Está en la página 1de 3

Colegio Leonardo Murialdo

Biología
Control Nervioso y Comportamiento

GUÍA DE APOYO CLASE 6


Nombre: ____________________________________ Curso: 3°A Fecha: 30/05/2008

Potencial de Reposo
La distribución diferencial de las cargas a los lados de la membrana determina que la neurona está
polarizada eléctricamente, estado que se conoce como potencial de reposo. Es decir, cuando el
exterior celular presenta carga positiva y el interior carga negativa.
¿Cómo se explica que cuando la neurona está en reposo presenta una diferencia de cargas entre
ambos lados de la membrana?
Durante este estado existe mayor concentración de iones potasio (K+) y proteínas cargadas
negativamente al interior de la célula y mayor concentración de iones sodio (Na+) y calcio (Ca+2)
en el lado externo de ésta.
La membrana es permeable al K+, porque posee canales de K+ siempre abiertos, por lo tanto, estos
iones tienden a salir. En el interior se acumulan proteínas cargadas negativamente. El Na+ tiende a
entrar, sin embargo, los cana les abiertos durante el potencial de reposo son muy pocos. El potencial
de reposo se mantiene gracias a una proteína de membrana llamada bomba de sodio/potasio que
transporta iones Na+ hacia el exterior y K+ hacia el interior celular, a cambio de moléculas de ATP
(Adenosin tri-fosfato: Molécula energética producida en las mitocondrias).

Potencial de acción:
Es cuando se observa un cambio en la polaridad de la membrana al estimular el axón de la neurona.
Es decir, el interior se vuelve positivo y el exterior queda con carga negativa. Esto producto de un
cambio en las concentraciones de iones entre el interior y exterior celular.

El impulso nervioso
El potencial de acción que viaja a lo largo de la membrana plasmática de la neurona constituye el
impulso nervioso.
El potencial de reposo puede ser modificado debido a los estímulos captados por los receptores
sensitivos, lo que produce una despolarización que consiste en el aumento de la permeabilidad para
el Na+, el cual ingresa a la célula volviendo más positivo el interior y más negativo el exterior. Este
cambio en la polaridad de la membrana se produce en el sitio receptivo de la neurona (las dendritas
y el soma) y se denomina potencial de receptor. Si el estímulo es “débil” no se genera impulso
nervioso aunque haya potencial de receptor. Para que se produzca un impulso nervioso, se necesita
una intensidad umbral en el estímulo. Si la intensidad del estimulo alcanza el umbral se producirá
un impulso nervioso el cual posee siempre la misma magnitud, es decir, la intensidad del estímulo
no es directamente proporcional a la intensidad a la magnitud del impulso nervioso. Esto se conoce
como Ley del todo o nada. Luego se restablece la polaridad de la membrana o repolarización, por
inactivación de los canales de Na+ que se abrieron y la salida de K+ al exterior.

Intensidad, velocidad y conducción del impulso nervioso


El impulso nervioso siempre alcanza la misma magnitud. Un impulso nervioso no es más intenso
en la medida en que el estímulo lo sea. Sin embargo la frecuencia con que los impulsos se generan,
produce respuestas diferentes. De esta manera, un pinchazo en la piel ocasiona impulsos nerviosos
que se propagan a través del axón con una alta frecuencia y en cambio un roce suave con una
pluma, en la misma área, genera impulsos nerviosos con menor frecuencia.
La velocidad de propagación de los potenciales de acción no depende de la fuerza del estímulo sino
que del diámetro del axón y de la presencia o ausencia de vainas de mielina. La temperatura juega
un rol importante, ya que las células nerviosas conducen los impulsos nerviosos a velocidades
menores cuando están a temperaturas más bajas.
Existen dos tipos de propagación de los potenciales de acción: la conducción continua y la
conducción saltatoria.
Colegio Leonardo Murialdo
Biología
Control Nervioso y Comportamiento

Conducción continua: se produce una despolarización progresiva de cada zona adyacente de la


membrana del axón, es decir existe una onda de despolarización. Esto ocurre en las neuronas que no
poseen vaina de mielina.
Conducción saltatoria: se produce en aquellas neuronas que presentan vaina de mielina y por lo
tanto presentan también nodos de Ranvier. Aquí el potencial de acción “salta” de un nodo de
Ranvier a otro, por lo que el proceso es más rápido que en la conducción continua. Esto se debe a
que la vaina de mielina actúa como un aislante haciendo que “salte” el impulso nervioso.

SINAPSIS
El impulso nervioso se propaga de una neurona a otra, a través de sitios específicos de
comunicación conocidos como sinapsis. La neurona que conduce el impulso nervioso se denomina
neurona presináptica y la que se encuentra a continuación, es decir la que recibe el impulso nervioso
enviado por la neurona presináptica, se llama neurona postsináptica.
De acuerdo al mecanismo de propagación del impulso nervioso, existen dos tipos de sinapsis; la
sinapsis eléctrica y la sinapsis química.

Sinapsis eléctrica:
El impulso nervioso fluye directamente desde la neurona presináptica hasta la postsináptica, a través
de canales proteicos de unión intima o conexones. La despolarización de la neurona presinaptica
provoca la apertura de los canales iónicos de la membrana de la neurona postsináptica, generando
un potencial de acción. Por lo que la transmisión del impulso nervioso es muy rápida y permite
respuestas inmediatas, como por ej: el movimiento de la cola del cangrejo de mar para escapar de
situaciones peligrosas. Este tipo de sinapsis es bidireccional, ya que se puede transmitir una
despolarización tanto desde la neurona presináptica a la postsináptica, como en sentido contrario.

Sinapsis química:
A diferencia de la sinapsis eléctrica, en la sinapsis química no existe una unión íntima entre las
neuronas: más bien hay un espacio que separa a las neuronas pre y post sinápticas. A continuación
se describen los principales acontecimientos involucrados en la sinapsis química:

1. El impulso nervioso de la neurona alcanza el terminal presinaptico (o botón sináptico) y la onda


de despolarización provoca una apertura de canales de Ca+2.
2. Los iones Ca +2 pasan al interior de la zona terminal, desencadenando una exocitosis de las
vesículas sinápticas que contienen sustancias químicas denominadas neurotransmisores.
3. Los neurotransmisores son liberados al espacio sináptico
4. En la membrana postsináptica existen moléculas proteicas que actúan como receptores
específicos para determinados neurotransmisores. La unión neurotransmisor-receptor produce la
apertura de canales iónicos en la membrana postsináptica, lo cual genera potenciales
postsinápticos que pueden tener un efecto excitador o inhibidor.
5. Si la unión neurotransmisor-receptor desencadena la apertura de ciertos canales iónicos,
principalmente de aquellos que determinan la entrada de Na+, se produce un potencial
postsináptico excitador.
6. Si la unión neurotransmisor-receptor desencadena la apertura de ciertos canales iónicos,
principalmente de aquellos que posibilitan la entrada de Cl- o la salida de K+, se produce un
potencial postsináptico inhibidor.

Potenciales postsinápticos
Habitualmente la unión neurotransmisor-receptor produce potenciales bajo el umbral necesario para
generar un potencial de acción que se propague a lo largo del axón. A estos potenciales locales se
les denomina potenciales excitadores o inhibidores.
Colegio Leonardo Murialdo
Biología
Control Nervioso y Comportamiento

Potencial postsináptico inhibidor:


En este caso producto de la unión neurotransmisor-receptor se genera una hiperpolarización de la
membrana postsináptica, es decir, se hace más negativo el interior de la neurona que cuando está en
reposo, por lo cual resulta más difícil de lo habitual generar un impulso nervioso. Esto se debe a que
la unión neurotransmisor-receptor provoca la apertura de canales para el Cl-, el cual tiende a entrar
a la neurona haciendo más negativo su interior. También se puede acentuar la polarización de la
membrana por la apertura de canales para K+, por los cuales el ión tiende a salir de la célula. De
todas maneras este cambio de permeabilidad es de corta duración y las condiciones de reposo se
restauran nuevamente.

Potencial postsináptico excitador:


Se produce por una despolarización parcial transitoria en un área muy pequeña de la membrana
postsináptica. Un solo potencial excitador generalmente no inicia un impulso nervioso. Sin
embargo, las despolarizaciones producidas por cada botón sináptico tienen un efecto sumatorio,
con lo cual se puede despolarizar el total de la membrana postináptica, generando así un impulso
nervioso. Esto se debe a que la unión neurotransmisor-receptor desencadena principalmente la
apertura de canales para el Na+, lo que produce la despolarización de la membrana

Una vez que los neurotransmisores han cumplido su función, se desprenden de los receptores hacia
el espacio sináptico, de donde deben ser eliminados rápidamente para el normal funcionamiento de
la sinapsis. Esto se realiza mediante la degradación por parte de enzimas específicas o a través de la
recaptación, por parte de la neurona presináptica que los liberó, a través de sustancias
transportadoras llamadas transportadores de neurotransmisores.

Respuestas excitatoria o inhibitoria en la neurona postsináptica


El efecto excitador o inhibidor de la neurona postsináptica depende de las propiedades químicas del
receptor del neurotransmisor. Por ejemplo la acetilcolina es un neurotransmisor que puede excitar
algunas neuronas postsinápticas e inhibir otras, dependiendo al receptor que se una.

Tipos de Sinapsis
De acuerdo a la región de las neuronas que establecen el contacto sináptico, se reconocen tres tipos
de sinapsis: axosomática, axodendrítica y axoaxónica. En esta denominación, hay un acuerdo en
que la región presináptica se escribe primero y luego la región postsináptica.

Efectos de las drogas en la Sinapsis química


Algunas drogas ejercen sus efectos a nivel de la sinapsis química como por ej: el Alcohol, la
Cocaína y las Anfetaminas. Estos efectos pueden producirse en diferentes etapas de la sinapsis, por
ej: en la liberación del neurotransmisor, en la unión del neurotransmisor al receptor o en la
recaptación del neurotransmisor.