Está en la página 1de 26
Paldos Comunicscion / 17 Jacques Aumont ‘Alain Bergala Michel Marie Marc Vernet Estética del cine Espacio filmico, montaje, narracion, lenguaje \ Ediciones Paidés Barcelona - Buenos Aires - México Til erga Behe de fm ‘Picada en ranct por Eanes Fernand Naha, 1983 Traci de Nara Vdel ‘Const tor: Maria Mariano, Jo Manel Pre Tore, avez Vises y Barge Pls Coir de Mai Etats 1983 by Fernand Nua, Pai 8 eto ts eianes en taase, Bator Paste een, Marans Co 92; 0808 Brclng Eater Pais, SAICF, Defoe, 599; Boao Ais ISBN: 475082302 Depa e 82721771985 Inpro on Hues ecredo Barons Inmpeoen Espta- Prise in Spain Introduce / 15 Teil gy on td 15 3. Teoria del cine yenecn / 16 Saeed one 16 1. I flime come reresetaci visual y sooors / 19 1 Erespano oy 19 ‘1 se acres eeonmcoeicon 9 wy Ngee / 44 vent, ls Stn le 2 EL montale (55 T Gojece el mone (57 TEN Hint Glam i de mie 112, Panes def ne J medida inferior ot ple / 38 en ‘in it ean #0 Modaidnder de ace de monte 7 61 Det campte et mona | 62 ESTETICA DEL CINE 10 2 Fanon mele 62 22, Discpede mix tation 763 23, E) mone eproucion/ 6 226, Foncnes temieas 7 6 3 Mesa ae mente 70 Shade betel clne de ty eansparnciay / 72 SI efemnane pokboe 775 S12. ‘aap 78 S13, Bf cba et menue fue de mscrd / 78 Sb Ege creme 325, Li'innecase see t epecndor 7 &5 ecards / 7 3 ln ymracin / ‘Sine neato / 89 i Raepdiee ares ico are EASE Bret vo ee ELE ant oe » gett Berg Se ee ie 0 i Ee arae e 1 a Fe ie eee! BE ESE ah et sain Be ars oa et ie eS tomers / 92 SAP io poem fee bermenetca 7122 242, Lar foncloes 7128 BS Ih poate Dy 5 TET eteums dee mater de expres / 135 3% Helm e tr tomar Gels ines 198 SSI eros y In oping pia / 141 SSR Bl caeme entice ig serosal 142 353. Lo heron como loo de cope / 148 BA, El elastin / 7 4, Wimp deren 168 Tecate nnd 713 om og 19 ice 2 eee fe te EE Eee, VRE Sera Semen a ip aaa Rane 2h EP "Nectpicdad de engss enced de lngune ce ee toot 18 113, Hace te mein 2 Tk Chase S"eumede" se wider ce ry 115, Fl ts he / 1 oo Whedinadatstanes EMS he Se Se ee rae Ets er mts 2 te mer ape meetin / 4 hime for Baer ace ne 2 pipe sen may 3h iB Se esc 7 FE NRL swe oe 2 Pee ies Lo! Pe Sadi SE oe ei ae 2 Sei ees a SE ae cn me a eA ce EL low y wu epectador (227 Tr EPesjeander de ine / 227 iE condones de ie sg representation / 228 12. Le sanford epectader 231 13. Bl cpenador dole 238 7 ey ESTETICA DEL CINE 2 } 1 Lepage ipo 29 Introducelén 13, Un‘meve eefoqe el crete dene 24 2 Bipectator dene teautsnein en tine / 307 tl BEE alee reining PhS aetna 307 212 cae 6 epee 308 213, 18 ened sedans y a fa de Bab yas 14, Ta hice scan 9 yo | 255 22, a ininsin coma reponse) 257 TELE creer peo de eben | 257 322. El einer orchtn def Mecrin / 28 225. Une envi del ceo sale 7200 224, Meniccsn y tine / 361 4. La dbl dea en ce 7202 Hi" ietfleaccn praia en eee / 265 52. Ideas sncanda ene ae 256 SRI" engcin primordial en el elo / 255 322, ein ype 18 53. llewiecon'y erre | 375 ‘Teorias del cine y estttea del cine Le teria del cine se aimila 4 menudo al estudio exo Soi ts atin 7 332, Linear de alec 9 a spee {exon dow ttemin o.abrean Ine mismos campot 9 ei ax fe (on el den acacia / istinguilos. 34, Heute ene 7205 1 Deade ss origens, la eri del cine ha sido iguslmente ob- aekt, Bettie in ss matic: mes / 288 jeto de une polemic repecto a a petinencia de los enfoques to expeticemene cinematogrfices surgidos de diciplinas x: Concha / 291 feriores a su campo (a linghisice, el ptconnliais, ln economia polls, la tole de las Idols, Ia leonolgt, eters, por iograta / 297 iar tan slo lt que hao dado lugar a debates tiricos impor tates en el curso de estos thtimos es) La ilegiimided cultural del cine provoca en el seno mismo le las acttudestsecas un increment del chauvinism que pos tla que la teoria del cine no puede venir més que del propio cine, 7 que las tori exteriors aSlo pueden aclaar aepector Secundaros del mismo (que no le son esencils). Fata valor én particular de uns especliclad clnematogrdce continds pesindo eonsiderablements en lat Investigaciones teres: con: tniboye « polongar el ailamiento de lor estudioe cinematogr } Sony, por eso mismo, difcula au nance, ster que una tore del lime no puede ser mls que in ‘eosaca, es entorpecer In psibiided dl detreoll de hipétest cuya fecundidad ewiba en poner a procbe el ands: et tm Indice de peetasctadae / 07 bin no tener en cuenta que el filme es, como lo demestrare- mos, el luger de encuento del cine y de muchos otros elemen- for due nada tenen de propiamentecinematogrfcs. 41. Una tporia eindigena» Eine una tadiciénintoma de ta tora dl cine Hamada a ‘yooes storia indigens». Exel resultado dela teorzacn acume Tatva dela obervaciones mr pertinentes de Is erin de pele cles, cuando Gta se pracica con una cirtaagudeza: el mejor ‘jemplo de era tora epectica es ain hoy ef libro de André ‘Buin Quester qu le cinema? ‘Al contra, In Estticay picologa del cine, de Jean Mitry, indisctible elscn dela teoeta francesa de cine, prueba con Ia rmuliplicidad y le diversided de sus reference teéricas exte org al campo estricto del cine, que esta ettica no se pda fons tn la sportciones de In lie, Ia psicologia de Je perepelén la tora dl at, ester. 12. Una teoria desertptiva Una teorise¢ un plantsamiento que abaca Ia elaboracisn de comoepios sucepibles de anslzar un objet. Sin embargo, el término tene resonance normativas que conviene diipar. Una teora del cine, en el vento que agut le damos, no se rere fun conjemo de reglar sein las cules convendtla realizar ls pelculas, Por el conraio, eta tcorla es descriptive, se esfue. 2a en dar cuenta de fs fendnenos observables en un file as ‘omo puede considerate caso de figuras an no actualzadas fen obras concretas,erando modsos formales. 13, Teoria del ctne y estetica En ta medida en que el cine es aurceptble de enfoques muy aiverss, no puede hablarse de una tora del cine sno, por el 15 srrmopucetox ontario, de terlas del cine correspondientes a cada uno de et tos enfogus Uno de ellos responde un punto de vista esc. La es ica abgrea Ia rellexion de Tos fendoenos de signiScacgn con. fiderados como fenmenor aris. La esttien del cne pues, el estudio del cine como are, el estudio de los fines omo mensajes artstcos. Contene implicta una concep de lo ebells y, por consguiente, del gusto del placer tanto del tspectador Como del teérco. Depende de la esta general, Assiplina Hlossica que conciere al conjunto dela are. [Le etn del cine presenta dos ampctor; una veriente ge eral, que contempa el efecto estticn propio del cine, y ola species, centrada en el andliis de cbrat particulaet: eel sndlisis de filmes la entiea en el sentido pleno del trmino, {al como se la utiliza en as artes pléstcas y en musicolgt 1A, Teoria del cine y préetica téentea Las bas de inicacgn al lengune cinematogréeo toman wn niimero de érminos dl léico de los tenon del cine. ‘Lo earaceristca de un planteamiente teérico es el estudio sistemtico de estas noclones definida en el campo dela pre ticatéeniea, En efecto, los realzadores y ténicos #0 han visto obligadoe a forar, cada ver que perecia necesro, un cierto nimero de palabras que srveran para deserbir su prctica. La mayor pare de estas nociones no tienen uns bate muy Tigao: 58, y pueden variarconsiderablemente wu ventdo segn as €po- 85, el pais y Tas pedticnspropias de ceros medios de produc: ‘én, Han sido desplazadas del campo de la realzaion al de a rocepeén de pelicule por periodate y rics, sin que ls ‘onseewencan de eta trnaferenca te hayen analizado, Las co teporos tcnicas eamascaran, « veoss, el funclonamiento real A os procesos de sinliicacén: ox el cao de In ditincion 2 hid fn/sonido off, sabre In que volveremos ma adelate (cap tale 1) "Al examiaar de modo sstemdtico estos términoe, In tor de cine se esfuerza en dares un estatuto de concepto de an fis: los capitlos de este manual Benen por cbjeto insitr en ESTETICA DEL cine 16 tun perspectvn sntice y diddcti acerca de ls diversas tn wis examen wi es es empcas ales omo concepto de campo 0 de plano. que sugen del vocabulrio de Tow tenis, la idee de Wentcacién srgide del vocabulatio de In ern, eee 15. Las teorias del cine Na es posible poceder a la defnicén de uns tcorin dl cine pated dl objeto. mimo. Més exactament, lo propo eum planteanieno tebco ex consis st objet, cabot a ef de ocr top Ia ciencin emi do Tenimenos sino, pr et coovaro, par intcnar ele. El fein citer, on st seid tradicional, abana sere de fenimenos divin, cada uno de los cules rege: {or enfoqu tirico expeclico. Rie « una insttacn, en el setidojurdcoidetéio, 1 une idan, a aon prodocelnsigulnnte yeaa, #00 Sonjanto de pectic de consumo, par limiters signs pcios cnc. Estas diverse acepcionss del sémino determinan enfoqce tesicoepariculaes, que mantenen relcones de desigal pro ‘Smid frente ao que se puede considera como s!«niceo tspeclicon del fenSmeno sine. Ena expeciiidad permancce Siempre io, y ve apoya en actiadespromocionaesy ei tan El flim, en tanto que dad econémics en linda Set expect noes menos epetco gurl in consider do como wns ob de are lo que vera en ls divers fanco nes del objeto el grado de eopeciiad cinematogrcs (pra 1h tinct epetcono expecta te el capa "arin do eos enfogss tesicor dependen de. dcpinas enplrmente consitdas al tagen de ln teoia propiamon dicho), © podia xpress un comperaion ent’ dv temines devguler en incon dela desi (emo el emontaje parle) eters, 223. Punclones seménticas sts Fanci e sin dada In més importante y unveil (sla ‘que el montajeasegura siempre): sbaren casos exremadamente rumerosos y varades. De manera quisés arcs ditngu ta produccién dl sentido denotso —esencahmente exp: siotemporal— que abarea, en el Tondo, o que describis le cate seria del monje enarratvas: el montaje et uno de low grandes Imedios de produecién del espacio imi, ¥ deforma més ene tal, de toda la digests = ta produceion de sentido connotados, muy dverss ens fnatualera: saber. todos los casos en qi cl tons pone en relacin dos eemenios diferentes pre pracir un eles de cau ‘ulidad, de paraeismo, de comparacion, ester, Es imposible eablcer ag un poi eal de sa for slim dl montae, en rain misma deo exten cs ne de a en de connote ello ponds produce 1 reaconar un elemento calgucra con otto clement cut Sula, inlsy fson de nateee completamente “En realidad, no utsn ejemplos clases pur star, tre ota, la dea de compaacion © de wetfor: recorders Tas ‘onos do Kereasktelarados con Tos de un pavo eal ‘mecinco (smb de a tanicad) em Octubre, de Esenscl (G920; 6 tov del reba de carderos quested iniceme ste 4 po. de moltned humana on Tiompos moderns de Cart Chapin 11930) 6am plano de gliae Cea, ‘vg comsntrio de los comadroo ta Fasiay de Pre Lang (0940, tetera, Peo tie no te més gue uh ces muy ae cular que concern al monaje de de ploy sso Estas funcionesseméaties han sido, como veremos, as eat santas de las polémices sobre el hugr valor del monaje ene ne sarges en toda lator dl ine e BL Moxa: 224, Funclones ritmicas sta func fu jualmeste resonociday sivindiada, desde muy pronto —a veces inclso coma le precedente (espeialmen te en el caso de quienes sostenian el varios efectos simul recs baste a ejemplo par demasrarl: “Tomemos una figura muy trivial, el sreecord sobre om gee tos, que consist en enlerar dos plans deforma que el final dl mcto y el principio del Segundo mucsrenrespectvarnth(y bsjo puntos de visto diferentes) el principio el fin del mismo sie. Este enlace produces (al meno un efeetosinictic de enlace entre los dos plenos (por la Sentinuidad del movimiento eparete de un lado'y tro de ‘nién, un efecto seméntco (narativo), en la medida que esa figura forma parte del arsenal de ls eonvenconss elses dest ‘adas a radar Ia coninuiad tempor, rsteriea pet ene 70 — eventuaes efectos de sentido connotado (pin Ia ampli td del dercarte entre loe dos encundres In natorelera dl po Tio esto), tan posible efecto rkmic, lgado « le cesura introduce on el interor de un movimiento ‘La idea de desrbir loss de montajs y de comstrui tip Topas es tambien moy antigua: durante mucho tiempo she t ducido en In fabrcickin de «lablats (= ceadiclas) de mont. Je. Estas tabla, en goncrl forndadss mis 0 menos direstamentc Sob Ta préctica misma de sus autores, resulta siempre Inter ‘anes; pero 5 intern, en Ja mayor pare de Tos casos, es on ‘poco confuse trata més de un caslogo de areclas» destin. ‘ts allmentar la prtien de a Tabrieain de Ames, que de uns ‘lassen teria de os efectos del monte. En elcion can esta casifiecio, deinen uposcomplejs de montae pr com binacgn de diversoe rang elemnales, tanto en fo que conser ‘ne los objcte como a Ins modaldades de ain y ls efectos ‘ussidos. Ee dese, que a idea misan de «tabla» de mots, que Jun determinado una clap iniportane en la formalizacign dela refexién sobre el cine, et hoy amplamentesuperada Para termina, denoe ipidomente algunos clempos de esta sable Talis, sn pretension de sinematizar,cnumera unos cian tox tipo de mamaje snoologaor netic, poco, 95. ‘ios leony ice, formal y ube, ‘podovkin. dr 'una-nomensacrn dierenc, sn duds ms reslnal amiss, partlsmo, analog, sinctoniam, fe ET propio Eentln, en uw perspectiva bastante pain lar propane la siguiente clacton” monte ml. HD 0 ona sini, neta 3. Ideologias del montaje Por mis que hayamos procurado na perder de vist jamés Io reildad concreta de los fendmenas ics, la constrain foncepto de montje amplio que acabamos de exponer —cor truccin que implicaba una visién lo més goncral y wobjetia" n BL Nowa posible— nos ha ozutedo un hecho histrco esncal: este con Zepto de montje estan importante para la ors del ein, sabre todo (y quid de modo exencial) porque ha sido motivo de en frentamienios extemadamente profundos y duraderos entre dos concepcionesradicaloente opuesse del ie Le hstorin de cine desde finales de In deada de 1910, y Ia 4 In Leovascinematogrificas desde sus origenes, musta I fexitencia de dos grandes tendencas qe, Bajo nombres de autor tes y escuelas diversas, y adoptando variadas formay, se hin ‘puesto de forma constants y a menudo muy police: ‘ua primers tendencia ex lad todo los cnsastasy to ics para quienes el montae. como técnica de produccign (de Sentdo, de afets..), s eonsidera miso menos como el elem {o dinimice dl cine. De acuerdo con le Tocasién smontaeso- beranor, «woes ulizads para designar, ene las peliculas dela dtcada de 1920, ls que sepresentaron esta tendenia (Sobre too lay soviics), te se apoya sobre una valvizacign muy fuerte 4: principio ‘de montsje (es decir, en alpunos casos extremes, sobre una sobrevaloracin de sus poilidaes) "por el contaro, la otra tendencia se funda sobre una esvlorizecién dst montalo como tal, a sumision esteta de us efectos Ta istancia narrative 0 In ropresntacin reaisa {el undo, consideredas como eh cbjetvo esencial del cine sta tendencia, por otro lado ampliamenie dominante en le me Yor pare de I Nstora del cine, etd bien doscrita por a idea de fteanaparenia» dsl cisute filmico, que enconraremos dentro de un instante Resumiendo: seats tendencas han estado, sein as épocas, sencarnadatyeapecificadar de formas muy diver, no eabe dua ‘qua anagonismo, aun en nuestros das, ha defini dos grandes Moloias doi montaj y, cormlativamenis, dos grandes manerss ‘colic losis del propio cine, come arte de Ta representa: ‘in yd i sgiiencin son vostén de masts. Es imposile presemar en pocuspgins un cuadro detallado de tds las actitudesadoptadas on esta materia desde hace se: Senta afos, Y yn qoe mamifestn de une forma radical ca extremist, espectivamente, cada una de estas dos poscioes, ex nemos ¥ opoacmas los sistemas tries de André Barn y de SUM Elsescin. Nose trata de desir que uno otto son nes. fesetich bet. ee n saviamente eefes de lav do una w otra eievela (por oto lado, los tpos de influeneia que han podido ejercerrespectivamentc ron may diferentes: los hemos eogido porque los dos aa el borado un sstoma esttic, une tora dl eno, decir coberen ‘Jar porque en uno yen oto lo presspestos ideoliicos extn muy laramenteafrades y, fnamente, porque ambos ctorgan & Tn cestion del montsje en sentidos opustos— un lugar central BA. André Bazin y el cine de Ia «transparenciay Fl sistoms de Bazin se apoye sobre un postslado ideolgico de base, artculado en dos teiscomplementarias ve se porian formula at — en la realidad, en el mundo de To real, ingin acontec. riento ex dotado de un sentido determinado a prior (eso que Brain dsigna con la ideo de una sambiguedad inmanente a Io rab ~ el sine tiene una vocacin contkigia» de reprogucir Jo real espetando al méximo esta earateritiea exeneal el cine ‘che, pus, preducirrepresentaiones dtedss de la misma want Dbigucdad 0 por lo menos intetale En particular extaexionca se race, para Basin, en Ta ees de que ibe repreduzcee undo rel ea sco Tinsdad fea de aconscnlenoe, En »Monaje probibido> ‘ee ‘La especificidad clnematogric reside en el simple rs rete feogrco dela unidad de Hagen “tere en la Que pode ver todo lo que tens de prndoicoy prover reason con otesconepcinse dea seepcibeldade del cine (Gn esi aguels que la buna prettarnieen el nontae En el mismo toto, Bain deserrlla ea averion de a fora siguiente ‘Es prcso que lo Imagini tenga sobre In pants Ia ewidad espace dolores TI monte slo se puede teat fn ss Winter prec, so pena ap afenar conta Ia ropit fontlogia dele fbelscinematogrscn B mL wowtane dcoégicamente hablando, 10 eancial de las concepcones bzinianas se deduce de estos principio que le llevan a redvir consderalement el lygarcongedda al mona. ‘Sin pretender ser ethaustvs, deseribiremos esas concepcioe es rlativas al montae spin los tres ees siguiente 31.4. El emontaje probibidor ‘Tal come confesa el propio André Bazin, se wataen realidad de un caso completamente particular, pero que para nosotros 5 valoso como caso nite (y por x0 mismo, como manifest ‘6n pardcularmente clara de os principio en jucgo). hazin da ‘stl deiniign de este cso particular: ‘Cuando fo etna de una situacion depende de una p= sencinsmolinen de dos © ms fates dela sci, clan {ale et protbide. Reta us derechos ead ve qc en {do dt seldn no depend den comtpsiad fea Inc Soi és se encanta implica, André Basin, = Monae ‘rohibido, on Out qu le cima? Naturalmente, este defncin carece de sigalicacign si no 8 ice lo que Se considera com lo wesencials de una wsituncéns (el escatidor de In acegn). Hemes visto que, ara Bazin, lo mero cs le siuacia, en tanto que pertenece a mundo real, 8 8 tun mundo imapnero andlogo al realy e decir, sempre qe #0 ‘Spnicaién no esté determinada « priors, Por consiguient, para él slo exencil dela stucisn» no puede desgnar mis uc ‘sta famosa sambiguedads, esa auseneia de sgifiecién imps: ta, 2 la gue cl concede tania imporsncia, Pata fl, sf monje seid eprolbido» (estaqvemos de pasa la normativdad care teritca de sistema de Bazin), cadaver que la situacién real 0 mejor dicho, la siuackin referencia! del acontcimients diegtco fn cwstidn-— sea muy «ambiguner cada vez, por ejemplo, que el ‘eslado de a stucion sea imprevsibl al menos en princpi) EL ejemplo prislegodo sobre el que insite, exe gue co toca en umn misma tome el dies, dosaniagonstan ci Tesla por sfmplo, un zador y as prema tc, por ESTETICA Det. COME 4 cxcelencn, un acoteimleno de slid inepertde e xzndor | Psd 0 no tapas ree; en lgusos cae pce, nid Pep eso facing a Baslt~ er devorado por ea) desde oe ‘I ‘momento, a ls ojos de Bazin, toda resoluciin do eas sllua fin 'por el juego del montje —-por ejemplo, un sola temado, una serie plano sobre ecuador, una are de 31.2. La transparencia En muchos (la major parte?) de los casos prtios, sl rmonta no tendré que ser enitament «prohibidors la sie ‘Sn se pode represenar por media de una sucesin de unidades mies (es decir, para Bazin, de planes) disontinuss, pero & / ondiciéa quo esta discontinsided exe lo ms enmatcorada pos Ble: es Ia famosa idea de stransparencay del discus filmic, aque designa una articular (pero de hecho muy exten did, sas dominans) de cine, sein le eval el filme Fens func esencal dejar ver los asmtecimientos rpresentadoey mo Asjarse vera si mismo como me. La eseclal de est concepion | sth deinido ast por Bazin porclonrmos la tsi de ast x suresos reise tetcn {So que denominamoe “paniescion™ dl Mime intent ah destroy contin Faimente insensbler, aver Qu se fleramor ponjoe ermten de todas formas gue subsist eo nossa Impress 4 una realidad continua J bomoséneae (Ande Bazin’ Ore ‘Vemos pues que en este sistema, de forma muy eoberente, 10 aque so considera primordil es sempre sun saceso reals ns Od apron rend a, dats nineteen al etree pe sole Mt Me ce mat rmbt sce eco y eerie nd repent ede nerd elo) Ecard See ites da dca dea em foo - ‘Sati dena lca cone dn cone lab Pied irene Fant del cove, os elemento do continued primero: se tene entonees lo que se denomina «campo con. taper “Tal racsord sobre un gesto: un gcsto realizado por un nce ie def eter at ea Tizsend ln mica direccln, pro lw sda hard acer scat nba ea eit retomado yamplado porta vba tadinn sslvcae de la 34.3. EI rechazo del montaje fuera de raccord com Basin Una ver mis podem todo caherentes con la 4 a Ht MONTA}E pelicula de Wells, ampliamente anlizda por Bazin, ta profun Eidad de campo se ulliza tanto para prducir efectos de mon {sje —por ejemplo, al yuataponer en una misma fmagen dos fens repreventades de modo relativamente eleropeneos— como para exponer sen iguldads todos los elementos dela represents En, igsimente la Tongited de Tor panos sirve pera produc, fn especial gracias ¢ los numeroroe movimientos de ciara, Itenafrmaciones 0 rupiras en el iterior de Tos planos, que s trercan plenameats@ fos efector de monte, 32, S.M, Bisensteiny el ecine-dlalécticos El sistema de Eiscostcin, qué menos monotemstico que el de Barin, ex eoherente on un sentido raicalmente opusso. El Postulads Weolipico de hese que To fondamenta, exchye toda onsderecion de une supoestareaidads que encemara en sl tmisma su propio sentido, y ala que no seria necenaro trator Se puede decir que para Escsten,en lima instancn, Ia realidad zo ene ningun interés Fra del sentido queso Te da, de la les thea que se ae de ela; a pari de ahi ot cine so coaibe como tn intrumento (entre otros) de esa Tetras cine no tons Ta ‘obligacign de reproduc «la realidad» sin intervenit en ella sno, por el contaroyeljar es realidad dando al mismo tempo 8 Ueto julsioSdeoligco sobre ella (exponiendo un discuso Meo Vepico. Sin da, surge ahi un problema que lo teria barniana no reovi reo dcho que clad) del rerio de verdad A tl dsr. Poa eatin, Ia sleds Clara: (0 Que fran i verdad de hero proferdo por el filme cx Sordi je dl maroon dei at ae Fimo hstrigo (y's ever dio de forma ms bral, onformidad = Is test plies del momento) Para. Bain Si'hoy un chiens Ge verdad, et contenido tn le relidad Inismus es dec e fondameata, en atime stan, eb bt {anenin de Dive Ast pues, el fle seré consierado por Eisentein_meno como representacGn gus come discutsoarticulad, y su telex ESTETICA DEL CINE 2 sobre el montse consist principalmente en defini esta article. ins Distngsiemos, una ex ms, es ejes principale 32.41. El fragmento y el conflcto EL concepto de sfragmentos, que es sbsolotamente espesfco de sistema de Eisenstela,desgna Ta unin flmica: 10 priero que hemos de setalar esque, a diferencia de Bazin, y or gin, Eienscin no considera nunca que esta unidad sen nessa rent ssimilable al plan: el efeagmento» ex una unidad inca ‘que en la pritica cas siempre se confunde con el plan (des Pensamos que ol cine de Eltenstin se carateriza por lene unos Planos muy cores) pero que puede, sl menos en teorin, define sd ora manera (puesto que es una unidad no de reperentacn, Sino de discus), Este coneepo,ademis, es may polisémico y Eleestin fo de fine con tes acepiones bastante diferentes (aungue complemen sae en primer ugar, el fragmento se considera como clemento dela ead sintagmatice del ime: en exe seid, s¢ define por Jas relacones, ls ricalaciones que le vinculan a Tos fegmentos due le rodcan: "— en segundo lugar, el frpmento como imagen fimiea ext oncebido como descomponible en un gran mimeo de elementos Iaterales, que corrsponden « los diversos pardmetios de se ‘presentacin {mica (laminoided, contrast, pus de rents clan sno Stas deo, te Lieu nat del nemtamino ete des repens ine Came pls de cont, © poin menina: 1 olen ee 2 conf fo mere 5 Et cous vlimees £8 Some emacal 3H Soni Saminaions & Et conte de ior timer 3 XE conte ene of trl el encade deforma «én espacial por el puto de vista dea mora) ‘EET concn cme of marily So epi (ear snecin pen pr tej) 9." Henin ete lps yw tempore (ler 1 eer 10, confit ene ol cnjnt del compeo tic » cual oo pric “Dramatis forme fica.» Al igual qu I ea de descmpoitn aati del trap ‘mento en todos sus parémetros consutvas, esta lista no pod ser exhaustiva (aunque Eisenstein, utdpamente, fo gules Gar mtender) a lista vale sobre todo por la tendencla que pone de Imaitet, I de una productividad mulipiada del prinpo del ‘montsic. El concepto de montaje preductvor, fal como to he ‘mos enuneiado un poco mds airs, funclona en ere eso pena 322. Extension del concepto de montaje Como conscuenciainmediata de lo gu se acaba de desir ‘montaje srs, en ese sistema, el peoepio nico y central que tj toda producciém de signicasonespaciles produce en un Fime dado. Fisensicin ro dela do init sobre ext pono: dees una importante pare de su teatado acerca del monje. de 1937. co BL Mostar 1940, « demostrar que el enewadre no es mis que un easo par ticular sugido de ln problemitica general del montaje (pariendo ‘de que elencuadrey ls composicionaspran ante todo a product sentido) ‘Desde este punt de vist Intima etapa dew reflesn es I de} scontrapunto eudiovieuale, expres que intent describ el cine somoro como jogo conrapunisico gencralizado entre todos los elementos, todos ls parmettos flmics: tanto Tos de fs nagen, ya tetados en la definiion de fragmento vis, come los det sonido. La idea no es nuove en elacidn a sus propas preticas aaltcas sobre la imagen, pero es histicamente im ortante, pues representa casi la nica tentativa sistema pa pensar Jor elementos sonoror de wn filme de ota forma que 20 fea ls redendanci Is sumisin del sonido Ta instancia edn ‘ovisual. Fn J tora eisesteniana (sino en sus filmes, puesto que la ica pelicula en la que pudo aplicar esta idca haste el final, El prado de Belin, rodads en 1935-1936, Tue prohbids 9 iis tarde exreviads, foe diverosclementor sonora, palabras, ‘uides, msicas,paricipan en igualdad con le imagen, y de modo Destanie autdnomo respect a ella yale constucn dt sentido: pueden, sen los ctsos, reforzarla, ontradecira , implement, fener un dscuso eparielom 323, La influencia sobre el espectador Finalmente, la hima determinacia de todas tas considers cones sbre Ia form filmisa es el hecho de que éte (que para Eisenstein se analiza inmediatmente como vehiculo de un sent do predterminado, buscadoy dominanic) ene su cago inf, tmodelar a espectador. Sobre este punto, el veeabularo de Er Senstcn ha vatiado encrmemente ene curso de loe aos —v cones que siguen los modelos del peiguismo del espectador, 1s cuales adopt sucesvamente— pero la preoeupacin siempre ha permancrdo esenialy central. La importante respecto Te co Iherencia del sistema es demosrar que todos los modelos que ut lia para desribir In actividad psguic del espectador tienen en comin, pesar desu gran divetsidad, el supener una cera ana [ESTENICA DEL CINE 8 logis entre los process formales en el fle y el funcionamiento el pensamiente humsno En I décade de 1920, Benen ereferlababivalment 4 ta relxoogas, por In gue todo compertamiento human endive ala omposcgn de un gras admoro de fenencs ements de tipo esto > reccn.Inluso, aun mo Tiga a afirmar gue $e puedan celesia fdos Toe pacts Andres de'un Fragment, a Eiestin fe Gena a Wen de ‘gue se puede clcla e efecto elemental de odes sts er tous por tans dinar cn pogo pedo Mis tarde, boxaré Is anslogia funcional cote et eine y l pensamieno en represenaconss mis global, menor me doles, de ete Uline logue le ovata defebder Inia fe un aésasise Mini at que responders, deforma corge coe, una eelde fuera dels del eapectdor que clos 0 adhesin afetva/inetecta «Sine Por tanto, todo enfrenta —y no solamente Ia cusstin del ‘moniajo— ls teGricos Bazin y Eisenstein nose tat, como se habe comprendide, que haya entre ellos un snlagoismo tm no a término,surido de tomas de poten sre coneepios eo. ‘mane: Ta conradiein ex mucho mids radical, puesto que ene sos dos sistemas no hy pritiamente nada ch comin: no Slo us spresaciones (obre “I Iupar del monte por siemplo) son Alivergenes, sno que, Itersimente no hablan dela misma cose. Lo que intcresa a Brin estan sla le reproducidn fe) eabje tivas de una eidad que tene todo el sentido en si misma, rmintras que Eisenstein cneibe el cine como discuro atcuado, comprobad, que se sostiene nada mia que por una referencia figurative a eaidod Estas dos scttdesidcoligias no son, dade Iueg. las Gicas posbls: pero verdad esque, durante desenos, han ogupad el ‘centro de una polsmica veces difur, siempre agwda, ente los ‘que «creen en Ta imagen» los que wcreen en la realidad (Be in). El sistema de Bazin puode ser menas ajstado conceptual rente que ede Esenstcin. peo tiene, en compensacin, una es pecie de cariter de sevidencian (en nuestra sociedad) que expica |a enorme inuencia que ha ejercido sore una generacgn det Be 2 a7 BL Mowe ricos (ain se enewentran temas y razonamients muy bezinianes, por elimplo,en los apasionantes textos escrios por Pir Paolo Pasolini’ a finales de lz décade de 1960. Por el conrari, elie tema de Eisenstein, ml eonocide durante micho tempo (a tos de Eisenstein coupan mile de pézina, la mayoris de ells indies), hablan guedado, hata estos limos afc, como une curosdad de musco poco mis 0 menos. Sv relesebrimiento ha do acompafado, bien de manera significative, del gran mov. Imieno ieolgico que principice de la dfcada de 1970 sete. uj, en el cine, en una viva erties de las tess bazininas (en hombre de on sine materialist» puesto a un cine dela tes patencio»). ‘Lecturas sugeridas 1. A FENCION NARRATIVA DRL MONTATE CHATEAU, D. 1978 «Montage et récite, en Cahiers du XX sie, n° 9 ROPARS-WUTLLEUMIER, N.C. 19TI Fonction dy montage dans le constitution du fit au cingmas, en Revue des sciences humaine, enero SOURIAU, A, 1955 «Succession et simulandité dans le films, en Lun: ers llmique (ojo In dieccgn de E. Susi), Pars 2, DEFIMICLONES BXTENSIVAS DE LA IDEA DE MONTATE AMENGUAL, 8 1971 Clefs pour fe cinéma, Pais. Ed. Sehers, pigs. 149 168. BALAZS, 8. 1977 Lesprit du cinéma, Pave, caps. 5 6. METZ, CH. 1572 «Montage et dlscours dans le flim», en Essie aur la Signitcaion au cinéma, tomo 2, Paris, Ed Klinck site, 3. mLmtrMo BURCH, N, 1969 «Plastique du montages, en Praxis du cinéma, Pvis (caduccién castellana en Editorial Pundamentos, Pa sis del cine, Madsi, 1970), MiTRy, 1 1969 Esihétique et pechologe da cinéma, Pals, caps. 9 10 (raduecién casellana en Siglo XXI, Evie y ‘Psicologia del cine, Madrid, 1978), 4. is wwroLoct® et. MoNTArE AUMONT, J. 1973 ‘Monuge Eisenstein, Pats, BAZIN, A. 1975 Montage intrdi», en Qu'estee que le cinéma? Ed. du Cer, Pots (raducién easeona en Ediciones Rin. Qué es ef eine?, Madrid, 1966). EISENSTEIN, SM, 1974 Audeld dee totes, Pais, NARBONI, J. PIERRE, S.. RIVETTE, J 1969 “Montages, en Cahiers du cinta, n® 210, Psi 5. LA FUNCION sEXPRESIVA® Det MONTANE PUDOVKIN, V. 1958 Flim vectnigue, Nueva York, pigs, 66.78. Para Ia historia y Ia prtca dl montac, en una prspectiva lsc, Ta referencia de base sigue send REISZ, K. y MILLAR, G, 1968 The Technique of Film Eulting, 2*edicibn, Londres, [Nueva York, Foes! Pres. 3. Cine y narracién 1. EL cine narrativo El encuentro del eine y de Is narracién En Ia mayora de los cat, i al cine 8 ira ver una pelicula que eaene una histori, armas tne todas ls aparienci de un axioma, tan consustanciles parecen cine y narreiSn: ‘embargo, no e eactamente as [Leexceente relaciin de lor dos no era tan evidente al prin cipio: en lov primers dias de au eslenca, el cine no estaba eatinado a converte en masivamente narrative. Pia haber ‘sido un instrumenta de ivestigcion cients, un di del repor- taje ol documenta, unm prolongacign de lapintura, © simple ‘mente una dinracin feria sfinea, Estaba concebido como in medio de registro que no tenia vocacin de contr historias cn procedimientorcepelcos. Si sta no era necesariamente una vosackn, ¥ por tanta el ‘ncuentr del cine y Ta natacin ten algo de Forti, del orden un hecho de eivilizacia, habla, si embargo, varias eazonee para que est encuentro se produjra, Entre ell destacarems tes, de las que les dos primera afectan a la materia de a propia expresincinematogrdis: la imagen mvil figurative