(Fuente: http://fmieres.blogspot.com/2009/05/el-lider-natural.

html )

El líder natural
Una de mis riquezas más disfrutable es la de conocer a varios cientos de personas. De todas ellas, sólo dos son líderes naturales y muchas otras son líderes profesionales. Nuestro instinto de conservación es el que nos inspira el deseo de mandar. Todos —de una u otra manera—, pretendemos que los demás cumplan nuestros deseos, respeten nuestras preferencias y — si fuera posible— que hagan nuestro trabajo. Esta aspiración queda frustrada en la mayoría de las personas porque, como sugiero en el primer párrafo, son poquísimas las que nacen con el don de mando. La ideología que sustenta la economía política que llamamos socialismo tiene la siguiente consigna básica: «A cada uno según sus necesidades y de cada uno según sus posibilidades». Los escasos líderes naturales se caracterizan por intuir de una manera que hasta parece mágica, qué es lo que cada uno puede dar y qué es lo que cada uno necesita. Cuando estos talentosos conductores se vinculan con alguien, saben qué pedir y con qué estimular. Lo hacen con tanta seguridad y naturalidad que trabajar para ellos es un verdadero placer. Los líderes profesionales tienen que hacer un largo camino de aprendizaje para lograr resultados que siempre serán inferiores a los del líder natural, pero que de todas formas pueden ser resultados aceptables. Lo que unos y otros tendrán que tener en cuenta es la consigna usada por el socialismo y que puede ser aplicada a todas nuestras relaciones interpersonales.

Como la mayoría carecemos del talento natural y aunque la fórmula parezca muy sencilla, su puesta en práctica requiere un esfuerzo proporcional a los beneficios que se obtienen. ●●● Lic. Fernando Mieres - Montevideo - Uruguay

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful