Está en la página 1de 167
PREVENCI N
PREVENCI N
PREVENCI N

PREVENCI N

PREVENCI N
PREVENCI N
PREVENCI N

GUIA

GUIA

GUIA GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS DE LOS
GUIA GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS DE LOS

PARA LA GESTION PREVENTIVA

PARA LA GESTION PREVENTIVA

DE LOS PUESTOS OCUPADOS

DE LOS PUESTOS OCUPADOS

POR PERSONAS CON

POR PERSONAS CON

DISCAPACIDAD SENSORIAL

DISCAPACIDAD SENSORIAL

PREVENCI N
PREVENCI
N
ÍNDICE 0 PRESENTACIÓN 5 1 INTRODUCCIÓN 7 2 METODOLOGÍA PARA LA EVALUACIÓN DE RIESGOS 13

ÍNDICE

0 PRESENTACIÓN

5

1 INTRODUCCIÓN

7

2 METODOLOGÍA PARA LA EVALUACIÓN DE RIESGOS

13

3 ACTUACIÓN PREVENTIVA

45

4 CASOS PRÁCTICOS

79

Anexos

I Productos de apoyo

105

II Marco normativo de referencia

133

III Glosario de términos

143

IV Organismos de interés

151

V Webs de interés

155

VI Bibliografía

161

VII Modelo autorización reconocimiento médico

163

PRESENTACIÓN L a Oficina de Prevención de Riesgos Laborales de Foment del Treball, res- pondiendo

PRESENTACIÓN

L a Oficina de Prevención de Riesgos Laborales de Foment del Treball, res-

pondiendo a su objetivo de facilitar herramientas preventivas que permitan ayudar

a las empresas a adaptar y ajustar los entornos laborales a los trabajadores disca- pacitados, editó en 2007 «¿Cómo evaluar puestos de trabajo ocupados por perso- nas discapacitadas físicamente?», teniendo en cuenta las interacciones existentes entre las discapacidades y las condiciones de trabajo.

Continuando con la perspectiva de conseguir integrar la prevención de riesgos la- borales «a todos» y «en todos» los niveles jerárquicos de la empresa, presentamos la «Guía para la gestión preventiva de puestos ocupados por personas con discapa- cidad sensorial» con el objeto de ofrecer una herramienta para la gestión preventiva cotidiana de las discapacidades sensoriales.

Esta publicación, además de incorporar las discapacidades sensoriales a la meto- dología de evaluación de riesgos laborales, ofrece una perspectiva más didáctica, incorporando pautas de actuación preventiva para la adaptación de estos puestos de trabajo.

A las empresas les toca jugar un papel esencial en la prevención de los riesgos la-

borales y en la integración laboral de personas con discapacidad. Integrar con éxito estos dos ámbitos, además de ser una obligación legal, también puede convertirse en un éxito empresarial y social. Merece la pena seguir creciendo en esta línea.

Joan Pujol Segarra Secretario General Foment del Treball Nacional

5
5
PREVENCI N
PREVENCI
N
1. INTRODUCCIÓN L a «GUÍA PARA LA GESTIÓN PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS

1. INTRODUCCIÓN

La «GUÍA PARA LA GESTIÓN PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL» se enmarca en el objetivo de seguir pro- fundizando en los diferentes tipos de discapacidad, que deben tenerse en cuenta en ma- teria de prevención de riesgos laborales, y proporcionar una herramienta de trabajo útil y práctica, siguiendo la línea de investigación iniciada en el 2007. 1

En esta publicación hemos incidido en un enfoque más pedagógico y accesible para la correcta aplicación de la metodología. La ampliación de un apartado sobre la «actuación preventiva», que surge de la aplicación de la metodología que presentamos, permite ofre- cer pautas concretas de utilización de la guía.

La metodología que presentamos va dirigida especialmente a aquellos supuestos en los que, ante un puesto de trabajo existente o de nueva creación, sea preciso incorporar a un trabajador con algún tipo de discapacidad o reincorporar a una persona que ya lo ocu- paba anteriormente y presente una discapacidad sensorial permanente preexistente o so- brevenida, que pueda requerir considerarlos como trabajadores especialmente sensibles a los riesgos existentes en el puesto de trabajo. Ante esta situación, será necesario reali- zar, revisar y/o actualizar la evaluación de riesgos laborales del puesto de trabajo afectado. La actualización nos permitirá ajustar la identificación y valoración de los riesgos a las nuevas condiciones de trabajo existentes. 2

Las directrices propuestas no deben ser utilizadas como instrumento de medición de la aptitud de las personas para ocupar un determinado puesto de trabajo, ni para reconocer y/o calificar el grado de discapacidad existente. Deben ser de uso exclusivo para aquellos casos en los que existan puestos de trabajo ocupados por personas con alguna discapa- cidad sensorial, quedando excluidas expresamente valoraciones asociadas a puestos que ocupen personas que presenten situaciones de Incapacidad Temporal (si bien el método también podría ser de utilidad para este colectivo). Tampoco deben ser valoradas las dis- capacidades físicas y/o psíquicas, así como la combinación de ambas con posibles dis- capacidades sensoriales.

1 En el año 2007, la Oficina de Prevención de Riesgos Laborales de FOMENT DEL TREBALL NACIONAL editó «¿CÓMO EVALUAR PUESTOS DE TRABAJO OCUPA- DOS POR PERSONAS DISCAPACITADAS FÍSICAMENTE? Una aproximación metodológica para evaluar los riesgos laborales»

2 La ayuda metodológica está estructurada de modo que ésta pueda adaptarse a la mayoría de metodologías de evaluación de riesgos laborales utilizadas en las PYMES, basadas en métodos binarios que combinan la probabilidad y la severidad para determinar la gravedad de los riesgos.

7
7

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

Respecto a la tipología y el tamaño de las organizaciones, los sectores de actividad y los puestos de trabajo en los que puede ser aplicada, hay que considerar que debido a las particularidades, la normativa específica o complejidad de las condiciones de trabajo y los riesgos asociados a las mismas, se precisará de análisis más exhaustivos y adaptados.

Y no debe considerarse como una herramienta a utilizar únicamente en «centros espe- ciales de empleo».

Se han añadido indicaciones sobre la actuación preventiva a desarrollar, que aporta un enfoque más amplio a la gestión preventiva en las organizaciones y que amplían la aproximación metodológica desarrollada en el 2007. La Guía plantea la actuación pre- ventiva a partir de cada tipo de discapacidad sensorial. No obstante, en los ejemplos se muestra la adecuación del puesto a la discapacidad desde la óptica en que los ries- gos se ven «agravados» por la misma. Hecho que no tiene por qué darse siempre en la realidad, ya que no siempre una discapacidad interactuará con un riesgo para agra- varlo.

La actividad preventiva de la empresa debe desarrollarse incidiendo en 4 grandes bloques de actuación:

1. Centros de Trabajo

2. Formación

3. Actuación en caso de Emergencia

4. Acciones sobre riesgos específicos del puesto de trabajo

No todas las discapacidades sensoriales tienen el mismo nivel de complejidad, por lo que en algunos casos la actuación preventiva requerirá de más medidas o de medidas de mayor complejidad e inversión que en otros. Algunas de estas acciones pueden ser de di- fícil implantación porque son de tipo estructural e inciden sobre infraestructuras ya exis- tentes. Sin embargo, muchas de estas medidas no entrañan una gran complejidad por lo que puede permitir a las empresas tener una guía para el diseño de nuevas infraestruc- turas, entroncando con la «prevención en diseño».

Las acciones ideadas para minimizar los riesgos de las personas con discapacidad sen- sorial permiten, adicionalmente, minimizar los riesgos para personas sin discapacidades, ya que son acciones encaminadas a evitar los incidentes o «pequeños accidentes» del día

a día (tropiezos con bordillos, enganches con salientes, golpes con superficies acristala- das que pasan desapercibidas, etc.)

8
8

1. INTRODUCCIÓN

DESTINATARIOS DE LA GUÍA La Guía que presentamos, es una herramienta útil no sólo para técnicos de prevención sino, sobre todo, para las empresas que contraten personas con discapacidad sensorial y quieran conocer cómo afecta a la adecuación de los puestos de trabajo y a la evaluación de riesgos laborales.

Los Anexos permiten acceder a la información y a los instrumentos para la puesta en prác- tica de las diferentes acciones (Productos de Apoyo, Normativa de Referencia, Organis- mos de interés, WEB’s de utilidad, etc.)

CUÁNDO USAR LA GUÍA La incorporación de un trabajador con discapacidad sensorial a un puesto de trabajo puede suponer, en la mayoría de los casos, —como ya hemos apuntado—, un incremento de la exposición a algunos de los riesgos laborales adscritos al puesto a ocupar. Esta Guía permite calcular este aumento de riesgo, tomar las decisiones oportunas y adoptar las me- didas preventivas más adecuadas. Se trata, por tanto, de una evaluación de riesgos ‘adap- tada’, que hay que aplicar basándose en la ya existente en el centro de trabajo.

La aplicación de la metodología que presentamos debe ser entendida como una variable más del proceso de evaluación de riesgos de un puesto de trabajo. Deberemos utilizar la guía en los siguientes casos:

Cuando se incorpore un trabajador con discapacidad sensorial a una empresa.

Cuando se cambie de puesto de trabajo a un trabajador con discapacidad sensorial.

Cuando se detecte la aparición de una discapacidad sensorial (sobrevenida por enfer- medad o accidente) en un trabajador que ya ocupaba un puesto de trabajo.

Por tanto, el punto de inicio podrá ser:

Cuando se contrate a un trabajador que aporte un certificado de minusvalía.

Cuando un trabajador que ya ocupa un puesto de trabajo en la empresa aporte un cer- tificado de minusvalía.

Cuando en un examen médico, el médico del trabajo detecte una discapacidad de tipo sensorial en un trabajador.

9
9

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

En este último caso, el médico del trabajo debe determinar la aptitud del trabajador para dicho puesto de trabajo. Dicha aptitud debe estar relacionada con:

Capacidad para desarrollar las tareas propias del puesto de trabajo

Posibles efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud del trabajador

Posibilidad de causar daños a terceros

El médico del trabajo deberá disponer tanto de los datos clínicos del trabajador (obteni- dos a través de informes de minusvalía y/o de la exploración clínica que debe practicar al trabajador) como de la evaluación de riesgos del puesto de trabajo a ocupar por dicho tra- bajador.

El médico del trabajo deberá indicar si el trabajador:

No es apto para su puesto de trabajo actual.

Es apto con restricciones (no podrá realizar determinadas tareas del puesto de trabajo).

Es apto condicionado a la puesta en marcha de determinadas medidas preventivas en su puesto de trabajo.

Es necesario que los profesionales sanitarios del servicio de prevención (médicos y en- fermeros del trabajo) participen en la evaluación de riesgos de los puestos de trabajo, que hayan de ser ocupados por trabajadores con discapacidad sensorial, debido al conoci- miento que poseen sobre las discapacidades y las limitaciones que éstas pueden suponer para el trabajador en el desempeño de las funciones del puesto de trabajo, así como el posible agravamiento de los riesgos existentes o la aparición de nuevos riesgos.

La valoración médica precisa de los datos de la evaluación de riesgos para determinar si es posible una adaptación de las condiciones de trabajo a la situación psicofísica del trabajador. Podría darse el caso de una determinación de «no aptitud» para el puesto de trabajo, hecho que impediría al trabajador desarrollar las tareas implícitas en dicho puesto y resulte innecesaria la evaluación de riesgos ‘especializada’ que propone esta guía.

10
10

1. INTRODUCCIÓN

1. INTRODUCCIÓN Secuencia de acciones CÓMO USAR LA GUÍA Para facilitar la utilización de esta Guía,

Secuencia de acciones

CÓMO USAR LA GUÍA Para facilitar la utilización de esta Guía, contamos con Marta, una persona con discapa- cidad sensorial que nos ayuda a ejemplificar cada etapa con su caso, guiándonos por cada una de las fases que debemos ejecutar.

Marta es un personaje ficticio, pero basado en una persona real, con la que hemos
Marta es un personaje ficticio, pero basado en una persona real, con la que hemos inter-
cambiado impresiones. Marta tiene una discapacidad visual provocada por la inexistencia de
iris, lo cual le provoca una disminución de la agudeza visual y una mayor sensibilidad a la
luz (aunque sin considerarse fotofobia). No obstante, conserva la suficiente visión para poder
moverse sin ayudas adicionales.
Marta está actualmente trabajando como recepcionista de una emisora de radio. Dentro
de sus funciones se encuentran las siguientes:
Atención telefónica
Uso de Pantallas de Visualización de Datos
Atención de visitas
Entrega de documentación a empleados
Entrega de premios a oyentes
11
PREVENCI N
PREVENCI
N
2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS L a metodología de evaluación de riesgos que

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

La metodología de evaluación de riesgos que proponemos permite no sólo identifi- car las condiciones de trabajo que suponen un nuevo riesgo o agravan el ya existente para un trabajador con discapacidad sensorial, sino que nos da una gradación de la gravedad y tolerabilidad de cada uno de esos riesgos. De esta manera, se cumple con la normativa vigente que exige esa gradación y, por otra parte, obtenemos un parámetro importante de cara a la priorización de las medidas necesarias para la adecuación del puesto.

Con carácter preliminar al desarrollo de las diferentes fases operacionales de la metodo- logía, resulta necesario recapacitar sobre algunos puntos que incidirán de manera signi- ficativa en el proceso de evaluación de riesgos laborales:

1. Las actividades consideradas en esta guía deben ser abordadas por un equipo multi- disciplinar de técnicos de las diferentes disciplinas preventivas para obtener una vi- sión integral en todo el proceso; desde la evaluación de riesgos hasta la actuación preventiva, sobre todo teniendo en cuenta las peculiaridades de la discapacidad sen- sorial.

2. Durante todo el proceso de evaluación de riesgos, deberá garantizarse el derecho de participación y consulta de los trabajadores, bien sea directamente y/o a través de los mecanismos de representación existentes. (Artículos 18 y 33 de la Ley 31/1995). En el caso de trabajadores con discapacidad es aún más importante seguir el lema:

«Nada para las personas con discapacidad sin las personas con discapacidad».

3. Toda la información relacionada con el diagnóstico médico de las personas objeto de estudio debe considerarse como estrictamente confidencial, con lo que ésta no puede trascender más allá de los servicios médicos y autoridades sanitarias competentes (Ar- tículos 22 y 37 de la Ley 31/1995). No obstante, podemos considerar una excepción cuando exista una autorización expresa por parte del trabajador a tal efecto. Dicha au- torización deberá quedar debidamente formalizada y documentada (ver Anexo VII).

4. Hemos de considerar que la metodología aquí expuesta se ha de aplicar a una Eva- luación de Riesgos ya existente mediante los factores de corrección que se van deter- minando en cada una de las fases.

5. Al abordar la interacción con las condiciones de trabajo, hemos detectado que en al- gunos casos resulta necesario una adecuación del puesto no tanto por un agrava- miento de los riesgos sino por hacer accesible el puesto al trabajador. Para no obviar este aspecto, hemos decidido aplicar la interacción de la discapacidad con la com- petencia.

13
13

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

Una vez establecidas estas premisas, podemos abordar el proceso de evaluación de pues- tos de trabajo a ocupar por personas con discapacidad sensorial. El proceso completo contempla diferentes fases que se indican a continuación:

contempla diferentes fases que se indican a continuación: FASE OBJETIVO FASE I: ¿A qué condiciones de

FASE

FASE

OBJETIVO

FASE I:

¿A qué condiciones de trabajo pueden afectar las discapacidades existentes?

CORRESPONDENCIA DISCAPACIDADES / CONDICIONES DE TRABAJO

Se determina la interacción entre las diferentes discapacidades sensoriales y las posibles condiciones de trabajo. No se hace una valoración de esta interacción, sino que sencillamente se identifican qué condiciones de trabajo están relacionadas con las discapacidades sensoriales existentes.

FASE II:

¿Cómo afecta la peligrosidad y la exposición de cada condición de trabajo a cada discapacidad?

En esta segunda fase, la metodología va más allá

y

se valora el nivel de interacción que existe entre

NIVEL

cada condición de trabajo y la discapacidad existente. Para cada uno de estos resultados valoraremos también la peligrosidad intrínseca de la condición de trabajo. De la combinación de ambos parámetros nos surge el denominado Nivel de Exigencia.

DE EXIGENCIA

FASE III:

¿Cómo incide la gravedad de la discapacidad?

COEFICIENTE

Hasta ahora se han tenido en cuenta las condiciones de trabajo, su peligrosidad intrínseca y el nivel de interacción con la discapacidad, pero no hemos tenido en cuenta la gravedad de la discapacidad. Es en esta fase donde vamos a calcular el denominado Coeficiente de Especial Sensibilidad (CES), teniendo en cuenta así

DE ESPECIAL

SENSIBILIDAD

la gravedad de la discapacidad. El CES es, el parámetro que aglutina todos los condicionantes de la discapacidad

y

las condiciones de trabajo a las que afecta, teniendo

en cuenta tanto la gravedad de la discapacidad como la peligrosidad intrínseca de las condiciones de trabajo.

teniendo en cuenta tanto la gravedad de la discapacidad como la peligrosidad intrínseca de las condiciones
14
14

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

FASE

FASE

OBJETIVO

FASE IV:

¿Cómo aplicamos el CES a los riesgos de las condiciones de trabajo?

CORRESPONDENCIA ENTRE RIESGOS Y CONDICIONES DE TRABAJO

En esta fase, se introducen en la valoración aquellos riesgos relacionados con las condiciones de trabajo que afectan al puesto objeto de estudio. Identificaremos si los riesgos ya existían sin tener en cuenta la existencia de una discapacidad o bien si se han generado nuevos riesgos al tenerla en cuenta. Una vez hemos identificado tanto los riesgos preexistentes como posibles riesgos nuevos, aplicaremos el Coeficiente de Especial Sensibilidad (CES).

FASE V:

Recuperamos la evaluación de riesgos ya existente

EVALUACIÓN

El puesto a ocupar por la persona con discapacidad sensorial debe o debería tener una evaluación de

DE RIESGOS

riesgos previa, de no ser así, habrá que realizarla siguiendo los métodos clásicos en los que se conjugan las variables de probabilidad

PREEXISTENTE

y

severidad.

FASE VI:

¿Cómo será la evaluación de riesgos teniendo en cuenta la discapacidad existente?

Es en este momento cuando debemos aplicar el Coeficiente de Especial Sensibilidad (CES) a la

EVALUACIÓN

evaluación de riesgos previa o existente, para ajustarla

DE RIESGOS

a

nuestro caso, es decir, «reevaluamos» el puesto

ADAPTADA

teniendo en cuenta la discapacidad de la persona que va a ocuparlo.

FASE VII:

Por último, se plasmarán los resultados en una Tabla Resumen donde se puede identificar todo el circuito de Evaluación.

TABLA

RESUMEN

plasmarán los resultados en una Tabla Resumen donde se puede identificar todo el circuito de Evaluación.
15
15

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

DISCAPACIDAD SENSORIAL PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL Flujograma del proceso desglosado en fases 2.1. FASE I:

Flujograma del proceso desglosado en fases

2.1. FASE I: CORRESPONDENCIA DISCAPACIDADES / CONDICIONES DE TRABAJO Presentamos a continuación la relación de discapacidades sensoriales y una clasificación de condiciones de trabajo. En base a ambas informaciones, será posible conocer con qué discapacidades interaccionan las diferentes condiciones de trabajo en nuestro caso con- creto de estudio, siendo éste el punto de partida de nuestra actuación.

16
16

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

2.1.1. Relación de discapacidades sensoriales La Ley 13/1982, de Integración Social de Minusválidos (LISMI) establece que se enten- derá por discapacitado a toda persona cuyas posibilidades de integración educativa, labo- ral o social se hallen disminuidos como consecuencia de una deficiencia, previsiblemente permanente, de carácter congénito o no, en sus capacidades físicas, psíquicas o senso- riales. Este concepto inicial ha venido siendo objeto de revisión como consecuencia de la publicación de distintas normas, la mayoría de las cuales han acudido a la objetivación de estas situaciones mediante el establecimiento de un determinado porcentaje de dis- minución sobre la capacidad normal. Así, por ejemplo, el artículo 1 de la Ley 51/2003, de Igualdad de Oportunidades, No Discriminación y Accesibilidad Universal de las per- sonas con discapacidad (LIONDAU) determina que tendrán la consideración de personas con discapacidad aquellas a quienes se les haya reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

El reconocimiento médico al que alude la Ley de Prevención de Riesgos Laborales debe ser entendido en sentido genérico, es decir, con independencia del grado o porcentaje, puesto que lo relevante en materia preventiva es la situación que pueda derivarse de esa peculiaridad en interacción con los riesgos del puesto de trabajo a ocupar y no la condi- ción que pueda otorgar respecto del reconocimiento de determinados derechos a los tra- bajadores. Así pues, habrá que concluir que el reconocimiento de una discapacidad por el procedimiento legalmente establecido, con independencia del grado de que se trate y siempre que resulte relevante respecto del deber de prevención, deberá ser tenido en cuenta en los términos previstos en el artículo 25 de la Ley 31/1995.

La naturaleza y el alcance de la discapacidad del trabajador puede acotarse mediante el certificado médico oficialmente establecido o mediante el diagnóstico que surja del de- sarrollo de las actividades de Vigilancia de la Salud consideradas necesarias. En todo caso, se considera preciso seguir los criterios establecidos en el Real Decreto 1971/1999 3 (Ca- pítulo 1), para garantizar con ello la utilización de criterios validados y soportados legal- mente.

Las discapacidades sensoriales que debemos considerar, se clasifican a continuación segun los sistemas afectados, de acuerdo con los criterios establecidos en el siguiente cuadro.

3 Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía

17
17

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

DISCAPACIDAD SENSORIAL PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL SISTEMA DESCRIPCIÓN CÓDIGO RESTRICCIONES

SISTEMA

SISTEMA

DESCRIPCIÓN

DESCRIPCIÓN

CÓDIGO

CÓDIGO

RESTRICCIONES

Sistema visual

Disminución de la

AV

 

función visual. Viene

determinado

principalmente

por la agudeza visual

y

el campo visual.

Disminución de la agudeza visual

Disminución de la habilidad para

AV1

– Limitación para trabajos de riesgo y conducción de vehículos.

discriminar

claramente detalles

finos en objetos

– Dificultad para realizar

o

símbolos a una

trabajos con visión binocular cuando hay una gran diferencia de agudeza visual entre un ojo y el otro.

distancia

determinada.

Restricción del

Restricción en el espacio en el que están situados todos los objetos que pueden ser percibidos por el ojo estando éste fijo en un punto delante de él.

AV2

– Lentitud en la

campo visual

manipulación de objetos.

– Falta de precisión.

Diplopia

Inexistencia de paralelismo en los ejes visuales.

AV3

– Fatigabilidad ocular.

– Visión doble.

– Limitación para el seguimiento de objetos en movimiento.

Alteración de la visión de colores

No distinción correcta de colores.

AV4

– Limitación para discriminar entre señales luminosas.

  – Confusión en la manipulación de objetos o sustancias no etiquetadas.
 
  – Confusión en la manipulación de objetos o sustancias no etiquetadas.
  – Confusión en la manipulación de objetos o sustancias no etiquetadas.

– Confusión en la manipulación de objetos o sustancias no etiquetadas.

18
18

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

SISTEMA

SISTEMA

DESCRIPCIÓN

DESCRIPCIÓN

CÓDIGO

CÓDIGO

RESTRICCIONES

Alteración de la visión nocturna

Alteración de la visión en ausencia de luz natural.

AV5

– Limitación de la

conducción nocturna. Fatigabilidad ocular

   

y

falta de precisión.

Alteración de la visión diurna

Fobia a la luz.

AV6

– Limitación a trabajos en determinadas condiciones de iluminación.

Sistema Auditivo o ORL (oído, garganta y estructuras relacionadas)

Discapacidades del sistema formado por:

ORL

 

oído, garganta y

estructuras

 

relacionadas

provocadas por

pérdida de audición

o

alteraciones del

equilibrio.

Pérdida de audición

Pérdida de audición de uno o ambos oídos en diferentes grados.

ORL1

– Limitación en la discriminación de órdenes orales.

– Limitación de la

comunicación en función del grado de pérdida auditiva.

– Limitación ante la exposición a

determinadas

frecuencias

sonoras.

Alteraciones del

Presencia de

ORL2

– Limitación para

equilibrio

sensación vertiginosa que puede aparecer en crisis más o menos frecuentes

trabajar en situaciones de movimiento o con objetos no estáticos.

– Limitación para

y

pueden interferir

trabajos de riesgo

en la actividad de la vida diaria.

en la actividad de la vida diaria.
en la actividad de la vida diaria.

y

todo tipo de

trabajos en altura.

trabajos en altura.

19
19

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

SISTEMA

SISTEMA

DESCRIPCIÓN

DESCRIPCIÓN

CÓDIGO

CÓDIGO

RESTRICCIONES

Sistema Fonador o Lenguaje hablado

Discapacidades relacionadas con el habla

LE

 

Trastornos del desarrollo del lenguaje

 

LE1

 

Dislalia

Presencia de una alteración de un fonema o grupo de fonemas aislados.

LE1.1

– Limitación en situaciones donde la comunicación oral ha de ser estricta.

– Mayor dificultad en ausencia de comunicación visual (telefonía).

Disfasia

Dificultad para la descodificación del mensaje verbal que suele acompañarse de un déficit equivalente en la expresión.

LE1.2

– Limitación para toda actividad que necesite recibir o efectuar cambios frecuentes en las instrucciones.

Trastornos del lenguaje establecido

 

LE2

 

Afasia

Trastorno del lenguaje como forma de la función simbólica, que puede afectar tanto a la expresión como a la comprensión verbal o gráfica (lecto-escritura)

LE2.1

– Limitación para toda actividad que necesite recibir o efectuar cambios frecuentes en las instrucciones.

Trastornos que afectan al habla o a la voz

 

LE3

 

Disfonía

Se habla de disfonía cuando únicamente se encuentran alteradas las características acústicas de la voz:

LE3.1

– Limitación en espacios ruidosos.

 

– Hay que reducir al máximo la necesidad de expresión oral de estas personas.

 
  intensidad, tono o timbre. – Limitación para comunicar situaciones de riesgo grave o inminente.

intensidad, tono o timbre.

intensidad, tono o timbre.
  intensidad, tono o timbre. – Limitación para comunicar situaciones de riesgo grave o inminente.

– Limitación para comunicar situaciones de riesgo grave o inminente.

20
20

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

SISTEMA

SISTEMA

DESCRIPCIÓN

DESCRIPCIÓN

CÓDIGO

CÓDIGO

RESTRICCIONES

Disfemia /

Trastorno en que

LE3.2

– Limitación para atención al público.

tartamudez

coexisten tres aspectos junto a la falta de fluidez:

tensión muscular excesiva y ritmo respiratorio inadecuado, ansiedad ante ciertas situaciones de comunicación social y expectativa negativa del sujeto ante su capacidad de adicción.

– Limitación para situaciones estresantes o que requieran inmediatez en la comunicación.

Disartria

Alteraciones del habla debidas a trastornos del control neuromuscular de los mecanismos de expresión del lenguaje.

LE3.3

– Limitación para toda actividad que necesite recibir o efectuar cambios frecuentes en las instrucciones.

– Limitación de atención al público.

Disglosia

■ Disglosia

Alteraciones del habla o en su caso del lenguaje, secundarias a alteraciones morfológicas de órganos articulatorios, (labio leporino, fisura palatina, etc.)

secundarias a alteraciones morfológicas de órganos articulatorios, (labio leporino, fisura palatina, etc.)

LE3.4

LE3.4

– Poco limitante. La persona afectada puede utilizar recursos para sustituir el déficit de pronunciación de determinadas palabras.

21
21

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

Tiene una discapacidad que le provoca una disminución de agudeza visual: AV1. Esto le implica
Tiene una discapacidad que le provoca una disminución de agudeza visual: AV1.
Esto le implica una disminución de la habilidad para discriminar claramente detalles finos
en objetos o símbolos a una distancia determinada, hecho que supone una limitación para
trabajos de riesgo y conducción de vehículos. También puede suponer una dificultad para
realizar trabajos con visión binocular cuando hay una gran diferencia de agudeza visual
entre un ojo y el otro.

2.1.2. Identificación y clasificación de las condiciones de trabajo A título orientativo, se ha elaborado una clasificación de las condiciones de trabajo agru- padas por familias que podrá ser adaptada por el técnico de prevención en función de las necesidades de cada organización, puesto de trabajo y/o caso concreto a analizar:

puesto de trabajo y/o caso concreto a analizar: CONDICIONES DE TRABAJO (CT) CÓDIGO Condiciones de

CONDICIONES DE TRABAJO (CT)

CONDICIONES DE TRABAJO (CT)

CÓDIGO

Condiciones de Seguridad

CS

Lugares de Trabajo

CS1

Espacios de Trabajo

CS1.1

Suelos, aberturas, desniveles y barandillas

CS1.2

Tabiques, ventanas

CS1.3

Vías de circulación

CS1.4

Puertas y portones

CS1.5

Rampas, escaleras fijas y de servicio

CS1.6

Escalas de servicio y escaleras de mano

CS1.7

Vías y salidas de evacuación

CS1.8

Servicios higiénicos y locales de descanso

CS1.9

Material y locales de primeros auxilios

CS1.10

Condiciones de protección contra incendios

CS1.11

Señalización

CS1.12

Equipos de trabajo

CS2

Herramientas

CS2.1

Máquinas herramientas

CS2.2

Equipos de elevación y transporte

CS2.3

Máquinas

CS2.4

Instalaciones varias

CS2.5

Otros

• Otros

CS2.6

22
22

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

CONDICIONES DE TRABAJO (CT)

CONDICIONES DE TRABAJO (CT)

CÓDIGO

Materiales y productos varios

CS3

Instalación eléctrica

CS4

Aparatos a presión

CS5

Sustancias químicas

CS6

Condiciones Higiénicas

CH

Contaminantes químicos

CH1

Contaminantes biológicos

CH2

Clase I

CH2.1

Clase II

CH2.2

Clase III

CH2.3

Clase IV

CH2.4

Contaminantes físicos

CH3

Condiciones termohigrométricas

CH3.1

Iluminación

CH3.2

Vibraciones

CH3.3

Ruido

CH3.4

Radiaciones Ionizantes

CH3.5

Radiaciones no ionizantes

CH3.6

Campos magnéticos y electromagnéticos

CH3.7

Condiciones ergonómicas

CE

Requisitos antropométricos

CE1

Requisitos posturales estáticos

CE2

Requisitos dinámicos

CE3

Condiciones Organizativas y Psicosociales

COP

Requisitos mentales

COP1

Nocturnidad

COP2

Competencias

COP3

Ritmo de trabajo

COP4

Aislamiento físico

COP5

Trabajo en equipo

COP6

Trabajo en solitario

COP7

Trabajo con externos

COP8

Desplazamiento

COP9

Turnicidad

COP10

 
 
23
23

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

2.1.3. Elaboración tabla correspondencia discapacidades / condiciones de trabajo Una vez establecida la relación de discapacidades sensoriales así como las condiciones de trabajo a tener en cuenta, podrán determinarse qué condiciones de trabajo interactúan con cada discapacidad.

Hay que tener en cuenta que en esta segunda fase aún no podremos cuantificar esta inter- acción, sólo podremos identificarla. No obstante, este paso es clave para el proceso pos- terior, ya que marca las pautas para la futura adaptación de la Evaluación de Riesgos.

Esta interacción se refleja mediante la Tabla de Correspondencia que se muestra a con- tinuación:

DISCAPACIDADES

DIS 1 DIS N CT 1 CT N CONDICIONES DE TRABAJO
DIS 1
DIS N
CT 1
CT N
CONDICIONES DE TRABAJO

TABLA 1: Correspondencia Discapacidades - Condiciones de trabajo

Para cada uno de los ejes de entrada de la tabla se utilizarán las discapacidades y las condiciones de trabajo identificadas y codificadas de acuerdo con lo establecido en los apartados 2.1.1. y 2.1.2., estructurando dichas entradas hasta un máximo de 2 niveles para la discapacidad. (Ej.: Sistema Visual /Agudeza Visual) y 3 niveles para la condición de trabajo (Ej.: Condiciones Higiénicas/ Contaminantes físicos/Iluminación). Partiendo de las discapacidades identificadas, se procederá a asociar aquellas condiciones de trabajo que se consideren afectadas.

En la matriz de resultados se señalarán (con una «X» o similar) las casillas en las que se identifiquen posibles interacciones.

Se completarán tantas tablas como sistemas afectados existan (Visual, Auditivo,…).

24
24

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

En su caso, identificamos tres claras interacciones de la discapacidad AV1: CH3.2: Iluminación, dada su
En su caso, identificamos tres claras interacciones de la discapacidad AV1:
CH3.2: Iluminación, dada su especial sensibilidad.
CE2: Requisitos posturales estáticos por uso de PVD, dado que requiere distancias espe-
ciales tanto a los documentos como a la pantalla y debe además tener la visión centrada.
COP3: Competencias, dado que requiere adaptaciones del software y otras ayudas técni-
cas que le permitan el mismo nivel funcional que a una persona sin discapacidad.
DISCAPACIDAD SENSORIAL - PÉRDIDA DE AGUDEZA VISUAL
AV1
CH3.2
X
CE2
X
COP3
X
AV1
CH3.2
CE2
COP3
Sistema Visual: Agudeza Visual
Condiciones de Higiene Industrial Contaminantes Físicos/Iluminación
Condiciones Ergonómicas/Requisitos Postulares Estáticos
Condiciones organizativas y psicosociales/Competencias
No se han considerado condiciones de trabajo relacionadas con los Lugares de Trabajo dado
que Marta tiene una agudeza visual suficiente para no requerir medidas correctoras adicio-
nales de esos factores de riesgo.
25
CONDICIONES DE TRABAJO

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

2.2. FASE II: NIVEL DE EXIGENCIA

El Nivel de Exigencia combina dos conceptos relacionados con las condiciones de trabajo:

la peligrosidad que conlleva cada condición de trabajo y el grado de exposición del sis- tema afectado a la misma.

La combinación de estos dos parámetros permite graduar la interacción entre la condi- ción de trabajo y la discapacidad. Esta fase representa una cuantificación de esta inter- acción que en la fase anterior era meramente cualitativa.

2.2.1. Valoración de la peligrosidad La peligrosidad se define como la propiedad intrínseca de una determinada condición de tra- bajo e implica una mayor o menor capacidad para producir daños a la salud, los bienes o el medio ambiente. La obtendremos por la combinación entre criterios asociados a su natura- leza, estructura, estado, posición, etc., con la severidad de las consecuencias previsibles.

etc., con la severidad de las consecuencias previsibles. Clasificaremos la peligrosidad en los siguientes niveles:

Clasificaremos la peligrosidad en los siguientes niveles:

MUY BAJA Incapacidad o capacidad muy reducida para producir daños, y/o severidad previsible de los

MUY BAJA

Incapacidad o capacidad muy reducida para producir daños, y/o severidad previsible de los daños inexistente o muy leve.

BAJA

Capacidad reducida para producir daños, y/o severidad previsible de los daños leve.

MODERADA

Capacidad limitada para producir daños, y/o severidad previsible de los daños moderada.

ALTA

Capacidad importante para producir daños, y/o severidad previsible de los daños grave.

MUY ALTA

Capacidad muy importante para producir daños, y/o severidad previsible de los daños muy grave o mortal.

MUY ALTA Capacidad muy importante para producir daños, y/o severidad previsible de los daños muy grave
26
26

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

Las condiciones de trabajo que interaccionan con su discapacidad son: – La iluminación (CH3.2), cuya
Las condiciones de trabajo que interaccionan con su discapacidad son:
– La iluminación (CH3.2), cuya peligrosidad puede considerarse como MODERADA
– Los requisitos posturales estáticos(CE2), cuya peligrosidad puede considerarse BAJA
– Las competencias(COP3), cuya peligrosidad puede considerarse MODERADA

2.2.2. Valoración de nivel de interacción El nivel de interacción se define como la intensidad relacional existente entre cada con- dición de trabajo y el sistema de la persona afectado. Sostiene éste mediante la combi- nación de factores como el nivel de exposición a la condición del puesto trabajo y la tipología e importancia de las tareas y/o actividades del puesto.

Clasificaremos el nivel de interacción en los siguientes niveles:

el nivel de interacción en los siguientes niveles:   MUY BAJO Exposición esporádica: Irregular y/o
 
 

MUY BAJO

Exposición esporádica: Irregular y/o puntualmente, y/o tareas y/o actividades de afectación e importancia inexistente o muy limitada.

Exposición ocasional: Alguna vez en su jornada laboral, aunque

BAJO

sea con tiempos cortos, y/o tareas y/o actividades de afectación

e

importancia limitada.

MEDIO

Exposición frecuente: Varias veces en su jornada laboral, aunque sea con tiempos cortos, y/o tareas y/o actividades de afectación

e

importancia media.

ALTO

Exposición continuada: Varias veces en su jornada laboral con tiempo prolongado, y/o tareas y/o actividades de afectación

e

importancia elevada.

MUY ALTO

Exposición permanente: Durante toda su jornada laboral, y/o tareas y/o actividades de afectación e importancia muy elevada.

permanente: Durante toda su jornada laboral, y/o tareas y/o actividades de afectación e importancia muy elevada.
27
27

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

Siguiendo estos criterios, concluimos que:

Los NIVELES DE INTERACCIÓN de su discapacidad son: – Con la iluminación (CH3.2): MUY ALTO,
Los NIVELES DE INTERACCIÓN de su discapacidad son:
– Con la iluminación (CH3.2): MUY ALTO, ya que se trata de una exposición permanente,
que interactúa constantemente con su discapacidad, durante toda su jornada laboral y
que afecta a todas sus tareas.
– Con los requisitos posturales estáticos (CE2): MUY ALTO, dado que la disminución de la
agudeza visual implica variar las distancias de lectura, tanto a los documentos en soporte
papel como a la información visualizada en pantallas: PVD, displays de teléfono, fax, etc.
– Con las competencias (COP3): MUY ALTO, ya que el uso de los diferentes programas in-
formáticos, así como cualquier otra fuente de información, requerirá de una adaptación
a las especiales características de Marta: magnificación de los caracteres, alarmas so-
noras, lupa de mesa, software de traducción texto-voz, etc.

2.2.3. Elaboración tabla de nivel de exigencia Calculados los parámetros anteriores (el nivel de interacción y la valoración de la peligro- sidad), podemos establecer el nivel de exigencia de la condición de trabajo para la per- sona en concreto para la que estamos reevaluando el puesto, teniendo en cuenta su tipo de discapacidad sensorial.

Utilizaremos la peligrosidad y el nivel de interacción para cada una de las combinacio- nes, conseguidas de la Tabla Nº 1 y procederemos a la determinación del nivel de exi- gencia de acuerdo con los criterios establecidos en la siguiente tabla (Tabla Nº 2).

PELIGROSIDAD INTRÍNSECA DE LA CONDICIÓN

MUY ALTA ALTA MODERADA BAJA MUY BAJA MUY ALTO MUY ALTO MUY ALTO MUY ALTO
MUY ALTA
ALTA
MODERADA
BAJA
MUY BAJA
MUY ALTO
MUY ALTO
MUY ALTO
MUY ALTO
MUY ALTO
MUY ALTO
ALTO
MUY ALTO
MUY ALTO
ALTO
ALTO
ALTO
MEDIO
MUY ALTO
ALTO
MODERADO
MODERADO
MODERADO
BAJO
ALTO
ALTO
MODERADO
BAJO
BAJO
MUY BAJO
ALTO
MODERADO
BAJO
MUY BAJO
MUY BAJO
NIVEL DE INTERACCIÓN

TABLA 2: Cálculo nivel de exigencia de la condición de trabajo

28
28

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

Los NIVELES de EXIGENCIA en su caso son: – Para la iluminación (CH3.2): MUY ALTO,
Los NIVELES de EXIGENCIA en su caso son:
– Para la iluminación (CH3.2): MUY ALTO, ya que de la combinación de una peligrosidad
intrínseca valorada como Muy alta, en combinación con un nivel de interacción que
hemos determinado anteriormente como Muy Alto para la condición de trabajo que nos
ocupa: Iluminación, el resultado es MUY ALTO
– Para los requisitos posturales estáticos (C2): MUY ALTO
– Para las competencias (COP3), MUY ALTO

2.3. FASE III: COEFICIENTE DE ESPECIAL SENSIBILIDAD Obtenido el nivel de exigencia, valoraremos la gravedad de la discapacidad para obtener un parámetro que aglutinará todas las variables a tener en cuenta y que denominaremos coeficiente de especial sensibilidad (CES). Hasta ahora se han tenido en cuenta las con- diciones de trabajo, su peligrosidad intrínseca y el nivel de interacción con la discapaci- dad, pero no la gravedad de la discapacidad. En esta fase calcularemos el CES, teniendo en cuenta así la gravedad de la discapacidad.

El CES es el indicador que aglutina todos los condicionantes de la discapacidad y las con- diciones de trabajo a las que afecta, teniendo en cuenta tanto la gravedad de la discapa- cidad como la peligrosidad intrínseca de las condiciones de trabajo.

2.3.1. Valoración de la gravedad Se indican a continuación los grados de calificación de las discapacidades a utilizar, de acuerdo con el nivel de afectación a la capacidad para realizar las tareas básicas, com- plementarias y críticas del puesto de trabajo.

29
29

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

DISCAPACIDAD SENSORIAL PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL GRADO 1: Los síntomas, signos o las secuelas que existen
GRADO 1: Los síntomas, signos o las secuelas que existen no suponen para el sujeto

GRADO 1:

Los síntomas, signos o las secuelas que existen no suponen para el sujeto que las padece ningún impedimento para realizar las tareas básicas, complementarias y críticas del puesto. (0%)

DISCAPACIDAD

NULA

GRADO 2:

Los síntomas, signos y las secuelas limitan parcialmente el desarrollo normal de las tareas críticas del puesto, pero no impiden la realización de las básicas

DISCAPACIDAD

LEVE

y

complementarias. (1%-24%)

GRADO 3:

Los síntomas, signos y secuelas suponen una limitación importante para el sujeto a la hora de desarrollar las tareas críticas del puesto, pero puede realizar parcialmente las tareas básicas y complementarias. (25%-49%)

DISCAPACIDAD

MODERADA

GRADO 4:

Los síntomas, signos y las secuelas suponen un impedimento muy importante a la hora de llevar a cabo las tareas críticas, llegando incluso a imposibilitar la realización de las tareas básicas y complementarias del puesto. (50%-70%)

DISCAPACIDAD

GRAVE

GRADO 5:

Los síntomas, signos y las secuelas imposibilitan al sujeto para la realización de las tareas básicas, complementarias

DISCAPACIDAD

MUY GRAVE

y

críticas del puesto. (70%-100%)

 
 

La identificación, valoración y calificación de las discapacidades sensoriales existentes, deberá ser realizada por personal médico con competencia técnica, formación y capaci- dad acreditada y deberán enmarcarse dentro las actuaciones e informaciones considera- das de carácter confidencial de la vigilancia de la salud.

30
30

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

La valoración en su caso puede considerarse de grado 2: – LEVE, en tanto que
La valoración en su caso puede considerarse de grado 2:
– LEVE, en tanto que sus síntomas, signos y secuelas la limitan parcialmente en el des-
arrollo normal de las tareas críticas del puesto, pero no impiden la realización de las bá-
sicas y complementarias. (1%-24%)

2.3.2. Cálculo del coeficiente de especial sensibilidad El coeficiente de especial sensibilidad es un parámetro de referencia que nos permitirá posteriormente ajustar la valoración de los riesgos del puesto a las condiciones de especial sensibilidad asociadas a la persona afectada. Consideramos que la especial sensibilidad vendrá determinada por el nivel de exigencia de las condiciones de trabajo y la tipología y gravedad de las discapacidades.

El cálculo del CES se realizará para cada una de las combinaciones obtenidas en la Tabla Nº 1, de acuerdo con los criterios establecidos en la Tabla Nº 3, mediante la combinación del nivel de exigencia asociado a cada una de las condiciones de trabajo (obtenido en la Tabla Nº 2) y la gravedad de la discapacidad física del trabajador.

GRAVEDAD DE LA DISCAPACIDAD

MUY GRAVE GRAVE MODERADA LEVE MUY LEVE MUY ALTO MUY ALTO MUY ALTO MUY ALTO
MUY GRAVE
GRAVE
MODERADA
LEVE
MUY LEVE
MUY ALTO
MUY ALTO
MUY ALTO
MUY ALTO
MUY ALTO
MUY ALTO
ALTO
MUY ALTO
MUY ALTO
ALTO
ALTO
ALTO
MEDIO
MUY ALTO
ALTO
MODERADO
MODERADO
MODERADO
BAJO
ALTO
ALTO
MODERADO
BAJO
BAJO
MUY BAJO
ALTO
MODERADO
BAJO
MUY BAJO
MUY BAJO
NIVEL DE EXIGENCIA
CONDICIÓN DE TRABAJO
MUY BAJO MUY BAJO NIVEL DE EXIGENCIA CONDICIÓN DE TRABAJO TABLA 3: Cálculo coeficiente de especial

TABLA 3: Cálculo coeficiente de especial sensibilidad

31
31

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

En su caso debemos calcular tres CES ligados a los dos Niveles de Exigencia disponibles:
En su caso debemos calcular tres CES ligados a los dos Niveles de Exigencia disponibles:
– CES1 (ligado a la iluminación [CH3.2]): MUY ALTO
Será la combinación de Nivel de Exigencia (Muy Alto) y Gravedad (Leve)
– CES2 (ligado a los requisitos posturales estáticos [CE2]) nos dará la misma combina-
ción: MUY ALTO.
– CES3 (ligado a las competencias [COP3]) también será MUY ALTO.

2.4. FASE IV: CORRESPONDENCIA DE LOS RIESGOS MODIFICADOS Y/O

GENERADOS EN EL PUESTO DE TRABAJO Debemos valorar, en este momento si los riesgos identificados —asociados al puesto de trabajo objeto de estudio—, ya existían sin tener en cuenta la existencia de una discapa- cidad, o bien si se han generado nuevos riesgos al tenerla en cuenta, introduciendo en nuestra valoración, aquellos riesgos relacionados con las condiciones de trabajo que afec- tan al puesto objeto de estudio. Identificados tanto los riesgos preexistentes como posi- bles riesgos nuevos, aplicaremos el coeficiente de especial sensibilidad (CES).

Para poder determinar esta correspondencia, previamente habremos identificado los ries- gos que afectan a cada condición de trabajo y que deberán estar ya identificados en la evaluación de riesgos preexistente o que, en caso contrario, deberemos realizar. Los ries- gos a considerar son los siguientes:

32
32
2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS RIESGOS (R) CÓDIGO Riesgos de accidente R Caída

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

RIESGOS (R)

RIESGOS (R)

CÓDIGO

Riesgos de accidente

R

Caída de personas a distinto nivel Caída de personas al mismo nivel Caída de objetos por desplome o derrumbamiento Caída de objetos en manipulación Caída de objetos desprendidos Pisadas sobre objetos Choques contra objetos inmóviles Choques contra objetos móviles Golpes o cortes por objetos o herramientas Atrapamiento por vuelco de máquinas o vehículos Sobreesfuerzos Exposición a temperaturas ambientales extremas Contactos térmicos Contactos eléctricos directos Contactos eléctricos indirectos Exposición a sustancias nocivas o tóxicas Contacto con sustancias cáusticas y/o corrosivas Exposición a radicaciones Explosiones Incendios Accidentes causados por seres vivos Atropellos o golpes con vehículos

(R1)

(R2)

(R3)

(R4)

(R5)

(R6)

(R7)

(R8)

(R9)

(R10)

(R11)

(R12)

(R13)

(R14)

(R15)

(R16)

(R17)

(R18)

(R19)

(R20)

(R21)

(R22)

Riesgos de enfermedad

R

Exposición a contaminantes químicos Exposición a contaminantes biológicos Ruido Vibraciones Estrés térmico Radiaciones ionizantes Radiaciones no ionizantes Iluminación

(R23)

(R24)

(R25)

(R26)

(R27)

(R28)

(R29)

(R30)

Riesgos de fatiga física

R

Posición Desplazamiento Esfuerzo Manejo de cargas

(R31)

(R32)

(R33)

(R34)

Riesgos de fatiga mental

R

Estrés Otros Riesgos Psicosociales

(R35)

(R36)

 
 
33
33

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

Esta clasificación de riesgos debe considerarse orientativa por los técnicos de prevención, pudiendo ser adaptada a las necesidades de cada organización, puesto de trabajo y/o caso.

Al disponer de los coeficientes de especial sensibilidad (CES), procederemos a identificar para cada una de las condiciones de trabajo asociadas a cada familia de discapacidades (Tabla Nº 1), los riesgos preexistentes afectados, así como a la identificación e incorporación de posibles nuevos riesgos. Las casillas de la nueva matriz informativa (Tabla 4), se identifi- carán en primer lugar señalando (con una «X» o similar) los riesgos preexistentes y/o nuevos. En segundo lugar, mediante códigos, las condiciones de trabajo afectadas y en tercer lugar, se indicarán las calificaciones obtenidas de los coeficientes de especial sensibilidad (CES); surgiendo de esta manera las combinaciones entre condiciones de trabajo y riesgos a consi- derar. En este nivel se crearán tantas tablas como sistemas afectados existan.

SISTEMA

Riesgos laborales

Accidente

R1 - Caída de personas a distinto nivel

R2 - Caída de personas al mismo nivel

R3 - Caída de objetos por desplome o derrumbamiento

R4 - Caída de objetos en manipulación

R5 - Caída de objetos desprendidos

R6 - Pisadas sobre objetos

R7 - Choques contra objetos inmóviles

R8 - Choques contra objetos móviles

R9 - Golpes o cortes con objetos o herramientas

R10 - Atrapamiento por vuelco de máquinas o vehículos

R11 - Sobreesfuerzos

R12 - Exposición a temperaturas ambientales extremas

R13 - Contactos térmicos

R14 - Contactos eléctricos directos

R15 - Contactos eléctricos indirectos

R16 - Exposición a sustancias nocivas o tóxicas

R17 - Contacto con sustancias cáusticas o corrosivas

R18 - Exposición a radiaciones

R19 - Explosiones

R20 - Incendios

R21 - Accidentes causados por seres vivos

R22 - Atropellos o golpes con vehículos

Enfermedad

R23 - Exposición a agentes químicos

R24 - Exposición a agentes biológicos

R25 - Exposición a agentes físicos: Ruido

R26 - Exposición a agentes físicos: Vibraciones

R27 - Exposición a agentes físicos: Estrés térmico

R28 - Exposición a agentes físicos: Radiaciones ionizantes

R29 - Exposición a agentes físicos: Radiaciones no ionizantes

R30 - Exposición a agentes físicos: Iluminación

Fatiga

R31 - Fatiga física: Posición

R32 - Fatiga física: Desplazamiento

R33 - Fatiga física: Esfuerzo

R34 - Fatiga física: Manejo de cargas

R35 - Fatiga mental: Estrés

R36 - Fatiga mental: Otros

Preexistentes Nuevos Coeficiente de especial sensibilidad: Muy alto Alto Moderado Bajo Muy bajo Condiciones de
Preexistentes
Nuevos
Coeficiente de especial sensibilidad:
Muy alto
Alto
Moderado
Bajo
Muy bajo
Condiciones de trabajo

TABLA 4: Correspondencia condiciones de trabajo - riesgos

34
34

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

En su caso la correspondencia, entre las condiciones de trabajo y los riesgos preexistentes, es
En su caso la correspondencia, entre las condiciones de trabajo y los riesgos preexistentes,
es la siguiente:
SISTEMA VISUAL
RIESGOS LABORALES
ACCIDENTE
ENFERMEDAD
FATIGA
Preexistentes
X
X
X
X
X
X
Nuevos
CH3.2
CE2
COP3
CH3.2
CE2
COP3
Condiciones de Higiene/Contaminantes Físicos/Iluminación
Condiciones de Ergonomía/Requisitos Posturales Estáticos
Condiciones Organizativas/Competencias
Coeficiente de especial sensibilidad:
Muy alto
Alto
Moderado
Bajo
Muy bajo
35
CONDICIONES DE TRABAJO
R1 - Caída de personas a distinto nivel
R2 - Caída de personas al mismo nivel
R3 - Caída de objetos por desplome o derrumbamiento
R4 - Caída de objetos en manipulación
R5 - Caída de objetos desprendidos
R6 - Pisadas sobre objetos
R7 - Choques contra objetos inmóviles
R8 - Choques contra objetos móviles
R9 - Golpes o cortes con objetos o herramientas
R10 - Atrapamiento por vuelco de máquinas o vehículos
R11 - Sobreesfuerzos
R12 - Exposición a temperaturas ambientales extremas
R13 - Contactos térmicos
R14 - Contactos eléctricos directos
R15 - Contactos eléctricos indirectos
R16 - Exposición a sustancias nocivas o tóxicas
R17 - Contacto con sustancias cáusticas o corrosivas
R18 - Exposición a radiaciones
R19 - Explosiones
R20 - Incendios
R21 - Accidentes causados por seres vivos
R22 - Atropellos o golpes con vehículos
R23 - Exposición a agentes químicos
R24 - Exposición a agentes biológicos
R25 - Exposición a agentes físicos: Ruido
R26 - Exposición a agentes físicos: Vibraciones
R27 - Exposición a agentes físicos: Estrés térmico
R28 - Exposición a agentes físicos: Radiaciones ionizantes
R29 - Exposición a agentes físicos: Radiaciones no ionizantes
R30 - Exposición a agentes físicos: Iluminación
R31 - Fatiga física: Posición
R32 - Fatiga física: Desplazamiento
R33 - Fatiga física: Esfuerzo
R34 - Fatiga física: Manejo de cargas
R35 - Estrés
R36 - Otros riesgos psicosociales

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

2.5. FASE V: Evaluación de riesgos preexistente El puesto de trabajo a ocupar por la persona con discapacidad sensorial debe disponer de una evaluación de riesgos. Si no es así, deberá realizarse siguiendo alguno de los méto- dos de evaluación existentes, en el que se conjuguen las variables de probabilidad y se- veridad para que posteriormente resulte factible la aplicación de la metodología que proponemos en esta Guía.

En la evaluación de riesgos laborales existente del puesto de trabajo (además de posibles evaluaciones complementarias o específicas de tipo ergonómico, higiénico,…), debemos asegurarnos de que está actualizada y ajustar, si es necesario, la correspondencia exis- tente entre los criterios de identificación, clasificación y valoración de riesgos existentes y los considerados en la metodología práctica propuesta en esta ayuda.

En primer lugar, deberá procederse a la valoración de los riesgos preexistentes o identifi- cados en el proceso, independientemente de las características de especial sensibilidad de la persona a incorporar (Estas actividades cabe la posibilidad de que ya estuvieran rea- lizadas total o parcialmente, en tanto que la organización ya dispondría de su evaluación de riesgos laborales).

Éstos se valorarán mediante métodos binarios y de acuerdo con los siguientes criterios de valoración y de clasificación (Tabla Nº 5):

NIVEL DE RIESGO = PROBABILIDAD X SEVERIDAD

CRITERIOS DE CLASIFICACIÓN DE LA PROBABILIDAD OCURRENCIA:

CRITERIOS DE CLASIFICACIÓN DE LA PROBABILIDAD OCURRENCIA:   MUY ALTA Es muy probable que se produzca
 
 

MUY ALTA

Es muy probable que se produzca inmediatamente

ALTA

Es probable que se produzca en un periodo de tiempo corto

MODERADA

Es probable que se produzca a medio plazo

BAJA

Es posible que se llegue a producir

MUY BAJA

Es improbable que se llegue a producir

se produzca a medio plazo BAJA Es posible que se llegue a producir MUY BAJA Es
36
36

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

CRITERIOS DE CLASIFICACIÓN DE LA SEVERIDAD DE LOS DAÑOS:

CRITERIOS DE CLASIFICACIÓN DE LA SEVERIDAD DE LOS DAÑOS:   MUY ALTA Puede producir la muerte
 
 

MUY ALTA

Puede producir la muerte o gran invalidez

ALTA

Puede causar lesiones importantes invalidantes

MODERADA

Puede causar lesiones no invalidantes

BAJA

Puede causar pequeñas lesiones con baja laboral

MUY BAJA

Puede causar pequeñas lesiones sin baja laboral

BAJA Puede causar pequeñas lesiones con baja laboral MUY BAJA Puede causar pequeñas lesiones sin baja

PROBABILIDAD

MUY ALTA ALTA MODERADA BAJA MUY BAJA MUY ALTA MUY GRAVE MUY GRAVE MUY GRAVE
MUY ALTA
ALTA
MODERADA
BAJA
MUY BAJA
MUY ALTA
MUY GRAVE
MUY GRAVE
MUY GRAVE
MUY GRAVE
MUY GRAVE
ALTA
MUY GRAVE
MUY GRAVE
GRAVE
GRAVE
GRAVE
MODERADA
MUY GRAVE
GRAVE
MODERADO
MODERADO
MODERADO
BAJA
GRAVE
GRAVE
MODERADO
BAJO
BAJO
MUY BAJA
GRAVE
MODERADO
BAJO
MUY BAJO
MUY BAJO
SEVERIDAD

TABLA 5: Evaluación riesgos

37
37

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

Su puesto de trabajo tiene ya unos riesgos preexistentes, sin tener en cuenta posibles disca-
Su puesto de trabajo tiene ya unos riesgos preexistentes, sin tener en cuenta posibles disca-
pacidades, y son los siguientes:
RIESGO
Factor de riesgo
Probabilidad
Severidad
Gravedad
Caída de
BAJA
BAJA
BAJA
personas al
mismo nivel
(R2)
Existe cableado por el
suelo. Además existen
cajas y equipos de sonido
en algunas zonas de paso.
Choques contra
BAJA
BAJA
BAJA
objetos
inmóviles (R7)
Existen equipos de sonido
pesados que invaden
algunas zonas de paso.
Incendios (R20)
Hay una carga de fuego
elevada procedente del
papel y del material
aislante de las paredes.
Además hay muchos
posibles puntos de ignición
por la instalación eléctrica.
BAJA
ALTA
GRAVE
Iluminación
BAJA
BAJA
BAJA
(R30)
Se han realizado
luxometrías que han
determinado una
iluminación algo inferior a
los niveles determinados
para este tipo de tareas
según el RD 486/1997 de
Lugares de Trabajo.
Posición (R31)
El puesto requiere una
misma postura durante la
mayor parte de la jornada.
MODERADA
MODERADA
MODERADA
Estrés (R35)
En momentos puntuales
puede producirse un carga
de trabajo elevada por
acumulación de llamadas
de oyentes.
BAJA
MODERADA
MODERADA
38

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

2.6. FASE VI: EVALUACIÓN DE RIESGOS ADAPTADA En esta fase se realizará el ajuste de la evaluación previa o preexistente del puesto de tra- bajo a ocupar por el trabajador con discapacidad sensorial para adaptarla a nuestro caso, es decir, «reevaluamos» de nuevo el puesto teniendo en cuenta la discapacidad sensorial de la persona que va a ocuparlo. Es en este momento en el que debemos aplicar el coe- ficiente de especial sensibilidad (CES).

La incorporación en nuestra organización de una persona con una discapacidad sensorial puede tener un impacto a diferentes niveles, entre los que cabe destacar:

La modificación de los riesgos preexistentes en el centro de trabajo, que afectan exclusivamente al trabajador con discapacidad sensorial.

La generación de nuevos riesgos, que afectan exclusivamente al trabajador con discapacidad sensorial.

La generación de nuevos riesgos que pueden afectar al colectivo de trabajadores del puesto y/o centro de trabajo.

Una vez identificados aquellos riesgos que pueden verse modificados o pueden generarse como nuevos por la incorporación en el puesto de la persona con una discapacidad sen- sorial (Tabla Nº 4), procederemos, en primer lugar, a su eliminación o, en caso de no ser posible, a la valoración de cada uno de ellos.

Una vez valorados los nuevos riesgos y/o los preexistentes en el puesto de trabajo, de acuerdo con los criterios anteriormente mencionados, procederemos a ajustarlos a las ca- racterísticas de especial sensibilidad de la persona afectada. Esto se realizará mediante la combinación de los valores de riesgo (obtenidos mediante la Tabla Nº 5) y los Coefi- cientes de Especial Sensibilidad (obtenidos en la Tabla Nº 3 y también reflejados en la Tabla Nº 4), de acuerdo con los criterios de clasificación establecidos en la siguiente tabla: Tabla Nº 6. Obtendremos así, una nueva valoración de los riesgos, que los «ajuste» a las especiales condiciones de la persona con discapacidad que va a ocupar el puesto de trabajo.

COEFICIENTE DE ESPECIAL SENSIBILIDAD

MUY ALTO ALTO MODERADO BAJO MUY BAJO MUY GRAVE MUY GRAVE MUY GRAVE MUY GRAVE
MUY ALTO
ALTO
MODERADO
BAJO
MUY BAJO
MUY GRAVE
MUY GRAVE
MUY GRAVE
MUY GRAVE
MUY GRAVE
MUY GRAVE
GRAVE
MUY GRAVE
MUY GRAVE
GRAVE
GRAVE
GRAVE
MODERADO
MUY GRAVE
GRAVE
MODERADO
MODERADO
MODERADO
BAJO
GRAVE
GRAVE
MODERADO
BAJO
BAJO
MUY BAJO
GRAVE
MODERADO
BAJO
MUY BAJO
MUY BAJO
EVALUACIÓN DE
RIESGOS PREEXISENTE
GRAVE MODERADO BAJO MUY BAJO MUY BAJO EVALUACIÓN DE RIESGOS PREEXISENTE TABLA 6: Ajuste valoración de

TABLA 6: Ajuste valoración de riesgos

39
39

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

Para ajustar la Evaluación de Riesgos de su puesto de trabajo deberemos aplicar los CES
Para ajustar la Evaluación de Riesgos de su puesto de trabajo deberemos aplicar los CES
obtenidos en el apartado 2.3.2.:
CES1 (iluminación): Muy Alto
CES2 (requisitos posturales estáticos): Muy Alto
CES3 (competencias): Muy Alto
Con lo que la Evaluación de Riesgos Ajustada será:
R30 (iluminación): Grave
R31 (posición): Muy Grave
R35 (estrés): Muy Grave

2.7. FASE VII: ELABORACIÓN TABLA RESUMEN Para finalizar y documentar todo el proceso de evaluación, se dispone de una tabla resu- men (Tabla Nº 7), en la cual se registrarán los resultados obtenidos en las diferentes fases del proceso de evaluación, a excepción de aquellas informaciones de carácter confiden- cial, que se considera que no deben aparecer.

EMPRESA:

PUESTO DE TRABAJO:

Nº TRABAJADORES EXPUESTOS:

IDENTIFICACIÓN EVALUADORES:

FECHA EVALUACIÓN:

IDENTIFICACIÓN DE RIESGOS ¿ES ELIMINABLE? VALORACIÓN DE RIESGOS ¿ES TOLERABLE? Origen (Cond. de trabajo) Valor
IDENTIFICACIÓN DE RIESGOS
¿ES ELIMINABLE?
VALORACIÓN DE RIESGOS
¿ES TOLERABLE?
Origen (Cond. de trabajo)
Valor Inicial Existente
Coeficiente de Especial Sensibilidad
Valor Riesgo
Cod.
Denominación
Preexistente
Nuevo
No
No
Adaptado
Cod.
Denominación
Probabilidad
Severidad
Gravedad
Nivel de exigencia
Gravedad de la discapacidad
Valor CES

TABLA 7: Resumen proceso evaluación de riesgos

40
40

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

Aplicando el modelo a su caso: EMPRESA: IDENTIFICACIÓN EVALUADORES: PUESTO DE TRABAJO: Nº TRABAJADORES EXPUESTOS:
Aplicando el modelo a su caso:
EMPRESA:
IDENTIFICACIÓN EVALUADORES:
PUESTO DE TRABAJO:
Nº TRABAJADORES EXPUESTOS:
FECHA EVALUACIÓN:
IDENTIFICACIÓN DE RIESGOS
¿ESELIMINABLE?
VALORACIÓN DE RIESGOS
¿ESTOLERABLE?
Origen (Cond. de trabajo)
Valor Inicial Existente
Coeficiente de Especial Sensibilidad
ValorRiesgo
Cod.
Denominación
Preexistente
Nuevo
No
No
Adaptado
Cod.
Denominación
Probabilidad
Severidad
Gravedad
Nivel de exigencia
Gravedad de la discapacidad
Valor CES
R30
Iluminación
CH3.2
Iluminación
X
X
BAJA
BAJA
BAJA
MUY ALTO
LEVE
MUY ALTO
GRAVE
X
R31
Posición
CE2
Posturas
X
X
MODERADA
MODERADA
MODERADA
MUY ALTO
LEVE
MUY ALTO
MUY GRAVE
X
R35
Estrés
COP3
Competencias
X
X
BAJA
MODERADA
MODERADA
MUY ALTO
LEVE
MUY ALTO
MUY GRAVE
X
41

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

Una vez ajustados todos los riesgos preexistentes y/o nuevos, éstos deberán ser integra- dos en una nueva edición actualizada de la evaluación de riesgos laborales de la empresa, que nos permita abordar adecuadamente la siguiente fase: la implantación de medidas correctoras.

De acuerdo con los resultados obtenidos de todo el proceso de identificación, evaluación y ajuste de los riesgos del puesto de trabajo, se procederá a:

2.8. TRATAMIENTO DE LOS DATOS OBTENIDOS Una vez se dispone de una Evaluación de Riesgos ya adaptada a las circunstancias del trabajador, se han de identificar las medidas preventivas a implantar siguiendo un pro- ceso que se apunta en este capítulo y que se detalla en el capítulo siguiente.

2.8.1. Análisis de la tolerabilidad de los riesgos resultantes La determinación de la tolerabilidad de un riesgo estará sujeta a:

a) La existencia de normativa específica que regule las condiciones de trabajo y riesgos afectados.

b) El criterio del equipo de técnicos que intervenga, sujeto a sus competencias, experiencia, criterio, observaciones e información disponible. En general todo riesgo de la Evaluación Adaptada que esté valorado como Moderado, Grave o Muy Grave ha de ser considerado no tolerable. Quedaría a criterio del equipo de técnicos la tolerabilidad del resto.

En el supuesto de que el riesgo resultante se considere tolerable, se establecerán meca- nismos de seguimiento y control a efectos de asegurar que no se producen circunstancias que pudieran modificar su gravedad y la condición de tolerabilidad.

Independientemente de esta consideración, en todo los casos deberá plantearse la posi- bilidad de adoptar medidas encaminadas a eliminar totalmente el riesgo o a reducirlo al mínimo posible, todo ello teniendo siempre en cuenta las limitaciones personales, orga- nizativas, técnicas, económicas y de otra naturaleza existentes en la organización.

En el supuesto de que el riesgo resultante se considere «no tolerable» deberán adoptarse medidas que nos permitan eliminarlos o reducirlos hasta un nivel tolerable. El conjunto de estrategias y/o medidas de prevención y protección consideradas a tal efecto, se enmarcan dentro de las actividades de diseño o rediseño del puesto de trabajo, que se desarrollarán más adelante, en el capítulo 3 de esta publicación (ACTUACIÓN PREVENTIVA).

42
42

2. METODOLOGÍA PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS

En todos los casos deberán priorizarse las actividades encaminadas a adaptar las condi- ciones de trabajo a las particularidades de las personas afectadas.

Como último escenario a considerar, podría darse la circunstancia de que las condiciones de trabajo y los riesgos asociados no pudieran adecuarse y/o reducirse suficientemente, con lo que la especial sensibilidad de la persona afectada podría llevarnos a la conside- ración, a través de los correspondientes procesos y actividades de vigilancia de la salud y jurídico-laborales correspondientes, de la existencia de una «aptitud condicionada o con observaciones», o en último extremo de una posible «no aptitud» para el puesto de tra- bajo que estamos valorando.

Las acciones asociadas al diseño o rediseño del puesto de trabajo deberán enmarcarse en los procesos de gestión y planificación de la actividad preventiva. Esta planificación de- bería considerar detalladamente, en todos los casos, las acciones específicas a realizar, las prioridades de actuación, los responsables de implantación y validación, el calenda- rio y los recursos necesarios.

Verificación y control periódico de la efectividad de las medidas adoptadas Una vez implantadas las medidas de diseño o rediseño del puesto de trabajo, se deberán reevaluar los riesgos resultantes, a efectos de garantizar la efectividad de las mismas.

Deberán implantarse controles periódicos para hacer un seguimiento de las condiciones

de trabajo y la salud de los trabajadores. (Visitas de seguridad, observaciones planeadas,

a través de la vigilancia de la salud

).

Actualización de los documentos de evaluación de riesgos y planificación existentes Todas las actividades anteriormente mencionadas deberán quedar debidamente docu- mentadas/registradas dentro del circuito documental habitual del sistema de gestión de la prevención de la empresa.

Información y formación de los trabajadores Los resultados obtenidos deberán constituir la base que nos permita desarrollar de forma completa, adaptada y efectiva, las actividades de información y formación de los trabaja- dores.

Las actuaciones consideradas en este apartado deberían ser desarrolladas por un equipo multidisciplinar de técnicos de las diferentes disciplinas preventivas, conjuntamente con miembros de otras áreas funcionales de la organización.

43
43
PREVENCI N
PREVENCI
N

3. ACTUACIÓN PREVENTIVA

3. ACTUACIÓN PREVENTIVA E valuados los puestos de trabajo que serán ocupados por trabajadores con alguna

Evaluados los puestos de trabajo que serán ocupados por trabajadores con alguna discapacidad sensorial, deberemos identificar aquellas acciones a realizar para eliminar o minimizar los riesgos, de la misma manera que lo haríamos a partir de cualquier eva- luación de riesgos.

El modelo a seguir es el conocido como de mejora continua, adaptado a la gestión de la prevención de riesgos:

adaptado a la gestión de la prevención de riesgos: La actuación preventiva deberá ser planificada,

La actuación preventiva deberá ser planificada, implementada y verificada para poder rea- lizar las correcciones pertinentes en función de los resultados obtenidos. Para abordar la actuación preventiva, nos centraremos en cada uno de los sistemas: Visual, ORL (oído, garganta y estructuras relacionadas) y Fonador, dado que la familia de riesgos y por tanto, de acciones asociadas, será diferente.

La complejidad de las acciones a llevar a cabo dependerá en gran medida del tipo y grado de discapacidad. Por ejemplo, los trabajadores afectados por una discapacidad del sis- tema fonador requerirán, en general, muchas menos medidas de adaptación del puesto que un trabajador con una discapacidad visual, aunque en función de la gravedad de ésta la complejidad de la adaptación también variará.

Las acciones a llevar a cabo deberán abordarse desde diferentes perspectivas:

45
45

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

DISCAPACIDAD SENSORIAL PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL Acciones sobre el centro de trabajo Corresponden al grupo

Acciones sobre el centro de trabajo Corresponden al grupo de acciones que inciden en las instalaciones, los espacios de tra- bajo, zonas de paso, mobiliario, iluminación, señalización, etc.

Acciones de formación

Aquellas acciones encaminadas a diseñar y desarrollar las acciones formativas adaptadas

a trabajadores con discapacidades sensoriales.

El plan de formación de cualquier empresa debe incluir la formación relativa a capacitar

a los trabajadores para gestionar los riesgos laborales de su puesto y los generales de la empresa. En ningún caso la formación puede sustituir otro tipo de medidas, como pue- den ser las actuaciones sobre las infraestructuras, sino que serán consideradas medidas de carácter complementario.

46
46

3. ACTUACIÓN PREVENTIVA

El Plan de Formación de Prevención de Riesgos Laborales deberá incluir los siguientes conceptos:

Formación de ingreso / inicial

Formación acerca de los riesgos específicos del puesto

Formación para actuar en caso de emergencia

La formación de ingreso suele formar parte del Plan de Acogida de la empresa y a través del mismo se debe capacitar al trabajador para:

Conocer la compañía

Conocer los procesos generales de la empresa, tanto administrativos como operativos

Conocer los riesgos genéricos de la empresa

Por su parte, la formación acerca de los riesgos específicos del puesto ha de capacitar al trabajador para poder gestionar los riesgos de su puesto de forma adecuada. Esta forma- ción deberá realizarse antes de su incorporación al puesto y deberá refrescarse de forma periódica para recordar, sensibilizar y actualizar dicha formación. Lógicamente, habrá que realizarla también cuando se produzca un cambio de puesto de trabajo dentro de la misma organización.

Por último, es importante que el trabajador sepa actuar ante una posible emergencia, por lo que el Plan de Emergencia o Plan de Autoprotección de la empresa debe anali- zar todas las posibles situaciones de emergencia y establecer las actuaciones en cada caso. Hay que diferenciar las actuaciones a realizar por las personas que forman parte de algún equipo (Intervención, Evacuación, Primeros Auxilios) del resto de trabaja- dores.

En cualquier caso, todo tipo de formación puede impartirse, en función del contenido, de diferentes maneras:

Presencial: cuenta con la figura del formador con el que se puede interactuar (en el mismo eje espacio-temporal).

A distancia: permite al alumno seguir un ritmo propio de trabajo, pero los materiales de trabajo han de suplir la figura del formador por lo que deben estar diseñados para ello.

47
47

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

Semipresencial: combina las bondades de ambos sistemas puesto que existen sesio- nes presenciales en las que poder abordar dudas ante el formador y contrastar opinio- nes con el resto de alumnos y permite también realizar parte de la formación adaptada a la disponibilidad de tiempo del alumno.

Deberemos contar con formación práctica en el puesto, dado que el puesto requerirá que desarrollemos determinadas habilidades, como puede ser, por ejemplo, el caso de un con- ductor de carretilla elevadora.

La formación presencial tiene la ventaja de disponer de un formador con el que resolver posibles dudas en el mismo instante que éstas puedan surgir. En función del tipo de dis- capacidad, el formador deberá saber comunicarse con el trabajador, por lo que además de los conocimientos teóricos, experiencia y aptitud pedagógica, deberá disponer de otras habilidades o herramientas relacionadas con la discapacidad del alumno.

El material de formación deberá adecuarse a las capacidades del alumno.

Acciones en caso de emergencia Corresponden al re-planteamiento o incorporación de nuevas actuaciones en caso de emergencia en centros donde haya trabajadores con alguna discapacidad sensorial.

Acciones para los riesgos específicos de puestos de trabajo En función del tipo de discapacidad, existen puestos de trabajo más habituales. Se trata de identificar esos puestos, sus riesgos específicos y las acciones preventivas a con- siderar.

3.1. SISTEMA VISUAL

Una discapacidad asociada al Sistema Visual conlleva, de manera genérica, una dismi- nución de la función visual. Esta disminución afectará principalmente a la agudeza visual y el campo visual.

48
48

3. ACTUACIÓN PREVENTIVA

3.1.1. Acciones sobre el centro de trabajo El 80 % de la información nos llega a través de la vista, por lo que las discapacidades re- lacionadas con el Sistema Visual son las que requieren de acciones más complejas para

adecuar los puestos de trabajo. La identificación de estas acciones debe ir dirigida no sólo

a discapacidades totales (ceguera), sino también a discapacidades parciales, por lo que

se debe contemplar no sólo la sustitución del canal de información visual por otros ca- nales de comunicación (táctil, auditivo, etc.), sino también acciones dirigidas a potenciar la capacidad visual por pequeña que ésta sea gracias a colores contrastados, disposición de la información en ubicaciones fácilmente localizable, etc.

Es conveniente dedicar los primeros minutos del primer día de trabajo a que el trabaja-

dor con discapacidad visual se familiarice con el entorno, a que memorice los recorridos

y la ubicación de los diferentes elementos.

 
  LUGARES DE TRABAJO

LUGARES DE TRABAJO

   
   

Debe evitarse la existencia de aristas en columnas para evitar golpes y cortes con objetos inmóviles.

Debe evitarse la existencia de puertas giratorias o con barreras, si preexisten, deben habilitarse alternativas de mejor accesibilidad.

 

Accesos

Debe colocarse señalización luminosa nocturna en las vías de paso exteriores.

Deben evitarse las diferencias de nivel entre el pavimento interior y exterior.

Debe colocarse la botonera del ascensor en braille.

Los botones de alarma y parada han de ser diferentes al resto y han de estar situados en la parte inferior de la botonera para que sea más rápido identificarlos.

Ascensor

Debe colocarse en el interior un sistema de información verbal de cada planta, además de la luminosa. También ha de haber una señal acústica en cada planta para avisar de la llegada del ascensor, así como indicadores luminosos claros que nos informen de la posición de la cabina en cada momento.

En cada planta se ha de colocar el número de la planta en braille y altorrelieve y a una altura de 160 cm. del suelo, por ser la altura más cómoda para su localización.

Debe haber una perfecta nivelación entre cabina y zona de embarque.

la altura más cómoda para su localización. ■ Debe haber una perfecta nivelación entre cabina y
49
49

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

LUGARES DE TRABAJO

LUGARES DE TRABAJO

 

La anchura libre de obstáculos debe ser como mínimo de 90 cm.

La altura libre de obstáculos debe ser como mínimo de 220 cm, para evitar posibles golpes en la cabeza.

Las diferentes vías deben cruzarse en ángulo recto para favorecer la orientación.

En el suelo o en la parte baja de las paredes deben establecerse líneas de circulación en colores visibles mediante franjas para favorecer la orientación en grandes espacios.

Vías de

circulación

Los carteles informativos deben colocarse en lugares fijos y fácilmente accesibles.

Cuando existan cambios de dirección, se ha de poner pavimento de color contrastado para ayudar a detectar este cambio de forma ágil.

Cuando existan vías de circulación de longitud considerable, deben instalarse pasamanos que ayuden al desplazamiento.

Deben evitarse columnas y huecos innecesarios.

Las alfombras y felpudos deben estar empotrados en el suelo para evitar desniveles.

En general, el pavimento deberá quedar sin resaltes.

Debe colocarse en la huella de los escalones una banda antideslizante.

Escaleras

Debe colocarse una franja señalizadora al inicio y al final de la escalera. Esta franja debe ser de colores contrastados y tener una textura que sea perceptible al pisarla. La longitud de la franja ha de coincidir con la del escalón y se colocará desde 120 cm antes de la escalera para avisar de su inicio, así como 120 cm después para alertar sobre su fin.

En la contrahuella deben instalarse indicadores luminosos empotrados.

Los pasamanos deben ser continuos, a ambos lados y prolongándose un mínimo de 45 cm al término de las escaleras. Deben llegar hasta el suelo o pared par evitar enganches.

Los pasamanos deben incluir inscripciones en braille que informen de la planta a la que se llega.

evitar enganches. ■ Los pasamanos deben incluir inscripciones en braille que informen de la planta a
50
50

3. ACTUACIÓN PREVENTIVA

LUGARES DE TRABAJO

LUGARES DE TRABAJO

 

Las puertas no deben ser de vaivén ni giratorias dado que pueden golpear en el retorno.

Los tiradores y picaportes deben estar a unos 85-110 cm del suelo, por ser la altura media del codo.

Puertas

Las puertas no deben tener peldaños en el umbral, siempre deben abrirse hacia un descansillo lo suficientemente espacioso antes de iniciarse los peldaños de la escalera.

Puertas

Deben disponer de sistema de detección para evitar que se cierren cuando aún no se haya finalizado el acceso y puedan atrapar o golpear.

El tiempo de apertura y de cierre debe ser suficiente para poder pasar sin sobresaltos.

automáticas

El sistema de retorno para cierre ha de ser lento para evitar golpes.

Si las puertas deben permanecer abiertas, deberán disponer de un sistema de fijación que las mantenga totalmente abiertas y

Puertas no

automáticas

 

pegadas a la pared, para que no se cierren accidentalmente provocando golpes ni obstaculicen el paso.

Deben disponer de un sistema que impida que queden entreabiertas para que no sea confuso su estado ni disminuyan la anchura de la vía de paso.

Los vidrios deben ser de seguridad para evitar su rotura accidental.

Puertas y

Se debe instalar un zócalo inferior de 25 cm de altura para evitar golpes en el cristal con bastones o con el pie.

superficies

Se debe colocar bandas señalizadoras horizontales de 20 cm de ancho y de marcado contraste. La primera banda se situará a una altura entre 100 y 120 cm y la segunda entre 150 y 170 cm del suelo.

acristaladas

La primera banda se situará a una altura entre 100 y 120 cm y la segunda
51
51

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

 
  LUGARES DE TRABAJO

LUGARES DE TRABAJO

Dimensiones

La anchura mínima deberá ser de 90 cm, pero preferiblemente de 120 cm para permitir el paso simultáneo de dos personas o de perro guía y persona.

de los

Interiores

Los cristales deben ser tintados o antirreflectantes para difuminar o regular la entrada de luz.

Deben ser correderas, de guillotina o abatibles hacia el exterior para evitar golpes.

Ventanas

Se deben usar cortinas y persianas par difuminar o regular la entrada de luz.

Los cristales deben ser tintados o antirreflectantes para

difuminar o regular la entrada de luz.

difuminar o regular la entrada de luz.

para difuminar o regular la entrada de luz.   MOBILIARIO     ■ El mobiliario se
para difuminar o regular la entrada de luz.   MOBILIARIO     ■ El mobiliario se
 

MOBILIARIO

   
   

El mobiliario se debe colocar alineado en lateral para evitar encontrar obstáculos en los trayectos y, en cualquier caso, ha de estar fuera del itinerario peatonal.

 

Ubicación

Deben evitarse cambios frecuentes en la ubicación del mobiliario u otros elementos como pueden ser mamparas, plantas, elementos señalizadores, dado que la persona con discapacidad visual se acostumbra y memoriza una determinada disposición de los elementos.

Deben evitarse la utilización o presencia de elementos móviles, muy bajos o difícilmente detectables.

Todo el perímetro del mobiliario debe prolongarse hasta el suelo para facilitar que un bastón lo detecte fácilmente.

Diseño

El mobiliario no debe tener salientes pronunciados para evitar golpes.

un bastón lo detecte fácilmente. Diseño ■ El mobiliario no debe tener salientes pronunciados para evitar
52
52

3. ACTUACIÓN PREVENTIVA

 
  ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

   
   

Deben instalarse dispositivos que permitan la regulación de la intensidad de iluminación; permitiendo adaptar el nivel a cada tipo de discapacidad visual.

Las fuentes de luz deben colocarse por encima de la línea habitual de visión para evitar deslumbramientos.

 

Los tipos de luminarias recomendadas son las de luz “blanco-cálido” ya que ofrecen mayor confort y preferentemente fluorescentes, ya que proporcionan una iluminación general difusa.

En pasillos largos se debe colocar una línea de tubos fluorescentes en el centro o en un lateral, ya que facilita la orientación de personas con discapacidad visual.

Deben evitarse los cambios bruscos de iluminación, ya que para una persona con discapacidad visual puede resultar difícil adaptarse a ellos. Por el mismo motivo, deben evitarse los contraluces.

Resulta primordial evitar los denominados “efectos cebra” (zonas con sombra e iluminación), ya que pueden producir desorientación a las personas con deficiencia visual.

 
 
 
  SEÑALIZACIÓN

SEÑALIZACIÓN

   
   

La señalización debe colocarse entre 145-175 cm. del suelo (centrado a 160 cm) por resultar la altura más cómoda para su localización táctil.

 

Debe utilizarse señalización basada en símbolos sencillos y fácilmente interpretables por personas con discapacidad visual.

Los planos y directorios deben situarse lo más cerca posible de las puertas.

Características

Cuando pretendamos llamar la atención o alertar sobre una situación inmediata, colocaremos indicadores luminosos parpadeantes.

No deben colocarse obstáculos delante de la señalización que impidan su localización visual o táctil.

La señalización no debe convertirse en un obstáculo en sí misma. No debe sobresalir en vías o zonas de paso.

Deben evitarse señalizaciones colgantes para evitar posibles golpes.

 
 
53
53

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

 
  SEÑALIZACIÓN

SEÑALIZACIÓN

 

No deben colocarse cristales delante de señalizaciones ya que pueden dificultar la interactividad, interpretación y localización.

Para facilitar su localización, deberá buscarse un color de fondo que contraste con el fondo donde esté ubicada la señalización.

Deberá estar en altorrelieve.

Información

tàctil

Debe instalarse en el lado interno de los pasamanos y al principio del mismo.

Debe existir en mapas y directorios.

Señalización

Deberá instalarse en Puntos de información.

sonora

Debe existir en Máquinas dispensadoras.

Resulta imprescindible en ascensores.

Servicios

Deberá utilizarse un diseño normalizado de la señalización (Hombre/Mujer) para evitar posibles confusiones.

Higiénicos

(Hombre/Mujer) para evitar posibles confusiones. Higiénicos VESTUARIOS     ■ Los bancos deben tener un
VESTUARIOS

VESTUARIOS

 
 
 

Los bancos deben tener un color contrastado para ser fácilmente localizables.

Bancos

La altura de los bancos debe estar entre 45 y 50 cm y la anchura entre 40 y 45 cm.

 

Taquillas

Las taquillas deben estar rotuladas con caracteres en relieve y en braille.

Para que los mandos sean fácilmente localizables deben tener un color contrastado con los azulejos de fondo.

Duchas

La grifería debe instalarse a una altura entre 70 y 120 cm, para facilitar su localización.

colectivas

Las perchas deben de ser de color contrastado con las paredes y han de instalarse a una altura de 140 cm.

 
 
54
54

3. ACTUACIÓN PREVENTIVA

3.1.2. Acciones de formación

El plan de formación orientado a un trabajador con discapacidad visual debe contemplar el refuerzo de otros canales de comunicación (táctil y auditivo), por lo que corresponde tener en cuenta toda una serie de consideraciones dependiendo del tipo de formación al que hagamos referencia.

En formación presencial, además de tener en cuenta lo que más adelante se especificará respecto a formación a distancia, deberán considerarse los siguientes requisitos:

Formadores con especiales habilidades de comunicación oral, es decir, una correcta dicción y habilidades para establecer un ritmo y timbre adecuados. Es posible además prever la necesidad de Formación de Formadores, orientada especialmente a la impar- tición de cursos para alumnado con estas características.

Traductores texto-voz que permitan al alumno transcribir la formación que reciban a mensaje de voz para su posterior audición.

Para discapacidades visuales parciales:

– Salas con iluminación de la pantalla contrastada respecto al resto de la sala.

– Documentación que resalte, mediante contraste cromático, los diferentes conceptos.

– Formato de letra con fuentes de tamaño superior al habitual.

– Mayor uso de imágenes respecto a texto escrito.

– Proliferación de dibujos esquemáticos en detrimento de imágenes complejas.

– Combinaciones cromáticas simples, evitando difuminados, sombreados, etc.

Respecto a la formación a distancia, debe tenerse en cuenta:

El material debe estar disponible en soporte braille.

El material debe estar en soporte CD para su audición.

Los programas informáticos deben estar adaptados a personas con discapacidad visual mediante herramientas de traducción a mensajes de voz o con magnificación de texto (Ver Anexo I de Productos de Apoyo).

La formación a distancia suele contar con la figura de un tutor que guía al alumno en sus posibles dudas. El tutor deberá contar en este caso con las mismas habilidades de comunicación oral que se requieren al formador presencial, más aún teniendo en cuenta que el contacto con el tutor suele ser telefónico.

55
55

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

La formación semipresencial deberá tener en cuenta todos los requisitos anteriormente mencionados. Lo más importante en este caso, radica en encontrar el equilibrio entre la formación presencial y a distancia para aprovechar al máximo los beneficios de cada una de ellas.

Hay que prever que todas las informaciones o instrucciones que se dan de forma habitual en la empresa así como los canales de comunicación utilizados para ello, se adapten a los trabajadores con discapacidad visual.

3.1.3. Acciones en caso de emergencia

Abordamos en este punto la actuación en caso de emergencia en el supuesto de que el trabajador con alguna discapacidad sensorial no forme parte de ningún equipo de emer- gencia. En caso de que sí formara parte de alguno de estos equipos, habrá que analizar qué especial adiestramiento necesite en cada caso particular.

La actuación en caso de emergencia se inicia con el conocimiento por parte del trabaja- dor de las características del centro de trabajo y de los medios de detección y protección que dispone en caso de emergencia.

Para ello, se han de considerar una serie de requisitos. Si bien algunos de ellos emanan de la normativa vigente para todo tipo de trabajadores, es aún más necesario su estricto cumplimiento para personas con discapacidad visual. Además de lo indicado anterior- mente en las acciones sobre el centro de trabajo, se deberán tener en cuenta los si- guientes aspectos:

 
  RECORRIDOS DE EVACUACIÓN

RECORRIDOS DE EVACUACIÓN

   
   

No deberán ser obstruidas por ningún objeto que pueda resultar un impedimento para una persona con discapacidad visual.

Vías

Las puertas deberán abrirse hacia el exterior (y no ser de vaivén ni giratorias) y nunca deberán estar cerradas con llave o candados.

 

salidas de

Deberán estar señalizadas claramente.

evacuación

Se deben instalar pasamanos en vías de evacuación para facilitar la dirección hacia el exterior.

Se debe instalar suelo de color contrastado y/o de diferente textura que guíe hacia la salida de emergencia.

■ Se debe instalar suelo de color contrastado y/o de diferente textura que guíe hacia la
56
56

3. ACTUACIÓN PREVENTIVA

 
  RECORRIDOS DE EVACUACIÓN

RECORRIDOS DE EVACUACIÓN

  ■ Toda la señalización de emergencia ha de cumplir con los requisitos de señalización
 

Toda la señalización de emergencia ha de cumplir con los requisitos de señalización antes mencionado. En el caso que nos ocupa resulta aún más fundamental si cabe, su fácil localización e interpretación (con símbolos sencillos, táctiles, colores contrastados…).

Señalización

Los indicadores de aviso de emergencia deben ser luminosos parpadeantes por ser más fácilmente perceptibles por personas con discapacidad visual.

Los planos de ubicación y evacuación deben estar adaptados (mayor tamaño de la letra, mayor contraste, sistema braille, en relieve y con texto braille) y lo más cerca posible de las puertas y vías de evacuación. Además han de tener contraste cromático respecto a la pared en la que estén ubicados.

Deberá instalarse señalización acústica a lo largo del recorrido de evacuación que permita guiar a los trabajadores con discapacidad visual.

de los

recorridos de

evacuación

 
 
discapacidad visual. de los recorridos de evacuación     EQUIPOS DE DETECCIÓN / EXTINCIÓN DE INCENDIOS
 

EQUIPOS DE DETECCIÓN / EXTINCIÓN DE INCENDIOS

   
   

La señalización de los equipos de detección y extinción de incendios ha de cumplir con la normativa vigente y las indicaciones realizadas en puntos anteriores.

 

El sistema de alarma debe incluir megafonía y/o señalización acústica.

Señalización

Los planos de situación/evacuación adaptados deben incluir la localización de extintores, pulsadores de alarma, bocas de incendios equipadas, etc.

Deberá existir un contraste cromático con el fondo donde estén ubicados los elementos de detección/extinción.

Adiestra-

Se deberá realizar un especial adiestramiento en el uso de elementos de extinción de incendios (extintores). Deberá facilitárseles previamente, a los trabajadores con discapacidad visual, los planos de salidas de emergencia, vías de evacuación y elementos de extinción de incendios adaptados para su familiarización con esta información.

miento

de evacuación y elementos de extinción de incendios adaptados para su familiarización con esta información. miento
57
57

GUIA PARA LA GESTION PREVENTIVA DE LOS PUESTOS OCUPADOS POR PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL

BOTIQUINES

BOTIQUINES

Los botiquines deben estar ubicados en lugares fácilmente accesibles, disponiendo de un número suficiente para evitar desplazamientos excesivamente largos para su acceso.

Deben estar señalizados de manera visible y en relieve, cumpliendo con todos los requisitos de señalización que se han mencionado en este capítulo.

Existen en el mercado medicamentos con cartonaje en braille. Este factor ha de tenerse en cuenta a la hora de seleccionarlos para su compra.

 
 
en cuenta a la hora de seleccionarlos para su compra.     SIMULACROS ■ Debe formarse