Está en la página 1de 18

2

3

Un proceso de trabajo artístico colectivo. pasados en los que planteaba las similitudes
Aprendizajes inesperados.
entre feminidad y disfraz, pensando en la mascarada junto a Joan Rivière, en la performativiEl 18 de mayo de este mismo año daba co- dad con Judith Butler o en todas aquellas permienzo la programación del I Festival Fuerza sonas que habían hablado de la dominación
ElectroMotriz (FEM) en Pamplona, después masculina antes que Pierre Bourdieu. Un últide meses de preparación y trabajo con sus mo giro en su ponencia conectó mágicamente
continuidades y virajes. Aquella tarde cogí el con Teresa, cuando denunció el discurso reautobús dispuesta a intervenir en la universi- duccionista de los media sobre el Feminismo,
dad donde investigo, con la firme intención de que impone los roles de dominación al hombre
iniciar una pequeña revolución junto con mis y víctima a la mujer, un tema que continuó decompañeras Mireya Martín Larumbe y Amaia sarrollándose en la segunda mesa.
Gracia Azqueta y todas las personas que nos
rodeaban y apoyaban. El clima generado en Yolanda Rodríguez Villegas puso sobre el tatodas y cada una de las acciones realizadas pete una gran cantidad de datos y referencias
dentro del FEM me devolvía esa sensación, que dejaron patente la existencia indiscutible
algo que ha resultado ser muy reconfortante. de la violencia machista en nuestra sociedad
actual. Abrió el melón de la prostitución con
Las mesas redondas recogieron algo más que una visión objetiva y respetuosa hacia los prinlos planteamientos teóricos y prácticos de las cipales posicionamientos, a saber, el abolicioinvitadas sobre la acción de cada una de ellas nista, el reglamentarista y el prohibicionista.
en la lucha contra la violencia hacia las mu- En ese momento pensé que el Festival quedajeres. Ese otro algo fue la forma en que sus ba consagrado y temí que estuviera abocado
visiones se complementan y enriquecen.
a la polémica improductiva. Me equivocaba.
De forma directa abordó la problemática y traTeresa Iriarte trajo a Raewyn Connell desde su jo a varias autoras: Ana de Miguel y el neolibeinvestigación doctoral, poniendo en relación la ralismo sexual, Sonia Sánchez (Ninguna mujer
crítica al modelo de masculinidad hegemónica nace puta) e Isabel Ortega y su denuncia de
y el mundo de la cultura visual y publicitaria. la mutilación genital femenina como forma exSubrayó algunos aspectos de la publicidad trema de violencia hacia las mujeres. Pero el
sexista que a menudo pasan desapercibidos espectro de temas se extendió al introduciren los análisis críticos actuales. Uno de ellos nos Ester Erice en la historia de la legislación
fue el poder de la sanción a la masculinidad sobre las formas de violencia hacia las mujeno normativa que sigue hoy completamente res dentro y fuera del Estado español. Uxorivigente. El debate se amplió, creciendo ha- cidio, violencia habitual, violencia de género y
cia el ámbito educativo con la intervención violencia hacia las mujeres son los conceptos
de Celia Martín que nos instaba a tomar con- clave que han ido dando nombre a diferentes
ciencia del problema de la violencia simbólica fases de conceptualización de la violencia que
en las imágenes como un posible primer paso nos afecta a las mujeres por el simple hecho
para luchar contra él. Un asunto que, como la de serlo. Una violencia específica que, como
propia doctora señalaba, debe abordarse no Belén Garayoa apuntaba más tarde, se trabasólo desde los discursos sino también desde ja desde lo local no sin dificultad, en lugares
los recursos, nunca suficientes, que el Estado como la oficina de atención a las víctimas de
y la Comunidad Foral de Navarra a través de delito.
sus competencias ponen a disposición de la
comunidad educativa. Pero la imagen y lo vi- Como bien es sabido, los procesos de creasual recobraron el protagonismo cuando Txa- ción no siempre son lineales. Las actividaro Fontalba nos presentó algunos proyectos des del FEM se planteaban como espacios

4

de diálogo y las interacciones que surgieron
fueron dando una forma orgánica al proyecto. Al tiempo que realizábamos los contactos
y las grabaciones de voz con la participación de colectivos como ACT Acción Contra
la Trata, Colectivo Urbanas, Gafas Moradas,
Gizonenea, Mujeres Progresistas de Navarra
y OCSI Navarra, entablábamos relación con
más personas implicadas en esta lucha, como
el colectivo Lunes Lilas, Asociación Andrea,
Comenzar/Hasi, el equipo de IPES Elkartea,
Lamias Mujeres Jóvenes de Navarra, Aprodem, Txoko feminista y Mugarik. El mapa crecía y el trabajo combinaba nuestra actividad
frenética con las presentaciones, en este caso
dentro del Ciclo de Cine ElectroMotriz en la
Filmoteca de Navarra.
Revisando las notas sobre el Ciclo de cine
ElectroMotriz, encuentro este texto:
<<Hoy es día 1 de junio y lo sé porque tengo
la programación de la Filmoteca tan aprendida que me sé los días de memoria, cosa que
no suele sucederme. Esta tarde empezamos
con la proyección de Jesús Palomino, Meeting
Berit As, una de las más interesantes a nivel
divulgativo, por su formato de presentación y
en su vertiente artística, puesto que el director,
Jesús, es un artista con una amplia trayectoria y una sensibilidad especial para unir arte y
vida. Tal y como estuve leyendo ayer, su obra
más reciente se preocupa por los lugares, las
comunidades, el espacio… lo que hace que
sus producciones adquieran un interesante tinte social. Pero a mi modo de ver realiza
esta implicación con el entorno desde valores
como la “ecología acústica”, la sostenibilidad
en el medio humano, el feminismo… de forma
excepcionalmente clara y directa. Ayer por la
noche pensaba que Palomino utiliza una “metodología sincera”, es decir un acercamiento
transparente al entorno en el cual incorpora
una especial sensibilidad estética que le hace
ser sencillo y genial. Propone sus performances, procesos y outputs sin ambages, con una
intencionalidad explícita y evidente. Y quizá
sea en esa claridad expositiva en la que resi-

da toda una serie de sensaciones y metáforas
que abren enormemente las posibilidades de
interpretación de su obra. Las oportunidades
de vivenciar esas obras. Mientras veía el vídeo
correspondiente a la pieza Kalach’s Soundscape for Citizens, presentada en la “III Ural
Biennial of Contemporary Art” en Ekaterinburg, Russia, no pude dejar de adentrarme en
aquellos parajes pajizos, entre los árboles, en
el tren bicolor, en el puesto de quiénes atornillan las ruedas de las motocicletas. Y una increíble calma me invadió.>>
Jesús Palomino fue el primero en visitarnos,
seguido de Marisa González y Alaitz Arenzana
del colectivo Sra. Polaroiska que nos acompañaron en las dos siguientes sesiones. Para
mi es un privilegio poder contar esto, haber
sido testigo de la presencia y las palabras de
personas que llevan tanto tiempo trabajando
y han vivido tanto y creado tanto en un País
que no da para tanto. Desde el principio votamos por incluir el Ciclo de Cine ElectroMotriz
dentro de la Bienal Miradas de Mujeres 2016.
La propia Marisa González, vicepresidenta de
MAV (Mujeres en las Artes Visuales) y segunda invitada, nos alentó a ello generando así un
nuevo nodo en la red de trabajo. Su trabajo
documental titulado “Ellas, Filipinas” tuvo un
impacto extraordinario y recibió un feedback
tan maravilloso como inesperado. Entre el
público se encontraba una investigadora que
estudia también las historias de aquellas mujeres filipinas que se reúnen e invaden el centro financiero y comercial de Hong Kong transformando el uso de los espacios públicos en
espacios domésticos. La conexión fue inmediata. La última sesión, dedicada a la creación
audiovisual y cinematográfica navarra, estuvo
compuesta por dos trabajos muy diferentes
pero igualmente imprescindibles. Se hizo el
silencio durante el emotivo pase de “Voces
y silencios. Pamplona 7 de julio de 2008”, un
registro de la performance que Sandra Arróniz dirigió y protagonizó en 2013 en repulsa al
brutal asesinato de Nagore Laffage a manos
de José Diego Yllanes.
Luego asistimos emocionadas a la proyección

5

de “Todas solas”, una historia entre tres mujeres que nos contagió el vértigo que se siente
ante la incapacidad humana de controlar el
lado emocional en las relaciones de pareja.
De nuevo un salto en el tiempo nos acerca a
la exposición “En voz alta”, que ha sido inaugurada recientemente en el espacio expositivo de la Buhardilla de la Sala de Armas, en la
Ciudadela de Pamplona. En ella hemos vuelto
al punto de partida del proyecto, la “Ley Foral 14/2015 del 10 de abril, para actuar contra
la violencia hacia las mujeres”. En esta exposición se puede ver, leer y escuchar cómo el
texto sale del cajón, se tiende al aire como la
ropa, se ilumina y se reactiva.

sa por conocer hasta dónde podemos llegar.
Emociones, dulces y amargas, que hacen volver a creer que los estudios y la experiencia
que tenemos se pueden aplicar en la vida real
y que pueden suscitar el mismo interés en los/
as demás que nosotras tenemos hacia ellas.
Artistas, historiadoras del arte, profesionales
de la música, políticas, docentes, trabajadoras sociales, directores y técnicos institucionales, filósofos, diseñadoras, asociaciones
con múltiples perfiles asociados al feminismo,
hermanas, parejas, amigos… hacen que este
proyecto sea construido desde la producción
artística, el activismo social, el papel institucional, la gestión cultural, la mediación y la colaboración. Todas estas personas tienen una
historia, una vida, de la cual nos ofrecen una
parte de forma amable y desinteresada. Una
composición realizada gracias a un esfuerzo
colectivo feminista.

Me parece de importancia hacer aquí un
apunte. Nuestra intención inicial no fue la de
reunir a todas y cada una de las personas y
colectivos que se dedican a luchar contra la
violencia hacia las mujeres. Sabíamos que ese Sofía Albero Verdú
era un objetivo demasiado ambicioso para la
propuesta que hemos llevado a cabo. Somos
conscientes de que hay muchísimas más personas que afortunadamente trabajan en este
ámbito y es por ello que hemos intentado
abrir el debate, generando espacios para el
encuentro y la discusión productiva, intentando ampliar las redes de contactos personales
y profesionales para ofrecer una perspectiva
amplia desde el enfoque del arte y la cultura,
que es nuestro ámbito de trabajo profesional.
Esto mismo ha quedado reflejado en la realización del taller paralelo a la exposición, en el
que un grupo de 15 personas ha abierto el camino para concluir este maravilloso proyecto
con la edición del Femzine ElectroMotriz que
ahora mismo tenéis en las manos.
Sin lugar a dudas, este ha sido para mí un proceso de empoderamiento, de creer en unas
capacidades y potencia para llevar a cabo una
iniciativa colectiva que realmente vale la pena,
que tiene contenido significativo y capacidad
de transformación, o al menos de crear brechas en muchos muros que necesitan abrirse
a una mirada feminista, crítica, intuitiva, curio-

6

Un proceso de trabajo artístico colectivo. aquellas personas que habían hablado de la doAprendizajes inesperados.
minación masculina antes que Pierre Bourdieu. Un
último giro en su ponencia conectó mágicamente
El 18 de mayo de este mismo año daba comienzo con Teresa, cuando denunció el discurso reducciola programación del I Festival Fuerza ElectroMotriz nista de los media sobre el Feminismo, que impone
(FEM) en Pamplona, después de meses de pre- los roles de dominación al hombre y víctima a la
paración y trabajo con sus continuidades y virajes. mujer, un tema que continuó desarrollándose en la
Aquella tarde cogí el autobús dispuesta a intervenir segunda mesa.
en la universidad donde investigo, con la firme intención de iniciar una pequeña revolución junto con Yolanda Rodríguez Villegas puso sobre el tapete
mis compañeras Mireya Martín Larumbe y Amaia una gran cantidad de datos y referencias que deGracia Azqueta y todas las personas que nos ro- jaron patente la existencia indiscutible de la violendeaban y apoyaban. El clima generado en todas y cia machista en nuestra sociedad actual. Abrió el
cada una de las acciones realizadas dentro del FEM melón de la prostitución con una visión objetiva y
me devolvía esa sensación, algo que ha resultado respetuosa hacia los principales posicionamientos,
ser muy reconfortante.
a saber, el abolicionista, el reglamentarista y el prohibicionista. En ese momento pensé que el Festival
Las mesas redondas recogieron algo más que los quedaba consagrado y temí que estuviera abocado
planteamientos teóricos y prácticos de las invitadas a la polémica improductiva. Me equivocaba. De forsobre la acción de cada una de ellas en la lucha ma directa abordó la problemática y trajo a varias
contra la violencia hacia las mujeres. Ese otro algo autoras: Ana de Miguel y el neoliberalismo sexual,
fue la forma en que sus visiones se complementan Sonia Sánchez (Ninguna mujer nace puta) e Isabel
y enriquecen.
Ortega y su denuncia de la mutilación genital femenina como forma extrema de violencia hacia las
Teresa Iriarte trajo a Raewyn Connell desde su in- mujeres. Pero el espectro de temas se extendió al
vestigación doctoral, poniendo en relación la crítica introducirnos Ester Erice en la historia de la legislaal modelo de masculinidad hegemónica y el mundo ción sobre las formas de violencia hacia las mujeres
de la cultura visual y publicitaria. Subrayó algunos dentro y fuera del Estado español. Uxoricidio, vioaspectos de la publicidad sexista que a menudo lencia habitual, violencia de género y violencia hacia
pasan desapercibidos en los análisis críticos ac- las mujeres son los conceptos clave que han ido
tuales. Uno de ellos fue el poder de la sanción a dando nombre a diferentes fases de conceptualizala masculinidad no normativa que sigue hoy com- ción de la violencia que nos afecta a las mujeres por
pletamente vigente. El debate se amplió, creciendo el simple hecho de serlo. Una violencia específica
hacia el ámbito educativo con la intervención de que, como Belén Garayoa apuntaba más tarde, se
Celia Martín que nos instaba a tomar conciencia del trabaja desde lo local no sin dificultad, en lugares
problema de la violencia simbólica en las imágenes como la oficina de atención a las víctimas de delito.
como un posible primer paso para luchar contra él.
Un asunto que, como la propia doctora señalaba, Como bien es sabido, los procesos de creación no
debe abordarse no sólo desde los discursos sino siempre son lineales. Las actividades del FEM se
también desde los recursos, nunca suficientes, que planteaban como espacios de del FEM se planteael Estado y la Comunidad Foral de Navarra a través ban como espacios de diálogo y las interacciones
de sus competencias ponen a disposición de la co- que surgieron fueron dando una forma orgánica al
munidad educativa. Pero la imagen y lo visual reco- proyecto. Al tiempo que realizábamos los contactos
braron el protagonismo cuando Txaro Fontalba nos y las grabaciones de voz con la participación de
presentó algunos proyectos pasados en los que colectivos como ACT Acción Contra la Trata, Colecplanteaba las similitudes entre feminidad y disfraz, tivo Urbanas, Gafas Moradas, Gizonenea, Mujeres
pensando en la mascarada junto a Joan Rivière, Progresistas de Navarra y OCSI Navarra, entabláen la performatividad con Judith Butler o en todas bamos relación con más personas iimplicadas en

7

esta lucha, como el colectivo Lunes Lilas, Asociación Andrea, Comenzar/Hasi, el equipo de IPES
Elkartea, Lamias Mujeres Jóvenes de Navarra,
Aprodem, Txoko feminista y Mugarik. El mapa crecía y el trabajo combinaba nuestra actividad frenética con las presentaciones, en este caso dentro
del Ciclo de Cine ElectroMotriz en la Filmoteca de
Navarra.
Revisando las notas sobre el Ciclo de cine ElectroMotriz, encuentro este texto:
<<Hoy es día 1 de junio y lo sé porque tengo la
programación de la Filmoteca tan aprendida que
me sé los días de memoria, cosa que no suele sucederme. Esta tarde empezamos con la proyección
de Jesús Palomino, Meeting Berit As, una de las
más interesantes a nivel divulgativo, por su formato
de presentación y en su vertiente artística, puesto
que el director, Jesús, es un artista con una amplia
trayectoria y una sensibilidad especial para unir arte
y vida. Tal y como estuve leyendo ayer, su obra más
reciente se preocupa por los lugares, las comunidades, el espacio… lo que hace que sus producciones adquieran un interesante tinte social. Pero a mi
modo de ver realiza esta implicación con el entorno
desde valores como la “ecología acústica”, la sostenibilidad en el medio humano, el feminismo… de
forma excepcionalmente clara y directa. Ayer por la
noche pensaba que Palomino utiliza una “metodología sincera”, es decir un acercamiento transparente al entorno en el cual incorpora una especial sensibilidad estética que le hace ser sencillo y genial.
Propone sus performances, procesos y outputs sin
ambages, con una intencionalidad explícita y evidente. Y quizá sea en esa claridad expositiva en
la que resida toda una serie de sensaciones y metáforas que abren enormemente las posibilidades
de interpretación de su obra. Las oportunidades de
vivenciar esas obras.
Mientras veía el vídeo correspondiente a la pieza
Kalach’s Soundscape for Citizens, presentada en
la “III Ural Biennial of Contemporary Art” en Ekaterinburg, Russia, no pude dejar de adentrarme en
aquellos parajes pajizos, entre los árboles, en el tren
bicolor, en el puesto de quiénes atornillan las ruedas de las motocicletas. Y una increíble calma me
invadió.>>

8

Jesús Palomino fue el primero en visitarnos, seguido de Marisa González y Alaitz Arenzana del colectivo Sra. Polaroiska que nos acompañaron en las dos
siguientes sesiones. Para mi es un privilegio poder
contar esto, haber sido testigo de la presencia y las
palabras de personas que llevan tanto tiempo trabajando y han vivido tanto y creado tanto en un País
que no da para tanto. Desde el principio votamos
por incluir el Ciclo de Cine ElectroMotriz dentro de la
Bienal Miradas de Mujeres 2016. La propia Marisa
González, vicepresidenta de MAV (Mujeres en las
Artes Visuales) y segunda invitada, nos alentó a ello
generando así un nuevo nodo en la red de trabajo.
Su trabajo documental titulado “Ellas, Filipinas” tuvo
un impacto extraordinario y recibió un feedback tan
maravilloso como inesperado. Entre el público se
encontraba una investigadora que estudia también
las historias de aquellas mujeres filipinas que se reúnen e invaden el centro financiero y comercial de
Hong Kong transformando el uso de los espacios
públicos en espacios domésticos. La conexión fue
inmediata. La última sesión, dedicada a la creación
audiovisual y cinematográfica navarra, estuvo compuesta por dos trabajos muy diferentes pero igualmente imprescindibles. Se hizo el silencio durante
el emotivo pase de “Voces y silencios. Pamplona
7 de julio de 2008”, un registro de la performance
que Sandra Arróniz dirigió y protagonizó en 2013
en repulsa al brutal asesinato de Nagore Laffage a
manos de José Diego Yllanes.
Luego asistimos emocionadas a la proyección de
“Todas solas”, una historia entre tres mujeres que
nos contagió el vértigo que se siente ante la incapacidad humana de controlar el lado emocional en
las relaciones de pareja.
De nuevo un salto en el tiempo nos acerca a la
exposición “En voz alta” que ha sido inaugurada
recientemente en el espacio expositivo de la Buhardilla de la Sala de Armas, en la Ciudadela de
Pamplona. En ella hemos vuelto al punto de partida
del proyecto, la “Ley Foral 14/2015 del 10 de abril,
para actuar contra la violencia hacia las mujeres”.
En esta exposición se puede ver, leer y escuchar
cómo el texto sale del cajón, se tiende al aire como
la ropa, se ilumina y se reactiva.

Me parece de importancia hacer aquí un apunte.
Nuestra intención inicial no fue la de reunir a todas
y cada una de las personas y colectivos que se
dedican a luchar contra la violencia hacia las mujeres. Sabíamos que ese era un objetivo demasiado
ambicioso para la propuesta que hemos llevado a
cabo. Somos conscientes de que hay muchísimas
más personas que afortunadamente trabajan en
este ámbito y es por ello que hemos intentado abrir
el debate, generando espacios para el encuentro y
la discusión productiva, intentando ampliar las redes de contactos personales y profesionales para
ofrecer una perspectiva amplia desde el enfoque
del arte y la cultura, que es nuestro ámbito de trabajo profesional. Esto mismo ha quedado reflejado
en la realización del taller paralelo a la exposición, en
el que un grupo de 15 personas ha abierto el camino para concluir este maravilloso proyecto con la
edición del Femzine ElectroMotriz que ahora mismo
tenéis en las manos.
Sin lugar a dudas, este ha sido para mí un proceso
de empoderamiento, de creer en unas capacidades y potencia para llevar a cabo una iniciativa colectiva que realmente vale la pena, que tiene contenido significativo y capacidad de transformación, o
al menos de crear brechas en muchos muros que
necesitan abrirse a una mirada feminista, crítica, intuitiva, curiosa por conocer hasta dónde podemos
llegar. Emociones, dulces y amargas, que hacen
volver a creer que los estudios y la experiencia que
tenemos se pueden aplicar en la vida real y que
pueden suscitar el mismo interés en los/as demás
que nosotras tenemos hacia ellas.
Artistas, historiadoras del arte, profesionales de la
música, políticas, docentes, trabajadoras sociales,
directores y técnicos institucionales, filósofos, diseñadoras, asociaciones con múltiples perfiles asociados al feminismo, hermanas, parejas, amigos…
hacen que este proyecto sea construido desde la
producción artística, el activismo social, el papel
institucional, la gestión cultural, la mediación y la
colaboración. Todas estas personas tienen una historia, una vida, de la cual nos ofrecen una parte de
forma amable y desinteresada. Una composición
realizada gracias a un esfuerzo colectivo feminista.
Sofía Albero Verdú

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

Sin saber muy bien cómo un día entendimos
que todo lo que estábamos cocinando desde
hacía tiempo resultaba ser un festival absolutamente heterodoxo y difícilmente clasificable
que se centraba en esos lugares de intersección entre las prácticas artísticas contemporáneas y el feminismo. Lugares raros y poco evidentes pero vastísimos si la mirada es atenta.
Las intersecciones, los cruces de caminos, lo
mestizo, lo múltiple… Ahí es donde de forma
natural me encuentro más cómoda, puede
que por la incertidumbre que les caracteriza. Y
poco a poco, pero con la colaboración de muchas y magnificas personas, hemos conseguido poner en marcha un festival con un formato
que se sale de lo meramente académico, de lo
espectacular o de lo grandilocuente. Huyendo
de simplificaciones y efectismos hemos empezado a construir desde muchos frentes un
lugar de encuentro lo suficientemente amplio
desde el que mirar a los ojos y nombrar a ese
“malestar que no tiene nombre” del que habla
Betty Friedan en La mística de la feminidad
allá por 1963.

Fuerza ElectroMotriz, pero sabíamos que ahora mismo este proyecto sólo podía dar resultado siendo independiente. Y con mucho valor y también bastante ingenuidad, lo hemos
conseguido.
Es difícil, diría casi imposible, sacar adelante
proyectos de calidad e interés sin presupuesto, y muchas de nuestras ideas y deseos se
fueron quedando por el camino. Sin embargo en ese mismo camino hemos encontrado
grandes alianzas y descubierto lugares para
nosotras ignotos por los que perdernos en las
próximas ediciones de este festival.
Antes de escribir todo esto he leído el texto
de Sofía que aparece en este mismo fanzine y
poco más puedo aportar. Tal vez sirva lo dicho
a modo de conclusión personal sobre lo que
ha supuesto para mí este festival en su primera edición.
Dice Gloria Steinem que sin los saltos de la
imaginación, sin sueños, perdemos la emoción de la posibilidad. Que soñar es, al fin y al
cabo, una forma de planificar.

Así nos vimos buscando financiación y apoyos
de todo tipo para poder desarrollar dignamen- Y en ello estamos…
te las actividades que se han ido sucediendo
desde el mes de mayo dentro del marco de Mireya Martín Larumbe

20

Sin saber muy bien cómo un día entendimos que
todo lo que estábamos cocinando desde hacía
tiempo resultaba ser un festival absolutamente
heterodoxo y difícilmente clasificable que se centraba en esos lugares de intersección entre las
prácticas artísticas contemporáneas y el feminismo. Lugares raros y poco evidentes pero vastísimos si la mirada es atenta.
Las intersecciones, los cruces de caminos, lo
mestizo, lo múltiple… Ahí es donde de forma
natural me encuentro más cómoda, puede que
por la incertidumbre que les caracteriza. Y poco
a poco, pero con la colaboración de muchas y
magnificas personas, hemos conseguido poner
en marcha un festival con un formato que se sale
de lo meramente académico, de lo espectacular o
de lo grandilocuente. Huyendo de simplificaciones
y efectismos hemos empezado a construir desde
muchos frentes un lugar de encuentro lo suficientemente amplio desde el que mirar a los ojos y
nombrar a ese “malestar que no tiene nombre”
del que habla Betty Friedan en La mística de la
feminidad allá por 1963.

troMotriz, pero sabíamos que ahora mismo este
proyecto sólo podía dar resultado siendo independiente. Y con mucho valor y también bastante
ingenuidad, lo hemos conseguido.
Es difícil, diría casi imposible, sacar adelante
proyectos de calidad e interés sin presupuesto,
y muchas de nuestras ideas y deseos se fueron
quedando por el camino. Sin embargo en ese
mismo camino hemos encontrado grandes alianzas y descubierto lugares para nosotras ignotos
por los que perdernos en las próximas ediciones
de este festival.
Antes de escribir todo esto he leído el texto de
Sofía que aparece en este mismo fanzine y poco
más puedo aportar. Tal vez sirva lo dicho a modo
de conclusión personal sobre lo que ha supuesto
para mí este festival en su primera edición.
Dice Gloria Steinem que sin los saltos de la imaginación, sin sueños, perdemos la emoción de la
posibilidad. Que soñar es, al fin y al cabo, una forma de planificar.

Así nos vimos buscando financiación y apoyos de Y en ello estamos…
todo tipo para poder desarrollar dignamente las
actividades que se han ido sucediendo desde el Mireya Martín Larumbe
mes de mayo dentro del marco de Fuerza Elec-

21

22

23

Marisa González

24

25

EN VOZ ALTA // OZENKI
Instalación artística site specific, realizada con la participación de varias asociaciones
y colectivos.
Site specific Instalazioa artistikoa, hainbat elkarteko eta taldeekin sortutakoa.
PIEZA SONORA
SOINU PIEZA

https://soundcloud.com/apac-navarra/en-voz-alta-ozenki

CICLO DE CINE
Meeting Berit Ås. Con Jesús Palomino//Ellas, filipinas. Con Marisa González//
Selección de trabajos de Sra. Polaroiska. Con Alaitz Arenzana// Todas solas. De
Maite Eraso y Zaida Carmona//Voces y silencios. Pamplona, 7 de Julio de 2008.
De Sandra Arróniz.

26

27

28

29

Gizonenea
Mujeres Progresistas de Navarra
Esta primera edición del Festival Fuerza
OCSI Navarra
ElectroMotriz ha sido posible gracias apoyo Sara García Martín, Laura Oliden, Mireya Gardel Ayuntamiento de Pamplona, la Filmoteca cía Martín, Rachel Perez, Amaya Martín Lade Navarra y la UPNA Universidad Pública de rumbe
Navarra.
Han colaborado Grafilur Arte Gráfico, Hotel TALLER FEMZINE ELECTROMOTRIZ /
Maisonnave, Discos Barracuda, Edarte y MAV Ciudadela de Pamplona
Mujeres en las Artes Visuales.
Participantes taller:
Hemos contado con la participación de pro- Alicia Giménez García de la Asociación ACT
fesionales de diferentes ámbitos de actuación Amaia Epelde González
en las tres sedes en las cuales se ha desarro- Ana Fraile del Colectivo Urbanas
llado del Festival.
Asun Requena
Eukene Aristu Ubanell
DEBATE ELECTROMOTRIZ / UPNA
Lola Rodríguez de la Asociación Andrea
Universidad Pública de Navarra
Lorenzo Luis Irisarri Ona del Grupo Comenzar
/Hasi
Celia Martín Larumbe, doctora y docente de Lourdes del Río Artaso del Grupo Comenzar
secundaria.
/Hasi
Teresa Iriarte, periodista e investigadora social Satya (MariJose Pérez Moracho)
en masculinidad y medios.
Tere Sáez de la Asociación Lunes Lilas
Txaro Fontalba, artista visual.
Vanessa Eguiluz González de la Asociación
Esther Erice, presidenta de la Audiencia Pro- ACT
vincial de Navarra.
Virginia Ubanell López
Belén Garayoa, oficina de atención a las víctimas de delito.
Yolanda Rodríguez Villegas, presidenta de COLABORACIÓN ESPECIAL
Médicos del Mundo y experta en género.
Iker Andrés
Iker Serrano
CICLO ELECTROMOTRIZ / Filmoteca de
Javier Osés
Navarra
Ana Fraile
José Gracia
Hemos contado con las proyecciones y la pre- Alicia Giménez
sencia de los artistas y videoartistas:
Roberto Rivera
Jesús Palomino
Marisa González
Sra. Polaroiska
El equipo de Apac os quiere dar las gracias
Sandra Arróniz
por formar parte de la 1ª Edición del Festival
Maite Eraso
Fuerza Electromotriz, y por la participación
Zaida Carmona
desinteresada para hablar, dar a conocer y
acercar a la sociedad un problema que nos
EXPOSICIÓN ELECTROMOTRIZ / Ciudadela afecta a todos y todas, la violencia de génede Pamplona
ro.
AGRADECIMIENTOS

Con la participación de diferentes asociacio- ¡MUCHAS GRACIAS!
nes y colectivos en la pieza sonora
ESKERRIK ASKO!!

30

ACT Acción Contra la Trata
APAC
Colectivo Urbanas
Gafas Moradas

31

FEM Fuerza Electromotriz
@FestivalFEMN
festivalfem
www.femfestival.com
DISEÑO Y MAQUETACIÓN
Colectivo Y Peluda
IMPRESIÓN
Grafilur
Edición de 500 ejemplares

32

33