Está en la página 1de 455

Scort
Tiwii

Contents

Copyright Information

3

Summary

4

1. Dos Caras, Una Vida

5

2. Pasado

29

3. Atracción Fatal

47

4. Falsa Identidad

67

5. Descubriendo El Placer

90

6. Pertenencia

110

7. Lejanía

138

8. Jacksonville

159

9. Mellizos

171

10. Destino

190

11. Los Hijos Del Italiano

211
1

12. Destrucción

224

13. Cambios

242

14. Cerdeña

259

15. Familia

289

16. Sangre Sucia

305

17. Papá

331

18. Apagón

364

19. Desaparecida

398

20. Para Toda La Eternidad

428

2

Copyright Information
This ebook was automatically created by FicLab on 4th August
2016, based on content retrieved from https://www.fanfiction.net/s/
6377033/.
The content in this ebook is copyrighted by Tiwii or their authorised agent(s). All rights are reserved unless explicitly stated otherwise. Please do not share or republish this work without the express
permission of the copyright holder.
If you are the author or copyright holder, and would like further information about this ebook, please read the author FAQ at
www.ficlab.com/author-faq.
This story was first published on 6th October 2010, and was last
updated on 7th September 2014.

3

Summary
title:
author:
source:

Scort
Tiwii
https://www.fanfiction.net/s/6377033/

published:
updated:
chapters:
words:
status:
rating:
tags:

6th October 2010
7th September 2014
20
129 870
Complete
Fiction M
Twilight, Fanfiction, Books,
Romance, Drama,
Complete

Description
Isabella Swan era la dama acompañante mas cotizada de la ciudad,
todos los hombres la deseaban pero muy pocos podían pagar el precio
de su compañía. Edward Cullen era un millonario que llegaba a la
ciudad por negocios… SUMMARY COMPLETO ADENTRO

4

1. Dos Caras, Una Vida
Hola Nenas: les vengo a presentar esta nueva historia… esta…
BUENISIMA, está en proceso de escritura, llevo hasta el capitulo
6 y está quedando excelente,
al igual que la secuela de Corazón esta tendrá muchas sorpresas,
todo ira de mano del placer y el lemmon, si no les gusta este género
les advierto del comienzo que mejor no la lean
ya que no estaré suprimiendo los lemons ni marcándolos ya que la
historia está pensada así, es bastante lemonera así
que espero comprendan y no me pidan cosas que esta vez no hare.
Esta historia cuenta la vida de dos personas que son completamente
diferentes pero que de una u otra forma el destino las une, ellos
mediante al deseo que
se siente desde el primer momento, inician un camino que será
guiado por el placer del buen sexo pero en ese mismo sendero encontraran otras cosas que cambiaran sus vidas
y le darán un toque diferente a su realidad. Advierto que este
contexto esta tratado en una realidad alterna puesto que se encontraran
muchas cosas que no son comunes en
nuestro mundo pero en el de mi historia si, espero les guste y estoy
ansiosa por continuar publicando,
los días serán los martes y la clasificación es M
Con Amor…
Tiwii Cullen

5

Scort
DISCLAIMER: Los personajes le pertenecen a Stephanie
Meyer, sólo la historia es de mi propiedad. Prohibida su
adaptación, copia parcial o total.
Summary: Isabella Swan era la dama acompañante más cotizada
de la ciudad, todos los hombres la deseaban pero muy pocos podían
pagar el precio de su compañía. Edward Cullen era un millonario
que llegaba a San Francisco por negocios, en un encuentro fortuito
estas dos almas se encontraran y recorrerán un camino en el que solo
encontraran placer y satisfacción mutua. ¿Podrán tener una relación
de trabajo sin mezclar los sentimientos?
Capitulo 1:
Dos Caras, Una Vida
(Due Facce, Una Vita)

Edward POV:
Edward Cullen, 25 años
� Sr. Cullen ¿Cuánto tiempo estará en la ciudad?— pregunto mi
asistente, Andrew, sacándome de mi lectura.
� No lo sé, creo que algunas semanas, todo depende de cuánto me
demore, espero no sea mucho.
� Bien entonces avisare a su hotel, deberán preparar su pent-house
� Muchas gracias— le dije y el muchacho se perdió entre los asientos
del avión.
Estaba llegando a Estados Unidos, una vez más tenía que volar
a este enorme país por algún negocio, mi nombre es Edward Cullen
6

y soy dueño de una compañía. Mi vida es así, siempre viajando,
paso más tiempo arriba de un avión que en mi propia casa junto a
mi familia. Siempre pensaba en que hubiera sido si mi familia no
tuviera dinero, ¿sería feliz?, no tenía idea, lo único de lo que estaba
seguro era que antes del dinero siempre estaría mi familia, era lo más
importante para mí. Me removí en el asiento y observe la vista que
tenia frente a mis ojos, las nubes iban desapareciendo a medida que
el avión comenzaba a descender, la ciudad de San Francisco se alzaba
majestuosa entre el blanco del cielo. El avión no tardo en aterrizar en
la enorme pista del aeropuerto central de la ciudad, Salí hacia la sala
de desembarques y un rostro conocido estaba esperando mi llegada.
� Sr. Edward— me saludo la alegre voz de Missy, una de mis
colaboradoras de confianza.
� Missy, un piacere rivederti—
� El placer es mío señor— saludo con alegría en sus palabras— ha
pasado mucho tiempo desde que nos vimos.
� Claro, algunos años, ¿Cómo va todo?— pregunte en su idioma
mientras caminábamos para salir de aeropuerto. Por mis tantos viajes
a diferentes países manejaba muchos idiomas pero siempre intentaba
hablar en mi lengua natal.
� Bien señor, el hotel esta como siempre, alcanzando los mejores
estándares que cualquiera de esta ciudad— sonreí.

Perfetto— le dije y seguí con nuestra conversación.
Había venido a San Francisco a cerrar un excelente negocio, tenía
que reunirme con los arquitectos que construirían el edificio de un
nuevo hotel en esta ciudad, necesitaba un edificio más moderno para
7

por razones familiares se traslado a esta ciudad y fue perfecto ya que ella pudo asumir el rol de gerente y dejarnos más tranquilos. a pesar de ser “vecchio” como usted dice. ¿non credi? � Estoy completamente de acuerdo señor— Missy James era la gerente de este hotel hace muchos años.el hotel que ya estaba aquí. Caminamos por los enormes vestíbulos del edificio. a eso me dedicaba. era dueño de una famosa cadena de hoteles que recorrían el mundo. � Cada vez que veo este edificio me alegra mas haber concretado la construcción del nuevo— la mujer me sonrió � No crea señor. tenía grandes recuerdos de Grecia que no quería olvidar y mis raíces siempre estaban presentes en todo. desde hace muchos años estábamos situados entre los mejores. en cada país en donde había un Dea Greca tenía uno de estos. la decoración de todos mis hoteles era una combinación de estilos griegos e italianos. Mi vida se reducía a mi familia y a mi trabajo intentaba tener esos dos aspectos bien atendidos. una hermosa isla al este de Italia. cuando iniciamos el recorrido por las calles de la ciudad nos dirigimos de inmediato al hotel. Sin esperar nada subí a mi pent house. mis padres vivían en nuestra ciudad de origen. Camine con Missy hacia la limusina que nos esperaba en el estacionamiento subterráneo. � Lo sé. Cerdeña. la conocía bien porque había sido la asistente de mi padre y una gran amiga de la familia. se me facilitaba mucho más el hospedaje cuando visitaba cada país. siempre una persona de confianza era mucho mejor en un puesto como este. en pocos minutos la imponente pero ya no tan impresionante apariencia del “Dea Greca” apareció ante mis ojos. “Dea Greca” era el nombre de ellos. este hotel a dado excelentes cifras este año. Las enormes puertas se abrieron ante mí y el olor 8 . es por eso que creo que merece una remodelación.

las puertas se cerraron y al fin tenía un momento de intimidad. � Bien señor Cullen. nunca pensé que fuera buena idea y no comenzaría ahora a hacerlo. el Golden Gate distinguía entre toda la ciudad. la pregunta solo se quedo en mi cabeza por algunos segundos. mi familia y en especial a mis sobrinos. Me aleje de los ventanales y me senté en uno de los cómodos sillones. una alegría enorme para toda mi familia. cuando llegue Andrew avísale que necesito verlo. le concedí la pasada y me enderece para hablar con mi asistente. � Si señor— respondió la mujer retirándose de la habitación. extrañaba mucho mi casa. Camillo tenía cinco años y Pablo tres. Alice mi pequeña hermana y su esposo Jasper eran padres de Pablo Cullen el pequeño torbellino de la familia. la llegada de estos angelitos había sido completamente esperada. mis pasos me dirigieron hacia los enormes ventanales. pensé en llamar a mi familia para avisarles que había llegado bien a este país pero con la diferencia de horarios seguro que todos estarían durmiendo y no valía la pena molestarlos. los hijos de mis hermanas eran la luz de mis ojos. las luces de san francisco lentamente se comenzaban a prender iluminando cualquier oscuridad existente. 9 . siempre me preguntaba qué habría pasado si yo me hubiera casado cuando tuve la oportunidad. los suaves golpes de Andrew me hicieron sobresaltar. oscureciendo la habitación. Deje mi maletín y mi abrigo en el sillón. La noche se dejo caer sobre el cielo. esta todo como a usted le gusta Grazie Missy.a limpio combinado con otras esencias se coló por mis sentidos. estire mis piernas y me relaje por unos momentos. Camillo Cullen era el primogénito de la familia e hijo de mi hermana Rosalie junto a su esposo Emmett.

las fechas de estas actividades son variadas pero todas muy seguidas. � ¿no son todas aquí en la ciudad?— pregunte mirando a mi asistente. � Tiene un baile en la asociación de familias sin hogar. el me devolvió una mirada como diciéndome que esa respuesta estaba demás. 10 . un coctel en…— Andrew leía las actividades como si leyera cualquier periódico. lamento informarle que como no tiene fecha de partida a sido invitado a diferentes actividades sociales debido a sus contribuciones con esta ciudad. � Ya tengo organizada su agenda para su estancia en la ciudad señor. sabía que poco lo había escuchado— la mayoría son aquí pero hay algunas en otras ciudades del país pero no se preocupe que serán en algunos meses más. � No señor— aclaro su garganta. odiaba asistir a eventos públicos en donde se me homenajeare por alguna contribución. yo era un hombre como todos la única diferencia es que tenía dinero. con cada una que me iba nombrando era más el pesar que crecía dentro de mi ya que disfrutaría muy pocos momentos de paz— y por ultimo tiene un baile de caridad en New York.� Buenas noches señor Cullen— me saludo con el usual tono de voz Buonanotte— respondí fregando mis ojos y reprimiendo un bostezo. � Dime entonces ¿de qué se trata?— el hombre comenzó a leerme mis invitaciones y rápidamente me fui encogiendo en el mismo asiento. el cual trataba de destinar a todas las causas nobles o con significado que podía.

� No estoy interesado en una prostituta— respondí con un poco de veneno en mis palabras— no creo que sea lo mejor para llevar a un evento � Ahí está la diferencia señor— me dijo nuevamente con esa sonrisa— ellas son damas de compañía. lo invitan a usted con una pareja. por su rostro se extendía una sonrisa que muy pocas veces le había visto Dimmi— � Bueno señor…— comenzó a acercarse— aquí en san francisco y en muchas partes de este país existe una agencia que trabaja con las Scort— la palabra hizo que se produjera un silencio en la sala. � Señor— me llamo y solo abrí uno de mis ojos para observarlo— las invitaciones. generalmente las chicas comenzaban a pensar en una relación seria cuando las invitabas a muchos eventos sociales. ya me había pasado y no quería nuevos problemas. dirigí mis ojos hacia él con curiosidad. de seguro ninguna de mis dos hermanas iba a venir de Italia a acompañarme en todos esos compromisos y no podía invitar a cualquier mujer a un evento social. en su mayoría. � ¿ah sí? ¿e vero? 11 . ¿una donna? Eso sí que es un problema— comencé a pensar.Bene— le dije y me recline nuevamente en mi asiento dejando escapar un suspiro. � ¿puedo hacer una sugerencia señor?— pregunto Andrew.

Cerré mis ojos y deje que mi mente se blanqueara. claramente podía ver una foto en ella. sin pensarlo dos veces me fui a la ducha. � ¿y?— pregunte dirigiendo mi vista nuevamente a los documentos. ¿le interesa que llame?— pregunto dejando la duda plantada en mi— me han dicho que hay una Scort que es famosa por su belleza. se codea hasta con la realeza. � Hable con el dueño un tal Tyler Crowley. por si desea verla— me dijo y mis ojos se elevaron un poco. ya he efectuado la llamada— me dijo acercándose rápidamente a mi escritorio. el vinculo que se creaba en ese acto prefería guardarlo para una mujer que realmente me importara. cambie mi ropa y comencé a revisar algunos papeles importantes. me dijo que a una persona como usted podrían mandarle a la mejor Scort de la agencia. En todo caso me ha enviado una foto por fax. al cabo de unos minutos Andrew volvió a aparecer en el radio de mi visión. tampoco era un hombre que se acostara con cualquiera.� Por supuesto señor. Interessante— le dije procesando la información— llama y me dices que tal. � Señor. mañana tendría tanto que hacer y tan poco tiempo. ella solo presta servicios a gente muy importante. � Si señor— me dijo retirándose de la habitación. visualice en sus manos una carpeta de color transparente. 12 . no tenia porque hacer caso a las invitaciones pero sin duda ir con alguna pareja sería interesante hace tiempo que no conocía a ninguna mujer que me interesara y para qué hablar del sexo. si está de acuerdo. Expulse el aire de mis pulmones y me relaje.

rosados y carnosos solo tendría que esperar hasta el otro día para poder conocerla. fuimos a ver el terreno en donde se construirían el nuevo edificio. La cara de la muchacha rondo en mi mente esa noche y todo el otro día. por la fotografía podía ver que tenía unos labios muy sugerentes.� Préstame la fotografía— el hombre extendió la carpeta hacia mis manos y me recline en mi asiento para observarla. � Si señor— el hombre asintió y se retiro de la habitación. la chica era hermosa algo en ella me hacía sentir nostalgia— quedamos en eso. la misteriosa mujer ni siquiera tenía un nombre. tuve unas cuantas reuniones y un coctel para celebrar el comienzo del proyecto. mis ojos se agrandaron un poco al ver la hermosura de mujer que salía en la fotografía— é Bellisima— susurre mirando detalladamente cada parte de su cara. A eso de las ocho de la noche 13 . de igual manera saque la foto esperando que hubiera algo mas dentro pero nada. Bene— mi boca se curvo. en este momento me daba cuenta lo que podían hacer el dinero y los sueños combinados en una sola cosa. había algo en ella que me dejo prendado. la chica no debía pasar de unos veintitantos. La carpeta solo traía la foto de la chica. El día Viernes tuve mi reunión con los arquitectos. me gustaría hablar con ella. cítala para pasado mañana una hora antes de la fiesta. sería lo primero que le preguntaría cuando estuviera frente a mí. su cara era tan pálida como la mía y sus ojos de un color chocolate intenso. su cabello era del mismo color de sus ojos— concreta una cita para la primera fiesta— le dije aun mirando la foto— ¿Cuándo es? � Pasado mañana— respondió complacido. si todo salía bien en seis meses el enorme edificio estaría listo para funcionar.

la muchacha Scort con la que iría llegaría en solo una hora. llevaba puesto un frac negro. Buonanotte – le dije acortando la distancia que nos separaba— es un piacere conocerte. vi que sus ojos se entrecerraron un poco pero volvieron a su estado normal en unos segundos. � Si señor— vi que asintió en el reflejo del vidrio y salió. La sola descripción me dejo intrigado. Andrew me había dicho que esas chicas no eran como cualquier otra. ¿Cómo sería estar con una mujer así?. Repace una vez más mi vestimenta.me comencé a preparar para la fiesta de la noche. � Sr. me repase las manos por mi pelo y Salí de mi habitación. mi cuerpo se tenso al ver el reflejo de la mujer que venía caminando hacia el interior de mi cuarto. Unos segundos más tarde la puerta se volvió a abrir. mi cabello como siempre iba hacia donde quería. me gire lentamente y la potencia de su mirada se encontró con la mía. Cullen— anuncio Andrew entrando— ella ya está aquí— me dijo con expectación � Acela pasar— le dije parándome en los ventanales— y déjanos solos. a pesar de solo haber visto una foto. me sentía ansioso. estaba a solo diez minutos de que se cumpliera la hora. dime ¿Cuál es tu nombre?— le pregunte. ellas no eran prostitutas ni algo por el estilo solo eran damas de compañía. cultas y educadas que acompañaban a hombres solos como yo a eventos públicos. la 14 . se paro en el medio del lugar y pude sentir sus ojos observándome. � Buenas Noches— me saludo con una suave y sensual voz que me hizo reaccionar. confieso que estaba impaciente. cuando el reloj marco las nueve en punto la puerta de la habitación sonó.

Bella POV: Isabella Swan. 15 . poseía unas largas piernas y una torneadas caderas. soy Irina quería saber si hoy iras a clases. como pensaba no debía de tener más de veintitantos años. te estaremos esperando con las chicas en el lugar de siempre. mire el reloj de mi habitación. El silencio que se produjo en la habitación duro más de lo que pensaba. te llamare cuando pueda. sus ojos me miraban atentos como observando todo lo que hacía— dime ragazza ¿Cuál es tu nombre? Lúcia— contesto nuevamente con un tono suave y sensual— Lúcia Bicallo. el color de su piel era blanquecina. la mujer era realmente bella. solo marcaban las ocho de la mañana y era día viernes por lo tanto un día de clases.observe por unos momentos y mi cuerpo no fue indiferente a ella. hablas al piso de Bella. 24 años… Hola. sus pechos eran de un tamaño justo y proporcional a su estética figura. en este momento no estoy pero déjame tu mensaje y el numero. adiós— Me removí en mi cama y abrí mis ojos. ya había amanecido. cuídate amiga. Adiós— el mensaje de mi contestadora salto y me hizo despertar Hola Bella. era una chica más baja que yo. toda una alucinación dije en mi mente.

me termine de vestir y fui a la puerta. Media hora más tarde el timbre de mi apartamento sonó. el mío tendría que estar por llegar en cualquier minuto. El sol comenzó a pegar fuerte sobre mi pálida piel pero aun así me quede disfrutando de su calor. Me aovillé en la cama y comencé a recordar lo que era ser una Scort. una prostituta con estudios. si no. Mi nombre es Isabella Swan. Tyler Crowley me había encontrado en mi antigua ciudad. Hace muchos años había llegado a esta ciudad llena de sueños y de promesas de una vida mejor. todos saben que existen y a que se dedican y también saben diferenciar entre una verdadera Scort y una prostituta. la flor más cotizada del jardín. soy una Scort.Por ser ultimo día de la semana y estando a puertas de un ajetreado fin de semana me permití recostarme nuevamente y dejar que mi cabeza se llenara de cosas. El termino antes se ocupaba para asociarse con otra palabra pero con el tiempo el concepto de Scort se fue separando de lo que todos pensaban que era. teníamos siempre de la compañía de nuestros guardaespaldas que nos protegían. Tyler siempre decía que eso era algo mas allá del servicio y que éramos nosotras las que decidíamos hasta donde llegar. yo por lo menos jamás me acostaba con alguno de mis clientes. Jacksonville y me había ofrecido este trabajo. tengo veinticuatro años recién cumplidos y además un trabajo que me ayuda a sustentarme. el mismo que tocaba el timbre cada día a la misma hora. aquí en este mundo. sabía perfectamente quien era. sin detenerme a abrir gire la manilla y deje que la persona que estaba afuera entrara. 16 . con el tiempo mi fama se extendió por todo San Francisco y los demás estados de este país. al llegar aquí solo tenía dieciocho años y no sabía mucho del mundo pero con la ayuda de las institutrices me eduque y me convertí en lo que soy ahora. en este país las Scort son algo más de la sociedad. al recordar esto me levante para dirigirme a la ducha. estudio arquitectura en la universidad de San francisco. porque entre los dos términos había una gran diferencia.

Es dueño de los “Dea Greca”. se fue a mi cocina a dejar lo que traía en las manos. siento haberte llamado así— se disculpo exagerando su voz. � Oh ya veo— conocía los hoteles pero no al dueño— ¿y cuándo será? 17 . � Por esta vez te perdono— le dije dirigiéndome a la cocina. el aroma que desprendían los paquetes me abrió todos los sentidos— ¿Qué trajiste? � Todo lo que te gusta bonita. una sonrisa que muy pocos conocían apareció en mis labios— me gusta hacerte enojar. pastelillos y dulces � ¿celebramos algo?— pregunte sacando uno de la bolsa y mordiéndolo. � Te hice una pregunta— le dije golpeándole suavemente. � ¿Quién es?— le pregunte sabiendo de inmediato de que se trataba � No lo sé pero al parecer es un pez gordo. � Un Buenos días Jacob habría sido mejor ¿no crees?— beso mi coronilla. � Está bien Bells.� Buenos días Lúcia— saludo la alegre voz de mi guarda espalda. nuestro desayuno. � ¿Cuántas veces he dicho que no me llames así fuera del trabajo?— le pregunte cruzando mis brazos sobre mi pecho. � Se supone que no tengo que contarte nada hasta que hables con Tyler pero creo que un poco de información no te hará daño. te vez más hermosa de lo que eres— termino de decir mientras atravesaba las puertas hacia la otra habitación. me gire para mirarlo con mis ojos entrecerrados. el chico cerró la puerta y se acerco con una sonrisa.

se sentó frente a mi observándome con una sonrisa— sabes que cuando te enojas tus ojos se ven aun mas verdes. una de las cosas que pretendía proteger era mi verdadera identidad. el solo nombre me hacia estremecerme. ese que jamás pensé poseer.� Hoy por la noche. de todos estos años que he trabajado con Tyler he aprendido que no es un pecado hacerlo esperar. tenía mucha suerte de tenerlo como mi guardaespaldas. � Escúchame Jacob Black. � Lo sé. adoro cuando te pones así de dura— rio y se sirvió su desayuno. � ¡wow!. Jake me miraba atento— iré mas tarde. Otra cosa que era distinta al momento de estar en mi trabajo eran mis ojos. de hecho venia por ti ya que tienes que ir a la oficina. Isabella Swan solo lo conocían algunas personas. Lúcia Bicallo. � Bella…— comenzó a decirme pero lo pare antes de que comenzara con la cantaleta. nunca me lo he creído pero ya va siendo hora de que lo acepte. el me había salvado muchísimas veces y siempre estaría agradecida con él. era el nombre que acompañaba a mi título. � ¡NO ME DIGAS ASI!— le grite mientras le lanzaba la servilleta. tiene que aprender a esperarme. es algo que solo hay en mi familia. Cuando Tyler me presento en la sociedad le pedí que no usara mi verdadero nombre. tomamos el desayuno entre risas y bromas de Jake. � Bueno señorita Lúcia Bicallo vaya a sus clases y después pases por la agencia para su nueva “misión”. recuerdo que Tyler me pidió casi en ruegos que no me pusiera lentillas de color chocolate y yo nunca acepte. tengo que llegar a clases. � Lo siento— me serví café y me senté en la mesa de la cocina. las demás me llamaban Lúcia. la mejor como me dice él. el 18 . cambian de color con mis estados de ánimo. además soy su chica.

19 . � ¡Bella!— me llamo una voz conocida cuando ingrese en la cafetería de siempre— ¡aquí estamos!— me indico la figura de una de mis queridas amigas. pronto me convertiría en una arquitecto titulada y con ello todos mis sueños se materializarían frente a mis ojos. Irina. nos vemos— se acerco y beso mi cabello. una de mis dos caras. esperaba que fuera Bella y que Lúcia no me arrastrara a la vida de Scort para siempre. Unos cuantos minutos sentí la puerta cerrarse y quedar nuevamente sumida en el silencio. Emily y Claire. estaban Irina. Sacudí mi cabeza e intente olvidarme de mi otra cara. me acerque a la mesa y contemple los rostros de mis compañeras de carrera. Esta semana había faltado a clases unos días y creo que estaba preocupadas por mí. � Bien ya me voy— anuncio mi guardaespaldas mientras se paraba de la mesa. su prima Kate. Jake se termino el café y se paro— ¿a qué hora sales de clases? � A las tres de la tarde. siempre había pensado que un día una de ellas desplazaría a la otra quedándose como la única presencia en este cuerpo.fulgor y brillo de mis ojos verdes estaban reservados solo para las personas que me amaban no para cualquier extraño que se cruzara en mi calle. quizás cuanto tiempo estuve metida en mis pensamientos. � Pasare por ti a esa hora bonita. habían muchas cosas que tenía que agradecerle al mundo de las Scort una de ellas es que ya me faltaba solo un semestre para terminar mi carrera. me bebí todo mi café para salir a la universidad. � Hola chicas ¿Qué tal?— las salude con una sonrisa y me senté a conversar con ellas. creo— no recordaba bien el horario de hoy. Lúcia. Bella y Lúcia eran dos personas muy diferentes pero que vivían en el mismo cuerpo.

de hecho me he hospedado en muchos de ellos a nivel mundial. � No. ambos saludamos con un gesto y pasamos hacia las oficinas. Recorrimos los largos pasillos del primer piso hasta llegar a unas enormes puertas de madera. � Lo sé. � Buenos días señorita Bicallo. el hombre rodeo la imponente mesa y se sentó en la orilla de ella frente a mí. respire profundo y entre. es el asistente personal del dueño de los “Dea Greca”. señor Black— nos saludo la secretaria. inclusive las chicas que tenía enfrente que eran lo más cercano a mis amigas jamás me habían preguntado sobre mi trabajo. de hecho no es ni de esta región. El tipo es un empresario Italiano. por la tarde Jake pasó por mí a la facultad y nos fuimos hacia la oficina. � Buenas tardes cariño— me saludo Tyler— pensé que nunca llegarías ¿Qué te ha demorado?— una enorme sonrisa apareció en su rostro. más rico que cualquiera de este país. en todo caso no lo conozco. sabes que sus hoteles son muy famosos. Jake como siempre seguía todos mis pasos. pidieron los servicios de la mejor flor de mi jardín � ¿ya he salido con él?— pregunte con curiosidad. El día pasó rápido. sus dientes resplandecían al lado de su oscura piel. ser una Scort había logrado que estuviera aquí y no sentía vergüenza de ello ya que jamás vendí mi cuerpo por dinero.Mi trabajo era un secreto a voces que todos sabían pero que nadie se atrevía a preguntar. llegamos al gran edificio que se encontraba en el centro de la ciudad. � Sabes que tengo deberes Tyler— le dije sentándome enfrente de su escritorio. � Ayer por la noche me llamo Andrew Hennings. creo que todos pensaban lo peor de mi pero a mi poco me importaba. ¿Cómo se llama? 20 .

el tipo quiere conocerte y si todo sale bien tiene una serie de eventos a los que deberás asistir con él. � Si señor— le dijo relajando un poco mas su cuerpo. � ¿Qué es? � Es una fiesta de caridad o algo así. � Sabes que yo no tengo tratos especiales con nadie— le dije haciéndolo retroceder un poco— en mi contrato no está estipulado el Sexo como trato especial Tyler ¿no tengo que recordarlo cierto? � Claro que no mi vida— dijo con voz dulce pero a la vez arrastrando sus palabras. te aseguro que pagara la suma completa. el mío reacciono ajeno a lo que pasaba a mis espaldas. me encargare de ganar todas las citas que él tiene. yo realmente tenia la decisión en mis manos pero jamás había pensado en acostarme con alguno de mis clientes— solo decía que fueras más amable con el que con los demás � No te preocupes.� No lo recuerdo— dijo cruzándose de manos— pero eso no importa— agito sus brazos en el aire— lo que interesa es lo que vas a hacer. no la dejas sola en ningún momento. sin tener que mirarlo sentí el cuerpo de Jake tensarse. si lo haces bien tendrás un bono especial cariño. � Esta demás decirte que el pagara mejor que cualquier hombre de este país así que creo que deberías darle un trato especial— me dijo destacando la última frase. solo cuando ella lo solicite. lo hare. solo para ti— me dijo con una sonrisa— esta demás decir Black que eres su sombra. no te separas si ella no lo pide. � Buena chica. sabía que a Jake no le gustaba cuando Tyler me intentaba persuadir en relación 21 . � Está bien. mi abogado había sido un genio al eliminar cualquier clausula que me obligara a prestar servicios sexuales por obligación con alguien.

son más de las tres. aunque el todavía no me lo decía sabia que los sentimientos de Jake eran más que los de un buen amigo pero intentaba persuadirlo suavemente.a mis servicios sexuales. � ¿quiere verme antes?— pregunte avanzando por el pasillo � Al parecer si. Salí del despacho de Tyler intentando controlar mi ira. eso elevaría mis propuestas al doble pero jamás lo haría. solo podía verlo como un muy buen amigo. � Me gusta tu autoestima. en mi vida y en mi mundo no había espacio para un hombre y no quería decepcionarlo. � Lo sé— contesto con la mandíbula apretada � Pero olvidémonos de eso. si no lo hice cuando mas necesite dinero menos lo hare ahora. el se fue hacia la cafetería del edificio y yo a los pisos superiores donde estaban el Spa y el salón de Belleza. nos vemos en la tarde bonita. ya veo. ambos sabíamos que el mayor deseo de Tyler es que yo comenzara a ofrecer mi cuerpo como una atención más de mis servicios. � Oh. Jake iba con el cuerpo tenso a mi lado. � Nos vemos— nos separamos en el ascensor. � Maldito de Tyler— susurro a mis espaldas. me iré a preparar enseguida ¿te llamo cuando este lista? � Claro. tienes de donde ser la mejor. Bien habrá que mostrarle lo que es salir con Lúcia Bicallo— Jake sonrió. por lo que dijeron las malas lenguas nunca ha contratado a una Scort puesto que no sabe lo que implica. la cita es a las nueve en punto en el pent House del tipo. creo que para lo máximo seria que además de ser una scort me prostituyera por millones y como sabemos. � Cálmate Jake. los hombres pagarían. 22 . sabes que siempre insistirá.

tu auto esta encendido y esperándote— � Bien— le dije y me pare del taburete. entre en el salón y me deje consentir en todo lo que me quedaba de la tarde. así era mi vida. siempre llevaba lentillas extras por si algo sucedía. a las ocho me comencé a preparar. así comenzaba otro fin de semana más. llena de eventos y fiestas de las cuales jamás habría pensado en asistir. Por mi delicada figura se ceñía un vestido negro con detalles de lentejuelas del mismo color. sé que eso no arreglaba mi problema de identidad pero por lo menos había algo que era reservado solo para mi. ¿ya está todo listo? � Claro que si. así eran los días de las Scort. cada día más hermosa— me dijo con un brillo especial en sus ojos. � ¿se puede?— pregunto desde el otro lado de la puerta. el toque final lo daban las lentillas de color. ninguno de mis clientes había visto jamás el color de mis ojos. � Muchas gracias. para este cliente se me fue asignada la mejor ropa. observe mi figura y revise que todo estuviera en su lugar. � Claro que si pasa— le dije y de inmediato se coló en la habitación � ¡Wow!. nunca dejas de sorprenderme.Ascendí hasta el piso nueve y la recepcionista me recibió con su usual sonrisa. A las ocho con treinta minutos Jake toco la puerta de la habitación donde me estaban preparando. � Bien. no cavia duda que era “un pez gordo” como lo llamaba Tyler. era de corte recto y sin tirantes. ¿nos vamos?— pregunto mi guarda espalda extendiendo su brazo para mi � Vamos— le dije asintiendo con una sonrisa. Mi color de ojos siempre ha sido algo que me ha caracterizado. el maquillaje como siempre era suave y sin resaltar en exceso ninguna parte de mi cara. Mi cabello iba sujeto en una pequeña y elegante cola. 23 .

Nos subimos al auto y nos dirigimos hacia el hotel. cada vez que había una cita con algún hombre Jake intentaba hablarme lo menos posible para no entorpecer mi labor. el hombre con el que saldría en efectivo era uno muy rico. ya estaba acostumbrada a ser el centro de atención masculina y la envidia femenina. Subimos en el ascensor. seguida de cerca por mi guardaespaldas— Buenas noches. sus ojos se detuvieron en las partes más exuberantes de mi anatomía. extendió su mano y me ayudo a bajar— estas radiante— me dijo cerca del oído. El timbre del ascensor nos indico que ya habíamos llegado. � Gracias— camine hacia el interior del hotel. las puertas se abrieron y la figura de un hombre de mediana edad se apareció en el medio del hall. sus ojos recorrieron mi cuerpo de arriba hacia abajo— el señor Hennings la está esperando. � Buenas noches ¿señor Hennings?— pregunte con voz suave 24 . Es soltero. cuando recibí esa noticia fue una sorpresa. en la tarde se me habían dado todas las indicaciones de la cita. era originario de Cerdeña en Italia y tenía la familia mas adinerada de todo el país. además el era muy profesional a la hora de hacer su trabajo. esto era algo que siempre sucedía. suba hasta el pent—House. su fortuna era personal. necesito ver al señor Andrew Hennings— � Buenas noches señorita— me saludo un recepcionista. mis clientes nunca bajaban de los treinta y tantos sin duda esta seria todo un caso. el sexo no es un servicio. � Buenas noches— saludo examinándome de pies a cabeza. � Gracias— le dije y camine hacia el ascensor sintiendo las miradas en mi espalda. � Llegamos— anuncio Jake abriendo la puerta del auto. había iniciado sus negocios a los 18 años invirtiendo en unos cuantos hoteles y de ahí se había hecho famoso en poco tiempo. de veinticinco años. lo único que espera era que no exigiera más de lo que yo podría darle.

el hombre abrió dos enormes puertas y se adentro en otra habitación. � Oh… que interesante. Intente que lo que pasaba por mi cuerpo no afectara en el exterior. ¿y usted?— pregunto con una lasciva sonrisa. ¿Cullen?. � Lúcia— respondí con una sonrisa— Lúcia Bicallo. � Es un maldito idiota y libidinoso— me dijo Jake entre dientes. al señor Cullen no le gusta que se metan a su habitación sin llamar. � Es una lástima. lamentablemente el no alcanzaba para los estándares que manejaba yo.comento en un tono de diversión � Debe ser por la calidad señor Hennings. Tyler jamás perdería su tiempo y el mío con un tipo como él. � Mucho gusto Lúcia � El gusto es mío � Bueno lamentablemente el que solicito sus servicios no he sido yo pero me alegra haberla conocido creo que usted será la próxima Scort que pediré— comento sonriendo más ampliamente. Ya quisieras… dije solo para mi. 25 . entonces con permiso. espere aquí por favor. mi guardaespaldas pero no se preocupe que él no vendrá con nosotros. puede que algún día nos veamos— comente intentando esconder el sarcasmo de mi voz � ¿viene acompañada?— pregunto mirando a Jake � Si. el es el señor Black. el está encargado de mi seguridad y nos seguirá en su auto.intente pasar pero él me detuvo � Espéreme. solo las mejores poseemos seguridad— sonreí— bien.� el mismo. deje presentarla. ¿habría escuchado bien?… mi cuerpo se erizo por completo al escuchar ese apellido… hacía mucho tiempo que no lo oía. es la primera Scort que veo que tiene guarda espaldas.

esperaba que no. Buonanotte – saludo en un perfecto italiano. no en la misma ciudad que yo. En los enormes ventanales del Pent House estaba la figura de un hombre. tenía sus manos en los bolsillos mientras contemplaba la ciudad. ¿sería tan cruel la vida conmigo?. parecía otra persona. di un imperceptible respingo y me moví en mi lugar � Muchas gracias— le dije. El destino si era cruel. Camine lentamente hacia la puerta y entre en la habitación sin tocar. Me pare en el medio de la habitación e intente calmar mis nervios. lo había puesto nuevamente en mi camino. lo primero que pude vislumbrar fue la extensión de su espalda y el porte. Dios mío. no podía ser… mire su cara una vez mas y luego todo su cuerpo. un idioma que había tratado de olvidar— es un piacere conocerte. pase por favor— me dijo llegando nuevamente a mi lado. � Bien. era él. su porte. sin duda solo era un alcance de apellidos… el no podría estar aquí. su cara. le di la última mirada a Jake quien asintió con la cabeza. el silencio de la sala llego a molestar en mis oídos. � Buenas noches— salude con voz suave. sentí la puerta cerrarse muy lentamente a mis espaldas dejándome junto a mi cita. dime ¿Cuál es tu nombre?— me pregunto dejándome por primera vez muda.� Calla— le dije haciéndolo silenciar sus palabras— recuerda que las paredes oyen— los segundos parecían eternos. mire el rostro del hombre con el que saldría esta noche y palidecí en el mismo instante que supe quien era. debía medir fácil unos diez o veinte centímetros más que yo. Mi cuerpo estaba levemente consternados. su cuerpo reacciono girándose lentamente. su cuerpo habían 26 . camine unos pasos hacia dentro y la luz tenue del lugar fue lo primero que divise.

� Es un placer conocerte. mis nervios explotarían en cualquier momento teniéndolo tan cerca— ¿nos vamos?— pregunte intentando salir al exterior cada vez sentía más pequeña la habitación � ¿tienes prisa?— pregunto en perfecto español. era algo inexplicable pero podía sentir el calor de su piel. 27 . el me mostro una ligera sonrisa y entrecerró sus ojos � Edward per favore. el que una vez ya me había hechizado— dime ragazza ¿Cuál es tu nombre?— volvió a insistir y me tense al no poder hilar ninguna palabra. él no me había reconocido y eso era una enorme ventaja.cambiado lo único que podía reconocer era su rebelde cabello y el verde intenso de sus ojos. Lúcia— le dije y su boca se entreabrió— Lúcia Bicallo— sus paso los llevaron hasta mi. Lúcia— tomo mi mano y la llevo a sus labios sin perderme de su vista. � El placer es mío señor Cullen— le respondí. beso mi piel y una corriente de electricidad se genero en el pedazo que fue tocado por su cálidos labios. � No pero si no nos damos prisa nos perderemos un baile de caridad. el verde de sus ojos brillaban más intensos de lo que recordaba. al sentirlo cerca de mi cuerpo mi piel reacciono en unos segundos. el podía cambiar de lengua rápidamente. � Si así lo prefieres— le concedí ocultando mi estado. las formalidades están demás. creo que aun tenía un poco de suerte. dios mío… ¿Qué haría ahora?. Intente calmar las locas ganas que tenia de salir corriendo y alejarme lo que más pudiera de él. me refrene y abrí mi boca para decir el único nombre que el conocería de mi boca.

el realmente estaba disfrutando de esto pero ¿ya no me recordaba?. si Edward descubría quien era seria mi fin pero ya estaba aquí y por lo que vi en sus ojos no me dejara ir hasta saber hasta el más mínimo de los detalles. una sonrisa apareció en su rostro y se reflejo en todo su rostro. al parecer no porque él no daba señales de recordar aunque sea mi cara. Salimos al hall y mi cuerpo sentía los estragos de la situación. lo sabía porque cuando lo conocí tenia la misma mirada y no paso mucho tiempo antes de que el lograra desnudar mi alma. le tengo bastante fe a esta historia… las amoo… 28 . estaba más que claro que desde la última vez que nos habíamos visto habían pasado muchos años y yo había cambiado bastante pero aun así… ¿nada en mi era familiar?. Espero les haya gustado espero ansiosa sus coments.� Tienes razón— me dijo y me ofreció su brazo— vamos Puse mi mano sobre su antebrazo bajo su escrutadora mirada.

pasa el tiempo. ya no atrae. luego todo lo mismo“ creo que parezco grabadora de tanto repetir esto… tu chica o chico que escribio esto solo tengo una pregunta para ti… si no te gusta ¿PARA QUE DEMONIOS ME LEES? osea hay que tener dos dedos de frente para darse cuenta de que si la historia no te gusta no tienes para que leerla y menos comentar de esa manera. y terminan felices para siempre?. siempre solo.2. se enamoran. conoce a Bella. vuelven a encontrarse. chapter 1 Siempre la misma trama? El de viaje. se te acaban las ideas querida? lo unico diferente es que él es italiano. he dicho hasta el cansansio que todas son bastante libres de leer lo que ustedes quieran y asi lo hacen siempre pero lo que no voy a aguantar es que 29 . la familia lejos. se separan. multimillonario. Pasado Scort Capitulo 2: Pasado (Passato) Antes de comenzar como usualmente lo hago quiero hacer un pequeño alcance sobre un rws que recibi… “Anonimo 2010-10-09 .

hoy soy yo mañana podria ser cualquiera de ustedes. gracias por el apoyo. les aseguro que son sus rws los que me hacen escribir mas y mas. no me interesa tener gente mala onda en mis comentarios si es asi mejor no comentente… pido RESPETO por el trabajo de cualquier autora. espero les haya gustado quiero dar las gracias por los maravillosos 28 comentarios (geniales y de buena fe) del capítulo pasado ¡cuando comenzaron a llegar quede sorprendisisimaaa!. incluso tu… (persona del rws) sin nada mas que agregar paso al capitulo… Hola Nenas.intenten menospreciar mis ideas… la verdad es que QUERIA escribir algo asi y me importa un reverendo carajo que la trama este repetida si no te gusta cariño ¡NO LEAS! es asi de simple… mis fieles lectoras: espero no se sientan tocadas con comentarios asi. besos enormes y nos leemos en los rwss Con Amor… Tiwii Cullen 30 . estamos a un paso de lo que muchas esperan el próximo capítulo se llama “Atracción fatal” y esta de lujo. les aseguro que no se arrepentirán de leer esta historia. wiii al fin llego el día de publicar la nueva historia.

el me devolvió el gesto y rápidamente se subió en el auto de la compañía. es mi nombre. tuve que morder mi labio para reprimir la sonrisa de exas31 . � ¿vienes acompañada?— preguntó con una voz tan suave que me erizo hasta el último de los cabellos. ¿Cómo demonios aun tenía ese efecto en mi? ¡maldita sea!. nos siguió al elevador acompañándonos en el descenso.Bella POV: Salimos de la habitación y Jacob de inmediato se puso alerta. todo en el me invitaba a seguir pero había una enorme advertencia antes de continuar. te llamaría como fuera con tal de disfrutar de tu compañía— sonrió abiertamente y mi piel se puso chinita. el silencio del pequeño lugar me molestaba. Una enorme limusina aparcada en la entrada del hotel nos estaba esperando. al parecer hoy todo seria inquietante para mí. � Chica ruda— dijo con una sonrisa que mostraba su perfecta dentadura. el chofer abrió la puerta y me deslice dentro del enorme móvil no sin antes darle una mirada a Jake. � Mi trabajo no se centra en hablar señor pero si quiere iniciar una charla conmigo tengo un amplio abanico de temas que podríamos tratar. cuando la limusina comenzó a andar Edward pareció relajarse. es el único que separa mi vida normal de la de una Scort— � Entonces no te llamas así— susurró— no importa. sentía sus ojos clavados en mi perfil. � El señor Black es mi guardaespaldas— le conteste con la vista perdida en un punto fijo. � Si. � ¿realmente te llamas Lúcia?— preguntó. el olía a peligro… pero también a deseo. Lúcia está bien. cerré mis ojos y respire pesadamente para liberar la frustración que sentía— al parecer no hablas mucho.

y yo compartimos su felicidad. ¡Ganamos! ¡Ganamos! Gritaba a viva voz dentro del lugar. mi padrastro. intente pensar en cualquier otra cosa pero el recuerdo vivo del día que lo conocí apareció una vez más en mi mente. alimento. cuando ya estuvo más calmada nos explico el porqué de su alegría y Phill. agua y un excelente libro. todavía podía recordar con claridad cuando mi madre. al pasar los años esa característica tan nata de él no había disminuido. El silencio inundo el espacio. Edward siempre lograba sacar todo de mi pero esta vez no podría. delgada y de apariencia infantil. camine alrededor de una hora hasta que encontré una pequeña 32 . Salí de mi habitación en dirección a la playa. Aun no podíamos creerlo cuando nos bajamos del avión. siempre había sido igual. yo me quede en el hotel y decidí salir a pasear por las playas aledañas.peración que tenía guardada. estábamos en Karpatos una de las islas más hermosas de toda Grecia. Mi madre emocionada por el viaje se estudio toda la isla en un manual y señalo con un lápiz todo lo que debíamos visitar. un viaje con todo pagado por un mes a una exótica isla Griega. René había entrado en la pequeña cocina con el boleto en la mano. mi cuerpo parecía no querer desarrollarse ya que aun parecía una puberta. después de tanto suprimirlo salía a la luz nuevamente. René se había sacado el gran premio. mi mama no me dejaba descansar ella me decía que una oportunidad así no se repetiría y que debíamos aprovechar. Mis padres amantes de la lotería y de los juegos de azar habían ganado un viaje con todo pagado. no perdería mi calma. Mis padres salieron a unas ruinas que quedaban al otro lado de la isla por lo que demorarían todo el día. Yo en este entonces era una chica de 16 años. Este hombre sabía perfectamente cómo sacar a alguien de sus casillas. música. Pasamos los primeros tres días visitando lugares de sol a sol. arme un bolso con mis cosas personales. yo le encontraba la razón pero al cuarto día me revele y decidí descansar.

al ver que no le contestaba nada me miro y sonrió. dejándome nuevamente prendada primero de sus ojos y luego de su sonrisa— perdóname a veces olvido que no todos hablamos el mismo idioma ¿hablas español?— me preguntó y asentí levemente— que bueno pero ¿Qué haces aquí?. por el pelaje deduje que se trataba de un labrador. El chico lanzo el bastón en mi dirección y fue ahí recién cuando noto mi presencia. di un respingo al verlo observarme y caminar en mi dirección. mi piel se sonrojo al tenerlo frente a mí y el verde intenso de sus ojos me deslumbro.playa que parecía privada ya que nadie la visitaba además tenía unas enormes rejas pero para mi suerte un hoyo en ella me invitaba a pasar. eran casi tan brillantes como los míos. Buongiorno Ragazza— me saludo. El chico corría por la playa descalzo y vestido solo con un pantalón de color blanco. Me removí incomoda en mi lugar e intente esconder la vergüenza de verlo observándome pero no lo logre. ¡Vieni Qui!— grito un muchacho entre risas— ¡vieni qui figaro!— sus manos llevaban un bastón que perseguía un perro. 33 . tenía el cabello tan broncíneo que de primera pensé que me lo estaba imaginando pero con el pasar del tiempo me daría cuenta de que su cabello era tan hermoso como el mismo. me acomode en una roca y comencé mi descanso mientras estaba leyendo levante mis ojos al sentir bulla y ahí fue cuando lo vi por primera vez. nunca te había visto por estos lugares. un dios.

di un respingo y por primera vez saco la voz que tenía guardada ¡NO!. Y lo es…— rio— de hecho estas invadiendo propiedad privada. ¿hablas bajito?— preguntó acercando su cara a la mía. fue tan cerca lo que estuvo que sentí su respiración en la piel de mis labios. solo que me sorprendió verte. pensé que era una playa privada— le dije haciendo una mueca.No— susurre— vine de vacaciones Ah que bien ¿y cómo te llamas? Bella… Isabella Swan— le respondí casi en un hilo de voz. 34 .

La entrada fue como siempre lo era. era hora de bajar. Asentí y me removí en mi asiento. Me ayudo a salir del auto. el hombre que llevaba del brazo era tan o más hermoso que yo y brillaba con luz propia. Edward Cullen me llevo con su cabeza alzada por todo el salón. como siempre Jake ya estaba ubicado a su lado esperando para verme. miradas. Pude ver a primera impresión que estaba contento pero su expresión se fue tornando aburrida con el pasar de las horas. el broncíneo cabello y sus ojos verdes atraían miradas igual que yo. por primera vez en todos estos años que no me sentí completamente observada.¡no lo hago!— rebatí— aquí no hay ningún cartel que lo diga así que… tu niño no puedes decirme eso. esa fue la primera vez que escuche ese nombre y no sería la última dentro de ese mes… era la primera de muchas… El suave frenar del auto me devolvió al presente… � Lúcia ¿estás bien?— preguntó Edward moviéndome suavemente del brazo � Si. el no había cambiado todavía le daban urticaria las fiestas y compromisos sociales. 35 . flashes y todo ese tipo de cosas. Bella Swan— un tono suave salió de sus labios al igual que una sonrisa. Sentí por primera vez que las atenciones no eran solamente para mi. estábamos en una fiesta de caridad. el había hecho una enorme contribución y la gente le devolvía el favor dando una fiesta en su honor. perdóneme…— le dije sacudiendo mi cabeza en un movimiento imperceptible � No mas señor— corrigió— solo Edward— una sonrisa apareció en sus labios. Edward— me corrigió— mi nombre es Edward Cullen.

ruinas y montañas en donde podías ver toda la Isla. vivimos un intenso amor. Desde que lo conocí iniciamos una estrecha amistad. lo amaba y el a mi pero ese amor jamás estuvo destinado a salir de Grecia y ahí murió. había tocado el placer con mis dedos y me había bañado de una pasión que jamás pensé sentir. mis ojos se perdieron en los suyos y supe que decía la verdad. yo valoro bastante los sentimientos verdaderos—me aclaro. junto a Edward descubrí todos los tipos de amor posibles y jamás me arrepentiría de haberlo hecho. no tenia para que pensar en la razón por la que debía salir corriendo de su lado. sabíamos que después de que nos separamos se nos haría difícil seguir con este romance de verano pero a causa de eso decidimos disfrutarlo a más no poder. desde ese día abandoné las excursiones con mis padres para descubrir Grecia junto a él. visitamos lugares que jamás pensé que existieran. a las dos semanas de habernos conocido nos hicimos novios. Su piel y sus caricias fueron las primeras que recibí. Edward fue un buen amigo hasta que nuestros sentimientos se comenzaron a estrechar mas y pasaron de una amistad al amor. en las mismas arenas en donde fui su mujer por primera vez. Te amo— me había susurrado en el momento culmine de un acto de entrega y amor.Yo no estoy hecho para eso— me había dicho un día mientras hablábamos— no me interesa estar rodeado de gente que solo ama el dinero. además Edward ni siquiera me recordaba y era mejor así. Sacudí mi cabeza nuevamente e intente concentrarme. paraísos terrenales. el jamás se enteraría 36 . este no era momento para pensar en lo que paso en el pasado.

era capaz de llevarme este secreto a la tumba. 37 . � Así es pero lo bueno es que es por caridad.de quien soy. � Eso habla muy bien de ti— acepte con una sonrisa. Un momento más tarde me dejo sola para ir a hablar con uno de los encargados. � ¿Cómo va todo? ¿es un cerdo o un niño aprovechado?— preguntó con algo de veneno en sus palabras � Ninguno de los dos— le respondí y pude ver la expresión de sorpresa en su rostro— no te preocupes creo que por fin me toco uno que es un caballero. quizás cuanto tiempo llevábamos conversando y no me había dado cuenta. yo me aseguro que todas las donaciones que hago lleguen a sus destinos. � ¿marcando tarjeta?— preguntó con una sonrisa refiriéndose a Jake— ¿el hace eso a menudo cierto? � Algunas veces. solo veía si necesitaba algo. además a estas personas solo les interesa lo que yo puedo contribuir. en ese momento Jake se acerco sigilosamente a mí. Mire al hombre que conversaba a mi lado. � Esto es nuevo— respondió en un hilo de voz— ahí viene nos vemos más tarde bonita— susurro y desapareció entremedio de la gente. � Una fiesta dirigida por la codicia. considero que este tipo de fiestas son un derroche de dinero que se podría utilizar en otra cosa más productiva. la primera que salía sincera de mis labios en una situación como esta. también agradecería si finges que te sientes mal y que tenemos que retirarnos— me dijo con una mueca en su rostro � ¿no te gustan las fiestas?— pregunte ya sabiendo la respuesta � Las odio. � Yo puedo conseguirte lo que desees.

uno de sus dedos acaricio mi antebrazo y sentí mis piernas temblar por el contacto ¿después casi de ocho años sin vernos aun podía hacerme perder la cabeza con un roce?. viviendo de una mujer tan hermosa es el doble de gratificante— su intensa mirada me envolvió y sentí escalofríos en mi cuerpo. su voz me traía los más excitantes recuerdos. � No sabes cuánto… � ¿no es mejor llegar y salir?— pregunte intentando alejarme � Si pero no sería tan divertido como un desmayo. acerco su cuerpo al mío rosando sus labios con mi oreja. no había forma que el entrara nuevamente en mi vida. así podría cargarte en mis brazos sin que nadie lo viera como extraño— sonrió abiertamente y sentí mi corazón dispararse. Edward Cullen aun me trastornaba y de la peor manera posible. Edward Cullen tenía que mantenerse lo más alejado posible de mi y de mi corazón. � Salgamos de aquí— le dije tomándolo del brazo y saliendo por la puerta principal como ya le había dicho— ya bastante tenemos con ser el centro de atención— murmure antes de subirnos a la limusina. mi piel se erizo junto a todo le vello de mi cuerpo— ahora podrías fingir un desmayo. había soñado muchas veces con tenerlo nuevamente cerca de mí y sentir las corrientes de electricidad que solo el provocaba porque sin duda alguna desde que nos separamos mi cuerpo no había vuelto a reaccionar así con nada ni con nadie. muero por salir de aquí— me susurro haciéndome reprimir un gemido. su halito aun rozaba con la piel de mi mejilla. Jake me dio una corta mirada y se subió al auto para seguirnos— tengo una pregunta 38 . � ¿tanto te quieres ir?— pregunte en un hilo de voz.� Gracias por el cumplido. No… no podía será así.

� ¿A dónde vamos?— pregunte al imaginarme que no volveríamos al hotel. le dio unas cuantas órdenes en su lengua natal y volvió a colgar. miedo de lo que él pudiera hacer y de lo débil que podría ser yo. debo confesar que mi idea anterior fue siempre permanecer en la fiesta pero ahora creo que mis prioridades han cambiado— sus ojos brillaron en la oscuridad de la limusina y sentí miedo. ¡Signore Cullen!— saludo el anfitrión. La limusina cambio de curso y minutos más tarde aparco frente al “Mazzimo” un restaurante italiano famoso en la ciudad.Dimmi— contesto con tono suave � ¿para qué me contrataste si no ibas a quedarte mucho tiempo a la fiesta?— pregunte mirándolo a la cara. Tomó el teléfono y se comunico con el chofer. la alegría en sus ojos se veia reflejada por todas partes— ¡Piacere avervi qui! 39 . tenias que reservar una mesa con meses de antelación para poder cenar aquí. el me observo por unos segundos y sonrió � Porque ahora que te conozco se me ocurren muchas cosas más que estar en una aburrida fiesta. estaba claro de que aun no era inmune a sus encantos. después de tantos años el seguía afectándome y con mayor intensidad. Edward me ayudo a bajar y nos adentramos en el local. debido a mi alergia no alcanzamos a cenar en la fiesta así que corresponde que te invite a cenar ¿no crees?— preguntó y no pude hacer más que callar. � A cenar.

escucharlo susurrarme “amore mio” “vita mia” “Ti Amo mia Bella” había grabado con fuego en mi piel aquel idioma tan romántico. debes saber que al tenerte aquí el beneficiado soy yo— dijo nuevamente con tono sensual. nos condujo a través del restaurant hacia el segundo piso. siempre me había encantado el idioma italiano pero en los brazos de Edward había descubierto una nueva fascinación por la lengua. � Si. pasamos por las amplias puertas de un salón dejando atrás a un guarda espalda. el salón estaba con solo algunas mesas pero nadie las ocupaba ¿acaso éramos la pareja más importante del salón?. sempre il meglio per il signior— respondió el hombre dándole una cálida sonrisa. Mire de reojo a mis espaldas y Jake se había quedado en la puerta observándonos con su usual calma. Naturalmente. por las firmes líneas en su frente y la línea que dibujaba su boca que estaba igual de tenso que yo. su sola voz estaba causando estragos en mi piel. cara— la sensual entonación que ocupo para la última palabra me hizo erizar hasta el mas mínimo de mis vellos.Il piacere é tutto di me. al parecer sí. el anfitrión tomo nuestra orden y desapareció dejándonos inmersos en un silencio. para nada. Nos acercamos a la mesa y el corrió la silla para que me sentara. no debías haberte molestado � ¿disfrutar un poco mas de tu compañía es una molestia?. � Lo dices que si fuera un privilegio tenerme aquí esta noche 40 . lo es. ho bisogno del tavolo magliore cena con questa bella signorina— sin poder evitarlo mire embelesada sus labios. � Espero que el restaurante sea de tu agrado. tenía la impresión que el sabía perfectamente el efecto que tenía en mi.

tengo una excelente educación y un gran abanico de virtudes sociales.� Y lo es— afirmo con vehemencia— después de conocerte puedo decir que no me arrepiento de haber llamado a tu agencia… pero cuéntame ¿de qué trata tu trabajo?. sabía que mi cuerpo no lo había olvidado. � ¿Cómo puedes decir eso si no pasamos mas una hora en la fiesta?— pregunte evadiendo su intensa mirada. tenía un miedo incontrolable de caer nuevamente en sus redes. aun podía sentir sus manos en mi piel después de casi ocho años y de ser el único hombre en mi vida mi piel aun reaccionaba a él. � Interesante. yo solo soy una dama de compañía para quien lo solicite. � Porque solo con verte me doy cuenta de que eres una mujer extremadamente valiosa. conocía la faceta de conquistador. digamos las Scort somos una excelente compañía que jamás deja en vergüenza a nadie.balanceo sus dedos sobre la mesa y sus ojos se clavaron en mi cara. al contrario. examino cada expresión que le daba con la mayor atención del mundo. había sido presa de ella y rendida ante sus pies en muy poco tiempo. Edward hacia preguntas que yo respondía y el volvía a atacar con un comentario más sensual que el anterior. Cuando la cena acabo tenía unas ganas incontrolables de salir corriendo lo más pronto de su lado. cara— suspiro— debo admitir que jamás imagine necesitando de los servicios de una pero créeme que como dije hace unos momentos ha sido una decisión muy acertada. La cena continuo en el mismo tono. siento curiosidad. eres la flor más bella de todo el jardín—mi boca se entreabrió para agregar algo mas pero mis palabras se vieron acalladas por la oportuna intromisión de los meseros. la intensidad de tus ojos me da cuenta de lo mucho que vales y lo inusual que eres. Edward paso una mano por mi cintura y me pego a su cuerpo tenía la impresión que el leía 41 . � Mi labor es sencilla.

nos subimos en el móvil y en solo unos segundos ya íbamos de camino hacia el hotel. � Aun más interesante— dijo bebiendo el contenido de su copa— eso significa que debo convencerte para que regreses a mi cara. levanto la suya y pude ver el destello de deseo que había en sus ojos � Por este encuentro y por los muchos que vendrán— dijo con su vista ennegrecida. intente alejarme de él pero sus fuertes brazos solo me soltaron para depositarme a su lado— andiamo. Salimos del restaurant. Cara. mis ojos se cerraron y reprimí la ola de calor que se formo en mi vientre. todavía nos tenemos que tomarnos un bajativo— susurro a mi oído.mis pensamientos. Benvenuto— me dijo soltándome de su agarre. se quedo como siempre en el hall esperando por mí. Edward me arrastro hacia su habitación bajo la atenta mirada de Jake. � Gracias— susurre en un hilo de voz. per favore”. Edward me condujo a la limusina y le dio al chofer la orden que más temía “l’hotel. El se acerco con las copas y me entrego una. � ¿vendrán?— pregunte antes de alzar mi copa— soy yo la que decide con quien sale y con quien no señor Cullen— una sonrisa maliciosa se desplego en mi cara. Edward cerró la puerta y atravesó la habitación junto a mí. intentare 42 . avanzo hacia el bar del pent house y sirvió dos copas con una espumeante champaña. sabía que eso no era del todo verdad pero valía la pena utilizarlo. � No tan rápido. había adivinado precisamente lo que tenía ganas de hacer. el sabia que algo andaba mal pero intente disimular mi renuencia a entrar y le di una sonrisa.

hacerlo lo mejor posible— susurro sacando la copa de mis manos y dejándola sobre una mesa auxiliar � ¿Qué pretendes?— alcance a hilar antes de que su cuerpo robusto y fuerte se abalanzara contra mí. yo no soy una prostituta. puedo ver la veracidad de tu alma reflejada en tus ojos— sus palabras se oían en mis oídos como la más dulce de las mieles. 43 . el no podía besarme. mis pezones se irguieron haciéndose presentes en la escena. no podía diferenciar cual era su halito y cuál era el mio � Es hora de que me marche— susurre haciendo caso a la alarma de mi mente. Mi traicionero deseo emergió de la nada y se prendió en solo unos instantes. � Jamás nuevas a usar esa palabra en la misma frase que te refieres a ti. sus manos pasaron por mi cintura pegándome a su cuerpo. � Edward. sé que no eres una slut. una señal de alarma se encendió en mi cabeza. la vista de Edward se poso sobre ellos y nuevamente temí por mi y por mi corazón Squisito e belli sono due parole descrivono solo un po’ di te— susurro ladeando su cabeza. sus dedos apretaron mi piel e hicieron que mi espalda se arqueara juntándose con su duro pecho. tenía que salir de aquí y rápido. ya basta— le dije poniendo mis manos sobre su pecho e intentando alejarlo pero su fuerza era mayor a la mia y consiguió juntar nuestros cuerpos nuevamente— esto no es parte del acuerdo. Edward estaba tan pegado a mi cuerpo que podía sentir sus respiraciones enlazadas con las mías. eso lo sé cara. mis pechos se hicieron increíblemente sensibles a este imprevisto contacto.

Edward Cullen estaba besándome.� No cara. Non posso— me dijo lamiendo mi piel— te deseo cara…— un gemido aun mas audible salió de mis labios. cuando mis pensamientos se hicieron claros pude ver la realidad. � Edward— susurre al borde de una combustión espontanea— por favor…— pedí casi con desesperación. mi voz se veía trastornada por el placer que sentía y el ruego parecía más una súplica para continuar. el brasier de encaje que llevaba quedo descubierto ante sus intensos ojos. Mi torso en solo unos segundos estaba a su merced. sus manos rápidamente se fueron hacia la zona afecta de sus miradas. una vez más. sus dedos tomaron uno de mis pezones torturándolos hasta que mi cuerpo comenzó a sufrir los estragos del 44 . sus labios mordisquearon mi cuello haciéndome perder la conciencia de lo que pasaba. Sus manos me apresaron contra su cuerpo y fundieron nuestra piel. no sin antes…— dejo la oración en el aire y acorto la distancia. mis hormonas revolucionadas por el familiar contacto se alzaron en mi cuerpo y dejaron escapar el deseo que sentía por él. El beso se prologo hasta que el aire se hizo falto en nuestro encuentro. eche mi cabeza hacia atrás soltando un gemido de placer reprimido Edward aprovecho el momento para bajar sus besos hacia mi cuello. a medida que iba descendiendo el placer crecía de manera impensada dentro de mi pronto me encontré arqueando mi espalda ante sus húmedos labios y sintiendo su erección sobre mi muslo. Sus manos subieron hasta el cierre de mi vestido y lentamente comenzaron a bajarlo. su boca se entreabrió al mismo tiempo que sus manos se presionaron con fuerza sobre mi cintura haciéndome gemir él aprovecho mi debilidad para introducir su lengua en mi boca y enlazarla a la mía.

¿acaso no conoces la química entre un hombre y una mujer?— solo la conocí contigo. susurro mi mente 45 . vi a un hombre completamente confundido. � ¿no puedo?. � Lúcia ya te dije que…— � No vuelvas a repetir lo que yo sabía de antes. mi cuerpo medio se giro y vislumbre su aun excitado rostro. gemí su nombre una vez más presa del deseo pero solo basto que mi conciencia me escuchara para que despertara en mi la alarma general. estaba tan absorta en el placer de sentirlo nuevamente conmigo que deje mis manos volar por su espalda y me rendí ante el ansia de tenerlo nuevamente cerca mío. yo no soy tu querida ni tampoco lo seré— dije aun con mi respiración agitada. lamio y succiono uno mientras acariciaba el otro.placer. � Ya basta— le grite apartándolo con fuerza sobre humana— no me acostare contigo— le dije sabiendo el dolor que causaban mis palabras. Cara yo…— intento replicar � No me llames así. acomode mi brasier y mi vestido— esto no es parte de mi servicio. claro que puedo. yo no me prostituyo por dinero— le aclare. será mejor que me vaya— tome mi bolso e inicie una carrera frenética hacia la puerta � ¿Por qué niegas la atracción que nos une?— me grito antes de que pudiera alcanzar la puerta. de inmediato. � No puedes hablar de atracción siendo que me conoces hace solo algunas horas. tenía que salir de aquí. Me pare en seco al oír sus palabras. su cuerpo estaba claramente excitado y podía ver lo que causaban mis palabras. Edward bajo el brasier y se apodero de uno de mis pezones.

eso no lo dudes— sentí su sonrisa en mi espalda y contuve la rabia que sentía. � No me interesa lo que usted piense señor Cullen. es tan intensa que hace irrespirable el aire de la habitación.pero rápidamente acallé ese pensamiento— eres ciega al no ver la química sexual que hay entre nosotros. rogué con todas mis fuerzas para que fuera la última vez que lo volviera a ver. llévame a casa— le dije apretando mis labios para no dejar que el llanto se desatara ahí. � ¿Qué pasa bella?— susurro Jake a mi lado � Sácame de aquí Jake. tan cerca de él. tenía que irme. subimos al interior y lentamente el hall del pent house fue desapareciendo. las adoro y nos leemos mañana en cuidando tu corazon… ¿RWS? (criticas constructivas. adiós— le dije girándome nuevamente. ahora estaba segura de que corría peligro. Uno segundos más tarde las puertas de ascensor se abrieron. el cuerpo de Jake se puso alerta. Pase a su lado y presioné el botón del ascensor con más fuerza de la necesaria. Awww… nuestro primer Lime! jakjakjaaj el proximo capitulo se viene candente. Arrivederci seria más apropiado ya que te aseguro que nos volveremos a ver cara. por favor) 46 . Abrí la puerta y Salí rápidamente.

3. Lúcia Bicallo había irrumpido en mi vida y trastornado mi mundo 47 . espero que muy bien. les aseguro que muchas y en especial algunas no esperan todo lo que tengo preparado para ustedes. ojala les guste ya que es bastante intenso y la historia ya está tomando vuelo. la historia es mucho más que eso… xD espero que les guste y nos leemos en los rws… gracias por el apoyo incondicional. las amo. ¿pensaban que el centro de la historia era que Edward descubría a Bella?… jakjakajkakja si fue así se equivocaron. Con Amor… Tiwii Cullen Edward POV: El silencio de la habitación fue lo único que había entre la puerta y yo. Atracción Fatal Scort Capitulo 3: Atracción Fatal (Attrazione Fatale) Hola nenas ¿Cómo están?. Aquí está el tercer capítulo de esta emocionante historia.

en solo algunas horas. apagué la calefacción y el agua fría se dejo caer en la ducha. era así como habría imaginado un encuentro con la mujer de mis sueños. Aún mi cuerpo sentía espasmos del intenso placer que ella había despertado en mi. tenerla entre mis brazos había sabido a gloria. Lúcia a pesar de todo se veía una mujer frágil. cerré mis ojos e intente controlarme. el baño me llamaba como jamás lo había hecho. la chica de la cual me había enamorado por primera vez. la universidad o iniciar un negocio propio rondaban en mi cabeza pero en la de mi padre estaban el matrimonio 48 . una ducha de agua gélida seria lo único que podría apagar el deseo tan grande que sentía por ella. mi familia no había sido rica toda la vida pero a esa edad ya disfrutábamos de poder y dinero como para hacer un viaje de esa envergadura. Salí de la ducha casi con hipotermia. Como había salido del colegio y tenía que decidir mi vida decidí tomarme dos semanas de vacaciones para pensar en lo que haría luego de la escuela. Cuando había cumplido los diecisiete años mis padres me habían llevado a Grecia. hace muchos años que una mujer no me trastornaba de esa manera tan frenetica. Isabella Swan… mi primera mujer. buena y llena de pasión. nunca más. me puse ropa abrigadora y me senté en frente de la chimenea a contemplar el fuego. ahora estaba seguro que no podría sacármela de la cabeza. Sin pensarlo dos veces camine hacia mi habitación sacándome la ropa que traía puesta. tenía unos cuantos familiares que vivían allí además de unas propiedades. Baje mi vista y aun sentía los estragos de su cercanía. cosas que me hacían recordar a la única mujer que había despertado mi pasión y aun seguía morando en mis pensamientos. eso era lo único que podría remediar mi problema. por un momento la conexión entre las dos mujeres se hizo una llevándome a recordar ese maravilloso verano. mi erección aun estaba lista y dispuesta por si ella quería volver. su piel era tan suave y tersa como mucha veces había pensado dentro de la noche.

estaba sentada sobre unas enormes rocas y me observaba. la lleve a conocer todos los lugares que yo amaba de Grecia. el calor de la chimenea era tanto que abrumaba mis pensamientos. Un día mientras estábamos en una playa privada los besos y las caricias se hicieron intensos y llenos de deseo. Desde entonces pase las dos semanas que me quedaban a su lado y agregue aun dos más. Sacudí mi cabeza. Isabella o Bella como a ella le gustaba que la llamasen había calado hondo en mi alma. ella a mis ojos era una diosa… era mi diosa. sabía que nuestra situación sería muy difícil después de nuestras vacaciones pero tampoco sería imposible. Mientras jugaba con mi perro en la playa la vi por primera vez. sentía una pasión que me consumía día a día. me había quedado embelesado por su belleza. parecía que cada parte que visitábamos era algo que siempre llevaría consigo. esperaba que algún día ella fuera la última. Me acerque rápidamente a conversar pero desde ese día se me fue imposible separarme de ella. Mientras miraba 49 . con algunas excusas y mintiéndole a mis padres logré que mi estancia se prolongara unas cuantas semanas. a la distancia pude ver el intenso verde de su mirada y me sentí atraído hacia ella. el frio de la noche comenzaba a empañar los vidrios. Me puse de pie para acercarme a la ventana. ella jamás saldría de mis pensamientos de la misma forma que lo estaba logrando… Lúcia. la amé e idolatré en aquella tarde y prometí no separarme nunca más de ella. lucharía por conservar a la mujer que quedaría grabada para siempre en mi piel como la primera. ambas eran dueñas de mis deseos. Hicimos el amor por primera vez en un atardecer. sin darme cuenta me enamore como un loco de aquella ragazza. ambas podía despertar la pasión en mi. ella estaba tan feliz a mi lado. temiendo no poder estar con ella por mucho tiempo le declare mi amor y pasamos las dos semanas más increíbles de mi vida.y el formar una familia. al ser la primera mujer en mi vida y también mi primer amor se me hacía difícil de olvidar.

la chica creció con una sola idea en la cabeza. con el tiempo me daría cuenta que lo que ella siempre había ansiado era mi fortuna.las luces de la ciudad comencé a pensar ¿Cómo estaría Bella?. La muchacha era bonita pero algo en sus mirada me decía que lo que ella buscaba no era un amor para toda la vida. pensé por unos momentos y las únicas palabras que se me vinieron a la mente fueron las que tenia para descubrir en parte la hermosura de la mujer que jamás había olvidado. Mis padres me llevaron nuevamente a Cerdeña y me presentaron a la que iba a ser mi esposa. Ángela Webber una chica una año menor que yo. gracias a la fortuna que me había heredado mi abuela antes de morir compre unos cuantos hoteles y comencé a manejarlos. no tenía idea… mi vida después de esas vacaciones había cambiado rotundamente ¿Por qué la de ella no lo haría? Antes de que pudiera decirle adiós mis padres me llevaron de Grecia. ¿Cómo le gustaría que se llamasen. 50 . al pasar el tiempo y no recibir noticias suyas me di cuenta que tal vez ese papel jamás había llegado a sus manos. Cuando cumplí los dieciocho años decidí que podía ir a la universidad e iniciar mi propio negocio. señor Cullen?— me pregunto el publicista encargado de la promoción de mi negocio. el compromiso para mi sorpresa había estado hecho desde hace muchos años pero mis padres no habían hecho alusión a aquello diciendo que no pensaban que el padre del Ángela lo fuera a hacer real pero para mi sorpresa el si pensaba en hacerlo efectivo. ser la mujer de el primogénito de la familia. ¿estaría casada? ¿Tendría a un hombre que la protegiera?. ser la mujer de un Cullen. ella tenía un año menos que yo. mande un número de teléfono y mi dirección en un mensaje a su hotel pero ni siquiera tenía la certeza de que ella lo hubiera recibido.

sin algún ápice de dolor rompí mi compromiso con Ángela y seguí adelante. ¿Cómo podía hablar de atracción sexual cuando la conocía hace unas horas? ¿Sería por el frenético deseo que había sentido al tenerla entre mis brazos?. Ella aun es mi amiga y no pierde su tiempo para insinuárseme pero yo nunca he caído en sus redes y creo que ahora menos que nunca lo hare. una diosa griega que bajo desde las alturas para robar mi corazón. Pasaron los siguientes tres años y aun seguía comprometido con ella. ella siempre seria eso para mí. 51 . la imagen vivida de Bella apareció en mi mente y me ayudo a confirmarlo— ese será el nombre de los hoteles— Dea Greca… Diosa griega. mi padre en un claro ultimátum para que le propusiera matrimonio me exigió que me casara con ella a lo cual yo no accedí. seguramente tenía que ser eso. pero ella también despertaba la parte primitiva de mi. Ángela sabía perfectamente que mi corazón era de otra mujer y jamás se lo desmentí pero como siempre había pensado el dinero era más fuerte y ella era capaz de olvidar “ese pequeño detalle” como algunas vez lo habría llamado. Intente explicarme lo que me había dicho Lúcia. “No puedes hablar de atracción siendo que me conoces hace solo algunas horas” en eso creo que tenía razón.“Dea Greca”— le dije cerrando mis ojos. susurré. Sin poder retardarlo más y por imposición de mi padre fui comprometido en matrimonio con Ángela. a pesar de saber que ella no era griega de nacimiento nuestro amor había florecido en aquel país. la que tenía ganas de poseerla en cualquier momento. a pesar de no amarla y habérselo dicho en reiteradas ocasiones ella parecía no importarle. a la mujer que me había hecho un hombre y al primer amor de mi vida. Lúcia era la única mujer que al igual que Bella podía despertar mis sentimientos. Aunque jamás la había vuelto a ver y por más que la busque nunca la encontré aun seguía amando a la ragazza de ojos verdes.

su cabello. tenía algo que me hacía sentir una nostalgia terrible hacia ella.Tampoco podía negar que no había estado con alguna mujer. ya que eso sería una completa mentira. ella era diferente. si ella tenía algo que me eclipsaba tenía que estar seguro de que nadie más la tocara. dígale que soy Edward Cullen y necesito tratar un negocio con el— una música salió en el auricular y solo unos segundos más tarde la voz de un hombre contesto mi llamada. pero el señor Crowley ya no recibe llamadas a estas horas. � Necesito hablar con el señor Crowley— dije con seriedad en mi voz. tomé el teléfono y marque rápidamente el número. mi mente se aclaro por un momento. su cuerpo… había algo en ella que me trastornaba y no me dejaba pensar con claridad. � La mía la recibirá. tal vez el color de sus ojos. camine hacia mi despacho y busque el teléfono que Andrew había dejado para mí— Tyler Crowley— decía en la tarjeta. � Lo siento señor. � Tyler Crowley— dijo con evidente nerviosismo Buonanotte — salude— mi nombre es Edward Cullen y lo llamo porque necesito tratar algo con usted. Me alegre que a estas horas de la noche aun hubiera alguien trabajando en ese lugar. � Agencia Crowley— respondió la voz de la mujer. que honor es hablar con usted. ¿Lúcia no ha cumplido bien con su trabajo?— pregunto en un hilo de voz 52 . � Lucia Bicallo— susurre en la oscuridad del pent house. miles de chicas se arrojaban a diario a mis pies pero solo algunas tenían la fortuna de haber compartido mi cama. � Señor Cullen. su mirada. un instinto protector salió a flote.

lo siento señor pero…— carraspee mi garganta y el pareció intimidarse con mi voz— no muchos— respondió— Lúcia tiene como tarea atender a los mejores clientes. � ¡maldita sea Tyler! 53 . el trato está cerrado.� Al contrario. ella solo se roza en el circulo VIP— � Buena respuesta— le dije— mi propuesta es la siguiente. pagare lo que sea necesario para que Lúcia Bicallo sea mi Scort exclusiva. � ¡¿exclusiva?— pregunto en un grito— lo lamento señor Cullen pero ella… � Pagare lo que sea necesario— le dije y al parecer la frase fue procesada por su mente— pagare lo que sea para que Lúcia Bicallo sea solamente mía— concluí y espere su respuesta. � Dígame señor— respondió sumiso el hombre. � ¡no puedes hacerme esto!— le grite presa del pánico que sentía � No hace falta que nombres tu dichoso contrato. Bella POV: � Debes estar bromeando— le dije casi al borde de un colapso— ¿Quién demonios piensa que es? � El hombre con más dinero que podría haber imaginado. créeme que anoche lo leí bastante como para saber que no hay nada en el que pueda liberarte de un cambio así. lo siento Lúcia. � Quiero saber cuál es la afluencia de clientes de la señorita � ¿afluencia de clientes?. no quiero que salga con nadie más que no sea conmigo. lo siento Lúcia pero el trato está hecho y el dinero está en la cuenta de la agencia a partir de hoy tu contrato es con la agencia y tu nueva misión es estar a disposición de Edward Cullen. la señorita Bicallo ha hecho una excelente presentación es por eso que deseo hablar con usted.

mis ojos se llenaron de lagrimas. a ti te mueve el dinero. en este momento no quería ver a nadie. � ¿Qué?. nadie te obligara a tener sexo o hacer otro tipo de cosas si tú no quieres. anoche le deje claro esas clausulas a ese hombre— por primera vez Tyler pareció compadecerse de mi tormento. � Conversa eso con el cariño. recuerda que el es un cliente como todos los demás. no. si Jake no es mi guarda espaldas aunque el pague una fortuna más uno por mí no accederé a sus peticiones. así que se pondrá en contacto contigo. eso no lo tolerare. � Por lo pronto el ya tiene el numero de tu móvil de la empresa. � No mientas— le dije soltando su agarre— si no lo hiciste de un principio ya nunca lo harás Tyler. sentí sus manos en mis hombros � ¿Por qué te disgusta tanto el cambio?. Otra cosa más es que pidió que Jake ya no te acompañara. deje a Tyler con la palabra en la boca y me fui. sujeto mis hombros con algo de presión y me ayudo a reaccionar— no temas Bella si él te hace algo prometo deshacer el negocio. Leah Clearwather. � ¡maldito Cullen!— gruñí molesta. ambos sabemos que tú necesitas el dinero— entrecerró sus ojos y pude ver exactamente lo que estaba pensando � No me puede estar pasando esto— le dije horrorizada. el pondrá alguien de su seguridad a tu cargo. lo único que 54 . � Lúcia yo…— � No digas mas. quiero saber cómo será el proceso ahora.� Calla Lúcia sé que me odiaras por un tiempo pero cuando veas los dividendos que esto te deja me lo agradecerás. por lo pronto Jake ya ha sido revocado de su servicio contigo y le he asignado a una nueva Scort. eso no ha cambiado.

� No cara.haría sin pensar era correr hacia Jacksonville a la casa de mis padres. no yo iré a tu hotel no te… 55 . hay un baile a beneficio de un hogar de niños en el centro de la ciudad. apreté mis puños y contuve todo lo que tenía que decirle. no se preocupe. Buongiorno signorina— dijo el tono de voz que ahora reconocería entre miles. ¿Por qué demonios tenía que aparecer nuevamente en mi vida?— por el tono de tu voz creo que ya te han informado de tu nueva misión— � Si. el número era privado y no salía en la pantalla— Bicallo— respondí. Mientras salía de la agencia mi celular comenzó a sonar. debía guardarlo para cuando nos viéramos. pasare por ti a tu casa a las ocho— � ¿Qué?. � Bien— dije con mi voz disfrazada— gracias por preguntar ¿y tú? Eccellente— dijo nuevamente con una voz que me hacia enfurecer mas. cosa que estaba segura seria pronto. después de haber crecido la voz de Edward habría cambiado volviéndose profunda y varonil— ¿come stai Lúcia?— pregunto con evidente frescura. solo espero sus instrucciones de ahora en adelante. mi único refugio. solo quiero ser el único que disfrute de tu compañía ¿es mucho pedir?— pregunto y un silencio invadió la comunicación— por ahora puedo decirte que nuestro próximo evento es esta noche. no seré un dictador.

el rio e hizo que me descompusiera aun mas.arrivederci — termino y la comunicación se corto. ya podía ver la sonrisa burlona en su boca. no es bien visto que un uomo sea recogido por sudonna— dijo con si fuera lo más natural del mundo. mis ojos se llenaron de lagrimas al ver el miedo que tenia. Lo eres cara. � Estas en una situación difícil. Reprimí el grito exasperado que amenazaba por salir de mi pecho. yo no soy tu donna— le dije utilizando las mismas palabras. Edward no puede saber que yo soy Bella Swan si no…— no fui capaz de terminar. soy Bella. � Oficina del señor Jenks— contesto una voz conocida. Jasón no era tan mayor. � Tranquila— me dijo y paso su mano por mi espalda— no resisto verte llorar— mire sus ojos y vi el gran cariño que sentía el por mí.� No repliques cara. el era un abogado que estaba recién titulado y se ofreció a prestarme ayuda. nos vemos en la noche. conocí a Jasón cuando llegue a la ciudad. lo único que me quedo era hacer la llamada a mi protector. � Annie. pequeña— me dijo mientras se paseaba en su oficina. de ahora en adelante lo eres. sabía que no tenia alternativa. dile a Jasón que voy a verlo enseguida— colgué mi teléfono y partí en dirección a la oficina de mi protector. me llevaba diez años pero aun así lo sentía 56 . con el tiempo nuestra amistad fue estrechándose aun mas y nos convertimos en excelentes amigos— ambos sabemos que Cullen no descansara hasta averiguar quién eres. � Pero hay un problema. � Lo sé— le dije con mis manos sobre mis ojos— eso lo sé. por eso el miedo que tengo. de mi abogado y de una de las pocas personas en quien podía confiar.

� No hay nada que podamos hacer ¿verdad?— pregunte evadiendo su mirada � No Bella lo siento. aun podía sentir su lengua sobre mi piel y la excitación que se produjo cuando el me toco nuevamente. sabes que cualquier cosa aquí estaré para ti. el ya estaba aquí. ¿acaso también debía abrir de inmediato?. un hombre vestido con un elegante frac de color negro estaba 57 . no dudes en avisarme. mi mano giro la perilla y respire antes de abrir la puerta. esto jamás lo imaginé. La tarde fue horrible. creo que mi suerte esta echada. la agencia había enviado todo lo necesario para poder indumentarme. Para esta noche había escogido un vestido Straplees de color verde. cuando redacte este contrato veo que deje unas cuantas cosas en el aire. gruñí un poco al sentirlo ansioso. nos separamos y Salí de su despacho. Me solté el cabello y deje que cayera en ondas sobre mis hombros. cuando el reloj marco un cuarto para las ocho el timbre de la puerta sonó y me estremecí por completo. había pasado tanto tiempo pero las sensaciones aun estaban vividas. arregle y vestí pensando en la enigmática mirada de Edward. � Gracias Jasón— le dije y me acerque para abrazarlo. � No te preocupes. me bañe. no podía sacarme ni sus ojos. yo tampoco lo imaginaba. Deje todo lo que tenía en mis manos y me acomode el vestido. mi cuello iba adornado por una suave cadena de oro y pendientes a juego. tendré que hacerle frente a ese hombre.como un hermano— no te preocupes por ahora veremos qué podemos hacer con lo de tu contrato— paso más de media hora leyendo una y otra vez el escrito hasta que elevo sus ojos y supe que no había nada que hacer. el vestido tenía una delicada caída hacia el borde mis rodillas. � No te deprimas. el impaciente timbre sonó nuevamente. ni sus manos de mi cabeza.

� Vámonos antes de que lleguemos tarde. � Buenas noches— salude al ver que el no contestaba. esto se estaba convirtiendo en una atracción fatal. mis padres viven lejos y no hace falta tener fotografías para recordarlos— cosa que era mentira porque tenía una caja llena de sus fotografías escondida en un lugar recóndito de mi closet � Interesante. 58 . nuestras miradas se unieron y sentí aun mas fuego que la noche pasada. volví al estar y Edward se había movido hacia la ventana del apartamento. observo todo lo que había allí— come il suo propietario— se giro y me miro intensamente. sin pensarlo me corrí de su trayecto dejando que su cuerpo en vez de abalanzarse contra mi entrara en el apartamento— Bellísimo appartamento— susurro mientras se paraba en el estar. cada vez me pareces más enigmática. prendí la lámpara de noche y de inmediato mi bolso salto a la vista. tu puedes con esto— susurre en la oscuridad del cuarto. sentí sus ojos recorrerme por completo y hacerme estremecer por aquel escrutinio. � iré por mi bolso. Lo tome y deje la habitación. cara— susurro. � No guardas fotos de ti o de tus familiares— me hizo la observación y me tense— ¿Por qué? � Porque esta no es mi casa. Una sonrisa se extendió por su rostro y lo hizo reaccionar Buonanotte— dijo acercándose a mí.parado en mi puerta. entre en la habitación e intente calmar mi respiración— calma Bella. volveré enseguida— le dije y me perdí en el pasillo. un escalofrió atravesó mi espalda y me hizo reaccionar.

cara. Ten eso bien claro. pagaste para que yo fuera solamente tu scort � Lo hice pero solo para asegurarme de que no salieras con nadie. además creo que me debes una explicación del porque saliste de mi habitación como una oveja escapando de un león— beso la piel que tenía en frente y mi cuerpo se prendió rápidamente. demonios Edward. � Lo sé y tampoco los estoy pidiendo. nunca lo he hecho y no lo comenzare a hacer ahora— � Es bueno saberlo— le dije caminando hacia la puerta � Tenias miedo de mi ¿verdad. � ¿no me obligaras?. no me acostaría contigo si los dos nos estuviéramos de acuerdo. de eso solamente soy culpable. Ordini non sono. yo no doy servicios sexuales— le conteste con calma. yo no te obligare a estar conmigo si tú no quieres— me gire al sentir lo cínicas que eran sus palabras. jamás obligaría a una mujer a ser mía. tomo mis manos y las llevó a su boca— hay tiempo aún. me solté de su agarre y puse unos pasos de distancia entre nuestros cuerpos. jamás me habían privatizado de esta forma. cara?— pregunto � Algo— asumí— créeme que esto de la exclusividad es algo nuevo para ti como para mi. comprobé que aun así su energía me tiraba hacia él. de querer que solo sonrías para mi— se acerco a mi sin dejarme escapatoria. nuevamente me 59 . � Ya te lo dije. creo que me tomara un tiempo acostumbrarme a que dependo de tus ordenes. no me preguntes porque pero hay algo que me impide verte con alguien más.� No te preocupes— se acerco a mí.

lo único que puedo hacer es demostrarte cuanto significas para mi. al parecer así era. nuevamente me estaba besando.encontraba en sus brazos— realmente no se qué has hecho conmigo. mis piernas se fueron hacia sus caderas y me apreté contra él. sus ojos estaban abiertos de par en par y miraban fijamente el suelo. Sus besos fueron bajando hacia mi cuello y llegaron rápidamente a mis pechos. donna mía— susurro encima de mis labios. � ¿Qué fue lo que dijiste?— le dije intentando liberarme de su agarre. su lengua cálida se entrelazo junto a la mía creando un vals interminable de caricias húmedas. te conozco hace solo unas horas y parece que has cambiado mi mundo Cara. el estaba confundiendo a Lúcia con Bella. 60 . � Edward— gemí mientras convulsionaba de placer— ¡Edward!— grite envuelta en el placer de sus caricias Bella— susurro contra mi pecho— mi Bella— dijo y me hizo reaccionar. ¿después de tantos años aun seguía recordándome?. estaba conmocionado. pronto lo que había comenzado ansioso se torno pasional. el me soltó y pude ver claramente la expresión de desconcierto que había en su rostro. entreabrí mi boca presa del deseo y no fue más que una invitación para él. Sus manos me pagaron su cuerpo y las mías sin poder evitarlo se fueron hacia su cabeza. el choque nos hizo gemir a los dos ya que nuestros sexos se juntaron dejándonos ver el estado de excitación que ambos teníamos. Edward me elevo. recorrió el espacio hasta chocar mi espalda contra una muralla. ¿había descubierto quien era? No. el vestido era estrecho así que no fue impedimento para que Edward lo bajara y apresara mis senos contra sus dientes. juguetee con sus cobrizos cabellos y con la piel de su cuello.

mi Dea Greca sin duda se había convertido en una mujer y ahora más que nunca tenia deseos de encontrarla algo en mi interior me decía que este era el momento preciso para buscarla. en cambio los de lucia son de un color chocolate. es aquí— le conteste con voz neutral. ser Bella. Edward. Estaba completamente confundido. � No te preocupes. o tal vez era la primera vez que me encontraba con alguna mujer parecida a ella. el era más humano de lo que yo recordaba. mi cuerpo sentía deseos 61 . ahora que la miraba con detención ella tenía muchas cosas que se parecían a mi Dea Greca.� Lúcia yo…— dijo en un hilo de voz. además Bella y Lúcia no se parecían en nada. jamás pensé que existiera algo así pero tenía que aceptar el parecido de Lúcia con la Ragazza que me había robado el corazón en Karpatos. el viaje hacia la fiesta fue en un completo silencio. � Si. No pasa nada— le dije conteniendo la alegría de saber que él no me había olvidado— será mejor que nos vamos a la fiesta— arregle mis ropas y abrí la puerta. me gire para ver su rostro y nuevamente parecía ser ella. � ¿aquí es?— pregunto Lúcia. Edward hizo lo mismo y salió sin decir ni una palabra del departamento. pero mi mente no estaba del todo perdida porque debo reconocer que cuando bese a Lúcia de inmediato sentí nostalgia por Bella pero… no. ¡maldiciones!. eso no se podía evitar el paso del tiempo no era ajeno para nadie sabía que ya no sería la misma ragazza de dieciséis años que conocí en Karpatos. debía de estar loco. ¿Cómo podía haber confundido a Bella con Lúcia?. Edward POV: ¿Cómo demonios había llegado a decir eso?. tal vez estaba alucinando o tenia demasiada nostalgia hacia Bella. Lúcia y yo íbamos inmersos en un silencio pero ninguno de los dos hacia nada para romperlo. pero de algo estaba seguro en todos estos años Bella había cambiado. recuerdo más que perfectamente el hipnótico color verde de los ojos de Bella.

ella no sabía como yo la presentaría. bene bene. A decir verdad ni yo mismo lo había pensado. � Edward— me saludo un hombre mayor al cual conocía bien � Tío Aro. si chiamma Lúcia— le dije y mi tío de inmediato sonrió 62 . Figlio. ¿Ma chi é la signorina che ti accompagna?— Lúcia me miro y pude ver la incertidumbre que había en sus ojos. tenía la certeza de que si decía la palabra Scort mi familia podría tomar un mal concepto de lo que ella hacía y no quería que hicieran prejuicios contra Bella.de nuevamente estrecharla entre mis brazos y sentí la conexión que había entre ella y la Bella de mis pensamientos— andiamo— le dije y la ayude para salir. salude a muchas personas y me encontré con conocidos de mi país natal. La fiesta estaba en su mejor parte como muchos nos dijeron al entrar. muchos empresarios eran benefactores de este país y la coincidencia es que la mayoría de los hombres ricos que había en esta fiesta no eran nacidos aquí. ¿come stai?— pregunte al ver a uno de mis familiares acercarse Edward. Lei é una amicca.

� Lo sé. � Gracias pero esa parte la entendí— comento con una delicada sonrisa. la guie hacia la fiesta y por primera vez disfrute de una celebración como esta. está aquí por negocios al igual que yo.Ma che bella Bambina. la familia de mi padre tienen parcelas en donde fabrican vinos en Cerdeña. tenía que hacer algo y rápido. 63 . señor— Bene figlio. arrivederci fligios— Arrivederci. hoy mismo me encargaría de disipar todas mis dudas. Bella me miro y creo que entendió lo que le dijo � El placer es mío. � ya veo. ahora vamos a disfrutar del baile— le dije y pase su mano por encima de mi antebrazo. me pareció un hombre muy educado y encantador. mi tío Aro es relacionado publico y se encarga de la promoción de nuestros vinos en América. esta demás traducirte que te encontró hermosa. Lúcia parecía algo confundida— él es uno de los hermanos de mi padre. figlio. esta chica me estaba volviendo completamente loco. Lúcia é un piacere conoscerti— dijo el hombre visiblemente agradado. sus labios se tornaron aun mas carmesís. tío— me despedí. el es amante de la belleza femenina. Bene. e devo lasciare.

� Porque no es propio que mi donna camine sola hacia su casa— � Yo no soy tu donna— me dijo y volvió a caminar. no iba a dejar que entrara nuevamente— hasta pronto Edward. no era preciso de un caballero el dejar a una donna fuera de su casa sin acompañarla— ¿Por qué me sigues?— pregunto mientras me encaminaba hacia el edificio. algo en ella me atrajo desde el primer momento y si era lo que estaba pensando. subimos hacia su apartamento y al abrir la puerta ella se giro para despedirme impidiendo el paso. Lúcia Bicallo seria más que mi Scort exclusiva. era de una gracia sin igual y de una cara única. esto solo sería el comienzo. nos vemos— dijo y salió del auto. se que tal vez la estaba tratando como un objeto pero primero tenía que dilucidar mis dudas.Baile con la mujer más bella del salón. sin pensarlo la seguí. cuando iba a cerrar una de mis manos detuvo la puerta haciendo que ella se girara 64 . que pases buenas noches— me dijo y se encamino hacia adentro. � ¿Dónde estamos?— pregunto incorporándose. podía ver en el rostro de mi acompañante lo cansada que estaba. arreglo su cabello y su vestido � En tu edificio. Lúcia tenía sombras bajo sus ojos. su cabeza cayó sobre el mío con los ojos cerrados. te has quedado dormida en mis brazos— comente con satisfacción. � Bien…— respondió y se removió para salir— gracias por la velada. viajamos por la ciudad envueltos en la atmosfera de paz. Cuando llegamos al edificio donde vivía Lúcia se despertó de repente. la acompañe en un silencio sepulcral. Lúcia destacaba entre todas las demás. me acerque a ella en la limusina y pase un brazo por detrás de sus hombros. Cuando llego la hora de partir mis guarda espaldas nos sacaron por el estacionamiento subterráneo. sin duda había acertado con la decisión de hacerla exclusiva. Cara.

su respiración era agitada. esa que solo yo sabía quién despertaba. tenía que saber la verdad. Me separe de ella de improviso. sono Edward. necesito que averigües todo lo que puedas sobre dos mujeres. Bellezza mía— sus piernas parecían temblar ante mí.violentamente. 65 . no volvería a verla hasta que mis dudas se vieran despejadas. � Tu cuerpo no dice lo mismo. sus labios estaban hinchados y sus mejillas rojas por el ejercicio � Vete de aquí— me dijo en un hilo de voz y mirando un punto fijo del suelo � Lo hare. ahora teniéndola entre mis brazos se hacían aun más parecidas. Bella y Lúcia se acoplaban a mi cuerpo como si hubieran nacido para ser mías. ambas reaccionaban de la misma manera. sus labios y su cuerpo me lo decían. cara mía pero no dudes que volveré y lo hare cuando tengamos un tema que resolver. � No. si era cierto lo que estaba pensando y si esta mujer e Isabella Swan eran la misma persona tendría que darme muchas explicaciones pero por el momento pretendía disfrutar del beso. basta— me susurro mientras mordisqueaba sus labios— no quiero que me vuelvas a besar— me dijo con el ceño fruncido pero disfrutando de mis caricias. � Andrew. nada en el mundo podía sacarme de la cabeza que Lúcia y Bella eran la misma persona. arrivederci— Así sin más Salí de su apartamento. momentos después de sentir la puerta cerrarse saque mi celular e inicie los trámites para logar lo que quería. nos vemos en unos días. La tome entre mis brazos y la bese con pasión. la bese aun con más frenesí hasta que sentí que ella desfallecía en mis brazos por la falta de aire pero tenía que parar. no le haría el amor teniendo mis dudas. � Si señor dígame los nombres— me contesto mi asistente personal.

a mi me encanta… espero ansiosa sus comentarios ¿algún Rws? 66 .� Isabella Swan y Lúcia Bicallo. Bella tendría muchas cosas que explicar. Estaba claro que encontraría la verdad y si estaba en lo cierto. se puso interesante ¿no creen?. quiero saber todo sobre ellas— sonreí.

si me demoro en publicar es porque aun no he terminado el cap. Edward estaba pasando la barrera que había puesto contra él.4. Hoy en mi trabajo fue un día HORRIBLE. un poco antes. espero que todas sean felices con esto bueno mis amores cuídense mucho y mañana nos leemos también. 67 . creo que no mucho. pasaron las peores tragedias así que imagínense como estoy… así que para darle un poco de alegría al mundo subí el cap. les aviso que en los siguientes cada vez se pone mejor… Con Amor… Tiwii Cullen Bella POV: Cerré la puerta y me deje caer por ella en un estado de completa exaltación. yo estoy muerta espero que ustedes estén mejor que yo. ya ni siquiera sabía cuánto podría aguantar y resistirme.?. esto se estaba tornado color de hormiga. y tengo un montón de trabajo atrasado así que comprendan a esta pobre Tiwii Cullen ¿sí? Las amo con todo mi corazón y espero sus comentarios ¿les gusto el cap. Falsa Identidad Scort Capitulo 4: Falsa Identidad (Falsa Identitá) Hola nenas ¿Cómo están?.

no podía arriesgar más de lo que ya lo he hecho. por mucho que intenté buscarlo jamás lo encontré nuevamente pero cuando sentí la necesidad de verlo y ya estaba comprometido con otra en matrimonio comprendí que yo era solo la diversión que había tenido en sus vacaciones. mi corazón esa vez se había destrozado Edward me olvidó y jamás nunca volvió a buscarme. esta vez estaba arriesgando demasiado. si Edward Cullen sabia quien era yo seguramente se desataría una tragedia. me di un largo relajo en la tina y espere a que mis pensamientos se aclararan. El tiempo era caprichoso. habían pasado dos días desde que lo vi 68 . tengo que escapar— confirme nuevamente. no pasaría mucho hasta que cayera en sus redes y fuera nuevamente suya. ya lo había hecho dos veces en mi vida. tenía que protegerme. lo peor de todo es que temía como nadie a ese momento. me sentía sucia ¿Cómo no iba a poder resistirme a él?. tenía que cuidar de mi no podía permitir el arriesgar mi corazón nuevamente. la primera cuando lo conocí y la segunda cuando intente buscarlo solo para toparme con que estaba comprometido con otra mujer. sería capaz de recorrer el país con tal de alejarme de sus brazos— lo haré— afirmé mientras el vapor hacia su efecto— la próxima vez que lo vea será el fin. desde ese día jure jamás buscarlo por mucho que lo extrañara o lo quisiera conmigo Edward había salido de mi vida para nunca más volver. el se había ido de Grecia sin decir más. ¿tan débil era como para no poder decirle que no? Me levante del suelo para meterme al baño. � ¡pero qué equivocada estaba!— exclamé con molestia— el volvió y no he podido hacer nada para alejarlo— ¿sería el deseo reprimido que tenia de estar con él?. por un motivo el cual no conocía el se había empeñado en nublar mis pensamientos. si era eso tendría que nuevamente olvidarlo.� Maldita sea— golpeé el suelo con mis puños. estaba enojada. tenía que decirle adiós y si no quería apartarse de mi escaparía.

me levante como todos los días y el timbre usual me hizo caminar hacia la puerta. Pase mis manos por mis ojos refregándolos un poco— cuéntame ¿Cómo te va con tu nueva protegida?— jake hizo una mueca de asco � Es una maldita pesada. � Clases. es una completa molestia. cuando ya todo estuvo fuera se dirigió a poner el hervidor y las cosas en la mesa. cuando sea necesario te llamare— camine hacia la cocina con Jake siguiéndome � ¿Qué tienes para hoy?— mientras hablaba sacaba el interior de la bolsa. hoy estábamos a miércoles. me pagan por protegerla y ella me corre. � ¡wow!. ¿tengo que venir a darle una paliza?— preguntó con un fingido enojo. he tenido que armar mi tesis estos últimos días. ¡al demonio!. la primera risa en muchos días � Nunca cambiaras— acepte sentándome a esperar que hirviera el agua. adoro cuando me hablas en chino— dijo haciéndome reír. � Hola bonita ¿Cómo estás?— preguntó mientras entraba— luces agotada— me dijo acercándose para besar mis mejillas � Si un poco. no te preocupes. Jake sujetando la bolsa del desayuno y en su cara una amable sonrisa. � ¡wow! Del odio al amor…— susurre con una sonrisa 69 . como siempre y esta semana debo dar una conferencia en el salón de la universidad. es una exposición abierta sobre los avances arquitectónicos de esta ciudad. abrí y la misma imagen de todas las mañanas se coló en mis ojos. � No. no deja que haga nada. � Qué bien.por última vez. según ella le encanta su independencia. por suerte no he tenido ningún evento. ¿Cómo se porta Cullen contigo?.

Tanya y Jessica quienes eran las Scort que me seguían. en cambio Bree había entrado hace un año. ella jamás será nada mío— cruzo los brazos con una expresión de enojo infantil. Hable con mi familia por más de una hora y cuando dieron las once de la noche finalice la llamada. yo estaba elaborando una construcción para un sanatorio que tenia muchísimos años en la ciudad y ya era hora de que fueran cambiados de locación. ya hacía dos semanas que no iba a Jacksonville y sentía unas locas ganas de volver. jake me contaba cómo iba todo en la agencia y me decía que la mayoría me extrañaba mucho. a todas las eduque yo. � Vamos campeón. mañana seria otro día. yo solo pude asentir.� Ni lo pienses Bella. cuando me fije en la hora estaba justo para irme a clases. Todos los proyectos que hacíamos iban a un concurso el cual tenía como premio la elaboración del ganador. Tyler había insistido en que ellas tenían que ser educadas por las mejores así que yo era la única opción. Hoy tenía clase de proyectos. Jake se marcho diciéndome que pronto tendríamos que salir todos juntos. por ahora no tenía ni ganas de salir. sentí ganas de llamarlo y 70 . a pesar de solo conocerme por Lúcia me había encariñado con unos cuantos como por ejemplo Bree. tomemos el desayuno— lo animé Comimos entre risas y anécdotas. Estuve todo el día en la universidad. cuando llegue a mi casa a pesar de estar cansada llame a mis padres para saber cómo iba todo. ahora que no tenía que pasar por la oficina tenía mucho más tiempo para mi. en mis pensamientos antes de rendirme al sueño aparecieron los ojos de Edward ¿Qué estaría haciendo en este momento?. Me duche y vestí para salir rauda a la universidad. Si lo que hice era bueno tal vez llegara al menos a la etapa final. Jake me hablo sobre las chicas y sobre algunas cosas administrativas. mis ojos se cerraban solos del cansancio pero aun así arrastre mis pies hacia mi habitación para recostarme. Tanya y Jess se habían iniciado unos años después que yo.

Todas estábamos bastante nerviosas. Me pare en frente de todos y comencé. pronto nos alejaríamos y todo volvería a la normalidad. Mis amigas terminaron al mismo tiempo que mis nervios se comenzaron a alterar. invitados y personalidades del mundo de la arquitectura y del mundo empresarial lamentablemente las luces estaban muy bajas por lo que no pude diferenciar caras solamente siluetas. Edward tenía su vida y yo la mía. A la mañana siguiente me levante más temprano de lo común. tenía que salir perfecto no podía fallar. me sentí observada. estaba nerviosa eso no lo 71 . junto a mi expondrían Irina y Claire. ¿Por qué tenía tanto miedo?. las luces seguían apagadas solamente las imágenes del proyector era lo que iluminaba el escenario. al momento de llegar a la universidad mis amigas estaban esperándome. habían alumnos. mi vida y todo lo que conlleva estaría protegido de su alcance. mire a mis lados y no había nadie fijándose particularmente en mi así que seguí en mi tarea. yo sabía perfectamente elaborar una buena presentación y lo demostraría ahora � Ahora una alumna de quinto año de arquitectura nos expondrá sobre los avances arquitectónicos de esta ciudad además de su proyecto de final de carrera. mientras repasaba mis tarjetas tuve un extraño presentimiento. mordí mi labio y me pare para ponerla pijama. ya estaba en último semestre y esto era un punto a favor en mi carrera. mire por un lado de la cortina que el salón de conferencias divisando que estaba lleno de gente. esto era pan comido. les di un abrazo a ambas para apoyarlas y salieron a su exposición.escuchar su voz pero me resistí. Cuando llego el momento mis amigas pasaron primero. un aplauso por favor para la alumna Isabella Swan— termino el presentador y Salí al escenario. nos habían comentado que grandes empresarios y distintas personalidades estarían invitadas a la charla. era tonto ya que estaba en el medio del patio de la universidad. tenía una importante charla y seria una de las expositoras. profesores.

Sus pasos eran anchos y en solo unos segundos estuvo delante de mí. todo el mundo se paro para alabar mi exposición y me sentí nuevamente cohibida. ahora sabia quien era realmente Lúcia Bicallo. mis mejillas se tornaron rojas. � Edward yo…— le dije e intente alejarme de él pero una de sus manos sujeto con fuerza mi muñeca. tenía miedo. � ¿tan estúpido me creías como para pensar que no me iba a dar 72 . corrí para salir del escenario. Al pasar de una media hora termine la exposición y me sentí tranquila. ¿Cómo demonios podía esperar que no se enterara?. lo había hecho bien. no era la primer vez que lo hacía y estaba segura de ser capaz de hacerlo esto era sencillo para mi. me gire y perpleja observe como la figura amenazadora de Edward que se acercaba hacia mí. � Edward— susurre al verlo sentado y observándome fijamente— ¡demonios!— exclame solo para mi. � ¿huyes de mi Isabella Swan?— me grito una voz a mis espaldas. sentí mi cuerpo desfallecer y mi cara blanquearse en solo unos segundos. Recorrí al público con mi vista mientras me recibía aplausos. Edward me había descubierto. Camine por los aparcaderos para llegar a la calle y tomar un taxi. agradecí con mi cabeza recorriendo todo el salón con mi mirada. me sentía observada pero era normal ya que había todo un salón mirando lo que estaba haciendo. la gente quedo confundida pero no me importaba tenía que salir de allí. atrás quedaron los gritos de mis amigas y la salida del anfiteatro. estaba temblando. cuando pase la vista por los invitados había solo una persona que no estaba de pie y me miraba atentamente. había sido una estúpida y una completa imprudente ahora tendría que pagar las consecuencias de mis actos. el me había descubierto y ahora no tendría excusa para negar quien era. el mundo de la arquitectura era mi norte y la puerta a mis sueños. al momento que di las gracias finales las luces se comenzaron a encender.podía negar pero sabía que todo saldría bien.

Al decir esto mi boca se quedo sellada por el pánico pero un sentimiento de sorpresa y de alivio invadió mi cuerpo ¿me deseaba aun después de haberle mentido? Estaba claro que si. sonrió maliciosamente ante mi silencio y me arrastro a la limusina. hace muchos años que no escuchaba mi nombre en un sensual tono italiano. ¿capito?— dijo y comenzó a caminar hacia la limusina que estaba aparcada al final del enorme estacionamiento. � Dime de inmediato ¿Quién demonios eres?— preguntó ahora con visible molestia 73 . demonios… me sentía perdida. no pude soltarme. el se giro y con un solo movimiento me pego a su cuerpo. No fue hasta cuando estuvimos solos en su pent house que él se dispuso a hablar. � Suéltame— le dije forcejeado— ¡gritare si no lo haces!— alcé mi voz para infundirle miedo. son muchas cosas que no puedes ocultar— su nombre en mis labios me estremeció completamente.cuenta del parecido? Unas simples lentillas no cambian todo lo demás Bella. la burla que había en sus ojos me hizo estremecer Fare!— me grito desafiándome— Hazlo y juro que acallare cada grito con un beso cada vez más apasionado. no me mediré Bella. su mano se ceñía con fuerza a mi muñeca. Sentí miedo por primera vez en la vida lo veía completamente enojado. el modo de emplearlo lo hacía aun más excitante— ven conmigo y espero que no hagas ni tal de negarte. mi cuerpo se estremeció de manera alarmante ¿ahora qué sucedería? ¿sabría toda mi verdad?. te hare el amor sobre mi auto si lo haces. todo el trayecto estuvimos inmersos en un oscuro y perturbador silencio. intente hacer lo posible pero sus dedos eran mucho más poderosos que los míos. no estás en posición de hacerlo. dio la orden de ir hacia el hotel y rápidamente partimos.

� ¡Responde! ¿Por qué demonios no lo dijiste?— volvió a preguntar con voz furica. ¿para que querías saber quién era?— le contesté en el mismo tono que él había ocupado. lentamente se fue acercado. � Porque no había caso. aun cuando el fulgor e intenso verde de tus ojos te delata ¿sigues mintiendo?— preguntó visiblemente afectado. ahí estaba Edward mirándome con desconcierto y la vez con rabia por no haberle dicho la verdad pero ¿Qué podía hacer? Ahora que él conocía mi verdadero nombre estaba completamente perdida y lo decía en todos los sentidos posibles. mi aliento aun estaba contenido— ¡RESPONDE MALDITA SEA!—grito y la rabia y el dolor que lleve por tantos años salió a flote. solo esperaba que el destino y la vida me dieran aun más tiempo para poder arreglar todos mis problemas con él. yo no pude responder— ahora lo que quiero saber es ¿Por qué?. ahora somos adultos y las cosas han cambiado. es hora 74 . ¿Qué sería de mi ahora?. no entiendes que tu y yo jamás debimos separarnos— termino en un hilo de voz. Isabella Swan. dime ¿Por qué me mentiste y no me dijiste quien eras cuando nos conocimos? Por un momento no supe que contestar.� Lúcia Bicallo— respondí alzando mi cabeza � ¡mentirosa!— grito haciendo que su voz resonara en el enorme apartamento— tu y yo sabemos perfectamente quien eres. mis ojos se sentían brillantes y mi pecho ronco. mi embelesada mente despertó y mando señal de alerta a todo mi cuerpo. � ¡deja de hablar estupideces Edward! Da igual que nos haya unido en el pasado. ¡dammit! ¿Non possono capite?.

Edward me bajo a los pies de la cama y comenzó a acariciarme. mi corazón y todo mi ser reacciono al dulce contacto. la luz del día se colaba por las ventanas y hacia aun más iluminada la estancia. me gire sobre mis talones y emprendí una loca carrera hacia la puerta — y no vuelvas a buscarme. no era capaz de decirle adiós nuevamente pero sabía que tenía que hacerlo era lo mejor para todos. en el centro de esta había una enorme cama de color blanco. Edward había dejado el frenesí para tocarme con dulzura y hasta con devoción— no puedo creer que al fin te encontré— susurro con una sonrisa sobre sus labios � Esto está mal— lamente siendo presa del intenso deseo— tu yo no podemos estar juntos � Si podemos. no puedes ocultar tu esencia— dijo pegándome a su cuerpo. Mai!— grito desde mi espalda. me gire y el ya estaba a mi lado. � Edward— gemí mientras el beso se tornaba de pasional a dulce. sorprendentemente me beso y no pude hacer más que perderme en la sensación. mis manos estaban inertes a ambos 75 . por el momento deseo con ardor tenerte entre mis brazos y hoy no te escaparas. � Siempre supe que eras tú— confeso haciéndome estremecer— desde el comienzo me hiciste sentir nostalgia de Bella. su mujer una vez más… una vez más despertar sobre su pecho y escuchar la dulzura de sus palabras.de que tu sigas con tu camino y yo con el mío. déjame ir— la pedí. Antes de poder protestar. adiós Edward Cullen— me despedí de él sin poder mirarlo. tenemos muchas cosas que nos unen. sus fuertes brazos me elevaron llevándome hacia su habitación. Amore mio— un gemido de placer y excitación se soltó de mi boca. estaba cansada de batallar contra el deseo. serás mi mujer una vez más.

dejando miles de besos en mi piel.lados. Las manos de Edward desprendieron mi ropa en unos minutos. el calor que se extendía en mi entrepierna cubría la hasta los rincones mas recónditos y mandaba las sensaciones 76 . entreabrió su boca para mordisquearlos haciendo reaccionar mis manos quienes instintivamente se fueron hacia su cabello � ¿aun me recordabas?— pregunte mientras me entregaba a su tenaces caricias— pensé que solo era una memoria en tu vida— agregué sincera � ¡jamás! Cara mía. estaba dicho que no tenia salida y por primera vez desde que lo volví a ver no quería irme. cara mía— el solo tono de sus palabras provocó que mi cuerpo temblara de placer. pozo su boca sobre mis hombros besando la piel que ahí se extendía. sus manos recorrieron mis muslos y caderas para luego encontrar mi centro que estaba loco con sus caricias. incapaces de reaccionar. tenía un miedo atroz. nadie se estremece en mis brazos como tú lo haces— una corriente de electricidad atravesó mi espalda y se disperso por mi cuerpo. mi cuerpo y mi alma lo ansiaban desesperados. ya había sacado mi chaquetilla y mi camiseta— fue tu propio cuerpo el que te delato Bella. tu piel y tus besos siempre han estado conmigo. Edward sonrió sobre la piel desnuda de mis hombros. el ya había descubierto quien era y no tardaría mucho en descubrir todo lo que había en mi corazón. hora ven y déjame amarte como te mereces— el solo pronunciar de esas palabras me hicieron bajar la guardia que con tanto esfuerzo había alzado. estaba aterrada y sabia que esto era una trampa que el destino había puesto ante mí y como una tonta había caído. consciente de que ya no era la misma niña que antes yo también lo fui desvistiendo y vi una enorme sonrisa de satisfacción en sus labios la cual compartí plenamente. Mientras nos besábamos y acariciábamos caímos sobre la cama. � Tu piel es aun más suave que la primera vez que te toque.

Mis manos tampoco podían estar quietas. lo necesitaba dentro de mi tanto como respirar. Con mis manos redescubrí su abdomen y llegue a su erección. mi piel estaba extasiada por estar nuevamente en casa… porque así lo sentía. � Tomare eso como un Si— el tono sexy que ocupo fue acompañado por una sensual sonrisa.más exquisitas como grandes corrientes de placer. � ¿estás lista Amore?— preguntó mientras besaba mi cuello y hacia que creciera aun más el deseo � Edward— gemí pensando que me volvería loca de placer. estaba lista y preparada para recibirlo. ambos nos acariciamos bajo gemidos que llenaban toda la habitación. � Bella. su miembro penetro mi entrada haciéndonos gemir y gritar por la intensidad 77 . mi espalda se arqueo para buscar más contacto. recorrí con mis dedos reconociendo el único cuerpo viril que había visto en mi vida. las manos abandonaron sus tareas para pasar a lo que ambos deseábamos. el cuerpo de Edward era como la casa que había abandonado hace muchos años. los besos se hicieron cada vez mas frenéticos sumiéndonos en la lujuria y pasión que brotaba de nuestros pechos. estaba loca por sentirlo dentro de mí. alce mis piernas y las cruce sobre sus caderas impulsándolo hacia mí. Edward se puso de pie y saco algo de la cómoda de su habitación. Edward jugueteó con mi entrada e intente controlarme pero fue difícil. sentía ansias de estar con él. Se posiciono entre mis piernas y paso su erección por mi entrada. se puso rápidamente la protección y nuevamente volvió a mi lado. amore— susurraba Edward mientras acariciaba su excitado miembro— ¡Dio!— se escuchaba al mismo tiempo que mis jadeos � Edward— dije impulsada por el placer de escucharlo gozar con mis caricias. por un momento el miedo me hizo su presa pero lo aparte ambos sabíamos que esto tarde o temprano pasaría y ya no era momento de arrepentirse.

una vez mas era su donna… � Bella— decía mientras su piel se juntaba con la mía. como te había extrañado. Edward se aparto de mí y me miro con sus ojos completamente oscuros. Nuevamente el me estaba haciendo llegar al límite de mis sentidos. la espalda blanquecina de Edward se vio iluminada por el sol al igual que mi pecho. mientras dormitaba sentí los brazos de Edward pasar por mi cintura y pegarme a su figura. sin más me deje vencer por el sueño y me dormí acunada en su cuerpo. � Entonces. inmersos en un silencio. nuestras respiraciones eran frenéticas. estaba tan extasiada por el placer que cuando el orgasmos se comenzó a sentir mi cuerpo reacciono convulsivo entre sus brazos. Edward tenía sus mejillas tintadas. el ritmo se hizo frentico y no paso mucho tiempo antes de que ambos nos perdiéramos en el enorme placer que alcanzamos juntos. Amore mio— un gemido desde el fondo de su pecho acompaño a las fuertes estocadas de su cuerpo. 78 . su rostro estaba trastornado por la situación. � Ya… no puedo— gemí presa del inminente orgasmo. En el mismo silencio mis ojos se comenzaron a cerrar para darme paso a un descanso. iremos juntos al cielo. mientras el ritmo de nuestros corazones se normalizaban los tenues rayos de sol se colaban por la habitación. � ¡dios!— gemí mientras me abrazaba a su cuerpo.de la sensación. nos quedamos unos segundos memorizando el rostro del otro. El ritmo que marcábamos era unisonó ambos cuerpos se movían al mismo compás mientras sus embestidas me volvían loca su boca torturaba mis pezones con insistentes lamidas y mordisqueas. su pecho subía y bajaba frenético mis caderas fueron las primeras en moverse el comenzó las embestidas dando paso al mejor momento de mi vida. ambos nos quedamos así. ambos estábamos cubiertos por una capa de sudor que perlaba nuestras frentes— cara mía.

se me había invitado a una exposición en la cual Bella daría una charla y no perdería la oportunidad para verla. no fue hasta cuando me llego una invitación de la prestigiosa universidad que para mi sorpresa era la misma en la que ella estudiaba. ella dormía plácidamente mientras yo recordaba como había sucedido todo… La había encontrado. estaba ansioso por verla y tenerla conmigo. Ahora nunca más te separaras de mi Bella— le susurre al oído ganándome una sonrisa entre sueños. Parada en el escenario y tan segura de sí misma me hizo sentir orgullo por ella. estaba en último año de arquitectura y al parecer estaba cumpliendo todos sus sueños. no podía permitirme perderla una vez más. la mire detenidamente y no paso mucho tiempo hasta que ella se diera cuenta del escrutinio de mi mirada. al fin Isabella Swan estaba nuevamente en mi vida y esta vez no la dejaría escapar. Maldijo y susurro mi nombre. mire los nombres y aun mas sorprendido por mi suerte me di cuenta que este era el momento. ¡como era de hermosa!. leí sus labios pero a lo segundos escapo del escenario y sabia que también lo haría de mi vida. Los días pasaron y por los compromisos con mi trabajo y la construcción del hotel no pude ir por ella y encararla.Edward POV: � Edward— susurro removiéndose. cuando supe que Lúcia Bicallo e Isabella Swan no se diferenciaban nada más que por unas lentillas de color chocolate mi corazón se descontrolo al igual que todo mi cuerpo. Mientras las luces del salón se iban encendiendo pude distinguir aun mas su figura. mi alma 79 . se me invitaba a una exposición de alumnos de arquitectura. estábamos aun abrazados.

tiene una llamada de su padre desde Cerdeña. � Bene. intente no hacer ruidos no quería que mi hermosa durmiente despertara y quisiera partir intentaría retenerla como fuera a mi lado. Andrew no quiero ser molestado hasta que yo te llame nuevamente. el teléfono de mi despacho sonaba con insistencia. perdón que lo moleste soy Andrew. ¿chi parla?— pregunté � Señor Cullen. cubrí mi desnudes con una sabana sobre mis caderas. pásamela. � Si señor— asintió mi asistente— como usted mande— la llama se corto y paso al tono de esperas. La noche llego. suspende todos mis compromisos. deposite un beso en su coronilla y me pare a responder.y mi corazón se sentían felices de tenerla nuevamente entre mis brazos. segundos después se escucho el alegre tono de mi padre ¡figlio! ¿come stai? ¿Cómo va todo en América?— preguntó entre italiano y español 80 . abrí mis ojos y ella aun seguía plácidamente dormida. había mucho de qué hablar pero por ahora disfrutaría de verla entre mis brazos como tantas noches había soñado.

tu mamma esta como depressiva sin ti. Capisco. Bene pero tienes que volver a firmar los papeles de la sociedad figlio. figlio. � Lo sé papá. mucho mejor de lo que esperaba— le dije sentándome en el sillón de cuero � ¿Cuándo vuelves por tu casa?.Bene papá. la sola idea de dejar a Bella ahora que la había encontrado me desagradaba. io anche. aunque sea de visita. non lo dimenticare No papa. bada molto figlio. Arrivederci— 81 . Pronto volveré por allá. figlio— sonreí al recordar a mi familia. mis padres a pesar de ser enormemente ricos aun seguían siendo nobles y humanos. lo peor de todo es que tenía que ser en presencia de un notario y con todos los involucrados presentes. ¡demoni! Tendría que ir a Italia. non lo dimenticheró— había olvidado por completo unos documentos que tenía que firmar. esa características jamás había cambiado en ellos.

intentaría dejar clara mi situación con Bella antes de viajar. esto no debería haber pasado ¡maldita sea!— grito avanzando a zancadas hacia la puerta. pues resulta que no. al entrar la cama estaba vacía y la ropa de Bella no estaba. sin duda lo mas importante en este momento era hablar y ver que pensaba. Unos minutos más tarde la puerta se abrió y Bella salió del baño mirándome con una expresión de completo horror ¿era verdad? ¡dios mio!— dijo llevándose las manos a su boca y aguando su mirada. ella estaba tan impregnada en mi piel que hasta sentía su aroma en todo mi cuerpo. tenía algunas semanas de tiempo. mi ceño se frunció de inmediato ahora comenzaba la verdadera batalla. tome la sabana que me cubría y me dirigí hacia la habitación. su expresión no cambio al contrario se torno aun mas confundida y horrorizada � Esto es un error. 82 . Me recline sobre el sofá y ni siquiera tuve que cerrar mis ojos para que la imagen de Bella apareciera en mi cabeza. Un sonido de algo que se cayó al suelo me sacó de mis ensoñaciones. hacerle entrar a Bella en la testa que esto no era un error. me puse mi ropa interior y mis pantalones sentándome frente a la puerta del baño de adentro se escuchan como sus rápidas manos se ponían nuevamente la ropa.Addio papá— corte la comunicación sintiendo nostalgia por mi gente pero molestia por lo que tendría que hacer. era impresionante lo mucho que había ansiado estar con ella. � ¿pensabas que había sido un sueño cara mia?. tu y yo hemos estado juntos además que descubrimos el placer que solo nosotros nos podemos dar— sonreí abiertamente.

no puedes evitar la reacción a mis manos— acaricie 83 . el deseo combinado con un millar de sentimientos me hacían quererla aun más cerca mio. � No te vayas— le pedí mientras forcejeaba contra mi cuerpo. Bella forcejeo entre besos haciendo la unión aun mas posesiva y lujuriosa. hace unas horas ella no parecía estar en desacuerdo con estar conmigo. ¿Dónde más?. cara mia. debo irme. La bese con ansias y con toda la pasión que nuevamente resurgía. no permitiría que se alejara de mi nuevamente. esto ha sido… � ¿un errore?— pregunte atónito— ¡jamás!. no podía negar que su actitud me dolía un poco. lo que más quiero en este momento lo tengo frente a mis ojos— comente acercándome rápidamente y apresando sus labios contra los míos. cara ¿a caso no lo entiendes?— pregunte— ¿eres tan ciega que no vez lo que hay entre io e te?— le pregunte acercándome. ella no podía irse. por favor ¡por lo que más quieras!. no permitiré que describas lo que pasamos como un error. la atraje hacia la pared y le deje sin poder moverse— no te alejes una vez más— susurre dando pequeños besos en sus labios � No me digas eso.� ¿A dónde crees que vas?— pregunte enojándome por su actitud. � Me voy. por tu bien y por el mio � ¿te irás aun cuando tu cuerpo clama por mis caricias?—pregunte y su piel se estremeció entre mis dedos despertando el deseo— eso es Amore mio. ella pareció ver mis intenciones porque intento escapar pero mis brazos fueron mas rápidos atrapándola nuevamente— no dejare que te marches � Edward. mis manos la apresaron con más fuerza fundiendo mis dedos en su ropa. déjame ir— rogo pero ella no entendía hasta que punto sus palabras se contradecían � Te contradices. el calor de su cuerpo traspaso la tela y se hizo solo uno junto al mio.

su lengua delineo mi boca pidiendo un permiso que ella ya tenia aprobado. Acaricie su cuerpo rozando sus zonas sensibles y haciéndola gemir audiblemente. nunca mas podrás borrar las huellas de mis manos. mírame Amore— le pedí. su pelo se esparció por el blanco edredón dándome una vista privilegiada. Mírame cara mia. aun cuando tenía su ropa el roce nos excitaba a ambos � No me hagas esto…— susurro presa de las sensaciones que le provocaban mis manos. ella entreabrió sus ojos solo para gemir con aprobación. Me subí a la cama y bese desde sus muslos. Bella gimió arqueando su espalda. no dejare que salgas de esta habitación— contra la madera de la pared la tome en mis brazos y la lleve a la cama. ella entreabrió sus ojos y el verde fulgor de ellos me cegó haciéndome perder la razón— ahí está la prueba. su beso dulce y embriagante fue el mejor aliciente para continuar � Lo sé cara pero es pazzo per te— mis manos viajeras seguían recorriendo su piel grabando mis caricias en todo su cuerpo. � Edward— susurro entre jadeos mientras sacaba su ropa y la torturaba con mis caricias— ¡Edward!— grito de placer al sentir mis dedos acariciar su centro � Te hare el amor nuevamente Bella y dejare una vez más grabado mi nombre en tu piel.sus piernas y roce su centro. pasando por el monte de Venus hacia sus pechos y cuello. estaba en la cúspide del placer de solo pensarla entre mis brazos mi corazón 84 . � Estás loco— susurro contra mis labios. tú me deseas al igual que yo. amore mio— anuncié con emoción en mi pecho.

se que tal vez aun no está claro pero por el momento no me separare de ti Bella Swan y no intentes escapar porque giuro que recorreré todo el mundo con tal de encontrarte— afirme serio. Esa misma noche llegamos a la cima en reiteradas ocasiones. cuando ya casi era la hora de amanecer ambos estábamos exhaustos. el suyo estaba en el mismo ritmo. Bella descansaba sobre mi pecho mientras yo acariciaba su cabeza. Pase mi lengua por su mentón bajando hacia su cuello. no había ni una como ella. Se sentía también el tenerla bajo mi cuerpo. solo tengo una respuesta para ti. nada— respondí— aunque sabía que llegarías a preguntarnos esto. � ¿Cuál? Gode amore mio. aquellos eran coronados por pezones de color rosa. saboreé la piel de sus hombros y la de su pecho llegando a sus hermosos y blanquecinos senos. disfruta lo que tenemos. queriendo salirse del pecho en cada latido. con mis dedos sujete las puntas y trace círculos al alrededor de su areola. 85 . sin duda esta mujer era especial. � ¿Qué pasa cara?— pregunte al sentirla inquieta � ¿Qué sucede Edward? Quiero saber que está pasando— preguntó levantándose de mi pecho y mirándome con sus hermosos ojos. Niente cara.latía desbocado. sus caricias me llevaban al límite. sus manos jugueteaban nerviosas sobre mi piel. ella sabía que sería capaz de eso y mucho mas.

te aseguro que lo que llegaremos a sentir jamás lo olvidaremos— ella pareció analizar mis palabras. he sido scort desde muy joven y mientras lo hacía estudiaba en el día. � ¿Por qué estudiaste arquitectura?— pregunte mientras mirábamos la inmensidad de la habitación. ella abrió sus enormes ojos verdes y me miro con sorpresa � ¿de qué hablas?— preguntó en el mismo tono � Que ya no tienes porque ser scort cara. yo estaba con ella y no pensaba separarme por ningún motivo. si quieres puedes renunciar en este preciso momento 86 . Ella se removió en la cama y alzó su cabeza para mirarme � Me encanta mi profesión— agrego con un brillo en sus ojos � Lo sé. no sabes lo mucho que me gusto saber que ya estabas terminando. cara mia— bese su frente— pero cuéntame más.� lo sé. sin perder el tiempo la estreche con más fuerza sobre mi haciéndola sentir mi protección. Bella nuevamente suspiro y se pego aun mas a mi pecho. � Eso ya no tiene que ser mas así— susurre deslizando mis dedos por su espalda. pasaron unos segundos y nuevamente se recostó sobre mi pecho lanzando un suspiro y dejándome más tranquilo sonreí sin que ella lo percibiera. Edward es por eso que… esta vez te hare caso � quédate conmigo vita mia. me alegro por ti. lentamente la habitación se fue iluminando con los primeros rayos de sol entibiando el aire que respirábamos. � Bueno mi vida es como lo sabes. deseo saber todo lo que ha pasado contigo en estos años— ella me miro por unos momentos y pareció tensarse pero a los segundos se relajo para hablar. ha sido difícil pero ya me acostumbré al ajetreo.

lo único que trato de hacer es que no tengas que rozarte mas con un tipo como Tyler. � Bella vamos no quise… � ¡no me interesa!— camino hacia donde estaban sus ropas y se vistió furiosa. no tienes que matarte trabajando amore. maledizione! ¿acaso no entiendes que es por tu bien?— pregunte arrastrando la rabia � Basta Edward el tema acabo aquí— se puso el brasier y la blusa mientras yo la observaba completamente desnudo � Bella estas exagerando. mi molestia también se hizo presente. yo seguiré trabajando y tu no vas a mantenerme. � No Edward. no necesitas volver a ser una scort.� No entiendo…— vaciló en sus palabras � Las cosas son claras Bella. Además— se cayó. Me estás diciendo que quieres mantenerme?— preguntó sentándose en la cama pero la expresión de su rostro no era la que esperaba. me miro a los ojos y soltó una maldición. esta mujer era dura de cabeza. no porque me haya acostado contigo seré una mantenida además…. � ¿me estas…. lo dije con convicción. � ¡te das cuenta de lo que acabas de decirme! � Claro que sí. � ¿Qué pasa? ¿Por qué reaccionas así?— pregunte sabiendo el motivo. ese hombre es capaz de venderle tu alma al demoni con tal de tener dinero 87 . yo no quiero que vuelvas a salir con nadie más y estoy más que dispuesto a convertirme en tu protector de ahora en adelante. yo puedo apoyarte. asentí y se molesto aun mas— ¡esto es insólito!— exclamó levantándose de nuestro lecho.

� Lo sé Edward. no. � No iras a ninguna parte. descargando toda mi rabia. después de haber estado en mi cama se iba a juntar con otro hombre. nunca nadie ha osado controlar mi vida Edward y tu no serás el primero— se removió una vez mas y la solté. eso era algo imposible de concebir. tenia rabia y por sobre todo unos celos que se me hacían difíciles de controlar. 88 . camine hacia donde ella enfurecido ¿tanta confianza se tenía con su guardaespaldas como para llamarse? � ¿era tu guardaespaldas?— pregunte con una voz ronca � Si y suéltame porque me tengo que ir— dijo intentando zafarse. si perdón…— se fue hacia un lado para hablar. mi trabajo es lo único que tengo y no lo dejare solo porque tu apareciste en mi vida. � Adiós— me dijo y salió rápidamente del pent—house. estaré en unos minutos allá. salió de la habitación murmurando cosas y fue a contestar— ¿bueno?. rabia y celos fue lo que se arremolino en mi pecho. nos vemos— corto y guardo el móvil en su bolso. agudice mi oído y aun podía distinguir sus palabras— si lo sé. el jarrón mas próximo se había azotado contra la muralla. � Vete entonces. no quería causarle daño. recuerda que llevo muchos años conociéndolo. quiero lo mejor para ti— � Yo también pero ya no quiero seguir hablando de esto— desde su bolso comenzó a sonar su celular. � No me digas eso cara. vete con ese hombre— mis labios estaban apretados. lo siguiente fue un molesto silencio que se prolongo hasta que un estruendo recorrió la habitación. deje bien claro que no lo quería cerca de ti � ¡ya basta!. ¡jake!. no me quede dormida. evitando la sarta de maldiciones que amenazaban con salir.

Si quería que esta mujer estuviera a mi lado tenía que calmar mis celos. Yo voy escribiendo el capitulo 7 y si quieren un adelanto el final del 8 y el 9 estaran de infarto xD… aakjakakja ya lo tengo todo planeado les mando miles de besos y ¡COMENTEN! me ayudan a escribir con mas ganas ¿RWS? 89 . ella no era mia pero eso es algo que se podría arreglar. Bella no saldría nuevamente de mi vida… eso es lo único que podía jurar.

bueno rápidamente las invito a pasar por mi blog para que vean los cambios que hemos realizado además de promocionar un minific que solo se está publicando allí se llama “Ángel de Amor” y es en base a la canción de mana que lleva el mismo nombre (personalmente no soy fans de mana pero esa canción me encanta ˆˆ) Así que pasen a leer no tendrá días de publicación pero prometo no demorar mucho en actualizarla :D Espero disfruten el cap. tiene lemmon así que imagínense xD. nos leemos mañana en Cuidando que esta igual de infartante que este cap xD y no lo digo solamente por los lemmons jojojo. apreté con más vehemencia el 90 . Descubriendo El Placer Scort Capitulo 5: Descubriendo el Placer (Scoprendo il Piacere) Nenas… wiii a fin es martes. ¿acaso Edward había lanzado algo?. besos enormes Con Amor… Tiwii Cullen Bella POV: El sonido de algo estrellándose contra la pared me hizo sobresaltar.5.

botón del ascensor y rogué porque subiera más aprisa. la gente aun estaba en sus casas ya que las calles se veían completamente desiertas. pase por su lado saludándolo de lo más normal pero no estaba dispuesta a responder ninguna de sus preguntas. no puedes— le dije con una media sonrisa disimulando el 91 . mis ojos se cerraron involuntariamente al recordar sus manos en mi piel. el alguna vez había tenido mi corazón completo y al parecer ahora estaba en una loca carrera a ganárselo nuevamente pero no tenia que preocuparme. al parecer sí. lo único que quería era salir de aquel pent house. por ahora lo único que nos podíamos entregar es placer… ¿sería prudente disfrutar de una aventura con él?. mi cuerpo comenzó a temblar. podría manejarme a su antojo y no era capaz de resistirme ¿tanto puede trastornarte el deseo?. nadie sabía todo lo que arriesgaba estando con Edward pero no era capaz de negarlo. tenia rabia y pena además de un millón de sentimientos más. ya había estado en su cama ¿Qué seguía?. Cuando estuve fuera del edificio tome el primer taxi que paso por la calle. El lento frenar del coche me hizo reaccionar. Edward nuevamente se había metido en mi mundo y lo estaba convirtiendo en cosa de segundos. lo sabía muy bien… porque era el hombre más hermoso e irresistible del mundo. subí al ascensor y me sentí segura. a medida que el auto avanzaba por las avenidas sentía aun más el peso de lo que había pasado. ¡porque demonios no podía resistirme! El sonido del timbre me saco de mis pensamientos. sus besos y todo el placer que pude sentir. mi relación con Edward la reservaría solo para mí. sería una mentirosa al intentar esconder lo mucho que me asustaba todo esto ¿Por qué demonios tenía que haber hecho el amor con él? ¡Porque!. cuando llegué a mi puerta Jake me esperaba con una expresión de sorpresa y duda. pague el viaje y Salí del auto hacia el frio de la mañana. el era un artista y yo me sentía un lienzo en sus manos. � Buenos días bonita— me dijo cuando entramos al apartamento— ¿puedo preguntar dónde estabas? � No.

necesitaba tenerlo nuevamente a mi lado. mientras me duchare— el asintió y se fue a la cocina. ¿Por qué tenía que desear más?. estaba jugando con fuego y temía quemarme. era tan diferente dormir en su pecho recordé sin poder evitarlo la primera vez que estuvimos juntos. podía tocar cualquier parte de mi cuerpo y saber cómo me había besado allí. perdóname— dijo desviando su mirada— iré a calentar agua � Bien. después de tantos años sin verlo y ahora que podía tenerlo lo quería todo. Llegué a mi habitación y lentamente me saque mis ropas. el silencio se hizo desesperante en el poco espacio. mis manos aun nerviosas por lo que había pasado lavaron mi cabello y enjuagaron mi cuerpo. Edward me había llevado a la cima muchas veces. mis dedos se entrelazaron con los suyos al igual que mis otras extremedidades. ansiaba tenerlo nuevamente en mis brazos amándome como lo había hecho la noche pasada. Mi mente lentamente se iba despejando mientras el vapor del agua llenaba el cuarto de baño. mi piel y mi cuerpo entero aun sentía los estragos del placer de la noche pasada. El agua caliente recorrió mi piel llevándose el olor de sus besos pero no la sensación. � Si Bella. tu yo somos amigos pero no por eso tengo que rendirte cuentas…— el aguardo un poco.nerviosismo— ¿Qué tenemos para hoy? � Pasteles— contesto mirándome fijamente— ¿dormiste afuera?— pregunto de repente � Jake. Jake no volvió a preguntarme nada. Jake carraspeo su garganta y respondió abrumado. sentí la devoción y la pasión con la que me lleno de caricias pero lo peor de todo es que quería mas. fue hermoso igual como lo es ahora. yo no iba a contarle de lo que pasaba con Edward ya que conocía sus 92 . solo esperaba que el jamás llegara a saberlo porque si desaparecía en este momento y nunca lo volvía a ver me haría un favor. desayunamos en un tenso e incomodo silencio.

Jake se fue a la agencia y yo me prepare para ir a clases. sabía perfectamente quien era y aun seguía molesta con él. Cuando terminamos nos despedimos. que pase buenos días. lo único en lo que podía pensar es en la intensidad de los ojos de Edward cuando me hacía el amor. El timbre de la puerta sonó.sentimientos y no le haría ese daño a mi amigo. a pesar de todo nunca nadie me había enviado flores además estas eran hermosas podían haber fácil unas cien rosas rojas en aquel arreglo. � Igualmente y gracias � Adiós � Adiós— cerré rápidamente la puerta y atravesé la sala de estar con el jarrón. rápidamente Salí hacia el recibidor remidiendo que el objeto de mis pensamientos se materializara frente a mi puerta. mire las flores por algunos minutos con una boba sonrisa en mis labios. estaba ida. mis ojos se inundaron pero reprimí la felicidad que me daba el gesto. una vez hecho me entrego el arreglo. camine por los pasillos de mi apartamento sin saber nada que hacer. � Buenos días— saludó alegre— tengo una entrega para la señorita Isabella Swan � Bue… buenos días— saludé de vuelta— soy yo— el chico cambio la enorme jarra de mano y me extendió la tablilla de recibo para que firmara. Busque entre las hermosas rosas hasta que llegué a un sobre blanco. � Viene con una tarjeta señorita. el gorro que estaba detrás de ellas me indicaba que era un repartidor. esa sola imagen me trastornaba. lo lleve a mis ojos y reconocí de inmediato la elegante caligrafía. Abrí el sobre y comencé a leer Amore mio: 93 . Cuando abrí un montón de rosas tan rojas como la sangre se formaron en mi vista. Edward no había cambiado su forma de escribir en estos años.

me haces falta. tenía una sonrisa que dejaba embobados a todos nuestros compañeros pero su amor estaba ya destinado a otro. el día paso lento y aburrido. me extralimite. ella era una chica menor que yo pero que era tan madura como cualquiera. Prometo conversar las cosas contigo Cara mía. Nos introdujimos en una charla trivial. buenos días— me senté en mí puesto de siempre. � Hola Bella— me saludo Claire cuando llegué a clases.Scuzami por lo que paso en la mañana. Si ya lo estaba pero haría que mi enojo durara un poco más. ya no quedaba mucho para titularnos � Hola Claire. Edward no media costo en sus galanterías. estábamos en los últimos meses. a su lado. espero que pases buenos días y también espero verte hoy en la noche Edward Apreté el papel en mis manos. antes de tomar una decisión. hace mucho tiempo que no recibía galanteos sinceros que decidí aprovecharlos un poco más. si pensaba que con esto estaba perdonado…. sin duda los últimos meses se habían convertido en una rutina de todos los días. a pesar de todo estaba feliz por tenerlo nuevamente conmigo. ¿me había enviado flores solo porque discutimos?. espero aceptes ir conmigo y si es así pasare por ti a las nueve. ansió verte nuevamente. Pasamos de una clase a otra. Edward Cullen era una parte de mi vida que jamás podría olvidar y que ahora que nuevamente estaba presente estaba segura de no poder borrarla de mi cabeza y menos de mi corazón. aunque eso conllevara un montón de cosas más. El profesor llego y las clases comenzaron. espero que las flores te gusten ya que las escogí especialmente para ti. Hoy en la noche tenemos un coctel en el muelle de San francisco. Tome el sobre y volví a guardar la tarjeta en el. cuando llegamos al 94 . Ya no aguanto el verte. esperando para que comenzaran las clases. Partí hacia la universidad con una sonrisa adornando mis labios.

el estaba aquí y solo para verme. Toda la biblioteca pareció más en silencio. me senté en la silla y deposite el enorme libro del cual tenía que sacar unas cuantas cosas. es el hombre más guapo del mundo— dijo la mujer cerrando uno de sus ojos con picardía— nos vemos— se despidió agitando su mano. una rosa de color rojo parecida a la que me había enviado en la mañana y una nota. Levante mi vista y mire hacia todos lados recogí mi bolso de la mesa con 95 . cuando vi lo que era mis ojos se ancharon. espero tengas un excelente día. Te extraño. todas tenían la misma expresión que yo además de sonrisas en cada uno de sus rostros. te vez hermosa cuando estas concentrada Cara mía. inmersa en mi lectura no sentí cuando alguien se paró a mi lado. mire por el rabadillo a mis amiga. Abrí el sobre con mis temblorosos dedos y leí su contenido. Edward Sentí que un escalofrió que atravesó todo mi cuerpo y una enorme sonrisa se disparo en mi boca. levante mi vista y comprobé que estaba en lo cierto � Hola— saludé � eres Isabella Swan ¿cierto?— pregunto con una sonrisa � si lo soy � entonces esto es para ti— dijo sacando algo de su espalda. � ¿pero… pero quien? � Tienes suerte chica. no podía estar un minuto más sin verte. el mio ha sido un infierno sin poder estar a tu lado. en mis manos habían dos cosas.descanso nos juntamos todas y nos fuimos a la biblioteca a buscar unos apuntes. � Hola— me saludo la voz de una chica.

� Buenas noches Edward. al llegar mis amigas me dieron cómplices miradas pero no preguntaron nada. Cara mía— dijo en un sensual tono. nada me habría gustado más que verlo aunque sea unos minutos. serian para otro momento. � Buenas noches. levante mi vista y en una de las mesas auxiliares descansaba el enorme arreglo que me había enviado esta mañana con solo contemplarlo me olvidaba de todo lo demás. Edward Cullen sin duda era un conquistador y estaba haciendo estragos en mi corazón en solo unos días. Me pase todo el resto del día pensando en aquella rosa y en el hombre que me la había enviado. es de color rojo con detalles en negro y tiene tacones a juego. Camine mirando hacia los lados.rapidez olvidando lo que estaba haciendo. Cuando llegué a los estacionamientos me di cuenta que no había nada. camine hacia la puerta y alise mi vestido nerviosa. si me había mandado esto tenía que estar cerca. Sentí decepción. ninguna limusina ni auto lujoso dejándome en claro que si Edward había estado aquí. cerré mis ojos e intente controlar los latidos acelerados de mi corazón. yo tampoco podía negar que estaba loca por verlo. El timbre resonó en la sala de estar haciéndome ponerme de pie en unos segundos. ¿Qué pasaría en meses? O mejor era preguntar ¿tenía meses para averiguarlo? Eran las ocho con cincuenta minutos y estaba en el sofá de mi apartamento esperando. camine en una loca carrera hacia aparte de afuera. pasa estaré lista en unos momentos— le 96 . mi mente intento recordarme lo molestaba que había estado con el pero aleje esos pensamiento. ya no lo estaba. este modelo se ceñía a mi cuerpo como una segunda piel. diferentes caras se pasaban por mis ojos pero ninguna era la que yo ansiaba ver… besar y acariciar. Esta noche usaría un vestido un poco más corto y provocador que las otras noches. Con la misma sonrisa pero con una decepción en mis ojos camine de vuelta a la biblioteca. abrí la puerta y el hombre que moraba en mis pensamientos se apareció frente a mis ojos.

camine lentamente hacia el estar y la imponente figura de Edward sobresalía entre todos los muebles. no devotaba la enorme excitación que tenia dentro de mi cuerpo. sin darle tiempo a decir más camine hacia mi habitación— iré por mis cosas. la mía de inmediato reacciono como un imán que atrae a otro. su pulgar rozo la orilla de mi boca haciéndome temblar � Debemos…— intente intervenir con voz débil � Silencio— me dijo llevando el mismo dedo a mis labios para acallar 97 . Edward— mordí mi lengua de manera imperceptible � Y tampoco quiero que las olvides Bella. no podía ser que solo me excitara el tenerlo cerca mio. � Si lo estoy � Veo que recibiste las flores— comentó mirando el enorme jarrón � Si gracias pero no deberías haberte molestado. solo deseo estar bien contigo no me gusta que estemos enfadados— reprimí una sonrisa � Creo que a mí tampoco � ¿crees?— pregunto acercándose a mí. sin duda mis hormonas estaban locas por él. las flores no hacen olvidar las cosas. deslizo su dedo hacia el mentón y termino en mis labios. al igual que yo dijo mi perspicaz mente. respire unas cuantas veces y me cercioré de que mi atuendo estuviera en su lugar. � ¿estás lista Cara?— pregunto examinándome de pies a cabeza. el tenerlo nuevamente frente a mi había despertado mis instintos. cuando estuvo lo suficientemente cerca a mi cuerpo pude sentir el calor que emanaba su piel. rozo mi mejilla.dije apartándome de la puerta para que entrara. no tardo— el tono de mi voz era calmado. mire los ojos de Edward y pude ver que el sentía exactamente lo mismo— ¿no sientes la conexión amore— dijo levantando un dedo y llevándolo hacia mi cara. No espere a escuchar su respuesta entre en mi recamara y recogí mi bolso.

sus manos juguetearon con mi pelo y me atrajeron más hacia ella. Su boca rozo la mía y me sentí débil. camine hacia una de las murallas y me pegue contra ella. mis manos hambrientas de ella la acariciaron. hermosa susurraba contra sus labios. su boca se entreabrió y la humedad de su lengua se fundió con la mía ¡que exquisito sabor!. se convirtió en unos cuantos días en algo vital para poder seguir. estaba perdida entre la fuerza de sus brazos y el roce de sus labios. el vestido de esta noche era bastante provocador y había encendido mi cuerpo de solo mirarla. pase mis manos por su espalda para luego bajarlas a sus caderas. mi cuerpo reacciono por el roce de sus caderas y el deseo que estaba siendo contenido se libero. los sentimientos eran demasiados. dudaba que luego de un tiempo pudiera dejarla ir. Bella era más que una mujer para mi. mayor fue mi excitación cuando su cuerpo se refregó con el mio acariciando mis partes sensibles— estás jugando con fuego cara— le dije mientras que con fuerza la atraje hacia mí. no podía estar lejos de él. � Te extrañaba Amore mio— le dije mientras mis manos rozaban sus muslos con ansias de llegar al fondo de su piel— no sabes lo horrible que fue hoy sin poder verte o escuchar tu voz— ella solo sonrió y siguió besándome. Mis piernas se debilitaron pero los brazos de Edward eran mas rápidos ya que me sostuvieron y me atrajeron hacia su cuerpo. estaba entre 98 .las palabras— antes que cualquier fiesta está el placer de probar tus labios Bella. entreabrí mis labios y supe que era el fin. necesitaba tenerla entre mis brazos. el problema es que sentía que cada vez lo necesitaba mas ¿Qué pasara cuando él se vaya de mi lado? ¿Podré seguir viviendo sin él? Edward POV: La había extraño todo el día. eso es mucho más importante que cualquier celebración— susurro encima de ellos. era una necesidad. La abrace con fuerza pegándola a mi cuerpo.

El cuerpo de Bella estaba poseído por el placer.mi cuerpo y la pared � ¡Edward!— gimió. sentía un placer doloroso en mi interior. fundí mis dedos contra su piel 99 . segundos más tarde ella se convulsiono sobre el cemento de la muralla. su centro se sentía cada vez más sensible a mis caricias. eso puede esperar— le dije mientras besaba su intimidad. Bella estaba frenética su cuerpo se arqueaba contra la pared blanca del estar. eran bragas de encaje negro. su cabeza miraba hacia el cielo soltando sonoros gemidos de placer. mi boca devoró con aun más vehemencia la carne deliciosa. después de un placentero orgasmo— detuve su deslizar poniendo mis manos sobre sus caderas. pequeñas y reveladoras no aguante las ganas de agacharme y sacarlas con mis propias manos. la mujer que tenia fuertemente agarrada por mis manos entro en un estado de éxtasis. abrí con mi lengua un camino entre sus pliegues mientras Bella se movía al ritmo de mi incursión. sus manos tomaron mi cabello y marcaron aun más el movimiento. levante su vestido y me maraville al ver la ropa interior que traía � Sexy— susurre. � Dios mio— susurro mientras su espalda se deslizaba por la pared. tenía los ojos cerrados y sus mejillas encendidas por el calor— Edward… � No sabes lo exquisita que te vez así. llegué a ese botón de placer y no me contuve cuando con mis dientes lo sujete y le di pequeñas mordidas. necesitaba tenerla entre mis brazos. ella estaba cerca de su liberación. mi miembro estaba preparado para ella. � ¡Edward!— gimió nuevamente— ¡la fiesta!— intento persuadirme pero ya era demasiado tarde � Lo siento amore.

la sensación era poderosa. ¡dios mio! Había despertado a la bestia. frenético con sus embestidas. Sus manos comenzaron lentas a acariciarlo. la tome en mis brazos y la lleve al sillón mientras avanzábamos bese sus labios. la senté en la superficie y la seguí besando cada vez más intenso— es mi turno— dijo abriendo sus ojos. intente controlarme ya que no quería venirme en su boca. Mis ojos se maravillaron con la sonrisa que se extendió sobre sus labios. alentando lo que ella estaba por hacer. cerré mis ojos y me deje llevar por el placer. � Calla— me dijo mientras sacaba con maestría el cinturón de mis pantalones— lo quiero— susurro mientras se desasía de mis pantalones y ropa interior. me excite aun mas sintiendo el sabor de su cuerpo con el de sus besos. Su boca apresuro sus caricias. sexy y lista para atacarme.� ¿placentero?—abrió sus brillantes ojos— esto fue… inexplicable. el calor abrazador de sus labios y las caricias de su lengua me provocaban el placer mas delicioso del mundo. ella me deseaba tanto como yo a ella. Relamió nuevamente sus labios y abrió su boca para deslizarla por la punta de mi erección. se giro sobre mí y me recostó en el sillón. mi sexo palpitaba con furia desde mis pantalones. no tengo palabras para describirlo— jadeo recordando lo que había pasado. � Ahora es mi turno— susurro tomando mi erección. gemí bajito por el placer de sentir sus manos en mi cuerpo. mi cuerpo estaba loco. si ella hacia lo que estaba pensando no me podría contener. la boca de Bella tenia lo que faltaba para enloquecerme. se relamió sus labios en un gesto completamente sensual. dio mio susurre entre gemidos. mis manos se apretaban contra la tela del sofá inten100 . mi erección palpito descontrolada por el placer que le infundía el verla así. � ¿Qué haces cara? ¡nos tenemos que ir!— intente persuadirla.

las embestidas aumentaron y solo bastaron unas cuantas más para que el orgasmo mas delicioso viniera a nosotros. la humedad de sus labios me estaba enloqueciendo. un sonido ronco y distorsionado acompaño al anterior.tando descargar la frustración que sentía. su cuerpo se junto con el mio frenético y excitado. cuando sentí sus dientes supe que era mi fin. su boca se fundía y salía de mi miembro con lentitud. Cuando sentí volverme loco fue cuando ralentizo sus caricias. llega conmigo— le roge en un gemido de desesperación. el deseo que ella despertaba en mi era prehistórico. ambos nos abrazamos y comenzamos el vaivén de nuestros cuerpos. gemía tan fuerce que pensé en correrme ahí mismo pero no. ¡quería tomarla y poseerla con fuerza bruta!. gemía. yo estaba gozando y ella lo hacía conmigo. ambos estábamos tan idos que no fuimos capaz 101 . Contuve el intenso orgasmo que amenazaba con salir. gemía y gemía… ella solo me miraba con sus ojos completamente brillantes y la expresión de satisfacción en su rostro. Bella mordisqueo mi miembro mientras lamia desesperadamente. la sentía cerca. � Bella— gemí fuertemente. mi liberación estaba llegando— ¡Bella!— grite intentando controlarme. la tome con fiereza entre mis brazos y la penetré de una sola vez. ella se arqueo completamente al sentirme dentro de ella. nuestras respiraciones y jadeos llenaban toda la sala. � ¡Edward!— grito Bella mientras su centro se apretaba en torno a mi erección. me arquee en reiteradas ocasiones intentando profundizar aun más el contacto. tenía que darle un poco mas de placer. La carne de ella se ceñía a la forma de mi miembro la humedad que nos embargo aumentaba con el movimiento que aun teníamos. su centro se rozaba con el mio aumentando mis embestidas y el placer para ella. Su cuerpo rozaba con fuerza al mio. ella estaba llegando al clímax y yo me iría con ella— ¡ya no aguanto! � Vente Bella.

Dio— solté mientras ella aun estaba sobre mí. sus mejillas estaban completamente encendidas y sus ojos cerrados— Bella— gemí sobre sus labios antes de besarla. ¿cierto?— ella asintió � Maldición— gimió bajito. el placer que alcanzaba con Bella era algo celestial. Ambos nos quedamos unidos. ella estaba muy segura de querer permanecer así pero ¿Por qué? ¿Qué la motivaba a seguir en este mundo? � Demonios— dijo bajito. su cuerpo de repente se levanto dejando expuesta mi desnudes y un vacio al no tenerla cerca— cometimos… 102 . pase mis brazos por su cintura y la pegue a mi exhausto cuerpo. pronto comprendí de lo que ella me hablaba. nuestros cuerpos y muchas cosas más habían establecido un lazo que nos sería difícil obviar. levanto su rostro de mi frente y me miro a los ojos muy seria— cometimos una imprudencia— dijo con voz firme come?— le respondí mirándola directamente a los ojos. levante la cara de Bella y junte su frente con la mía. mi pecho estaba lleno de alegría pero también de otros sentimientos más. rápidamente interpreté su mirada— sexo sin protección. ella soltó un suspiro entrelazado con una sonrisa y se pego aun mas a mi cuerpo. su férrea idea de no salir del mundo de las scort tenía que tener una razón. con Bella era todo más fácil o al menos eso quería creer yo. se comenzó a remover inquieta.de hablar en unos segundos.

la ciudad se veía completamente iluminada— es hermoso— susurro. Mis dedos acariciaban su piel sobre el vestido y se deleitaban con los estremecimientos que esta simple caricia provocaban. 103 . En un momento quise disfrutar de la compañía de Bella y la lleve a una terraza que parecía solitaria. � Es una agradable noche— comentó mientras se acercaba a la orilla a mirar. roce mis dedos por su mandíbula y la atraje hacia mí para besarla � Entonces vístete y vamos Bella me hizo caso y en solo unos minutos ya estábamos nuevamente listos para salir. no te preocupes…— me puse de pie y la alcance. ¿no te cuidas?— pregunte. mire su perfil al mismo tiempo que mi corazón se aceleraba solo con tenerla a mi lado. pase mi brazo por su cintura y la conduje a la camioneta que nos esperaba en la puerta. amore. aunque las mejillas sonrojadas y la hinchazón de los labios de Bella delataban lo que habíamos hecho antes. Mientras transcurría la noche vi a personas conocidas en el ámbito hotelero. Bella estaba algo callada pero sonreía de la manera más encantadora cuando la miraba. pronto los ojos de Bella que estaban recubiertos por las lentillas se veían a través del color marrón. el verde intenso de sus ojos parecía brillar con incandescencia. estaba vez no hubo palabras ni discursos en agradecimientos por lo que agradecí mucho. no creo que por el primer descuido vamos a engendrar un hijo. algunas agradables y otras no tanto.un errore?. el coctel fue muy relajado. ella giro su rostro y asintió— no hay de qué preocuparse entonces. pase mis brazos por su cintura y la pegue a mi cuerpo— ¿aún quieres ir a esa fiesta?— pregunte � Si— respondió evitando mi mirada. volvemos a lo mismo cara.

extrañe los discursos que tanto amas— comentó sonriendo ¿umorista?— pregunte mientras ella soltaba una carcajada— tua risata es hipnótica— sus ojos brillaron en la tenue luz que nos acompañaba. mi cuerpo se había ido tensando con el pasar de la conversación— trata de hacer los cálculos y cuando tengas el valor de las perdidas me llamas. lentamente Bella se había soltado de mi abrazo. lo mejor es la compañía— repuse acercándome a su lado.� Lo es. sus manos se fueron a mi pecho apretando la dura carne que había lamentablemente el sonido de mi móvil nos saco del momento que vivíamos. alargue mi mano y conteste aun sin soltarla— Cullen Signore Cullen. esta tarde hubo una baja en la bolsa y creo que tenemos unas perdidas � Demonios— susurre. la proximidad de ella despertaba mis instintos. mientras eso se soluciona avisa a los inversionistas vecinos y pídeles que dejen de invertir no queremos más perdidas 104 . ha sido diferente. su cuerpo estaba pegado al mio. sono Andrew— dijo la ya inconfundible voz de mi asistente � dime Andrew ¿Qué sucede? � Tenemos problemas señor con algunas acciones. pase mi mano por la cintura pegándola un poco a mi cuerpo— ¿te has divertido esta noche? � Si.

quería sentirme bien y pensar que solo existíamos los dos. tenía mi parte baja en estado de completa excitación. sus manos pasaron por mi cuello atrayéndome hacia su boca. esperaba que nadie se diera cuenta que me encontraba mas excitado de lo que jamás había estado.� Si señor— respondió mi asistente y corto � ¿problemas?— pregunto Bella mientras guardaba el móvil nuevamente en mi bolsillo. � Algo así— dije intentando esconder la gravedad del asunto � ¿algo en que pueda ayudar?— pregunto agarrando mi mentón y dejándome ver la expresión de preocupación de su rostro. una dolora erección me estaba cortando el pensamiento— quiero sentirte conmigo � eres insaciable— susurro con un tono completamente sexy mientras pegaba sus caderas a las mías rozando mi ya atormentado cuerpo— y me encanta— gemí. � Ayúdame a olvidar lo que ha pasado cara mía— susurre poniéndola nuevamente entre mis brazos. � Nos vamos— le dije apartándome de ella y llevándola a través de la fiesta. mi cuerpo iba reaccionando cada vez que ella se rozaba contra mí. 105 . Te necesito amore— susurre. sus carnosos labios iniciaron una danza junto a los míos. la sentía mía y ahora más que nunca tenía necesidad de ella. Bella gimió bajito al sentir mis manos descender hacia sus caderas y presionarlas con fuerza sobre mi cuerpo— dio mio solo tú me haces perder la cabeza en medio de una fiesta � Lo mismo digo— gimió. mi cuerpo se desenfreno con su confesión.

� ¡Edward!— me reprendió riendo por mi actitud. mordí y succione su carne mientras la embestía. Mis movimientos se fueron agilizando. � No sabes lo mucho que odio no tener un preservativo en este momento— susurre contra su piel. su carne se comenzó a ceñir a mis dedos avisándome lo que se venía. llegué a los estacionamientos y rápidamente el chofer nos abrió la puerta. con una rapidez sobrenatural llegué a su centro y me introduje en su húmeda cavidad � ¡Ah!— grito Bella sintiendo la invasión— Edward— jadeo. saque uno de sus pechos y lo devoré— � ¡demonios!— jadeo— yo también— mi miembro estaba listo para ella. haría cualquier cosa para liberar esta frustración— no sabes cuánto te ansió— dijo apretando mi cabeza contra sus pechos. la excitación rozaba en lo doloroso. ella no tardo mucho y llegar a su clímax mientras que yo acalle cada gemido desesperado con besos llenos de aun mas placer. sus caderas se refregaban casi enloquecidas contra mi cuerpo � Pero no te dejare así amore— una de mis manos soltó su pecho y bajo hacia sus muslos. abandone su pecho y subí mi boca a sus labios para lamer con deseo y pasión. sus caderas seguían rozándose con fuerza ahora acrecentando la penetración de mis dedos. ya en el interior del auto puse la barrera que nos separaba entre el conductor y la parte donde estábamos. mi ritmo iba en sincronía con los mordiscos de sus senos. creo que agradecería siempre que todos los vidrios de atrás fueran polarizados— estas ¡loco!— me dijo mientras me abalanzaba contra ella. el verla gozar en mis brazos era mi mejor paga. A medida que le orgasmo fue pasando mis movimientos se fueron 106 . le indique que nos llevara a mi hotel y el asintió rápidamente. La tumbe en los enormes asientos de la camioneta y comencé a acariciarla con impaciencia. sentía a Bella cada vez mas húmeda y llena de placer.

la metí en el pent house y seguí besándola � No me interesa cara— le dije mientras la comenzaba a desvestir. la saque trompeando con cuanta cosa había en nuestros camino.ralentizando hasta que se detuvieron por completo. su respiración era agitada al igual que su pecho. eso significaba que había escuchado nuestro pequeño espectáculo. cuando llegamos acomodamos nuestras bocas y nos bajamos. el chofer evito nuestras miradas y nos deseo unas buenas noches. lo único que quería era tenerla. prometo dejarte experimentar conmigo cuando lleguémos a nuestra habitación— Bella sonrió aun con los ojos cerrados. aun así no pude hacer nada más que sonreír. Bella apretaba sus ojos pero tenía su boca entreabierta. Bella solo reía por mi desesperante torpeza. el hotel ya estaba cerca. Subimos en el ascensor en medio de besos y risas. � Tu nunca dejas de sorprenderme— me dijo enderezándose y soltando un gemido. estaba eufórico con tenerla entre mis brazos y no dejaría que nadie arruinara el momento. mientras besaba sus ya desnudos hombros levante la vista para fijar mi objetivo. Mire por la ventana y comencé a recordar por donde pasábamos. su cuerpo se removió como teniendo espasmo de aquel intenso placer— dios… Edward— susurro aun aturdida � Lo mismo digo cara mía. el dolor y la excitación que produjo ese apasionado beso me dejo frenético. en un gesto que me dejo aun mas excitado Bella lamio mi mano para luego besarme. primero sería el sillón pero cuando mi vista recorrió el espacio pude ver la luz encendida y a una persona sentada en el medio 107 . la mire una vez mas y me maraville con la vista ¿es que nunca me cansaría de verla? ¡Se veía hermosa entre mis brazos! Saque mis dedos de su centro. El Ascensor se abrió en el pent house. por la hora no andaba mucha gente en los pasillos y poco me importaba si alguien nos veía. � ¡nos caeremos!— dijo riéndose a carcajadas.

ya que sabes pero de igual manera las presentare. Buonanotte caro mio— dijo una voz que yo ya conocía bien. Bella no parla en nuestra lengua así que hablemos en español— la mujer de expresión fría enarco una ceja. aun recordaba ese gesto ¡como lo odiaba! � Bien— dijo con voz inexpresiva— Buenas noches entonces. el me ha comentado sobre tu peculiar compañía— sonrió pero de una manera que me hizo estremecer � Si… bueno. Bella ella es Ángela Weeber una antigua amiga de la familia 108 . una amiga de mi juventud. me congele de inmediato al reconocer quien era Bella sintió mi tensión y siguió mi vista. era de mala educación establecer conversaciones en otro idioma frente a alguien que no parla esa lengua— discúlpame Bella— le dije mirándola a los ojos. ambos nos quedamos petrificados en el suelo al ver que teníamos compañía. no querido he venido a verte me he encontrado con tu tío Aro. sentí como Bella maldecía bajito y se acomodaba sus ropas. ¿che fai qui?— pregunte al ver la figura de mi amiga en la estancia de mi pent house— pensai che stai in Italia— dije pero me arrepentí en el momento. Buonanotte Ángela. pude ver la vergüenza que sentía por la situación en la que habíamos estado— Ángela. Ángela ella es Isabella Swan. me puse delante de Bella y la pegue a mi espalda protegiéndola de la vista de la mujer que estaba mirándonos.del estar.

El silencio reino en la habitación. es un placer— contesto Bella con el cuerpo tenso. los ojos de Bella brillaron aun en la oscuridad. Ángela sonreía ya que sabia el daño que había hecho. su voz era firme y decidida. � Que aparte de ser su familia. ¿Cómo demonios saldría de esta situación? Ushhhh ke les parecio ¿ algún rws? :D 109 .� Hola. soy su prometida. Edward y yo algún día nos vamos a casar. Salió de mi espalda demostrando toda la personalidad que tenia eso me hizo sonreír— Isabella Swan � Lamentablemente no puedo decir lo mismo— dijo con una sínica sonrisa— a mi no me hace gracia conocerte Isabella— dijo su nombre cargado con repulsión— pero creo que Edward ha olvidado una parte � ¿ah sí? ¿Cuál?— pregunto la hermosa mujer que tenia a mi lado.

la prometida de Edward. 110 . Ángela Weeber. estoy contenta porque alcance a escribir todo para la semana asi que mañana por la noche me tendrán por aquí nuevamente. Espero les guste el cap y me den sus impresiones. muchos misterios serán debelados en ese capa si que antentas.6. creo que me inspire. el próximo cap será la antesala para el mas emocionante de toda la historia. las amo con todo mi corazón y nos leemos en los rws… Con amor Tiwii Cullen Bella POV: Era ella… la mujer que yo había temido que apareciera. ¿Cómo están? Yo ando por aquí subiendo capitulo. Pertenencia Scort Capitulo 6: Pertenencia (Appartenenza) Hola mis amores. les aviso que esta largo son alrededor de 20 paginas en Word.

no te permito que le hables así a Bella en mi prescensencia. ¿a qué has venido?— pregunto Edward en un tono furico. nuevamente estaba haciendo de mi vida un tormento. pasa por mí al medio día.� Veo que te ha impactado la noticia querida— dijo la mujer con una sonrisa de satisfacción en su rostro— es una lástima enterarte de la noche a la mañana que solo eres una entretención— el acento italiano de la mujer acrecentaba el tono de burla en sus palabras � ¡ya basta!. � Aléjate de el prostituta o juro que lo lamentaras— retomo su paso hasta llegar a Edward. ¿Quién demonios se creía? � Espero mañana almorcemos juntos querido. yo no tenía animo de vivir ni de salir adelante. estaba pasando por momentos muy difíciles. el se puso delante de mí como hace unos minutos protegiéndome de la mujer. me hizo sentir feliz. la ultima vez ella habría acabado con mi felicidad. La mujer era de estatura media un poco más alta que yo mire disimuladamente sus pies y lo atribuí a los enormes tacones que usaba. sus palabras me hicieron enfurecer. buonanotte— dijo pasando sus dedos por el pecho de Edward. ahora si me disculpas— comento dándole la pasada. Aun podía recordar después de la partida de Edward. estoy en la suite presidencial. � Ya te lo he dicho querido he venido a verte— dijo en un tono sensual que me hizo estremecer hasta el último de mis vellos � Pues ya me has visto Ángela. maldita hija de… mordí mi lengua al sentir el odio que ella me infundía. su cabello era negro y sus facciones denotaban su procedencia. Camino con paso lento y pausado hacia la puerta no sin antes pasar por mi lado. sentí por primera en muchos años mi sangre hervir. se giro sobre sus talones y avanzo hacia la puerta. el gesto tan simple produjo un contradictorio sentimiento. el se había ido sin dejarme explicación y yo lo único que 111 .

créeme que yo… � La que lo lamenta soy yo Edward pero no tienes que explicarme nada. la sensación de celos y de asco volvió a mi cuerpo � ¡no me toques!— le grite mientras retrocedía varios pasos hacia atrás � Bella lamento que esto haya sucedido. � lo siento— dije sinceramente. sus ojos consternados intentaban leer los míos. me estremecí por los recuerdos que me embargaban.hacía era morir de amor por él. Con el paso del tiempo y con la convicción de que él me había olvidado me intente levantar pero muy poco me duro ya que cuando al fin me había decido a buscarlo nuevamente la noticia de su compromiso con una chica rica de su país me dejo completamente aturdida. te recuerdo que yo solo soy tu dama de compañía 112 . el se iba a casar con otra. sacudí mi cabeza de un lado a otro intentando aligerar mis pensamientos � ¿estás bien Bella?— pregunto con voz preocupada. Ángela Weeber algún día será la Señora Cullen y la sola verdad me hizo caer nuevamente en depresión una de la que me costó mucho salir adelante. Amore— me llamo una dulce voz. así tan fácil y después de tan poco tiempo. las manos de Edward me sujetaban de los brazos. la imagen de Ángela pasando sus dedos por su pecho vino a mi mente. Mi madre me habría preguntado millones de veces que era lo que pasaba pero yo solo había atribuido a que era algo pasajero. con eso me quedo más que demostrado que yo no significaba nada para él. había mentido diciendo millones de cosas que no eran verdad pero en mi interior sabia que sin él la vida ya no sería lo mismo.

si sus padres le prometieron que yo me casaría con ella no es mi culpa los míos no lo hicieron jamás ya que nunca se tomaron el compromiso enserio � Veo que ella si lo hace � Demonios Bella ¿es que a caso seguiremos hablando de ella?— me pregunto.maldizione! — grito con tono enfurecido. Edward era un hombre bastante alto y corpulento comparado conmigo. lo que pasaba en mi interior era muy diferente � Déjame que te explique— se apresuro a decir. la intensidad de sus ojos me penetro hasta el alma y removió sentimientos que pensaba extintos. Ángela no es nada para mi. vente… vamos a dormir esta noche— tomo una de mis manos y me arrastro hacia la cama. 113 . � Lo lamento pero la llegada de esa mujer me ha descompuesto— le confesé. solo una amiga � Ella no esta tan segura de eso � Allá ella. no estaré arriesgando lo que tenemos por una persona que no acepta su realidad. suavemente saco mi vestido y en un gesto que no esperaba me puso con sus manos una de sus grandes playeras. acorto la distancia que yo había puesto entre nosotros y me tomo de la cintura— ¿todavía piensas que solo eres eso? � Sí— dije con convicción pero que solo se remitía a mis palabras. sus manos acariciaron mis mejillas y besaron suavemente en mis labios � No es necesario que el sexo sea nuestra única manera de ver la cama cara. su camiseta rosaba mis muslos. cuando iba a protestar acalló mis reclamos con su dedo— es cierto que ella fue mi prometida pero eso quedo en el pasado Bella.

� Buenas noches— susurre. sus brazos pasaron por mi cintura pegándome a él. sabía perfectamente que esta no sería la última vez que la viera y sus palabras habían sido una declaración de guerra de su parte. la mujer que se había pre114 . estaba volviéndome loca pero antes de hacer cualquier cosa comencé a pensar en lo que había pasado. susurro mi mente atemorizada con ese pensamiento. su mano descansó cerca de mi seno despertando la pasión que pensé evaporada por la visita anterior. calurosa y completamente lista para seducir al hombre que estaba a mi lado. sus piernas tibias y fuertes se entrelazaron con las mías. solo estaba durmiendo a mi lado. el cuarto cada vez me parecía más oscuro pero aun así me sentía protegida por sus brazos. � buenas noches cara mía. ella no me quería cerca de Edward y yo no estaba dispuesta a alejarme de él. sus ojos tal vez o la expresión fría en su cara. no había porque verle el lado malicioso a la situación pero en solo un instante me sentí excitada. estaba fuera del campo. por ahora. ¿Cuánto tiempo no había temido este momento?. No sé cuanto paso. Debo reconocer que Edward no hizo nada para excitarme.El se desvistió enfrente mío y quedo solo en un pantalón de dormir. La respiración de Edward poco a poco se fue acompasando hasta dejar en evidencia que estaba dormido. su pecho subía y bajaba de manera lenta. la mujer era bonita pero había algo en ella que no me infundía confianza. Mi corazón se había rendido una vez más a los encantos de Edward pero ¿Qué más podría hacer? Disfrutar del momento o salir corriendo… había otra opción pero esa jamás la pensaría. sueña conmigo— beso mi hombro y acomodo su cabeza sobre mi cuello. sentir el calor de su piel me dejaba aturdida y deseosa de mas contacto. haciendo caso a sus sugerencias me acomode a su lado. sabía que Edward jamás la conocería ya que nunca la llevaría a la práctica.

mi boca se entreabrió al sentir deseos de recorrer su pecho con mis besos. mi mente me decía que sería lo mejor pero mi corazón sufría por la triste verdad. la decisión de irme estaba tomada el problema era que no tenía el valor para dejarlo ya que sabía que él me encontraría a donde 115 . Mi vista se perdió en un punto fijo. sonreí al pensar que jamás habría imaginado este momento. sentía la respiración de Edward dentro de la habitación. mi vida no podía detenerse y debía volver a vivir. podría haberle arrancado las ropas en un solo segundo para hacerle el amor en cualquier parte. Mire por el enorme ventanal que había en frente mío. sus músculos y cada parte que se marcaba tan bien. intente contenerme y espere a llegar a la habitación. mire el reloj de la mesa de noche marcaba las tres de la madrugada ¿tanto ya había pasado?. Esta noche había sido intensa. recordé la sonrisa de Edward y sus gemidos al estar entre sus brazos ¿Cómo demonios le haría para vivir sin él?. en el coche. estaba todo oscuro.sentado esta noche no descansaría hasta vernos separados. el insomnio se había apoderado de mi. sentía ese cuerpo como mío. el Golden Gate se veía iluminado en sus puntas por luces rojas al igual que los edificios más altos. aquí mismo antes de entrar había sentido un deseo incontrolable hacia él. en la fiesta. yo fui su primera mujer y en este momento mi corazón me hacia reclamar lo que fue mío en el pasado. Salí de su habitación y camine nerviosa por los pasillos del enorme pent house. cuando él se fue y luego de saber lo del compromiso jamás pensé que lo volvería a ver y me consolé con eso ya que tenía que salir adelante. Me levante. la piel que había en él había sido recorrida por mí. si hubiera sabido lo que pasaría le habría dejado tomarme en el ascensor. las luces de la ciudad estaban aun encendidas. � Demonios— susurre ante el maldito deseo del que fui presa. mis ojos recorrieron la extensión de su piel. Edward se había girado en la cama al soltarme dejando su pecho descubierto. tarde o temprano tendría que separarme de él ¿los motivos? Ellos se irían conmigo… y jamás seria rebelados.

solo tenía que mantenerlo alejado. hablando de peligros— rio � Muy gracioso— le dije con burla— vamos a dormir— intente removerme de su agarre. lejos de mi corazón 116 . Cerré mis ojos y deje caer mi frente en el cristal � Esto se está poniendo peligroso— susurré con los ojos cerrados. � Muy graciosa— me contesto con la misma expresión— ¿Qué pasa por tu cabeza cara mía? Te siento confundida � Y lo estoy— acepte con veracidad— no sé qué pasa entre nosotros Edward y eso me confunde al punto de ni siquiera saber lo que quiero— examino mis ojos y asintió � Se lo que pasas amore y te aseguro que no es muy distinto a lo que hay en mi corazón pero ¿sabes? Creo que debemos tomarnos las cosas con calma. no quería que insistiera pero al no verlo soltar sus manos sabia que el querría adivinar mas. llegaría el día en el que yo si partiría de improviso y no dejaría señales pero eso estaba fuera de mi cabeza por el momento. Salí de la habitación y te vi aquí. mi cuerpo se estremeció al sentir una brisa pero inmediatamente fue suplida por un calor. Edward era un hombre persistente y no cavia duda que si él me deseaba como yo lo sentía me buscaría hasta en el fondo del mar.me fuera. un cuerpo que estaba a mis espaldas y me apretaba contra el— Edward— susurre atónita � ¿Qué se está poniendo peligroso amore?— pregunto girándome para ponerme de espaldas contra el cristal � ¿Qué haces despierto? Pensé que dormías � Lo hacía pero cuando alargue mi brazo y descubrí que no estabas sentí pánico de que todo esto hubiera sido un sueño. por primera vez nadie nos apura ni tampoco estamos bajo la presión de que alguno de los dos se va a ir de improviso— mordí mi labio inferior ocultando la verdad que había en mis ojos ante aquella frase.

me giro y estaba mirándome fijamente. se acerco y beso mi hombro � ¡vamos! Sabes que tengo que hacerlo � No lo sé— respondió abriendo sus ojos. buscando el placer que solo nosotros nos sabemos dar… A la mañana siguiente los fuertes brazos de Edward me apretaban contra su pecho. Mi mente sopesaba rápidamente las dos opciones � No tanto— conseguí responder � Entonces— espero. Edward me examino con la mirada y me abrazo. el estaba excitado y su cuerpo reaccionaba a mis palabras 117 . nuevamente estábamos juntos en un amanecer como tantas veces lo había soñado en el pasado pero el sol también traía mis responsabilidades tenía que levantarme para ir a clases. pase mis manos por su espalda disfrutando del gesto. no sabía porque pero me sentía aun más cerca de él solo con tocar su piel. � ¿estás cansada?— pregunto besando mi cabello. tenerlo entre mis brazos era algo que nos conectaba a un nivel diferente. pensé en la respuesta a esa pregunta. levante mi rostro y vi su oscura mirada.� Tienes razón— mentí y dolió en lo más profundo hacerlo. Me removí entre las sabanas pero solo consiguió que Edward me pegara aun más a su cuerpo. aunque era imposible vi su mirada oscurecida � ¿no te cansas?— pregunté mientras sonreía. � Debo irme— susurre Non voglio— me respondió entre sueños. sonreí abiertamente y antes de lo que pudiera imaginar ya estábamos en su habitación.

no puedo salir del país en este momento— dije y el pareció sorprenderse de mi respuesta � ¿Por qué?— insistió y los nervios se me crisparon � Porque estoy en el medio del último semestre y no puedo faltar a clases— mentí. Cara ¿sucede algo?— preguntó examinando atento mi expresión � No nada. eso nos acercaría mucho mas y era precisamente lo que no quería que sucediera.di te? ¡jamás!—sus brazos se pasaron por mi espalda haciéndome estremecer. la imagen instantánea vino a mi mente y me estremecí con fuerza. � Bueno ya me voy— rápidamente me pare de la cama sin darle oportunidad a que pudiera tomarme � Tramposa— sonreí— cara antes de que te vayas hay algo que quiero preguntarte � ¿Qué es? � La próxima semana tendré que viajar a Italia ya que mi familia solicita mi presencia. en este momento pensaba en solo una. irme de viaje con él era traspasar los límites. � Oh— demonios…— ya veo � Te iba a preguntar ¿si querías venir conmigo? � ¿Qué? ¿ha Italia?— pensé rápidamente una respuesta. Habían muchas razones por las cuales no podía salir del país. Edward me observo por algunos momentos pero con 118 . tan fácil era estar juntos y tan difícil a la vez.

quizás algún día puedas viajar conmigo. sus besos me hacían unirme a su cuerpo y lo peor es que me sentía más atada a su corazón. no te preocupes Bella. no seré una distracción en tu vida diaria. un leve sonrojo coronó mis mejillas. tenía miedo. me vestí rápidamente. Esta noche habrá una fiesta en el centro de la ciudad. podía ver el sexo reflejado en sus pupilas. cada vez sentía que estábamos mas conectados. � Creo que sí pero no tengo tiempo para explicar los porqués. mencionar a Ángela me hacía sentir insegura— tienes que atender a tu visita— su rostro se transformo. mientras terminaba de poner mi ropa sus manos me sujetaron de la cintura haciéndome girar. si no salía de esa habitación no lo haría jamás. debo irme Edward. terror quizás. sería un honor � Quizás— susurre solo para mí. ¿me acompañas? 119 . también…— pensé en mis palabras. a los pocos segundos Edward estaba en una bata siguiéndome hacia el hall. además tú tienes tu trabajo que hacer. una mueca apareció en el diciéndome que no le hacía gracia mi comentario � Lo había olvidado…— comento levantándose de la cama y dejándome ver su desnudes. no tienes para que correr. tome mis cosas y Salí de la habitación. � Ya entendí. Edward me observo divertido � ¿aun te sonrojas con mi cuerpo amore?— pregunto caminando hacia mí. un beso que descargo toda la pasión que sentíamos me hizo pensar en lo que estábamos haciendo.el paso de los segundos su expresión se fue suavizando hasta quedar en una sonrisa � Entiendo. delineo mi boca con su lengua despertado nuestro insaciable libido � Ya te lo dije no puedo. � Quédate— me pidió sobre mis labios.

apreté rápidamente el botón para el ascensor y cuando pude subí sin perder tiempo. quería hacer el amor con él. necesitaba de su cuerpo y de sus caricias. ¡soy una maldita 120 . � Quédate— pidió mientras volvía a sacar mi ropa. siempre podrías haberte negado a mis invitaciones— Edward tomó mi mano y el beso— ¿me acompañas? � Está bien ¿a qué hora es? � A las diez. Decidí no contestarle y apresurarme hacia el departamento. gemí por la intensidad del momento y el aprovecho para introducirse en mi— sabes tan bien amore � Edward— suspire mientras él me besaba con pasión. lo deseaba. Salí de la habitación como un ratón asustado. mire la pantalla y el nombre de Jake aparecía parpadeando. Mientras las puertas se cerraban mis ojos lo iban haciendo con ellas. � Bien.� ¿ya no es un deber?— deje escapar y mordí mi lengua. � Nunca ha sido un deber cariño. sentí su enorme erección contra mi muslo preparada para atacar pero mi conciencia peso un poco más que mi deseo haciéndome despertar � Lo siento— dije separándome rápidamente— nos vemos a la noche. demonios nuevamente había olvidado mi desayuno con él. adiós— abrí el picaporte pero antes de salir sus manos me giraron para atraerme a su boca � Odio despedirme de ti— susurro mientras pasaba su lengua por mis labios. pasare por ti a las nueve. de seguro no me dejaría acercarme más a él. Mi teléfono me saco del letargo en el que me había sumido. no me importaba su opinión sobre mi conducta pero si le contara quien es Edward Cullen en mi vida. por un momento pensé en dejarme llevar. nos vemos.

� Hola— saludo Jake mientras pase a su lado para abrir la puerta. tu sabes…— mordió su labio inferior— tu sabes lo que siento por ti. � Jake no comiences. entramos al apartamento sintiendo la mirada del hombre pegada en mis hombros— ¿a qué demonios estás jugando Bella?— pregunto de repente. � ¿acaso el sexo con él es mejor de lo que sería conmigo?— la furia se desencadeno. me gire violentamente y sus ojos estaban cargados de molestia � ¿a qué te refieres? � ¿te estás acostando con Cullen?— pregunto de repente dejándome helada � No es de tu incumbencia— le conteste fría y por primera vez distante. el conocía todos mis secretos era mi mejor amigo pero al parecer estaba confundiendo sus sentimientos y hacia confundir los míos. daría mi vida por estar a tu lado. Conozco cada parte de ti. el apenas te conoce desde hace días ¿Qué diferencia hay? � No contestare tus preguntas Jake— no podía decirle la verdad. si no… si no todo lo que tengo podría venirse abajo frente a mis ojos. � Claro que lo es.enferma! Sé que no tengo que acercarme a él. ya sabes mi respuesta � ¿es justo que le des una oportunidad a ese maldito antes que a mí? ¡te conozco desde siempre Bella!. tu eres injusta. acorte la poca distancia que nos separaba y acallé sus palabras con un golpe de mi mano � Jamás…—dije con mi boca temblando por la ira— jamás me vuelvas a insultar y menos en mi casa � No me retirare lo dicho. hasta se de tus mas ocultos secretos y aun así no me das la 121 . es injusto.

ese Cullen… � No lo metas en esto. pensé en muchas cosas Ángela y Jacob rondaron mis pensamientos con fuerza pero Edward siempre estaba allí para recordarme la prioridad en la que debía pensar en ellos. Respire pesadamente llevando una de mis manos al pecho. Como no quería ir a la oficina. yo no puedo amarte Jake es imposible. mi cabeza era un cumulo de preguntas sin respuestas. � ¡maldita sea Bella!— grito apretando sus puños. no puedes estar con él Bella � No me digas lo que tengo que hacer. creo que hasta yo misma no le había tomado el peso al asunto. tome uno de mis vestidos de fiesta y comencé a prepararme para nuestro encuentro. desde siempre te he dicho lo que siento por ti y lo que te ofrezco. había tanto de que hablar pero tanto miedo como para hacerlo. el no tiene injerencia en mis decisiones. � ¿te enamoraste de el verdad?— pregunto con amargura en sus palabras. Todo el día fui atormentada por mis pensamientos. su propia imagen se encargaba de ahuyentar a los demás y establecerse como mi pensamiento más fuerte. sin duda Edward Cullen era más que un amante. el paquete que estaba en sus manos voló hacia una de las paredes reventándose— maldito hijo de puta. 122 . a ratos la imagen de Jacob aparecía en mi cabeza torturándome aun más de lo que ya mis propias culpas lo hacían. ¿realmente me había vuelto a enamorar de Edward? � No— mentí sin saber realmente la respuesta— no te diré nada mas � Entonces no tengo nada más que hacer aquí. La puerta del departamento tembló al ser cerrada con tanta fuerza. es algo que no logro concebir.oportunidad que siempre te he pedido. Jacob aun no comprendía todo lo que implicaba Edward en mi vida.

Demonios… cada vez el camino se iba estrechando mas. Cerré mis ojos y el calor que se formo en la parte baja de mi estomago se fue extendiendo rápidamente por mi cuerpo. temblaba de pensar que Edward lograra descubrir todo de mi. rápidamente termine de humectar mi piel y me puse el vestido era de color blanco con detalles en negro. Acomode mi ropa y mi cabello caminando lentamente llegue a la puerta y gire la manilla. despertaba la pasión irrefrenable que solo con el logre sentir.Lave mi cabello con cuidado. Mire el reloj y casi eran las nueve. humecte todo mi cuerpo con aceites de miel y avena la piel que iba siendo masajeada se sentía más suave que el terciopelo y exquisita al olerla. lentejuelas del mismo color iban decorando cada ribete o adorno que llevaba la tela. él me hacía sentir los más oscuros deseos. Tomé mi cabello en una cola alta y adorne mis orejas con finos aros. � ¿Qué demonios quieres Jacob?— pregunté enfada por lo que pasaba � Sé que no son horas de venir y por lo que veo estas ocupada— el tono que ocupo en la última palabra me hizo estremecer de coraje— pero necesitaba hablar contigo � ¿no puede ser mañana?. mi mente rápidamente comenzó a pensar en Edward. � Jake ¿Qué haces aquí? � Te vez hermosa— dijo arrastrando sus palabras. creo que no tendría la misma opinión que tiene ahora. estaba tomado. mi imaginación jugo rápido con los elementos dándome una imagen de Edward oliendo mi cuerpo. estoy de salida � No— respondió con voz dura y sin dar opciones— ¿temes que Cullen te encuentre conmigo? � No temo nada Jacob. el no tendría porque pedirme explicaciones. la sorpresa me hizo sobresaltar. 123 . cuando el reloj marcaba exactamente las nueve de la noche el timbre sonó.

mi pecho dejo de ventilar dejando atrapada mi respiración. créeme que siempre lo recuerdo � Pasa Jake y date prisa— me hice hacia un lado y el camino hacia el estar. estas interrumpiendo— le dijo Jake. me recargué en el marco de la puerta mirando la imponente presencia del hombre. sus ojos estaban entrecerrados y observaban atentamente todo lo que sucedía � Edward— susurre. no debes recordármelo pero aun no siento que te lo haya dicho todo. negué con mi cabeza y solté un bufido � Vamos Jake dime ¿Qué pasa? � Quiero pedirte disculpas. � ¿a qué te refieres? � A que debes saber Isabella Swan lo mucho que te amo y que haría lo que fuera para estar contigo— dijo con tono serio. � Si. el se giro en la oscuridad del estar y sus ojos brillaron. mi cuerpo comenzó a flaquear.recuerda quien soy y de que vivo � Claro… ahora vives de Cullen— mencionó sarcástico— no se me ha olvidado Bella. � ¿te importa?— me devolvió. gire mi cabeza rápidamente y ambos estaban mutilándose con las miradas 124 . te pasaste y bastante para mi gusto � Se lo que hice Bella. me gire rápidamente y el cuerpo de Edward estaba parado en la puerta. la puerta aun estaba abierta y yo seguía parada donde mismo. una de las cosas que siempre había temido… dañar a un ser querido � Yo…— comencé presa del miedo de dañarlo— Jake yo… � ¿interrumpo?— salto una tercera voz. creo que me pase esta mañana � ¿crees? Bueno déjame decirte que sí. el hedor a alcohol que desprendía sus ropas me confirmaban la borrachera— ¿estuviste tomando?— le pregunté.

me miro furico y comenzó a caminar. no eres nadie para mandarme además no estoy aquí cuidándola.� Pensé que había dejado claro que no quería que cuidaras de Bella � ¿Bella? ¿acaso sabes su verdadero nombre?— su ceño se frunció hasta el punto que sus ojos destilaron rabia � Eso no es asunto tuyo. me gire hacia donde estaba y apretaba sus puños con fuerza mostrando la blanca dentadura. � ¿y eso te hace ser parte de su vida?— una sonrisa apareció en sus labios. sentí un gruñido salir del pecho de Jake. estaba burlándose de lo que Jake decía. no mereces tener a Bella… � ¡ya basta! Actúan como si yo no estuviera aquí. � No me interesa lo que tu pienses. dejen de discutir están en mi apartamento y si siguen así los echare a los dos. eres un don nadie un aparecido. creo que debes recordar que ella tiene una vida además de ser Scort � ¿y tú eres parte de ella?— pregunto Edward alzando el tono de su voz. no quiero peleas— el rostro de Jacob seguía tenso. de pronto sentí sus ojos pegados en mi � Claro que lo soy— dijo Jake alzando su cabeza— la conozco desde que piso esta ciudad. en cambio en los de Jake reinaba la furia � ¡maldito seas!— gruño mi amigo que estaba conteniéndose � Jake vete por favor. responde mi pregunta � Yo no tengo porque darte explicaciones. no entorpeceré tu paz— me miro de pronto y un dulce resplandor apareció en sus ojos. Cara… tranquila. cuando estuvo en frente 125 .

Edward tiro las ropas de Jake sacándolo a tropezones. recuerda que el no es el único en la tierra y que tarde o temprano se irá a su maldito país otra vez. te dejara— susurro— el solo quiere entretención. no lo olvides— mientras decía las últimas palabras su cabeza se ladeo buscando mis labios. yo te amare por siempre. � Vete de aquí. Jake es inofensivo � Un amante despechado nunca lo es cara. si hubiera sido así el que se habría ido serias tú. � Pondré a alguno de mis guarda espaldas a cuidar de ti � ¡no!— alcé mi voz— ni se te ocurra. fue sacado en solo unos segundos del estar y lanzado hacia el pasillo. no te atrevas a tocarla o juro que no respondo— mire el rostro de Edward y palidecí con su reacción. � ¿nos vamos?— pregunte nerviosa intentando aplacar el silencio � ¿estás saliendo con ese tipo?— pregunto de repente dejándome helada � Claro que no.de mi se acerco peligrosamente a mi cuerpo sus manos descansaron en mis hombros y sus negros ojos me penetraron � Quiero que sepas que aquí tienes otra opción. te aseguro que mi vida no corre peligro. Al terminar su tarea Edward cerró la puerta detrás de él. camine hacia los interruptores para prender la luz. su cara había abandonado toda buena expresión pasando a una mirada asesina. aun seguía tenso pero había recuperado su mirada. el evidente estado de ebriedad de mi amigo le impidió defenderse. cuando los ojos de Edward quedaron iluminados su expresión había cambiado. ya bastante tengo con lo mediática que ha sido mi vida como para que mas encima le agregues seguridad. me sentí nerviosa y mis manos instantáneamente se alzaron para detenerlo pero una mano que agarro sus ropas fue aun más rápida que yo. 126 .

� Gracias— respondí en un susurro— ahora vamos Andiamo— Edward extendió su brazo y me condujo hacia la limusina que nos esperaba. volví al estar � En una cosa si estoy de acuerdo con él estas hermosa esta noche. Sin duda tendría que alejarme de mi amigo. no puedo evitar sentirme culpable por su pena 127 . � Lo lamento— me disculpe sinceramente � ¿aun estas pensando en tu guarda espaldas?— pregunto entrecerrando sus ojos � No puedo olvidarme del daño que le estoy causando Edward. saque mi pequeño bolso blanco y una chaquetilla corta. vitta mía. ambos teníamos mucho que pensar creo que Edward no se había tomado bien la declaración de Jake y a mí me había tomado por sorpresa. mi vida se tornaría de color oscuro el día que Edward conociera el interior de mi corazón y de mi mente. � Esta callada— comentó mientras el chofer aparcaba la limusina. era verdad que Jake sabia todos mis secretos. todo lo que a Edward no le podía contar Jake ya lo sabía pero tenía que ser justa con el no porque haya sido mi confidente durante estos años tenía que usarlo para alejarme del peligro que significaba el hombre que estaba a mi lado. ahora ¿nos vamos?— pregunte yendo hacia mi habitación. a él no le hacía bien estar en el medio de la situación más complicada de mi existencia ni tampoco podía ponerlo como escudo. El trayecto fue silencioso. soy condescendiente con el dolor de los demás.— sus labios se curvaron haciendo que mi corazón saltara con solo escucharlo.� No te preocupes que se defenderme.

La prensa. subimos en el ascensor hasta el piso 20 en donde fuimos recibidos por la estruendosa música y un sinfín de personalidades. el se hizo falsas esperanzas. déjame decirte que si no nos hubiéramos separado cuando éramos pequeños él ni siquiera te habría conocido— sentencio dejándome boquiabierta. el era famoso por sus hoteles y además por lo carismático de su personalidad. � Ángela— susurro Edward. estábamos en el international corp. la puerta se abrió y Edward salió. � ¿Por qué?— le pregunte caminando por entremedio de la gente � Porque hay tantas personas en el salón que en cualquier momento podría llevarte de aquí y nadie notaria nuestra presencia— una picara sonrisa se dibujo en su boca provocando la misma reacción en la mía. mientras los ojos de Edward me hacían volar cada vez mas alto una inesperada y altanera voz nos interrumpió � ¡Edward caro mío!— mire hacia donde salía la melosa expresión y la presencia de Ángela apareció en la escena. � De todas las fiestas estas son mis preferidas. los diarios. tomamos unas cuantas copas y disfrutamos de una amena charla. al sentir mi voz sus ojos se cerraron y pude sentir la electricidad que atravesó nuestra piel. caminamos respondiendo una infinidad de preguntas hasta que ingresamos al enorme edificio en donde se realizaría la fiesta. la radio se agolpaban frente al hombre que me llevaba del brazo. La reunión era de los empresarios más importantes de la ciudad y de las celebridades del momento. soltó la mano que me tenía tomada y 128 . Fuimos hacia el lado del buffet y el bar. extendió su mano hacia mí para ayudarme a bajar y el mismo circo de siempre comenzó.� No lo eres amore. el glamur y el dinero mezclado en el mismo ambiente. � Tendremos que probar algún día— le respondí en su oído.

Don tratorio.camino hacia donde estaba la mujer— ¿Qué haces aquí?— le pregunto. no tenía idea que ella vendría. la figura de Ángela permanecía clavada al mismo suelo que pisaba Edward. unos cuantos minutos más tarde Edward se giro y avanzó hacia mí. � Bella perdóname por esto. bene bene— una charla en el idioma que poco dominaba se inicio entre estas personas. parecía salir de su traje. deberíamos ir a saludarlos. yo me quedare aquí— � Esta era la parte cuando me dices “no Edward quédate conmigo. de verdad le molestaba ir. rozo sus labios con los míos haciéndome estremecer por completo. la chica no perdió tiempo y se acerco a él rodeando su ello con uno de sus brazos. estábamos en una fiesta rodeados de gente pero aun así me sentía completamente excitada por 129 . � Lo siento pero ahora estoy con Bella. creo que…— antes de que pudiera terminar la frase otro hombre de aspecto parecido al de Ángela se acercó a él � Edward figlio. Se acerco a mi tomado mi mentón entre sus manos. ¿come vai?— pregunto el hombre con visible confianza. Hablaron durante largo rato excluyéndome totalmente de la plática debido al idioma. � No ve. hay muchos de nostri amici aquí. � Vine a hacerte compañía. por favor” y yo acepto sin chistar— ambos sonreímos. iré a saludar a algunos amigos de mi familia y volveré enseguida ¿quieres venir conmigo?— pregunto casi con una mueca en sus palabras.

mi mente me susurro una frase que me hizo estremecer. mis instintos asesinos se acrecentaron al verla acercar su boca a la de Edward. antes de que pudiera verme me escondí detrás de un enorme pilar para observar la situación. para enamorados. Nos separamos y lo primero que pude ver fue la odiosa mirada de la mujer que nos observaba. La gota que rebalsó el vaso fue la 130 . en mi pecho se comenzó a formar una especie de remolino Ángela llevo a Edward al medio de la pista y pasando sus manos por el cuello. pero… ¿Qué estaba diciendo? De por si ella tenía aun más derechos que yo sobre él. aparte esos pensamientos de mi cabeza y avance hacia la fiesta. había sido su prometida en cambio yo no había pasado mas allá de ser una simple novia de verano. rodeé el enorme salón que estaba atestado de personas al comenzar a recorrerlo las miradas se iban posando sobre mí. El DJ estando totalmente en mi contra puso una balada lenta. su cuerpo se pego instantáneamente al de él comenzando a moverse con la tonada. pero otro sentimiento fue aun más poderoso de lo que pensaba. de saltar sobre su cuello y desgarrarlo lentamente. sentía a más de la mitad de los hombres devorarme con solo verme parada cerca de ellos lamentablemente para ellos el único que me interesaba iba del brazo de otra mujer. Mire con desprecio la lánguida mano que Ángela pasaba por su brazo mientras saludaban a un montón de personas que no conocía.el pequeño roce de cuerpos— volveré pronto— susurro besándome suavemente � Aquí te espero— respondí en el mismo tono. conociendo las expresiones de Edward podía ver que ya estaba harto de la situación. saludaron unas cuantas mas y la mujer arrastró literalmente a mi acompañante a la pista de baile. los ojos de él recorrieron el perímetro como buscando los míos. Ángela si pudiera me asesinaría con solo verme cerca de Edward y estaba segura que haría todo lo posible para alejarme de él. sentí deseos de ahorcarla en ese preciso momento. El dolor de verlo con otra mujer era insoportable.

puedo defenderme sola— rebatí su defensa. podrías irte a buscar a otro que pague por tus servicios— sin un ápice de compasión. fue tanto lo que quería alejarme de él que la puerta de escapes fue lo único que se me ocurrió. no permitiré que la ofendas. tenía el pecho apretado y aun era presa de los malditos celos que produjo la escena. si el tenia derecho de entrometerse en mi “vida amorosa” creo que ese derecho se aplicaba también a mí. adiós—me despedí alejándome del centro de la pista. Edward me miro sorprendido— tengo bastante educación como para rebajarme a tu comentario. baje unos cuantos pisos por los pasillos de emergencia. Ella sin soltarse del cuello de Edward y el haciendo un claro intento por despegarse cortésmente respondió a mi pregunta � A decir verdad si.insistencia de ella por besarlo. los pasos de Edward cada vez eran más fuertes a mis espaldas. sin esperar más me acerque con paso veloz a la pareja que se deslizaba por la pista de baile. � ¿hablas de educación?. mire de reojo hacia atrás y Edward venia siguiéndome a toda prisa. sentí a la mujer maldecir fuertemente en Italiano. Edward se soltó de su agarre exhalando fuertemente � Te has pasado Ángela. dio mío— dijo en un tono que me hizo arder hasta el último fuego— los americanos no saben de educación � Al parecer sabemos lo mismo que los Italianos. � No te preocupes. cuando 131 . Me mezcle con la gente para intentar pasar desapercibida pero con lo blanco de mi vestido no logre mi cometido. porque a pesar de todo he sido lo suficientemente educada como para no decirte la clase de mujer que eres al pretender quedarte con el acompañante de otra mujer— sonreí maliciosamente— espero pasen una buena noche. � ¿disfrutando de las baladas?— pregunte en un tono sarcástico.

� ¿Qué demonios sucede? ¿Por qué te fuiste así?— pregunto en tono molesto � ¿Quién te crees para controlarme? ¡no tengo porque estar aguantando a esa…!— mordí mi labio— mujer.iba por la mitad del piso quince sus brazos me jalaron para apresarme contra la muralla. sus dedos jugaron con la orilla de mis bragas haciéndome perder la paciencia— tiemblas cuando sientes mi piel � Suéltame— pedí en un nuevo intento. � No te estoy pidiendo eso pero lo que si ruego es que no la emprendas conmigo. si seguía así temblar iba a ser lo menos que sentiría 132 . estábamos en el medio de un edificio en un lugar lúgubre y solitario. pero la presiones e hacia cada vez más excitante. ¿sientes mis manos?— una de ellas se soltó de su agarre para subir por mi muslo. ¡eres un desgraciado! � ¡ella no es nada mío!— sus potentes dedos apretaron mi piel— no puede ser nada mío si tu estas aquí. la única amore. única per sempre— sus manos apretaban cada vez más la piel. eres tú la única que quiero a mi lado. sentí los estragos que causaba su cuerpo recargado en el mío. � Suéltame— le pedí mientras forcejeaba contra sus manos— suéltame Edward � No lo haré— acerco su cuerpo completamente al mío pegándome a la pared. sus labios buscaron rápidamente mi boca y se apoderaron de ella � No quiero que me beses— dije intentando correr mi cara � Tu cuerpo no dice lo mismo amore. � ¡tú tienes la culpa!— intente liberarme de sus manos— ella es tu prometida y aun así sales conmigo.

sentía celos. Mis manos no se quedaron quietas y se comenzaron a deshacer de la ropa que sobraba.� No lo hare— susurro— antes bésame. era un sentimiento difícil de explicar. quería que nos fundiéramos en uno solo. abrí su camisa y deslice mis dedos 133 . Mire sus ojos y me sentí tan atraída hacia ellos que no pude evitar el abalanzarme contra él. el brillo oscuro de sus ojos me indicaba que él quería lo mismo que yo. a mi corazón y a todo mi ser. al igual que su cadera de posiciono sobre mi centro. Edward tenia grabado mi nombre en su piel. quería estar en todas partes quería tenerlo pegado a mi cuerpo. sentía muchísimas cosas que jamás pensé volver a sentir. los dedos de Edward jugueteaban con mi clítoris mientras lamia mi cuello. así será— Sus manos levantaron mi vestido. acaricio y deslizo sus uñas por la piel de mis piernas. La manos de Edward también exploraron mi cuerpo sus dedos jugaron con mis pezones. ambos éramos presos del deseo— entonces así será amore. Mis manos comenzaron a acariciar su piel. sentía su palpitante erección sobre mi bajo vientre. con esa que nos ha consumido desde siempre. � Estas celosa— dijo mientras lamia mi cuello— Cara estas celosa y no sabes lo bien que siente � Ya cállate— gemí mientras sacaba su chaqueta � ¿quieres hacer el amor aquí?— pregunto levantando su cabeza. mi espalda se arqueo por completo cuando sus dedos abrieron los pliegues de mi centro para adentrase hacia mi húmeda cavidad. Ángela Weber solo era una mas jamás podría borrar lo que con pasión se escribió por primera vez en nuestros cuerpos. llegó a las bragas y con un movimiento rápido las deslizo de mi cuerpo. ¡Dios! Se sentía tan bien. bese sus labios con ansias y con el deseo irrefrenable que sentía. bésame con pasión amore. Muy pronto cuando ya las caricias habían pasado a otro nivel gemidos salieron de nuestras bocas acrecentando el placer del momento.

el calor de su cuerpo comenzó a subir a mi cabeza. Estaba inmersa en un mar de placer. Sus manos subieron hacia mi vestido sacando mis pechos al aire. nuestros jadeos llenaban el ambiente haciéndome excitar cada vez más. gire mi cabeza para mirar sus oscurecidos ojos y el devoró mi boca lamiendo todo lo que había a su paso. Edward miro fijamente mis pezones antes de llevarse uno de ellos a la boca y hacerme perder la razón. Mis uñas se hundieron en la carne haciéndolo gemir � Bella— gimió fuertemente. � No aguanto Bella. el frio de la noche se caló en mi piel haciendo aparecer a las cúspides de mis senos. � Edward— gemí contra la pared mientras su carne se adentraba en mi cuerpo dio santo!— murmuro mientras comenzaba a embestir mi centro. el roce caliente de su piel me hizo excitarme más de lo que m cuerpo lo permitía. Jadeamos al unisonó mientras su erección se acercaba a mi trasero. el roce era enloquecedor— me vuelves loco cara mía. mi trasero se pego a su cadera aumentando la profundidad de la penetración. mi frente se perlo de pequeñas gotas de sudor. tomo mi cintura abrazándome.por su marcado mecho. El movimiento fue acrecentado cuando las manos de Edward se posaron sobre mi cuerpo haciendo aun mas brusco el movimiento. Las manos de él dejaron de mover mis caderas. mis caderas comenzaron a rozar su entrepierna haciendo crecer su excitación. Se sentía magnifico… 134 . necesito tenerte— susurro sensualmente contra mi oreja. me tienes completamente loco. me tomaron por la cintura para hacerme girar y quedar de frente hacia la pared.

135 .� ¡Ah!— múltiples sonidos llenaban mis oídos. mis pechos golpeaban el metal duro de la pared. ambos estábamos inmersos en un placer abrumante. sus embestidas eran poderosas y rápidas. el sin ninguna contemplación entro en mi cuerpo de un solo tirón haciendo que mi espalda se arqueara. cerré mis ojos e intente normalizar mi cuerpo pero no podía. ¡Dios mío!— gemí fuerte cuando el aumento de golpe el ritmo. mi centro se rozaba con la piel de su estomago creando un roce exquisito. el me hacía sentir completa. sus labios me buscaron ansiosos por probar mi boca. Edward salió de mi cuerpo atrayéndome hacia él. el placer de tenerlo entre mis brazos era más de lo que podía soportar. sentía el orgasmo con la punta de mis dedos. Una burbuja de placer se formo en la parte baja. mis pezones se rozaban contra la muralla mandando descargas a toda mi piel. era imposible teniéndolo aun cerca de mí. mis pechos quedaron a su merced cosa que él no desaprovechó � Sabes tan bien Bella. cambiamos de posición. Edward cada vez estaba más pegado a mi haciéndome enloquecer por la fragancia de su piel y el sonido de sus jadeos. grite su nombre presa de la sensación mas arrolladora de mi vida. nos besamos mientras el placer nos recorría a ambos. estaba cerca. Edward estaba haciéndome el amor en una escalera de emergencias. Edward se arqueo mientras penetraba con vehemencia mi ser. el latido frenético de nuestros corazones daba cuenta del enorme esfuerzo que habíamos hecho pero valía la pena. moriría feliz teniéndote entre mis brazos � De lo único que vamos a morir es de tanto placer. Las respiraciones eran erráticas. un magistral orgasmo se desato en nuestros cuerpos. sus manos me tomaron en brazos y apoyaron mi espalda en la pared. llena de pasión y deseo. Mi cuerpo comencé a convulsionar. me hacía sentir como su mujer. Las embestidas bajaron su ritmo. Sentía mi cuerpo explotar en cualquier momento.

Edward se levanto con pereza y arreglo su ropa. No respondí nada solo le di una cómplice sonrisa— y con respecto a tu pregunta. 136 . Edward me separo de la muralla y nos condujo hacia las escaleras. su boca beso la mia con ternura. arreglé como pude las ropas que traía y me deje caer a su lado. comprendía perfectamente sus palabras. Tome mi bolso y camine escalas arribas pero antes de que subiera el segundo escalón Edward me jalo del brazo arrastrándome nuevamente a la muralla � ¡Edward!— lo reprendí— ¿pretendes que lo hagamos de nuevo? tu sei mia ¿lo sai?— su halito recorrió la extensión de mi cara. si lo pretendo pero no aquí cara mia. lo volveremos a hacer en la comodidad de nuestra habitación � ¿dejaras a tu amiga sola?—pregunte de repente mientras besaba con suavidad mi boca. su miembro salió de mi cuerpo dejándome sentir el vacio en mi centro. más de lo que yo podía toleras. cara— soltó un suspiro— eres maravillosa. el me estaba reclamando como suya.� Bella Cielo mío— dijo con su respiración alborotada. el miedo nuevamente lleno mi cuerpo esas palabras implicaban mucho. ambos nos sentamos en las escaleras a contemplar la nada. � Dios— susurré con mis ojos perdidos � Lo mismo digo. ¿lo sai? � Igualmente— sonreí— debemos irnos alguien puede venir— el miedo que se genero por esa idea recorrió mi lánguido y liberado cuerpo. nuestros cuerpos aun seguían unidos.

Una involuntaria sonrisa apareció en mis labios. solo tú. mi cuerpo. ¿RWS? 137 . entregándonos el uno al otro porque eso era algo que no podía evitar. me condujo hacia el ascensor mas cercano en donde lleno de besos mi piel.� La única persona que me importa esta parada en frente mío y estremeciéndose al igual que yo por unos delicados besos. no me interesa nadie del salón Bella. entrelazo nuestros dedos y los beso con adoración. mi alma y aunque me pesara cada vez le entregaba mas mi corazón. no cavia duda que esta noche seria memorable. ¿Cómo podía evitarlo con semejante revelación?. haríamos el amor como siempre hemos querido. cada vez que estaba con él le entregaba lo que a nadie más le había dado.

estoy muerta de sueño asique ahora ire a dormir J. Bueno mi amores. Lejanía Scort Capitulo 7: Lejanía (Lontananza) Hola nenas.7. recuerden que adoro sus comentarios :D Con Amor… Tiwii Cullen 138 . perdón por no poder publicar ayer. todo cambiara nenas. Ada decía que se auguraban muchas cosas para la “segunda parte” de esta historia. todo cambiara. mi trabajo me paso la cuenta el fin de semana y cai rendida ante el sueño. las amooo. después del capitulo 9 las cosas cambiaran jojojojoj…. Aquí les dejo el 7 de Scort. tomen este cap como una especie de “trancision”. el siguiente se llama Jacksonville y es donde debelaremos el mejor secreto de Bella que le dara un giro dramático a la historia.

Era bastante tarde. � Te perdono— dije con fingido enojo. privarme de sus besos. las doce del día con veinte minutos. dio… Bella Swan era una adicción de la cual no me quería recuperar— ¿tienes muchas cosas esta semana. � Sí.Edward POV: El teléfono sonaba impaciente en la habitación. � Perezoso— una risa acompaño a aquella palabra. de sus caricias. mire hacia mi cuerpo y me percate que estaba completamente desnudo. camine hacia el estudio y levante el maldito aparato. primero fue en la escalera de emergencia y luego en mi habitación del hotel. era Bella � Aun no se me olvida que te fuiste sin despedirte esta mañana Isabella Swan— � Lo lamento Edward pero tenía una prueba importante y no lo había recordado. de su calor ¡seria una tortura!— te voy a extrañar cara mía pero solo permitiré estas restricciones porque estas en busca de tu sueño y no seré yo el que te coarte— ya había entendido de sobre que no podía obligarla a nada de lo que ella no quisiera. cara?— pregunte refregando uno de mis ojos. anoche habíamos pasado la sesión más espectacular de sexo que podría haber imaginado. 139 . esta semana será horriblemente estresante. creo que difícilmente nos veremos en estos días ¡demoni!— gemí ante el horror que eso significaría. con los días me percate que había sonado mas a un insulto que a una ayuda. abrí mis ojos con pereza para mirar el reloj de la mesa de noche. me había dado cuenta de aquello cuando ofrecí mantenerla. me levante lentamente aun siendo taloneado por el sonido del teléfono.

Bella era una caja de sorpresas y sabia que con ella me encantaría cada vez mas. Al recordar el nombre de mis hoteles pensé de inmediato en Bella ¿le diría algún día el origen del nombre de los hoteles? O tal vez ella se daría cuenta sin hacerle mención. no te preocupes— aligero el ambiente— me tengo que ir llego el profesor � Besos cuore mío— � Besos para ti también. solo de pensarlo sentía felicidad. no la veía hacia horas y la extrañaba a mares. con solo tenerla entre mis brazos podía sentir mi vida completa ¿A qué se debía ese nivel de conexión? Con gran pesar arrastre mis pies hacia el cuarto de baño. adiós � Adiós— mordí mi labio inferior al cortar. un suave golpe me hizo reaccionar. el “Dea Greca” que se estaba construyendo.� Nos veremos pronto. estaba en América por una sola razón. ¿Qué había hecho Bella en mi? Había una palabra que intentaba no traer a mi vocabulario aun. día a día mi admiración y adoración por ella crecería. hasta respirar era algo nuevo y emocionante para mí. sabía que si el amor entre nosotros volvía a resurgir me volvería loco por ella y jamás saldría de mi vida. Bella otra vez estaba en medio de mis pensamientos. mi Dea Greca otra vez estaba en mi vida. Al cabo de unas cuantas horas estaba desayunando en mi habitación. pensar. cada vez que la veía sonreír. disfrutar. Avanti— concedí el permiso al individuo que estaba por fuera 140 . el problema es que en este momento me sentía así. en estos días había descuidado por completo mis asuntos laborales.

dime ¿Qué tenemos para hoy? � El día de hoy señor. Todo lo que había sucedido ayer me daba mucho para pensar. demonios… Bene entonces prepáralo todo asistiré a la construcción y luego almorzare con Missy para saber de nuestros avances. lo que tenía que hacer era aclarar las cosas con ella. 141 . Saque mi celular y marque su número. Mientras terminaba de tomar mi desayuno. no podía evitar sentir rabia con Ángela por comportarse así con Bella. creo que tenía que arreglar este asunto y cuanto antes. � Si señor— Andrew se retiro del la habitación dejándome solo inmerso en mis pensamientos. lamentablemente es Ángela la que saldría perdiendo no hay nadie que pueda con el espíritu de mi donna. al tercer tono me contesto. agenda mis compromisos perfavore. mi cabeza pensó la solución. � Pasa Andrew. no porque ella haya sido mi novia tiene que enfrentar a Bella.Permesso signore Cullen — anuncio Andrew Hennings. tiene que ir a supervisar los avances de la construcción y lo que queda es revisar algunos contratos cosas que requieren de su directa supervisión— perfecto respondí con mi mente en otra parte ¿Qué estaría haciendo Bella en este momento? Aleje mi pensamiento ya que no podía estar todo el tiempo pensando en ella. no quería problema y por ningún motivo permitiría que Bella se alejara de mí. mi asistente. tendremos pocas salidas.

al parecer ella aun no entendía “nuestra relación” � Ángela devo parlare con te. La chica se acerco a mí con la clara intención de besarme en los labios sus deseos fueron interrumpidos por mi propia mano que se interpuso en su camino. Bella al parecer se había incrustado nuevamente en mi corazón. decía antes ya que si ella no aprendía a respetar a Bella sin duda mi cariño le seria negado. el adjetivo que utilizo en vez de agradarme me sacaba de mis casillas. No paso mucho tiempo antes de que la mujer que antes era una gran amiga entrara por la puerta. no podía permitir que alguien la pasara a llevar. ti aspetti sperando— ambos teléfonos fueron colgados al mismo tiempo. No— le dije antes de que ella intentara nuevamente— creo que debemos hablar Ángela � ¿ya no hablas nuestra lengua Edward? ¿tanto has cambiado en este país? 142 . staró nella tua stanza in alcuni momenti— bene. cada vez se hacía más fuerte la convicción de que aun la seguía amando. ora— necesitaba dejar claro en este instante todo con respecto a ella charo caro mio.Buongiorno caro mio — saludo la alegre voz de Ángela.

quería hacer lo menos estresante posible esa situación.� Ángela. � ¡Ya basta!— subí mi tono de voz y ella dio un respingo. non sarai ma felice con lei— sus ojos estaban hinchados y sentía la potencia de su veneno. � No me amenaces— suprimí la maldición que estaba por salir— ahora vete de aquí. Ángela Weeber giuro che ti pentirai di qesto. poco me importaba. no quiero que vuelvas a hablar mal de ella. creo que seré claro y directo contigo. respeta a la mujer que está a mi lado. claramente ella no lo vio así porque su ceño se frunció de inmediato y comenzó a blasfemar en italiano � ¡no puedo creer que hagas esto! ¡non posso! Esa maldita ragazza te ha cambiado hasta el punto de ponerte en mi contra ¡maledetta donna!— sus puño estaban apretados. no tienes porque agredirla. ella era codiciosa. no me gusto la forma en la que trataste a Bella. jamás le había gritado a ninguna mujer— ¡ya te lo dije! No lo volveré a repetir. Ángela para lo único que me quería era por la enorme fortuna de mi familia. ¡te prohíbo que la maltrates! � ¡ella es una puta Edward! ¡es una maledetta prostitutta! Tu madre se sentiría muy decepcionado con esta situación. � Mírame Edward Cullen. ni siquiera oses insultarla en mi presencia— mi tono de voz era relajado. una mujer que no descansaba hasta tener todo lo que quería. creo que ya todo está dicho pero te aseguro que seré feliz con quien se me dé la gana con o sin tu consentimiento. � No metas a mi familia en esto— gruñí conteniendo las ganas de expulsarla del pent house. yo. 143 . si quieres conservar mi amistad.

por mi boca paso una delicada sonrisa. ahora solo esperaba que nos dejara en paz. Buongiorno mama ¿come vai? — salude con alegría a una de las personas más importantes en mi vida. 144 . Bene figlio ¡sento la mancaza di te!— su voz sonaba triste. mi mente voló sin poder evitarlo hacia la mujer que ocupaba la mayoría de mis pensamientos. creo que mis sentimientos por Bella eran aun más fuertes de lo que pensaba pero todavía era muy pronto para hablar primero tenía que tantear mi terreno y ver qué es lo que ella siente por mí. Mi teléfono móvil comenzó a sonar en mi pantalón. ¡me estaba volviendo completamente loco y dependiente! Y no podía negar que se sentía muy bien la sensación. Me pare en los enormes ventanales de mi habitación. aun no podía quitarme de la cabeza que el corazón de Bella tenía muchas cosas guardadas y tarde o temprano descubriría cada una de ellas. aun era temprano ¿habrá entrado a clases? ¿Estará ocupada en estos momentos?. io anche— sonreí. Io anche mama. la luz del sol brillaba con enorme intensidad y se colaba por cada rincón del lugar. respire profundamente.Maledetto traditore— gruño por última vez y salió de la habitación. cuando vi el visor una sonrisa se deslizo nuevamente por mis labios. ya había dejado las cosas en claro con ella. me extrañaba al igual que yo a ella.

dejare listas unas cosas aquí e iré lo más pronto posible 145 . quería estar seguro de que Bella no escaparía de mi a la primera oportunidad— ¿es muy grave? � Creo que si caro mio sabes que no te pediría ayuda si así no fuera. el no ha querido llamarte figlio porque sabe que estas ocupado con tus negocios pero lo veo tan estresado que no puedo dejarlo sin ayuda. estaba retrasando lo que más podía ese viaje. necesitamos que vengas a Cerdeña lo antes posible. ha problemi?— mi boca formo una mueca. sabía que tenía que ir pronto a mi ciudad natal.Figlio te llamaba para contarte lo que sucede qui— ¿che passa mama?— � Creo que lo más recomendable es que vengas a Cerdeña caro. Bene mama. andrò presto. tu padre está algo atareado con sus negocios y necesita de tu ayuda.

La mayor parte de la mañana firme papeles y revise balances de los hoteles del país. teníamos uno en cada ciudad importante de esta región. por la noche cuando ya no insistí mas en llamar le dejé un mensaje en su contestadora. seria pasado mañana. sin duda no quería ir a Cerdeña y menos en estos momentos pero también tenía que velar por mi familia. Tus hermanas también están locas por verte. ti amo e ci vediamo presto. marque mi celular en reiteradas ocasiones pero el numero de Bella me pasaba inmediatamente a buzón de voz. El día paso rápidamente. sabía que podía contar con tu ayuda. El día siguiente estuvo aun más ajetreado. � Y yo a ellas mama. tenía que respetar un poco su privacidad. debido al viaje que realizaría al otro día todo tenía que quedar listo y dispuesto. aunque poco le serviría ya que movería cielo. yo manejaba todo desde Cerdeña. mi casa y las oficinas principales de los Dea Greca estaban allí lamentablemente 146 . Bene figlio. arrivederci Arrivederci mama— Colgué el teléfono sintiendo un poco de culpabilidad. tampoco quería parecer un acosador. al parecer todo marchaba perfectamente así que podría ausentarme los días que hicieran falta. te llamare mañana para confirmar la hora de mi vuelo.Grazie figlio. esperaba que al volver Bella aun estuviera en este país y no se fuera a esconder en el último rincón del mundo. mar y tierra por encontrarla. arregle todos los asuntos más importantes y fije la fecha para mi vuelo.

una preocupación menos yo iría a Italia y ella se había ido quizás para donde ahora más tranquilo podía partir sabiendo que Bella estaría segura y sin ser molestada. el día había pasado y me encontraba haciendo las 147 . besos donna del mio cuore— colgué y suspire cerrando mis ojos. Mientras estaba almorzando Andrew me conto que Ángela había dejado el hotel el día de ayer. sonreí sin poder evitarlo. quería estar de regreso lo antes posible para estar con ella.yo solo había venido a este país por negocios pero me sentía más unido que nunca a esta ciudad. aquí se encontraba la donna que moraba en mis pensamientos y de la que no me podría librar nunca. Cuando llego la hora de almorzar marque nuevamente el celular de Bella Su llamada será transferida a un buzón de mensajes… ¡hola! En este momento no puedo contestar— la voz de Bella hizo que mi corazón diera un brinco de alegría— deja tu mensaje y tu numero y luego te llamare— salió la señal— Bella soy Edward. la extrañaba y no podía negarlo. me dijo que había pedido una limusina hacia el aeropuerto y que no había dejado mensajes para mi. Bella no se había comunicado en todo el día conmigo y por más que la llamaba su teléfono no me contestaba. ya era tarde. necesito verte desde ayer que me trato de comunicar contigo y no he podido. intentaría apurar lo que más pudiera mi viaje. ¡maledizione! — gruñí molesto mientras tiraba el teléfono contra el sofá. llámame por favor. el solo pensarla a millones de kilómetros de distancia me ponía de mal humor. Con el pasar de las horas mi ánimo decaía y mi molestia crecía. de igual forma dejaría a alguien velando por su seguridad.

el día se estaba yendo entre mis manos y no tenia forma de saber donde estaba. guarde con rudeza mis cosas en la maleta y la cerré de mala gana.maletas para partir a mi país. ¡maldición! ¿Dónde estaba? Necesitaba verla a como diera lugar. no me lo perdonaría jamás. tome mis documentos y Salí en busca de Bella. nada se escuchaba ni tampoco se veía la orilla iluminada. No sé cuantas veces pasé mis manos por mi cabeza casi arrancando la 148 . solo me quedaba una solución. Mis pasos se hicieron energéticos sobre el suelo de la suit. cuando por fin estuve en frente de ella toque en reiteradas ocasiones pero nadie contesto a mis llamados. � Bella. necesito un auto— le dije mientras caminaba hacia los estacionamientos. llamare enseguida a su chofer— la mujer se movió rápidamente y en menos de diez minutos ya estaba de camino hacia el departamento de Bella. mis manos sudaban y mis dedos jugaban nerviosos con mis cabellos. Bella ¿estás ahí?— pregunte cerca de la madera. � Señor Cullen ¿Cómo esta? Bene Missy. � bien señor. empaque lo poco que me faltaba y dejé todo preparado para el siguiente día. Baje rápidamente al vestíbulo en donde me encontré con Missy. estaba ansioso. tenía que estrecharla entre mis brazos y sentir sus besos para poder resistir días sin su calor. Cuando el reloj marco las nueve con treinta me sentí perdido. subí los escalones de dos en dos para llegar más pronto a su puerta. no podía irme sin verla aunque sea una vez. iría a su departamento y acamparía la noche completa si era necesario con tal de verla. Le pedí al chofer que viniera cuando lo llamara y el asintió sin problemas.

completamente. sin un ápice de esperanza me senté al lado de esa puerta. traía un bolso cruzado y una cara que denotaba todo el trabajo que había tenido el día de hoy. Mi pobre ragazza venia con sus manos llenas de papeles. orgullo y compasión. � Lamento no haberte podido llamar— susurro mientras la conducía hasta su puerta tomada de la cintura. el reloj marcaba los minutos cada vez más rápido.piel que había allí. tubos contenedores y algunas maquetas en sus manos. la figura de Bella apareció frente a mis ojos pero tenía un aspecto que produjo dos sentimientos. � Edward. ¿Qué… que haces aquí?— preguntó con una pequeña sonrisa que lleno mi corazón. Cuando mi reloj de pulsera marcaba casi las once en punto el ascensor se abríó y mis ojos viajaron rápidamente hacia sus puertas. 149 . abríó sus cansados ojos y estos brillaron al mirar los míos. te he añorado todo el día— ella sonrió aun mas dulcemente y sentí mi alma retozar en mi pecho ¡me volvía loco! Una sola sonrisa suya llenaba por completo mi corazón— ven aquí. Cara mia— susurré quitándole un poco de cosas de sus manos. avance rápidamente hacia ella sin que notara mi presencia hasta estar frente a frente. creo que necesitas que cuide de ti. la esperaba había valido la pena. le quite las llaves de sus manos y abrí el departamento. � He venido verte y parece que llegue en el momento preciso cara. dejé caer mi cuerpo y espere alguna señal. estaba algo nervioso por no saber de ella ¿y si le hubiera pasado algo? ¡jamás me lo perdonaría! Esperé y esperé.

Bella jamás se rendía. debes comer— ella rezongó un poco y se removió en donde estaba. mi corazón estaba aliviado pero a la vez sentía pena por verla así de cansada. Puse la mesa y prepare la comida para ella. Al cabo de unos quince minutos mi chofer toco la puerta con nuestra entrega. cuando ya todo estaba preparado la desperté suavemente. el nuevamente asintió y se retiro rápidamente. sin duda su cuerpo coludía conmigo cuando se trataba de ella. llame al restaurant del hotel y pedí una cena completa para dos a domicilio. le di pequeños besos en sus mejillas y en la piel de sus hombros. � Está bien— susurró mientras refregaba sus ojos— iré a lavarme la cara y las manos. debía esperar a mi llamado para venir por mí. le di las mismas instrucciones que antes. sin duda ella peleaba día a día por sus sueños y eso siempre seria el valor más grande que alguien pudiera reconocer. � Podría adivinar que no has comido nada en todo el día— le dije mientras tomaba su teléfono. veía lo exhausta que estaba y poco me importaba dedicar mi última noche a consentirla.Entramos y la despojé de toda la carga que traía ella no hizo más que desplomarse en el sillón y suspirar. ella se lo merecía. los escalofríos que la recorrieron me ayudaron a poder despertarla. despierta. Cuando volví al estar Bella se había hecho un ovillo en el sillón y dormía plácidamente. 150 . � Bella amore mio. hable con el encargado dándole la dirección y pidiéndole que fuera mi chofer quien la trajera. baje un poco la intensidad de las luces y la contemple por unos momentos mientras llegaba la comida. colgué y fui directamente a la cocina a prepararlo todo.

su expresión me indico que a ella no le hacía gracia lo que yo decía. era tan satisfactorio tenerla entre mis brazos. este sería un memorable momento antes de partir. había puesto la mesa en la orilla del ventanal. de verdad gracias Edward— busco mis ojos y se acerco para besarme lentamente. porque siempre tengo la impresión de que saldrás corriendo lejos de mi Bella— 151 . aunque tengo malas noticias. la reacción inmediata de Bella fue separarse abruptamente de mi. besarla. � No más hermoso que tu vitta mia. debo partir pero es por algunos días cara mia— tome su rostro entre mis manos— espero que cuando vuelva sigas qui. mordí su labio inferior para lamerlo delicadamente.Bene aquí te espero— mientras ella volvía apagué las luces y encendí las velas. llena de trabajos y de exposiciones además preparando lo que será mi examen final ¡ha sido un caos! Pero gracias a ti todo ha valido la pena. aunque me gusto el saber que mi partida no le era indiferente. � Gracias por todo. no sabes lo duro que fue hoy. � Es un privilegio cara mia. he venido aquí porque quería verte pero también porque he venido a despedirme— susurré mientras le daba pequeños y sensuales besos. � qué hermoso— susurro al momento de ver en donde cenaríamos. abrazarla y poder estar así. Estuve todo el día en la universidad. besé sus labios y pasé a sentarme a su lado. ven siéntate qui— saque la silla y espere a que ella se sentara. no quería comer en frente de ella lo único que deseaba era estar lo más cerca posible de su corazón. quería llevarme cada latido conmigo para soportar todos los días que no la vería. las luces de la ciudad nos daban un paisaje estupendo. había puesto la mesa para dos y esperaba que fuera una romántica cena. � ¿te vas?— preguntó de repente en un hilo de voz � Si. estaba seguro que las cosas cuando volviera mejorarían y todo sería muy diferente.

ella se quedo en silencio y desvió su mirada, ahí estaba la prueba,
lamentablemente lo que pensaba tenía algo de cierto, siempre temeré
que ella salga corriendo de mi lado.
� Aquí estaré— susurro mirándome nuevamente— cuando vuelvas
estaré esperándote
� Qué bueno amore, iré tranquilo entonces, ahora cenemos porque
más tarde te daré un baño
� ¿te daré un baño?— preguntó con una sonrisa
� Si, hoy serás consentida cielo mio, quiero que descanses y te
relajes.
Bella asintió y comenzó a cenar, mientras comíamos me conto todo
lo que había hecho en el día y yo le relate el infierno que serian los
días que estuviera fuera. Le conté sobre lo que sucedía en mi país y
por las razones que viajaría, ella entendió perfectamente mis motivos
y los apoyo completamente. Terminamos de comer y nos sentamos a
conversar, acaricie con ternura su cuerpo, de seguro cada partícula de
el dolía por los esfuerzos que había hecho en el día, antes de que la
invitara a darse un baño se estaba quedando dormida por lo que casi
al lleve en mis brazos.
� no me dejaras bañarme sola ¿verdad?— preguntó mientras se
quitaba lentamente la ropa y yo la observaba atentamente, a pesar
de no haber pensado en la posibilidad mi mente rápidamente pensó
en la respuesta
� depende si tu quieres, podría jabonarte mucho mejor la espalda
si estoy contigo
� entonces ven aquí— me dijo mientras metía sus piernas a la bañera
y abría la llave del agua caliente, saque mis ropas y las dejé al lado
de las de ella, apague mi celular ya que no quería ningún tipo de
interrupciones, esta noche seria solo para Bella.
152

� Que tentadora oferta— mencione mientras me sentaba atrás de
ella, pasé mis manos por su cintura y pegue su espalda a mi pecho.
Con sumo cuidado tome la esponja y el jabón liquido, unte un
poco y comencé a frotarla contra su cuerpo, Bella cerro sus ojos y
se recargo en mi hombro. Lentamente todos sus músculos se fueron
relajando el agua caliente estaba haciendo maravillas en su cuerpo.
Pasé la esponja por sus hombros y baje hacia el nacimiento de sus
pechos, frote delicadamente sobre los dos montes que salían de su
piel, mi cuerpo rápidamente se entro en combustión pero tenía que
controlar mis impulsos ella estaba agotada y no sería capaz de forzarla
a estar conmigo, creo que lo mejor sería guardar todas mis ganas para
el regreso, al saber que ella me estaría esperando mi ansias por volver
se hacían cada vez mayor y eso que todavía ni siquiera partía.
Masajee suavemente su piel, estuvimos ahí besándonos y acariciándonos por mucho tiempo, el agua paso de caliente a tibia y supe que
era momento de irnos a la cama, tome a Bella en mis brazos, ella iba
envuelta en una toalla de color blanco. La lleve a la habitaciones y
la recosté sobre la cama.
� ¿puedo dormir aquí esta noche?— pregunte en un susurro, ella
me dio una dulce sonrisa
� Claro que puedes, ven conmigo— extendió su mano y yo la tome
feliz, nos recostamos en la cama, desnudos pero solo disfrutando del
contacto de nuestra piel, la besé y pasé mis manos por su cintura, hoy
iba a dormir con ella y me llevaría el calor de su cuerpo grabado en
el mio
� Buenas noches amore mio
� Buenas noches— susurro en respuesta, cerré mis ojos y aspire
lentamente el aroma de su cabello, la delicia del aroma se coló por mis
sentidos para ser grabado en mi memoria, tenía que llevarme todos
los recuerdos posibles, serian ellos los que me ayudarían a soportar la
153

lejanía.
Pasé una noche con mi donna en mis brazos, Bella al momento
de acomodarse se quedo completamente dormida, no fue hasta la
madrugada que despertó. Lentamente y seguido por su mirada me
vestí y arregle para volver al hotel mi vuelo salía en unas cuantas
horas y debía partir a prisa.
� ¿Cuándo volverás?— preguntó con sus ojos tristes y una mueca
en sus labios, me acerque a la cama y besé su coronilla para luego
bajar a sus carnosos labios
� Pronto amore, lo más pronto que pueda, prometo llamarte todas
las veces que me sea posible
� Estaré esperando, cuídate mucho— se levanto y me abrazo, pasé
mis manos por su desnuda espalda siendo preso del deseo, mi miembro
comenzó a reaccionar por su contacto pero debía mitigar mis deseos,
sabía que la recompensa cuando volviera seria aun mayor.
� Lo hare amore mio cuídate tu también, si necesitas algo llámame
� Está bien— respondió pero sabía que no lo haría, ella era demasiado independiente como para pedirme algo— me voy, adiós cara mia
— busque sus labios y la besé con pasión, devore su boca con lentitud
y disfrutando de la humedad del beso.
� Te extrañare demasiado— susurro mientras se separaba de mi
para respirar, cuando tomo suficiente aire prosiguió con lo que dejamos pendiente, nos besamos por largo rato solo disfrutando del
otro
� Y yo a ti, volveré pronto amore espera por mi— susurré separándome con dolor
� Así lo hare, vuelve pronto
� Adiós cara mia
154

Adiós— dijo mientras salía de su habitación.
Con gran pesar cerré la puerta del departamento al salir, esperaba
que todo saliera bien y que pudiera volver lo más pronto posible, había
estado hacia segundos con ella y ya la extrañaba, cuando volviera tendría que poner mis sentimientos en claro porque sentir así la partida
no era otra cosa más que amor por ella, aunque era pronto para
decirlo, me había enamorado nuevamente de Bella.
Bella POV:
Tres días después…
� ¿iras a la conferencia hoy?— preguntó Irina mientras hablábamos
por teléfono.
� No, creo que no iré, realmente no tengo ganas
� Vamos Bella llevas toda la semana así ¿Qué sucede?— preguntó
preocupada
� Nada solo tengo añoranza, ando con nostalgia.
� Y ¿Por qué no te vas a ver a tus padres?- repuso creyendo que
era por ellos mi tristeza, en parte si pero Edward formaba también
parte de aquel sentimiento— Esta semana ya no tenemos nada y la
próxima tampoco, vete a Jacksonville a ver cómo va todo, créeme que
te hará bien.
� Si lo sé, ya lo había pensado solo estaba esperando que ternáramos
con todos los exámenes ayer para poder irme.
� Qué bueno, entonces cuando regreses me llamas ¿sí?
� Claro, cuídate mucho
� Tu igual, nos vemos
155

� Nos vemos, adiós— colgué.
Habían pasado ya tres días de que Edward se marchó a Italia y creo
que todo ha sido un completo infierno, he recibido llamas y atenciones
todos estos días pero lo extrañaba a él, además estaba loca por marcharme a mi ciudad, lo único bueno de que él estuviera lejos es que
podría ir a Jacksonville sin tener que dar una explicación, lamentablemente no podía hacerlo, el no podía saber nada sobre mi ciudad natal.
Antes de poder seguir en mis ensoñaciones el teléfono de mi casa sonó.
� Hola— salude a quien fuera
� Te extraño demasiado cara mia — una sonrisa se extendió por
mi cara y cerré mis ojos para disfrutar completamente de su voz
� Y yo a ti Edward ¿Qué haces?
� Estoy en el medio de una junta de accionistas, mi padre está
hablando sobre unos temas de la empresa y yo me escabullí para
llamarte, tengo malas noticias
� ¿Qué sucede?
� Creo que mi estancia se alargara un poco, al parecer estaré aquí
más de una semana
� ¿más de una semana? Demonios, estarás bastantes días
� Si, lo sé pero tendré que hacerlo
� No te preocupes que entiendo

Demoni debo irme ya vienen por mí, cuídate mucho Amore
� Tu igual
� Besos Vitta mia,adio
156

� Adiós.
Colgué el teléfono soltando un cumulo de respiración contenida, al
parecer el destino me estaba dando la oportunidad que deseaba, creo
que mi viaje a Jacksonville era un hecho. Aparte mis pensamientos de
Edward por un momento, estaba feliz de poder ir, desde que Edward
llegó a mi vida nuevamente no había podido abandonar la ciudad a
pesar de que llamaba todos los días a mis padres en diferentes horarios
intentaba ir lo que mas pudiera, tenía que hacerlo, era una necesidad.
Fui hasta mi habitación y mientras sostenía el teléfono guarde toda
mi ropa en una maleta, estaría alrededor de una semana en mi ciudad
y necesitaría mucha ropa. Llame a la aerolínea y reserve un pasaje
para el siguiente vuelo que salía en dos horas, estaba feliz por poder
regresar. Lamentablemente antes de volver tenía que hacer algo que
me desagradaba completamente.
� Oficina del señor Crow— saludo la secretaria cuando contesto.
� Soy Lucia Bicallo, necesito hablar con Tyler
� La comunico señorita Bicallo— el timbre comenzó a sonar y en
unos segundos Tyler contesto
� ¡Lucia Querida! Qué alegría escucharte ¿Cómo has estado?
� Bien gracias— respondí fría— llamaba para avisarte que saldré
de la ciudad
� ¿con Cullen?— preguntó con asombro
� No, el está de viaje por lo que aprovechare para ir a Jacksonville—
Tyler guardo silencio, él sabía perfectamente a que iba a mi ciudad
natal, demonios odiaba que supiera mi mas preciado secreto, solo
habían tres personas que lo sabían Jake, Jasón y Tyler.
� qué bueno querida, se que tu corazón está en esa ciudad, ve entonces. Espero que lo pases bien y avísame cuando vuelvas cualquier
cosa te estaré llamando
157

� está bien, nos vemos
� adiós
� adiós.
Listo, ya todo estaba dispuesto para mi viaje, estaba ansiosa y
tenía nervios, lo único que deseaba era regresar. El tiempo paso raudo
cuando menos lo esperaba ya estaba sobrevolando el país para llegar a
mi ciudad, aterrizamos en Florida a eso de las dos de la tarde. Como
siempre lo hacía rente un automóvil y maneje con cuidado por las
calles hacia Jacksonville ¡qué bueno era estar en casa nuevamente!,
cuando entre en la ciudad mis nervios estaban a flor de piel, tenia
ansias de llegar pronto, estaba completamente segura de que pasaría
una inolvidable semana.

158

8. Jacksonville
Scort
Capitulo 8:
Jacksonville

Bueno nenas ha llegado el momento, en este capitulo dilusidaremos
el gran secreto de Bella, creo que ya muchas lo saben pero nunca duden
de mi poder para sorprenderlas porque las cosas no serán como
muchas creen, todo cambiara en los próximos capítulos, estoy feliz
porque hoy pude hablar nuevamente
por Skype con Ada (mi Twins) asi que este capitulo se lo dedico
a ella, Ada mi amor, sabes todo lo que te adoro, gracias por estar
siempre en mi vida, ¡FUI FELIZ ESCUCHANDO TU VOZ!
Aunque digan lo que digan, que hasta parecemos lelas, me importa
un HUEVO, te amo amiga mia y siempre lo hare, tu sabes,
juntas por siempre.
Con Amor…
Tiwii Cullen

Bella POV:
Aceleré el auto al máximo del límite de velocidad permitido, estaba
un poco ansiosa por este viaje, no había nada más importante para
159

mí que venir a esta ciudad. Cuando el auto entro en la calle donde
vivían mis padres sentí una enorme alegría, mi corazón estallaba en
millones de sensaciones que solo se manifestaban cuando pisaba esta
ciudad, estaba contenta, eufórica, gritar seria una reacción calmada
en frente a todo lo que sentía. Aparque el auto en la enorme casa
que estaba en el medio del césped, mis ojos recorrieron todo el lugar,
había estado aquí hace unas cuantas semanas y parecían meses, ¡como
había extrañado este lugar! Aunque todo parecía diferente a pesar de
estar como siempre.
Al momento de bajar del auto esperaba que las puertas de la casa
se abrieran de inmediato pero no sucedió así, camine por la vereda
hacia la puerta principal y con mi propia llave abrí, noté que estaban
los seguros pasados y las alarmas puestas de seguro mis padres no
estaban, una mueca de formo en mi boca ¡tenía tantas ganas de verlos!,
con un poco de decepción entre en la casa y apague la seguridad.
Camine con mis molestas hacia la sala de estar y me deje caer en los
cómodos sillones del living, me sentía tranquila y relajada como hace
mucho tiempo no lo estaba sabia de sobra que aquí era una de las
pocas partes en donde me podía sentir yo misma y ser como siempre
he querido, en los brazos de Edward también he sido así, mi mente me
jugó una mala pasada trayendo esa frase a mis pensamientos, ¿Qué
estaría haciendo en este momento?, llevaba tres días en Italia y a pesar
de llamarnos todos los días sentía su ausencia y extrañaba no tenerlo
cerca pero aun así quería estar aquí, las ganas de ver a Edward y de
estar una semana en Jacksonville tenían el mismo tamaño, se sentían
de la misma manera.
Mire el reloj de la pared y marcaba las tres en punto, sabía que
mis padres no estaban y por alguna razón también tenía claro que
no volverían hasta unas hora más. Mire hacia el techo y suspire,
el silencio me hizo relajarme por completo y desear permanecer así y
aquí toda la vida pero aun tenía que pelear un poco más, ya no faltaba
160

161 . extendí mis brazos y correspondí ansiosa a su abrazo. El ruido de un auto estacionarse me hizo levantar la cabeza. � Siempre trabajando Sra. ni siquiera yo sabía que vendría. no te regañare solo porque tenía muchísimas ganas de verte ¿Cómo has estado?— pregunto evaluando mi rostro. una inevitable mueca salió de mis labios— ¡demonios! parece que no muy bien � Han pasado muchas cosas Vera— la avise antes de contarle todo lo que en estos meses me había atormentado � Dios… entonces vamos adentro. me levante del sillón y observe la figura de una persona increíblemente importante para mí. conocía a Vera desde que nacimos. estaba de espaldas y sacando unas cosas de la cajuela de su auto. La única diferencia entre nosotras es la edad. solo quedaban unos cuantos meses y estaba segura que comenzaría a vivir todo lo que siempre he querido. � Vamos. ella siempre ha sido mi vecina. � ¡qué bueno!. Rápidamente agarre mis llaves y Salí de la casa. Entramos en la enorme y hermosa casa de mi amiga. Watson— mencione. la había extrañado demasiado— ¿Por qué no me avisaste que venias? ¡te habría ido a buscar! � Lo siento.mucho para cumplir mis sueños. Vera tiene treinta años y yo veinticuatro. mire por la ventana hacia donde provenía y sonreí alegremente al ver de quien se trataba. pero fue un viaje de sorpresa. ella se giro rápidamente y al verme no contuvo la enorme sonrisa que siempre me regalaba � ¡Bella!— grito antes de correr a abrazarme. Vera Watson mi mejor amiga. ni Josh ni mi pequeño diablillo están así que estaremos solas toda la tarde. me encamine hacia su encuentro esperando que notara mi presencia.

levante mis ojos y le di la mirada precisa para que entendiera de quien se trataba— ¿el italiano? ¿el… el… él?— comenzó a balbucear— ¡oh por Dios Bella! Pero ¿Cómo fue? ¿te encontró? ¿sabe…? � ¡NO!— grite presa del pánico— no.también otra diferencia es la vida ella está casada y tiene a Max su pequeño hijo de casi nueve años. � Ven aquí cariño— me llevo hacia la terraza y se perdió en la cocina. ella conocía perfectamente mi vida— ha vuelto a aparecer en mi vida � ¿Quién?— pregunto con duda. tener a Edward a traído cosas que pensé olvidadas— acepte con resignación � ¡demonios Bella!— gimió pasando una de sus manos por su cara. ¡dios mío! Eso sí que es grave Bella. del hecho de estar aquí hablando de lo desastroso que sería mi vida si el indagara mas y al mismo tiempo extrañarlo me decía que sí. por suerte he podido disimular todo lo demás pero temo que tarde o temprano se dé cuenta � Pero ¿Por qué no te has ido? ¡demonios Bella! Corres peligro � Lo sé. se sentó a mi lado y saco un cigarrillo— háblame Bella ¿Qué sucede? � Lo he vuelto a ver Vera— dije directamente. aspiro su cigarrillo y entrecerró sus ojos— ¿te has enamorado de él nuevamente?— no tuve ni siquiera que pensar en la pregunta. cuando volvió traía en sus manos una bandeja con dos cafés y un montón de panecillos— creo que con esto será suficiente por el momento— añadió. es maestra en la universidad y psicóloga de profesión. me había enamorado del él otra vez. sabes lo mucho que arriesgas ¿verdad? 162 .

� lo sé… créeme que no ha día que no lo piense. por eso vine. es dueño de los hoteles “Dea Greca” � ¿Qué? Maldita sea Bella. tengo que hablar con mis padres y solucionar todo este embrollo. � ¿Cómo fue que se encontraron nuevamente?— pregunto de repente � Contrato mis servicios como Scort � Eso quiere decir que tiene dinero � Mucho. era muy parecido al mío � realmente me dejas sorprendida Bella. temo por ti pequeña. asentí lentamente— ¡BELLA!— grito con reproche— cariño estás jugando con fuego � ¡ya Vera! Lo sé— me agarre la cabeza y comencé a lloriquear— lo sé. pero ¿Qué más puedo hacer?— Vera miro hacia el enorme jardín que había atrás de su casa. el sabe que Edward volvió a mi vida pero no que ha sucedido todo lo demás— por un momento nos silenciamos y comprendí lo mucho que deje ver con ese comentario � ¿tienes una relación con el italiano?— abrió sus enormes ojos color caramelo para mirarme con asombro. � Tendrás que hacerlo porque el día que el Italiano venga aquí…— ni siquiera pudo terminar esa frase. temo por ti. no sé que podrías hacer. � No lo digas— susurre con miedo— el no podría venir nunca aquí. ¿tienes en cuenta de que el podría…? 163 . ¿has hablado con Jasón?— pregunto refiriéndose a mi abogado � no. ni siquiera sabe donde estoy. un violento escalofrió recorrió mi cuerpo. estamos batallando con un gigante— susurro aspirando su cigarro con fuerza— siento pánico por lo que pueda sucederte.

Ángela es su nombre.� Si— acepte sabiendo a lo que se refería— el dinero compra muchas cosas Vera. los Jueces no son una excepción y creo que para Edward nada es imposible— Vera se paró de su silla y la acerco junto a la mía. todo lo hiciste por amor. tiene a una loca prometida que lo sigue a todos lados � ¿la morena?— pregunto sabiendo de quien se trataba— ¿la de las revistas? � Si. � ¿y cómo es? � Hermosa— fue la primera palabra que se me vino a la mente— pero tan altanera que todo lo demás se pierde entre su personalidad 164 . paso sus brazos por encima de mis hombros y me pego junto a ella. por nada más. lo he pensado pero ¿Qué crees que le diría? � La verdad. � Tu y yo sabemos eso al igual que la gente que me conoce pero ¿crees que él me podría perdonar algo así? � No lo sé. tuve el placer de conocerla mientras estaba con Edward. Edward planea quedarse en mi vida por lo que él ha dicho. Vera sabia mejor que nadie los motivos por los que había ocultado mi secreto pero ¿Edward entendería aquellos motivos? � Creo que no le diré por ahora. � Lamento que todo esto haya llegado tan lejos pero ¿no has pensado en contarle la verdad?— preguntó en señal de tantear el terreno � Si. para eso tendrías que contarle la verdad— ambas nos dimos miradas de compresión. el debe entender tus motivos Bella. puede que en el futuro le cuente lo que sucedió en mi pasado � ¿Cuándo? ¿Cuándo ya estés casándote con él?— me increpo Vera � No— susurre— no creo que él quiera casarse conmigo.

no quiero estar corriendo de su lado � ¿él le da preferencia? � No— le dije con una enorme sonrisa— la preferencia la tengo yo— rápidamente la felicidad se disipo de mis labios— pero no puedo quedarme con eso… no puedo. pero sabes ¡te extraño como un loco!— dijo 165 . como me quede sola en la ciudad he venido a visitarla � ¡ah! Me lo hubieras dicho cara. estaba preocupadísimo ¿dove questi? � En la casa de una amiga. te he estado llamando a la casa. � Claro que no— apago su cigarro— lo que tenemos que hacer ahora es pensar— antes de que pudiera terminar sonó mi celular. � Es el… � Contéstale pero ¿Qué le dirás? � Que estoy en la casa de una amiga. Edward. solo espero que cuando los dos estemos nuevamente en San Francisco ella no interrumpa. apreté el botón y conecte el altavoz— ¿Edward? � ¡Bella!— exclamo haciéndonos sobresaltar a ambas— Cara mía hasta que contestas. tengo mucho trabajo además de unos cuantos asuntos familiares que debo resolver. no tengo porque decirle donde ¿o sí?— el incesante ruido no me dejaba pensar. lo saque de mi bolsillo y mire la pantalla.� Debe ser una víbora la desgraciada � Algo así. he movido a medio de mi personal buscándote amore. � Lo lamento— mordí mi labio inferior ¿Cómo has estado? Bene.

� yo también— conteste rápidamente— ¿Cuándo vuelves? � Creo que una semana mas amore o puede que sean dos. no puedes negarlo— dijo mientras acariciaba mi cabeza. te llamare para pasar por ti a tu casa. Vera se limito a mirar y a acariciar mi espalda. solo he tenido un día libre— mentí � Lo se amore y comprendo que debes estudiar. lo farò— un silencio se extendió— bada molto. � Lo hare cara. mientras más tiempo pase Bella mayor será la destrucción de tu secreto 166 . no lose. nos veremos cuando vuelva � Esta semana casi no pasare en casa porque tengo muchas entregas por lo que deberás llamarme al celular � Está bien. me habría encantado que vinieras conmigo Bella. amata mia— la frase me dejo perpleja “amada mia” � Tu igual. vuelve pronto. nos vemos � Adiós. cerré mis ojos y Vera se llevo sus manos a la boca. � Adiós. Colgué rápidamente y un torrente de lágrimas cayo por mis mejillas. apreté fuertemente el teléfono y solté los sollozos que tenía contenidos. ti strano molto— � Al igual que yo pero sabes lo mucho que debo hacer. yo solo asentí � Tengo miedo Vera.con evidente alegría. tengo miedo de lo que él pueda hacer � Si le cuentas la verdad ahora es mucho menos el daño. ella sabía todo lo que implicaba esta situación � Lo amas Bella.

era momento de tomar una decisión. � Pensare en que podre hacer. sin duda haberle contado todo mi sufrimiento a mi amiga liberaba un poco la culpa que sentía. al momento de ver la fachada de la construcción miles de recuerdo vinieron a mi mente. sabes que podrás solucionarlo todo. te hará bien volver a ver a tu familia. Estas metida en una bomba de tiempo. esto no puede continuar así. � Han llegado Vera. Esa tarde logre desahogarme con todo lo que sentía. por ahora piensa en lo que te he dicho. ha sido tanto lo que pase en esta casa que es increíble al pensar todo el tiempo ha pasado. Mientras degustaba sus panecillos sentí el sonar de unas ruedas. por ahora tienes estos días para decidir. lo hare. toma una decisión Bella. � Lo sé. tengo que estar preparada para todo. mi alma estaba más liviana. me levante rápidamente y con alegría pude ver el auto de mis padres estacionarse en la cochera. Camine lentamente 167 . ella tenía razón. al fin— aplaudí con emoción � Si. Baje las escaleras no sin antes abrazar y besar a mi mejor amiga. también hablare con mis padres y además con Jasón.� ¿Por qué todo tenía que ser así? Tal vez en este momento… � Si. por amor— � Créeme que lo tengo más que claro. ve con ellos. corrí por los pastizales de su jardín para llegar pronto al frente de mi casa. por ellos es que he hecho esto Vera. nos vemos otro día ¿verdad? � Si claro que si. � Eso espero. todo podría ser perfecto pero debemos concentrarnos en el futuro. lo sé. ven cuando quieras. hazlo � Si. � Tienes un buen argumento Bella. cuando vuelvas tendrás que tomar una decisión Bella.

podría quedarme para siempre. Rodee la casa sabiendo la rutina de siempre. en la parte del jardín de atrás había un enorme pastizal verde que cubría todo el suelo. iba corriendo escapando del agarre de mi padre. 168 . Mi corazón se apretó al recordar los difíciles momentos que habíamos pasado. por todos nosotros. René Swan. esos sueños que tienen nombre y apellido. por ellos. pero a pesar de todo podía decir que fui inmensamente feliz y lo seguía siendo. era completamente feliz. � Bella— exclamó la voz de mi madre. camine lentamente escuchando las voces de las personas a quien más amaba en el mundo. sentí escalofríos y múltiples sentimientos recorriendo mi cuerpo. mi padre y madre me habían dado lo mejor de sí y habían hecho de mi vida una muy feliz. siempre que volvía aquí esta era mi mejor parte. que son mis sueños. es Bella!— grito mi madre con evidente alegría. son mi vida y ayudaron a que todo pudiera seguir adelante.disfrutando del mejor de mi vida. un poco más atrás estaba un pequeño lago. Me pare en una esquina de la casa y observé el cuadro. la que alumbraba esos recuerdos y la que me daba esperanzas para el futuro. era la razón por la que estudiaba. era tan maravilloso estar aquí. por la que trabaja y me esforzaba día a día por cumplir nuestros sueños. Los amaba por sobre todas las cosas ellos fueron los únicos que siempre me apoyaron cuando las cosas se pusieron difíciles. jamás me abandonaron y es por eso que nunca los dejare. De pronto tres pares de ojos intentos se fijaron en mi— ¡Hija!— grito papa y en el mismo momento pude ver y escuchar lo más hermoso del mundo. � ¡Mamá!— grito la pequeña tercera voz que había en el momento. � ¿Bella? ¿Dónde?— preguntó papa mirando hacia todos lados. nuestra casa siempre había sido de ensueños. por mi. las risas y juegos siempre habían sido parte de su vida pero ahora eran algo permanente— ¡Charly. en especial los que yo tuve que sortear. Salí de la oscuridad que me cubría y avance hacia la luz.

una vez mas había vuelvo y tenía el privilegio de verla… mi hija. sus ojos de intenso color se abrieron y comenzaron a soltar lagrimas de felicidad. aquí estoy y esta vez he venido por un poco mas � ¿estaremos juntas?— pregunto con su infantil y dulce voz � Si mi bebe. estaremos— mire hacia su espalda y mis padres venían acercándose felices � ¡Bella hijita!— dijo mi madre apurando su carrera para abrazarme � Hola mamá— la salude con Reneesme en mis brazos. Seguí la dirección de su mirada y una vez más mi corazón se acelero por completo. ella escondió su cara en mi cuello para absorber mi aroma. en sus pequeñas manos sujetaba un balón de futbol que no duro mucho en aquella posición. bañada en la pureza y hermosura que poseía se acercaba hacia mí jadeando ella. � Si pequeñita.Corriendo bajo la luz del sol. Reneesme. la luz que alumbraba mis días y daba sentido a toda mi vida. � Mamita. abrace su pequeña figura apretándola contra la mia para sentir su calor y saber que el momento era real. mamita— decía incesantemente mientras acariciaba mi cara llorando— ¡qué bueno que estas aquí!— mire una vez más con detención su cara y grabe cada forma en mi memoria. Su pequeño cuerpo colisiono contra el mío soltando risas y lagrimas de alegría. Reneesme salió de su escondite y grito fuerte 169 . � Qué bueno que estas de vuelta— me dijo mientras besaba mis mejillas— te hemos extrañado � Y yo a ustedes— les dije mientras sentía las lagrimas quemar en mis ojos � Pero parece que hay alguien más que no sabe que llegaste— menciono mi padre dirigiendo su mirada hacia la terraza de la casa y prediciendo lo que venía con una enorme sonrisa.

no saben cuánto los he extrañado— les dije soltando las lagrimas que había intentado contener. El sol brillaba de otra forma. mis pequeños. mis bebés. Anthony— susurre y llore por la emoción que me daba al verlos— mis bebes. � ¡Mamá!— grito extendiendo sus brazos y uniéndose a nuestro reencuentro— ¡estás aquí! ¡Mamá!— grito mientras me daba un abrazo que caló en mi alma. mis hijos… mis mellizos.� ¡Es mamá!— al momento pronunciar sus palabras aquel pequeño e inmóvil cuerpo comenzó a moverse. en mis brazos tenia a las dos personas más importantes del mundo. 170 . más alegre y con más vida. me arrodille en el césped para recibirlo.

� Créelo cariño porque aquí estoy y prometo quedarme un poco más que la vez pasada � ¡si!— gritaron mis ángeles al unisonó. las amo con todo mi corazón… ¡always! Con amor… Tiwii Cullen Cada vez que venía a Jacksonville recordaba la historia de mi vida. hice acopio de todas mis fuerzas para tomar a mis dos pequeños de casi siete años. Cuidando está listo así que actualizo mañana al llegar de mi trabajo. ahora más se agolpaba en mi mente porque el cuarto y silencioso protagonista había aparecido en ella. � No puedo creer que estés aquí mama— me decía Reneesme mientras se apretaba mas a mí. solo faltaban 171 . Mellizos Scort Capitulo 9: Mellizos (Gemelli) Hola nenas ¿Cómo están? Yo ¡cansadísima! Mi semana ha sido horrible :S así que paso rápidamente a dejarles el cap.9.

eran unos niños inmensos. estaba en peligro. 172 . Edward podría descubrir en cualquier momento a los mellizos pero ¿Qué podía hacer si la mentira ya estaba dicha? Camine hacia el interior de la casa seguido por mis padres. habían heredado el porte y la estampa italiana de su padre. el sol está muy fuerte para que todos estemos asoleándonos aquí afuera— comenzó a decir mi madre— preparare una rica limonada. todos nos envidiaban mama. el parecido es alarmante. eran una copia de él en miniatura. � Y díganme ¿Cómo les fue con el proyecto de ciencias?— comencé a preguntar ambos con sus enormes rostros sonrientes comenzaron a contarme sus historias � Bien— dijo Reneesme mientras jugaba con uno de sus bucles de color cobrizo— la profesora nos dio un diez y tres estrellas mamá ¡puedes creerlo! Nos dio tres— dijo haciendo alusión con sus pequeños dedos. hacer cosas que hacen los padres normalmente. Mientras los sujetaba entre mis brazos y el sol bañaba sus sonrientes rostros tuve miedo. cuando llegamos al sofá baje a mis dos pequeños quienes de inmediato se pegaron a mi lado como era común cuando venía a verlos. � Bueno. dios mío ahora que había encontrado a Edward y comparándolo con mis hijos hasta un ciego se daría cuenta de que son padre e hijos. estar con ellos. bueno vamos adentro. Nos sentamos y comenzamos a disfrutar del momento preferido de mi visita. si ya sus cabelleras cobrizas y ojos de color intenso los delataban ahora podía ver que era más parecidos de lo que yo pensaba. lo sabía. � ¡qué bien!— gritaron los mellizos al unisonó. un maldito miedo que descontrolo hasta el mas ínfimo de mis nervios.unos cuantos días para que eso se volviera realidad. los mellizos Swan siempre somos los mejores— Anthony parecía feliz. � Fue genial.

Ness y yo vamos muy adelantados. � ¿italiano?— pregunte casi dando un brinco. deje a mi padre y a mis hijos viendo la televisión.� Lo mejor fue cuando tomamos la clase de lenguas esta semana � ¿ya tienen lenguas? � Si mami— dijo Reneesme— desde hace unas semanas los alumnos del tercer grado tomaremos lenguas y nosotros ya escogimos. sus palabras me confirmaban lo grave que podría ser la situación— ¿Cómo sucedió esto? � No te contare lo que ya sabes. mire por encima de mi hombro y observe esos sonrientes rostros que estaban en frente de la televisión � Ha vuelto mama. Somos los mejores de la clase. � Si mama. Lo mejor de todo es que ya se decir muchísimas cosas en italiano. cuando fue hora de servir la comida fui a la cocina a ayudar a mama. en resumen el me encontró y está dispuesto a quedarse en mi vida el problema es… ¿Cómo le digo que tengo dos hijos con el sin que quiera tomar represalias? � Demonios. Edward tal vez no me mandaría a matar y 173 . � ¿Qué sucede Bella?— pregunto mi madre a penas me vio entrar. La charla siguió su curso no fue hasta la hora de la cena que los niños no me terminaron de contar todo lo que hicieron estas semanas que no los había visto. Edward Cullen regreso a mi vida � ¡Bella!— exclamo mi madre con una cuota de horror. esto es grave Bella— sus ojos reflejaban el pánico que sentía en estos momentos. mire a mis padres quienes solo me dieron una mirada de comprensión. ¡dios mío! Estos niños hasta amaban su lengua y ni siquiera sabían que eran italianos. es genial mama me encanta hablar así.

� ¡lo hiciste por la Bella! ¡te alejaste para que se casara con la otra mujer! ¿lo olvidaste?— mi mama trajo uno de los peores recuerdos a mi mente. solo tengo unos cuantos días para saber que hare con mi vida y la de mis hijos. he estado pensándolo dentro de la tarde mama y creo que tendré que contarle a Edward la verdad � ¡no puedes!— grito casi saliéndose de sus casillas.puede que en un remota posibilidad ni siquiera me quite a los niños pero tendría que vivir con su odio toda la vida porque estaba segura de que el no me perdonaría haberle escondido lo que sucedió. � Yo pensé lo mismo mama pero lamentablemente no fue así y ahora debo asumir lo que hice. no lo sé. callar para siempre e irme de San Francisco a un lugar en donde Edward no me encuentre o contarle toda la verdad y creo que sería la única opción que tendría. está claro que tengo solo dos opciones. Edward está de viaje y puede que regrese aun después de ese tiempo. no te preocupes pero espero poder solucionarlo. sus ojos se llenaron de lagrimas � Mama por favor baja la voz…— me acerque para calmarla � Te los va a quitar Bella � No lo sé mama. � Lo sé mama. el dolor de ese día revivió como fuego en mi interior � No mama no lo he olvidado— baje mis ojos y mordí mi labio para 174 . � Dios mío— susurro con pesar— no puedo creer que este día llegara. Por primera vez en mucho tiempo ya no tengo poder sobre esta situación lo único que sé es que pasare la semana aquí. � ¿y qué te dijo? � Ella me dice que tome una decisión. Hoy hable con Vera. Tengo que pensar mama. sabes que pensé en que jamás te volverías a encontrar con él.

sin ustedes yo no sería nada. grandes y déjame decirte que son la viva copia de su padre. � Lo sé. ustedes no tienen la culpa solo me ayudaron a cuidar de mis hijos. estamos de fiesta así que mañana no hay colegio � ¡Si!— exclamaron ambos elevando sus brazos. � Lo siento tanto hija— se acerco y me abrazo fuertemente. � Si creo que tus abuelos lo permitirán. � Ahora coman su cena. mis hijos están vivos. es viernes— respondió Anthony ensartando un vegetal � Bueno creo que podríamos hacer la excepción del día y faltar ¿no creen? � ¿enserio?— pregunto Nessie abriendo sus enormes e intensos ojos.contener mis lagrimas— pero no puedo vivir de aquellos recuerdos. el hombre al que amaste en el pasado es idéntico a mis nietos— sonrió pero la luz de su risa no llegó a sus ojos— ¿Qué haremos Bella? � ¿haremos? No mama. ¿cierto papa? � Claro que sí. mi madre le contaría a mi papa y no tardaríamos mucho en sentarnos a hablar del tema. � Yo también mama. Comencé a servir la cena con mama pero el ambiente ya estaba cargado. tengo un miedo terrible pero no me caeré. se irán a bañar y mañana pasaremos todo el día juntos. sabía que tenía que enfrentar la realidad pero no sería hoy. 175 . yo hare todo. � Qué bien mama. ahora vamos que los chicos están esperando. � ¿Qué haremos mañana?— pregunte mientras les servía la comida � Tenemos clases. por ahora solo quería disfrutar de mis pequeños.

ciento que esto se está estrechando cada vez 176 . Nessie no se percato de mi tensión pero mis padres si. hace unas semanas vieron un programa sobre la cultura Italiana y de inmediato comenzaron a preguntar sobre cómo era allá. Edward estaba muy cerca de la verdad. el rostro de Edward lleno de rabia y rencor poblaba mis pensamientos. mi cuerpo se estremecía con violencia cuando pensaba en la reacción que podría tener. � Demonios mama. mama también necesita descansar. Estaba atrapada completamente atada de manos y lo peor de todo es que si las cosas se complicaban el podría llegar a pelear por la custodia.Ambos comieron rápidamente sus cenas y comenzaron a contarme como iban con sus amiguitos. Respire hondo y evite que ellos vieran lo mal que me sentía pero sobre mis hombros podía sentir las miradas de mi madre. mire sus sonrientes caras y por más que lo intentaba no podía apartar los malos pensamientos. mi reacción fue aun peor. no creo que Edward fuera capaz. � ¿Quién los inscribió en la clase de Italiano?— susurré mientras aun miraba las escaleras que conducían al segundo piso. no te preocupes. � ¡no abue! No queremos— Nessie se cruzo de brazos y comenzó a hacer un puchero— non voglio Dios mío… ahí estaba nuevamente. había algo que me lo decía. aunque era precipitarme mucho. un escalofrió que me hizo cerrar los ojos recorrió toda mi espalda. solo esperaba poder hacerles una fiesta sin problemas. no pasaría mucho tiempo antes de que tuviéramos esa larga conversación. � Ellos. � Bueno pequeños a dormir. helo hasta el más recóndito rincón de mi cuerpo. Cuando nos quedamos solas no pude evitar preguntar. papa hizo ademan de llevárselos para contarles un cuento antes de que subiera a bañarlos. en sus ojos se veía la enorme preocupación que sentía por la situación. No faltaban tantos meses para que cumplieran años.

177 . Como los chicos aun eran pequeños dormían en la misma habitación. � Genial. todo consistían en unos cuantos patos de agua y buzos tácticos.más. � Y yo a ellas— toque el agua para comprobar que estuviera bien de temperatura— ya mentase a la tina. � Lo sé Bella. Llegue cuando mi padre recién había escogido un cuento por lo que pare la lectura y los mande a bañar. � Oye mama ¿puedes llevarme a mi clase de ballet? � Claro cariño. hoy en la noche hablaremos tu padre. entonces yo los llevare mañana— le conteste con una sonrisa. iré a dormir a los pequeños— le dije y comencé a subir la escalera. ambos se pudieron sus lindas pijamas y se fueron a la cama. tenía la suerte de tener a los niños más inteligentes de la clase como hijos. estarán felices de verte. esperemos que se solucione pronto. tu y yo ¿está bien? � Claro. El baño lo pasamos entre juegos y anécdotas sobre el colegio. Tome los juguetes usuales que se llevaban y los arroje al agua. Después de un rato y cuando ya estaba tibia el agua los saque de allí. lo sé. intentamos separarlos pero siempre amanecían durmiendo juntos por lo que dejamos de intentarlo. � Ya pequeñuelos vamos a bañarnos. ¿Cómo están tus amiguitas de ballet? � Bien mamita. me sentía completamente orgullosa de ellos. no quiero niños sin olor a jabón en esta habitación � ¡mama! Mañana tengo un partido de futbol— me dijo Anthony mientras se desvestían en el baño.

sus ojos iban de Nessie a mi— hay algo que queremos saber. no sé quién es su padre. � ¡yo no dije nada mama!— se defendió la pequeña mientras una risa que reprimí se junto en mis labios. � Es… eso sobre � Es sobre lo que hacen nuestros papas— interrumpió Nessie con valor. ¿Qué podría decirles? Niños su padre está muerto o mejor aun niños. � Queremos saber porque no tenemos un papa como nuestros compañeros � Pero y ¿el abuelo? ¿acaso no es como su papa? 178 . � Niños…— mis palabras se congelaron en mi boca. mis hijos generalmente no me hacían preguntas difíciles de contestar pero con su semblante supe de inmediato que se trataba de algo importante. ¿Qué quieres saber Anthony? � Yo… esta semana nos dieron una tarea en nuestra clase � ¿y de que se trata?— pregunte. Camine hacia ellos y me senté en frente. � ¡mentirosa! Ella también quiere saber— acuso el pequeño de cabellos cobrizos y alborotados. Nessie quien estaba en la cama de enfrente se bajo rápidamente y corrió al lado de su hermano. � ¿Qué sucede niños? � Mami…— comenzó Anthony.� Mami— me llamo Anthony mientras acomodaba las cortinas— puedo preguntar algo— me pidió. definitivamente todo estaba en mi contra hoy ¿sería capaz de dormir en paz? Creo que no. � Ya chicos calma. gire mi cuerpo y pude observar la mirada atenta de mi hijo.

ustedes tienen papa— confesé con dolor en todo mi cuerpo � ¿y donde esta?— pregunto Anthony con mucho interés. solo acrecenté su curiosidad. aun puedes ir con tu abuelo � ¡no es lo mismo!— grito con lagrimas en sus ojos. La mirada de decepción de los niños me partió el alma. � Lejos.� Mami— nuevamente hablo Nessie— es como… no es nuestro papa. Suspire profundamente y reuní el valor para mirarlos a los ojos. ambos intercambiaron miradas y lentamente se fueron a recatar a sus camas. 179 . � Chicos… � Al juego de la próxima semana…— susurro Anthony— todos mis amigos irán con sus papas— por primera vez en mucho tiempo sus ojos brillaron con pena � Cariño yo no… lo lamento. ¿tenemos un papa? El peor momento de mi vida había comenzado. � Si cariño. vive en otro país— por el momento. diciéndome que no quería a un abuelo si no a su padre. tú tienes las mismas dudas que yo y también quieres saber. ¿Cuándo me iba a imaginar que mis hijos iban a preguntarme sobre esto justo el día de hoy? Antes habían insinuado su curiosidad por el tema pero había sido tan habilidosa con respecto a la situación que poco a poco habían ido perdiendo el interés pero ahora me doy cuenta que no. creo que esto era más de lo que podía aguantar. que tengamos siete años no significa que no queramos saber lo que pasa. la imagen me congelo. � ¡Anthony!— le grito Nessie desde la otra cama— deja a mama � ¡no! Estas haciéndote la tonta. susurro mi perspicaz mente. mi pequeño que aun no me llegaba ni siquiera al cuello estaba retándome.

� ¿Qué?— mi madre se altero por completo pero tuvo que acallar un grito de horror— ¿a Anthony? � Claro y a Edward también � ¡oh por dios Bella! Dios mío… esto. era escalofriante lo mucho que los niños se parecían a su padre. se parecía tanto a Edward. mire embelesada su gesto. ya no quiero más mentiras. no quería hablar conmigo. habían heredado las características físicas que gritaban el apellido Cullen y además la personalidad. No paso mucho tiempo en leerle el libro a Nessie para que ella se quedara dormida al igual que el otro pequeño. ese será el primer 180 . Anthony se movió hacia el otro extremo de la cama pero se recostó. añoraba uno de sus abrazos. de pronto sentí nostalgia. Contemple sus pequeños cuerpos. sus besos o caricias a mitad de la noche. � Te entiendo. ese avasallador carácter. sus pechos subían y bajaban con un ritmo lento y en un compas perfecto. � ¿estás bien?— pregunto una voz desde la puerta. camino rápidamente y saco un libro del estante— léenos este mama.� Pero no así— nessie soltó un suspiro y se paró de la cama. esto es… � ¿el fin? Si mama. � Bi… bien— susurre con torpeza. era mi madre � Creo… aunque aun estoy confundida. Me fui a sentar al lado de Nessie. � No quiero que leas— dijo Anthony evitando mi vista y cruzándose de brazos. la abue nos está leyendo el capitulo cinco. Después de que supiera la verdad dudaba que el nuevamente me hablara. En la posición en la que estaba se parecía mucho a él. escuche lo que el niño te dijo � Le diré la verdad mama— confesé mientras acariciaba la frente de Anthony.

los amo más que a nada en el mundo. debes hablar con Jasón el sabrá que hacer. por lo menos de mi parte. � Mañana lo llamare mama pero no desistiré. no permitiré que la infancia de mis hijos este más marcada por la ausencia de un padre.ataque de muchos y creo que irán cada vez más en aumento. En mi vida habían solo algunas personas que conocían mis secretos y lo que tenía en Jacksonville. recapacita. ese hombre ni siquiera sabemos cómo va a reaccionar. cuando estuvimos nuevamente en el comedor mi padre nos llamo para hablar. Jasón había sido una de las primeras personas que conocí cuando llegue a San Francisco. no puedo causarles ese daño. tengo pánico de contarle a Edward la verdad pero tendré que hacerlo. son mi vida y no dejare que mis miedos los dañen mama. no quiero que te dañe � No te preocupes— susurre— a mí solo me importa que ellos estén bien. sin duda era que gracias a él contaba con tantos beneficios en este negocio. no puedo hacerlo mama. con el mi relación era de hermanos. no me importa mi vida pero estoy asustada por ti Bella. cuando vuelva a San Francisco le diré la verdad. estoy aterrada por lo que nos pueda hacer. � ¿Qué sucede Bells? Me tienes preocupado. Bese sus pequeñas cabezas y le hice una seña a mi madre para que saliéramos. Tyler se entero debido a que deje escapar el nombre de mis hijos. � Bella hijita. buscare la mejor forma de contarle � Respeto tu decisión hija pero no la comparto. me había cuidado siempre y le debía muchísimo. Jacob sabia porque yo misma se lo había contado él era mi amigo por lo que no teníamos muchas cosas secretas entre nosotros y por ultimo estaba Jasón. 181 . estaría en deuda de por vida por todo lo que él hizo por mí. eso jamás. el me ayudo con todos mis trámites legales y con Tyler.

sus ojos cambiaron a mi madre quien tenía una expresión de completo desacuerdo. volvió a fijar su atención en mi y soltó un suspiro � Yo no soy nadie para decirte nada. ya tome la decisión— mi padre me observo por unos minutos. aun sin conocer el maravilloso hombre que era mi mama dudaba de su juicio al momento de saber la noticia. a pesar de haberte dado la vida llegue a esta historia mucho tiempo después por lo que haz lo mejor que creas para tus hijos Bella. al final de la charla mi madre estaba un poco más abierta a lo que sucedía pero de igual forma expresaba la renuencia que tenia hacia Edward. aun seguía como la había dejado al partir de esta casa. � Yo no puedo decir lo mismo Charly.� Papa… es hora de que sepas que el padre de los niños apareció nuevamente � ¿Qué? ¿el tipo italiano? � Si y creo que ya es tiempo de contarle la verdad. eso es lo único que me importa. Pasaron algunas 182 . yo siempre te apoyare. esperaba que estuviéramos solo para poder decírselo. si todo sale bien tendré a Edward presente aunque sea en la vida de los chicos. Cuando volvimos de nuestro viaje a Grecia. � Gracias papa. si quiere enojarse conmigo ¡que lo haga! Pero a ellos que no los meta entremedio y será precisamente lo que le diré. los recuerdos eran dolorosos pero aun así habíamos salido adelante. Conversamos por unas cuantas horas más. yo sé que esto no terminara bien. yo regrese devastada. me vine sin ni siquiera poder despedirme de Edward. sin duda tendría que escoger bien el lugar. Subí a mi habitación y encendí la luz. � Yo también lo sé— asumí con valentía— pero también sé que ellos son sus hijos.

el tenia sus principios muy arraigados. mi madre quien estaba preocupada por lo que sucedía me llevo al doctor y ahí fue cuando supe. mis padres que siempre habían vivido en una constante armonía se peleaban todos los días. Desde ese momento nos quedamos solas y todo se volvió aun más complicado. un día mientras estaba en la habitación. ella vio en mi lo que ella misma había cometido. lamentablemente no había ninguno que me gustara. La noticia cayó como bomba en mi casa. Mire libros y revistas. al cabo de unos meses nos enteramos de que serian dos bebes y eso hizo que Phil explotara del disgusto. una hermosa flor. Por otra parte mi madre me apoyaba en todo. Los problemas iban creciendo al igual que mi enorme vientre. Cuando me preguntaron qué nombres quería ponerles de inmediato Anthony estaba entre mis posibilidades ya que era el segundo nombre de Edward pero a la niña ¿Qué nombre le pondría? Mientras estuve en el hospital pensé en muchísimos pero no había ninguno que se asemejara a lo que ella era. mi madre dejo de trabajar y yo a duras penas termine el colegio pero en el momento que tuve a mis hijos y los sostuve por primera vez entre mis brazos todo valió la pena. yo fui producto de una relación corta y en la cual ella jamás volvió a ver a mi padre por lo que en cierto modo reflejo sus vivencias en mi. como me gustaría verlo entrar con esa hermosa sonrisa y el brillo latente en sus ojos pero mis hijos no contarían con aquella suerte 183 . solo faltaban horas para que me dieran el alta recordé a Edward y de mis ojos brotaron lagrimas de tristeza y añoranza.semanas y mi condición empeoro cada vez más. tenía a mis propios clones de Edward y los tendría para siempre a mi lado. ver esos enormes ojos de color fuerte y sus distintivas cabelleras de color bronce me decían que todo había valido la pena. esa noche la pelea fue tan fuerte que el renegó de nosotras diciendo que no mantendría a mis “bastardos” por lo que mi madre lo hecho de la casa y el jamás volvió. Phil no comprendía como había sucedido esto y me reclamaba a mi por haber sido una especie de libertina.

La sola idea me deprimió. era una realidad que debía aceptar y cuanto antes mejor. No te preocupes. solo espero que no vuelva a aparecer en mi vida. En Edward— susurre abatida No pienses en el cariño. ¿en qué piensas?— pregunto mi madre quien estaba recargada en el marco de la puerta. no tendría como explicarle. no hay forma de encontrarte— sonreí sin alegría 184 . sabemos que el ni siquiera sabe de nosotras y es mejor así. no será así.vivirían sin su padre. Si lo sé. el está en un continente y tú en otro. con estas dos preciosidades— se acerco al cunero en donde dormían mis hijos— es mejor que no te encuentre.

no creo que mucho.Tienes razón Y ¿ya pensaste en el nombre de la bebe? Reneesme— susurré con mis ojos perdidos en la ventana ¿Qué? ¿ese es un nombre? Es un juego de palabras. 185 . use tu nombre y el de la madre de Edward Nena ¿hasta cuándo dejaras de pensar en él?— mi mama se acerco a la cama y acaricio mi mejilla No lo sé. ahora debo preocuparme por mis angelitos.

la noche estaba estrellada. Recordar mi pasado era doloroso. POV Edward: � ¿Qué haces en la ventana figlio?— pregunto a mis espaldas la dulce voz de mi madre. Lo bueno fue que desde ese tiempo nuestra vida comenzó a cambiar lentamente. hoy era día Miércoles y Edward no volvería hasta pasado del domingo aun tenía tiempo para pensar en mis palabras. por ahora debía concentrarme en pasar el mayor tiempo con mis hijos y juntar energías para lo próximo que se venía. Mis ruegos podrían ser escuchados solo esperaba que se hicieran realidad. los meses fueron pasando y Charly entro en nuestra vida. 186 . mi madre un día llego a mi casa diciéndome que había encontrado a un viejo amor del pasado y que la estaba comenzando a cortejar nuevamente. en el firmamento brillaba con fulgor un lucero por favor. mi madre se volvió a casar y Charly pasó a ser nuevamente mi padre.Y eso es lo que haremos. que todo salga bien. entonces…— se acerco al cunero nuevamente— bienvenidos al mundo Anthony y Reneesme. debía buscar las precisas con las cuales llegaría a su corazón. lo más impresionante es que mi madre nos confeso a ambos que éramos padre e hija y el lazo que teníamos se hizo indestructible. Desde ahí que vivimos juntos hasta cuando tuve que ir a trabajar para mantener a mis bebes y fue así como llegue a San Francisco y comenzó mi nueva vida. que Edward entienda mis motivos… lo amo y no soportaría que se convirtiera en mi enemigo. deseaba con todas las fuerzas de mi corazón que esta historia terminara bien pero algo me decía que la vida no me lo dejaría tan fácil. La vida se hizo aun más fácil. fue genial. Siempre recordare a Phil con aprecio por todo lo que nos dio pero no podía perdonarle las últimas palabras que había dicho se habían grabado con fuego en mi corazón. eran muchos los sentimientos y heridas que aun estaban abiertas.

solo vi una estrella habitar en la tierra. 187 . igual a ese lucero que alumbra esta noche ¿un astro? Edward creo que estas… ¿Pazzo? Si mama. uguale a quell’astro. no eres el mismo que salió de esta casa hace unos meses Edward ¿Che passo en América? Niente. no es Ángela ¿cierto?— me gire de la ventana y con la sola expresión que le di a mi madre le di a entender que no era la misma persona � ¿de verdad no sabias nada mama? � Bueno…— su expresión la delato— Ángela vino hace unos días y nos conto algo de una chica pero tú sabes que nunca prestamos atención. Bene caro mio bebe. nos gusta saber por tu boca. � ¡Edward! No tenía idea figlio.� Miro las estrellas máma— � Yo diría que piensas en una donna. ¿ti piace la donna? � Mucho pero por ahora no te diré nada tengo que resolver mi situación quien sabe si pronto venga a la ciudad. tua mama sa sperare. sono pazzo per una donna.

estábamos a viernes y el trabajo por fin estaba decayendo por lo que le había dicho a Bella volvería la próxima semana pasado del lunes pero no aguantaría tanto. la extrañaba demasiado. ha sido una semana agotadora— respondió mi padre ¿niente?— pregunte elevando mi cabeza— ¿seguro? � Si hemos tenido mucho que hacer por lo que invitare a tu mama a pasear a alguna parte y renunciare a la oficina hasta el lunes. Me encontraba en la oficina de mi papa. mis padres tenían viñedos y eran dueños de una gran productora vinícola que abastecía a toda Europa y América. � ¿A dónde?— pregunto sonriendo y enarcando una ceja 188 . cada vez se hacían más difíciles. en el último piso del edificio más grande de Cerdeña.Grazie mama— Los días sin Bella pasaban largos y tediosos. � ¿Qué haremos el fin de semana?— le pregunte a mi papa en el idioma natal de Bella. creo que descansaremos. bene!—grite con entusiasmo y levantando mis brazos— entonces me voy. Niete. añoraba hasta su forma de hablar.

No podía aguantar mis ganas. Pazzo!— me grito a mis espaldas pero sintiendo la risa y la diversión de la situación— chao figlio. nos vemos. seria genial estar con ella aunque sea por unos cuantos días.� ¡a América! ¿Dónde más? � Y ¿Por qué? � Tengo algo muy importante que hacer papa— le ceñí un ojo— vuelvo el lunes. 189 . ni siquiera le avisaría solo iría hasta donde ella y le diría que tan loco estoy por esa loca donna que me robo el corazón. ahora que tenía claro mis sentimientos solo debía hacérselos saber y esta era la ocasión perfecta. ella no me esperaba por lo que sabía se alegraría de verme devuelta tan pronto y por algunos días aunque fuera. solo esperaba que el avión volara más rápido que de costumbre para poder llegar pronto a donde Bella. Lo único que deseaba era verla. Me despedí de él y rápidamente abandoné la oficina. hoy era viernes y si me iba en el Jet podría llegar el sábado en la madrugada a San Francisco y darle una sorpresa a Bella.

Destino Scort Capítulo 10: Destino Hola nenas.10. mañana en el face de mi blog l es pondré noticias sobre el capi de Cuidando asi que estén atentas. � ¿Dónde está mi sombrilla rosada? 190 . perdon por la tardanza ˆˆ Las amo y recuerden espero sus comentarios del cap en sus rws Las amo con todo mi corazón… Con Amor… Tiwii Cullen Bella Pov: Sábado… � ¡mama! ¡mamita!— grito Nessie desde el segundo piso � Dime hija— le conteste mientras terminaba de guardar unos emparedados en una lonchera. Espero les guste el cap viene recién salido del horno.

entonces si los necesitamos iremos allá. Estábamos a solo unas cuantas horas de ir al juego de Anthony. Antho no podrá comer mucho pero después el juego podemos comer en el parque que está muy cerca. disfruta a tus hijos tanto como puedas— mi madre se acerco y en un gesto completamente maternal beso mi frente— espero que lo pasen bien. nosotros siempre estamos en momentos así esta es tu oportunidad hija mía.� En la caja de tus juguetes. Esta semana habían jugado muchos partidos y el equipo de mi pequeño había pasado a la final por lo que hoy jugarían el partido decisivo. el se había pasado todo el día en el club de futbol practicando junto a sus compañeros. ya tengo lista la comida por si les da hambre dentro del juego. � Bien. � ¿Cómo va todo?— preguntó mi mama entrando a la cocina. Había sido una semana estupenda a pesar de mis propios fantasmas que me atormentaban. � Bien. tú la dejaste allí ayer— un silencio volvió a la estancia para ser seguido de algunos estruendos de cosas � ¡no está!— grito cuando el sonido se hacía casi ensordecedor. era mi abogado y amigo. � Gracias mamá— antes de seguir hablando sonó el teléfono de la casa � Hola— dijo mi mama al levantar— ¡Jasón! ¿Cómo estas cariño?— pregunto con total confianza. Aunque ellos 191 . ahora con Nessie nos iríamos hacia el capo de futbol para apoyar a mi hijo en su gran momento. � ¿no nos acompañaran?— pregunte con sorpresa � Claro que no. de seguro estaba sacando en completo desorden las cosas de su pieza— ¡aquí esta!— grito de repente. mis ojos rodaron y una sonrisa adorno mis labios. deje mis pensamientos afuera y me concentre en mis preciosos hijos.

� No lo sabes Bella— adivino de inmediato— no sabes como el podría reaccionar recuerda que con solo descubrir que es padre su mundo 192 . ni siquiera sabía si eso podría ser verdad. creo que necesitaras mi ayuda � ¿Por qué dices eso?— pregunte con cierto miedo recorriendo mi cuerpo � Porque tú sabes de sobra quien es el padre de tus hijos. � Bella… cuanto lo siento pero no te preocupes que ya estoy preparando todo para los acontecimientos. Jasón jamás había pisado mi casa pero sabia cada una de las cosas que yo había pasado aquí— si aquí esta te la paso enseguida. Edward Cullen podría quitarte a los pequeños � El no haría eso— respondí por inercia. mi madre siempre había tenido intensiones de emparejarme con el ya que decía que Jasón era un hombre que me cuidaría para toda la vida. Bella— susurro pasando el auricular— iré a ver a los pequeños vuelvo al rato— se giro no sin antes cerrarme u ojo. � ¿sí? Me alegra saberlo ¿Cómo va todo con Cullen? � Peor de lo que imaginas � ¿peor? ¿ya sabe de los Mellis? � No. no me habías dicho que te venias. aun no pero ciento que está cada vez más cerca de la verdad. fui a tu casa el otro día y tu vecino me dijo que te habías ido de viaje � Viejo metiche— refunfuñe con sarcasmo— siempre hace lo mismo pero qué bueno que me llamaste.se trataban con mucha libertad no se conocían. � Hola Jasón � ¡Bella! Hasta que al fin puedo llamarte.

quiero explicarles algunas cosas sobre la tuición de los mellizos � Bien— respondí sin duda necesitaba asesoramiento en lado judicial de este problema. � Primero debo hablar con el � ¿Cuándo lo harás?— pregunto con súbito interés � La próxima semana. 193 . la decisión está tomada— � Tu sabes que tienes mi apoyo. Edward podría ser un demonio cuando supiera.ya cambiara en un cien por ciento imagínate cuando sepa que no solo es padre de uno— miles de corrientes heladas se esparcieron por mi piel. solo que mi mente y en especial mi corazón no dejaban que esa idea se alojara en mis pensamientos. gracias a ti es que todo se ha mantenido así � Y prometo que seguirá siéndolo. sabes que eres uno de mis grandes apoyos Jasón. después del siguiente domingo. aunque él no lo sabía yo me había dado cuenta del tipo de cariño que el tenia por mí. Jasón me quería como mas que una amiga. � Entonces te visitare lo más pronto posible. lo hare. realmente no sabía a cuanto me enfrentaba. Quiero que él sea parte de la vida de mis hijos � Pero Bella creo que…— intento replicar � No Jasón. yo te quiero demasiado Bella sabes que hare lo que esté en mis manos para ayudarte— la sola mención de la frase provoco un sentimiento de rechazo. era verdad. por ahora estaré unos días más aquí y cuando el regrese de un viaje hablare con la verdad � ¿le contaras todo? � Si. por lo pronto no quiero esperar más y te hare una visita en casa de tus padres. � Si lo sé y te lo agradezco.

cuídate mucha pequeña y no olvides que estoy siempre para ti. � ¿Qué pasa nena? � Nada mama. ya lo conoces. ahí hablaremos con él. Colgué el teléfono y no pude evitar ahogar un sollozo. la verdad estaba cada vez más cerca de salir y temía que el destino me jugara una mala pasada. � Adiós � Adiós.� Avísame cuando vengas— le respondí. bueno mejor nos iremos pronto. � Está bien. � Sí. mi madre quien entraba en la cocina nuevamente se apoyo en el mueble a esperar. tu papa estará feliz. dijo que necesitaba hablar con nosotros sobre la tuición de los mellizos. � Si lo sé. � No te preocupes. Antho debe estar impaciente. nos vemos. tu eres su madre y solo los “adoptamos” nosotros porque eras menor de edad como para responsabilizarte por ellos pero ahora tu puedes sola cariño � Si mama lo sé. siempre está eufórico antes de los juegos. alégrate al fin conocerás a Jasón— le conté simulando una sonrisa � ¿enserio? ¡genial! ¿Cuándo vendrá? � Lo más pronto que pueda. creo en todo caso que es un buen momento para devolverte la tuición de ellos Bella. 194 . solo esperaba que me diera tiempo para escoger mis palabras ya que podrían ser las ultimas que pronunciara hacia Edward. � Qué bueno. � Gracias. tu igual.

tenía una hermosa flor de color verde en uno de los extremos que hacia resaltar aun más el color de sus ojos.� Nessie— comencé a llamar a mi pequeña � Si mama ya voy— contesto desde el segundo piso. La mire y se veía preciosa. hay mucho tiempo aun para comenzar a preocuparse. � Eso espero mama. llevaba su cobrizo cabello sujeto por un cintillo que dejaba la mayor parte de su cabello suelto. 195 . ya nos vamos asique despídete de la abuela Addio nonna— el solo escuchar el acento me hizo cerrar mis ojos y reprimir un grito de desesperación. � Vete Bella. disfruta estos momentos con tus hijos. cuando sepan que son mitad Italianos creo que jamás volverán a hablar en español � creo que no— susurre. su piel del mismo tono que aquella prenda parecía brillar aun bajo las sombras de la casa. � Es hermoso. Vestía un hermoso vestido blanco. Mi madre quien conocía perfectamente se despidió de ella dejándola salir por la puerta y dedicándome una mirada de comprensión. � Te ves preciosa � Gracias mami. este vestido me lo regalo la tía Vera. eso espero. � es duro escucharla hablar con tanta facilidad el idioma que ni siquiera sabe que es suyo. segundos más tarde se escucharon sus pasos bajar por la escalera— ya estoy lista. me encanta.

Antho tiene todo lo impetuoso y orgulloso de su padre. el sabe que puede más y se exige para conseguir lo que quiere pero al mismo tiempo es el chico más amable que conozco. ¿Qué pasaría cuando los pequeños se enteraran de la verdad? ¿Seguirían amándome como siempre?. su nivel de exigencia consigo es máximo. � ¡si!— grito la pequeña con visible entusiasmo. solo espero que ellos con su inocencia infantil entiendan los motivos que les daré. Nessie ya estaba completamente instalada y lista para partir. lo otro en lo que se parecen a su padre es que aman a su familia por sobre todas las cosas. Nessie por otra parte tiene todo el aspecto dulce de Edward. el jamás se da por vencido. es idéntico a su padre. antes de instalarnos iremos donde tu hermano a darle nuestro apoyo. � Si. Mientras manejaba no paraba de mirar de reojo a mi hija. � ¡Vera!— la llame rápidamente. será un gran caballero cuando sea mayor. 196 .Bese su mejilla y me encamine hacia el auto. las personalidades de mis hijos son igual a la de Edward. a mí siempre me dicen lo mucho que me aman y todo lo que desean que llegue el día que vivamos juntos pero ¿será así cuando sepan la verdad? Si mis hijos son tan parecidos a su padre temo por su reacción. ella siempre es considerada con los sentimientos de los demás y es muy querida dentro de sus amigos. la ayude a salir de la silla para autos y caminamos tomadas de la mano por los estacionamientos— ¡mira mama! Ahí esta tía Vera— me gire hacia donde me indicaba Nessie y mi amiga venia bajándose de su auto. � Mira mama el campo está lleno— comento Ness mientras aparcábamos el auto en los estacionamientos. ella iba feliz en su silla de auto ajena a toda mi desgracia. a un lado se veían las enormes canchas y todo el público rodeándolas. ella me vio y camino hacia nosotros.

� Qué bueno. celebraremos en grande esta noche. vamos. ya te contare más tarde— disimule con una sonrisa � ¡qué bueno!—exclamo con sorna— ¿Antho jugara esta tarde? � Si. mira vamos a sentarnos por allá— dijo indicándome unas bancas que estaban debajo de unos árboles. Hola Ness � Hola mi pequeño ¿Cómo va todo? � Bien � ¿están preparados para ganar? � Claro que si mama. � Hola mama. � Así se habla Antho. unos minutos más tarde Vera se quedo cuidando nuestras cosas mientras fuimos a darle apoyo a Anthony. ¿Cómo va todo Bella?— preguntó dirigiéndose al tema que todas sabíamos. nos veremos después del juego � Claro que si. � Bien. � Antho— lo llamo Nessie. lo han puesto para este partido así que está feliz � Mi pequeño diablito también va a jugar asique por lo menos ambos se apoyaran en el campo. � Claro. cuando lo encontrábamos estaba alongando sus piernas. ya lo veras 197 . el pequeño de inmediato se giro para ver a su hermana y sonreírle. te aseguro que esa copa será nuestra. Nessie y yo te estaremos apoyando � Está bien.� ¡hola chicas! ¿Cómo están? � Bien— contestamos al unisonó. Junto con Nessie fuimos a las bancas y dejamos todo instalados.

� ¡sí! ¡qué bueno! Eres muy bueno Anthony. el partido ya estaba casi por comenzar y no quería perderme ni un instante de su gran participación en el juego. demonios. � Anthony. en el cuello de su hermano colgaba la medalla que le daba la victoria. 198 . gracias a ti lograron ganar. el realmente quería conocer a su padre y yo no era quien para impedírselo. habían muchísimos padres de familia alentando a sus pequeños. Corrimos a ubicarnos y cuando dieron el pitazo para comenzar ya estábamos apoyando a nuestros hijos. ¿estás triste por la conversación que tuvimos el otro día? � Algo…— dijo fingiendo lo poco que importaba el tema. él le dio el triunfo a su equipo. � ¡mama! ¡ganamos!— grito con alegría cuando nos logramos reunir. Alenté lo que más pude y con alegría vi las dos anotaciones que logro hacer Anthony. Nessie gritaba todo tipo de alientos para Antho quien cada vez que nos miraba sonreía pero por algún motivo dicha alegría no llegaba a sus ojos ¿Por qué sería? De pronto recordé la conversación que habíamos tenido ¿estaría así porque estaba sin su padre? Mire a mi alrededor y comprendí porque era su tristeza. era verdad. fue genial… como me…— comenzó a decir pero se cayó pronto. todos jugaron muy bien— comento Vera quien se acercaba a nuestro lado. � Si tía Vera. � Si Anthony fue genial el partido. por primera vez en mucho tiempo sentí que le hacia un daño a mi hijo. estaba mintiendo. muchos de los padres estaban alrededor con sus hijos. eran muy pocas las mamas que estaban como nosotras. Antho se lanzo a mis brazos mientras que Nessie reía abiertamente.Besé ambas mejillas y nos fuimos a ubicar.

� Antho yo… � Tú nada mama. Mire de reojo atrás y la boca de Vera caía suavemente. tú no haces nada y te odio— sus ojos se llenaron de lágrimas.� Te pido que no me mientas— le dije caminando un poco y llevándolo de la mano. tengo derecho— por un momento me congelé en ese momento. mi mente logro divisar una imagen del futuro. sus pequeños puños se apretaban con fuerza. sin duda aun no conocía el carácter decidido de mi hijo. � ¡Antho basta!— le grito Nessie parándose a mi lado— no trates así a mama. Vera junto a Nessie y Max caminaron en silencio detrás de nosotros. � Tú no te metas Reneesme— sin duda estaba furioso. � Mama. Nos alejamos lo suficiente. no la molestes Antho. solo el ruido de los autos que pasaban por la calle nos desconcentraban. Mi cuerpo reacciono y el pánico se apodero de mi. el aire se podía cortar con una cuchilla. ¡Te odio! ¡las odio a las dos!— grito antes de salir corriendo sin rumbo. � ¡No! ¡Anthony detente!— le grite y me eche a correr. Anthony iba corriendo directo hacia la calle. su pequeño cuerpo infantil tenía guardada esta rabia y era momento de dejarla expulsar � Me meto porque también es mi problema. sé que soy un crio pero quiero saberlo mama. ¡estoy harto!— dijo sacando su rabia— no quiero vivir una vida sin papa ¿Dónde está nuestro papa? Es obvio que tiene que existir. no quería que todo el mundo nos escuchara. por un momento pude ver lo que sucedía. el tiempo parecía ser más espeso que nunca. cuando algo se le metía en la cabeza no había poder humano que se lo sacara. el al sentirme venir detrás de él se hecho a correr aun mas fuerte— ¡no hijo! ¡no lo 199 . � Cállate.

mientras veía la sangre cubrir el asfalto.hagas! � ¡déjame solo!— grito con desesperación al momento que piso el asfalto. Si algo le sucedía a mi hijo morirá en ese mismo instante junto a él.— llamo alguien. sentía los gritos de Nessie a mi lado mientras alguien la intentaba sacar hacia atrás. no paso mucho tiempo antes de que a la mitad de la calle viera el cuerpo tirado de mi hijo cubierto en sangre. corrí hacia él. no podía pensar. � ¡NO!— grite con horror y desesperación— ¡ANTHONY!— lo llame nuevamente presa del pánico. un nuevo cuerpo llego a mi lado mientras intentaba hacer reaccionar a mi pequeño � ¡LLAMEN A UNA AMBULANCIA!— grito una voz. mis ojos soltaron las enormes lagrimas que eran atrapadas por la parálisis que me afecto en el momento. rápidamente los paramédicos llegaron y comenzaron a trabajar en el. pise el mismo lugar que Anthony al momento de escuchar el chirrido de las llantas de un auto. � Sra. me zamarrearon un poco y solo ahí pude reaccionar � Anthony— gemí mientras soltaba el grito que había contenido por unos segundos � Llevaremos a su hijo hacia el hospital central ¿es usted la madre?— asentí mientras miraba como metían la camilla hacia la ambulancia— 200 . No podía respirar. me arrodille en frente de su pequeño cuerpo y lace un grito de dolor que desgarro hasta el último de mis músculos— ¡NO! ¡NO! ¡NO!—decía incesantemente. Sra. Lo siguiente fue en fracción de segundos. Las sirenas no se hicieron esperar. al momento de escuchar su corazón latir en una maquina sentí parte de mi vida volver al cuero pero aun tenía miedo. no podía vivir.

No queremos que el pequeño se fracture. mi hijo estaba allí y no podía evitar sentirme culpable por lo que sucedía. las lagrimas cayeron con fuera sobre mis mejillas.venga con nosotros entonces. � Adivina quien está aquí Bella— dijo antes de que pudiera decir nada. Me subí a la ambulancia. el viaje se hizo eterno. mi bebe estaba en esa camilla cubierto con sangre y sin poder despertar. nada más que pudiera sacarme de este lugar. Asentí nuevamente. el mundo era una burbuja aparte yo veía como trabajaban incesantemente pero sus voces no parecían llegar a mi cabeza. Me hice hacia atrás soltando toda la desesperación que tenía en mi pecho. vamos— decía mientras sollozaba. vamos � No lo mueva Sra. los paramédicos trabajan en el cuerpo de mi hijo con mucha destreza. A Antho lo llevaron a una sala de trauma en donde antes de entrar un enorme guardia me detuvo � ¡déjame pasar! ¡es mi hijo! ¡es mi hijo! � Lo siento señora— decía mientras forcejeábamos— debe esperar hasta que los doctores le digan que puede entrar. agarre su pequeña mano e intente hacerlo reaccionar— vamos pequeño. saque mi celular y con mis temblorosos dedos marque al teléfono de mi madre. no había nada mas en este mundo. sentía el dolor más agudo y más profundo que jamás pensé en mi pecho. � Despierta hijo. jadee con desesperación mis dientes castañearon y una nueva sacudida dio mi cuerpo— ¡Jasón! Bella tu amigo Jasón esta aquí parado en frente mío � Mama— gemí con dolor 201 . mire como Nessie lloraba desconsolado en los brazos de Vera. la ambulancia partió y sentía mi vida aullar en cada sonido que emitía. Al momento de llegar al hospital nos bajamos y metimos en la urgencia. me largue a llorar no importando nada mas.

aparcamos afuera de su edificio y el frio de la noche caló hasta el último de mis huesos. no quería esperar ni un momento más. cuando el avión tocó suelo Norteamericano era aun de madrugada por lo que habían muy pocas personas en el aeropuerto. estamos en el hospital…. a pesar de tener veinticinco años parecía solo un crio con tanta emoción y excitación combinadas. escuche la voz de mi padre hablarle a su lado preguntándole que pasaba— no lo sé.� ¿Bella?— se escucho un silencio— ¿Qué pasa? ¡Bella cariño me asustas! ¡háblame Bella! — dijo con la cuota de histerismo subiendo con cada segundo. La espera me mataría. tenía que ver a mi bebe nuevamente… mi hijo tenía que estar sano y salvo otra vez.vengan rápido— mi voz salió casi ahogada por las lagrimas. mama… Anthony � ¿Qué le paso a mi pequeño? ¡Bella! Háblame hija háblame � Atropellaron a Antho mama. la 202 . mi madre jadeo y de seguro sabía que estaba por desmayarse. estaba nervioso. me abrigue con las ropas que traía antes de entrar al edificio. ¡Dio mío! Al fin la vería. corte y no supe nada más me enterré en mis rodillas y comencé a balancear mi peso. Missy era la única que supo de mi regreso ya que pedí mi auto para poder trasladarme hacia el departamento de Bella. si se enojaba por despertarlas tendría mis armas listas para convencerla. sabía que tendría que estar durmiendo por lo que mayor seria su sorpresa. cuando me reuní con el chofer le di de inmediato la dirección de Bella y partimos rápidamente. Cuando llegue a su puerta las emociones recorrían todo mi cuerpo. le diría a Bella que era tiempo de irse buscando otro lugar. el interior no era más acogedor que afuera. Edward POV: En todo el viaje no pude hacer nada más que imaginar la cara de Bella. tal vez un apartamento junto a mí. Sonreía cada dos segundos. ¡Bella! � Anthony. estaba feliz por volver.

adiós. me quede estático en el mismo lugar. Llame a su puerta y espere a que ella saliera. tantos planes y tantas cosas que había 203 . llamé. llamé y volvió a hacerlo pero nada sucedía. pronto miedos comenzaron a recorrerme. la desesperación comenzó a predominar en todo mi cuerpo ¿Dónde demonios estaba? � Bella— dije mientras golpeaba cada vez más fuerte— ¡Bella! ¿estás ahí? Abre soy Edward— por mas golpes que daba a la puerta nadie salía.había extrañado mas que ha nada en el mundo y estaba loco por verla. no quiero que suceda. nuevamente mi pecho se apretó y miles de ideas pasaron por mi cabeza. la señorita Bicallo no está desde casi la mitad de semana ahora váyase porque no volverá hasta la siguiente semana. no debía ni haber alcanzado a doblar en la esquina porque en menos de diez minutos ya estaba aparcado nuevamente afuera del edificio. Bella me había dicho que tendría millones de cosas que hacer por lo que pasaría toda la semana en su casa haciendo trabajos ¿Dónde estaría?. gritaba en mi interior. ¿Dónde podría buscarla? ¡tenía que encontrarla!. saque mi celular y llame a mi chofer. pasaron los minutos y parecía que nadie respondía. el hombre pensó un poco y respondió � Se fue de viaje. Salí del lugar atónito ¿Bella me había abandonado una vez más? ¿Nuevamente el destino la sacaba de mi camino? ¡No!. � Perdón señor… ¿usted sabe que ha pasado con la mujer que vivía aquí?— un miedo se comenzó a formar dentro de mi pecho ¿Bella se había ido de mi vida para siempre?. ¿le habría pasado algo? ¿estaría bien?— ¡BELLA!— grite una vez mas casi echando abajo la puerta de pronto otra puerta se abrió y un hombre de cabello blanquecino salió a regañarme � ¡déjenos dormir!— dijo con visible molestia.— se despidió con voz seca y enfada � ¿de viaje?— me pregunte mirando la puerta.

me encargare de llevar tu negocio a la quiebra— lo amenace. Cuando llegue al hotel realice la llamada que podía cambiar la situación. dime de inmediato porque juro que si no lo haces jamás nunca tendrás un cliente decente en tu agencia. Florida � Dame la dirección— le urgí. � No me amenace � Entonces dime de una buena vez ¿Dónde está Lùcia?— el hombre se quedo en silencio y suspiro detrás del auricular. � Aló— contesto una somnolienta voz � Tyler— lo llame con voz grave— hablas con Edward Cullen. me importaba un carajo parecer un mafioso pero las ansias de ver a Bella eran aun más grandes que cualquier otra cosa.pensado para nosotros. en ese instante tome la decisión aunque me cueste la vida la encontrarían y sabía perfectamente por donde comenzar. � ¿Edward Cullen?— pregunto avivando su voz— Sr. Cullen no puedo responder esa pregunta la vida privada de mis Scort es algo sagrado � No me digas que sabes lo que significa sagrado. mi voz era grave y contenía toda la desesperación y el enojo que tenía en mi pecho � No lo… � ¡no quiero esa respuesta!— le grite antes de que hablara— dime la verdad ¿Dónde está? � Sr. Cullen ¿Qué sucede? ¿en qué puedo ayudarlo?— volvió a preguntar incorporándose cada vez mejor � ¿Dónde está Lúcia?— dije sin tapujos. apunte los datos que me decía y sonreí al ver mi tarea hecha— ¿Por qué esta allá?— pregunte de 204 . � Jacksonville— susurro con voz culpable— está en la casa de sus padres en Jacksonville.

El sol estaba ya saliendo entremedio de los enormes rascacielos. todas se diferenciaban por sus colores. lo sentí como una insolencia pero esta vez la dejaría pasar. A la una en punto el auto estaba aparcado en las afueras del aeropuerto junto a un chofer vestido de traje. oscuro y zapatos a juego. Estaba sentado en aquí auto y sentí un intenso dolor en mi pecho. recorrimos todas las calles de Jacksonville hasta que nos encausamos en una larga calle llena de casas del mismo estilo. pedí a los encargados de la aerolínea que llamaran a una tienda para rentar autos y que me mandaran uno. tarde o temprano la vería y podría saber cual era ese secreto que ella no quería contarme. Mis dedos se movieron rápidamente en el teclado del teléfono. como no era de esta ciudad no concia nada de por aquí. adiós— el tono interrumpió sus palabras. � Buenas tardes— me dijo el hombre abriendo la puerta de atrás— ¿Sr. tape mis ojos y mis enormes ojeras con unos lentes oscuros. Cuando el reloj marco las doce del día estaba pisando el suelo de Jacksonville. sonó io— acentué mis palabras con una ligera sonrisa.repente guiado por la curiosidad. llevaba un traje de tres piezas italiano. Bella me había mentido llevaba toda la semana en la casa de sus padres y sentía que algo me escondía. El camino fue largo. marque todos los números que necesitaba y hable con las personas necesarias. Cuando estaba ya instalado en el coche le di la dirección al hombre y le pedí que me llevara lo más rápido posible a aquel lugar. 205 . tenía mucho sueño pero no era momento para descansar. tenía que volar a Florida en este mismo instante. fue tan fuerte la sensación que jadee en el asiento trasero. Cullen? � Si. ni siquiera me había alcanzado a cambiar el traje. � Eso no lo responderé si vas te darás cuenta de la razón por la que ella esta allá.

las ganas que tenia de verla me cegaron. ¿quiere que lo espere?— me pregunto mientras se bajaba para abrir el auto � Claro que si. algo había sucedido � Si… si— tartamudee. aquí es. � Buenas tardes— me saludo el hombre en tono cortes— ¿Qué se le ofrece?— pregunto. ambos me miraron y luego intercambiaron miradas. Como estaba seguro de que ellos no hablarían mi lengua preferí saludarlos y conversar con ellos en su lengua. Camine hasta la mitad del camino cuando ellos notaron mi presencia. fue un dolor intenso que paso con los segundos. 206 . retire un poco mis lentes y mire aquella construcción ¿aquí vivía Bella? � ¿estás seguro de que esta es la dirección?— pregunte � Sí señor. espera mis ordenes � Si señor— me baje de aquel móvil y vi a una mujer que trabajaba afanosamente en el jardín de enfrente. a penas encontrara a Bella y viera que ella estaba bien llamaría a mi familia para saber si todo estaba normal. de pronto tenía un mal presentimiento.� Señor ¿se encuentra bien?— pregunto el conductor orillándonos en la calle. se giro en su asiento para verme. mientras que un hombre que estaba un poco mas allá regaba las platas. debían ser los padres de Bella. esta tenia césped por todas partes. � Buenas Tardes— los salude. yo estaba agarrándome el traje y sentía la opresión palpitante en mi pecho. � Estoy buscando a Isabella Swan— les dije de inmediato. Paso un momento más en donde pude recuperarme nuevamente. volvimos a la marcha y unos minutos después nos aparcamos en frente de una de aquellas casas. se veía por encima del techo que una espesa mata de arboles habitaba en la parte de atrás.

el color de sus ojos era de un intenso Chocolate y su cabellera era de color oscuro y con algunos ribetes de blanco. mi nombre es… � Jasón— exclamo la madre de Bella— no te preocupes que sabemos quién eres. � Mucho gusto � Y él es mi esposo y el padre de Bella. ¿Bella realmente estaba aquí? Tal vez ya había vuelto a la ciudad. Bella…— la conversación se detuvo. solo que tenía unos cabellos castaños cobrizos y unos intensos ojos verde— Hola mi nombre es René Swan. su teléfono móvil comenzó a sonar. � Hola mucho gusto señor. � ¿su amigo? � Si. Charly Swan— el hombre asintió con su cabeza y me extendió su mano.� ¿a Bella?— pregunto la mujer. dios mío… ahora sí que tenía mi cabeza hecha un lio. no tenía ni la menor idea de quién era. Bella habla de ti siempre cariño. lo que no me espere es que fueras tan joven. Ella me estaba confundiendo con alguien mas pero ¿Quién demonios es Jasón? ¿Amigo de Bella?. la sonrisa que tenía en su cara fue desapareciendo al cabo de unos segundos— 207 . es genial conocerte— la mujer quien estaba ya parada en frente mío era la copia de Bella. a penas su madre cortara le aclararía el mal entendido y le preguntaría nuevamente por Bella � es ella es mi hija Bella— apretó el botón y contesto de inmediato— Adivina quien está aquí Bella— le dijo— ¡Jasón! Bella tu amigo Jasón esta aquí parado en frente mío – se quedo en silencio. su amigo del que ella nos habla. soy la madre de Bella. era muy parecido también. ¡dios mío! Sabíamos que vendrías pero no tan pronto. pasaron unos segundos y una enorme sonrisa se desplego por sus labios— ¡Oh por Dios! Charly él es el amigo de Bella.

mi cuerpo se comenzó a alterar— ¿Qué pasa? ¡Bella cariño me asustas! ¡háblame Bella! – le pidió mientras su voz iba cada vez más en ascenso. � ¡René! ¡René!— le decía Charly Swan— ¿Qué sucede? � Dios… mío Antho… Antho— decía mientras soltaba lagrimas de frenético dolor— atropellaron a Anthony. la sensación de ansiedad por saber si se encontraba bien creció a 208 . dejo caer su teléfono de su oreja y en ese preciso instante soltó un grito de dolor. Iniciamos una frenética carrera hacia el hospital ¿Quién era Anthony? ¿Era un familiar de Bella? ¿Un primo? ¿Su hermano? No lo sabía pero lo que si estaba seguro es que estaba a punto de averiguar. su cara cambio de un color normal a blanquecino— Oh por… Dios…— susurro la mujer que estaba a punto de colapsar. si eres amigo de mi hija de seguro te necesitara en este momento � ¡Si!— les grite mientras emprendía carrera hacia el auto que me esperaba— sigue el auto de ese hombre— le dije al conductor quien se metió rápidamente en su lugar para manejar. � ¿Qué sucede? René ¿qué pasa? � no lo sé. Nuevamente sentí la opresión en el pecho pero esta vez de manera más suave. está en el hospital con Bella � ¿Qué?— pregunto el hombre ahora envuelto en el dolor— ¡maldita sea! ¡vamos enseguida! � ¿Qué sucede? ¿le pasa algo a Bella? ¡díganme!— les exigí mientras ellos corrían hacia su auto � Si quieres ven con nosotros.¿Bella?— la llamo. la expresión del padre de Isabella cambio completamente al escuchar esta frase. ¡Bella!— la volvió a llamar nuevamente se quedo en silencio y esa antigua sonrisa fue cambiada por una expresión de horror— ¿Qué le paso a mi pequeño? ¡Bella! Háblame hija háblame— pregunto histérica.

� En la sala de traumas. � ¡Bella!— grito la mujer quien llego a su lado. su expresión fue la misma unos cuantos segundos más. me acerque lentamente a la orilla y vi a Bella sentada en el suelo balanceándose hacia adelante y hacia atrás. nuestras miradas se juntaron y pude ver a través de ellos.niveles insospechados. horror � Edward— susurro completamente perpleja. ¿Bella tenía un hijo y yo no sabía? No podía creerlo. ¿Su hijo?… ¿había escuchado bien?. levanto su cara y pude ver el horror reflejado en sus ojos. � Por suerte aquí estamos todos para ti mi amor. Anthony Swan… tenía el mismo apellido que Bella. desesperación. mi boca no logro articular nada. su hijo… � Bella cálmate. mira hasta tu amigo vino con nosotros— las palabras desencadenaron la burbuja siguiente. � ¿Dónde está Anthony Swan?— pregunto Charly a la enfermera. ¿sería su hermano? Corrimos en aquella dirección ellos doblaron el pasillo y decidí bajar la velocidad. Había miedo. 209 . � ¡Mi hijo mama! ¡mi bebe! ¡atropellaron a mi hijo!— gritaba mientras lloraba sin control sobre el pecho de su madre. después de unos segundos más Bella se calmo y logro separarse del pecho de su madre. pedí a todo quien me estuviera escuchando que aquella mujer que amaba con locura se encontrara bien. Bella giro sus lagrimas ojos en mi dirección. doble a la izquierda al final de este pasillo— le indico. no había nada más en el mundo importante para mí en este momento. ambos salieron corriendo hacia donde se les había indicado. Aparcamos fuera del hospital y seguí a la pareja que corría descarriada hacia el interior del hospital. tranquila Anthony estará bien— dijo su padre mientras las abrazaba a las dos. yo aun estaba atónito mirando la escena.

Así nos quedamos. Bella me miro atónita mientras que yo intentaba cuadras este rompecabezas. Bella era mía o eso creí hasta el momento ¿de quién era ese hijo? ¿Quién había osado tocar a mi moglie? Sin duda ahora tendría mucho que explicar porque no me iría de aquí sin tener la respuesta que esperaba Ahora sabría toda la verdad. conocería el verdadero pasado de Isabella Swan. 210 . ninguno de los dos reacciono.

perdón por la tardanza. Los Hijos Del Italiano Scort Capitulo 11: Los hijos del italiano (I fligli dell’italiano) Hola nenas.11. espero que les guste el cap. bueno nenas este capitulo es algo decisivo se que muchas no les gustara lo que pasra pero lo lamento la historia esta pensada asi y les aseguro que les gustara con el tiempo… Tiwii es mala ¿lo sabían? xD el siguiente lo subo esta semana .D Las amooo con locura… Con Amor Tiwii Cullen Bella POV: 211 . ¡GRACIAS E INFINITAS GRACIAS POR HABERME ESPERADO! Siempre lo he dicho nuestras lectoras son de lo mejor… las amamos con locura.

— ¿tú no eres Jasón?— pregunto mi madre como si fuera la ecuación más fácil. mi garganta estaba seca y tenía un terrible dolor de cabeza pero a pesar de todo pude admirar la grandeza de sus ojos y el bello rostro que tenia. mis labios simplemente se hermetizaron y no pudieron decir una sola palabra. — Bella ¿Qué está pasando aquí?— pregunto en un perfecto español que a pesar denotaba ese acento tan sensual que tenia. despegue mis pies del suelo y los aparte. no podía apartarlo de su hijo una vez más. — ¿Qué está pasando aquí?— dijo Charly mientras se ponía en posición de “combate” Mire sus ojos y los míos instantáneamente se llenaron de lagrimas ¿Qué hacia Edward en Jacksonville?.— ¿Cómo?— pregunto mi madre con una mirada de desconcierto. al mirarlo con detenimiento vi en el los ojos de mis bebes y sentí aun más ganas de llorar. — No— respondió serio y en un tono seco— mi nombre es Edward. — Edward— susurre delante de él. 212 . el no se lo merecía. esta batalla es solo mía. el cuerpo de mi papa se puso rígido al momento que pronuncie aquel nombre que arrastraba todo mi pasado hacia este lugar. además tenía la sensación de que él quería saber toda la verdad y conociéndolo lo averiguaría. sus ojos me miraron atentos. lo único que me importaba era el porqué él estaba aquí y la vida que se estaba salvando adentro de esa sala. había tanta duda en ellos que parecía querer desbordarse con preguntas. No tenía que decirle ni tampoco podía hacerlo. Edward Cullen— el rostro de mi madre se desfiguro al igual que el de mi papa rápidamente ambos se pusieron delante mío en afán protector. ¿debía decirle la verdad? Claro que sí. su boca parecía dibujada en su piel. no tenía ni la menor idea. el destino no me había dado tanto tiempo por lo que tendría que resolver en estos segundos que hacer.

— Edward escúchame…— antes de que pudiera decir algo mas las puertas de la sala se abrieron y un doctor emergió de ellas. Mire de reojo y Edward observaba a Ness. estire mis brazos y la acogí para darle la seguridad de que todo estaba bien. se estaba dando cuenta. mi espalda fue atravesada por un frio que caló todos mis huesos. corrí la cabeza de mi hija quien se escondió en mi cuello y mire sus ojos. Ni siquiera podía imaginar lo que pasaba por su cabeza. el respondió el gesto y se dirigió a hablar conmigo. su expresión era de completo asombro. Isabella Swan— le respondí ofreciéndole mi mano. — ¿mama?— pregunto la voz grave de Edward. — Nessie— susurre cuando ya estaba encaramada en mi cuerpo. no había que ser muy inteligente para darte cuenta la edad que tenían mis hijos. mire sus ojos y rápidamente mi pecho se apretó. — ¿Quién es la madre del pequeño?— preguntó mirándonos a todos. Su expresión se neutralizo y abrió sus labios para preguntar ¿Cuántos años tiene?— preguntó en un tono de alerta. abrió sus labios y soltó un jadeo que me dejo helada. mire de donde provenía y mi hija estaba en el medio del pasillo junto a Vera. Sus pequeños pies se acercaron raudos hacia mí. había llegado el momento que yo mas temía y lo peor de todo es que no estaba preparada para afrontarlo.— Necesitamos…— alcance a decir — ¡Mamá!— grito una pequeña voz a las espaldas de Edward. su rostro se desencajo y rápidamente se giro. — Soy yo. 213 . el sin poder creerlo miraba a la pequeña criatura que tenía en mis brazos.

creemos que el niño está bien. — Aun no sabemos la magnitud de la lesión. por ahora debemos esperar. tiene un enorme hematoma en su lado derecho que le abarca hacia la espalda. incluyendo a Vera quien había sido un silencio testigo de este reencuentro. — Bueno — Vaya a la admisión a firmar las autorizaciones para hacer los cambios y ahí le darán el numero de la habitación — Está bien— el doctor se volvió a meter en la sala y nos dejo inmersos en un frio silencio. Su loca obsesión comenzó cuando 214 . ella tendía a sobreprotegerme de todo el mundo. el pequeño se encuentra bien. mi hijo podía quedar ¿invalido? No. Mis padres me dieron una pequeña sonrisa. cuando despierte un traumatólogo y un kinesiólogo lo irán a visitar. Lo pasaremos a una habitación de pediatría. sentía a Edward tenso y a toda mi familia petrificada. — Sra. no fui consciente de nada hasta que el hombre volvió a hablar. como el cuerpo es pequeño el daño en la columna vertebral podría haber sido catastrófico— mi centro se comenzó a mover. — ¿Qué le sucede?— pregunto mi madre paralizada.— Buenas tardes Señora. los golpes y hematomas que presenta no son muy graves el único gran golpe de cuidado es el que se dio la espalda. el aire parecía ser cortado con una cuchilla. mis pies ya no resistían mi peso y el de Nessie. siempre había sido así. — Vayan. — Bella— me llamo mi madre suavemente— iremos a hacer los papeles— lo dijo en un tono tan bajo que creo que solo yo pude escucharlo pero cuando me gire Edward estaba más cerca de nosotras de lo que me esperaba. mi madre a regañadientes se fue con papa. los esperaremos aquí. Baje a mi pequeña y ella se quedo a mi lado. Dios no podría castigarnos así. Tranquila.

por ahora debemos esperar pronto lo podremos ver— mi hija asintió y se pego aun mas a mi cuerpo. estaba extremadamente nerviosa Edward no hacía más que observar a la niña sin decir nada.volví embarazada al colegio. sus ojos recorrieron a Edward y a mi hija. — Mi nombre es Edward— le dijo el agachándose para quedar a su altura— y tu ¿Cómo te llamas? — Mi nombre es Reneesme— le respondió con una pequeña sonrisa. sentí mi suelo moverse y mi cuerpo desfallecer. Me gire sobre mis pies para mirar el panorama. — Si Nessie. Nessie estaba agarrada de mi cintura. la mire y en mis ojos creo que vio lo que pasaba por lo que se llevo las manos a la boca y soltó un jadeo. obviamente fui víctima de burlas y de malos tratos pero ella siempre estuvo allí como mi más grande apoyo. se llama Esme— la inten215 . — Mami— susurro la voz de mi pequeña. Edward estaba a solo un paso de nosotras con sus ojos puestos en la niña. — ¿Reneesme?— pregunto con un poco de alegría — No pero tiene la mitad de tu nombre. — ¿Quién eres tú?— pregunto de inmediato. ambos eran dos gotas de agua. Nessie hasta el momento había omitido sus penetrantes ojos pero solo pasaron unos segundos más y ella se giro para mirarlo. mire los ojos de Edward y vi la llama de odio que se comenzaba a encender en ellos — Es un hermoso nombre— le susurro con una dulce sonrisa— mi mama se llama como tú. baje mis ojos hacia donde estaba— ¿Cómo está Antho? ¿se va a poner bien?— pregunto casi bordeando las lagrimas. su mirada era neutral. Antho se pondrá bien. Vera tenía una expresión de asombro confinada con horror. su angelical tono de voz podía derretir hasta el más duro corazón. era imposible no darse cuenta del parecidos.

Edward apretó sus puños y bajo su vista hasta cerrar sus ojos. los ojos de Edward no se despegaban de mi rostros. � Antes de… � Creo que no hay mucho que decir. � Edward…— � ¿Cuántos años tiene Bella?— pregunto de inmediato sin dejarme hablar. el silencio se me hacia increíblemente molesto y eterno. dime ¿Cuántos años tiene? � Nessie… tiene casi ocho años— lentamente deje de respirar. los segundos pasaron y no decía nada. � Y el niño que está adentro ¿Cuántos años tiene?— volvió a preguntar.sidad de la mirada de Edward me sobrecogió ahora en sus ojos veía un brillo muy especial. repetía en mi mente ¿Qué podría ser lo peor que pasara? ¿Qué me odiara? Lamentablemente es un riesgo que tengo que correr. Sus ojos me dieron una caricia de ánimo y se llevo rápidamente a mi hija de la mano. vamos Bella. � Déjame… � No Bella. cualquier persona podría darse cuenta de lo que sucede aquí. � Nessie y Antho son mellizos— el cuerpo de Edward se tenso al pronunciar de mis palabras. ya no podía retroceder. sus ojos subieron a los míos y vi el cambio 216 . quiero ir al baño— dijo mientras jalaba mi chaleco. ambos se miraron por algunos segundos hasta que mi pequeña rompió el contacto— mami. — Oh— le respondió sonriéndole. — Yo la llevo— susurro Vera acercándose lentamente. El silencio se esparció entre nosotros como un manto.

su rostro era serio y apagado ¿Qué estaría pensando? 217 . el la sujeto por la cintura intentando darle tranquilidad. Ya después pensare en lo demás. tenía una extraña sensación de no poder con esto pero debía hacerlo por mis hijos. mis piernas apenas podían mantenerse en pie y caminar coordinadamente. Llegamos a la parte de atrás de la urgencia en donde no pasaba ni un alma. sin decirnos nada giramos sobre nuestros talones y nos dirigimos por el largo pasillo de la urgencia. es Edward Cullen � ¡maldita sea!— gimió mama agarrando el brazo de mi padre. La cara de Edward no denotaba ninguna expresión. Camine por su lado dejándolos casi sin respuesta. cuando me vio hizo un gesto para que lo siguiera. � ¿Qué sucede Bella?— me pregunto mi mama rápidamente— ¿no me digas que él es? � Si mama. � ¿Qué harás ahora?— Charly me miro esperando que dijera algo � Decirle la verdad por supuesto. el es el padre de los niños. � ¿Porque lo hiciste? ¿Por qué nunca me lo dijiste? � Tengo mis razones pero creo que este no es el mejor lugar para tener esta conversación— Edward me miro y asintió lentamente. esto no iba a terminar bien. Salí hacia el exterior y Edward me estaba esperando a un lado de las puertas. es lo primero. ya lo hice. nos detuvimos delante de una enorme fuente de agua. � Bella no lo hagas— rogo René Swan � Lo siento mama. en el camino nos encontramos con mis padres Edward paso por su lado sin mirarlos y salió por las puertas de la urgencia.que había en su mirada.

demonios. en sus ojos había odio. la presión hizo que una enorme mueca saliera de mis labios— ¡Dímelo!— me exigió aun con más presión. es verdad. � No podía hacerlo— murmure adolorida— cuando lo intente tu anunciaste tu compromiso con Ángela por lo que no quise entrometerme— mi voz se escuchaba entrecortada. la pequeña que acabo de ver tiene mucho de mí por lo que te sería imposible negarla— respire pesadamente. sus dedos me soltaron con tanta brusquedad que mi centro se tambaleo por completo— creo que es lo más estúpido que te he escuchado decir desde que nos volvimos a encontrar � ¿estúpido?— pregunte con desconcierto. él quería saber la verdad y yo no era capaz de decírsela. � No me interesan tus alegatos. � ¿Por qué no me lo dijiste? ¿Por qué no me buscaste?— sus pasos acortaron rápidamente la distancia que nos separaba. ¿A dónde iría a parar todo esto?. tomo mis brazos y apretó cada uno de sus dedos sobre mi piel. mi cuerpo que ya estaba agarrado dio un respingo. � Si Edward. mis manos sobaron la 218 . � Creo que no tengo una explicación preparada pero te diré lo que hay en mi corazón.� Ahora dime— comenzó después de un silencio— quiero saber que sucede. Anthony y Reneesme son hijos tuyos— un silencio sepulcral se expandió en todo el lugar. quiero saber ¿esos niños son mis hijos? Aunque si me lo niegas ahora no te lo creería. rabia. la mirada de Edward ardió en su rostro y soltando unas cuantas maldiciones en Italiano volvió a hablar. � ¡esa no es una excusa!— arremetió con fuerza en su voz. es la verdad Edward. impotencia pero no había ningún rastro de los buenos sentimientos que antes había visto en el.

sin duda me quedarían marcas por la fuerza que había ocupado en su agarre. El me miro con el mismo desprecio que antes y sus ojos se tornaron mas fríos que cualquier cosa en este mundo. � Esto es demasiado— susurró con desprecio— ¡porque demonios no me dijiste Isabella!. me has tenido separado de mis hijos por casi ocho años— gruño con sus labios apretados � Tienes que entender… � ¿Qué cosa?— me interrumpió al momento que mis palabras salieron de mis labios— me mentiste y me has ocultado la verdad durante todo este tiempo. al contrario se había acrecentado con el pasar de los minutos— ¿no vas a decirme nada?— pregunto con sus ojos llenos de rabia. � No me amenaces � En este momento estoy en posición de hacer lo que se me venga en gana. soltó un suspiro y apretó sus puños— esta conversación quedara aquí � Edward � No Bella y espero que por tu bien facilites las cosas entre mis figlios y yo.piel que él había aprisionado. ¿Por qué no me lo dijiste cuando nos volvimos a ver?— la pregunta caló hondo en mi corazón . el me odiaba y creo que yo no podía vivir con eso. Ya estas advertida y no intentes nada porque te juro 219 . desde ahora en adelante cada resolución que tomes con respecto a los niños deberás consultarla conmigo � No puedes hacerme esto— gemí con un poco de desesperación. � Puedo— susurro— y juro que te arrepentirás de haberme escondido la verdad. Me acerque a él y puse ambas manos a la altura de sus codos. su mirada helo cada una de las células de mi piel. tenía miedo en ese entonces y ahora el sentimiento no era diferente.

� ¡Anthony!— exclame fuerte cuando entre en la habitación. el miedo que sentí al verlo lleno de sangre es algo que no se lo daría a nadie. los ojos de mi hijo de inmediato me miraron. Sus brazos se soltaron de mi agarre con brusquedad. Mis piernas temblaban aun más fuertes y el hielo que recorría mis huesos ya me hacía daño ¿Qué pretendía Edward? ¿Era capaz de cumplir su amenaza? Esto había sido peor de lo que imaginaba. cuando por fin pude llegar a mi hijo lo estaban cambiando de camilla. sus pasos se perdieron entre la gente de la entrada y me dejaron inmersa en un horrible silencio. se alejo de mi sin ni siquiera darme alguna esperanza. 220 . eleve mis ojos y Vera caminaba a toda prisa hacia mí. el corazón me latía a mil por hora intentando controlar los sentimientos que se arremolinaban en mi pecho � Estoy bien. me duele la cabeza pero no tengo nada mami. Antes de que ella dijera algo más me compuse y corrí hacia la sala de trauma. corrí hacia donde estaban y las bese frenéticamente. � ¡mami!— extendió sus manos para mi.que te arrepentirás. � ¿Cómo estas pequeño?— mi voz salía apretada de mis labios. Edward se había ido en la dirección contraria a la que mi amiga venia recorriendo— ¡Bella! � ¿Qué sucede?— pregunte en un hilo de voz � Anthony despertó— mis ojos se aguaron rápidamente y mis manos temblaron mas fuerte � ¿enserio?— pregunte con ilusión � Si Bella— contesto Vera con evidente alegría— despertó y está preguntando por ti. � Bella— me llamo una voz conocida.

el palpitar de mis brazos aun no disminuía— ¿los tutores del niño están cerca?— pregunto de repente. El momento que se creo que la habitación era completamente tenso. ni siquiera sabia si Edward nos dejaría salir de este hospital. en menos de dos minutos ellos estaban en la habitación junto al doctor. deben estar por ahí � Debe llamarlos ya que necesitan firmar las autorizaciones para efectuar los cambios— asentí lentamente bajo el constante escrutinio de Edward. � Hola— saludo alegremente y sin una pisca de todos los sentimientos oscuros que sentí momentos antes � Hola— saludaron los mellizos al mismo tiempo— ¿Quién eres tú? ¿eres doctor?— pregunto Antho � No. les comento lo que sucedía y se fueron hacia la admisión para firmar los papeles. los intentos y curiosos ojos de mis hijos devoraron a Edward al igual que el con ellos.¿Cuándo nos iremos a casa?— la pregunta me hizo temer. 221 . � Bien señora Swan— me llamo el doctor— el pequeño está a punto de ser pasado hacia una nueva habitación— de la nada apareció Edward a las espaldas del doctor. se llama Edward. � Si… si— respondí con tartamudeos— son mis padres. tenía que hacer algo antes de que ellos comenzaran a hacer preguntas que yo no podría responderles. Saque mi celular del bolsillo y llame a mis padres para que aparecieran. � Chicos…— intente decir pero Edward fue más rápido. su mirada se poso fijamente en el pequeño que estaba sentado en la enorme camilla. Mire de reojo a Antho y el también lo observaba. es un señor que estaba afuera. � Pronto— susurre besando su frente. mi pecho se remeció frenético y mi cuerpo de inmediato comenzó a sudar.

� ¿tú nos conoces de antes? � No pero me habría encantado— el doble sentido de la oración me hizo temblar. no soy amigo de tu mama… � Edward…— intente advertirlo antes de que cometiera una locura. se acerco al otro extremo de la camilla y se sentó en ella para quedar a la altura de mi hijo. había esperado este momento toda mi vida y no sabía qué hacer estaba a puertas de revelar la verdad más difícil de toda mi vida y sentía pánico de hacerlo. � Mami— susurro mi hijo mirándome fijamente. � Yo no soy amigo de tu mama— continuo sereno. quería vivir. sus ojos se dirigieron a los míos y la potencia de su mirada me hizo respingar. Reneesme quien estaba totalmente interesada en la conversación rápidamente se subió a la cama y se sentó junto a Anthony— he venido desde muy lejos solo para conocerlos. la habitación se hacía cada vez más pequeña y no podía evitar sentir la presión en el pecho ¿Qué le diría Edward? ¿sería capaz de lanzar la verdad sin contemplaciones? � No.� ¿Edward? ¿eres amigo de mi mama?— pregunto de repente. � Tu cabello…— susurro Anthony mirando fijamente a su cabeza— es… es… es del mismo color que el nuestro � Y mira sus ojos— susurro Nessie con tono de asombro— son… son del mismo color. quería correr hacia una dirección desconocida. quería gritar. � Porque ustedes son muy importantes para mí y alguien me dijo que tenía que venir en este preciso momento. estaba furioso. mi frente comenzó a perlarse por el sudor. � ¿Por qué?— pregunto Nessie con voz dulce. Quería morir. yo no sabía qué hacer lo único que esperaba era que la tierra se abriera y me tragara. 222 .

la pasión. tenía que hacerlo pero mi boca parecía hermetizada. podía sentirlo. debía decir algo. mis ojos se abrieron a más no poder. el lo único que quería era destruirme frente a ellos. de ahora en adelante lo único que obtendría de él serian el odio y la indiferencia.� Niños…— comencé— hay algo… � He venido para verlos porque yo soy su papá— soltó Edward de una buena vez. El silencio se esparció como la niebla en el invierno. las luces parecían más fuertes y el espacio se había reducido tanto que sentía las paredes apretarme contra las otras. estaba esperando a que yo lo negara porque estaba segura que era capaz de llevarnos de inmediato a juicio. sabía que esperaba una venganza podía verlo. � Niños… este hombre que esta… aquí. cerré mis ojos e intente calmarme. su nombre es Edward Cullen. Edward tenía en sus ojos la amenaza. yo lo amaba y tenía que vivir con las consecuencias de mis actos. los niños estaban petrificados en la camilla. Lo peor solo estaba comenzando… 223 . lo peor de todo es que no sabía si podía vivir con ello. Todo el amor. sus ojos se giraron completamente en mi dirección. Edward tenía una sonrisa en sus labios que acompañaba el brillo tan inusual de sus ojos ¿Qué estaba esperando? ¡Porque les había dicho sin más! El no tenia consideración por mis hijos. me afirme en la orilla de la camilla para que nadie notara lo mareada que estaba � ¿papá?— susurraron los dos al mismo tiempo. es su padre. la dulzura que alguna vez había tenido de él se había esfumado.

Destrucción Scort Capítulo 11: Destrucción (Distruzione) ¡NENAS SORPRESA! Hola mis amores como están?. oscuro y sin final. les pido máximo de comprensión con mis historias. hice un alto en mi loca vida de trabajo y universidad para subirles este capitulo me demore un siglo en escribirlo pero espero que les guste. les traigo esta pequeña sorpresa. yo EXAHUSTA jajajaja pero bien. la habitación comenzó a llenarse de puntos negros. se que las deje abandonadas y todo lo demás pero prometo que al igual que hoy dia subiré a penas pueda capitulo de cada una ¿bueno? Ojala me entienda y esperen a esos días Las amo con todo mi corazón Con amor Tiwii Cullen Bella POV: Sentí que caía en un vacio. mis ojos 224 . mi cuerpo era arrastrado por una corriente que me llevaba hacia el fondo de un lugar oscuro.12.

suspiro pesadamente y con una pequeña son225 . Mire sus ojos. ¿ahora como saldríamos de este embrollo? � Tu…— susurro la voz de Reneesme— tu eres nuestro papá— la cara de mis pequeños era de completo asombro. ¿sería capaz de negarlo?. que te encontraría solo para que nosotros te conociéramos. es verdad que lo tendría que buscar pero tal vez pasara mucho tiempo antes de que aquello sucediera por mi propia voluntad. rápidamente las reemplace por una sonrisa. Intente contener la sensación de vacío de mi cuerpo y mi mente pero fue imposible ¿Cómo habíamos llegado hasta este punto?. si el sabia actuar yo también. el aire de mis pulmones parecía haber sido evacuado de ellos. � Entonces cumpliste tu promesa— susurro con los ojos desbordándose � ¿Qué promesa?— pregunto Edward mirándome.que antes estaban enfocados en mis hijos se dispersaron. Antho tenía una expresión que jamás había visto en su rostro estaba desconcertado. Edward me miro y pude ver en su rostro el desconcierto. no podía. además los temblores de la camilla me indicaban que los dos estaban en completo shock. � Mami— susurro Anthony— ¿es verdad?— pregunto con la voz más inocente del mundo. � Sí. � La promesa— menciono Reneesme en un contenido susurro— mamá le prometió a Antho que buscaría a nuestro papa. verdes intensos al igual que los de Edward y me vi perdida. ahora es cuando más tenía que ser fuerte. � Si hijo. yo soy tu papa pequeña. no podía hablar estaba completamente sin palabras. he venido desde muy lejos solo para verlos— la voz profunda de Edward resonó en toda la habitación y calo mi corazón. el es tu papa— cerré mis ojos y lagrimas cayeron por mis mejillas.

ese de nada no pudo ser expulsado. el color 226 . � ¿Qué sucede hijo? � Gracias— susurro expandiendo la sonrisa y dejándome ver aquellos blancos y perlados dientes. Anthony miraba a su padre como si pudiera atravesarlo con los ojos. sería una mentira más y no estaba dispuesta a seguir embarrando mi alma. mi hijo pensaba que yo le había dado este regalo y no había sido así. � He venido desde muy lejos buscando a su madre y cuando llegue aquí la encontré a ella y a ustedes también. La habitación nuevamente se sumergió en un silencio. la emoción que reflejaba en cada facción de su rostro hizo una mella en mi alma. � ¿Cómo nos encontraste?— pregunto Nessie. mis manos temblaban y mi corazón bombeaba rápidamente dentro de mi pecho. las paredes se hacían cada vez más pequeñas. � ¿tu sabias que nosotros existíamos?— la pregunta con un toque acido de mi hijo me hizo girarme de inmediato hacia donde estaba. no puede ser que después de tanto tiempo el no nos haya venido a buscar antes— el pequeño agradecido había cambiado a hacia el niño resentido. ¿Qué pasaba? Sentía mis piernas a punto de desfallecer.risa miro a los pequeños nuevamente � Su mama ha cumplido hijos míos. el odio que expulso en esa pregunta se vio contrarrestado con la aun visible emoción de Nessie. � Quiero saberlo mama. yo estoy aquí y les prometo que de ahora en adelante estaré aquí siempre. Mis labios se hermetizaron. ahora me sentía como la mujer más deshonesta del mundo. � Mami— me susurro Antho nuevamente haciéndome salir de mi aletargamiento. � ¡Anthony!— exclame en tono de reprimenda.

Edward se puso de pie y le dedico una última mirada a los pequeños.intenso de aquellos hermosos orbes se veía reflejado en los de su padre y hermana. las expresiones eran completamente diferentes. � Basta Antho. deja al señor Edward en paz— Nessie se giro hacia donde él y le dio una sonrisa que Edward respondió. debes descansar. a pesar de que sabía que él no era un hombre malo y que amaba a mis hijos a pesar de saber 227 . � Es verdad— agrego Edward— además su madre y yo tenemos que ir a hablar con el doctor. � Está bien— respondieron ambos al unisonó. el sabía perfectamente que si hubiera dependido de mi él. � Yo sabía de su existencia— dijo y por mi espalda paso un frio— yo sabía que ustedes existían pero no había podido encontrarlos nunca— mintió en una acción completamente piadosa. � Anthony será mejor que te recuestes. � Claro pequeños. no estaba en plan de contradecir sus palabras. volveré pronto. me llamo la atención de que ella no le dijera papá. jamás se hubiera enterado. tal vez. Caminamos en silencio por el pasillo hasta la puerta de la cafetería. Edward lo miro a él y temí por lo que pudiera decirle. sus ojos brillaban al ver las figuras de sus hijos. Nessie miraba a Edward de pies a cabeza embelesada pero Anthony tenia cierto recelo en sus ojos. las resplandecientes cabelleras de color rojizo marcaban el lazo sanguíneo que poseían. solo lanzo aquellas palabras y sacio la curiosidad de nuestro hijo. su actitud había cambiado de un segundo a otro. � Mami. Edward se giro sin mirarme y salió por la puerta de la sala de traumas. ni siquiera me miro. vuelve pronto— me pidió Anthony suavizando su mirada cuando la dirigió hacia mí. Cuando él se detuvo allí y entro no hice nada más que seguirlo.

cuando volvimos a estar solos él dirigió sus ojos hacia donde estaba. � ¡No!— grite con horror— ¡no me los quites!— exclame con el peor miedo que sentí en mi vida � ¿Por qué no?— pregunto con una suave voz— tu me alejaste de ellos ¿Cuántos años?. el miedo me hizo deslizarme un poco más atrás en mi silla. sería un mentiroso si no te dijera que en estos momentos tengo ganas de pelear por la custodia completa de mis figlios. Susurre algunas palabras pero hice caso a su petición. 228 . � Cuando los tuve era muy pequeña por lo que ni siquiera yo tenía mi propia libertad ya que era menor de edad por lo que decidí darles la custodia temporal. � Siéntate— exigió con voz demandante cuando nos acercamos a una mesa. � Lo sé— susurre � Te imaginaras que yo no me alejare de mis hijos por nada del mundo— asentí— hay algunas cosas que he visto que no me han gustado y exijo una explicación. yo pensaba que lo conocía pero algo en mi corazón me hace darme cuenta de que esto está recién comenzando. no esperaras que me quede sin hacer nada. nadie más que sus padres. � No me gusta— sentencio de repente— no quiero que nadie tenga derechos sobre mis hijos. � ¿a qué te refieres? � ¿Por qué tus padres tienen la custodia de mis hijos?— pregunto en un tono grave y acercándose hacia donde estaba. con el tiempo y con todo lo que tuve que pasar decidí mantenérselas hasta el día de hoy.la verdad hace dos horas tenia pánico de lo que él pudiera decirme. el impacto de su mirada me dejo sin habla— ahora las cosas han cambiado Isabella. El silencio se extendió lo mas incomodo posible hasta que la camarera nos vino a pedir la orden.

era verdad podría haber sido diferente. � Por lo pronto solucionaremos el tema de la custodia y de los apellidos. por lo pronto llamare a mis abogados para arreglar los papeles de la custodia y sobre los apellidos de mis hijos. Un nuevo silencio se esparció por el lugar. ahí pensare en lo que haremos. � No lo hare. no me los quites. Cuando vuelva vendré a verlos y te digo desde ya que no intentes escapar porque te encontrare en cualquier parte— el odio que expreso en aquellas cortantes palabras me hizo temer que lo que venía no podía ser bueno para mí. � Eso lo veremos con el tiempo. después tengo que viajar a mi natal Italia. es mejor que facilites el cambio Isabella sabes de sobra que con un tronar de mis dedos no volverías a verlos. la gente a nuestro alrededor estaba enfrascada en sus propias conversaciones. ahora jamás se olvidaran de ti. Ahora tendría que esperar a que 229 . el me odiaba y no descansaría hasta lograr verme derrumbada. ya te has presentado frente a ellos. quien iba a pensar que estaba pasando por la peor desgracia de mi vida. � Son mis hijos— respondí con rabia � Pero también son míos. tengo que analizar muchas cosas Isabella. tu acabas de convertirme en esto. no pueden seguir siendo hijos de nadie. � ¿Qué piensas hacer ahora?— pregunte bajando la mirada para que no me viera llorar. ellos merecen llevar el apellido Cullen. si tan solo lo hubiera buscado cuando correspondía esto no estaría pasando. tú tienes mucho en contra. es una lástima pero esto podría haber terminado mucho mejor.� Edward te lo suplico. � Eres un…— gruñí con lagrimas en mis ojos � ¿un qué? ¿un desgraciado?… es tu creación Isabella. te recuerdo.

sus ojos estaban perdidos en la inmensidad del café. Llegamos a las afueras del trauma pero no había nadie. � Creo que no…— susurre algo compungida. creo que por un momento podría hasta haber visto su alma. � No vale llorar sobre la leche derramada— comento poco después. se maravillo al saber que Antho era un deportista y que Reneesme era asidua a las artes. Intente seguir su caminar pero era mucho más rápido que yo. salto y se colgó de mi cuello— ¿Dónde estabas? � Estaba con tu padre hablando sobre ustedes 230 . saco su billetera y dejo dinero sobre la mesa. yo no podía parar de mirar su rostro que estaba bañado por la cálida luz de la tarde. que tenían excelente promedio en la escuela. pregunte a una de las enfermeras y me dijo que Antho había sido transferido a la Unidad Pediátrica del hospital. espero que con el tiempo y los años pueda acceder a ese perdón. quiero ver a mis hijos antes de partir— se paro rápidamente. sus largas piernas avanzaban el doble de lo que podían las mías. a pesar de estar en esta situación no podía evitar amarlo en este momento. � Vamos. el fulgor de sus ojos parecía encender todo su rostro y su cuerpo. cuando doblamos en una esquina pude divisar a Nessie junto a mi padre. La conversación de volvió un poco más ligera cuando me pidió de repente que le hablara de los niños. lo amaba. Emprendimos el recorrido hacia el tercer piso. sus ojos brillaron al saber que nuestros hijos eran niños inteligentes y muy sociables. su boca se curvo en una leve sonrisa al escuchar las maravillas de hijos que teníamos. con locura y sería capaz de dar la vida por el pero aun así sentía ese miedo que sabia no me dejaría en paz por el resto de mi vida ¿acabaría algún día este sentimiento?.su alma se apiadara de mí y me dejara quedarme con mis pequeños. � Mami— exclamo la pequeña quien corrió hacia mis brazos.

� Está bien mami— se comenzó a mover y se bajo de mis brazos. Avanzo unos pasos hacia donde corría Nessie dejándome sola en el pasillo. recuerda que lo que paso fue grave. � Lo hermosa y maravillosa que eres— respondió el con una sonrisa. � Si lo sé— asintió con un puchero— es que nunca hemos dormido separados. Antho quiere verte ¿es verdad que se tendrá que quedar a dormir aquí? � Es lo más probable. � ¿Qué sucede? � Nada— soltó cortante. � ¿te puedo decir Edward? El señor es muy largo— sentencio nuestra hija con una sonrisa � Claro. � Tranquila mi amor. tendrá que pasar una o dos noches aquí en el hospital.� Ah— dijo con emoción— ¿y qué le has dicho?— pregunto la pequeña mirando a Edward. puedes llamarme como tú quieras— le respondió � Está bien Edward— asintió Nessie— Mami. me gire para mirar a Edward quien me observaba atentamente. mi papa quien observo atento y en silencio se acerco cuando ellos entraron en una habitación � ¿Cómo estás? � ¿Cómo crees?— pregunte soltando un suspiro y sentándome en una de las sillas del pasillo— mal � ¿Qué te ha dicho? � Por lo pronto no va a quitarme a los niños 231 . esta noche puedes dormir conmigo si quieres— me acerque y roce su nariz con la mía. sus dedos acariciaron la mejilla de la pequeña quien cerró sus ojos y disfruto de la caricia.

tranquilo. las lagrimas amenazantes se aplacaron dentro de mis ojos. todo estará bien � No mientas— contraataco quitando mi mano de sus labios— el hará lo imposible para destruirte. no lo hará. � Pero Bella…— intento replicar pero mi mano se posó sobre su boca � No papa. � ¿Por qué no te vas? � Porque no puedo. recuerda que si no fuera por el los mellizos no existirían � De igual manera Bella. no lo maldigas. déjame solucionar esto a mí. no te preocupes. � Lo sé pero tengo que ser fuerte y aguantar. no podía dejar que viera mi debilidad. solo espero que esto se solucione lo más pronto posible— sus brazos se extendieron y me uní a su abrazo. ya me ha advertido sobre ellos— mi padre negó con su cabeza y paso su mano por su rostro � ¡Maldito hombre! � No papa. todo esto es por mi culpa por lo que tengo que solucionarlo por mi cuenta. ya te dije todo estará bien papa. déjamelo a mí. � Confiare una vez más en tus palabras hija mía.� ¿por lo pronto?— pregunto con exaltación— ¡Bella! ¿te quiere quitar a los mellizos? � Tranquilo papá no te preocupes. es un maldito por hacerte pasar por esto ¿no entiende que nunca lo buscaste porque no pudiste? ¡es tan inconsciente que no ve eso! � Tranquilo. el me buscaría hasta debajo de las piedras. intente ser fuerte. No quiero que tu o mama se entrometan. el no va a quitarme a mis hijos. 232 .

� Perdóname hermanito � No… te preocupes— respondió mi hijo acariciándose la parte afectada. � Hola mama— saludaron los dos al unisonó � Hola— les respondí acercándome al otro extremo de la camilla. 233 . en cambio Edward demoro un poco en girar su cabeza para mirarme. camine hacia la habitación y cuando entre vi a Edward sentado junto a la camilla y a Anthony y Reneesme arriba de la camilla. el doctor venia revisando una carpeta. si es así Nessie y yo nos quedamos ¿verdad Ness? � Si mami. � A nosotras tampoco por eso cuando venga el doctor le preguntaremos. te has golpeado fuerte y necesitas quedarte aquí para que el doctor te vea. pero veremos si puede quedarse alguien contigo. su rostro fue rápido y escurridizo porque de inmediato giro sus ojos nuevamente hacia los niños. � Qué bueno— agrego Ness mientras abrazaba a su hermano � No tan fuerte Nessie que me duele el cuerpo— exclamo con expresión de dolor. a mis espaldas se sintió alguien entrar. no me gusta estar sin ustedes— confeso el pequeño mirando a su hermana. me senté en los pies y observe la imagen que estaba frente a mis ojos— ¿Cómo estas Antho? � Un poco mejor ya no me duele tanto mi cabeza ¿es verdad que me tengo que quedar aquí a dormir? Este señor me lo dijo � Si hijo— me acerque para acariciar su mejilla— es verdad.Me desprendí de su calor para unirme a mi hijo. yo me quiero quedar con Antho � Está bien mama. Los ojos de mis mellizos se dirigieron rápidamente a los míos.

Edward tenía razón. � Oh— interrumpí con un suspiro. uno de ustedes dos se deberá quedar aquí � Doctor ¿podríamos ser los dos?— pregunto mi papa. el abuelo o la abuela se quedaran contigo. � Mami— me llamo Antho— no te preocupes. yo me puedo quedar solo � No digas eso. al vernos a todos metidos en la habitación su cara cambio. Antho se tiene que quedar aquí en el hospital pero lamentablemente no me puedo quedar con él. ya verás— mis padres hicieron su aparición en aquel momento. el médico lo peso un momento y asintió— muchas gracias entonces Bella iré por 234 . lo lamento señora. me gire y Antho no tenía la mejor cara. todo estará bien. no te preocupes. debemos descartar secuelas posteriores. Doctor ¿puede quedarse alguien con él en la noche? � Si pero solamente uno de sus tutores legales � Pero yo soy su madre— agregue con rapidez � Pero por lo que tengo entendido usted no tiene la custodia del niño por lo que no podrá quedarse. mi padre se puso blanco y mi padre se tambaleo � ¿Qué sucede?— pregunto ella con preocupación � Nada mama. � No… no se preocupe— respondí con pena.� Buenas tardes— saludo cortes— yo soy el doctor encargado del caso de Anthony Swan ¿ustedes son sus padres?— preguntó � Si— respondió Edward antes de que nadie pudiera hablar— ¿Cómo esta mi hijo? � Bien señor el pequeño Anthony está bien pero deberá quedarse aquí un par de días para tenerlo en observación. odiaba los hospitales— tranquilo mi amor. debía arreglar el problema de la custodia.

Nessie yacía sobre la camilla durmiendo junto a Antho. segundos después asintió. la llevare a casa � No se preocupe— murmuro él a sus espaldas— yo lo hare. sabía que luego me esperaba una enorme reprimenda de mi madre pero debía hacerle frente.algunas cosas a la casa cuida de tu madre mientras vuelvo. abrí mis ojos apresuradamente para tantear lo que sucedía. mi papa lo observaba con odio en cambio Edward solo demostraba lo acorazada que estaba su alma en este momento. � Esta muerta de sueño. cerré mis ojos y los deje descansar un poco cuando los abrí mi papa me miraba fijamente con Edward parado a sus espaldas. yo las llevare a la casa. me pare de repente y las miradas cambiaron hacia mí. El sol se ponía raudo en las ventanas mientras mi padre salía del hospital. � Bien papa. � ¿dejaras que él se la lleve?— nuevamente mis ojos se cerraban pero aun podía escuchar sus voces � ¿Qué crees tú? El es el padre de los gemelos. usted quédese acá con su esposa y Antho. Mire con mis ojos somnolientos a papa mientras pensaba en lo que le había dicho Edward. Antho y Ness le contaron a Edward sobre sus vidas mientras mi madre veía su mundo derrumbarse y yo me maravilla por lo sociable que podían llegar a ser mis hijos. Mi padre volvió al cabo de unas horas. yo mañana le traeré todo lo demás. no podría dañar a Bella aunque quisiera— sentencio mi papa. tráele a Antho unas mudas de ropa. debe estar agotada. esto estaba hecho y no valía nada llorar sobre la leche derramada. pobre. refregué mis ojos y camine 235 . � ¿Qué sucede?— pregunte mintiendo. yo estaba casi durmiéndome en el sillón donde estaba. � Bien. nos quedamos ahí junto a Edward esperando su regreso. vuelvo enseguida. creo que las emociones del día los habían agotado a ambos.

el antejardín se veía oscuro al igual que todo el lugar. sexo. luces.hacia mi papa � Nada pequeña. le di la última mirada a mi pequeño dando las gracias por lo bien que estaba. cuando me gire Edward estaba parado en frente mío � No hagas fuerza. me puse la chaqueta y me acerque a la camilla para despedirme— adiós mi pequeño. ¿Quién iba a pensar que iríamos caminando juntos y con uno de nuestros hijos en sus brazos?. el camino fue tranquilo. Salimos de la habitación y recorrimos los pasillos en silencio. el silencio se prolongo por todo el camino hasta llegar a la casa. Llegamos al estacionamiento y nos montamos en el auto. camine por el césped cargando a mi hija mientras Edward se apresuraba a abrir las puertas. amor. subí rápidamente los escalones y deje a la pequeña en su cama. Nessie iba cómodamente dormida en el pecho de su padre. te amo y volveré pronto a verte— pase mis brazos por debajo de mi hija y la alce para acercarla a mi pecho. Nessie no despertó en ningún momento y tampoco cruzamos alguna palabra. lo haremos. a mis 236 . yo la llevare— en segundos me arrebato el frágil cuerpo de Nessie. ni comparado con el mes anterior. � Lo hare— nos besamos y abrazamos. flashes. descansa. para no sentirme inútil tome sus cosas y una manta para cubrirla cuando saliéramos. � Bueno mama. Aparcamos justo en frente. ahora estábamos rodeados de dudas y de inestabilidad. papa nos vamos. cualquier cosa llámenme por favor � Tranquila querida. cuando estaba instalada Edward e paso el cuerpo durmiente de nuestra hija en mis brazos y cerró la puerta. � Está bien— respondí. solo nos preguntábamos quien te llevaría a casa pero Edward se ofreció a llevarlas para que nosotros nos quedáramos aquí. coctel y mucho glamur esa era nuestra vida.

espaldas los ojos atentos de Edward me observaban. Arreglaras las cosas de la custodia con mis abogados y cuando yo vuelva deberás tener listos los papeles para que iniciemos el cambio de apellidos— la voz grave de Edward hacia que se me erizaran los vellos. si quieres pasar tiempo con tus hijos yo no me opondré pero no los metas en nuestros problemas. te exijo que nos dejes en paz. Baje deprisa los escalones seguida de las pisadas de Edward. su ceño se frunció completamente y una expresión de enojo se asomo. � No hagas nada en contra nuestra— gruñí apretando mis puños. lo hizo como hace mucho no lo sentía. debo viajar pero cuando vuelva las cosas cambiaran. no se comparaba al suave tono de voz que usaba mientras me hacía el amor. � ¿le dices eso todas las noches?— pregunto en un susurro mientras pasaba a su lado para salir de la habitación � Sí. su lengua 237 . magia y buenos deseos— apague la luz y cerré su puerta. eso tengo por seguro. � Duerme bien pequeña princesa. quiero que mis hijos vivan en un mundo lleno de amor. descansa y sueña cosas bonitas— susurre en su oído. Me pare en el medio de la estancia con mi corazón agitado— ¿Qué pasara ahora Edward? � Ya te lo he dicho. � Tu no estás en posición de exigir nada— sentencio acortando la distancia que nos separaba � Estoy en la posición que quiero. � Ya cállate— me agarro fuertemente de los brazos sujetándome de un poco más arriba de los codos � Suéltame— le pedí mientras intentaba zafarme— ¡Edward! Me haces daño ¡Ed…! Antes de que pudiera decir algo mas su boca se abalanzo sobre la mía y me beso. ella se removió algo inquieta y se acomodo nuevamente.

esto era un resquicio de lo que había perdido y estaba segura de que sería la última vez que pasara. Mis manos acariciaron todo lo que había a su paso. sus ojos estaban cerrados y si notaba que no quería abrirlos ya que los apretaba constantemente. 238 . � Suéltame— le pedí cuando logre liberarme del absorbente beso. cerré los míos e intente guiarme por el mismo sentimiento. � Edward— gemí cuando sus besos llegaron a mi cuello. sus ojos estaba abiertos y mirándome mientras devoraba mi boca pero no decía nada sus labios parecían solo estar dispuestos a besarme y no a revelar alguna palabra. la lujuria. su cadera presionaba la mía dejándome sentir lo excitado que estaba. enterré mis uñas en su chaqueta y me deje llevar por la pasión. Con mis brazos aun sujetos por el acaricie su espalda. comprobé que estaba desfigurado con el placer que estábamos sintiendo. sus dedos se pegaban a mi piel con dolor y pasión a la vez. había extrañado con locura su cuerpo y ahora me daba cuenta que moriría si esto terminara pero no tenia que pensar. mi cuerpo en segundos reacciono de manera defensiva. Su boca nuevamente se apodero de la mía. llegue a su cabeza y gemí cuando mis dedos se entrelazaron con su cabello. sus manos raudas comenzaron a abrir mis ropas. abrí mis ojos mientras lo besaba pero él no me miraba como antes lo hacía. Sus brazos me liberaron e inmediatamente sus manos comenzaron a recorrer mi cuerpo. intente zafarme de su agarre pero cada vez se hizo más duro. el forcejeo y el rose de nuestros cuerpos despertaron el deseo. si él quería que esto fuera así. su cuerpo me empujo por el estar hasta chocar contra una de las murallas. solo me besaba con frenesí. tire de ellos para poder ver su rostro a la tenue luz de la estancia.se mezclo con la mía iniciando un forcejeo. solo disfrutar. sería como él quisiera. el no decía nada.

� Edward— gemí suave mientras besaba sus labios a cambio de esto el no dijo nada. todo mi cuerpo reclamaba el suyo con fervor. rápidamente se enderezo para deshacerse de ellos y de todo lo que impedía el paso de sus besos. cada punto erótico estaba extasiado con aquellos estímulos. Su cabeza cayó sobre mi frente apoyándose contra mí. 239 . sus dedos sacaron la correa de mis pantalones.Nuevos vuelcos nos llevaron hacia el sofá. Me sentí como en las nubes. cada segundo que pasaba mi corazón y mi piel estaban más llena de sus caricias. � Baja la voz o despertaras a la pequeña— me pidió en un susurro sensual. que me indicaba que esto no estaba bien. mi pequeña en el segundo piso y yo disfrutando de los placeres carnales junto a su padre. El momento llego a su clímax. muy dentro. Las respiraciones se hicieron erráticas. todo en mi me invitaba a continuar. Edward me lanzo contra él y se tiro después. tome mis ropas y rápidamente comencé a colocármelas. controlo su respiración y solo un segundo después se paro y comenzó a arreglar sus ropas— ¿Qué sucede?— pregunte con una cuota de temor. cada uno más caliente y enfebrecido que el otro. me sentí desnuda pero no de cuerpo si no de alma— ¿Qué haces?— pregunte nuevamente. cada uno con más pasión y lujuria que el anterior. yo quería hacerlo pero había algo dentro. pronto mi piel nuevamente estaba cubierta de ellos. el ambiente nos tenía envueltos en una danza de vaivén. con el grado de excitación que sentíamos nuestros cuerpos solos se fueron moviendo. era una madre terrible. suaves besos en mis ya enrojecidos labios fueron el perfecto desenlace. los corazones desbordantes de palpitares y los besos mas absorbentes. nuestros cuerpos una vez más quedaban unidos y sellados el uno con el otro. mi hijo en el hospital. antes de alcanzar un maravilloso orgasmos gemí tan fuerte que los labios de mi amor se pegaron a los míos para acallar aquel grito desesperado. el roce de nuestros sexos era enloquecedor y me hacia jadear y gemir.

� ¿a caso no estás viendo?— me contesto con frialdad— tengo que irme. � Edward yo… � No digas nada. de ahora en adelante tu solo significas una distracción para mí. aquel que era el padre de mis hijos y por el cual yo vivía. Ese hombre estaba parado frente a mí diciéndome que no era más que una simple distracción para él. mañana estarán aquí mis abogados � Pero es dom… � No me importa el día que sea. no comprendía bien que es lo que merecía o no de parte de él. � Soy lo que tú has creado. no eres nada más Isabella. quiero a mis hijos con mis apellidos a mas tardar en un mes. esta distracción no ha sido beneficiosa � ¿distracción?— pregunte atónita— ¿le llamas a esto una distracción? � ¿Qué nombre podría ponerle?. ¿me lo merecía? No lo sé. aquel hombre que me miraba con esos vacios ojos era el mismo que hace solo unos momentos me estaba haciendo el amor con locura y pasión. espero que facilites la transacción— mi garganta se apretó pero mi cuerpo aun estaba pasmado por el cambio de reacción— mas te vale que no des problemas porque te aseguro que al primer cambio de parecer te los quito y no vuelves a verlos nunca más. Mi mundo se detuvo. Sin mas camino hacia la puerta y segundos después la cerro. no tenía idea. ahora…— me miro fijamente— aprende a vivir con ello. ya te lo he dicho— dijo poniéndose su chaqueta y arreglándose la camisa— me iré de viaje y volveré pronto. el espacio se hizo cada vez más pequeño ¿esto realmente estaba pasando? 240 . aquel que alguna vez me dijo que me amaba. � Eres un…— gemí mientras lagrimas caían por mis mejillas.

estaba segura que la destrucción recién estaba comenzando. me respondí a mí misma. esto estaba pasando.Sí. me senté en ese sillón donde hace solo unos momentos me había amado y llore. 241 . aquel hombre que alguna vez ame estaba siendo mi propio juez. el que me haría pedazos solo por haberle escondido aquella verdad. llore amargamente en espera de aquel amanecer que se veía cada más oscuro que el anterior.

Cambios Holaaa! ¿Cómo están todas las bellas y hermosas lectoras y escritoras de Fanfiction? ¿Yo? muy bien no las aburriré con la lata de siempre. Edward volverá en cualquier momento. desde que Edward abandono mi casa aquel día. desde que los mellizos conocieron a su padre no paran de hablar de él. cada minuto. espero poder subir capítulos un poquito mas seguido. Nessie estaba obsesionada con volver a verlo al contrario de Antho que me pregunta cada vez más pero que no ha 242 . ¿Cuánto lleva de viaje? — Una semana— conteste en el mismo tono. La semana más larga y torturante de mi vida.13. cada hora son aun más dolorosas que la otra. no les prometo nada pero por lo menos aqui tienen uno recién salido del horno espero sus comentarios y buenos deseos. Mi conciencia y a la vez mis hijos me han puesto en jaque. mil abrazos y nos leemos pronto Con Amor Tiwii Cullen Bella POV: — ¿y ahora que vas a hacer?— me pregunto mi amiga Vera mientras me observaba atentamente — No lo sé— susurre con voz tenue — Piensa rápido Bella.

Recuerdo que me pidieron muchos papeles y las actas de nacimiento de mis hijos. no podía evitar pensar en cómo reaccionarían ellos frente a esta situación. La promesa sobre los abogados fue cierta. Al otro día muy temprano me llamaron para ir a los tribunales y al registro civil a realizar el cambio de la tutela. él llama a los mellizos todos los días.mostrado un interés mayor. recordar la sola amenaza de Edward me helo hasta el último de mis cabellos por lo que asentí levemente e intente disimular la horrible pesadilla que estaba pasando en mi vida. además de hablar con mis padres. todas las veces que puede en realidad pero nunca pide hablar conmigo. aquel domingo muy temprano por la mañana llegaron a mi puerta un ejército de abogados. solo con ellos. todos con la idea fija de realizar el traspaso de los apellidos. el juez me miro extrañado y me pregunto si estaba en lo correcto. — ¿no sabes cuando vuelve? — No. me dijo que se iría por unos días. el miedo latente de una destrucción total me tenía aterrada. Cuando miraba a mis hijos conversar con sus abuelos la idea del que dirían los padres de Edward sobre esto atravesó mi cabeza. ¿Qué pensarían los padres de Edward sobre la Scort que tiene dos hijos de su primogénito? Obviamente cuando se enteren seré aun mas víctima del odio de la familia Cullen. Toda la semana ha sido igual entre papeles y tramites. ¿aceptarían a mis hijos como uno más de la familia o intentaran hacernos a un lado para evitar que nos entrometamos en su vida? No lo sabía y tal vez en lo más profundo de mí alma ni siquiera lo quería averiguar. Antho salió a los dos días del hospital. — Ya veo 243 . estaba feliz de volver a la casa y de estar junto a su familia. cuando el juez me pregunto si le quería otorgar la tutela a alguien ni siquiera alcance a responder cuando uno de ellos me interrumpió diciendo el nombre de Edward.

ahora siempre anda cuidándome las espaldas y me pregunta sobre Edward pero es extraño porque ni siquiera le importa verlo — ¿Nessie si? — Ella esta obsesionada con volver a ver a Edward. Afuera de mi casa había una enorme camioneta estacionada. de ella se bajo la persona que menos esperaba. Mi mano tembló en la manilla ¿Qué le iba a decir? ¿Se habría enterado de la verdad?. actúa normal — Lo intentare— Vera salió corriendo por la parte de atrás de la casa mientras yo caminaba hacia la puerta para abrir. — Pequeña— susurro sonriendo levemente— ¿ahora que ibas a hacer? — Estaba por lavar unas cosas de los chicos y después iba por ellos a la escuela ¿por qué? — No…— comenzó pero se quedo en silencio mirando a mis espaldas— porque creo que tendrás que posponer tu lavado para después — ¿por qué lo…?— comencé a decir mientras me giraba hacia el ventanal. creo que estaba a punto de responder todas 244 . creo que mi hija se enamoro perdidamente de su padre. — ¿Qué hace el aquí? — No tengo idea. Antho ha estado muy extraño desde que supo la verdad. demonios— susurre poniéndome de pie — Me iré por detrás— camino hacia mí y beso mi mejilla— no te preocupes todo estará bien. mis ojos parpadearon rápidamente para ver si lo que estaba viendo no era un sueño— oh por dios— susurre.— Casi siempre es Ness quien habla con él.

— No te preocupes si estoy bien— le respondí con solo una parte de verdad en mis palabras — Ahora explícame ¿Cómo es esto? Comencé por el principio omitiendo las partes que sabia a él no debía contarle. le explique cómo había pasado todo. jamás había visto esa reacción de su parte. el ya lo sabía. — Así veo pero como soy tu amigo me hubiera agradado que me las dijeras Bella. me apoye en la puerta que aun estaba abierta. cuando llegue al momento actual su ceño se frunció rápidamente.mis preguntas. Abrí la puerta y lo primero que note fueron unos ojos curiosos que me observaban de arriba hacia abajo. — Han pasado muchas cosas desde que no nos hemos visto Jason. como un hermano alguien en quien yo sabía podía confiar pero jamás había visto una reacción con ápices violentos de su parte. 245 . — Hola… ¿Qué haces aquí?— pregunte con algo de asombro — ¿Qué demonios está pasando?— me respondió con visible molestia en sus ojos — ¿a qué te refieres?— le respondí con otra pregunta — Al ser tu abogado llego a mi despacho esto— metió sus manos en su bolso y saco un sobre café — ¿Qué es eso? — Es la petición de remoción de la tutela hacia tus padres Bella ¿Qué está sucediendo? ¿Por qué le estas dando tutela compartida a Cullen? ¿a caso ya sabe sobre los mellizos? Mi cabeza comenzó a girar. cuando vi este documento se me vino el mundo abajo al pensar que te podría haber pasado algo. Jason era mi amigo. — Es un desgraciado Bella ¿Cómo se atreve?— sus puños se ciñeron rápidamente.

yo estaba segura de que cuando Edward lo supiera esto pasaría. algún recurso de amparo…— empezó a pensar y a pasearse por la sala. por lo menos el hombre que yo conocía no tenía un corazón oscuro como lo había aparentado en los últimos días. debía reconocerlo. — Maldita sea. apura en lo que más puedas esos trámites. por un momento comencé a pensar ¿Qué estaría haciendo Edward en estos momentos? A pesar de todo quería saberlo. sus pasos apurados y su ceño fruncido me ponían cada vez más nerviosa y al mismo tiempo me daban un poco de seguridad. debe haber algo que podamos hacer. se notaba nervioso. con respecto a los papeles que te llegaron. además podría estar segura de que él jamás revelaría sus pensamientos hacia mí. en el ámbito legal el mal nacido podría ganarnos porque le escondiste la verdad tantos años además de que él es el padre. moría por escuchar su voz y saber que estaba pensando pero lamentablemente no era una gran lectora de mentes. se tornaron oscuros. tenía miedo. Mi mente divago en todo lo que sucedía en estos momentos. — ¿estás segura?— comenzó a acercarse lentamente hacia mí. sus ojos llenos de cariño y condescendencia comenzaron a tomar un tinte diferente. ambos sabíamos que esto sucedería. 246 . La figura nerviosa de Jason caminaba sin control por la sala.— Déjalo Jason. sabía que Edward en cualquier momento podría entrar por esa puerta y arrebatarme lo más preciado pero también sabía que él no era así. — ¡Maldita sea!— grito Jason refregándose la cabeza— no sé que podríamos hacer en estos casos. porque es la verdad. los mellizos se merecen tener a su padre cerca y ese es un privilegio que no les quiero quitar. jamás me imagine que fuera tan pronto. — Y no podemos negar ninguna de las dos.

siempre lo haría. — Dios mío— susurre llevándome una mano a la boca. el giro dramático 247 . dices eso por afán de ayudarme pero… — No Bella— suspiro acercándose aun mas— en parte es verdad. que serias mía algún día. quiero ayudarte. lamentablemente jamás quise decirte nada porque no pensé que el padre de los niños apareciera. de verdad piénsalo es una muy buena opción. imagínate si te casas no tendrás la necesidad de acercarte a ese imbécil. solo piénsalo por favor. yo podría protegerte Bella. tal vez pareciera algo normal pero para mí era el quiebre de una gran amistad — ¿le estas tomando el peso a lo que dices? Jason… — Si Bella. esto es un error. — Jason yo…— intente replicar — No digas nada. déjame ayudarte con eso Bella. se perfectamente lo que te estoy diciendo. cásate conmigo— La sola pregunta congelo la habitación. mi piel se helo y muchos sentimientos pasaron por mi cabeza y al mismo tiempo por mi corazón ¿me estaba pidiendo que me casara con el sabiendo que amaba a otro hombre? — Jason… yo. yo te he amado desde el primer momento que te vi y estoy dispuesto a pelear por ti.— Claro que si— retrocedí un paso— tú mejor que nadie sabes que mis hijos merecen tener un padre por… — Entonces dales uno. No dije nada mas. pero lo que me mueve es… es…— guardo silencio y soltó otro gran suspiro— lo que me mueve es amor Bella. pensé que siempre estarías conmigo de una manera u otra pero la llegada de este hombre me hizo reaccionar y darme cuenta de que no estarías siempre para mi. el silencio invadió la sala de estar ¿Cómo podía haber cambiado esta relación en solo cinco minutos?.

lo note algo nervioso y confundido. esa misma noche al escuchar sonar el teléfono mi corazón palpito rápidamente a sabiendas de quien era que llamaba.que había dado me dejo atontada. me quedare en la ciudad hasta mañana por lo que necesites. Jason me miro unos segundos mas y cambio la mirada de lugar. no quiero a Antho siempre enemistado con su padre. Reneesme contesto con euforia y comenzó a hablar con su padre. Luego de hablar por más de una hora con la pequeña Nessie. Nessie estaba aun emocionada por la conversación que había tenido con su padre. — Bueno Bella me tengo que ir. antes Antho me reclamaba cuando podía sobre su padre y era Nessie quien siempre estaba acompañándome pero ahora es todo al revés. Lleve a los mellizos a dormir. el contacto de sus labios en mi piel me hizo estremecer pero de una manera repulsiva. Antho se había recuperado por completo y estaba más fuerte que nunca. solo espero que esa condición no sea siempre así. solo esperaba que no sucediera nada al regreso de Edward. mañana vendré a preguntarte la respuesta— se acerco rápidamente y beso mi frente. me sentí vacía. Los días pasaron rápidos. No entendía el cambio de mis hijos. es Antho y su sobreprotección la que no me dejan tranquila y es Ness quien está casi adueñada de Edward. casi sin vida. Antho solo la miro de reojo y tomo sus cosas para salir hacia su habitación. Salió de mi casa dejándome la confusión latente. no quise decirle nada y la deje dormir con aquella felicidad. 248 . piénsalo cariño. creo que no quería seguir con la misma conversación que tuvimos aquella tarde en el living de mi casa. el no era un hombre del cual yo pudiera enamorarme sin duda alguna no podía sentir nada por él. Jason se quedo unos días mas pero no me siguió preguntando nada. estaba segura que ha Edward le daría lo mismo la situación pero sin duda reclamaría hasta decir basta por los mellizos. aun estaba consternada por sus palabras ¿casarnos? Era una idea bastante loca y poco eficaz. Edward se despidió de ella.

estaba recostada en el sofá. mire por la ventana y vi dos autos negros parados en frente de mi casa. pensando en cuanto había cambiado mi vida en estos días. silenciosos y educados. el día que Edward reconociera a mis hijos y que pudiéramos iniciar una familia. Era día viernes.el no querría que otra persona los criara siendo que se perdió sus primeros años de vida. el había pedido específicamente que los niños no podían salir de la casa sin su consentimiento y no quería llamarlo solo para “pedirle permiso” de sacarlos de la ciudad. no quería vivir con un hombre asechándome día a día ni separada de mis hijos. Al abrirlo tamaña fue mi sorpresa. — Buenos días— salude de manera cordial cuando abrí la puerta — Buenos días Srta. — Los procesos jurídicos que iniciamos hace unas semanas atrás ya dieron sus resultados. 249 . Swan. tomaron asiento y comenzaron la charla. mi corazón se oprimió y al mismo tiempo sintió felicidad en mis sueños más descabellados había soñado con este momento. eran los abogados de Edward. divagando. les pedí que dejaran a los mellizos porque no quería problemas con Edward. no sabía realmente que sucedería en el futuro lo único que espera es que todo mejorara. hemos venido a notificarle sobre los avances — Pasen adelante— ellos entraron como siempre. mis padres se habían ido de fin de semana a la casa de unos familiares. estiro sus manos para entregármelo. ahí estaban los nuevos certificados de nacimiento de mis hijos. El timbre de la puerta me saco rápidamente de mis cavilaciones. le venimos a informar que los mellizos Cullen ya están oficialmente registrados con los apellidos y le traemos los certificados de nacimiento para que usted haga uso de ellos cuando desee— uno de ellos abrió su maletín y saco un sobre de color blanco. fui a dejar a los mellizos al colegio. maldeci internamente sabiendo de quienes se trataban.

— Lo sé. Esta demás decirle que el Sr. en los siguientes días Antho accedió a conversar en varias oportunidades con él y hasta lo escuche reír con algunas cosas que hablaban. mis mas grandes anhelos y peores pesadillas estaban comenzando a ser realidad. en aquel momento lagrimas solitarias rodaron por mis mejillas. llámeme y contestare sus dudas— estiro su mano y dejo una pequeña tarjetita sobre la mesa— que pase buenos días— pronuncio antes de partir. ahí. Después de aquel último encuentro temía por mi seguridad. solo de pensarlo mi piel se estremecía. — Trabajan bastante rápido— murmure mientras ojeaba los papeles — Ese es nuestro trabajo Srta.claro está que la segunda parte nunca llegaría a concretarse. lo creía completamente capaz. Algunos días más pasaron. no tiene para que recordármelo— respondí molesta por el tono de voz que había ocupado. La actitud de Antho en primera instancia 250 . Edward estaba apoderándose del mundo de mis hijos y adentrándose con más fuerza en el mío ¿Qué pasara cuando vuelva? ¿Montara una casa al lado de la mía solo para estar con ellos?. si tiene alguna pregunta le dejo mi tarjeta. no podía evitar sentirme un tanto feliz al saber que mi hijo estaba dejando entrar a su padre en su vida. Edward como siempre llamaba cada vez que podía a los Mellizos esperando hablar horas y horas con ellos. acompañada solo por el enorme silencio que se sentía en mi casa. Cullen ya tiene la tutela compartida de los niños con usted por lo que ahora cualquier cambio y situación relacionada con los niños se le debe ser comunicada a la brevedad. Solo unos segundos más tarde estaba sola. — Bueno nuestro trabajo ha terminado. esperamos que todo esté en orden. no tanto física sino emocional. El era capaz de destruirme solo con el tronar de sus dedos y lo peor de todo es que estaba plenamente consciente de aquello.

me asuste 251 . — Antho ¡mira!— escuche gritar con euforia a Nessie. — ¿Cuándo regresara Edward?— Pregunto Nessie mientras cocinaba. sin duda se extrañaban— iré a jugar un rato con Antho — Bien— suspire con pesadez— ve y cuando el almuerzo esté listo los llamo a comer. esperaba que con el tiempo las cosas cambiaran y todo fuera más fluido. tenia ansias porque todo estuviera bien pero sabía de sobra que las cosas no serian fáciles de ahora en adelante en especial cuando la familia del padre de mis hijos se enterara de lo que sucedía en nuestras vidas. mi mamá estaba algo intranquila en Jacksonville por lo que mi papá prefirió sacarla de la ciudad por algunas semanas confiando en que todo estaría bien y en mi palabra.me preocupo. mis padres habían vuelto y habían salido de viaje otra vez. Nessie salió caminando tranquilamente de la cocina en dirección al patio. dice que nos extraña mucho y que está loco por volvernos a ver pero que está solucionando algunos temas en donde está y que pronto nos veremos pero tampoco me ha dicho la fecha en que volverá— La mirada de mi hija se perdió entre las ventanas. Edward estaba pronto a volver y me sentía feliz pero al mismo tiempo nerviosa de no saber qué es lo que sucedería con todo. habían pasado ya dos semanas. si bien era su padre el no tendría porque haber actuado así de hecho esperaba ver una reacción como la de Nessie al momento de que ellos se conocieran pero no. — No lo sé cariño. Antho estaba afuera jugando con su balón de futbol. sentía una opresión en mi corazón que me decía que el momento estaba cerca. tu papá es alguien bastante importante y no sabría decirte el día exacto que volverá ¿te ha dicho algo por teléfono?— le pregunte intentando averiguar — Si. ¿Cómo podía tenerle recelo a alguien que venía recién conociendo?. las horas pasaban algo lentas en esta tarde.

Un frio que helo mi piel recorrió mi cuerpo en dos segundos. 252 . — ¡Mamá!— grito Anthony y salió corriendo junto con Nessie — . Edward pasó sus brazos por su espalda con una enorme sonrisa atravesando su rostro. las figuras de mis hijos estaban perplejas en el patio. mi boca cayo un poco y miles de sentimientos pasaron por mi corazón los dos más fuertes fueron el amor y el miedo. arrodillado en el césped abrazando a nuestros hijos. los ojos de Edward se ensancharon un poco pero fue sorpresa lo que se reflejo en sus ojos.un poco y camine hacia la ventana para mirar de que se trataba. el sol del medio día pegaba fuerte haciendo brillar sus cobrizos cabellos. no podía ver nada de mí en ellos al contrario veía a Edward convertido o mejor dicho plasmado en cada una de sus facciones. combinados en un mismo segundo — ¡Edward! Te echaba de menos— grito con euforia Nessie al momento de abrazarlo fuertemente. mia figlia. Salí de la cocina al patio de la casa. camine sobre el césped brillante y húmedo por el riego de la mañana cuando di la vuelta mis ojos se ensancharon al ver la imagen que la vida me daba. come stai?— pregunto mientras la apretaba contra su pecho bene— le respondió Nessie en el mismo idioma. Edward. me detuve solo un momento a observar aquellos pequeños y vulnerables perfiles. esa opresión en mi pecho se hizo mayor temiendo lo que podría estar pasando.

los mellizos lo tomaron ambos de cada mano y lo encaminaron hacia donde estaba. arrodillando en el pasto y escuchando todo lo que ellos tenían que decirle unos segundos después se paro y fijo sus ojos en mi. Edward converso algunos minutos con ellos. Anthony e ho preso lezioni di lingua quest’anno a scuola— la sorpresa de Edward era cada vez mayor. — Si hija así lo veo. Hola Edward— lo salude guardando la distancia que el mismo miedo me hacia conceder 253 . mis ojos se llenaron de lágrimas al ver que mis hijos. Figlio— dijo refiriéndose a nuestro pequeño hijo— Non dici niente?— le pregunto esperando alguna señal de simpatía — Hola Edward— lo saludo y se encamino para abrazarlo.Parli Italiano?— acaricio su rostro sonriendo abiertamente Un po ’. en especial Antho estaban más cerca de su padre. así. — Mira mamá Edward regresó— anuncio Nessie con toda la normalidad que podía esperarse de una niña de casi ocho años.

— He llegado a solo unas horas de mi Natal Italia. cuando el almuerzo esté listo los llamo a comer.Buongiorno Isabella— Saludo cortes pero con expresión fría y distante— que bueno que estas acá porque tenemos que hablar. si no ya sabes que es lo que sucedería — ¿Insistes en amenazarme?— le pregunte poniéndome de pie y cruzándome de brazos— no te permito que lo hagas dentro de mi casa y la de mis hijos además…— — Nuestros. — Nos vemos después hija mia— le agrego con una sonrisa y ese mágico brillo en los ojos que solo había podido ver cuando estaba a mi lado. me gire y comencé a caminar seguida de los pasos de Edward. debo decirte— se giro completamente para mirarme directamente a los ojos— que ninguna de ellas está sujeta a cambios. — Tu dirás— comencé la conversación. — está bien. la pequeña le dio un suave beso en su mejilla y una enorme sonrisa. cuando estuvimos adentro él se quito la chaqueta de su traje y se paro en la ventana mirando hacia afuera. no aceptare un NO por respuesta. te recuerdo que son Nuestros hijos— me corrigió con una dura expresión en su rostro 254 . Los niños salieron corriendo entre risas hacia el patio. sentándome en uno de los brazos del sillón. ahí he tomado varias resoluciones con respecto a esta situación. — Si mamá— respondieron ambos— nos vemos más tarde Edward— le dijo nessie mientras tiraba de su chaqueta para hacerlo llegar a su altura. Mellizos porque no siguen en lo que estaban mientras su papá y yo vamos a conversar adentro. sus manos descansaban en sus bolsillos pero aún así su cuerpo denotaba la rigidez con la que estaba parado.

recibirás una nivelación de idioma y de conocimientos con respecto a la arquitectura allá solo te tomara unos meses más el dar tu examen y podrás graduarte. jamás podría hacerles ese daño— mi histeria se calmo solo un poco ósea que también quería que yo fuera. tu tendrás que venir con nosotros. no me tomes por un desgraciado. ya bastante ha disfrutado la tuya de su compañía ahora es el turno de los míos de disfrutar a mis hijos— mi boca cayo unos cuantos centímetros y mi corazón comenzó a bombear rápidamente ¿llevárselos? ¿se quería llevar a mis hijos del país? — ¡Estas demente si piensas que te dejare llevártelos!— le grite enfurecida — No me los llevare a ellos. no seré un padre que los aleje de la mujer que les dio la vida y que los crio todos estos años. — Pero… pero yo no puedo ¿olvidas que estoy estudiando? ¿se te olvida que solo me quedan unos meses para poder terminar? — Terminas en Italia. ya tengo todo preparado.— Entonces dime ¿Qué es lo que has preparado para ellos Edward? — Primero que todo como te imaginaras no quiero que ellos vivan separados de mi así que se irán a vivir conmigo a Cerdeña en donde esta mi familia. eres la madre y tampoco quiero que ellos sientan un vacio por no poder estar a tu lado. — ¡Estas loco Edward jamás podría hacer eso!— agarre mi cabeza y comencé a pasearme por la estancia— ¿Cómo se te ocurre? ¡es una completa locura! No puedes cambiar a nuestros hijos así como así de lugar Edward ¿Sus escuelas? ¿sus amigos? ¿te das cuenta del daño que les podrías hacer?— un silencio invadió el lugar — Es el mismo daño que tu les hiciste al alejarme de ellos tantos 255 . me tranquilizaba un poco más el saber que mis hijos no sería arrebatados de mi lado pero ¿y mis padres? La sola idea me hizo sentir el corazón destrozarse.

256 . Anthony y Nessie con los nietos mayores de mi familia por lo tanto los primeros en recibir todo lo que mis padres les dejaran— alzo un poco mas su voz— no permitiré que mis hijos sigan aquí obviando lo maravillosa que puede ser su vida con mi familia. jamás la madre de mis hijos podría trabajar en algo así. acaso ¿No sabes todo lo que ellos deben haber sufrido sin tener un padre todo este tiempo? Creo que no ya que por lo que vi tu siempre lo has tenido — Eres un desgraciado…— murmure con los puños apretados — Esta demás decirte que mi familia está ansiosa por conocerlos. he llamado a Tyler y le he dicho que anule tu contrato ya que jamás volverás por allá. si antes tenía mis recelos a tu “trabajo” créeme que ahora no tranzare en esto. — Ese es otro punto— se alejo de mi— esta demás decir que te olvides de trabajar con Scort. mis padres querían venir conmigo en este viaje pero les pedí que aguardaran en Cerdeña. eres un maldito por despreciar todo lo que yo les he podido dar. — ¿Estas despreciando lo que yo les he dado? ¡Me sacrifique toda mi vida para tenerlos bien! Acepte ese maldito trabajo de Scort solo para mantenerlos bien y jamás les ha faltado nada.años. acepta que cometiste un error mis hijos merecen disfrutar de mi familia y de todo lo que por derecho les corresponde son los herederos de la familia Cullen. no serviría de nada que viniera acá. el efecto fue el contrario. — ¡Edward! ¡Edward! ¿acaso no comprendes? ¡NO PUEDO CAMBIAR MI VIDA Y LA DE MIS HIJOS ASI!— grite intentando hacerlo entrar en razón. — ¿Y tu previste esto cuando me ocultaste la verdad?— murmuro a escasos centímetros de mi cara— ¿pensaste en que esto iba a suceder algún día? Porque si hubiera sido así me habrías dicho la verdad mucho antes. sus facciones se pusieron furicas y avanzo a pasos agigantados hacia donde estaba.

te llevare a juicio y te aseguro que ganare. mañana debes ir al registro civil de esta ciudad a tramitar los pasaportes. estaba entrometiéndose con todo en mi vida. esto estaba sucediendo realmente ¿tendría que abandonar toda mi vida por callar este secreto?— te conviene no poner resistencia. si no detenía esto el nos controlaría a su antojo sin poder evitarlo. las lagrimas brotaban descontroladamente de mis mejillas— no lo hagas Edward no me los quites— le dije llorando y tratando de soltarme — Haz lo que te digo y te aseguro que llevaremos la fiesta en paz— sentencio soltándome de las muñecas y apartándome con su fuerza— te daré dos semanas para que prepares todo.Mis nervios se comenzaron a crispar. no iba a cambiar mi vida solo porque él quisiera. ahora no te quejes. lo demás puedas hacer lo que quieras con ello— mi mente no trabajaba mis ojos se quedaron estáticos en un lugar dejando las lagrimas correr abiertamente. Ya me 257 . — Maldito jamás pensé que harías esto— murmure con rabia — Ya te lo dije Isabella. ya he preparado todo para recibirlos y los Mellizos no necesitaran nada más que lo esencial para el viaje. si tu familia quiere conocer a mis… a nuestros hijos las puertas de mi casa están abiertas pero es a lo único que accederé. tenía que detener esto. — No accederé a nada de lo que me has pedido. nada más. sujeto mis muñecas y trato de acallar mis golpes. — ¡NO!— grite abalanzándome hacia él. si haces cualquier cosa para escapar te aseguro que te encontrare tu y mis hijos están siendo vigilados constantemente así que no podrás salir de esta ciudad sin que yo lo sepa. Empaca lo más necesario. debido a mis contactos te los darán en un par de días. — Entonces te los quitare. Questa è una tua creazione. yo soy el producto de lo que tu creaste con tus mentiras. el llanto no se hizo esperar.

nos vemos en la hora de salida entonces. todas aquellas preguntas serian debeladas mañana por lo pronto desperté un poco de mi letargo y tome el teléfono. ¿Cómo haría para explicarles la noticia? ¿Cómo haría con los mellizos para contarles la realidad? ¿Aceptarían irse con Edward sin oponer resistencia?. hasta pronto. te lo concedo. de semanas. Y Sin más paso por mi lado y salió de la casa. 258 . — Yo también quiero estar presente— le dije mientras secaba mis lagrimas — Está bien. me iré a despedir de mis hijos. mis piernas flaquearon y cayeron de inmediato en colisión contra el sillón. — Diga— respondió la voz de mi Padre — Papá…— comencé en sollozos — ¡Bella! ¿Qué pasa hija? ¿estas bien? ¿Los niños?— pregunto casi gritando — Necesito que vuelvan… algo terrible ha pasado— Era solo cosa de horas.voy. nuestra vida estaba a punto de cambiar. mi cuerpo se corto en cosa de segundos y la única imagen que pude ver en mi mente fue la de mis padres. has todos los tramites en silencio volveré mañana para hablar yo mismo con ellos. los pasare a recoger a la escuela.

les cuento a todas mis lectoras que solo serán 20 capítulos mas un epilogo. Cerdeña Scort Capitulo 14: Cerdeña Hola nenas! Lo prometido es deuda ¿Ven que actualice lueguito? Jajajajaja. lamentablemente no podemos hacer nada contra eso. por mucho que queramos el desgraciado tiene todo el derecho— agrego mi madre con profundo pesar. el final esta planeado pero todo puede cambiar pero en Nº siempre continuara igual. Actualización puede que sea el prox. He de anunciar que ya tengo los títulos de los últimos capítulos y más o menos tengo la idea de cómo va a terminar esta historia. Fin de semana pero no les aseguro nada NO ES SEGURO asi que pido comprensión y espero que sus rws Con amor Tiwii Cullen Bella POV: — ¿Quién demonios piensa que es?— pregunto mi papa con visible molestia. sobre la prox. Espero que les guste y que vibren tanto como yo lo hice al escribirlo.14. — El padre de los mellizos Charly. espero que todas queden más metidas aun con este capítulo. 259 .

tus hijos te necesitan. mi respuesta fue simplemente “porque no podía. pero reprimí lo último. te aseguro que no me dejare vencer. debes mantenerte en pie. no servirá de nada. has soportado cosas peores que esta no puedes decaer ahora hija. asustados y temerosos por lo que podría suceder. después que Edward se fue tuve que disimular todo lo que había sucedido ante ellos. aun no creo cuando todo esto se volvió un infierno — Bella…— mi madre se sentó al otro extremo— ¿Cómo te encontró Edward? Porque hasta donde yo sé él se iba a casar y jamás 260 . lamentablemente y por mucho que me duela perder a mis nietos tendremos que ceder esta vez— lagrimas comenzaron a caer por mis mejillas — Yo no los quiero dejar— solloce mientras mi padre se sentaba a mi lado y me abrazaba — Debes ser fuerte Bella. — Debemos ponernos en contacto con algún abogado para… — No papá. les conté todo lo que me había dicho Edward y obviamente se crisparon solo de saber que nos quería llevar al otro lado del mundo. al contrario agravaremos la situación — ¡Pero Bella no…! — ¡Charly!— interrumpió mi mamá— Bella tiene razón si llamamos a un abogado ten por seguro que Edward le quitara los niños a Bella. los mellizos dormían plácidamente en su habitación. estamos en desventaja. — Lo sé papá. preguntaron mil veces el por qué se había ido y por qué no se había quedado a comer con ellos. obvie la terrible realidad que estaba sucediendo y lo que pronto acontecería.Estábamos sentados en el estar. pero mañana lo verán” y les contara lo que pasaremos de ahora en adelante. Mis padres habían llegado al cabo de un par de horas.

el era 261 . dudo que les quiera causar un mal de ese tipo — Lamentablemente me espero lo que sea de su parte Bella. Los dos asintieron pero aun podía ver la pena y la rabia que sentían al no poder hacer nada más que observar. Bella— me saludo el conserje de la escuela donde asistían mis hijos. temo que no quieran irse y que Edward pueda llevarnos a la fuerza aunque él dijo que no quería hacerle daño a los mellizos. tendremos que esperar a mañana para saber realmente que es lo que sucederá. son sus hijos. al ponerte esa condición creo que podría hacer cualquier cosa. solo unos días después supo la verdad. sus ojos me miraron algo nerviosos. yo no sé la dije el me descubrió — ¿y porque no te alejaste de él cuando lo viste Bella?— pregunto mi padre — Porque lo conozco papá no se habría cansado hasta volverme a encontrar o hasta saber quién era yo. — Dios. no sé como reaccionaran mamá.intento buscarte — El me contrato como Scort. — Lo tengo claro. el jamás se habría quedado con eso. Esperaba y contaba con la comprensión de mis hijos y la suavidad de Edward para tratar el asunto pero ¿Podía pedirles comprensión a niños de 8 años? — Buenas tardes Srta. conozco mejor a ese hombre de lo que ustedes piensan. habría indagado cada vez mas. fue muy poco lo que pude dormir pensando en todo lo que vendría mañana. La noche paso lenta y tortuosa. ¿Por qué nos tenía que pasar esto ahora?— mi madre agarro su cabeza y refregó sus dedos sobre ella— ¿Qué haremos con los mellizos? — Por lo pronto Edward les contara la verdad mañana y les dirá los pasos a seguir.

Al llegar al frente del salón vi a la mayoría de los compañeros de Antho y Nessie corriendo en el patio pero mis hijos no estaban en ninguna parte. Camine rápidamente hacia el salón de los niños. Antho estaba parado a continuación de ellos pero sujetando la mano de su padre — Debo agradecer todo lo que ha hecho por mis hijos en todo este tiempo— la voz de Edward y ese acento Italiano tan particular 262 . gire mi cabeza un poco y fue imposible no reconocer a esas tres figuras paradas en el radiante sol de una tarde. ellos inclinaron su cabeza para saludarme yo les respondí con el mismo gesto y pase hacia donde estaban mis hijos. — Buenos tardes Patrick— le correspondí el saludo cortésmente y pase por su lado. Edward sujetaba a Nessie en sus brazos quien escondía su cabeza en su cuello. al llegar a la puerta fue imposible no darme cuenta de las dos enormes camionetas de color negras y vidrios polarizados que estaban aparcadas afuera. sin duda Edward y sus guarda espaldas ya habían llegado a la escuela— disculpe ¿Usted sabe dónde está el hombre que venía en una de esas camionetas? — ¿El Señor Cullen?— contesto con nervios— el dijo que era el…— comenzó y no fue capaz de terminar. sus enormes orbes de color castaño se ensancharon a todo lo que daban— ¿Sabes donde fue? — Pidió saber en qué nivel y salón estaban los Mellizos y se dirigió a esperarlos allá. entonces los alcanzare. en el camino y un poco apartados me encontré con los guarda espaldas de Edward. — Bien.una persona muy amable y conocía a mis hijos desde que ingresaron aquí. — ¿El padre de los Mellizos?— termine la frase enarcando una ceja— si Patrick él es el padre de mis hijos— la sorpresa no se pudo evitar en la cara del hombre.

es mi deber el ayudar a estos hermosos pequeños— la suavidad de su voz me irrito. espero que pasen buena tarde y fue un placer conocerlo Sr. Swan pero ya estaba de salía. la mujer dio un respingo al verme y se acomodo el cabello. camine un poco más lento y cada vez podía escuchar mejor. no cavia duda que aún lo amaba. Me abrazaron y besaron al unísono para luego tomarme de las manos y caminar hacia donde estaba su padre. El sentimiento que apareció fue sorpresa. sin duda lo estaba haciendo. coqueteando descaradamente con Edward. ¿Cómo esta maestra?— pregunte enarcándole suavemente una ceja. — ¡Mami!— gritaron los Mellizos al verme. ella jamás hablaba así de hecho en varias entrevistas que tuve con ella su tono era bastante duro en relación a la educación y al comportamiento de mis pequeños en clases. a caso ¿Estaba coqueteando con él?. Cullen esperamos que venga más seguido y que esté al tanto de la educación de sus hijos— agrego la muy… mustia.resonaba por todo el lugar— Isabella le comentara después un asunto con relación a los Mellizos— al irme acercando hacia donde estaban pude ver la cara de… embelesamiento que tenia la maestra. — Bie… Bien Srta. ninguno de los cuatro se había dado cuenta de mi presencia. Nessie se removió rápidamente para que Edward la bajara y ambos corrieron a mi encuentro. ella se puso nerviosa. Edward le dio una pequeña sonrisa de agradecimiento y se despidió con cortesía. ¿Cómo no entenderla si lo mismo me había pasado a mi?. 263 . — Edward estaba conversando con la maestra mamá— me comento Antho — Así puedo verlo Hijo. — Buenas tardes— salude con pesadez. después de todo lo que le me había dicho y lo mal que se había portado tenia celos. — Claro que sí señor Cullen. era la de Matemáticas y sin duda se había hechizado por los encantos que tenia aquel hombre.

Nos subimos a una camioneta que tenía tres filas de asientos Nessie se sentó a mi lado y Edward en frente con Antho. de la ciudad. En Jacksonville no habían muchos lugares como a los que Edward estaba acostumbrado a ir. por decirlo de alguna manera. ya veremos— les respondió a ambos con una sonrisa. Caminamos hacia la salida del colegio seguidos bajo la atenta mirada de los guarda espaldas de Edward y de las personas que transitaban por el colegio. a mis hijos nadie más que mi padre o madre los habían ido a buscar pero que de pronto apareciera el padre cambiaba mucho las cosas y sin duda la gente comenzaría a comentar además el parecido que exista entre ellos era visiblemente alarmante por lo que es imposible no ligarlos de manera sanguínea. — ¿A dónde vamos Edward?— pregunto Antho con curiosidad. deben estar algo hambrientos después de pasar todo el día en esta escuela. — Buenas tardes ¿Reserva? 264 . Llegamos al restaurant al cabo de una hora. ambos conversaban animadamente sobre un partido de Futbol que tendría Antho la semana siguiente y Nessie me comentaba sobre unos pinceles nuevos que había visto en una revista de artes. — ¿Y después?— Pregunto Nessie con una sonrisa — Ya veremos Figlios. Nessie sujeto mi mano y la de Edward quedando en el medio de los dos y Anthony se pasaron a mi lado. sin duda esto era lo mejor que podría obtener de este parte del mundo.— Que pase buena tarde Maestra— Edward se giro sobre sus talones y se paro en frente mío— ¿Nos vamos?— pregunto en tono neutral — Si por favor— le pedí casi en un gruñido. — Primero que todo iremos a comer algo Figlio. era el más vistoso y refinado.

Antho y Nessie le contaron muchas anécdotas divertidas de cuando eran niños. además de la mesa había una sala de estar y una chimenea. Cuando ingresamos pude ver una mesa elegantemente servida para cuatro personas y un mozo especialmente para nosotros. la sala era amplia pero se notaba que solo era ocupada por cierto tipo de personas. yo quede a 265 . el padre de mis hijos nos invito a sentarnos en el estar para poder conversar mejor. — ¿Lo sacaste de aquí? — Ira por la comida. comeremos y después nos sentaremos a hablar— murmuro solamente para los dos. Los niños terminaron de comer y el ambiente inmediatamente se torno denso. él río y se mantuvo atento a cada una de ellas. — ¡qué lindo!— exclamó Nessie— nunca habíamos aquí— comentó la pequeña — Si es verdad esta bonito— dijo Antho sacándose la mochila y dejándola en uno de los sillones del estar. — Esperamos que la comida sea de su agrado Sr. La comida fue bastante divertida.— Edward Cullen— anuncio — ¡Oh! Sr. Cullen. Edward se interesaba por conocer todo de los niños por lo que me pregunto sobre su infancia. Cullen pasen por aquí por favor— dijo el encargado haciéndose a un lado y conduciéndonos a un salón apartado del principal. asentí levemente y me senté junto a mis hijos. cualquier cosa que necesite Andrew estará aquí para servirlo Grazie— Edward camino por la sala y le dijo unas palabras al mozo este asintió y se retiro. Nessie lo siguió rápidamente. los mellizos accedieron rápidamente y se sentaron juntos.

— les pido que conversen en español por favor. yo también quiero ser parte de esta conversación— — Claro que si mami— respondió Antho— entonces ¿De qué se trata Edward?— pregunto nuevamente mi hijo — Como ustedes saben y por diferentes razones yo no fui parte de sus primeros años de vida. 266 . yo les he contado de su existencia y de todo lo que ha pasado en estas últimas semanas y les diré que ellos están ansiosos y deseosos de conocerlos en especial sus abuelos. Esme y Carlisle Cullen.un costado y Edward en frente. nuestra familia. Mis padres. sería un espectador silencioso dentro de la siguiente conversación. me sentía un poco aparte en la conversación ya que no maneja el idioma tan bien con ellos tres. ho voluto venire qui perché c’è qualcosa che dobbiamo parlare— Di cosa si tratta?— respondió Anthony en un perfecto Italiano. me perdí momentos y cosas maravillosas junto a ustedes y créanme que lo lamentare por el resto de mi vida. hermanas. desde ahora somos Anthony y Reneesme Cullen Swan. No sé si su madre les habrá contado lo que paso esta semana — ¿Sobre nuestros apellidos?— pregunto Nessie— si ya nos había dicho. Como les he dicho estuve en Cerdeña que es la ciudad en donde yo nací y crecí. cuñados y sobrinos. donde esta toda mi familia. piccoli.

mi corazón me anuncio de inmediato que ustedes eran una parte mia por lo que me rehusó a vivir separado un día mas de ustedes por lo que necesito saber su respuesta. — Desde el primer momento en que los conocí lo desee quiero que vivan conmigo y que sean parte de mi vida para siempre. Un silencio se disperso rápido por la sala. eran como dos gotas de agua. 267 . esos seres de apenas ocho años estaban serios ambos mirando a Edward y esperando su respuesta. quiero saber si quieren ir a vivir conmigo a Cerdeña. mis pulmones habían dejado de ventilar hacia varios minutos atrás. ¿Las mías?. ninguna de las dos me dejaba en buena posición por lo que daba lo mismo la que escogieran. por lo que le habían dicho a Edward tenía claro que ellos ya habían hablado del tema. — ¿Quieres que nos vamos a vivir contigo verdad?— pregunto de repente Anthony con su rostro completamente serio. una parte di me e io li amo. eran sus hijos y estaba en todo el derecho de amarlos— aunque suene cliché yo los comencé a amar desde el primer momento en que los vi. el problema venia ahora… con la respuesta. llegaba a ser aterrador lo mucho que se parecía a su padre. Un nuevo silencio se disperso por la estancia. mis hijos parecían aun más maduros y consientes de lo que eran. sin importar lo que ellos decidan yo los iba a apoyar siempre. solo se escuchaban las lentas respiraciones de Edward y la de los Mellizos.— Qué bueno— hizo una pausa acompañándola con una sonrisa— como les decía nuestra familia está ansiosa por conocerlos y es por eso que tengo una pregunta que hacerles. los mellizos. non lo farò parte con te— no había que ser un traductor experto para saber lo que esa frase quería transmitir. Sono i miei figli. Los mellizos se miraron una vez mas y ambos asintieron. mis músculos estaban temblando. mi cuerpo completo temía por la decisión que ellos tomaran ya sea buena o mala. La sorpresa nos cayó a los dos.

no nos queremos separar y no permitiremos que ella sufra por nuestra ausencia. mis mellizos estaban poniéndole reglas— si estás de acuerdo nos iremos cuando tú quieras contigo y si no…— se cayó Antho por un momento— puedes visitarnos todas las veces que quieras pero no saldremos del país si no cumples— el asombro de Edward era del mismo tamaño que el mío. — Concedido— hablo Edward— yo desde el primer momento pensé en que ella vendría con nosotros— — La segunda— continuo Antho— es que por nada del mundo puedes tratarla mal— el silencio nuevamente— no queremos que ella sufra por nada. mi asombro cada vez era mayor. no dejaremos este país si no es con ella. Las razones por la que tú no estuviste con nosotros desde un principio han dejado de importar. sabemos que no podrán venir con nosotros 268 . — ¿Cuáles son esas condiciones?— pregunto con un tono de intriga. — La primera— Hablo Nessie— es que mi mamá tiene que venir con nosotros. ella sabrá porque no te busco antes por lo que no queremos que no le causes ningún tipo de agresión ni tampoco que ella se sienta mal en nuestra estancia. era obvio que tu siendo nuestro padre quisieras vivir con nosotros y recuperar los años que te has perdido— comenzó Nessie — Pero para que esto suceda nosotros tenemos un par de condiciones que vas a tener que respetar— prosiguió Anthony.— Como te podrás imaginar Edward nosotros ya habíamos pensado esto. creo que ambos subestimamos la capacidad de comprender de los niños. cerrando sus ojos y respirando con pesar — La última se trata de nuestros abuelos— Prosiguió Antho— como tú sabes ellos han sido parte importante de nuestra niñez y no queremos perderlos. no se lo merece. — Concedido— volvió a decir Edward.

yo no los podría obligar a dejar sus raíces solo por tenerlos conmigo. queremos conservar nuestra familia en donde quiera que estemos. — Entonces ya está dicho— interrumpió Edward de repente— como le dije a su mamá tienen menos de dos semanas para preparar 269 . se puso de pie seguida por Antho. amistades y dejar a sus abuelos tan rápido. cambiar sus vidas. — Estoy de acuerdo Figlios. — La verdad es que nos da pena dejar a los abuelos pero también pensamos que Edward merece una oportunidad de conocerlos y vise versa además nosotros pedimos que pasara esto. la sorpresa del cómo se habían tomado el asunto me había dejado perpleja. yo no lo busque. levante un poco la vista para encontrarme con esos orbes de color verde mirándome intensamente. para nosotros es importante no perder lo que tenemos ahora. solo estoy un poco sorprendida por la madurez con la que tomaron este asunto— me acerque y bese suavemente sus coronillas— sentí los ojos de Edward clavados en mi. ambos se sentaron uno a cada lado— ¿Mamá?— no sabía que decir. pedimos que tu lo encontraras mamá— las palabras de Nessie me hicieron sentir como la peor persona del mundo. jamás pensé que aceptarían con tanta facilidad el hecho de que tendrían que irse de este país. — Concedido— agrego por ultimo— ¿solo es eso?— comento con una sonrisa — Si.pero queremos que puedan visitarnos en donde estemos cuando ellos quieran. solo eso. — Yo iré donde ustedes vayan hijos y como saben los apoyare en todas las decisiones que tomen. colegio. entonces ¿Quieren venir conmigo a Cerdeña? — Un momento— interrumpió Nessie.

La charla continuo entre ellos tres. Desde que nos levantamos hasta ahora que estábamos a media tarde mi madre no había dejado de llorar. los siguientes días fueron caóticos debido a la cantidad de trámites que tuvimos que hacer. iban a tomar clases privadas de idioma y les harían una nivelación de su nivel de estudios con el nivel que deberían tener en Italia. dijeron que era una experiencia que querían vivir — ¿Qué les hizo ese desgraciado a mis nietos?— exclamó mi madre levantando las manos al cielo. Edward les conto como iba a ser la vida allá. — Así es mamá. llévense lo necesario porque en Cerdeña o ya tengo listo todo lo que pudieran necesitar. los mellizos percibieron 270 . Ellos estaban felices y emocionados. — ¿Qué?— grito mi madre cuando conversábamos el tema. creo que esta vez no haré nada dejaré que las cosas pasen. los mellizos dormía plácidamente y Edward solo se había ido hace unos momentos. andaba como araña pegada a cada rincón de la casa y mi papá detrás de ella consolándola. los mellizos aceptaron sin chistar el viaje a Cerdeña. a pesar de todo y de la pena que siento por tener que irnos es verdad. nuevamente era noche. decían que sería una nueva experiencia y que estaban dispuestos a vivirla.todo. el prometió volver mañana para llevarlos al colegio. Pasaría un mes antes de que los mellizos entraran al colegio. el llevo a los mellizos a todas partes antes de salir. mi papá solo negaba con la cabeza mirándola y compadeciéndose. los niños se habían dormido en el camino. ellos merecen tiempo de estar con Edward. — Ser su padre mamá solo eso. solo faltaban unas cuantas horas para irnos y ya estaba todo preparado. — Dios Bella… ¡Dios!— dramatizo nuevamente mamá Ya todo estaba dicho. no sé si fue bueno o malo pero pasamos las siguientes dos semanas en compañía de Edward.

me gire para contestarle. — Yo lo sospeche desde un principio— agrego un poco divertida. no podía esconderme de esta verdad. — Yo sé que debería ser mas fuerte Vera. sus guarda espaldas están cargando las maletas en las camionetas — Qué bien— solté mientras me ponía un aro en mi oreja — ¿estás segura de que esto es lo mejor Bella? — No lo sé Vera. Nessie decía que quería hacer un gran mural con ellas en su nueva habitación. Edward llego puntual a la hora que nos pidió estar listo. un par de mudas. juegan con un balón. una de los guarda espaldas y una para mis padres y Vera. ya no sé qué es lo mejor— susurre con la vista perdida en mi reflejo. por otra parte los mellizos llevaban muy poco. Como equipaje llevamos lo más básico. en estas dos semanas y a pesar de todo lo que me ha hecho he descubierto que si me quiero ir con él. que irían con nosotros a dejarnos al aeropuerto.esto y la abrazaban y besaban cada vez que podían. algunos objetos de valor para ellos y muchas fotografías de Jacksonville. — El problema es que ya no hay tiempo para pensar— susurro en el mismo tono— ¿Tu quieres irte con él?— preguntó. como en el trato no estaban incluida mis cosas decidí llevarme mucha ropa ya que no sabía cuándo podría comenzar a trabajar como arquitecto en donde nos fuéramos. que me quiero quedar aquí ¿pero sabes?. una para nosotros. — ¿Dónde está?— le pregunte a Vera cuando venia entrando en la habitación — Con los mellizos en el patio. — ¿Has visto como es con los mellizos?— ella asintió— ¿Has visto como los mira?— volvió a asentir 271 . debería rebelarme contra Edward y decirle que no me quiero ir. venia en tres enormes camionetas.

espero que cuando vuelvas sea de una manera mejor de la que te fuiste. será lo mejor para todos. el no te ve con odio el lo que tiene es que se siente culpable. quería grabar su olor junto a mí. Salí por la 272 . la apreté con fuerza contra mi cuerpo. tal vez si tenga resentimiento contigo por no haberlo buscado pero tampoco sabe tus razones Bella. creo que pasarían largos meses o tal vez años sin que pudiera verla. Nos volvimos a abrazar y estuvimos así por varios minutos. créeme que ustedes se van a arreglar y será todo como antes o mejor aún porque ahora tendrás a los mellizos. tienes que decírselas ya que es importante que el sepa que tu si tenias intenciones de buscarlo.— Pero también he visto como te mira a ti— entristecí — Con odio y con resentimiento — No Bella. — No sabes cuánto te voy a extrañar— sonreí pero lágrimas cayeron rápidamente por mis mejillas. ahora ven y dame un abrazo— extendió sus cálidos brazos para mí. — ¿tu lo crees?— le pregunté esperanzada. está dolido. — Si lo sé. — Yo también. buscaré el mejor momento para hablar con él. recuerda que yo soy psicóloga. soluciona esto Bella. sequé mis lágrimas y decidí bajar a enfrentar mi nuevo destino. — ¿Lo creo? ¡te lo aseguro Bella!. tal vez si tenga un resentimiento en contra tuya pero nada más que eso. — Así se habla. — Lo sé y yo a ti. no sé si en Cerdeña podrá estar a solas un momento para decirle pero créeme que tratare. debes tratar de hablar con él. el está con un sentimiento de culpabilidad porque no pudo estar con los pequeños cuando niños.

sus potentes orbes verdes me observaron de pies a cabeza. La mirada escrutadora de Edward no se hizo esperar. — En un aeropuerto privado que está cerca de aquí ya debemos estar por llegar — Eso quiere decir que no viajaremos en un avión comercial— susurré 273 . los Mellizos iban conversando en otro mundo. como sería la primera vez que vería a sus padres pensé que debía presentarme de una manera más conservadora y a la altura de la situación por lo que me puse un vestido de color negro y detalles blancos sin mangas y con un cuello más bien cerrado.puerta de la cocina con mi bolso de mano y me enfrente a la mirada de Edward. Mi mamá aún acongojada se subió junto a mi papá en la camioneta. i miei figli? Andiamo— respondieron ambos. tacones y perlas que confinaban con el atuendo. todos nos dividimos para subirnos e iniciar el recorrido. — ¿Dónde tomaremos el avión?— pregunté cuando llevábamos un tiempo de estar en camino. ya estamos listos— le respondí y camine hacia una de las camionetas a dejar mi bolso uno de los guarda espaldas me lo recibió y saludó amablemente— ¿nos vamos?— pregunté girándome para encontrarme de que nuevamente me miraba intensamente. — Si ya nos vamos— respondió apartando la vista hacia donde estaban los Mellizos— andiamo. me observo rápidamente para después proceder a saludarme — Buenas Tardes Isabella ¿estás lista? — Si.

hace unos pocos días la noticia de que Edward Cullen. Vera… ¡Dios! Ni siquiera sabía cómo le diría adiós a mis papas. en menos de dos horas tenia la casa llena de periodistas. Nos bajamos de las camionetas y el capitán del enorme avión privado que nos aguardaba se acercó a hablar con Edward. el empresario Italiano de renombre en nuestro país era padre de dos pequeños y que mas encima la madre era la Scort más cotizada del país fue una bomba para los medios. aunque sabía que no pasaría mucho tiempo sin volverlos a ver. Los guarda espaldas bajaron las maletas y comenzaron a meterlas en los carros de equipaje. mis padres. — Bien ya estamos llegando— anuncio Edward acomodándose en el asiento. sabía que venía la parte más difícil de todo. ¿Cómo olvidarlo?. — ¿Están bien?— les pregunte pasando la mano por la espalda de mi madre — ¿Cómo piensas que estoy Bella?— dijo llorando abiertamente pero con un tono dramático — Mamá por favor. los mellizos corrían de aquí para allá emocionados siendo observados con pena por mis papas. — Si lo recuerdo— agregué saliendo de aquel recuerdo. recuerda que hace unos días teníamos lleno de periodistas tu casa. nos vemos pronto. fue tanto el revuelo que Edward fue a buscar a los gemelos rodeados de guarda espaldas y desde ese día ellos no pudieron asistir mas al colegio. la despedida.— Claro que no— respondió Edward escuchando mi comentario— no puedo exponer a mis hijos a la prensa. te lo prometo— le prometí 274 . Pasamos por las rejas del aeropuerto y mi corazón lentamente se comenzó a apretar. después para mantenerlos alejados hizo rodear la casa de personal de seguridad para proteger la identidad de los pequeños.

si no…— un llanto estrepitoso salió de su pecho. aquí venia el momento de menos quería vivir. — Esto será más difícil de lo que pensaba— comento Vera en un susurro. y escúchame bien. cuídate hija— mi papá me abrazó— nunca olvides lo buena que eres hija. — Hasta pronto Bella.con una sonrisa — Mas te vale. — Ya niños despídanse del abuelo— mientras mis padres se despedían de ellos me gire y abrace a Vera. espero que seas muy feliz en Italia. los dejare solos para que se despidan— Edward se giro sobre sus talones y se alejo un poco. Antho tuvo el mismo gesto. — Es que no soporto la idea de separarnos— dijo hipando por el llanto. me soltó y se agacho para abrazar a los pequeños. nunca olvides que nadie puede obligarte a nada y que siempre. — Lo sé papá muchas gracias— contuve las ganas de llorar. — Eso espero yo también. — Esta todo preparado— anuncio Edward llegando a nuestro circulo. siempre tendrás un hogar donde llegar. — Bella. — Si. mi padre pasó sus manos por la espalda y la abrazo. imagínate cuando nos subamos al avión. los mellizos se acercaron y tomaron mis manos — ¿Ya es hora?— pregunto Antho — Si figlio ya es hora. — Bueno mamá ya es hora— comencé — ¡Bella!— grito mi mamá y se hecho en mis brazos a llorar — ¡vamos abuela no llores! Prometemos venir a verte— dijo Nessie abrazándola por sus piernas. cuida de mis papas mientras no estoy 275 .

La solté y mire una vez más a mis padres. ellos aun acariciaban y besaban a los niños. Mire rápidamente a Edward y antes de que pudiera pestañar el estaba parado delante de nosotros unos cuantos metros adelante. 276 . iré todas las veces que pueda a verlos y los ayudare a superar esta separación con los niños. se posiciono entre el auto y nosotros. — Claro que sí. todo estará bien — Confió en ti — Descuida— guiño su ojo— te quiero mucho Bella — Y yo a ti Vera. Mientras los observaba sentí un chirrido de neumáticos en el pavimento. ellos muy valientes no lloraron en ningún momento. lo valía. le pedí a mis padres que cuidaran a los mellizos y me acerque a ver qué pasaba — Bella— grito Jake caminando hacia donde estábamos nosotros. — Demonios— susurre llevándome una mano hacia mi boca. — ¿Quién es el Bella?— pregunto mi papá — El es Jake papá. nos veremos pronto. — ¿Jake? ¿Qué haces aquí? Le dije pasando por el lado de Edward. antes de que pudiera avanzar más sentí una mano que me agarro del brazo y jalo lentamente hacia atrás. tu tranquila. extrañada mire hacia todos lados y casi morí cuando vi que auto se venía acercando. mi ex guarda espaldas.— Claro que si. — ¿Qué pasa? ¿Quién demonios viene en ese auto? — Ese auto es… ese… es— tartamudee pero antes de que pudiera terminar el auto se estaciono y de el emergió la persona que menos pensaba ver en mi último día en este país pero debo reconocer que quería despedirme de el por nuestra amistad.

— ¿Qué sucede Jake? ¿a qué has venido? — Necesitaba verte Bella. espero que seas feliz— — ¡Oh Jake!— exclame y lo abrace— muchas gracias.— No te atrevas— susurro entre dientes. solo vengo a decirte que te deseo un buen viaje Bella— sus ojos tomaron un tinte fraterno. — Está bien— le dije y el cuerpo de Edward se torno rígido en unos segundos. en la oficina todos te extrañan. miré su rostro y el tono de su mirada había cambiado. no podía dejar que te fueras pensando en el patán que fui contigo. no he venido a pedirte que te quedes porque sé que eso no sucedería. una sonrisa se esparció por mi rostro al sentir al mismo Jake que era antes. me solté de su agarre y camine hacia más adelante para que el no escuchara nuestra conversación. como antes. ¿puedes darme cinco minutos antes de irte?— dudé pero no porque no quisiera si no porque escuchaba la respiración de Edward hacerse cada vez más pesada. — Jake yo… — Déjame hablar. no sabes la felicidad que me da saberlo — Y espero que vuelvas algún día a verme Bella. todo es diferente sin Lúcia dando vueltas por ahí— reí — Si volveré algún día a verlos no te preocupes— pasos fuertes se comenzaron a sentir a mis espaldas 277 . — Bella necesito hablar contigo— dijo Jake parándose a escasos metros— no puedes irte sin escucharme — ¿Cómo supiste que me iba del país? — Eso no importa. mi amigo— quiero que seas muy feliz con tu nueva vida y ojala que Cullen te de todo lo que siempre has querido.

me gire y estaba justamente parado detrás mío— ya es hora de irnos. Los mellizos se maravillaron por lo amplio y bonito que era el avión donde viajaríamos Benvenuti tutti. — Isabella— me llamo y mi piel se erizo por completo. yo hice lo mismo sin tomar en cuenta lo que Edward podría pensar. — Si. recuerda lo que te dije — Claro que sí. Una azafata italiana nos recibió a todos. famiglia Cullen— saludo alegre la azafata. — Ya niños es hora— le di un beso mas a cada uno al igual que los mellizos y nos subimos en el avión. Jake no se dio cuenta ya que se giro y se fue hacia el auto.— Y aquí viene tu novio— susurró Jake y por la cara que trae debe estar pensando en cómo asesinarme o en llamar a sus guaruras para que me desaparezcan. Grazie— respondieron mis hijos— wow— exclamaron ambos al mismo tiempo— ¿es aquí donde viajaremos?— pregunto Antho 278 . vamos— — Bueno Bella. — Espero nos veamos pronto. adiós bonita— al decir estas palabras un gruñido salió del pecho de Edward.

todavía nos esperaba toda la noche de vuelo por lo que mi cabeza tenía tiempo suficiente para pensar. ahora más que nunca y en un país desconocido mis hijos me necesitan.se mio figlio è qui— le respondió Edward. Por la ventanilla lentamente quedaron atrás mis padres y Vera ¡como los iba a extrañar! Pero debía recordar lo que me dijo papá es hora de ser fuerte. — No gracias — ¿los niños?— pregunto mirando con una sonrisa a mis hijos — No. los mellizos iban muy emocionados. era la primera vez que subían a un avión y estaban algo nerviosos. El viaje no sería tan largo. solo haríamos una escala en París para después continuar hacia Italia y posteriormente llegar a la Natal Cerdeña. Grazie— 279 . Nos abrochamos los cinturones de seguridad y el despegue comenzó. la noche había caído y los mellizos exhaustos se quedaron dormidos. — Bien desde ahora estaré en la cabina del personal para darles más privacidad por lo que si me necesita apriete cualquier intercomunicador que haya y vendré enseguida. Nessie se quejo de que sus oídos se taparon en el despegue por lo que Edward le enseño a destaparlos rápidamente. Edward estaba realizando unas llamadas. Nos sentamos y comenzó el procedimiento normal. Con el pasar del tiempo el avión despego. cuando despierten les preguntare si quieren algo para comer gracias. — ¿Necesita algo signora?— preguntó la azafata haciéndome sobresaltar. Mientras las horas pasaban me sentía cada vez mas intranquila. debo estar siempre para ellos.

— Aquí están— susurré. Edward— comencé a llamarlo por todos lados. al llegar allá sentí la voz de Edward. no creía que él quisiera dormir conmigo. — Si quieres dormir— agregó antes de salir— puedes hacerlo aquí con los niños— mencionó con dureza en su voz. el levanto su vista para mirarme y la bajo rápidamente. Edward estaba acariciando la cabeza de Anthony. aún estaba en el avión pero ninguno de los tres estaba por ninguna parte. nunca me prestó atención. estaba en otro lugar. mis hijos no estaban por ninguna parte. tal vez por lo de Jake — ¿y tú?— pregunte de inmediato. de pronto camine hacia el fondo y vi luz. — Edward. Edward se paseo algunas veces por mi lado pero siempre cargando papeles o llamando por teléfono. les prometo que serán muy felices en mi país— abrí la puerta lentamente y descubrí que había una habitación. estaba recostada en un sillón largo tapada con una manta me levante y miré asustada por todas partes. una enorme cama de dos plazas estaba en el centro de ella y mis hijos durmiendo en el medio. beso las coronillas de los mellizos y se levanto para salir de la habitación. estaba enojado. De pronto me sobresalte. 280 . mis ojos comenzaron a pesar por lo que me quede dormida profundamente junto a mis hijos. mis manos pasaron rápidamente por mi cabello. — Duerman hijos míos.La mujer se fue y todo volvió a la paz. — Si— respondió duramente— los acosté en la cama para que estuvieran más cómodos. — Gracias y gracias por cambiarme a mí también— El no respondió.

tenia cosas más importantes de que preocuparme. — ¿Por qué Jacob Black ha venido a verte esta tarde?— preguntó de repente haciéndome detener en el acto — Creo que eso no es tu incumbencia — Yo creo que sí. ¡no había oportunidad para nosotros! Esperaba que llegaran a comprender si no mi vida se convertiría en un infierno. sabía que ellos eran inocentes de cualquier culpa que pudiera conllevar su nacimiento por lo que tenía la esperanza de que ellos no generalizaran y los trataran bien. 281 . pase por donde estaban los asientos y Edward estaba sentado en un escritorio leyendo unos papeles. a mi podrían decirme lo que quieran pero con mis hijos no podían meterse. camine algo abatida por el pasillo. no dije nada y camine silenciosa por el lugar tratando de no molestar. ¿Cuándo íbamos a poder hablar? Creía que esta era la oportunidad pero creo que dejaría pasar algunos días. eres la madre de mis hijos… — Pero no eres mi dueño Edward— me gire. Desde que el avión partió no podía sacarme aquella pregunta de la cabeza ¿Cómo sería la familia de Edward? ¿Serán amables? ¿Trataran bien a los mellizos? Yo podía aguantar lo que fuera pero sabía que mis hijos no. sacudí mi cabeza y deje dormir en paz a mis hijos. yo era menor de edad.— Yo no dormiré por ahora. el no me miraba seguía observando fijamente sus papeles— creo que tendremos que establecer algunas reglas. por sentido común adivine que el baño debería estar en la otra la del avión. ellos sin duda deben odiarme por haberle escondido la verdad a Edward ¿pero que más podía hacer? El se iba a casar. ¿Cómo enfrentaría a los padres de Edward? Esa pregunta palpitaba en mi mente. tengo bastante trabajo— me miro por última vez y se alejo. Suspire pesadamente.

creo que ya está bastante claro que no me quieres ver ni en pintura y que solo me trajiste aquí porque soy la madre de tus hijos— no respondió— el que calla otorga— sentencié. trataban de alcanzarme. mis mellizos se despertarían asustados. a pesar de tenerme agarrada de ambos brazos parecía no querer dañarme. no le costaría mucho trabajo— ¡Edward!— eleve un poco mas mi voz pero no podía gritar. el calor que trajo ese beso se esparció rápidamente por todo mi cuerpo. además estaba la azafata y el personal del avión— Déj…— Antes de que pudiera formular algo más me beso. De pronto sentí su mano agarrar mi brazo y jalarlo hacia atrás. sus manos me empujaron hacia una muralla en donde se pego completamente a mi cuerpo— no te atrevas— gemí ante el pensamiento sexual que apareció en mi mente. antes de poder avanzar un poco sentí rápidamente unos pasos pegados a mi espalda. de seguro por su cabeza pasaba lo mismo o tal vez mas— No quiero— gemí nuevamente ante el miedo de que pudiera seducirme. su agarre se hacía cada vez más intenso. Me gire rápidamente y me encamine hacia la habitación de los mellizos. eran fuertes y rápidos. — ¿Qué haces Edward? ¡Suéltame!— gemí mientras forcejeaba con él. no iba a soportar que él se adueñara aún mas de mi. — Vuelvo a formular ¿Por qué ha venido Jacob Black a verte esta tarde? — A ti eso no te importa— eleve el tono de mi voz— además no quiero hablar contigo de esto así que buenas noches.— ¿Reglas? Ya veo de donde mis hijos sacaron la capacidad de ponerme condiciones — Mira Edward…— suspire— para que todo esto funcione bien creo que debemos acordar algunas cosas. primero que todo no quiero que te entrometas en mi vida. era como una 282 . mi cuerpo fue arrastrado hacia un pequeño pasillo que conducía al baño un poco alejado del corredor principal.

estaba disfrutando del contacto. subí una pierna hacia su cadera. de su pecho se escuchaban gemidos roncos que lo hacían vibrar a cada segundo. lo hice como lo hace una mujer que ha estado alejada de su hombre por mucho tiempo. el avión comenzó a moverse violentamente— es una turbulencia— sus manos me pegaron a su cuerpo pero fue distinto. el andar con vestido era provechoso. — ¡Mamá!— gritaron unas voces desde el fondo cuando el movimiento se hizo más fuerte. Esto se estaba tornando peligroso— Edward— volví a gemir pero ya con el deseo a flor de piel. una ola llena de excitación y fuego. estábamos en un pasillo de avión ¿había algo más excitante y adrenalinico?. su lengua bailo junto a la mia por mucho tiempo. lo ansiaba. sus besos. Sin intentar resistirme a su seducción lo besé. por el momento creo que no. — ¡Los niños!— grite y me solté rápidamente de su agarre para 283 . Edward tomo mi cara con sus manos y profundizo el beso. tocaron cada fibra de mi ser produciéndome la combustión espontanea mas rápida de toda mi vida. se sentía protector. Comencé a desabrochar mi vestido… — ¡Demonios!— grito fuertemente y se agarro de una pared. quería que me tomara. era justo y necesario a pesar de todo lo malo ¡como lo amaba! Amaba cada cosa suya. en la agarro y la paso más fuertemente hacia atrás dejando nuestros sexos conectados. con pasión. Las manos de Edward acariciaron mi cuerpo.ola. sus abrazos todo… — Ya basta— gemí cuando soltó mi boca y bajo a mi cuello. lo necesitaba. con deseo. con nostalgia. — Hazlo— susurré cuando me vi presa de la perversión. Edward gimió y su cabeza se fue hacia atrás. el estado de excitación de su cuerpo era completamente evidente por lo que lo apreté hacia mí y sin poder evitarlo mis caderas se comenzaron a rosar violentamente contra las de él.

ambos asintieron— ¿Qué ha sucedido? — Estamos pasando por el atlántico y nos topamos con una tormenta muy cerca de aquí por lo que haremos algunos movimientos y desviaremos un poco el trayecto pero no se preocupen esta todo bajo control. ella se pego rápidamente a su pecho— no queremos dormir solos— volvio a repetir — Tranquila no lo harán. Llegamos a la habitación y los mellizos estaban abrazados en el medio de la enorme cama. — ¡te cuidado!— me grito Edward a mi espalda quien venía casi detrás mio. el avión no dejaba de moverse violentamente por lo que me costó mucho llegar— ¡ya voy! Tranquilos— les grite mientras intentaba moverme por el pasillo. — ¿están todos bien?— pregunto — Si todos lo estamos. ¿están bien niños?— les pregunto Edward. poco a poco la turbulencia fue pasando hasta que todo volvió a la normalidad. — Muchas gracias— le dije y ella se marcho. yo los abrace a los dos y Edward nos abrazo a todos. en un gesto que no vi venir Edward la agarro y la tomó en sus brazos para acunarla. la azafata apareció a los pocos segundos.salir corriendo. al vernos se separaron y extendieron sus brazos hacia nosotros. — Tranquilos no pasara nada— me gire para darles tranquilidad. mire hacia atrás y el tenia sus ojos cerrados y respiraba profundamente. su mamá y yo dormiremos con ustedes así que no se preocupen 284 . — Mamá no queremos dormir solos— dijo Nessie con lagrimas en sus ojos. mientras esperábamos que todo pasara sentía en mi cuerpo el palpitar del corazón de Edward.

— ¿Enserio?— pregunto Antho haciéndose de repente participe de
la conversación, en sus ojos claramente se notaba el miedo, a pesar
de todo aún eran unos niños y estaba bien, muy bien.
— Claro que si— afirmé.
— Muy bien— dijo Edward— ya basta de llorar, ahora debemos
dormir porque mañana nos espera una giornata intensa.

Bene— respondieron ambos tirándose de nuevo a la cama, Edward
se acostó de espaldas, Nessie y Antho en el medio y yo en la otra
esquina.
— Edward— llamo Antho
— ¿Dime figlio?— se levanto un poco para mirarlo, acomodo sus
almohadas para quedar a un nivel más alto que todos y poder mirarnos
— ¿Nunca le tuviste miedo a las turbulencias?
— Si, aún les tengo miedo— confesó— no es malo tener miedo en
la vida hijos, lo malo es vivir de esos miedos todo lo que resta de
vida, cuando tenía cinco años viaje con mis papas a Canadá, mientras íbamos en el avión tuvimos una fuerte turbulencia y yo estaba
solo durmiendo al igual que ustedes en este momento, me desperté
sobresaltado y lloré a todo pulmón pero mis papas no aparecían por
ninguna parte por lo que fue peor.
— ¿Y donde estaban?— Pregunte de repente inserta completamente en la historia, Edward se limitó a responder.
— Estaban comiendo en pequeño comedor que tenía el avión por
lo que al igual que a su mamá y a mi les costó mucho llegar a donde
yo estaba.
285

— Ya veo— susurro Antho
— Por lo que no es malo tenerle miedo a las turbulencias, todos los
que hemos viajado en avión lo sentimos alguna vez, después cuando
comiencen a viajar más a menudo se les pasara, se los aseguro— guiño
un ojo y sonrió— ahora a dormir— tomo la colcha y los cubrió.
Los mellizos rápidamente volvieron a dormir, yo por mi parte también lo hice, estar con Edward era tranquilizador y esta noche se
habría comportado como el padre que es. Las horas pasaron rápidas,
el amanecer llegó y el avión pisó suelo Italiano, mis nervios estaban
crispados, los Mellizos se había despertando temprano, se asearon,
peinaron y alistaron para el nuevo encuentro. Yo por mi parte también lo hice, cambie mi vestido a uno de color marfil eran muy parecidos los modelos pero a este le deje el pelo suelto y ocupe las mismas
perlas que hacían un juego estupendo.
Al bajarnos del avión el día estaba completamente soleado y el
cielo se veía muy azul, lo único que pasaba por mi mente era que
este sería mi hogar por los próximos meses o tal vez años, aun no lo
sabía. Edward se despidió del piloto quien bajo a desearnos una buena
estancia y nos encaminamos hacia el aeropuerto, Edward llevaba a
Antho de la mano quien iba conversando con él y Nessie iba pegada
a mis faldas.
— ¿Qué sucede Amor?— le pregunte cuando estábamos próximos
a entrar al salón vip del aeropuerto.
— Estoy un poco nerviosa mamá ¿Crees que nuestros abuelos paternos nos quebrar igual que los nuestros?
— Serian unos dementes para no querer a niños tan maravillosos
como ustedes— susurre y bese su cabeza.
A decir verdad yo me hacia la misma pregunta pero no por ellos si
no por la situación ¿podrían los padres de Edward querer a los hijos
286

de una Scort? Una y otra vez se repetía.
— Ellos ya están aquí— me dijo Edward dándome una mirada
hacia atrás
— ¿Quiénes?
— Mi familia— anuncio y un nudo se hizo en mi estomago, Dios…
ayúdanos, pedí al cielo a quien estuviera escuchándome. Pasamos
por la última puerta y por los vidrios del enorme salón vip se veían
muchas personas, una azafata nos abrió la puerta y el show acababa
de comenzar.
Mis ojos se maravillaron por tanta belleza, a este encuentro había
asistido muchas personas o parejas mejor dicho.
— Buenos Días— saludo un hombre rubio y tan alto como
Edward— Sean todos bienvenidos a Italia

¡Famiglia!— dijo Edward y se adelanto para abrazar aquel
hombre— ¿Come vai papa? ¡mama!— exclamó y abrazo a una
emocionada mujer que estaba de pie, de pronto todas las miradas se
evocaron en nosotros tres.
— Familia Cullen, les quiero presentar mis hijos— Edward retrocedió visiblemente emocionado por lo que estaba pasando, fue en
busca de los mellizos y se puso detrás de ellos— les presento a Reneesme y Anthony Cullen, mis hijos.
Las miradas estaban pegadas en mis hijos, una sincera emoción
se desplego por mi cuerpo pero ahora ¿Qué venia?, por lo que había
sentido ellos estaban preparados para conocer a mis hijos, levante la
vista y dos mujeres me miraban con expresiones neutrales ¿serian las
hermanas de Edward?
287

Este era como ese típico momento en donde quieres que la tierra
se habrá y te tragué lamentablemente no creo tener tanta suerte.

288

15. Familia
Scort:
Capitulo 15
Familia
Hola niñas ¿Cómo están? Espero que excelente… ojala
les guste el capitulo, yo aun no me convenzo jajajaja pero
bueno aquí esta espero sea de su agrado y nos leemos en el
próximo, ya tengo los títulos y las ideas con los capítulos
hasta el final recuerden que solo serán 20 mas un epilogo y
de ahí creo que continuare a terminar otra de mis historias
aun no se cual pero eso es lo que haré…
Gracias por sus rws de a poco han vuelto esas fans que
me leían incondicionales asi que se los agradezco, he leído
todos sus rws y quiero expresarles mi eterna gratitud por
tanta buena vibra y por tanto buen deseo para mi persona.
Con amor
Tiwii Cullen
PD: Justo antes de subir lei un inbo0x en FF y me di cuenta que
tal ves las decepcionare con el capitulo ajajajajaj espero que no… al
final nos leemos en una nota de la autora :D

Bella POV:

289

due sono bellissime— exclamó la mujer, por su apariencia la reconocí de inmediato, la había visto en muchas revistas cuando intente buscar a Edward. Esme Cullen era hermosa, su cabello cobrizo
al igual que el de Edward le daba ese toque tan peculiar, mi pequeña
Nessie era muy parecida a ella. Era una mujer de estatura media y
de grandes ojos verdes, su piel y su estampa eran finas y denotaba la
clase que llevaba en sus venas.

Mamma, è vero due sono bellissime— comento Edward visiblemente emocionado.

Buongiorno— saludaron los mellizos

E parlano la nostra lingua?— la madre de Edward se llevo las
manos a la boca y se emociono hasta las lagrimas, sin duda creo que
además de Edward ella era la más emocionada en toda la sala.

Se, mamma i due
La escena era conmovedora pero al mismo tiempo me hacía sentir
la peor mujer que pisaba esta tierra, esto tendría que haber sucedido
hace unos siete años atrás, no ahora cuando ya todos se habían perdido la infancia de mis hijos. Lo único que deseaba era salir corriendo
290

porque tenía la culpa cargada en mi espalda y lo peor de todo es que
sabía de antemano que ninguno de ellos podría aceptarme o tal vez
intentar perdonarme solo porque aparte a Edward de la vida de nuestros hijos desde el comienzo. Todas las personas que estaban ahí se
acercaron visiblemente alegres a saludar a los niños, fueron víctimas
de besos y abrazos, caricias, buenos deseos y lágrimas de emoción al
mirarlos. Cuando pasaron algunos momentos en donde todos hablaban en Italiano las miradas se volvieron a concentrar en mí, sentía
una presión que ni siquiera en la universidad había sentido.
— Pero no hablemos en Italiano por el momento, es de mala
educación— comento el hombre, todo hacía presagiar que era Carlisle
Cullen, el padre de Edward— Buenos Días señorita, tú debes ser Isabella ¿Cierto?— el hombre camino hacia mí con una mirada que
me costó mucho descifrar, todos observaron la escena, hasta Edward
estaba atento a lo que pudiera pasar. El hombre llego y se paro en
frente mío, sujeto suavemente mis brazos y se acerco para darme un
cálido beso en la mejilla, un beso de bienvenida— Se bienvenida a
Italia y a esta familia Isabella, mis nietos y tu son bien recibidos en
mi casa— sentencio el hombre y todo el miedo que pude sentir se
disipó en solo unos cuantos segundos, una pequeña sonrisa que no
pude esconder se esparció por mi rostro pero de pronto sentí mis ojos
húmedos y mi pecho apretado, era la culpa, la culpa la que me hacía
sentir unas terribles ganas de llorar en este momento.
— Gracias— susurre visiblemente afectada
— Pero no llores— susurro— ya tendremos tiempo para conversar
y aclarar todo lo que paso, yo jamás podré juzgarte antes de conocer
lo que paso en realidad, solo sé una parte de la historia.
— Muchas gracias— volví a repetir— ya tendremos tiempo de
aclarar todo— respondí en el mismo tono— el hombre se hizo hacia
un lado y entrelazo su brazo con el mío, me guio hacia donde estaban
291

todos.
— Bueno debemos presentarnos, mi nombre es Carlisle Cullen—
anuncio apuntándose— y esta hermosa mujer es mi esposa, Esme
Cullen— la mujer se acerco y tomo mi rostro con ambas manos para
besar ambas mejillas
— Eres tan bella como mis nietos, ahora entiendo de donde ha
salido tanta hermosura— sus palabras me dejaron perpleja, ¿acaso
sería bien recibida dentro de esta familia a pesar de lo que hice?
Dios… ¿estás jugando con mi estabilidad emocional?
— Gra… Gracias— tartamudee completamente sacada de lugar.
Nuevamente nos movimos hacia el lado.
— Ellas son mis dos pequeñas figlias—
— Hola, io sono Alice, Alice Cullen Hale. Este— señalando a un
hombre rubio que estaba parado a sus espaldas— es mi esposo, Jasper
Hale.

Un piacere— saludo con una pequeña sonrisa

Hola— saludo una hermosa mujer de cabello rubio como el sol,
igual al de Carlisle Cullen— io sono Rosalie, Rosalie Cullen McCarty.
— Hola— respondí casi en un susurro. Me sentía intimidada por
la rubia mujer sus ojos eran azules como el cielo al igual que los de
Carlisle.

292

— ¡Hola Isabella!— una voz estruendosa resonó por el lugar, Rosalie sonrió y movió la cabeza— Io sono Emmett McCarty, el marido
de Rose.
— Un placer— le dije con una pequeña sonrisa, era como un niño
de casi dos metros, reflejaba la misma emoción.
— Ya conocerás a mis otros nietos Camillo y el piccolo Pablo. Ellos
nos aguardan en casa.
— Ahora que lo dices es hora de irnos a casa la mia nanna aspetta—
Lo siguiente fue un poco extraño, de hecho yo me sentía extraña
todos se giraron y comenzaron a caminar, los mellizos de inmediato
se pegaron a mi lado yo tome sus manos y comencé a seguir a la gente,
Edward venia a solo unos pasos de nosotros hablando con sus padres.
En la salida VIP del aeropuerto nos aguardaban muchos autos, cada
pareja se fue subiendo al que le correspondía, me imaginaba que eran
de su propiedad, atrás de todos había una van de color negro que
tenía un escudo en una de sus puertas. Edward tomó la mano de
Nessie y comenzaron a caminar hacia donde estaba.
— Edward, nuestros equipajes
— Ya están aquí— me dijo sin darse vueltas, ¿Por qué no me quería
mirar? Algo pasaba, este cálido recibimiento… no se no es que quiera
desconfiar pero esto es algo que jamás me espere.
— ¡Nos vemos en la casa!— grito Carlisle a Edward antes de subirse
al auto, Edward solo levanto la de él y sonrió.
— ¿a dónde vamos?— preguntó Antho
— A la casa de tus abuelos, allí nos espera el desayuno— un
guardaespaldas nos abrió la puerta de la van— y después habrán
algunas sorpresas para ustedes, hay mucho que hacer así que suban.
Nos subimos e inicio nuestro recorrido, nunca había estado en Italia
pero de primera impresión podía decir que era un lugar hermoso.
293

Miren— señalo unos acantilados que se veían al fondo. — Esta casa de color blanco es de Tía Alice y Tío Jasper— era una enorme residencia que estaba a la orilla de un pequeño bosque— avanzamos unos buenos metros más y al otro lado había otra casa de 294 . la vegetación era bastante abundante. — La casa de mis padres y en realidad todas las casas de mi familia se encuentran en esta montaña. Cuando emprendimos la subida en una cuesta mis ojos se maravillaron y a la vez sorprendieron por el rumbo que estábamos tomando — ¿Dónde llegaremos subiendo?— pregunté mirando por la ventana. el turquesa resplandecía con el sol. A medida que íbamos subiendo mis nervios crecían cada vez más.Había enormes montañas y prados muy verdes. llegamos a la cima y desde allí se extendía un terreno plano y a lo lejos se podía ver la enorme mansión que ya desde esta distancia resultaba imponente. mientras el transfer avanzaba siguiendo a la caravana de autos Edward iba señalando las mansiones que habían a la pasada. es la mansión Cullen— — Woooooow— gritaron los mellizos emocionados — ¿Ahí es donde viviremos?— preguntó Nessie saliendo de su asombro — Por el momento si— confirmo Edward con una sonrisa al ver sus expresiones. enorme para ser solo una isla. allí coronando la vegetación había una enorme casa o mejor dicho una especie de castillo— ahí es donde viven sus abuelos. los Mellizos iban colgados de las ventanas y Edward como buen guía les señalaba todo lo importante del camino. de hecho hace mucho que entramos en los dominios de la familia Cullen. desde el transfer se podía ver que el color de las aguas. somos dueños de la mayoría de estos terrenos.

Yo sabía perfectamente que Edward tenía dinero y que se había forjado su fortuna con sus propias manos al tener los hoteles pero jamás había pensado que su familia tenía tanto. 295 . — Bueno ya estamos aquí— anuncio Edward señalando la enorme mansión que se extendía ante nosotros. Edward tomo a los mellizos que estaban tan sorprendidos como yo y los guio hacia adentro. yo quería.color verde pistacho. chimenea y una enorme escala que cortaba la habitación. Caminamos por un largo corredor y llegamos a una amplia sala en donde había sillones. Miré a mí alrededor y todos los demás ya se habían bajado e iban entrando a la casa. era algo difícil de asimilar. tomo mi brazo y me condujo por el camino de piedras hacia el interior. amaba a Edward sinceramente y no tenía interés en su dinero. sin darme cuenta el transfer se detuvo y todos comenzaron a bajar. a mi realmente no me importaba mucho en donde estábamos o si era aquí donde viviríamos lo que captaba completamente mi atención eran las miradas de mis hijos completamente emocionadas y escuchando cada palabra que les decía Edward. ya todos parecían aún más relajados que en el aeropuerto. mi mente y cabeza estaban completamente aturdidas. tenía tres pisos— esta casa es de Tía Rose y Tío Emmett… Desde ese momento las voces se hicieron lejanas. cuadros. estatuas. blanca con enormes pilares afuera. moví mi cabeza rápidamente para salir de mi aletargamiento y poder salir. solo esa escena saco una sonrisa de mis labios. El interior era tan o más impresionante que el exterior. — Vamos Isabella— me llamo la mamá de Edward. Las hermanas de Edward y sus respectivos maridos se sentaron en los sillones. si hubiera sido caza—fortunas este sería el mejor día de mi vida pero no era así. Sin duda alguna esto era algo que me costaría bastante asimilar. era de tipo griego.

los niños asintieron y comenzamos a subir las escalera. debemos subir estas escaleras y llegaremos a mi parte de la casa. Chiaramente. Para comenzar la enorme sala 296 . Camine lentamente subiendo peldaño a peldaño de esa enorme escalera. se. detrás de él tres mayordomos de la casa lo siguieron con nuestras maletas. condúcelos hasta allá. no quiero que estén lejos de mi— Edward sonrió. atravesamos dos enormes puertas blancas y otra sala de estar nos recibió esta era un poco diferente. los mayodormonos nos adelantaron y comenzaron a subir. Edward camino por un largo pasillo que me imaginaba atravesaba toda la casa pero al llegar al final me di cuenta que no era así otra escala de un poco menos de cobertura se situaba en el medio de ese pasillo. Antes de subir me gire un poco temerosa hacia donde estaba la nueva familia de mis hijos. no sabía qué hacer. Edward tú ya sabes donde se hospedaran. — ¿Aquí nos quedaremos?— preguntó Nessie — No. que reglas seguir. A donde nos condujo Edward era como otra casa dentro de la misma. no tenia idea de nada pero la mirada de Esme Cullen me dio un poco de sosiego una sonrisa se extendió por su cara dándome la aprobación. se quedaran en el mismo piso que yo cuando alojo en la casa de mis padres. abbiamo súbito— Edward se encamino por las enormes escaleras junto a los mellizos.Bene— comenzó Carlisle Cullen— Isabella y mis nietos pueden irse a refrescar y a cambiarse para el desayuno mientras nosotros los esperamos en la mesa.

ahora adivinen donde dormirán— la sonrisa traviesa de Edward hizo que mi corazón se avivara del aletargamiento en el que estaba sumergido. la puerta doble. — Bene Figlios esta será su casa por unas cuantas semanas espero que se sientan cómodos y ese juego me dio una idea ¿Cuál de todas estas puertas creen ustedes que será la suya? — ¿Dormiremos juntos ciertos?— preguntó Antho con una mueca. — Solo si así ustedes lo quieren — ¡Juntos!— gritaron ambos — Está bien. — Es cierto— afirmo en un susurro Nessie— Edward sonrió y se adelanto un poco para poder mirarlos. — Es como ese juego que daban en la televisión— dijo Antho pero sus ojos se perdían en la hermosura de la habitación— donde tenías que abrir puertas para saber dónde estaba el premio. Los Mellizos comenzaron a pensar. — ¡Esa!— gritaron ambos al mismo tiempo — Vayan a ver— los insto Edward Lo siguiente creo que era lo mínimo que esperaban los mellizos. juntos será. adornos que hacían un juego maravilloso con la decoración y 5 puertas que estaban en el fondo. habían sillones. Me senté en el sillón un poco abrumada. no era que le tuviera 297 .de estar tenía un gran piano de cola de color negro que resaltaba de sobremanera dentro de la habitación blanca. una habitación grande. ambos se miraron sabiendo la respuesta levantaron sus dedos y apuntaron hacia la del medio. sin contar la puerta de entrada habían 4 puertas pero una de ellas era doble por lo que se podría decir que eran cinco. juguetes cosas especiales y millones de objetos que yo jamás habría podido costear ni aunque trabajara día y noche como Scort.

envidia a Edward pero si me hacía sentir un poco apartada de toda la situación. — Lo saben Edward. — Por lo mismo ustedes compartirán su baño. lo único en lo que yo les ayudo en con la ropa. en cuanto rato mas — Dispones de unos treinta minutos— comenzó a caminar hacia una de las puertas— Esta será tu habitación— señalo una puerta. — Está bien. además de que este piso cuenta con servidumbre propia por lo que no tendrás que esperar mucho tiempo si necesitas algo— Edward se acerco a una 298 . mis padres no son de cambiarse ropa para desayunar o para almorzar. solamente en las noches ya que es un momento especial en familia te sugiero lo de cómoda para que puedan explorar con mayor libertad la casa. dejaba que tu disfrutaras de este momento con ellos. abrí solamente un ojo restándole un poco de importancia a la situación— después. aún no saben combinar muy bien los colores. — ¿no iras a ver la habitación de los niños?— preguntó la voz de Edward. tarde o temprano yo tendría que irme de aquí y en este momento temía la decisión que pudieran tomar mis hijos. ya después tendría tiempo para jugar con ellos por ahora le daba ese privilegio a Edward. Cerré mis ojos y estire mi cabeza hacia atrás dejando descansar mi cabeza un momento. bañarse y ese tipo de cosas— comento con su mirada perdida. — Deben alistarse para el desayuno. dentro de cada habitación hay un closet con todo lo que necesiten. que se pongan ropa cómoda. podía escuchar las risas de los Mellizos y la voz de Edward nombrándole todo lo que había dentro de ese gran cuarto. luego apunto hacia otra— la mia es la de allá y la que le sigue es el baño. tu baño es compartido con el de los mellizos debido a que no sabía si ellos se saben alistar solos.

a los dos minutos un golpe nos interrumpió.pared en donde había una especie de tablero y apretó un pequeño botón de color rojo. — Si pero se cambiaran nuevamente. Buenos Días señora— saludo la elegante mujer que a pesar de venir vestida de sirvienta se notaba a leguas sus buenos modales. 299 . — Con permiso— pidió la mujer que venía entrando— me ha llamado usted Sr. no creo que quieran ir a jugar con esa ropa ¿Cierto?—. tu ya conoces las indicaciones así que cualquier cosa te estaremos llamando — Sí señor. nos vamos a bañar rápidamente y nos cambiaremos ropa para el desayuno — ¡pero si ya nos cambiamos!— reclamaron ambos. de pronto ambos nos giramos al sentir a los mellizos correr por la sala en nuestra dirección. estoy a su servicio. la mujer se retiro y el brumamiento comenzó nuevamente. a mover sus manos y a indicarme todas esas cosas maravillosas que yo sabía tenían ahora. Señora cualquier cosa solo debe apretar ese botón de color rojo y yo vendré enseguida. — ¡haber! ¡un momento!. ambos me miraron y asintieron dándome la razón— ya vamos rápido. — Mu… muchas gra… Gracias— dije con tartamudeos. — ¡Mami! tienes que venir a ver esto— ambos comenzaron a hablar. abrí mis ojos y Edward me observaba con una mirada inexpresiva. a pesar de haberme movido en un circulo VIP jamás había tenido servidumbre especialmente para mí. — Ella es Isabella y los niños que están adentro son mis hijos Anthony y Reneesme. Cullen. — Buenos días— susurre. antes ir a jugar. me deje caer en el sillón— Dios… — susurre con pesar.

mire hacia donde provenía y me di cuenta que salió de la boca de Rosalie Cullen. los mellizos iban con ropa cómoda tal y como Edward lo había sugerido. — ¿Por qué no te sientas con nosotros Isabella?— pregunto una nueva voz que no reconocía. — Hola— dijeron sus angelicales voces. a mis padres les gusta desayunar al aire libre. Niños les quiero presentar a mis otros nietos ellos son Pablo y Camillo— dos pequeños niños se acercaron a nosotros para saludar. mis piernas sentían los estragos de mis nervios. mi vestido de color marfil había sido reemplazado por unos jeans y chaleco casual para esta ocasión.Cuando ya todo estaba listo bajamos al comedor a tomar desayuno. bueno es una manera de decir porque igual estaremos en una especie de salón— caminamos un poco mas y llegamos a unos grandes ventanales. yo también me había cambiado. los mellizos y yo respondimos de inmediato. Edward camino delante de nosotros conduciéndonos al lugar en donde tomaríamos nuestro desayuno pero luego de caminar un poco me di cuenta que no comeríamos en un típico salón. — Bienvenidos nuevamente— saludo Esme Cullen. atravesamos uno y entramos a una especie de sala de ventanas era un enormes espacio pero no tenia murallas solo ventanas y maravillosos rayos de sol que se colaban por ellas. — ¿A dónde vamos?— pregunte mientras llevaba de mis manos a los mellizos — Afuera. Mire a nuestro alrededor y estaban las mismas personas que fueron a recibirlos pero habían dos pequeños angelitos que saltaban de un lado al otro haciéndose notar — Isabella. el momento fue algo extraño ya que los niños parecieron congeniar de inmediato. ella con su hermosa cabellera 300 .

estaba feliz pero aun no podía confiar no me creía que todo esto fuera tan bueno. el Isabella es muy formal— foné con dificultad. se sentó junto a nosotras. — Qué bien. — Claro— susurre y camine algo nerviosa a su encuentro. mire a Edward mientras sus hermanas me hablaban su rostro era de ¿Molestia? Sus ojos estaba estrechos como analizando cada punto que ellas tocaban conmigo. me gire y Alice me miraba bastante divertida. no sabes lo feliz que me hace este momento— hace mucho tiempo que no veía a Edward expresar con tanto sentimiento.rubia que resplandecía al sol se dirigía a mi acompañada de una pequeña sonrisa. me senté a su lado y Alice. — No saben la alegría que me da el que estemos todos reunidos— atrás se escuchaban risas y voces de los niños quien ya comenzaban a jugar— miren mis nietos jugando todos felices. — … por lo que te ayudaremos con lo de la fiesta— alcance a escuchar y me gire con mis ojos abiertos. — Si papa. creo que todos se dieron cuenta de lo embelesada que estaba mirando su rostro bañado por el sol de la mañana. ¡Dios! Estaba contenta. entonces te llamaremos Bella ¿Te parece?— — Claro que si— intente sonar alegre. todos nos observaban pero los demás tenían una sonrisa a Edward parecía que se la hubieran robado. — Bella— le respondí— todos me dicen Bella. — ¿Qué fiesta?— pregunte de inmediato— ¿A qué te refieres Alice? 301 . — ¿Te gusta que te llamen Isabella?— una voz tintineante me saco de mis ensoñaciones. mi lengua no estaba de mi parte en este día. la otra hermana de Edward. que alegría poder tener vida para verlos— Edward se sentó a un lado de sus padres.

obviamente Edward no me dirigió la palabra más allá. — No. debemos presentarles a toda nuestra familia. esto sería por todo lo alto. — Pero yo no creo…— — ¡Demonios!— exclamo Alice— Edward tenía razón… 302 . créeme que todos ansían conocer a los mellizos y por supuesto a ti.— ¡A la fiesta de bienvenida para ustedes!. — Pero… pero…— intente replicar — Espero que no te niegues— intervino Edward con una mirada que no me dejo opción tómalo o te arrepentirás se leía claramente en sus ojos. todos conversaron conmigo y al mismo tiempo sociabilice con casi todos. — ¡Bella! Entonces ¿Cuándo iremos de compras?— pregunto Rosalie — ¿Compras? ¿Compras para qué? — Compras para la fiesta— Añadió Alice— los niños y tu deben vestir de manera especial no es que no confié en tus gustos pero a mí me encantaría ayudar a vestirlos— mire de reojo a Pablo y Camillo y supe de inmediato que la mano de Rosalie y Alice estaban detrás de tan lindos estilos de ropa. mientras desayunábamos las chicas me contaron todo lo que sería la fiesta el lujo y la opulencia no existía a la hora de hacer fiestas con los Cullen. Pablo y Camillo también lo fueron— sin tener otra opción tuve que aceptar. El desayuno se realizo en completa paz. además es justo y necesario que los Mellizos sean presentados en sociedad. claro que no me negare pero no es necesario… — Yo creo que si Bella— apoyo Esme— queremos que todos conozcan a los primogénitos de nuestra familia.

— Pensé que jamás escucharía esta traición— una voz que venía del otro lado del salón calo en todos mis huesos. sorprendentemente 303 . era ella Ángela Webber tan sofisticada y radiante. camine rápidamente y me puse delante de ellos como una leona protege a sus cachorros.— ¿Edward?— gire mis ojos y Edward tenía una sonrisa dibujada en sus labios pero su vista seguía los movimientos de Alice — Te lo dije— susurro — ¿Qué es lo que te dijo? — Que eras así— Alice cruzo de brazos y saco un puchero de sus labios. — ¿Así como? — ¡Minimalista! ¡sencilla! Y enemiga de las compras al estilo Alice— una risa que resonó en todo el lugar se emitió por mis labios. a pesar de que era algo ínfimo me producía bastante alegría— bueno— aclare mi garganta— creo que solo por ese puchero podría hacer una excepción. mire a Edward con felicidad él le había hablado a sus hermanas de mi. — ¡Dios!— gemí cuando me dolía el estomago de tanto reír. la mujer comenzó a recorrer la sala buscando a los nuevos objetos de su odio cuando los encontró pude ver toda la rabia y el odio que le comenzó a tener a mis hijos. tan perra y altanera como siempre. seremos grandes amigas— confeso Alice haciéndome dar un vuelco en el corazón. ¡Como me has hecho reír! — Sé que aunque no te gusten nos llevaremos muy bien. de pronto sentí que todos me seguían y se armaba un ambiente muy grato. Gire mis ojos hacia el lugar en donde provenía. gire mi cabeza para buscar a Edward él se puso de pie rápidamente.

sabía yo que todo no podía ser perfecto ahora tendría que enfrentarme a un reto aun mayor. — He venido a saludar Caro mio. ¿non felice di vedermi. sacarme a esta maldita mujer de encima si no los mellizos tendrían muy pronto a una madrastra con la que lidiar. PD2: hice las cosas asi porque… ¿realmente? porque se me dio la gana jajajajaja… creanme que mi intencion no ha sido decepcionarlas pero si lo han sentido asi pucha ¡lo siento! no ha sido mi intencion lo unico que puedo decir es que la vida de Bella no va a ser facil en Cerdeña asi que para las que quieren accion esperen. porque les aseguro que vendrá :) mil abrazos y las que aun les gusto xD… nos leemos la proxima vez :D las amo 304 . amore mio? — ¿Quién es esa mujer mamá?— pregunto Nessie en un susurro ¿Qué le podía responder? Ella es la prometida de papá hija… estaba claro que no.Edward se puso delante mío acerque a mis hijos hacia mis caderas y los protegí con mi abrazo. — Ángela ¿Qué haces qui?— pregunto Edward con voz calmada.

GRACIAS POR AÚN QUERER LEERME a pesar de que no publico nunca. aquí está el nuevo capítulo. — Hola— le respondió secamente y con una mirada que destilaba desprecio— veo que ha pasado mucho desde que visite esta casa por última vez. espero les guste y me den sus comentarios. de verdad me inspiran a escribir. — ¡Claro que sí!— dijo Esme caminando hacia donde estaba la mujer— quiero que conozcas a alguien— saludó a la mujer con dos 305 .16. Sangre Sucia Scort Capitulo 19 Sangre Sucia (Mezzosangue) Hola niñas. sus rápidos pasos se acercaron hacia donde estaba parada la mujer para saludarla. un beso enorme y se los dedico a todas ustedes. Con Amor Tiwii Cullen Bella POV: — Tranquila cariño ella solo es una amiga de la familia de tu papá— le susurre — ¡Ángela! ¡Hola! Tanto tiempo— exclamó la tintineante voz de Alice al final de la enorme sala.

ellos son Reneesme y Anthony Cullen. espero te alegres por nuestra felicidad. ya conoces a Isabella ¿verdad? Ella es la madre de mis Mellizos— Edward en un movimiento que no esperaba me tomo por la cintura y me pego a su cuerpo. — No sabía que tenias hijos en tu vida caro mío— un sentimiento asesino surgió en mi pecho creo que si lo volvía a llamar así no me podría aguantar. — Si Esme. — Ellos siempre han sido mi familia Angela. creo que dándole su apoyo al gesto que había tenido conmigo — Hola Ángela— la saludé con cortesía. — Es una agradable noticia el saber que ahora posees una familia… de la nada— terminó tirando veneno. — Los tengo y son lo mejor que podría haberme pasado.besos. desde el día que nacieron y desde ahora formaran parte de mi vida. ella solo me miro con desdén y cambio el foco de su mirada hacia Edward. — Cariño ¿Ya te vas?— pregunto la matriarca de la familia con un tinte de ingenuidad. nos vemos pronto— sentencio la mujer y salió del salón 306 . uno en cada mejilla y se acerco a donde estábamos parados— te presento a mis nietos. los primogénitos de Edward— el tono que ocupo Esme era de un orgullo que no cabía en su pecho lo cual me hizo sentir bastante especial a pesar de que el ambiente estaba para ser cortado con una cuchilla. Ángela que siempre había sido una mujer cizañera en cuanto a Edward se refería prefirió callar. mordió la punta de sus labios y entrecerró sus ojos para darnos la espalda y dirigir sus pasos al mismo lugar por donde había entrado. los niños quienes parecían un poco intimidados por la mirada de Ángela pronto comenzaron a recobrar su confianza y se pasaron al lado de Edward.

el Sr. creo que hablare con su padre para que la aconseje y guíe en este momento. se acerco a sus hijos y beso sus frentes indicándoles que fueran a jugar. Los días pasaron rápidos. mientras estaba en la casa se dedicaba a jugar con los mellizos y solo en esos momento se me permitía verlo porque la mayor parte del tiempo estaba en la oficina o encerrado en el estudio con su padre. seguirnos desayunando entre risas y platicas convirtiendo la mañana en algo muy agradable. al ver los “preparativos” que ya habían puesto en marcha casi me caí de espaldas.Edward a quien había visto tranquilo soltó un sonoro suspiro. uno de esos días mientras una de las mucamas me servía un te me señalo — No se sienta mal signora. me hizo la vida imposible— Edward llevo la taza de café a sus labios— pero no hablemos de ella… ¿En que iban con lo de la fiesta?— Alice dio pequeños aplausos — Mi tema favorito en este momento… bueno Bella— Después de aquel impasse el momento fue muy tranquilo. — La pequeña Angela siempre ha sido igual— agrego Carlisle— al ver algo que no le gusta tiende a enfurecerse de manera caótica. cosa que no me agradaba mucho pero creo que iba a tener que acostumbrarme. Repase mis manos por mis piernas dirigiéndome a sentar. Alice de lo único que hablo todo el día fue de la famosa fiesta. Cullen siempre ha sido así— la 307 . sin duda esto sería por todo lo alto. — Esa Ángela de verdad estaba tirando rayos por sus ojos— comento Emmett con una nota de humor. — Desde que rompiste con ella se ha comportado como una loca. — Si. los niños quienes eran un poco ajenos al real motivo del odio de Ángela accedieron de inmediato olvidando en momentos lo que había sucedido. a Edward lo veía muy poco. de hecho en San Francisco no dejo de perseguirme.

mientras los mellizos revoloteaban yo ponía mi mente en orden Dígame— respondí con un susurro aún un poco aletargada. estuvo toda una semana acompañada de Rosalie y Esme preparando todo. si reír o llorar. lo bueno es que vivía dentro de la misma casa y los mellizos podían verlo siempre que él estuviera aquí. nosotros tendríamos que adecuarnos a sus tiempos. los niños siempre jugaban con sus primos en ese lugar. además era imposible apartar a mis hijos de su familia ya que quisiera o no ellos ya comenzaban a encariñarse. en ese momento no supe que hacer. de tomar a mis hijos e irme muy lejos pero no podía hacerlo. solía sentarme en el jardín de la casa Cullen a tomar el sol por la tarde.mujer termino el comentario con una pequeña sonrisa. parpadee unas cuantas veces para salir del letargo en el que me encontraba. Edward era un hombre de negocios y eso no iba a cambiar nunca. Con respecto a la fiesta Alice estaba que desbordaba de alegría. debía quedarme y hacer frente a lo que tendría que haber pasado hace años. a pesar de que ellas me dieron libre albedrio para tomar decisiones me sentía un poco apartada y fuera de lugar. tanta opulencia me hacía sentirme disminuida y algo alejada. 308 . Por un momento tuve ganas de irme. Signora— una voz me llamo a lo lejos— Signora Isabella— volvió a llamar.

estoy muy bien. desde el fondo se escuchaba a los mellizos reír y a la misma vez la voz de mi mamá diciéndole a mi papá que le diera el teléfono. fue demasiado. un mes que parecía un año o tal vez más. extrañándote tu mamá… Comenzamos una charla que duró aproximadamente una hora. fue un momento lleno de emoción. — Espero que todo en la fiesta salga bien y que te diviertas 309 . aunque pareciera más solo había pasado 1 mes desde que llegamos aquí. cuida de nuestros nietos — Claro que si papá— prometí con la voz entrecortada. — Bien papá. no podía evitar las lágrimas. la felicidades de los mellizos y de todas las atenciones que tenían Edward y su familia hacia ellos.Signora. — Cuídate Bella. è suo padre— — ¡Mi papá! Gracias— tomé rápidamente el teléfono y conteste— ¿Papá? ¿Papá? — ¡Bella! Hija mía ¡Bella! Que añoranza tengo de ti ¿Cómo estas pequeña? ¿Cómo están mis nietos?— de pronto mis ojos se llenaron de lágrimas las cuales no pude controlar y rodaron por mis mejillas. si ha una chiamata da Jacksonville. mis papas se quedaron más tranquilos con escuchar mi relato. cuéntame ¿Cómo han estado? — Acá todos bien. traté de contarles todo lo que habíamos estado haciendo. con cada palabra que ellos me decían se me escapaban las lágrimas de mis ojos. — ¿por qué hablas así hija? ¿estás llorando? ¿te sientes bien? — Si papá. estamos muy bien— dije con la voz entrecortada y tratando de secarme las lágrimas de las mejillas. Cuando llego el momento de despedirme un nudo se formo en mi garganta nuevamente mi cara se vio bañada por gotas de liquido salado que escurrían por mis ojos.

— Si es verdad. dale mas saludos a mi mamá — Lo haré. Tapé mi cara con mis manos. creo que me impresiono tanto verlo ahí que las palabras se quedaron atascadas en mi garganta sin poder salir. solo segundos pasaron antes de que un sollozo desde lo más profundo de mi pecho se arrancara arrastrando toda la pena que tenia dentro. ¿Cómo podía decirle que me sentía sola? Que lo extrañaba a él. baje mi vista para que el no me siguiera mirando. que no podía irme. creo que es normal para alguien que ha vivido toda su vida ligada a ellos. Si Bella. en todo caso no te queda mucho para seguirlos extrañando así que no llores. sola enfrentando al mundo para defender a mis hijos. Sin abrir mis ojos los refregué con mis manos para exprimir todo lo que tenía guardado en ellos. ni siquiera podía dejar que los niños me vieran. Fue un momento incomodo. a mi familia. cuando deje de llorar en la cocina— comentó con una risa— adiós hija. por favor— la sola mención de esa frase 310 . no iba a causarles un problema a ellos.— Yo también. — Edward…— susurré tontamente. comencé a abrirlos y pegué un brinco al ver lo que estaba en frente — ¿Por qué estas llorando Bella?— pregunto la voz de Edward mirándome directamente a los ojos. Adiós— me saque el auricular del oído y colgué. te amo — Y yo a ti papá. que tendría que estar aquí sola. la agite suavemente e intenté responder— por nada — Hablaste con tus padres ¿Verdad?— de pronto comencé a pensar ¿Desde cuándo había estado ahí? ¿Habrá escuchado todo lo que dije? — Si— respondí suavemente— pero no es nada. es Edward ¡convéncete! Exclamó una voz en mi cabeza. que me sentía sola en un país que no era el mío. los extraño.

el tiempo pasa y las relaciones se van estrechando cada vez más. ¿Qué pasaría cuando mis papas llegaran aquí? Sentía miedo por mi reacción y por la de los Mellizos. no creo que nos movamos de aquí en unos cuantos meses por lo que traeré a tus padres el próximo mes. cuando los niños ya se adapten mejor. ya verás” Nunca esperé algo así de Alice pero tampoco me sorprende. 311 . no quiero generar un desequilibrio debido a que están llevándose bien con todos. esto era algo maravilloso pero a la vez me aterraba. el solo hecho de que sola saliste adelante en todos estos años nos hace ver lo valiosa que eres. los Cullen tenían como tradición cenar todos juntos y siempre bien vestidos por lo que use uno de mis maravilloso diseños que Alice me había regalo hace algunas semanas. Mis ojos se abrieron de par en par. y a toda la familia Bella. que Edward este enojado contigo a nosotros no nos importa. ese sería como un premio. lo de Edward es solo cuestión de tiempo.m hizo erizar ¿No quedaba mucho para seguirlos extrañando? Eso significaba que… — ¿Me vas a mandar de vuelta a mi país?— pregunte casi con alarma. Edward es el único que no sede y aunque Alice me haya dicho eso yo no haré nada para que él se acerque nuevamente. mientras los mellizos se bañaban me arregle para bajar. no podía creerlo Edward iba a traer a mis padres. ni siquiera pensé en los Mellizos porque sabía que ellos no iban a ser una opción — Claro que no— respondió enarcando una ceja— creo que ha quedado más que claro que no puedo separar a mis hijos de su madre. aun podía recordar cuando me los trajo “es solo una pequeña muestra de cuanto me agradas. Edward me pidió que lo acompañara adentro estaba cayendo la helada y ya era casi hora de cenar. aunque anteriormente esa haya sido mi idea— nuevamente mi cuerpo se erizo— corresponde que tus padres vengan a ver sus nietos.

el mismo que tendría que infundirles a mis hijos para conocer a cientos de personas aquel día. estábamos a Jueves y la fiesta estaba programada para el Sábado a las 15:00 hrs. — ¿En qué piensas mami?— la voz de Antho resonó en mis pensamientos. hasta las disfrutaba de alguna manera pero no podía obligar a mi hijo a disfrutarlas. nos observo rápidamente y enarco una ceja. solo en que ya faltan dos días para la fiesta— una mueca me hizo ver que la idea no era del todo de su agrado— ¿Qué pasa? ¿no quieres ir? — No es eso… es solo que odio las fiestas. — Antho…— intente decirle algo pero ¿Qué diría? Yo estaba acostumbrada a las fiestas y sabia desenvolverme muy bien. De pronto la puerta se abrió y esos penetrantes ojos verdes me observaron de arriba hacia abajo. sus brillantes ojos me observaban cautelosos — En nada hijo. Mientras me subía el cierre me di cuenta que la próxima semana era la fiesta. Alice había instalado un calendario gigante en una de las paredes marcando la fecha con rojo. — ¿Qué sucede?— pregunto acercándose— Hijo mío ¿te pasa algo?— yo miré a Antho y por su expresión supe de inmediato que no le había dicho nada a Edward sobre lo que pensaba pero estaba segura de que en algo podía ayudar su opinión. 312 . Los nervios me consumían pero ya era hora que me diera valor. además no conozco a nadie y no soporto saludar a muchas personas— se tiro encima del sillón suspirando largamente. Edward entro en la habitación cerrando la puerta a sus espaldas. la lista de invitados sobrepasaba los 400. se veía hermoso en uno de sus smokings nuevos. me giré y estaba parado justo atrás mío.uno que no merezco.

yo jamás te obligaría a hacer algo que no te guste.— Anthony dice que no le gustan las fiestas. — ¿De verdad?— preguntó mi hijo con asombro — Claro que si hijo. Antho se puso feliz. Paso sus brazos por la espalda de su hijo pegándolo de inmediato a su pecho. sus ojos se cerraron lentamente disfrutando 313 . — Ah…— un sonido de resignación salió de la boca de mi hijo — Pero eso no es excusa para que yo te obligue a quedarte— los ojos de Antho se volvieron a abrir— si a ti no te gustan las fiestas yo no seré el que te obligue y me imagino que tu madre tampoco— asentí— ¿Ves? Si en cualquier momento de la fiesta tu o Nessie se aburren pueden venir a la casa o salir del salón. se sentó a su lado y apoyo su cabeza en la de él. fue tanta la sorpresa de Edward que me miro casi con pánico al no saber cómo reaccionar. bueno además de estudiar creo que nada mas— comentó con una dulce sonrisa. fue tanto que se paro y le dio un abrazo. Edward levantó la cabeza y ambos se quedaron mirando — ¿Cómo supiste?— preguntó asombrado — Porque también tuve tu edad. también soy parte de esta familia y por lo tanto viví la mayoría de mi infancia en fiestas y reuniones sociales. era el primer gesto de cariño que él le daba a su padre. está un poco disgustado por la fiesta del sábado— Edward lo miro y sonrió amablemente. al igual que tu siempre las deteste pero debía hacerme a la idea. un gesto que me derritió el corazón — ¿Qué pasa hijo? ¿Por qué no te agradan las fiestas? — No es que no me agraden Edward es solo… — ¿Te molesta estar con gente que no conoces? ¿Odias saludar a gente que tal vez jamás volverás a ver?— la expresión de Anthony cambio radicalmente.

rápidamente me sentí presa de sus brazos y pegada a su cuerpo. sus manos se extendieron buscando el contacto con mi cintura. es el primero de manera espontanea y sincera— alise mi vestido y comencé a caminar hacia la puerta— Vamos. Comenzaron los segundos más largos de mi vida. espera— pidió. creo que había pasado por esto antes pero siempre que Edward era el protagonista de 314 . no hagamos esperar a los demás — Bella. de repente y sin previo aviso se acerco hacia mí. su cercanía comenzaba a hacer estragos. lo sé. mi piel se erizo y por un momento sentí que la de él también. los mellizos salieron corriendo de la habitación perdiéndose juntos en los pasillos de la gran mansión Cullen. Una voz estruendosa se escucho en el pasillo. las respiraciones se hicieron notar— Edward— susurré presa del miedo y de las ganas que tenia de pegarme a su cuerpo. — Que poderoso sentimientos ¿No crees?— le dije al verlo con la mirada perdida — Si— comento soltando un suspiro— es impresionante sentir el abrazo de un hijo. segundos después entro Nessie diciendo que la cena estaba servida. Antho soltó a Edward y nos sonrió. un abrazo era lo que se había generado en ese momento ¿el motivo? Creo que ni siquiera Dios podría saberlo. debí suponerlo – te quería dar las gracias. tal vez era mi imaginación pero parecían más oscuros que de costumbre. este es… — … el primero que él te da. me fije en tu expresión.el momento. me separé de él para poder observar sus ojos. he sido un poco ingrato y a pesar de que ambos sabemos que no te lo mereces— todo no iba a ser bueno. — De nada— le dije separándome un poco de él. — Ed… Edward— susurré atropelladamente — Solo quería decirte gracias. sin ti creo que nuestros hijos jamás me habrían aceptado tan rápido.

mi cuerpo. con sus acciones quedaba claro que había perdido el interés en mi pero ahora me estaba pegando a su cuerpo y provocándome de esta manera tan descarada. Sus dedos se presionaron contra mi cintura pegándome cada vez más. — Edward— gemí bajito cuando su frente se pegó a la mía. solo cerré mis ojos y disfruté de aquella sensación. La excitación ya se podía palpar en su cuerpo. me quería lejos. si eso era lo que estaba buscando se lo iba a hacer un poco más fácil. tenía mi cadera pegada a la de él y estaba a punto de cometer una locura. Sin previo aviso y sin darle oportunidad para arrepentimientos me lance a su boca. Su respiración se volvió más rápida y sus labios estaban a solo centímetros de los míos. mi alma estaban completamente alineadas en este momento no sabía que sucedería pero estaba segura que aunque fuera una mirada bastaría para saciar la necesidad que tenia de estar a su lado. ¡Cuánto había extrañado sus labios! Desde la vez que estuvimos juntos y Edward se marcho pensé que jamás podría volver a besarlo pero ahí estábamos 315 . sus labios se abrieron rápidamente para recibirme y sumergirnos en un apasionante beso. definitivamente el estaba igual o peor que yo. quería estar con él. — Bella— salió de sus labios un suspiro con sabor a gemido. sentí su hálito caliente en mi cara y eso me excito de una manera que jamás esperé. no podía negar lo que sentía. lo necesitaba. su cabeza se elevó un poco y con sus ojos cerrados soltó el aire que estaba comprimido en sus pulmones por ese abrazo. ¿Qué demonios estaba pasando aquí? Hace algunas semanas el me odiaba. de pronto mi cadera se pego firmemente a la de él. sus manos aun enterradas en mi cintura comenzaron a bajar a la base de mi espalda. ¿Estaba mal? No me importaba en lo mas mínimo. mi mente.mis pensamientos la vida se transformaba en otra cosa. el momento tomo tintes eróticos cuando me excite solo por ese movimiento. no en este momento.

— Y yo a ti— le respondí. los segundos cada vez eran más lentos y el momento se prolongaba mas. estaría así de por vida si de mí dependiera. lamidas y caricias escuche una voz cantarina a lo lejos — ¡Edward!— dije rápidamente separándome con pánico de el— ¡Alice viene!— le dije y al segundo se escucho la voz de Alice llamándonos. Entre besos. claramente el necesitaba un poco más de espacio para calmarse. sus manos rápidas buscaban mas contacto por lo que una de ellas bajo hacia mi pierna elevándola y dejando mi pelvis más cerca de la suya. los besos furtivos y las caricias nos descontrolaban cada vez más rápido queriendo estar solos una vez más. mi espalda chocó contra la muralla y ese fue el final. Edward paso sus manos por su cabello y arreglo su ropa. sus pasos lo llevaron lejos de mi a encerrarse en el baño. en un abrir y cerrar de ojos ya estábamos compuestos. el porta ligas se hizo presente siendo acariciado por sus suaves dedos. — ¡Edward! ¡Bella! Voy caminando a buscarlos— anuncio desde el pasillo como sabiendo que algo sucedía— estoy a 3 pasos de la puerta— canturreo nuevamente. — Te necesito— susurro contra mi piel intentando subir el vestido. — ¡Edward!— gemí sonoramente cuando sus besos bajaron a mi cuello. — ¡Aquí estoy Alice!— le grité para que entrara 316 . seguí sus movimientos creando un ambiente en donde el erotismo se podía palpar. su sexo se pego a mi entrepierna rozándola salvajemente. Me abrazo fuertemente elevándome un poco.nuevamente ahondando en nuestras almas. mi entrepierna palpitaba con vida propia esperando ansiosa ese momento. ahí estaba la prueba más tangible de que el también me necesitaba. su cadera se movía como queriendo atravesar la tela y penetrarme salvajemente. ambos nos rendimos ante la excitación.

todos como una gran familia. creo que esto no había terminado. Las mucamas comenzaron a servir la comida. padres. nietos. Se sentó a mi lado y su pierna rozo por casualidad la mía haciéndome estremecer. la mesa de los Cullen tenía capacidad para 20 o más personas. el palpitar aun no cesaba de solo pensar que Edward estaba aun en el baño intentando calmarse me hacia querer irrumpir en el espacio y avivar lo que habíamos dejado pendiente — ¡Bella!— me llamó Alice haciéndome respingar— sal de ese bosque Bella— comento con una risa— deja de pensar en lo que estas pensando y vamos a cenar ¿Si? — Está bien— respondí pasando mis manos por mis brazos. mientras destapaban los carritos con las bandejas apareció Edward en el salón. — Buenas noches— salude a todos. me senté en el lugar de siempre. sus lindos ojos resaltaban cada vez mas. se me erizo la piel. sus ojos aun ennegrecidos y su vista fija en mi. siempre comían todos juntos. el aún estaba encerrado en el baño y no sabía si iba a bajar. — Edward— lo llamó su madre. esperaba que sí. Pablo y Camillo se habían hecho muy amigos de mis hijos por lo que me sentía feliz de que contaran con mas amistades que las de la escuela. Llegamos al comedor y los mellizos conversaban animadamente con sus abuelos y primos. el levanto la vista pero ni siquiera 317 . Salí de la habitación pensando en Edward. — Gracias— respondí sonriendo. al lado de Edward y junto a mis hijos. sus mejillas sonrojadas. hijos.— Hola Bella— saludo Alice mientras se asomaba por la puerta— estamos listos para comenzar— anunció la hermana de Edward quien venía vestida con un hermoso vestido de color marfil.

sería bueno que te tomaras un año sabático. — Si hijo. Los mellizos estaban deseos por ir pero por el momento solo recibían nivelación de idiomas y pedagógicas con profesores privados. — Ella tiene razón papá— intervino Edward sorpresivamente— Además acordamos con Bella que ella tendría que nivelarse antes de comenzar. Cada vez se sentía más la tensión entre nosotros. Edward había dejado que fueran de oyentes algunos días solo para ver su reacción y había sido muy positiva. el calor de su piel traspasaba la tela y me hacia erizar hasta el mas mínimo de mis cabellos. creo que en este mes que llevan acá los he descuidado un poco. hay tiempo. Lo de mi año sabático lo considerare seriamente. nos relataban como les había ido en la escuela. 318 . me gustaría estar más tiempo con mis hijos. la cena paso y todos se retiraron a sus habitaciones. la pierna de Edward aún estaba a mi lado. — Si hijo.respondió. espero que no muy pronto. además eso no impide que vea a mis hijos porque mis clases son en las horas que ellos están en el colegio. En un momento de la conversación me perdí y comencé a divagar nuevamente en mis pensamientos. hazlo— El momento fue reemplazado por una alegre conversación de los pequeños Camillo y Pablo. eso va para ti también Bella— el hombre dejo la copa en la mesa. la mucama puso el plato frente a él— ¿Cuándo tienes que salir de viaje? — No lo sé mamá. no tenemos porque apurarnos. — Muchas gracias Carlisle pero a mí me queda tan poco para titularme que preferiría seguir con mis estudios. tienes razón— comento Carlisle mientras bebía un sorbo de su copa— arreglaré todo para que uno de los vicepresidentes de nuestra empresa haga las gestiones por ti.

mi respiración se agito y mi cuerpo sintió estragos con el calor que se genero en la 319 .— Tengo sueño— dijo Nessie mientras subíamos las escaleras — Yo también— anunció Antho. Edward cerró la puerta del baño y se acerco a las camas. Los niños entraron corriendo en la habitación dándonos las buenas noches a ambos y metiéndose rápidamente a la cama. nunca costaba mucho porque los mellizos generalmente se acostaban exhaustos. con un poco de nerviosismo me puse de pie y sin mirar a Edward salí de la habitación. creo que esta noche el proceso de dormir seria más corto que de costumbre. Edward los ayudo a ponerse los pijamas y a lavarse. el silencio se hizo presente en la habitación. — Buenas noches hijos míos — Buenas noches Edward— respondieron al unísono y con una sonrisa en sus labios — Buenas noches mellizos— me despedí — Buenas noches mami. Mientras yo les abría las camas. que duerman bien— terminó Nessie y mi piel convulsionó. Cruce con una velocidad sobrenatural el estar y me metí en mi habitación. al cerrar la puerta lo primero que se me paso por la mente fue una imagen que revivió todo lo que había sentido solo una hora antes. la respiración acompasada de nuestros hijos fue el único estímulo que me saco de mis ensoñaciones de golpe. — Entonces vayan a dormir pequeños— Edward tomó a Nessie en brazos y como era costumbre cuando estaba cerca me ayudaba a hacerlos dormir. mi mente estaba dispersa y sin rumbo aparente. de solo pensar en dormir con Edward… no. Como por arte de magia los niños cerraron sus ojos y se sumieron en un profundo sueño. entramos en la sala de estar mientras Edward nos seguía de atrás. mejor no pensaba.

yo con mis brazos cruzados y con una ropa completamente casual dirigía a los empleados en los quehaceres de hoy. habían confirmado más de 350 invitados por lo que esperábamos tener Full House. cada vez que cerraba mis ojos las imágenes estaban ahí. Alice. escuche cuando le dijo a los mellizos que solo le quedaba esta semana de trabajo y que la próxima iniciaría el año sabático que le había propuesto Carlisle. Para acallar mis pensamientos y mí cuerpo me puse rápidamente el pijama y me metí a la casa.parte baja de mi estomago. la sensación estaba ahí otra vez. iniciaría un año de tormentos teniéndolo tan cerca a y la vez tan lejos. Signora Bella— Cristina la mujer que estaba a cargo del servicio del piso en donde vivíamos llego a mi lado 320 . pero no podía. — ¿Dónde pongo este florero Signora?— pregunto una de las criadas. estaba pasando nuevamente. con las cubiertas hasta la cabeza ni el aire me podía perturbar. creo que en un momento de tanto pensar mi mente se tranquilizo y pude conciliar el sueño. se encerraba en su oficina y trabajaba todo el día. — Demonios— dije mientras me sentaba en la cama— ¿Qué diablos me pasa? ¡No tengo 15 años! – me cuestioné. después de aquel beso con Edward era poco y nada lo que lo había visto. El día de la fiesta no tardó mucho en llegar. estábamos en la enorme carpa que se había instalado para la fiesta. Repasé rápidamente mis manos en mi piel como queriendo sacar todo lo que estaba pasando. Esme y Rose estaban distribuidas por otros lados haciendo lo mismo.

di un enorme suspiro y me encaminé a la casa. Nessie estaba usando un vestido que le llegaba a las rodillas de color azul marino que contrastaba perfectamente con el fulgor de sus ojos. lista. Anthony usaba un perfecto Smoking de color negro. ya han llegado sus vestidos y la ropa de los Mellizos. — Están listos— llamó la voz de Edward desde el estar — Si— le respondí— vamos enseguida— Reneesme corrió hacia la puerta para juntarse con Edward cuando él la vio extendió una enorme sonrisa en sus labios 321 . Bene. perfectamente peinada. maquillada y vestida. mi hijo cada día perdía los rasgos que lo hacían parecer a mí. se veía precioso e igual a su padre. el traje del señor también ha llegado. Gracias por todo Cristina— la mujer asintió con la cabeza y se retiro. A los 40 minutos estaba sentada en el tocador de mi pieza. me daba cuenta que en cada momento la presencia y esencia de Edward se hacía presente en su rostro. yo les avisaré a todos.Dimmi Signora. Miré a mí alrededor y mis hijos lucían hermosos en sus ropas de fiesta. necesitamos que apenas pueda suba a cambiarse. Alice ya me había ordenado que me fuera a cambiar de ropa faltaba solo 1 hora para que los invitados comenzaran a llegar.

de color rojo y decorado con algunas piedras negras que le daban un toque bastante sensual. luces como todo un caballero. mis tacones eran aguja y me hacían ver mucho mas estilizada. para ellos esa era la mejor salida de la fiesta que podían recibir. 322 . ya es hora de bajar. tu también hijo mío. pueden andar con quien ustedes quieran de la familia. Los mellizos asintieron con una sonrisa. Grazie— respondieron los Mellizos al unísono. no puedo decir que mi vestido era normal porque creo que Alice se había empecinado en que además de los niños yo también fuera el centro de atención en esta celebración. tenía un vestido muy ceñido a mi figura. él le dio una gran sonrisa E vero— le respondió haciéndome sonrojar — Bueno pero basta de hablar de mí. recuerden niños que el lugar estará lleno de gente así que no se separen mucho. vero? – dijo Nessie en los brazos de Edward. Quanto è bella la nostra mamma. — Si mamá. entendemos— respondió Antho — Y si en algún momento se aburren pueden venir y jugar en su habitación— agregó Edward con una sonrisa en la cara y un guiño en sus ojos. que hermosa te ves.Figlia. Alice tiene estilo. la vista de Edward se levanto y se poso sobre mi figura.

— ¿Por qué todos nos miran mami?— preguntó con asombro — Porque ustedes son los niños más hermosos del mundo y nadie puede dejar de mirarlos— le respondí con una sonrisa. llegaron antes y todos juntos. Signora Cullen una foto. entre toda la multitud se apareció Carlisle Junto a Esme ambos con una sonrisa en sus labios.— Bien vamos entonces— Tomé a mis hijos de las manos y salimos los 4 de la habitación. bambini guardano qui. ustedes son una familia de modelos. los medios de comunicación invitados comenzaron a fotografiarnos. 323 . — Me lo imaginaba. Llegamos al primer piso y salimos de la mansión. Nessie quien iba de mi mano me la apretó fuertemente. en el pasillo nos encontramos con Alice quien venía con una enorme sonrisa — ¡Wow! Se ven hermosos. bueno es hora de bajar entonces. Después de una ronda de fotografías Carlisle pidió un micrófono para hablar. — Sí. Entramos a la enorme carpa y más de 350 ojos se posaron sobre nosotros. Besaron mis dos mejillas y las de las niños para situarse a nuestro lado dándonos su apoyo. mi papá los está esperando. creo que la expectación de esta fiesta es alta por lo que tenemos la casa llena de gente. Un’intervista prego Signore Cullen. las fotos saldrán hermosas. yo estaba acostumbrada a esto así que levante mi cabeza y sonreí abiertamente. numerosos ojos que aguardaban afuera nos comenzaron a observar. eran las frases que se escuchaban más fuertes. — Ya lo creo— respondió Edward con una enorme sonrisa— ¿Ya está todo listo? — ¿Listo? Los invitados ya están todos aquí.

¿Había dicho esposa? ¡ESPOSA!. muchas gracias. primogénitos y futuros herederos de la Familia Cullen. Cullen. mis ojos se ensancharon en el instante por la sorpresa. les presento a la futura Sra. su postura era bastante casual por lo que si la noticia le cayó como un balde de agua no había forma que lo demostrara. Isabella Swan. mis hijos quienes estaban tomados de mis manos tenían caras de espanto al ver tanta gente. una sonrisa atravesaba su boca. El salón en su mayoría aplaudió a mis pequeños. — Y sin olvidar a la madre y futura Esposa de mi hijo Edward. el silencio que había en esa carpa era sepulcral— creo que hablare en un idioma más general. giré mi cabeza y la expresión de Edward me desconcertó aún más. — Como familia hemos decidido que es hora de presentar a nuestros primogénitos. mi boca se entreabrió por un momento. esperamos que compartan esta alegría con nosotros y como siempre nos deseen lo mejor. Los aplausos continuaron pero mi mente se paralizo por un momento. Carlisle pidió nuevamente silencio y volvió a hablar. nos hemos reunido aquí para presentarles formalmente a tres nuevos integrantes de nuestra amada Familia. a pesar de todo en sus rostros se reflejaba la emoción del momento. Podía ver las caras de asombro de todos. con orgullo y con una enorme emoción les presento a Anthony Cullen Swan y a Reneesme Cullen Swan. Sean todos bienvenidos esta tarde a nuestro hogar. yo me sentía muy feliz de que ellos estuvieran viviendo esta experiencia. 324 .Benvenuti a tutti di questo evento— Estábamos sobre una bajada por lo que a fin de cuentas estábamos en alto. todos podían vernos. tenemos muchos invitados de otros países que no hablan nuestra lengua. con Esme estamos felices de por fin poder estar con nuestros nietos y nuera. Edward sujetaba a la vez la mano de Reneesme. — Así disfruten de esta celebración y acompáñennos en este hermoso día.

— ¿Quieres ir un rato a la casa?— le pregunté y ella asintió rápidamente— tomé la mano de mi hija y salimos rumbo a la casa. Edward quien estaba siempre a nuestro lado. tomó la mano de Antho y se posiciono a nuestro lado. Salí de la habitación de los niños y presione el comunicador de la pieza. cuando llegamos donde estaba la demás familia todos sonrían alegremente. lanzó un dramático suspiro y se puso la mano en la frente— creo que me tomará tiempo acostumbrarme a ser famosa— me reí. ya es hora de saludar— como por arte de magia la gente llego a saludarnos. — Solo dije la verdad hija mía.Carlisle nuevamente nos beso y abrazo a todos. — ¡Qué discurso Papá!— exclamó Rosalie— Sin duda mañana seremos noticia en todos los diarios. Nessie ya no sonreía y miraba hacia todos lados como queriendo correr en cualquier momento hacia afuera. la mucama apareció en solo dos segundos. Antho ya se había venido hace mucho y estaba jugando en la habitación — Me preguntaba cuando Ness se cansaría de saludar gente— Anthony solo aguantó media hora en la fiesta— ¿Cómo estas Ness? — Mal— le dijo entrando a la habitación y sentándose en un sillón. creo que si saludé a mas de 200 personas en 2 horas habrá sido poco. la verdad de lo felices que estamos con nuestros nietos y Bella— una paternal sonrisa se extendió por su cara. le hice el pedido y ella accedió inmediatamente a alimentar a mis hijos y a cuidar de ellos 325 . los medios se abalanzaron sobre nosotros por lo que los guardias de seguridad tuvieron que hacer un cordón para dejarnos pasar al centro del salón. — Quédense aquí y le diré a las chicas que les traigan algo para comer. En un momento miré la cara de mi hija y estaba fatigada. — Bueno Bella.

— Gracias— le dije totalmente seria.mientras no estaba. estaba tiritando cuando vi una figura avanzar en el pasillo. es usted muy hermosa— la voz del hombre me molestó pero había algo en el que me era muy familiar. no quería que medio Italia se enterara de que era una dama de compañía antes de llegar aquí. — ¿tienes miedo que esta gente se entere?— dijo con sarcasmo— pobre Lúcia pero creo que podríamos solucionarlo de una manera más 326 . creo que es mejor que me retire. te vi en muchas fiestas. Lúcia Bicallo— me detuve en ese mismo instante. el hombre me había llamado por mi nombre de Scort. — Buenas Noches Srta. — Creo que me está confundiendo Señor— le dije intentando disipar el miedo. eras la mujer más cotizada siempre. permiso. de pronto una angustia comenzó a recorrerme. — Insisto que usted me confunde con alguien más. además los Cullen al parecer no lo sabían por lo que sentí pánico. baje hacia el primer piso sobando la piel de mis brazos. — Estoy seguro que no. La noche ya estaba cayendo y el frio comenzó a hacer estragos en mi vestido. estaba esperando encontrármela sola para poder decirle cuanto la admiro. en mi país natal no había magnate que no hubiera escuchado mi nombre. ahora veo que sentaste cabeza y te quedaste con el pez más gordo. pero ni yo misma me lo creía.— me saludó la voz del hombre — Buenas noches— respondí — No había tenido la oportunidad de saludarla. no era Edward por lo que me erguí y actué como la dama que soy. sus cumplidos me parecían fuera de lugar y no quería seguirlo escuchando— si me disculpa— comencé a caminar — Un gusto verte.

ni yo sería capaz de oponerme a él. ¡Vamos Luúcia! Yo siempre te tuve ganas. el ambiente grato y todo lo comestible estaba delicioso por lo que los invitados estaban muy contentos. — ¡Aléjate de ella!— grito una voz enfurecida a mis espaldas. lo siento— le dije con lágrimas en los ojos. el me correspondió pegándome a su cuerpo. si lo haces te las verás conmigo— el tono que uso fue amenazante. la fiesta estaba muy animada. me dio una rápida mirada y se separo de mi— ¿Qué demonios piensas que estás haciendo con mi mujer? — Sr. inicio su marcha rápidamente y se perdió en la salida en solo unos segundos. El me miró por un momento y comenzó a caminar nuevamente hacia el salón — Vamos. Traté de 327 . oye bien lo que te voy a decir. corrí hacia donde estaba y lo abrace. lárgate de esta fiesta y no vuelvas a llamar nunca más a Isabella de esa manera. — Si… si… si señor— tartamudeo el hombre. Salimos nuevamente al salón. me giré y Edward venia caminando furico hacia donde estábamos. la música era buenísima. Cullen yo… yo es un mal entendido— dijo el hombre muy nervioso — ¿Mal entendido? Maledetto escuche toda la conversación.pacifica ¿No crees?— se comenzó a acercar — ¡No se acerque!— le dije y me eche unos cuantos pasos hacia atrás — ¿Por qué no? ¿Por qué no he puesto dinero sobre la mesa. cerré mis ojos y temí lo peor. — Edward. la fiesta aún no ha terminado. lástima que nunca te vendiste como prostituta— el hombre inicio una carrera a paso agigantado. Edward suspiró largamente y levantó su cabeza hacia el cielo con los ojos cerrados.

Los niños se pusieron detrás mío intimidados por el tono que había ocupado. los invitados se iban retirando de a poco esperando el momento para pasar a despedirse de nosotros. sujetando su vaso y su bolso. Alice y Rosalie tomaron a los niños y los sacaron donde Angela no pudiera ofenderlos ni ellos escuchar lo que esta arpía iba a decirme 328 . La fiesta paso tranquila. estaba borracha se podía ver a leguas. ¡Mírenlos todos!— gritó— ¡Los hijos bastardos de Edward Cullen!— Mis ojos se ensancharon y mis manos inmediatamente se fueron a los hombros de mis hijos de la nada aparecieron todos los Cullen detrás de mí. deben estar jugando en su habitación”. he venido a despedirme de ti y de tus bastardos. contar con ella en estos casos era genial. mientras me despedía de unas señoras muy simpáticas Antho y Nessie aparecieron corriendo. que cosas me gustaban. a él le divertía mucho que nuestros hijos no quisieran estar en la fiesta. todas las personas que quedaban en el salón se dieron vuelta a mirar la que sería la peor de las actuaciones. un grito con aroma a problemas. — ¡Isabella!— escuché. como me sentía con Edward y si me gustaba vivir en Italia. al girarme estaba Angela a unos cuantos metros. Alice amablemente me rescataba cuando la conversación se ponía incomoda y me cambiaba de foco de atención a otro grupo. mientras le arreglaba la corbata a Antho escuche mi nombre a mis espaldas pero provenía de un grito. todos sentían curiosidad de hablar conmigo me preguntaban de todo sobre lo que hacía. eran alrededor de las 9 de la noche cuando ya todo estaba comenzó a terminar. — Angela ¿vienes a despedirte?— le dije estrechando mis ojos — Claro que sí. como ya todo estaba acabando sintieron curiosidad de bajar a mirar.olvidar el mal momento y me puse a conversar con unos cuantos invitados. todos preguntaban ¿Y los niños? Edward solo respondía con una sonrisa y una frase “Son niños.

apretó los puños y sus dientes rechinaron con la rabia.— ¿Cómo te atreves a hablar así de mis hijos?— la reprendí con voz dura. cuidado Angela no llegues a ese extremo — Eres un maldito — Y tu una arpía que ya no es bien recibida en esta casa. — ¿Quién demonios eres tú para tratar a mi mujer así?— grito Edward a mi lado. 329 . — Tú no eres nadie en mi vida como para pedirme explicaciones. mi respiración se aceleró y por un momento me sentí sofocada. lo sentía protector a mi lado. — Soy tu prometida — Eras— le aclaró rápidamente— y lo eras solamente porque mis padres quisieron comprometerme. Mi corazón comenzó a palpitar fuertemente. sentí la figura de Edward contraerse a mi lado. Edward se paró a mi lado con su rostro transformado — ¡me atrevo!— grito con toda sus fuerzas— jamás esta sociedad etilitista va a aceptar a los hijos bastardos de Edward Cullen. ahora más que nunca me das asco y repulsión— sentencio dándole una mirada de desprecio— no quiero que nunca más vuelvas a referirte a mis hijos o a mi mujer de esa manera si no me vas a conocer realmente. hijos con Sangre Sucia. avanzó unos pasos y Angela retrocedió unos cuantos con miedo. ahora lárgate de aquí pero antes que te vayas— extendió su mano llamándome. se veía en sus ojos que le temía a Edward. ¡Escuchen todos estos son Mezzosangue! ¡MEZZOSANGUE!— vociferó aun más fuerte— ¡Malditos Sangre Sucia!. hijos de una prostituta. — Tu eres el culpable ¿Por qué tenias que acostarte con esta?— le dijo apuntándome. sus ojos demostraban cosas que jamás pensé volver a ver. por un momento dudé de lo que iba a hacer. ¿me sentía disminuida ante esta mujer?. yo jamás te quise como mujer y nunca lo haré.

ahora que sabes esto vete de mi casa. lo peor es que escogió el lugar menos indicado para debutar como una borracha estrella italiana.tomé su mano fuertemente y me paré orgullosa de lo que él me había proclamado. gracias a Dios los medios se habían ido si no ella sería el festín de la prensa en la mañana. — Te odio— le grito la mujer cerrando sus ojos y aprensando sus puños. Su mujer— esta señorita ha sido mi único amor por más de 10 años. Angela Webber estaba dando el espectáculo de su vida. ella y mis hijos son lo más importante para mí en este momento. no hay cabida para nadie más. sin Bella mi vida no tiene sentido. — ¡YA LARGATE!— le grito enfurecido. 330 . la gente murmuraba como loca.

Papá Scort Capitulo 17: Papá Bueno chicas lo prometido es deuda y aquí estoy nuevamente lista para actualizar. Angylito y Nenys W. un beso enorme… Tiwii Cullen Bella POV: La mujer visiblemente afectada tiró la copa al suelo haciéndola mil pedazos. será casi uno de los últimos debido a que esta historia ya está llegando a su fin. Bella.17. al momento Esme corrió hacia donde estábamos y me abrazo. Este capítulo va dedicado en forma muy especial a mis amigas Pola Cullen. Bella! Hija mía perdón por lo que ha sucedido. adelanto el próximo capítulo se llama Apagón. mis locas vampiras con amor para ustedes. si no me fallan los cálculos o no se me ocurre nada solo quedarían 2 capítulos contando el próximo así que aprovechen de leer bien y espero ansiosa sus comentarios. chicas fue un completo placer verlas hace tan poquito espero que podamos vernos nuevamente y gozar de nuestra compañía. el capítulo de hoy es un poco largo por lo que léanlo con detención. 331 . en mi opinión está bastante bueno. gracias infinitas por ser mis amigas y por entenderme y pertenecer a este loco mundo en el cual nos conocimos. tomó su bolso y salió del lugar como alma que lleva el Diablo. Corleone. — ¡Bella.

estoy acostumbrada a tratar con víboras como ella— metí un poco. Corrí hacia la casa y subí los escalones de a dos buscándolos. Caminé por el oscuro pasillo hasta una ventana. me había sacado completamente de mis casillas todo lo que hizo. — No quiero que ella vuelva a entrar en mi casa Papá ni que moleste a Bella ni a mis hijos. — No te preocupes Hijo eso no volverá a pasar. Entramos en la habitación y todos se giraron para ver 332 . correspondía que fuera yo quien les dijera lo que esa mujer estaba tratando de hacer. me sonreí de ver a Alice y Rose tratando de ganarles preferí no molestarlos y me retiré de la habitación. la Luna se veía hermosa desde allí. en mi cabeza lo único que retumbaba era la palabra Sangre Sucia ¿de verdad mis hijos eran bastardos de Edward Cullen?. ¿La sociedad siempre los vería así? Suspiré largamente y me armé de valor para darles una explicación. — A hablar con mis hijos— le dije y comencé a caminar — Yo te acompañare— respondió encaminándose a mi lado. se sentía extraña la presencia de Edward. — ¿A dónde vas?— me giré sobre mis talones y Edward estaba parado detrás de mí con las manos en sus bolsillos. lo lamento por sus padres pero tendré que hablar seriamente con ellos. algo pasaría pero no estaba segura de que. miré a mí alrededor y no vi a mis pequeños.— No te preocupes Esme. de pronto una angustia creció en mí. besó mi frente y le dio una palmada en la espalda a Edward. Mientras hablaban. creo que fue por el contexto en el que estábamos. me acerqué a la puerta y todos jugaban animadamente a los videojuegos. cuando llegue a nuestra habitación comencé a sentir las risas de los niños y de sus tías. — Bella— se acerco Carlisle.

— Bueno entonces nosotras nos vamos. algo nuevo que paso fue que Antho se lanzo a los brazos de Edward. el se puso de pie y arropo a Ness. ambos se resguardaron dentro de su abrazo. — No te desanimes Bella— Alice me giño su ojo y salió junto con su hermana. Edward se giró a besar a Antho 333 . Edward se veía como jamás lo pude imaginar con su impecable Smoking. el favorito de Ness. — ¿Listos para dormir?— les pregunté. su cabello enmarañado de tantas veces que paso sus manos por él y su corbata colgando del cuello. — Buenas noches Edward— le dijo cerrando sus ojos. Edward tomo uno de los libros del estante y se acostó entre medio de los dos niños. ambos asintieron.quien eran — ¡mami!— gritaron mis hijos al unísono soltando los controles. Si mi vida se tuviera que detener en este momento estaría encantada. — Que linda historia— comentó Ness después de un largo rato entre un bostezos— siempre ha sido mi favorita— miré a Antho y estaba profundamente dormido. ya era una costumbre que Edward los acostara. esta noche terminaban de leer “Ricitos de Oro”. ambos fueron recibidos y levantados en brazos. — ¡Muy bien pequeños!— Edward levantó a Antho quien extendió sus brazos y soltó carcajadas— es hora de dormir— dijo dirigiéndose al baño junto a los mellizos. les ayudo a lavarse los dientes y a ponerse las pijamas. ambas besaron a los niños y a mí. con una voz tenue comenzó a leerles el relato. — Buenas noches hija mía. que pasen buenas noches— Dijo Rosalie alisándose el vestido. Me acerque a Edward para tomar a Antho y cambiarlo de cama.

la cortinas estaban corridas por lo que la luz de la Luna se colaba por la ventana dándole un toque de misticismo al lugar— Edward— susurre en la oscuridad. mire hacia un lado de la ventana y ahí estaba. nada sucedió por lo que volví a golpear. me puse la primera bata que encontré y me encaminé hacia la habitación de Edward no si antes cerciorarme de que mis hijos estuvieran bien. soy Bella. Mientras me ponía el pijama todo lo que sucedió se comenzó a pasear por mi cabeza. me armé de valor y decidí entrar. — ¡Pero Edward escuchaste lo…!— comencé a reclamar pero el parecía a penas estarme oyendo— ¡Demonios! ¡Date vuelta para que pueda verte! 334 . de espaldas a mi observando para afuera— Edward— lo volví a llamar pero parecía que él no quería responderme— si no quieres hablarme entonces me vas a escuchar… te quiero hablar sobre Ángela…— — Por ella no debes preocuparte más— dijo aún dándome la espalda. antes de entrar miré hacia atrás y Edward también iba entrando a la suya. ábreme tenemos que hablar— golpee una vez mas pero él no salía. Golpee solo una vez y espere a que me abriera. abrí la puerta lentamente por si se estaba cambiando o algo así pero la habitación estaba en completo silencio y oscuridad. El trayecto a mi habitación fue en silencio. — Edward.— Buenas noches hijo mío— de respuesta solo recibió un enorme suspiro y una carita angelical que había conciliado el sueño. la palabra Sangre Sucia se golpeaba mil veces en toda mi conciencia de pronto el instinto de protección hacia mis hijos se avivó ¿Y si Ángela volvía a arruinarnos nuestra felicidad? ¿Qué pasaría? Tenía que asegurarme de que eso no sucediera. besé a mis hijos y salimos de la habitación. creo que poder entablar una conversación con el sería más difícil de lo que pensé.

lo jale hacia mí y lo cerré a mis espaldas. besarlo. — No digas nada. — Demonios— susurro Edward agarrándose la cabeza. cerré mis ojos cuando tomé el picaporte y lo hice girar para que la puerta se abriera. Esa sola frase me helo y a la vez calentó cada uno de los lugares de mi cuerpo. la frase rebotó en mi cabeza escuchándose dentro de toda la habitación o tal vez lo imaginaba. estaba casi hiperventilando. enarqué una ceja y me cruce de brazos — ¿Y porque no puedes hacerlo?— le pregunté con sarcasmo — Porque si te veo a los ojos no me podré controlar y no me responsabilizo de lo que pase esta noche. mi respiración se comenzó a hacer errática. se giro hacia la puerta y ahí estaba yo… esperando— Bella— volvió a decir pero esta vez el asombro se hacía presente dentro de la habitación ¿por qué me quede? Creo que él y yo sabíamos perfectamente esa respuesta. “no me responsabilizo de lo que pase esta noche”. ya estaba hecho y no podía arrepentirme de nada. vete a dormir— me ordenó con un susurro demandante. Sin decir nada me di la media vuelta y camine hacia la salida. no había nada más que decir solo dejarnos llevar.— No puedo— susurró— no puedo hacerlo— continuó. me temes? 335 . además ya me viste a los ojos— me comencé a acercar — No te acerques— dijo casi con alarma ¿Qué pasa Edward. nada presagiaba lo que iba a pasar. tenerlo. — Edward— susurré presa de un repentino deseo de abrazarlo. — Bella ya te lo advertí.

Y así sin seguir hablando.— Edward— susurré mientras desataba mi bata y dejaba a la vista un lindo camisón de color rojo. — Edward— gemí mientras devoraba uno de mis pechos. sentía que nuestros cuerpos cada vez formaban uno solo y en cualquier momento dejaría de saber que 336 . ambos nos dimos un abrazos y devoramos nuestras bocas. Edward cerro sus ojos y rozo mis labios con su lengua. estaba hecho. la sorpresa aún no se iba a de ellos— es ahora o nunca— Y con estas últimas palabras nos lanzamos al vacio. Edward no tardo mucho en igualarme y en estar dentro de mí. moví mi cadera lentamente creando un vaivén delirante. la tiré al suelo y quede parada en frente de sus ojos. no fue mucho el tiempo que estuvimos así ya que sin pensarlo Edward me arrojo y la cama y se puso sobre mi sacándome el camisón de pronto todo mi cuerpo desnudo estaba a su merced. Edward me levantó del suelo pegándome a su pecho para tener aún más contacto. el ritmo frenético que llevábamos daba cuenta de lo mucho que nos habíamos necesitado y de todo el orgullo que en este momento dejábamos de lado. aunque estaba completamente fuera de lugar de pronto pensé en mis hijos ¿Si se despertaban?— los niños— susurré presa de una repentina vergüenza. ese gesto me llevo casi al frenesí. los besos se hicieron intensos y con ansias de explorar. él se separo de mi y entre jadeos por la excitación y la prisa me dijo — Esta todo cerrado— balbuceo mientras se cambiaba de pecho. Edward en un arranque me tomo sobre él y me hizo sentar a ahorcadas — Edward— gemí audiblemente cuando sentía ese placer exquisito llenarme completa. no había vuelta atrás. sin poner palabras demás nos fundimos el uno al otro. entrecruce mis piernas sobre su cintura sin miedo de que él me apartara. Mi cuerpo seguía moviéndose y aumentando cada vez más el ritmo.

en la misma posición Edward se tiro hacia atrás cayendo el de espaldas y yo sobre su pecho. Era solo disfrutar sobre su piel. de una cosa esta seguro estaba irrevocablemente enamorado de Isabella. Edward POV: ¿Por qué no puedo dejar de amarla?. de eso no había ninguna duda por lo que cerré mis ojos y me permití disfrutar. miré su espalda y parecía tener la piel erizada ¿Tenia frio? No podía permitirlo. cerré mis ojos y las imágenes que hace solo unos minutos viví pasaban por mi cabeza ¿Cómo hace esta mujer para tenerme a su merced? Creo que era algo que jamás comprendería.parte pertenecía a quien. una de sus manos se fue inmediatamente a mi cabeza para perder sus dedos en mi cabello como amaba esos gestos. el problema es que no sabía que. Abrí mis ojos y aún estaba oscuro el pánico me invadió repentinamente pero al cerrar mis brazos en torno a su cuerpo me tranquilicé. 337 . Ambos nos quedamos en silencio disfrutando uno del otro. Solo un poco más tarde y cuando el calor exploto en la parte baja de mi estomago el orgasmo sacudió nuestra piel e hizo completamente erráticas nuestras respiraciones. después de eso cerré mis ojos y me deje llevar. ¿por qué? Mire hacia el techo y todo parecía encajar nuevamente. el calor de su piel me invadió y de pronto me dormí. tomé las cubiertas y la cubrí hasta su cuello. de pronto sentí que se removió sobre mi pecho. lo único que se grabó en mi mente fue haberle dado un beso en el pecho antes de dormir. Pero algo había cambiado en este momento. moví mi mano y aún estaba sujetando fuertemente su espalda ¿Pensaba que se iría? ¿Tanto miedo tenia? Este era el peor momento para llenar mi cabeza con preguntas y comenzarme a cuestionar el por qué.

siempre he amado cuando Bella esta en paz. espero que facilites la transacción Eres un…— comenzó a llorar 338 . desnuda y recostada en mi pecho que maravillosa experiencia. fui un maldito cobarde. mañana estarán aquí mis abogados Pero es dom…— No me importa el día que sea. desde que conocí a mis hijos no había podido estar con ella así. No digas nada. ya te lo he dicho. solamente aquel día… Edward yo…— intentó hablarme pero ni siquiera la dejé.ella aún seguía en la misma posición. me iré de viaje y volveré pronto. quiero a mis hijos con mis apellidos a mas tardar en un mes.

aún no por lo menos. en un solo segundo que pareció eterno la contemple y desee con todas mis fuerzas que este momento se prolongara y que ella estuviera siempre aquí. ella me lo había dicho muchas veces el problema es que no sabía si estaba preparado para escucharla. Por un momento dejé de preocuparme por todo mientras que en el estar se sintió un ruido. después de hacer tamaña estupidez lo que me quedo fue maldecirme en silencio y tratarme como un estúpido. ¿Sabes donde esta? — Si. mi hija era astuta porque después de asombrarse una 339 .Soy lo que tú has creado. lo era. Reneesme estaba parada casi justo en la lámpara por lo que pude contemplar el asombro que paso por su cara. aunque no sabía si eso era lo correcto. está durmiendo en la mía— le respondí con naturalidad. eso ahora solo dependía de mi. Mis ropas estaban regadas por todo el suelo por lo que tomé un pijama del closet y me lo coloqué rápidamente para salir — ¿Quién anda allí?— pregunte en un susurro. La había tratado tan mal que me sentía como un imbécil. Nessie. ahora estaba consciente de que todo poseía una explicación. ahora…— la miré— aprende a vivir con ello. no estaba oscuro gracias a las lamparitas que Bella siempre dejaba encendidas por los niños — Yo— me respondió una pequeña voz. Cerré con fuerzas mis ojos al recordar ese maldito día. — Nessie ¿Qué pasa hija? — Estaba buscando a mi mamá en su habitación pero no está. Bella se removió pero no se despertó por lo que con mucho cuidado la saque de mi pecho y la deje en mi cama. — Los mellizos— dije de inmediato. el que Bella me haya escondido lo de los Mellizos tenía una razón.

Bajamos por las escaleras en dirección a la cocina. — Yo puedo acompañarte— respondí con una pequeña sonrisa — ¿Enserio? — ¡Claro que sí! Yo soy tu papá y los papás también vamos por bocadillos a la cocina. amaba a mis hijos por sobre todas 340 . eran de tipo americanos. en ese momento la mansión se sentía más vacía que de costumbre. llegamos a ese blanquecino y pulcro lugar donde todo estaba oscuro. Nessie cambio de inmediato su expresión y se fue a sentar a uno de los pisos que habían cerca de los mesones.enorme sonrisa paso por su rostro— pero ¿Qué necesitas? — Quería que me acompañara a la cocina. — Entonces vamos— se acercó a mí y tomó de mi mano. — No lo sé bambina. se notaba que nuestro interés por conocernos y recuperar el tiempo perdido era mutuo. Cullen?— pregunto con una alegre sonrisa. Nessie mirando atentamente lo que le cocinaba y preguntándome de todas las cosas. — ¿de dónde se prenden las luces de aquí?— preguntó mi hija con un tilde de miedo — De acá— me acerque a un interruptor y la enorme cocina se ilumino. deberás comer de las delicias del Chef— le anuncié con una espátula en la mano El momento era como alguna vez había soñado estar con mis hijos. — ¿Qué es lo que me va a cocinar esta noche Sr. Nessie soltó una risotada. es que tengo hambre— me dijo con una mueca en su rostro y sobándose la pancita. ni mis hermanas o sus maridos deambulando por aquí. no estaban ni los niños. me divertí tanto con su tono de voz que tomé de uno de los muebles un gorro del chef y me lo puse.

Papá. Papá. — Muy bien y aquí está el plato para la señorita— le había preparado un omelet y un vaso de leche algo simple ya que no íbamos a cocinar algo más elaborado a las 2 de la madrugada. la palabra como tal resonaba con fuerza en mi cabeza. Caminamos hablando de lo que haríamos mañana. suspiré largamente aún mirándola y parecía embobado. ¿Me habría imaginado alguna vez este momento? No. lo merecía pero antes creo que tendría que hablar con ella. mi pequeña Nessie. — ¿Qué pasa?— pregunto mirándome divertida. — Estoy lista— me dijo parándose al lado mío y extendiendo su mano para tomar la mía. Nessie lo miro y aplaudió al instante. en mi caso el mundo se detuvo. dejé de respirar y mis ojos se perdieron en el cobre de su cabello. Papá… ella lo había dicho. mi corazón sentí que floreció de repente y mi pecho ya no era capaz de contenerlo. había que dejarlo salir. mi hija de 8 años me tenía completamente en sus manos. agité mi cabeza para volver a mi pero la sonrisa no se iba. Wow. algo que no se puede describir. no podía mover mi cara de lo grande que se esparcía — Nada. ¿Ya terminaste?— asintió y tomó el plato para dejarlo en el lavaplatos.las cosas. las cosas de alguna manera 341 . yo tenía que ir a la oficina pero estaba completamente seguro de que mañana suspendería todo y pasaría mi día con Bella y los niños. de un tiempo a esta parte se habían convertido en el aire que respira y ¿Cómo no amarlos? Si veía esa tierna sonrisa y esos ojos expectantes dedicados solamente para mí. Papá. aunque cualquier pensamiento o recuerdo en mi mente no se comparaba con la potencia de este sentimiento es algo único. — ¡Muchas gracias Papá!— Reneesme comenzó a comer con alegría su plato.

nos vemos mañana— paso sus brazos por mi cuello y me abrazo. — Buenas noches Hija mía— me despedí mientras se perdía entre los muebles del estar. — Que duermas bien papá. — Pero Edward yo…— 342 . su cuerpo se puso rígido y tensión se hizo visible en su rostro— Bella dije que vamos a dormir— repetí y rápidamente tome su mano y la arrastre hacia la habitación antes de que ella se escapara. bajamos comer a la cocina y ahora se fue a dormir— le expliqué — Ella te dijo…— sus ojos brillaron en la oscuridad — Si. — Ya me voy a dormir— extendió sus brazos para que la cargara. — Bella— susurre con desconcierto — ¿Qué paso con Nessie?— pregunto con los brazos cruzados — Nada. besé su coronilla y la dejé ir. lo sé y no sabes lo maravilloso que fue— sonreí — ¿Estamos bien?— preguntó pero sabía que eso era con una doble intención. sus ojos me observaban cautelosos. creo que era el momento preciso para hacerlo. ella también quería saber en que estábamos nosotros. Nessie se metió al baño a lavarse los dientes y salió en unos minutos saltando como solía hacerlo. solo tenía hambre.debían cambiar. ya era imposible tapar el sol con un dedo… — Creo que muy bien— sonreí— ahora vamos a dormir— camine hacia ella queriendo entrar a la habitación. Me giré sobre mis talones para ir a la habitación y la figura de Bella estaba parada en el umbral de la puerta. hoy solo quería disfrutar de mis hijos y de Bella. rápidamente la tomé en brazos y ella beso una de mis mejillas.

Bella siempre ha sido mi debilidad y lo será siendo por el resto de mi vida. la acosté y me recosté detrás de ella pasando uno de mis brazos por su cintura. su cuerpo aún se sentía tenso. de eso no había duda. Todo esto se lo debíamos a los escándalos de la fiesta. — Ed…— intentó replicar. la pegué a mi pecho y cerré mis ojos. es estar siempre que ella me necesite. ya era suficiente el tiempo que habíamos estado separados. en todo sentido. La mañana llegó fugaz. estaba seguro que mis acciones la habían sacado completamente de sus casillas pero ¿Qué más podía hacer? La amaba. me di cuenta que mi deber es protegerla. abrí mis ojos a más no poder cuando de repente siento el lado de mi cama frío y desolado. ya no había nada más que decir. — Bella— dije en voz alta. amaba a mis hijos por lo que ahora solo faltaba dar el último paso. salté con propulsión de la cama para correr a la puerta. Ella intentó removerse un poco más pero de pronto se quedo quieta y su respiración se volvió acompasada. creo que el sentir amenazada a Bella de diferentes formas me hizo ver la realidad. ella 343 . ella había sufrido demasiado y yo me había dado cuenta que a pesar de todo la noticia de mis hijos era mucho más importante que el odio o el dolor que podía sentir por perderme sus primeros años. de ahora en adelante lo que importaba era disfrutar y tratar de recuperar el tiempo perdido. estaba tan cansado y extasiado a la vez que me relajé como hace mucho tiempo no lo hacía para dormirme cómodamente entre sus brazos.— Shhh… mañana hablaremos todo lo que quieras. — ¡Duérmete!— susurre con tono demandante. el aroma de su cabello se coló por mis sentidos dándome un exquisito placer. creo que mi cara iba desencajada cuando abrí porque Bella y los mellizos me quedaron viendo de manera graciosa — ¿Qué pasa?— pregunto Bella con sus ojos bien abiertos.

hoy era Viernes y por lo tanto el ultimo día que tendría que haber ido a trabajar. mientras me vestía una idea saltó en mi cabeza definitivamente tenía que zanjar de una buena vez el tema de Ángela. — Buenos Días Bella— la saludé con una sonrisa y demostrando 344 . los profesores particulares que ellos tenían igual le asignaban pequeñas tareas para el fin de semana. creo que me valía mas hacerlo todo por el conducto regular que lanzarme de un de repente. me iré a vestir— deje de hacer el ridículo y me metí nuevamente a la habitación. tomé mi celular de la mesita de noche y llamé a mi secretario pidiéndole que cancelara todos mis compromisos y los pasará al nuevo encargado que partía el Lunes. si no me volveré loco. especialmente ejercicios de idiomas. Antes de seguir juntando ideas de lo que iba a hacer tenía que comenzar por algo. — Hola Papá— me saludo Ness al momento que abrí la puerta. si quería que esto terminara definitivamente tendría que hacerlo el persona. Me fui directamente a la ducha y después al closet. Bella le dio una dulce mirada y después giro para saludarme. mi cuerpo cayó encima de la cama soltando un sonoro suspiro— creo que debo solucionar pronto esto. queríamos que los mellizos y Bella manejaran perfectamente nuestra lengua. creo que ella adoraba la idea de decirme papá porque una sonrisa de proporciones mayores se extendía por su cara. nos esperaba un año sabático lleno de alegrías. — Hola Edward— su mirada era tan hermosa que sentí unas ganas irremediables de besarle mil veces sus labios pero me esperé.estaba peinando a Nessie en el sillón y Antho estaba enfrente jugando con un videojuego. primero debíamos hablar. — Nada— le dije intentando parecer calmado— solo quería ver si ya todos se habían levantado. Salí de la habitación y Bella estaba haciendo los deberes con Nessie y Antho.

hoy iremos a la playa a pasear por lo que adelantaremos trabajo. si me acercaba a Bella no me podría resistir. por lo que salí de la habitación y me encaminé hacia el estudio. sonreí alegremente mientras le agitaba su cobrizo cabello. ¿tú que harás? — Yo iré a hablar de algo muy importante con tu abuelo por lo que demoraré un poco. ¿Cómo estas hijo?— se levantó y me saludo con un beso en la mejilla — Bien papá. En mi casa todos acostumbraban a levantarse temprano por lo que mi padre estaba trabajando en su despacho. — Edward. — Hola hijo ¿Qué hacen? — Estamos con mamá haciendo los deberes. golpee dos veces y entre al momento que me dio la pasada. el amaba nuestra empresa más de lo que se imaginaba por lo que era un hobbie sentarse a estudiar acciones y casos. vayan a la playa y después los alcanzaré— los tres me miraron sorprendidos — ¿Nos vas a acompañar?— preguntó Bella con un tono entre sorpresa y alegría — Claro— comenté con despreocupación— no me perdería un día de playa por nada del mundo— le hice un guiño con mi ojo lo cual provocó un sonrojo que se esparció por sus mejillas — Entonces vete pronto para que nos alcances— me despedí de todos con un beso en el aire.todo lo que sentía a través de la intensidad de mi mirada — Hola Edward— me saludo Antho con una sonrisa mientras agitaba un lápiz en el aire. siempre lo hacía. muy bien— le respondí con esa sonrisa que estaba plastificada en mi rostro 345 .

a pesar de tener un sentimiento de pertenencia con mis hijos con Bella no sucedía lo mismo por lo que en esta conversación parte de mi verdad salió a relucir desde el fondo de mi corazón. en ese momento todo era confuso. Todavía podía recordar el día que Bella y los niños llegaron a nuestra casa. ¿Qué cosa? 346 . esa misma noche estábamos con mi papa en este lugar tomándonos un trago. Bella y los niños ya estaban descansando. — ¿Qué cosa? ¿Se trata de algo relacionado con tu familia?— nos sentamos en un pequeño estar— si es sobre lo que dije el otro día sobre tu matrimonio con Bella no fue mi intención anunciarlo antes que ustedes — No te preocupes— le respondí moviendo mi mano— eso estaba más que conversado.— Creo que las cosas mejoraron ¿no es cierto?— preguntó enarcando una ceja — Si papá pero creo que falta solo una cosa para que todo esto esté bien. en la casa ya todos dormían. ¿Qué te parece papá?— le pregunté con la mirada perdida en el abismo de mis pensamientos. creo que me demoré bastante en asimilar lo que había pasado.

Todo— susurré llevándome un vaso de Whisky a mi boca. tiene una belleza como no había visto hace mucho tiempo en alguna ragazza. La situación es complicada Edward. ¿No te importa que haya sido Scort?— pregunté de repente preso del miedo. se nota de que tiene un carácter fuerte y que es una persona que supo llevar de manera maravillosa a tus hijos. 347 . creo que ya habíamos conversado sobre eso. cuando nos dijiste sobre nuestros nietos estábamos completamente sorprendidos y… Lo sé pero no me refiero a eso— observé como los hielos se desvanecían en el alcohol del vaso Tu quieres saber que opino sobre Isabella— asentí sin mirarlo a los ojos— creo que sabes de sobra que esta señorita es hermosa.

por lo que investigamos con tu madre a ellos jamás les falto nada. si las cosas no son como las pienso Bella puede vivir en Italia con los niños o regresar a su país si tu lo consideras pertinente. ¿Qué vas a hacer con respecto a esa situación?— suspiró— a decir verdad estoy haciendo la pregunta equivocada. recibieron una buena educación y son niños que aman a su madre por sobre todas las cosas ¿Por qué habría de preocuparme eso entonces?— contesto. 348 . lo que si me interesa es que aclares tu situación con ella. ni ella ni los niños tendrán que preocuparse jamás por el dinero por lo que siéntete tranquilo en relación a eso. Lo sé. además creo que has vivenciado que todo lo que ella hacía era por mantener en buena situación a tus hijos.No— respondió seguro— mira hijo. me giré para verlo y tenía una sonrisa en su rostro— créeme que a nadie le importa ese detalle. a penas se estabilicen las cosas entre nosotros hablaré con ella. a pesar de que suena cliché pero todo trabajo es dignificador por lo que si Bella se ganaba la vida acompañando a personas a celebraciones no podemos juzgarla. quiero saber algún día el por qué mis nietos no crecieron a mi lado. Edward— me llamó la atención. la apoyaremos en todo. subí mi mirada hacia donde estaba y se había sentado derecho para darle más seriedad a la pregunta— ¿Qué sientes por Isabella? Porque te digo desde ya que jamás te obligaré a casarte con ella solo por tener a mis nietos al lado.

Ángela paso a ser la lapa que se pegó a mi zapato y no me dejo en paz nunca más solo hasta que un día discutimos y yo mismo di por terminando el famoso compromiso. cuando el compromiso con Ángela se anunció. todo vacio. Desde el momento que Bella desapareció de mi vida intente buscarla mil veces pero jamás pude encontrarla. desde entonces viví una solitaria vida llena de lujos y de trabajo. Créeme que ni siquiera sé hasta dónde va esto pero lo que sí puedo asegurarte es que cuando Bella volvió a entrar en mi vida sentí como cada pieza retornó a su lugar de origen. hay algo que me lo impide— perdí mi vista en el vaso nuevamente— Bella significó para mí el todo cuando la conocí. ¿Tú qué?. en ese entonces pensé inmediatamente en buscar a Bella pero ¿Quién era yo para irrumpir en su vida después de tanto? Me rendí fácilmente a la idea y la olvidé. todo enojo nuevamente en su lugar— la expresión de mi padre cambio a asombro 349 . los siguientes años solo fueron una tortura publica a la cual no podía escapar. jamás pensé que me iba a enamorar de una norteamericana y que más encima se iba a volver en mi tormento por los siguientes años. sentí que todo era mi fin y que jamás podría estar con ella.Yo…— divagué— es extraño papá por qué por más que intento odiarla no puedo. dime Edward háblame— comenzó a intentar sacarme palabras.

después tendrás toda una vida por delante para estar con ellos. 350 . conoce a tus pequeños e intenta sanar todo con Isabella. desde que ella volvió no he hecho más que esperar al momento preciso para pedirle que sea mi esposa Ah entonces si te quieres casar con ella— asintió con gusto Claro que sí. porque no es así. lamentablemente no puedo tapar el sol con un dedo y decir que no odio el cómo se dio todo. eso jamás te lo negaría lo único si es que aún me molesta el hecho de no haber estado con mis hijos desde siempre por lo que tengo que hablar con ella o sanar mi corazón dentro de un tiempo. un bien completamente necesario en mi vida.¿Tanto la amas? Amarla creo que sería poco— bebí de mi vaso— Bella es como el aire papá. Entonces date un tiempo hijo.

poco a poco ese odio que sentí. la rabia y la molestia por cómo se dio todo quedó atrás Bella de un momento a otro y sin que me diera cuenta paso nuevamente a ser lo que más amaba en la vida. mi padre me miraba esperando a lo que iba a decirle. A pesar de todo así había sido pero descubrí que era completamente torturante estar con ella tan cerca y no poder hacer nada. — Entonces ¿Qué sucede? – pregunto con intriga — Quiero que aclaremos el tema de Ángela papá. Sacudí la cabeza apartando la mata de recuerdos que se vino a mi mente. — Lo sé hijo. Tengo todo el tiempo. ella y mis hijos eran lo mejor del mundo. como sabrás espero que ella nunca más pise esta casa y no quiero que vuelva a entrometerse con Bella o con mis hijos. no quiero ver a la loca de Alice armando la ceremonia para una semana mas Tranquilo hijo no le diré nada a nadie. estaba pensando en ir el Lunes a hablar con sus padres. espero que mi relación con Bella mejore con el pasar del tiempo.Lo sé pero no le digas a nadie lo que planeo. — Quiero que vamos ahora— exigí poniéndome de pie — ¿Ahora?— pregunto con sorpresa— ¿estás seguro? 351 . no quiero que mi nuera o mis nietos se sientan incómodos con su presencia.

yo le sonreí a mis hijos y a Bella. no quiero que esto pase de más tiempo. vamos entonces. así podría encontrar la instancia perfecta para hablar con Isabella. Mi papá se puso de pie. — Hola ¿Cómo están las mas lindas de esta casa?— saludo mi papá a todas. — ¿A dónde van?— preguntó Esme desde la espalda.— Si papá. tomó su chaqueta y salimos del estudio en dirección hacia la puerta. Mamá y Bella le contaban del paseo que harían este día ella con mis hijos a la playa. mejor para nosotros. una risa de agrado se esparció por el lugar — ¡Nono!— grito el pequeño Camillo quien salió corriendo a los brazos de Carlisle — ¿Cómo estas piccolo Camillo? Bene!— gritó sonriendo Mi papá se puso a conversar con todas. en el camino nos encontramos con todas las mujeres de la casa Cullen incluyendo a Bella y a los mellizos. le dio un beso a mi mamá y se encamino hacia la puerta. — Oh si Edward lo siento— soltó a Camillo. al parecer las demás no irían porque todas tenían planes ya. además yo te acompañaré — Está bien hijo. los tres me dieron una hermosa mirada y la fuerza para acabar con esto. — Papá— lo llame y le hice un gesto con la cabeza de que ya era hora de partir. mi papá se giró para responder — Vamos a…— lo interrumpí 352 .

variadas dependencias y un enorme jardín en la entrada. Llegamos a la casa y la vi más imponente que la última vez que estuve aquí. era de un color blanco y de características inglesas. creo que le motivo de nuestra visita es otro— la mujer quedo completamente sorprendida por mi 353 . nos estacionamos y el mayordomo nos recibió. volvemos pronto — ¡Bien! Los esperamos a almorzar— respondió mi madre desde atrás El viaje fue algo silencioso. es un placer verte— Carlisle se acerco a darle dos besos en las mejillas. obviamente no era del nivel de nuestra familia pero se asemejaba bastante. la familia de Ángela vivía en uno de los sectores más acomodados de Cerdeña. la siguiente fue Elisa Webber la matriarca de la familia. necesito conversar con Cornelio y tú. mi padre quien conducía intento hablarme en varias oportunidades pero lamentablemente yo iba enfrascado en mis propios pensamientos. — Buenos Días señores Cullen— un gesto de reverencia fue parte de su saludo. techos muy altos. — ¿De qué se trata?. como obligación tuve que hacer el mismo gesto— lamentablemente el motivo que nos trae aquí no es del toco agradable. Bajamos de la colina en donde se encontraba nuestra villa para dirigirnos al centro. el hombre tomó las llaves del auto y desapareció con él.— Vamos a ver unas cosas a los viñedos. que maravilla tenerlos por aquí— la mujer de edad avanzada se notaba feliz de encontrarnos en las puertas de su casa — Buenos Días Elisa. no me digas que Edward va a…— la frase de la mujer quedo colgando de un hilo pero la sonrisa enorme de ella daba a entender que pretendía nuevamente ligarme con su hija — ¿Casarme?— respondí enarcando una ceja— claro pero mi mujer espera en casa junto a mis dos hijos. — ¡Bienvenidos! Carlisle y Edward.

Carlisle les contó lo que había pasado en la fiesta. A medida que el relato iba avanzando los padres de la mujer iban cambiando sus expresiones la que perduro más tiempo fue la de vergüenza. la mujer nos dio una mirada y comenzó a caminar hacia el interior — Entonces síganme. — Gra… 354 . llegamos a un enorme salón de color almendra. le haré llegar las disculpas a nombre de toda mi familia a tu mujer. — Por consiguiente lamento tener que decir esto pero no podemos permitirle a Ángela que nos visite en la villa. ¿Qué pensaba? Que dejaría a Bella por su hija… estaba muy equivocada. de hecho ellos nunca supieron e la existencia de ella por culpa de Ángela. Hicimos lo que nos pidió. — Buenos Días a ambos ¿Qué los trae por mi casa tan temprano?— el hombre se acercó y como era tradición entre nuestras familias nos saludamos con besos en ambas mejillas. las invitaciones jamás llegó a su destino. debo reconocer que estaba delicadamente decorado pero aún así no llamaba mi atención.respuesta. hasta que se pase todo esto o ella cambie su comportamiento con respecto a Bella y a los mellizos— sentencio Carlisle — Edward no se qué podría decirte— el hombre pasaba sus manos por su frente y mejillas dando a entender lo complicado que estaba con la situación— sé que mi hija se ha sobrepasado pero espero de todo corazón que esto no vuelva a suceder. un hombre de aspecto corpulento apareció por la puerta. — Sentemos por favor— todos nos situamos en un lugar y comenzamos a hablar. la madre de Ángela ni siquiera me miraba a los ojos cuando hablaba.

espero me perdonen por lo que haré— les di una corta mirada a sus padres. es una orden. me das asco. si lo haces te juro que no escatimaré en recursos para 355 .— ¡ESO JAMÁS!— una histérica voz desde lo alto de las escaleras se hizo presente. mire hacia arriba y Ángela estaba parada en el pie de la escala esperando para atacar. ella te engaño. me da pena el saber lo mucho que te has trastornado por mi causa. esto no se va a terminar. aquí comenzaba la verdadera batalla — ¡Ángela!— grito su padre intentando persuadirla — ¡No papa! Jamás permitiré que te disculpas con esa mujer. sentí mi piel quemarse pero de la rabia por lo que decía. Elisa tenía las manos en su boca y los ojos llorosos. no quiero que te acerques ni a mis hijos ni a Bella. Cornelio estaba pasmado con la reacción de su hija— pero Ángela. escúchame bien no quiero verte nunca más y te prohíbo terminantemente que vuelvas a entrar a mi casa. no me quiero casar contigo. yo jamás quise casarme contigo. ella es una perra que se robo a mi novio. Ángela no malogremos más el poco respeto que aun tengo por ti y deja en paz a mi familia. lo que es relevante es que jamás volverá a salir. — Eso a ti no te importa. te prohíbo que te acerques a Bella o a mis hijos nuevamente. ya basta — No mama. bajo raudamente y se reunió con nosotros. esos hijos no son tuyos— dijo mientras se acercaba y ponía las manos en mi pecho. — ¡Yo nunca fui tu novio!— grité acallando todas las voces del salón— te recuerdo que el famoso compromiso fue hecho por estas personas sin nuestro consentimiento. aparté sus manos sin contemplaciones y le di una mirada que reflejaba todo el odio que sentía por ella. — Ángela hija. entiende amore. ¿Cómo demonios apareció ella en tu vida? Esos niños deben ser los bastardos de alguien más Edward. yo NO TE AMO.

nos vemos en la tarde entonces. la mujer se abalanzó contra mí maldiciéndome y tratando de golpearme. El ambiente se torno más denso de lo que ya estaba. iré con Bella. su padre la tomó en brazos y el saco del lugar. me puse ropa cómoda. — Bien. zapatillas y unos jeans. Llegamos a la casa a la hora de almorzar mi madre estaba feliz de tenernos nuevamente en casa — ¿Dónde están Bella y mis hijos? — Ellos se fueron al rato después que ustedes. La conversación termino así. la mejilla me ardía con furia pero eso no importaba. Seguí mi camino hacia la recamara. los padres de Ángela se la llevaron del estar y decidimos que era momento para salir de allí. sentí una mano volar hacia mi mejilla y estamparse en el centro de ella. el viaje nuevamente fue silencioso. Usualmente mis hijos me han visto con trajes por lo 356 . — Claro. — ¡Ángela!— gritaron sus padres al unísono. ella iba diciendo cuanta cosa se le pasaba por la cabeza. gracias mamá— le di un beso en la mejilla y me encaminé hacia mi habitación — ¿nos acompañas a almorzar? — No. Bella dijo que volverían en la tarde y que tu sabias donde estaban por si la necesitaban.mantenerte lejos. Ángela apretaba sus puños y su boca en señal de la rabia que tenia contenida pronto lagrimas comenzaron a bajar por sus mejillas. el capitulo estaba cerrado y Ángela lejos de nuestras vidas. quiero estar con mis hijos.

Nessie salió corriendo hacia donde venia solo para lanzarse a mis brazos. Nessie y Antho estaban con sus trajes de baño mientras que Bella lucia un hermoso vestido blanco y un sombrero que le hacía juego. me gusta ver tus ojos cuando me hablas— la sola emisión de la frase desencajó a Bella pero que esperaba ¿Qué actuara como un maldito después de dormir con ella? Eso ya se lo había hecho una vez y juré que jamás volvería a hacerlo y menos con Bella. cuando me paré en la punta del Riesco que daba para bajar observé a mis tres amores jugando felices. donde me había dicho Bella no estaba lejos de la mansión de hecho solo me tomo media hora caminando el llegar. — No pero…— intento decir pero sus palabras se perdieron en el momento 357 . — Hola Edward— saludo Bella. Guarde cosas en una mochila y me encaminé hacia la playa. se levantó sus anteojos de sol y por fin pude observar el fulgor verde de sus ojos— ¿De dónde vienes? — De estar con mi papá— me quite la mochila y los zapatos — ¿Tienes hambre?— pregunto bajándose nuevamente los anteojos.que sería un Edward más relajado el que se encontrarían hoy. Baje por las piedras cuidando de no caer cuando Nessie se dio cuenta grito lo que más me gustaba escuchar. por instinto los tomé y se los quité— ¿Qué haces?— pregunto entre contrariada y divertida — No te los pongas cuando me mires a mi por favor. la palabra mágica que me hacia volar… — ¡Papá! Miren es mi papá— Bella se giró rápidamente poniéndose de pie. Antho camino más lentamente pero se acercó igual para saludarme. — Hola Edward— me dijo dándome un beso en la mejilla — Hola hijos— a ambos los llene de besos. se fueron riendo hacia donde estaban jugando antes.

Bella claramente no me conocía o tal vez me había portado demasiado mal con ella en algún momento por lo que olvidó mi manera de ser. Bella me intentó detener pero estaba tan feliz en este día que complacer a mi hijo seria la cúspide. los mellizos querían desde hace días venir a la playa y pescar un poco por eso…— terminó nuevamente en un susurro. mis pies se deslizaron un poco y sentí de inmediato el grito de Bella desde la orilla. Asentí y corrí hacia donde estaban ambos salieron corriendo entre risas y gritos. Mientras la contemplaba un pelotazo dio en mi espalda. tendría que ser el encargado de recordárselo. Me adentré en el mar pisando las rocas que habían en la orilla llegue hasta la mitad de un paso un poco resbaloso y me estanqué allí. 358 . me giré para mirar y mis hijos estaban sonriendo y levantando sus manos. el día fue maravilloso. mis hijos me llenaban completamente.— Si tengo hambre. — Yo iré por una para ti— le di un guiño y deje la taza encima de la improvisada mensa en forma de roca que teníamos. — ¿Cómo lo pasaron?— pregunté mientras le daba un sorbo al tazón — Muy bien— respondieron con una gran sonrisa— pero me hubiera gustado tener una concha de esas que se pegan en las rocas— terminó Antho— el otro día las vi en un libro de la biblioteca del Abuelo y me parecieron muy bonitas. la tarde pasó rápido entre risas y juegos ya era casi la hora de volver cuando Bella nos dio un poco de chocolate caliente para aplacar el frio que se estaba sintiendo en el ambiente. invitaban a jugar— ve con ellos— me pidió— por mientras prepararé todo para el almuerzo. ¿Almorzaremos aquí?— pregunté con una sonrisa — Si. sus ojos aún me miraban con desconcierto.

como ya estaba cerca sentí a Bella exclamar y a los mellizos taparse la boca. 359 . una repentina ola me paso por encima y no supe nada mas. — ¡Papá!— escuchaba que los niños lo llamaban pero él no era consciente de lo que sucedía. mi mano tocó lo que andaba buscando y la saque con toda mi fuerza. asentí con la cabeza y comencé a caminar. caí encima del suelo más duro que pude pisar. los miré y los tres tenían cara de asustados. estoy bien— le grité desde donde estaba. mi corazón dejo de latir en el momento que lo vi tirado sobre unas rocas sin moverse. Me puse de pie con cuidado y levante el trofeo para que Antho lo viera el avanzo unos cuantos pasos y quedo con sus pies en el agua y con una gran sonrisa en su cara. sonreí para que la tensión se disipara.— ¡Edward!— estaba parada en la orilla con sus pies ya en el agua lista para entrar. aquella estaba sobrepuesta en el terreno por lo que al pisarla se creó una inestabilidad. me afirme de una roca y me agache. Bella POV: — ¡Papá!— grito fuertemente Antho desde la orilla y salió corriendo hacia donde estaba Edward. lo único que pude escuchar fue que me llamaban con gritos después dejé de oír lo que pasaba. los mellizos estaban un poco más atrás de ella esperando a que saliera — Tranquila. — Vamos Edward. Puse mi pie en una roca y creo que fue la peor decisión de mi vida. las rocas estaban realmente resbalosas y tampoco tomé la precaución de ponerme zapatos. todo se volvió oscuro y húmedo. Nessie y yo lo seguimos desde cerca. — Demonios— maldije cuando casi me caí. mis manos se introdujeron en la fría agua debido a que la temperatura ya estaba bajando todo se estaba poniendo cada vez mas helado. devuélvete— me grito Bella.

tomó la concha y se pego al pecho de Edward.— ¡Edward!— grité fuertemente pero él no reaccionaba. les dijo intentando ponerse de pie. Lo ayudamos a ponerse de pie y nos encaminamos con cuidado a la orilla. Llegar a la casa fue todo un viaje. de pronto Edward comenzó a gemir y una expresión de dolor apareció en su cara. Mientras sucedía esto me di cuenta que el tenia varios cortes en la espalda debido a la caída y al terreno. subimos como pudimos a las rocas para ver cómo estaba tomé su cabeza y trate de inmovilizarla moví su pecho húmedo para intentar hacerlo reaccionar. el solo acaricio y beso su cabeza. Edward cojeaba y mas encima no se podía poner derecho. Edward le dio una sonrisa y lo abrazó — Tranquilo hijo si no pasa nada. estaba sin polera por lo que lo más probable es que quedara un gran hematoma en esa zona. Antho quedó perplejo. perdóname— dijo Antho llorando y refregándose los ojos por la pena. los mellizos entraron gritando a la mansión por lo que todos se alertaron de lo que pasaba. o por lo menos sentándose. no cavia duda que ellos ya amaban a su padre y se preocupaban por él. — Papá lo siento mucho. Esme llamó de inmediato al médico quien reviso a Edward solo una hora 360 . además mira— le mostro una de sus manos y aún sujetaba el trofeo que nuestro hijo le había pedido. ese gesto lleno de alegría y de admiración mi pecho. de pronto comenzó a llorar nuevamente. miré a mis hijos y ambos estaban sollozando por lo ocurrido. no quería que esto pasara. estoy bien. — Parece que tendré… que aprender a sacar estas conchas— murmuro con una sonrisa — ¡Edward!— grité y bese su frente entre lágrimas— ¿Cómo estás? ¿te duele algo?— pregunte dentro de la conmoción — Todo— susurro y abrió sus ojos para mirarnos— no lloren estoy bien.

el diagnostico fue una caída leve con contusiones. El mayor lo tenía en la espalda y ese demoraría semanas en desaparecer. las puertas estaban abiertas por lo que afuera se veía a Esme y Carlisle hablar con el médico. Antho estaba parado jugando nervioso con 361 . cuando llegue a la pieza Nessie y Antho tenían puesto capaz blancas y jugaban al doctor con Edward. — Niños ya es hora de ir a dormir— les dije mientras dejaba la bandeja con comida en una mesa auxiliar. cortes y hematomas de diversa gravedad. — Buenas noches papi— le dijo Nessie dándole un beso en la mejilla— que duermas bien y si te portas mejor mañana te leeré un cuento en el desayuno— la tierna voz de nuestra hija nos sacó sonrisas a ambos — Seré todo un santo. Todos se despidieron de nosotros y salieron cerrando las puertas del gran estar. los mellizos estaban acostados uno a cada lado del pecho de Edward. el acariciaba sus cabezas mientras que Antho aún derramaba algunas lágrimas por lo que había pasado.más tarde. quería que probara algo hecho por mí. buonanotte bambina— le dio un gran beso y salió de la habitación. dejemos solos a Bella y a los mellizos para que aprovechen de estar con Edward. — Creo que si— todos rieron — Bueno hijo mío ahora solo debes descansar. fue gracioso verlo con una venda en la cabeza. Nessie era la enfermera y Antho el Médico. un parche de corazones en la mejilla y un estetoscopio rosado en su pecho. mientras Edward se quedaba con los niños baje a cocinarle algo. los mellizos asintieron sin dudarlo y se despidieron de sus padre. tal vez eso le subiría el ánimo. — Creo que tendré que entrenarte en caídas cuñado— Emmett estaba junto a todos los demás en la habitación de Edward.

Alimente a este hombre lentamente. cocinas exquisito. la puse en sus piernas y tomé la cuchara para alimentarlo. — Si todo el tiempo va a ser así creo que me caeré nuevamente— mordisqueo la comida que le había preparado y con una gran sonrisa de aprobación la saboreo— que rico. el plato con comida humeaba desde una esquina llamándonos para ser comido. los ojos de Edward se enternecieron y extendió sus brazos para tomarlo — Ven aquí— Antho se acercó nervioso y se arrimo a su pecho— no te preocupes hijo. — Si— susurro— lo noté desde que estuve inconsciente pero al igual que como ocurrió con Ness fue algo que me dejo desarmado.sus dedos— ¿Qué pasa hijo? — Es que… quería disculparme otra vez. mañana necesitaré alguien que esté lleno de energías para jugar videojuegos todo el día— Antho le dio una gran sonrisa y se paró de la cama. me dio un beso en la mejilla y se perdió de nuestra vista. — El te llamó papá. despediré a mi cocinero personal— el comentario me hizo reír. Un silencio atravesó la habitación. Antho había llamado papá a Edward por primera vez. ¿lo notaste?— le dije aun con la vista perdida en la puerta. mientras masticaba le platicaba sobre lo que haríamos ahora y como estaban felices los mellizos 362 . un sentimiento completamente particular. no fue tu culpa— Edward beso su cabeza— ahora vete a dormir. me siento muy culpable papá— En la playa lo noté pero como estaba tan conmocionada no fui capaz de asimilarlo. — Es maravilloso ver cuánto te los has ganado y solo con tu amor y tu forma de ser— me giré sobre los talones para ir por la bandeja. yo haría cualquier cosa por ustedes así que esta caída es atribuible a mi falta de equilibrio en las rocas.

el haber dormido juntos. tome la bandeja pero antes de que me pusiera de pie una de sus manos sujetó mi muñeca imposibilitándome la partida — Tenemos que hablar— un brillo el cual no pude descifrar se posó en sus ojos. lo de Ángela. 363 . que mis hijos lo comenzaran a llamar papá. Edward solo me observaba mientras comía. el accidente y tantos otros detalles pero ¿De qué quería hablarme? Estaba nerviosa y un poco intranquila. un estado de paz. solo esperaba que esta conversación fuera con tranquilidad y que no malográramos lo que habíamos conseguido hasta el momento. Edward jalo su mano hacia abajo y me hizo sentarme nuevamente. debes descansar. ya esta bueno— puse la cuchara en el plato vacio— ahora es tiempo de que también duermas. Habían sucedido muchas cosas. — Bien.porque cada vez se acercaba mas la fecha de entrar a la escuela.

por siempre.18. jamás te olvides de eso. Tiwii está pagando sus deudas de escritura. querida amiga. tkm mamá gansa! :D Bueno les cuento que el próximo será el último capítulo por lo que disfrútenlo. Apagón Scort CAPÍTULO 18 Apagón (Oscuramento) Niñas. creo que no hay palabras para disculparme por haber demorado tanto. Con amor TiwiiCullen 364 . sé que me putearas por haber tardado tanto pero es lo que hay. tkm pequeña pez. recuerda y siempre ten presente lo MARAVILLOSA QUE ERES. un beso enorme y gracias por ser parte de la locura de SCORT. PD: un saludo a mi querida amiga POLA CULLEN. aún me queda una semana en la Universidad pero termine el capítulo porque ya me comían las ansias xD Este capítulo se lo dedico completito a Nenys W Corleone. dejen sus rws y nos leeremos en el siguiente. la vida a veces nos muestra de la manera más dura lo fuertes que debemos llegar a ser por lo que a nosotras nos deberían dar un premio a la fortaleza ¿O no? Jajajaja este capítulo es para ti.

Por un momento en mi mente apareció mi amiga Vera. en el momento en que conocí a mis hijos los dos sabíamos que existía una explicación para esta situación. � ¿No lo sabes? Bella anoche dormimos juntos. quería saber el por qué no lo busque. ambos sabíamos que las cosas ya estaban en un nivel en el cual no podíamos ignorar. después de lo que ha pasado es tiempo de que solucionemos de una buena vez todo lo que pasa entre nosotros. quiero saber la verdad desde tu boca.Bella POV: � ¿De qué quieres hablar Edward?— pregunté con visible intriga. porque no quisiste buscarme antes. no sabía de que se trataba pero su rostro lucia completamente serio. � ¿A qué te refieres?— pregunté esperando a que me dijera algo más. esta era mi oportunidad para aclarar todo y para terminar con todas las mentiras y cosas ocultas. pasamos el día juntos. pequé de inocencia y esperé a su respuesta. no sabía qué era lo que quería decirme podrían ser tantas cosas. el momento se acercaba solo esperaba que saliera bien— Edward yo…— comencé volviéndome a sentar en la cama � ¿Tú qué? Vamos Bella tu sabes lo que quiero oír. � ¿Entonces?— preguntó � ¿Entonces qué?— respondí poniéndome de pie. Sus ojos me miraban fijamente como queriendo expresar muchas cosas � Llego el momento que ambos esperábamos Bella. � Lo sé— respondí en un susurró. el otro día nos besamos y si Alice no hubiera interrumpido tu sabes cómo habría terminado— la picardía se asomó en su mirada. dejé la bandeja que tenía en mis manos sobre una mesa de centro que había en la habitación. quiero saber porque no conocí a mis hijos antes. Él quería saber la verdad. mis palmas comenzaron a sudar dramáticamente. la última vez que conversamos le dije que buscaría la 365 .

me sentía como un loro en su jaula— además 366 . en ese momento no había cabida para nadie más en mi corazón. jamás iba a pesar que todo era arreglado y que tu jamás amaste a Ángela pero en ese momento esa era la verdad absoluta y decidí respetarla— mi boca no paraba de hablar. Su boca cada vez se entreabría mas no sé si para recriminarme o darme la razón. � Cuando tu y yo nos conocimos en Grecia créeme que me sentí como la mujer más amada del mundo Edward. los malditos nervios me estaban traicionando. no iba a ser yo quien arruinara tu vida. � Yo no te busqué porque Ángela apareció en tu vida Edward— el silencio se coló lentamente en la habitación— yo desde el momento en que nos separamos estaba decidida a buscarte pero todo cambio en cuanto supe que estaba embarazada. el hijo de los empresarios más poderosos de Italia se iba a casar. me estaba apurando. eras el primero y quería que fueras el último hombre que me tocara en la vida— el hombre comenzaba a suavizar su expresión se notaba que estaba diciendo lo que precisamente quería escuchar— por lo que las semanas que viví contigo jamás se pudieron repetir ya que nunca nos volvimos a encontrar � Si eso ya lo sé pero…— instó con un gesto de sus manos.mejor forma para decirle a Edward lo que había pasado y creo que ahora era el momento preciso. estaba dándome vueltas en lo mismo. necesitaba que fueras parte de este momento pero cuando me entere de tu compromiso con Ángela todo se vino abajo y decidí que jamás supieras la verdad. � Mi madre me aconsejo que era lo mejor— seguí— tu compromiso salió en todas las revistas y diarios de este país. caí en una gran depresión de la que me costó mucho levantarme por lo que tuve un embarazo complicado. tenía que hacerlo. quería buscarte.

era el momento de parar todo � ¿Tú qué? Habrías pasado por encima de tu familia y arruinado todo lo que has construido con tanto esfuerzo ¿eso? No Edward. el silencio se volvía ensordecedor creo que si cayera un alfiler en este momento. Cerró sus ojos y respiro largamente por varios segundos. en un comienzo odie la idea de pasar por todo esto sola pero al ver cómo han resultado las cosas creo que en nuestra situación no podría haber salido mejor. Edward se destapó y se puso de pie dirigiéndose a la ventana— ¿No encuentras valido todo lo que te dije?— el no respondió y solo se dedicó a mirar por la ventana— ¿No vas a hablarme?— me paré y lo seguí hacia donde estaba. lo que fuera pero él aún estaba meditando con sus ojos completamente cerrados � Edward…— comencé a decir 367 . su cuerpo parecía relajado pero sentía que algo pasaba. � ¿Y solo por eso no me buscaste?— mis ojos se abrieron hasta casi rasgarse.¿Quién diablos era yo para arruinar tu felicidad? Era una pobre chica que había llegado a Grecia gracias a un concurso y en cambio tu…— suspiré con nostalgia— eras el ser más maravilloso de la tierra. por un momento sentí que Edward no iba a validar mi argumento ¿Pero cómo? � Si— asentí levemente. Mis manos aún seguían sudando y a la espera de algo. aún nos faltaba para estar juntos y sabes que a pesar de todo creo que no me arrepiento. � Bella— se giró por completo mirándome a los ojos— entiendo perfectamente tus motivos pero… si tú me hubieras buscado— comenzó a decir. el sonido retumbaría por todo el lugar. la vida nos dijo en ese momento que todavía no era nuestro tiempo.

volviendo al tema de los mellizos. tenía que tener algo en la vida que te representara y me pudiera hacer sentir que estabas cerca. ambos estábamos haciendo un viaje al pasado y recordando lo sucedido en aquellos tiempos. solo era eso.Dea Greca— dijo de repente— ¿Sabes lo que significa?— preguntó mirándome directamente a los ojos Diosa griega— respondí haciendo uso de mi ya avanzado Italiano � Yo le di ese nombre a mi cadena de hoteles en tu honor Bella— soltó dejándome pasmada � ¿A… mi?— susurraron mis labios haciendo una extraña mueca � El día que te conocí cambiaste mi vida por completo Isabella Swan. eras solo tu Bella. creo que jamás pude volver a ver a ese Edward. contigo madure y me hice un hombre fuerte. contigo descubrí cosas que hasta el día de hoy solo he sentido cuando tú estás conmigo. la noche se veía extrañamente iluminada y la Luna de un porte gigantesco— siento una paz tan grande al hablar contigo 368 . si tú me hubieras buscado créeme que Ángela jamás habría existido en mi vida ni en la de mi familia. la confesión de Edward me había tomado por sorpresa. � ¿Sabes?— me acerqué a mirar por la ventana. no concebía otro nombre para mi creación. � Aúnque esto no cambia mucho las cosas— agregó y continuó— hace tiempo quería decirte esto. Parados frente a frente nuestras miradas se conectaron de una manera más profunda que la habitual. siempre fuiste tú. Cuando los diseñadores me preguntaron qué nombre le iba a poner a mis hoteles la primera imagen que se me vino a la cabeza fue la tuya.

� Yo también— Edward se giro hacia la ventana y se puso de pie a mi lado— y ahora Bella ¿Qué haremos?— pregunto y mi mente se quedo blanquecina � No lo sé— susurre y comenzó un pequeño silencio Yo quiero estar eternamente contigo Bella. es hora de que aceptemos que nunca podremos estar lejos el uno del otro— Sentenció y mi garganta se apretó pero no identificaba el sentimiento que aparecía en mi pecho ¿Realmente eso es lo que quieres?– Pregunté con una cuota de incredulidad. se acercó lentamente y rozó sus labios con los míos haciéndome apretar mis ojos. La necesidad imperiosa de sentirlo aún más cerca me llevo a abrazarlo y apretarme contra sus labios y su cuerpo. Antes de que pudiera profundizar el beso el me separo— ¿Vuelves conmigo?— pregunto con una voz ronca salida de lo más profundo de su pecho— ¿Podemos volver a intentarlo?— siguió preguntando. un miedo repentino a lo incierto 369 . también…— se acerco a mí y agarro mi cintura. mis huesos y cada una de mis células con él. tu sabes que desde el primer momento has sido y serás una prioridad en mi vida al igual que mis hijos. el solo hecho de sentir sus manos en mi piel quemo y produjo escalofríos en toda mi espalda— creo que te he demostrado de todas las formas posibles lo mucho que te amo Isabella Swan— su hálito comenzó a tocar mi piel. mi piel se desprendía rápidamente de mi cuerpo conectando mis músculos. � Claro que si.

lo amaba. Por encima de mi cintura el brazo fuerte de Edward me pegaba a su pecho. Edward quien era un dormido testigo abrió sus ojos de par 370 . daría la vida por el ¿Hacia falta algo más para estar segura? � Qué bueno porque si no te raptaba en una isla hasta que te convencieras de volver conmigo— terminando con esta frase ambos reímos y nos fundimos en un apasionado beso. entreabrí mis ojos sin que ellos lo notaran. ambos vestían sus pijamas y cabellos marañados por la noche de sueño— vamos a tomar desayuno a la cocina. creo que inconscientemente el temía a que nuevamente desapareciera pero con lo que sucedió anoche me tendría en su vida ahora y por toda la eternidad. mantuve mis ojos cerrados. � No lo sé. creo que si— respondió una cantarina voz infantil. Edward me levantó desde el suelo y me sentó ahorcadas sobre él. la nonna Esme debe estar ahí. � ¿Dónde creen que van? Haciendo uso de mis fuerzas me enderecé en la cama y tomé a mis hijos por la cintura derribándolos sobre el cobertor. es mejor dejarlos dormir— respondió Nessie alejándose de mi cama. lo adoraba. � ¿Está dormida?— un susurró cerca de mi cara me indico que no estábamos solos.apareció en mi pecho pero de pronto el corazón comenzó a latir más rápido. sus hermosos ojos me miraban atentos y expectantes ¿Qué más podía decirle? � Si— respondí. Antho � No. ya todo estaba bien. creo que fue la primera noche en la que estuve completamente tranquila y relajada. su respiración acompasada me indicaba que estaba plácidamente dormido. Esa noche dormimos juntos y abrazados. Me removí en la cama pero su agarre se hizo aún mayor. Nessie � ¿los despertamos?— una voz infantil pero más grave preguntó.

� No me digan que…— Nessie con ojos casi vidriosos se puso las manos en la boca— no me digan que— sus palabras terminaron en un susurró. � Creo que para ustedes es más que obvio el hecho de que nosotros durmamos dentro de la misma habitación ¿Cierto?— preguntó Edward. ambos reían y gritaban tanto que ronquidos se combinaban con el sonido de sus risitas. � Niños— comenzó el muy serio— siéntense por favor. � Niños nosotros…— comencé pero sin saber que más agregar ¿Cómo le explicas a un niño que sus padres los tuvieron. creo que el rebote lo sobresaltó un poco. ambos nos reímos casi silenciosamente y sonreímos.en par mirando asustado. su cara se crispó y sus ojos verdes ardieron ante la afirmación. � ¡Vengan aquí pequeños traviesos!— ambos nos levantamos y llenamos de cosquillas a los mellizos. Edward al vernos ahí paso rápidamente sus manos por su rostro y una sonrisa alumbró sus mejillas. tenemos que hablar— los mellizos se miraron con ojos extraños y se sentaron delante de nosotros. Edward y yo nos miramos de inmediato. Antho debe haber leído su mente porque una extraña mueca salió de sus labios. Al terminar este ritual de la mañana. ¿Los niños desarrollaron una capacidad para leer mentes? O tal vez solo están viendo mucha televisión. � ¡Mami!— gritaron los mellizos al unísono. lo que íbamos a decirles era todo lo contrario. creo que llegó el momento de hablar también con nuestros hijos. se juntaron y después se volvieron a separar para otra vez juntarse? Se explica cómo se debe… desde el comienzo y siempre con la verdad. ambos asintieron 371 . Edward me dio una rápida mirada. se separaron.

su madre y yo hemos resuelto nuestros problemas y volveremos a estar juntos. la sonrisa de Edward se borró de un golpe. me miraban a mí.� Eso significa que tú y mamá estáis juntos de nuevo ¿verdad?— las expresiones que se habían formado antes rápidamente fueron cambiando de matiz � Si chicos. esos arranques de madurez que tienen mis hijos siempre me han dejado atontada ¡suenan como de 15 años!— claro que sí. ambos se pararon de la cama y comenzaron a saltar en ella— ¡Esto es grandioso!— gritó Antho � ¡Nos quedamos! ¡Nos quedamos!— gritaba Nessie quien saltaba como conejo. lo único si es que esta vez es para siempre— Terminó Edward con la más dulce de sus sonrisas. los rostros de los pequeños cambiaron inmediatamente su dirección. esta decisión la tomamos en conjunto con su papá y… � Entonces ¿eres feliz?— mis dos hijos me miraban nuevamente. � Mamá— volvió a llamarme Nessie al no escuchar ninguna respuesta— responde ¿es esto lo que tú quieres? ¿te quieres quedar aquí? � Niños— comencé algo nerviosa. ¿de verdad pensaban que nos podríamos separar?. los ojos de mis hijos claramente denotaban preocupación. Edward y yo no dábamos crédito a la que sucedía mi boca se entreabría en cada salto. al analizar esas preguntas nuevamente solo había una respuesta: 372 . � Mamá – comenzó Antho— ¿Es esto lo que tú quieres?— la pregunta de los niños me dejo de una pieza. Edward quien perdió el habla observaba la escena atentamente � Si— asentí firmemente— claro que lo soy— mis dos hijos se miraron a la vez y lo que sucedió nos dejó completamente asombrados � ¡Sí! ¡Sí! ¡Sí!— gritaron los dos al unísono.

En Italia las navidades son nevadas. � Mi hijo ama más que a nada a sus hijos pero siempre he pensado que es un poco exigente con ellos— comenta Esme cerrando el libro 373 . estaba feliz. la chimenea nos libra de la humedad y nos da calor mientras estamos esperando la llegada de nuestros hombres. los niños y yo. ambos contemplamos a nuestros pequeños derramar felicidad por la última noticia.Mis maravillosos hijos se preocupaban por su madre. Quien hasta el momento permaneció en silencio pasó un brazo por encima de mi hombro y me tiró hacia las almohadas. Lo miré y el solo levantó las cejas. ellos y ahora Edward son parte de la mía. sin tener obstáculos y nada que nos separara las cosas comenzaron a marchar muy bien. realizan su clase de Idioma con Maricela— para Edward es fundamental que sus hijos aprendan cada día más por lo que además de sus materias en la escuela están aprendiendo Alemán y toman clases de destrezas motoras algunos días en la semana. Al acercarme a una ventana la lluvia pega fuertemente en los vidrios haciendo resonarlos dentro de la estancia. Cuando todos se enteraron de lo que ya se presumía. Edward y Carlisle están en los viñedos ajustando los últimos detalles para una gran fiesta que se dará por el termino del año. el invierno se extiende desde Diciembre hasta marzo por lo que para estas fechas la casa se ha vuelto un poco más helada y los mellizos no pueden salir tanto a jugar. ahora llueve a cántaros y Estamos solo Esme. mi felicidad para ellos está primero. las cosas se pusieron aún más fáciles. � ¿Dónde están mis pequeños?— preguntó Esme levantando la vista de un libro � En su habitación. es así como los meses pasaron rápidamente y cuando menos nos dimos cuenta ya estábamos casi en vísperas de Navidad. cosa que también es al revés. el espectáculo era sublime. su sonrisa no tenía precio.

El aire Italiano me trae más cansada estos últimos días. acompañado a Edward a muchos eventos y así sucesivamente. mis ojos pesaban. además de estar con mis hijos he ayudado a Alice. La matriarca de esta familia le ha encargado la decoración y el banquete de esa noche y para Alice claramente este es un reto de liga mayor por lo que se ha esmerado enormemente en tener todo a punto. Signora Bella— una de las mucamas se paró cerca de mí con el teléfono Dime— le dije mirándola. me emociona saber que mis hijos podrán contar con estas maravillosas personas. comencé a sentir un poco de sueño. La tarde pasaba algo lenta. Esme torció su gesto pero me dio la razón.� Puede ser pero ¿Quién soy yo para privarlo de algo así? Si a los mellizos les molestara se lo habría impedido pero a ellos claramente les gusta aprender y también les gusta que Edward se sienta orgulloso por lo mismo si ellos están felices yo también lo estaré. mi loca familia Cullen. Sonrío para adentro. Alice ha corrido por toda la casa como loca. a diferencia de la personalidad calmada de mi Familia. la familia de mi amor es grande y llena de vida. 374 . lleva una semana preparando la fiesta y aúnque le quedan dos semanas todavía para el evento sigue yendo de un lado hacia otro afinando detalles. salido con Esme.

è una signora di nome Vera— ¡Vera! Que alegría hace semanas que no hablaba con ella. � Buenas tardes Bells— Edward había tomado el hábito de decirme así. su brazo pasó por encima de mi espalda � Me encanta como hueles— su nariz hacia cosquillas en mi cuello— ¿Dónde están los niños?— preguntó � En sus clases de alemán. espera para las vacaciones ir a pasar algunos días allá. aquí todo es una locura. tomé el teléfono y con un gesto me despedí de Esme que estaba completamente ensimismada tejiendo. ¿Cómo está Italia? ¿los Mellis? � Todos están bien. sus gustos eran variados y cambiaba cada 1 hora de actividad. De pronto al terminar de hablar con ella la puerta se abrió y la figura de Edward apareció en la puerta. él se acercó a mí y se sentó a mi lado.Hai una chiamata da America. extrañaba mucho a mis padres pero nos había podido ver este último mes. preparándonos para el final de año. me recordaba a mi padre � Buenas tardes Edward— le dije sin contener la sonrisa que se pasaba por mi rostro. yo estaba hablando con Vera hace poco � Qué bien ¿Cómo va todo en Jacksonville? 375 . Hablé con mi amiga por más de una hora. Subí a mi habitación y conteste la llamada � ¡Vera!— grite de emoción � Bella ¿Cómo estás querida? � Bien Vera y ¿tú? Como va todo en Jacksonville � Bien. me hacía bien sentir algo de contacto familiar. está haciendo más calor por estos días. me imagino que ya deben haber terminado.

jamás los dejaría solos. es Vera ¿Cómo que no puedo irme de aquí?— de inmediato todas las reglas que me puso cuando llegamos aquí vinieron a mi mente— o es que aún sigues con las reglas del comienzo— él soltó el aire que tenía contenido y me miro extrañado. sus gestos habían cambiado. sus ojos mostraban una mirada dura y oscura que no veía hace mucho tiempo � ¡Cómo que no!— elevé un poco mi tono de voz. una madre va hacia todos lados con sus hijos. se paró y comenzó a caminar por todas partes � ¡No puedo creer esto! — ¿Por qué hacía tanto problema por algo tan simple?— tu no irás a ninguna parte y menos con mis hijos— sentenció de pronto. Vera nos extraña mucho me preguntó si pasaríamos una temporada en nuestra casa— Edward levantó la cabeza inmediatamente � Y tú le dijiste de inmediato que no ¿Cierto?— su ceño se frunció rápidamente � Claro que no ¿por qué iba a hacerlo?— sus brazos se salieron de mi espalda y se acomodó al frente mío � Por qué no. ¿Quién estará con los niños? � Yo nunca dije que iría sola— mi boca se torció en un gesto de lo obvio. Edward pareció molestarse enormemente por lo que dije. ¡no puedes irte de aquí! � Edward. parece que si � No— respondió— pero Bella no puedes ir a pasar una temporada allá. si se quería poner en este plan yo también lo haría— Edward te recuerdo que no tomaré a mis hijos y… � ¡Nuestros hijos!— gritó � ¡No grites! ¿Por qué haces tanta tormenta en un vaso de agua? No puedo creer que se exaltes por algo tan simple. no voy a tomar 376 .� Todo bien.

la rabia que se acumulaba paso por cada parte de mi piel. la nariz de Edward inhalaba y exhalaba aire rápidamente haciendo sonidos que delataban su disgusto. Edward podía ser el ser más bueno del mundo pero cuando se proponía ser un idiota lo conseguía con rapidez y siempre era capaz de superarse a sí mismo. no tengo problema � No Edward— sentencié— lo que yo haga con mi vida no es asunto tuyo. Carlisle como siempre animado hablándonos sobre los avances que hacia Edward en los viñedos y lo poco que le costaría retirarse para que su hijo asumiera el control. solo serán unos cuantos días. somos tu familia. esa que me dejaba ir por ahí donde quisiera ir. Después de nuestra discusión no lo vi más en todo el día. a veces extrañaba la libertad. sabia de sobra que mi vida ya estaba en Cerdeña pero no era necesario que Edward me lo hiciera sentir tan brutamente. Cenamos en absoluta calma. Mi cuerpo estaba tenso. 377 . al parecer el Edward dominante había hecho su aparición en gloria y majestad. Rápidamente el hombre que amo se crispo hasta el último de sus cabellos y lo que comenzó con una linda tarde presentía terminaría en una pelea descomunal. los niños me preguntaron varias veces por el pero no sabía que responderle. extraño a mi familia y deseo ver a mi gente � Bueno mandamos el avión y que todos se vengan a pasar unos días acá. no quiero que mis hijos estén lejos de mí ni dos horas. Apreté mis puños y contuve las ganas de estrellar algo contra la pared. � Maldita sea— sisee cuando estuve sola. no tu propiedad. no puedes dirigirnos así.a nuestros hijos y desaparecer del país para siempre. menos tu…— sus pasos se dirigieron a la puerta dejándome sola y con una gran rabia contenida. Me miró por última vez y se giró hacia la puerta � No quiero que volvamos a tocar este tema— dijo en voz medianamente tranquila— mi respuesta es NO.

Al salir de la habitación los mellizos estaban en el baño.Acosté a los niños entre risas y juegos. su elegante traje negro y sus lentes oscuros me hacían suspirar. hasta el servicio parecía haber desaparecido. Mientras leía en el jardín un reflejo me dio en la cara. Edward no se comunicó conmigo en todo el día. eran más de las 11 y Edward aún no aparecía. El día paso tranquilo y sin más. en la tarde Esme me pidió los mellizos para salir con ellos. ya vestidos y lavándose los dientes. esperaba que no. Sin perder mi 378 . Durante la cena le dijo a Esme que había tenido que salir de la Isla por un tema de negocios pero volvería antes de dormir. el auto de Edward estaba aparcando justo en la entrada. Me quedé sola en la mansión. el tiempo no mejoraba y la lluvia seguía azotando las ventanas. el reloj marcaba las 00:15 y Edward aún sin venir a dormir ¿tanto le había afectado nuestra pelea?. el lado de la cama de Edward estaba desecho por lo que sabía que había venido a dormir la noche pasada pero ahora estaba vacío. No creo que Carlisle sepa que discutimos esta tarde. de pronto una punzada de deseo pasó por mi cuerpo. leímos un cuento y se quedaron dormidos de inmediato. era algo tan simple no entendía por qué se exaltaba tanto con la idea de dejarnos de ver unos pocos días ¿aún desconfiaba de mí? Me acosté y no pude evitar dormirme. me invitaron pero con todo lo que pasó no tenía cabeza para salir. Los minutos seguían pasando. si bien el sexo seguía siendo algo importante en nuestra relación esta semana me había visto privada de sus placeres y más encima ahora con esta pelea dudaba que Edward me fuera a tocar un pelo. creo que entre sueños sentí a Edward besarme los labios pero creo que fue un sueño. amaba el olor de mis hijos siempre fresco. me dio una cálida sonrisa que le devolví al instante. los fui y besé mucho. Ella y Carlisle tenían una fiesta de té en el club de campo. solo rogaba porque él estuviera bien. Al despertar el sol de Cerdeña se colaba con fuerza por entremedio de los cortinajes.

sus pies son más rápidos que los míos porque lo perdí de vista. Sin esperar una invitación y con un peso en mis zapatos. ya era ahora de solucionar el problema. los mellizos. � ¿Hola?— gritó en la soledad del espacio. � Me iré a cambiar. seguí a Edward hasta nuestra habitación. � Y este no dará su brazo a torcer— murmuré cruzándome de brazos— demonios. � Buenas tardes— le salude con cortesía para tantear el terreno que pisaba. su ceño se tendió a fruncir pero el gesto rápidamente se convirtió en algo plano.tiempo dejé el libro encima de la mesa. � Edward— comencé pero él ni siquiera se giró para prestarme atención � ¿Qué pasa?— siguió rebuscando 379 . al darse cuenta que nadie le contestaba se giró y encontré la potencia de su mirada. debo salir a solucionar unos problemas en el viñedo así que volveré a salir— se giró y sin decir nada más se perdió por entremedio de los escalones. entré a la que ahora es nuestra habitación y estaba con su torso desnudo buscando algo en el closet. sin expresión � Buenas tardes ¿Dónde están todos? � En una fiesta en el club de campo. no tenía ganas— soltó un suspiro. Seguí a Edward hacia dentro de la casa el al no notar mi presencia llegó al hall antes de subir la escalera y miró para todos lados. subí marcando cada pisada por la escalera. Esme y Carlisle están allá � ¿tú no quisiste ir?— se comenzó a desabrochar el cuello de la camisa y sus ávidos dedos sacaron el nudo de su corbata � No.

no quiero ni que tu ni que mis hijos salgan de Italia en este momento y… � ¡Nadie dijo que sería en este momento! ¿Por qué eres tan… tan testarudo Edward!— pase mis manos por mi cabello. me iba a dar vuelta cuando su mano sujeto con fuerza la mía � El problema es que tu si eres mi dueña— siseo entre dientes Lo siguiente es lo que tú no esperas que pase. no porque yo te amé vas a controlar nuestras vidas— susurré sintiendo su respiración agitada contra mis mejillas. este hombre me desespera. no entendía porque estábamos peleando. ¿Tenía que decirle cuanto lo extrañaba para que comprendiera y dejara de ser un cabezota? Tendría que intentarlo— Edward te extraño. la mano de Edward me atrajo hacia su cuerpo y colisionando con fuerza me beso en 380 .� Edward mírame— le pedí pero no hizo caso. al sentir su negativa proseguí— Necesito que hablemos. ayer ni siquiera nos vimos y… y…— no pude continuar. � ¡No me grites Bella! � ¡NO TE ESTOY GRITANDO!— le dije perdiendo los estribos � ¡Ya basta!— camino hasta quedar peligrosamente cerca de mi cara � Tú no eres mi dueño Edward. odio estar enojada contigo � No sabía que estabas enojada— murmuro revolviendo entre su ropa— mira Bella hasta que no cambies de parecer lamentablemente no nos vamos a entender. mi pecho subía y bajaba frenéticamente. ambos estábamos enardecidos. mis puños estaban apretados y mis dientes casi rechinaban � Creo que nuestra conversación acabo ¡tú no eres mi dueño!— le grite en su cara. ambos queríamos pelear pero ¿Por qué? El silencio se tensó en fracción e segundos lo que pareció una buena idea de pronto me hizo reformularme todo.

El cierre de mi vestido temblaba al saber lo que pronto acontecería. mi cuerpo comenzó a reaccionar ante la excitación. Edward estaba sacando a relucir sus deseos contenidos y yo no me perdería de esta oportunidad. el deseo que antes se hizo presente en mi afloro como un volcán en erupción. lo devoró rápidamente. todo mi cuerpo se estremeció y funcionó por sí solo. se presionó contra mí solo para que sintiera su potencia � Creo que aún tienes mucha ropa— susurré con un gesto juguetón. Todo lo que se produjo después era una seguidilla de tocaciones y besos calientes. utilizar mis armas sexuales en este momento parecía muy oportuno. Sus manos me apretaron contra su torso desnudo haciéndome sentir su poderosa erección. el movimiento nos hizo chocar contra una de las murallas ahí es donde sus ávidas manos comenzaron a tomar el control de la situación. sus ojos buscaron los míos para sonreírme de una manera condenadamente sensual que hizo a mi parte baja palpitar 381 . � Dios sabes tan bien— mi vestido salió de mi cuerpo rápidamente y la boca de mi captor tomó mi hombro. Los ojos de Edward yacían oscuros en su rostro. Rápidamente y sin pensarlo salte enredando mis piernas en sus caderas. los dos ansiábamos este contacto. él sin pensarlo dos veces me tiró en la cama y se deshizo de todo lo que tenía puesto. sin embargo se tomó todo el tiempo del mundo para terminar de desnudarme— Edward— gemí muy fuerte cuando su boca comenzó a respirar sobre mi monte de venus. me sentía en éxtasis. gemí su nombre para sonreír mientras él tomaba control de mi cuello con sus besos.los labios pero fue una intromisión furiosa y pasional. Oh bella— gimió sobre el encaje negro que tapaba mi desnudes— no sabes lo que odio estar lejos de ti— comenzó besando y acariciando por encima de la tela.

Lo siguiente fue una sucesión de movimientos rápidos. lujuria. Sentía como rápidamente estaba lista para él. esto era pasión. su lengua y labios me tenían agarrada del punto más sensible torturándolo y haciendo a mi espalda arquear constantemente. su lengua paso sobre mis labios 382 . � Oh Bella— gimió sobre mi boca. de pronto y de una buena vez Edward entró en mí haciéndome gritar. Una pared que estaba cerca nos sirvió para acentuar los movimientos. tratando de ahogar el ansia y la desesperación que sentía por sus jugueteos.locamente. � Chica mala— susurró entre mis piernas— has sido desobediente. éramos el Edward y la Bella de hace algunos meses atrás. mis dedos se agarraban con fuerza a la cama. Edward clavó nuevamente sus ojos en mí y en un movimiento que no esperaba cerró su puño sobre mi encaje y lo tiró rompiendo inmediatamente la tela. jugo y beso cada parte de mi entrepierna. los dedos de Edward entraban y salían mientras que sus labios succionaban mi clítoris. sus palabras me hacían calentarme cada vez más. El bombeo fue delirante y el ritmo traspaso las líneas del amor. deseo. por inercia mis piernas se cerraron en torno a sus caderas y el movimiento de las mías nos hizo gemir a ambos. Edward metió sus dedos. el cúmulo de emociones era indescriptible. mala Bella— sus manos sujetaron con fuerza mi trasero llevándolo más hacia su boca— ahora tendrás que recibir un sanción por ser tan traviesa y hacerme enojar � ¡Edward!— gemí. el aire era espeso al igual que mi respiración. � ¡AH!— gemí fuertemente. sus dedos se tentaron a entrar y yo abrí mis piernas para ser libremente explorada. su sonrisa torcida estaba haciendo estragos en mi entrepierna. las caricias de Edward terminaron y sus manos me alzaron con facilidad desde la cama hasta chocarme contra su cuerpo.

mis entrañas se contrajeron y con tres embestidas fuertes nos dejamos ir juntos. se estremeció � Mas siento yo el ser un estúpido y estar jodidamente ciego cuando se trata de ti. me lamio y después beso. lo siento Bella— alcanzó una almohada y la puso debajo de su cabeza. Nos tiramos en la cama y nos tapó con el enorme cobertor.mordiendo uno. � Siento haberte gritado— susurre dándole un beso en su piel. él siempre se superaba a sí mismo. gemíamos. � No sabes…— susurró— no sabes cuánto te extrañaba Isabella— sonreí � Yo también— jadee— yo también. el movimiento se ralentizo pero no se detuvo. solo nos besamos tiernamente antes de que el me llevara a la cama. � ¡Ah!— grite extasiada y con una gran sonrisa en mi rostro. tu estas aquí. respirábamos y él no se detenía mi trasero chocaba con fuerza contra el muro. el cerro sus ojos y respiro 383 . se acercó a mí para besar mi frente y acunarme contra su pecho. � No me iré con los niños de aquí Edward recuerda que vivimos aquí. ahora sus ojos me miraban atentos. mi vagina se apretó ante el inminente orgasmo � Te amo— gimió Edward— ¡Bella!— y ahí estaba el detonante para nuestro gran final. no voy a permitir que los niños se alejen de su padre ni aúnque tú me lo pidieras— una pequeña sonrisa apareció en mi rostro. sin apuros. � Demonios— gemí rápidamente. la boca de Edward se posó en mi hombro. aún sentía su corazón agitado. Acercó su boca a mis labios y nos besamos pero sin prisa. aún sentía mi cuerpo palpitar.

abrí mis ojos perezosamente para darme cuenta que ya era de noche � ¿Qué hora es?— pregunté con voz densa y aún dormilona � Son casi las 9 de la noche— sonrió— has dormido mucho pequeña � ¡Las 9! ¡Los niños!— pegue un salto de la cama. Alice me llamo para saber dónde estábamos. la mano de Edward acarició mi cabello. con suerte soporto estar lejos de ustedes para trabajar y tú vas y me dices que te irás por una “temporada”— hizo el gesto en el aire de las comillas— siento haber enloquecido pero de verdad me tomo por sorpresa. solo nos quedamos ahí abrasándonos.� Bella. además nunca te dije que de verdad me iría una temporada. no te preocupes nuestros hijos ya están cenados. la hermana de Edward era lo suficientemente inteligente para darse cuenta que estábamos haciendo— si Bella— me confirmo Edward— ella sabe exactamente dónde estamos y lo que hicimos. mi desnudez me importaba muy poco si estaba con Edward a mi lado � Tranquila. Era tan bueno estar así. no sé cuándo sucedió pero caí en un profundo sueño. insisto en que me excedí pero la sola idea de tenerte lejos por más de 8 horas me volvió loco. nosotros tampoco soportaríamos muchos días sin estar contigo— sonreí Un silencio se esparció por el cuarto. � Bella— susurró alguien moviéndome lentamente— Bella mi amor despierta— sentí la respiración de Edward en mi mejilla y un pequeño beso que vino justo después. � Lo sé pero créeme que encontraremos una solución. Esme lo hizo por nosotros. 384 . tranquilos. mis hombros y mi espalda. nadie vino a buscarnos aquí y me alegro por eso— se sentó en la cama aún desnudo— me pregunto si estaba contigo y le dije que en este momento estábamos en casa pero un poco indispuestos— mis mejillas ardieron al instante. bañados y acostados.

ambas conteniendo una Risa � Alice. él estaba siendo comprensivo después de todo � Lo haré pero no por ahora y tampoco me iré una temporada. con suerte será una semana— me agache un poco para mirarlo— ¿Crees que viviría sin estar contigo?— lo besé— ¿Sin sentir tus labios?— lo volví a besar— ¿tus manos?— un beso más cargado de pasión. si quieres ir a Jacksonville con tu familia y Vera. Dos semanas después � ¡Maldita sea! ¿Dónde demonios están las flores!— Alice chillo sin guardar su rabia— ¡Malditos floristas irresponsables!— grito levantando sus manos al cielo. Alice entre en su MODO ORGANIZADORA DE FIESTAS y no ha parado desde ese 385 . la mansión de los Cullen ha sido un alboroto desde ayer por la tarde. cálmate— dijo la rubia acercándose a pasarle una mano por la espalda � ¡Cómo demonios quieres que me calme! ¡la fiesta es en 10 horas por todos los cielos! Son las 11 de la mañana Rose ¡LAS 11! Sonreí y me dejé caer en uno de los sillones. Cerrando sus manos en mi cintura me jalo hacia la cama. estar sin tener el valor de hablarte es más de lo que puedo soportar Bells. Rosalie y yo nos miramos. Edward me jalo hasta su cuerpo y se abrazó a mi cintura.� Ah— susurre. lo sentí tensarse y dejar salir un pequeño suspiro de su boca � Creo que esta noche no saldrás de esta habitación. eres libre de hacerlo— sonreí. estuvimos desnudos hasta que el sol volvió a salir por nuestra ventana. � No quiero discutir contigo nuevamente. me tendió su mano— ahora ven aquí— la tome sin vacilar. mi cuerpo lo necesitaba otra vez— ¿de verdad crees que podría alejarme de ti— mi lengua rozo su boca.

me levante y tomé su rostro en mis manos � Si sigues así te vas a arrugar como una pasa por pasar rabias. � Oh— suspiro su madre— Mia figlia è pazza— rió sujetando su frente � Un poquito. suspire. seguí caminando y Esme pasó por lado. � Hola cariño— me saludo con un beso— ¿Dónde estabas? � Intentando calmar a Alice. � Bella… un poco de ayuda aquí— gimió Rose al no poder contenerla. está en “modo fiesta”— hice las comillas en el aire. creo que ni siquiera durmió en casa con su familia. vengo de allá figlia. iré a ver cómo va todo en el patio— dije y me giré � Yo iré a llamar a la florería— anunció Rosalie desapareciendo � Yo… ¡YO!. conversaba con Carlisle. mi familia Cullen está loca de remate… en verdad solo Alice. odio cuando tienes la razón � Lo sé. esta con los Mellizos en el patio � Gracias— me despedí con una sonrisa y me adentré en la mansión para salir por uno de los ventanales. La visión de Edward acostado en el pasto jugando con nuestros hijos es verdaderamente hermosa. En la pasada vi a Emmett en el escritorio. primera vez que hacía calor en semanas por lo que todos andábamos un poco ligeros de ropa. recuerda que debes lucir esplendorosa esta noche— sus ojos me miraron fijamente y se estrecharon � Has dado al clavo Isabella. La pelota volaba por los aires y los tres corrían detrás 386 . iré a ver a Edward � Si. creo que yo iré por un té.momento. me falta— dijo saliendo hacia la cocina. solo cuando se trata de eventos. hoy había un clima exquisito.

� Eres un tramposo Papá— le dijo Antho riendo � Claro que no. esta vez Edward el agarro en el aire y se tiró al pasto junto a los niños. yo estaba poniéndome mis aros cuando entro como un tornado por las puertas 387 . eran 10 para las 8 de la noche y Alice se paseaba frenética por los pasillos de la mansión golpeando puertas para que todos saliéramos. � Hola— saludé con un susurró � Ya te extrañaba— me dijo sonriendo— ¿En qué andas? � Vine a recordarle a los tres que hoy es la fiesta de la Viña y que por nada del mundo y por nuestra seguridad se atrasen en salir. beso mis labios. jamás me atrevería a atrasarme— los mellizos rieron � La Zia Alice nos llevaría arrastras— comentó Ness � Correcto por lo que a las 6 de la tarde los quiero a las 3 bañados y comenzando a vestirse recuerden que a las 8 debemos salir a recibir a los invitados � ¡Wow!— exclamó Edward— sonaste como Alice � Muy gracioso— le hice una mueca— iré a ver que tu hermana no enloquezca antes de las 9— besé a mis hijos y al hombre que amaba La tarde pasó en un abrir y cerrar de ojos. se sentían suaves y bastante tibios por el ejercicio que estaban haciendo. en la guerra y en el amor todo se vale hijos mios— comento riendo también. ellos se encaramaron sobre su papá pero Edward no soltaba la pelota. porque sabes que Alice nos va a matar � Claro que lo sé. � Miren es mamá— Edward se puso de pie de un brinco y caminó a encontrarme.de ella. Ness giró su cabeza hacia mí y me regalo una sonrisa. mi hermana raya en lo psicópata en estas ocasiones.

� Si Alice. me imagino que a perseguir a Esme y Carlisle Me di la última mirada en el espejo. creo que el estar haciendo cosas todo el día me paso la cuenta. mañana haría una visita a la farmacia después de levantarme. mi pelo lo recogí en una coleta que caía hacia el lado Apresuré mis pasos por los pasillos y al bajar me encontré con muchos pares de ojos observándome. la última semana mis horas de sueño estaban locas con todo lo que había que preparar por lo que mañana abusaría de mi buena suerte y me quedaría en la cama todo lo que pudiera.� ¡Bella! ¿Estas lista?— me dijo casi jadeando. arrugas— decía mientras salía de la habitación. todos me van a odiar esta noche y me importa un carajo— me reí � Estas hablando sucio Sr. mis ojos se sentían un poco cansados. me estremecí solo de pensarlo. mis labios iban de color borgoña y mis piernas libres al viento. esta noche tenía ganas de ser sublime ante todos. Edward se acercó y beso mis labios � Te das cuenta de lo malditamente afortunado que soy. cálmate recuerda tus arrugas � Arrugas. Cullen— un pequeño pinchazo de deseo salto a la vista en mis ojos � Puedo ver que tendremos que volver rápido de la fiesta— susurró— ya quiero sacarte ese vestido— medito— tal vez te deje los tacones 388 . Bella Mamma— dijo Antho. Mi vestido tenía una base negra y arriba un encaje que se pegaba como segunda piel a mi cuerpo. si. sonreí sin poder evitarlo además un extraño presentimiento corría por mi cuerpo. Edward y los niños salieron hace 10 minutos y deben estar esperando con los demás abajo. baje a la estancia y todos sonrieron.

ella podía ser un palo en el trasero cuando quería. de pronto la banda comenzó a afinar sus instrumentos y a tocar algo. cubiertos y copas en toda la mesa. Mis hijos y sus primos andaban rondando y corriendo por la pista de baile. atrás quedaban esas fiestas vacías a las que tenía que asistir. � Claro que si. amaba estar así. los meseros afinaban los últimos detalles poniendo flores. Vi caras nuevas y caras que ya había visto. a usted jamás le negaría un baile Sr. � Como eres bella— dijo en un tono neutro— sin duda eres una futura Cullen— mi expresión se tornó divertida pero a la mujer no le 389 . Con unos 20 minutos de retraso salimos de la casa hacia las enormes carpas que estaban instaladas en el patio. el dinero y la estabilidad de mis hijos me habían llevado a vivir una vida que me deslumbraba pero nunca hubiera querido. todos veían lo bien que estábamos. Swan?— preguntó un cortés caballero de smoking y pajarita negra. La hora paso y los invitados comenzaron a llegar. desde la última pelea nuestra relación se había fortificado muchísimo. Scort… ahora hasta el nombre me parecía desconocido. Edward besó mi mano y ante la insistencia de Alice fuimos a recibirlos. Cullen Fuimos al centro de la pista y comenzamos a danzar por todas partes. mientras Edward hablaba con unos hacendados una mujer de mediana edad se acercó a mí. sin duda estaba de camino hacia la felicidad eterna. también me alegro ver a gente de los Hoteles “Dea Greca”. había espacio para todos. Edward me ofreció su brazo y fuimos a ver en donde nos sentaríamos. gente de la Viña y personas que jamás pensé ver en la vida. Como era de esperarse la mesa principal y la más grande era la de nuestra familia. estaban probando el sonido � ¿Desea bailar Srta. nos amábamos derechamente y sin prejuicios. familiares.Negué con la cabeza riendo. era maravilloso después de todo lo que pasamos. sentía que todo el mundo era perfecto.

era la señal de “confía en mi”. aúnque ella diga que 390 . � Si— comentó Edward inexpresivo � Pero bueno dejémonos de rencores— la mujer sonrió— ha sido un placer conocer a esta muchacha � Novia— aclaró Edward— Bella es mi novia y en un futuro será mi mujer para toda la vida— mi estómago se contrajo ¿Por qué estaba siendo así con esta mujer? � Qué bueno…— sonrió con matices de cinismo. abrí mis ojos con expresión alarmante y mire a Edward. � Tu madre ha sido tan gentil en invitarnos. fui así con ella porque no me agrada esa mujer. ella es la madre de Ángela— mi boca cayó un poco y formo una gran O. � Sra. recuerda que hemos sido cercanos toda la vida. ¿Qué demonios estaba pasando— mejor iré a ver en que mesa nos sentamos. Webber— dijo Edward inmediatamente pasando su brazo por mi cintura y pegándome a su cuerpo— buenas noches Buonanotte— dijo en su lengua madre— es un placer verte otra vez � ¿ha que vino?— la pregunta me sonó grosera. por supuesto que lo haría. el apretó sus dedos en mi piel. hasta pronto. � Adiós— sentencio Edward � ¿Qué te pasa?— le dije cuando la mujer estuvo bastante lejos � ¿No te diste cuenta cierto?— negué— El apellido de esa mujer es Webber. mis palabras se atoraron en mi garganta— Si Bella.hacía gracia lo que decía.

� ¡Sr.tiene buenas intenciones. eran seguidos por 4 niñeras especialmente contratadas para esta noche. Les sonreí y ellos a mi Un sonido en el micrófono nos hizo cambiar la dirección de las mirada. ellas ya habían prestado sus servicios a la familia anteriormente. habían pasado tantos meses de que no escuchaba ese nombre que casi la había exiliado a un lugar oscuro de mi memoria. nos giramos y Andrew. las personas comenzaron a acercarse. sea una loca de patio o no. Alice me había dicho que en este momento toda la familia debía estar en primera fila por lo que les hice una seña a las niñeras y Edward me tomó de la mano para caminar juntos con los demás hacia adelante. en realidad no sé porque mi mamá la invitó— creo que el comenzaba a estar cabreado. sin él Edward tendría que viajar mucho a San Francisco. � Tranquilo. Carlisle estaba con Esme sobre la tarima. Cullen!— alguien saludó alegremente a Edward. Andrew se encarga con eficiencia de los hoteles y todos le agradecemos por eso. Ángela es su hija. en una esquina pude ver a los 4 niños Cullen jugando. estaba parado detrás de nosotros. � Ahora no nos preocupemos. cuando estuvimos todos allá Carlisle comenzó 391 . a la primera salida de lugar ella estará fuera de esta fiesta y prohibiré su entrada a esta casa. una madre siempre va a apoyar a su hija. yo si— sentencio besando mi mejilla— ya no hablemos de esto. si tu mamá la invitó es porque tal vez ella aún la estima � Mi mamá no ve la maldad en las personas. miré hacia atrás y la fiesta estaba repleta de gente. su asistente en San Francisco. � ¡Qué bueno que llegas!— le dijo y ambos se dieron un fuerte estrechón de manos. Los dos se enfrascaron en una conversación trivial. pase mi mano por mi pecho. no me había dado cuenta. � Demonios— susurre.

se nos viene una navidad esplendorosa y un año nuevo aún mejor. al igual que ustedes nuestro trabajo no estaría completo de no ser por su labor. � Grandes palabras papá— le dijo Edward al abrazarlo � Gracias hijo— le dio una palmada en el hombro y me miró— y todo no sería perfecto si no estuvieras aquí Isabella— me tomo por sorpresa y me abrazo— gracias por pertenecer a mi familia y hacer tan feliz a mi hijo. � Créannos que cada pieza es fundamental en un rompecabezas. Esme también me abrazo cuando pudo. gracias a todos Los Viñedos de la familia Cullen son un éxito en Cerdeña y en todo el mundo— prosiguió Esme � Disfruten esta fiesta y nuevamente gracias en nombre de la Familia Cullen. mis ojos se llenaron de lágrimas y una corrió por mi mejilla. es por eso que hemos querido celebrar este fin de año con nuestros trabajadores. Gracias por todos los que trabajan para esta gran familia de Viñedos. nos sentimos muy contentos con mia moglie de que nos acompañen en esta noche. Benvenuti tutti a casa nostra— inicio en un perfecto Italiano— espero que estén disfrutando esta fiesta al igual que nosotros.a hablar. Aplausos estallaron en todo el lugar mientras Esme y Carlisle bajaban del centro del escenario y la música comenzaba a alegrar el ambiente. falta muy poco para terminar el año. no quería arruinar mi maquilla por lo que la sequé de inmediato 392 . sin duda estamos agradecidos de cada uno de ustedes.

cuando supiste la existencia de nuestros hijos…— comenté terminando en un susurró � Bella. te ves perfecta así. � Gracias— les dije con mis lágrimas amenazando nuevamente. no podríamos si no más que amarte para siempre por eso— Esme sonrió. sabes lo mucho que te queremos. � Te has vuelto cursi después de todo— bromeé � ¿No te gusta que te diga esas cosas?— se divirtió � Si pero aún recuerdo cuando cambiaste conmigo.� No llores querida. fui un imbécil pero prometo hacer lo que sea para que olvides eso � Y yo prometo compensarte por todas las cosas que perdiste en la 393 . créeme � Eso lo dices porque me amas � Eso lo digo porque soy el idiota más suertudo de todo el salón— me arrastro hasta la pista de baile y me abrazo— ¿Te he dicho hoy cuanto te amo Bella?— cada una hora. no hay nada más hermoso para mí en este momento. sentía que mi maquillaje ya no era perfecto. así que dímelo � Te amo más que a nada en este mundo Bella. tú y los mellizos son mi corazón completo. no recuerdes eso. Ellos me besaron y se fueron caminando a saludar a sus hijos— ahora parezco panda ¿cierto?— Edward Rió � Claro que no y si así fuera eres el panda más tierno y condenadamente sensual que he visto en toda mi vida— ahora era yo la que reía � Iré al baño a arreglarme el maquillaje— Edward hizo una mueca � No vayas. dije en mi mente � No. nos has dado los nietos más hermosos.

creo que algunas personas hasta se giraron � ¡No! Bueno… no sé. bueno este mes mi periodo no me ha venido y… � ¡ESTAS EMBARAZADA!— grito sujetando mi cara y plantándome un beso que casi consumió el lugar en llamas. con solo dejar una frase en el aire Edward perdió completamente la compostura— ¡Dios!— hablo soltando el aire comprimido en su pecho � ¡Eh! ¡Eh!— le dije llamando su atención— Edward cálmate— reí— es solo una sospecha � ¡Estas embarazada!— gritó. � ¿Cómo?— un brillo travieso se dio en sus ojos � No sé. él abrió sus ojos y comenzó a tartamudear.infancia de nuestros hijos— ambos nos movíamos lentamente al ritmo de la música. podríamos tener otro hijo— la expresión de Edward era completamente grabable. su boca cayo unos centímetros y respiro pesadamente � ¿Tendrías otro hijo conmigo?— pregunto aún en shock � ¡Claro que sí! ¿Lo dudas? � No es solo…— guardo silencio— pensé que no se…— no encontró la respuesta � No hay nada más feliz que tener un hijo tuyo Edward de echo…— deje la frase incompleta. reí sobre sus labios � Haz enloquecido— reí fuertemente apretando mi estómago— nunca pensé que sería tan divertido contarte algo así pero escúchame— 394 . me siento más cansada pero no sé si estoy embarazada. Be… Be— no podía creerlo. su baile se detuvo en seco � Be… Bella. solo he sentido más sueño de lo habitual.

no hagas una fiesta de esto. lo detuve en seco � ¡NO! Edward se racional— me divertía a mas no poder esta situación. VAMOS AHORA!— me giro y comenzó caminar sujetando mi mano. lo siento— me dijo poniendo sus manos delante � Cariño. estaremos más tranquilos y podremos digerir la noticia con calma ¿Estas feliz?— pregunte con expresión ligeramente entusiasta � ¿Feliz? Bella ¡ME ESTOY QUEMANDO VIVO POR DENTRO! Creo que además de ti y de los niños nada me ha causado una emoción tan grande— paso sus manos por su cara.tomé su rostro en mis manos— no estoy segura. miedo y amor pasaban frente a sus ojos— estamos en una fiesta podemos esperar hasta mañana. nos vamos a mover � ¡YO NO PUEDO ESPERAR HASTA MAÑANA!— seguía gritando. mañana pensaba en ir a la farmacia a comprar un test. pase mis manos por mi cabeza pero no podía negar que su reacción me daba risa y al mismo tiempo me enternecía ¿Así habría sido cuando le dijera del embarazo de los mellizos? � Mi amor— llame su atención besando sus labios— cálmate entiende mañana será mejor. si quieres me acompañas � ¿Mañana? ¡CON UN DEMONIO. no sé si estoy embarazada. además ni yo ni él bebe. créeme que me gustaría que me dieras esta noticia una veces más � ¿Quieres 6 hijos más?— reí fuertemente abrazándolo— estás loco 395 . sus ojos penetraban los mios y diversos sentimientos como emoción. si no lo estoy te decepcionaras � No importa— me dijo seguro— si no lo estás lo intentaremos otra vez. al descubrirla su expresión era de emoción y felicidad— ¡vamos a tener un bebé!— se acercó a mí y me abrazo con fuerza pero al darse cuenta que podía estar embarazada me soltó de inmediato— lo siento. si es que estuviera.

con el pasar de los días y al no aparecer mi menstruación las dudas se fueron confirmando. no sabes cuánto— nos unimos en un beso largo y apasionado. Caminé al baño que estaba en las afueras de las carpas pero estaba repleto. creo que se volvería mas protector conmigo si llegaba a estar embarazada � Bien pero no te tardes— besó mis labios por última vez y se fue. apuré el paso para llegar pronto a la casa. me giré sobre mis talones y caminé hacia la mansión.Edward Cullen por eso te amo � Y yo te amo a ti Bella. nunca había sido fans de caminar por partes oscuras por lo que una cuota de miedo se instaló en mi cuerpo. Las luces estaban encendidas como siempre pero no se veía a nadie por ahí. estaba oscuro y el viento comenzaba a colarse por mi vestido. ahora estaba un poco serio y su boca mostraba una mueca. el personal 396 . al diablo con la gente que nos miraba. no tardo— Edward frunció el ceño. ya desde hace algunas semanas tenía una leve sospecha pero no quería hacerme ilusiones. � Claro— le dijo— Ven conmigo— tomó mi mano y comenzó caminar � No— me pare en seco— ve tú. por mientras iré al baño a retocar mi maquillaje. De pronto sentí una presión en mi estómago. no se cuánto rato estuvimos así pero alguien nos sacó de nuestra burbuja llamando la atención de Edward � ¡Oye hermano!— grito la voz de Emmet— ¿vas a subir Bella arriba de una mesa?— rió con una carcajada potente � Vete al demonio Emmett— le dijo y deposito pequeños besos en mi cara � Papá dice que ha ocurrido una cosa y que necesita hablar contigo ¿Puedes venir?— la expresión de Emmett cambio de repente. Suspiré complacida. era pronto para saber pero mañana con un test tal vez todo se arreglara.

comenté en mi mente. Caminé nuevamente hacia la fiesta el solo hecho de tener que pasar por un tramo a oscuras me hacía temblar.. abracé mi cuerpo y salí a la oscuridad la carpa parecía ahora más lejos. realmente parecía un panda.de la casa estaba celebrando con nosotros en la fiesta. sentí alguien caminar detrás de mí— Ed. 397 . de pronto mis miedos me jugaron una mala pasada. apagón de conciencia en proceso. Retoqué mí maquillaje dejándolo en su lugar una vez más. Edward no me había dicho la verdad. luego un golpe se estrelló contra mi cabeza y todo se volvió negro. Alcancé a decir. � La próxima vez le diré a Edward que me acompañe— susurré caminando por el pasto. para este evento Esme quería que todos disfrutaran por lo que contrato gente externa a la casa y permitió que todos los empleados asistieran con sus familias.

tenía frío. Ojalá les guste el capítulo y les pido que comenten para saber si les gusto. TWINS tú ya sabes… te amo 3 Con amor Tiwii Cullen. creo que sentía un ruido. especialmente a mis lectoras fieles que están conmigo desde el comienzo. el próximo será el último y NO hay epilogo por lo que desde ya les comienzo a dar las gracias por leerme. aún debato si el final será feliz o no por lo que estén atentas al FB porque a medida que vaya escribiendo iré dando avances de cómo vamos. Desaparecida Scort Capítulo 19 Desaparecida (Vanished) ¡Nenas! Hoooooola.19. Un beso grande a todas y gracias por leerme. espero que les guste este capítulo pero como les dije a algunas en FB no va a ser el final. mis piernas estaban congeladas ¿Qué pasa? ¿Qué sucede? 398 . Bella POV: La oscuridad rodeaba mi mente por completo. espero no haber tardado tanto como la otra vez en publicar jajajaja.

de mediana edad probablemente. Mi mente se hacía cada vez más clara. Oh por dios… estaba en graves problemas. no sé nada mas � ¿me vas a matar?— solté junto con el aire de mi cuerpo � No lo sé. mi boca ya me dolía. ni siquiera sabía cuánto tiempo llevaba ahí.¿Dónde estoy? Edward… Intente abrir mis ojos pero a pesar de que sabía que los estaba abriendo estos habían sido cubiertos con una tela que me impedía ver. Gemí � Ya cállate— me dijo una voz que se sentía lo bastante cerca— si te portas bien tal vez no te matemos— era la voz de un hombre. solo debo vigilarte hasta que me digan. no sé qué demonios haces aquí o para que me hicieron traerte aquí. Gemí nuevamente quería que me sacaran la mordaza. Sentí un paso a mi lado y una mano que con fuerza bruta me sacaba lo que tenía en la boca � Si te pones a chillar te meteré una manzana en la boca así que te conviene quedarte en silencio � ¿Quie… quie… quien eres tú?— pregunté con mi voz saliendo a trompicones de mi boca � Mas te vale guardar silencio si no te golpeare hasta que dejes de chillar � Dime… te lo suplico ¿Dónde estoy? � Mira chiquilla. volví a gemir. aún no me dan esa orden 399 . intente hablar pero tenía algo en mi boca. no podía recordar nada más. debe ser un pañuelo o una mordaza. fui al baño y después todo es confuso. desee recordar lo que había pasado: estaba en la fiesta.

� Dios— susurré presa de un miedo terrible— no por favor— las
lágrimas de mis ojos se arremolinaron con fuerza, tenía miedo, mis
hijos, Edward, era lo único en lo que podía pensar.
� Ya no hables, quiero dormir.
Aún debía ser de noche, recuerdo que no eran más de las 12 cuando
fui al baño, maldito maquillaje, tal vez si no me hubiera separado de
Edward jamás me habría pasado esto, pero en ese momento saltó otra
idea en mi mente ¿si hubiera estado junto a él, si le hubiera pasado
algo, si hubiera estado con los mellizos? Un violento escalofrió azotó
mi cuerpo, creo que unos 10 minutos después la respiración del hombre
se acompaso indicándome que él ya estaba dormido. ¿Qué demonios
iba a hacer? Tenía que salir de aquí, no podía quedarme esperando a
que alguien viniera a rescatarme, Edward, Edward, Edward…
Comencé a tirar de mis manos, si tan solo tuviera mis ojos descubiertos sería mucho más fácil, lo primero que debía hacer era descubrirlos ¿pero cómo?, tiré un poco más de las cuerdas de mis manos y
sentí que se aflojaban con lentitud, una sonrisa involuntaria se formó
en mis labios ¡Vamos Bella, tu puedes!, mi mente estaba extasiada con
mi voluntad y entereza para salir de aquí. La cuerda parecía aflojarse
cada vez más por lo que seguí tirando, mis muñecas ya comenzaban
a arder y pronto sentí mi carne viva siendo refregada por ellas pero
no importaba, la adrenalina hacia su trabajo e impedía que sintiera
miedo o dolor en ese momento. Cuando logré sacar una mano me
levanté la pañoleta para sacármela, mis ojos no se acostumbraron a
la luz por lo que tuve que pestañar muchas veces para lograr enfocar.
� ¿Dónde demonios estoy?— susurré, estaba en una clase de departamento viejo, el suelo era cerámica, por eso se sentía tan frio,
las paredes estaban manchadas y las ventanas tapadas con tablas, el
hombre que yacía en una silla casi a mi lado estaba durmiendo profundamente, su respiración lo delataba— tengo que salir de aquí—
400

rápidamente me saqué las cuerdas de los pies y con cuidado de no
despertar a nadie me pare hacia la puerta, definitivamente el hombre
estaba muy dormido.
Intenté abrir la puerta pero al parecer estaba sellada, miré a mí
alrededor y hacia atrás había dos puertas más, me saqué los zapatos
para no hacer ruido con los tacos y me acerque a ellas. La primera
estaba cerrada con llave, maldije en silencio mi mala suerte, debo ser
valiente, debo ser valiente, mi corazón martillaba con fuerza dentro
de mi pecho y el mantra que se repetía en mi cabeza me hacía sentir el estómago voltearse, pero tenía que seguir, tenía que continuar.
Caminé rápidamente a la segunda puerta y al girar el pomo esta se
abrió de inmediato, mis ojos se abrieron al mismo tiempo que el espacio entre el marco y la puerta se hacía cada vez más grande ¿era
una trampa? Es demasiado fácil salir de aquí, miré hacia atrás pero
el hombre que me tenía capturada roncaba sonoramente.
� Debo salir de aquí— confirmé para mí misma, comencé a avanzar
por el pasillo que se extendía frente a mí, al llegar a la esquina miré
para el siguiente pasillo pero no se veía a nadie por lo que avancé
mucho más, mis pies fueron tomando fuerza y de pronto me hallaba
corriendo el problema es que no sabía dónde.
Me acerqué a una ventana y mi estómago se apretó más al saber que
estábamos rodeados por un inmenso bosque, mi mente rápidamente
comenzó a enumerar los riesgos pero era más peligroso que esperara
sentada a que mi muerte llegara por lo que rápidamente tomé unas
escaleras que conducían a pisos más abajo, el cálculo cuando llegue
abajo eran 4 pisos antes de tocar el primero. Caminé hacia la puerta
sintiendo una opresión terrible en mi pecho de pronto Edward vino a
mi mente rápidamente ¿se habrá dado cuenta?, ¿alguien habrá pedido
rescate? ¿Será un secuestro por dinero o por…? Ni siquiera quería
pensarlo, comencé a forzar la puerta que se suponía era para salir al
exterior, la condenada no se quería abrir, mi desesperación comenzó
401

a crecer cuando sentí ruidos del exterior y de pronto un golpe en las
plantas de arriba me hizo saltar.
El hombre había despertado… maldición.
El agarre de la puerta se hizo más frenético al igual que mi corazón
y respiraciones ¿Qué estaba pasando? ¿Por qué me tenían aquí?,
lágrimas quemaron en mis ojos al igual que mi garganta se volvió
estrecha pero no, debo ser valiente, debo tener coraje, esto no me iba
a acabar, no a Isabella Swan. Al ver que la manilla no cedía recorrí
el primer piso buscando por donde salir, sentía cada vez más ruidos
de la parte de arriba, gritos y cosas que se estrellaban contra otras, el
secuestrador me estaba buscando, de pronto llegué a una ventana que
estaba entre abierta, era pequeña y estrecha de forma rectangular pero
hasta el momento mi mejor opción. Tiré los zapatos afuera y comencé
a contorsionarme para salir, el ruido de arriba me ponía histérica pero
no debía desconcentrarme, metí mi pierna y luego trate de pasar mis
caderas, la ventana me raspo en partes delicadas pero con la fuerza
que ejercí y el subidón de adrenalina nada me importo, mi pierna
faltante comenzó su salida arrastrándose y rompiéndose con la orilla,
caí al suelo y un enorme suspiro salió de mi boca estaba libre, libre al
fin. Con lo que quedaba de fuerza me pare y comencé a correr por el
terreno, mi adrenalina subía más y más, estaba a solo unos cuantos
metros de esconderme en la hierba de pronto mi corazón se oprimió
y mi cuerpo predijo el dolor.
Un disparo
Segundos después caí de bruces al suelo, mi pecho, mis piernas y
cualquier parte que se arrastró por el suelo ardía pero no más que
la herida de bala que comenzaba a sangrar, mi respiración se agito
y puntos negros adornaron mi vista, parpadeé unas cuantas veces
respirando sonoramente en la tierra, intente levantarme pero la herida
dolía más que nada en el mundo, mi hombro estaba perforado de lado
402

a lado por la bala, la sangre que salía de la herida corroboraba la
gravedad, caía libremente por mi brazo y clavícula mojando la tierra
que me cobijaba.
Edward, los mellizos… era en todo lo que podía pensar, una tercera
preocupación vino a mi mente, mis manos viajaron lentas y torpes
hacia mi estómago, mi bebé, el que aún no sabía si era o no, en este
momento de agonía lo era todo y más, mi boca se secó y ahogó un
graznido de dolor, todo se volvió más oscuro y la inconciencia golpeo
fuertemente mi cuerpo.
Me quiero ir de aquí…
POV Edward:
La fiesta estaba en su máximo esplendor, le había soltado recién la
mano a mi hermosa Bella y ya la extrañaba, mi corazón latía eufórico
¿Un bebé? ¡Un bebé! Era todo lo que mi vida podría querer además
de tener a esa mujer asegurada para siempre conmigo, mientras me
desplazo por la fiesta mi hermano Emmett me pisa los talones, veo
con agrado a mi madre reír con sus amigas, mi hermana bailar con
su esposo y a mis hijos correr por entremedio de las personas.
� ¡Papá!— me dijo Ness acercándose a mí, tomé a mi hija en brazos
y bese tiernamente una de sus mejillas, tenerla cerca de mí sabía
a gloria, era sangre de mi sangre por lo tanto algo completamente
necesario para vivir, igual que su madre.

Figlia, come vai?— pregunté en nuestra lengua materna

403

Bene, ¿Dónde está mi mamá?— dijo reprimiendo un bostezo
� Fue al baño pero creo que ya es hora de que te vayas a dormir—
la niñera que acompañaba a Nessie en la fiesta se paró delante mío
con una sonrisa cariñosa— busque a mi hijo y llévenlos a dormir por
favor, esta noche ha sido suficiente para ellos.
� Si señor— asintió la mujer de mediana edad y canas asomándose
por sus entradas.
Caminé más a prisa, mientras menos me demorara más rápido
volvía con Bella. Mi padre tenía una expresión que pocas veces he
visto en su cara, la mía se mostró confundida.
� ¿Qué sucede papá?— pregunte dando zancadas para acercarme a
el
� No te asustes Edward pero dos de nuestros efectivos de seguridad
fueron derribados en la entrada de nuestras tierras, mande a doblar
la seguridad pero nunca sabemos por lo pronto quédate cerca de los
niños y de Bella… ¿Edward?
Pero mi mente había dejado de procesar, Bella, Bella ¡Bella!
El grito de mi inconciencia me hizo reaccionar, me giré y salí corriendo de donde estaba, una opresión en el pecho me hizo acelerar
aún más la carrera, ella solo había ido al baño, todo estaría bien, todo
está bien. Pero mi corazón y mi mente no me daban tregua algo
estaba pasando. Salí en carrera hacia la casa, atravesé el césped en
dos segundos plantándome de un salto dentro de los pasillos de la
mansión.
� Bella ¡Bella!— grite por los pasillos— Bella, dios mío ¡bella!
¡BELLA!— caminé por todos los pisos y nadie salió, entré a la
habitación de mis hijos y estaba vacía, mi corazón estaba a punto de
salir eyectado de mi pecho.
404

� Edward— llegó Emmett corriendo detrás mío, mi papá apareció
de repente al final del pasillo corriendo
� No la encuentro, Bella no está.
� Debe estar en la fiesta hermano cálmate
� ¡La fiesta!— grite y nuevamente me eche a correr, pase frenético
por el lado de mi papá y salí otra vez en dirección a la carpa, una
vez allí camine con pasos agigantados hacia el escenario y me subí, le
quité el micrófono al animador— ¡Bella!— llame mirando a los asistentes, la música se paró de repente y todos me miraron— ¿Alguien
ha visto a mi mujer, Isabella Swan? Bella si me escuchas acércate al
escenario por favor, ¡Bella!— grite una vez más, los murmullos rápidamente comenzaron a circular, todos hablaban por encima del sonido
mi cuello se estiraba para ver si ella aparecía con una expresión de
desconcierto, estaría encantado que me llamara maniático y que me
calmará con un beso diciéndome que solo se había ido a sentar o algo,
daría mi vida porque eso pasara en este mismo momento.
� Edward ¿Qué sucede?— mi madre llego rápidamente haciéndose
espacio entre la gente, pronto toda mi familia estaba en frente de mí
en el escenario
� ¡Edward!— me llamó Alice, la miré pero no fui capaz de pronunciar aquellas palabras
� ¿Alguien ha visto a mi mujer? ¡Bella! Dios…— susurre preso del
miedo, de pronto sentí las voces de mis hijos cerca mío, baje mi vista
y ambos me miraban con desconcierto
� Papá ¿Qué sucede?— pregunto Antho
� ¡Edward!— la voz de mi padre sonó a mi lado, me saco el micrófono de la mano con una expresión sombría
� Les pedimos— comenzó a hablar— a todos los asistentes que se
retiren de la fiesta, ha sido un placer tenerlos aquí pero por motivos
405

de fuerza mayor debemos concluir nuestra celebración.— devolvió el
micrófono al locutor y me arrastro afuera de la carpa.
De pronto mis pies se movían sin razón, sentía que estaba caminando pero mi mente y mi cuerpo querían otra cosa.
� ¿Dónde está?— susurre, el rápido pestañar me hizo entrever que
estaba sentado en uno de los sillones del gran salón de estar, levante
mi vista buscando respuestas y mi familia me observaba atentamente,
las miradas eran de desconcierto, no había nadie en la sala que no
tuviera un tono gélido en su rostro.
� Edward…— sentí la voz de mi padre, creo que mi cuerpo estaba a
punto de colapsar— Edward encontramos esto en el césped del patio
Mi papá sujetaba con una mano un papel, parecía una hoja de
algún cuaderno, la tomé rápidamente para leerla, creo que mi respiración se fue apagando cada vez que mi mente procesaba el texto
¿De verdad creías en los finales felices?
Esto es lo que pasa cuando eres un mal parido y te burlas de las
mujeres
Maldito seas y maldita sea la puta con la que te acuestas
Espero que sepas encontrar a otra porque a esta jamás la verás
Pronto los tres nos reuniremos en el infierno…
Mis manos comenzaron a temblar…
� Edward— la voz de mi papá resonó a lo lejos— Edward hijo,
reacciona.
Pero de pronto el mundo dejó de funcionar, Bella no estaba conmigo
y no sabía dónde comenzar a buscar.
Alice POV:

406

� Edward— lo llamó mi papá pero mi hermano parecía estar en
shock con lo que había leído, caminé rápidamente a donde estaba y
le quite el papel de las manos, él ni siquiera pestaño.
� Dios mío— gemí con una opresión en el pecho, habían raptado a
Bella, la mujer de mi hermano— la han raptado— susurré y el rostro
de mi hermano se quebró en mil pedazos, mi familia se acercó a mí,
Jasper me tomó por la cintura sentía el cuerpo completamente pesado
y a punto de estrellarse contra el suelo.
� Llévense a los niños al cuarto de los mellizos, si se duermen
acuéstenlos— murmuro mi madre a una de las mucamas en un perfecto Italiano, la mujer asintió y muchos pies se comenzaron a mover,
la vista de los mellizos estaba fija en Edward ambos sabían perfectamente que algo pasaba, lo bueno es que subieron hasta su recamara
sin oponer resistencia.
� Debemos comenzar a movernos Carlisle— Jasper comenzó desde
mi lado— no podemos perder el tiempo, si Edward no reacciona
nosotros lo haremos por él.
� Si tienes razón— mi papá miraba fijamente a mi hermano que
tenía la vista fija en el suelo, de pronto comenzó a pestañar rápidamente y recupero la fijación de su vista
� Debo encontrarla— dijo con voz firme levantándose de su letargo—
moveré hasta las piedras del infierno por ella— susurro con una voz
casi letal, si no lo conociera bien diría que esto despertó a un gigante,
nadie sabía cómo era de implacable mi hermano cuando alguien osaba
tocar a su familia.
� Entonces debemos llamar a la policía— Emmett se paró a su
lado— tranquilo hermano todo estará bien, Bella volverá contigo—
apoyó su mano en el hombro de Edward y le dio una significativa
mirada, mi mamá apareció de la nada con el teléfono pegado a la
oreja.
407

En menos de 20 minutos la mansión estaba plagada de policías
y agentes especiales. Habían tantos que casi me parecía imposible
que fueran solo de Cerdeña, es como si toda la policía Italiana estuviera en nuestra casa, estábamos sentados en el gran salón siendo
interrogados, Edward sujetaba sus manos y hacia tronar sus nudillos
constantemente.
� Sr. Cullen ¿Piensa usted que fue algún tipo de venganza?— Edward negó— ¿Esta seguro? Hay gente muy mala en este mundo y un
millonario es un blanco perfecto
� Nadie odia a nuestra familia Agente— intervino mi padre— La
familia Cullen es querida y respetada en esta tierra.
� No lo dudo señor Cullen pero en estos casos la gente pierde los
estribos, ¿Hay alguien a quien usted le haya hecho algo últimamente?
¿algún empleado? ¿ex amigo? ¿ex novia?— el aire de la sala se
congeló, ¿Ex novia? La vista de Edward se prendió en fuego
� Maldita mujer, juro que si fue ella la mataré con mis propias
manos.
� ¿de quién sospechan?— pregunto el Agente de la policía
� De la ex novia de mi hijo señor, su nombre es Ángela Webber.
Si nos ponemos a pensar fríamente ella es la única que tiene motivos
para que mi nuera desaparezca, tuvo un compromiso fallido en el que
fue rechazada.
� Entonces tenemos a nuestra primera sospechosa, Agente Stevens
llame a la central y pida una orden de allanamiento a la casa de
la Familia Webber— el hombre comenzó a llamar rápidamente— les
pido que se queden dentro de la casa y todos juntos no sabemos con
qué clase de maniática estamos tratando, la casa será completamente
periciada mientras me voy con unas tres unidades a allanar la casa
de la sospechosa.
408

me senté en el asiento del copiloto y Edward comenzó a conducir. sentí un impulso y me paré de inmediato � ¿Dónde vas?— la voz de mi marido resonó en mis oídos � Debo ir con el— le dije dándole una disculpa con la mirada. salió sin darse cuenta que lo perseguía. no me diga que es lo que tengo que hacer— el hombre le dio una severa mirada pero no le dijo nada. � No sé qué demonios haces aquí Alice— me dijo mientras pisaba el acelerador 409 . a pesar de su visible molestia su rostro estaba perdido. no podía abandonar a mi hermano en este momento. pasé por el lado de mi padre y el beso mi frente � No te separes de el— susurro rápidamente � No lo haré Recogí mi bolso de la mesa y salí como el viento persiguiéndolo. la madre de mis hijos.� Iré con ustedes— Edward se paró de inmediato � Lo siento Señor Cullen pero no me parece buena idea � No me importa si le parece buena idea maldita sea— el golpe de su palma hizo temblar toda la mesa— la mujer que está secuestrada es mi futura esposa. se subió a una patrulla y rápidamente salieron de mi vista. esta advertido— lo amenazo el policía. Edward no dijo nada y paso gruñendo por su lado. si es así tendré que sacarlo con escolta policial y encerrarlo por obstruir la labor policial. � Trate de no intervenir en el procedimiento. � ¡Vámonos!— grito el policía. Edward caminaba casi a zancadas por la casa.

el agente Rogers quien venía dirigiendo el operativo se situaba delante de ellos. Webber ¿Dónde está su hija? � No lo sé. vimos muchas luces de color rojo. de eso puedes estar seguro � Lo estoy. � Lo siento tanto. un policía que también venia de nuestra casa le hizo una seña para que no lo detuviera En la entrada bailaban las luces de las balizas además de hombres armados y agentes dispersos. al vernos los sollozos de la madre de Ángela se hicieron aún más fuertes. no lo sé— el pecho de Edward gruño ruidosamente y se abalanzó contra la mujer � ¡¿Dónde está maldita sea?! Dime donde tiene a Bella 410 . los Papás de Ángela estaban sentados en un gran sillón. no me perdería esto por nada del mundo— comenté con un tono de humor. la casa ya estaba llena de policías. ella volverá pronto conmigo— piso el acelerador y mi corazón se disparó. déjame pasar maldita sea— Edward se abalanzó contra el policía que media la mitad que él y se abrió paso con sus brazos.� No creas que te iba a dejar solo. el hombre al ver su tamaño se cohibió dejándolo pasar. el solo levanto la comisura de sus labios— encontraremos a Bella Edward. no quería que esto llegara a ser así— la Mamá de Ángela Comenzó a llorar abiertamente � Sra. Edward cruzó casi corriendo por entremedio de la gente y entro a la casa. Al llegar a la calle donde se situaba la casa de Ángela. Aparcamos donde pudimos y rápidamente nos encaminamos hacia la puerta � No pueden pasar— dijo el policía que estaba al comienzo del cercado � Soy el marido de la secuestrada.

los hombres me miraron con cara de que era un insecto pero de apoco liberaron su agarre.� Edward. mi hermano recibió una carta diciéndole que la iba a matar. perdóname no quería… ella no quería— dijo la mujer casi graznando. no comía— comenzó el papá de Ángela. perdóname. se le tiró encima y le pego hasta que la otra comenzó a llorar y la gente que estaba a nuestro alrededor la logro separar. � Ella había estado rara hace días. ella la llamo… rechazada— dijo tragando sonoramente— le dijo que tú— señalo a Edward— la despreciaste y que siempre iba a ser la basura que botó Edward Cullen. si no quiere que ella pase los próximos 20 años o peor que acabe muerta díganos inmediatamente donde la tiene— mis ojos se entrecerraron. Ayer tuvo una fuerte discusión con una mujer en un salón de té. ella estaba aquí antes de irnos a la fiesta… no lo sé— la mujer sollozaba intentado sonar su nariz con un pañuelo. mi paciencia se acabó en ese instante � ¡Entonces haga memoria señora! Mi cuñada está secuestrada por la maniática de su hija. � Dime donde esta Bella ¿Dónde la tiene Ángela? � No lo sé. déjenlo— les dije golpeándoles sus brazos. el hombre estaba tan blanco como su esposa— siempre estaba enojada y mal humorada. la mujer pareció palidecer aún más de lo que ya estaba � ¿Qué paso hoy con su hija señora?— preguntó el Agente Rogers con cautela. � Maldita perra. me acerque a Edward quien era afirmado por tres policías � Suéltenlo. mi mente no se permitió pensar lo peor. se merece eso y más— Edward gruño con sus puños apretados. Mi hija no sabe reaccionar ante las derrotas por lo que comenzó a pelear con la mujer. sujete su mano para intentar aplacar los instintos asesinos 411 .

� Edward…— murmuro la mujer— te lo pido. iré a buscar a mi mujer— gruño � Es usted el que a mí no debe darme ordenes Señor Cullen— dijo el 412 . la rabia y obstinación de Edward se hicieron presentes cuando el policía le ordeno que volviera a la mansión � No me dé ordenes. � Muy bien. es buena— � Señora— intervino el policía— ¿Sabe en donde podría estar su hija ahora?. si ella pedía eso era porque sabía perfectamente hasta donde podría alcanzar la locura de Ángela. estuvo todo el día sentada en su cama meciéndose hacia adelante y atrás— su papá se veía visiblemente afectado. la carta que le dejo al señor Cullen dejaba entrever que ella mataría a la señorita Swan � Ángela hoy actuó como demente. Por lo mismo mi mujer fue sola a la fiesta de los Cullen y yo me quedé con ella pero en un descuido se escapó y de ahí no se más. el único problema es que los míos estaban al borde de asesinar a Ángela. sé que no podría pedir nada en este momento pero no permitas que mi hija se convierta en una asesina Ambos la miramos con una cara inescrutable. era más fácil. periciaremos toda la isla si es necesario. mi hija no es una asesina. � Esto es tu culpa— gimió la mujer tapándose la cara con sus manos— si te hubieras casado con ella esto jamás habría pasado. cada uno lloraba en el hombro del otro. debíamos encontrarla pronto.que salían de él. ella es buena. sus lágrimas comenzaron a caer también— le pregunte que le pasaba pero ella solo decía que era una basura. Al saber que Ángela estaba realmente detrás de todo esto. los policías se llevaron una foto de ella y comenzaron el operativo. no se a dónde podría haber ido— ambos se abrazaron.

el aire parecía querer ser cortado con una cuchilla. sujete sus brazos y con mi poca altura intente que fijara su atención en mi � Edward. � ¿Qué paso?— pregunto con voz cautelosa � Era ella. le prometo que encontraremos a su mujer pero déjenos trabajar. Como era de esperarse todas las luces estaban encendidas al llegar. su pecho calmo aquellas frenéticas respiraciones y por un momento lo sentí flaquear. digno de mi amado esposo— el Agente Rogers nos pidió que volviéramos a la casa 413 . � Cuéntame hija. ambos lo vimos avanzar con paso frenético hacia el segundo piso. mamá estaba tomando un té y Emmett junto a Rosalie descansaban en un sofá. Jasper me abrazó y besó suavemente en mis labios. atrás quedaron las figuras destrozadas de los padres de Ángela siendo interrogados hasta más no poder por la policía. tus hijos también te necesitan— susurré intentando calmarlo— debes decirles la verdad. ¿Supieron algo del paradero de Bella? � No papá— comenté con pesar. pase a su lado y me acompaño hasta el gran salón en donde todo esperaban. � Váyase al…— Los puños de Edward se apretaron completamente hasta ponerse blancos. un toque dulce. el aseguro que así será una mejor ayuda. en el camino Edward se había quitado su pajarita y ahora su chaqueta salía con fuerza de su cuerpo. Antes de poner un pie en la escalera la puerta principal se abrió y mi padre salió a recibirnos.hombre tranquilo— le recuerdo que una posible asesina anda suelta en las cercanías ¿Tiene hijos cierto? Entonces vaya a cuidarlos. creo que irá por los mellizos. Su vista que era abrazada por las llamas se apaciguo. Edward no dijo nada y salió de aquella mansión. el camino de vuelta a la casa fue en silencio. Ángela secuestro a Bella— le respondió y paso a su lado sin decir más.

� Toda la razón. no sabemos ni siquiera en donde podría tenerla por lo que es mejor que se quede aquí y aguarde— los policías se habían ido hace media hora. cada minuto se hacía insostenible. � Sabes que no va a aguantar así mucho tiempo ¿Cierto?— Jasper mostraba una expresión serena pero tenía toda la razón. mi papá ya iba por su séptima taza de café. o al menos eso intente que pasará— terminé dejándome caer en un sofá. Bella estará bien— interrumpió Rosalie con esperanza en sus palabras � Lo sé pero… solo quiero que la encontremos luego— el saber que Ángela estaba más desquiciada que nunca no ayudaba en mi incremento de esperanzas— lo vital en este momento es mantener a Edward en sus cabales y bien enfocado en encontrar a Bella. � ¿Cómo estaban los Papás de Ángela?— mi mamá me miraba seria � Devastados. no estaba en 414 . � Mal. se quedaron solo 6 para custodiar la casa y a nuestra familia. Edward atravesó distintas fases de su dolor en solo un par de horas. creo que iré con el— anuncio Esme.dijo que prácticamente estorbábamos. los únicos que lo consiguieron fueron mi hijo y todos mis sobrinos. Jasper y yo estábamos tomándonos un té. � ¿Cómo está?— le pregunté a mi padre cuando entro a la cocina. saber que tu hija es una posible asesina y secuestradora es casi mutilante � No hables así Alice. Emmett tuvo que golpearlo una vez para que reaccionara ¿Qué saca con salir de aquí? No tenemos idea en donde esta Isabella. Las horas se hacían eternas y lentas. creí que Edward se lanzaría encima de su cabeza en ese momento pero se controló. se ha querido escapar a buscar a Bella más de 4 veces. eran casi las 3 de la madrugada y nadie podía dormir. el suspiro fue sonoro.

� Es mi turno— le susurre a Emmett en su oído. a pesar de ser las 3 de la madrugada y de pensar que todas las casas son frías a esa hora. intentar dejar a Edward sin Bella o peor a dos niños pequeños sin madre me parece una crueldad— una mueca de visible dolor atravesó sus envejecidas facciones. la de ellos era diferente siempre estaba rodeada de un aura especial. el grandote se levantó y me dio un beso en la mejilla. Abrí las puertas de la entrada pero en primera instancia no vi a nadie. el me correspondió con una sonrisa de ánimo. Nuestro hermano tenía un moretón en su boca y un poco de su labio partido. el calor humano que desprendían las pareces se sentía con solo poner un pie dentro pero en esta noche en que las tragedias asecharon a mi familia el calor ya no se sentía. ni siquiera me habló. ambos con sus trajes de noches. Emmett le tiene que haber dado duro para que se calmara. permiso— antes de salir le di un beso a mi amado esposo. era como si todo el brillo se hubiera perdido.la naturaleza de mi hermano aguardar hasta que las cosas llegarán a su lado. todo estará bien. La casa de mis padres parecía aún más fría. estaba cansado. Creo que lo mejor fue quedarme en silencio y aguardando. salí y en uno de los lados y apoyados en las murallas se encontraban Emmett y Edward. � Lo sé. sentado con Emmett � Iré a verlo. Edward ni me miro cuando me senté a su lado. sin corbatas y con las camisas abiertas. estaba 415 . lo tengo claro— el café llenó su taza y sus ojos se perdieron en el vapor que esta desprendía— no entiendo como esta chica llego a ser una persona tan mala. � ¿Dónde está Edward?— pregunte tomándome el ultimo sorbo de mi taza � Afuera.

te prometo que todo estará bien � Si le pasa algo Alice… no se… mi vida ya no tendría sentido— rápidamente lo abrace cobijando su cabeza en mi hombro. sabiendo que moveremos el mundo solo para encontrarla. por lo menos creía fervientemente en eso. � ¿Qué pasa?— preguntó con voz dura al agente Rogers quien no se había alcanzado a bajar del auto. la vamos a encontrar. fue inevitable no llorar con él en ese momento. el solo lloro y se preguntó ¿Por qué? � No te preocupes nada sucederá. Corrió por la grava hasta alcanzar el auto que se estaciono en el frontis de la casa. le dio una gélida mirada a Edward y se paró al lado del auto. mi garganta se apretó en dos segundos y mis ojos quemaron— Bella me dio la… la mejor noticia del mundo. la caja que tenía en sus manos fue guardada inmediatamente en su bolsillo. era primera vez en toda mi vida que veía a mi hermano quebrarse de esta manera— Ella… ella posiblemente está embarazada— llevó sus manos a sus ojos y soltó otro gemido de dolor. 416 . miré sus manos y me di cuenta que balanceaba algo en sus dedos. Ella…— miré su rostro y sus ojos estaban llenos de lágrimas. Paso un buen rato antes que lo sintiera suspirar. Bella…— gimió ahogando las ganas de llorar. Unas luces de auto nos sacaron de nuestros pensamientos. mi estómago se apretó instantáneamente � Edward…— suspire dejando que el llanto se apoderara de mi— lo siento.completamente segura que ya estar así era un consuelo para él. Edward de un brinco se puso de pie. no creo que Ángela tenga las agallas para matar a una persona. � Esta noche…— murmuró con voz ronca y cansada— esta noche le pediría que fuera mi esposa— sus dedos dejaron ver una caja de terciopelo de color negro— esta noche iba a ser especial.

los hombros sujetaron a Edward y lo redujeron. no aguanto un minuto más sin buscar a mi mujer— gruño con los puños apretados � Sr. � ¡suéltalo!— grito uno de los policías— suéltalo si no quieres tener una bala en tu cabeza en este instante— la vista de Edward ardía tanto como el fuego de un infierno. la cara de pavor del agente fue impagable pero no pasaron más de dos segundos antes de que cuatro policías armados estuvieran encima de mi hermano � ¡Ya basta! No lo apunten— chille a su lado. intente empujar a uno sin conseguir ni siquiera moverlo.� Tranquilo Sr. De pronto todo se volvió con violencia. tenemos que encontrar a Bella— Sujetó su hombro pero el agarre de Edward no cedía— Edward recuerda quien eres…— la mano de Edward se soltó un poco y los policías aprovecharon. los blancos de las armas estaban peligrosamente cerca de su cabeza y de partes vitales de su cuerpo. sentí la voz de mi papá acercándose � ¡Que pasa!— grito corriendo. no quitaba los ojos del policía y el agarre de la chaqueta del hombre no cedía. fui hasta golpeado por intentar salir de aquí. vamos adentro � Créeme que ya he esperado suficiente. Emmett y Jasper � ¡Déjenlo! ¡No le apunten así!— mi mamá corrió y se puso entre las armas y Edward. mis gritos y los de mi madre alteraron a más de alguno. mi Papá y Emmett también fueron reducidos al intentar salvar a Edward 417 . atrás de él venía Esme. sus manos yacían blancas al lado de la tela. � Hijo…— intento calmarlo mi papá— no hagamos una tragedia. Cullen debe…— el hombre no se esperó lo que venía Edward lo tomo de su saco y lo estrello contra el auto. Cullen.

Rosalie estaba con cara de espanto parada en el medio del gran salón. Cullen lo necesito despierto y concentrado en este momento hemos encontrado algunas pistas en la nota que dejó la sospechosa por lo que tiene que calmarse para que podamos hablar. � Lo hago señora. Mis padres caminaron al lado de mi hermano en dirección a nuestra casa. el solo se acercó y le dio un cálido beso en la cien. solo suspiro y el color de ojos se tornó oscuro y desafiante. Con sus ojos y su expresión comprendió tácitamente que debía guardar silencio. � Que gran novedad— bufó Edward. el policía solo le dedico un segundo de su atención y se volvió a concentrar en lo que estaba transmitiendo � De acuerdo con los registros de las propiedades de los Webber tenemos solo una de ellas que está a nombre de la acusada. consultamos los registros del aeropuerto. el examen de ADN de la nota que se dejó en el césped nos dio como resultado que el papel fue manipulado por la sospechosa. nos acercamos a ponerlos de pie. tenía más que claro que con lo que se dijera aquí el saldría sin permiso de nadie a buscar a Bella y lo comprendía. lo acompañaría a todas partes si fuera necesario. � ¿Qué sucedió?— le preguntó a su esposo. Edward todavía estaba reducido— Sr. nuestros agentes han reviso todas las de la familia y no se encuentra en ninguna. Edward no asintió. lo hago— el hombre le dio una mirada a Edward y ordeno a los demás policías que soltaran a los integrantes de mi familia. helipuerto y de los muelles y nadie con la descripción de la acusada o de la desaparecida ha salido 418 . en ese momento todos nos acomodamos en torno al hombre de Ley � Bueno Sres. Cullen efectivamente hemos comprobado que la señorita Ángela Webber esta vinculada a la desaparición de la Srta. Swan.� Comprenda su dolor— dijo mi mamá dirigiéndose al agente Rogers.

Hemos acordonado todo el sector por lo que no podrá escapar. miré a mi hermano y su rostro se desencajó— de acuerdo con nuestros contactos la acusada compro dos armas y un cargamento para matar a un ejército. me iré de inmediato para allá— corto � ¿Qué sucede?— preguntó Edward con una voz contenida � Las pericias dieron resultados la mujer se encuentra escondida en una cabaña al sur de esta isla. atrincherada con la Srta. Muy bien.de la Isla. El problema es el registro de armas…— mis pulmones se hicieron pequeños. blanco tiradores y apoyo aéreo y marítimo. � ¡Edward!— intento detenerlo mi mamá pero él se salvó de su agarre � Para mí sería una molestia que fuera allá señor Cullen— dijo el agente mi hermano se giró y nuevamente la rabia broto de su cuerpo � ¡Han pasado casi 8 malditas horas desde que Bella no está!. Edward se 419 . quiero el sector acordonado con todos los oficiales que están disponibles. iré por mi mujer en este preciso momento. por lo que se presume aún estén dentro de esta tierra. sí señor. en el medio de un bosque. Presumimos que estará en la que es su propiedad. ahora debo marcharme para iniciar el rescate de su mujer. ella tenía un nexo con mafiosos por lo que fue fácil comprar las dos pistolas. además que tampoco descartamos la participación de terceros en este hecho— de pronto el teléfono del hombre comenzó a sonar— Rogers. � ¿Por qué siempre se comporta así?— Murmuro el agente— ¡CULLEN!— le gritó con un tono bastante demandante. � Suficiente— murmuro Edward girándose sobre sus talones. entonces iniciaremos la intercepción. la madre de mis hijos ¿Sabe la mierda que estoy sintiendo en este momento? Una maldita puta maniática amenaza con matar a mi mujer ¿Y usted me dice que soy una molestia? Vete al maldito demonio Rogers. es mi mujer. Swan.

suspiré y baje las manos rindiéndome. tú debes cuidar al tuyo también. Comenzamos a caminar y el ausente teléfono de Edward comenzó a sonar. es tu mujer comprendo perfectamente el que no quieras esperar sentado a que te la traiga devuelta. caballeros acompáñenme a la estación de policía ahí les proporcionaremos todo el equipo. tú te quedas— Sentenció Jasper � No me des ordenes— le dije retándolo con la mirada. � Está bien— murmuré— pero cuídense. eso incluye a su equipo agente Rogers— el hombre solo asintió � Es momento de que se preparen. no quiero a nadie muerto en esta misión � Yo también iré— Dijo Emmett � Y yo— se unió Jasper � Alguien debe quedarse en casa con los niños. no interferiré si nos quieres acompañar en el operativo pero será bajo mis condiciones. � Yo también quiero ir— intervine poniéndome de pie. me paré al lado de mi hermano dándole a entender mi decisión— yo también quiero ir por bella � Pero esta no es tu pelea Alice además necesito que alguien cuide de mis hijos. irás protegido con chaleco anti balas y equipo especial para el rescate. lamentablemente tenía razón. � No Alice. lo saco de su bolsillo y miró el visor.detuvo pero no se giró— el que me moleste no significa que no te diré que vayas. mi vejes me impide ser un intrépido como ustedes por lo que aguardaré aquí. No seas terca— Edward me reprochó con la mirada. los quiero a todos de vuelta. su rostro palideció casi en el momento pero una mueca de rabia y furia incontrolable se desato en su rostro 420 .

muriendo lentamente— sentí que el aire de mis pulmones se iba en segundos.� Es Ángela— dijo apretando el aparato Todo en la sala se congeló… EDWARD POV: � Contéstale en alta voz— pidió el maldito agente de la policía. Le estaba pegando a Bella 421 . un jadeo se soltó de mi pecho sin aviso � NO LE HAGAS NADA. que me convirtieran en la puta que dejo Edward cullen… ellos… ellos. TE JURO QUE TE MATARE CON MIS PROPIAS MANOS— Le grité siendo preso del pánico que generaron sus palabras Oh muy tarde querido. nunca debiste dejar que otros me llamaran basura. caro mio!— gritó la mujer soltando una risotada de burla � Maldita puta ¿Dónde tienes a Bella?— le grite al teléfono Esa no es forma de tratar a tu novia amore mio. nunca debiste follarte a esta mal parida— un golpe resonó contra algo. maldita tú tienes toda la culpa. le siguió un gemido de profundo dolor que caló hasta mis huesos. la maldita hija de puta que te llevaste a la cama está aquí. esto deberías haberlo previsto… nunca debiste abandonarme. deslicé mi dedo y llamada se abrió para todo el mundo. muy tarde.

sigue el camino de Rizzonne hasta el final y te encontraras con mi hermosa morada. te esperare ansiosa amore mio. � No lo haré suéltame ahora mismo— Emmett insistió unos segundos pero me dejo en libertad. 422 .� TE JURO QUE TE MATARE MALDITA SEA. estamos las dos en una cabaña al sur de la isla. Avancé hacia la puerta como alma que lleva el diablo pero fui retenido en cuanto alcancé los pomos � Suéltenme maldita sea. así estarás protegido— intervino mi padre con rapidez. juro que con mis propias manos la haría pagar por cada golpe que tuviera Bella en su cuerpo. DÉJALA— sentí que un brazo se apoyó en mi espalda pero no era consiente de nada. el retumbar del golpe aún sonaba en mi cabeza Debiste pensarlo dos veces pero sabes deberías unírtenos. SUELTAME EMMETT � Edward cálmate. por lo menos ve por lo que el agente te iba a dar. La iba a matar. el teléfono que tenía en mis manos se estrelló con violencia contra la pared. � ¡ANGELA! Pero la llamada se cortó… Un grito de lo más profundo de mi pecho salió por mi garganta. nada podría detenerme en este momento mi furia estaba desatada. tengo que ir por ella— les grite con furia � ¿Acaso no ves que es una trampa? ¡te van a matar maldita sea!— grito Emmett cerca de mi oído � ¡NO ME IMPORTA! ANTES LA MATARE YO A ELLA.

ruidos de radios y a mis hermanos gritar. de seguro se alegrara de verlo. el auto chirriaba constantemente haciéndonos tambalear. unos centímetros más arriba y estaría inconsciente unas buenas horas— llevémoslo con Ángela. sentí a los policías hablar atrás. nada importaba en este momento. cuando comencé a rodearla sentí que algo me golpeo por atrás haciéndome caer directamente al suelo. al paso de unos minutos recorriendo la oscuridad se abrió un claro y apareció unos enormes portones que estaban abiertos de par en par. solo Bella. � Eres un imbécil por haber venido hasta aquí— me dijo la voz de un hombre � Todos los imbéciles responden a una carnada como la que le dieron— comentó otro con burla. Entre en el camino que me había indicado Ángela y todo estaba oscuro. Me baje del auto y comencé a caminar por el sendero de luces. invitándome a pasar. miré hacia atrás y ya nadie me seguía por lo que cuando estacione el vacío de mi estómago se pronunció aún más. me sentía mareado. sabía que no estaría solo en esto pero lo único que me importaba era sacar a Bella con vida de ese maldito chalet. Seguí el camino con cautela. el golpe había dado justo entre mi cabeza y mi cuello. el camino era malísimo pero conseguiría llegar aunque fuera lo último que hiciera. estaba sufriendo y eso era más de lo que podía soportar. 423 . A mis espaldas veía los autos de policía seguirme. todos a una distancia prudente y con sus luces apagadas. cuando ya estaba arriba apreté el acelerador y conduje como un jodido maniático. camine a zancadas por la casa hasta llegar a las afueras y montarme en mi auto. Cuando la tierra por fin se aliso un poco aceleré a todo lo que tenía y los dejé atrás. la casa estaba iluminada en algunas partes.Nadie me iba a impedir que fuera por Bella.

� ¡Ángela!— grito uno de los hombres— mira quien te vino a ver— mi pecho comenzó a rugir de antemano. donde estuviera la perra de Ángela estaría Bella. una perra— mi voz termino en un tono apacible pero seguro su rostro se crispo y sus puños se apretaron completamente hasta quedar blancos. una puerta que estaba al fondo se abrió y la figura más detestable y asquerosa del mundo apareció frente a mi � ¡Ah!— exclamó con visible alegría— pero mira lo que me trajo el viento. la luz de la casa era tenue pero me permitía distinguir claramente el interior. había una mesa y unas cuantas sillas.Me sentía mareado. mi cabeza palpitaba pero luche contra la inconciencia para mantenerme alerta. Al mirar por encima el lugar parecía completamente abandonado y sucio. la basura más insignificante. es mi amado novio— dijo con un tono de burla. Entramos a la casa. yo ya iba de pie pero fuertemente sujetado por ambos brazos y hombros. estaban llevándome donde justo quería ir. � ¡MALDITO INFELIZ! Te voy a matar junto con la puta que te follas. una de sus manos se soltó y se estampo con fuerza en mi mejilla haciéndome girar el rostro. luciéndome � Me casaría con una araña antes que contigo— sonreí altaneramente— eres el ser más despreciable que he conocido. cocina americana y muebles tapados por sábanas. se acercó lentamente como una gata en celo � ¿Dónde está mi mujer?— le pregunte casi bramando � ¿tu mujer? ¡aquí estoy cariño! ¿no me ves?— se giró abriendo sus brazos. los mataré a los dos— gritó � Te aseguro que seré yo el que estrangule esta noche— un golpe en 424 . enseguida su otra mano me golpeo de vuelta volteándome la cara nuevamente.

mi labio exploto en sangre � Jamás saldrás con vida de este lugar querido ¿pensaste que podrías rescatar a tu damisela?— me levantó el rostro con su mano. ha sido la mejor escupida de mi vida. � ¡Maldito enfermo! Golpéenlo— grazno con asco. el dolor de los golpes no importaba. nunca volverán a ver la luz del sol a menos que…— su rostro se acercó. me moví violentamente en los brazos de los hombres y estos me soltaron haciéndome caer al suelo. me arrastraron hasta la puerta de donde había salido la mujer � Bueno ya que estas calmado. lo que tuviera quebrado no importaba. aquel se llevó todo el aire de mis pulmones haciéndome perder el calor de mi cuerpo. mis ojos histéricos recorrieron todo el lugar pero fue en aquel momento cuando la vi tirada en el suelo que sentí que todo mi cuerpo se moría en un solo segundo � ¡Bella!— grite con una fuerza desconocida. me arrastre en el suelo como pude hasta llegar a su 425 . jadeos y sangre era lo único que veía y sentía. su boca formo un puchero— mmm que pena querido. es hora de que nos reunamos los tres. debo resistir. Dos golpes vinieron enseguida uno en mi mejilla y el otro cerca de mi boca. los hombres me tiraron al suelo y me golpearon sin piedad. que pena. debo resistir. quiero que la veas morir— la sonrisa retorcida de su rostro se acentuó. se giró sobre sus talones y camino hacia el interior de la habitación. debo resistir. al entrar una luz de color verde alumbraba el lugar. sus labios iban a tocar mi boca pero mi saliva fue más rápida y se estrelló en su cara junto con la sangre que brotaba de mis labios. gritaba en mi mente. Cuando paso una eternidad los golpes se detuvieron y fui levantado del suelo. su asquerosa cara estaba a centímetros de la mía.mi espalda me hizo caer de rodillas y soltar un jadeo.

no te mueras bella. la bese con tanto amor y dolor. háblame cielo. el mismo vestido que la hizo lucir esplendorosa en la fiesta ahora estaba destrozado y dejando en evidencia que su cuerpo ha sido brutalmente golpeado. � No pensé que iba a sobrevivir al disparo. no sabía qué hacer. Bella— seguí intentando hacerla reaccionar. quería una esperanza. � Bueno. pedí perdón a Dios por ser un cobarde ya que solo cerré mis ojos y me acurruqué contra ella. si he de morir será sosteniendo el cuerpo de Bella. mi corazón estaba partido en mil pedazos— Bella. el gatillo del arma estaba listo. moriré sintiendo su calor y aspirando un poco de su aroma. tengo un vuelo que alcanzar— De pronto mi cabeza sintió un objeto pesado y frío que se posó en el medio de esta. la sangre y…— ¿Estas herida de bala? ¡Que le hiciste maldita perra!— grite llevando mis manos hacia la herida con sangre que tenía en el hombro.cuerpo— mi amor— gemí con lágrimas en los ojos— ¡bella. les pedí perdón por no haber podido salvar a su madre. mis manos intentaron hacerla reaccionar. tengo pésima puntería porque había apuntado a su cabeza— comentó con burla. estaba casi sin vida. ella gimió y entreabrió sus ojos— ¡Bella mi amor! ¡BELLA! DESPIERTA— le grité cerca de su cara. esta no era la forma de morir para nosotros. te prometo que te sacaré de aquí. quería aunque sea abriera un poco más sus ojos. mi desesperación crecía con solo recorrer su cuerpo. los moratones estaban por todas partes. te lo prometo. háblame! Bella. quería que me mirara. 426 . � Bella mi amor. si en este momento pudiera cambiar de lugar lo haría feliz. sentía que aún respiraba pero era débil. muy débil. bueno… es hora de acabar con esto. el clic de la bala pasando al canal de disparo me heló hasta los huesos. En los últimos que pensé fue en nuestros hijos. no— su cuerpo estaba inerte. no me dejes— bese su malogrado rostro.

cerré mis ojos y esperé a que el disparo atravesara mi cabeza. ESPERO SU COMENTARIO! ALIMENTE A LA ESCRITORA XD besos y nos vemos en el final :D 427 .

flashes y sentir dolor. de pronto mi cabeza oscura recordó algunas cosas. sentí como algunas voces a mi alrededor hablaban pero ni siquiera sabía quiénes eran. ni nada… La oscuridad… Bella POV: Negro. si estaba inconsciente o quizás en qué estado debía estar acostada. ¿Dónde estaba? ¿Todo había terminado? ¿Estaba muerta?.20. de pronto el frio de la pistola ya no se sintió más. Intenté abrir mis ojos pero parecía que toda la fuerza de mi cuerpo me había abandonado ¿Qué estaba pasando? Mi cuerpo tampoco respondía. mis piernas parecían atadas al igual que mis brazos. solo podía ver luces. Para Toda La Eternidad SCORT CAPÍTULO FINAL “PARA TODA LA ETERNIDAD” (Per tutta l’eternità) Bueno chicas no les daré la lata ahora disfruten el final y nos leemos abajo… Edward POV: Paso solo un segundo antes que el ruido sordo del disparo hiciera temblar mi cuerpo. mis dedos tampoco funcionaban ¡Qué demonios está pasando! 428 . ni tampoco mi cuerpo. no había nada más en mi vista que oscuridad.

Bella— sentí la voz de una mujer llamarme, intenté con todas mis
fuerzas abrir los ojos pero nada resultaba, me estaba comenzando a
desesperar, la oscuridad nunca había sido una de mis mejores amigas
y ahora creo que menos lo era.

Bella cariño— la misma voz nuevamente me llamaba, comencé a
gritar en mi mente, la exasperación se hacía cada vez mayor ¿Por
qué no podía hablar?, cuando menos lo esperé sentí más voces a mi
alrededor.

¿Por qué no despierta?— preguntó la voz de una mujer, la sentía
muy cerca mío— ¿Será por todo lo que vivió?
¿Lo que viví? Pero… ¿Qué viví? ¿Por qué no puedo despertar?
¿Qué me pasó? Mi memoria comenzó a trabajar a toda su potencia y
las luces que aparecieron antes comenzaron a tomar forma, lo último
que recordaba era un bosque, mis piernas saliendo por una estrecha
ventana y… un disparo, ¡Ángela! Mi corazón comenzó a latir frenético,
Ángela me había secuestrado, ahora lo recordaba claramente. Después de la fiesta me abrían encerrado en un edificio, después me
habían disparado y cuando desperté ella… ella, ella me había golpeado
hasta que no aguanté más el dolor y me desmaye.
¡Demonios! Ahora lo recuerdo todo aunque en un momento de
mi oscuro tormento sentí esa voz, aquella voz que podría diferenciar
entre miles y a la que hasta el momento no había sentido, la voz de
mi amor, la voz de Edward.
429

Pobre Bella, sin duda todo esto será terrible para ella— me concentré en esa voz y creo que era la de Rosalie, la cuñada de Edward,
mis oídos se agudizaron aún más intentando escuchar o mejor que eso
tratando de oír la voz de Edward.
Mi cuerpo se sintió cansado de pronto, mi viva conciencia se fue
apagando hasta que todo volvió a ser oscuridad nuevamente

¿Por qué mi mamá aún no despierta?— una voz pequeña y masculina hablo cerca de mi oído haciéndome reavivar desde la oscuridad,
no sé cuánto tiempo llevaba inconsciente parecían años pero la voz
pequeña de Antho me indicaba que tal vez no fuera tanto, quizás solo
un par de meses.

No lo sabemos cariño— una voz que no había escuchado hasta el
momento hablo cerca mío, Alice— pero debemos tener paciencia, tu
mamá es una mujer muy fuerte, despertará pronto… hay mucho que
debe afrontar— lo último salió en un susurro pero me caló hasta el
último de mis huesos, esto era una tortura que no sabía cómo soportar
¿Qué pasaba afuera? ¿Dónde estaba Edward y Nessie? Los demás,
¡Donde estaba todo el mundo!

¿Algún cambio?— preguntó una voz masculina muy parecida a
Edward, no era él.
430

No papá— contestó Alice— Aún nada pero tenemos fe de que pronto
abrirá sus ojos ¿Cierto Antho?

Si Nono, mamá pronto despertara— La respiración de mi hijo se
sintió cálida contra mi piel, sus labios tocaron en mi mejilla haciéndome estremecer de alegría, no podía demostrárselo pero cuando me
levantara de esta maldita cama lo llenaría de besos, a Nessie y a
Edward— Despierta mamá, con Nessie te extrañamos mucho.
Sentí unas ganas horribles de llorar, de gritar, de aventar algo
contra la pared pero esta maldita inconciencia no me dejaba hacer
nada ¿Estaba en coma? Al parecer o tal vez muy sedada que ni
siquiera podía despertar. Que podía hacer, ni siquiera sabía cómo
despertar, chasquee mis dedos mentalmente pero nada, intente mover
mis pies pero nada ¡QUE DEMONIOS PASA!, otra vez esa oscuridad,
me aferre a la conciencia pero nuevamente el lado oscuro de esta fuerza
me llevo hacia lo más profundo de mi inconciencia.

¿Qué esperamos doctor? ¡díganos! ¿por qué Bella no despierta?
¡lleva semanas así!— la voz de mi padre fue inconfundible, se escuchaba nervioso y completamente desencajado, ¿había dicho semanas?
¡Dios! Además si ellos están aquí ¿Estoy en Italia o en Jacksonville?
Pero los Cullen también están aquí… necesito recuperar mi conciencia.

431

El coma en el que esta la Señora Cullen al parecer es más profundo
de lo que pensamos, le hemos hecho todos los exámenes posibles y ella
aún no responde a ningún tratamiento… si todo continua igual— la
pesada respiración del doctor corto el aire de la habitación— puede
que permanezca por un tiempo indeterminado de tiempo— hubieron
muchos sonidos al mismo tiempo respiraciones contenidas, gemidos
y sollozos ¿Cuánta gente había dentro de la misma habitación?—
lamento ser yo el que tenga que dar esta noticia pero todo lo que
hay que hacer ahora es esperar.

¡Ya no quiero esperar más! ¡quiero a mi hija de vuelta ahora!— el
chillido de la voz de mi madre termino por alterarme más, sentí sus
sollozos y algo que la contenía, tal vez era el pecho de mi papá o de
alguien más pero porque no escuchaba a Edward, agudicé todo lo que
pude mi oído pero una súbita oscuridad me arrastro de las piernas…
el coma me había llevado.

Se ve hermosa— la voz de Esme me hizo salir de la laguna en la
que me sumergía de repente— siempre me ha gustado como Bella
lleva su cabello, la siento elegante y hermosa.

Sí por eso se lo peino así, me gusta que mi mamá lleve su cabello suelto— ¡Nessie! Mi pequeña, que ganas de abrazarla por lo
menos sabía que ella estaba bien y protegida, Edward ¿dónde estás?
Sentí como si una puerta se cerrara, una voz profunda me hizo sobresaltarme, mentalmente claro está.
432

¿Cómo sigue?— La voz del grandote de mi cuñado, Emmett—
¿Algún cambio?

No nada— susurro la voz de Esme

Ness, afuera esta tía Rosalie esperándote dijo que te compraría un
helado ¿Por qué no vas con ella?—

¡Sí!, vuelvo pronto mami— un beso se estrelló contra mi mejilla—
despierta pronto— Reneesme salió cerrando la puerta y un silencio se
esparció a mi alrededor

Pobre Bella— suspiro Emmett— lleva semanas sin despertar

433

No entiendo porque no pasa nada, sus heridas han sanado, al menos
las más terribles, su… ella ya no está… ¡Dios!— el sollozo de Esme
me hizo estremecer ¿Yo no estaba? ¿Qué cosa? ¿Qué me pasaba? De
pronto todo vino a mi mente, recuerdo que antes de que me secuestraran yo estaba embarazada.
Osea que realmente si estaba, había perdido al bebé.
Mi cuerpo se sintió extraño en ese momento, mi mente me quiso
llevar a la oscuridad nuevamente pero esta era aún más permanente,
mi vida había perdido un sentido, el pequeño hijo que estaba en mi
vientre ya no existía más, sentí un pitido de alguna máquina, los gritos
de Esme y las manos de Emmett en mi cuerpo pero a pesar de eso
me deje ir, había perdido las ganas de estar acá.
Abrí mis ojos no sé cuánto tiempo después, estaba en mi casa, en mi
cama, en la cama que compartía con Edward pero me sentía extraña
¿Cómo había llegado hasta aquí? ¿No se supone que estaba en coma?
¿Cuándo desperté? Eran muchas las preguntas que se atropellaban
en mi cabeza por lo que me levanté de la cama pero al pisar en el suelo
sentí que una fuerza extraña me rodeaba el suelo era más blando de
lo normal y mi caminar eran más que saltos sin gravedad, de pronto
lo comprendí… Estaba soñando.
En mi sueño la mansión Cullen estaba como siempre, era de día
por lo tanto estaba todo lleno de luz. Caminé hacia la entrada de la
habitación y el hall apareció ante mis ojos, todo estaba tan brillante
por el sol que me costaba acostumbrar mis ojos a tal intensidad, salí
a los pasillos buscando a alguien pero al parecer estaba sola en este
sueño, llegué a las barandillas de la gran escala y en ese momento
lo vi. Se encontraba parado justo al final de la escalera apoyado con
solo una mano en la baranda, su mirada era intensa y reflejaba la
ilusión que había en este encuentro, Edward se encontraba vestido
con el frac con que lo había visto la última vez, su sonrisa era la
434

misma y me hacía estremecer desde la lejanía. Acorté la distancia
que nos separaba bajando los escalones de uno en uno, su sonrisa me
prometía muchas cosas una de ellas era amor por toda la eternidad,
por siempre del que disfrutaríamos hasta el último de nuestros días
pero no quería pensar en nada, me dejaría llevar por el momento, este
era nuestro momento.
� Se ve elegante esta noche Sra. Cullen— sonreí para evitar el rubor
de mis mejillas pero ¿Cómo había llegado este vestido a mí? Me miré
asombrada y un hermoso vestido de color verde que hacia juego con
mis ojos estaba enfundado en mi cuerpo
� Gracias Sr. Cullen— Edward tomó mi mano y me hizo estremecer
al igual que el primer día que nos conocimos. A mi memoria vinieron
miles de recuerdos nuestro primer encuentro, el día que nos volvimos
a ver pero no como dos adolescentes si no como una famosa Scort y
él como exitoso empresario. Tanto tiempo había pasado ya desde ese
día, me llevó hasta la mitad del salón dónde una suave música nos
envolvió
� ¿Baila Conmigo?
� Claro que si— su suave tacto estuvo rápidamente en contacto
con la piel que dejaba al descubierto mi vestido por lo que mis terminaciones nerviosas estaban a mil cuando sus dedos se clavaron en
la carne de mi espalda, lo sentía tan real— ¿Esto es un sueño?— le
pregunté aventurándome
� Es solo lo que tú quieres que sea— me dijo acercándose a mis
labios para besarlos, lo sentía tan cerca, tan real
� Quiero estar contigo para siempre Edward, ¿Por qué no puedo
despertar?
� Hemos pasado por muchas cosas cariño, es normal que tu cuerpo
se resista a despertar y puede que cuando lo hagas te encuentres con
435

algunas sorpresas, algunas más desagradables que otras— sus ojos
buscaron los míos pero su rostro mostraba un tinte de tristeza
� ¿Qué pasa? Dime ¿Dónde estás? ¿Por qué no me has ido a ver
al hospital? He sentido la voz de todos menos la tuya.
� Yo estoy siempre contigo mi amor, aunque no me puedas ver
siempre estaré a tu lado— sus palabras eran como promesas pero
desde un plano en que no comprendía ¿Dónde estaba realmente? Una
idea se cruzó por mi mente pero fui demasiado cobarde como para
pensarlo, la sola idea me hacía querer morir en ese mismo instante.
� Edward ¿Don…— alcancé a decir
� ¡Bailemos! Amore mio— me dijo soltando una risa y haciéndonos
girar, el movimiento hizo que mi estómago se revolviera pero de alegría, aunque algo en sus tono no me dejaba tranquila— Te amo tanto
Bella, jamás pensé que llegaría a amar tanto a una persona— sus
palabras me hacían emocionarme
� Yo también Edward, te amo más que a nada en este mundo y
estaremos juntos por siempre
� Por toda la eternidad— sentenció el acercándose aún más, me
beso como si su vida dependiera de ello, era un beso hambriento,
lleno de pasión, de amor— Hemos pasado muchas cosas desde que
nos conocimos, ahora nos queda lo más difícil… no dejes de amarme
nunca Bella— susurro contra mis labios— yo te amaré por siempre.
De pronto sentí su ausencia, sus brazos ya no me abrazaban ni sus
labios desprendían su calor cerca de mi cara, abrí mis ojos y lo vi
caminando hacia las puertas de afuera, el sol brillaba tan fuerte que
no podía ver con claridad su figura se perdía dentro de la luminosidad.
� ¡Edward! ¡No te vayas! ¿Dónde vas?
� Voy donde el destino me quiera llevar amore mio
436

� ¿Pero dónde?— pregunté intentando acercarme, la luz era tan
fuerte que ya no podía ni siquiera levantar la cabeza— no te vayas
¡No me dejes aquí!— le grite presa del miedo, lo quería cerca conmigo,
no quería que se fuera a un lugar donde yo no lo pudiera alcanzar—
¡Déjame ir contigo!— le grité en un último intento.
� No— sonrió o pude sentir su risa volando en el aire— lo que
debes hacer ahora es despertar, hay mucha gente que quiere ver esos
hermosos ojos… así que ve, Despierta Bella.
� ¡Edward! No te vayas mi amor— comencé a llorar, la luz de apoco
se fue apagando, la figura de Edward desapareció con ella, mi desesperación creció ¿Dónde estaba? ¿Dónde se iba?, la sola idea que cruzo
por mi mente me hizo sentir desesperación y ganas de arrancarme el
corazón. De pronto recuerdos vinieron a mi mente
Ángela con una pistola dentro de la cabaña, Edward llorando sobre
mí, Ángela apuntando el gatillo a la cabeza de Edward y… y…
El disparo…
Oh por dios
Edward estaba muerto, él no había logrado salir con vida de allí.
� Miren— gritó una voz con palpable felicidad— Dios mio, ¡Bella!,
se está movimiento ¡Papá!— el chillido que lanzó Alice me hizo estremecer inmediatamente, mis dedos habían salido de ese largo letargo
que me tenía presa comenzaron a moverse, mis piernas ya no parecían
amarradas y todo mi cuerpo estaba nuevamente en funcionamiento,
abrí mis ojos y la luz de la ventana me dejo ciega en dos segundos, pude diferenciar algunas sobras que se movían con alegría por la
habitación pero sin saber quiénes eran
� Dios ¡Bella hija mía!— mi padre sollozo sobre mi estómago, mi
madre lo siguió detrás ambos estaban sobre mi abrazándome, con
todo el esfuerzo del mundo levante mi mano y la puse sobre la cabeza
437

Alice. vi a mis padres. al parecer mi boca no se abría hace un año. muy bien. Rosalie. tomó una linterna y la paso por mis ojos � Buee… buenos días— respondí con una voz de ultratumba. No quería ni pensar en cómo olía � ¿Sabe cuál es su nombre? � Isabella. todos metidos en la habitación. Bella!— gritaron Esme y Carlisle detrás de mis padres. ¿Sabe dónde está? � ¿En un hospital?— respondí con una pregunta intentando sonreír pero los músculos de mi cara no querían cooperar. me hizo cosquillas. � Si. � No � Hoy es Sábado. el último recuerdo que tenia de la fecha es el día de la fiesta y no pasaba más de un 2 de 438 . � Buenos Días señorita — me saludo alegre el doctor. ellos también lloraban. Emmett. Unas enfermeras sacaron a todos de la sala. Sábado 22 de Diciembre. Jasper. ella la tomó y beso repetidas beses la palma. � ¿Qué?— mis cejas se alzaron por la sorpresa. a Esme y a Carlisle. Isabella Swan � Muy bien. cuando intente buscar a alguien más la cara de un hombre apareció cerca mio vestido con una impecable bata blanca. ¿Sabe qué día es?— pregunto dejándome con la palabra en la boca. recordaba haber escuchado algo de semanas pero no sabía si era realidad. ¡Todos lloraban! Mis recuerdos vagamente volvían a mi mente. mis padres me besaron nuevamente y salieron a llorar al pasillo.de mamá. Desde el pasillo sentía gritos y sollozos de alegría ¿Cuánta gente estaba aquí? ¿tantos se alegraban por mi despertar? � ¡Bella.

COMINGO Y VIVO!. él… estaba. � ¡BELLA!— grito la voz de Edward dentro de la habitación. sueños… Sueños… sueños con Edward. mi Edward… tan hermoso como siempre. no se asuste � ¡NO! ¡NO! Edward ¿Dónde está Edward? ¿Dón…— el medico intentó hacerme recostar pero con una fuerza que desconocía me estaba parando de la cama a pesar del entumecimiento de mi cuerpo. estaba conmigo. lo hacía como si tuviera 5 años. tenía sus ojos rojos y sus ojeras cinceladas a la piel. sentí una puerta estrellarse contra la pared y al levantar la vista mis ojos se abrieron en pares. eso significa que llevaba 20 días en coma. era él ¡ERA ÉL!. � Es casi navidad señorita y usted ha despertado justo para darle el mejor regalo a su familia. él estaba � ¡EDWARD— grité con toda la fuerza que tenía dentro de mi cuerpo. dejé que toda la presión. su calor llenó cada partícula de mi cuerpo haciéndome sentir la mayor felicidad del mundo ¡ESTABA CONMIGO. su cabello era un desastre y su barba parecía no haber sido cortada en años. la emoción y la desesperación se fueran en esas lágrimas. ¿Cómo se siente? � Aletargada— le respondí cerrando mis ojos y suspirando lentamente. tranquila. el médico se puso de pie y rápidamente intento calmarme � Sra. Edward despidiéndose de mi Él. Cullen. estaba vivo. 439 . Las manos de Edward me pegaron a su cuerpo y sentí por fin su respiración viva. mi cabeza comenzó a repasar lo que recordaba. mis ojos no aguantaron tanta tortura y comencé a llorar. era él. Sus pasos se acercaron frenéticos a mí y me abrazo.diciembre. El periodo de inconciencia no fue del todo inconsciente por lo que resonaban en mi cabeza conversaciones.

al parecer todo siempre fue un sueño. quiero saber la verdad.� ¡Estas vivo! ¡estas vivo!— le gritaba mientras lo besaba una y otra vez. sentí que ya no ibas a estar más conmigo. � Sentí que te había perdido. el miedo de perder a la persona a quien más amo en el mundo me hizo pensar lo peor. me acariciaban todo lo que podía la primera impresión era que necesitaba saber que era real. sentí al doctor murmurar algo y después la puerta se cerró detrás de él. ambos teníamos que asegurarnos pero mis lágrimas no querían ceder. ni siquiera podía contextualizar mis palabras. todos estaremos bien— Edward tampoco sabía cómo expresarse. hay cosas que no entiendo y quiero saber. � Tranquila mi amor. quería saber la verdad. estas bien. � ¡Bella! ¡bella!— sus manos me tocaban. � Es mejor que te recuestes � ¡No! No quiero recostarme. 440 . te viniste a despedir en sueños ¿Por qué?— le decía incoherentemente. afortunadamente todo eso quedó atrás. El me acaricio el cabello y me miro con una expresión más calmada pero también más seria. su aliento golpeaba como la más maravillosa de las sensaciones en mi piel. su respiración que antes se expresaba por jadeos ahora estaba más calmada. quería toda la verdad. sus labios tocaron mi frente para después unirla con la suya. cuando me di cuenta ambos llorábamos de felicidad por nuestro encuentro. estamos bien. Dentro de mi inconciencia pude escuchar muchas conversaciones. sus palabras salían casi sin sentido. Respiro cerca de mi cabeza intentando calmar su corazón. ya todo paso. � ¿Qué pasó? ¿Dónde estamos? ¿Por qué ha pasado tanto tiempo?— le pregunté intentando calmarme.

Tu cuerpo estuvo inerte por casi 20 días por lo que necesito que estés tranquila poco a poco te recuperaras— sin ganas le hice caso. era verdad. necesito que estés con la mente tranquila. � Bien— le dije un poco más relajada. Tranquila. fue tanto que rompieron tres de mis costillas y dejaron golpes y moratones por todas partes. lo quería siempre junto a mí— cuéntame que sucedió. a decir verdad mis músculos se sentían como si hubiera corrido una maratón y lo único que hice fue intentar pararme de esta cama. entrelazamos nuestros dedos y él se sentó aún más cerca mio.� Bella cálmate. como mi auto es más rápido logré adelantar a los policías y a Emmett y Jasper que iban conmigo. por su camisa se asomaban golpes también. al mirar con detención podía ver un moretón de color amarillo en su mejilla. la policía te busco por interminables horas hasta que dieron con tu paradero. te contaré todo sin omitir ningún detalle pero acuéstate. todo está bien— bajo mis manos y las besó con devoción— como te decía fui golpeado muchas veces antes que Ángela me llevara contigo. la noche en que te secuestraron pasaron muchas cosas Bella. Sin poder evitarlo mis manos se fueron a su cara. Yo por supuesto al saber me abalancé hacia el lugar para ir a buscarte. sus ojos que antes parecían negros por las ojeras ahora se combinaban con el morado de los golpes. cuando lo hizo creo que morí en el preciso 441 . Cuando entre en la cabaña en donde Ángela te tenia fui golpeado hasta casi desfallecer. una de ellas es que casi no salimos con vida de esta historia— mi respiración se detuvo ahogando un gemido— te contaré… La noche en que te secuestraron fue la más horrible de toda mi vida. Mis ojos fueron rápidos en su examen pero me hicieron darme cuenta que en realidad contamos con suerte. desde hoy en adelante esta distancia seria la máxima que aguantaría. � Esa noche.

la policía la mato. el dolor y la sangre escurriéndose por mi brazo. En ese momento creo que mis pulmones se chuparon. Cuando pensé que podía salvarte estábamos tan mal que ni siquiera fui capaz de mover un músculo cuando Ángela puso una pistola en mi cabeza. Ángela era una mujer hermosa y distinguida pero también fue alguien que nos hizo daño y que atento contra nuestras vidas. se lo pedí a Dios y a nuestros hijos. a ese disparo le siguieron dos más y todos los efectivos entraron en ese momento a la habitación. te pedí perdón. mi moral estaba dividida. solo me acurruque a tu lado y esperé la muerte sintiendo el poco calor que quedaba en nuestros cuerpos. sentí pena por su familia pero también tranquilidad. Ángela está muerta. esa noche Ángela intento matarte con un tiro en la cabeza. El escalofrío hizo a mi cuerpo convulsionar un segundo ¡había intentado matarme a golpes y más encima con una bala atravesando mi cabeza!. Cuando me acerqué me di cuenta que tenías una herida de Bala en el hombro. No dije nada. recuerdo haber estado tirada en la tierra. Ella tiro del gatillo pero nunca llego al final. El vestido que llevabas en la fiesta estaba casi destrozado y tu cuerpo estaba lleno de heridas y golpes horribles. solo te dio en el hombro. me libere de mis atacantes y corrí en tu ayuda. un impacto de bala atravesó…— Edward se estremeció— Atravesó su frente. mi cuerpo estaba casi inerte sujetando el tuyo pero aún permanecía consiente. Los otros dos disparos habían dado en las luces 442 . su cabeza fue perforada de lado a lado. tu cara estaba casi irreconocible.instante en que vi tu cuerpo tirado en el suelo. la mía al fin podría estar tranquila. para suerte de nosotros tiene mala puntería. creo que mi expresión era más que suficiente Me imagino que debes estar un poco consternada. mis ojos se abrieron de par en par. las imágenes rápidamente volvían a mi cabeza.

El doctor te hizo todo los exámenes y tres ginecólogos obstetras te revisaron y confirmaron que el bebé aún está ahí— Oh por dios. en mi desesperación por despertar pensé que se trataba de mi embarazo y que había perdido al bebé pero esto… esto— Y lloré. tenía tres costillas quebradas pero no me importaba. 443 . tranquila. yo en un estado de euforia le gritaba que te salvara y que salvara al bebé dando por sentado que estabas en estado. Intentaron separarme de ti en la ambulancia pero no lo consiguieron. nadie me iba a separar de ti jamás. Emmett y Jasper entraron enseguida. mis ojos nuevamente se llenaron de lágrimas y las deje correr libremente � No puedo creerlo— gemí agarrando mi rostro con mis manos— escuche… yo escuche � ¿Qué pasa Bella?— Edward se acercó y me abrazo � En mi inconciencia escuche una conversación de Esme y Emmett que decían que “yo ya no estaba” y que habían muchas cosas que afrontar cuando despertara.por lo que después de que Ángela cayera muerta todo fue oscuridad. los efectivos cubrieron en cuerpo de Ángela y antes que me diera cuenta ya íbamos de camino al hospital. Edward y mis hijos aún seguirán a mi lado. Los días siguientes fueron terribles. lloré con toda la alegría y pena del mundo. � Si mi amor. el doctor lo confirmo cuando llegaste aquí. El doctor no sabe ni siquiera como el embarazo resistió todos los golpes si incluso… � Un momento ahí— puse mis dedos sobre sus labios— ¿Dijiste que…? ¿Qué aún estoy…? � ¿Embarazada? Claro. el bebé está bien aunque el doctor dijo que este embarazo era de riesgo por el estrés y los golpes que pasaste. golpeada y en coma. tenía pena porque no merecía tanta felicidad y alegría porque mi bebé aún estaba conmigo. tú estabas mal herida.

solo fueron familiares de ella. yo lamentablemente estuve hospitalizado 10 días casi sin poder verte. e secuestro. al saber que estabas en coma nuestra vida cambio. Bueno. Vera tu mejor amiga también ha venido pero se fue hace dos días prometiendo volver lo más pronto posible. no podía dormir contigo pero por lo menos estábamos lo más cerca que se podía. me mataba la idea de estar tan cerca y tan lejos a la vez por lo que mande a que me instalaran en el cuarto que esta junto a este. estamos a dos días de Navidad y recién ahora podemos respirar tranquilos. Si escuchaste a mi madre y a Emmett tal vez estaban hablando sobre la demanda. Lo que quieren es dinero pero mi padre trabaja en una contra demanda. le avise a tus padres y ellos volaron inmediatamente desde Jacksonville para acá. creo que en resumidas cuentas es eso lo ha pasado. Ángela fue acusada de intento de homicidio y secuestro por lo que si hubiera estado viva habría pasado toda su vida en la cárcel. la familia de Ángela demando a la mía por incumplimiento de palabra en relación a nuestro matrimonio y también se me acusa de haber llevado a Ángela a la locura. cuéntame en que termino todo esto. por eso quizás la escuchaste decir lo de “afrontar cuando te despiertes”. en simples palabras.debemos tener cuidados especiales— asentí aun llorando. 444 . nada por lo que te tengas que preocupar Amore mio. Desde que estas aquí han pasado 20 largos días. ella ha estado muy preocupada de ti en realidad todos lo han estado. Mi madre siempre ha dicho que para ti sería algo difícil de afrontar. nadie de nuestra familia apareció. lo abracé tan fuerte que nuestros cuerpos formaron un solo latir � Bueno pero— acune mi vientre sintiendo el instinto maternal florecer en mi cuerpo— cuéntame. Todos nos hemos desvelado en el hospital. los golpes. Con respecto a Ángela sus funerales se realizaron en la completa clandestinidad.

me había enfrentado a la vida y a la muerte más veces que en toda mi vida. yo y nuestros hijos. � ¿Dónde están Nessie y Antho? � En casa. Demonios. � ¿Qué fue lo más terrible que paso?— susurré abriendo mis ojos � Hace solo unos pocos días tu corazón dejo de latir. � No te preocupes pronto estarán aquí— Edward suspiró— no puedo creer que esto acabó 445 . que de un día para otro te conviertas en padre de una secuestradora y asesina te hace cometer errores. toda la razón pero en cierta parte los entiendo. por suerte los doctores lograron estabilizarte y te recuperaste pronto. solo quiero abrazarlos y verlos nuevamente. tú y el bebé están bien. � Mis bebes. mientras estabas con Esme tuviste un paro cardiaco que casi te arrancó de nuestro lado. Como la escuela término por vacaciones de fin de año ellos han estado aquí todos los días. muchos errores como intentar meterse con la familia más poderosa de Cerdeña. son las 8 de la mañana. el mundo nos espera Bella. solo se van para dormir. me imagino que deben venir en camino hacia acá. � Creo que necesito unas buenas vacaciones— comenté intentando sonreír � No lo dudes— Edward sí que me mostro una de esas sonrisas que te dejan sin respiración— Tú.No podía creerlo ¿Los padres de Ángela tenían el descaro de acusar a Edward? � Los padres de Ángela están completamente locos— murmure con la vista perdida � Si. En todo caso esto no es lo más terrible que paso. ¿Entonces si había estado a punto de morir?.

ahora por fin podemos estar en paz. Gracias a las locuras de Alice tenía un árbol y una cena de navidad en el hospital. los niños y nuestras familias pasaron la navidad conmigo en mi habitación. sabia de sobra que el comentario lo había molestado � Porque la señora tiene otro embarazo doble pero esta vez son gemelos— nuestras bocas se abrieron. Edward. � Grabare la cinta para que ustedes puedan mostrárselo a sus 446 .� Si. vaya— dijo el doctor moviendo el aparato en mi barriga— como era de esperarse señora Cullen usted tiene casi 16 semanas— el mismo día que Edward me había contado sobre la continuidad de mi embarazo hablamos con el médico el me comento que mi estado ya superaba la barrera de los 3 meses por lo tanto los cuidados debían existir pero que lo peor ya había pasado. � Muy gracioso— le di una palmada riéndome. el día antes de irme me hicieron una ecografía. el doctor se giró y me sonrió— es usted una fábrica para traer niños al mundo señora— Edward y yo nos miramos � ¿Por qué dice eso doctor?— le preguntó el enarcando una ceja. Y así era al fin podíamos estar tranquilos. definitivamente esta noticia me sorprendía. � Vaya. por mi reciente despertar tuve que quedarme una semana más en el hospital. la de Edward soltó una gran carcajada y de inmediato beso mis labios aun con la sonrisa en sus labios � No puedo creerlo— le dije con visible asombro— ¿Gemelos? � ¡GEMELOS!— gritó Edward levantando sus manos al cielo— soy la máquina de “Gemelos & Mellizos Cullen” poblaremos este mundo amore mio. Edward estaba atento a la pantalla sujetando mi mano. el doctor seguía pasando la maquina pero la sonrisa de nuestros labios no se iba.

numerosa familia. está todo listo— batió sus palmas como 447 . este año sería en familia para evitar posibles tragedias. con los mellizos se había perdido de todo esto pero ¿Gemelos? Sin duda la vida le retribuía de la mejor manera. me habían dado el alta en el hospital y estábamos todos en el gran salón de los Cullen acompañados de nuestra. ahora. ambos serian amados. Nessie y Antho estaban a cada uno de mis lados y Edward sujetaba mis hombros sentado en el respaldo del sofá.familias— el repicar de los dos corazones era muy fuerte pero ¿Qué serian? ¿Niños o niñas? � Doctor ¿cuándo podremos saber el sexo de los gemelos? � Yo creo que el próximo mes señora. más o menos nacerían entre Abril y mayo del próximo año ¡Felicidades! Mire la cara de Edward y creo que no había mejor expresión que la que tenía. creo que pasará un tiempo antes de dar nuevamente una fiesta pública. Alice no tardó en anunciar que comenzaría de inmediato a planificar las habitaciones nuevas. nuestro cuatro hijos tendrían una maravillosa familia que los adoraba. � ¿Qué falta en la mesa?— preguntó mi madre tan cantarina. estaba maravillado mirando la pantalla. � ¿GEMELOS?— dijeron las voces de nuestras familias al unísono. los gemelos Cullen serían bien recibidos. ambas se habían hecho buenas amigas. Antho y Nessie estaban emocionados ambos miraban mi pequeña pancita con interés y ansias por sus nuevos hermanitos o hermanitas. Esta era la noche de año nuevo y por lo tanto había muchos motivos para celebrar. Alice corría por la casa acompañada de Rosalie preparando todo para la cena y la fiesta. ropa. Esme estaba detrás de ella con los brazos cruzados observando � Creo que nada Reneé. zapatos y todo lo demás. todos rieron y nos fueron a felicitar. Esme y Mamá se abrazaron con fuerza.

� ¿En qué piensas amore mío? � En lo feliz que vamos a ser. Carlisle y todos los hombres de la familia conversaban mientras los niños corrían por el lugar. Fruncí el ceño solo de curiosidad. Yo en cambio estaba en una esquina contemplando la noche. mi expresión cambio al ver como estaba decorado el salón. se acercó y besó mi descubierto hombro � No— susurro contra mi piel— vamos a comer. mi vientre cada día se sentía un poco más abultado. quería saber y como Edward no me había consentido me enoje como la más pequeña de toda la mesa. las luces eran bajas y habían flores y enredaderas colgadas en todo el techo si no lo supiera pensaría que estaba comiendo en el jardín. las manos de Edward se posaron en mi barriga y su cabezo descansó en mi hombro. Rose— suspiré sentándome y observando todo— sí que se han esmerado � Claro que si Bella— me giño un ojo— esta es una noche muy especial— soltó una risita y miro a su esposo Jasper.niña pequeña. muero de hambre. Había tanto que agradecer. crees que alguna vez lleguemos a estar más felices que ahora ¿Existirá una mayor felicidad? � Para mi si la hay— dijo y sonrió � ¿Qué es dime?— me gire para enfrentarlo el solo siguió mostrándome su sonrisa � Vamos a cenar— me insto � ¡Ya está listo!— anunció Alice— todos pasen a la mesa por favor � ¡Edward dime!— le jale una mano cuando él ya había comenzado a avanzar. Conocía esa cara de Alice ¿Qué estaba planeado? 448 . en la sala Papá. � Wow Alice. tantas cosas por las cuales ser felices y dar gracias.

la mesa de los Cullen era enorme. que tengan una linda noche y les deseo prosperidad. Mis hijos estaban concentrados aprovechando en lo que más podían a sus abuelos. Llegamos al final y todos nos paramos a contemplar la noche se escuchaba la algarabía por toda la Isla. todas las parejas lo eran incluso los niños que corrían por los pastos de atrás. mis padres estaban uno al lado de los mellizos y pronto también serían los gemelos… ¡Gemelos! ¿Quién lo diría?— Para mí es muy grato tenerlos a todos aquí en esta mesa. amor y mucho éxito para este nuevo año— el jefe de hogar levantó su copa. sepan que tener a mi familia unida es el mejor regalo de todos. Hemos sufrido. La cena fue muy divertida. Al terminar de comer salimos al patio ya que la noche estaba exquisita y porque además en la playa se lanzarían fuegos de artificio para conmemorar el nuevo año. desde que nos habíamos enfrentado a la muerte el me protegía aún más. su esposo e hijos ¡Mis nietos! A todos ellos y también a los que vienen en camino. a mis hijos. desde que desperté no se separaban de mi pero tampoco lo querían hacer de sus abuelos sin duda los extrañaban mucho. las bromas de Camillo y Pablo nos hacían sonreír a todos.� Buenos sentaros todos— anunció Carlisle. mi puesto era al lado de Edward y mis hijos estaban frente a nosotros. 449 . nuestros nuevos amigos y familia Charly y Reneé. sus esposas y a mi hija. Gracias a todos por compartir nuestra mesa. � ¿Cómo te sientes amore mio?— preguntó Edward en mi oído. Edward sujetó mi mano fuertemente mientras nos dirigíamos hacia los balcones del patio. mis padres tomados de la mano y besándose amorosamente se veían felices. junto a él todos hicimos el salud. La casa de la Familia Cullen estaba en lo alto de un cerro por lo que teníamos una vista panorámica de toda la isla se veían todas las playas. hemos pasado desgracias pero todo ha sido recompensado en este momento en que con alegría les puedo anunciar que el nuevo año comienza y lo hace de la mejor manera posible.

inteligente. creo que por eso no podría estar más agradecido. sin duda este año ha cambiado nuestras vidas. para hacer más intenso el momento una canción comenzó a sonar desde el fondo… (A Thousand Years— Christina Perry. eres la mujer más hermosa. mirar tu cara todos los días es una completa bendición además de todo esto agrégale que eres la madre más amorosa y entregada que jamás he conocido. hábil y más especial del mundo. feliz de la vida— respondí besando sus labios. Les digo que es un crimen no escuchar esta canción mientras leen. quiero que tu ultimo recuerdo de este año sea el mejor de todos 450 .� Bien. yo escribí todo esto con ella de fondo. Mira tú reloj— le hice caso— ya solo quedan dos minutos para que acabe el año. además de ser un nuevo comienzo para los dos quiero que todo lo que ha pasado. el las tomo y las besó. lo malo. algo que no podía describir � Bella. � Esta noche he querido que sea especial. � Edward— susurre presa de la emoción. � Qué bueno porque hay algo que necesito decirte— una sonrisa se extendió por su cara. sea olvidado y se lo lleve este viejo año. mis manos temblaban. sin duda he sido el hombre más feliz del mundo desde que te conocí. Marcaste mi vida con fuego y eso nadie jamás lo podrá cambiar. amore mio. � ¿Y esto?— miré al lado y todos nos estaban mirando. quedan dos minutos para que todo lo malo se vaya de nuestras vidas. Sacaste a nuestros hijos adelante convirtiéndolos en unos niños hermosos. de pronto como si nadie estuviera a nuestro alrededor sentí que me zambullía en una burbuja en la que solo estábamos él y yo. ¡háganlo! No se arrepentirán) . por lo que solo me queda una cosa por hacer. todos tenían la misma expresión— ¿qué pasa Edward?— la música me hizo sentir una emoción en el pecho. mi madre tenía lágrimas en sus ojos y mis hijos miraban con auténticas sonrisas.

el todo. alzando sus copas y preparando el confeti. ¿aceptas casarte conmigo? ¿Aceptas ser mi esposa por toda la eternidad? La canción que sonaba decía que habría muerto esperándolo. � Sí— susurre llevándome la mano a la boca. 3. de amor. Mis hijos estaban tomados de la mano y sosteniendo sus corazones para ellos esta era la prueba más grande de que sus papas estarían juntos por toda la vida. Esme y Mamá lloraban a mares. él se agacho en una rodilla y sacó una pequeña caja de terciopelo. te amare por siempre � ¡5. el que hacia mi mundo girar y ser así… siempre feliz. � Te amo Bella— Edward salto hacia mí y me beso con vehemencia. hombres en cambio tenían sonrisas de esperanza. � La noche en que desapareciste lo tenía todo listo pero la vida me lo impidió solo para darme un momento aún mejor rodeado de nuestra familia y amigos— mi cuerpo se paralizo ¿Era lo que estaba pensando?. dentro venían tres anillos. 8. 9. que no había que tener miedo que lo había amado por mil años y que lo amaría por mil más… así era con Edward. 2. 7…!— comenzaron a gritar todos. Emmett y Jasper eran los más emocionados. uno de compromiso y dos argollas. � Isabella Marie Swan… amore de la mía vitta. Rosalie. de familia. 1! ¡FELIZ AÑO NUEVO!— Un trueno nos sobresaltó y millones de papeles de colores volaron mientras todos se abrazaban deseándose un nuevo mejor año. en ese momento nadie más existía No hacía falta mirar al lado para saber las caras que tenían todos Alice. 451 .� Edward— volví a susurrar dejando lágrimas caer. el gemido se escapó igual— si acepto � ¡10. de futuro. como si nuevamente nuestra vida dependiera de ello � Te amo Edward. era el amor de mi vida. 4.

ambos nos separamos y los recibimos en nuestros brazos.El repicar de las campanas. a Jake. Mi vida como Scort me había ayudado a salir adelante. los seis nos abrazamos y dimos la bienvenida al nuevo año Habíamos pasado por tanto. a criar a mis hijos y a terminar mis estudios para ser Arquitecta pero ahora tenía una misión más importante. � ¡Feliz Año nuevo!— gritaron nuestros hijos. al amore de la mia vitta. a la Compañía. los cuatro o mejor dicho. No me arrepentía de nada. si tuviera que vivir todo de nuevo lo haría mil veces Conocer a Edward en Grecia Tener y criar sola a nuestros hijos Volvernos a encontrar Enamorarnos como la primera vez Odiarnos Sufrir Amarnos por siempre El empresario y su Dea Greca La Scort y su acompañante Edward e Isabella Ahora seriamos uno solo 452 . ahora tenía que ser feliz junto a mi familia. Una vez me había convertido en una mujer por necesidad. lo tendría a él. lo último que siempre tendría era lo mejor. una vez Lucia Biccalo era quien gobernaba mi vida y mi futuro pero ahora y con este panorama Lucia quedaba definitivamente atrás. aún recordaba a mis amigos en San Francisco. las bocinas y el tronar de los fuegos de artificio se juntaron en uno solo indicándonos que el año había cambiado. a las Scort.

Algo importante: Les pido que comenten el final. ¡GRACIAS A TODAS POR TODO EL AMOR ENTREGADO! Les aseguro que cada palabras. me he emocionado hasta las lágrimas escribiendo este final por lo que espero haya causado el mismo efecto en ustedes. Es una buena persona Bueno comienzo agradeciéndoles a todos. desde siempre Y con todo el amor Tiwii Cullen. de verdad muchísimas gracias por permanecer fieles a mi lado. juntos por siempre. Un beso y un gran abrazo para todas. cada frase la hice con mi corazón. 453 . espero se haya notado. TiwiiC.Juntos. es gratificante para cualquier escritor amateur cuando alguien se dedica a escribir una palabra. FIN ¿Qué pensaban? ¿Qué sería tan perra para dejar un final triste después de todo lo que me demoré en escribirlo? Jajajajajaja. no queridas. las que no me abandonaron. este capítulo se los dedico a ellas A las que sin importar cuanto tarde me esperaban de alguna manera. ¿te gusto? ¿no te gusto ¿no era lo que esperabas? Ojalá se den el tiempo de hacerlo.

Intereses relacionados