Está en la página 1de 1

Controlar al dragn de la ira

Haba una vez un nio que siempre estaba malhumorado y de mal


genio. Cuando se enfadaba, se dejaba llevar por su ira y deca y haca
cosas que heran a los que tena cerca.
Un da su padre le dio una bolsa con clavos y le dijo que cada vez que
tuviera un ataque de ira clavase un clavo en la puerta de su
habitacin. El primer da clav treinta y siete. En el transcurso de las
semanas siguientes el nmero de clavos fue disminuyendo. Poco a
poco, fue descubriendo que le era ms fcil controlar su ira, que
clavar clavos en aquella puerta de madera maciza.
Finalmente, lleg un da en que el nio no clav ningn clavo. Se lo
dijo a su padre y ste le sugiri que cada da que no se enojase
desclavase uno de los clavos de la puerta. Pas el tiempo y, un da, le
dijo al padre que ya haba sacado todos los clavos. Entonces ste
cogi de la mano al hijo, lo llev a la puerta de la habitacin y le dijo:
-

Hijo, lo has hecho muy bien, pero mira los agujeros que han
quedado en la puerta. Cuando una persona se deja llevar por la
ira, las palabras dejan cicatrices como stas. Una herida verbal
puede ser tan dolorosa como una herida fsica. La ira deja
seales. No lo olvides nunca!

a) Cules son las cosas que me hacen enfadar? Elabora una lista
con todas ellas.
b) De ellas, Cules son las que me hacen perder los papeles?
c) Qu acciones emprendo cuando esto sucede? Qu sntomas
fsicos percibo dentro de m?
d) Qu consigo cuando acto as? Qu respuesta provoco en los
otros? Soluciono el problema o lo empeoro?

e) Qu otras alternativas tengo para expresar mi enojo? De cada


uno de los elementos de la lista que has elaborado al principio,
habr que encontrar una alternativa de actuacin y expresin
diferentes a la que se ha tomado hasta ahora, ms sanas y
menos dainas.

También podría gustarte