Está en la página 1de 17

FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

OBSERVACIÓN NO PARTICIPANTE

MAPA DEL LUGAR: PARQUE LINEAL MUNICIPIO DE LA CEJA (fragmento)


FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

CONVENCIONES
FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

VECTORES DE MOVIMIENTO: NIÑOS


FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

VECTORES DE MOVIMIENTO: NIÑAS

VECTORES DE MOVIMIENTO: HOMBRES JÓVENES


FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

VECTORES DE MOVIMIENTO: MUJERES JÓVENES


FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

VECTORES DE MOVIMIENTO: ABUELOS


FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

VECTORES DE MOVIMIENTO: ABUELAS


FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES


FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

3 – LINEA DE TIEMPO: debido a que este parque es utilizado como un corredor peatonal, circulan transeúntes
constantemente por el lugar, debido a esto hemos obviado esta actividad en la descripción de la línea de tiempo

11: 03 - Llegada al lugar. Dos ancianos están sentados en una de las bancas.

11: 12 - Los ancianos se retiran.

11: 15 - 12: 05 pasan estudiantes constantemente: algunos para su casa y otros para sus respectivos colegios.

11: 18 - Pasa un señor con camisa desabotonada y gorra que carga una enorme caja en su hombro.

11: 23 - Una jovencita le pide a otra que la lleve a su casa en su bicicleta y se retiran del lugar.

11: 27 - Un niño que transita con su mamá, se sienta en una de las bancas, se amarra los cordones de sus zapatos
y continua su trayecto.

11: 41 - Una niña se sienta para revisar uno de sus libros, y luego se va.

11: 44 – Dos niños arriban al lugar, se acercan al arenero para jugar, uno hace montones de arenas y el otro se
limita a cogerla y tirársela al primero.

11: 46 – Por la insistencia del segundo niño en tirar arena, el primero decide retirarse de la zona, el otro lo sigue con
un puñado más y se alejan.

11: 50 - Una señora pasa hablando por celular, con botas y gafas negras.
FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

12: 05 - Un niño le pide a su madre que lo deje jugar en el arenero que hay en el lugar, ante la negativa de la madre,
continúan con su recorrido.

12: 07 – Una joven madre que viene con su hija se sienta en una de las bancas mientras la infante disfruta de un
cono.

12: 09 – Cuando la niña termina el helado, la madre y su hija se retiran

12: 22 – Una pareja se sienta en las bancas, comentan algo y se retiran.

12: 28 – Tres personas, un hombre y dos mujeres llegan a las bancas, se sientan a comentar una situación sobre un
encuentro fallido con otra joven ausente.

12: 35 - Dos niños se acercan a jugar en la rotonda de arena, juegan con ella y luego salen corriendo.

12: 40 - Dos señores llegan y se sientan en una de las bancas a almorzar.

12:45 – El trío que se encontraba en una de las bancas se retira después de un enérgico diálogo.

12:52 – Cuando acaban de almorzar, los sujetos anteriormente nombrados se ubican bajo un árbol en otra zona del
parque.

12:58 – Una madre arriba con su hijo al lugar, él se pone a jugar en la arena mientras ella lo observa, aunque no
fijamente, pues se distrae fácil con el paisaje del lugar..

01: 01 Partimos del lugar de observación.


FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

4- Es 5 de Marzo del año 2010, son las horas del medio día, las personas que se observan en el Parque Lineal del
municipio de La Ceja, en su mayoría, pasan de largo sin disfrutar el agradable ambiente que se respira allí. Solo
unos cuantos hacen una corta pausa en el lugar, aunque no permanecen mucho tiempo, como es el caso de un par
de ancianos –por ejemplo- que se sientan bajo la sombra de un gran árbol, cruzan un par de palabras, miran a su
alrededor pero no demoran mucho en reanudar su marcha, él lleva una gorra en su cabeza y un saco colgando en
uno de sus hombros mientras que ella viste una camisa verde y pantalón negro, lleva una pequeña cartera en sus
manos, algo parecido a una monedera. A juzgar por sus actitudes de tranquilidad se puede decir que pareciera no
tener un rumbo determinado, parece que sólo han salido a caminar un poco.

Dos niños estudiantes también hacen un corto pare en la rotonda de arena del Parque, construyen con ella un par
de pelotas, se ríen, ¡ah, que bola! se dicen el uno al otro, y luego de ensuciar sus manos las arrojan al piso y salen
corriendo. Un par de señores también aprovechan el lugar para tomar un receso necesario, son trabajadores de la
Plaza de Mercado que está ubicada luego de la calle que separa los dos lugares, ellos aprovechan las sillas en
madera y la sombras de los inmensos árboles para degustar de su almuerzo mientras comparten algunas palabras.

Las demás personas que transitan por el lugar, al igual que los dos pequeños, son en su mayoría estudiantes entre
niños y jóvenes que pasan con sus respectivos útiles y uniformes escolares que identifican los colegios a los que
pertenecen (Institución Educativa La Paz, Bernardo Uribe Londoño y Mons. Alfonso Uribe Jaramillo), pasan también
padres de familia que minutos después vuelven con sus pequeños hijos, pues a esta hora culminan o inician las
jornadas académicas en algunos de los centros educativos del Municipio.
FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

Claro que también transitan algunos señores y señoras que a juzgar por sus vestidos poco aparentes, exceptuando
a una señora relativamente joven que pasa con sus gafas oscuras, reloj brillante, celular de alta gama cerca a su
oído, botas negras a la rodilla y con un vestido elegante, se podría decir que las personas que transitan por este
lugar son de un estrato socioeconómico medio – bajo.

5- Los comportamientos de las personas que pasan por el lugar es muy tranquilo y natural. En los hombres se deja
entrever una actitud más descomplicada en su forma de caminar en comparación con las mujeres que lo hacen de
una forma más elegante, agraciada y delicada. Incluso en el mismo modo de vestir se puede observar cómo las
mujeres son más refinadas que los hombres quienes llevan la camisa por fuera o algo desabotonada como es el
caso de un señor que además la combina con una gorra, las mujeres, por el contrario cuidan más de su atuendo y
de los detalles de su vestimenta.

Algunos de los individuos llevan sacos en sus manos e incluso puestos (como algunos estudiantes por ejemplo) a
pesar que un sol radiante acompaña las horas del medio día. Como es de esperar, los escolares, además, llevan
bolsos a sus espaldas y uno que otro, alguna cartulina u otro material de clase.

Algunas señoras llevan llaves en sus manos, una bolsa negra o la tradicional cartera (en la que, como es de
esperarse, podemos imaginar que cargan su dinero, las llaves, el maquillaje y el celular). Los caballeros muy pocas
veces traen algún artículo y cuando lo hacen es algo que les permite el ocio como el caso de un joven que minutos
más tarde vuelve con una niña quien al parecer es su hija, él lleva audífonos y un reproductor de audio.
FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

6- Los comportamientos de cada uno de las personas que pasan es variado dependiendo si transitan solos o en
parejas, como lo hacen la mayoría, grupos no se observan muchos excepto alguno que otro trío que de vez en
cuando se observa transitar por el lugar, aunque son mínimos.

Los que pasan en parejas se muestran algo indiferentes al lugar y lo que pasa a su alrededor: los estudiantes
charlan de sus clases, de las actividades que tienen que entregar hoy, se miran los unos a los otros, dejan salir una
sonrisa de sus labios, mueven sus brazos mientras siguen dialogando a lo largo de su recorrido por el lugar sin
percatarse que nosotros les observamos atentamente. Las madres y padres de familia charlan con sus pequeños
hijos de las experiencias que vivieron hoy en sus escuelas, de la comida que les espera en casa u otra cosa,
mientras los infantes miran la rotonda de arena o los juegos cercanos.

Quienes transitan en parejas buscan cierto grado de intimidad, debido a que sus relaciones se evidencian siempre
con un alto nivel de confianza, caminan cerca, se miran constantemente, tienen contacto físico y están muy atentos
el uno del otro. Pasa lo contrario con las personas agrupadas quienes no buscan tanta tranquilidad en sus
relaciones sino que se muestran más activos en su paso por el lugar, se ríen, hablan fuerte y se sienten más
seguros de si mismos puesto que hay mas espontaneidad en sus actos debido al respaldo que le representan sus
compañeros.

Las personas que se observan solas si bien no pasan del todo indiferentes, también cada uno pareciera
concentrado en pensar en el lugar al cual se dirigen, en lo que escuchan con sus audífonos… o sabrán ellos en qué;
pasan muy serios y serias, en silencio, algunos meten la mano en sus bolsillos o nos miran mientras disimulamos
que ellos son el centro de nuestra atención.
FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

7- ACTIVIDADES NO PERMITIDAS.

- Ingerir alcohol.

- Consumir alucinógenos.

- Fumar

- Demostraciones excesivas de afecto.

- Arrojar basuras.

- Hacer fogatas para diversos propósitos.

- Orinar.

- Dañar los enseres y el entorno del parque.

ACTIVIDADES PERMITIDAS:

- Realizar actividades deportivas y llevar los implementos necesarios para realizarlas.

- Consumir alimentos.

- Actividades recreativas y de socialización.


FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

8- PALABRAS CARACTERÍSTICAS DEL LUGAR: parce – jartar – chorro – chinguita – Dios – faltona – cuento raro –
afán – barbaridad – bruto – borrachos – cagada – pensión.
FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

DIÁLOGOS
FERNANDO LÓPEZ

ERWIN ANDRÉS MORALES

LO QUE DICE EL LUGAR

También podría gustarte