Está en la página 1de 4

TEMES PER PREPARAR LITERATURA CASTELLANA PAU 2008-2009

El Caballero de Olmedo:

• Características de El Arte Nuevo de hacer comedias en este tiempo.


• Materialización de las características de El Arte Nuevo en esta obra.
• El personaje de Fabia y Tello.
• Los personajes principales en la obra.
• El valor del rey en la obra y en las comedias de Lope (cómo influye en la
estructura de la obra la justicia real).
• El origen de la obra.
• Simbología de la obra.
• Características lingüísticas y expresivas en la obra ( decoro de los personajes,
métrica, conceptismo, características del lenguaje de la poesía cortesana…).
• Cómo se consigue el dramatismo y la tensión dramática en la obra.
• Estructura temática de la obra (amor- muerte; comedia- tragedia).

El Quijote:

• Finalidad de la obra y mecanismos narrativos usados.


• Caracterización de Don Quijote y Sancho. (contraposición, físico, carácter,
evolución de los personajes y finalidad de la creación del personaje de Sancho,
lenguaje).
• Evolución de la locura de don Quijote.
• Diferencias entre las tres salidas de don Quijote.
• Función narrativa de Cide Hamete Benengeli.
• Diferencias narrativas entre la primera y la segunda parte.
• Sentido de justicia de don Quijote.
• Concepción del amor de don Quijote.
• Función narrativa de los duques.
• Justificación de la muerte de don Quijote.

Los romances:

• Origen de los romances.


• Evolución de los romances.
• Clasificación de los romances según su origen y según su temática.
• Características líricas de los romances.
• Características épicas de los romances.
• Características formales de los romances.
• Características temáticas de los romances.
• Estructuras de los romances.

Eloísa está debajo de un almendro

• Técnicas del teatro del humor o de lo inverosímil en la obra.


• Atrezzo y acotaciones en la obra.
• Caracterización y mecanismos de caracterización de los personajes en la obra.
• Temas fundamentales que se desarrollan en la obra.
• Diferencias entre el teatro del humor de Jardiel Poncela y la comedia de la
época.
• Diferencias entre la renovación teatral del teatro del humor de Jardiel Poncela y
Mihura y el teatro social de Antonio Buero Vallejo.

Cinco horas con Mario

• Discurso de la novela.
• Temas fundamentales.
• Caracterización de los personajes principales.
• Caracterización de los personajes secundarios.
• Corriente novelística en la que se inserta y justificación.
• Renovación novelística en esta novela.
• Técnicas para expones el argumento de la novela.
• Estructura de la novela.

Antología poética de Rosalía de Castro

• Similitudes y diferencias entre Cantares gallegos y En las orillas del Sar.


• Temas fundamentales de sus obras.
• Métrica y recursos poéticos / expresivos y lingüísticos usados en sus dos obras
trabajadas.
• Relación entre Rosalía de Castro y escritores posteriores como Unamuno o
Antonio Machado.
• Justifica las siguientes palabras de Marina Mayoral: “En las orillas del Sar es,
por una parte, una de las mejores obras románticas en castellano, de un
romanticismo que, como el de Bécquer, abandona toda pompa aparatosa para
concentrarse en el subjetivismo más puro y la expresión más auténtica del yo
del poeta. De otra parte, por su desarraigo y desolada visión del mundo, es un
anuncio de la problemática de la poesía del siglo XX. Unamuno y Machado son,
en muchos aspectos, herederos de la poetisa gallega.”.
• Comenta la corriente literaria en la que se inserta y justifícalo.

«Rosalía es uno de los espíritus que en nuestro siglo pasado


experimentó con más hondura lo que Unamuno habrá de llamar "el
sentimiento trágico de la vida". Lucha entre la fe y la duda; mejor dicho,
consciente de haber perdido la fe, quiere recobrarla, sin que su alma
atormentada lo consiga plenamente. Se pregunta por qué, existiendo
Dios, es posible la victoria del mal; protesta por la eternidad del infierno
como castigo del pecado y manifiesta su descreimiento respecto a la
vida futura. Como don Miguel, dirá que la esperanza en la otra vida es
ilusión, es sueño; pero, también como don Miguel, quiere abrir una
puerta a esa ilusión, siquiera sea con un "¿quién sabe?"... En Rosalía la
duda no había nacido de una razón insatisfecha y meditadora; era
producto de la resistencia a apurar el cáliz de la amargura, grito ("el
insolente grito", según sus palabras) de rebeldía contra la tribulación.
Por eso los lenitivos más eficaces le llegan por la vía del sentimiento: la
fe renace en su espíritu acongojado cuando, en la soledad de la catedral
aromada de incienso, un rayo de luz ilumina la bella imagen de Santa
Escolástica. El camino de la estética era, desde luego, seguro para quien
vivía añorando la "hermosura sin nombre, pero perfecta y única".
También era eficaz recordar el padecimiento de Cristo: la lección del
Maestro de dolores tenía que actuar poderosamente sobre un espíritu
dispuesto siempre a participar en la aflicción ajena; por eso no es de
extrañar que, mientras la idea de la grandeza divina anonada a Rosalía y
le quita la esperanza de sobrevivir, la imagen del Crucificado sea para
ella, como para Unamuno, prenda de inmortalidad...

»...Rosalía declara que el odio la ha atormentado tanto como el


amor. Y no hemos de entender que se refiere sólo —11→ al odio
recibido de los demás. Su alma recelosa ve a su alrededor la burla
constante de los hombres; imagina que las fuerzas naturales murmuran
de ella o juegan con su dolor; hasta la negra sombra que nunca la
abandona se ríe al colocársele junto a los cabezales del lecho. Y Rosalía
reacciona con la hostilidad contra la hostilidad; lo que en un tiempo
quiso, se le convierte en objeto de aversión: "dudo si el rencor adusto /
vive unido al amor en mi pecho". No en primera persona, pero sí con la
violencia del propio sentir, expresa envidia ante la felicidad de los otros
("A sus plantas se agitan los hombres..."). En cambio tiene siempre una
mirada compasiva para la miseria circundante, lo que explica el carácter
"social" de muchas creaciones suyas con más o menos quilates poéticos.
En su obra entran niños ateridos de frío, mendigos, "piadosas
samaritanas" desamparadas tras la seducción, emigrantes, mujeres de
emigrantes -"viudas dos vivos"-, fracasados, suicidas. Cuando una vez
pretende cantar egoístamente la dicha, los "pensamientos de alas negras"
no le dan libertad, y las angustias de la humanidad doliente le inspiran
una impresionante enumeración:

...Y en los mundos luminosos penetremos

en donde nunca resuena la débil voz del caído,


en donde el dorado sueño para en realidad segura
y de la humana flaqueza sobre la inmensa amargura
y sobre el amor que mata, sus alas tiende el olvido.
Ni el recuerdo que atormenta como horrible pesadilla,
ni la pobreza que abate ni la miseria que humilla,
ni de la injusticia el látigo, que al herir mancha y condena;
ni la envidia y la calumnia, más que el fuego asoladoras,
existen para el que siente que se deslizan sus horas
del contento y la abundancia por la corriente serena.
—12→
Allí donde nunca el llanto los párpados enrojece,
donde, por dicha, se ignora que la Humanidad padece
y que hay seres que codician lo que, harto, el perro desdeña...

Insatisfecha y humanitaria, Rosalía experimenta la


atracción de la poesía progresista y civil. A veces con gastada
retórica; a veces con acentos que hacen pensar en algo más
cercano a nosotros...»
• http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/p2/4682695390468461740
0080/index.htm

Intereses relacionados