Está en la página 1de 2

G12 Vision International Welcome

PASOS PARA CONQUISTAR EL NUEVO AÑO

Cuando termina un año, generalmente hacemos una evaluación de los logros y metas conquistadas al igual que
miramos lo que dejamos de hacer. Muchos se arrepienten, hacen promesas y algunos hasta juran que no lo volverán a
hacer. Pero es muy importante la manera como nosotros podemos recibir un año nuevo. El Pastor Castellanos nos
comparte cómo tener un año lleno de victorias.

“Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una
esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e
inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros” (1 Pedro 1:3,4).

Dios nos entrega un cheque por trescientos sesenta y cinco días y cada
uno lo llena a su manera para poder conquistar el año que Él le está
entregando. El profeta Isaías en el capítulo 61 refiriéndose a la
unción de Dios, dice que podemos llamar este año agradable al Señor.
Para lograr esta meta es importante que desde el inicio usted le dé el
rostro al año y depende de usted si lo hace un año agradable y
deleitoso para el Señor, porque hay un poder en las palabras que usted
declara. Si dice que este año va a ser igual o quizás peor que el
anterior, ya le dio el rostro y cada día que usted viva va a sentir que
es más difícil porque así lo declaro.

Cuando usted declara palabras de bendición así serán todos los días del
año, se despertará con una sonrisa y dará gracias a Dios por esos días
tan maravillosos, porque sentirá que la vida es más fácil si la vive de
la mano del Señor.

Hay tres áreas fundamentales de su vida en donde Dios manifestarse de una

manera poderosa durante este nuevo año que comienza.

1. La familia

El deseo del corazón de Dios es que usted levante una generación para
Él. Esto comienza en su propio hogar. Este debe ser el año en que usted
debe renacer en la relación conyugal, la relación con sus hijos y
familiares. Debe ponerse como meta que desde este nuevo año que
comienza su hogar será un hogar ejemplo. En el cual el fundamento será
la Palabra de Dios, la fe se verá manifiesta en todo lo que realizan y
las relaciones serán sanas. Debemos comenzar a rescatar los valores
morales y familiares que la sociedad ha perdido. Nuestro hogar debe ser
un reflejo de santidad, bendición, amor y respeto.

No permita que la televisión pastoree su familia, sea usted quien


lidere la vida espiritual de su hogar. En la relación de familia,
eduque, forme, no hiera a sus hijos ni siquiera de palabra. Fomente
siempre el diálogo, y cuando tenga que corregirlos hágalo con amor. Que
este sea el año de la unidad familiar. Pues de nada sirve ganar el
mundo entero, trabajar arduamente por dinero, tener millones de dólares
en el banco, si su familia se pierde. Alguien dijo: ningún éxito por
grande que sea, podrá opacar la mancha de un hogar destruido. Satanás
quiere destruir los hogares, pero la Visión del Gobierno de los doce
tiene una unción de restauración para salvar las familias. Crea que
este es el año en que el hijo pródigo vuelva a casa, y que los lazos
que estaban a punto de romperse se afirmarán en el Señor, y usted podrá
construir la mejor familia del mundo.

2. La fe

La fe es aquello que nos lleva a alcanzar lo imposible. Ella viene por


el oír y el oír la palabra de Dios (Romanos 10:17) Cuando Dios nos
habló acerca de la fe en Hebreos 11:1, es porque Él sabía que íbamos a
tener que enfrentar circunstancias difíciles. Quizá el enemigo ataca su
http://www.visiong12.com Motorizado por Joomla! Generado: 25 February, 2008, 00:26
G12 Vision International Welcome

mente diciéndole que Dios le falló, que Sus promesas no se han


cumplido, pero usted debe identificar que es la voz del diablo tomar
autoridad sobre ella y reprenderla en el nombre de Jesús. Dios siempre
cumple todo lo que ha prometido. Y por eso Él quiere que se levante en
este año con un espíritu de conquista, no en un espíritu de fracaso. No
confiese las imposibilidades del año que termina, sino declare: -Señor
contigo voy a conquistar cada día de este año, será el mejor año de mi
vida porque tendré tu bendición y tu respaldo-. Usted debe creer que la
bendición de Dios siempre va en aumento, nunca en decrecimiento. El
proverbista nos enseña que la senda del justo es como la luz de la
aurora que siempre va aumentando (Proverbios 4:18).

No puede decir que este año va a ser más difícil que el anterior. Si
usted es un hombre justo, tiene que ir en aumento, tiene que ir en
bendición y el respaldo y la unción de Dios siempre estará con usted.
Créalo. Mire a su cónyuge con los ojos de la fe. Vea sus hijos
cambiados, comprometidos con Dios, siendo siervos de Dios. No los puede
ver como esclavos del vicio, del pecado, de la droga, tiene que verlos
transformados por el poder de Dios. Usted tiene que visualizar que sus
finanzas mejorarán, no que empeorarán. Tiene que visualizar que tiene
un futuro lleno de bendición, y eso lo logrará por medio de la fe.

3. El Ministerio

En esta parte encontramos que DIOS VA REVIVIR LA ESPERANZA EN USTED. El


Apóstol Pedro habla de renacer lo cual significa revivir. Dice que hizo
revivir una esperanza. Hay una diferencia entre la fe y la esperanza.
La fe es para ahora, la esperanza es para el mañana. Algunas personas
dicen que tienen fe en que algún día se van a sanar, pero eso es sólo
esperanza. Porque cuando se tiene la fe, la fe es ahora, es inmediata,
esta debe formar parte de usted, la debe confesar y proclamar el
milagro que usted anhela alcanzar. Con la es esperanza se vive pensando
en el futuro. La palabra esperanza nos habla del mañana, o sea de la
Visión.

La Visión que Dios le dio a esta iglesia es la misma que dio a sus
discípulos antes de partir de este mundo. Les dijo: “Por tanto, id, y
haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del
Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas
las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los
días, hasta el fin del mundo. Amén” (Mateo 28:18-19). Esa es la visión.
El Señor nos mandó a hacer discípulos a todas las naciones y la manera
de cumplir este sueño, es a través del Gobierno de los doce.

El deseo de Dios es que usted pueda discipular doce personas. Luego si


cada uno de esos doce alcanza otros doce, suman ciento cuarenta y
cuatro. Si cada uno de ellos gana otros doce, son mil setecientos
veintiocho. Si cada uno obtiene otros doce, son 20.736. Si cada uno
alcanza otros doce, llegamos a más de 200.000 personas. Si cada uno
alcanza otros doce, son más de 2,900,000. Toda esta gran multiplicación
es posible cuando una persona permite ponerse en las manos de Dios para
que Él transforme todo su ser para que así pueda alcanzar casi tres
millones de corazones.

En este año que comienza, el Señor derramará una nueva unción sobre su
vida la cual lo hará renacer a un ministerio no corruptible, pero
incorruptible, un ministerio el cual lleve mucho fruto. El mejor.
Prepárese para ver la mayor cosecha en este año que se avecina.

Con estos tres pasos usted puede dar el rostro al año; permítale a Dios
renacer en cada una de estas áreas y vivirá el mejor año de su vida.
Así podrá decir que este será el año agradable del Señor.

http://www.visiong12.com Motorizado por Joomla! Generado: 25 February, 2008, 00:26