Está en la página 1de 2

Igual a la tristeza de Tom Thumb1

Cuando estés perdida en la lluvia de Juárez
y sea también época de Pascuas
cuando la gravedad te falte
y no te sostenga la negatividad
no des aires de grandeza
cuando abatida desciendas por la Rue Morgue,
esconden ahí algunas mujeres hambrientas
y ellas de verdad te echarían a perder.

Si ves a Santa Ana
otórgale por favor mis agradecimientos
no puedo moverme
a un nudo están atados mis dedos
he perdido las fuerzas
para levantarme y tomar otra oportunidad2
y mi mejor amigo y doctor
no se atreve a decir qué es lo que padezco.

Dulce Melinda
los trabajadores la llaman diosa de la oscuridad
ella habla buen inglés
te invita a su habitación
mas eres demasiado amable
y cuidadoso para no ir de inmediato a su lado
ella atrapa tu voz
y te abandona aullando a la luna.

1

El título refiere la sensación de tristeza que hay al cruzar cualquier frontera, tanto física como metafísica. Tom
Thumb además era un seudónimo de Arthur Rimbaud, que utilizaba en el arte de la traducción, ese cruce de
fronteras lingüísticas. La canción musicalmente es un homenaje a Robert Johnson, el hombre mítico que vendió
su alma al diablo a cambio del milagro del blues.
2
Take another shot: quizá pueda traducirse como “tomar otra dosis” en referencia al consumo de drogas.

Sobre Housing Project Hill3
debes escoger entre fortuna y fama
pese a que ninguna sea lo que aparenta
si un tonto quieres parecer
más te vale regresar de donde has venido
porque los policías no te necesitan
y los hombres se comportan de la misma forma.

Todas las autoridades ahora
sólo pierden el tiempo y alardean
sobre cómo han extorsionado al sargento de armas
por abandonar su puesto
para recoger a un Ángel que
recién arribó a la costa del río
y quien al principio se veía muy bien
pero igual que un fantasma desapareció.
Empecé con el borgoña4
pronto sin embargo probé cosas más fuertes
todos dijeron que estarían detrás de mí
cuando el juego se pusiera escabroso
pero he sido burlado
y no encontré a nadie siquiera para reclamar mi ingenuidad
Voy de regreso a Nueva York
creo que ya he tenido suficiente.

3
4

Un espacio nombrado en “Desolation Angels” de Jack Kerouac.
Píldoras.