Está en la página 1de 3

Parcial domiciliario: Taller de datos

Alumna: Martínez María Laura


Comisión: 12
DNI: 33.446.190
Primer cuatrimestre 2008

-¿De qué manera podría relacionarse “lo nuevo” según Boris Groys con los
nuevos dispositivos tecnológicos, y el futuro Prometeus con los actuales
principios de Lawrence Lessig?

¿De dónde venimos y hacia dónde vamos?


En un principio, situarnos en el presente sería lo más adecuado, por eso como
punto de partida es interesante la idea de plasmarlo en dos simples palabras:
Cambio constante. Todos los días surgen herramientas vinculadas a la
tecnología, nacen palabras cibernéticas, el término nuevo –muchas veces sin
sumergirnos en su significado- ya es moneda corriente. Todo este conjunto
parece estar trillado, pero sin embargo, está marcando una etapa, un
fragmento de un gran proceso. A su vez, y de un modo más figurativo, podría
verse como una gigantesca masa en movimiento a punto de ebullición. No es
mi objetivo describir estos cambios constantes en cuanto al presente, sino
ubicarlos -como un acontecimiento histórico- con un antes y un después
venidero. Un pasado conocido y un futuro en gestación.

El disparador para las líneas que siguen, es “Prometeus. La revolución de los


medios”. Un video que con este mismo nombre figura en Internet. Para poder
abordarlo, seria necesario tomarme de la mano de algunos autores
fundamentales para el análisis. En una primera instancia, guiada por Boris
Groys y su escrito “Sobre lo Nuevo”, y como su título lo indica, la concepción
del autor acerca de lo nuevo. Segundo, tal vez en un planteo un poco más
profundo, basándome en las propuestas que Lawrence Lessig deja claras en
una de sus obras más famosas: “Cultura libre”. Y por último, alguna de las
ideas de Bruno Latour en “Nunca fuimos modernos”, como el concepto de
Redes, que servirían como complemento a las de Lessig, o por qué no, como un
tercer punto de análisis.

¿Qué es Prometeus? ¿Por qué la revolución de los medios? Jautamente,


Prometeus podría significar uno de los resultados de esa ebullición
mencionados anteriormente. Este video que apareció en internet no hace más
de un año, muestra una posibilidad del futuro que se está gestando. Busca
mostrar hacia dónde nos lleva esta revolución en los medios de comunicación
en masa que comienza con Internet. Nacen los blogs, las compañías como
Second Life, aparecen radios virtuales, surge TiVo.

TiVo aparece como la televisión de internet, además, es la marca líder en


Estados Unidos en ventas de Digital Video Recorder (DVR), en el cual las
funciones de grabado y almacenamiento se realizan en un disco rígido interno
que este aparato posee. Profundizar el tema de esta compañía
estadounidense, remitiendo a las ideas de Groys acerca de lo nuevo es
interesante. El autor, menciona el carácter de lo nuevo en la modernidad (lo
nuevo es lo verdadero, lo determinante del futuro, algo irrenunciable) y en la
posmodernidad (lo nuevo ya existe, no está en el futuro porque el futuro ya
llegó), en ambas concepciones encuentra una cierta falla, y lo que sostiene, es
que lo nuevo no trae consigo la verdad, pero tampoco es posible renunciar a
ello, ya que haciéndolo, estaríamos haciendo algo nuevo. En otra línea de
análisis, sostiene que lo nuevo consiste en la transmutación de valores, lo
nuevo no aparece separado de la tradición, por lo contrario, aparece
relacionado. La innovación entonces, opera con jerarquías culturales y valores.

La idea más importante, y más vinculado con esta nueva tecnología -TiVo- es
en la cual el autor propone dos formas donde las obras culturales son
valoradas de diferente manera. Primero, la adaptación positiva, dar a la obra
una forma parecida a la de los modelos de la tradición, y segundo, la
adaptación negativa, la obra cultural con una forma diferente a la tradicional.
Entonces TiVo, la televisión de internet, sin publicidad, con un acceso más libre
si se quiere ¿Con qué se relaciona? ¿Adaptación positiva? ¿Negativa? Podría
estar vinculada a la adaptación negativa, ya que si bien la televisión es algo
tradicional, la manera de utilizar esta herramienta no se asemeja con la
manera tradicional de la televisión propiamente dicha (imposible evitar
publicidad, avanzar, retroceder, etc.) Me pareció interesante la idea de
equiparar estos conceptos de Groys con una de las tantas nuevas tecnologías.

Hasta ahora, solo hice referencia al comienzo la revolución de los medios.


¿Prometeus formará parte de este futuro nombrado anteriormente? No se
puede saber, pero es un buen ejemplo. No tenemos claro si todo concluirá en
algo mejor o en algo peor, lo que sí es claro, es que será completamente
diferente. Analicemos entonces lo que propone Prometeus.

Me parece muy interesante la idea del video que señala lo siguiente: “La red
incluye y unifica todo el contenido” (2015) Esto está haciendo referencia a la
pérdida de peso de los medios “la arena de los medios es menos poblada”. De
manera creciente, todo empieza a posarse sobre internet, encaminando un
todo unificado, compañías que compran otras compañías hasta llegar a ese
gran conglomerado contenedor de toda la información. La memoria humana se
convierte en objeto de normal comercio, hasta concluir en Prometeus, la vida
virtual es el mercado más grande del planeta. Para ahondar sobre este tema,
vale aclarar que en este punto de vista futurista, se plantea que en 2020,
Lessig será el ministro de justicia. Es importante plantear algunas de sus ideas
para sacar conclusiones acerca de Prometeus. ¿Perverso o fructífero?

Lawrence Lessig plantea -en Cultura Libre- los comienzos del Copyright y sus
drásticas modificaciones a través del tiempo. Compara el pasado y el presente
del Copyright para mostrar cómo se expanden las leyes –en cuanto a duración,
ámbito, alcance y fuerza- dejando huérfano el dominio público de las obras
creativas. Lessig dice: “(…) expansión masiva del ámbito de control del
gobierno sobre la innovación y la creatividad, irreconocible para aquellos que
dieron a luz el Copyright (…)”. Al dejar planteada la incomodidad que genera el
incremento del control sobre la cultura, Lessig explica que hace falta un ajuste
en las leyes para reponer el equilibrio que se proponía en un principio. “Un
debilitamiento de esta regulación que fortalecería la creatividad”.
En este futuro, con Lessig como ministro de justicia, se declararía ilegal el
derecho de autor, creando así el acceso de aquellos que quedaban relegados
con respecto al dominio público, generando más caudal de obras creativas,
reavivando el viejo significado del fair use. ¿No estaríamos hablando entonces
de una cultura más libre que la actual? Me atrevo a decir que sí. Se me
plantean en la mente diversos futuros posibles y Prometeus no me resulta
amenazador.

Para concluir, me gustaría relacionar el concepto de Redes de Bruno Latour con


la estructura de Prometeus. Las Redes para el autor, son prácticas de
traducción o mediación, mezclas entre géneros de seres totalmente nuevos,
híbridos de la naturaleza y de la cultura. Latour sostiene que la constitución de
la modernidad niega la existencia de los híbridos, pero a la vez, estos
proliferan. “Cuanto menos mezclados se piensan los modernos, más se
mezclan (…)”. ¿No tiene esto que ver con la concepción de Lessig de que en la
actualidad la mayoría ni ve lo que internet está produciendo? ¿No se relaciona
la idea de Latour de proliferación de los híbridos con el presente que describe
Lessig y el futuro en las manos de Prometeus? Creo que recorren juntos un
mismo camino.