Está en la página 1de 4

POSIBLES VÍAS DE ACTUACIÓN EN LAS

POLÍTICAS DIRIGIDAS A FORTALECER


EL TRABAJO AUTÓNOMO EN LA CAPV
El pasado 23 de junio se celebró en Donostia una jornada organizada por GEZKI, la
Fundación Friedrich Ebert y EKAI Center —con la financiación de la Dirección de Economía
Social de Gobierno Vasco— que abordó la situación de los trabajadores autónomos y las
políticas públicas que están dirigidas a este colectivo.

Esta jornada se organizó a partir de un diagnóstico previo compartido por muchos: tanto en la
CAPV como en el Estado el número de trabajadores por cuenta propia es muy elevado,
situándose en la cabeza de los países europeos, no obstante, no se identifican ni un
movimiento asociativo integral potente -como sí existe en el Estado- ni una estrategia
definida en cuanto a las políticas públicas que han de potenciar este sector de actividad.

Partiendo de esta hipótesis, tanto en la jornada como en las valoraciones realizadas


posteriormente, se han analizado las actuaciones públicas de distintas administraciones y el
panorama general que estas han dibujado, que trataremos de resumir muy brevemente en este
documento. Una vez establecido este punto de partida, estaremos en disposición de
identificar, aunque por el momento sea con carácter meramente exploratorio, cuáles pueden
ser las vías de actuación a seguir a nivel de la CAPV.

POLÍTICAS PÚBLICAS DIRIGIDAS AL TRABAJO AUTÓNOMO

En los últimos años se ha intensificado la atención sobre los trabajadores autónomos en el


Estado, y por ende, sobre las políticas que los distintos gobiernos aplican sobre este colectivo,
entre las que el Estatuto del Trabajador Autónomo ha sido, probablemente, la de mayor eco
social y mediático. (En este sentido, aún valorando positivamente el conjunto de medidas
adoptadas, desde las asociaciones de autónomos existe la preocupación de que tanto en la
administración como en la opinión pública se mantenga una cierta sensación de que el trabajo
por cuenta propia está frecuentemente vinculado al fraude y las irregularidades, lo que puede
difuminar el impacto de su aportación a la generación de riqueza y empleo. Puede que este
haya sido un factor de peso para que ciertas administraciones hayan puesto el foco en el
control en vez de en la promoción a la hora de diseñar sus políticas con respecto a este
sector).

Por otro lado, en el contexto de la crisis económica y altos porcentajes de desempleo en la


que nos encontramos, las políticas dirigidas al autoempleo han sido principalmente políticas
de generación de empleo. Las organizaciones representativas entienden que en los últimos
años la acción pública se ha focalizado más en fomentar la inserción laboral de muchos
desempleados poniendo en marcha una serie de ayudas para la iniciación en el trabajo por
cuenta propia, pero que no ha habido la misma contundencia en consolidar el trabajo
autónomo ya existente.

Centrando nuestro foco justamente en esas políticas de mejora y apoyo al autoempleo, se


puede observar, que una parte sustancial de las demandas planteadas por las organizaciones
de representación integral del sector se han centrado en materias de competencia estatal, ya
que, junto a las competencias legislativas, se trata de medidas a implementar por la Seguridad
Social o el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en ámbitos como los siguientes:

● Prestaciones de cese de la actividad.


● Adecuación de la cuota de la cotización a la Seguridad Social a los ingresos y
flexibilidad en los pagos.
● Jubilación anticipada.
● Mejoras en la accesibilidad a las prestaciones de desempleo.
● ...
Sin embargo, las organizaciones representativas entienden que existe todo un terreno de
acción política en el marco competencial autonómico que, de hecho, se ha desarrollado de
distinta forma en cada comunidad autónoma.

VÍAS DE ACTUACIÓN A NIVEL AUTONÓMICO

Llegados a este punto, es necesario al menos apuntar la pertinencia de ahondar en qué tipo de
actuaciones puede desarrollar el Gobierno Vasco -o la comunidad autónoma- para
implementar políticas en dirigidas a los empleados por cuenta propia a nivel autonómico. El
peso de estos trabajadores en la CAPV y su incidencia sobre la economía y la sociedad vascas
parecen justificar este esfuerzo.

Las posibles vías de actuación que se apuntan en la Jornada son las siguientes:

● Las medidas de reestructuración son vitales para el tejido productivo de todo


territorio. En los últimos treinta años, estas medidas han sido especialmente exitosas
en el País Vasco, especialmente en la industria. No obstante, economías
estrechamente relacionadas con el trabajo autónomo raramente han recibido ayuda
alguna para su adecuación al nuevo contexto económico. Sectores como el comercio
han asumido por su cuenta la necesidad de regeneración y reestructuración.

● La formación es un elemento primordial para la generación de capital humano en


nuestra sociedad. En este sentido, la formación profesional para el empleo supone hoy
en día un pilar elemental en la capacitación de los profesionales. Tal y como en el
caso de los trabajadores asalariados existe una oferta amplia para su formación
continua, en el caso de los autónomos esta oferta es mucho menos amplia y menos
especializada.

● El régimen fiscal es un ámbito de actuación clave en la comunidad autónoma vasca.


En concreto, se plantea que, si se quieren aplicar rebajas fiscales para el incentivo
empresarial, existe un considerable porcentaje de empresas que son personas físicas y
que por lo tanto tributan en el IRPF y no el en Impuesto de Sociedades. *

● Posibilitar que -con carácter general- los autónomos puedan concurrir a convocatorias
públicas. Actualmente en muchas convocatorias públicas de concurrencia competitiva
se exige un determinado capital social para poder presentarse. Esto impide en muchas
ocasiones que los autónomos puedan ofrecer sus servicios a la administración pública.
● Medidas para la refinanciación de la deuda adquirida, ya que el colectivo prioriza el
pago a los proveedores y empleados antes que a los bancos o administraciones
públicas.

● Incentivos para la conciliación familiar.

● Potenciar el asociacionismo y asesorar sobre cuáles son las mejores alternativas para
la cooperación entre trabajadores o profesionales autónomos.

● ...

En conclusión, parece claro que existe un amplio ámbito de actuación donde el Gobierno
Vasco puede implementar políticas públicas para el fomento de la eficiencia de la actividad
de los trabajadores o empresarios autónomos.

También podría gustarte