Está en la página 1de 1

gen 1

26Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza
(hagamos es plural, cuantos como dios hay??); y seoree en los peces del mar, y en
las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en toda serpie
nte que se anda arrastrando sobre la tierra.

gen 2
8Y haba plantado el SEOR Dios un huerto en Edn al oriente, y puso all al hombre que
form. 9Haba tambin hecho producir el SEOR Dios de la tierra todo rbol deseable a la v
ista, y bueno para comer, y el rbol de vida en medio del huerto, y el rbol de la c
iencia del bien y del mal (dos arboles distintos, uno del conocimiento y otro de
la vida).
16Y mand el SEOR Dios al hombre, diciendo: De todo rbol del huerto comers; 17mas del
rbol de la ciencia del bien y del mal, no comers de l; porque el da que de l comiere
s, morirs (dice que el arbol de la ciencia es mortal).
ge 3
1Pero la serpiente era astuta, ms que todos los animales del campo que el SEOR Dio
s haba hecho; la cual dijo a la mujer: Conque Dios dijo: No comis de ningn rbol del h
uerto? 2Y la mujer respondi a la serpiente: Del fruto de los rboles del huerto com
emos; 3mas del fruto del rbol que est en medio del huerto dijo Dios: No comeris de l
, ni tocaris en l, para que no muris. 4Entonces la serpiente dijo a la mujer: No mo
riris. 5Mas sabe Dios, que el da que comiereis de l, sern abiertos vuestros ojos, y
seris como dioses, sabiendo el bien y el mal (la serpiente dice que el arbol de l
a ciencia da conciencia y ser como dios).
7Y fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonce
s cosieron hojas de higuera, y se hicieron cintas para ceir (la serpiente dijo la
verdad, dios mintio).
11Y le dijo: Quin te ense que estabas desnudo? Has comido del rbol de que yo te mand
o comieses? (dios da la razon a dichos de la serpiente, por que asume comieron d
el arbol y abrieron los ojos mientras habia dicho que moririan si apenas tocaban
el arbol de la ciencia)
22Y dijo el SEOR Dios: He aqu el hombre es como uno de nosotros sabiendo el bien y
el mal; ahora, pues, para que no meta su mano, y tome tambin del rbol de la vida,
y coma, y viva para siempre; 23y lo sac el SEOR del huerto de Edn, para que labras
e la tierra de que fue tomado. 24Ech, pues, fuera al hombre, y puso al oriente de
l huerto de Edn querubines, y una llama de cuchillo que andaba en derredor para g
uardar el camino del rbol de la vida (otra ves plural, cuantos dioses hay?; dios
da la razon a dichos de la serpiente, luego les quita el arbol de la vida para q
ue envejezca.).