Está en la página 1de 2

Un mal consejo

Estudia mucho, saca buenas notas y encuentra un buen trabajo estable y seguro…

Quizás tus padres te hayan dicho esta frase alguna vez. Quizás aún lo hagan… quizás en
otra época fue un gran consejo y quizás para algunas personas funcionó bastante bien.

Pienso que en la época en la que vivimos, la “era de la información” (parafraseando a R.


Kiyosaki) es un mal consejo.
En la “era industrial” sería un buen consejo pero no lo es para la “era de la
información”.

Pienso que si haces caso de esta forma de pensar, es decir, si haces lo que hace la gran
mayoría de la población lo que vas a obtener es:

- Trabajar para tu jefe.

- Trabajar para el estado (pagando una media de un 25% en impuestos).

De enero a abril trabajas para el gobierno.

- Trabajar para los bancos (hipotecas, créditos, etc.)

En el colegio/instituto me enseñaron mucho a cerca de ciertas “interesantes” asignaturas


como latín o filosofía, o al menos lo intentaron
No dudo que sirvan para algo pero al día de hoy, hace falta un poco de EDUCACIÓN
FINANCIERA.

Nos enseñan y nos preparan para ciertos trabajos en función de nuestra vocación pero,
una vez conseguidos, no sabemos que hacer con el dinero que ganamos.

No nos ocupamos de este concepto porque nadie nos ha preparado para ello.

No somos conscientes de la importancia que tiene llevar una pequeña “contabilidad


doméstica” o a aprender acerca de las condiciones de la hipoteca de nuestra casa por
poner unos ejemplos. Este desconocimiento nos cuesta mucho dinero.

No nos ocupamos de gestionar las ganancias de esos “empleos seguros” que hemos
conseguido gracias a la educación que nos han dado porque no sabemos cómo.

Por cierto ¿Empleo seguro? La crisis actual no es más que un reflejo de la realidad
respecto a este concepto de “seguridad laboral”.

Mucha gente que tenía un empleo seguro está en el paro o le han recortado el sueldo o,
cuanto menos, está sufriendo por mantener dicho empleo. Y ¿Qué pasará en el futuro?

Nadie lo sabe pero lo cierto es que las pensiones no pueden estar garantizadas al igual
que las prestaciones por desempleo, ya que dependen de conceptos económicos y ciclos
que no podemos controlar.
Propongo que antes de esto deberíamos tomar las riendas de nuestro futuro financiero.

Bajo mi punto de vista el concepto de empleo seguro no existe. No digo que sea una
mala opción, digo que existe un gran riesgo en tomar ese camino y, por lo tanto, opino
que la vía de la Libertad Financiera es la mejor elección… es mi modesta opinión y, por
lo tanto, pretendo tomar cartas en este asunto.

Existe un cliché en inglés que dice que la palabra JOB (trabajo) son las siglas de Just
Over Broke (casi en quiebra). Y diría que este dicho es aplicable a miles de personas.
Dado que la “escuela” no cree que la inteligencia financiera sea una asignatura a
impartir, se consigue que la mayoría de “estos empleados” vivan de acuerdo con sus
posibilidades, que no son más que trabajar para pagar deudas.

La gente se apega a viejas ideas. Quisieran que las cosas fueran de la forma que eran; se
resisten al cambio. Por mi parte intentaré adaptarme a este cambio.

La educación es más importante que nunca pero necesitamos que nos enseñen a pensar
un poco más allá que tan solo a buscar un empleo seguro y esperar que la empresa o el
gobierno cuiden de nosotros una vez que nuestra etapa laboral termine.

Esa era una idea de la era industrial… y ya no estamos en ella.

Mi (buen) consejo: trabaja para ti mismo !!!

Fuente: mentemillonaria.es