Está en la página 1de 2

No procede el divorcio por causal de separación de hecho si se comprueba que la persona

demandada nunca abandonó el hogar familiar y que, por el contrario, se encontraba
trabajando en el extranjero para pagar las deudas contraídas por ambos cónyuges. En ese
sentido, si el accionante procreó un hijo extramatrimonial mientras la pareja se encontraba
laborando fuera del país con la finalidad antes señalada, procederá el divorcio por causal de
adulterio. Esto, debido a que la conducta del accionante de haber formado otra familia y
mantenido una relación con nueva pareja origina la pérdida de gananciales.

Así lo estableció una reciente sentencia de la Corte Suprema recaída en la Casación N°
4021-2014-La Libertad publicada en el Peruano 31/08/2016.

Veamos los hechos: una persona interpuso demanda de divorcio contra su cónyuge por la
causal de separación de hecho a fin de disolver el vínculo matrimonial. Afirmó que
permanece separado de su esposa desde 1981 y que cada uno hizo su vida
independientemente, motivo por el cual aquella viajó y empezó a radicar en Argentina.

La esposa cuestionó la demanda y señaló que es falso que existiese una separación
conyugal, ya que, por el contrario, viajó a Argentina para trabajar y pagar deudas que
mantenía el accionante. Afirmó que el esposo incumplió con sus deberes de fidelidad y
asistencia, por lo cual solicitó el divorcio por causal de adulterio, alimentos e
indemnización por daño moral.

El juez de primera instancia declaró fundada la demanda sobre divorcio por causal de
separación de hecho por un periodo ininterrumpido de dos años y el pago de 20 mil nuevos
soles por concepto de indemnización. Asimismo, declaró fundada la demanda vía
reconvención de divorcio por causal de adulterio, con la consecuente pérdida de
gananciales por el demandante, pero infundada en cuanto a la solicitud de alimentos.

Ante dicha decisión, se elevó a consulta el tiempo de separación de los cónyuges, el
cónyuge perjudicado, la pensión alimenticia, la conducta deshonrosa del demandante, la
causal de adulterio y la liquidación de la sociedad de gananciales. Asimismo, el accionante
interpuso apelación.

fundada la reconvención de divorcio por causal de adulterio con la consecuente pérdida de los gananciales del demandante. Concluyó que de los hechos ha quedado establecido que la demandada viajó a Argentina por motivo de trabajo ya que tenía una deuda conyugal y realizó el viaje a solicitud y con consentimiento del demandante. la indemnización fijada a favor de la emplazada.La Tercera Sala Especializada de Familia de la Corte Suprema de La Libertad aprobó la sentencia consultada en el extremo que declara fundada la demanda sobre divorcio por causal de separación de hecho. confirmó la sentencia de primera instancia en el extremo que declaró fenecido el régimen de la sociedad de gananciales. la emplazada es la cónyuge perjudicada a razón de lo previsto en el artículo 351 del Código Civil. Por lo tanto. Asimismo. La Corte Suprema se pronunció solamente sobre el punto de la indemnización (conforme se consignó en el recurso de casación). . infundada la demanda vía reconvención de divorcio por la causal de alimentos. siendo falso que ella lo haya abandonado.