Está en la página 1de 2

LA LEY Y LA GRACIA

A través de esta lección analizareis con mucho cuidado sobre estas dos palabras;
y pactos que Dios dio a los hombres y que muchos están confundidos y no saben
por que medio puede el hombre ser salvo, lo veremos pues a la luz de las
sagradas escrituras.

1. La Biblia nos dice en Juan 1:17: la ley por medio de Moisés Fue dada, pero la
gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo, ahora bien notemos la
diferencia que el apóstol Juan Señala entre la ley y La Gracia, según las
escrituras la ley exigía un fiel cumplimiento a todo lo que ella decía a tal
grado que dice en Galatas 3:10 Porque todos los que dependen de las obras
de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no
permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para
hacerlas.¿Cree usted que alguien puede cumplir toda la ley? Yo creo que no.
2. Ahora veamos sobre la gracia y la verdad; ya analizamos que la ley exigía un
fiel cumplimiento, pero ahora veamos la gracia (Favor inmerecido) la
escritura dice muy claramente en Romanos 5:8,9 Mas Dios muestra su amor
para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos
de la ira.¿Maravilloso no cree? Veamos Efesios 2:8,9 Porque por gracia sois
salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por
obras, para que nadie se gloríe.
3. Ahora veamos lo que dice Pablo en Galatas 3:24, 25 De manera que la ley
ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos
justificados por la fe. Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo.
Ahora estamos en las manos de Cristo y no bajo la ley.
4. ¿Tuvo la Ley un Fin? Si
El Apóstol Pablo nos dice en Romanos 10:4 porque el fin de la ley es
Cristo, para justicia a todo aquel que cree. Y también nos escribe en
Romanos 5:1 lo siguiente Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para
con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo es evidente notar esto
detenidamente pues el apóstol Pablo era fariseo y conocedor de la ley y
dice que en cuanto a la Ley era Irreprensible, pero cuando conoce el
evangelio de Cristo podemos notar su cambio y el lugar que pone entre la
ley y la gracia según Romanos 6:14 Porque el pecado no se enseñoreará
de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia..
5. El cambio: Según Galatas 3:13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley,
hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es
colgado en un madero) Redimir es comprar, salvar, libertar; eso fue lo que
hizo Cristo al morir en la cruz por nosotros para que fuésemos justificados
por gracia y no por la ley Galatas 2:16 sabiendo que el hombre no es
justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros
también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo
y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será
justificado. El apóstol Pablo podía decir con mucha propiedad esto pues el
trato de cumplir la ley antes de ser Cristiano y dice en Galatas 2:21 No
desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por
demás murió Cristo.
6. Cuando Cristo estuvo Aquí en la Tierra les dijo a los fariseos en Juan 7:19
¿No os dio Moisés la ley, y ninguno de vosotros cumple la ley? ¿Por qué
procuráis matarme? Es imposible que los hombres cumplan la ley y aun así
puedan justificarse pues la escritura es muy clara cuando dice en Galatas
3:11 Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque:
El justo por la fe vivirá; encontramos otra declaración muy importante en
Hechos 13:39 y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis
ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree.
7. Confiar en la ley para justificación es demasiado peligroso leamos lo que dice
Galatas 5:4 De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la
gracia habéis caído. Posiblemente hoy no encontremos a los fariseos del
tiempo de Jesús pero podremos encontrar personas que nos digan que si no
guardamos la ley no podemos ser salvos haciendo alusión algunas cosas tales
como comida, o bebida o días de reposo (Sábado) veamos lo que dice la
Biblia al respecto en Colosenses 2:16,17 Por tanto, nadie os juzgue en
comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de
reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de
Cristo. El apóstol Pablo declara en 1ª Corintios 1:30 Mas por él estáis
vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría,
justificación, santificación y redención; para que, como está escrito: El que
se gloría, gloríese en el Señor

Conclusión:
Amado hermano y amigo la verdadera salvación se obtiene a través de la fe
en el Señor Jesucristo y no por la obras de la ley o por dejar de comer algunas
cosas o por guardar el sábado, la Biblia Dice en San Juan 3:16-19 Porque de
tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que
todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no
envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el
mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no
cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito
Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los
hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Y
nos dice también en 1ª de Juan 5:12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que
no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.