Está en la página 1de 1

(Fuente: http://dineropsi.blogspot.com/2009/05/el-ocio-productivo.

html )

El ocio productivo

Existen el ocio productivo y el improductivo.


Éste es el más conocido porque es el que
suele condenarse cuando se lo asocia a la
indolencia, a la irresponsabilidad, a la
haraganería, aunque también puede estar
causado por razones de salud mal
diagnosticadas.

El ocio productivo tiene menos fama porque


suelen practicarlo personas que han logrado independizarse del sentido
común.

Sin profundizar en exceso, tenemos dos formas de ocio productivo.

1) El más común es el descanso, la recuperación de fuerzas, las vacaciones


periódicas porque permite que la capacidad de trabajo se mantenga en su
máximo nivel a lo largo de los años.

2) El menos común es el ocio reflexivo que utilizamos para confirmar que


continuamos en el camino previsto, el que nos confirma que la estrategia
trazada sigue vigente y que no necesita retoques por cambios en las
circunstancias, el que nos permite revisar los métodos para cerciorarnos que
no habrían otros más eficaces.

Entre las clases sociales menos favorecidas suele prevalecer el criterio de que
no hay más remedio que «trabajar y trabajar», con lo cual queda desperdiciada
nada menos que la inteligencia.

Es desventajoso delegar la función de pensar.

Cuando las personas desisten de usar su inteligencia en beneficio propio y


prefieren darle esa tarea a los empleadores, gobernantes, líderes sindicales o
religiosos, se expondrán a ser explotados por los inescrupulosos (que
lamentablemente, nunca faltan).

●●●