Está en la página 1de 10

Boletín Especial Temporada de Huracanes 2008

BOLETIN ESPECIAL
INFORMACION SOBRE TEMPORADA DE HURACANES
DE L 2 0 0 8

Contenido:

1. Resumen del pronóstico de huracanes tropicales 2008. NOAA. EE UU.


2. Predicciones sobre temporada de huracanes. IMM. México. Mayo de 2008.
3. Evolución del Niño- (ENOS). Centro de Predicciones Climáticas de EE UU. de
mayo de 2008
4. Generalidades de los ciclones tropicales. Instituto de Meteorología de Cuba
(INSMET)

RESUMEN DEL PRONOSTICO DE HURACANES DEL ATLÁNTICO. NOAA

El Centro de Predicción del Clima del 2008 Temporada de Huracanes del Atlántico
Outlook llama a un 90% de probabilidad de una cerca de lo normal o por encima de lo
normal temporada de huracanes. Una encima de lo normal temporada es más probable
(65% de probabilidad), pero también hay un 25% de probabilidad de un cercano a la
temporada normal, y un 10% de probabilidad de una continuación de lo normal
temporada. Ver definiciones de la NOAA de antes, casi, y por debajo de lo normal
temporadas.

Esta perspectiva se basa en el análisis y la predicción de los dos principales señales


climáticas:

1) Las condiciones actuales que han sido propicias para arriba de lo normal las
temporadas de huracanes del Atlántico desde 1995 (la llamada multi-decadal señal), que
incluye por encima de lo normal de la superficie del mar las temperaturas en la zona
oriental del Océano Atlántico tropical.

Aunque las dos últimas temporadas de huracanes del Atlántico han sido cerca de lo
normal, no hay indicación de la actual época de huracanes activa ha llegado a su fin.

2) Posibles efectos persistentes de La Niña o El Niño-La Niña de condiciones neutrales.

Actualmente, La Niña parece estar disminuyendo, pero sus efectos atmosféricos a


menudo persisten incluso después del Océano Pacífico las temperaturas han vuelto a la
normalidad. Existe una considerable incertidumbre entre los modelos de previsión en
cuanto a qué tan fuerte la influencia de La Niña será.

Oikos Solidaridad
Dirección: Km. 120 Carretera El Litoral, Colonia y Cantón El Paraisal, Concepción Batres, Usulután. Teléfonos:
(503) 2616-0770. email: oikosoriente@navegante.com.sv

Unidad Ecológica Salvadoreña -UNES-


Dirección: Calle Colima # 22, Colonia Miramonte, San Salvador; El Salvador; Centroamérica.
Teléfonos: (503) 2260-1447; 2260-1465 y 2260-1480. Fax: (503) 2260-1675.
email: unes.info@telesal.net web site: www.unes.org.sv ®
Boletín Especial Temporada de Huracanes 2008
Pautas climáticas similares a las que se espera para este año se han producido
históricamente una amplia gama de actividades, y se han asociado tanto con cerca de lo
normal y por encima de lo normal temporadas. Permitir que las incertidumbres,
calculamos un 60% -70% de probabilidad de ocurrencia para cada uno de los siguientes
rangos de actividad:

• 12-16 nombre tormentas,


• Los huracanes 6-9,
• Principales huracanes 2-5,
• Un ACE gama de 100% -210% de la mediana

Estos rangos probablemente se han observado en cerca de dos tercios de haber pasado
temporadas de las condiciones climáticas similares a los previstos este año. Ellos no
representan el total de las gamas de actividad observado en los últimos temporadas.

La mayor parte de la actividad de 2008 se espera tenga lugar durante el mes de agosto
a octubre (ASO), el pico de meses de la temporada de huracanes del Atlántico.

El Centro de Predicción del Clima emitirá una actualización a esta nueva perspectiva, a
principios de agosto, al inicio del pico de meses de la temporada de huracanes del
Atlántico.

INFORME SOBRE EL PRONÓSTICO DE LA TEMPORADA DE CICLONES


TROPICALES. 2008.
Segunda versión, mayo de 2008
Ing. Alberto Hernández Unzón e Ing. Javier Espinosa Cruickshank

Pronóstico de la actividad de tormentas tropicales y huracanes en el Atlántico


2ª Versión

Los doctores Philip Klotzbach y William Gray(1) investigadores de la Universidad


Estatal de Colorado, señalan que de acuerdo con información de los patrones de
circulación de la atmósfera y del océano obtenidos hasta el mes de marzo indican
que la temporada 2008 en el Atlántico será 36% más activa que el promedio
histórico de 1970 a 2007; sin embargo, es oportuno indicar que el pronóstico 2008 se
debe considerar con cautela, ya que se basa en un nuevo esquema de
predicción estadística a largo plazo, empleado por primera vez desde que el Dr.
Gray dejó la autoría principal en manos del Dr. Klotzbach.

Para la segunda versión del pronóstico a largo plazo de la temporada de


huracanes en el Atlántico se estima la formación de aproximadamente 15
ciclones tropicales con nombre, de los cuales 7 serían tormentas tropicales,
4 huracanes moderados (categorías 1 o 2 en la Escala de Saffir-Simpson) y
4 huracanes intensos (categorías 3, 4 o 5).

El nuevo esquema de pronóstico de la versión de abril tiene 3 predictores: (1) El


gradiente de la temperatura superficial del mar SST durante febrero y marzo en el
Atlántico Nororiental; (2) la presión al nivel del mar en marzo en la costa occidental
de Africa y (3) La verificación del pronóstico preliminar de finales de diciembre.
Asimismo, en el esquema de pronóstico del Atlántico se obtuvieron años análogos a
2008, siendo estos 1950, 1989, 1999 y 2000.

Oikos Solidaridad
Dirección: Km. 120 Carretera El Litoral, Colonia y Cantón El Paraisal, Concepción Batres, Usulután. Teléfonos:
(503) 2616-0770. email: oikosoriente@navegante.com.sv

Unidad Ecológica Salvadoreña -UNES-


Dirección: Calle Colima # 22, Colonia Miramonte, San Salvador; El Salvador; Centroamérica.
Teléfonos: (503) 2260-1447; 2260-1465 y 2260-1480. Fax: (503) 2260-1675.
email: unes.info@telesal.net web site: www.unes.org.sv ®
Boletín Especial Temporada de Huracanes 2008
Con base en la experiencia del Servicio Meteorológico Nacional de México, se
considera que una versión con escenarios más probables de la actividad ciclónica en el
Atlántico durante 2008, será tomando diversos puntos de vista, tanto de las
investigaciones de los autores mencionados de la Universidad Estatal de Colorado
que será publicada en su tercera versión el 3 de junio, respectivamente, como
los resultados del pronóstico estacional del Instituto de Investigación Internacional
para el Clima y la Sociedad (IRI), así como el pronóstico estacional de tormentas
tropicales y huracanes que será emitido a partir de junio en forma mensual por el Centro
de Pronóstico Europeo (ECMWF) y por la versión oficial del pronóstico de la Agencia
Nacional para el Océano y la Atmósfera (NOAA) de los Estados Unidos.

Pronóstico de la actividad de tormentas tropicales y huracanes en el Pacífico


2ª Versión

En el Pacífico, con base al diagnóstico de las condiciones oceanográficas y atmosféricas


hasta el mes de abril, de las anomalías de la temperatura del mar, de la
circulación en niveles medios (700 hPa) de la troposfera ecuatorial, así como de
las zonas nubosas de la franja del Pacífico ecuatorial (radiación de onda larga), el
pronóstico para los meses de mayo a octubre de 2008 considera como análogos a los
años de 1951, 1955, 1975, 1999 y 2001, que son los años que mostraron las
mayores correlaciones con las condiciones actuales (Boletín del pronóstico
climatológico estacional de la anomalía de la lluvia del SMN, proporcionado por el Ing.
Javier Espinosa).

“...el pronóstico de la temperatura superficial del mar, de acuerdo a los modelos


estadísticos y dinámicos, para la región Niño 3.4, indica que las condiciones pueden
continuar hasta principios del verano de 2008, con la presencia de La Niña..” De
acuerdo con el IRI, de junio hasta noviembre de 2008 las condiciones más probables
para el ENSO son de un año Neutro.

Realizando el promedio de las temporadas análogas se observa que la actividad


de la temporada 2008, en el Pacífico Nororiental, será cerca de la situación
normal de 1970 a 2007, con una “estimación promedio de 15 ciclones con
nombre con una desviación estándar de 2”. De los 15 sistemas tropicales, 7
podrían alcanzar la intensidad de tormenta tropical, 5 huracanes moderados y 3
huracanes intensos.

Nota de cautela: Los resultados de las proyecciones a largo plazo deben tomarse
con las reservas del caso debido a las variaciones en distribución e intensidad de los
patrones de circulación de la atmósfera y el océano. La presente información debe
considerarse como guía para la planeación y prevención. En ningún momento se
puede afirmar cuantos ciclones tropicales pueden afectar al territorio nacional y
mucho menos en que fechas o con que intensidad. Asimismo, cuando se registra
una condición de “El Niño” o “La Niña” el pronóstico de la cantidad de huracanes
presenta grandes variaciones.

Cuadro Resumen del pronóstico de la actividad ciclónica para la temporada 2008


(Segunda versión del mes de mayo)
Región Pacífico Atlántico
Ciclones Pronóstico Promedio Pronóstico Promedio
con nombre SMN 2008 1966-2007 Klotzbach-Gray 1966-2007
2008
Oikos Solidaridad
Dirección: Km. 120 Carretera El Litoral, Colonia y Cantón El Paraisal, Concepción Batres, Usulután. Teléfonos:
(503) 2616-0770. email: oikosoriente@navegante.com.sv

Unidad Ecológica Salvadoreña -UNES-


Dirección: Calle Colima # 22, Colonia Miramonte, San Salvador; El Salvador; Centroamérica.
Teléfonos: (503) 2260-1447; 2260-1465 y 2260-1480. Fax: (503) 2260-1675.
email: unes.info@telesal.net web site: www.unes.org.sv ®
Boletín Especial Temporada de Huracanes 2008
Tormentas 7 6.9 7 5.0
Tropicales

Huracanes 5 4.1 4 3.6


moderados
(Cat. 1 o 2)
Huracanes 3 4.0 4 2.4
Intensos (Cat.
3, 4 o 5)
TOTAL 15 15.0 15 11.0

Nombres de los ciclones tropicales asignados para la temporada de 2008 con base
en el Plan Operativo de Huracanes de la AR-IV Organización Meteorológica
Mundial

Pacífico Atlántico, Golfo de


Nororiental México y Mar Caribe
Alma Arthur
Boris Bertha
Cristina Cristobal
Douglas Dolly
Elida Edouard
Fausto Fay
Genevieve Gustav
Hernan Hanna
Iselle Ike
Julio Josephine
Karina Kyle
Lowell Laura
Marie Marco
Norbert Nana
Odile Omar

FENOMENO EL NIÑO/OSCILACION SUR (ENOS)

Synopsis: Una transición de condiciones de La Niña a condiciones neutrales de


ENSO es posible durante junio y julio de 2008.

La Niña continúo debilitándose durante el mes de abril de 2008; según lo reflejan los
cambios en las Temperaturas Superficiales del Océano (SSTs por sus siglas en inglés) a
través de las aguas del Océano Pacífico ecuatorial. Las anomalías negativas en las
SSTs a través del Océano Pacífico ecuatorial central y este central se han debilitado,
mientras las positivas están restringidas a partes del este del Pacífico ecuatorial. Las
últimas SSTs semanales en el extremo oeste de las regiones del Niño-4 y Niño-3.4 están
entre 0.6°C y 0.8°C por debajo del promedio, mientras las anomalías en el extremo este
de las regiones del Niño-3 y Niño-1+2 están en los 0°C y −0.3°C respectivamente.

Las temperaturas subsuperficiales positivas del océano en la capa termoclinal han


continuado aumentando en el Pacífico ecuatorial central y este central. Aunque este
aumento ha resultado en anomalías positivas en el contenido calórico (temperaturas
promedios en los 300m superiores del océano; continúa persistiendo una capa
Oikos Solidaridad
Dirección: Km. 120 Carretera El Litoral, Colonia y Cantón El Paraisal, Concepción Batres, Usulután. Teléfonos:
(503) 2616-0770. email: oikosoriente@navegante.com.sv

Unidad Ecológica Salvadoreña -UNES-


Dirección: Calle Colima # 22, Colonia Miramonte, San Salvador; El Salvador; Centroamérica.
Teléfonos: (503) 2260-1447; 2260-1465 y 2260-1480. Fax: (503) 2260-1675.
email: unes.info@telesal.net web site: www.unes.org.sv ®
Boletín Especial Temporada de Huracanes 2008
superficial de anomalías negativas en el Pacífico central entre la superficie y 100m de
profundidad. A pesar de estos cambios, las SSTs se mantienen suficientemente frescas
para mantener anomalías atmosféricas persistentes asociadas a La Niña. Los vientos
fuertes del este en los niveles bajos y los vientos del oeste en los niveles altos
continuaron a través del Pacífico ecuatorial central, la convección se mantuvo restringida
a lo largo del Pacífico ecuatorial central y una convección mayor cubrió el lejano oeste
del Pacífico. En conjunto, estas condiciones atmosféricas y oceánicas indican que
prevalecen las condiciones actuales de La Niña.

La mayoría de los pronósticos dinámicos y estadísticos más recientes de SST para la


región de El Niño 3.4 indican que La Niña persistirá hasta mayo-junio-julio del 2008.
Después de este período, existe divergencia considerable en los pronósticos, con
aproximadamente la mitad de ellos indicando que La Niña continuará durante la segunda
mitad del año. Sin embargo, la divergencia de los modelos abarca la posibilidad del
regreso de La Niña o aun más, de El Niño para finales de 2008. Basado en las
condiciones atmosféricas y oceánicas actuales y las tendencias observadas
recientemente, es posible una transición de La Niña hacia condiciones neutrales de
ENSO durante junio y julio de 2008.

Las condiciones atmosféricas relacionadas con La Niña persisten gran parte del tiempo
durante varios meses luego de que las SSTs retornen a condiciones neutrales del
ENSO. Algunos impactos anticipados de La Niña durante los meses de mayo-julio
incluyen la continuación de precipitación sobre el promedio en Indonesia y precipitación
bajo el promedio sobre el Pacífico ecuatorial central.

GENERALIDADES DE LOS CICLONES TROPICALES

Los ciclones tropicales, su clasificación y las zonas del mundo donde se originan.

Un ciclón tropical es un término genérico que se emplea para designar a los sistemas de
baja presión que se forman en los océanos, en un ambiente homogéneo y generalmente
en la zona tropical. El ciclón tropical está acompañado de una amplia área de nublados,
con lluvias, chubascos y tormentas eléctricas y tiene asociada una circulación superficial
de los vientos en sentido contrario al de las manecillas del reloj en el hemisferio norte,
siendo en el mismo sentido que éste en el hemisferio sur.

Condiciones necesarias para la formación de los ciclones tropicales. ciclo de vida. zonas
del mundo donde se originan.

Los ciclones tropicales se forman sobre las aguas cálidas de la zona tropical o
subtropical a partir de perturbaciones pre-existentes, las que consisten en áreas de
inestabilidad, como son las ondas tropicales. Pueden también formarse en la zona de
inestabilidad del extremo sur de un frente frío y, a veces, a partir de zonas de baja
presión de núcleo frío (« bajas frías ») en la atmósfera superior.

Hay varias condiciones que posibilitan que un ciclón tropical se forme y se desarrolle
hasta convertirse en huracán. Hay al menos tres condiciones que son completamente
necesarias,

1. Una perturbación pre-existente: área extensa de nubosidad con lluvias, chubascos y


tormentas eléctricas.

Oikos Solidaridad
Dirección: Km. 120 Carretera El Litoral, Colonia y Cantón El Paraisal, Concepción Batres, Usulután. Teléfonos:
(503) 2616-0770. email: oikosoriente@navegante.com.sv

Unidad Ecológica Salvadoreña -UNES-


Dirección: Calle Colima # 22, Colonia Miramonte, San Salvador; El Salvador; Centroamérica.
Teléfonos: (503) 2260-1447; 2260-1465 y 2260-1480. Fax: (503) 2260-1675.
email: unes.info@telesal.net web site: www.unes.org.sv ®
Boletín Especial Temporada de Huracanes 2008
2. Temperatura cálida de las aguas del océano: 26,6ºC o superior, hasta una
profundidad de al menos 45 metros.
3. Vientos en la atmósfera superior: que sean débiles y no cambien mucho de dirección
y velocidad a través de la altura de la atmósfera (bajo cizallamiento)

Mediante el contacto con las aguas cálidas del océano, la perturbación pre-existente
recibe el calor y la energía. Comienza a formarse una zona donde la presión atmosférica
es algo inferior a la de los alrededores. Cerca de la superficie del océano, los vientos
empiezan a girar como un torbellino con centro en la zona de baja presión de la
perturbación. Durante estas primeras etapas, el sistema meteorológico se compone de
un agrupamiento relativamente poco organizado de chubascos y tormentas eléctricas.
Las aguas cálidas del océano agregan más humedad y calor al aire que sube, y a
medida que la humedad se condensa formando los chubascos y lluvias, se genera más
calor, lo cual suministra energía adicional al sistema. La configuración de la atmósfera
superior debe garantizar que el aire que penetra por los niveles superficiales salga al
exterior del sistema por los niveles superiores. Así que si los vientos en altura son
débiles y varían poco en dirección, la energía puede seguir concentrándose, el sistema
puede fortalecerse y transformarse en una depresión tropical. Llegado este punto, el
sistema comienza a adquirir el familiar aspecto en espiral, debido al flujo de los vientos y
a la rotación terrestre.

Si las condiciones oceánicas y de la atmósfera superior continúan siendo favorables, el


ciclón sigue fortaleciéndose hasta convertirse en una tormenta tropical, las bandas de
chubascos y tormentas añaden más calor y humedad y el ciclón pasa relativamente en
poco tiempo al estadio de huracán. Es en este momento cuando suele formarse el
llamado ojo del huracán, debido a que el aire baja rápidamente por el centro, secando y
calentando esa zona, en la cual no hay nubes y el viento está en calma.

El ciclo de vida de un huracán puede durar más de dos semanas sobre las aguas del
océano y en ese período puede recorrer una larga trayectoria.

De la misma manera en que varios factores contribuyen a la formación de un huracán,


existen otros que promueven su debilitamiento y disipación. El huracán puede debilitarse
o disiparse sobre el mar debido a la existencia de fuertes vientos superiores o gran
diferencia en dirección y velocidad entre los vientos a diferentes niveles, desde la
superficie hasta 10 a 12 kilómetros de altura. Entonces se dice que hay una fuerte
cizalladura vertical del viento. También puede debilitarse si se desplaza sobre aguas
más frías o sobre una zona más seca. Típicamente, una vez que un huracán alcanza
tierra firme, pierde la fuente principal de humedad y la circulación superficial puede verse
reducida por la fricción con la topografía del terreno. Por lo general, un huracán o un
ciclón tropical que está debilitándose puede volver a cobrar mayor intensidad si se
desplaza hacia una región más favorable o interactúa con un sistema frontal de las
latitudes medias.

Las condiciones generales de formación y desarrollo de los ciclones tropicales ocurren


durante los meses de verano en los océanos tropicales del mundo, con la excepción del
Atlántico Sur y de la porción Sudeste del Pacífico, debido a que en estas zonas, a pesar
de ser tropicales, las capas superficiales del océano son relativamente frías, con
temperaturas por debajo de los 26.5 ºC.

Oikos Solidaridad
Dirección: Km. 120 Carretera El Litoral, Colonia y Cantón El Paraisal, Concepción Batres, Usulután. Teléfonos:
(503) 2616-0770. email: oikosoriente@navegante.com.sv

Unidad Ecológica Salvadoreña -UNES-


Dirección: Calle Colima # 22, Colonia Miramonte, San Salvador; El Salvador; Centroamérica.
Teléfonos: (503) 2260-1447; 2260-1465 y 2260-1480. Fax: (503) 2260-1675.
email: unes.info@telesal.net web site: www.unes.org.sv ®
Boletín Especial Temporada de Huracanes 2008
La temporada ciclónica. Zonas de formación de ciclones tropicales en el Atlántico Norte,
el Mar Caribe y el Golfo de México durante los diferentes meses de la temporada
ciclónica.

Oficialmente, la temporada de ciclónica o de huracanes comienza el 1º de junio y


termina el 30 de noviembre en la cuenca del Atlántico (que comprende el Océano
Atlántico, el Mar Caribe y el Golfo de México). Como la parte más activa de la temporada
ocurre entre mediados de agosto y finales de octubre. Sin embargo, pueden producirse
huracanes en cualquier momento durante la temporada.

Por lo general, las zonas donde se forman los huracanes y las trayectorias que éstos
siguen están relacionadas con el mes en que se forman.

Como regla general, a comienzo y fin de la temporada (junio, octubre y noviembre) los
ciclones tropicales se forman en el Mar Caribe occidental y en el Golfo de México,
mientras que en los meses centrales de la temporada (julio, agosto y septiembre) se
forman en el Atlántico, usualmente entre Africa y las Antillas Menores. Estas son las
condiciones promedio; sin embargo, los huracanes pueden formarse en distintos
lugares. No obstante, si se hace una idea del patrón general, podrá llegar a comprender
mejor que en Cuba los meses más peligrosos son los del inicio y fin de la temporada por
su formación en el Mar Caribe occidental.

Cada año, se forman como promedio diez tormentas tropicales sobre el Océano
Atlántico, el Caribe y el Golfo de México, muchas de las cuales nunca salen de las aguas
del océano.

El movimiento de los ciclones tropicales. Trayectorias más comunes en el


Atlántico.

Aparte del movimiento de rotación espiralada de los vientos alrededor del centro de baja
presión, los ciclones tropicales se desplazan como un todo hacia regiones geográficas, a
veces muy distantes de la zona donde surgió. La dirección del movimiento es gobernada
por los sistemas que rodean al ciclón tropical, sean estos anticiclones u ondas
superiores. Como para cierta época del año hay coincidencia de similar situación de los
sistemas meteorológicos, se dan regularidades en el movimiento de los ciclones
tropicales, aunque a veces se producen grandes excepciones.

El movimiento de los ciclones tropicales se produce de manera general en dos ramas de


una parábola, la primera rama con rumbo general al Oeste u Oeste noroeste, para llegar
a un punto de recurva en el que disminuye su velocidad o se estaciona, para cambiar
drásticamente la dirección de su movimiento, tomando entonces una segunda rama
hacia el Norte, Norte nordeste y después al Nordeste.

En los meses de junio, octubre y noviembre, el movimiento general es próximo al norte,


mientras que julio, agosto y septiembre, las trayectorias son alargadas, extendiéndose
desde la costa de Africa con orientación general hacia el Oeste.

Clasificación de los Ciclones Tropicales.

Los ciclones tropicales se clasifican de acuerdo a la velocidad que alcanzan los vientos
máximos sostenidos (promediados en un minuto),de la siguiente manera:

Oikos Solidaridad
Dirección: Km. 120 Carretera El Litoral, Colonia y Cantón El Paraisal, Concepción Batres, Usulután. Teléfonos:
(503) 2616-0770. email: oikosoriente@navegante.com.sv

Unidad Ecológica Salvadoreña -UNES-


Dirección: Calle Colima # 22, Colonia Miramonte, San Salvador; El Salvador; Centroamérica.
Teléfonos: (503) 2260-1447; 2260-1465 y 2260-1480. Fax: (503) 2260-1675.
email: unes.info@telesal.net web site: www.unes.org.sv ®
Boletín Especial Temporada de Huracanes 2008
Depresión tropical: vientos máximos sostenidos inferiores a 63 kilómetros por hora.
Tormenta tropical: vientos máximos sostenidos entre 63 y 117 kilómetros por hora.
Huracán: vientos máximos sostenidos superiores a 117 kilómetros por hora.

La escala Saffir/Simpson de clasificación de huracanes.

Se llama Huracán al ciclón tropical totalmente desarrollado. Como los mismos se


clasifican a partir de los vientos máximos sostenidos (1 minuto) y el poder destructivo de
los huracanes aumenta rápidamente, ya que depende no de la velocidad del viento, sino
del cuadrado de esta variable, se ha puesto en uso la clasificación de los huracanes en
una escala de cinco categorías, llamada escala Saffir-Simpson. Esta escala es la
siguiente:

Categoría Viento máximo sostenido Daños


(km/h)
1 118 – 153 Mínimos
2 154 – 177 Moderados
3 178 – 209 Extensos
4 210 – 250 Extremos
5 >250 Catastróficos

Los huracanes de categoría 3 o superiores se denominan huracanes de gran intensidad.

Elementos peligrosos en un ciclón tropical.

Los principales fenómenos peligrosos que acompañan a un ciclón tropical son la


surgencia, los vientos fuertes, las precipitaciones intensas, el oleaje y los tornados.

Surgencia.

La surgencia es el fenómeno natural más dañino provocado por un ciclón tropical, tanto
para la vida humana como para los bienes materiales de la sociedad. Definiéndola en
una forma sencilla, consiste en una impresionante y repentina ola que llega junto con el
organismo a tierra, está constituida por una onda de longitud larga, que como promedio
puede afectar de 150 a 200 km. de costas, durabilidad de algunas horas, alcanza su
mayor altura a la derecha de la trayectoria del organismo, en la región de los vientos
máximos y es provocada por la tensión de los vientos fuertes y la caída de la presión
atmosférica al encontrarse este organismo tropical sobre una región de plataforma
insular o continental de poca profundidad, pudiendo alcanzar alturas superiores a los 6
m.

Marea de Tormenta.

Esta consiste en la combinación de la surgencia con la marea astronómica presente en


el lugar donde está ocurriendo el fenómeno, produciéndose la mayor sobre elevación del
nivel medio del mar ante la presencia de una pleamar.

A los efectos devastadores de este dañino fenómeno natural debe de añadírsele la


altura que alcanzan las olas provocadas por el ciclón tropical, las cuales se desplazan
por encima de ella.

Las lluvias torrenciales.

Oikos Solidaridad
Dirección: Km. 120 Carretera El Litoral, Colonia y Cantón El Paraisal, Concepción Batres, Usulután. Teléfonos:
(503) 2616-0770. email: oikosoriente@navegante.com.sv

Unidad Ecológica Salvadoreña -UNES-


Dirección: Calle Colima # 22, Colonia Miramonte, San Salvador; El Salvador; Centroamérica.
Teléfonos: (503) 2260-1447; 2260-1465 y 2260-1480. Fax: (503) 2260-1675.
email: unes.info@telesal.net web site: www.unes.org.sv ®
Boletín Especial Temporada de Huracanes 2008
El ciclón tropical es un sistema productor de lluvia. Cuando un ciclón tropical toca tierra,
es común que deje entre 100 y 300 mm o más de lluvia en una amplia zona. Sin
embargo, la lluvia no depende de la intensidad del ciclón tropical. Sin embargo, un
desplazamiento lento o errático sobre una misma área, una zona de topografía
accidentada y la interacción con otros sistemas meteorológicos, ocasiona lluvias
torrenciales que a su vez producen grandes y devastadoras inundaciones. El grado de
peligro que representan las inundaciones depende, además del nivel de saturación del
suelo, por lo que si después de varios días con lluvias ocurre la afectación de un ciclón
tropical, las inundaciones son mucho más extensas y mortíferas. Los deslizamientos de
tierra en zonas montañosas es otro factor muy peligroso que se produce a consecuencia
de las lluvias intensas.

En los estadíos de Depresión Tropical y Tormenta Tropical, las lluvias generalmente


están alejadas del centro y ocurren hacia la derecha entre 100 y 300 kilómetros de
distancia del centro

Los vientos intensos.

Los ciclones tropicales se clasifican, como ya se vio, de acuerdo a la velocidad de los


vientos máximos sostenidos promediados en un minuto. El poder destructor del viento
aumenta rápidamente con su velocidad, ya que depende no de la velocidad en sí del
viento, sino del cuadrado de esa velocidad.

Los vientos de una Depresión Tropical son usualmente débiles y sólo son capaces de
ocasionar daños en estructuras débiles o en cultivos de poca raíz y amplio follaje como
el plátano. En una tormenta tropical son lo suficientemente fuertes como para
representar ya una cierta amenaza.

Los vientos de intensidad de huracán pueden fácilmente destruir una casa o un edificio
cuya estructura es de mala calidad. Durante un huracán, los escombros, los carteles, las
tejas y materiales que se desprenden de los techos y cualquier objeto pequeño que se
haya dejado afuera, se transforman en proyectiles. Los vientos más intensos soplan
generalmente en el lado derecho de la pared del ojo del huracán.

Las rachas son intensidades grandes del viento, en sólo 2 a 3 segundos de duración,
que superan al viento máximo sostenido de 1.2 a 1.5 veces su valor. Son las que más
daños ocasionan.

Los vientos de intensidad de huracán también pueden dañar los edificios altos ya que la
fuerza del viento suele aumentar con la altura hasta en una categoría de la escala Saffir-
Simpson.

Descripción del paso de un huracán por una localidad. Características encontradas


en el “ojo”.

Cuando un huracán se acerca a una localidad, el observador ve que de hora en hora se


incrementa la frecuencia y la intensidad de los chubascos y tormentas eléctricas, los
vientos van aumentando y el tiempo en general va deteriorándose rápidamente.
Después vendrá el huracán en toda su intensidad, y si el ojo pasa por la localidad,
entonces abruptamente vendrá la calma, saldrá el sol si es de día o se vean las estrellas
y la luna si es de noche, pues el cielo estará despejado o con nubes altas, un cierto
tiempo después, volverá el huracán en toda su furia, y a veces lo peor ocurre después
Oikos Solidaridad
Dirección: Km. 120 Carretera El Litoral, Colonia y Cantón El Paraisal, Concepción Batres, Usulután. Teléfonos:
(503) 2616-0770. email: oikosoriente@navegante.com.sv

Unidad Ecológica Salvadoreña -UNES-


Dirección: Calle Colima # 22, Colonia Miramonte, San Salvador; El Salvador; Centroamérica.
Teléfonos: (503) 2260-1447; 2260-1465 y 2260-1480. Fax: (503) 2260-1675.
email: unes.info@telesal.net web site: www.unes.org.sv ®
Boletín Especial Temporada de Huracanes 2008
de pasar el ojo. Esta descripción será mejor comprendida después que a continuación
se analicen las distintas partes de la estructura del huracán.

Las partes principales de la estructura horizontal de un huracán son el centro u ojo, la


pared del ojo y las bandas espirales de lluvia que conforman el cuerpo del huracán. El
aire se mueve hacia el centro en espiral, en dirección generalmente contraria a la de las
manecillas del reloj y sale por arriba, a alturas entre 5 y 10 kilómetros, en la dirección
opuesta.

El Centro u ojo del huracán.

El ojo no existe en los estadíos de Depresión Tropical y Tormenta Tropical. Aparece en


el primer estadío del huracán, a veces cercano a la Categoría 2. Esto ocurre porque es
necesaria una velocidad apreciable del viento que genere en el centro de rotación una
zona donde las fuerzas se equilibren, y el aire desciende seco y más cálido, formando la
zona sin nubes del ojo. El ojo puede medir entre 30 y 60 km de diámetro.

La pared del ojo.

La densa pared de tormentas eléctricas y chubascos que rodea al ojo, es la zona de


mayor convergencia del aire superficial, por tanto es donde se encuentran los vientos
más intensos del huracán. Un cambio en la estructura del ojo y la pared del ojo durante
cualquier momento de la vida de un huracán, puede alterar la velocidad del viento, que
es una indicación de la intensidad del sistema. El diámetro del ojo puede aumentar o
disminuir en tamaño y es posible que se formen dos paredes concéntricas alrededor del
ojo. En los sistemas débiles pueden aparecer hasta dos y tres ojos o centros de
circulación, pero por poco tiempo.

Las bandas de lluvia en espiral.

Las bandas de lluvia externas del huracán (cuyos vientos a menudo alcanzan intensidad
de huracán o de tormenta tropical) pueden extenderse a varios cientos de kilómetros del
centro. A veces, estas bandas y el ojo quedan ocultos por las nubes altas; en estos
casos, puede resultar difícil para el pronosticador usar las imágenes de satélite para
seguir el movimiento del ciclón, sobre todo de noche.

Oikos Solidaridad
Dirección: Km. 120 Carretera El Litoral, Colonia y Cantón El Paraisal, Concepción Batres, Usulután. Teléfonos:
(503) 2616-0770. email: oikosoriente@navegante.com.sv

Unidad Ecológica Salvadoreña -UNES-


Dirección: Calle Colima # 22, Colonia Miramonte, San Salvador; El Salvador; Centroamérica.
Teléfonos: (503) 2260-1447; 2260-1465 y 2260-1480. Fax: (503) 2260-1675.
email: unes.info@telesal.net web site: www.unes.org.sv ®