Está en la página 1de 3

"Como manejar correctamente las

Objeciones relacionadas con el Dinero"


"Descubre los elementos necesarios para solucionar estas objeciones
tan comunes en tus prospectos y poder garantizar el éxito en tu
presentación!"

Por Alejandro Figueroa – Co-Fundador MUNMI

Vamos a comenzar como siempre definiendo que es una objeción, y como


diferenciar una objeción de una condición determinante que realmente le impida
realizar el negocio al prospecto.

Una condición determinante es una verdadera razón que puede tener tu prospecto
para no asociarse. Frente a una condición determinante no podemos hacer nada.
Algunas condiciones determinantes serían por ejemplo que la persona no tenga
realmente dinero, que tenga algún problema de salud, que no tenga realmente
tiempo, o que directamente no esté interesado para nada en hacer tu negocio.

Una objeción en cambio, es una excusa para no asociarse que surge de un


prospecto que puede llegar a estar interesado en el negocio, pero que tiene temor,
dudas o desinformación. Las objeciones si se pueden manejar.

Algo importante de aclarar es que cuando un prospecto te realiza una objeción, no


siempre coincide con la información que en realidad está queriendo saber. Por
ejemplo si te dice "este negocio no es para mí" lo que en realidad está queriendo
saber es si va a perder su status haciendo este negocio o si va a ser capaz de
desarrollarlo con éxito.

Objeción #1: No tengo dinero!


Muchas personas afirman no tener dinero cuando en
realidad si lo tienen. Entonces la verdadera pregunta
que te están formulando es "¿Es realmente esta una
oportunidad para mí o solo voy a malgastar mi
dinero sin lograr resultados?."

Cuando te hagan este tipo de objeción piensa en tu


mente que en realidad la persona te está diciendo
"no quiero gastar mi dinero en esto". Entonces
pregúntale "¿Qué pasa si te muestro como podrás
recuperar tu inversión inicial en corto plazo y como
generar ganancias interesantes a mediano plazo?".
Otra cosa importante es aclararle a tu prospecto que no está gastando ese dinero,
está haciendo una inversión. Incluso puedes comparar la inversión que debe hacer
en tu negocio con otras inversiones mucho más costosas y riesgosas, como por
ejemplo una franquicia.

Objeción #2: ¿Cuánto has


ganado tú?
Cuando te hacen este tipo de objeción, en
realidad están preguntando "¿qué tan rápido
voy a recuperar mi inversión?". Esta objeción
deja muy nerviosos a los emprendedores
multinivel que recién están comenzando y que
no tienen ganancias significativas. No saben
que responder, el prospecto lo percibe y la
presentación puede llegar a arruinarse.

Otros emprendedores con menos escrúpulos, para salir del mal paso, mienten o
exageran sus ganancias. Esto es un grave error!

Si todavía no estás teniendo ganancias interesantes y te hacen este tipo de


pregunta u objeción lo que debes responder es: "No estoy recibiendo todavía
mucho dinero, porque recién estoy comenzando. Si tu lo deseas puedo presentarte
a personas de mi organización que si están generando ganancias importantes."

En cambio, si ya estás generando dinero con tu negocio, puedes responderle:


"Estoy ganando lo suficiente como para permanecer en el negocio y superar mis
ingresos tradicionales".

Aunque estés generando ganancias importantes no te recomendamos que des


cifras concretas.

Fórmula contra las objeciones


Muchos emprendedores multinivel toman las
objeciones de sus prospectos como si fuesen
agresiones y tratan de evitarlas. En realidad lo que
debemos hacer es aprender a escuchar las objeciones
de nuestros prospectos, ya que nos pueden brindar
información que nos será de utilidad para nuestra
presentación.

Entonces la fórmula infalible para manejar


efectivamente cualquier objeción es tan sencillo como
saber escuchar con atención lo que él tenga para
decirnos, y responderle con la información que esa
persona está solicitando.
En conclusión, cuando un prospecto tiene una condición determinante que no le
permite realizar el negocio en este momento, no debemos insistir ni tratar de
manejarla como si fuese una objeción. En cambio, cuando un prospecto está
interesado, pero plantea objeciones, es muy efectivo escucharlas y resolverlas en el
acto, ya que se tratan simplemente de dudas o desinformación de una persona que
si está interesada y si está en condiciones de desarrollar tu negocio.

PARA INSCRIBIRTE EN MUNMI:

Ver Video “Qué vas a Aprender en MUNMI?”

¿Aún no estás en MUNMI? ¿Conoce el Funcionamiento de MUNMI?

¿Ya eres Afiliado MUNMI? ¿Cómo acceder a tu Panel de Control?