HISTORIA AGRARIA. 31 • Diciembre 2003 • pp.

35-56 • © SEHA

Tendencias recientes de la historia rural
en Francia
Ghislain Brunel y Benoit Cursente

1. INTRODUCCiÓN
Lo que se propone aquí es una presentación a dos voces entre un especialista
en historia rural de la Francia septentrional y otro del Midi 1. Esta decisión viene dictada
menos por fidelidad a la imagen de la geografía rural de Francia, dominada por la
dualidad norte/sur, que por la necesidad de poner de relieve algunas modificaciones
en la geografía de las investigaciones sobre la historia de los campos medievales que
se han producido durante el último cuarto de siglo. El punto de partida más cómodo
lo proporciona el Conqrés natiana! des Sacié tés savantes que tuvo lugar en París en
1975. En su presentación dedicada a la Francia meridional, Charles Higounet (1977)
hacía el siguiente diagnóstico: 1) El Midi se ha quedado rezagado (déficit de cerca del
50% de trabajos consagrados al Midi en relación a los de la Francia septentrional); 2)
Existe cierta disimetría en los temas tratados al norte y al sur del Loira",
Fecha de recepción del original: Agosto de 2003. Versión definitiva: Noviembre de 2003 .
• Ghislain Brunel es Conservateur aux Archives nationales (Paris). Dirección para correspondencia: Archives
Nationales, Section ancienne. 75141 Paris Cedex 03 (Francia). E-mail: ghislain. brunel@culture.gouv/r
• Benoít Cursente es Directeur de Recberches au CNRS. Dirección para correspondencia: Centre National de
la Recherche Scientifique. UMR 5136 FRAMESPA, Toulouse-Le Mirai!. 5 Allées Antonio Machado.
31058 Toulouse Cedex (Francia). E-mail: cursente@univ-tise2/r
Somos conscientes de las lagunas e imperfecciones de este texto, que, por razones diversas, no hemos podido trabajar como hubiéramos querido. Rogamos indulgencia a los lectores. El diseño general ha sido propuesto por Benolt Cursente, que asume las implicaciones
que pueda generar su interpretación.
Para profundizar en la evolución de la producción historiográfica septentrional y meridional,
35

Ghislain Brunel y Benoit

e ursente

Pero un cuarto de siglo más tarde, un rápido sondeo de la producción investigadora permite invertir la primera tesis: a comienzos del siglo XXI, es precisamente
en el Midi francés donde los estudios de historia rural medieval son más activos. Estas
páginas son un intento de analizar este cambio de orientación, sin olvidar que la
medievalística francesa en su conjunto se ve afectada por tendencias comunes que
interesan también, en mayor o menor medida, al conjunto de la medievalística internacional.

2. BASES, CENTROS, ACTORES DE LA INVESTIGACiÓN: UN GIRO A
FAVOR DEL MIDI
2.1. Expansión y cambio de orientación en las bases documentales

Durante mucho tiempo -con toda razón- se ha lamentado el retraso en la
publicación de fuentes y el debilitamiento del impulso colectivo que en este campo se
dio en el siglo XIX3. Sin embargo, recientemente un buen número de publicaciones ha
venido a engrosar la base de las investigaciones. Para la Francia del Midi, han aparecido varios cartularios importantes (Ourliac y Magnou, 1984 y 1985; Barriere, 1989;
Fournial, 1989; Foreville, 1995; Higounet y Higounet Nadal, 1996; Magnou-Nortier y
Magnou-Nortier, 2000; Le Blébec y Venturini, 1997; Hollard, 2001; Gérard y Gérard,
1999). En el área de la publicación de los documentos de los Porcelet (Aurell, 2001),
algunos cartularios laicos inéditos están a punto de editarse: el de los condes de
Bigorre (Ravier y Cursente), el de los Trencavel (Débas). Para la Francia del Norte, el
balance de cartularios y colecciones documentales publicados es también abundante
(Garrigues, 1981; Debord, 1982; Fossier, 1988; LemaHre, 1990; Cossé-Durlin, 1991,
Flammarion, 1995; Pipan, 1996; Chauvin, 1997; Bridot, 1997; Terroine y Fossier, 1998;
Tock y Milis, 2000; Guyotjeannin, 2000; Dufour, 2001). En lo tocante a los territorios
sandyonisianos de Normandía, los primeros dominios interactivos de edición y comentario de fuentes pueden ser consultados ya en lnternet'. Para el conjunto del territorio,
hay que lamentar que ningún proyecto colectivo se haya decidido a editar, aunque
fuese de manera poco sistemática, el rico corpus de cartas de franquicias inéditas,
o muy mal publicadas. Las de Picardie (Fossier, 1974), las de Agenais (Ourliac y
Gilles, 1981), o incluso las de los Fueros de Béarn (Ourliac y Gilles, 1990), se consideran fondos documentales aislados. Lo mismo se puede decir respecto a publicacioutilizaremos el "bulletin historique" quinquenal remitido por Robert Fossier a la Revue historique
el último, publicado en 1995 (no ha tenido desgraciadamente continuación), sucedió a tres
entregas sobre Francia e Inglaterra publicadas en 1979, 1984 Y 1990.
Es significativo el hecho de que en 1970 P. Tucoo-Chala haya recurrido al CSIC español para
publicar los Cartularios del valle de Ossau.
El sitio web de l'École des Chartes guarda la edición electrónica del cartulario blanco de
Saint-Denis que será aumentado cada año con los trabajos de los alumnos de la escuela:
http://www .ene. sorban ne. fr/cartu laire blanc/: http://www.enc.sorbonne.fr/cartu lai reb lanc/; la
nueva revista electrónica Tabularia, Sources écrites de la Normandie médiévale, es igualmente muy prometedora: http://www.unicaen.fr/mrsh/crahm/revue/tabulariawwwunicaen.fr/
mrsh/crahm/revue/tabularia

36

nt«.

A¡;rdr. 31· Diciembre 2003· pp. 35-56

1979). ¿dónde está su relevo? Por lo que respecta a las bases documentales de la investigación. Volveremos a hablar más adelante de esta renovada atención por las fuentes.). las colectividades territoriales. hay que destacar la labor de Paul Ourliac en las publicaciones de estos últimos decenios. Con una compleja pluralidad de actores (el ministerio de cultura..n-50 37 . como atestigua el reciente coloquio sobre los cartularios que tuvo lugar en Béziers en 2002 6 En una región tradicionalmente pobre en fuentes como es Gascogne. inauguró la publicación en 1992 de un volumen comentado de las del año Mil (Zimmermann. formación o interés. el servicio público y los intereses privados. la arqueología se encuentra de este modo en una difícil coyuntura entre el saber desinteresado y la economía de mercado. que es una de las características de la historiografía reciente y que. epistemológicas e incluso simplemente materiales. 1994).. Le Blébec. con recursos presupuestarios considerables. ha incrementado vertiginosamente los datos sobre la civilización material de los campos medievales. Las fórmulas institucionales adoptadas para organizar esta actividad dan cuenta del carácter fluctuante de esta relación de fuerzas que marca la situación actual de la arqueología. se ha visto cuestionado en nombre de la lógica de mercado . el otro factor esencial -y quizá el más notable. ligada a los trabajos urbanos y a las grandes obras de ordenación territorial (autopistas . La valoración de este conjunto de publicaciones puede ser diversa. La abundancia de excavaciones. la que proporciona nuevos datos. establecimiento público fundado con carácter de monopolio que.. encuesta fiscal (Cierbide.. Baldwin. . la reciente edición.31 • Diciembre 20(H • PJl. registro notarial (TuecoChala y Staes. 1999). es la arqueología preventiva. El peligro es que el trabajo de excavación se convierta en una actividad puramente técnica. Agrar . 1996). Pero desaparecido este gran sabio (en 1996). pocas veces superadas. Por otro lado. Por esta razón. a la AFAN (Asociación Francesa para la Arqueología Nacional). desconectada.. Dada la ingente documentación conservada. Actualmente en curso de publicación bajo la dirección de O. el CNRS. las fuentes de los siglos XIV y XV sólo pueden ser objeto de proyectos aislados: registros consulares (Samaran y Loubés. el enriquecimiento de las bases documentales ha contribuido a dinamizar las investigaciones.Tendencias recientes de la historia rural en Francia nes de censiers del siglo XIII (Dubois. los voluntarios .. Baldwin en 1992. sujeta a los vaivenes de las mayorías políticas. . El enriquecimiento exponencial de los "archivos del suelo" no ha ido acompañado de un avance paralelo en el conocimiento del espacio rural medieval. 1992). 2001. La masa de Recordemos también la publicación imprescindible de los registros del rey Philippe Auguste por J W.es la importancia que ha adquirido la arqueología en el estudio de los campos medievales franceses. nada más nacer. Por un lado. las universidades. o en curso de hacerse. Más que las excavaciones programadas. lo que genera un sinnúmero de dificultades deontológicas. Esto plantea el problema de cómo transformar este saber virtual en conocimiento histórico. de cartularios inéditos transforma las perspectivas de investigación. cartulario municipal (Barraqué. también para el Midi. HiJ!. para el Midi. 2003 y 1992 5 ) .. realizadas con una eficacia creciente.. por falta de tiempo. ha sucedido el INRAP (Instituto Nacional de Investigación para la Arqueología Preventiva). de la problemática histórica.).

2.!003 • PjJ. que permite. incluso si la confrontación con los textos no ha sido objeto de los debates metodológicos y epistemológicos necesarios. en Nuestra experiencia de trabajo en el comité de redacción de la revista Archéologie Médiévale nos ha revelado las dificultades de la mayoría de arqueólogos para transformar sus datos de excavación en un artículo redactado de forma aceptable (s.rdr. Este enriquecimiento de la información no es suficiente para explicar el desplazamiento hacia el sur de las investigaciones en historia rural. disponer de un vivero de doctorandos que utilicen con igual competencia los archivos del suelo y los documentos escritos: Igualmente. en el marco de un programa temático. con el refuerzo de algunos cursillos prácticos de excavación. A. la Revue Archéologíque du Centre et Archéologíe MédíévaD.Ghislain Brunel y Benott Cursente informes de excavaciones (Oocuments Fínaux de synthése) depositados en los Servicios Regionales de Arqueología y las reseñas publicadas anualmente por estos mismos servicios (Bílans Scíentífíques Régíonaux) sólo constituyen en este momento para la historia rural. Por ejemplo. al acabar todo el proceso de investigación. que es el catálogo de una exposición del Museo arqueológico departamental de Val-d'Oise. algunos de los cuales constituyen aportaciones capitales para la historia rural. 1993 38 Hist. 35-56 . aceptan trabajos que integran ampliamente los datos textuales. para la primera parte del milenio medieval. "meta-fuentes" difícilmente integrables en el discurso del historiador? Todo historiador de los campos medievales ha de tener en cuenta estos datos (tanto el material de excavación como los resultados arqueométricos). en Caen (Alain de Bouard).e). La documentación carolingia es irremediablemente escasa o casi inexistente en la mayor parte del espacio meridional. en historia del arte y en arqueología. 2. que cubren densamente el Bassin Parisien. historiadores y arqueólogos provenientes de horizontes diversos. En la mayor parte de los grandes centros universitarios había un especialista de renombre que se ocupaba de la historia rural: en París (Robert Fossier). Los completaremos con L'//e-de-France de C/ovis ¿ Hugues Cape! du Ve au Xe siec!e. Hacia mediados de los años setenta. en los que se unen. Y este obstáculo se ve más acentuado por la geografía de las excavaciones arqueológicas. ya que el Midi continúa sufriendo.. los datos recogidos en la región de París no tienen equivalente en el Midi. y de modo mucho más laxo el resto del terrttorio". las revistas arqueológicas nacionales (Archéologíe Médíévale) o interregionales (principalmente. Finalmente. Pérdida de interés hacia la historia rural y modificación de la geografía de la investigación Más determinantes que la abundancia relativa de textos han sido la acción de los historiadores y la existencia de centros de investigación. un grave déficit de fuentes escritas. esta distribución parecía repartida equitativamente. el refuerzo de las bases documentales de la historia rural es un hecho generalizado en Francia. En conclusión. 31 • Diciembre . el trabajo interdisciplinar se ve favorecido por los diferentes PCR (Proyectos Colectivos de Investigación) que impulsan los Servíces Régíonaux de I'Archéologíe. En la mayor parte de los centros universitarios los programas de estudio combinan una formación en historia textual.. pues sólo de forma empírica se puede despejar el camino para una cultura de investigación "mixta".

y la unidad de investigación que perpetúa hoy esta herencia se encuentra en Toulouse. se pudo temer incluso que la historia de los campos medievales desapareciera de las universidades parisinas. Y es en este contexto en el que una pequeña cohorte de jóvenes medievalistas meridionales se ha dedicado a la historia rural. A partir de los años setenta. Los temas. 31 • Dí ciembre 2()Oj • pp. en Burdeos (Charles Higounet) . en Lyon (J. Si a esto se añade el entusiasmo creciente -que se acentúa en la última década-. en Clermont (Gabriel Fournier). Las dos décadas posteriores han supuesto una reorganización de este paisaje. Es una forma de "provincialismo" que ha jugado a favor del mantenimiento de los estudios rurales en el Midi. ha modificado la geografía de la investigación.Tendencias recientes de la historia rural en Francia Rennes (André Chédeville). y al mismo tiempo ha estimulado esta historia. 1962). realizaba encuestas "a ras del suelo" y con la audiencia creciente de la arqueología que. como es sabido. Ouien se ha formado en estos años los recuerda como un momento de intenso entusiasmo intelectual. trasladado desde 1970 al Collége de France. con sólo cuatro sesiones dedicadas al tema rural de las 34 celebradas desde 1970. mantenía su emplazamiento meridional paradigmático.-Marie Pesez et M. a menudo relacionados. Su influencia se vio fecundada con la de Charles Higounet que. Simultáneamente. En Burdeos. el best-seller de Le Roy Ladurie publicado en 1975. después de haber destacado intensamente no ha dado lugar al gran laboratorio de medievalística que cabía esperar. el interés del maestro se inclina definitivamente hacia el análisis antropológico del grupo social dominante. de suerte que Montail/ou. en Burdeos. una influencia intelectual determinante entre 1975 y 1995: Pierre Toubert (1973) y Pierre Bonnassie (1975-1976). el juego académico de jubilaciones y nuevas incorporaciones. combinado con las decisiones del CNRS de privilegiar talo cual especialidad. La herencia viva de Charles Higounet se mantieHiJ/. cofundador de la revista Études Rurales. donde funciona un seminario en el que participan investigadores de diversas regiones del Midi. Agrdr. La trayectoria de Georges Duby es representativa de la historia intelectual francesa. Thérése Lorcin). el Centre de Recherches sur l'Occupation du Sol. todavía alejado del hiper-centro parisino -aún no hay tren de gran velocidad. por la historia religiosa.. Al elegir los temas científicos para sus congresos anuales. El estudio de casos es excepcional. los medievalistas franceses apenas reservan un pequeño espacio para los campos. Esta orientación ratificó el interés cada vez más exclusivo que despierta la antropología histórica en el ámbito de la École des Hautes Études. Los campesinos suscitan interés en la medida en que se prestan a este tipo de investigación. J5-5ó 39 . Es sobre todo en esta zona meridional en la que dos grandes medievalistas especializados en el área mediterránea han ejercido. En algún momento. con la excavación de Rougiers por Demians d'Archimbaud (1981). se comprenderá que no quede ya mucho espacio para la historia agraria en las instituciones de enseñanza y de investigación más prestigiosas. constituye una brillante ocultación. a partir de la publicación de sus tesis. vil/age aceitan. Georges Duby.. una reorganización inseparable del contexto intelectual y de los cambios en la geografía académica. del incastellamento y de la mutación feudal se han convertido en dominantes. había dejado profunda huella en la universidad de Aix con su labor de historiador de los campos franceses (Duby. creado por Charles Higounet (fallecido en 1988).

Ghislain Brunel y Benoit Cursente ne en las Jornadas internacionales de Historia de la abadía de Fiaran. suponía el reconocimiento de la preponderancia del espacio meridional en la historia medieval del campo francés. 1995). En estas condiciones. en sustitución de Robert Fossier. autor de una tesis sobre Picardie. hasta los años ochenta. molinos . cuando no una historia de la villa misma. es decir. citaremos los ejemplos de las universidades de Toulouse y Bordeaux.3 / • Diciembre . la organización social. Un espacio en el que la historia rural se entiende sobre todo a través de las formas de hábitat. En Aix Georges Comet y Michel Fixot. prolongan el impulso dado por Georges Duby y Gabrielle Demians d'Archimbaud. UNA HISTORIA SOCIAL ASOCIADA DE MODO PREDOMINANTE A LA DEL HÁBITAT La historia de los campos medievales franceses se percibe de forma "natural" como una historia descriptiva de la villa. con sus equipos de investigación. son observados en el marco del pueblo."la villa de los historiadores y la villa de los arqueólogos" (Zadora-Rio. paleografía) y adquirido una primera experiencia de campo en arqueología. A lo largo de estos años. los que hoy ocupan los puestos de responsabilidad? Los estudiantes interesados por esta especialidad han recibido en general una formación de historiadores de textos (latín. la vida comunitaria de los campesinos. en un marco de vida muy concreto que a menudo se perpetua durante siglos (Bourin y Durand. casas. el primer problema que se plantea a los especialistas franceses en historia agraria es pensar de modo correcto -epistemológica y metodológicamente. estaban muy influidos por la geografía "Vidaliana" que analiza la acción humana como un posibilismo frente a las condiciones naturales". ante todo es un núcleo de hábitat cuyos componentes (castillo..1. Cabe señalar. de la cultura geográfica en su formación. 1994).lO(U • fljJ· J . en las que se Paul Vidal de La Blache vivió entre 1845 y 1918 40 H isr. la importancia. Pero aunque todos admitimos que la villa comprende orgánicamente un territorio apropiado por una comunidad.. principalmente en el Midi. tanto Georges Duby como Charles Higounet. 3. especialista en los campos del Languedoc. El señorío. Para dar una idea del atractivo que este tipo de estudios ha ejercido en el Midi. organizadas desde 1979 por las universidades de Bordeaux y de Toulouse. y en Nice Monique Zemer. el "sistema de producción" de las nuevas generaciones de historiadores rurales. iglesia. cementerio. 3. La construcción de enfoques para el estudio del hábitat ¿Cómo ha funcionado en este marco académico. Agrür.) pueden ser interpretados tanto por los textos como por la arqueología. sobre todo. las "actas de Fiaran" han constituido una enciclopedia temática de la ruralidad medieval y moderna. El nombramiento en 1998 para la universidad de París 1 de Monique Bourin. Los maestros de este período. el espacio productivo.

Y en Bordeaux. la villa meridional es. heredera directa del castrum medieval. de la tesis de Monique Bourin sobre las "Villas de Languedoc" que parte del hábitat-concentrado actual de la región para reconstruir la génesis de su trazado medieval y su historia social (Bourin-Derruau. han permitido actualizar un muestrario de casos más diversificado.Tendencias recientes de la historia rural en Francia ha aplicado una política de dívisión sistemática del espacio por zonas a las memorias de licenciatura dedicadas a la historía de la ocupación del suelo y del hábitat. En la práctica. Pierre Toubert. 1999) a las residencias fortificadas que mantienen relaciones complejas con el hábitat". 3. ha permitido conocer para el suroeste de Francia el gran número de investigaciones (en curso de publicación). converge con el tríptico "castelnaux-sauvetésbastides" (propuesto por Charles Higounet) para hacer del hábitat el objeto de estudio por excelencia de los medievalistas meridionales. En la práctica. En otras palabras. En cuanto a las excavaciones. Recordemos que. incluye el examen de las formas de dominación. testimonio de esta sociedad. pouvolrs de la résidence". a fin de determinar sus modalidades y sus límites. la envergadura de las investigaciones sobre el incastellamento se ha revelado menos ambiciosa. Publicada ocho años después de haber sido defendida como Tesis. por ello. 1987 t. pero no podemos aquí elaborar una lista exhaustiva. en 1979. en el espíritu de su inventor. y luego de su sucesor Jean-Bernard Marquette. De ahí la idea de un hábitat organizador del espacio. "Résidences du pouvolr. la temática del incastellamento reforzada por la excavación de Rougiers.t. en veinte años se realizaron más de setenta de estas encuestas. reflejo de una sociedad y. Agray. 21-36. conservando así a menudo legible su configuración medieval. por tanto. Bourin-Derruau. Se ha tratado en primer lugar de explorar a fondo el incastellamento. Hist. El coloquio de Pau de octubre 2002. que van del castrum paradigmático (Gardel. tesis doctoral leída en 1991.) • pp. Pierre Bonnassie y Gérard Pradalié. El estudiante tenía que efectuar sobre un cantón determinado una encuesta precisa siguiendo un esquema. 31 • Diciembre 200. algunas de las cuales han servido de base a investigaciones doctorales que han potenciado los estudios de la ocupación del suelo por el hábitat". En Toulouse. el incastellamento designa un fenómeno de historia total que. en general reducida a una dialéctica "castillos / poblamiento". contrariamente a las del norte.2. de organización social y de puesta en cultivo del espacio ("ecosistema castral"). bajo la dirección de Maurice Berthe. 3)-56 41 . M. con frecuencia. El "incastellamento" Señalemos como significativo de ese momento el inicio. El conjunto de trabajos sobre este tema es considerable. se reagruparon y consolidaron de forma más sólida y precoz. una cantidad parecida de monografías. Faravel. Esta opción se explica fundamentalmente por el hecho de que las villas del sur. bajo la dirección de Charles Higounet. 11 12 Sobre todo S. 1987)". partiendo de la reconstrucción del proceso de aglomeración de un hábitat.

en un juego político-comercial muy actual. como demuestran las tesis recientes sobre el fenómeno castral en las montañas de la Alta Auvergne. 31· Drrietnbre 200j • jJjJ . Carladez. Las investigaciones generales sobre la génesis del cementerio en los siglos IX 13 42 Para el norte de Francia. En esta ocasión la iglesia jugó un papel estructurante fundamental. Istria. 2000). 1993. De fenómeno estructurante en la zona litoral del Mediterráneo. se consagraron como tema principal de investigación. Hist. que ocupa el espacio circular protegido por la inmunidad. o los celarios (cuando se utilizan como lugares de almacenamiento). que el castillo de forma abusiva había ocultado. 2000. Córcega. el hábitat meridional per castrum se convierte. Vivarais. como lo ha definido André Debord desde 1979 (1980.Ghislain Brunel y Benoít Cursente La identificación de algunos casos que se alejaban del modelo del Lazio no ha desanimado a los jóvenes investigadores. Precisamente en el primero de estos coloquios las "sagreras" (sacraria. el castrum triunfa en una época relativamente tardía (finales del siglo XII) y de forma menos sistemática de lo que se pensaba. El objetivo explícito de los especialistas fue. Mouton.5-56 . Agrdr. La iglesia y el cementerio habitado que la rodea. Bourdartchouk. el castrum se muestra menos pertinente para describir las realidades del Midi atlántico que el "burgo castral".3. el castrum pasa a ser epidérmico en las tierras altas. en el Midi mismo. Dos jalones historiográficos capitales fueron los coloquios de Aix-en-Provence en 1989 (Fixot y Zadora-Rio. Por lo demás. Incluso en Provenza. refutar las tesis de un arquitecto que había intentado vender a las colectividades locales una categoría de hábitat de su pura invención: las "circulades". En esta zona el castillo ha jugado más un papel de núcleo creador de una nueva red urbana que de elemento de un marco de vida lugareña. 1998. 2003) . Laffont. En definitiva. Las diferencias regionales en el papel del castillo explican en cierta medida el estancamiento del proyecto nacional del "Atlas de los burgos castrales" expuesto por André Debord unos años antes de su lamentable desaparición en 1996 13 . detectadas ya en Cataluña).. a retener la iniciativa propuesta y dirigida por Michel Bur (19721997). 2001) ha actualizado una historia social en la que el castillo no jugó ninguna función primordial. fenómeno de las tierras mediterráneas. ni para reagrupar a los hombres ni para asegurar el dominio de los señores sobre los campesinos. como se llama a estos cementerios. entendida como polo organizador del espacio rural. y los señores castellanos se ven forzados a pactar con fuerzas sociales rebeldes hacia la concentración del hábitat y la remodelación del espacio por la fortaleza. datos arqueológicos y cartográficos. ¿estuvo el castillo en el centro de la historia social de los campos entre los siglos X y XII? Una tesis reciente dedicada a la región del Bordelais (Boutoulle. 3. mezclando fuentes textuales.. en ambos casos. 1998). y el de Montpellier en 1993 (Morphogenese du village médiéveti. De marco de las sociedades medievales. 1998. 1994). dando lugar muy pronto a una tesis doctoral modélica sobre el Rosellón (Catafau. 1984. la Alta Provenza (Phalip. pues. Del castillo a la iglesia y de la iglesia a las casas La última década del siglo XX ha estado marcada por una fuerte inflexión de los intereses de investigación hacia la iglesia.

2001. como de la planicie de Languedoc. que se terminan entonces (Treffort. remitiendo a su vez a un proceso y a un tipo morfológico determinados. En general. y que en todo caso. Fau. de BOIJRIN-DERRIJAIJ.Tendencias recientes de la historia rural en Francia y X. 1999. H ¡JI. la atención de los investigadores ha tendido a fijarse en la historia de espacios que no se ajustan a los esquemas elaborados para las zonas-laboratorio habituales. donde predomina el hábitat disperso. desgraciadamente. 1997). inconcebible sin la existencia de trabajos fundamentales anteriores. Sólo en nuestros días empiezan a entenderse los problemas específicos de interpretación que plantea el hábitat de los altos valles montañosos (Berthe y Cursente. carentes del utillaje conceptual adecuado (Cursente. De forma consensuada. 1996). 2001). Así. la complejidad de los hechos. pero otras continúan en penumbra. la vil/age ecclesial se impuso como "tipo-ideal" de poblamiento. De algunas zonas.3 1 • Diciembre 2003 • pp . 1988 Un ejemplo de intento de reconstrucción "total" de la evolución del marco cotidiano de una sociedad es la tesis de HAIJTEFEIJILLE. mientras que en Languedoc se ponía de relieve el papel organizador de los grandes monasterios (Scheneider. colectivas e individuales. El contraste con este espacio mediterráneo que ofrece el frente noratlántico. un importante programa hace el inventario de los pueblos abandonados desde la Edad Media en las tierras altas de Aubrac ". Durante el último decenio. . incluso en Provenza. 1996). 2001). que se han realizado". de modo que los problemas derivados de la presencia organizadora de un núcleo de hábitat concentrado resultan tan inadecuados que ha surgido el tema inverso de poblamiento disperso ("vil/age éclaté") (Pichot. 14 15 16 17 El dinamismo de la arqueología en Picardía y en Ile-de-France durante los años 1970-1980 condujo a tentativas de interpretación de las relaciones entre el espacio reservado a los muertos y la estructura del hábitat a partir de las huellas arqueológicas. DURAND. tentativas que. 1999). Es el caso de las tierras altas. es sorprendente. Ver el notable artículo colectivo. Los últimos trabajos tienden a revalorizar. En las planicies septentrionales de Francia se ha demostrado que el castillo casi nunca compitió con la función estructurante de la iglesia y del cementerio. las cosas ocurrieron de un modo mucho más fluido y menos sistemático que en el Midi (Lorans. poseemos un conocimiento excepcional debido a la serie de investigaciones cruzadas. 2002). confirman que precisamente en la nueva relación que se establece entre la comunidad de los vivos y la de los muertos hay que situar la causa fundamental del asentamiento durable de las villas". 2003). En prensa. Agr(lr. y a cuestionar los esquemas comúnmente admitidos (Zadora-Rio y Galinié. los historiadores del mundo rural tienen hoya su disposición un cuadro de la vida de las sociedades rurales mucho más diversificado y matizado del que era habitual veinte años atrás": Incluso aunque los estudios rurales se centren en el hábitat. La importancia de este fenómeno ha sido unánimemente reevaluada. no han prosperado. y se conoce también mejor la génesis de los "vil/ages" del Macizo-Central que han perdurado hasta nuestros días (Tricard. forma de organización espacial que todavía plantea dificultades a los investigadores. a partir de un caso puntual.3 5-5 Ó 43 . tierra del castrum por excelencia (Codou. . por ejemplo. caracterizadas por grandes espacios con un hábitat muy disperso en pequeñas aldeas. se hace necesaria también una visión completa y satisfactoria de los campos. RAYNAUD y SCHNEIDER. bajo la dirección de L. 1996). LE BLÉVEC.

Cierto que la armadura social ha quedado considerablemente precisada. Damas. y. 35-50 . 1994-1997 Ver los siete coloquios Castrum publicados hasta hoy. así como el papel de la iglesia y del cementerio en el proceso de concentración (encellulement) y emergencia de comunidades aldeanas. 31· Diciembre 1()()3 • Ji/J. En primer lugar. Proyección y límites de una historia rural a la francesa La temática de la mutación feudal. 1998 I1ÍJt. En cuanto al encellulement. elaborada a partir del análisis crítico de más de trescientos informes de excavación. Pousthomis. y luego con fuerte implicación norteamericana). 1998). Ecole Franyaise de Rome. en un género diferente.a proponer esquemas con valor universal o casi-universal. con frecuencia presentados como antagónicos. Y 37 (1999). nº 21 (1991). y. Actes des rencontres de Gérone (26-27 novembre 1992) et de Rome (57 mal 1994). A. que ha dominado los últimos decenios. "The feudal revolution". 3. ha provocado más ironía que entusiasmo. subrayemos el interés especial que ofrece el hermoso trabajo colectivo sobre la casa del castrum languedociano (Colin. Además del tema polémico de la mutación feudal. Y Past and Present. la tesis de Edith Peytreman (2003) sobre las estructuras del hábitat de la Alta Edad Media en la Francia septentrional. se presenta como un esquema lo bastante globalizador como para dar cuenta de la totalidad de las transformaciones del espacio y de la sociedad producidas entre 18 19 44 Remitimos únicamente a los debates publicadas en las revistas Médiévales. 1996).grdj'. Sin embargo. 1993). la "casa" campesina se ha convertido en objeto de estudio en el sentido antropológico del término (Cursente. Nos encontramos aquí ante un aspecto de la tendencia de los intelectuales franceses -hecho a menudo señalado. Barthélemy. fuera del país de origen. a los que ya hemos aludido. y convertido desde entonces en el esquema de referencia para gran parte de la cuenca norrnediterránea".4. en los que han colaborado historiadores y arqueólogos de varias nacionalidades sobre un tema distinto en cada ocasión.Ghislain Brunel y Benoit Cursente Con ocasión de un estudio sobre los Pirineos. como L 'incastellamento. concepto acuñado por Robert Fossier. pero esta reciente historiografía apenas ha contribuido con aportaciones nuevas sobre la sociedad campesina (por ejemplo. es también indisociable del papel jugado por el castillo en el sometimiento del campesinado libre (etteuuérei. Scheneider. pero en realidad complementarios. ha movilizado muchas energías para los pocos avances científicos finalmente conseguidos. el incastellamento. No hemos creído necesario hacer aquí una exposición completa del debate sobre la "mutación del año Mil" o la "Revolución feudal" que habría ocupado numerosas páqinas": La controversia entre "mutacionistas" y "anti-mutacionistas" (franco-francesa. apenas se sabe cómo articular tal conocimiento con la observación de los espacios domésticos concretos que las excavaciones están descubriendo. Sin que sea posible citar aquí todos los trabajos publicados sobre este tema. pero comentado igualmente por historiadores de regiones septentrionales extrañas al fenómeno del castrum. los medievalistas franceses han elaborado y defendido dos grandes modelos. teorizado e ilustrado por Pierre Toubert a propósito de una región particular de Italia (el Lazio y la Sabina).

Agray. A. 1998). Híst.Tendencias recientes de la historia rural en Francia los siglos X y XII en el occidente cristiano. BOIS. 20 21 22 FOSSIER. De hecho.. Es significativo que el segundo libro de Guy Bois -que ha desencadenado pasiones. G. ha sido retomado y precisado por el autor en sus diversas síntesis sobre la sociedad rural publicadas hasta hoy. Se ha prestado atención prioritaria a los momentos de génesis. ha aparecido recientemente. García de Cortázar. continúan fecundando la medievalística francesa en general y los estudios rurales en particular. Estos dos grandes sistemas. ¿Qué decir. 1988. que fue todo un hito (La croissance agricole). que no ha sido traducida. La existencia del binomio de investigación hábitat/sociedad ha tenido por efecto -en términos de tendencia. ¿Será éste el signo de un declive de la historiografía francesa? Nos cuidaremos bien de afirmarlo. La importante obra de J. Por otro lado. desarrollado por primera vez en esta obra. sobre todo en España". 1982. que cayó en el olvido pese al impacto de las grandes tesis provenzales de Louis Stouff (1986) y de Noél Coulet (1988).sea el relativo a la mutación del año Mil. Ninguna construcción intelectual de tal envergadura. El balance de los trabajos más importantes consagrados a este período en los dos últimos decenios del siglo XX es exiguo (Sivery. ha permanecido ignorada mucho tiempo. el deseo de comprender los orígenes profundos de esta mutación llevó a plantear la cuestión fundamental del crecimiento agrario altomedieval. cuya problemática quedó formulada en el coloquio de Fiaran de 1988. fundador de las estructuras rurales "clásicas". realizados fuera de Francia. La historiografía francesa sufre en este campo un gran déficit de estudios de base y de ensayos de conceptualización. Ouienes pensaron que la innovadora tesis de Guy Bois abriría el camino a importantes tesis sobre el tema "Crisis y reconstrucción". una concentración de intereses y de trabajos sobre los siglos X y XII. menos opuestos que complementarios. no desvinculados de la idea -durante mucho tiempo preponderante. Privilegiar este ángulo de observación ha tenido el efecto perverso de mantener en la sombra aspectos considerables de la investigación en historia rural. precisamente la más rica en fuentes. 1996. se equivocaron". Germain. que sepamos. Cornu. publicado en 1989. del escaso eco suscitado por una tesis tan innovadora como la de Monique Zerner (1993) que. incluso en las tierras del inceetettemento". Ocurre lo mismo en lo que respecta al problema clave de la dialéctica "villas-campos".»-56 45 . 1976. a veces muy innovadores. Entre 1975 y 1995 no se detecta ninguna tentativa seria para construir un proyecto de investigación común tan ambiciosa sobre los campos europeos. 1980. esta focalización sobre los siglos centrales de la Edad Media ha supuesto una lamentable desatención de la historia agraria de los siglos XIV y XV. El tema central del encellu/ement. finalmente. particularmente en España. no en términos absolutos-. aparece utilizado ampliamente más allá de las fronteras de Francia. percibidos como el período clave de la Edad Media.de un momento privilegiado de mutación en el que se produce el encellulement de los hombres. J J • Diciembre ]O()j • pp. Tricard. 1982. luego cuestionada. Destaquemos simplemente que la edad de oro de las grandes construcciones con vocación universalista fue también un período de cierto autismo frente a estudios. Le Mené. que cuentan ya con más de veinte años de existencia. Concretamente. esta elección ha conducido a un tratamiento desigual de los picos cronológicos de este período clave: por un lado.

por falta de perspectiva. un historiador modernista. tres hechos importantes parecen emerger: 1) Una evolución del "galocentrismo" hacia un verdadero comparatismo europeo. aunque también cada vez más por la arqueometría y las disciplinas paleoambientales. 4. más que por las ciencias llamadas "duras" . Mathieu Arnoux y Ghislain Brunel. replantea de forma radical las relaciones de producción y las relaciones entre lo social y lo político? Paradójicamente. un florecimiento de las investigaciones en historia rural. impecablemente publicados. Cuestionamientos y debates El espíritu de los tiempos lleva a cuestionar prácticas admitidas ampliamente hasta ahora.. en 1994. No obstante. flanqueado por un grupo de jóvenes historiadores. impulsada por la Asociación. NUEVOS INTERESES. debe dar paso a la utilización de los 46 Hist. con cierto retraso. El hecho estructural que acompaña a esta evolución es la creación. La actitud de los historiadores ante los textos ha evolucionado sensiblemente. en Francia. es difícil discernir las líneas maestras que se desprenden de esta efervescencia. teñido de presupuestos marxistas. estos signos negativos se ven contrarrestados por la emergencia de nuevas formas y nuevas capacidades de investigación. El análisis tradicional de las estructuras de dominación. Pese a que. se ha afirmado como un órgano científico de referencia. de la Association d'histoire des Sociétés rurales por iniciativa de Jean-Marc Moriceau. el enriquecimiento de los recursos documentales no ha tenido por efecto. 3) Una pluridisciplinariedad enriquecida y reforzada por las ciencias humanas. la revista Histoire et Sociétés rurales.Ghislain Brunel y Benoit Cursent e a partir de una explotación informatizada de los catastros del Comtat-Venaissin de comienzos del siglo XV. 31 • Diciembre 2003· pp. 2) Un replanteamiento del "medievo-centrismo" en favor de un análisis del milenio medieval en la larga duración. han desempeñado un papel esencial. y la agraria en particular. en 1993. 35-56 . No faltan los motivos de inquietud ante esta constatación de situaciones de estancamiento o de fisura. Desde su primera entrega. constituyen jalones de primer orden. lejos de constituir un indicio de crisis. entre los cuales dos medievalistas. ARra. La reciente eclosión de controversias que afectan a cuestiones fundamentales de metodología y de epistemología.1. NUEVOS DEBATES (DESDE 1994) En los últimos diez años estamos asistiendo a una renovación considerable del panorama de los estudios rurales. 4. Los especialistas franceses en historia rural fueron influenciados. NUEVOS PROYECTOS. acompaña el surgimiento de una nueva dinámica en la investigación.. por la corriente intelectual proveniente de Estados-Unidos que cuestiona la utilización tradicional de los textos y de los conceptos en los que se basa la historia medieval en general. los grandes coloquios organizados por la asociación.

Por un lado. cuya autoridad sobre la interpretación de las formas parcelarias es indiscutible. no debe hacer olvidar que la apuesta del proyecto de Gérard Chouquer pretende un mejor dominio de la complejidad. 2003. Un proyecto colectivo interdisciplinar -ARCHAEOMEDES. Abandonando como obsoletos los esquemas de interpretación a los que anteriormente había recurrido. Pero la cuestión de la pertinencia de los razonamientos siguiendo las escalas de la observación. al desmontar como nadie lo había hecho hasta ahora el proceso de fabricación de la documentación escrita. nuevos sistemas de interpretación general de los paisajes rurales fundados en el principio epistemológico de transgresión de fronteras entre disciplinas. Por otro.. Una de las rupturas más radicales entre antiguas y nuevas prácticas afecta a la toponimia y a la microtoponimia. la tesis de Pierre Chastang (2001) constituye un referente obligado. De este modo se ha refutado radicalmente el concepto de feudalidad. 1997 CHOUOUER.Tendencias recientes de la historia rural en Francia sistemas de relaciones. Mientras que algunos trabajos fundamentales ilustran el interés de los estudios onomásticos para la historia rural (Billy. 1999. En la época en que Charles Higounet elaboraba su inventario. a través de la geografía y la arqueología: "auto-organización". cf la tesis de su discípulo LAVIGNE. demuestra que este trabajo de reescritura está puesto al servicio de la legitimación del nuevo orden social que se establece en el siglo XI.ha propuesto recientemente una interpretación sistemática de la historia del poblamiento y del hábitat del bajo valle del Ródano. según los modelos de la antropología. reevaluando la proporción de documentos falsificados. han surgido. . 2001 y DÉBAX. ¿Es un intento de crear una esfera científica autónoma. socava las bases tradicionales del estudio del siglo X. Archaeomedes.)5-56 47 . escindida de la de los historiadores? El debate primordial sobre este tema. JI • Diáfmbl'f ]()()j • pp. "resistencia". Sobre el período medieval. y a negar legitimidad a los "tipos ideales" que desde Max Weber el discurso histórico había considerado necesarios. En la misma línea. 1998) supone a partir de ahora para los historiadores del mundo rural ?J 24 íí Se podrá medir la distancia que separa las dos sensibilidades leyendo dos obras que describen la misma sociedad: CHEYETTE. la utilización de indicadores toponímicos ocupaba un lugar central en los estudios de los territorios medievales. propone fundar una nueva ciencia del paisaje cuyo léxico y gramática específicos se nutren con los préstamos de otras ciencias. En este movimiento intelectual (e ideológico) la tendencia es a considerar que los textos no informan más que sobre ellos mismos. En este debate. "bifurcación" . 1997). una innovadora tesis reciente es VUE. ha desarrollado recientemente un ambicioso programa de re-fundación de una ciencia del paisaje. 2002 ist. un debate bastante vivo ha enfrentado a los defensores de interpretaciones tradicionales y a los que las consideran sobre-interpretaciones abusivas. que interesa a todos los histonadores>. a veces muy polémico. 2001. lleva a una crítica radical de la utilización de estos indicadores toponímicos'". en un clima a veces apasionado. Esta publicación (cf. ZADORA-RIO. sin embargo. Gérard Chouquer. Al tiempo que se ponía en duda que las palabras de los textos pudiesen remitir a los hechos. tan vigorosamente planteada.. El fundamento intelectual en este caso es traspasar a las disciplinas históricas conceptos de las ciencias físicas. que vuelve a cuestionar particularmente la historiografía reciente del Midi 2 3 . Agrdr.

Durante el cuatrienio 19982001 se han puesto en marcha los cuatro programas siguientes: 1) El mercado de la tierra. que ha utilizado la totalidad del corpus iconográfico. Están en curso de aparición varias publicaciones que corresponden a las actividades de los últimos cuatro años. 2002). un referente de primer orden. lejos de generar sistemas nuevos. 1998). Este grupo representa también el polo de atracción de todos los investigadores que. 4.Ghislain Brunel y Benoit Cursente que trabajan en el largo plazo. coloquio sobre ese tema (Comet.2. Afortunadamente no ha sucedido. La tesis de Georges Comet (1992) constituye un jalón importante. que coordina varios programas europeos con España. Se puede decir que los programas desarrollados desde 1998 por el equipo parisino animado por Monique Bourin constituyen un nuevo impulso para la historia social y económica rural medieval. 2) Formas y funciones del impuesto señorial (con particular atención a las cuestiones de las cartas de franquicia y a las prestaciones en trabajo). seguido por un grupo de trabajos complementarios: publicación del material de excavación local (Lassure. fundamentales siempre pero olvidados. Agrar. 3) las servidumbres medievales. 1998). individualmente. "Histoire économique et sociale". recurriendo a nuevas interpretaciones proporcionadas por la economía. iba a declinar. 2003). El estudio de las sociedades rurales medievales a partir de un mayor conocimiento de las técnicas y de las prácticas vive un indudable impulso. continúan creyendo en la posibilidad de una verdadera historia del campesinado de la Edad Media (Cursente. y un punto de partida para la historia francesa. Al unirse 26 27 48 El marco institucional es el UMR 8589 (CNRS-Université de Paris 1). a pesar de las reservas o las críticas que pueda suscitar.. En el seno de este grupo y bajo su influencia se desarrollan actualmente las investigaciones sobre los aspectos propiamente sociales de la historia del mundo rural. El espíritu de este proyecto.31 • Diciembre 20(). 4. 35-56 . cuya sección 2. debido al flujo continuado de datos aportados por la arqueología y a la mayor sensibilidad hacia un enfoque etnográfico. Hísr. Inglaterra. Italia y Alemania. y 4) El concepto de coyuntura en historia medieval (en particular la coyuntura de la primera parte del siglo XIV)2? El cuatrienio que comienza promete ser igualmente fructífero. La historia económica y social renovada El estudio de las sociedades rurales se ha visto muy influido (y renovado) por los préstamos conceptuales de las otras disciplinas de las ciencias humanas. dirigida por J.-Ph. que cuenta ya en su haber con varios encuentros científicos sobresalientes. es el de reactivar viejos interrogantes. la antropología o la sociología. Interés renovado por el estudio de técnicas y prácticas Por un momento se pudo temer que el interés por el utillaje y las técnicas.) • pp. y ratificado por la monumental tesis de Perrine Mane (2000). concebida desde una óptica comparatista internacional". síntesis sobre utillaje agrícola (Reignez. Genet. El resultado es menos espectacular porque estos préstamos. se han introducido de modo vacilante y empírico. está dirigida por Monique 8ourin.3. durante mucho tiempo conectado a la ideología marxista.

compoix. la actividad metalúrgica ha supuesto.2001. Según V IZArm (1999). Puig. vuelve a estar en auge el estudio de las prácticas de cultivo. tan poco explorada hasta ahora. tomado en su conjunto. gracias a la utilización conjunta de datos textuales. constituye un aspecto fundamental de este tema (Brechan. 2003). 4. como documentos fiscales. La red viaria. gracias a la utilización del SIG (Sistema de Información Geográfica) Para un maridaje conseguido entre etnografía. las técnicas de abonado. 49 . un factor de la evolución de los paisajes y de las sociedades de esta región. historia y arqueología. Esto conduce a reevaluar considerablemente la importancia del sector productivo no agricola en la actividad de los campos medievales>.Tendencias recientes de la historia rural en Francia a los arqueólogos. Ampliación del campo e interdisciplinariedad: ¿enriquecimiento o disolución de la historia rural medieval? Como sucede sin duda en todas partes. RENDU. aunque actualmente existen casi tantas bases de datos informáticos como investigadores. La pluralidad de investigaciones ha permitido organizar un importante coloquio dedicado al tema -fundamental. 1995). es la materialidad del espacio de producción. También en este punto. después de un trabajo pionero. 2003. por tanto.de la innovación (Beck. más aún que el pastoralismo. los historiadores de textos no temen ya al diálogo con los cultivadores de la arqueología experimental. 1998). 2002). Publicación en curso de las "estimas" de Vivaris de 1464 por P-Y Laffont. lo que se trata de reconstruir. Más que la actividad agraria stricto sensu.4. Como atestiguan algunas tesis recientes (Maneuvrier. cf. 2000. al que proporciona un "repertorio de posibilidades":". el arranque de proyectos colectivos es aún muy tímido>. y en el mismo grado la etnografía pasa a formar parte del arsenal de razonamiento del medievalista. también VEflNA. naturalmente. Además de las herramientas. es a través de unas cuantas tesis ejemplares como parecen difundirse mejor los enfoques renovadores Se puede citar ya la tesis de Samuel Leturq quien. etc. las instalaciones hidráulicas no han dejado de suscítar un interés. se concentra en el molino (Caucanas. y el estudio de las actividades artesanales e "industriales" ha dado lugar a un conjunto convergente de trabajos (L 'artisan au village). 2000) Por el contrario. y una multitud de otros elementos de la vida agraria salen actualmente de la sombra. arqueológicos y paleoambientales. explotación del compoix de Mouret de 1451 por FI. que. El cambio de perspectiva que se desprende de las orientaciones recientes de la investigación constituye. una modificación de primer orden. De modo más general. ver C. la nueva generación de historiadores que trabajan con fuentes medievales está cultural y técnicamente mejor preparada que la anterior para explotar las extraordinarias posibilidades de la herramienta informática Ahora pueden permitirse obtener nuevos datos de fuentes a menudo conocidas pero no explotadas. Hautefeuille. Sin embargo. a veces en desacuerdo con los simples datos textuales. parece abrirse una vía para una reconstrucción de los paisajes y las sociedades a partir del estudio microscópico de las prácticas (Ruas. libros de estima. la separacíón entre las plantas de las viñas.

32 33 34 50 En Beeuce. que permite al palinólogo reconstruir la historia de un paisaje. Es lógico que en una medición de pólenes fósiles de zanahorias. que consigue articular historia del paisaje y cambios sociales en los siglos X-XI. Para el historiador de los campos medievales. Brunel. hacen.. cit. du temps de Suger aux temps modernes. ilustra la tendencia a romper con el enclaustramiento cronológico que caracteriza los estudios rurales recientes.. el milenio medieval no ocupe sino un espesor milimétrico. historiadora de textos y antracóloga. por ejemplo ARCHAEOMEDES. los historiadores del mundo rural medieval han adoptado un enfoque abierto a todos los períodos". logra una reconstrucción extraordinariamente precisa de los paisajes agrarios medievales. Esta aproximación pluridisciplinar de fuerte componente paleo-ambiental es especialmente adecuada para historiar vastos espacios que hasta hace poco habían permanecido en la intemporalidad. el milenio medieval hasta el siglo XII. supone en este sentido una referencia fundamental. 1997). Guyotjeannin y Moriceau. Cf. Desde 1979. El número de Histoire et Soeiétés Rurales constituye una excelente exposición de la historia rural al comienzo del último decenio del siglo XX Lo mismo en cuanto al coloquio "De I'estime au cadastre (Xllle-XVllle siécle)". las Jornadas de historia de Fiaran han abierto un camino que Histoire et Sacié tés rurales ha ampliado considerablemente. 11!JI. La tesis de Aline Durand (1998). objetivamente. Es cierto que podemos reunir no pocas competencias sobre aspectos estrictamente medievales (Colardelle. Bravard. en el extremo opuesto. en curso de publicación por el CTHS). 1998). motivo sin duda de humildad. Los grandes coloquios organizados sobre "Los contratos agrarios" (Caen. que no ha dudado en apoyarse en documentos del siglo XVII para investigar realidades medievales. Lo importante es que esos pocos milímetros permiten a veces una considerable renovación de conocimientos (Galop.Ghislain Brunel y Benoít Cursente sobre una "villa laboratorio" de la Ile-de-France. El método de Samuel Leturq. Sin embargo. la verdadera dificultad científica consiste ahora en barajar convenientemente las escalas de observación espaciales y temporales. renovando así completamente el método reqresivo'". "La moneda de las villas" (Follain. op. Agrilr. Microhistoire d'un terroir d' Openfield (Tesis defendida en la Universidad Paris 1. de los últimos siglos de la Edad Media una introducción a las estructuras de la modernidad>. Esta tendencia se contradice con el mantenimiento de la Edad Media como uno de los cuatro grandes períodos académicos. Este acortamiento de la Edad Media se acentúa aún más en el marco de una historia medioambiental tan en boga actualmente. 1998). 1998. Tener que renunciar a considerar el milenio medieval como el período por excelencia de las génesis constituye una dificultad psicológica más que científica.. optando por abarcar el período medieval y moderno. pero hay una tendencia poderosa a contextualizar la Edad Media en la larga duración (Burnouf. 1997). se encuentra cada vez más comprendido en la continuidad de los períodos antiquos'". 1996). lo que generará dificultades en el futuro. 2002) . "Becerros y catastros" (con l'École de Chartes. j I · Diciembre 2003 • /J/J . Chouquer. organizado en Paris en junio de 2003 por el Comité para la historia económica y financiera de Francia (en curso de publicación). Desde 1994. por ejemplo los espacios montañosos dedicados 3.

bailli de Caen de 1205 35 Un primer estado de estas investigaciones colectivas fue presentado en la "Journée d'études" que tuvo lugar en Lattes en 2001 y se publicará en un número de Archéologie du Midi Médiéval del año 2004. 1990. París. En su reciente ensayo.)} • riciembre í J()()) • pp. tener en cuenta las diferentes tendencias nacionales de la investigación europea en su ámbito de investigación. Archéologues et géographes en vallée du RhOne. ayer. Hist. Paris. incompleto y parcial como hemos advertido. 5. De acuerdo. CTHS. Alain Guerreau (2001) recusa la legitimidad científica de las especialidades temáticas (historia religiosa. Pero también parece confirmarse una tendencia a la disolución y a la pérdida de identidad de las disciplinas. Para situarse mejor. Viader. los Pirineos y el Macizo Central>. a los medievalistas franceses que trabajan sobre lo rural les interesaría. Imprimerie nationale. etc. (2001) Actes de la famille Porcelet d'Arles. acabaremos por hacer una historia de la Edad Media sin campesinos. a ejemplo de lo que hacen sus colegas españoles. 2001.). Falque-Vert.35-56 51 . W (1992): Les registres de Philippe Auguste (colección de la «Acadérnie des Inscriptions et Belles-Lettres»). Si añadimos a la tesis pionera de Christine Rendu (2003) los programas colectivos de investigación en curso sobre los Alpes. BALDWIN. . AURELL. cuya aparente inmovilidad encubre transformaciones considerables. CONCLUSiÓN Al término de este ensayo de puesta al día de las tendencias historiográficas sobre los campos medievales franceses. pero si nos dejamos deslizar por la pendiente actual sin intentar reagrupar fuerzas. y una estupenda serie de tesis basadas sobre una explotación más clásica de los textos (Boyer. M.Tendencias recientes de la historia rural en Francia al pastoreo. (2003): Le livre des terres et des revenus de Pierre du Thillay. para conocerse mejor a sí mismos. . W. a favor de un objeto de estudio único que ha ser la sociedad medieval. los del medio ambiente o del paisaje. 2003). política. de ningún modo pueden sustituir a una verdadera historia social. 1997. mañana. ¿Será ésta una historia global? No hay que engañarse: los estudios del hábitat. AgrdY. Economica. se llega a una impresión contradictoria. resulta evidente que la nueva atención prestada a las áreas de montaña constituye uno de los avances más importantes de la medievalística francesa reciente. BALDWIN. que gozan de toda legitimidad. Parece emerger la evidencia de una dinámica de conquista de nuevos territorios o de reconquista de terrenos antiguos de la investigación en un horizonte emancipado al fin de los límites hexagonales. Paris. ARCHAEDMEDE5. Carrier. Porque es ante todo la legitimidad de una historia rural lo que está en cuestión. Texto traducído por Crístína Jular Pérez-Alfaro Instituto de Historia (CS/C-Madrid) REFERENCIAS ARCHAEüMEDES (1998) Des oppida aux métropoles.

Y CURSENTE B.:)5-56 . transcrire. BARTHÉLEMY. Université de Clermont-Ferrand 11. APDCA. Université de Toulouse-Le Mirail. 21-36. Morphogenése d'un habitat de montagne. D. CAUCANAS. BOIS. Université du Mirail/FRAMESPA. BRIDOT. F. (1989): La mutation de I'an Mil. mise en valeur. hommes et pouvoirs. P. J. (1995): Moulins et irrigaton en Roussillon du IX" au XV" eiécte. BARRIÉRE. RAYNAUD. y MORICEAU J.-L.-M. Lournand. M. Paris. GUYOTJEANNIN. BARRAC:!)!O. y CHOUOUER. BOIS. (1998): Les cel/eres et la naissance du village en Roussil/on (x"-xve sléctes). éctire.. P. Paris. J. CNRS Éditions.. (1989): Le cartulaire de I'abbaye cistercienne d'Obazine (Xlle-Xllle siécle). BOURIN-DERRUAU. y SCHNEIDER. Fayard. (1994): Vivre au village au Moyen Age. y DURAND. 4 vols. ClermontFerrand. Actes du Vle Congrés d'archéologie médiévale (Oijon 1-5 octobre 1996). BOURIN. La Vésuvie (Xllle_ xve siécles).3 -¡Jp.) (2001): Vil/ages pyrénéens. (1975-1976): La Catalogne du milieu du xe ¿ la fin du Xle siécle. Tesis. Atlantica. Toulouse. Paris. AHSR BUR. CARRIER. Fayard. C.) (1998): L'innovation technique au Moyen Age.-P. (dirs. (2001): La société teique en Bordelais et Bazadais des années 1070 ¿ 1225 (Pouvoirs et groupes sociaux). revue publiée par la Société Parisienne d'Histoire et d' Archéologie Normandes. Paris-Rennes. Paris. BILLY. P. Croissance et mutations d'une société. BOUTOULLE. t. Université Lyon 2. École de Charles.) (2002): Terriers et plan-terriers du xlne au XVI/le eiecie. pp. (2001): La vie montagnarde en Faucigny ¿ la fin du Moyen Age Économie et société. O. (eds.ite. B.rtlr. G. 31 • Diciembre 200. J. CHAUVIN. (1999): Le Martinet a'Ortnez. Paris. M. Trabucatre. (dirs. L'Harmattan. G.) (1997): La dynamique des paysages protohistoriques antiques. Angers. (1976): Crise du féodalisme. peuplement. (1993): La société dans le comté de Vendóme de I'an mil au XlVe siécte. Biarritz. 52 HiJ!. en Castrum 7. CATAFAU.1. village du Maconnais de l'Antiquité au féodalisme. BURNOUF. Errance. BRECHON. Paris. BECK. Y. 1. CTHS. . BRUNEL. Presses Universitaires. (1990): Hommes et communautés du haut Pays nicois médiéval. BONNASSIE. LI (année 2002). 345-423..-H. J. (1997): La "condemine". S. A¡. P.-P. Économie tutele et démographie en Normandie orientale du début du XIVe siécle au milieu du XVle stécle. 1-2 de los Cahiers Léopold Delisle. R. Centre d'études médiévales de Nice. BOYER. tin Xlll" -début XIVe siécle. Tesis. Université Toulouse 11. (2001): l. Messidor/Temps actuels (reed. Brepols. Paris. Paris. ARERS. Tübingen. D. J. LE BLÉVEC.. BOURIN-DERRUAU. BERTHE. médiévaux et modernes (Actes des 17 8 Rencontres d'Antibes). 2 vols. Reims. BRAVARD. M. A. fasc. BOURDARTCHOUK. P. G. Toulouse. (1998): Le Carladez de l'Antiquité au Xllle siécle: tetroirs. Rome-Madrid.. pp. M. CHASTANG.. Le travail des rédacteurs de cartulaires en BasLanguedoc (Xle-Xllle siécles). (1972-1997): Vestiges d'habitat seigneurial fortifié en Champagne. 2000). (2001): "Le littoral languedocien au Moyen Age". institution agro-seigneuriale. Rennes. Tesis. (dir. Zones cotteres littorales dans le monde méditerranéen au Moyen Age: défense. Paris.Ghislain Brunel y Benoit Cursente ¿ 1224. (2000): Réseau routier et organisation de I'espace en Vivarais et sur ses marges au Moyen Age. L'Harmattan. (1997): Chartes de I'abbaye de Remiremont des origines ¿ 1231. J. Max Niemeyer. Nice. Paris-Bruxelles. Presses de la Fondation nationale des Sciences politiques. (1987): Vil/ages médiévaux en Bas-Languedoc: genése d'une sociabilité (XeXIVe sléc!e). Perpignan. Université de Bordeaux 111. F. N. M. L. (1997): Cartulaires de I'abbaye Saint-Serge et Saint-Bach d'Angers (Xle-Xne S ) . Étude onomastique. G. Sophia-Antipolis.

OEMIANS D'ARCHIMBAUD. Le róle du chéteeu dans la France médiévale. de la préhistoire ¿ 1550. (eds. L. (1999): L 'étude des paysages. F. CURSENTE. Aix-en-Provence. Errance. M. Picard. Vlllexve siécles). Tesis. (ed. E. COULET. 1. COLARDELLE. Toulouse. Supplément 1.. J. H. en Archéologie du Midi Médiéval. Contribution ¿ I'archéologie de I'habitat rural médiéval en pays méditerranéen. 57-73 OEBORD.) (1999): L'habitat dispersé dans l'Europe médiévale et moderne. FIXOT. (1980): "Les bourgs castraux dans l'Ouest de la France". DARNAS.) (2003): L'outillage agricole médiéval et moderne et son histoire. Toulouse. Saínt-Étienne de Baíqorri. Les dépendances de la d6merie d'Aubrac". (1997): Les hommes et la montagne en Dauphiné au XII/" siecle. B. L. París. M. Agrar. 28-30 septembre 1989). OEBORD. 31 • Diciembre 2003 • pp. PUM. (1998): Les paysages médiévaux du Languedoc (xe_Xl/e siéctes). M. (1996): La maison du castrum de la bordure méridionale du Massif Central. (1988): Arqueología del cementerio medieval au sud-est de l'Oise du vtr siécie (relations avec I'habitat. Paris. (1991): Occupation du sol et peuplement de l'Entre-deux-Mers bazadais. Espaces Médiévaux. OUBY.. OURAND. París. CNRS Éditions. paléodémographie). A. y (1997): L 'Église. CNRS Éditions. PUM. OÉBAX. CHOUOUER. les hommes et le terroir dans la dlocése de Fréjus. POUSTHOMIS. COMET. (ed. OEBORD. (1982): Cartulaire de I'abbaye Saint-Amand-de-Boixe. (1988): Aix-en-Provence. CNRS. PUM. Paris. París. HiJ!. A. Aubier. COSSÉ-DURLlN. A. A. Errance. pp.) (2001): Un censier normand du XII/" eiécie. coll. OUFOUR. Carcassone. Cornell. y ZADORA-RIO. PUG.Le livre des jurés de I'abbaye SaintOuen de Rouen.Tendencias recientes de la historia rural en Francia CHEYETTE. G. Université de Provence. OURAND. Fiaran 23. (1998): Des maisons et des hommes. Rome. (1992): Le paysan et son outll. H. SCHNEIDER. (dir. Cornell Uníversíty. Tesis.. en Chéieeux et peuplements en Europe occidentale du Xe au XVllle siécle. Universíté de Lyon 2. évolution des rites et des pratiques funérarires. Ecole Francaise de Rom e COMET. N. (1994): Le censier gothique de Soule. (1962): L'économie rurale et la vie des campagnes dans l'Occident médiéval. H. M. (2001): Actes des évéques de Laon avant 1151. OEBORD. PUM. (2000): Aristocraties et pouvoir. G. (dir. París. G. Poitiers. L (2001): Ermengard of Narbonne and the world of the troubadours. París. Essais sur leurs formes et leur histoire.G. N. La Gascogne médiévale (Xle-XVe s.) (1994): L'environnement des églises et la topographie religieuse des campagnes médiévales (Actas del coloquio d'Aix. POUF. 35-56 53 . Fiaran 18. CORNU. (1981): Les fouilles de Rougiers. Bordeaux 3. Paris. (1991) Cartulaire de Saint-Nicaise de Reims (XI/le). G.). Izpegi. l. (ed. FALOUE-VERT. París. Univ. Paléoenvironnement des sociétés occidentales (Actes du Ve Congrés d'Archéologíe Médíévale de Grenoble. DAF. 1993). Tesis Doctoral. Société archéologíque et historíque de la Charente. FAU. CODOU. Xle-XI/" siéctes. G. CNRS Édítions. OAF 46. FARAVEL. (2003): La féodalité languedocienne. OUBOIS. A. A. (1984): La société letoue dans les pays de Charente. Toulouse.) (en prensa): "Approches de I'habitat médiéval et de I'activité économique en moyenne montagne. COLlN. B. R. S. Toulouse. Toulouse. Espace et relations d'une capitale (milieu XIve-milieu XVe).) (1996): L'homme et la nature au Moyen Age. París. Paris. Fiaran 1. Picard. CURSENTE. CIERBIDE. nº especial de la Revue archéologique de Picardie. Essai d'histoire technique des céréales (France . (1998): Les communautés rurales du Velay face aux crises de la fin du Moyen Age. Université d'Aix. Grenoble.

(2000): ChtJteaux et habitats fortífiés dans le Nord de la Corse (1077-1358). ARTEM. Université Toulouse-Le Mirail. HAUTEFEUILLE. l. GALOP. GARDEL. Xle-XVe siecle)». Revue historique. HIGOUNET. t. Tesis. (1988): Les campagnes bourbonnaises la fin du Moyen Age (1370-1530). E. D. Auch.-F. Tesis. (2002) Potiers et poteries du Bessin.Y. Paris. géographie (1990) Actas de las 10ªs jornadas internacionales de historia medieval y moderna de Fiaran (1988). Histoire et archéofogie d'un artisanat rural du Xle au xxe stécle en Normandie. R. 383-440. (dir. a 54 Híss. t. HIGOUNET. CTHS.'ertisen au village dans l'Europe médiévale et moderne. (1988): Le cartulaire-chronique du prieuré Saint-Georges de Hesdin. A. FL. Nancy. Toulouse. Les amis des archives de la Haute-Garonne GERMAIN. Fédération historique du Sud-Ouest. CTHS. (1998): La civittsetion matérielle de la Gascogne aux XI/e et Xlll" siécles. (1982): Enfance de l'Europe. Le mobilier du site archéologique de Corné a l'lsle-Bouzon (Gers). CNRS Éditions. (1999): Cartulaire de Saint-Sernin de Toulouse. (1974): Chartes de coutume en Picardie (Xle-Xllle siécle). (1996): Grand certuleire de la Sauve Majeure. Paris. A. Paris. IZARD. Université d'Aix. Paris.n-56 . 6000 ans d'hisioire de I'environnement entre Garonne et Pyrénées. Toulouse. Chronologie. 413-459. Société des Lettres et Arts de l'Aveyron -CERCOR. PUF. pp. GUERREAU. Paris. CH. FOSSIER.-M. ClermontFerrand. A.t. CCXCV/1. (2001): Cartulaire et chartes de la commanderie de I'H6pital de Saint-Jean de Jérusalem d'Avignon au temps de la Commune (1170-1250). FOSSIER. Toulouse. (1977): "Sources et problematique de I'histoire des campagnes (France du Midi)". Y fasc 576 (1990). 421-470. M. LAFFONT. R. CNRS. M.Ghislain Brunel y Benoít Cursente FLAMBARD-HÉRICHER. HOLLARD. R. Université de Lyon 11. ISTRIA. A. P. École de Chartes. FOSSIER. Amicale l. (1989): Le cartulaire de I'abbaye der Vabres au dioceee de Rodez.M. Université du Miraill FRAMESPA. Aspects économiques et sociaux. TH. 530 (1979). Tesis de geografia. pp. 31 • Dícíembre 2003· pp. Quelle histoire du Moyen Age au XXle siécle? París. R. A~r(/r. 183-237.aique de Carcassonne et Centre d'Etudes Cathares.) (2000): L'argent des villages du XI/le au XVllle siéc!e. Histoire et archéologie d'un castrum. Paris. (ed. fasc 552 (1984). Paris. R. Bordeaux. CNRS Éditions. D. . GARRIGUES. Toulouse. CNRS. "Nouvelle Clio" FOSSIER. R. GUYOTJEANNIN.) (1999): Cabaret. (1999): Structures de I'habitat rural et territoires paroissiaux en Bas-Quercy et haut Toulousain du vtt: au XlVe siécle. PUM. O (2000): Le chartrier de I'abbaye prémontrée de Seint. pp. Rodez-SaintÉtienne. FOURNIAL. Seuil. (2001): L 'avenir d'un passé incertein. J. AHSR. Institut d'Etudes du Massif central.M. y HIGOUNET NADAL. (1981): Le premier cartulaire de I'abbaye cirstercienne de Pontigny. Carcassonne. Ecole Franyaise de Rome. Y GÉRARD. FOREVILLE. L 'incastellamento (1998) Actes des rencontres de Gérone (26-27 novembre 1992) et de Rome (57 mai 1994). Paris. V. Tesis.Yved de Braine (11341250). (1995): Le cartulaire du chapitre cathédral Saint-Étíenne d'Agde. Revue histotioue. Eco-histoire de la métallurgie et des ioréts dans les Pyrénées méditerranéennes (de l'Antiquité a nos jours). pouvoirs et habitats en vivereis. FLAMMARION. CH. en Actes du 100e Congrés Natíonal des Sociétés Savantes (Paris 1975). (1998): La torét. LASSURE. E. Caen. A compléter par -Éconornies et sociétés rurales (France et Angleterre. CRAM. 181-192. (1999): Les montagnes du fer. C. GÉRARD. modalités. (1998): ChtJteaux. (2000) Fiaran 19. La croissance agricole du Haut Moyen Age. (1995): Cartulaire du chapítre cathédral de Langres. FOLLAIN. P. H. CTHS. fasc. (1995): "Économies et sociétés rurales en France du Xe au XVe siécle (producción de los años 1990-1995)". I'homme et le troupeau dans les Pyrénées. Université de Toulouse 2. Rennes.

actes adventices et rentiers). y MILIS. Saint-Germain-en-Laye. Paris. (1990): Les fors anciens de Béarn. (2000): Monumenta Arroasiensia (cartulaire. ll (Bouglon. OURLlAC. CH. Le grenier castral de Durfort (Tarn). 1. G. (1982): Les campagnes angevines la fin du Moyen Age. L. TERROINE. B. Agrar. habitats. CTHS. P y MAGNOU. (2003): La montagne d'Enveig. P. B. 35-56 55 . 22-23 de febrero de 1993. RENDU. Paris-Turnhout. A-M. IXe x¡¡e slécles (1996). PUIG. stockages et finage en Montagne Noire médiévale. D. Paris. Université de Caen.1: fin du xe siécle-1280. CTHS. Paris. Montpezat. Institut d'Etudes du Massif central. Publications de I'université de Lille. École des Chartes. D. CTHS. Tesis. DAF 93. Aix-en-Provence-Lille. E. E. y GILLES. M. (2002): Le village écleté. 1. Université d'Aix. Microhistoire d'un terroir d'Openfield". CH. LE MENÉ. y LOUBÉS. Errance. C. C. Nantes. les hommes et le pouvoir en Rouergue au X¡¡e siécte. y VENTURINI. (2002): Essai sur la planification agraire au Moyen Age. C. (2003): La Roca de Niozelles et les mottes castrales de la Durance moyenne et de ses abords. L. Paris. La terre. Clermont-Ferrand. Tesis. A (1997): Cartulaire du Prieuré Saint-Gilles de I'hópital Saint-Jean de Jérusalem (1129-1210). M. du temps de Suger aux temps modernes. AFAM. Rennes. AM. Ausonius. LEMATTRE. Paris. Université de Toulouse 2. (1996): Monastéres. CNRS Éditions. PHALlP. Tesis. Cahiers du patrimoine. CNRS Éditions. Habitat et société dans les campagnes de l'Ouest au Moyen Age. Lille. (2003): Archéologie de I'habitat rural dans le nord de la France du IVe au Xlt" stécte. LETURCQ. CTHS. T. Tours. SCHNEIDER. M. Paris. LORANS. (1996): Le chartrier de l'Abbaye -eu-Bois. Université de Provenceatelier de reproduction des théses de Lille 111. Une estive pyrénéenne dans la longue duré e. (2000): Paysages et sociétés rurales au Moyen Age: le Pays d'Auge jusqu'é la fin du XI¡¡e siécte. Paris. Montréal. paysages. SAMARAN. P. y GIllES. RUAS. SIVERY. L. Iconographie de I'agriculture dans l'Occident médiéval (IxeXVe siéolee). S. Picardo OURLlAC. Outre-Garonne et Brulhois). CNRS. Paris. a a Trabucaíre. (eds. (1993): Seigneurs et bátisseurs: le cháteau et I'habitat seigneurial en Haute-Auvergne et Brivadois entre le Xle et le xve siecte. J. B. 1202-1341. Tesis. A y FOSSIER.M. P (2000): L 'outil et le geste. 2. D. (2003): Les campagnes du Roussillon du X¡¡e au XIVe siécte: dynamiques agricoles et paysagéres. 31 • Diciembre 2003 • PI). PURo PIPON. Brépols.Tendencias recientes de la historia rural en Francia LAVIGNE. 2 vols. Bordeaux. (2000): Recueil des chartes de I'abbaye de Lagrasse. CNRS Éditions. villages et peuplement en Languedoc central: les exemples d'Aniane et Gellone (VI/le-x¡¡e siécles). Tesis. Tesis. G (1980): Structures agraires et vie rurale dans le Hainaut la fin du Moyen Age. OURLlAC. LE BLÉBEC. Paris. Paris. PICHOT. (1979): Comptes consulaires de Montréal en Condomois (1458-1498). L. EHESS.-P. (1986): Aries la fin du Moyen Age.. OURLlAC. TOCK. Turnhout. CNRS-Brépols. M. y MAGNOU. REIGNEZ. MOUTON. P (2002): L'outil agricole en France au Moyen Age. y MAGNOU-NoRTIER. P. Université d'Aix. PEYTREMANN. Publications de I'université de Tours. (2002): Productions agricoles. (1984): Cartulaire de I'abbaye de Lézat. MAGNOU-NoRTIER.L. MANEUVRIER. (1985): Le cartulaire de La Selve. STOUFF. (1996): Le Lochois du haut Moyen Age au Xllt" siécle. Territoires. a a Hist. MANE. AM. Paris. Morphogenése du village médiéval.) (1998): Chartes et documents de I'abbaye Saint-Magloire. Paris. Université Paris 1. Perpignan. (1990): Cartulaire de la Chartreuse de Bonnefoy. (1981): Les coutumes de l'Agenais. E. 46. CID. Actes de la Table Ronde de Montpellier. (en curso de publicación): En Beauce.

TRICARD. C. féodalité et communautés. pp. Rome. en Campagnes médiévales: I'homme et son espace. (2001): "Rigny-Ussé. (1995): "Le village des historiens et le village des archéologues". (2001): "Archéologie et toponimie: le divorce". Publ. ARrar. La fouille du site de Rigny.. J.) (2003): Le village des Limousins. (1973): Les structures du Latium médiéval Le Latium méridional et la Sabine du IXe siécle ¿ la fin du Xlle slécle. Université de Pau et des pays de l'Adour/Ed. 31 • Diriembre 2003 • pp. ZIMMERMANN. 56 Hisr. Études sur I'habital el la société rurale du Moyen Age ¿ nos jours. Toulouse. (2003): L'Andorre du Ixe au XIve siecte. notaire de Béam sous Gaston Fébus. (ed. M. PUM. H. (1996): Notaire du Prince. E. C. ZADORA-RIO. (1996): L 'ég/ise carolingienne et la mort: christianisme. Paris. le cimetiére". Revue Archéologique du Centre. M. 7º-19 9 siécle: I'habitat. TREFFORT. P. (1996): Les campagnes limousines du XIve au XVle stecte. 40. EFA. le pouvoir el la terreo Le Comtat-Venaissin pontifical au début du xve stécte. R. Publications de la Sorbonne. J.) (1992): Les sociétés méridionales autour de t'en mil Répertoire de sources commentées. VIADER. Limoges. pp. Montagne. 35-56 . VUE. Tesis. 167-242 ZERNER. Université de Nancy 11. y STAES. ZADORA-RIO. TUCCO-CHALA. Paris. Pau. P. Le registre de Bemard de Luntz. Origina lité et /imites d'une reconstruction rurale. Zaragoza. École Francalse de Rome. CNRS éditions. du Xllle au xxe siécie. CSIC. 145-156.Ghislain Brunel y Benoit Cursente TOUBERT. les églises. PUL. 8. en Les pelits cahiers d'Anatole. P. J. TUCOO-CHALA. technique et société dans les Pyrénées centrales (XI¡¡e-XVle siécles). Covedi. PULlM. (2001): Le temps des moulins. y GALlNIÉ. tites funeraires et pratiques commémoratives. Rome. (1997): Microtoponymie et archéologie des paysages ¿ Neuilly-I'Evéque (Haute-Mame). Études offertes ¿ Robert Fossier. E. Lyon. Fer. Publications de la Sorbonne. TRICARD. 2 vols. Toulouse. E. ZADORA-RIO. Paris. (1970): Cartularios del valle de Ossau. (dir. (1993): Le cadastre. de la Sorbonne. B. VERNA. Paris.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful