Está en la página 1de 4
EL BAUTISMO PUERTA DE Macelanes ENTRADA EN LA IGLESIA 1,.- TODOS LOS BAUTIZADOS SOMOS IGLESIA La palabra “iglesia”, en su origen, significaba “asamblea”. En las cartas de San Pablo significa grupo o comunidad de cristianos (Col. 4,15). Hoy entendemos por Iglesia el conjunto de los bautizados en Cristo, es decir, el conjunto de los cristianos existentes en el mundo. Concretando mas, hablamos de Iglesia Catdlica para referirnos al conjunto de los cristianos del mundo entero que aceptan y obedecen al Papa como Pastor, Boceto del templo parroquial segtin se concibid inicialmente. No llegé a ejecutarse. El templo Maestro y Guia supremo. Hablamos de actual responde a un proyecto posterior, Iglesia Local o Didcesis para referirnos Poe Re aie amare al conjunto de cristianos que residen en un territorio determinado bajo la jurisdiccién eclesiastica de un Obispo. También hablamos de Parroquia, que es como una parcela de la Didcesis, al frente de la cual esta un Parroco. El Concilio Vaticano |! también habla de “Iglesia Doméstica’, refiriéndose al hogar cristiano (L. G. ,11), que es como el primer nivel de Iglesia. Cuando hab/an transcurrido varios siglos, empezo a llamarse iglesia a los edificios en los que se reunen las comunidades cristianas. A veces hoy cuando decimos iglesia nos referimos a las autoridades eclesiasticas, a las que también nos referimos con el nombre de Jerarquia. En la Iglesia todos tenemos la misma dignidad radical que consiste en que, por el Bautismo, todos hemos sido constituidos hijos adoptivos de Dios. El Bautismo, ademas de liberarnos del pecado original, y de cualquier otro que se tenga cuando se bautiza una persona mayor, nos incorpora a la Iglesia y nos hace hijos adoptivos de Dios. Aqui radica la gran dignidad de ser cristiano. Todo lo demas, incluso el ser Papa o ser Obispo, es secundario, si lo comparamos con lo de ser hijos de Dios. Pero dicho esto, hay que decir también que una cosa es la dignidad radical y otra la responsabilidad en cuanto al funcionamiento y el gobierno de la Iglesia universal y de cada una de las comunidades (Diécesis, Parroquia, etc.) que la integran en el mundo entero. También hay que indicar que la Iglesia no es una “democracia”, ya que el poder o facultad para gobernar (“pastorear’) no viene del pueblo sino del Sefior, que es quien fund6 la Iglesia, doté a los Apéstoles (y a sus sucesores en el ministerio) de unos “poderes” especiales y establecié las bases por las que habia de regirse. Los Apéstoles no fueron elegidos por las comunidades; fueron elegidos y enviados por el Sefior (Mt. 28, 16-20; Jn. 20, 19-23). Ellos y sus sucesores, y los colaboradores en el ministerio sagrado, fueron los encargados de poner en marcha, organizar y regir las distintas comunidades cristianas. Eso no quiere decir que los seglares deban estar pasivos. Jerarquia y seglares formamos una Unica Iglesia en la que todos hemos de adoptar una postura activa, cada uno realizando su tarea. San Pablo, a propdsito de esto, habla de “carismas” o servicios (| Cor. 12, 4-13). Lo que hay que evitar son las divisiones y enfrentamientos, de lo que también habla y condena severamente el Apéstol. Participacién, pues y no democracia, es la palabra que expresa sintéticamente cual ha de ser el modo de actuar de todo cristiano en la Iglesia. Actualmente existen cauces para la participacion de los seglares en todos los niveles de la accién pastoral de la Iglesia. Ahi estan, por ejemplo, los Consejos de Pastoral, parroquiales y diocesanos. Hay tedlogos y tedlogas seglares, algunos impartiendo clases de teologia en Universidades Catdlicas. Entre nosotros estan los Catequistas y los Profesores de Religién en los colegios. Hay tarea para todos. 2.- ZQUE ES ESO DEL PECADO ORIGINAL? ZQUE PASA CON LOS NINOS QUE MUEREN SIN BAUTIZAR? De entrada digamos que cuando hablamos de pecado original no pensamos en un pecado cometido por los nifios antes de nacer. Tampoco se trata de que Dios vaya a condenar a los nifios que mueren sin bautizar... Evidentemente no es eso. La doctrina cristiana sobre el pecado original, basicamente, ensefa dos cosas: Que Jesucristo es el Salvador universal de todo ser humano y que existe una solidaridad humana en el mal, en el pecado. SOLIDARIDAD humana. Esté clara esa solidaridad en el orden bioldgico (los hijos heredan las caracteristicas de los padres; para bien, unas veces; para mal, otras), en el orden social (el nacer en una familia u otra; el nacer en un hogar armonioso o en un hogar conflictivo, va a marcar la vida del nifio)... Llevando esta solidaridad al campo del mal y el pecado tenemos lo que se llama “pecado original”, pecado que se halla presente en el mundo desde el origen mismo de la humanidad (por eso se denomina “pecado original”) y marca, es decir, afecta al nino que al nacer se inserta en la historia humana, que es una historia marcada por el mal y el pecado; mal y pecado del que el ser humano empieza siendo sujeto pasivo y del que mas tarde puede llegar a ser sujeto activo. SALVACION. Esta palabra expresa todo lo que entrafian la persona y la obra realizada por Jesucristo, Hijo de Dios hecho Hombre, a su paso por este mundo. Hablar de salvacién es hablar de una puerta abierta a la esperanza, abierta a un futuro mejor; un futuro de plenitud donde veremos realizados esos deseos profundos que todos llevamos de dentro de sentirnos bien, de ser plena y definitivamente felices (Apoc. 21,4). Como cauces a través de los cuales esa salvacién llega al hombre, Jesucristo instituyé los sacramentos. El primero de ellos es el BAUTISMO. Este sacramento nos libera del pecado original, y de cualquier otro que tenga el que se bautiza, si se trata de una persona mayor, nos convierte en hijos adoptivos de Dios y nos incorpora a la Iglesia. Nos libera del pecado original en cuanto que nos arranca, en el orden espiritual, de una historia marcada por el mal y el pecado y nos injerta en Jesucristo (Jn. 15, 1-8), que es principio de una Vida nueva, Jesucristo al referirse a esto, en la célebre. conversacién con Nicodemo, dice que hay que nacer de nuevo, en el orden espiritual, se entiende (Jn. 3. 1-6). En otra ocasién dird que El es la vid, nosotros los sarmientos (Jn. 15, 1). El Bautismo, pues, como que nos arranca de una. historia de pecado y nos inserta en la Historia de la Salvacién, que Jesucristo inauguré con su Muerte y Resurreccidn. Asi entendidas las cosas, hablar de “pecado original” no es decir una barbaridad ni un absurdo. Y el Bautismo de los nifios es algo muy importante, aunque Dios no les condene si mueren sin bautizar. LO MORAL Y LO LEGAL No son la misma cosa, aunque a veces hay quien asi lo cree, sobre todo cuando le conviene para no complicarse la vida o por las ventajas econdmicas que le reporta. “Legal” es lo que se ajusta a la ley. “Moral” es lo que se ajusta a la recta conciencia; lo que es correcto, lo que esta bien. Lo ideal es que lo legal y lo moral coincidan. Pero puede no ser asi. Si lo que la ley manda o permite es injusto 0 inmoral, el hecho de que la ley lo mande o permita no lo convierte en moral, no lo hace bueno. Sigue siendo inmoral y, por tanto, no debe hacerse. Un par de ejemplos: la discriminacion racial (hace algunos afios, legal en varios paises) y el aborto (actualmente, legal en muchos paises) siguen siendo inmorales aunque la ley los permita. En caso de conflicto entre ambos, lo moral debe prevalecer sobre lo legal. La conciencia recta debe prevalecer sobre la ley. Aqui tiene aplicacién lo que dijeron los Apéstoles a las autoridades de Jerusalén cuando éstas les prohibian hablar de Jesucristo y predicar el Evangelio: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hech. 4, 18). La conciencia recta y bien formada es algo asi como un eco de la voluntad de Dios Ram6n Antelo