Está en la página 1de 12

GARCILASO DE LA VEGA

(Toledo, 1501-Niza, 1536)


¿Quién es?
Garcilaso de la Vega es el
poeta del amor y la
naturaleza. Hasta él no
había habido nadie en
lengua castellana que
relacionase estos dos
temas como él lo hizo,
mezclando idealismo y
autenticidad.
¿Pero de dónde sacó estas
concepciones tan
diferentes?

La tempestad, de Giorgione
Garcilaso y Petrarca
En 1526, Andrea
Navagero, embajador de
Venecia en la entrada
triunfal de Carlos V en
Granada, conversa con
Juan Boscán, poeta amigo
de Garcilaso. El veneciano
convence a Juan Boscán
para que introduzca en la
poesía castellana las
formas y los temas
popularizados en italiano
durante el siglo XIV por
Andrea Navagero y Agostino Beazano, de Rafael Sanzio
Francesco Petrarca .
Temas de origen petrarquista
● Amada real (Laura, en el caso de
Petrarca) que inspira colecciones de
poemas (Cancionero) donde se expresa
la evolución desde el amor carnal al
espiritual.
● Culto a la belleza, pues a través de ella
se alcanza el amor verdadero, esto es, el
amor espiritual. Según el movimiento
neoplatónico, que influye en Petrarca y
en los autores del Renacimiento,
posteriores a él, el amor verdadero es un
deseo de poseer lo bello y, dado que todo
el amor emana de Dios, el verdadero
será siempre el espiritual. Estas ideas
suponen una superación del amor
cortesano, pues dan más protagonismo al
ser humano, trasunto del espíritu divino,
y a la experiencia amorosa real.
● Bucolismo, es decir, naturaleza armónica
e idealizada como escenario del amor.
(Locus amoenus).
Laura corona a Petrarca
Formas de origen petrarquista
● El endecasílabo (verso de
11 sílabas) y heptasílabo
(7 sílabas).
● El soneto (composición
poética en endecasílabos
que consta de dos
cuartetos y dos tercetos
con rima consonante); las
liras, silvas,
estancias,canciones, las
octavas reales, los
tercetos encadenados.
Portada de la primera edición de las obras de Garcilaso
¿Cómo fue Garcilaso?
Entre las armas del sangriento Marte
do apenas hay quien su furor contraste,
● Prototipo renacentista del
hurté de tiempo aquesta breve suma,
poeta militar, humanista y
tomando ora la espada, ora la pluma.
culto.
Égloga III

● Dotado de una gran


sensibilidad para transmitir
las pasiones de su amor
por Isabel Freyre.

Supuesta imagen de Garcilaso


¿Cómo escribe?
● Representa el estilo renacentista:
equilibrado, sencillo, cercano a la
naturalidad del habla.
● Sus imágenes y recursos se basan en la
naturaleza (metáforas, personificaciones).
● El uso de aliteraciones colabora en la
musicalidad de sus versos, así como la
acentuación del endecasílabo.
● Los epítetos ayudan a crear un clima de
idealización del paisaje.
● Su tono es melancólico y dolorido.
● Las historias mitológicas le ayudan a
expresar sus propias pasiones.
Cabeza de una musa, boceto de Rafael ● El paisaje es un escenario significativo para
Sanzio las emociones que muestra: idealizado a
la vez que familiar (las orillas del Tajo, en
su Toledo natal).
¿Qué escribió?
● Tres églogas.
● Dos elegías.
● Una epístola.
● Cuatro canciones
● Una oda (“A la flor de Gnido”)
J con la que crea el modelo de
la “lira”.
● Treinta y ocho sonetos.
● Ocho coplas en versos
castellanos (octosílabos).

Joven caballero en un paisaje, de Carpaccio


Égloga I
Garcilaso se trasforma en los pastores /.../Divina Elisa, pues agora el cielo
Salicio y Nemoroso para cantar con la con inmortales pies pisas y mides,
y su mudanza ves, estando queda,
voz de ellos el dolor que le produjo la ¿por qué de mí te olvidas y no pides
muerte de Isabel Freyre, en 1534. que se apresure el tiempo en que este
velo
rompa del cuerpo, y verme libre pueda,
y en la tercera rueda,
contigo mano a mano,
busquemos otro llano,
busquemos otros montes y otros ríos,
otros valles floridos y sombríos,
do descansar y siempre pueda verte

ante los ojos míos,


sin miedo y sobresalto de perderte?
------
Nunca pusieran fin al triste lloro
los pastores, ni fueran acabadas
las canciones que sólo el monte oía,

si mirando las nubes coloradas,


al tramontar del sol bordadas de oro,
no vieran que era ya pasado el día,
la sombra se veía
venir corriendo apriesa
ya por la falda espesa
del altísimo monte, y recordando
ambos como de sueño, y acabando
el fugitivo sol, de luz escaso,
Diana y Acteón, de Tiziano su ganado llevando,
se fueran recogiendo paso a paso .

Vv. 394-421 (Final)


ALBANIO
Égloga II
Con un amigo tal, verdad es eso Es la primera de las tres
cuando el mal sufre cura, mi Salicio, que escribió. Albanio es un
mas éste ha penetrado hasta el hueso.
pastor que sufre las
Verdad es que la vida y ejercicio consecuencias de su amor
común y el amistad que a ti me ayunta irracional por Camila:
mandan que complacerte sea mi oficio;
locura, violencia, dolor.
mas ¿qué haré?, qu’el alma ya barrunta
que quiero renovar en la memoria
la herida mortal d’aguda punta;

y póneme delante aquella gloria


pasada y la presente desventura
para espantarme de la horrible historia.

Por otra parte, pienso qu’es cordura


renovar tanto el mal que m’atormenta
que a morir venga de tristeza pura.

Vv. 143-157

Narciso, de Caravaggio
Égloga III
Es la última de las que escribió. En ella las
ninfas del río Tajo, Filódoce, Dinámene, Cerca del Tajo, en soledad amena,
Climene y Nise, salen a tejer en la orilla telas de verdes sauces hay una espesura,
con historias tristes de amor: la de toda de hiedra revestida y llena
Orfeo y Eurídice, la de Dafne y Apolo, la de que por el tronco va hasta el altura
Venus y Adonis, y, finalmente, la de los y así la teje arriba y encadena
pastores de la Égloga I, Nemoroso y Elisa, que que’l sol no halla paso a la verdura;
representan al propio Garcilaso de la Vega y a el agua baña el prado con sonido,
Isabel Freyre. alegrando la hierba y el oído.

Con tanta mansedumbre el cristalino


Tajo en aquella parte caminaba
que pudieran los ojos el camino
determinar apenas que llevaba.
Peinando sus cabellos d’oro fino,
una ninfa del agua do moraba
la cabeza sacó, y el prado ameno
vido de flores y de sombra lleno.

Vv. 57-72

Venus y Adonis, Tiziano


Sonetos
Se percibe en ellos la evolución del estilo del
autor. Los primeros que escribió aún tienen
rasgos de la poesía cancioneril.

Logra su máxima calidad en el famoso soneto


XXIII (En tanto que de rosa y azucena),
elaboración del tópico Carpe diem, de origen
horaciano. El poema convida, de forma
tranquila y equilibrada, a disfrutar de la
juventud.

Góngora reinterpretó, con tono más


angustiado, este mismo tema en otro soneto
(Mientras por competir por tu cabello).
Ambos autores transmiten el espíritu de sus
respectivas épocas culturales y literarias:
Renacimiento y Barroco.

Concierto campestre. Giorgione

Presentación creada por R. Daza (IES El Grao.


Valencia)

http://www.scribd.com/doc/31880886/Garcilaso

Intereses relacionados