Está en la página 1de 1

CAMPESINO

C uando el sol aparece, cuando el da


A manece, ya estn tus
M anos abiertas para acariciar la tierra,
P ara cantarle al cielo y a la lluvia
E sperar. Tu frente tostadita, tus ojos
S oadores y tu palabra bendita se hacen
respetar.
I dneo, fuerte y recio, as el campesino,
N o finge trabajar pues sus manos son de
O ro, y su fruto mi manjar

También podría gustarte