1929. Derecho Internacional Público. 1888 y 1889. Lorimer. Field. Calvo.1. Barcelona. sea a través de su asamblea plenaria o por voz de sus respectivas comisiones de trabajo. Fleischmann). 523. puede comprenderse que el instrumento firmado en la capital alemana un 26 de febrero de 1885 se interpretase como una de las manifestaciones clave del «reparto de África entre los Estados civilizados de Europa»522. El escaparate doctrinal 101. traducción al español de la 12ª ed.216 La disolución de Yugoslavia cional al de su notificación a las demás Potencias signatarias.

Engelhardt defendió un Proyecto de declaración525 en el que mantenía como artículo 1 que la necesidad previa de llegar a acuerdos con los jefes indígenas era una práctica generalizada que se había convertido en la regla de las ocupaciones de tierra respecto de países no civilizados526. al respecto: «(. pp. vende dudosos derechos de soberanía a cambio de unas balas de algodón o algunas botellas de ron (.]. un tiranuelo local. por lo que la legalidad. . la de aquellos que consideran que los pueblos indígenas tienen verdaderos derechos sobre la tierra en que viven. 433 ss. Avance en la protección de los derechos de los pueblos indígenas.. y.) nada menos serio que estos tratados [los concertados por las potencias europeas con los pueblos en cuestión para obtener la cesión de territorio]. y OLIVA. en los que un jefe sin importancia. Así. pp. 525.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 217 102. en todo caso que debería serlo. 526.. Dykinson. tesis que a la postre resultó triunfante en los debates del Instituto. es en realidad el extracto de un artículo suyo anterior («Étude sur la déclaration de la Conférence de Berlin relative aux occupations». Madrid. de la ocupación de sus territorios estaba condicionada a la concertación del respectivo acuerdo entre la Potencia europea y la Nación o Pueblo indígena. Por otra. 1886.. P.. XVIII. que figura en el Annuaire de l’Institut de Droit International de 1987-1988. pp. 45-62 [p.). de conformidad con el Derecho Internacional de la época. es determinar difícilmente superable por las tentativas inconclusas respecto a cuestiones análogas provenientes de conferencias interestatales o los propios tratados entre potencias» (GUTIÉRREZ VEGA. Decía Rivier. Lo que se pretende hacer. a la postre. «Une question très délicate: La pendencia del estatuto jurídico de las naciones indígenas en los debates del Instituto de Derecho Internacional en el siglo XIX». pues proporciona estabilidad a la ocupación (. están los que niegan a los pueblos indígenas incluso el derecho a su propia tierra..). y 573 ss. en MARIÑO.D.). 45]).. [eds. Annuaire de l’ Institut de Droit International. 10 (1888-1889).M. F. El Proyecto. 2004. Dos concepciones pueden observarse en este sentido: De una parte. 181-182. Révue de Droit International et de Législation Comparée.. J.

Y con mayor franqueza si cabe. toda región que no se encuentre bajo la soberanía (o protectorado) de uno de los Estados que forman parte de la sociedad internacional y se rigen por el Derecho de gentes. ¿cómo buscar en los tratados la justificación de la ocupación? Estos tratados de cesión con jefes indígenas. Podrá condenarse la violencia contra pueblos inferiores. más o menos reales. sigue siendo originario»528. Ciertamente. no tienen valor serio alguno»527. . 9 (1887-1888). esté habitado o no. Annuaire de l’Institut de Droit International. No se podrá. Pero no son miembros de la misma. 527. siendo sustituido por el ya citado de Engelhardt). Los arreglos que regularmente se conciertan con los jefes de las tribus salvajes pueden ser indispensables para consolidarse en un territorio ocupado (. p.. Pero el título de posesión internacional no es derivativo.. 528. p. texto en el que literalmente se califica de nullius.218 La disolución de Yugoslavia las condiciones de la ocupación de territorios lejanos que pertenecen a pueblos bárbaros desprovistos de fe internacional..). una ocupación de territorios habitados por salvajes tendrá a menudo por base compromisos alcanzados con jefes indígenas. Y si éstos no tiene la “fe” internacional. en los comentarios al artículo I del Proyecto de declaración presentado por Martitz al Instituto (Proyecto que se abandonó en la Asamblea de Lausanne de 1888. Ibíd. incluso sostener estrictamente que éstos están fuera de la comunidad de Derecho de Gentes. se decía: «Es una exageración hablar de soberanía en el caso de los pueblos salvajes o semi-bárbaros. Está en contradicción con la historia que el Derecho internacional haga depender de la cesión de la soberanía la validez de una ocupación. 181. El Derecho internacional no conoce “derechos de las tribus independientes”. 247. más o menos legítimos. Un tratado de cesión no puede llevarse a cabo sino por los Estados que reconocen el Derecho internacional.

M. suficiente para alterar los derechos fundados sobre los hechos de los que se acaba de hablar. XXIV.. Londres. que la negativa del Instituto de Derecho Internacional va a contracorriente de la tesis mayoritaria. Esas tribus. constituyen su personalidad que el primitivismo no extingue. sin sanción jurídica válida alguna (.. si queremos explicar el amplio recurso por las potencias europeas de acuerdos o tratados con los jefes de las comunidades indígenas en orden a la transmisión del territorio. que no tienen capacidad para dirigirse. 530. 248 ss.. pero no pueden reconocerse a estas tribus. pp.. «Le conflit anglo-portugais». Révue de Droit International et de Législation Comparée. Debe advertirse. pp. XXIII (1891). 1892). derechos internacionales. pues éstos nacen con el hombre. No puede ser de otro modo. como condición de ser.F. asimismo. en un artículo doctrinal de la época529 que tuvo no poco impacto: «A las tribus salvajes (. no considero como base razonable. 1926. por supuesto. Being a treatise on the law and practice relating to colonial expansion.)». semi-salvajes ellos. en todo caso. (la segunda parte del trabajo apareció en la misma revista el año siguiente. práctica llevada a cabo en todas las partes del mundo en las que se planteó un 529. no tienen soberanía constituida. al primer llegado que les dé más. The acquisition and government of backward territory in international law. 12 ss. Por tal razón. El Derecho internacional moderno es un resultado de la civilización. y que por ello tiene la civilización como base. miembro a su vez del Instituto. nómadas o casi. 103. LINDLEY. 24 ss. Por lo mismo.) debe reconocérseles todos los derechos naturales. Westlake..Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 219 Escribió.. las sucesivas cesiones de soberanía hechas por los jefes indígenas. . que es sin duda un derecho político derivado de la civilización. no tienen internacionalidad. Lindley demostró que la práctica de los Estados de la época confirma la tesis de que «las tierras en poder de los pueblos atrasados que estén políticamente organizados no pueden ser consideradas como que a nadie pertenecen»530.

. la práctica estatal en el período pertinente revela que los territorios habitados por tribus o pueblos que poseen una organización social y política no eran considerados como terrae nullius. «El estatuto internacional de los poderes indígenas locales». escribe «El Derecho consuetudinario internacional reconoce la validez de estos “tratados desiguales”» (Africa and the development of international law. Estudios en homenaje al profesor don Manuel Díez de Velasco. según la interpretación mayoritaria. la opinión. digámoslo así. Los términos son de ANDRÉS SÁENZ DE SANTAMARÍA. 533.)»532..220 La disolución de Yugoslavia tema de colonización aunque tuvo en África posiblemente su máximo exponente531. el «fariseísmo» de las potencias europeas son evidentes533: El Derecho internacional de la época reconoció posiblemente. Oxford. Dordrecht. viable.. asunto sobre el Sahara occidental. p. T. 1988. 75. Title to territory in Africa. . empero.. 19). Madrid. 532. International Legal Issues. M. Hacia un nuevo orden internacional y europeo. ya en nuestra época. 1993. 39. párrafo 80. La práctica demuestra que en el caso de dichos territorios la adquisición de soberanía no se considera en general efectuada unilateralmente por la “ocupación” de terra nullius en tanto que título originario sino por medio de los acuerdos concluidos con los jefes locales (.O. los Esta531. pp. Tecnos. p. No nos engañemos. 74. 2ª ed. SHAW. Y ésta es también. ELIAS. de sus respectivas ocupaciones territoriales.. éstas se sirven de esos tratados como un medio de prueba. Prueba contundente de ello es que cuando la vía convencional no resulta. 534.N.. Hasta el punto de que un internacionalista africano. 67-77 (pp. P. Dictamen consultivo de 16 de octubre de 1975. por lo demás. inter se. de la Corte Internacional de Justicia: «Cualesquiera que hayan podido ser las diferencias de opinión entre los juristas. 77). 38. a los poderes locales su derecho al territorio y sancionó la validez de los tratados de cesión como un título pertinente de adquisición territorial534. Oxford University Press. El «formalismo cínico». CIJ Recueil 1975. pero no lo hizo por consideraciones humanitarias o simplemente altruistas sino para el ajuste de los intereses de las potencias colonialistas. 1986. p.

535. En suma. la gran mayoría de la doctrina internacionalista del siglo XIX veía en las entidades políticas y colectivos humanos de África y Asia actores absolutamente al margen del Derecho internacional de la época. (nota 533). P. – La Potencia ocupante tiene el deber de velar por la conservación.. A dichos pueblos no se les aplica el Derecho de Gentes. educación y mejora de las condiciones morales y materiales de las poblaciones indígenas (artículo VIII). pp.4. No es que quienes defienden la titularidad de los derechos que sobre sus tierras tienen los pueblos atrasados consideren a éstos al mismo nivel que los Estados europeos. las crueldades inútiles. la que pretende practicarse a título de represalias (artículo VI). Recapitulación 105. cit..Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 221 dos europeos no dudaron ni un segundo en recurrir a la fuerza armada (¡tan desproporcionada!) para sus conquistas territoriales535. 104.. Annuaire de l’Institut de Droit International. 9 (1887-1888). sino a lo sumo las leyes o principios de humanidad.1. nos confundamos. y la tortura incluida. «El estatuto. Tres disposiciones de las propuestas en el Proyecto de declaración debatido en el Instituto de Derecho Internacional pueden traerse a colación como claro botón de muestra de hasta dónde llegaba la protección «humanitaria» que la sociedad internacional de la época estaba dispuesta a conceder a esos colectivos: – Se proscriben en cuanto violación de los derechos de humanidad. p. 75-76. – La libertad de conciencia y tolerancia religiosa se garantizarán tanto a los indígenas como a los extranjeros y nacionales (artículo XIX)536.». op. las guerras de exterminio contra las tribus salvajes. ANDRÉS SÁENZ DE SANTAMARÍA. No. 1. 252. 536. Vid. .

Blackstone. Fiore. 1883-1884. A. Y. op. Salomon. De Soto.. 538. Grotius. uno de los fundadores del Instituto de Derecho Internacional. Despagnet. cit. Fue Lindley539 quien dividió en tres grupos a los juristas de la época atendiendo a sus concepciones básicas en estos temas: – En el primero. los bárbaros eran objeto de reconocimiento público sólo parcialmente lo que equivalía a la aplicación íntegra del Derecho internacional racional pero sólo restringida y variable del positivo. – En el segundo. Clasificaciones de esta naturaleza y similares (como la de Estados civilizados. 106. cristiana y occidental. a los salvajes sólo el reconocimiento natural les alcanzaba. Jeze.222 La disolución de Yugoslavia John Lorimer. Brunus.. . es decir. 537. el respeto únicamente de los principios humanitarios del Derecho internacional racional (. Londres. p. incluyendo en él a Vitoria. Pradier-Fodéré. bárbara y salvaje. Civilizados. supra nota 530. Selden. oponible a los Estados civilizados. que sólo con restricciones o condiciones admiten ese título de los pueblos indígenas sobre sus tierras. [nota 520]. Woolsey. Vid. dividía a la humanidad en civilizada. Kluber. Y sólo a la primera correspondía la aplicación íntegra del Derecho internacional tanto racional como positivo. Ayala. Gentilis.)537. 539.. sitúa a los que consideran que los pueblos no coloniales poseen soberanía sobre el territorio que habitan. Bolfils. «esnifadas acuciosamente por los colonialistas» (REMIRO BROTONS.. por ejemplo. Bartolomé de las Casas. Puffendorf.. en la descarnada expresión del profesor Remiro. semicivilizados y no civilizados) fueron admitidas generalizadamente por la doctrina del Derecho internacional el último tercio del siglo XIX538 y permitieron estructurar las categorías políticas y jurídicas que apuntalaron la colonización del mundo por la civilización europea.. Heffter. 135). A treatise of the iural relations of separate political communities. The Institutes of the Law of the Nations.

pp. pues consideraba que este tipo de munición. que niega todo derecho de esa naturaleza a los pueblos indígenas. 1986. 107..Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 223 se cita a Vattel. International law in a divided world.). Martens-Ferrero y Heimburger. que Gran Bretaña fabricaba en la India y empleaba en sus guerras contra los pueblos salvajes.. International Law. detallada.. ID. Hall. Siam. resultaba absolutamente conveniente: Decía. Leo al azar (el modo que el autor prefiere) en el hermoso Relato-Río ya citado de Antonio Remiro.. Japón. 2ª ed.. De Martens. 2005. y bajo el encabezamiento denso y sensual que los versos de Mutis le proporcionan («afuera el lento desorden de la selva. Sobre el régimen internacional de las capitulaciones vid. y bien cedidos. Phillimore.. oponiéndose a su supresión. CASSESE. 26-28. 40-42 (párrafo 20).. cesiones territoriales en arriendo o la apertura de sus puertos al libre comercio de los gai-jins (China. vieron considerados sus territorios ya como terra nullius ya como legítimamente cedidos. tuvieron que pasar por capitulaciones540. pueblos no civilizados. sólo de opiniones teóricas vertidas en un papel. Dudley. que se fragmentan en el interior del cuerpo de la víctima para causar heridas permanentes y desfigurantes. al debatirse la prohibición de las balas dum dum. No se trata. Lawrence. Oxford. inmisericordemente en la práctica. esos pueblos a medio camino de la civilización. están Westlake. Se aplicaron minuciosa.. por lo demás. Oxford. no. Los bárbaros de Lorimer... pp. – Y en el tercero.). . Sir John Ardagh. Oxford University Press. Field. No. adentro un aire suave poblado de líquenes»). a una potencia europea a cambio de unas cuentas de vidrio y algunos espejitos de latón entregados al jefe indígena local de turno (. que en una guerra civilizada un soldado herido por un pequeño proyectil se 540. Los salvajes. Pinheiro-Ferreira y Bluntschli. A. una referencia a la intervención del representante británico en la Conferencia de La Haya de 1899.

]. Vitoria. están destinados a mandar. Todo tiene su explicación. – A lo largo de los siglos. cit. incluso herido dos o tres veces sigue adelante y antes de que hayas tenido tiempo de explicarle que está violando la decisión de la Conferencia (de La Haya) que obliga a todo combatiente herido a retirarse (. los instrumentos y aún las armas para llevar a cabo la colonización. algunos seres. «Los derechos de los indígenas desde los clásicos». que defendían afrontar las relaciones con los pueblos indígenas desde una base de igualdad541. ¡zas! te ha cortado la cabeza. La influencia de este profesor escocés de La Sorbona en el puritanismo anglosajón fue muy marcada. claro..M. otros a obedecer (. Avances en la protección de los derechos... pp. tan lúcidamente. Se incorporan las ideas al proceso de «juridificación» del cristianismo que el Pontificado lidera a partir del siglo XI..). a la que están sometidos todos los pueblos del Orbe. 25-43 [pp. y sus ideas fueron asumidas por las Potencias coloniales en general. y OLIVA.).D. incluidos los no cristianizados. 541.. el primero en aplicar esa tesis aristotélica a los pueblos indígenas. [eds. pero con el salvaje es diferente. Suárez. en MARIÑO. Y que. . Según Aristóteles. la doctrina clásica construye con minucioso celo los hornos intelectuales en los que se fabricarán los pertrechos. La superioridad ya no está en la «helenidad» sino en la «cristiandad». Dejando aparte un reducido grupo de «iluminados» (Bartolomé de las Casas. John Mayor... – Fue... desde el momento en que nacen. Pero debemos remontarnos muy atrás. F.). parece. op. (nota 524). D. el pensamiento aristotélico penetra y es adaptado por el cristianismo. 108. advierto: – La doctrina aristotélica de la esclavitud natural es el inicio.. Roger Williams.224 La disolución de Yugoslavia retiraba del campo de batalla. 35-38]). J. llegándose a la doctrina de la jurisdicción absoluta y universal del Sumo Pontífice. se ha calificado de «posición clásica “moderna”» (BLÁZQUEZ MARÍN.

op.. desde luego.. Vid.2. Es brillante. de Carta Magna de la Colonización. (nota 541). La autoridad del Papa sobre los infieles se debe a las contradicciones de éstos con la ley natural (leída ésta.. – La segunda fase se abre con el Pacto de la Sociedad de Naciones (1919). las normas del cristianismo aceptadas en el siglo XIII).. la historia de las colonización puede dividirse en tres fases: – La primera tiene como «núcleo duro» la Conferencia de Berlín (1885) y en particular el Acta General de la misma.). en mi opinión. en BERNHARDT. 543.)542. ergo la natural. R. «Los derechos. Encyclopedia of Public International Law. esto es. es decir. .. (ed. ERMACORA. que supone un punto de inflexión en el pro542. cit. esta tesis asume el principio aristotélico de la supremacía de unos hombres sobre otros. Escribe Ermacora543 que.». La transición tranquila 109. el apogeo de la colonización. pp. pp. Por otro lado. D. vol. el término que se dio a este instrumento. que compatibiliza el cristianismo medieval con el aristotelismo tomista basado en el Derecho Natural. pues quienes conocen la ley divina.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 225 – La versión definitiva del discurso occidental de la legitimación del colonialismo y la conquista se lleva cabo por Inocencio IV. más ampliamente la síntesis de lo que él llama «posición clásica “tradicional”» en BLÁZQUEZ MARÍN. por oposición a la Resolución 1514 (XV) de 1960 de la Asamblea General de Naciones Unidas a la que me referiré más tarde. que supone la «coordinación» del proceso colonial en África. 31 ss.. 1 (1992). F. 662-666 (pp. 663-664). con la ley divina. o sea. 1. desde un punto de vista político y jurídico. de acuerdo con la revelación divina. son superiores a quienes no la conocen. pero tienen además la obligación de «llevarla» a éstos (. «Colonies and colonial regime».

Seguiré este sencillo esquema. iniciándose la descolonización (. porque en ésta. 2ª reimp.) «independientemente del hecho de que dicha nación se encuentre en Europa o en lejanos países de ultramar». Sobre las tesis de Lenin y Wilson. 14-23. De alcance universal.). Grotius Publications.2. digo. .226 La disolución de Yugoslavia ceso con el establecimiento del régimen de mandatos. – En la tercera estalla la revolución colonial. 110.. no se prohíbe sino que se regulan las situaciones coloniales. desde finales del XVIII. CASSESE.. aplicando las tesis de Lenin. el Gobierno soviético. 544. el que hoy llamamos principio de libre determinación de los pueblos aparece en el plano internacional a principios del siglo XX como una ideafuerza de alcance universal. A legal reappraisal. a mi juicio. Si el principio de las nacionalidades se manifiesta.. 1996.. en el Decreto sobre la Paz de 26 de octubre de 1917. Del Pacto de la Sociedad de Naciones (1919) y el caso de las islas Aaland (1920) 111. tiene el derecho a expresar con claridad y plenamente sus deseos ya de independencia ya de continuación en el seno de un Estado (. También el Presidente de los Estados Unidos Woodrow Wilson defendió a lo largo de 1918 en sus famosos discursos (entre ellos el de los Catorce y el de los Cuatro Puntos) este principio con un carácter general544.1. Cambridge. hasta el texto mismo de la Carta de la Organización de Naciones Unidas (1946). C. a lo largo del siglo XIX. consideraba que toda nacionalidad. 1. Self-determination of peoples. pp. grande o pequeña. Cambridge University Press. porque el principio se predicaba de los pueblos en general. Esta segunda fase puede hacerse llegar.. vid. y habiéndome referido ya a la primera fase abordo a continuación la segunda.. Así. como en el Pacto.

DE YTURRIAGA BARBERÁN. Palestina y la Federación de Siria y el Gran Líbano. Y es que el sistema de mandatos previsto por el artículo 22 del Pacto de la Sociedad de Naciones (1919) para las colonias alemanas y turcas (los perdedores de la Primera Gran Guerra) siendo desde luego. Togo. Pese a su formulación universal. Los mandatos del tipo B estaban integrados por las colonias del África Central (Camerún. pasó a llamarse Yugoslavia. mientras que los del C se localizaban en África del Sur y en el Océano Pacífico (territorio del Sudoeste africano y numerosas islas). que. pero no a los pueblos coloniales. Palestina y Mesopotamia.. Mediante los mandatos. se confiaron a una especie de tutela que en nombre de la Sociedad de Naciones se ponía bajo la responsabilidad de determinados Estados (mandatarios). con la única condición de aceptar los consejos y ayuda del mandatario durante el interregno por transcurrir hasta la consecución de un autogobierno efectivo. Rwanda-Burundi). 1968. no puede en modo alguno confundirse con el principio de libre determinación de los pueblos coloniales. «una concesión a las ideas liberales» de la época545. desde 1921. J. el sistema de mandatos no había previs- 545. B y C). Tanganika. reconociéndose a los del tipo A prácticamente la independencia. por ejemplo. p. como Yturriaga ha sostenido. Los mandatos se clasificaron en tres grupos (A. . 10.A. es este el caso de los antiguos territorios turcos de Mesopotamia (Irak). al nacimiento del Estado serbo-croata-esloveno. Madrid. País de los eslavos del sur). las colonias de los Estados que perdieron la Guerra. esto es. en particular todas las alemanas y los territorios turcos de Siria.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 227 Todos los pueblos pues (coloniales o minorías integradas en los Imperios Austro-Húngaro y Otomano) tienen derecho de autodeterminación. el principio de libre determinación de los pueblos sólo se aplicó en la práctica a algunos pueblos europeos (dando lugar. Participación de la ONU en el proceso de descolonización.

Recueil des Cours. pp. que no jurídica.. 2096). 4. 3-19 (p. 95 ss. . «Aaland islands».. n. en BERNHARDT.. que deseaban dejar de ser finlandesas para pasar a ser suecas547.. 5 (1924-IV). pues. como una idea-fuerza de naturaleza política. P. V. obligándose únicamente a la Potencia mandataria a cumplir (artículo 22 del Pacto de la Sociedad de Naciones) con «la misión sagrada de civilización. octubre 1920. el derecho a separarse por un simple acto de voluntad del Estado del que forman partes (. volumen II (1919-1945). American Journal of International Law.228 La disolución de Yugoslavia to en relación con éstos plazo alguno para acceder a un régimen de autogobierno. 1-3. Una Comisión de juristas de la Sociedad de Naciones. pp. A.. ad ex. Repertory. pp. y se mantiene a lo largo al menos de las seis o siete primeras décadas del siglo XX. El Derecho internacional positivo no reconoce. 5). «Les mandats internationaux». 1 (1992). DIENA.. CASSESE. (nota 549). Sobre el régimen de mandatos vid. tomo II. de asegurar el bienestar y el desarrollo de estos pueblos» (como del suyo propio [repárese. cit... 112. afirmó sin ambages: «Aunque el principio de libre determinación de los pueblos ocupa un lugar importante en el pensamiento político moderno. suplemento especial n. 547. 27-31. Encyclopedia of Public International Law. 215-265. (eds.T. Répertoire de la jurisprudence arbitrale internationale.. Dordrecht..). también en COUSSIRAT-COUSTÈRE. Dictamen consultivo de 5 de septiembre de 1920.. (ed. 546. y EISEMANN. Q. como tales. 17 (1923). 3.. 691-703.M. en el caso de las islas Aaland (1920). pp. Self-determination. vol.. pp. como del suyo propio] podría añadirse)546. R. (parágrafo n. Vid. 548. pp... G. WRIGHT. a colectivos nacionales. Y la consagración de este principio en cierto número de tratados internacionales no basta para considerarlo como una de las reglas positivas del Derecho de Gentes (. Pero el principio de libre determinación de los pueblos nace. M.).). conviene destacar que no figura recogido en el Pacto de la Sociedad de Naciones. sobre todo desde la guerra mundial. MODEEN.)»548. «Sovereignty of the mandates». Journal Officiel de la Sociedad de Naciones. op.

y también que uno de los objetos básicos del régimen era el de «promover el adelanto político. ni siquiera el objetivo programado desemboca en ese resultado necesariamente. y. el fomento de las relaciones de amistad entre los Estados con base «en el respeto (.2. como uno de los propósitos de la Organización. no se fija plazo alguno concreto para la consagración efectiva de esa independencia. este objetivo programático no es luego recogido y desarrollado. social y educativo de los habitantes de los territorios fideicomitidos.) de la libre determinación de los pueblos». 549. lo que es más revelador.. la cursiva es mía). Es cierto que la administración de estos fideicomisos por la Potencia administradora es controlable por la Organización de Naciones Unidas mediante la exigencia de un acuerdo de dicho Estado con el Consejo de Seguridad y la vigilancia del Comité de Administración Fiduciaria.. Si bien es cierto que su artículo 1. Ninguna lo hizo.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 229 1.). Al texto de la Carta de Naciones Unidas (1945) 113. Pero repárese en dos datos que nos resultan de enorme significación: Uno. y los mandatos de la Sociedad de Naciones del tipo B (pueblos del África Central) y C (África del Sur e islas del Pacífico)549. económico. pues la Carta acepta el hecho colonial y regula su mantenimiento: – Así ocurre con los territorios que pone bajo el régimen de administración fiduciaria (capítulos XII y XIII: artículos 75-91). La Carta preveía incorporar también a este régimen a las colonias que las Potencias metropolitanas designaran al efecto (. pues el desenlace final puede ser sencillamente el autogobierno y no la independencia. esto es.. La Carta de Naciones Unidas no establece con claridad el principio de libre determinación de los pueblos..2. las colonias de los Estados vencidos en la segunda guerra mundial (como la Somalia italiana).2 considera.b. Todo lo contrario. y su desarrollo progresivo hacia el autogobierno o la independencia» (artículo 76. dos. .

2003. sobre todo..1. acepta el hecho colonial bajo la forma de los fideicomisos y. Siècle». Cursos Euromediterráneos Bancaja de Derecho Internacional. J. que incorpora una Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales. en una contradicción fundamental de la que sólo saldrá a finales de los sesenta. la Carta. En relación con éstos.3. o de que «el período se caracterizó por el paternalismo» (SALMON. 270). se ha hablado de una «administración colonial ilustrada» (Curso de Derecho Internacional Público. de 14 de diciembre de 1960. P. triunfa arrolladoramente con la Resolución 1514 (XV)..) 115. SÁNCHEZ RODRÍGUEZ. La tendencia rupturista con la posición contemporizadora que la Carta de Naciones Unidas tenía respecto de la colonización. desde luego. como nos recuerdan GONZÁLEZ CAMPOS. La Resolución 1514 (XV) abre un proceso (. «Le Droit international à l’épreuve au tournant du XXIe. pp. entre otros). por más que establezca controles y vigilancias. pese a proclamar el principio de libre determinación. 35-363 (p. En la 550. y tiende. es decir.. ¡La revolución colonial! 1. por tanto.D. la Carta avanza claramente en la aceptación del hecho colonial en el caso de los territorios no autónomos (capítulo XI: artículos 73-74). p.3.I. algunos con verdaderos imperios coloniales (como Francia o el Reino Unido. 114. a regular su aplicación550.. la Carta no establece control práctico alguno sobre la administración del territorio por la Potencia administradora. Civitas. VI (2002). J. las colonias de los vencedores o de los Estados no enemigos.230 La disolución de Yugoslavia – Y. . los territorios no autónomos. 1.. salvo la remisión a Naciones Unidas de un informe periódico sobre las «condiciones económicas y técnicas» del territorio. Madrid. En suma. 805). y ANDRÉS SÁENZ DE SANTAMARÍA. L. La Carta incurre. Es en este sentido.

para permitirles gozar de una libertad y una independencia absolutas»551. Y es que en virtud de ese derecho deben determinar libremente su condición política y su desarrollo económico y social. lo decisivo es que. dedicado a la integración. pero sólo un día después la Resolución 1541 (XV) modifica esta situación. y. de 15 de diciembre de 1960. sea cual sea el resultado. que garanticen la auténtica expresión de la voluntad popular. Dicha resolución abrió un proceso en el que deben citarse al menos otros dos jalones decisivos: Uno es la Resolución 1541 (XV). al requerirse que tales procedimientos sean aplicados imparcialmente y se basen en 551. el pueblo colonial se manifieste libre y voluntariamente. La ruptura radical con la ambigua posición de la Carta misma quedó patente en uno de sus párrafos: «En los territorios en fideicomiso y no autónomos y en todos los demás territorios que no han logrado su independencia deberá tomarse inmediatamente medidas para traspasar todos los poderes a los pueblos de esos territorios. en conformidad con su voluntad y sus deseos libremente expresados.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 231 misma se condena el colonialismo. se admiten otras dos formas a través de las cuales un pueblo colonial puede ejercer su derecho: La asociación y la integración en un Estado pre-existente (el metropolitano u otro)552. VIII y IX. Resolución 1514 (XV). Resolución 1541 (XV). . párrafo 5 (la cursiva es nuestra). se asimila el derecho de libre determinación con la independencia del pueblo colonial. la Resolución 1541 (XV) exige que la preceptiva consulta se haga mediante «procedimientos democráticos». por la que se complementa y aclara la Resolución 1514 (XV). sin condiciones ni reservas. principios VII. Naturalmente. estableciéndose que todos los pueblos coloniales. se precisan más aún los requisitos de la consulta. En esta. en su principio IX. sea cual sea su grado de desarrollo o preparación. y sin distinción de raza. en efecto. 116. Junto a la independencia. tienen derecho a su libre determinación. credo ni color. 552. Por eso.

una autonomía importante para el pueblo saharaui en un Marruecos unido durante cinco años como paso previo a un referéndum de autodeterminación... entonces.)»553.. una condición jurídica distinta y separada de la del territorio del Estado que lo administra. y esa condición jurídica distinta y separada conforme a la Carta existirá hasta que el pueblo de la colonia (. diez años después. párrafo sexto. en particular. infra nota 560. que explicita un pasaje importante: «El territorio de una colonia (. 555. párrafo cuarto. se mantiene la lectura amplia del derecho de libre determinación. Principio de igualdad de derechos y libre determinación de los pueblos. pudiendo ser vigilados en su preparación. en particular por el pueblo colonial554. desarrollo y escrutinio mismo) por la Organización de Naciones Unidas si esta lo considerase necesario. de modo que el ejercicio válido del mismo puede desembocar en: el «establecimiento de un Estado soberano e independiente. cuya Declaración de Principios aneja incorpora un principio sobre la igualdad de derechos y de libre determinación de los pueblos.232 La disolución de Yugoslavia el sufragio universal de los adultos.) tiene. Principio de igualdad de derechos y de libre determinación de los pueblos. Repárese. 553. .. la libre asociación o integración con un Estado independiente o la adquisición de cualquier otra condición política libremente decidida por un pueblo (. 554. con sus propósitos y principios»555.) haya ejercido su derecho de libre determinación de conformidad con la Carta y. en virtud de la Carta de las Naciones Unidas. En él.. de 24 de octubre de 1970. sería una fórmula perfectamente válida si fuera libremente aceptada por las partes.. El otro texto relevante es la Resolución 2625 (XXV). que el llamado Plan Baker para el Sahara. Vid. Otro aspecto de interés cabe destacar sobre este principio en la Resolución 2625 (XXV).

han sido aplicados en la práctica.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 233 Con dicho pasaje. y aparte de evitar la convalidación en el plano internacional de técnicas empleadas por algunas Potencias colonialistas en el pasado. pp. Estos textos de Naciones Unidas. .».)».).. en cuyo artículo 1. J. cit. «Le Droit international. V (2001). como la de asimilar el territorio colonial con el metropolitano (recuérdese la «provincialización» de las antiguas colonias ultramarinas de Portugal... SALMON. o las africanas de España con la presencia como procuradores en Cortes por el «tercio familiar» de saharauis ataviados con sus espectaculares ropas tradicionales. infrinja el principio que prohíbe la intervención en los asuntos internos del Estado (metropolitano). se siembran importantes consecuencias prácticas: Así. El principio de libre determinación y la revolución que desencadenó tiene ahora otros puntos de mira a los que todavía no se ha disparado con precisión. en su caso.. Habría que citar también el Pacto sobre derechos civiles y políticos y asimismo el relativo a los derechos económicos y sociales de Naciones Unidas (1966). o el derecho del pueblo colonial a pedir y recibir ayuda de terceros si se le niega por la fuerza su derecho de autodeterminación. La descolonización pendiente es ya mínima..1 se establece que «todos los pueblos tienen derecho de libre determinación (. formulación universal ésta que debidamente contextualizada aparece referida en particular a las poblaciones de los fideicomisos y territorios no autónomos y.. Cursos Euromediterráneos Bancaja de Derecho Internacional.. 271-272 (parágrafo 8. A. «Desvertebración del Derecho internacional en la sociedad globalizada». a la población de los Estados en general556. Los Pactos de 16 de diciembre de 1966 pueden consultarse en BOE de 30 de abril de 1977. op. de prestarse.4). sin que esta. No quedan prácticamente pueblos coloniales por ejercer este derecho. que encarnan una convicción jurídica común de la sociedad internacional de la época. 45-381 (p. 110).. 117. pp. la ilegalidad de la presencia metropolitana. 556. REMIRO BROTONS. (nota 550).

234 La disolución de Yugoslavia En la aplicación práctica de las citadas resoluciones de Naciones Unidas. El principio que consagra el derecho de libre determinación de los pueblos. todos estos hechos analizados en su conjunto permiten sustentar la existencia de una práctica general. la práctica de los Estados con colonias. sin votos en contra o por abrumadoras mayorías sobre casos concretos y sobre problemas o enfoques generales del tema. 1. al reunir los dos elementos precisos para la conformación en el ordenamiento jurídico internacional de una costumbre: Numerosísimas resoluciones de Naciones Unidas. es decir. Norma sí. y más en concreto consuetudinaria de carácter general.. una costumbre.2.) que parece que no consideran bastante. la incorporación de algunas de las disposiciones derivadas del derecho a la libre determinación en tratados internacionales universalmente «consentidos». y. del Derecho internacional contemporáneo. uniforme y constante (elemento material) realizada con el convencimiento de su obligatoriedad jurídica (elemento espiritual u opinio iuris). acatando estas resoluciones.. .3. aplicado extensa e intensamente a los coloniales desde finales de los sesenta. Una interpretación de esta naturaleza se ve considerablemente reforzada de un lado. la independencia ha prevalecido sobre cualquiera de las otras formas de ejercicio de este derecho. Y en este dato ponen su esperanza no pocos pueblos no coloniales que viven en el seno de Estados soberanos. que han procedido. norma jurídica fundamental para la comunidad internacional contemporánea (¿que acaso pierde fuerza?) 118. El derecho de libre determinación de los pueblos. por ser sustentada por un sector doctrinal abrumadoramente mayoritario que ha analizado esta práctica. algunos viéndoseles reconocido incluso un muy confortable estatuto de autonomía (. a descolonizar sus antiguas posesiones. se ha convertido en una norma de Derecho internacional positivo. de una norma no escrita. adoptadas por unanimidad.

Diego Marín Librero-Editor.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 235 de otro. asunto de Timor Oriental. p. 31. 31-33. y sobre todo.. Para un análisis detallado del mismo vid. Por lo que a la Comisión de Derecho Internacional se refiere vid. particularmente grave. Claro que hay elementos recientes que plantean la interrogante de si la norma que consagra el derecho de libre determinación de los pueblos coloniales no está perdiendo impulso y fuerza (. 120. esto es. 119. Lo cual implica.. CIJ Recueil 1975. Más aún. La Corte Internacional de Justicia y la Comisión de Derecho Internacional lo han afirmado resueltamente558. de hecho ilícitos559. que su violación grave supondrá para su autor el régimen de responsabilidad particular que. p. dictamen consultivo de 16 de octubre de 1975.). en que el principio de libre de557. CIJ Recueil 1971. Informe de la CDI sobre su 53º período de sesiones (23 de abril a 1 de junio y 2 de julio a 10 de agosto de 2001). p. 558. GUTIÉRREZ ESPADA. Dictamen consultivo de 21 de junio de 1971. 559. asunto de la Barcelona Tractions. 102. los comentarios 4 y 5 al artículo 40 de su Proyecto de artículos sobre la responsabilidad del Estado por hechos internacionalmente ilícitos. 32.. pp. «interesados» al parecer (como Estados Unidos y Francia). es de importancia fundamental para la comunidad internacional en su conjunto. La responsabilidad internacional (consecuencias del hecho ilícito). 2005. asunto del Sahara occidental. C. porque la Corte Internacional de Justicia ha ratificado la naturaleza jurídico-consuetudinaria del derecho de los pueblos coloniales a su libre determinación557. 10 (56/10). 56º período de sesiones. párrafos 54-58. CIJ Recueil 1970. entre otras consecuencias. asunto de Namibia. La resistencia de algunos Estados. . nadie duda hoy de que esta norma forma parte del Derecho internacional imperativo. 306-307). CIJ Recueil 1995. corresponde a quienes cometan ese tipo. 2001. Sentencia de 5 de febrero de 1970. párrafo 52. según el Proyecto de la Comisión sobre responsabilidad de los Estados. Suplemento n. Nueva York. Sentencia de 30 de junio de 1995. 10-405 (pp. párrafos 33-34. párrafo 29. Murcia. pp. Documentos oficiales de la Asamblea General.

en el asunto de Timor Oriental (1995). Publicaciones de la Universidad de Alicante. 121.. Sobre la situación actual en esta antigua colonia española vid. 2001. «La libre determinación de los pueblos en la nueva sociedad internacional». 1. J. FUENTE COBO. ANDRÉS SÁENZ DE SANTAMARÍA. 113-203 (pp. cit. 491497. SOROETA. LIV (2002). C.. pp. LV (2003).. Vid.. y MARIÑO MENÉNDEZ.). y FERRER LLORET. Madrid. J. 561. con mayor amplitud y profundidad. . Cursos Euromediterráneos Bancaja de Derecho Internacional. RUIZ MIGUEL. Bilbao. El conflicto del Sahara occidental. 97-101.. Alicante. Revista Española de Derecho Internacional. Dykinson. 2002. pp. 2003 (sobre todo pp. (nota 556). también. 1995. F.. 2. A. n. op. Instituto de Estudios Internacionales y Europeos «Francisco de Vitoria» (Universidad Carlos III de Madrid)-Escuela de Guerra del Ejército (Ministerior de Defensa). Política y Derecho (Análisis crítico de la política exterior española). 97-115).. Y. 1083-1089. FERRER LLORET. habida cuenta de lo que parece «politización» y «agotamiento» del principio. Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco. al respecto REMIRO BROTONS. y ya me he referido a ella. 560. reflejo de las contradicciones y carencias del Derecho internacional. sobre todo. Lo que nos preguntamos. El Sahara occidental y España: Historia. la incongruencia de la Corte Internacional de Justicia al calificar al citado principio. «El conflicto del Sahara occidental en el contexto del nuevo orden mundial». P. 160-165). J. Revista Española de Derecho Internacional.». I.. Madrid.. J.M. 109 ss. pp... Sahara occidental y Timor oriental.236 La disolución de Yugoslavia terminación se aplique al caso del Sahara occidental del mismo modo que se había venido haciendo desde 1960 no es la única frustración560. n. «El conflicto del Sahara occidental durante 2003: La Resolución 1495 (2003) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas». y otras posiblemente conectadas con las «modulaciones» a la postre introducidas en los Proyectos de artículos que la Comisión de Derecho Internacional había aprobado en relación con los crímenes contra la paz y seguridad de la humanidad y respecto de la responsabilidad del Estado por hechos internacionalmente ilícitos561. pp. es si ello va o no a tener incidencia en la aplicación del mismo (¡porque este es el futuro de la norma!) a otros pueblos que lo reclaman (. I (1997). El conflicto del Sahara occidental. de obligación erga omnes pero sin sacar procesalmente las consecuencias pertinentes. «Desvertebración. pp. La aplicación del principio de autodeterminación de los pueblos... SOROETA LICERAS.

. raza o religión. El Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe.).Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 237 1. Los pueblos indígenas en el orden internacional. 2004. TOGARCÍA-LOZANO. pero con un contenido diferente al de los pueblos coloniales: – A éstos.D. Básicamente cabrían dividirse en dos grupos: Uno. de menor importancia (para los demás). a aquellos colectivos que viven en el seno de un Estado soberano e independiente pero que se singularizan del resto de su población.D. F. Algunos lo sintetizan diciendo que el 562. Madrid. el derecho les otorga. Madrid. en la historia (son los pueblos indígenas). naturalmente. que hunde sus raíces en el pasado. RRECUADRADA . si es que se les denegara el ejercicio del mismo. OLIVA MARTÍNEZ. En síntesis. J. y pedir y recibir ayuda de Estados amigos en esa lucha. su historia. Me refiero. o de sus otros pueblos en su caso. porque su problemática es más concreta. 123. J. S. acaso. y más detalles aflorarán en los párrafos que siguen.3. un sentimiento «de personalidad propia». MARIÑO MENÉNDEZ. 2001.3. pero de qué pueblos 122. elementos aglutinadores todos que han insuflado en ese colectivo. Sí hay otros pueblos. el Derecho internacional concede a los pueblos nacionales que viven en un Estado soberano derecho de libre determinación. de menor importancia objetiva por tanto. pudiendo luchar. Avance en la protección de los derechos de los pueblos indígenas. No nos ocuparemos de los pueblos indígenas. (eds. La Paz (Bolivia). En relación con la actual situación de los pueblos indígenas vid. 2003. o en una mayoría del mismo. por su lengua..D. diferente de las de los otros pueblos a los que aludiremos. otro que se remite al futuro (los pueblos nacionales). y OLIVA MARTÍNEZ. si ése fuera su deseo. Dykinson. Derecho sí. ¿Hay otros pueblos aparte los coloniales? Sí. un sentimiento «nacional». Foro Indígena. evidentemente que sí. y. la independencia. Sí lo haremos en relación con los pueblos no coloniales que viven en el seno de un Estado soberano e independiente562.

– El derecho de libre determinación de los pueblos nacionales no coloniales concede a éstos derecho a no ser excluidos del Gobierno del Estado ni ser perseguidos por su raza..238 La disolución de Yugoslavia derecho de libre determinación asegura a los pueblos coloniales su autodeterminación externa. lo sintetizan afirmando que en virtud de su derecho de libre determinación los pueblos nacionales que viven en un Estado soberano tienen un derecho de autodeterminación interna (pero no externa). a los pueblos nacionales que forman parte de un Estado. en la Europa Central. CASSESE. pp. EUDES. aunque los términos me parecen equívocos en este caso. Self-determination. como él. se pronuncia negativamente sobre un derecho de secesión de los pueblos no coloniales a tenor de la Resolución 2625 (XXV) (vid. No somos los únicos: La mayoría de la doctrina. op.». puede decirse que ha tenido un cierto éxito se debe precisamente a que en él se consagra la plena realización del derecho de autodeterminación interna de Irlanda del Norte. credo o color. 110 (2006).. «La libre determinación. con base.. 630-646 (pp. pp. Recientes acontecimientos. derecho. 3. (nota 556). repárese. precisamente. P. 123-124.. p. [nota 561].. en modo alguno el de autodeterminación externa. Ni más ni menos: Ni derecho a la independencia563 ni derecho a un régimen de autonomía tampoco.. n. REMIRO BROTONS. plantean la duda de si el Derecho internacional está cambiando en relación precisamente con esta norma y en su aplicación. 187. op. Si el Acuerdo de paz de Belfast (1998).. que busca la reconciliación de las dos Irlandas. No nos parece que 563. 110120. cit. A. cit. Révue Générale de Droit International Public. Algunos. con el resto de la población del Estado. en fin. ANDRÉS SÁENZ DE SANTAMARÍA. soberanos e independientes. ad ex. cit.. . «Desvertebración. de estricta igualdad. en los que pueblos que vivieron décadas en un Estado soberano (Yugoslavia) han roto por la fuerza de las armas sus lazos con él y son hoy Estados. op. 633 ss. a ser tratado en pie de igualdad.. en la práctica estatal.).». [nota 544]. M. «Retour sur une réussite passée inaperçue: L’Accord de Belfast et la nouvelle lecture du droit à l’autodétermination». empero... pp. A.

Madrid. F.». 360. ..] this new area of political instability» (Self-determination. Nijhoff... 77-110 (pp. 270).. en MARIÑO MENÉNDEZ.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 239 el referido reconocimiento internacional que raudamente algunos hicieron de Croacia o Eslovenia tuviera que ver con la intención. cit. Universidad Carlos III de Madrid-BOE. terrorism and international humanitarian law of armed conflict.. p. [nota 544].. (ed. F. 1. op. pp. un aviso importante que la comunidad internacional no debería despreciar. a nuestro juicio. 1996. «In order to try to control [escribe CHADWICK.4.)564. y con términos en esencia análogos MARIÑO MENÉNDEZ. P. 1996. 100-2101). constituyen. pp. pudiendo por ello «esta calificarse de proceso revolucionario que tuvo lugar más allá de las reglas de Derecho positivo vigentes» (Selfdetermination of peoples. la verda- 564..M. (nota 561). y a «respuestas coyunturales» se ha referido también entre nosotros ANDRÉS SÁENZ DE SANTAMARÍA. 61).M. «La libre determinación. Pero sí hay en todo caso un fenómeno que requiere mayor atención y que aparece directamente relacionado con nuestra cuestión: Porque Kosovo era (y es) uno de los pueblos de Yugoslavia y por ese pueblo y por las circunstancias que atravesaba se desencadenó en 1999 una guerra que enfrentó a la OTAN contra Yugoslavia. de quienes con tanta rapidez lo llevaron a cabo. pp. de aplicar jurídicamente a esos pueblos el derecho de libre determinación puro y duro. Y si pendiente queda aún la concreción última del principio de libre determinación de los pueblos en su aplicación a los pueblos nacionales que forman parte de un Estado soberano. ¿Una revolución pendiente? 124. como más adelante veremos. E.. op.. política y pragmatismo son términos más adecuados en la búsqueda de una explicación al efecto (. La Haya-Boston-Londres. Y es que los sucesos de Kosovo y su desenlace (. M. Balance y perspectivas de Naciones Unidas en el cincuentenario de su creación. cit.). 179-182. Antonio Cassese entiende que el reconocmiento de las ex-repúblicas yugoslavas es alentado por la Comunidad Europea sólo «cuando queda claro que el proceso de secesión es imparable». hasta el momento. tal cual se aplicó a los coloniales.. «Naciones Unidas y el derecho de autodeterminación».). A..

. lo fácil que es jugar con la pretendida preterición de la soberanía popular en los adversarios para buscar coberturas jurídicas a la intervención.. Para todas las consecuencias que implicaría en el estado del Derecho internacional tal cual hoy es la introducción del Principio de Legitimidad Democrática. 566. 289-298. pp.. un nudo como el de Gordio. (nota 556). «Le Droit international. SALMON. pero una vez atado el nudo. p. SALMON.. por ejemplo568. «discours irénique» vid.)..)?565 125.».». ¿qué haremos para desatarlo?. 567. del derecho de todo pueblo a que le gobierne quien libérrimamente su voluntad designe. del Estado unitario incluso o sobre todo. cit. Propuestas reiteradas en los últimos tiempos proclaman llegada la hora del Principio Democrático. porque la práctica nos demuestra. op.. REMIRO BROTONS. vid. Así el Tratado que instituye una Constitución para Europa adoptado por el Consejo Europeo de Dublín (17 y 18 de junio de 2004).).. «Desvertebración.. Para una valoración crítica de lo que él denomina. por no mencionar sino un solo botón de muestra. «Guardémonos [ha escrito con razón Antonio Remiro] de ir deprisa» en el asunto566. esto es.)? ¡Ah. aparte el caso de regímenes particulares en los que el Estado de Derecho y el Principio Democrático son conditio sine qua non para formar parte de ellos. aquí radica el problema!: ¿Tiene ese pueblo derecho a pedir y recibir ayuda de Estados terceros para desembarazarse de un Gobierno no democrático ni representativo de la voluntad popular. 298-303. «Le Droit international. con referencia a las exigencias del llamado Principio Democrático... (nota 550). J. 131.. como... y que sustituirá . ¿Y si no (. pp.. las coberturas propuestas serán sólo pretendidas. ¿llamar tal vez a Alejandro el Magno y vuelta a empezar (. desde luego. cit.. A. Todo pueblo tendría derecho a un Gobierno democrático y representativo (.. y 565.)?567 126. y sí. op. cit. J. 568. No creo.».. desde mediados por lo menos del siglo XX. (nota 550). op. la actual Unión Europea.240 La disolución de Yugoslavia dera Revolución Pendiente del mismo radica en su aplicación a la población misma del Estado.. incluso a la intervención armada (. pudiendo por tanto Estados amigos proporcionársela sin quebrantar el principio que prohibe la intervención en los asuntos internos (..

parágrafo 6). las llamadas intervenciones pro-democráticas llevadas a cabo por un Estado o grupo de ellos sobre la base de su(s) propia(s) apreciación(es) no tienen cobertura jurídica en el Derecho internacional contemporáneo571. Que pueden desembocar. y que establezca mecanismos e instituciones para su control y aplicación llegado el caso. de 16 de diciembre de 1981). op. En consecuencia. Anuario de Derecho Internacional. decía... igualdad. ni el gobierno de África del Sur en los tiempos más duros ni el régimen de los jhemeres rojos en una llamada Kampuchea Democrática merecieron rigores tales (. no al menos todavía (.. en la «suspensión» de «determinados derechos (. 569.)». 571. el derecho subjetivo de la población de todo Estado a contar con un Gobierno representativo de verdad. REMIRO BROTONS.)570. la única excepción a la situación actual (en la que el juego conjunto de los principios de igualdad soberana y no intervención nos lleva al «principio de equivalencia de los regímenes políticos») ha sido la condena por la Asamblea General de Naciones Unidas de los regímenes «nazi y fascista» (Resolución 36/162. Vid.. op. GUTIÉRREZ ESPADA. no se olvide.. 71-88 (pp. más ampliamente.. Salmon.. C.1): Respetar los valores mencionados en el artículo 2. . 126-135 y la bibliografía que en ellas se cita. «Desvertebración... cit.... 570. «(. 273-274). «La “contaminación” de Naciones Unidas o las Resoluciones 1483 y 1511 (2003) del Consejo de Seguridad»... a saber. no creo.) incluido los derechos de voto del Estado miembro en el Consejo de Ministros» (artículo 58 en relación con el 2 del citado Tratado Constitucional).». Según J. cit. pp. pp.. A. democracia.. para un Estado miembro que viole grave y persistentemente los valores en los que la Unión se basa.) respeto a la dignidad humana.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 241 en los que.». 77-78. que pueda descubrirse norma alguna de Derecho internacional general que consagre. XIX (2003). libertad. pp. el Sistema tiene previstos los oportunos controles para su cumplimiento tanto en la fase de entrada al Club como durante su permanencia en él569. [nota 550]. Estado de Derecho y respeto a los derechos humanos (. determina que los Estados miembros deben cumplir determinados requisitos de «pertenencia» y para la «adhesión» a la Unión Europea (artículo 57. en aplicación de un derecho de libre determinación del pueblo en cuestión. (nota 556).) («Le Droit international. una vez en vigor a los actuales Tratados constitutivos de la Unión.

cit. I. una respuesta jurídica clara y firme para el mismo.. vol. febrero-marzo. del principio de libre determinación de los pueblos. si preciso fuera.. de una vez. El estatuto acordado a Kosovo (1999) 127. R.. un aviso importante y que la comunidad internacional no debería despreciar. p.. en p. la conveniencia de encontrar. LA INDEPENDENCIA DE MONTENEGRO (2006).. V. GHEBALI.242 La disolución de Yugoslavia 2. «Le Kosovo entre la guerre. Si para el profesor Ghebali el asunto de Kosovo se inicia en rigor en 1989 cuando el Gobierno de Belgrado revocó (un 23 de marzo) el estatuto de autonomía de Kosovo572.. . me remito a la afirmación escrita de un autor serbio que conectó (y justificó parece) la supresión de la autonomía del territorio con el objetivo del Gobierno yugoslavo de «reforzar sus derechos soberanos sobre la totalidad de su territorio» (PETKOVIC..) Los (otros) dos grandes actos del problema de Kosovo (son) julio de 1990 y septiembre de 1991 (supresión de las instituciones políticas de la provincia y proclamación de la “República de Kosovo”) y fe- 572.? 2. sobre la base de una reconsideración.1. 63. 75).. Y es que la «guerra de Kosovo» arranca de un deseo de autodeterminación del pueblo kosovar brutalmente reprimido por el Estado del que forma parte. sobre la presencia de nuevo entre nosotros del fantasma del nacionalismo y sobre. EL ESTATUTO ACORDADO A KOSOVO (1999). 1991. European Affairs. op. ¿Y DESPUÉS. acaso.-Y. asimismo.». Y por si hubiera duda alguna posible al respecto. para el que ha sido hasta hace bien poco Representante de la comunidad internacional para Bosnia-Herzegovina la cuestión está también muy clara: «Kosovo está detrás de la primera represión sangrienta de una reivindicación nacionalista –la manifestación kosovar por el estatuto de República en 1981– (. «Yugoslavia versus Yugoslavia». Los sucesos de Kosovo y su desenlace final constituyen. (nota 443).

n. y la presencia de fuerzas internacionales de seguridad. 45-58 (p. Los otros ocho: Alto el fuego en el territorio. al menos desde 1994. P. 128. La preferencia por la opción autonomista sobre la independentista para Kosovo se remonta a varios años atrás. (nota 56).. 574. J.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 243 brero de 1996 (primeros atentados del Ejército de Liberación de Kosovo (UÇK)»573. la celebración de un referéndum de autodeterminación tras la expiración de un acuerdo transitorio de tres años. véase también DE LA GORCE. pp. como de la OSCE. 16. 45). op. el plan definitivo que oferta a ambas partes el Grupo de Contacto está formado por diez principios básicos. elecciones libres en la provincia supervisadas por la OSCE.. 101. «La historia secreta. Política Exterior. p. Una síntesis del acuerdo se publicó en El País. 575. 70. machaconamente repetido. dos de los cuales son: El respeto a la integridad territorial de Yugoslavia. apertura entre ambas partes de negociaciones de paz. Con dudas y reticencias ambas partes aceptan esos principios: Los albano-kosovares quieren la independencia o. XIII.M. julio-agosto 1999. al menos. op.. ¿Y qué enseñanzas se desprenden de la «guerra de Kosovo» en relación con el principio de libre determinación de los pueblos? Partimos del dato. 4 de marzo de 1999. cit. de que el ataque de la OTAN a Yugoslavia se debe al hecho (y se condiciona el cese de los bombardeos a que Belgrado ceda en este tema) de que el Gobierno yugoslavo no acaba de reconocer un amplio estatuto de autonomía para Kosovo en el seno de Yugoslavia como Estado soberano574. un acuerdo de transición sobre Kosovo de tres años. Vid. respeto de los derechos de todos los grupos nacionales en Kosovo. el Gobierno yugoslavo acepta la autonomía 573. no suspensión o modificación unilateral de dicho acuerdo.. ad ex. y tanto a nivel de Naciones Unidas.». WESTENDORP. p. (nota 475). ..». C.. cit.. pero acaban firmando el Plan de paz. y un alto grado de autonomía para Kosovo575.. «Kosovo: Las lecciones de Bosnia». una amnistía de presos políticos. En la Conferencia de Rambouillet. el Consejo de Europa o la Unión Europea. «La protección internacional de las minorías. las referencias y documentos que aporta GONZÁLEZ VEGA.

según el cual este se convertirá en una especie de protectorado bajo administración internacional y. La evolución posterior de los acontecimientos confirma la omnipresencia en toda la crisis de estos dos puntos: – Así. presentó una propuesta para acabar con la «guerra de Kosovo». seguidamente. reunido en Bonn. en la que se contemplaba la adopción por el Consejo de Seguridad de la ONU. que prevea para Kosovo una autonomía considerable. el G-8. al no resignarse a algunos de sus principios (el más importante sin duda la presencia en Kosovo de una Fuerza internacional de seguridad). de una resolución que incluyera siete principios generales. con los ataques en marcha. se niega a firmar el Plan de Rambouillet. La OTAN ataca y comunica su decisión de proseguir hasta que Belgrado acepte el Plan de Paz.244 La disolución de Yugoslavia de Kosovo aunque en términos siempre ambiguos. – El 3 de mayo de 1999. finalmente. Yugoslavia. la Declaración de Kosovo que en ella se aprueba ofrece una aproximación de lo que será el futuro status del territorio. quedará «como una región con una “sustancial autonomía” dentro de Yugoslavia». en la Cumbre de la OTAN en Wasington de abril de 1999. – En la segunda semana del mes de mayo. que tenga en cuenta los acuerdos de Rambouillet y el principio de soberanía e inte- . el tercero de los cuales sostenía la apertura de «un proceso político y la definición de una amplia autonomía para Kosovo en el marco de Serbia. marginado absolutamente de la intervención. sobre la base del principio de la igualdad de todos los ciudadanos y de la igualdad de las comunidades nacionales». en el que se destaca que el futuro del territorio pasa por su continuidad en el seno de Yugoslavía pero con un amplio estatuto de autonomía. el sexto de los cuales exigía la apertura de un «proceso político dirigido al establecimiento de un acuerdo-marco político interino. el Gobierno de Belgrado ofrece una salida al conflicto con base en un documento de cuatro puntos.

se reproduce la Declaración publicada por el Presidente de la reunión de Ministros de Asuntos Exteriores del G-8. 3.. – El Consejo aprobó el jueves 10 de junio de 1999. n. 2625 (XXV). en el caso de los pueblos no coloniales (o no sometidos a una ocupación extranjera o un régimen racista). Revue Générale de Droit International Public. Decide que la solución política a la crisis de Kosovo se basará en los principios generales manifestados en al anexo 1 y en los principios y condiciones más detalladas que figuran en el anexo». y la desmilitarización del Ejército de Liberación de Kosovo (UÇK)». para cumplir con el principio de libre determinación de los pueblos. sin discriminación por su raza. reproducido prácti576. «Chronique des faits internationaux». 1. En el Anexo 1.. 739 ss. «Ninguna de las disposiciones de los párrafos precedentes se entenderá en el sentido de que autoriza o fomenta acción alguna encaminada a quebrantar . Un Estado que respeta este mínimo cumple con el Derecho internacional en cuanto a la libre determinación de sus pueblos-minoría. su Resolución 1244. y WECKEL. a conceder a uno de sus pueblos un «amplio Estatuto de autonomía?». Todos creíamos que. y cuyo principio sexto es el que he reproducido anteriormente. 577. pp. en la que «en virtud del Capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas. en virtud del párrafo séptimo del principio de libre determinación de los pueblos de la Declaración aneja a la Res. el derecho de los pueblos a su libre determinación sólo daba a éstos derecho a participar en pie de igualdad en la gestión de la res publica. L. Ph. bajo la dirección de BALMOND. ad ex. de 24 de octubre de 1970577. credo o color. 103 (1999). Sobre la misma vid. por catorce votos a favor y con la única abstención de la República Popular de China. 129. La primera interrogante que surge de todo esto es la siguiente: ¿Es que el DIP obliga a Yugoslavia.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 245 gridad territorial de Yugoslavia y de los otros países de la región. celebrada en el Centro de Petersberg el 6 de mayo de 1999576.

2000.) de un Gobierno que represente a la totalidad del pueblo perteneciente al territorio. Nijhoff.M. parece confirmada por el Tribunal Supremo de Canadá en su Declaración de 20 de agosto de 1998 a propósito del asunto de Quebec. International law and self-determination. A. la Declaración reafirma el derecho de libre determinación de los pueblos y reproduce el párrafo séptimo del contenido en este principio en la Declaración de 1970 (supra nota anterior). párrafos 126-139 (en International Legal Materials. Supreme Court of Canada: Reference to secession of Quebec. pp... el TS de Canadá citando tanto la Resolución 2625 como la 50/6 en los pasajes aquí mencionados. p. Como. total o parcialmente.». F. pp. repárese en las dudas que el TS de Canada . XXXVII.. MARIÑO.. cit.. sin distinción alguna». dotados de un Gobierno que represente a la totalidad del pueblo perteneciente al territorio. 1371-1374). En su párrafo 1 dedicado al tema de la paz. n. El profesor Cassese precisa que la cláusula de salvao menoscabar.. defendida con vigor doctrinalmente579.. Self-determination. y queda garantizada la integridad territorial del mismo. 579. 40. acaso. J.. august 20 1998. alterando sólo su parte final: «(. 580. en esta decisión. (nota 544). ven respetado su derecho de autodeterminación. 50/6. la integridad territorial de los Estados soberanos e independientes que se conduzan de conformidad con el principio de la igualdad de derechos y de la libre determinación de los pueblos antes descrito y estén por tanto. CASTELLANO. 119 ss. CASSESE. (nota 564). 578.. de la Asamblea General (Declaración con motivo del cincuentenario de las Naciones Unidas). los pueblos discriminados y no representados por el Gobierno del Estado sin distinción alguna. excluyéndose. acepta que los pueblos no discriminados y que están representados sin distinción alguna respecto de los demás que integran el Estado por el Gobierno del mismo. La Haya-Boston-Londres. cit.246 La disolución de Yugoslavia camente por la Res. op. Una interpretación de esta naturaleza. credo o color». noviembre 1998. de 24 de octubre de 1995.. lo tendrían580. pues. sin distinción por motivos de raza.. M. «Naciones Unidas. 6. un derecho unilateral a la secesión o a la independencia que sólo en el caso de los pueblos coloniales u oprimidos (por una ocupación militar extranjera o un régimen racista) y. p... op. viendo así protegida su integridad territorial por esta cláusula de salvaguardia contra eventuales secesiones578. sin ánimo de exahustividad. 105.

2000. Sobre esta decisión vid.. J. «Unidad y pluralismo en Derecho internacional público». XXXI (1998)... the exclusion of any likelihood for a possible solution within the existing State structure»581. (nota 544). A. enero-febrero 1999.. tiene respecto de esta tercera excepción (vid. op. pp. Las dudas sobre el derecho a la secesión de «los pueblos (que están) en Estados independientes» se manifiestan incluso en autores que han destacado cómo el derecho de «todos» los pueblos a su libre determinación es de algún modo tributario del uso de la fuerza armada emprendido por ciertos movimientos de liberación nacional (como CHADWICK. Dordrecht. HALJAN.. Québec and lessons learned.. cit. peoples and minorities». cit. 581.. 263-524. Revista General de Legislación y Jurisprudencia. Kluwer. RODRÍGUEZ-ZAPATA PÉREZ. op. que formaba parte de Yugoslavia: Así para Budislav Vukas el principio de integridad territorial de los Estados soberanos e independientes debe ser en principio respetado.. 190-216 (en especial 198-199). 1. Révue Belge de Droit International. ILM cit. 43 ss. 35-267. In addition.. en pp. Nijhoff. ad ex. n. II (1998).. .. Self-determination in International Law. 163-167. what is more. y CASANOVAS Y LA ROSA. como Croacia. n. 119-120.. III época. «Autodeterminación y Constitución».Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 247 guardia con que se cierra el párrafo séptimo del principio sobre libre determinación detallado en la Resolución 2625 (XXV) exige tres requisitos distintos para que un pueblo que vive en el seno de un Estado soberano pueda legítimamente invocar su derecho a la secesión: «Thus.)si se violan los derechos humanos y libertades fundamentales. pp. pp. 1999. Sabido es que la «doctrina» sentada por el TS de Canadá ha sido incorporada por el Gobierno en la llamada «ley de la claridad». [nota 564. 1373)..F. 1. 35-56. O. denial of the basic right of representation does not give per se to the right of secession. Self-determination. 422-423). o la posición de un pueblo podría calificarse de estar bajo “dominación extranjera”. E. p. BAYEFSKY. David P. 1991-VI. 61) o que son nacionales de Estados soberanos muy jóvenes. Recueil des Cours. esto es bajo el dominio de otro pueblo» («States. admitiendo que dicho principio podrá ser ignorado en determinados supuestos solamente: «(. p. and. «Negotiating Québec secession»... La Haya. en pp. there must be gross breaches of fundamental human rights. 231. Self-determination. pp. Cursos Euromediterráneos Bancaja de Derecho Internacional. pp. sobre todo los párrafos 135 y 138 de su declaración. 37-38. en pp.

en que el Derecho internacional no parece exigir ni con mucho. este contenido? Debería. 582. op. advertirse con claridad y. C. op. El caso de Kosovo y su desenlace parece. dar alas a las tesis reduccionistas que ponían en duda el reconocimiento de un derecho de secesión unilateral para los pueblosminoría incluso en el caso de no verse representados sin distinción alguna en el Gobierno del Estado. considera «poco claro» que esta «tercera propuesta refleje actualmente un estándar bien establecido de Derecho internacional (.. p. por otra parte. GUTIÉRREZ ESPADA.. ¿es que está cambiando. con base en esas consideraciones. VUKAS. entonces. 212-213. ABI-SAAB. pp. CHRISTAKIS. ¿no hubiera debido apoyar la independencia abierta y francamente?. Trotta. Hillgruber sí considera que la minoría albanesa es objeto de discriminación sistemática y de persecución en tanto que pueblo o grupo étnico por el Gobierno del Estado. 296 ss. estar atentos a la práctica. 1373). si esta interpretación es correcta. 584. 583.. 9 [1998]. a los Estados la concesión de «estatuto de autonomía» alguno cuanto más que este sea «amplio y considerable». en caso tal. loc. pues es de los pocos que defiende. y es coherente con su conclusión. Le droit de l’autodétermination en dehors des situations de décolonisation. Vid. pp. G. entonces. Derecho internacional público. ad ex. El TS de Canadá.)»582. European Journal of International Law.248 La disolución de Yugoslavia Repárese. si las medidas del régimen de Milosevic contra el pueblo kosovar no suponen una distinción clara respecto del pueblo serbio y su marginación por el Gobierno del Estado ¿qué debe hacerse con un pueblo. Declaración. 1995. no permite un derecho de secesión ni siquiera en estos casos extremos?584.. contrariamente a lo que algunos creíamos. si esto es así. ¿acaso el principio de libre determinación de los pueblos-minoría.. Th.. cit. C. en todo caso. 130. 1999. op. en p. como antes he apuntado. cit. . para considerar el supuesto aplicable?583 La OTAN. Y digo esto porque dadas las circunstancias del caso. entonces.... Madrid. párrafo 135 (ILA. cit. (nota 580). cit.. el derecho de secesión de Kosovo («The admission of new States to the international community». 509). La Documentation Française. París. ahora.

sino únicamente asistir militarmente (apoyo logístico.. agotamiento de todo intento de solución pacífica. que se sube a la grupa de este caballo para cabalgar contra la que se ha denominado hipótesis de la «secesión-remedio». 1.. tengo que admitir que mi creencia en una interpretación tanto de la Res.. represión feroz que linda con el genocidio. la OTAN no hubiera podido justificar con ella fácilmente su intervención armada directa contra Yugoslavia. cit. pp. «A propos. se ve muy duramente puesta a prueba cuando en un supuesto como el de Kosovo (Gobierno del Estado que impone un régimen absolutamente discriminatorio a uno de sus pueblos. favorable al reconocimiento del derecho de secesión de los pueblos dentro del Estado despreciados y marginados de la Vida Pública o perseguidos sistemática y generalizadamente586. O. pp..Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 249 Ésta es la conclusión a la que el asunto de Kosovo lleva. (nota 519). 2625 (1970) como.. de la Resolución 50/6 (1995). pp.). 1-344. de Théodore Christakis». Revue Belge de Droit International. en pp. Me gustaría añadir en todo caso.». E. de la misma opinión. 585. suministro de «Cours Général de Droit International Public». cit. CORTEN. pp. que en su opinión no era admitida por el Derecho positivo585.». posteriormente. Personalmente. Recueil des Cours. (nota 585). 207 (1987VII).. los Estados que deciden reaccionar contra tal estado de cosas se enrocan en la defensa a ultranza de un estatuto de autonomía para Kosovo pero dentro siempre del Estado yugoslavo. p. 9-464.G. que aun admitiendo esta última tesis. 586. Concedo a Olivier Corten que este caso «constitue certainement un prècedent que témoigne de l’opposition des États à la consécration d’un nouveau droit à la “secession-remède”»587.. 340-344). «A propos d’un désormais “classique”: Le droit à l’autodetermination en dehors des situations de décolonisation. 110. XXXII (1999). . en p. KOHEN. 127-129. 159 (1978-I). op.. 587. 344.. op. Recueil des Cours. «L’emploi de la force. n. Supra nota 577. M. 329-349 (pp. «International Law in the past third of century». JIMÉNEZ DE ARÉCHAGA. en opinión reciente de algún autor. 402-406.

la negativa de la Potencia administradora a hacerlo posible legitima a ese pueblo a luchar. se llegó a una fórmula de compromiso entre los Estados de Tercer Mundo y «socialistas» con los Estados del grupo «occidental» según la cual. a su juicio. a los que se refiere la Declaración sobre los principios de Derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas. en el que militan los integran- . En los actos que se realicen y en la resistencia que opongan contra esa medida de fuerza con el fin de ejercer su derecho a la libre determinación. ni el derecho de esos pueblos a luchar con tal fin y pedir y recibir apoyo. la libertad y la independencia. tales pueblos podrán pedir y recibir apoyo de conformidad con los propósitos de la Carta de Naciones Unidas» (principio de igualdad de derecho y libre determinación de los pueblos. de acuerdo con los principios de la Carta y en conformidad con la Declaración antes mencionada» [artículo 7]). a mi entender. en admitir que si el pueblo colonial tiene derecho a su libre determinación. párrafo quinto). los Estados que fueron surgiendo de ese proceso descolonizador se esforzaron tenazmente en concretar ese derecho en varios extremos. el derecho inalienable de todo pueblo colonial a su libre determinación. en su Resolución 1514 (XV) de 1960. en particular de los pueblos que están bajo regímenes coloniales y racistas u otras formas de dominación extranjera. para conseguirlo y a pedir y recibir ayuda de Estados amigos con ese propósito. Cuando la Asamblea General de Naciones Unidas acepta. de pueblos privados por la fuerza de ese derecho. La conclusión sobre el estado de la cuestión hoy puede ser la siguiente: 1) Un sector minoritario de la sociedad internacional. sobre las conocidas bases de la que la legitimidad de la lucha y petición de ayuda militar de los pueblos se basa en el derecho de autodeterminación y no en la figura de la legítima defensa588. tal como surge de la Carta. y en particular en el artículo 3.250 La disolución de Yugoslavia armas y otros actos de apoyo indirecto) a las fuerzas del movimiento de liberación del territorio. por cualquier medio. En la Declaración de Principios aneja a la Resolución 2625 (XXV) de 1970. Uno de ellos consistía. aneja a la Resolución 3314 (XXIX) de 14 de diciembre de 1974. 588. En el caso de la Definición de la Agresión. podrá perjudicar en forma alguna el derecho de libre determinación. se insiste en el tema con una disposición que. aporta pocos datos nuevos («Nada de lo establecido en esta Definición. sin precisión mayor: «Todo Estado tiene del deber de abstenerse de recurrir a cualquier medida de fuerza que prive a los pueblos antes aludidos en la formulación del presente principio de su derecho a la libre determinación y a la libertad y a la independencia.

Third Wolrd attitude toward International Law. 351).. y SATHARITHAI. que algunos sectores estadounidenses presionen a favor del reconocimiento de la independencia. que la lucha del pueblo colonial era de legítima defensa y.) son conformes al Derecho internacional contemporáneo. 139 [y nota 19 de ésta]). financiero o humanitario como la ayuda militar indirecta (suministro de armas. 1987. Prestigiosos internacionalistas provenientes de países del Tercer Mundo han reconocido. . Estados amigos podían emplear contra el Estado colonialista la fuerza armada tanto directa como indirectamente (CASSESE. No se admite. incluido un cierto sector de la doctrinal «occidental». asunto sobre las actividades militares y paramilitares en Nicaragua y contra ésta [fondo]. J. un pueblo colonial puede luchar contra el Estado colonialista que reprime su derecho por la fuerza e incluso pedir y recibir ayuda de terceros Estados.]. pp. pero este apoyo «extranjero» no puede ser de naturaleza militar. opinión disidente. La Charte des Nations Unies. A. y PELLET.. facilidades en su territorio. de nacionalidad estadounidense.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 251 131. «War of national liberation and the laws of war». 259 ss. pero no es lícito para un movimiento o Estado extranjero intervenir en esa lucha por la fuerza o aportar armas. 125-140 (pp. pp. desde luego. claramente admitida: Por ejemplo. CIJ Recueil 1986. ni mucho menos. G. ¿Cabe. en SNYDER. A. la que era tesis más radical del Tercer Mundo. ¿por qué Kosovo debe tratarse de modo radicalmente distinto a Bosnia o a Macedonia?.P. es lícito para un Estado o movimiento extranjero prestar asistencia moral. al menos. ABI-SAAB. política y humanitaria a un pueblo que lucha por su libre determinación. 131. El que fue juez. Esto es cierto tanto si la lucha se proclama en prosecución del proceso de descolonización o contra la dominación colonial como si no tiene ese fin». en p. Commentaire article par article. en COT. después de todo lo sucedido. ¿será posible un estatuto que obligue a convivir a serbios y albano-kosovares? No es sorprendente. suministros u otro apoyo logísitico durante la prosecución de la rebelión armada. sostiene que tanto el apoyo político.A. F. Dordrecht. [dirs. por tanto en aplicación de la figura de la legítima defensa colectiva. de la Corte Internacional de Justicia.. An Introduction. otra cosa que la independencia de Kosovo?. A. porque. 2) La mayoría de la sociedad internacional. 786-787]). párrafo 180. 769-794 [pp. «Article 51». ni directa ni indirecta.. 1985. encarna a la perfección tal postura: («Es decir. pp. a fin de cuentas. pues. ¿qué lo justificaría convincentemente? tes del antiguo grupo «occidental». París-Bruselas.). apoyo logístico. (eds. Egon Schwebel. acepta que en virtud del derecho de libre determinación.. que la tesis de la legítima defensa colectiva en esta cuestión no está.

que requiere mutuo respeto y acomodación de los diversos intereses. Kluwer Law International.. por la autonomía y no la independencia... cit. (eds.. miedo en definitiva a hacer recortables con los colectivos que habitan los Balcanes es. a pesar de todo. que me recuerda enormemente en su fondo a la propuesta por Carlos Westendorp591 cuando considera que es preciso apostar. seguramente. 1998. en muchos casos. ¿Acaso el Derecho internacional no ha sido reacio siempre a la independencia de los pueblos?. ANGHI. FRANCK. «Personal self-determination. casi podría decirse que ha venido manifestando «una tendencia (. 590. y por tanto gobernable. Reflexión. 55. 255. esta. p.) natural»589. op. sólo la prudencia política en la época en cuestión (1999 y tras un cruento conflicto armado que desgarró Yugoslavia) y acaso una larga tradición jurídica internacional. de Franck590. un buen lugar para vivir porque ni sería particularmente pacífico. Prudencia política. pp. «Kosovo: Las. La Haya-Londres-Boston..252 La disolución de Yugoslavia Posiblemente. Un mundo de dos mil Estados-nación no sería. 241-260 (en p. op. seguramente. lo que está detrás de esa tenaz apuesta por la autonomía y no por 589. sí.»... century: Essays in honour of judge Christopher Weeramantry. consagrando una separación entre serbios y albaneses como si no pudieran convivir nunca más en un mismo territorio. . Como la democracia tiende a florecer en la diversidad. que sería como dar la razón a Milosevic.). la disolución de los Estados plurinacionales en sus diversas unidades rompería esta necesidad de equilibrio y. Th. 256). Legal visions of the 21 st. p. contra las ambiciones secesionistas de los nacionalismos.M. S.. A. y STURGESS. 591. cit. y ello a fin de evitar cuidadosamente que se repita en Kosovo la división en entidades políticas «étnicas». «Personal self-determination: The next wave in constructing identity».». la misma necesidad de una democracia podría desvanecerse. ni progresaría como lo hemos hecho durante el pasado medio siglo hacia la democracia y el respeto de los derechos humanos. (nota 573). propia de un ordenamiento jurídico creado por Estados soberanos.

pp.. su. algunos. ¿Bastará. 5-8 (p. Pasados seis años ya desde que uno de nosotros escribiera estas palabras593. cit. Más de un comentarista de los medios ha señalado. Conclusiones del Consejo Europeo de 29 de abril de 1997. op. p. en Montenegro. seis años de «protectorado». julio-agosto 1999. 309-360 (p. Paolo Picone es también tan o más incisivo: «(una sorta di nuovo protettotato nei Balcani). El «protectorado de la OTAN»592 deberá serlo durante años porque sólo así la KFOR. 132. p. XIII.. 4. podrán determinar el estatuto futuro definitivo de Kosovo teniendo en cuanta los acuerdos de Rambouillet. 1997. GUTIÉRREZ ESPADA. mucha autonomía.. 146 (la cursiva del texto es mía). Debe en cualquier caso reseñarse que la autonomía prevista para Kosovo es mucha. intervención humanitaria. 358). (nota 485). a propósito de los Acuerdos de Rambouillet. de que la definición de lo que sea «un alto grado» o una autonomía «considerable» para Kosovo «(. suscettibile di essere sfruttata “con mani libere” dai vincitori» («La “guerra del Kosovo” e il Diritto Internazionale generale». o el drama de Yugoslavia vivirá. pues creerán haber oído.. El mismo Consejo Europeo de la Unión llegaba a la conclusión. 118. con un Montenegro ya independiente. LXXXIII (2000).Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 253 la independencia de Kosovo. esto es. del Consejo de Seguridad).. «la presencia internacional de seguridad con una participación considerable de la OTAN (. 594. Rivista di Diritto Internazionale. no muy lejos de allí.) debería aspirar a establecer un marco jurídico justo que vaya más allá del respeto del derecho de las minorías»594. Boletín de la UE. y no precisamente angelotes de Murillo o religiosos de Zurbarán.) bajo un mando y control unificados» (párrafos 7 y punto 4 del anexo 2 de la Resolución 1244.». n. de 10 de junio de 1999. n. «Uso de la fuerza. n.. en 1997. pp. último acto? 592. 70. que concedían a Kosovo una autonomía «lindando con la independencia».. Sic en el «Editorial» de Política Exterior. C. estarán batiendo palmas. 593. . 6). 2. las trompetas del Desenlace Final. esta vez sí.

se abre las puertas para su acceso a la independencia como Estado soberano o. Diario El País. del «País de los Eslavos del Sur». Croacia. 32-33). se decantó por la indepdendencia del país y su separación de Serbia. así como en su edición impresa del miércoles 24 de mayo (pp. sometido al poder otomano y bizantino. de Eslovenia. En 1918. Con la próxima independencia de Montenegro se consuma probablemente el penúltimo acto de la desintegración de la anti- 595.5% por tanto.elpais. como algunos prefieren decir. La Comisión Electoral Central de Montenegro confirmó el martes 23 de mayo la victoria de los independentistas mediante una declaración de su Presidente. pasa a formar parte del Estado serbo-croata-esloveno y después.html). Montenegro. sucesivamente. El domingo 21 de mayo de 2006 tuvo lugar en Montenegro un referéndum en el que el 55. Montenegro. El porcentaje de «síes» alcanzado entre los votantes permitía superar el umbral mínimo de votos (55%) y de participación (superior al 50%) que la Unión Europea había fijado a fin de proceder al reconocimiento del nuevo Estado595. frente a un 44.2. para recuperarla.3% del censo electoral. en 1921.es/internacional. Y en ella permaneció cuando a principios de la década de los noventa la República Federativa Socialista de Yugoslavia saltó en pedazos con la independencia. . Yugoslavia. 23 de mayo de 2006 (http://www. en efecto. Macedonia y Bosnia-Herzegovina. tras la primera guerra mundial. alcanzó su independencia de facto a fines del siglo XVIII y formalmente en 1878.5% de los electores. el diplomático eslovaco Frantisek Lipka. esto es.254 La disolución de Yugoslavia 2. año en que con ocasión del Congreso de Berlín el pequeño principado balcánico se vio reconocido por las grandes potencias europeas de la época. La participación alcanzó nada menos el 86. Con esta decisión. La independencia de Montenegro 133. que hoy forma parte del Estado unificado de Serbia y Montenegro.

habida cuenta la importancia de evitar nuevos factores de desestabilización en la zona. pero fue a partir del 26 de octubre de 2001. don Javier Solana Madariaga. cuando en ambos países se llegó al convencimiento. bajo adminitración internacional. El Alto Representante de la Unión para la PESC. resultando inevitable consultar mediante un referéndum la voluntad del pueblo de Montenegro sobre su permanencia en el seno de un Estado unificado.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 255 gua Yugoslavia. ubicuo donde los haya desde las más altas cimas de la política internacional. nido de avispas que el apicultor internacional que lo vigila a duras penas consigue mantener entre aturdido y sedado. por quienes estaban en disposición política y jurídica de lograrlo. No hace falta haber bebido del agua de Nostradamus para «ver» que el hecho que estamos comentando juega a favor de quienes. firmado como enseguida veremos éste. se implicó decisivamente en el tema al proponer un acuerdo entre Serbia y Montenegro que mantuviese la unión federal entre ambas Repúblicas. y no tanto o no sólo por la propia conveniencia del asunto. de que la postura de ambas partes no era compatible. el mismísimo Consejo Europeo expresara «su satisfacción por el acuerdo que los dirigentes interesados alcanzaron en Belgrado el 14 de . con la Cumbre entre los líderes serbios y montenegrinos. Montenegro lleva ya varios años intentando alcanzar su plena independencia. desde la «Guerra de Kosovo» (1999). provincia autónoma de la extinta República y que hoy forma parte de Serbia aunque esté. desean «salir» asimismo del Estado serbio. a cuyo proceso de desintegración quería ponerse fin ya de manera definitiva. sino también para evitar poner en cuestión el delicado estatuto de Kosovo. La Unión Europea intentó evitar esta nueva secesión en lo que quedaba de la antigua Yugoslavia. pero volveremos sobre este extremo más adelante. Queda pendiente el definitivo estatuto que se otorgue a Kosovo. en Kosovo. 134. No es extraño por ello que.

MªI. siendo destacable la importancia que en él se da a las cuestiones económicas y a la implicación en ellas de la Unión Europea: Se prevé. bienes. la creación de un mercado interior entre ambos Estados que asegure la libertad de circulación entre ellos de personas. La Comisión de la Unión Europea elaboró al respecto un «Working Paper» en el que se concretaban las reformas que ambos Estados debían adoptar para su ingreso en la Unión (Commission Staff Workin Paper: Report of the preparedness of Serbia and Montenegro to negotiate a Stabilitation and Association agreement with the European Union. el Presidente de la República de Montenegro y los Primeros Ministros de Serbia y de Montenegro.2005. estando conformado por ambos Estados. pp. n. Se crea una estructura institucional común muy simple. en el territorio serbio. En él.eu/bulletin/es/200203/. Brussels. figurando como testigo el Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea. 597. de Voivodina y Kosovo. 1-55). se fija como objetivo básico la adopción de «las soluciones que permitan una más rápida integración en la Unión Europea». 12. pp. Texto en español en http://ue.]). Conclusiones de la Presidencia (Boletín UE 3-2002 [es]: I.IV. 487-492. así. se firma en Belgrado por el Presidente de la República Federal de Yugoslavia y su VicePrimer Ministro. El 14 de marzo de 2002. un Acuerdo de principios de las relaciones entre Serbia y Montenegro dentro de la unión del Estado597.. El Acuerdo de Bel596. en efecto.. Un comentario del mismo en TORRES CAZORLA.pdf. que así se califican. Consejo Europeo de Barcelona (15 y 16 de marzo de 2002). . LV (2003). «El último cambio de Yugoslavia: De la República Federativa de Yugoslavia [Serbia y Montenegro] a la Unión de Serbia y Montenegro». Yugoslavia pasa a denominarse Serbia y Montenegro.eu. respecto de la que se precisa su deber de «ayudar al cumplimiento» de los objetivos económicos del Acuerdo y «supervisar el proceso de manera regular»598. servicios y capitales.. Revista Española de Derecho Internacional. SEC [2005] 478 final. 598.1 http://europa. y por las provincias autónomas.256 La disolución de Yugoslavia marzo sobre el principio de una entidad constitucional única para Serbia y Montenegro»596.int/ueDocs/cms_Data/docs/pressdata/ES/declarations/73448. 1.

serán competencia y permanecerán en el Estado sucesor. la retirada del Estado unificado (. prevé la adopción de una Carta Constitucional que será el «texto legal de mayor rango del Estado unificado de Serbia y Montenegro». particularly UN SC Resolution 1244.. would concern and apply in their entirety to Serbia as the successor. A member state that implements this right shall not inherit the right to international personality and all disputable issues shall be separately regulated between the successor state [adviértase que ya se ha dado su nombre.) una vez expirado un período de tres años» desde su entrada en vigor. que será Serbia. all disputable issues shall be regulated in a sucession procedure just as was the case with the former Socialist Federal Republic of Yuogoslavia». Should Montenegro break away from the state union of Serbia and Montenegro. The decision on breaking away from the State union of Serbia and Montenegro shall be taken following a referendum. en serbo-croata y con una traducción al inglés. lo que se cumple en el presente año de Nuestro Señor (2006). 600. .gov. Dice la Carta Constitucional: «Upon the expiry of a 3-year period. la cuestión de Kosovo. que faculta a los Estados miembros de la Unión «a iniciar procedimientos para un cambio del estatuto del Estado. consultarse en http://www. Se especifica en la misma que si Montenegro se retira. En enero del 2003 se aprobó la Carta Constitucional de la Unión de Estados de Serbia y Montenegro así como la Ley de Aplicación de la Carta Constitucional de la Unión de Estados de Serbia y Montenegro599. y el territorio mismo de la provincia. en fin.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 257 grado. Should both member states vote for a change in their respective state status or for independence in a referendum procedure. Serbia] and the newly independent state.id=34 (y link pdf size 532 Kb).php?je=e8. Uno de los aspectos esenciales del Acuerdo es el que en él se denomina disposición sobre reconsideración. The law on referendum shall be passed by a member state bearing in mind the internationally recognized democratic standards. es decir. the international instruments pertaining to the Federal Republic of Yugoslavia.yu/start.. member states shall have the right to initiate the proceedings for the change in its state status or for breaking away from the state union of Serbia and Montenegro. Pueden ambos textos. 599. El artículo 60 de la Carta Constitucional recoge y precisa la disposición sobre reconsideración del Acuerdo de Belgrado600.

. por tanto. Más allá de que la secesión de Montenegro pueda ser invocada. el serbio Boris Tadic. Repárese. mejores perspectivas de ingreso en la Unión Europea que Montenegro tenía yendo en solitario estuvieron presentes en la decisión.258 La disolución de Yugoslavia Ya en mayo de 2005. desde luego incorrectamente en nuestra opinión como veremos después.). que la «salida» de Montenegro del Estado unificado de Serbia y Montenegro ha sido pactada. . 32. sobre su independencia de la Unión. 24 de mayo de 2006. al estar prevista en los textos «constitucionales» de la Unión.. 2.3. al parecer. las autoridades de Montenegro decidieron realizar el referéndum. ¿Y ahora qué? 136. que se ha celebrado el domingo 21 de mayo de 2006. Las. España incluida. por los «nacionalismos» militantes que en la Vieja Europa son. p. la tasa de paro en Montenegro (un 20%) se sitúa con todo diez puntos por debajo de la de Serbia. desarrollándose en la práctica de acuerdo con el procedimiento jurídicamente estipulado en el Derecho interno del Estado del que formaba parte. 135. Algunos datos económicos podrían confirmar el presupuesto: la inflación en Montenegro lleva años por debajo del 3% (en Serbia en torno al 15%). ABC. como un modelo a imitar y 601. nada más conocer el comunicado de la Comisión electoral que anunciaban el triunfo de la opción independentista se apresurara a hacer pública una declaración en la que aceptaba los resultados y comunicaba su intención de cumplir la promesa que hizo de ser el primer mandatario que viajase a Montenegro para felicitar a los vencedores601. el euro es la moneda montenegrina (el dinar la serbia) (. Ello explica que el Presidente del Estado unificado.

menguante. el gran problema pendiente de una Yugoslavia menguada y aún. Instituto Universitario Gutiérrez Mellado.)... Entre otras (vid. op. p. BLANCO VIÑAS.f.. Los líderes de Kosovo y sus principales fuerzas políticas han rechazado esta opción. . pp.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 259 como una especie de reconocimiento del derecho de libre determinación de todos ellos (.. La realización de reformas administrativas de cara a una nueva regionalización del Estado permitiría. – Conceder a Kosovo. Blanco Viñas. J.. Kosovo. 603.. trabajo de investigación inédito.. 137. Despic. al parecer. alegando que ya tuvieron autonomía durante mucho tiempo y que ello no sirvió para que la población de origen albanés viese garantizados sus derechos fundamentales. 602. según algunos políticos y/o juristas (D.F. como una provincia serbia más en la que habría instituciones especiales para la representación de la población de origen albanés. Los términos entrecomillados son de J. la independencia de ese pequeño país puede convertirse en un torpedo que inevitablemente se dirija hacia la línea de flotación de Kosovo.)602. cit. un territorio en Serbia que permanece.. un nuevo estatuto de autonomía con más prerrogativas de las que permitió el de 1989. Madrid... [nota 602]. 119-124). 109). ni Estado soberano alguno. Cosic.. ni quieren quienes lo administran llamarlo protectorado (. dividido en dos regiones (Kosovo y Metohija).. en el seno del Estado serbio.). Cuatro alternativas teóricas son las fundamentales en una decisión sobre el estatuto jurídico de Kosovo603: – Convertirse en una provincia más de Serbia..) incluir a Kosovo.F. militar español que en Kosovo ha desempeñado función algún tiempo (Kosovo. Kosovo (. un status jurídico por resolver. «en un limbo institucional» puesto que de hecho ni es provincia de nadie. desde 1999. Ni Serbia ni el Kosovo actual han aceptado el planteamiento. s. A.

p.). Albanokosovares de acuerdo. 604. más al fondo. Sr. . la ruptura de la Unión que la independencia de Montegrero supone ha derribado de un manotazo todo el castillo de naipes (.. Montenegro y Kosovo. que pasaría a constituir el Estado Unificado de Serbia. pues «no es lo mismo que Kosovo siga siendo una provincia serbia a que se proclame nación» en cuyo caso «España no debe ser parte del ejército de un nuevo Estado»604.. que los efectivos militares españoles que en dicho territorio se encuentran abandonarían este de inmediato si su independencia se confirmara. La eventual independencia de Kosovo ha planeado sobre algunas de las últimas declaraciones del que en el Gobierno español ha sido hasta hace poco ministro de Defensa. una eventual fusión de Kosovo con la Madre Patria. La solución hubiera complacido. a la comunidad internacional que tanto ha luchado por dejar intactas las fronteras de lo que quedó de la antigua Yugoslavia pero.. hoy apartados de los flujos económicos y financieros internacionales (préstamos. Bono: Decía el entonces aún Ministro y hoy ya Consejero de Estado (sábado. sin que quienes esto escriben acaben de «comprender» del todo (tan insondable debe ser su pensamiento) el fondo y propósito último de la mismas. miércoles 15 de marzo de 2006. posiblemente. pero la idea como entenderemos enseguida es ya historia. – La independencia de Kosovo parece recortarse cada vez con más nitidez en el horizonte de los días por venir. Diario La Razón. convertir a Kosovo en un Estado soberano en el seno de la Unión de Serbia y Montenegro. 18. en suma ¡desestabilización! La independencia en todo caso convendría mucho para la prosperidad del territorio y de su población.). Serbia claro es que no. inversiones. 24 de junio de 2006). y prescindiendo de cualquier otra consideración.260 La disolución de Yugoslavia – Se pensó hasta tiempos bien recientes. comercio. Riesgos tiene la alternativa sin duda: nuevas fronteras en la zona y..

La nueva Constitución de Serbia. sopla vigorosamente las velas de Kosovo alejándolo de la Madre-Madrasta Serbia. una vez separado Montenegro. y dicen las lenguas de doble filo que la división en dos del Kosovo «primero» (Kosovo y Metohija) podría facilitar que una de las partes se fuera mientras la otra seguiría en el seno de la Madre Serbia. sino «en su contra». Tras la disolución de Yugoslavia. perdido todo ya.srbija.bbc. hay quien ha visto en esa aparente firmeza un guiño a la primera de las cuatro opciones anteriormente referidas605..gv.uk/h. .php?pf=1&id=27241 (3-10-2006. la última batalla y anclar a Kosovo definitivamente en el seno del Estado. por un lado. jueves 17 de agosto de 2006. p. yu/vesti/vest. 27. La secesión de Montenegro. ampliándolo o robusteciéndolo. 3. Las secesiones de Eslovenia. Croacia. Bosnia y Macedonia no fueron manifestaciones prácticas del derecho de libre de- 605. restringiendo el que se creía era su alcance en determinados supuestos. menciona en su Preámbulo que la provincia de KosovoMetohija forma parte de Serbia. Y si bien se mira. Mas conveniente será que aclaremos estas afirmaciones (. pero por otro despierta en los líderes de Belgrado deseos de ganar.sr.bbc. A MODO DE CONCLUSIÓN (SOBRE EL DERECHO DE LIBRE DETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS TRAS EL QUE PARECE YA ÚLTIMO ACTO DEL DRAMA DE YUGOSLAVIA) 139. ABC. Vid. pp.co. el cambio no ha sido «a favor» del mismo. con todo. 1). p..).. el derecho de libre determinación de los pueblos en su aplicación a los colectivos nacionales que viven en un Estado soberano ha cambiado muy muy poco. 140... 1-2 y 17-10-2006. http://newsvote.co.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 261 138. como muchos nacionalistas interesados se han apresurado a proclamar.uk/mpapps/pagetools/print/news. http://www.

141. cit. el Estado que mantiene un régimen institucional de segregación racial no puede pretender que las zonas de su territorio en las que se reubicó a ciertas etnias de la población sean reconocidas como Estados independientes. Derecho internacional público. El Derecho internacional.Vid. 606. no prohíbe desde luego que los Estados concedan a sus pueblos el derecho de autodeterminación en su más amplio sentido. La comunidad internacional se limitó. El Estado que ha cometido la violación grave de la norma que prohíbe el uso de la fuerza armada. El Derecho internacional no ampara la secesión en el caso de los pueblos que forman parte de un Estado. no puede pretender luego que el territorio ocupado proclame unilateralmente su independencia y esperar que sea reconocido por la comunidad internacional. que tienen que ver con la aparición de un nuevo Estado en un contexto de violación de ciertas normas imperativas. con condiciones varias. No fue impulsada por la comunidad internacionmal ni explicable con argumentaciones de naturaleza jurídica. llevando a cabo una agresión contra otro y la ocupación de parte de su territorio. la comunidad internacional reconozca su independencia y la legitimidad de su gobierno sobre la mayoría de la población. 91-94.. sobre estas cuestiones GUTIÉRREZ ESPADA.262 La disolución de Yugoslavia terminación de esos pueblos que formaban parte de la República Federativa Socialista de Yugoslavia. a intentar fuera lo menos desestabilizador posible y procedió al reconocimiento. que no ha sido consultada.. que no lo propicia. (nota 584). el ordenamiento jurídico internacional prohíbe el reconocimiento del mismo606. La secesión de Montenegro (2006) ha sido pactada y prevista por el Derecho constitucional del Estado del que formaba parte.. una minoría racial no puede pretender que con su llegada al poder en una colonia. Y es lo que en este caso ha ocurrido. de raza negra.). sólo en determinadas situaciones. comprobada la irreversibilidad del proceso. de los nuevos Estados. pp. C. aunque no puede descartarse que efectividades de hecho se consoliden (. op. . Su independencia lo fue de facto y arrancada por las armas.

sino aplicando el sistema constitucio- 607.. según ellos. Tras haberse conocido las cifras alcanzadas en el referéndum del domingo 18 de junio de 2006 en Cataluña.. es una curiosa y desde luego interesada manera de tergiversar las cosas. .. posponiendo el referéndum y obligando al Estado de Serbia y Montenegro a adoptar políticas como la creación de un mercado interior que permitiera el establecimiento de un sólida entramado de interdependencia. podrían afirmar los miembros del PSOE que en Andalucía han votado la naturaleza de esta tierra como «realidad nacional». suponemos. Montenegro no ha ejercido su derecho de secesión amparándose directamente en el Derecho Internacional.). Cuando estos dirigentes políticos proclaman una y otra vez las «reglas del juego» que.). La Unión fijó esas reglas para una secesión libremente prevista por los pueblos serbio y montenegrino que conformaban el Estado unificado y tras que su intento de fijar la unidad del Estado fracasara por incompatibilidad entre ambas partes. un espeso manto de silencio sobre esta particular cuestión envuelve a ese nacionalismo militante (.. sobre el texto del nuevo Estatuto de Autonomía (por debajo del 50% del censo y con un porcentaje de más del 20% de «noes» así como casi un 6% de votos en blanco). que es lo que miembros de Esquerra Republicana de Cataluña o del Partido Nacionalista Vasco han afirmado o que es lo que. evitarla y dar tiempo a superar ese sentimiento de ruptura entre ambos pueblos. la Unión Europea habría fijado para el ejercicio del derecho de libre determinación de los pueblos que forman parte de Estados miembros de la Unión (el 55% de los votos afirmativos de más del 50% de los electores censados)607 omiten intencionadamente recordar que la Unión Europea no quería la independencia de Montenegro sino al contrario buscaba.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 263 Pretender por tanto que la misma es un precedente por el que se reconoce internacionalmente el derecho de los pueblos que viven en un Estado a salir de él si tal es su voluntad y que este es aplicable en consecuencia a una situación de «realidades nacionales» como Cataluña o el País Vasco. que no lo contempla ni le da cobertura. Ésta es la verdad y no ninguna otra (.

uno a uno sus granos (.). a ciertos dirigentes políticos que formalmente no lo son. y por tanto proponiendo la reforma de la Constitución vigente de acuerdo con su artículo 168. declaró a ciertos Medios que se hicieron. aún. al menos. No. ni la Constitucion del Estado en el que «viven» reconoce a las nacionalidades y regiones que lo integran el derecho de secesión. sí tenemos datos que apoyan una contención del que se creía su alcance por muchos de nosostros. ni fueron «absorbidos» por otros Estados después de una guerra mundial. Afirmó en 1998 el Tribunal Supremo de Canadá que el derecho de secesión sólo era predicable de acuerdo con el Derecho Internacional contemporáneo respecto de los pueblos coloniales. . eco de ello con fruición de inmediato. la extrapolación del caso de Montenegro a nuestro país no resiste un análisis serio (salvo que... pese lo que pese a los nacionalistas y aún. por lo que se ve en ocasiones. el que lo pretenda sufra un ataque agudo de delirium tremens): Ni Cataluña ni el País Vasco han sido nunca Estados independientes. No lo es. 142. En cambio. Aunque desde luego aplicando y cumpliendo rigurosamente la Ley. claro. la secesión de Montenegro ha añadido dato nuevo alguno al Derecho internacional vigente acerca del derecho de libre determinación de los pueblos que forman parte de los Estados soberanos e independientes que existen en la actualidad. de los sometidos a un régimen racista o de dominación extranjera y. en consecuencia. Lo que los nacionalistas catalanes y vascos deberían. es solicitar que el sistema constitucional español reconozca para ellos lo mismo. como una granada. entonces. don Javier Solana. como el Alto Representante de la PESC. reclamar. España no es eso. ni integran una Federación multicultural creada por los Estados Unidos y sus aliados (1918) que ha ido. Por lo demás.264 La disolución de Yugoslavia nal y jurídico del Estado del que formaba parte. por lo demás desde principios de los noventa perdiendo. y nadie puede privarles de su derecho a hacerlo. Tampoco.

. cit. de 24 de octubre de 1970. 609. Self-determination. no para obligarlo a concederle la independencia. en este tercer supuesto. Supra nota 580. Transurridos ya casi siete años desde entonces.. En 1999 la práctica internacional con- 608. Cuando en 1970 se aprobó la Declaración de Principios aneja a la Resolución 2625 (XXV). incluyendo en el párrafo séptimo del que se dedica al principio de libre determinación su famosa cláusula de salvaguardia. que dicha cláusula no protegía la integridad territorial de los Estados que no cumplían respecto de sus pueblos el derecho de libre determimanción esto es. un amplio estatuto de autonomía (. El internacionalista italiano Antonio Cassese escribió sobre ella. por negar a dichos pueblos el citado derecho de secesión. (nota 544). todo sigue igual. en 1995.. que discriminaba y al que marginaba de la «cosa pública». 143. y se hizo por consenso.Los últimos coletazos generan sin duda una reflexión 265 acaso. con apoyo incluso en sus trabajos preparatorios.). Con estos datos. los discriminaban y apartaban del gobierno del Estado.. op. En 1999.. muchos creyeron. pp. En 1998 el Tribunal Supremo de Canadá sigue sin ver en ella Derecho internacional general. pero con serias dudas.. en el supuesto de los pueblos que viven en un Estado que los discrimina y no los representa608. que la misma no formaba parte cuando se aprobó la Resolución 2625 (XXV) del Derecho internacional consuetudinario sino que se trataba de una propuesta que habría que ver cómo se desarrollaba609 (. parece más claro que nunca que la comunidad internacional es hostil a la ruptura de la integridad territorial de los Estados que la forman. A legal.). la práctica internacional no sólo refuerza esas dudas sino que parece decantarse sin más.. 120-124. aunque contengan más de una «realidad nacional».. La comunidad internacional utilizó la fuerza armada para forzar a un Estado a conceder a uno de sus pueblos.

la realidad. sin que hasta el momento se detecten indicios de cambios significativos.. intereses o propuestas de lege ferenda. .. Esta es.). permanece (. Lo demás nos parecen sólo deseos.266 La disolución de Yugoslavia firma este punto de vista. en sus crudos términos. en el 2006. el estatuto de Kosovo.

. 36 CASTELLANO. 225 BOISSON DE CHAZOURNES. L. L. F. 21.. 49 BERTRAND.. 228. 80 ANDRÉS SÁENZ DE SANTAMARÍA. 238. C. 265 CASTELLA. 221. 210 B BAGGETT.F.. E..A. 221.. 246 CASTILLO. 202 CALVO-GOLLER. 165 BLANC ALTEMIR.. D.H. 224.Índice de autores A ABI-SAAB. 210 BOTHE. 80 BOYLE. 81 BERMEJO GARCÍA. 121. 226.K. 210 . 185 BALMOND. 125.. MªJ. 178. 128 CASTRO SÁNCHEZ. Z. 15. S. R.F... DE. N. M. P. T.. J.. 202. 193.. A.. 259 BLÁZQUEZ MARÍN... C.. 21. 37. 182.. 204. 246. F. 182. 238. C.. M.. 67 ALTERMAT. 247 CASSESE.. 203. 210 ANTONOPOULOS. G. 204 BUZZI. A.F. 177. M. 230.. 220.. 20. 248.. G. 208 C CAFLISCH. 210 BELL-FIALKOFF. A... A. 247 BEKKER.. 38 BROWNLIE. 38.. 208 BERNER. 208. 68 BILD. C. I. 74.. 182 BLANCO VIÑAS. 210 BOUVARD. O.. 192 CERVELL HORTAL.. 251 ALABRUNE. 102 ALETH. 210. P. 34 BRZEZINSKI... M. L. 197. L. 245 BAYEFSKY. 217 CASANOVAS Y LA ROSA. J. F. 98. 196 BUGNION. 78. 67 CALOGEROPOULOS-STRATIS... Ch. 38 CANNIZZARO. 247. S. 251. 239 ANDREANI.. 236.. A.

C.. 208. 36 FERNÁNDEZ SOLA... 71 DECAUX. 34 GUERIN. H.. C. 180. 88. 152 COICAUD.. 109. F. D. B. 252 FRIEDMANN. 58. 188 DUBUISSON.. D. 13. 91. 118. 186 DIENA. 166 CRAWFORD. V. J. Ch. 210. Th. 230 GONZÁLEZ ENRÍQUEZ. 59. 202 FERNÁNDEZ LIESA. W.. 248. 69. 80 FERRER LLORET. DE LA. 58 DUMOULIN. 253.. 189. 170 GONZÁLEZ CAMPOS. 76.M. 112. G.. J.. 243 GOW. 262 GUTIÉRREZ VEGA. 38 CH CHADWICK. H. 228 DINMORE. 210 DUGARD. 39.. 247 CHARPENTIER.. 145. P.. 108. 191. 241. 174 E ECONOMIDES. J. 99 GRANT. 192. Th. J. 228 COX. L. 210 DASTIS QUECEDO. G. Th.. 154. 127... 181 CHINKIN. C. V.. E.. J. 242 GOERENS... 210. 108. D.. 248 D DAADLER.. 193..M... 73. 210 CHRISTAKIS. 116 CORTEN. 217 . P.C. 52 GASSER. 160. 235.. 75.K.. A. 203. 68 DESPRETZ. 210 FERNÁNDEZ-FLORES. 87. J.. 127 F FALK. 42 CHICLET. M. J.. T. P. 236 FRANCK. 56. I..A. 210 COICAUD. 172. 102 FUENTE COBO... J. E.. 62. 25 GOWLLAND-DEBBAS. 96 CONDORELLI. 69.. J.. 36. 249 CORTRICH.268 CLARK.... O. J. 36. 105.. 243 GORCE.D.O. L. 36. 162. 34. 68. 236 G GARDE. 153. V. 89.. C.P. 161 COMBACAU..H. 172. 31 DAVID.. 99 GAU.. 96 GRAF SPONECK.. N. 96 COUSSIRAT-COUSTÈRE. 228 ELIAS. 220 ERMACORA. J. A.P..F..L. 211...M.. 239. 181. P. I.. P. 210 EISEMANN. 52. C.-Y. R.D. 145 GUTIÉRREZ ESPADA.. J.. 177. 102. 40.M. F. 80 GHEBALI. Ch. 68. 173 GONZÁLEZ VEGA. X. 202 GEORGE. 25... 56.M. 225 La disolución de Yugoslavia ESCUDERO ESPINOSA. 153.

C.. 98. 26. 53 PETKOVIC.... 248 J JACQUE. D. 58.. 251 PERRY. 47. J.. J. 237. F. 101. 128... A. 71 HENKIN. 123. 219 LOPANCIC. 65 PELLET. 237 ORTEGA TEROL... R.. 23 LÓPEZ-JACOISTE DÍAZ.. M. 228 MOMTAZ.. 50. F. 247 HELD. 60 KISS. 201 .L. 98 LUCRON. F. 246 MARQUES. 211 MERON. 211 NOVOSSELOF. M. 185. 154. S. D. N.. 236. 211 MÜNCH..D. 125 HERRERO RUBIO.. V. A. M. P.T.269 Índice de autores H HALJAN. A.E.. D. 173. R. 224. K. 89.. Ch. 239. 81 KRITSIOTIS. K. 37 KOHEN.. 88.. 93. 47. 58. 143 MCCOUBRAY... J. 118 KHERAD. 249 K KENNY. 120 MAREK. K.-P. 242 PETROVIC.. 61. 36 PIGNATELLI Y MECA.. 43. 53 PESIC. 172.. C.G.. 64. 164 MAZOWIECKI. 34 JIMÉNEZ DE ARÉCHAGA. 169 N NOUVEL. 67.M. Ph.D. 202 HILLGRUBER. A. 174 MARTEM.. A. S.. 96. 101 PAZARTZIS. D.. 12 PETIFFLER. 35. D... 20 P PAGNI.. 32. 53 MARIÑO MENÉNDEZ. 211 L LAPIDOTH.-Ch. 53. 211 O OBRADOVIC.P. L.. D. A. M. 44. 29.M. R. 211 OLIVA MARTÍNEZ. 253 PIERRE-CAPS.. 211.Mª. 221 HERRERO DE LA FUENTE.. J. 38 LATTY. 33 LUKIC. 127. 128 MODEEN. 100. 211 MYERS.... 215 MURPHY. 203 LÓPEZ MARTÍN. H. 116 PICONE. 208. M..-E... Y. P. 99. 48 HELM. F. E.. P. J.P.A. 51.. 101 MAZIAU. 171 MARTIN-BIDOU..F. J.. R.. T.E.. 206... 211 O’CONNELL.. F. 22 M MALANCZUK.. D.. E. 119.. 211 LINDLEY. 249 KRESACK. 217. 199. T.

.. J. A. Ph. 51 ROWE. 50.. J... J..B. 67 RUIZ MIGUEL. A. 208. 40. 25. 71. 169 SÁNCHEZ RODRÍGUEZ. S. 68 SAPIRO. 29 RODRÍGUEZ-ZAPATA PÉREZ... 44 QUENEUDEC. M. 12 SIOUSSOURAS. 140. 169. L. 215.. N. P. 179 VERHOEVEN.... B. 14 SCHMIDT. 36 VIRALLY..... 70. 48 WECKEL. 25. 35. 245 WEHBERG.. 59.. P. 28. 54. F. M. J.. 43. 35. 211 VEIGA. 237 TOXOPEUS. 247.M. 93 SINGLETON. J.. J. 159 TORRES CAZORLA. 14. 233. C. Y. P. 233. H. 202 . MªI. 240. 198 SOREL. 193 RODLEY. 211. C.. A.. 192.. 159. 168. 64 SOLANA. 248 W WARBRICK. R. S.. 160 SOROETA LICERAS.. 64 V VALTICOS. 221... 211 REMACLE.. 160 REINISCH. 130.. 161. Ch.. J. 48.M. 63. S.. 154.. P.-P. 194.. 211 RUCZ. B. 174 REMIRO BROTONS. 142. 38. 192. 160. H. 211 ROUSSEAU. R. N.. 230 SANTOS VARA.. 165.. 154.. S... 191.. J. F. M. E. 169 STRAZZARI. 247 RONZITTI.. 91 TORRECUADRADA GARCÍA-LOZANO.N. 193 SUR. C. W. Ch. 53. C.... 151. 216 VUKAS. 154. 29 SALMON. B. 49.. 240 SALMON TREVOR. 201 VON LISZT. 236 STARK. F. L. 139. J. H. 60 RIPOL CARULLA. 238. 68 La disolución de Yugoslavia SCHLOTTER.. 211 SIMON. J.. S. 154. 241 RICH. M. 207. 51 RODRÍGUEZ-PONGA. 13 RAMÓN CHORNET.. 36. 34. 211 RANCHARAN. 179. 57 TECCO. S.270 Q QUEL LÓPEZ. 236 S SALAMANCA.. 49 TAVERNIER. 99 REISMAN. 178.... 58 R RAMET. 220 SILBER. 211 T TANCA. 154 SIMMA. D. 58.P. 34. 155. 230.I.. F. 75 RUIZ FABRI... 172.. C. 237 TORRELLI. 21 SHAW.

J. 77. 227 Z ZAAGMAN. 252 WESTLAKE. 28. H. 108 WESTENDORP. 26. 88.271 Índice de autores WELLER. 22 Y YTURRIAGA BARBERÁN.. J.. 243.. 72.A. 73 DE. M. 34. R. H. C.. 71 WYNAENDTS... 219 WISE. .

.

69.. 125 C Carta constitucional de Serbia y Montenegro. 80 y ss. 37 Acuerdo(s) Belgrado sobre las relaciones entre Serbia y Montenegro dentro de la unión del Estado. 96 Alto Representante de la UE para la PESC. 149 Bloqueo. 42. 255. 28. 77-78. 31 interino sobre Macedonia. 114 Bill Clinton. 199 Comité de Altos Funcionarios. 151. de los Patriarcas. 264 Arbitrariedad. 148 Tito-Subasic. 46 y ss. 103-104 Bono (Ex Ministro de Defensa español). 29. 256-257 de Brioni. . 72 de Dayton. 69 Comisión de Arbitraje (Comisión Badinter). 260 Briquemont Francis (General). 222-223 Bihac (zona de seguridad).Índice analítico de materias A Abuso de derecho. 101. 257 Carta de París. 198 Blitzdiplomatie. 35-36. 26. 123 B Bárbaros. 149 de La Haya. 153. 11 Agresión. 119120. 75 Comisión Internacional sobre Intervención y Soberanía (CISS). 26 Cataluña. 91 Asistencia humanitaria. 127 ss. 115. 262. 175 de Ginebra sobre Bosnia. 264 Centro de prevención de conflictos.. 61 y ss.. 115. 152 ss.

244-245 Genocidio. 83 Documento de Viena. 25. 28. 123. 214 European Community Monitoring Mission (ECMM). 159 . 153. 189 IFOR. 189-190. 223 Conferencia de Londres sobre Bosnia.. 207-209. 214 Desplazados. 179. 131. 136 Emargo de Grecia a Macedonia.. 142. 100-101 Declaración Constitucional de la república de Kosovo. 133. D. 186 Doble llave. 131. 22. 131 Conferencia de Londres. 31 Europa «Americana». 31. 138 y ss. Conferencia europea para la paz en Yugoslavia.. G-8. 30 Conferencia de Ginebra. 28. 30 Grupo de Alto Nivel. 40 y ss. de Lisboa. 143. 254 Croacia (decalración de independencia). 127. 144. 32 Esquerra republicana de Cataluña. 69 E Efectividad (pricipio de). 178 de la Comunidad sobre el reconocimiento.. 182-184. 170 F Federación croato-bosnia. 147. 105 Fuerza de Policía Internacional. 148. FYROM.274 La disolución de Yugoslavia Comité sobre el embargo de armas y sanciones. 106 Conferencia de Berlín. 157. 161. 161 Fuerza de Reacción Rápida (FRR). 147 Congreso de Berín. G GATT. 16 y ss. 16 y ss. 93 y ss. 94. 52 y ss. 123 Genscher. 56 sobre la situación en Yugoslavia. 243 Guerras balcánicas. 115. 130 Fondos (congelación de). 121 Danubio. 25. 70 sobre Yugoslavia. 31-32 D Darfur. 32 IIbrahín Rugova. 158 Documento de Moscú. 22. 55 y ss. 173 Conferencia de Londres sobre balas dum dum. 20 y ss. 262 Estado de emergencia. Eslovenia (declaración de independencia). 96-98. 88. 187. 102. 40 y ss. Derecho público europeo. 19 H Harzuilens (reunión de). 32 Embargo de armas. 30. 215 y ss. 202-203 Grupo de Contacto.

208. 89 Izetbegovic. 242 y ss. 79 Montenegro (Referéndum). 26 ONURC. 103. 150 J Jimmy Carter. 114. 92. 207. 56 O Observadores. 251 M Mandatos. 187 Kosovo Polje (batalla de). 48 MINUK. 159 Sharp Guard. 17 Kozyrev. 188-189 Plan de paz (de R. 252 Minorías. 149. Fuerza Decidida (operación). 185. 254.275 Índice analítico de materias Informe(s) Boutros-Ghali. Hoolbrooke). 263 secesión. 179 Limpieza (desaparición) étnica. 81. 146 N Necesidades humanitarias. 148 Joint Endeavour. 118. 167 y ss. 127. 253 Declaración de la OTAN sobre Kosovo. 114 L Liga democrática de Kosovo. 138 Fleiner. 172 . 100 No intervención (principio de). 129. 132 Legítima defensa.. 244 Derecho de autodeterminación. 243244. 227 Mesic. 261. 148. 256257 autodeterminación. 178. 136 K KFOR. 90. 13. 182. 16 Milosevic (Slovodan). 195. 75. 79 John Thonson. 117 Nueva Macedonia. 175 y ss. 208 Misión de relatores sobre los derechos humanos. 123. 206. 258 Acuerdo de Belgrado. 189.. 262-263 Morillon (General). 191. 137 Operación Deliberate Force. 81. 255 observadores (de la OSCE). 250. 102. 227 y ss. 76. 126. 253 Kosovo como Estado independiente. 86. 179 Conversaciones de Rambouillet. 75-76. 165.. 149 Krajina (ofensiva croata sobre la). 82 Internacionalización del conflicto. ??????? Guerra de. 91. 141. 88. 125. 177.

132. 11 Pedro II. 245 Richard Hodbrooke. 222. 143 Terra nullius 220 Tito (Josip Broz). Res publica. 164 control marítimo en el Adriático. 161 OTAN. 172 misión de apoyo en Mostar. 143 Smith (Almirante). 11. 166 Reconocimiento. 138. 85 TPIY. T Tadeus Mazowiecki (Relator Especial). 153 asedio. 262. 32 Vance-Owen. 129. 122-123. 133 Principios democráticos. 141 P País Vasco. 167 y ss. 161 Responsabilidad de proteger. fuerza de interposición en Croacia. 199 y ss. 12 Srebrenica (matanza de). 184 UEO. 11. 93 Partido Nacionalista Vasco. 23 y ss. 122. 128. 264 Tribus salvajes. 214 Sucesión. 118. 171 control sobre el Danubio. 51 y ss. 179 y ss. 219 U UÇK (Ejército de liberación de Kosovo). 246. Refugiados. Pedro I Karagjorjevic. 109 Soberanía limitada. 158 Trika (de mediación comunitaria). 20 y ss.. 262 Pasividad (de la UE).. 141 bombardeo. 187 Rilindja (diario albanés). 86. 240 Plan de paz Vance-Owen. 163. 127. 130. 25 Tribunal Supremo de Canadá. 141.276 Organización de la Conferencia Islámica. 48 de Bosnia y Herzegovina. 264 Países islámicos. 98 y ss. 171 R Racak (matanza de). 50 y ss. 130. 223 Sarajevo (asedio de). 173 . 80. 147. 189 Radovan Karadcic. 34 y ss. 159 Sublime Puerta. 142 Reconciliación étnica. 149. de Alemania (llanero solitario). 184 Tratado de París. de Croacia y Eslovenia. 11 Plan Carrington. 178 La disolución de Yugoslavia S Sanciones. Salvajes. 154. 53. 121. 12. 39 y ss. 134 de La Haya. de Macedonia. 121 caída.

147. 104. 18 Y Yasussi Akassi. 129. 105. 106 y ss. 138 UNPROFOR. 142.. 135. 145 Zonas de seguridad. 112 Zonas rosas.277 Índice analítico de materias UNPREDEP. 109. 124. 151 Yugoslavia residual. 14 Zonas protegidas. 126. 52. 65 Vukovar (asedio). 129 y ss. 109. 135. 127. 112 . 122. 116. 121. V Vergina (sol de). 125. 19 Z Zona de exclusión aérea.

.

Pérez-Latre La Iglesia católica en la prensa. Moroney Plantas medicinales / Margarita Fernández y Ana Nieto Tras la evolución. Luces y sombras en la vida de un periodista genial (3. Una aproximación a la filosofía de la ciencia / Carlos Javier Alonso Historia básica de la ciencia / Carlos Javier Alonso Homo Cybersapiens. La crisis del paradigma darwinista / Carlos Javier Alonso COMUNICACIÓN La revolución empieza en Harvard y otras crónicas americanas de nuestro tiempo / Juan Antonio Giner Crónicas internacionales de nuestro tiempo / Pedro Lozano Bartolozzi Persona y sociedad en el cine de los noventa (1990-1993). nación de naciones.Astrolabio ANTROPOLOGÍA Y ÉTICA El viaje hacia la propia identidad / Eduardo Terrasa La persona humana y su formación en Max Scheler / Sergio Sánchez-Migallón ARQUITECTURA Y ARTE El arte.ª edición) / Asunción de la Iglesia Chamarro y Carlos Vidal Prado Lo fáctico y lo sígnico. El moderno federalismo / Francisco González Navarro Guía electoral. expresión vital / Luis Borobio CIENCIAS Hablando de la relatividad / J.ª edición) / Juan José García-Noblejas Elogio de la intolerancia / Carlos Soria Medios de conspiración social (3. Caparrós Lera Cómo entender las finanzas en la prensa / María Jesús Díaz González Comunicación y mundos posibles (2. J. Periodismo. Sentido práctico del periodismo y de la ficción cinematográfica / Juan José García-Noblejas Desmemorias / Francisco Gómez Antón Los nuevo areópagos: 25 textos de Juan Pablo II en las Jornadas Mundiales de las Comunicaciones Sociales (1979-2003) / Francisco J.ª edición) / Harry Garms Creación y misterio / Pascual Jordán Introducción a la estadística (2 tomos) / M. Synge Plantas y animales de España y Europa (3. L.ª edición) / Autores varios El Estado social y democrático de derecho / Francisco González Navarro Cuestiones de Derecho canónico / Dominique Le Tourneau España. Una introducción a la semiótica jurídica / Francisco González Navarro La V República francesa / Javier Tajadura Tejada . Tomo I / J. Panorama Histórico de las Teorías Evolucionistas / Carlos Javier Alonso La agonía del cientificismo.ª edición) / Juan José García-Noblejas Pulitzer. Una respuesta a la cuestión ecológica / Pablo Martínez de Anguita El evolucionismo y otros mitos.ª edición) / José Javier Sánchez Aranda Comunicación borrosa. retórica y pragmática / Diego Contreras El tsunami informativo / Pedro Lozano Bartolozzi DERECHO Divorcio (3. La inteligencia artificial y la humana / Tirso de Andrés La tierra prometida. M. Nociones básicas sobre partidos políticos y elecciones (2.

Otero Preparación para el amor (3.ª edición) / Tomás Melendo Cómo entender a los adolescentes / Enrique Miralbell Aprendiendo a ser humanos. Otero Los niños leen / José Luis Varea y Rosa María Sáez La libertad en la familia (3.ª edición) / Javier Hervada La educación de la amistad en la familia (3. Ángela Aparisi Miralles (eds. Mensajes de Juan Pablo II a los empresarios y directivos económicos / Domènec Melé Carné Hombre.ª edición) / Juan Antonio Pérez y María Nuria Chinchilla Por una empresa más humana / Luis Riesgo Ménguez EDUCACIÓN La educación como rebeldía (4. Una protesta inteligente (2. dignidad y derecho: bases para un diálogo / Jesús Ballesteros Llompart.ª edición) / José Manuel Mañú Noáin La pasión por la verdad.ª edición) / Rodrigo Sancho La educación de las virtudes humanas (14.ª edición) / Gerardo Castillo Política y educación / Antonio-Carlos Pereira Menaut Guía de lecturas infantiles y juveniles / Yolanda Castañeda. Luis María Gonzalo y cols.ª edición) / Rodrigo Sancho Educación y manipulación (4.) Ética y deontología para juristas / Ángela Aparisi Miralles ECONOMÍA Y EMPRESA Empresa y economía al servicio del hombre.ª edición) / José Luis Varea y Javier de Alba Autonomía y autoridad en la familia (5. En la vida corriente (5.ª edición) / Oliveros F.ª edición) / David Isaacs. Cómo estudiar en la Universidad (2. Diálogos sobre el amor y el matrimonio (3. Jóvenes que no saben esperar / Gerardo Castillo Humor y serenidad.) ¿Qué es el derecho? La moderna respuesta del realismo jurídico. María del Carmen Lomas y Elena Martínez Educación de la sexualidad / José Antonio López Ortega Un veneno que cura.ª edición) / Gerardo Castillo Cuestión(es) de método. Otero Los adolescentes y sus problemas (7. Ventajas. Otero Feliz Tercera Edad (2. Otero Los padres y la orientación profesional de sus hijos (3.ª edición) / Oliveros F.ª edición) / R. Otero El derecho de los padres a la educación de sus hijos / María Elton Los padres y los estudios de sus hijos (3.I.ª edición) / Oliveros F.ª edición) / José Benigno Freire Cómo mejorar la educación de tus hijos / José Manuel Mañú Noáin La hora de la familia (3.ª edición) / José Benigno Freire La creatividad en la orientación familiar / Oliveros F. Massini y P. Otero Discursos sobre el fin y la naturaleza de la educación universitaria / John H. Un dilema: ¿intimidad o frivolidad? / Gerardo Castillo Coeducación.ª edición) / Gerardo Castillo La mujer frente a sí misma (5.ª edición) / Oliveros F. Serna (eds.El derecho a la vida / C.ª edición) / Gerardo Castillo Las posibilidades del amor conyugal (3.ª edición) / María García Amilburu La fiebre de la prisa por vivir. Newman Ser profesor hoy (5. de Ketele y cols. Cartas a un joven estudiante / Alvaro d’Ors Posibilidades y problemas de la edad juvenil. Economía y Ética / Antoni Carol i Hostench La mujer y su éxito (2. Una introducción al derecho / Javier Hervada Biotecnología.ª edición) / Oliveros F.ª edición) / David Isaacs El tiempo libre de los hijos (5.ª edición) / Gerardo Castillo La educación para el trabajo (2. Diálogo sobre el dolor y la felicidad (2. problemas e inconvenientes de los colegios mixtos / Ingber von Martial y María Victoria Gordillo Desarrollo moral y educación / María Victoria Gordillo Josemaría Escrivá de Balaguer y la Universidad / Autores varios La rebeldía de estudiar. Hacia una educación liberadora / Tomás Melendo y Lourdes Millán-Puelles .ª edición) / Oliveros F.ª edición) / Carmen Balmaseda Qué es la orientación familiar (4. Una Antropología de la Educación (2.

) Padre no hay más que uno / Diego Ibáñez-Langlois Ayudar a crecer. Semanas 13.p. Lo que los padres no deberíamos olvidar II. La mirada del hombre ante su destino (2. Semanas 24.Abuelos y nietos El lugar al que se vuelve. Pascua III.ª IV. Meditaciones sobre los hombres en el Evangelio / Enrique Cases Meditaciones para el Camino de Santiago / Tomás Trigo A la luz de su mirada / Juan Ramón García-Morato Dios sin idea del mal / Juan Miguel Garrigues Vivir el domingo / José Antonio Íñiguez Herrero Tres misterios de misericordia. Alfredo Rodríguez Sedano.ª edición) / José Benigno Freire Profesores del siglo XXI / José Manuel Mañú Noáin Escuela del siglo XXI / José Manuel Mañú Noáin Trilogía de la «Residencia de Estudiantes» / Eugenio d’Ors Vivir y convivir en una sociedad multicultural / Jutta Burggraf Flos Sophorum. Cuaresma V. Tiempo Ordinario.) ESPIRITUALIDAD Mujeres valientes. Joan Fontrodona ¿Quieres enseñar en Secundaria? ¡Atrévete! / José Luis Mota Garay. ¿El absurdo o la salvación? / Marie-Dominique Goutierre Cómo acertar con mi vida.ª edición) / Amadeo Aparicio Rivero El matrimonio a examen / Amadeo Aparicio Rivero Ocio y tiempo libre: un reto para la familia / Ignasi de Bofarull .ª edición) / Rafael Alvira Mujer y hombre frente a los nuevos desafíos de la vida en común / Jutta Burggraf Casarse: un compromiso para toda la vida (3.Presentación . Pablo Cardona I.Anunciación / Marie-Dominique Philippe. Adolescencia IV.ª Hombres ante Dios. Antonio Crespillo Enguix Ocho cuestiones esenciales en la dirección de centros educativos / David Isaacs Educación diferenciada. Cuestiones de filosofía de la educación / Leonardo Polo Aprendizaje Permanente / José Luis García Garrido e Inmaculada Egido Gálvez (Coords. Adviento y Navidad (2. Juventud V. Meditaciones sobre las mujeres en el Evangelio (4. El amor conyugal y la educación de los hijos / Luis Riesgo Ménguez y Carmen Pablo de Riesgo CONVERSACIONES SOBRE EDUCACIÓN FAMILIAR Luis Riesgo Ménguez y Carmen Pablo de Riesgo I. o.ª VI.ª a 34. Ejemplario de la vida de los grandes sabios / Versión de Pedro Llenera La educación familiar en los humanistas españoles / Francisco Galvache Valero El arte de invitar.Educar con biografías / Oliveros F. Amor soñado y amor vivido / Gerardo Castillo La vida escolar de tus hijos / José Manuel Mañú Noáin Crecer.ª a 23. Contemplación de los Misterios del Rosario / Jesús Martínez Conversaciones con la Virgen / Pedro Estaún El hombre frente a su muerte. elegidos para amar / Juan Ramón García-Morato FAMILIA La más bella aventura. sentir. amar. Inmaculada Concepción . Infancia III.ª edición) II.ª edición) / Francisco Altarejos. Afectividad y corporalidad / Juan Ramón García-Morato Retos educativos de la globalización. una opción razonable / José María Barrio Maestre (ed. Tiempo Ordinario. Otero ¡Vivir a tope! En reconocimiento a Viktor Frankl (3.ª a 12. Semanas 1. Hacia una sociedad solidaria (2. Reflexiones sobre la familia (3.ª edición) / Enrique Cases Una cita con Dios. El diálogo como estilo educativo / Patricia Bonagura Anatomía de una historia de amor. Tiempo Ordinario.ª edición) / Juan Manuel Roca Meditaciones ante el retablo de Torreciudad / Antonio María Ramírez Creados por amor.

ª edición) / Jaime Nubiola Expertos en sobrevivir. Vida. Pasando fugazmente por Deleuze y Guattari. Estudios de bioética fundamental / Ana Marta González El diablo es conservador / Alejandro Llano Sueño y vigilia de la razón / Alejandro Llano La verdadera imagen de Romano Guardini.ª edición) / Etienne Gilson Los herejes de Marx / Manfred Spieker Analítica de la sexualidad / Autores varios El enigma del hombre (2. Las elegías de Rilke / Jacinto Choza Alimentación y cultura. ateísmo y fe en Dios (2. signo de nuestro tiempo y otros ensayos (2.ª edición) / Manuel Guerra Introducción a la antropología filosófica (5. Una introducción a la filosofía contemporánea del lenguaje (2. Lyotard. Weisheipl Los otros humanismos / Jacinto Choza La renovación pragmatista de la filosofía analítica.ª edición) / José Antonio Sayés Tomás de Aquino. Geach El poder de la sinrazón / José Luis del Barco La ilusión (2.ª edición) / Miguel-Angel Martí García Libertad en el tiempo. Comunión y excomunicación / Nicolas Grimaldi En busca de la naturaleza perdida. Ensayos de teoría social y del hombre / Higinio Marín El pensamiento de Edith Stein / Michel Esparza El taller de la filosofía.ª edición) / Carlos Goñi Zubieta De dominio público.FILOSOFÍA Y CIENCIAS SOCIALES Manual sobre el aborto (2.ª edición) / José Miguel Ibáñez Langlois Agonía de la sociedad opulenta / Augusto del Noce Crítica de las utopías políticas / Robert Spaemann La supresión del pudor. Jacobi entre el romanticismo y el clasicismo / Juan Cruz Cruz Las virtudes / Peter T. La singularidad y jerarquía del universo según Mariano Artigas / Miroslaw Karol El viviente humano.ª edición) / Diego Díaz Domínguez De Aristóteles a Darwin (y vuelta) (3. J. Ensayos ético-políticos / Ana Marta González Orden natural y persona humana. Estudios Biofilosóficos y Antropológicos / Alejandro Serani Merlo El trabajo. Idea de la historia en Vico / Juan Cruz Cruz Al otro lado de la muerte. Baudrillard / Amalia Quevedo El misterio de los orígenes / Joaquín Ferrer Arellano Breve teoría de la España moderna / Fernando Inciarte La justicia política en Tomás de Aquino. Una introducción a la escritura filosófica (4. Rosado La barbarie de la reflexión.ª edición) / Jaime Nubiola La convivencia / Miguel-Angel Martí García La irrealidad literaria / Daniel Innerarity Sexo y naturaleza / Autores varios La tolerancia / Miguel-Angel Martí García Dignidad: ¿una palabra vacía? / Tomás Melendo y Lourdes Millán-Puelles Tras las ideas. Ideas para una teoría de la historia / Juan Cruz Cruz Ciencia.ª edición) / Jacinto Choza Sobre el estructuralismo / José Miguel Ibáñez Langlois Las raíces de la violencia / Sergio Cotta Ética: cuestiones fundamentales (7. Willke y esposa Libertad en la sociedad democrática / Jean-Claude Lamberti La última edad (2. Una interpretación del bien común político / Gabriel Chalmeta ¿Sentido o sinsentido del hombre? / Edmond Barbotin Nuevas cuestiones de bioética / José Miguel Serrano Ruiz-Calderón . Compendio de Historia de la Filosofía (2.ª edición) / Miguel-Angel Martí García Razones del corazón. obras y doctrina / James A.ª edición) / Robert Spaemann Dimensiones de la realidad / Juan José R. C. Ética y desarrollo personal / Alfonso López Quintás De Foucault a Derrida. Antropología de la conducta alimentaria / Juan Cruz Cruz Sentido del curso histórico / Juan Cruz Cruz Elementos de Filosofía y Cristianismo / Jesús García López Sobre la razón poética / María Antonia Labrada El mundialismo económico frente a la Europa cultural / Jacqueline Ysquierdo Hombrecher Libertad como pasión / Daniel Innerarity La intimidad (2.ª edición) / Dr.

ª edición) / Luis Suárez Historia de las religiones / Manuel Guerra I.ª edición. Ocho estudios para un centenario / Autores varios Historia del feminismo (siglos XIX y XX) / Gloria Solé Romeo Corrientes del pensamiento histórico / Luis Suárez Fernández Cuba y España. Héctor Ghiretti. El caos del conocimiento.) Peirce y el mundo hispánico. Los grandes interrogantes (2. Antología de textos religiosos (2. Constantes religiosas (2. Nubiola) Una filosofía de la esperanza: Josef Pieper / Bernard N. Valores para una sociedad pluralista / Andrés Ollero La experiencia social del tiempo / Rafael Alvira. Sociedad y economía en el reinado del primer Borbón / Agustín González Enciso Cristianismo y europeidad. S.) Filosofía y vida de Eugenio d’Ors. Schumacher Derecho a la verdad. Comentarios a la Ley 41/2002 /Pilar León Sanz (ed. Gregorio.ª Pilar Ferrer Rodríguez . 1939-1944) (3.ª edición) III. Peirce dijo sobre España y lo que el mundo hispánico ha dicho sobre Peirce / Jaime Nubiola y Fernando Zalamea Cultura y pasión / Alejandro Llano La disolución de Yugoslavia / Romualdo Bermejo García y Cesáreo Gutiérrez Espada HISTORIA Grandes interpretaciones de la historia (5. Isidoro y Bonifacio (1. Usos y costumbres del siglo XVII / Maribel Bandrés Oto Felipe V: La renovación de España. Etapa catalana: 1881-1921 / Marta Torregrosa Una visión global de la globalización / Antxón Sarasqueta La implantación de los derechos del paciente.ª edición) / William Roper (Introducción.M. 1. El final de un sueño / Juan B.ª edición) / Francisco Ponz El matrimonio civil en España.M.ª reimpresión) / Luis Suárez Fernández Profetas del miedo. 1868-1898. Una reflexión histórica ante el tercer milenio (1.) La Iglesia y la esclavitud de los negros / José Andrés-Gallego y Jesús María García Añoveros La moda en la pintura: Velázquez. Lecciones en la Universidad de Navarra / G. Del árbol de las ciencias a la maraña del saber / Juan Arana Deseo. Una biografía / Pablo Blanco Sarto Los creadores de Europa. Torralba y J. Madrid.Por un feminismo de la complementariedad.E. La gran desconocida (1565-1898) / Lourdes Díaz-Trechuelo El conflicto árabe-israelí en la encrucijada ¿es posible la paz? / Romualdo Bermejo García Josemaría Escrivá de Balaguer y los inicios de la Universidad de Navarra (1952-1960) / Onésimo Díaz Hernández y Federico M. Emperador de Imperios / Emilia Salvador Esteban Filipinas. Secularidad. Amores Carredano Pablo Sarasate (1844-1908) / Custodia Plantón Mi encuentro con el Fundador del Opus Dei.ª reimpr. traducción y notas de Alvaro de Silva) ¿Por qué asesinaron a Prim? La verdad encontrada en los archivos / José Andrés Rueda Vicente Carlos IV en el exilio / Luis Smerdou Altolaguirre Carlos V.) / Luis Suárez Fernández El nuevo rostro de la guerra / Javier Jordán y José Luis Calvo Albero Los musulmanes en Europa / José Morales España y sus tratados internacionales: 1516-1700 / Jesús M.ª Usunáriz Intuición y asombro en la obra literaria de Karol Wojtyla / M. vocación y ministerio / Lucas F. Requena (Eds.ª edición) Civilizaciones del Este asiático / Wm. Anscombe (Edición de J. Aproximación al terrorismo islamista / Javier Jordán El legado social de Juan Pablo II / José Ramón Garitagoitia Eguía Joseph Ratzinger. sacrificio / Alejandro Llano Siniestra. violencia. En torno a la izquierda política en España / Héctor Ghiretti La filosofía analítica y la espiritualidad del hombre. Mateo Seco y Rafael Rodríguez-Ocaña Rusia entre dos revoluciones (1917-1992) / Autores varios La Gamazada. Benito. Montserrat Herrero (Eds.).ª edición) II. Nuevas perspectivas para la familia y el trabajo / Ángel Aparisi y Jesús Ballesteros (eds. Lo que C. Theodore de Bary Sacerdotes en el Opus Dei.) Claves para una antropología del trabajo / Maria Pia Chirinos Humanidades para el siglo XXI / Rafael Alvira y Kurt Spang (Eds. Desde la República hasta Franco / Francisco Martí Gilabert La vida de Sir Tomás Moro (2.

ª edición) / Gonzalo Redondo La fe de la Iglesia (3.ª edición) / San Agustín ¿Qué es ser católico? (2.ª edición) / Pedro Rodríguez A los católicos de Holanda. de Vogel La aventura de la teología progresista / Cornelio Fabro ¿Por qué creer? (3.ª edición) / Autores varios Señor y Cristo / José Antonio Sayés (agotado) Homenaje a Mons. Boyle y W. Fundamentos de retórica (1. Con la Carta Encíclica Laborem Exercens (2. Con la Exhortación Apostólica Catechesi Tradendae Me felicitarán todas las generaciones / Pedro María Zabalza Urniza Juan Pablo II y los medios de comunicación social Creación y pecado (2.ª edición) Juan Pablo II a los jóvenes Juan Pablo II. R.ª edición) / José Orlandis Los nombres de Cristo en la Biblia / Ferran Blasi Birbe Vivir como hijos de Dios.) RELIGIÓN En memoria de Mons.ª reimpr. Rasgos comunes y diferenciales (2. Estudios sobre el Beato Josemaría Escrivá (5. R. Lawler.ª edición) / Karol Wojtyla Juan Pablo I.ª edición) / Manuel Guerra Gómez Introducción a la lectura del “Catecismo de la Iglesia Católica” / Autores varios La personalidad del Beato Josemaría Escrivá de Balaguer (2.ª edición) Juan Pablo II habla de la Virgen (3.ª edición) Juan Pablo II y los derechos humanos (1978-1981) (2.ª edición) / Alvaro del Portillo.ª edición) / Fernando Ocáriz e Ignacio de Celaya Los nuevos movimientos religiosos. Con un Diccionario de lo que no hay que decir (2. Francisco Ponz y Gonzalo Herranz Homenaje a Mons. Los motivos filosóficos en la obra de Borges / Juan Arana Actitud modernista de Juan Ramón Jiménez / Pedro Antonio Urbina Miguel d’Ors y los bachilleres del siglo XXI / Angel Cadelo y Angel Esteban Antonio Machado. la cultura y la educación Juan Pablo II y la catequesis. La mujer en la literatura / María Caballero Wangüemert La obra literaria de Josemaría Escrivá / Miguel Ángel Garrido Gallardo El jardín de los clásicos / Ignacio Arellano Persuasión.ª edición) / Cardenal Joseph Ratzinger Sindicalismo.ª edición) Juan Pablo II a las familias (5. May Ciencia y fe: nuevas perspectivas / Mariano Artigas Juan Pablo II y los derechos humanos (1981-1992) Ocho bienaventuranzas (2.LENGUA Y LITERATURA J. Lewis y la imagen del hombre / María Dolores Odero y José Miguel Odero El centro del laberinto.ª edición) / Manuel Casado Octavio Paz: poética del hombre / Rafael Jiménez Cataño La luz y la mirada. Iglesia y Modernidad / José Gay Bochaca Ética sexual / R. periodista / Alfonso Méndiz Noguero Castellanopatías (Enfermedades del castellano de fin de siglo). (Las sectas). Josemaría Escrivá de Balaguer / Autores varios Fe y vida de fe (3. Tolkien.ª edición) Juan Pablo II a los enfermos (3.ª edición) / José Orlandis Razón de la esperanza (2. Aproximación a la autobiografía de Julien Green / Alvaro de la Rica C.ª edición) Juan Pablo II y el orden social. Los textos de su Pontificado La fe y la formación intelectual / Tomás Alvira y Tomás Melendo Juan Pablo II a los universitarios (5.) / Kurt Spang MÚSICA La realidad musical / Juan Cruz Cruz (ed.ª edición) / Sergio Lechuga Quijada La teoría poética de Miguel de Unamuno / Teresa Imízcoz Beunza Femenino plural. J. Josemaría Escrivá de Balaguer (2. Cuentos de hadas / José Miguel Odero El castellano actual: usos y normas (8. a todos / Cornelia J. S. Álvaro del Portillo / Autores varios .

Concepto y fundamento / José López Guzmán y Ángela Aparisi Miralles Cerebro y afectividad / María Gudín Romper el círculo vicioso. Textos que hablan y hacen cultura / Juan Luis Caballero (Editor) El celibato sacerdotal. Eduardo Martínez Vila La ansiedad.ª edición) / Cardenal Joseph Ratzinger Servir en la Iglesia según Juan Pablo II / Jesús Ortiz López Iglesia y Estado en el Vaticano II / Carlos Soler Un misterio de amor. Terapia y curación en la experiencia de un psicólogo (4. Solteros ¿por qué? / Manuel Guerra Gómez Pero. Alfredo Martínez Consejos médicos para la tercera edad / Eduardo Alegría. vida de la Iglesia / José Luis Gutiérrez-Martín SALUD Y MEDICINA Deporte para todos / Jörg Stäuble Conozca su diabetes (3. Ricardo Zapata Cefaleas / Pablo Irimia Sieira.). Juan Luis Guijarro. Jesús Ibáñez. .ª edición) / Enrique Cases Martín Ideas éticas para una vida feliz. disciplina y formación de las vocaciones al sacerdocio / Juan Luis Lorda (Editor) Belleza y misterio.) Esposa del Espíritu Santo / Josemaría Monforte De la mano de Cristo. Emilio Quintanilla.) El impacto de la Biblia. Iosune Zubieta Depresión y enfermedad bipolar en niños y adolescentes / César Soutullo Esperón Ejercicio y calidad de vida.Confirmando la Fe con Juan Pablo II / José Luis García Labrado Santidad y mundo / Autores varios Sexo: Razón y Pasión.ª edición) / Gonzalo Herranz Psicoterapia básica / Richard Parry Muerte cerebral. La racionalidad social de la sexualidad en Juan Pablo II / José Pérez Adán y Vicente Villar Amigó Los doce Apóstoles (2.) Cristianos y democracia / César Izquierdo y Carlos Soler (Editores) (1. Alfredo Martínez. los sueños. las conquistas de la medicina del sueño / Elio Lugares y Luciana Omicini La hipertensión. Luis María Gonzalo. Espiritualidad. La liturgia. Homilías sobre la Virgen y algunos santos (2. la diverticulitis. los más frecuentes trastornos de la noche. Un enemigo sin rostro / Javier Schlatter Navarro Comer bien a cualquier edad / J.ª reimpr. Evangelizador y Redentor / Pedro Jesús Lasanta Teología y espiritualidad en la formación de los futuros sacerdotes / Pedro Rodríguez (Dir. Guía para entender los libros sagrados (2. Claves para mantener la salud mental y física / Luis María Gonzalo (Coord. Guía de lectura de la Veritatis splendor / Josemaría Monforte Revuelta Jesucristo. un mundo misterioso. Los ritmos naturales de la vigilia y del descanso. la enfermedad celíaca. Icíar Astiasarán.ª edición) / Elaine Gottschall Teoría elemental de la gastronomía / Juan Cruz Cruz Intervención dietética en la obesidad / Giuseppe Russolillo. ¿Qué se puede hacer. ¿Quién creó a Dios? / Alejandro Sanvisens Herreros Las sectas y su invasión del mundo hispano: una guía / Manuel Guerra Gómez Cristología breve / Enrique Cases Qué dice la Biblia. qué debe evitarse? / Michele Lombardo Deontología farmacéutica. Causas y tratamiento del insomnio / Luis María Gonzalo El buen hacer médico / David Mendel Comentarios al Código de Ética y Deontología Médica (2. Susana Santiago. Sombras que son luz / Johannes Vilar i Planas de Farnés La verdad sobre los tranquilizantes / Rafael Montoya Sáenz El sueño.ª edición) / Emilio Moncada Lorenzo La enfermedad epiléptica / Francisco Abad Alegría Dormir mejor. Dietas para la enfermedad de Crohn. Salud intestinal mediante la dieta. la colitis ulcerosa. M. J.ª edición) / Antonio Fuentes Mendiola Comprender los Evangelios / Vicente Balaguer (Coord. la fibrosis quística y la diarrea crónica (2. Jesús Repáraz.ª edición) / Gerard van den Aardweg Antropología del dolor. Biología y ética / Jesús Colomo Gómez SIDA: Aspectos ético-médicos / Juan Moya y Fernando Mora Reflexoterapia: Bases neurológicas / Luis María Gonzalo Homosexualidad y esperanza.

) Cómo prevenir y curar lesiones deportivas / Alfonso del Corral. Cuestiones básicas de sociología (3.ª reimpr. El desafío actual de una cultura de la paz / José María Barrio Maestre Sociología: una invitación al estudio de la realidad social (2.ª edición) / Pablo García Ruiz Lo femenino (2.¿Sabemos realmente qué comemos? Alimentos transgénicos.ª edición) / Antonio Lucas Marín . Javier Vaquero Martín Comprendiendo la homosexualidad (1. Cómo afrontar la enfermedad y el final de la vida / Miguel Ángel Monge SOCIOLOGÍA Introducción a la sociología (5. Francisco Forriol Campos. Alfredo Martínez Hernández (Eds.) / Jokin de Irala Sin miedo.ª edición) / Antonio Lucas Marín El laberinto social. ecológicos y funcionales / Amelia A.ª edición) / Carlos Goñi Zubieta Positivismo y violencia. Marti del Moral y J.