Está en la página 1de 2

Invertir con el ojo puesto en la

diversificación
Se achican los márgenes de ganancia
Dólar con volatilidad acotada, inflación en moderado descenso y tasas congeladas. La
premisa de los inversores es apostar a varias opciones.
Preocupado por un rebote de la “inflación core”, el Banco Central mantuvo estables las
tasas de las Lebacs por segunda semana consecutiva. Cabe recordar que durante más de un
mes fue recortando entre 0,50% y 1% por semana las tasas, descendiendo de 38% hasta el
actual 30,5% para el tramo más corto. Las expectativas de inflación siguen siendo de fuerte
descenso para fin de año, pero a un ritmo más paulatino.
En la plaza cambiaria, la progresiva normalización de las operaciones fue acotando los
vaivenes de la divisa. Muchas provincias y empresas privadas salieron a colocar deuda en
el exterior (como parte de una demanda reprimida durante 4 años por el cepo cambiario), lo
que las transformó en los principales oferentes de divisa en el mercado, aunque liquidados
paulatinamente. Tampoco se observa un apetito de dolarización en el mercado financiero,
ya que la demanda es rápidamente satisfecha por mayor oferta. ¿El mercado de futuros?
Para fin de año se opera en niveles de $16,70, lo que implica un costo de cobertura del 27%
anual.
Todo eso lleva a los inversores a diversificar las apuestas, encontrando los principales
activos soberanos con rendimientos en niveles semejantes en el corto plazo. Tan solo los
bonos ajustables por CER, como el PR13 o el nuevo soberano BONCER con vencimiento
en el 2021, ofrecen un interesante rendimiento de corto plazo con cobertura inflacionaria.
Por el contrario, los instrumentos que pagan tasa Badlar no logran superar el 28% anual de
rendimiento nominal. Como alternativa los inversores pueden utilizar dos nuevos títulos de
la Provincia de Mendoza que emitió la gobernación para regularizar pagos con acreedores y
proveedores: PMG18 y PMN18. Este tipo de instrumentos inicialmente muestran una oferta
importante debido a que a los tenedores que querían efectivo se les pagó con títulos. El
PMN18 mostraba un interesante rendimiento de Badlar + 7%: representaría actualmente un
33% de tasa nominal anual. Se trata de un título que vence en noviembre 2018 y
amortizaciones parciales del 25%, con una duración promedio de 1 año.
Los más audaces siguen manteniendo la posibilidad de inversión en bonos largos tanto del
Tesoro Nacional como de la Provincia de Buenos Aires. El instrumento con más beneficio
por apreciación en caso de reducción del riesgo país es el PARY (como así también es el
más perjudicado en caso de un incremento del mismo).

lo cual es un aliciente para fondos del exterior que continúan incrementando sus posiciones en activos argentinos. con una duración similar a los soberanos Discount. a diferencia del DICA. . es emitido bajo legislación Nueva York.En la Provincia de Buenos Aires el instrumento más largo es el BPLD. El título provincial.