Está en la página 1de 2

CONQUISTANDO LAS PROMESAS

Introducción
Cada uno de nosotros venimos a este mundo con una misión específica que cumplir. Lo importante es entender porque estamos
en este tiempo y en el lugar donde Dios nos puso. Henry Ford dijo que debemos saber que es lo que tenemos que hacer y
hacerlo. Debemos tener la actitud de Andrés en nuestra vida, ver siempre las posibilidades.
Dios escogió al pueblo de Israel, y levantó un hombre llamado Moisés y le reveló su propósito que era sacarlos de la tierra de
opresión y llevarlos a la tierra prometida. Pero la mayoría de ellos quedaron postrados en el desierto por causa de algunos
enemigos de los sueños, enemigos de la visión, ó enemigos del propósito. Cuatro grandes enemigos tuvo el pueblo de Israel en
el desierto y ellos fueron el temor, el desánimo, la duda y la murmuración, y por permitir esto dentro de ellos, quedaron
postrados en el desierto por 40 años sin ver la tierra prometida a excepción de Josué y Caleb que tuvieron otro concepto muy
diferente de lo que es la vida de fe que es no admitir ninguno de estos cuatro aspectos. Una persona de fe siempre es de
avanzada, no permite el temor en su vida tiene un corazón valiente, no permite el desánimo, siempre es optimista, nunca
murmura, al contrario, propone hablar bien de los otros y de las circunstancias. Nunca duda, todo lo cree. Dios quiere que
nosotros seamos personas de fe, de avanzada.
Todos tenemos un sueño, un anhelo por conquistar en cada una de las áreas de nuestra vida.
Cuando andamos con el Señor salimos de lo común, de la amargura, de la opresión, del fracaso. Pero el enemigo no cambia de
estrategia, siempre quiere hacernos debilitar en la fe para que no alcancemos la tierra prometida, quiere hacernos divagar y
perder el objetivo.
DESCUBRIENDO AL ENEMIGO Y COMO CONTRARRESTARLO
TEMOR: No te permite avanzar, tomar decisiones
• El temor del hombre pondrá lazo; Mas el que confía en Jehová será exaltado. Prov. 29:25
• Entonces os dije: No temáis, ni tengáis miedo de ellos. 30Jehová vuestro Dios, el cual va delante de vosotros, él
peleará por vosotros, conforme a todas las cosas que hizo por vosotros en Egipto delante de vuestros ojos Deut.
1:29,30 Num 14:8-10
DESANIMO: Te hace perder el impulso
• Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te
dejará, ni te desamparará. Deut. 31:6
• El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos. Stgo 1:8
DUDA: Te da inseguridad
• Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, no sólo haréis esto de la higuera,
sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho. Mateo 21:21
• Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento
y echada de una parte a otra. Stgo 1:6
MURMURACION: Desagrada a Dios
• Sin embargo, no quisisteis subir, antes fuisteis rebeldes al mandato de Jehová vuestro Dios; 27y murmurasteis en
vuestras tiendas, diciendo: Porque Jehová nos aborrece, nos ha sacado de tierra de Egipto, para entregarnos en manos
del amorreo para destruirnos. Deut. 1:26
• Haced todo sin murmuraciones y contiendas. Fil 2:14
• No admitir reproche contra su vecino
CUIDANDO NUESTROS PENSAMIENTOS: La mente es lo primero que ataca el adversario, allí es donde nace la duda, el
temor, la queja, la murmuración. Por eso la Palabra nos exhorta a que cuidemos nuestros pensamientos,
• Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo
que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. 9Lo que aprendisteis y
recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros. Fil. 4:8
TENIENDO UNA VIDA DE ORACION:
Es la mejor estrategia para ganar cualquier intento del enemigo para destruir nuestros sueños.
• Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción
de gracias. 7Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros
pensamientos en Cristo Jesús. Fil. 4:6
• Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego. Hechos 1:14ª
• 10Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11Vestíos de toda la armadura de
Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12Porque no tenemos lucha contra sangre y carne,
sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes
espirituales de maldad en las regiones celestes. 13Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir
en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y
vestidos con la coraza de justicia, 15y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16Sobre todo, tomad el
escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17Y tomad el yelmo de la salvación, y la
espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 18orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y
velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos
Señor hoy te pedimos nos reveles aspectos que han impedido alcanzar las promesas, pedimos perdón si hemos permitido el
temor, la duda, la queja y la murmuración. Agradezco al Señor cada una de las promesas que me has dado (puedes ser
específico con las promesas que esperas)