Está en la página 1de 43
9.- Recursos energéticos de origen orgánico Hidrocarburos naturales Gas natural El crudo ó petróleo líquido Los hidrocarburos sólidos El carbón Composición y propiedades Clasificación del carbón Origen Carbonización o coalificación Lecturas recomendadas 9.- Recursos energéticos de origen orgánico Se incluyen aquí fundamentalmente el carbón y los hidrocarburos naturales (petróleo y gas), que se forman no como consecuencia de la acumulación de los restos inorgánicos de organismos (sedimentación bioquímica, que hemos visto en el Tema 7), sino de la acumulación, degradación y evolución de los propios restos orgánicos de estos organismos. La principal diferencia entre los tipos señalados es que el carbón se forma fundamentalmente a partir de restos de vegetales superiores (hojas, tallos, troncos...), mientras que petróleo y gas se forman a partir de microorganismos (plancton, algas, bacterias...). Hidrocarburos naturales El petróleo y el gas natural, los hidrocarburos fósiles, están constituidos casi exclusivamente por hidrocarburos, es decir, compuestos orgánicos, más o menos complejos, de Carbono e Hidrógeno, mezclados en proporciones diversas entre sí, y con otros compuestos químicos: su composición elemental se muestra en la Tabla 1. ELEMENTO RANGO (%) TÍPICO (%) Carbono 85-95 85 Hidrógeno 5-15 13 Azufre <5 1,3 Oxígeno <2 0,5 Nitrógeno < 0,9 0,2 Metales < 0,1 Tabla 1.- Composición elemental del crudo En cuanto a su composición molecular, es la siguiente: Hidrocarburos saturados (50-60%) a. n-alcanos (15-20%) Gaseosos: C1 a C4 Líquidos: C5 a C15 Sólidos: C=>16 b. Isoalcanos (10-20%) c. Cicloalcanos (20-40%) 2. Hidrocarburos no saturados (25-40%) 3. Resinas o asfaltenos (0-40%) Los Hidrocarburos naturales se originan como un paso intermedio de la degradación de la materia orgánica, en medio anaerobio, y en un rango concreto de presiones y temperaturas. El producto intermedio que da origen a estos productos, a partir de las rocas que lo contienen, recibe el nombre de kerógeno. Los hidrocarburos se forman en rocas arcillosas que contienen este kerógeno (rocas madre). Sin embargo, para poder ser explotables (extraíbles por bombeo), estos hidrocarburos han de migrar a rocas porosas y permeables (las rocas almacén) y quedar atrapados por algún mecanismo que impida que la migración los lleva hasta la superficie: las trampas petrolíferas. Estas pueden ser de muy diversos tipos, aunque las más comunes corresponden a pliegues anticlinales. La figura 1 muestra una trampa mixta, formada por un anticlinal y un a falla, mientras que la figura 2, muestra a su vez la distribución de las reservas mundiales de crudo en grandes yacimientos en los diferentes tipos de trampas, observándose como la mayor parte corresponde a las estructuras anticlinales. La explicación a esta diferencia está en que, como muestra la figura 3, los anticlinales actúan a modo de bóvedas, abarcando una amplia zona receptora, mientras que otras, como los cambios de facies, recogen únicamente crudo procedente de la propia capa, o de las inmediatamente adyacentes. Los hidrocarburos en la naturaleza aparecen en tres formas principales:  Como gas natural  Como petróleo crudo, líquido  Como arenas asfálticas (tar sands) y pizarras bituminosas (oil shales). Gas Natural El gas natural se encuentra en dos tipos de yacimientos:  Yacimientos de gas individualizado  Yacimientos asociados a los de petróleo, en las zonas altas de los mismos, o en disolución en la fase líquida. Los yacimientos de gas natural están compuestos fundamentalmente por metano, que llega a constituir hasta el 100% de los mismos (gas seco). Además, puede incluir otros hidrocarburos gaseosos, como etano, propano, butano, etc., en proporción decreciente con el número de Carbonos. Otros constituyentes, minoritarios pero frecuentes, son: H2S, N2, He, Ar, etc. Su poder calorífico constituye la base de su interés económico. Es variable, según la composición específica del gas. El valor medio es de 38 a 40 megajulio/Kg, ó 9.50010.000 Cal/gr. El Crudo ó Petróleo líquido Está constituido por hidrocarburos líquidos fundamentalmente, y puede tener en solución hidrocarburos gaseosos (los denominados crudos ligeros), o sólidos (crudos pesados). La constitución típica es la que se muestra en la primera parte del Tema. Otros constituyentes pueden ser: compuestos sulfurados en diversas formas orgánicas, compuestos nitrogenados, también de carácter orgánico, y compuestos oxigenados, como los ácidos grasos. Sus características físicas y económicas están muy relacionadas con la composición. El carácter más importante de los crudos es su densidad, ya que es un reflejo directo de su composición química. Aumenta con el porcentaje de hidrocarburos y productos pesados, en especial de resinas y asfaltenos. Disminuye con la temperatura a la que se encontraba el petróleo en su ambiente de generación, lo que implica que los yacimientos profundos, enterrados a mayores profundidades, contendrán crudos menos densos. La densidad se expresa en gr/ml, o en gr/cm3, o, más comúnmente, en grados API, que evolucionan inversamente: - 1 gr/ml (igual que el agua) = 10º API (crudos pesados) - 0.77 gr/ml = 50º API (crudos ligeros) Este parámetro es un criterio muy representativo de la calidad económica del crudo, y se utiliza para fijar su precio. Los términos comerciales que se utilizan son: crudos ligeros (31.1ºAPI); medios (22.3-31.1ºAPI); pesados (10-22.3ºAPI) y extrapesados (<10ºAPI). Por otra parte, su principal característica desde el punto de vista económico es su poder calorífico, que hace que sean utilizables como fuentes de energía. Este parámetro varía en función de la densidad, y, por tanto, de la composición química concreta: 11.700 - 11.100 cal/gr. para un crudo de 0.7 a 0.8 11.100 - 10.675 cal/gr. para un crudo de 0.8 a 0.9 10.675 a 10.500 cal/gr. para un crudo de 0.9 a 0.95 Así, el poder calorífico es mayor para los crudos ligeros que para los pesados. Como comparación, una hulla presenta un poder calorífico entre 5.600 y 8.000 cal/gr, con lo que, a efectos de poder calorífico: 1,5 t carbón = 1 t petróleo = 1.000 m3 gas La principal aplicación del crudo es para obtención de energía, a través de sus productos refinados: gasolina, gas-oil (diesel), fuel-oil, keroseno, etc. Otros usos: materia prima para la industria petroquímica (polímeros, etc.); materia prima para lubrificantes (aceites y grasas para motores); aglomerantes asfálticos (fracciones pesadas). Los Hidrocarburos sólidos Se incluyen aquí los hidrocarburos naturales de carácter sólido. Pueden ser de dos tipos diferentes: hidratos de metano, y bitúmenes y asfaltos. Los hidratos de metano son poco abundantes, aunque actualmente se han localizado acumulaciones importantes en el límite plataforma continental – talud, cuya importancia económica y posibilidades de explotación aún están por determinar. La familia de los bitúmenes es más importante, ya que aparece en dos tipos de yacimientos ya bien conocidos: arenas asfálticas (tar sands), y pizarras bituminosas (oil shales). Los bitúmenes se pueden definir, desde el punto de vista de explotación, como mezclas viscosas naturales de hidrocarburos de molécula muy pesada, y productos sulfurosos minoritarios. Su alta densidad y viscosidad impide su explotación convencional por bombeo. Los hidrocarburos semirrefinados que se pueden extraer de los bitúmenes reciben el nombre de crudos sintéticos. Las rocas que contienen proporciones importantes de estos bitúmenes pueden ser de dos tipos: Arenas asfálticas y pizarras bituminosas. Las Arenas asfálticas son rocas sedimentarias de tipo arenas gruesas, bien clasificadas, porosas y permeables, consolidadas o no, que contienen productos petrolíferos pesados, en las que el bitumen representa del orden del 18 al 20% en peso de la roca. Su viscosidad es muy elevada, por lo que no pueden ser recuperados por medios tradicionales. Desde el punto de vista geoquímico, están formadas fundamentalmente por asfaltenos y productos complejos ricos en nitrógeno, azufre, oxígeno, frente a productos saturados y ligeros. Las pizarras bituminosas son rocas sedimentarias pelíticas (arcillosas), menos a menudo carbonatadas (margas), ricas en kerógeno y pobres en bitumen (0.5-5%), y capaces de producir hidrocarburos por pirólisis, a unos 500ºC. Ocasionalmente reciben la denominación de "esquistos bituminosos", lo que resulta equívoco con respecto a su naturaleza petrográfica, puesto que nunca se trata de materiales metamórficos. La materia orgánica que contienen está formada por restos de algas lacustres o marinas. Su composición química es muy variable y compleja, generalmente con altas relaciones H/C (1.25-1.75), y con relaciones O/C entre 0.2 y 0.02. El carbón El carbón es una roca sedimentaria combustible con más del 50% en peso y más del 70% en volumen de materia carbonosa, formada por compactación y maduración de restos vegetales superiores, como consecuencia de la evolución de esta materia orgánica de origen vegetal que se acumula en determinadas cuencas sedimentarias. Desde el punto de vista estratigráfico, es una roca sedimentaria organoclástica de grano fino, compuesta esencialmente por restos litificados de plantas, que aparece constituyendo secuencias características que reciben el nombre de ciclotemas. Ciclotemas Composición y propiedades Dentro de la composición química del carbón se debe diferenciar entre los datos correspondientes a la estructura química del carbón, y los correspondientes a su composición elemental. Así mismo, es necesario diferenciar aquellos datos relacionados con la medida de algunos parámetros de importancia tecnológica. Otros parámetros de gran importancia en la actualidad son los referidos al contenido en elementos menores que puedan liberarse durante el proceso de combustión, y que pueden tener efectos nocivos para la salud humana o del medio ambiente. Los parámetros tecnológicos que se utilizan para definir un carbón son: el contenido en humedad, la proporción de volátiles, el contenido en cenizas, y el poder calorífico. El contenido en humedad es el contenido en agua libre, y se determina por la pérdida de peso relativa de la muestra calentada a 107ºC durante una hora en una atmósfera inerte. La proporción de volátiles viene dada por la pérdida de peso de una muestra seca por calentamiento a temperaturas entre 875 y 1050ºC fuera del contacto con el aire. El contenido en cenizas se determina por combustión en aire; el residuo, expresado como tanto por ciento con respecto del peso original de la muestra, constituye la expresión de este parámetro. Sería un fiel reflejo del contenido en materia mineral de un carbón, de no ser por el hecho de que en la fracción inorgánica de éste pueden existir carbonatos y sulfuros que se descomponen a esas temperaturas. El poder calorífico es el calor que se libera durante la combustión de una muestra de carbón. Se determina por combustión dentro de un calorímetro. Otra propiedad importante del carbón es su densidad, que se relaciona de forma directa con su contenido en cenizas. Todos los procesos de lavado y concentración de carbones se basan en el aprovechamiento de esta propiedad. Desde el punto de vista elemental, el carbón está constituido fundamentalmente por C, H y O, con proporciones menores de N y S. Clasificación del carbón El carbón se clasifica según diversos criterios: - Tipo: diferencias en el tipo y clase de material vegetal que contenga, traducida a los denominados componentes macroscópicos del carbón: fusita, durita, clarita y vitrita. - Rango: diferencias en el grado de evolución o carbonización que haya sufrido, debidos a las condiciones de presión y temperatura a que hayan estado sometidos. Es la evolución de turba a lignito, hulla y antracita. Lignito Hulla Antracita Densidad 1.1-1.3 1.2-1.5 1.4-1.8 Humedad (%) 20-50 3-25 3-5 %C 27-31 37-86 89-98 % Volátiles 25-55 25-50 2-14 2000-4000 3500-7500 70008350 P. Calorífico Cal/Kg. Propiedades del carbón según su rango - Grado: clasifica el carbón en función del nivel de impurezas (cenizas) que contenga. Origen: El origen del carbón está en relación evidente con la acumulación de materia vegetal superior (troncos, ramas, hojas) en cuencas marinas o continentales. Los parámetros que definen la posibilidad de acumulación de la materia vegetal que va a dar origen al carbón son similares a los que permiten la acumulación de microorganismos para dar lugar al petróleo: - Medios protegidos del influjo detrítico: la abundancia de depósitos detríticos resta calidad al carbón, y favorece la degradación de las plantas que se acumular conjuntamente. - Profundidad adecuada del medio, para evitar oxidación y permitir la acumulación vegetal. - pH bajo de las aguas, dado que un pH mayor de 5 produce la degradación de la materia vegetal. - Subsidencia continuada del fondo, para mantener unas condiciones uniformes a lo largo del tiempo. Esta acumulación se puede producir en el propio medio de vida de las plantas, o en medios distintos al de formación, como deltas, estuarios o albuferas. Esto permite diferenciar carbones autóctonos, formados en el propio medio de vida, y aloctónos, formados en un medio diferente al de vida: la materia vegetal ha sufrido un transporte, más o menos largo. Según el tipo de medio de formación, también se diferencian los carbones límnicos (formados en medios lacustres), y parálicos (formados en medio marino). En concreto, los medios en los que pueden darse procesos de acumulación de materia vegetal son: - Marismas, saladas o salobres. Son zonas con comunicación ocasional con el mar, en que se puede producir una importante actividad biológica vegetal. - Zonas pantanosas, ciénagas, canales, lagos y charcas intracontinentales, con vegetación de tipos diversos (herbácea, leñosa, etc.) según su profundidad, condiciones del fondo, temperatura de las aguas, etc. - Manglares de las zonas tropicales. - Ambientes fluviales y deltáicos. Uno de los medios sedimentarios más favorables para la acumulación de materia carbonífera que da origen al carbón son los deltas, cuyas secuencias estratigráficas normales son muy semejantes a las propias de los ciclotemas, constituidas por alternancias de capas de carbón con material arcilloso o arenoso. Un factor también importante es el paleoclima, o sea, el clima imperante en la época de formación del carbón. El más favorable es el paleoclima tropical, generador de vegetaciones exuberantes. Otra cuestión importante en cuanto al origen del carbón es la edad de las series sedimentarias en que aparece: las plantas vasculares aparecen en el Silúrico, y pueblan la superficie de La Tierra en el Devónico. Ello implica que los yacimientos más antiguos de carbón conocidos sean de edad Devónica. Posteriormente, se dan yacimientos de carbón de todas las edades, pero hay períodos especialmente favorables: % sobre Recursos mundiales Carbonífero Inferior 1,0 Carbonífero Medio y Superior 14,5 Pérmico 24,4 Triásico 0,5 Jurásico 14,2 Cretácico 16,7 Paleógeno y Neógeno 28,7 Ello se explica por factores fundamentalmente paleoclimáticos, y de tipo de vegetación predominante en cada uno de los períodos. Carbonización o Coalificación Hace más de 100 años se enunciaba la llamada regla de Hill, según la cual a medida que se profundiza en una explotación de carbón, el contenido en volátiles disminuye. Esta idea simple es la base conceptual en la que se apoya la evolución de la materia orgánica durante el enterramiento subsiguiente a la sedimentación. Es un proceso esencialmente físico-químico, con participación biológica en las primeras etapas, que se conoce con el nombre de carbonización o coalificación. Los factores que influyen en este proceso son: temperatura, presión y tiempo. Los dos primeros están relacionados con el enterramiento y con el gradiente geotérmico: en condiciones normales un enterramiento produce un aumento de presión debido al peso de los sedimentos suprayacentes, y un aumento de temperatura del orden de 33ºC/Km (gradiente geotérmico medio), si bien en zonas concretas este gradiente puede ser mucho más alto. El factor tiempo tiene una importancia extraordinaria: la incorporación de la materia orgánica a los sedimentos se realiza a través de geles (geopolímeros), que sufren procesos de envejecimiento que les llevan primero a deshidratarse, luego a reordenarse y formar moléculas con mayor grado de orden, hasta dar formas cristalinas incipientes. Este proceso puede tener lugar independientemente de la temperatura y de la presión, siendo por tanto, solamente función del tiempo. Esto explica la formación de carbones en cuencas antiguas que no han sufrido enterramientos importantes, como es el caso de la de Puertollano. El principal cambio que se produce en la coalificación (ver figura) es el incremento del contenido en carbono frente a volátiles y humedad, acompañado de pérdida de oxígeno en forma de H2O y CO2 (desde valores por encima del 20% hasta valores próximos a cero en las antracitas) y pérdida de hidrógeno en forma de agua e hidrocarburos ligeros (desde valores del orden del 5,5% a contenidos entre el 2,5 y el 4%) . El contenido en carbono pasa de valores del orden del 65% a por encima del 95%. En los primeros estadios del proceso (transformación de la materia vegetal en turba) juega un papel importante la actividad biológica - bacteriana. En estadios sucesivos los cambios son ya de tipo físico - químico. En cuanto a las aplicaciones del carbón, actualmente se explota casi exclusivamente para obtener energía eléctrica mediante combustión. No obstante, este proceso genera abundantes emisiones de gases de efecto invernadero y otros de efectos tóxicos (SO x, NOx, etc.), por lo que los procesos convencionales térmicos tienden a desaparecer. Una tecnología más limpia es la que se desarrolla en pruebas en la Central Térmica de ELCOGAS en Puertollano, correspondiente a un proceso de Gasificación Integral con Ciclo Combinado (GICC), que produce unos volúmenes de emisiones muy inferiores a las de los procesos convencionales. Lecturas recomendadas AOP. El petróleo. http://elpetroleo.aop.es/indexelpetroleo.asp Chow, S. Petroquímica y sociedad. http://omega.ilce.edu.mx:3000/sites/ciencia/volumen1/ciencia2/39/html/petroqui.html Guillemot, J. (1971). Geología del Petróleo. Ed. Paraninfo. Madrid. 357 pg. Hunt, J.M. (1995). Petroleum geochemistry and geology. 2nd Edition.. W.H. Freeman and Co. Nueva York. 743 pg. Hutchison, Ch.S. (1983) Economic Deposits and their tectonic setting. Cap. 12. Mac Millan Press, London. 365 pg. Instituto Geológico y Minero de España (1985). Actualización del inventario de recursos nacionales de Carbón. Ministerio de Industria y Energía. Secretaría de la Energía y Recursos Minerales. 217 pg. Landes, K.K. (1972). Geología del Petróleo. Ed. Omega. Barcelo-na. 463 pg. Levorsen, A.I. (1973). Geología del Petróleo. Ed. Eudeba. Buenos Aires. Perrodon, A. (1985). Géodynamique pétrolière. Genèse et repartition des gisements d'hydrocarbures. Ed. Masson-Elf Aquitaine. 385 pg. Schlumberger. El origen del petróleo. http://www.seed.slb.com/es/watch/makingoi/ EL PETRÓLEO TEMA 1: EL PETROLEO Y LA ECONOMIA La importancia del petróleo en la economía mundial Todo el mundo necesita del petróleo. En una u otra de sus muchas formas lo usamos cada día de nuestra vida. Proporciona fuerza, calor y luz; lubrica la maquinaria y produce alquitrán para asfaltar la superficie de las carreteras; y de él se fabrica una gran variedad de productos químicos. El petróleo es la fuente de energía más importante de la sociedad actual. Pensar en qué pasaría si se acabara repentinamente hace llegar a la conclusión de que se trataría de una verdadera catástrofe: los aviones, los automóviles y autobuses, gran parte de los ferrocarriles, los barcos, centrales térmicas, muchas calefacciones... dejarían de funcionar. Además, los países dependientes del petróleo para sus economías entrarían en bancarrota. El petróleo es un recurso natural no renovable que aporta el mayor porcentaje del total de la energía que se consume en el mundo. La importancia del petróleo no ha dejado de crecer desde sus primeras aplicaciones industriales a mediados del siglo XIX, y ha sido el responsable de conflictos bélicos en algunas partes del mundo (Oriente Medio). La alta dependencia que el mundo tiene del petróleo, la inestabilidad que caracteriza al mercado internacional y las fluctuaciones de los precios de este producto, han llevado a que se investiguen energías alternativas, aunque hasta ahora no se ha logrado una opción que realmente lo sustituya. Actualmente, el agotamiento de las reservas de petróleo constituye un grave problema, pues al ritmo actual de consumo las reservas mundiales conocidas se agotarían en menos de 40 años. Por ello, los países desarrollados buscan nuevas formas de energía más barata y renovable como la energía solar, eólica, hidroeléctrica..., mientras que los países productores de petróleo presionan para que se siga utilizando el petróleo pues si no sus economías se hundirían. Aún así, a medio plazo, la situación no parece tan alarmante, pues hay que tener en cuenta que los pozos no descubiertos son sustancialmente más numerosos que los conocidos. En zonas no exploradas como el mar de China, Arafura, Mar de Béring, o la plataforma continental Argentina podrían encontrarse grandes reservas. Quien controla la producción de petróleo? La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) es un organismo intergubernamental creado para coordinar las políticas de producción de petróleo de sus 11 países miembros, con el fin de estabilizar el mercado internacional de los hidrocarburos´. Segun los estatutos de la OPEP declaran tres objetivos principales:  Coordinar y unificar las políticas petroleras de los países miembros y determinar los medios más idóneos para salvaguardar sus intereses individuales y colectivos.  Buscar las mejores vías y medios para asegurar la estabilidad de los precios en los mercados internacionales, con miras a eliminar las fluctuaciones perjudiciales e innecesarias.  Proveer a las naciones consumidoras un suministro de petróleo de un eficiente, económico y regular y un retorno justo de capital para las inversiones de la industria petrolera Los países consumidores, por el contrario, tradicionalmente han acusado a la OPEP de ser simplemente un cártel con el único objetivo de mantener el precio del petróleo artificialmente alto. La OPEP fue creada el 14 de septiembre de 1960 en Bagdad, capital de Irak. Venezuela tuvo un papel protagónico en el nacimiento de la organización, gracias a la iniciativa del entonces ministro de Energía y Minas venezolano Juan Pablo Pérez Alfonzo y el ministro de Petróleo y Recursos Minerales de Arabia Saudí, Abdallah Tariki. Alfonzo señaló que era necesario un "instrumento de defensa de los precios para evitar el despilfarro económico del petróleo que se agota sin posibilidad de renovarse”. Ya para esta época, Venezuela, cuya economía depende esencialmente del petróleo, había comprendido el significado del petróleo para el mundo y la necesidad de llegar a acuerdos entre los países exportadores para alcanzar el verdadero valor de este producto estratégico. En esas circunstancias, Juan Pablo Pérez Alfonzo logró convocar a Irán, Irak, Kuwait y Arabia Saudita, los cuatro países árabes de mayor capacidad exportadora de crudo del mundo, para impulsar la conferencia internacional que creó la Opep, con el objetivo de concretar la unificación de las políticas petroleras de los países miembros. Años más tarde se sumaron a la Organización Qatar, en 1961; Libia e Indonesia, en 1962; Emiratos Árabes Unidos, en 1967; Argelia, en 1969; Ecuador, en 1973 y Gabón en 1974. Estos dos últimos se retiraron debido a la disminución de sus volúmenes de exportación. Después de su ratificación por los gobiernos signatarios la OPEP se registró ante las Naciones Unidas el 6 de noviembre de 1962. Fue oficialmente reconocida como una organización internacional por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas el 30 de junio de 1965. (Resolución de las Naciones Unidas No.6363)`. La OPEP tuvo su sede en Ginebra (Suiza) entre 1960 y 1965, y después trasladó su sede a Viena, gracias a las facilidades que otorgó el gobierno austriaco. La OPEP "puede tener una gran influencia en el mercado de petróleo, especialmente si decide reducir o aumentar su nivel de producción". La OPEP controla aproximadamente el 43% de la producción mundial de petróleo y el 75% de las reservas de petróleo. Su dominio en las exportaciones de crudo se sitúa en alrededor del 51%. Además, concentra la totalidad de la capacidad excedentaria de producción de petróleo del mundo, lo que, de facto, convierte a la OPEP en el banco central del mercado petrolero. La cuota de mercado de la organización aumentará en el futuro, ya que la Agencia Internacional de la Energía prevé que la producción de petróleo convencional de los países que no forman parte de la OPEP alcanzará su cenit alrededor de 2015. Aunque en sus comienzos no tuvo la fuerza suficiente para hacer frente a la política de las multinacionales, a partir de 1971 la OPEP decidió nacionalizar las empresas de explotación situadas en su territorio, y en 1973 inició importantes subidas en los precios. A partir de entonces, la OPEP ocupó el primer plano de la actividad económica mundial, porque sus decisiones en materia de precios afectan directamente a las economías occidentales. Cabe destacar que otros países productores de petróleo, aunque no son integrantes de la OPEP, como México, Noruega, Rusia, Kazakhstán, Omán o Egipto, participan regularmente como observadores en las reuniones ordinarias del grupo. Hay otros países productores de petróleo a los que se les llama “independientes”, entre los que destacan el Reino Unido, Noruega, México, Rusia y Estados Unidos. Este último es el mayor consumidor de petróleo, pero al mismo tiempo es uno de los grandes productores. Una economía dependiente en gran medida del petróleo El petróleo posee una gran variedad de compuestos, que hacen que se realicen más de 2.000 productos, en los que destacan combustibles, disolventes, gases, alquitranes y plásticos. La gama casi infinita de productos derivados le convierten en uno de los factores más importantes del desarrollo económico y social en todo el mundo. La economía mundial y su desarrollo esta regida por los combustibles y derivados del petróleo, aviones, barcos, trenes, fabricas y ciudades enteras utilizan la energía generada por estos. Todos los productos y sus precios están relacionados de alguna forma con el petróleo ya sea por los gastos de transporte, producción o embalaje. Cuando sube el precio del petróleo se produce una subida de los costes, de forma más o menos inmediata, en casi todos los sectores productivos y, en consecuencia, se nota en los precios de los bienes de consumo. La extracción y producción de petróleo está en manos de unos pocos países productores y es controlada por los denominados carteles (OPEP), quienes con sus decisiones influyen en los distintos mercados en los que se fijan los precios mínimos del crudo. Algunos estudios estiman que cada 5 dólares de cambio en el precio del crudo el efecto expansivo o depresivo en el crecimiento global es de un 0,5% del PIB mundial. A falta de una política de energías renovables eficiente, es primordial encontrar nuevas soluciones energéticas ante el inminente futuro agotamiento y encarecimiento de las reservas del crudo. Mientras tanto las economías globales seguirán pendientes de un hilo ante la continua especulación que sufren los precios del petróleo. Reservas mundiales de petróleo , producción y duración A finales de 2001, las reservas mundiales probadas de petróleo ascendían a 143.000 millones de toneladas, equivalentes a 1,05 billones de barriles. Por países el 78% de esas reservas se encuentran en los 11 países pertenecientes a la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) –Arabia Saudí, Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irak, Irán, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar y Venezuela–. El 7,8% del total mundial se encuentra en países pertenecientes a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), formada por 30 países entre los que se encuentran los económicamente más potentes del mundo. El resto, un 15,2%, está repartido en los demás países del mundo (entre éstos destacan, por sus reservas, Rusia y China). Esto quiere decir que el 87,4% de las reservas actualmente existentes de petróleo en el mundo se encuentran en esos 12 países. En el siguiente gráfico se expresan las reservas mundiales de crudo por zonas geográficas: Es decir, que dos tercios de las reservas mundiales de petróleo se encuentran en Oriente Medio. Sin embargo, el porcentaje que consume cada zona no tiene nada que ver con sus reservas: En 2001 se produjeron 3.585 millones de toneladas de petróleo, prácticamente la misma cantidad que en 2000 (3.595 toneladas). El dato sobre la producción de barriles de petróleo es de gran importancia en tanto en cuanto permite averiguar la duración de las reservas mundiales si no se efectuasen nuevos descubrimientos. De esta forma, si la producción de petróleo siguiera en el futuro al mismo ritmo que en 2001, las reservas mundiales –salvo que se encontrasen nuevos yacimientos– durarían 40,3 años. En los últimos 30 años, la capacidad máxima de reservas de petróleo se alcanzó en 1989, cuando se estimó que éstas durarían 45 años más. Los dos siguientes cuadros muestran la evolución de la duración de las reservas mundiales de petróleo en el mundo en el período 1975-2001 (cuadro de la izquierda) y la duración estimada de las reservas por zonas en el año 2001 (cuadro de la derecha). En 2001 descendió ligeramente la producción global de petróleo con el consiguiente aumento de la capacidad de reservas mundiales. En la última década el ratio reservas / producción de petróleo se mantuvo en términos estables, aunque con un ligero descenso (43,2 en 1991 y 40,3 en 2001). Las reservas mundiales y la capacidad de la Opep La opep cada vez gracias a sus alianza controla mas la produccion y reservas mundiales en el sisguiente grafico se puede observar como los paises de la opep han conseguido unas reservar en este periodo 99 billones de barriles frente a los 29 billones del resto de paises. Según estimaciones actuales, más de tres cuartas partes de las reservas de crudo del mundo está situado en países de la OPEP. La gran mayoría de las reservas de crudo de la El bulto de reservas del aceite de la Opep está situado en el Oriente Medio, con Arabia Saudita, Irán e Iraq contribuyendo el 56% del total de la OPEP. Los países de la OPEP han contribuido significamente a sus reservas estos últimos años como se ve en el grafico anterior. Las reservas de la Opep están situadas sobre los 900 mil millones de barriles (2006). El precio del crudo La volatilidad de los precios del petróleo crudo ha sido y es una característica intrínseca a la historia reciente de la comercialización de este producto. Su importancia estratégica le convierte en una “moneda de cambio” y de presión política y económica de primera magnitud. Así, mientras que el precio del barril de petróleo brent (denominación del crudo que se toma como referencia en el mercado europeo) en el año 2001 fue de 24,5 dólares, un 14,1% menos que en el año 2000, durante el año 2002 dicho precio volvió a subir muy por encima de esta cifra, hasta alcanzar casi los 30 dólares el barril. Estas subidas y bajadas de los precios son producidas por muy diversos factores, pero los más importantes son las decisiones políticas de los países productores, los conflictos sociales o bélicos en las zonas másvinculadas a la producción de petróleo y, en ocasiones, las decisiones que puedan tomarse en determinadosforos financieros mundiales. Petroleo crudo $75.80 ▼0.21 0.28% 19:56 PM EDT - 2010.07.18 To get the oil price, please enable Javascript. En la figura de abajo se puede ver con claridad la elevada correlación existente entre los precios del crudo y diversos acontecimientos geopolíticos en Oriente Medio. La cobertura de la demanda energética parece depender cada vez más de esta región, por lo que es fácil extrapolar que un factor clave para la estabilidad de precios y suministro energético radica en estos países. Objetivos de precios de la Opep: 1960-1973: objetivo implícito por debajo de 5 dólares por barril 1974-1979: objetivo implítico de entre 5 y 12 dólares por barril 1979-1985: objetivo implicito por encima de 30 dólares por barril 1986-1990: objetivo explícito de 18 dólares por barril 1991-2000: objetivo explícito de 21 dólares por barril 2000-2005: objetivo explícito banda de precios de 22 a 28 dólares por barril 2006- : objetivo implícito por encima de 60 dólar Precio del petroleo Evolución Mensual del precio del petroleo Periodo del: 02/01/1897 al 14/08/2007 Fecha WTI BRENT DUBAI Ene/1986 22.68 22.11 22.97 Feb/1986 15.14 17.08 14.44 Mar/1986 12.56 13.51 11.18 Abr/1986 13.11 12.33 10.36 May/1986 15.68 14.25 11.23 Jun/1986 13.59 11.83 10.16 Jul/1986 OLMECA ITSMO MAYA MEZCLA 11.6 9.5 7.78 Ago/1986 14.68 13.02 11.33 Sep/1986 15.06 14.38 13.3 Oct/1986 14.87 13.93 13.15 Nov/1986 15.23 14.66 13.61 Dic/1986 16.13 15.86 14.75 Ene/1987 18.68 18.37 17.14 Nov/1987 18.96 17.75 16.45 Feb/1987 17.63 17.21 16.74 Mar/1987 18.43 17.98 16.89 Abr/1987 18.59 18.08 16.93 May/1987 19.35 18.68 16.95 Jun/1987 20.11 18.89 17.2 Jul/1987 21.25 19.8 17.75 Ago/1987 20.06 18.76 17.15 Sep/1987 19.39 18.26 16.86 Oct/1987 19.92 18.87 16.96 Dic/1987 17.21 17.38 15.38 Ene/1988 16.96 17.01 15.36 15.22 11.87 13.3 Feb/1988 16.61 15.6 14.84 14.46 11.07 12.4 Mar/1988 16.3 14.84 13.4 14.44 11.39 12.6 Abr/1988 17.66 16.38 14.67 15.56 12.85 13.9 May/1988 17.45 16.43 14.93 16.4 15.39 12.78 13.7 Jun/1988 16.54 15.66 13.78 15.31 13.88 11.28 12.4 Jul/1988 15.57 14.94 13.08 15.04 13.71 11.17 12.3 Ago/1988 15.45 14.88 13.04 14.57 13.3 11.11 12.2 Sep/1988 14.3 12.99 11.24 13.26 12.05 10.43 11 Oct/1988 13.98 12.7 10.6 12.48 11.19 8.62 9.9 Nov/1988 13.82 12.99 10.58 12.92 11.57 9.53 10.5 Dic/1988 16.58 15.32 12.64 15.66 13.71 11.04 12.4 Ene/1989 18.06 17.11 14.46 16.92 15.36 12.17 13.7 Feb/1989 17.95 16.49 14.53 17.28 16.09 12.6 14.2 Mar/1989 19.6 18.61 16 18.97 17.42 14.07 15.6 Abr/1989 21.13 19.59 16.88 20.8 18.75 15.32 16.9 May/1989 20.01 18.15 15.59 19.65 17.11 14.91 16.1 Jun/1989 19.99 17.46 15.24 19.12 17.18 14.61 15.8 Jul/1989 19.71 17.63 15.29 18.37 16.68 14.36 15.4 Ago/1989 18.5 16.99 14.84 17.51 16.34 13.91 14.9 Sep/1989 19.54 17.82 15.65 18.16 16.85 14.41 15.5 15.42 Oct/1989 20.09 19.11 16.13 18.69 17.46 14.93 15.9 Nov/1989 19.91 19.18 16.1 18.78 17.53 15.22 16.3 Dic/1989 20.97 19.82 17.08 20.47 18.98 15.95 17.2 Ene/1990 23.12 21.28 17.62 20.57 18.85 14.89 16.6 Feb/1990 22.13 20.05 16.76 20.03 18.50 13.77 15.7 Mar/1990 20.48 18.52 15.84 19.24 16.83 12.30 14.2 Abr/1990 18.35 16.51 14.74 16.47 14.90 10.92 12.4 May/1990 17.98 16.71 14.5 16.09 14.57 10.45 12.1 Jun/1990 16.89 15.84 13.43 15.08 13.72 9.817 11.3 Jul/1990 18.61 17.48 15.27 17.51 16.73 13.18 14.5 Ago/1990 27.46 27.51 25.18 28.25 26.41 20.82 23 Sep/1990 34.36 35.85 31.08 35.95 34.00 26.23 29.1 Oct/1990 36.03 35.8 31.28 34.18 33.31 25.46 28.4 Nov/1990 31.91 32.45 27.45 31.41 29.81 23.59 26.1 Dic/1990 26.99 27.33 22.73 26.04 25.16 20.28 22.2 Ene/1991 23.93 21.95 17.88 22.02 20.3 13.8 16.45 Feb/1991 20.32 19.19 14.22 18.51 16.33 10.85 13.2 Mar/1991 19.63 19.2 14.69 18.46 16.75 11.37 13.43 Abr/1991 20.96 19.53 15.44 19.87 17.9 12.07 14.55 May/1991 21.18 19.24 15.9 19.57 17.62 11.99 14.31 Jun/1991 20.14 18.26 15.46 18.82 17.28 11.93 14.06 Jul/1991 21.58 19.65 16.38 20.06 18.15 12.84 14.98 Ago/1991 21.82 19.81 16.64 20.61 18.38 12.72 14.94 Sep/1991 21.91 20.65 18.15 21.18 19.26 13.33 15.62 Oct/1991 23.27 21.96 18.9 22.38 20.37 14.13 16.51 Nov/1991 21.41 21.04 18.37 20.68 18.97 11.79 14.42 Dic/1991 19.26 18.2 15.1 18.2 16 9.8 13.13 Ene/1992 18.84 18.21 15.38 17.71 15.86 10.04 12.21 Feb/1992 19.14 18.22 15.98 17.74 15.94 10.14 12.33 Mar/1992 18.95 17.71 15.89 18.28 16.42 10.88 12.87 Abr/1992 20.23 19.04 16.73 19.39 17.63 11.54 14.28 May/1992 21.07 20.07 18.6 20.49 18.7 13.84 15.65 Jun/1992 22.39 21.23 19.04 21.32 19.59 14.68 16.44 Jul/1992 21.63 20.36 18.45 20.49 19.36 14.66 16.26 Ago/1992 21.28 19.76 17.84 20.08 18.81 14.55 16.09 Sep/1992 21.56 20.25 18.36 20.5 19.31 14.96 16.6 Oct/1992 21.66 20.26 18.13 20.35 19 15.01 16.47 Nov/1992 20.25 19.11 17.41 19.31 17.99 13.46 15.39 Dic/1992 19.42 18.25 16.18 18.44 16.8 11.93 13.95 Ene/1993 19.04 17.37 15.2 18 16.49 11.76 13.5 Feb/1993 20.07 18.52 16.05 19.14 17.29 12.5 14.25 Mar/1993 20.32 18.72 16.27 19.11 17.62 12.76 14.47 Abr/1993 20.26 18.64 16.29 19.14 17.64 12.82 14.62 May/1993 19.94 18.46 15.87 18.89 17.07 12.12 14.12 Jun/1993 19.06 17.59 15.62 17.75 16.14 11.03 13 Jul/1993 17.86 16.78 14.18 16.64 15.17 10.98 12.79 Ago/1993 17.98 16.7 14.75 16.71 15.14 11.08 12.85 Sep/1993 17.5 15.99 14.18 16.26 15.08 11.24 12.93 13.09 Oct/1993 18.11 16.5 14.75 16.68 15.38 11.19 Nov/1993 16.66 15.17 13.75 14.98 13.67 9.64 11.58 Dic/1993 14.49 13.56 12.18 13.44 12.48 9 10.59 Ene/1994 15.01 14.14 13.28 14.37 13.29 10.22 11.68 Feb/1994 14.86 13.88 12.8 13.74 12.94 9.93 11.31 Mar/1994 14.66 13.88 12.14 13.96 13.15 10.25 11.61 Abr/1994 16.34 15.06 13.95 15.74 14.78 11.92 13.26 May/1994 17.91 16.18 14.76 16.96 15.95 12.78 14.25 Jun/1994 19.14 16.79 15.72 17.52 16.77 13.98 15.21 Jul/1994 19.61 17.54 16.46 18.29 17.44 14.49 15.75 Ago/1994 18.42 16.72 15.79 17.03 16 12.73 14.18 Sep/1994 17.41 15.81 15.3 16.3 15.86 12.53 13.83 Oct/1994 17.73 16.43 15.36 16.79 16.15 13.78 14.92 Nov/1994 18.05 17.23 16.01 17.11 16.76 14.09 15.27 Dic/1994 17.13 15.79 15.44 16.25 15.92 13.8 14.8 Ene/1995 18.04 16.63 16.01 17.06 16.69 14.27 15.42 Feb/1995 18.54 17.09 16.63 17.33 17.16 14.91 16.04 Mar/1995 18.54 16.98 16.3 17.64 17.04 15.14 16.14 Abr/1995 19.83 18.58 17.43 19.14 18.41 16.04 17.28 May/1995 19.69 18.34 17.29 18.86 17.99 15.98 17.1 Jun/1995 18.44 17.37 16.19 17.74 16.86 14.57 15.82 Jul/1995 17.3 15.86 15.03 16.36 15.62 13.22 14.43 Ago/1995 18.03 16.06 15.43 16.7 15.96 13.41 14.79 Sep/1995 18.26 16.69 15.5 16.94 16.2 13.33 14.94 Oct/1995 17.47 16.16 14.86 16.58 15.65 12.96 14.79 Nov/1995 18.05 16.81 15.68 17.31 16.21 13.51 15.25 Dic/1995 19.04 17.99 16.95 18.41 17.24 15.11 16.38 Ene/1996 18.85 17.97 16.49 18.41 17.4 14.64 16.17 Feb/1996 18.8 18.04 15.84 18.35 17.36 15.1 16.5 Mar/1996 21.27 19.91 16.96 20.59 20.02 16.68 18.27 Abr/1996 23.59 20.98 17.66 21.98 20.34 17.46 19.22 May/1996 21.35 19.13 16.87 20.17 18.47 16.07 17.61 Jun/1996 20.45 18.43 17.25 19.46 18.45 15.56 17.12 Jul/1996 21.31 19.58 17.74 20.41 19.11 15.98 17.71 Ago/1996 21.96 20.6 18.76 21.31 19.69 17.15 18.8 Sep/1996 24.01 22.69 20.47 23.42 21.88 19.31 20.85 Oct/1996 24.89 24.15 21.75 24.74 22.87 20.56 22.2 Nov/1996 23.92 22.71 20.97 23.46 21.92 18.91 20.84 Dic/1996 23.8 23.9 19.9 24.88 23.35 19.32 21.66 Ene/1997 25.12 24.49 23.19 18.64 Feb/1997 22.18 21.57 20.08 15.66 Mar/1997 20.95 19.79 18.33 14.88 Abr/1997 19.74 18.36 17.03 14.34 May/1997 20.91 19.41 18.22 15.19 Jun/1997 19.27 17.75 16.49 14.04 Jul/1997 19.63 18.43 17.32 14.35 Ago/1997 19.93 18.74 17.65 14.99 Sep/1997 19.77 18.62 17.64 14.7 Oct/1997 21.27 20.02 19.04 15.9 Nov/1997 20.17 19.04 18.04 14.72 Dic/1997 18.29 17.21 16.41 11.68 Ene/1998 16.68 15.2 15.41 14.56 9.63 Feb/1998 16.07 14.3 14.5 13.59 9.25 Mar/1998 15.09 13.12 13.53 12.59 7.6 Abr/1998 15.36 13.5 13.7 12.69 9.38 11.57 May/1998 14.91 14.3 12.79 13.92 13.66 9.96 11.57 Jun/1998 13.75 12.18 11.95 12.14 11.94 9.15 10.29 Jul/1998 14.11 11.95 11.85 12.63 12.37 9.29 10.71 Ago/1998 13.45 12.02 12.26 12.03 11.83 8.6 10.1 Sep/1998 15.03 13.12 12.96 13.42 13.39 9.91 11.17 Oct/1998 14.44 12.78 12.87 12.94 12.67 9.74 11.2 Nov/1998 12.92 11.05 11.91 11.6 10.43 8.82 9.58 Dic/1998 11.37 9.84 10.12 10.12 8.97 6.37 7.68 Ene/1999 12.53 11.18 10.77 11.19 10.18 7.68 8.8 Feb/1999 12.04 10.32 10.06 10.47 9.49 7.07 8.19 Mar/1999 14.73 12.49 12.23 12.76 11.89 9.67 10.74 Abr/1999 17.29 15.28 14.8 15.61 14.84 12.49 13.61 May/1999 17.7 15.24 15.36 16.01 15.4 12.53 14.22 Jun/1999 17.97 15.91 15.48 16.28 15.41 13 14.16 Jul/1999 20.11 19.11 17.78 18.75 18.16 15.31 16.5 Ago/1999 21.31 20.34 19.39 20.32 19.58 17.31 18.36 Sep/1999 23.69 22.5 21.82 22.63 21.76 19.27 20.42 Oct/1999 22.71 21.98 21.4 22.02 21 18.43 19.45 Nov/1999 25.07 24.66 23.1 24.45 23.4 19.58 21.3 Dic/1999 26.07 25.64 23.59 25.56 24.6 20.19 22.11 Ene/2000 27.21 25.35 23.33 25.8 24.89 20.83 22.58 Feb/2000 29.52 27.87 24.58 28.24 27.38 23.19 25.08 Mar/2000 29.88 27.3 25.03 28.56 27.73 23.87 25.59 Abr/2000 25.71 22.63 22.23 24.17 23.22 19.97 21.45 May/2000 28.99 27.86 25.44 27.97 26.85 23.03 24.77 Jun/2000 31.73 29.79 27 30.36 29.43 25.13 27 Jul/2000 30.06 28.66 26.19 29.21 28.12 23.41 25.48 Ago/2000 31.18 30.25 26.98 30.34 28.99 23.73 26.08 Sep/2000 33.81 32.79 29.96 33.1 31.54 26.41 28.77 Oct/2000 33.13 30.96 30.67 31.31 29.84 25.11 27.28 Nov/2000 34.6 32.58 30.26 32.71 31.33 24.26 27.12 Dic/2000 28.29 24.96 22.38 26.03 25.4 20.5 22.91 Ene/2001 29.52 25.63 22.54 26.55 25.85 20.49 21.34 Feb/2001 29.51 27.51 25.41 26.82 24.77 19.03 21.73 Mar/2001 27.27 24.37 23.55 24.26 22.66 17.08 19.6 Abr/2001 27.23 25.53 24.08 24.63 22.91 15.84 18.85 May/2001 29.06 28.54 25.43 26.83 25.05 18.19 21.34 Jun/2001 27.65 27.86 25.98 26.48 24.58 18.91 21.66 Jul/2001 26.34 24.53 23.48 24.73 22.5 18.44 20.53 Ago/2001 27.38 25.72 24.56 25.43 23.94 18.81 21.15 Sep/2001 26.31 25.6 24.49 25.34 23.55 19.98 22.06 Oct/2001 22.17 20.33 20 20.67 19.18 16.02 17.52 Nov/2001 19.66 19 17.68 18.37 16.66 12.98 14.87 Dic/2001 19.51 18.64 17.77 18.15 16.58 13.39 15.02 Ene/2002 20.16 19.93 18.8 19.33 17.85 14.39 15.88 Feb/2002 20.79 20.85 18.84 19.93 18.47 14.66 16.23 Mar/2002 24.44 23.61 22.62 23.66 22.36 19.05 20.64 Abr/2002 26.13 25.71 24.39 25.53 24.53 22.16 22.5 May/2002 27.03 25.5 24.73 25.43 24.78 22.31 23.42 Jun/2002 25.55 24.15 23.86 24.3 23.63 21.35 22.39 Jul/2002 26.98 25.83 24.55 25.94 25.24 22.27 23.58 Ago/2002 28.25 26.71 25.26 26.75 26.13 23.04 24.29 Sep/2002 29.46 28.27 26.99 28.23 27.39 24.4 25.75 Oct/2002 28.76 27.51 26.22 27.68 26.87 23.79 25.17 Nov/2002 26.43 24.5 23.38 24.6 23.82 19.81 21.44 Dic/2002 30.09 29.07 26.27 29.07 28.14 23.43 25.46 Ene/2003 33.07 31.36 27.99 31.59 30.73 27.64 29.04 Feb/2003 36.02 32.75 30.16 32.97 32.02 27.29 29.33 Mar/2003 33.7 30.44 27.76 30.78 29.64 23.93 26.4 Abr/2003 28.22 24.97 23.32 25.89 24.78 20.09 22.16 May/2003 28.23 25.79 24.26 26.84 25.51 20.86 22.97 Jun/2003 30.7 27.55 25.56 28.59 27.44 21.95 24.33 Jul/2003 30.77 28.48 26.8 28.98 27.76 23.54 25.46 Ago/2003 31.6 29.87 27.81 30.04 28.76 25.39 27 Sep/2003 28.52 27.08 25.42 27.02 25.98 22.29 23.96 Oct/2003 30.37 29.55 27.2 29.22 28.23 24.08 25.91 Nov/2003 31.09 29.01 27.62 29.22 28.41 24.11 25.95 Dic/2003 32.07 29.99 27.99 30.79 29.64 24.43 26.71 Ene/2004 34.23 31.22 29.1 32.74 31.56 25.43 28.06 Feb/2004 34.78 30.89 28.7 31.95 30.68 24.58 27.2 Mar/2004 36.78 33.79 30.79 34.82 33.2 27.07 29.79 Abr/2004 36.82 33.44 31.53 34.56 32.79 27.72 30.14 May/2004 40.28 37.6 34.76 38.9 36.93 31.75 34.2 Jun/2004 38.05 35.26 33.6 36.67 34.79 29.3 31.8 Jul/2004 40.54 38.14 33.81 37.67 36.44 28.51 31.84 Ago/2004 44.9 42.74 40.1 39.04 30.79 34.19 Sep/2004 45.84 43.19 39.84 38.75 31.53 34.55 Oct/2004 53.28 49.77 45.48 44.39 37.17 40.19 Nov/2004 48.53 43.11 39.03 37.94 30.59 33.66 Dic/2004 43.11 39.6 34.6 33.57 25.81 29.01 Ene/2005 46.91 44.32 37.89 36.97 28.89 32.16 Feb/2005 49.08 46.56 39.7 38.76 30.62 33.75 Mar/2005 54.19 53.26 43.96 43.04 34.96 38.23 Abr/2005 52.97 51.88 45.09 44.17 35.69 39.14 May/2005 49.83 48.61 44.89 44.06 36.35 39.49 Jun/2005 56.35 54.35 49.02 48.6 40.81 43.98 Jul/2005 59.09 57.81 52.09 51.24 42.73 46.11 Ago/2005 64.62 63.43 56.54 55.58 46.62 50.27 Sep/2005 65.86 64.08 57.65 56.69 47.73 51.38 Oct/2005 62.59 59.73 54.57 53.61 44.65 48.3 Nov/2005 58.49 56.47 49.36 48.4 39.44 43.09 Dic/2005 59.22 57.4 50.65 49.8 40.63 44.31 Ene/2006 65.17 63.27 62.5 61.52 51.04 52.79 Feb/2006 59.94 60.35 57.28 55.94 47.03 48.69 Mar/2006 63.05 63.08 61.64 60.32 50.4 52.6 Abr/2006 69.95 70.19 68.91 66.99 55.21 59.69 May/2006 70.94 70.98 69.6 68.5 55.28 60.26 Jun/2006 70.99 69.77 68.73 67.8 54.87 58.84 Jul/2006 74.52 74.4 73.46 72.56 57.75 63.65 Ago/2006 73.1 73.92 72.56 71.52 57.08 63.66 Sep/2006 63.9 63.46 61.89 60.84 50.9 53.84 Oct/2006 59.26 59.8 57.64 56.47 48.19 49.94 Nov/2006 59.53 59.88 58.28 57.23 48.36 49.83 Dic/2006 62.09 62.28 61.57 60.65 50.44 52.42 Ene/2007 54.42 54.4 53.19 50.84 43.99 44.35 Feb/2007 59.43 58.85 58.28 53.81 46.38 47.96 Mar/2007 60.93 62.43 61.9 56.69 47.81 49.68 Abr/2007 64.01 67.59 66.28 60.67 52.24 53.7 May/2007 63.67 67.81 65.85 60.38 54.08 55.36 Jun/2007 67.94 70.12 70.45 65.03 58.74 59.94 Jul/2007 74.15 75.93 75.63 70.33 62.73 64.06 Ago/2007 73.25 72.1 73.27 67.99 62.34 63.36 TEMA 2: EL PETROLEO, DEL POZO A SU HOGAR Origen y formación del petróleo El petróleo producto es un compuesto químico complejo en el que coexisten partes sólidas, líquidas y gaseosas. Lo forman, por una parte, unos compuestos denominados hidrocarburos, formados por átomos de carbono e hidrógeno y, por otra, pequeñas proporciones de nitrógeno, azufre, oxígeno y algunos metales. Se presenta de forma natural en depósitos de roca sedimentaria y sólo en lugares en los que hubo mar. Su color es variable, entre el ámbar y el negro y el significado etimológico de la palabra petróleo es aceite de piedra, por tener la textura de un aceite y encontrarse en yacimientos de roca sedimentaria. El origen del petróleo está relacionado con las grandes cantidades de compuestos orgánicos que son depositados actualmente y de manera continua en las cuencas sedimentarias en el mundo. Los restos de organismos microscópicos contienen carbono e hidrógeno en cantidades abundantes, los cuales constituyen los elementos fundamentales del petróleo. Los hidrocarburos son productos del material orgánico alterado derivado de organismos microscópicos. Estos son transportados por arroyos y ríos hasta lagos y/o el mar, donde son depositados bajo condiciones lacustres, deltaicas o marinas, junto a sedimentos clásticos finamente divididos. Los ambientes lacustres, deltaicos y marinos, producen la mayor parte de los organismos microscópicos, esencialmente fitoplancton, que son depositados masivamente junto a los materiales orgánicos transportados previamente y simultáneamente por los arroyos y ríos. Mientras tiene lugar la deposición de los materiales orgánicos en los distintos ambientes, aquellos son enterrados por limos y arcillas. Esto previene la descomposición total del material orgánico y permite su acumulación El petróleo y el gas se forman en sedimentos marinos en cuencas oceánicas generalmente aisladas y protegidas. a) materiales iniciales ricos en carbono, formados en las aguas superficiales, se acumulan en aguas profundas donde no pueden ser consumidas por otros organismos. b) Acumulaciones posteriores de sedimentos sellan los materiales ricos en carbono; las altas temperaturas y presiones transforman este material en petróleo y gas. c) Acumulaciones de sedimentos adicionales comprimen los depósitos originales, empujando el petróleo y gas, los cuales emigran hacia rocas más permeables, generalmente arenas y areniscas. La cantidad de enterramiento es una función de la cantidad de sedimento descargado por los arroyos y ríos en lagos y mares, junto al tiempo involucrado en el proceso de deposición. Acumulaciones muy espesas de limos, arcillas y materiales orgánicos pueden producir grandes volúmenes de petróleo, si transcurre el tiempo suficiente como para que ocurra el proceso de alteración. La conversión del material orgánico al petróleo se llama catagénesis, y está asistida por la presión causada por el enterramiento, la temperatura, la alteración termal y la degradación. Estos factores resultan de la profundidad, la acción bacteriana en un ambiente químico no oxidante (reductor) y cerrado, la radioactividad y la catálisis (procesos de transformación de los componentes de la matriz mineral de la roca origen). La temperatura parece ser el factor más importante junto con la asistencia de otros. La acumulación de materiales orgánicos y clásticos en el fondo del mar o lago, está acompañada por la actividad bacteriana; si hay abundante oxígeno, las bacterias aeróbicas actúan sobre la materia orgánica hasta destruirla. Sin embargo, la destrucción aeróbica de la materia orgánica se reduce considerablemente cuando cantidades suficientes de sedimentos de baja permeabilidad son depositadas de manera relativamente rápida por encima de estos materiales orgánicos, frenando así la circulación de aguas que contienen oxígeno. Como consecuencia, la actividad bacteriana aeróbica se para a causa del descenso en el contenido de oxígeno disuelto disponible, dando lugar a la actividad bacteriana anaeróbica. Esta utiliza el oxígeno de los sulfatos disueltos en el medio (convirtiéndolos en sulfuros), dando como resultado un ambiente de reducción (libre de oxígeno). La actividad anaeróbica ocurre en los primeros 20 metros de los sedimentos aproximadamente, cesando por debajo de esta profundidad. Es en este ambiente de enterramiento rápido y condiciones de reducción, o libres de oxígeno, la formación del petróleo tiene lugar. Una vez que la materia orgánica parcialmente descompuesta y libre de los procesos de oxidación se encuentra en este estado, sufre el llamado proceso de maduración. Este proceso de maduración involucra la temperatura, la presión y el tiempo como factores fundamentales. La materia orgánica debe madurar al igual que lo hace la comida en una olla a presión. La manera en que los hidrocarburos son madurados depende del ambiente de deposición en el que han sido depositados. En términos generales, el petróleo se produce a lo largo de millones de años en profundidades de alrededor de 5 Km., a una temperatura de 150 ºC. Profundidades mayores a los 5 Km. o demasiado tiempo de ¨cocción¨ a temperaturas de 200 ºC darán lugar a la conversión del petróleo en gas. El gas se tornará incluso en gas ácido sulfuroso si la temperatura es aún mayor. Si por el contrario, el material orgánico no es lo suficientemente calentado, en profundidades por encima de los 4-5 Km., la formación de petróleo no tendrá lugar, ya que estos quedaran en un estado inmaduro y consecuentemente, inútiles para el hombre. La figura 2 muestra un diagrama que resume este proceso. Se podría generalizar que las capas sedimentarias profundas son más viejas y están más calientes que las menos profundas y más jóvenes, por lo que las primeras, tendrían una mayor proporción de gas que de petróleo. De todos modos, aunque la mayoría de las zonas poseen un régimen de flujo de calor por encima y por debajo de la media, las profundidades de generación del petróleo son sustancialmente variables de lugar a lugar. La relación tiempotemperatura para la maduración de los hidrocarburos se representa en este diagrama. Si sedimentos orgánicos se mantienen entre 150ºC a 200ºC durante 1 millón de años, entonces se formará el petróleo. Si la temperatura excede los 200ºC, se formará gas. Sin embargo si la temperatura sube aún más, se formará gas ácido. Si por el contrario las capas fuentes de material orgánico se encuentran a solamente 100ºC, entonces harán falta 100 millones de años para que maduren hasta convertirse en hidrocarburos. Al ser un compuesto en estados líquido o gaseoso, su presencia no se localiza habitualmente en el lugar en el que se generó, sino que ha sufrido previamente un movimiento vertical o lateral, filtrándose a través de rocas porosas, a veces una distancia considerable, hasta encontrar una salida al exterior –en cuyo caso parte se evapora y parte se oxida al contactar con el aire, con lo cual el petróleo en sí desaparece– o hasta encontrar una roca no porosa que le impide la salida. Entonces se habla de un yacimiento: Estratigráficos: En forma de cuña alargada que se inserta entre dos estratos. Anticlinal: En un repliegue del subsuelo, que almacena el petróleo en el arqueamiento del terreno. Falla: Cuando el terreno se fractura, los estratos que antes coincidían se separan. Si el estrato que contenía petróleo encuentra entonces una roca no porosa, se forma la bolsa o yacimiento. En las últimas décadas se ha desarrollado enormemente la búsqueda de yacimientos bajo el mar, los cuales, si bien tienen similares características que los terrestres en cuanto a estructura de las bolsas, presentan muchas mayores dificultades a la hora de su localización y, por añadidura, de su explotación. HISTORIA DEL PETROELO Métodos de exploración del petróleo En la búsqueda y exploración de yacimientos de petróleo no existe un método científico exacto, sino que es preciso realizar multitud de tareas previas de estudio del terreno. Los métodos empleados, dependiendo del tipo de terreno, serán geológicos o geofísicos. Métodos geológicos Los trabajos de Demaison & Moore (1980) entre otros supone el primer paso en el conocimiento de los ambientes sedimentarios de la materia orgánica y de los factores físico químicos que favorecen la acumulación del petróleo y preservación. El estudio por diversos investigadores de la evolución de la materia orgánica y de sus etapas diageneticas ( diagensis, catagenisis y metagenesis ) propician la generación de las llamadas ventanas de generación del petróleo y gas, y la interacción del tiempo y temperatura como motor de la transformación de la materia orgánica en petróleo y/o gas. Como propuso Demaison (1984) el éxito de la exploración depende de tres factores independientes:  La existencia de una trampa (estructura, almacén, sello)  La acumulación de una determinada cantidad de petróleo ( roca, fuente, maduración, migración , timing)  La preservación del petróleo almacenado ( historia térmica, invasión por aguas, etc..) De modo que numerosos factores de carácter químicos quedan relacionados con la sedimentación de materia orgánica hasta la creación de acumulaciones de petróleo. El primer paso para encontrar dichas acumulaciones es encontrar una roca que se haya formado en un medio propicio para la existencia del petróleo, es decir, suficientemente porosa y con la estructura geológica de estratos adecuada para que puedan existir bolsas de petróleo. Hay que buscar, luego, una cuenca sedimentaria que pueda poseer materia orgánica enterrada hace más de diez millones de años. Para todo ello, se realizan estudios geológicos de la superficie, se recogen muestras de terreno, se inspecciona con Rayos X, se perfora para estudiar los estratos y, finalmente, con todos esos datos se realiza la carta geológica de la región que se estudia. Tras nuevos estudios “sobre el terreno” que determinan si hay rocas petrolíferas alcanzables mediante prospección, la profundidad a la que habría que perforar, etc., se puede llegar ya a la conclusión de si merece la pena o no realizar un pozo-testigo o pozo de exploración. De hecho, únicamente en uno de cada diez pozos exploratorios se llega a descubrir petróleo y sólo dos de cada cien dan resultados que permiten su explotación de forma rentable. Métodos geofísicos Cuando el terreno no presenta una estructura igual en su superficie que en el subsuelo (por ejemplo, en desiertos, en selvas o en zonas pantanosas), los métodos geológicos de estudio de la superficie no resultan útiles, por lo cual hay que emplear la Geofísica, ciencia que estudia las características del subsuelo sin tener en cuenta las de la superficie. Aparatos como el gravímetro permiten estudiar las rocas que hay en el subsuelo. Este aparato mide las diferencias de la fuerza de la gravedad en las diferentes zonas de suelo, lo que permite determinar qué tipo de roca existe en el subsuelo. Con los datos obtenidos se elabora un “mapa” del subsuelo que permitirá determinar en qué zonas es más probable que pueda existir petróleo. También se emplea el magnetómetro, aparato que detecta la disposición interna de los estratos y de los tipos de roca gracias al estudio de los campos magnéticos que se crean. Igualmente se utilizan técnicas de prospección sísmica, que estudian las ondas de sonido, su reflexión y su refracción, datos éstos que permiten determinar la composición de las rocas del subsuelo. Así, mediante una explosión, se crea artificialmente una onda sísmica que atraviesa diversos terrenos, que es refractada (desviada) por algunos tipos de roca y que es reflejada (devuelta) por otros y todo ello a diversas velocidades. Estas ondas son medidas en la superficie por sismógrafos. Más recientemente, las técnicas sísmicas tridimensionales de alta resolución permiten obtener imágenes del subsuelo en su posición real, incluso en situaciones estructurales complejas. Para evaluar grandes cantidades de terreno donde puedan ser investigados como futuros pozos de petróleo ,las imágenes satelitales es el método más rentable de exploración de petróleo y de gas que los expertos del petróleo disponen hoy en día. Pero, con todo, la presencia de petróleo no está demostrada hasta que no se procede a la perforación de un pozo. Extracción del petróleo La demanda de petróleo natural exige buscar yacimientos en zonas casi inaccesibles. Las plataformas petrolíferas extraen petróleo del mar. Las instalaciones terrestres son menos complejas, pero en ocasiones han de instalarse en lugares tan inhóspitos como este desierto de Argelia. (ver fotos abajo) Aunque en un principio se empleó el método de percusión, cuando los pozos petrolíferos estaban situados a poca profundidad y bajo rocas de gran dureza, dicha técnica desde mediados del siglo XX dejó paso al método de rotación, ya que la mayor parte del petróleo se ha determinado que se encuentra a una profundidad de entre 900 y 5.000 metros, aunque hay pozos que llegan a los 7.000 u 8.000 metros. Método de rotación Consiste en un sistema de tubos acoplados unos a continuación de otros que, impulsados por un motor, van girando y perforando hacia abajo. En el extremo se halla una broca o trépano con dientes que rompen la roca, cuchillas que la separan y diamantes que la perforan, dependiendo del tipo de terreno. Además, existe un sistema de polea móvil del que se suspende el conjunto de los tubos que impide que todo el peso de los tubos –los pozos tienen profundidades de miles de metros– recaiga sobre la broca. Encamisado Para evitar que las paredes del pozo se derrumben durante la perforación y, al mismo tiempo, la estructura de los estratos del subsuelo permanezca inalterada, según se va perforando el pozo, éste va siendo recubierto mediante unas paredes –o camisas– de acero de un grosor de entre 6 y 12 milímetros. Aprovechamiento del yacimiento Los cálculos realizados históricamente permiten afirmar que habitualmente una bolsa de petróleo sólo suele ser aprovechada entre un 25% y un 50% de su capacidad total. El petróleo suele estar acompañado en las bolsas por gas. Ambos, por la profundidad a la que se hallan, están sometidos a altas presiones–el gas, por esa circunstancia, se mantiene en estado líquido–. Al llegar la broca de perforación, la rotura de la roca impermeable provoca que la presión baje, por lo que, por un lado, el gas deja de estar disuelto y se expande y el petróleo deja de tener el obstáculo de la roca impermeable y suele ser empujado por el agua salada que impregna generalmente la roca porosa que se encuentra por debajo de la bolsa de petróleo. Estas dos circunstancias hacen que el petróleo suba a la superficie. Bombeo del petróleo Sin embargo, llega un momento en que la presión interna de la bolsa disminuye hasta un punto en que el petróleo deja de ascender solo -y, por otro lado, el gas, cada vez menor, deja de presionar sobre el crudo–, por lo que hay que forzarlo mediante bombas para que suba. Este bombeo se realiza hasta el momento en que el coste del sistema de extracción es mayor que la rentabilidad que se obtiene del petróleo, por lo que el pozo es abandonado. Inyección de agua. Para aumentar la rentabilidad de un yacimiento se suele utilizar un sistema de inyección de agua mediante pozos paralelos. Mientras que de un pozo se extrae petróleo, en otro realizado cerca del anterior se inyecta agua en la bolsa, lo que provoca que la presión no baje y el petróleo siga siendo empujado a la superficie, y de una manera más rentable que las bombas. Este sistema permite aumentar la posibilidad de explotación de un pozo hasta, aproximadamente, un 33% de su capacidad. Dependiendo de las características del terreno, esta eficiencia llega al 60%. Inyección de vapor En yacimientos con petróleo muy viscoso (con textura de cera) se utiliza la inyección de vapor, en lugar de agua, lo que permite conseguir dos efectos: 1.) Por un lado, se aumenta, igual que con el agua, la presión de la bolsa de crudo para que siga ascendiendo libremente. 2.) Por otro, el vapor reduce la viscosidad del crudo, con lo se hace más sencilla su extracción, ya que fluye más deprisa. Extracción en el mar El avance en las técnicas de perforación ha permitido que se puedan desarrollar pozos desde plataformas situadas en el mar (off-shore), en aguas de una profundidad de varios cientos de metros. En ellos, para facilitar la extracción de la roca perforada se hace circular constantemente lodo a través del tubo de perforación y un sistema de toberas en la propia broca. Con ello, se han conseguido perforar pozos de 6.400 metros de profundidad desde el nivel del mar, lo que ha permitido acceder a una parte importante de las reservas mundiales de petróleo. COMO SE EXTRAE PETRÓLEO Consumo y transporte del petróleo Paradójicamente, el petróleo se suele encontrar lejos de los lugares de consumo, por lo que el trasporte del crudo se convierte en un aspecto fundamental de la industria petrolera, que exige una gran inversión, tanto si el transporte se realiza mediante oleoductos, como si se realiza mediante buques especiales denominados “petroleros”. Al principio de la industria petrolífera, el petróleo generalmente se refinaba cerca del lugar de producción. A medida que la demanda fue en aumento, se consideró más conveniente transportar el crudo a las refinerías situadas en los países consumidores. Por este motivo, el papel del transporte en la industria petrolífera es muy importante. Hay que tener en cuenta que Europa occidental importa el 97% de sus necesidades – principalmente de África y de Oriente Medio– y Japón, el 100%. Los países que se autoabastecen también necesitan disponer de redes de transporte eficaces, puesto que sus yacimientos más importantes se encuentran a millares de kilómetros de los centros de tratamiento y consumo, como ocurre en Estados Unidos, Rusia, Canadá o América del Sur. En Europa, el aprovisionamiento de zonas industriales alejadas del mar exige el equipamiento de puertos capaces de recibir los superpetróleos de 300.000 y 500.000 Tm de carga, almacenamientos para la descarga y tuberías de conducción de gran capacidad. Aunque todos los medios de transporte son buenos para conducir este producto (el mar, la carretera, el ferrocarril o la tubería), el petróleo crudo utiliza sobretodo dos medios de transporte masivo: los oleoductos de caudal continuo y los petroleros de gran capacidad. Los otros medios de transporte (barcos de cabotaje, gabarras, vagones cisterna o camiones cisterna, entre otros) se utilizan, salvo casos excepcionales, como vehículos de distribución de productos terminados derivados del petróleo. En la actualidad no hay en el comercio internacional mercancía individual cuyo transporte supere en volumen o valor al del petróleo. La ventaja del petróleo es que su fluidez permite el transporte a granel, lo que reduce los gastos al mínimo y permite una automatización casi completa del proceso. Gracias a los adelantos técnicos de hoy en día, basta en muchos casos con hacer la conexión de tuberías y proceder a la apertura o cierre de válvulas, muchas veces de forma automática y a distancia con telecontrol. Los oleoductos son el conjunto de instalaciones que sirve de transporte por tubería de los productos petrolíferos líquidos, en bruto o refinados. El término oleoducto comprende no sólo la tubería en sí misma, sino también las instalaciones necesarias para su explotación: depósitos de almacenamiento, estaciones de bombeo, red de transmisiones, conexiones y distribuidores, equipos de limpieza, control medioambiental, etc. Los oleoductos tienen distintas capacidades de transporte, dependiendo del tamaño de la tubería. En líneas generales, el diámetro de los oleoductos varía entre 150 mm y 915 mm. Además pueden ser tanto de superficie como subterráneos, donde alcanzan los 2 m de profundidad. La velocidad estimada del crudo dentro de los oleoductos es de 5 km/h. Los oleoductos de petróleo crudo comunican los depósitos de almacenamiento de los campos de extracción con los depósitos costeros o, directamente, con los depósitos de las refinerías. En los países que se suministran de crudos por vía marítima, el oleoducto asegura el enlace entre los depósitos portuarios de recepción y las refinerías del interior. En la hay en el mundo más de 1.500.000 kilómetros de tubería destinados al transporte de crudos y de productos terminados, de los cuales el 70 por ciento se utilizan para gas natural, el 20 por ciento para crudos y el 10 por ciento restante para productos terminados (carburantes). Los Estados Unidos tienen la red de oleoductos más densa del mundo. En Europa existen cinco grandes líneas de transporte de crudo que, partiendo de los terminales marítimos de Trieste, Génova, Lavera, Rotterdam y Wilhelnshaven, llevan el petróleo a las refinerías del interior. Esta red es de 3.700 kilómetros, una extensión que se queda pequeña si se compara con los 5.500 kilómetros del oleoducto del Comecón o de la Amistad, que parte de la cuenca del Volga-Urales (600 kilómetros al este de Moscú) y que suministra crudo a Polonia, Alemania, Hungría y otros países centro europeos. El petróleo circula por el interior de la conducción gracias al impulso que proporcionan las estaciones de bombeo, cuyo número y potencia están en función del volumen a transportar, de la viscosidad del producto, del diámetro de la tubería, de la resistencia mecánica y de los obstáculos geográficos a sortear. En condiciones normales, las estaciones de bombeo se encuentran situadas a 50 kilómetros unas de otras. También existen pozos submarinos. Por lo tanto se necesitan oleoductos submarinos para transportar el crudo. A medida que aumenta la producción de petróleo en el mar se van construyendo más oleoductos submarinos. Estos se tienden con barcazas "tiende tubos" especiales, en las cuales se sueldan los tramos de tubo de acero antes de colocarlos en el lecho marino. Si el oleoducto es de pequeño diámetro el tubo puede desenrollarse desde un gigantesco carrete para tenderlo directamente en el lecho marino, evitándose así la necesidad de soldar en el mar. Cuando se transporta crudo pesado, puede ser necesario poner aislamiento térmico en el oleoducto, para que el petróleo fluya con facilidad. Las tuberías de menor diámetro generalmente se tienden en una trinchera para protegerlas del equipo usado por los buques pesqueros. El crudo parte de los depósitos de almacenamiento, donde por medio de una red de canalizaciones y un sistema de válvulas se pone en marcha la corriente o flujo del producto. Desde un puesto central de control se dirigen las operaciones y los controles situados a lo largo de toda la línea de conducción. El cierre y apertura de válvulas y el funcionamiento de las bombas se regulan por mando a distancia. La construcción de un oleoducto supone una gran obra de ingeniería y por ello, en muchos casos, es realizada conjuntamente por varias empresas. También requiere de complicados estudios económicos, técnicos y financieros con el fin garantizar su operatividad y el menor impacto posible en el medio ambiente. El trazado debe ser recto en la medida de lo posible y, normalmente, la tubería es enterrada en el subsuelo para evitar los efectos de la dilatación. Los conjuntos de tubos se protegen contra la corrosión exterior antes de ser enterrados. Las tuberías se cubren con tierra y el terreno, tras el acondicionamiento pertinente, recupera su aspecto anterior. Los petroleros son los mayores navíos de transporte que existen hoy en día en el mundo. Son inmensos depósitos flotantes que pueden llegar a medir 350 metros de largo (eslora) y alcanzar las 250.000 toneladas de peso muerto (TPM). Knock Nevis Actualmente casi todos los petroleros en construcción son del tipo de doble casco en detrimento de los más antiguos diseños de un solo casco (monocasco) debido a que son menos sensibles a sufrir daños y provocar vertidos en accidentes de colisión con otros A partir de este tipo de barcos, surgió el superpetrolero, de mayor capacidad de carga, y destinado al transporte de crudo desde Medio Oriente alrededor del Cuerno de África. El superpetrolero Knock Nevis es la embarcación más grande del mundo. Actualmente se transportan por mar más de mil millones de toneladas de crudo al año en todo el mundo. El petrolero es el medio más económico para transportar petróleo a grandes distancias y tiene la ventaja de una gran flexibilidad de utilización. Su principal característica es la división de su espacio interior en cisternas individuales, lo que permite separar los diferentes tipos de petróleo o sus productos derivados. Refino petróleo El petróleo, Cuando se extrae de los pozo, no es un componente útil prácticamente. Para ello es fundamental sepáralo en diferente fracciones para aprovechar sus características. A dicho proceso se le llama refino del petróleo. La industria del refino tiene como finalidad obtener del petróleo la mayor cantidad posible de productos de calidad bien determinada, que van desde los gases ligeros, como el propano y el butano, hasta las fracciones más pesadas, fuel óleo y asfaltos, pasando por otros productos intermedios como las gasolinas, el gasoil y los aceites lubricantes. El petróleo bruto contiene todos estos productos en potencia porque está compuesto casi exclusivamente de hidrocarburos, cuyos dos elementos son el carbón y el hidrógeno. Ambos elementos al combinarse entre sí pueden formar infinita variedad de moléculas y cadenas de moléculas. Una refinería es una instalación industrial en la que se transforma el petróleo crudo en productos útiles para las personas. El conjunto de operaciones que se realizan en las refinerías para conseguir estos productos son denominados “procesos de refinamiento”. Los procesos de refino dentro de una refinería se pueden clasificar, por orden de realización y de forma general, en destilación, conversión y tratamiento. Antes de comenzar este proceso se realiza un análisis de laboratorio del petróleo, puesto que no todos los petróleos son iguales, ni de todos se pueden extraer las mismas sustancias. A continuación se realizan una serie de refinados “piloto” donde se experimentan a pequeña escala todas las operaciones de refino. Una vez comprobados los pasos a realizar, se inicia el proceso. La primera refinería, inaugurada en 1861, producía queroseno mediante destilación atmosférica simple. Entre los subproductos había alquitrán y nafta. Pronto se descubrió que podían producirse aceites lubricantes de alta calidad destilando petróleo al vacío. Con todo, durante los 30 años siguientes el queroseno fue el producto de mayor demanda. Los dos acontecimientos más significativos en el cambio de esta situación fueron:  la invención de la luz eléctrica, que redujo la demanda de queroseno,  la invención del motor de combustión interna, al que siguió una demanda de gasóleo diesel y gasolina (nafta). Con la llegada de la producción a gran escala y la primera Guerra Mundial, el número de vehículos propulsados por gasolina aumentó de manera espectacular, como lo hizo la demanda de gasolina. Con todo, los procesos de destilación atmosférica y al vacío sólo permitían obtener del petróleo crudo cierta cantidad de gasolina. El primer proceso de craqueo térmico se aplicó en 1913. El craqueo térmico sometía los combustibles pesados a presión y calor intenso, descomponiendo así físicamente sus grandes moléculas en otras más pequeñas, con lo que producía más gasolina y combustibles de destilación. A fines del decenio de 1930 se aplicó una forma más elaborada de craqueo térmico, la ruptura de la viscosidad, que permitía obtener productos más valiosos y apreciables. Al elaborarse motores de gasolina de compresión más elevada, se produjo una demanda de gasolina de mayor octanaje, con mejores cualidades antidetonantes. La introducción del craqueo catalítico y de los procesos de polimerización en la segunda mitad del decenio de 1930, satisfizo esta demanda al proporcionar gasolina de mayor rendimiento y octanajes más elevados. Al comienzo del decenio de 1940 se desarrolló la alquilación, otro proceso catalítico, para producir más gasolina destinada al campo de la aviación de alto octanaje y cargas petroquímicas para la fabricación de explosivos y caucho sintético. Le siguió la isomerización catalítica, cuyo objeto era convertir los hidrocarburos para producir mayores cantidades de materias primas para la alquilación. Después de la segunda Guerra Mundial se introdujeron diversos procesos de reforma que mejoraron la calidad y el rendimiento de la gasolina, y proporcionaron productos de mayor calidad. Algunos de ellos requerían el empleo de catalizadores y/o de hidrógeno para cambiar las moléculas y eliminar el azufre. Durante el decenio de 1960 se introdujeron mejoras en los catalizadores y se elaboraron métodos de proceso, como el hidrocraqueo y la reforma, para aumentar los rendimientos de la gasolina y mejorar las cualidades antidetonantes. Tales procesos catalíticos produjeron también moléculas de doble enlace (alquenos), base de la moderna industria petroquímica. El número y tipo de los diferentes procesos utilizados en las modernas refinerías dependen principalmente de la naturaleza de los crudos empleados como materia prima y de los requisitos de los productos finales. También influyen en los procesos factores económicos: costes de los crudos, valores de los productos, disponibilidad de servicios básicos y transporte. La cronología de la introducción de los diversos procesos se recoge en el siguiente grafico: COMO SE EXTRAE EL PETROLEO

Intereses relacionados