Está en la página 1de 36
| Uae bible ox oficial de Montoneros ANO2 N12 senealatl se ae 1976 10 PESOS MTOR TTS Ah | # PREPARAR EL AVANCE POPULAR www.ruinasdigitales.com los trabajadores hundiremos al regimen, PORQUE QUEREMOS EL PODER PARA EL PUEBLO Estas tres primeras notas de Evita Mon- tonera: “Los trabajadores hundiremos el ré- gimen, porque queremos el Poder para el Pueblo”; “La situaci6n militar” y “ los milicos cipayos’y pular” son una sintesis de las conclusiones de las reuniones de Febrero y Marzo de! Consejo Nacional Montonero, maximo or- ganismo de conduccién de nuestra organiza- cién después de! Consejo Nacional. La situacion de del sistema capita lista en nuestra patria, ha llegado a tal pun- to, que 2610 con una profunda transforma- ién revolucionaria de las estructuras eco- némicas politicas y sociales es posible dar solucidn a los problemas cotidianos que en- frentamos los trabsjadores y el pueblo gentino, Como es que ilegamos a esa situa- cién?es el tema que analizamos en la pri- mera de estas notas, viendo cémo se ha mo- dificado la situacién que nos lewd —en se- tiembre de 1974— a pasar a la Resistencia. SITUACION POLITICA El hecho mas destacado es !a gran disper- si6n de las fuerzas pol(ticas y sociales enfren- tadas, Tanto en las fuerzas populares y.na- cionales, como en las proimperialistas, esta dispersi6n fue producto de la falta de fac- tores de unificacién y conduccién, que pu- dieran reunir y organizar a sus fuerzas alre- dedor de una propuesta pol tico-militar Gni- a El gobierno traidor fracas6 estrepitosa- mente porque de ninguna manera pudo en- cabezar a todas las fuerzas antipopulares. Los enemigos de! pueblo y de la patria, inician entonces una reunificacion alrededor de los militares cipayos, con un objetivo cen- tral pero insuficiente: aniquilar a las fuer- zas revolucionarias. En esta situacién de crisis total del siste- ‘ma, las mayor{as populares abandonan de- finitivamente las esperanzas cifradas en el gobierno y pasan a la oposicién. EI plan de Mondelli y el Fondo Monetario Internacional es el Gitimo empujén, que desa- ta una ola de protestas obreras, aislando ain mds al gobierno y ala burocracia vandorista y mostrando al conjunto de las clases populares que no hay alternativas a la crisis sino contem- plan una transformacién radical del sistema capitali Esta pérdide de representatividad pol/tica, falta de un plan coherente de go- www.ruinasdigitales.com bierno, aumenta las contradicciones en e! cam: bo del enemigo, que no puede aglutinar 2 sus fuerzas politica, militares y econdmicas més allé de la propuesta represiva. En esa situaci6n se llega a un callején sin salida, E | gobierno va y viene con las eleccio- Nes y un programa econémico repudiado por la clase obrera y todo el pueblo. Con el plan Mondelli aumenta la oposicién popular, con la convocatoria a elecciones trata de ganar tiem- po y no caer estrepitosamente. Esta propuesta electoral esté condicionada por el avance en el campo proimperialista de tun proyecto represivo total, encabezado por {0s militares, con !a hegemonia del ejército, y la presi de | capital monopolista y la oligar- quia en esessentido. La perranenciz en el gobierno de Isabe! Martinez genera contradicciones en el campo enemigo porque impide su unificacion. Como el gobierno de los traidores es una camarilla de aventureros no representativa de ningin sector en especial, existe una mando dividido en el plano politico-institucional (gobierno), militar- epresivo (Fuerzas Armadas-ejército), econémico (APEGE y Sociedad Rural). Ademés ‘Ademés de generar contradicciones en su pro- pio campo este gobierno ya no crea expecta- tivas politicas.E! signo mas evidente de esta descomposicion es la crisis total del justicialis- mo traidor, atravezado por miltiples luchas de sectores y hasta de hombres. El enemigo havetrocedido po! sus propios errores y porque el sistema capitalista depen- diente, tanto en lo econémico como en el plano Politico institucional, ha llegado a un techo Y tiene que transtormarse para sobrevivir. Si- multéneamente, nosotros no hemos podido ocu- par todo el espacio politico perdido por los trai- dores, tanto por nuestras debilidades internas como porque no hemos alcanzado la representa tividad necesaria para unir y conducir al conjun- to del pueblo. El espacio politico perdido por el justicialismo traidor ha sido ocupado por nd- sotros sélo parcialmente, SITUACION ECONOMICA A partir del Rodrigazo, la crisis econdmica argentina es una experiencia de millones de tra- bajadores y hombres del pueblo. La crisis esta instalada en la economia de los hogares argen- - tinos, Esta crisis tiene su origen,en que el sis- tema capitalista dependiente ya no da mas. su WATS iG izes Cr SUMARIO LOS TRABAJADORES HUND! REMOS AL REGIMEN, PORQUE QUEREMOS EL PODER PARA EL PUEBLO LA SITUACION MILITAR PARAR A LOS MILICOS CIPAYOS, PREPARAR EL. AVANCE POPULAR ....... EL ULTIMO DESATINO DE SU HISTORIA .. JUICIO REVOLUCIONARIO A ‘ROBERTO QUIETO. LAS LUCHAS OBRERAS Y EL MOVIMIENTO PERONISTA AUTEN AUTENTICO BENDIX: PATRON QUE COLABORE CON LA REPRESION, IRA AL PAREDON .. LA GUERRA CALIENTE . UN JEFE MONTONERO NO SE ENTREGA. LOS OJOS Y O1DOS DEL PUEBLO CRONICA DE LA RESISTENCIA ... TERCERA CAMPANA MILITAR NACIONAL MONTONERA.. LA CONDUCTA REVOLUCIONARIA .. COMPANEROS: En este numero de Evita Montonera sale con atraso. Estaba en proce- so de impresin en el momento del goipe mi- litar, Por eso creimos necesario hacer modi ficaciones, para dar a los compafieros un ana- lisis més actualizado de la realidad. Para su- perar este atraso agi su distribucion de modo que Ilegue répidamente a todos los compefieros, .. Contratapa www.ruinasdigitales.com La crisis mundial de! capitalismo sirvié pera mostrar este hecho irreversible. Leestructura productiva, sustentada en el contro! de la produccién rural exportable por {a oligarquia terrateniente y de la industria por el capital monopolista extranjero —en especial yanqui— es el aspecto determinante de nuestra dependencia y de la crisis actual. Asi hemos Ilegado 2 la imposibilidad de au- ‘mentar nuestras exportaciones para pagar lo que necesitamos importar y la deuda externa, que insume este afto alrededor de 3,000 millones de délares; tenemos una inflacién ral que se acerca a | 1.000 pro ciento anual mientras los salarios s6lo aumentan 100 por ciento; | sin esté totalmente p. ralizada y ni siquiera se Tepone el capital fuera de uso. El capitalismo dependiente argentino ya no tiene posibilidades de desarrollarse, mantenien- do niveles de ingreso y ocupacién aceptables. Hoy s6lo sigue adelante si aumenta la explota- ccién de la clase obrera, si elimina a las peque- fias y medianas empresas, si aumenta a concen- tracién monopolista y la desnacionalizacion ‘econémica, si convierta al estado en un interme- diario y garante de los banqueros internaciona- les. Desocupacién y caida del salario real son el método Mondelli-FMI; para eso mas repre sin y terrorismo contra los trabajadores. En consecuencia més poder para los militares cipa- yos. Finalmente la continuidad de la crisis politica, econémica y social, no generan el clima de seguridad que exigen los capitales, y nadie invierte un neso. Para crear la estabilidad nece- saria los monopolios promueven la constitu: cién de un gobierno fuerte y represivo, la dicta- dura militar pinochetista. PLANO ORGANIZATIVO Durante 1975 se observé un avance de las fuer- 2as propias. resultado de la correccién de nues- tras propuestas politicas, reivindicativas y mili- tares, creciendo nuestra capacidad de conduc- cién. Hemos generado asf dispositivos que estén en condiciones de dar respuesta en todos los pla- nos, Asise han desarrollado conducciones espe- cializadas con mayor capacidad de respuesta po- , reivindicativa y militar, y por ende, con mayor capacidad de conduccién, Hemos impulsado la creacién de nuevos es- pacios politicos para ir ocupando el terreno que abandona el enemigo. Aparece el Movimiento Peronista Auténtico, que comienza a nuclear al pueblo peronista que reconoce que all siguen firmes las banderas del 17 de octubre. El Movi- miento Peronista Auténtico se convierte en la base para la confirmacién del Movimiento de Li- beracién Nacional de nuestra patr No obstante en el avance organizativo estamos retrasados respecto del alto grado de respuesta esponténea de las masas, En junio y julio las masas obreras desnivelaron al enemigo y lo obli- garon a dar marcha atraé, haciendo fracasar el Proyecto integral del lopezreguismo. Alli se vio con claridad el retraso de la vanguar del movimiento de masas. www.ruinasdigitales.com Al mismo tiempo, comprendimos y anticipa- mos el caracter de las movilizaciones de junio y julio, impulsando una respuesta politica y rei- Vindicativa. Y una vez comenzadas las movili- Zaciones tuvimos claridad y sentido de la opor- tunidad para, en algunos casos conducirlas, y en otros participar de las mismas. En muchos luga- res las movilizaciones obreras fueron gencradas ¢ impulsadas por nuestras agrupaciones, especial- mente en el gran Buenos Aires. La Plata, Rosario y Cérdoba, Como consecuenciade las luchas de junio y julio, y también de las que le siguieiun, fue creciendo nuestra representatividad y capacidad de conduccién de la clase obrera, El enemigo, por su parte, no logra armonizar un proyecto que le permita centralizar el mando y ‘aumentar su eficacia politica, econémica y mi- litar, La descentralizacién del mando en e! campo enemigo entra en contradiccién con el actual grado de homogeneidad de las fuerzas armadas, Unidas alrededor de un proyecto represivo con prescindencia politica, Dentro de este proyecto militar las fuerzas armadas se dedican a la repre- i6n y el gobierno “civil” a las cuestiones cons- itucioniles. Pero esta descentralizacién del mando reduce la capacidad operativa de! enemi: 90, y dada la actual situacidn, no le produce yan rédito politico En sintesis, en el terreno organizativo, nues- tras fuerzas avanzan en su capacidad de conduc: cidn y en realidades politico-sociales conducidas, En cambio, en este terreno, el enemigo ha re- trocedido. LA ULTIMA SALIDA La Gnica saivacién para los trabajadores, los comerciantes, lor pequefios y medianos pro- ductores del agro y la industria, estd en el cam. bio de las estructuras capitalistas dependientes, superando las trabas que impiden el desarrollo independiente del pais. La Gnica manera para desalojar de! poder a los monopelios y sus servidores politicos y militares, es oponerle toda la fuerza de la uni- dad nacional; esta slo se puede lograr bajo la conduccién de fa clase obrera, Con la union de todas las fuerzas de la nacion en un Frente de Liberacién Necional conducido por los tra- bajadores, eliminaremos a las fuerzas reaccio- arias, superaremos las barreras de la dependen- cia y avanzaremos gradualmente en la construc: cién nacional del socialismo. Sélo avanzando hacia el socialismo podre mos salvar al pafs, porque solo nacionalizando os grandes monopolios del campo, la industria, el comercio y las finanzas, en un Estado ver- daderamente popular, los trabajadores produci- remos més, porque lo haremos para nosotros, nuestros hiios y nuestra patria y no para bene- ficio de los explotadores; asi haremos que el capital se reinvierta en nuestra patria y no se fugue al exterior, que nuestra tecnologia se de- sarrolle sin el freno de las conveniencias de los monopolios, y que el consumo masivo aumente con justicia en su distribucién, Sélo asi los em- presarios nacionales podrdn verse librados de la competencia ruinosa que les imponen los mo nopolios y participar en el desarrollo det pais con unidad y paz interna. © . i i ai www.ruinasdigitales.com LA SITUACION MILITAR El hecho destacado es k. 'sa'ida del conjunto de las fuerzas armadas para enfrentar al campo po- pular_ ya sus organizaciones, como consecuencia de ia incapacidad de las pclicias para hacerse car- yo Ue la represin, Tanto durante las moviliza- ciones, como en las operaciones masivas de mi- licianos desarrolladas por nuestras fuerzas, la po- lick Tue rebasada. Las fuerzas armadas obligadas a salir de ios cuarteles y operando masivamente —generalizan- det astndo da querra— r ecun ratraceso del ‘campo popular, sino la necesidad del enemigo de utilizar su reserva estratégica para frenar las tuchas del pueblo, Como consecuencia inmediata de la partici- pacién masiva de las fuerzas armadas —en especial el ejército— en la represiOn, se producen caidas en las fuerzas propias. Tanto como resulta- ‘dy de los operativos institucionales (allanamien- tos, rastrilios}, como por la"’guerra sucia"” (Co- mando Libertadores de América, Triple A). Como resuitado de sti participacion en la re- presiOn, los integrantes de la fuerzas armadas avanzan en aptitud de combate y en la genera- cidn de un clima de guerra entre sus miembros, Poro la contradiccién que deben supcre' es la de autodenominarse “ejército nacional”, y luchar contra el pueblo en defansa del imperialismo.. Esto limita su fuerza ideoldgica, su moral y su doctrina de guerra. Como doctrina de guerra en las ciudades las fuerzas armadas despliegan gran cantidad de efectivos en los rastrillajes y pin- zas, manteniendo fuerzas militares con gran capa- cidad de fuego en reserva pata reforzar cualquier punto que pueda ser atacaclo. Al mismo tiempo vy parte de su doctrina cle guerra— arman coman: ins especializados en el secuestro y asesinato de militantes, de los que nunca se vuelve a tener noticias, Esta es una situacién nueva que modi fica nuestra seguridad, porque nunca se sabe que pas6 con fos compafietos secuestrados y desapa- recides, Las fuerzas armadas tienen una mayor capaci- dad de combate para defer:ciet sus propias zonas cuando las atacamos alli (cuarteles, bases), por- que en ese plano se desarrolla una lucha militar SEs) convencional. .Ellos conocen él terreno, tieneh una doctrina de guerra clara y reciben instruc: cién en ese sentido. En sintesis, los militares estén preparados para combatirnos en su propio terreno, Una limitacién adicional para las fuerzas ar- madas es como repercute la crisis econémica en su capacidad financiera para aumentar y mejorar el pertrechamiento. En! la actual situacion los militares tienen dificultades financieras para | desarrollar en forma continua operaciones de gran envergadura. Por ejemplo, la represion de Monte Chingolo costé al ojército un millon de délares, Como contrapartida Montoneros tiene solucionado su problema a partir de la recupera- cidh durante 1975 o> C5 mitfon-e de dlares (Bunge y Born, Mercectes Beriz). Esto nos ubica relativamente, en mejor situacion financiera para afrontar la guerra en la que estamos empefiados. Esio nos war nite bay ala: te-ones un ereci- miento notable en calidad, cantidad, instruccion y pertrechamiento de nuestras fuerza: asi como en ld ejecucion de operaciones mil res de enveryadura. Durante 1975 se ve claro nuestro desarrollo cualitativo y cuantitativo en el plano militar. Co- mo parte de nuestro desarrollo en todds los pla- nos, se crearon las condiciones para dar un salto cualitativo en nuestra capacidad militar: mayor capacidad de combate en general, desarrollo'de la logistica, creaciorrde estructuras especializa- das que tienden a ta formacién det Ejercito Mon- tonero, 8 Nuestra doctrina de guerra es esta etapa de defensiva estratégica, donde no‘pudemos reali- zar un corco estratégico sobre el enemigo y este desarroila su ofensiva militar de aniquilamiento, es la.de ejecutar combates de decision tapica. Con esta doctrina, y pese'a los serios golpgs ré- « cibidos por nuestra organizacién durante la segun- da mitad de 1975 ~en especial en al interior = nuestra operatividackno se vio freriatla y cone ° tinuamos golpearido at enemiga, tanto como par- te-de campafiasidonde-se cealizaron centenares. + . de operaciones militares y. paramilitares; como. fuera de elas. 5 En cuanto a las armas nuestro avance también es importante: fusiles y pistolas ametratladoras- en la fabrice Helcdn; fusiles en Formosa, La Plata Bahia Blanca, operaciones menores de recupera- cidn; la fabricacion de granadas en nuesttas pro- pios talleres, Este desarrotlo creé las condiciones Para avances mas répidos auin.y en en ese sentido, © : www.ruinasdigitales.com PARAR A LOS MILICOS CIPAYOS, PREPARAR EL AVANCE POPULAR Continuamos en la etapa de defensiva estra- tégica; nuestro objetivo es la acumulacion de fuerzas propias y el desgaste de la fuerza ene- miga. Por lo tanto, ocupa un lugar central en nuestro plan para 1976, la defensa activa de nuestras fuerzas y la preparacién de las condi- ciones para la contraofensi La guerra popular revolucionaria es la tinica es- trategia que puede conducirnos hacia el poder y poner en préctica el programa frentista de transi- cién al socialismo La guerra popular revoluciona- racién nacional y el frente de liberacién nacio- nal, Simultaneamente debemos ir construyen- do un poder militar sdlido, que acttie como res- paldo de nuestra estrategia y como elemento central en la construccién del poder popular. En Ja guerra prolongada el desarrollo del poder mili- tar del pueblo condiciona el desarrollo de su po- der politico. Nuestra capacidad de conduccion y organizacién de la clase obrera y el pueblo aumenta si aumenta nuestro poder militar. En el plano de las agrupaciones de! mo' ria debe ser integral, porque incorporando todos los miento peronista auténtico debemos avanzar en su militarizaci6n y en la construccién de las mili- cias, Sélo asi se desarrollard y subsistiré el mo- vimiento de liberaci6n nacional, y se estard en condiciones de responder al nivel de violencia de esta etapa de ofensiva militar-represiva del ene- migo, métodos de lucha posibilitaremos que todos y cada uno de los hombres del pueblo aporten su granito de arena. Bajo una misma estrategia incorporamos las elecciones, las huelgas y movilizaciones obreras, las acciones simultaneas y masivas de las Milicias Montoneras, la lucha militar de nuestro Ejército Montonero en las ciudades y en las zonas rurales. La construccién del Frente de Liberacién Nacio- nal con todos los sectores y clases populares, en- cabezados por la clase obrera y su organizacion de vanguardia, es el centro de nuestra estrategia de guerra integral En al plano militar debemos continuar nuestra guerra de desgaste, dentro de la estra- tegia de guerra popular y prolongada, con ope- raciones de definicién répida, porque no pode- mos permitir el reagrupamiento de las fuerzas enemigas, superiores a las nuestras en nimero y armas, Nuestras fuerzas militares débiles se enfrentan a fuerzas militares superiores del enemigo. Por o tanto debemos elegir cuidadosametne el te- reno para combatir, atrayendo profundamente al enemigo hacia nuestras lineas y obligando su dispersion, de ese modo podemos aniquilar una a uns a fuerzas enemigas tacticamente mas dé- biles que las nuestfas. En el plano organizativo debemos desarrollar nuestra organizacion en la clase obrera, constitu yéndonos en la expresion efectiva, no sélo his- torica sino concreta y actual, de sus intereses. Cuando hayamos avanzado firmemente en este sentido, como expresién de la clase obrera, ase- gurarerios la formacién del movimiento de libe- Gral, Videla:presidente de !a Republica Jefe maximo de la represton Frente a la estrategia de aniquilamiento cc ta capacidad de organizacién y respuesta del movi- mientc obrero, mediante el secuestro y asesinato ‘de delegados y activistas, la Unica forma de dete- nerla es con acciones paramilitares dentro de las fabricas (sabotaje, ataque a canas infiltrados y alcahuetes), y con el aniquitamiento de los sec- tores patronaies y gerenciales que proporcionen a la represion informacion sobre delegados y ac- tivistas combativos. Iremos precisando hipétesis de guerra particu: fares para el pafs, atendiendo a su composicion social; concentracién de la poblacién; caracteris- ticas geograficas especiticas; significado politico Jocai, nacional y ain latinoamericano; concentra- cién de fuerzas politicas, militares y econdmicas de! enemigo; influencia en la modificacion de la relacion de fuerzas. Asi podremos enfrentar al enemigo con éxito en todo elppais, tanto en la ciudad, como en el campo, evitando los golpes y el desgaste producido por la accién represiva, De ese modo acumularemos fuerzas politicas y mi- litares para pasar a la contraofensiva. Simultdneamente, para aumentar nuestra capa cidad de lucha integral debemos desarrollar es- tructuras especializadas de conduccion, capaces de conducir y organizar al Movimiento de Libera- cién Nacional, incorporando-una politica perma- nente de formacién de cuadros. Si se concretan las elecciones con proseripci nnes actuaremos para impedirlas, concientes del riesgo que significa para nuestra politica de masas cponernos a las elecciones. Al mismo tiempo nos ‘sumamos con todas nuestras fuerzas a los movi- mientos de protest’ éspontaneos de la clase obre- ray el pueblo, buscando ganar su conduccién en la lucha, La continuacién de la crisis econdmica —agudizada por le plan Mondelli-F MI— favorece | desarrollo de la protesta masiva y espontanea, y hay muchos ejemplos de ello en nuestra histo: ria reciente que nos muestran la copacidad para romper planes enemigos y ain para voltear go- biernos. ; La ofensiva del enemigo se agotara cuando con el total despliegue de sus efectivos no log avanzar ni aniquilar a nuestras fuerzas. Ese serd el punto inicial para poder comenzar la contra- ofensiva, siempre que tengamosun dispositive para desplegar y desarrollar nuestras fuerzas. Ese dispositivo es el desarrollo en fuerza y represen: tatividad de la organizacion de vanguardia; la for macién del ejército popular, el Ejército Monto- ; 1a constitucién del Movimiento de Libera- cién Nacional y el Frente de Liberacion Nacional. ORGANIZAR Y ENCABEZAR LA BRONCA POPULAR Para avanzar en nuestros objetivos de prepa- rar la contraofensiva integral contra el sistema dependiente y sus sostenedores proponemos: 1- Renuncia de Maria Estela Martinez y todo todo su gabinet 2- Designacién por el congreso de un presi- dente interino que convoque inmediatamente a elecciones libres y sin proscripciones. 3- Exhortacién a los sectores nacionales de las fuerzas armadas, que aun subsisten, para que apoyen estos reclamos y se opongan al golpe de estado, En caso contrario las fuerzas armadas quedarén aistadas y enfrentadas al Frente de Li- beracién Nacional, encaminéndose hacia su di solucién como institucién. 4- Inmediata suspension de fa guerra sucia y genocida, Que los procedimientos policiales legales sean realizados de dia y de uniforme, In- vestigacion y aclaracién de la responsabilidad del Ejército en la organizacién del Comando Li- bertadores de América. 5: Exhortamos a los compafieros de las Coor- dinadoras de cordoba, Rosario, Gran Buenos Aires, La Plata, Berisso y Ensenada a conformar la MESA NACIONAL PROVISORIA DE TRA- BAJADORES EN LUCHA. A partir de alli con vocar a todos los organismo' de trabajadores en lucha de todo el pais y conformar la mesa eje cutiva definitiva. Para enfrentar el Plan de Mondelli y el Fondo Monetario Internacional, exigimos un salario mi- rnimo de dos millones de pesos mensuales y un aumento de 900,000 pesos para todos los traba- jadores de! pais, Impulsaremos todas las movi- lizaciones a plaza de Mayo y las casas de gobier- no provinciales contra cl plan explotador y entre: guista, exigiendo la anulacion del plan y la renun- Cia del gobierno traidor, Desde la Mesa Nacional Provisoria de Traba- jadores en Lucha y desde las mesas y coordinado- ras zonales, impulsaremos la definicin de un programa, a elaborar urgentemente, para cons- tituir un frente electoral de liberacién; convocan- do a los partidos populares, a los sectores en- frentados al justicialismo traidor, y a los docto- res Campora y Alende para que asuman las can- > didaturas de presidente y vice. Entendemos que la mayoria del pueblo considera esta formu- la como la mejor expresion electoral del progra: ma de unidad, salvacién y liberacion nacional. * EL ULTIMO DESATINO DE SU HISTORIA CAYERON LOS PAYASOS DEL CIRCO En la madrugada de! 24 de marzo, las Fuerzas Armadas derrocaron a Isabel y sus payasos. El deceniace del Isabelato, de todas maneras ya lo habiamos previsto hace tiempo en el Evita No. 11 (‘Los Militares Cipayos”) y en el Plan Anual 1976 de Montoneros —en este namero—. EL ORIGEN DE LACAIDA Con e| Rodrigazo y la caida de Lopez Ri ‘culminé una etapa y fracas6 un proyecto del im- Perialismo que habia intentado en nuestro pafs, (E.M. No.5). A partir de entonces comienza un refiido tiroteo entre la burocracia sindical, Isabel y la partidocracia, que tratan de resolver el pro- blemaa través de las instituciones y su supuesta representatividad, perdida al traicionar la voluntad roves fe la Uitimas semanas la inoperancia del gobierno, de! Parlamento, de la Burocracia sindical, de la partidocracia, produjo un vacfo de poder nunca visto antes. Los partidos liberales especialmente después del discurso de Balbin— asumieron una defensa de la “institucionalidad” Puramente declarativa, corriendo de una reunion otra reunién donde sélo se resolvia una nueva reunion, No aparecian por ningun lado propues- tas para resolver la crisis de nuestra Argentina, Al mismo tiempo la burocracia gremial apro- baba una tregua y con ella, aumentos de los pre- ios hasta cinco veces mayores que el de los sala- rios, Pero mientras el gobierno de Isabel se descom- ponia, el pueblo reaccionaba contra el Plan del gordito Mondelli. Como siempre, fueron los tra- bajadores de las grandes industrias los que prime- To se movilizaron contra la “tregua”. Enppocos dias se produjeron movilizaciones parciales y de- ccenas de miles de obreros pararon y salieron a la calle, Los empleados estatales y los maestros se aprestaban a luchar por sus derechos. Los jefes de las FFAA estaban esperando que “maduren’” las condiciones para echar at gobier- no y tomar la direccién politica -adémés del res- guardo mil bierno, el “ drido. El gobierno y el aparato politico y sindical no podfan contener el avance de los trabajado- res que se organizan al margen de ias direcciones vendidas. Las masacres de militantes y sus fami- lias, los secuestros y detenciones de obreros, ‘tampoco eran suficientes para contener la resis- tencia popular, ~ Los comandantes dan el golpe porque el go- bierno era superado por la movilizacién popular y el enfrentamiento armado, especialmente al iniciarse la Tercera Campafia Militar de Montone- ros (Ver en este numero). Y entonces al compas de las cldsicas musiqui- tas, los sucesivos comunicados y el despliegue de las tropas anuncian la represin. Se inicia el des- montaje de toda la estructura del gobierno, en sus tres poderes, la censura periodistica, la inter- vencién a los partidos politicos, los sindicatos, las asociaciones gremilaes de empresarios y pro- fesionales. Se elimina el derecho de huelga, mi- 1s de las tres armas allanan las fabricas més grandes y detienen a numerosos delegados y ac- tivistas obreros, Es el golpe total, lo que hace poco describla- mos como la declaracién de guerra a la voluntad expresada e! 11 de marzo del 73, por el 80por ciento de la poblacién. Su proyecto econémico es la recesin, que asegure las superganancias de los monopolios. Su proyecto politico es la dicta- dura de los monopolios. Su proyecto militar es el exterminio de toda la resistencia popular. Este golpe no lo provocé el caos, la inmoralidad, la corrupcién o la cesacién de pagos, Este golpe es contra los trabajadores en la calle, contra 1c ciones libres en las que el pueblo impondréa sus candidatos auténticos y representativos y un pro- grama de Liberacion, eVIDELA SOLUCION? Para dar este golpe se pusieron de acuerdo va- rigs sectores que coinciden en lo que hay que hacer: destruir las fuerzas populares y defender Ja oligarquia y las empresas extranjeras, Pero que tienen diferentes propuestas de cémo hacerlo. Nosotros sefialamos que han cometido el ultimo desatino de su historia porque acd ha fracasado un sistema, no un gobierno ni un plan econémi- co, .Lo que ocurre en el fonde de este asunto es que el sistema capitalista dependiente de nuestro pafs ya no da més, Ya no tiene posibilidades de desarrollarse, ni siquiera puede mantener un.nivel de trabajo, de salarios y de consumo aceptables. Entonces para que los monopolios sigan ganando lo mismo, hay que pagarle menos a los obreros, Esta politica re- cesiva a la del 55, la de Krieger Vasena, que im- ponen los monopolios leva a la ruina a los peq le fos y medianos productores, porque en la econémica los primeros qué quiebran son los més débiles. Al quebrar las empresas chicas, se las comen las grandes, y aumenta la concentra- cién monopélica. La crisis perjudica a los traba- jadores, y a los empresarios mas débiles, pero ~ favorece a las grandes compafifas, por eso esté Martinez de Hoz el patrén de Acindar. La tnica respuesta que pueden dar es la represion. Pero al generalizar la represion, esta llegard a los secto- res medios, ¢ irdn perdiendo aliados que hoy los alientan, Se agudizarén las contradicciones en sus filas. No nos olvidemos que “este autodenominado Ejército Argentino vive una contradiccién inter- na: se define como ejército nacional y esté inte- grado por nativos de esta patria, pero lucha con las armas para tefender los intereses y el poder del imperiatismo yanqui en nuestro pais” (E.M: No. 11), EL ULTIMO DESATINO. La Fumggas Armadas enfrentan esta situacion enel peor”mpmento de su vida institucional, To- davia no se han terminado de recomponer de la derrota sufrida en 1973 y deben rehabilitarse luego de 20 afios de fracasos de todos los pro- yectos para mantener el dominio oligarquico e imperialista, y marginar al pueblo. Tienen una ventaja: haber identificado al ene- migo principal, Montoneros, que es la Unica alter nativa de conduccién de los trabajadores y el pueblo todo. Pero el pueblo también ha identificado a su ¢ enemigo y ve en las FFAAa los que llevan ade- lante una politica a favor de los monopolios yan- quis, con la represi6n. LAS FUERZAS POPULARES Con este golpe termina una etapa y otra nue- va se inicia, El “justicialismo” de la integracion al sistema, de la conciliacién de clases, de la trai- cién a los intereses del pueblo ha terminado, Algunas ratas, como Lorenzo Miguel y Lastiri que crefan que iban a poder seguir negociando, ‘cayeron con “la sefiora”. Los otros salieron rajan do con sus valijas y parientes. Algunos como Ca- labré se sacaron rapidamente la camiseta y, con el rabo entre las piernas, ledeséan:al nuevo gobier- ‘no buena suerte, e intentard retomar el participa- ‘cidnismo sindical de Coria y Alonso. Pero mucho, mucho se equivocan los gorilas si creen haber destrufdo al peronismo, Todo lo contrario, Lo que se termind fue la resaca, Aho- ra el auténtico peronismo —el que desde 1945, representa los intereses de los trabajadores, independencia econémica, la soberania politica ¥ la justicia social— el auténtco peronismo va a dar un salto cualitativo, Este peronismo que aho- ra, ademds de saber porqué y contra quién lucha, sabe como luchar, y con la conduccién de Mon- toneros, se convertird en el pilar del Movimiento de Liberacién Nacional. ‘A medida que se vaya desarrollando la poli- tica del enemigo, se irén sumando a la Resisten- cia todos los sectores politicos y sociales afecta- dos; y es deber de! Movimiento saber cémo sumar- los alas propuestas concretas de caua momento, organizando, con la conduccién de los trabaj dores, un verdadero Frente de Liberacién Nacio- nal, LA RESISTENCIA EI General Perén sefialé que en una guerra en- tre un ejército y un pueblo nu se conoce ningun caso en que haya desaparecido el pueblo, Esto es meas valido entre nosotros: el pueblo argenti- no tiene una larga experiuncia de lucha en defen- sa de sus intereses y de la dignidad de la patri El ejército cipayo, la oligarquia, los monopolios, no pueden prescindir del pueblo: lo necesitan pa- ra explotarlo, El pueblo, en cambio, no los ne- cesita. Estd dispuesto a destruirlos en una guerra de Liberacién. Nuestra estrategia de guerra Revolucionaria Popular y Prolongada debe concretarse hoy mas que nunca, en una guerra de desgaste, Pequerios ‘combates exitosos, en todos los planos. El ob- jetivo es acumular poder popular a través de la organizacion y desarrollo de la Defensa activa a los ataques del enemigo, la Resistencia Popular conducida por Montoneros. El golpe sacé los milicos a la calle, en‘un gran despliegue, lo que favorece nuestras posibilidades de hostigamiento y la recuperacion de armas; pe- ro ese despliegue nos obliga a ser mas rigurosos en la planificacién y ejecucién de las acciones mi- militares, El golpe total abre para las Milicias Montoneras la necesidad de estudiar objetivos de sabotaje a las empresas monopélicas, servicios piiblicos y transporte, acompafiando la protesta Los cipayos apuntan sus cafiones, No hizo falta més para que se vayan los payasos. masiva especialmente de los trabajadores. Frente a la represiGn brutal, habra patria para todos o no habré patria para nadie Se abren perspectivas para incorporar nuevos sectores en fa construccién de la retaguardia, la infraestructura y la logistica del ejército y sus Milicias Montoneras, Ingresan a nuestra retaguar- dia sectores del campo popular y de la Nacién que han visto cerrarse las perspectivas politico- electorales en el corto plazo y que quieran incor porarse a la Resistencia, Estas son las Iineas concretas para avanzar, junto con la permanente lucha reivindicativa en Jos barrios y las fabricas, en los primeros pasos de esta nueva etapa, Cuando e! Frente de Liberacion Nacionial de- je sin apoyo alguno al ejército cipayo, y hayamos avanzado en la edificacion del Ejército Montone- ro y sus Milicias, el entremtamiento generalizado destruird esta carta de la dependencia. Nuestras propuestas son: 1-_ Unificar todas las fuerzas populares, bajo la consigna de resistencia contra la dictadura 2. Exigir la normalizacién del pais, a través de las elecciones libres sin ningin tipo de pros cripeién, 3 Fortalecer la retaguardia popular y orga nizar e| Ejército Montonero, # AHORA ORGANIZAR LOS SINDICATOS EN LA CLANDESTINIDAD El yolpe total, tiene desde e! primer momen to un fin claro: destruir toda resistencia popu: lar al dominio de los monopolios. Los militares y los monopolios han decidido terminar con Igs leyes que ponen un cierto limi: te a la explotacidn de la clase trabajadora (dero: gacion de Ia ley de contrato de trabajo y asocia- ciones profesionales, suspensién de la ley de convenios colectivos, prohibicién de! derecho de huelga y del derecho a la estabalidad en el empleo); introducen la persecucién ideolégica promoviendo los despidos y cesantias de obre ros y empleados con militancia politica o sindi cai; intervienen la CGT y los sindicatos. La burocracia traidora, complice permanente de toda politica antiobrera y antinacional, tam bién cae en esta tedada, porque los militares han decidido no tener ningiin tipo de interiocu- tor furra de sus verdaderos patrones, los mono: polistas.. Ante el-ricsgo de perder las riquezas acumuladas en tantos aitos de tramoyas y nego- ciados, los burdcratas que tuvieron tienypo se “borraron’’, como declaré Casildo Herieras Otros estin presos. En definitiva, los milicos eliminaron de un plumazo a una capa buroeré= tica que, si le hubieran daclo la oportunidad, hoy volver ian a ser oficialistas. Y no faltara mu: cho pare que intenten reflotar sus practicas par- 7) t ticipacionistas, No conforme con estas decisiones, el ejército dias antes de! golpe, recorria las fabricas y ba- trios obreros en todo el pais, especialmente en zonas més combativas: Villa Constitucion, Ense- nada, Berisso, Cérdoba, Rosario, Centenares de activistas y otros que solo tenian —ante el furor antiobrero de los militares— la condiéién de trabajadores, fueron apresados, Y de muchos e ellos no se tienen noticias, Hubo razzias al azar en las fébricas —se llevaba uno por seccién— ‘asambleas promovidas por el oficial del ejército a cargo del procedimiento, que al finalizar lleva- ba detenidos a los que habian tenido alguna par- ticipacion, como ocurrié en Chrysler. En las fébcicas més importantes se pidieron listas de tra- bbajadores de todas las corrientes y tendencias, especialmente comisiones internas y delegados Tepresentativos, entregadas solicitamente por los gerentes a la unidad militar mas proxima. Estas lista seguramente se centralizan para hacer pro- cedirzientos masivos. Esta colaboracion de pa- trones y gerentes con la dictadura militar, que one en peligro la vida y la libertad de miles de Obreros, no debe dejarse pasar por alto, En to- dos los casos la organizacion de los trabajado- tes respaldada por el Ejército Montonero, debe tomar represalias contundentes contra los patro- nes ¥ gerentes yue colaboren cun el enemigo, sin tomar en consideracion las excusas que ya estames escuchando ("‘pasamos las listas porque nos obligan”’). Si colaboran con el encmigo, lefia,” Nosotros debemos obligarlos, por las bue- nas 0 por las malas, a no colaborar con e! cito de Videla y a proteger la vida y la libertad de quienes trabajan en sus fabricas, Frente a fa Uictadura militar promonopolica, que prchibe toda actividad gremial, reprime a los obreros y pretende terminar con las leyes que ns protegen, la respuesta es resistencia total masiva. En esta situacion nuestras fuerzas deben desa- rroliar el siguiente plan de accién: 1- Denungiar la huida y el fracaso de la buro- cracia, incapaz de llevar adelante el paro anun- ciado. Estos individuos, sin apoyo de las bases a las que traicionaron, y sin el respaldo del apa- rato estatal, decidieron salvar su pellejo y su dinero. Fracasaron en los intentos de integrar a la clase trabajadora al sistema dependiente y por eso ahora los echan. Los menos corrompidos no supieron defender los intereses econdmicos concretos de la clase trabajadora, Todos estaban comprometidos con el Plan Mondelli y el Fondo Monetario, similar al que ahora aplica con mano SUEY] dura Videla, con su ministro Martinez de Hoz, e! oligarca duefio de Acindar, el represor de Villa Constitucién, 2. Exigir la renuncia de las comisiones inter- nas y delegados traidores, reemplazéndolos en forma efectiva, designando cuerpos de delegados € internas clandestinas. 3 Convocar a la clase trabajadora a organizar la resistencia activa; y desarrollar conflictos rei- vindicativos parciales. que deben ser conducidos por los organismos representativos, alin desde la clandestinidad. 4- Preventivamente, los militantes mas reco” nocidos deberdn tomar estrictas medidas de se- guridad, cambiar sus horarios, movimientos, etc; apoyandose en la organizacion popular de dentro y fuera de las fabricas. Avanzar en el conoci- miento en profundidad de las fabricas, las pa- tronales y las nuevas formas represivas que se in- corporan, detectar el participacionismo sindical, con el fin de dar todo tipo de respuestas. ‘5. Ante la patronal protegida por el ejército de Videla, fortalecer los organismos de masas de los trabajadores con todo el poder del Ejér- cito y las Milicias Montoneras. 6 Consolidar las estructuras de conduccién centralizadas y clandestinas (Bloque y Agrupacio- nes sindicales del Peronismo Auténtico; Comisio- nes Internas, Cuerpos de Delegados; Coordina- doras zonales o por gremios). Debemos profun- dizar en el cardcter de masas de las Coordinado- ras, para desterrar todo tipo de sectarismos y avanzar en la construccién de un organismo poli- tico y reivindicativo que exprese al conjunto de la clase trabajadora. 7. La Mesa Nacional Provisoria de Trabajado- res en Lucha debe ser la base para la construccion de una CGT auténtica y clandestina, que reem- Place a la central clausurada; y que desde la clandestinidad pelee la recuperacion de los sin- dicatos y de la CGT, por la libertad de agremi cién y los derechos de los trabajadores, Alli donde sea posible, comenzar a conformar con- duccicnes de sindicatos (locales, regionales y has- ta nacionales) en la clandestinidad, que reem- placen a los clausurados, intervenidos militarmen- te 0 “borrados”, 8. Esta estructura nacional de los trabajado- res deberd retomar la experiencia de 1955 y 1959, los programas de La Falda, Huerta Grande y el Jo. de Mayo de 1968. Hoy como entonce ela- borar un programa de Unidad Nacional que re- presente los intereses de los trabajadores en la ‘sonstrurcién del Frente de Liberacion Nacional, # JUICIO REVOLUCIONARIO A ROBERTO QUIETO En os primeros dias del afio, la Conduccién Nacional solicita al Consejo Nacional la inicia- cién de juicio revolucionario a Roberto Quieto, “por incumplimiento del deber revolucionario en su ca(da en manos del enemigo”’. Pocas se manas después, ante la evidencia de que Quieto -estaba proporcionando informacién al enemigo, solicita que sea juzgado también por el delito de delacién. Junto con este pedido, la conduccién aporté las evidencias reunidas hasta ese momento, y en calidad de pruebas, por el Servicio de Informa- ciones Montonero, En febrero, se constituye e! Tribunal Revolu- cionario, que, como primeras medidas, resuelve suspender a Quieto en el uso del grado de Oficial Superior y juzgarlo en ausencia, Luego, produce la sentencia que reproducimos a continuacién. Resumen de los hechos El 28 de diciembre de 1975, a las 19:30 horas es detenido R. Quieto en la playa “La Grande” Carlos Olmedo y José Sabino Navarro cayeron combatiendo: dos verdaderos jefes Montoneros. SE en San Isidro (Provincia de Buenos Aires). Se en- contraba desarmado, sin custodia, y en compa- fifa de numerosos familiares. Al verse rodeado y apuntado por las armas, Quieto exige identiicar- s@. los miembros del grupo represivo y ofrece identificarse 61 mismo (con sus documentos fal- 805). EI didlogo se prolonga por varios minutos durante los cuales Quieto no hace ningin inten- to de resistencia, se mantiene calmo y calma a uno de sus familiares que intenta generar un es- céndalo ante la presencia de bastante piblico. Fi nalmente uno de los miembros del grupo represi- vo exhibe una credencial de la Policia Federal, acercan uno de los autos e introducen a Quieto enel mismo, Este sdlo ofrece una resistencia pa- siva que consiste en forcejear aferrado a un arbol hasta que es golpeado con las culatas y empujado al interior del vehiculo, ‘A partir de este momento Quieto desaparece, como casi todos los militantes populares en una etapa represiva, En ia noche del dia siguiente, son ocupados por tropa enemiga dos importan- 4es locales de la Organizaci6n, uno de ellos con equipo de guerra, A partir de alli son ocupados otros locales provocando las consiguientes desa- Pariciones, secuestros, detenciones de compafie- 0s y la pérdida de infraestructura Ante el conjunto de evidencias —que la sen- tencia de! Tribunal detalla— la Conduccién Nacio- nal resuelve detener la campafia de denuncia y rei- Vindicacién de la figura de Quieto,volcando ese esfuerzo a la campafia general de denuncia de las. atrocidades represivas, especialmente en Cordoba. Consideraciones sobre los hechos En nuestra guerra revolucionaria, todo mili- tante se mueve en constante situacion operativa, Porque comparte el territorio con el enemigo. De este modo se derivan dos principios: evitar los en- frentamientos sorpresivos y estar en condiciones de tener éxito si se dieran (ya sea confundiéndose con la poblacién o usando armas). A partir de que el Ejército comienza a aplicar su tactica de |_| secuestro, interrogatorio y asesinato de militantes 7 populares, el solo hecho de ser apresado signifi- ‘ca un dafio para la organizacion. Aunque el dete- nido resista la tortura, la organizacion debe aban- donar la infraestructura que conozea el compaire: Fo y protegerse los compafieros que puedan ser afectados. A partir de alli comienza a tener vigencia un criterio que es la Unica medida revolucionaria posible frente a esa situacién: No entregarse vivo, ‘esistir hasta escapar 0 morir en el intento. Roberto Quieto viola los tres criterios. Primeo Primero, aumenta enormemente las posibilidades del enemigo de encontrarlo al concurrir reitera- damente a la misma playa publica, en compafiia de numerosos familiares que llevan su apellido le- gal y no practican el antiseguimiento, Esta ne- gligencia grave y reiterada, desconocida por la Organizacion hubiera justificado por si sola la formacién de un juicio Revolucionario, En segundo lugar carece totalmente de condi- ciones que le permitan, eventualmente, sortear un enfrentamiento, No hay el menor esfuerzo por mimetizarse con la poblacién, y la presencia de los familiares invalida el uso de los documen- 10s falsos. Tampoco iba armado, a pesar del ries- 90 en que estaba, y cuando ninguna disposicion lo eximia de llevar armas en esas circunstancias. En cuanto al tercer criterio, el no portar ar- mas no lo invalida, y existen pruebas suficientes de que Quieto podria haber intentado, al menos la huida. En lo que hace a la delacién probada, no cons- SU tituye un atenuante la presuncién de la tortura, Hablar, atin bajo la tortura es una manifestacion de grave egoismo y desprecio por los interéses del pueblo. En este caso con los agra. > del nivel que ten/a, la rapidez con que dele - y la im- Portancia de la informacién dada al ene. go. Esta serie de conductas liberales e individua- listas, plantea el Tribunal Revolucionario, encuen- tran antecedentes en la practica de R. Quieto, especialmente en malas resoluciones de problemas de su vida familiar, su primera detencién y su no asuncin a fondo de todas las implicancias de la clandestinidad, Plantea el Tribunal Revolucionario que “a nuestro juicio, en esos antecedentes se revelan algunos rasgos individualistas y liberales que Hlevados a su maxima expresion, explican no solo los mecanismos que condujeron a R. Quieto a su detencidn sino también los que determinaron su claudicacién ante el enemigo. En primer lugar, el extrema liberalismo de un jefe que no asume los costos personales de la guerra revolucionaria Y que luego, no integra debidamente su vida fa- miliar_con la situacion de clandesiinidad que deri- va de la lucha, Este es absolutamente contradic- torio con nuestra propuesta politica para el pue- blo, a quien le decimos que hay que asumir el terrible costo de oponer a la violencia de los explotadores la violencia de los explotados, pues no hay otro cat para la Liberacién Nacional y Social. Esta debilidad de un jefe que se piensa sf mismo como la excepcion conduce, en su expresion maxima, a la delaci ae Después de otras consideraciones, e! Tribunal emite una sentencia que seria ratificada dias mas tarde por el Consejo Nacional de nuestra organi- zacion: “Por todo lo dicho este Tribunal Revoluciona- rio ha encontrado a Roberto Quieto culpable de los delitos de DESERCION EN OPERACION Y DELACION, con los agravantes expuestos en los considerandos, y propone las penas de DEGRA- DACION Y MUERTE a ser aplicadas en el modo y oportunidad a determinar Esta sentencia no ha podido ser cumplida por la organizacion ya que desde el 28-12 no se tu- vieron més noticias de Roberto Quieto.# www.ruinasdigitales.com Las luchas obreras y el Movimiento Peronista Autentico En diciembre de 1958 Frondizi ya se habia sacado la careta. El plan era entregar todo lo que se podia, y lo més répido posible, al impe- rialismo. Entre los proyectos en ejecucion esta: ba la privatizacién del frigoritico municipal de la Ciudad de Buenos Aires. En todo el pais la lucha de la clase obrera, encabezada por los petroleros opuestos a los contratos con ios yanquis, daba comienzo a la segunda etapa de la resistencia peronista iniciada en 1955. En el barrio de Mataderos, en la Capital Federal, estaba el frigorifico municipal. Alli trabajaban entonces 7.000 obreros. Al frente habia uno de esos dirigentes representativos, queridos por las bases, y jugados en mil luchas contra el enemigo del pueblo y la patria, Sebastién Borro. A la primera noticia de Privatizacién, comienza la lucha. Todo e| barrio de Mataderos apoya el conflicto. Casas para reuniones, viandas, propaganda mural, agita- cién. El frigorifico es ocupado por los trabaja~ dores, y las mujeres del barrio cocinan para 7 7.000 obreros que defienden el patrimonio nacional, a punto de caer en manos de la oll- garquia terrateniente, Se suceden los conflic- tos en todo el pais, y, en enero de 1959, la huelga de los obreros de la carne se profundi: za, Entonces Frondizi implanta el Plan Co- nintes y la justicia militar; el autodenominado Ejército Argentino, el mismo de hoy —el de Lanusse y Videla— toma por asaito con los tan- ques el frigorifico ocuvado por los obreros. Otra vez todo el barrio a la calle, mujeres y nifios se paran delante de los tanques y camio- nes para impedir su paso. Finalmente el ejérci- to ingresa al frigorifico y los obreros son desa- lojados. En poco tiempo el Lisandro de la Torre pasa a manos de los ganaderos, nucleados en la CAP, La clase trabajadora habia demos- trado que la lucha por sus derechos sociales era también la lucha por la independencia nacional, El barrio de Mataderos se habia con- vertido en simbolo de la solidaridad activa con los trabajadores en lucha, Las mujeres, los hi- jos, los familiares de los fi obreros del frigor- fico, y el conjunto del pueblo de Mataderos, daban un ejemplo practico de la participacion colectiva en la lucha obrera. Al mismo tiempo, el autodenominado ejército argentino, volvia a dejar en claro a quienes obedecia, la oligar- quia y el imperialismo. Hoy, en el Lisandro de, la Torre, trabajan apenas 2,000 obreros. La lucha del pueblo peronista continud. Las agrupaciones de la juventud y los barrios siempre estuvieron presentes, activamente, co- fr oe L Organizacién de las compajieras: clave para desarrollar el Movimiento de Liberacion Nacional. laborando en los enfrentamientos que el enemi- go imperialista provocaba para impedir el triun- fo de las reivindicaciones obreras, Durante las. ‘ocupaciones de fabricas en 1964, en el Chocdn durante la dictadura militar, en muchas luchas de fabricas grandes y pequefias de todo el pats, en Villa Constitucién, en Mercedes Benz. Los ejemplos son interminables. Porque la solidari- dad y participacién de todo el pueblo define al verdadero peronismo, al peronismo autén- tico, el de las masas. ‘Ademés de las organizaciones politicas de! MPA (Agrupacién del Peronismo Auténtico, Partido Peronista Auténtico, Unidades Bésicas del Peronismo Auténtico), es fundamental el papel de la Juventud Peronista en esta lucha. Tanto en el apoyo activo a las propuestas generales, participando en la campafia de pro- paganda y agitacién masiva de! Bloque Sindi- cal, como en la participacién en las realidades especiticas dentro de la zona de actuacién de cada agrupacién. Aqui hay que distinguir dos planos para conservar siempre la iniciativa politica y no esperar todo de las agrupaciones SMEs]. sindicales. Uno de los planos es el de! apoyo Y participacién en la programacion general de la lucha reivindicativa; el otro es la participa- cién activa y a partir de la propia iniciativa en los conflictos locales, que tienen caracter's- ticas espectficas y se relacionan estrechamente con la tarea territorial. ‘También deben participar de distintas mane- ras las agrupaciones de la rama femenina de! movimiento, Apoyando a los compafieros traba- jadores, esclareciendo en los barrios sobre la relacién de los precios y los salarios. Las com- pafieras de los barrios deben tener siempre presente que, aunque no trabajan, integran la ‘misma clase social que sus compafieros. Es decir las compafieras de los obreros son tam- bién integrantes de la clase obrera y por lo tan- to sus intereses y su lucha es a misma, Y no pueden ser ajenos a esta lucha los es- tudiantes secundarios y universitarios, que también deben buscar todas las formas de perticipacién activa en la agitacién y propa- ganda, La lucha reivindicativa se relaciona directa * OBREROS DE LA CONSTRUCCIO EN COMFLICTO PAR UA REINCORPORACiN DE El territorio contribuye para asegurar la victoria en la lucha reivindicativa de Iso obreros. mente con/la lucha por el poder. A partir de la agitacidn y organizacion alrededor de pro- uestas reivindicativas se va construyendosel poder popular y al mismo tiempo se afecta el poder del enemigo. Por otra parte, la denun- Cia y la movilizacion contra las actividades represivas de las fuerzas armadas van amplian- do el espacio para poder mejorar y.desarrollar la acci6n de la clase trabajadora, Todo esto tiene un riesgo, y es que la conquista de victo- rias populares siempre endurece a los sectores més ultras del enemigo, que buscan entonces la salida més dura, la variante “‘pinochetista”, Pero este es. un riesgo que asumimos concientes que, por un lado, no desarrollar los instrumen- tos del poder popular, es permitir el desarrollo del. poder imperialista; y por otro, que el desa- rrollo del poder popular, aunque los ultras avancen coyunturalmente, es el mejor freno a la ofensiva del enemigo. En nuestro pa(s la lucha de las masas hizo caer gobierno, Frondizi, Onganfa, Levingston, Lanusse son ejemplos de esto que decimos. Hoy, ante la perspectiva electoral, esta lucha de masas también fortalece el polo popular ¥ nos permite plantear a todo el pueblo nueva mente la opcién liberacién o depen Pr concreto, La clase trabajadora es la anothers. bral del Frente de Liberacién nacional. Los triunfos de los obreros fortalecen el frente impulsan la organizacién y la unién de los otros sectores sociales y politicos populares. Esto vale tanto para una coyuntura eleGtoral ‘como para la lucha permanente por la libera- ‘Aunque el aislamiento de los obreros no s6lo se impide con la accién de las agrupacio- nes territoriales, sino principalmente con el crecimiento en representatividad de las agru- paciones y coordinadoras de trabajadores, que or si constituyenuna fuerza politica y social Capaz de exigir, con su sola representatividad y organizacion, la definicién favorable a la lucha obrera de los partidos populares. Y mucho mucho més en una coyuntura electoral. cién nacional, Porque si no se permite la libre expresién popular no va a haber elecciones y si guerra total. BENDIX: Patron que colabore con la represion ira al paredon En el partido bonaerense de Vicente Lopez hay dos fabricas metalirgicas: importantes: Tensa y Bendix, que ocupan a unos mil trabaja- dores cada una. En los diltimos tiempos fueron secuestrados de la zona 16 compafieros metalirgicos: & de ellos todavia estan presos. Todos sufrieron brutales torturas, mientras los interrogaban acerca de otros compaiieros de trabe io, policia habia recibido listas de activistas ionadas por las patronales y la burocra- .UOM, y en ellas basa su interroge ndix, con represen- de la fabrica, se salvaron por horas cuando resolvieron abandonar su trabajo debido a las amenazas de la patronal: poco des- -pués Hlegaba la cana a buscarlos, Nuestro pais estd envuelto en la crisis eo némica, litica més profunda de su historia, is, comin a todo el sistema capitalis. presa con mayor crudeza en los paises —como ef'n'* ~o— depencientes de! imperialismo, Cuand. centro de domina- cién empiezan a sufrir_ erioro en sus ganancias cas, hacen que la mayor earge caiga sobre las naciones dominadas por ells. Como en todo pais dependiente, en la Ar- gentina los intereses funcamentales son los de las grandes empresas monopélicas. Aun en me- dio de la crisis, estas tratan de mantener sus ganancias a costa de de fundir a los pequefios empresarios y, sobre todo, de matar de ham- bre a los trabajadores. Cuando salimos a la calle a pelear por un sa- lario digno, por un sindicato que nos defienda no nos venda a la patronal, las empresas mo- nopélicas llaman a su Ejército gorila para que nos reprima. Cuando la crisis es tan grande que slo la brutalidad represiva puede mantener a un gobierno como el de la Martinez, los mili- os salen a la calle. La zona de Vicente Lépez ha sido cuna de tun conocido burdcrata metalirgico: Victorio Calabré, Cuando Calabré dejé la seccional para hacerse cargo de puestos mds relevantes dentro de! gremio (y para ocupar después la go- bernacién de la provincia), puso a la cabeza de su aparato a Gregorio Minguito, A mediados de 1974 una patota de la UOM portando armas cortas y largas subid a los te- chos de la fébrica Tensa y desde allf ametrallé a los trabajadores, que estaban en conflicto, La banda armada estabe comandada personal- doves Fosfor aatsned por WRN ETc sor de Calabré es desde hace tiempo un cono- cido integante de ese grupo terrorista Una vez establecida la necesidad de operar hicimos juicio revolucionario a la patronal de Bendix y resolvimos ejecutar @ sus cuatro principales ejecutivos: el gerente general Roca, el subgerente Rosas, el gerente de Relaciones Industriales Alberto Olavarrieta, y el jefe de Personal Jorge Zarlenga, La sentencia se pudo cumplir parcialmente, ya que Roca y Rosas no se encontraban en la La operacién se planificé en solo tres dias gracias al conocimiento de la zona que tienen Nuestros compafieros. Participaron catorce compafieros divididos en tres pelotones. Dos compafieros tenfan como tarea cortar los ca- bles telefénicos en toda la zona; otros dos ac- ‘tuaron como choferes, y los restantes integra ron el grupo de asalto que entré en la planta. La fébrica Bendix esté situada en la zona industrial de Villa Martelli y la limitan las ca- les Montes de Oca, Chiclana y Virrey Loreto. Frente a la puerta principal, en Montes de Oca 6430, hay una obra en construccién. La calle esté cortada a ra/z de las obras, de mane- ra que solo se puede circular hacia una de las bocacalles. Los compafieros legaron al establecimiento en un auto y una pick-up. Eran las 9.30 del jueves 29 de enero de 1976. Mientras los cho- feres daban la vuelta para colocarse mirando a la bocacalle de salida, los pelotones de asalto ingremron a ple ere puerta de Montes de eneseccncccccwescncnescccsenescncncsescnesescuonenese: Tres compafieros redujeron al puesto de Laaccién directa del Ejército gorila empez6 en Tucumén, en febrero del 75. En menos de un ao se extendié a todo el pais. Empezaron Jos rastrillajes en los barrios humildes, e! robo descarado y los malos tratos en las casas que pisaban, El nGmero de cadéveres mutilados siguié cre- ciendo dia a dia. Cada vez més trabajadores son secuestrados, torturados, asesinadlos. Los rastrillos masivos vienen siendo un fraca- so, No sélo no les permiten encontrar lo que buscan, sino que ademés reviven el desprecio y el odio que el pueblo argentino siente por los milicos desde hace muchos afios. El nuevo paso que esté dando la represion parece centrarse ahora en la fébricas. Se ha agudizado la crisis economica y surgen en todas enonononene: Le Olavarrieta Zarlenga (3cros) Pick-up (1cro) partes cientos de conflictos. A la lucha por ‘nuestros derechos, por un salario que alcance para dar de comer a nuestras familias, la llaman “guerrilla industrial”. y el Ejército se instalan en las f4- mpedir la movilizacion, Las patotas parapoliciales y paramilitares entran directamen- teen las plantas para secuestrar obreros, con la ‘complicidad de las patronales y de los burécra- tas sindicales, Para abril ce este afio estén programadas las elecciones internas en Bendix. El vandorismo capitaneado por Minguito tiene miedo de per- der la Comision Interna y el Cuerpo de Delega- dos, porque eso cuestionaria su poder en toda la zona Norte. Calle cortada I 0 Auto (1ero) ” reo guardia ubicado en Ja entrada, donde habia hombres armados con revéiveres 38. Otros tres compafieros se dirigeron entonces al ala izquierda del edificio, donde tenian sus ofici- nas Olavarrieta y Zarlenga. Mientras uno de ellos custodiaba a los empleadds de la geren- cia, los otros dos ejecutaron la sentencia. Cuatro compajieros més, divididos en pare- jas, caminaron hacia el ala derecha de la fabri- ca, en direccién a las oficinas de Roca y Ro- sas. No pudieron cumplir su objetivo: el ge- repte general estaba de viaje, y el subgerente todavia no habia llegado a la fabrica, Antes de retirarse, estos compafieros hicieron estallar Obra enconstruccién , Planta de Bendix. Los Montoneros Ajusticiamos a dos gerentes que colaborabali con la represion. 201 tuna granada contra el despacho de Roca. En la guardia habfa quedado al jefe de la operacién, ante quien se reportaron de viva voz los encargados de la sjecucién, informan- do el resultado de su tarea. Ya en Ia calle, mientras subfan a los vehi- culos aparecié el cabo de la policta provincial Juan Carlos Garavaglia, quien desacat6 una or- den de detencién y fue ajusticiado. Se recupe- '6 una pistole Browning 9mm con dos carga- dores. En total, la fase ejecutiva de la opera cién habia durado menos de 4 minutos. El acto de justicia popular estaba cumplido. En la calle, el cuerpo del cabo ajusticiado Ese es el motivo por el cual Minguito esté dispuesto a impedi por cualquier medio que se forme una lista representativa, también la patro- nal quiere conservar en su fébrica las estructuras de la burocracia. Igual que a Minguito, a los di- tectivos de Bendix no les conviene correr el riesgo de una Interna realmente representativa, Por eso estin aliados en la sucia tarea de per- seguir activistas, de hacerlos encarcelar o matar, y de aterrorizar al conjunto de los obreros de la fébrica, Hace mucho que los Montoneros venimos ‘operando militarmente en apoyo de los obreros en conflicto. A fines del 74 encarcelamos al duefio de la casa de las Juntas, Rad Saunier, y s6l0 fue liberado cuando su empresa cumplié to- dos los reclamos salariales y de condiciones de trabajo que hab/an llevado a los comparieros a la huelga, Saunier debi6 reconocer también a la Comision Interna que eligieron los trabajadores, en vez de la que venia imponiendo la burocre- cia, Desde entonces la mayoria de las luchas recibieron nuestro apoyo armado, y asi enfren- tamos al enemigo por todos los medios. Dazeo, Mercedes Benz, Bunge y Born, Propulsora Side- rargica, Villa Constitucién, son algunos de los ejemplos de ese accionar. El avance de la represion en las fabricas con la colaboracién de las patronales, nos sefialé la necesidad de intensificar la respuesta militar con contra ellas. “Patron que colabore con la re" presidn, patron que iré al paredon”, es la con- signa que pintamos en Bendix. Estos sefiores deben darse cuenta que su Ejército no es tan poderoso como para prote- gerlos dia y noche, y que tienen enfrente a un Ejército Montonero dispuesto a defender palmo a palmo las conquistas y los derechos popula- res, En Vicente Lopez y toda la zona Norte, los ‘empresarios metaldrgicos son punta de lanza para la represin. Los directivos de Bendix, una sucursal de un monopolio yanqui, se des- tacan por su colaboraci6n con las fuerzas re- presivas, La decisibn de ajusticiarlos se tomé en res- puesta a esa actitud, y como medida ejempli- ficadora para todos los patrones y burdcratas que intenten reprimir a los trabajadores.® Seeererererelloesorsosooes LA GUERRA CALIENTE Ya hace seis meses que el Ejército conduce di- rectamente la represion en nuestro pais. Los militares uniformados entran en los barrios més humildes, saquean las casas, cortan las calles, re- gistran autos y negocios. Otros milicos, sin uni: forme, secuestran obreros y militantes populares, los llevan a los cuarteles, los torturan y asesinan, Solamente en Cérdoba, desde setiembre han ro- bado de sus casa a mds de setenta compafieros. En otros lugares del interior como Tucumén, Santa Fe o Mendoza, la guerra es igualmente ca- liente. Como siempre sucede en nuestro pais, es en el interior donde més se sienten los efectos, de la crisis y donde la represion es més brutal. En esas condiciones, ias més desfavorables, Jas fuerzas populares combaten con heroismo contra el enemigo poderosamente armado que ha invadido las fabricas y barrios. En huelgas y mo- vilizaciones, los trabajadores dan el combate dia- rio contra el plan de hambre de Mondelii,,y exi gen la aparicin de sus compajieros secuestrados. Las Milicias y el Ejército Montonero hemos re- doblado nuestro accionar contra las fuerzas re- presivas, y estamos presentes en las movilizacio- nes obreras. También dan su lucha cotidiana los, compafieros torturados que no entregan un solo dato al enemigo. La solidaridad, e! herofsmo y la integridad con que elpueblo enfrenta la crisis y la represion deben ser conocidos por todos, como actitudes que simbolizan la justicia de nuestros objetivos Liberadores, La brutalidad de los militares, la traicién de unos pocos que se rinden al enemigo, deben conocerse también, como representacion de los valores que queremos destruir. UN EJEMPLO: CORDOBA Cualquier desprevenido que llegase a Cordoba durante el verano, se hubiera encontrado con na ciudad eg estado de guerra. Después de las 4 de la tarde, con los negocios cerrados, la gente se iba a su casa. A media tarde las calles estaban desiertas. Entre la crisis econémica que no permitia gas- tar en diversiones, y el terror desatado por el Ejército de ocupacién, los habitantes de Cérdoba estaban inmovilizados. Esta situacién fue modi- ficada por el auge de las manifestaciones obre- ras en contra del plan econémico y de la repre- sién. EI 111 Cuerpo de Ejército, al mando del Gene- ral Luciano Benjamin Menéndez, conduce direc ‘tamente la lucha contra el pueblo a través de la policia Provincial y Ja Federal, de sus tropas con- trolando las calles, y de sus bandas paramilitares. A diferencia de Rosario y otras ciudades donde el rastrillo ha sido el instrumento princi pal para la represion, en Cordoba la estrategia tra- zada pra intentar el aniquilamiento se basa en una tarea de inteligencia que les permite detectar a los militantes populares. Después de encontrar al compafiero viene secuestro y la tortura mas brutal. Por eso los ligos internan a los secuestrados en sus propio: campos de concentracién, , CAMPO DE LA RIBERA hag: El penal militar de Campo de la Ribera esté ubicado en el barrio cordobés de San Vicente, junto al cementerio. Hasta hace unos meses era a We Todas las formas de reprecion hasta las mas brutales,son conducidas por los generales S21] CARTA A MALENA; de su compajero Malena Esper de Maggio y su marido estu- vieron presos durante la dictadura militar, y fueron liberados el 25 de mayo de 1973. La hijita del matrimonio, Pauli, tiene un afio, Querida Pipi: Asi, de esta forma, encabeza- ba siempre las cartas que te mandaoa en la eircel; ahora te escribo esta, es la primera, pe- ro es después de tu muerte...Una muerte que dice mucho, mejor dicho, que dice todo. ‘Qué fue tu muerte, sino la vida misma? Qué {ue tu resistencia, sino la conviceién de una lucha? Alli estabas, seguramente lavando algo, 0 quizas cocinando algo sin sal o algo sin azucar © acomodando la pieza de la “Pulgui”, como la llamabas vos, y por supuesto con tu mate amargo a cuestas. Pero seguro que simulté- mente, en tu mente estabas repasando la uta” que venias de hacer, repasando los de- talles de una opereta proxima o quizés plani- la proxima reunion, y simultdneamente pen- sabas en el colegio que iria la “Pulgui”... “Si, estoy seguro que pensabas en todo eso al mismo tiempo...Pero de pronto algo llamo tu atencién, un timbre, la puerta, ruidos de “toros”, por supuesto, esta vez es cierto, no como otras veces que eran falsas alarmas... Alli estaban ellos, no habia ninguna duda eran muchos, y vos estabas sola; seguramente la “Pulgui” jugaba al lado. Nuevamente en ‘tu mente mil cosas, pero una prioritaria: Re- sistit * La granada y el arbol maldito que la detie- ne, la PAG y tu réfaga; ahi ya pierdo tus pasos e! lugar de detencidn de los militares del I! Cuerpo que cometian algun delito: suboficiales, solda- dos, etc. Cuando empezaron los secuestros, Campo de Ja Ribera fue desalojado y los presos militares pa- saron al Regimiento de la Calera. Lo rodearon ‘de gendarmes que tenian prohibido ingresar al edificio, e incluso se los obligaba a no mirar cuando entrabe o salia un vehiculo. EI pueblo detecté la situacién y desaté una campatia de denuncias a través de solicitadas, vo- lantes, pintadas, etc. ‘’Milicos hijos de puta, suel- ten alos secuestrados de Campo de la Ribera”, fer ocr Ee Todos te deben haber tirado, Todos te han tirado, creyendo que te mataban. iPobres ilusos! Vos sabias la importancia de resistir, de 50 hablamos mucho, y més en este momen: to donde habia tanta confusidn, tantas cosas feas; vos demostraste, 0 mejor dicho re-de mostraste, confirmaste, actualizaste que el que cree, el que est convencido, no se entre- ga, Despejaste un camino que esté lleno de malezas y piedras, y de qué manera! Las circunstancias no te podian ser mas adversas estabas sola, fue por la mafiana, la muerte es taba uniformada y eran muchisimos, pero no lo dudaste, estabas segura de lo que tenias que hacer. Quienes creen hacen eso; quienes no, bueno vos sabés, hacen cualquier cosa... Lo que quisiera preguntarte —aunque pue- do imaginérmelo— es que fue lo que sentiste tuna cosa es estar dispuesta a que te maten, y otra cosa es decir que me maten ya! Aqui y ahora! . No quiere decir que sean distin tos, pero entre la disposicién y la desicion, hay un trecho en el que sabemos que muchos se han quedado en la mitad del camino. 2Qué se siente cuando, entre decir voyaa mo- rir por el pueblo, y la muerte misma, mediah ‘nada mas que segundos? Terminar esta carta me es doloroso, pues estoy casi dialogando con vos. Sélo quisie ra tocar un Gitimo tema que seguro te acom- pafié hasta el final: la Pauli. Ella ya esté con nosotros. Como tantas veces lo hemos char- lado, no te quepa la menor duda que estar’ conmigo. “Hasta la victoria siempre™ decfan las pintadas de los colectivos. El General Menedez acus6 el golpe y llamé a una conferencia de prensa, donde negé que en el penal hubiera detenidos civiles, aunque admi- tié que habia sido desalojado para afectarlos @ “funciones internas de la Institucion’’. Menéndez invit6 a los periodistas a recorrer el penal y constatar que estaba vacio: asi era. A raiz de las denuncias habian tenido que trasladar apresuradamente a los secuestrados hasta el acan- tonamiento milit-r de San José de la Quintana, cerca de Alta Graci Pero también el puvolo descubrié la maniobra, y llegaron noticias de que cinco dias antes de la conferencia de prensa, un helicéptero militar aterriz6 siete veces en San José de la Quintana. El mismo dia que Menéndez hizo sus declaracio- nes en Cérdoba, el ERP atacé militarmente ese cuartel. Los sECUESTRADOS Casi todos los dias desaparece en Cordoba at- gun compafiero, Puede ser un activista sindical, un militante del Peronismo Auténtico, o simple- mente un trabajador que les parezca sospechoso. También puede tratarse de familiares de mi- litantes, como cuando masacraron a la familia Pujadas 0 a los Baéz, En su desesperacién, los militares no s6lo buscan aniquilar @ los comba- tientes y militantes revolucionarios, sino que es- tn dispuestos a matar a cualquiera. Como mata: ron a Hugo Vaca Narvaja, ministro de Frondizi, por el s6lo hecho de ser familiar de un auténti- co peronista. Agquellos compafieros que los servicios de in- formaciones militares logran detectar, reciben la visita de la “patota’ —generalmente en sus casas y de noche~ y desaparecen. En los campos de concentracion del Ejército son sometidos a las torturas mas crueles, lespre- guntan por compafieros de militancia o de traba: jo, donde viven, qué hacen, donde los pueden en- contrar. ~ La mayoria de los martires de! pueblo sopor- tan la tortura sin decir una palabra que pueda per- perjudicar a otro compafiero. Algunos mueren en la tortura, sin que el profundo sentimiento de so: lidaridad que los anima, haya decatdo un solo momento. Pero hay unos pocos para quienes su vida es més importante que ninguna otra, y que tratan de salvar el pellejo a cambio de decir todo lo que saben, de mandar a la muerte a otros compafieros. Traidores como Carlos Roth que, en franca cola: boracién con el enemigo, recorre las calles de Cor doba sefialando a los militantes populares que reconoce, Para esos ya estd definida la sentencia, en caso que los milicos decidan no matarlos: el fusilamiento, LA RESPUESTA POPULAR En la ciudad ocupada por el enemigo, nin- gun cordobés vive tranquilo. Para el pueblo las cosas cotidianas se convierten en pequefios com- bates: su casa, su trabajo, andar por la calle, to- dos son peligros. EN BUENOS AIRES, CONTRA LOS OBREROS} El 21 de febrero, el oficial Alejandro Ve: ga que realizaba tareas en las proximidades de la fabrica metaliirgica Santa Rosa, en San Justo (Provincia de Buenos Aires), fue sor prendido por un control peatonal desat rolla: do por la Policia de Villa Madero a la salida de los obreros de a fabrica. Ante la imposi- bilidad de esquivar el control, que se monté sorpresivamente en una calle con gran a fluencia de obreros, el compafiero Vega hizo fuego sobre uno de los policias matandolo Otro de los polictas abatié a nuestro compa: fiero que transitaba solo y a pie. En primer lugar destacamos la correcta y heroica reaccién de nuestro compafiero que se encontraba armado y se resistio al enemi go muy superior en numero y armas. En segundo lugar sefialamos una vez mas hacia dénde se dirige la represin dirigida por tas Fuerzas Armadas: esta represion es contra los obreros, porque ese control sorpresivo se hace en las puertas de una fabrica con el ol» jetivo de atemorizar a los trabajadores y ver si encuentran algun activista; pero nunca se hacen en barrios residenciales de las clases dominantes. En San Justo como en todo ¢! pais la policta realiza las tareas de punta de lanza contra el pueblo, a las ordenes de los monopolistas y de la cipula militar. Los lla- mados “servidores del orden” solo sirven al orden explotador y dependiente, ni por ca- svalidad se equivocan alguna vez y afectan la tranquilidad de los explotadores y entro: guistas. Frente a los secuestros, no s6lo.en Cordoba sino en todo el pais, se sucedieron paros y moviliza- ciones de trabajadores. Los obreros cordobeses respondieron a la ola de desapariciones de fin de afio, llamando a un paro general. Una gran concentracion de 7.000 personas frente a la fabrica IKA-Renault, ex al ministro de gobierno provincial que trajera a Menéndez para aclarar las cosas. El anuncio del plan econdmico de Mondelli, suscité entre los trabajadores un clima similar al que habia desatado el plan Rodrigo. Se paros y mov’ nes, convocadas por la Mesa de Gremios en Lucha. Columnas de manifestan- tes chocaron con las fuerzas represivas que no Jos dejaban avanzar hacia la CGT, y desde las filas de! pueblo hubo respuestas contundentes, G23 | COMBATIENTE RURAL MONTONERO MUERTO EN ACCION El 13 de febrero, una patrulla del ejército gorila sorprendié y asesin6 aTTuestro compa- fiero Juan Carlos Alsogaray en el lugar cer- cano al dique El Cadillal, en el monte Tucu- mano. El oficial 20. Alsogaray integraba la Fuer- za de Monte del Ejército Montonero; es el primer combatiente de esa fuerza muerto por el enemigo. Junto con otros compafieros, se habia in- ternado en el monte dirigiéndose hacia un ‘campamento. Mientras los demés realizaban un patrullaje de exploracién de la zona, el compafiero Alsogaray fue cercado por miem- bros del ejército represor que opera contra el pueblo tucumano. Lo hirieron de un bayonetazo, mientras le preguntaban por los otros compafferos. ~ Pocos minutos después lo fusilaron. Los mi- litares gorilas no respetan las leyes de la yue- segtin las cuales sdlo se puede matar un prisionero después de instrusrle juicio con un tribunal militar. Juan Carlos Alsogaray era hijo de uno de 80 milicos, el General Julio Alsogaray. Pe- ro no vacilé en tomar las armas para luchar junto a su pueblo, junto a la clase trabajado- ra argentina. Por eso se incorporé a Monto- neros durante la dictadura militar. Por eso con el grado de oficial 20., combatia 2n la Fuerza de Monte del Ejército Montonero. Bajo su nombre operd el Pelotén de Comba- te que colocé la bombe en el Comando Ge- neral del Ejército. ‘como el ametrallamiento de lor ‘ehiculos policia- les, Una asamblea de mecénicos de Perkins, resol- vi6 exigir al gobierno provincial que la represion sea uniformada y de dia, y que ante la accién de bandas civiles el pueblo tiene derecho a defender- se. Cumpliendo con la campafia militar nacional, el Ejército Montonero ajusticié a dos custodios de la empresa Perkins y recuperé las armas que levaban. También fue ajusticiado el 18 de marzo, un policia que custodiaba al ex jefe de la policta de Cérdoba, el torturador Brochero, Las Milicias Montoneras tomaron e incendia- ron las confiterfas Rancho Grande y Stakel, ubi- cadas en Cerro de las Rosas, donde concurrfa a divertirse la oligarquia cordobesa, Un coronel de! Ejército gorila, Dalla Fontana, fue ajusticiado por las Brigadas Rojas mientras veraneaba en las sierras. Estos y mucho otros hechos son la respuesta que dia a dia da el pueblo contra el Ejército de ocupacién. Desde las respuestas masivas de ios huelguistas hasta los hechos heroicos, como el combate que libré valientemente la ocmpafiera aspirnate montonera Malena Esper de Maggi cuando los milicos llegaron a su casa, O la revo- volucionaria actitud del oficial superior Montone- ro Horacio Mendizabal, preso desde agosto pasa- do, que se fugé del juzgado donde lo interroga- ban. Es la digna actitud de todo un pueblo, que enfrenta al enemigo con todos los medios 4 su aleancem UN JEFE MONTONERO NO SE ENTREGA El oficial mayor Montonero Archi o Manuel para los compajieros, fue muerto en Santa Fe en el mes de febrero, al concurrir a una cita que el enemigo conoc/a, Le dieron la orden de entregarse, pero Manuel corrié. Saba que no podia caer vivo y cumplié con su deber de jefe Montonero, Era un compafiero comin, Inteligente, pero algo vago. Alegre, corajudo, voluntarista inco- rregible. Habia iniciado su militancia en el Paraguay, donde cayé preso, Pensé que iban a matarlo, pero ni los palos ni las rejas le quitaron su combatividad, Al quedar en libertad siguié militando en Corrientes. Alli se incorpord a nuestra Organizacion. ‘A mediados de 1972 fue trasladado a Rosa- rio. Era una época brava; Nuestras fuerzas esta- ban muy golpeadas por la dictadura, y ademas no habfamos prioritado correctamente el! desa- rrollo del Litoral. En Rosario habia que hacer de todo: ata- car militarmente al enemigo, luego dejar las armas ¢ ir a las Unidades Basicas, La JP no existia: eran diez gupos dispersos: en el fren- te sindical las fuerzas combativas no estaban aglutinadas. Manuel trabajaba por diez, Se desesperaba por no poder abarcar todo. Fue puesto a cargo del frente sindical, y en poco tiempo el traba- jo repunté notablemente, Se metia en todo; iba a los sindicatos y reuniones de agrupacio- nes de base, donde todos sabian que era Montonero, Los burécratas llegaron a odiarlo porque aparecia en todas las reuniones con el grupo armado de autodefensa; se lo autorizd para andar ar mado porque se la tenian jurada, Fue creciendo mientras crecia la Organiza- cién, y llegé a ser oficial mayor, miembro de la conduccién del Litoral. . Manuel tenia un olfato especial para detec: tar los brotes de reformismo y los combatia sin contemplaciones. Sin embargo sufrio las consecuencias de un ritmo de militancia dema- siado intenso, Descuidd su capacitacin, su salud, su matrimonio. Incorrectamente, colocé estos problemas en un plano secundario, tapsndolos con su enorme voluntarismo. Y vinieron los errores. Se ena- ‘moré de otra compafiera antes de separarse de la primera, y resolvié mal el problema, Eso le provocé una crisis, una etapa de “bajén", Sus compafieros no tenian experien- cia en afrontar este tipo de problemas, y tam- poco resolvimos bien la situacién de Manuel, Planted su problema, los discutimos y fue aceptando las decisiones orgénicas. Durante meses parecfa su propia sombra. Le costaba aceptar las duras criticas de sus compafieros. Que era liberal, muy orgulloso, autosuficiente, e50 le quitaba muchas veces posibilidades de escuchar y aprender, ‘Aun en ese perfodo, Manuel mantuvo su enorme interés por los problemas de los com- Pafieros. Siempre se hacia un tiempo para conversar con los que andaban flojos. Cuando un compafiero no tenia donde dor- mir, fuera un clandestino 0 alguien que anda- ba de paso, lo llevaba a su casi y lo “expr: hasta la madrugada, preguntandole sobre la ‘marcha de la Organizacién en otras regionales.. ‘Superada la crisis y solucionada su situacion personal, Manuel venia repuntando, Estaba ‘combatiendo seriamente las desviaciones que se lemarcaron en las criticas. La situacién represiva del Litoral hizo que se multiplicaran las tareas. Debid viajar de Rosario a Santa Fe, cuando nuestra Organiza- cién sufrié un golpe en esa ditima ciudad, Manuel podria haber mandado a otro compafte- ro, pero cuando hay situaciones dificiles los jefes deben estar alli para dar aliento. Asi lo habia decidido esa conduccién regional, Habia viajado desarmado; tenian que entre- garle un arma a su llegada, Pero no eran com- Pafieros quienes lo esperaban en la cita, Debe haber sentido bronca por no tener el arma para defenderse, Seguro que pensd en nosotros antes de morir. Poraue el “reflejo’’ que lo llevé a buscar su propia muerte, era la convic- cién del triunfo final: no entregarse vivo. Y él sintié ese triunfo cercano, y muy suyo, cuando cayé herido de muerte sobre el piso. Este es Manuel, el.compafiero, el jefe Montonero. Esta es la forma heroica que el para seguir viviendo, iHasta la victoria compaiiero! = a] Los ojos y oidos del pueblo CARTA DEL SERVICIO DE ‘INFORMACIONES MONTONERO A LOS COMPANEROS DEL MOVIMIENTO Desde hace-muchos afios log peronistas véhi- mos luchando porque nuestra patria sea Justa, Libre y Soberana, Desde el 55, especialmen- te, venimos peleando para que 2I peronismo volviera al porler. Hoy, después vet trivia jo! 17 de neyzo de 1973, nuevamente wl wan, sea cual sea la camiseta ques pon: gan, amigos de los yanquis y los oligares.. Pa a enirentarlos, para venéerlos, necesitanns sacar provecho de la experiencia que junta mos todos esos arios. Los milicos, la policia, muchas veors yuidl Ton encarcelarnos o matarnos.a los compuiie: ros, allanarnos la casa, cerrarnos las imprentas, Eilos tienen los recursos del gobierno ye la fuerza para tratar de saber quienes soms, don- de estamos, y muchas veces, qué hacemos. Pa- 'a defendernos nosotros nos cambiamos. de ca- ‘a, 0 Si @ un compaiiero le dieron “la captura’” odré andar con un documento falso, Nos cuidamos de «ue nonos: siga un cana, nos or- ganizamos en gupos pequefios para no tla- mar le atencién, Podemos hacer muchas co- sas Pers: con ese nos defendemos, y con eso 0 basa, hay que pararles su ataque. Aca rodemos hacer dos cosas: quedarnos quictos ssperando quie nos encuentren (y entone: .es1r0 aniguilamiento es s6lo cuestion de isempo!. O sino sequirnos defendienuo, ero dispurstos @ vlefender su ataque Sabenws que para detenerios --primeio- y. pera fiberaun>4despuds tenemos que cestruir 1 (10, ¥ Para oso LeNEMos (Ue alae" yosotras, Atacarlos en sus puntos nis rbi- 5, en ol lugs y en el momento que nis 105 ConWnga a Nosotros. Pata eso se necesita sober donde estén los nulices los policias, los batidores, cuantos son, somo se mueven, De estas cosas queremos hablarles jos Mon: oneros a tos wompaeros del Movimi igimente a los mayores, para que todo EEE] 1s AYU! espe: demos @ que los ojos y oidos del pueblo esten atentos, y asf tengamos c! mejor Servicio de In- formaciones del mundo que es el pueblo. En los primeros meses de la Resistencia, era comin que en los grupos de peronistas que nos reunfamos para empezar a golpear a los gorilas hubiera policfas. Algunos fueron lea- les. La mayoria delatores. Es que entonces crefamos que todo iba a ser répido, y la poli- cia hab/a sido “‘peronista’’ y aparte podian conseguir algin arma, Nosotros metimos al enemigo en casa, y es0 provocé que muchos peronistas fueron presos 0 los mataron. Tam- bién habia infiltracién de batidores, y habi vompareros fiojos que lente ala tortura y los ‘apremios ilegales le daban datos a la policia. Muchas veces nosotros sabiamos quienes eran {os infiltrados y los batidores, pero 110 po- diamos hacerles nada. Los servicios de infor- tmaciones llenaron y tlenaron ficheros con datos sobre la Resistencia, Asi poco a poco hablar de “los servicios’’ fue sinénimo de ha- blar del enemigo, de hablar de quienes nos podian desbaratar en dia la organizacién que habia levado semanas o meses, de quienes po- dian actuar con total impunidad. Y les temia- mos. Hoy esa institucin ha cambiado, Hoy las primeras formaciones de! ojército Popular, e! Ejército Montonero, ya estén en condiciones —y lo han demostrado— de dar escarmiento a {os infiltrados, a los torturadores, a los patro- nes superexplotadores Entonees el pueblo puede tener, debe tener su propio Servicio de Informaciones, cl Servicio de Informaciones Montonero, formado por todos los peronistas auténticos, que llegaré a ser mucho, mucho mis temido por el enemigo que cualquier SIDE, Porque es mis poderoso. QUE HACE FALTA Esa informacidn hace falta juntarla, porque de esa manera se puede completat con otra, aclarazla, No sirve que la tenga uno guardada sino llega a nuestra orginizacién, que dispone: de compafieros y medios para utilizarla con el cacia, Por este motivo nos dirigimos especial- inonte a los compaiieros que por su edad, por haber vivido mucho tiempo en un mismo ba: por haber trabajado en distintos lugares ‘© mucho tiempo en un mismo lugar, tienen a la mano una gran cantidad de informacion itil sino, pueden consequirla, Por ta misma historia de nuestro Movimiento Peronista, co- mo vefamos, también muchos compafier os co- nocet: “de antes" a burdcratas sindicales tre dores, inatones, policias “peronistas”, en fin, mucha gente que se desvié del buen camino. incluse que, atin siendo, por ejemplo, poli- fas, estén dispuestos a brindarnos informa- cién, Mucha 0 poca, no importa, todo sirve. Por ahf un cana del barrio no querré decirnos nada si sospecha que esos datos van a llegar a los Montoneros. Pero, en una conversacion “amigable’, 0 con un vasito de vino, pueden si ‘sin querer decirnos cosas interesantes para el Servicio de Informaciones Montonero. Todo esto hay que hacérselo llegar, anotando en un papel nombres y direcciones pata no olvidar- noslos, a algiin compafiero que lo acerque a la orgarizaci6n. LA INFORMACION NECESARIA ar mas en detalles, queremos de- pos de informacion necesitamos, porque muchas veces uno sabe cosas pero no se le ocurre que pueden servir, y sirven. En general sirve todo dato que no se pueda estraer de medios piblicos(diarios, revistas, gufas de teléfono, boletines empresarios, etc.). Ya sea la informacion o, mejor todavia, un infor- mante, SOBRE LAS FUERZAS ARMADAS Y DE * REPRESION: Necesitamos saber sobre los hombres, quienes son Nae of AU desde un agente de policfa hasta un general (preferiblemente un general). -Dénde viven, Smo viven, su familia, sus horarios, qué co- mentan en el barrio 0 qué dice la sefiora cuan- do va de compras. Los capos si tienen cust tia, cudntos son, qué armas llevan, a descrip- cibn fisica. También necesitamos los planos y la orga- nizacién de las comisarias, los cuarteles. Inclu- 80 algo mds facil de conseguir: cuando uno de nosotros encuentra que estén allanando una ca- $a, 0 controlando autos, anotar en un papelito cudntos efectivos hay, odmo estén armados, qué autos tienen. Eso ya es itil Ota cosa importante es conocer en las dis- tintas fuerzas de la represién las camarillas in- terras, broncas, ascensos y bajas, traslados, quienes son torturadores. quienes no. SOBRE SINDICALISTAS, TRAIDORES, MATONES: También los datos de dénde vive, amantes, horarios; acd es bueno también hacer la “historia” de estos personajes, sus vincula- ciones con la policia, con las empresas, las. huelgas que traicionaron, ete. SOBRE LAS FABRICAS: ‘Acd es importante saber desde quienes son los patrones hasta la produccién que tienen. Sobre los patrones lo mismo que antes, si tie- nencustodia, a que hora llegan, si colaboram con ja represfién, Pero como las informaciones oficiales a veces ‘son falsas, también’ es bueno hacernos saber que y Cuanto producen, si aca- paran, si tienen arreglo con otras fabricas, etc. También necesitamos saber datos sobre las reparticiones oficiales como Obras Sanitarias, SEGBA, Gas de! Estado, Teléfonos. Pueden ser de pianos de la red de cloacas hasta la direc- sin de un gerente. En fin, compafieros, como vemos toda la informacién es util, y toda ayuda a conocer mejor doncke nos movemos y como accionan nuestros enemigos, que son los enemigos de la Patria. r eso todos deberros darnos tiempo y acordarnos de aportarla de anotar un dato itil de conseguir quien pueda informar algo, Asi iré creciendo el Servicio de Informaciones pero nista, al Servicio de Informaciones Montonero, y estard mds cerca el ansiado dia de la victoria.® mn) www.ruinasdigitales.com CRONICA DE LA RESISTENCIA Durante el verano las fuerzas del imperialismo continuaron su ofensiva en todos los planos, para garantizar la dependencia, La resistencia a este avance se ha dado tam- bién’en todos los planos, probendo que ain en. una situacién de defensiva es posible acumular fuerzas y organizacién para preparar el contra- ataque. LA LUCHA POLITICO-REIVINDICATIVA Los ejes centrales de la movilizacién obrera fueron en este perfodo la lucha por los salarios, por la democracia sindical y contra la represion. El 20 de enero los obreros de Propulsora Siderdrgica y del Astillero Naval, en La Plata, abendonaron las plantas en repudio por el. asesinato de los obreros Abelardo Danturi y Juan Scaffide, E! mismo dia una Compafifa de tas Milicias Montoneras realiz6 actos que paraliza- ron totalmente la ciudad, Berisso y Ensenada. E124 de enero el sindicato Obrero de la In- dustria Naval denuncié la desaparicién del obrero Carlos Alvarez, de ASTARSA, y los obreros reali- zaron paros parciales, También pararon los gré- ficos de Editorial Abril por las amenazas de muer- te recibidas por cuatro delegados. En Cérdoba prohibieron la Marcha del Silencio que estaba pro- gramada en repudio por los secuestros de treinta militantes populares. E1 26, trabajadores petroqu/micos de San Lo- renzo, Santa Fe, resolvieron iniciar medidas de fuerza por el secuestro de Carlos Vergara, obrero de Petroquimica Argentina, E] 29 y 30 de enero pararon los obreros pana- deros y miembros de la Asociacién del Personal Técnico Aeronsutico. L Los dfas 3 y 4 de febrero, se cumplié un paro de subterréneos dispuesto por la Coordinadora Intertiness 5 de Abril, en repudio al fraude en las elecciones de UTA, por un sueldo minimo de 1,500,000 pesos, el reconocimiento de la insalu- bridad del trabajo y la libertad de los obreros del subte presos. ” E18 se cumpli6 un paro de canillitas organiza- do por la Coordinadora de Agrupaciones y Zonas del gremio, repudiando el fraude de las eleccio- nes internas, Ese dia fueron halldos los cuerpos de fos nava- les Echeverria y Cabrera, y la esposa de este itti- mo, Rosa Maria Casariego, militantes del Peronis- mo Auténtico, obreros de sus plantas y de otros talleres fueron masivamente al velatorio y entie- tro. E1 9 de febrero pararon los periodistas por 49 despedidos del diario Ciar(n; pelotones mrionto- eros ametrallaron la casa de los gerentes del per- ‘sonal del diario, EI personal de las fébricas metalirgicas Flamia y Destaco, de Lantis, exigid 5,000 pesos de aumento de emergencia, En Destaco fue despe- dida la Comisién Interna y ta patronal llamé a la policfa para custodiar la planta. Vincutado con esto, el 12, los pelotones “Sergio Scot” y “Beto ‘Simona’ del Ejército Montonero, atacaron el do- tmicilio de Juan Petruck, duefio de Destaco. Fue lograda la reincorporacién de los despedidos, la policfa continda en la fébrica y no se dio el au- mento. El 12 también pararon los obreros de Aguila- Saint, que exign un aumento slat! de emegen- #2 17 de tetera on Cérdoba, pararon los obreros de la alimentacién por el secuestro de Alberto Perez, delegado de LIA. En Mardel Plata, al dfa siguiente, los choferes de UTA realizaron un quite de colaboracién, cor- taron rutas con miguelitos y luego realizaron un pparo total en reclamo del cumplimiento de lauds acordados. E1 20 de febrero, en Comodoro Rivadavia, hubo un paro total de los textiles, en reclamo del 130 por ciento de aumento, y en repudio al inter ventor de la Federacién Textil E1 25, en Buenos Aires, hubo paros parciales de transporte por el asesinato de Juan Salazar, activista de la UTA, Dos dias después en Cordoba, hubo un paro de los empleados de comercio por el secuestro de Mirta Ricciardi; lo mismo hicieron los obre- ros de la alimentacién por el secuestro de Ricardo Sotello y Alba Bucaccio, También el 27, pararon los municipales en Santa Fe, por el atraso en los sueldos; ademés hu- bo un paro de los trabajadores de UTA en Co- rrientes, Ei 29 hubo un paro total del comercio en Ba hia Blanca, para apoyar los reclamos salariales en CRONICA DELA RESISTENCIA la empresa Guilfer. El 2 de marzo paro yeneral del SMATA (rama concesionarias) en demanda de incrementos sala riales. En los frigorificos de todo el pais se re. 1iz6 un quite de colaboracién, dispuesto por i+ Federacion Gremia| del Pci sonal ce la Cari. E14 se cumplio un paro de sefia!zros del Fe. rrocarril Roca, y en Rosario, otro paro de los tra bajadores del transporte. E16 de marzo, pararon tos trabajadores muni- cipales de Cordoba, para exigir la aprobacion de! escalaton 2} CRONICA DE LA 5 RESISTENCIA A partir de! 8 de marzo empez6 la respuesta obrera al plan proimperialista de Mondelli. Se realizaron paros parciales en las principales em- presas automotrices de todo el pafs: Mercedes Benz, Deca, Deutz, Chrysler, Fiat Sauce Viejo, en Concord, Materfer, Perkins y Grandes Motores Diesel y en distintas seccionales de la UOM de la Provincia de Buenos Aires. Simulténeamente, pararon los gréficos de la Prensa, los empleados de la DG! realizaron un plan de lucha, el personal jerérquico de ENCO TEL realiz6 un paro por mejoras salariales, y el personal jerérquico de ferrocarriles (APDFA) pard reclamando el reconocimiento de su encuadra- miento sindical. LA LUCHA POLITICO-ELECTORAL Atres meses de la proscripcién del Partido Auténtico, los verdaderos peronistas se siguen or- ganizando en las Unidades Basicas del MPA. Por otro lado continda la biisqueda de acuerdos con otras fuerzas de signo popular en el camino de la construccién del Frente de Liberacién Nacional. EI 9 de febrero, al cumplirse un afio del inicio del operativo represivo del Ejército en la provincia de Tucumén, el Pelotén Pueblo de Tucumadn del Ejército Monton To intent6 ajusticiar por envenenamiento al General Adel Vilas, durante un almuerzo realizado en el Regimiento | de la Capital Federal, al que asistian altos jefes militares, El objetivo no pudo lograrse por fallas técnicas. El intento, sin embargo, alcanza para advertir a los miembros del ejército Proimperialista que el pueblo esta en todas partes. Aiin en el Casino de Oficiales adon- de e! General Vilas se hacia preparar sus co- midas “ por razones de seguridad”. El soldado dragoneante clase 1954 Mi- quel Romero, que logré retirarse del Regi- miento I luego del fallido intento, demos- tré con su ejemplo a todos los soldados conscriptos y al pueblo, que el enemigo es vulnerable atin donde cree estar més seguro. Gral. Vilas: el pueblo esta hasta en la sopa El compafiero Cémpora debié suspender un asado popular a ra(z de una prohibicién policial. En una comida mds reducida, dirigentes peronis- tas y nop peronistas, manifestaron coincidencias con la propuesta de construir un Frente de Libe- racién Nacional que aglutine a todos los sectores populares. LA RESPUESTA MILITAR El 16 de enero pelotones de las Milicias corta- ron las vias del ferrocarril en Morén y Hurlingharn, incendiaron colectivos y arrojaron clavos migue- litos. En Hurlingham murié el policfa que inten- 16 desactivar el explosivo. Ese mismo dfa fueron cortadas con clavos miguelitos las rutas de acce- so en Caseros,,Ramos Mejia y San Justo, se que- maron vehiculos y se volanteé contra la repre- sién. En Laferrere, un pelotén que cumplifa idén- tica tarea sobre la ruta 3, fue emboscado por un mévil policial que, después de dejar fuera de com- bate, rematé en el suelo al oficial Sergio Prado, al aspirante Carlos Lopez y el soldado Luis Varas. En Tigre, el 14 de febrero, pelotnes de mili nos, incendiaron concesionarias e interrumpieron el trénsito en una vasta zona, en repudio al asesi- nato de militantes obreros navales de! peronismo ico. En Avellaneda el 2 de febreros las milicias cortaron los accesos a la Capital Federal (puente Pueyrredén) y atacaron empresas mono- POlicas. El General Vilas fue desplazado de la conduccién del operativo militar en Tucu- man a principios de este afio. Con una nu- merosa custodia civil —denominada “los pistoleros” por los soldados— se instal6 en el Regimiento | de la Capital Federal, esta- ba lleno de resentimiento, A él le gustabe estar en la primera linea de la represion. "Yo se de guerra revolucionaria, no co- mo ese Bussi —comenté a sus camaradas durante el almuerzo—. Mi consigna es: muertos y enterrados. Asi no joden més. Especialmente a los que hacen agitacién. Bussi lo tinico que sabe hacer es parar au- 10s y allanar pueblos”. Pero parece que lo que el General Vilas no sabe es que, a pesar de los numerosos ‘crimenes que impunemente ain carga so- bre sus espaldas, el pueblo siempre encuen- tra el lugar y el momento oportunos para hacerse justicia, Los ejes principales del accionar del Ejército Montonero son los mismos que pare las Milicia golpear el aparato represivo y apoyar las rei dicaciones concretas de los trabajadores y el pue- blo, El 22 de enero fue baleada la custodia de un edificio de militares en la Capital Federal, hirien- do a dos policias. El mismo dia los Pelotones “Marcos Osetinsky" y “Juan Beléustegui" del Ejército Montonero, atacaron la cornisaria de Va lentin Alsina, Lanis EI 29 de enero un peloton de nuestro Ejército atacé a un patrullero de 1a subcomisa: ir. de Virre yes, en el Gran Buenos Aires, hiriendo a tres efec: tivos y abatiendo uno. El 4 de febrero fue ame- trollado un puesto de la policia caminera en las cercanias de Garin (Bs. As.) resuitando herido un policia. El 5 de febrero un peloton montonero ajusticio a un miembro de las AAA José Miguel Terquini El 11 de febrero, las Brigadas Rojas ajusticia- ron al Coronel Rafael Raul Reyes, jefe del Cuer- po Antiaéreo de Mar de! Plata, suméindose a la accién contra los militares vendepatrias. E118 de febrero en Mendoza, fue atacado un atrulleo dejando e! saldo de un policfa muerto Y otro gravemente herido. Al dia siguiente en la Capital Federal se atentd con bombas contra cir con concesionarias Fiat, la Sociedad Rural Argen- tina \etambién contra dos bancos en e! Gran Bue- nos Aires, Ei 19 de febrero en Cordoba queda gravemente herido un policia después de un aten- tado nuestro. . Cnet, Reyes: Justicia Popular pata el represor. Bd an CRONICA DELA RESISTENCIA E\ 24 de febrero fueron ejecutados dos agen- tes de {2 Unidad Regional Tigre (Pcia. de Buenos Aj es) sec per dndose sui armamento, También fue puesto un cafio en el Banco de Crédito Rural. Al dia siguiente las Brigadas Rojas del Poder Obrero sjecutan ai Coronel Dalla Fontana, E126 de fe brero {ucron colocados seis cafios en concesiona- rias Ford de Lomas de Zamora (Pcia. de Buenos Aires) C1 27 de febrero fue ejecutado el empresario Héctor Minetti al resistirse a un secuestro. E! 2 de marzo fue ejecutado el cabo primero de la policia cordobesa José Cebrero. También 2n Cordoba un peloton de combate ametralié un carro de asalto policial el 7 de marzo. ® Pon z " Seco * Vilas: ni el Casino de Oficizies es seguro. SET 31) TERCERA CAMPANA MILITAR NACIONAL MONTONERA El 11 de marzo con la conduccidn de nues- tra organizaci6n, las Milicias y el Ejército Mon- tonero, iniciaron nuestra tercer Campafia Mili- tar. La situacién en la cual se desarrolla esta campafia, es la crisis mas grave y profunde alean- zada por el sistema en nuestro pats, Las clases dominantes no pueden despertar expectativas politicas en el puebio, y deben recurrir a su Gitima reserva: las Fuerzas Arma- das. En el campo popular se va viendo cada vez més claramente, que ei tinico camino hacia la liberaciOn definitiva pasa por la destruccion de este sistema de opresi6n, ls construccion de un Frente de Liberacién Nacional conducido por la clase trabajadora, que conquiste le poder para expropiar a los monopolios y la oligarquia €L OBJETIVO DEL ENEMIGO ES ANIQUILARNOS Las clases dominantes quieren mantener en nuestro pafs la dependencia y la explotacién, y para eso deben superar la actual crisis econé- OPERACIONES DE ANIQUILAMIENTO 'Y RECUPERACION DE ARMAS: 11 AL 18 DE MARZO BAJAS EN LAS FILAS DEL ENEMIGO: MUERTOS: 16 Policia provincia de Buenos Aires: 8 Policia Federal: 3 Policia de Cordoba: 1 Policia de Rosario: 1 Servicios armados de la patronal: 3 HERIDOS: 10 (no (No se incluyen los herido en el ataque al Co-' mando General del ito) Policia provincia de Buenos Aires: 7 Policia Federal: 1 Policia de Rosario: 2 mica y dominar y aplastar la resistencia de la clase trabajadora, ei pueblo y las auténticas fuerzas nacionales. Sin embargo, saben que en Jo econdmico no les quedan perspectivas de soluci6n, y que sus posibilidades politicas son débiles, Por eso apelan a la guerra como Unico medio posible para intentar imponer sus objetivos, Las crecientes movilizaciones obreras, los certeros ataques de las fuerzas revolucionarias, han puesto en peligro Ia situacion del enemigo. Como ellos siguen manteniendo Ia ofensiva estra- ‘tégica, es decir, conservan la iniciativa, han re- suelto imponer la guerra abierta para tratar de aniquilar las fuerzas populares y revolucionarias, Lo principal para el enemigo ya no es res- ponder a las expectativas del pueblo; ni siquiera mantener {= continuidad constitucional. Lo central para ellos es hacer la guerra y ganarla, Si pueden aniquilar las fuerzas revolucionarias manteniendo el régimen constitucional, mejor; y silo consiguieran sin generar conflictos socia~ les, serfa lo 6ptimo. NUESTRO OBJETIVO ES DESGASTARLOS Y CRECER La existencia de la guerra es evidente: lo sos- tenemos nosotros, lo afirma el enemigo, lo vive el pueblo en la muerte de sus hijos. Esta es una guerra sucia, como todas las que realizan los ejércitos reaccionarios. No solo es sucia porque usa a los propios hijos del pueblo para combatir contra sus hermanos y sus inte- reses, sino porque ni siquiera respeta las leyes de la guerra. El enemigo asesina heridos, tortura y ejecuta prisioneros, y vuelca su brutalidad so- bre los familiares de los combatientes de! pue- blo. A nosotros, que sostenemos una guerra revo- lucionaria, popular y prolongada, no nos intere- sa producir un enfrentamiento directo y decisivo en estos momentos. Preferimos la tarea lenta y el desgaste progresivo, hasta que hayamos acumulado la fuerza suficiente para derrotar a las fuerzas enemigas. Las fuerzas del pueblo estamos en una etapa de defensiva estratégica; como ya dijimos, la iniciativa la tiene el enemigo, Dentro de esa si- ‘tuacién de defensiva, la actual campafia militar Cconstituye una ofensiva téctica que realizamos so ca ln is ems parang. Soong siva (preparacién de la resistencia generalizada, consolidacién de fuerzas, infraestructura, etc.). PLAN OPERATIVO DEL ENEMIGO El enemigo parte de! pRagyipio de que la lucha contrarrevolucionaria requiere descentralizacion operativa y una gran libertad de accién, para contrarrestar la sorpresa-y-4e-rapigez de nuestras fuerzas, Para eso divide el territorio nacional ‘en cuatro zonas (correspondientes.a los coman- dos de cuerpo), que a su vez se dividen en sub- zonas y areas (correspondientes a las brigadas Yy guarniciones). En su ofensiva contra las fuerzas revoluciona- rias, las Fuerzas Armadassbuscap que su apari- cién ffsica y directa se produzca s6lo cuando las restantes fuerzas del enemigo sean rebasadas accionar popular. También tratan de im- pedir someterse a una distribuaiin regular en el territorio, ya que eso obligar a a las fuerzas militares a una dispersién de esfuerzos y a de- bilitarse por acudir a terrenos donde no son fuertes (barrio, fabrica, eta Para eso deben aprovrchar al maximo la fuerzas de seguridad como Policia Federal, Gendarmeria, polictas provincigles, etc. El mando es centralizado por el Ejército, y sobre él recae la responsabilidad principal en lo refe- rente a la direccién de las operaciones en el ‘orden nacional, y a conducir la Inteligencia de la Comunidad Informativa, En su accionar, el Ejército adjudica gran importancia a la accién psicolégica y a las tareas de inteligencia. Buscan desmoralizar a las fuerzas revolucionarias para disminuir —* ' ‘nuestra moral de combate, ya sea a través de la accién directa, o indirectamente por pro: pagandas, cantitos, etc. Ademds tratan de dar una imagen de cohesion de las Fuerzas Arma- das, necesaria tanto para sus propios efectivos como internacionalmente Es en las tareds de inteligencia donde han voleado uno de los mayores estuerzos, princi- palmente en lo que hace a aprovechar inmedia- _ tamente la informacién obtenida: secuestros, asesinatos, etc. En su campaiia de aniquilamiento, el enemi- 9 tiene previstas tres fases, La primera, co- rrespondiente a 1975 y parte del 76, tiene por objeto reducir nuestro accionar en forma sig- nificativa en todo el pafs, procurando aislar las ‘Zonas entre sf para evitar el apoyo logistic y ‘de personal entre zonas y/o del exterior. Cum- pliendo esta fase, las FFA han empezado a it id en Tucumén, Cérdoba, Rosario, Santa Fe, Noreste, etc,, hasta la pro- vineia de Buenos Aires. La segunda fase compresnde la Ultima parte de 1976. El objetivo es reducir a un problema de naturaleza politica el accionar de las organi- zaciones revolucionarias y populares. La tercera fase, a desarrollar en 1977, consis- tirfa en la destruccién total de las fuerzas revo- lucionarias organizadas, accionando en todo el territorio nacional contra “los que queden”. OBJETIVOS DE NUESTRA CAMPANA MILITAR Debemos enfrentar a un ejército que todavia es mds poderoso que el nuestro, Nuestra res- puesta debe ser una guerra de desgaste, es decir, aquella forma de combate que nos perrtita re- huir todo enfrentamiento decisivo buscando combates de resolucién inmediata y.répida eje- seucion, La guerra de desgaste tiene por objetivos re- ducir, desmoralizar y desgastar las fuerzas del enemigo, y al mismo tiempo continuar con el Proceso de acumulaciénde fuerzas en el campo Popular, Para cumplir esos objetivos, debemos multi- plicar las pequefias operaciones de hostigamien- to con aniquilamiento de hombres y recupera- cién de armamento. Esto significa el ataque (indiscriminado) contra todo representante de instituciones represivas. La actual etapa de en- frentamiento justifica esta decision, pero debe- ‘mos encarar la propaganda masiva que permita demostrar a la poblacion y alos mismos ene- migos afectados que, desde el momento en que las Fuerzas Armadas tienen el mando operati- vo de todos los organismos de seguridad, cada hombre uniformado y armado —independiente- mente de su extraccidn de clase y de sus ideas— contribuye a la represién antipopular y es co- responsable de las atrocidades y asesinatos que comete la represion. La Gnica forma que tiene un miembro de las fuerzas represivas, de evitar ser alcanzado por estos ataques, es renunciando al cargo o negén- dose a cumplir tareas de control, represivas o decualquier otro tipo en la via publica. Desmoralizar y desgastar al enemigo es un ‘objetivo de importancia nacional, ya que apun- taa destruir la imagen “vencedora” que las FF AA se han ido creando en los iltimos meses, y 2 crear el clima adecuado para estimular la pro- testa social y la lucha de masas en todas sus formas. OPERACI ONES CORRESPONDIENTES: ALA TERCERA CAMPANA MILITAR RESENA AL 17 DE MARZO DE 1976 REGIONAL BUENOS AIRES: CAMPANA “MARCOS OSATINSKY” Y “EDUARDO JENSEN” A) Operativos de las Milicias Montoneras: 1) Corte de calles con miguelitos y molotovs, y reparto de mariposas en: Rivadavia y Puey- rredon; Sarratea y Pu: yrredén; French y Sarratea - Partido de Morén, (12/3) 2) Corte de calles con miguelitos y molotovs y ataque a un aserradero con molotovs y armas cortas en Ceballos y Rivadavia, Par- tido de Morén, (12/3) 3) Corte de vias de tren mediante explosivos Y reparto de volantes en Quilmes. (11/3) 4) Corte de vias de tren mediante falsos ex- plosivos y reparto de volantes en Rafael Calzada. (11/3) 5) Corte de vias de tren mediante falso explo sivos y reparto de volantes en Marmos. (11/3) 6) Corte de las avenidas Zspora y Pavén con propaganda, (11/3) 7) Volanteadas en las estaciones: Quilmes, Bernal, Solano,Adrogué, y en 4 inter seccio- nes de avenidas con mucha concentracion de gente. (11/3) 8) Colocacién de 30 cajas volanteras en la zona Norte del Gran Buenos Aires. (11/3) 9) Corte de 8 calles y propagandizacion del inicio de la campafia mediante volantes, en la zona Norte del Gran Buenos Aires. (11/3) 10) Colocacién de “‘cafios” contra el enemigo en zona Norte de! Gran Buenos Aires. (11/3) 11) Hostigamiento de la comisaria Ba. de la Po- licfa Federal: corte de vias de acceso y egre- 0 de Ia seccional; simulacién de ataque des- de varios puntos con explosivos, bombas de humo y lanzapanfletos. (12/3) 12) Corte y propaganda en Bacon y Av. Gra. Paz. en Capital (11/3) 13) Corte de calles y.volanteada, con incendio [7 on de autos en: Av; del Trabajo y Mariano Acosta; José M, Moreno y Directorio; Primera Junta. (11/3) 14) Corte de vias de! Ferrocarril entre estacio- nes Once a Liniers, en Capital, (11/3) 15) Operativos de distraccién de las fuerzas re- presivas en la zona Oeste de la Capital: Hlamadas telefénicas, falsos explosivos, etc. 16) Corte de las lineas de subterréneos B y D oa las cabeceras, en Capital 11/3 “SOMOS MONTONEROS Y BUSCAMOS POLICIAS” El 12 de Marzo a las 19 horas, un com- pafiero aspirante que *rarsport='a un bolson con revélveres calibre 22 es interceptado por tun policia de civil en una parada de colecti- vo cerca de William Morris. Haciéndose et asustado el compafiero retrocedié hasta un Parapeto y desenfundando su pistola 45 co- menz6 a hacer fuego sobre el policia. Otro policia de civil que pasaba por ahi se sumé al combate, continuando el compafiero su fuego contra dos enemigos hasta que se tra~ bé la pistola. Arrojé entonces la granada que explotd en medio de los dos policias, hiriendo a ambos, uno en el abdomen y al otro en un brazo. Los policias escaparon a Jos tumbos mientras el compafiero hacia fue- go sobre ellos con un revolver 22, Hecho es to el compafiero se retiré caminando y sin perder ni una sola de las armas que transpor- taba. Ante este ejemplo de combatividad, Mon- toneros decidié aprovechar la situacién para dar una respuesta politica y militar a la re- presién policial que venia agrediendo con total impunidad a los habitantes de este ba- rrio obrero. El s’bado 13 de marzo el pelo- tén Calé Lopez comenzé a patrullar fa mis- ma zona realizando tareas de identificacion de los vecinos que transitaban, explicando- les el objetivo del operativo: “Somos Mon- toneros y buscamos polic i hora de haber comenzado el patrullaje, fue identificado, en medio de un grupo de per- sonas, el policfa Ramon Echeverria, que transitaba de civil. Inmediatamente fue eje- cutado, recuperandose una pistola Browning 9 mm con dos cargadores. - www.ruinasdigitales.com 17) 19) B) 20) 21) 22) 23), 24) 25) 27) * vemente un polici Hostiga mientos en barrios de ia oligarquta: 8 bombas en la zona de la Recoleta, Av Quintana, etc. Una de ellas en un piso de Casildo Herreras, en Arroyo y Esmeralda. (18/3) Corte de calles y propaganda en: Humaité y Alsina; Rivadavia y Portela, en Lands. En este tltimo operative cayé combatien- do el aspirante Montonero Rafael Sifaldi (ver recuadro). Incendio con molotovs, de una Unidad Bés Basica del C. de O. en el Partido de 3 de Febrero. (15/3) Operaciones de aniquilamiento y recupe- racién de armas: Ajusticiamiento de 2 agentes de la Unidad Regional de Tigre en el canal de San F nando, Se recuperaron 2 pistolas Brow- ning 9 mm, Ajsuticiamiento de un agente de la Unidad Regional de SanMartin, en Vicente Lopez. Se recuperé una pistola Browning. Ajusticiamineto de 2 agentes de la Unidad Regional San Martin, que se encontraban en un patruliero estacionado en Carapachay. Se recuperaron 2 pistolas Browning y una subametralladora UZI. Durante un enfrentamiento fue herido gra- de custodia de Tribuna- les en San Mart(n, Se recuperé une pistola Browning, Ajusticiamiento de un policta de custodia en el barrio de Belgrano, en Capital. Se Fecuperé una pistola Browning, Ajusticiamiento de un agente de Coordina- ° cién Federal en el Barrio de Constitucién, en Capital. Se recuperé un apistola Brow- ning y documentacién. Dos policfas heridos, uno de ellos gave, durante un enfrentamiento con un compa- fiero en Mordn. (ver recuadro). Ajusticiamiento de un policfa que se iden- tificé como tal ante una patrulla del Ejér- cito Montonero, en Morén (ver recuadro}. Se recuperd una pistola Browning, Poderos explosivo frente al Comando Ge- neral del Ejército. Cuatro Coroneles y varios oficiales y suboficiales heridos. COMPANERO RAFAEL SIFALDI: HASTA LA VICTORIA El viernes 12 de Marzo, a las 6.30, el Pe- lotén “Sergio Scot” del Ejército Montonero taco al cabo primero de la Policia Federal Hector Vasquez, a la salida de su domicilio, hiriéndolo de gravedad y recuperando una pistola Browning y mucha documentacién, probatoria de la actividad de Vasquez en el robo y contrabando de automéviles. La racion se concreté en Tuyuti al 3000, Valentin Alsina, Partido de Lanis. Con ella ‘comenzaba, en la zona, la campafia. Por la tarde, a las 19, el grupo “Atilio Lopez’ de las Milicias Montoneras interrum- pieron el trdnsito para realizar tareas de pro- Paganda en Humaitd y Alsina y en Rivada-- via y Portela, intersecciones de importantes avenidas de Lanis. Cuando comenzaba la desconcentracion del segundo de los iugares, desde un colecti- vo detenido un individuo comenz6 a dispa- rar sobre los compafieros. E! pelotén de contencién entablé combate, logrando silen- ciar la boca de fuego enemiga, sin poder Uusar todo su poder de fuego por la presencia de transetintes y el pasaje del colectivo en el cual se escudabe el agresor. En el combate cayé abatido el aspirante Montonero Rafael Sifaldi que enfrentd deci didamente al agresor, haciendo fuego al mi mo tiempo que avanzaba para silenciarlo. Nuestro Pelotén de combate, bajo la con- duccién del segundo a cargo, recofid a sus compafieros heridos, y se retiré sin més in- convenientes. Frente a esta situacién Montoneros resolvid: 1. Designar con el nombre de RAFAEL SIFALDI un pelotén de combate del cito Montonero. ; 2 Una vez identificado el agresor, ejecu- tarlo en el lugar y momento que se determi- ne. 3 Continuar con el aniquilamiento de to- dos aquellos que visten uniforme y portan armas de los enemigos de la clase trabajado- ray el pueblo argentino. La derrota sufrida por el pueblo con la detencién y Ia traicién del doctor Roberto Quieto, no debe engafiarnos. Estas actitu- des no son, en nuestra guerra revoluciona- mas que excepciones individuales. La-combatividad y el herofsmo son la ‘conducta normal de los cuadros montone- ros, En este mes, en Cordoba, fueron brin- dados ejemplos de esta afirmacién: la resis- tancia ejemplar de la aspirante Esther de Maggio y el rescate del oficial superior Ho- racio Mendizabal de manos del enemigo. Estos compafieros no se rindieron, no se entregaron, no rifaron su moral ni su ex- periencia ni la confianza que nuestro pue- blo habia depositado en ellos. Por el con- trario, aplicaron nuestro principio de con~ vertir fa derrota en victoria. En u recuperando a un cuadro de cond para la lucha revolucionaria, en el otro con un ejemplo de valentia y sacrificio, EL RESCATE DEL VASCO ~ El compafiero Horacio Mendizabal fue detenido en Cérdoba en’agosto del afio pa- sado, en el mismo local que Marcos Osa- tinsky. Torturado y golpeado salvajemen- te varios dias, no le arrancaron una pala- bra, Desde entonces estuvo detenido, y to- dos sus movimientos dentro del penal y en los trémites judiciales eran celosamente custodiados. Siempre pensando en volver pronto a la lucha. El momento més débi! del control era cuando el Vascoera tlevado a declarar al Juzgado Federal del Dr. Zam- boni Ledesma, Dentro del Juzgado la vigi- lancia es menor, aunque existe una guardia de matones que gcompaiian a Zamboni desde que se prestara para la maniobra po- cial en que fue asesinado nuestro compa- fiero Osatinsky. En esta situacién favorable, existfan dos elementos negativos: la ubicacién céntrica del juzgado,y la posibilidad de que la guar: dia policial que trasladaba al compafiero se quedara en la puerta esperando que ter- minara ta diligencia, LA CONDUCTA REVOLUCIONARIA Asi se comenz6 a planificar la opera- cidn. Una semana antes aparecié otro obs- téculo: fue secuestrado un compaftero que conocia el plan. Pero al no surgir indicios de que el compafiero hubiera faltado a su deber, se decidié llevarla adelante. El dia elegido para la operacién, el Vas- 60 fue llevado con fuerte custodia. Pero la policia lo dejé con un guardiacércel en una sala del tribunal, y se fue. Un compa- fiero, con documentacién correspondiente a un abogado y que esperaba en la misma sa- la, redujo al custodia con una pistola que Mlevaba en el portafolios, lo desarmé y le hizo sacar las esposas a nustro compa- fiero, ¢ Inmediatamente saltaron por la ventana a la calle, se reunieron con un tercer com- pafiero, que estaba de apoyo en la vereda, que mantuvo ei fuego sobre los techos (donde hab/a un. policfa) y sobre la puer- ta del juzgado, ;para evitar la persecucion. Subieron al vehiculo que los aguardaba y {a retirada se‘cumpli6 sin inconvenientes. MALENA MURIO PELEANDO. En los dltimos dfas de enero, gra- cias a una delacién, la policfa detecté una casa operativa de Montoneros. Llegaron al lugar con gran despliegue de armas y efec- tivos. En ese momento s6lo se encontraba en la casa la aspirante Ester de Maggio —Malena—, quien tenia a su hijita jugando en casa de unos vecinos. La compajtera, sin vacilar, abrié fuego entablando combate a lo largo de varios minutos. En la accién logré herir a varios policias e inutilizar un patrullero con una granada, La desigualdad de fuerzas deter- mind que Malena, herida, no pudiera se- guir resistigndo. La compafiera fue rema tada cuand®‘aun tenia en su mano una gra- nada que no llegé-a activar. Su nombre, su ejemplo, lo Ilevaremos como bandera a la victoria,