Está en la página 1de 15

SEGUNDO ENCUENTRO DE PONENCIAS ESTUDIANTILES

Universidad Católica Popular del Risaralda


2008

TEMA INICIAL

“Economistas en busca de la competitividad regional y nacional”

PREGUNTA CENTRAL

¿Qué se debe de tener en cuanta para elaborar una estrategia competitiva en


busca de la competitividad?

TEMAS PARA EL DESARROLLO DE LA PONENCIA

1. Definición y relación de Competencia, Competente, Competitivo y


Competitividad.

2. “La Estrategia Competitiva para la Competitividad”

3. La Estrategia Competitiva para la Competitividad en Pereira y el Eje


Cafetero

1
INTRODUCCIÓN

La competitividad, entendida como la capacidad para vender un producto en un


mercado en el cual existen otros similares, y sostener a dicho cliente en el
tiempo, engloba el potencial de la empresa desde un aspecto mercadotécnico.

La estrategia competitiva es denominada por Michael Porter, como la manera


que una empresa tiene de competir, esto es, el conjunto de objetivos que una
empresa persigue en el mercado y a las políticas necesarias para alcanzarlos. La
competencia según el autor de estrategia competitiva está en el centro del éxito o
del fracaso de una empresa. La esencia de una estrategia competitiva consiste en
relacionar a la empresa con su medio ambiente.

La intención última de toda estrategia competitiva es la de tratar de cambiar las


reglas de la competencia a favor de la empresa. La situación de la competencia
en un determinado sector industrial viene determinada, según Porter, por cinco
fuerzas competitivas básicas: la amenaza de nuevos competidores, la rivalidad
dentro del sector entre los competidores existentes, la amenaza de productos o
servicios sustitutivos, el poder de negociación de los compradores y el poder de
negociación de los proveedores. El poder de cada una de estas fuerzas
competitivas nos es el mismo en todos los sectores industriales.

La estrategia es el camino o verdad que la empresa sigue para conseguir tener


alguna ventaja competitiva. La estrategia para la competitividad ha de plantearse
desde una abstracción significativa de la competencia (competidores, exigencias
de demanda) ya que ésta ha de elaborarse teniendo en cuenta el sistema o forma
de producción y procurando la productividad idónea para la forma competitiva
y hacia la competitividad. La lucha por la cuota de mercado, la competencia, no
se manifiesta únicamente en los otros jugadores, por el contrario, las raíces de la
competencia de un sector hay que encontrarlas en el sistema económico
subyacente; es decir, hay fuerzas competitivas que se salen del ámbito de
influencia de los competidores existentes en un determinado sector.

De esta forma el siguiente trabajo trata de mostrar la importancia de la estrategia


para la competitividad y los aspectos que se deben de tener en cuanta a la hora de
establecer un lineamiento para aumentar la posibilidad de competir de forma
altruista en un medio o ubicación económico determinado. Una estrategia
competitiva sin duda alguna da herramientas para la competitividad, de esta
forma se quiere dar a entender en la siguiente recopilación teórica.

2
MARCO TEORICO

Antes de planear cualquier estrategia que nos lleve hacia la competitividad es


necesario que las empresas aprendan a medirse con su competencia ya que esta
actividad genera un beneficio grande. Nos permitirá conocer como estamos
frente a los productos de nuestra competencia, esto conlleva a reflexionar a saber
si realmente estamos siendo competitivos en el mercado y a su vez modificar
métodos que nos lleven a lograrlo.

Es necesario realizar un continuo seguimiento a los procesos y progresos de


nuestros productos en busca de la mejora de algunos de sus atributos. A su vez
debemos conocer el comportamiento del mercado que nos rodea, sus avances
técnico-científicos para estar en condiciones de saber que es lo que necesitan
nuestros consumidores y que es lo que debemos producir y como hacerlo
partiendo de nuestra capacidad como empresa competente.

Hay procesos administrativos que conllevan a realizar seguimientos a los


procesos de los productos para observar los progresos como el mencionando a
continuación:

ETAPAS DEL PROCESO

PLANEACION ORGANIZACIÓN DESARROLLO DIRECCION EVALUACION

Objetivos relación orden como se esta lograr los permite


Que voy hacer que busca llevado a cabo objetivo saber si se a
Cumplimiento de obtenido la
Objetivos planeación

3
ANTECEDENTES

El presidente Cesar Gaviria en su discurso para la instalación del Consejo


Nacional de Ciencia y Tecnología dijo: “un primer aspecto de nuestra
propuesta consiste en impulsar en forma generalizada los procesos de
innovación en todos los sectores” (octubre de 1991). Esto es la comprobación
de que finalmente nuestro país despertó del sueño parroquial en que estuvo en
los gobiernos anteriores, frente al los temas del desarrollo tecnológico.

La preocupación por los temas de ciencia y tecnología esta fundamentada en


el diagnostico hecho por algunos connotados economistas colombianos (Juan
Echavarria, entre otros) y que es recogido en el plan de desarrollo la
revolución pacifica: “la productividad global de todos los actores en al
economía urbana creció a un ritmo anual del 2.8% en los años 30 y 40, al
1.4% en los 50 y 60 y al 0.8% en los 70 y decreció al 0.6% en los 80. Tal
desaceleración ha hecho más lento el ritmo de cambio estructural y mas
conflictivo el proceso distributivo (plan de desarrollo económico y social,
pp.51 y 52 conocimiento y competitividad).

Félix Moreno Posada

El tópico central en materia de desarrollo en los países en desarrollo no es la


adquisición de la capacidad para inventar productos y procesos. Es, más bien,
la capacidad para usar tecnologías ya existentes: para producir más
eficientemente, para facilitar la producción y para utilizar la experiencia
adquirida en la producción e inversión, para adaptar y mejorar la tecnología
utilizada. Ello se hace a partir de tecnologías importadas, desarrollando las
capacidades locales en las áreas donde sean más apropiadas. Puesto que no
se puede desarrollar todo simultáneamente, y puesto que la acumulación de
la capacidad toma tiempo, un aspecto central es la secuencia de adquisición
de estas capacidades, las cuales cambian a medida que las firmas (empresas)
y el país maduran.

Dahlman

4
1. Definición y relación de Competencia, Competente, Competitivo y
Competitividad.

Para lograr entender el tema de competitividad regional, es necesario tener claro


los conceptos que se despliegan de ella, para ello definiremos los siguientes
conceptos mencionados a continuación:

Competitividad. No es solamente el hecho de competir, sino que va mucho más


allá debido a que implica un proceso de mejora continua, de comparación de
resultados y de búsqueda permanente de la excelencia. La competitividad
comienza por el individuo que se esfuerza todos los días por ser el mejor. Así
mismo, podemos decir que es el mejoramiento de nuestro entorno y a su vez la
colaboración con el desarrollo de la economía y la sociedad.

Competencia. Es el dominio de conceptos, destrezas y actitudes. Podemos decir


que la competencia, es a su vez el conjunto de conocimientos prácticos donde
dichos conocimientos no se refieren a meros haceres rutinarios, sino que reflejan
el desarrollo de determinadas habilidades, desarrollando además estrategias que
le permiten utilizarlos creativamente frente a las diversas situaciones que lo
demandan.

Competente. Implica tener el conocimiento (la información y conceptos), es


decir, es saber lo que hace, por qué lo hace y conoce el objeto sobre el que actúa.
Ser competente también implica, tener la capacidad de ejecución, es decir el
conocimiento y las destrezas intelectuales y psicomotoras para en efecto llevar a
cabo la ejecución sobre el objeto. Finalmente ser competente implica tener la
actitud o disposición (conocimiento actitudinal) para querer hacer uso del
conocimiento y actuar de manera que se considere correcto.

Competitivo. Es tener la actitud (forma o manera de realizar las cosas) y las


aptitudes (habilidades y conocimientos) necesarias para lograr innovar nuevas
estrategias y ventajas competitivas. Además el ser competitivo me impulsa a

5
tomar iniciativas y asumir riesgos para lograr un mayor nivel de calidad. En
pocas palabras ser competitivo es tener la destreza de lograr innovar en el
mercado con nuevas ideas que suplan las necesidades de los demandantes.

Estas cuatro palabras, Competitividad, Competencia, Competente y Competitivo,


hacen parte fundamental en su definición y caracterización, a lo que corresponde
con la estrategia competitiva para la competitividad, dándole un uso adecuado a
cada una de forma que sin desligarse en su esencia o significado, se
complementan entre sí, como principio gramatical y orden lógico, teniendo en
cuanta las normas de léxico y administración propia y adecuada de cada una de
ellas.

2. “La Estrategia Competitiva para la Competitividad”

¿Qué es la estrategia?

Todas las empresas deben mejorar constantemente la eficacia de sus actividades,


pero para que una diferencia de rendimiento sea sostenible, se necesita
generalmente contar con una posición estratégica singular. Las diferencias de
estrategia estriban en diferencias de actividad, como la forma en que las
empresas realizan la tramitación de los pedidos, el montaje, el diseño de los
productos, la formación y demás (Michael E. Porter, Ser Competitivo, p. 10).

El término estrategia es usado en la teoría de los juegos para describir el conjunto


de opciones que un jugador dispondrá en cada grupo posible de circunstancias
(Salvador Osvaldo Brand, Diccionario de Economía). De este modo, la estrategia
hace parte de la renovación de los modos u opciones tenidas en cuenta para llevar
a cabo una actividad, en este caso productiva y en busca de la competitividad, y
la forma de hacer de ésta un resultado estratégico de las diferentes formar
renovadas o mejoradas de productividad y desempeño de los diferentes
elementos que hacen parte de la producción misma.

Las estrategias resultan sostenibles a costa de ciertas renuncias, ya que, para


ofrecer ciertos tipos de valor, la empresa tiene que sacrificar otros. Tanto la
ventaja competitiva como las renuncias dependen no sólo de las actividades
individuales, sino del encaje entre éstas, que hace parte de la estrategia misma
(Michael Porter, Ser Competitivo, p.10). Aunque la estrategia empresarial no es
precisamente lo mismo que la estrategia competitiva, las dos deben de estar
estrechamente conectadas ya que se ha de emprender de una forma proporcional
la estrategia de tipo interno frente a la estructura y situación misma de la empresa

6
y la estrategia de competitividad ligada a la primera y con el fin de ser y hacer
del objeto producido competente y de la empresa competitiva.

En el ámbito de la empresa, ésta se ocupa de la elección de los sectores en que


debería competir la empresa y de la forma en que debería introducirse en ellos.
Desde la perspectiva de la ventaja competitiva, la cuestión central, a nivel de la
empresa en su conjunto, es cómo el hecho de formar parte de una gran empresa,
que amplía las ventajas competitivas de las unidades de explotación
individuales.

“La estrategia para la competitividad”

“La esencia de la formulación de una estrategia, radica en la forma de afrontar


la competencia”1.

La estrategia para la competitividad ha de plantearse desde una abstracción


significativa de la competencia (competidores, exigencias de demanda) ya que
ésta ha de elaborarse teniendo en cuenta el sistema o forma de producción y
procurando la productividad idónea para la forma competitiva y hacia la
competitividad. La lucha por la cuota de mercado, la competencia, no se
manifiesta únicamente en los otros jugadores, por el contrario, las raíces de la
competencia de un sector hay que encontrarlas en el sistema económico
subyacente; es decir, hay fuerzas competitivas que se salen del ámbito de
influencia de los competidores existentes en un determinado sector.

El fin de la estrategia de una empresa es encontrar una posición dentro del sector
desde la que pueda defenderse del mejor modo posible contra dichas fuerzas
externas o incluso orientarlas en su favor. Es posible que todos los competidores
del sector tengan conciencia de la presencia del poder colectivo de estas fuerzas;
pero para formular una estrategia que fije una política de actuación de cara a
ellas, es preciso profundizar en su estudio y analizar las fuentes de cada una
(Michael Porter, Ser Competitivo, p. 26).

El conocimiento de estos factores que delimitan la presión competitiva constituye


el marco de referencia en el que debe insertarse la elaboración de una agenda de
medidas estratégicas. Todo este estudio previo sirve sin duda alguna para
conocer los puntos fuertes y débiles de la empresa, estimulando la obtención de
una cierta posición dentro del sector económico o lugar de mercado específico.

Una vez que se hayan detectado las fuerzas que afectan a la competencia del
sector y las causas que la determinan, se podrá destacar cuáles son los puntos
fuertes y débiles de éste. Desde un punto de vista estratégico, los puntos fuertes y
1
(Michael Porter, Ser Competitivo, p.25)

7
débiles más importantes de una empresa constituyen la situación en que está la
empresa frente a las causas determinantes de cada una de las fuerzas
competitivas.

Como resultado de la detección de las fuerzas, la estrategia de la empresa ha de


tener en cuenta varios aspectos necesarios para el posicionamiento de ésta en el
sector, estableciendo un plan de acción que incluya algunas medidas como:

a) el posicionamiento de la empresa para hacer posible que sus capacidades


constituyan una defensa óptima contra las fuerzas competitivas.

b) la previsión de los cambios que van a sufrir los factores determinantes de las
fuerzas competitivas, y la correspondiente respuesta ante estos cambios, con la
intención de aprovecharse de ellos escogiendo la estrategia adecuada ante el
nuevo equilibrio competitivo, antes de que los competidores tomen conciencia de
él.

Por tanto, la competitividad de una nación o empresa determinada depende de la


capacidad de su industria o maquinaria (tecnología) para innovar y mejorar. Las
empresas logran ventaja frente a los mejores competidores del mundo a causa de
las presiones y los retos. La ventaja competitiva se crea y mantiene a través de un
proceso muy localizado. Las diferencias de una nación o pueblo en valores,
cultura, estructuras económicas, instituciones e historia constituyen todas ellas el
éxito competitivo. Existen diferencias sorprendentes en los patrones de
competitividad en cada país y región; ninguna nación o región podrá ser
competitiva en todos los sectores, ni siquiera en la mayoría de ellos, las naciones
triunfan en sectores determinados debido a que el entorno nacional es más
progresivo, dinámico y estimulante. (Michael Porter, Ser Competitivo cap. 6,
parte II, La Competitividad de las Ubicaciones, La ventaja competitiva de las
naciones, Pág. 163)

Según los modos de pensar imperantes, los costes de la mano de obra, los tipos
de interés, los tipos de cambio y las economías de escala2 son los determinantes
más potentes de la competitividad. El único concepto determinante de la
competitividad que encierra todas las demás características de la misma,
corresponde en una nación, región o empresa a la productividad. El objetivo
principal de una nación es conseguir un alto y creciente nivel de vida para sus
ciudadanos. La actitud para hacerlo depende de la productividad con la que se
empleen la mano de obra y el capital. La productividad es el valor de la
producción por unidad de mano de obra o de capital. (Michael Porter, Ser
Competitivo Cáp. 6, parte II, La Competitividad de las Ubicaciones, ¿Qué es la
competitividad nacional?)

2
Cuando como consecuencia de un incremento simultáneo y en la misma proporción de los inputs que
intervienen en un proceso productivo, la cantidad obtenida de output incrementa en mayor proporción.

8
La productividad depende tanto de la calidad y las características de los
productos (los cuales determinan los precios que pueden alcanzar) como de la
eficiencia en que son producidos. La productividad es el determinante
fundamental del nivel de vida de una nación a largo plazo; es la causa
fundamental de la renta per-cápita nacional. La productividad de los recursos
humanos determina los salarios de los trabajadores; la productividad con que se
emplea el capital determina el rendimiento que obtienen sus propietarios.

El nivel de vida de una nación depende de la capacidad estratégica de sus


empresas para lograr altos niveles de productividad y para aumentar ésta a lo
largo del tiempo. Las empresas de una nación deben mejorar sin descanso la
productividad de los sectores existentes elevando la calidad de los productos,
añadiéndoles cualidades deseables, mejorando la tecnología de los productos o
aumentando la eficacia de producción. De este modo se debe hablar de
competitividad teniendo en cuenta la fuerza de productividad y todos los
elementos que allí intervienen. La competitividad y toda estrategia que esté en
pro de la misma ha de estar vinculada necesariamente con la productividad y la
estimulación de esta. La competitividad es proporcionalmente consecuente a la
productividad y toda estrategia para la competitividad debe enfocarse
esencialmente en contribuir de forma significativa al mejoramiento en la
producción.

Así pues, para poder entender la competitividad, debemos acercarnos a los


determinantes de la productividad y la tasa de crecimiento de ésta. Para dar
respuestas, debemos poner nuestra atención no sólo en la economía en conjunto,
sino en sectores y subsectores específicos. La productividad y la innovación, no
otros elementos poco modificantes y determinantes, definen la competitividad y
allí ha de ubicarse una buena estrategia para la misma. (Michael Porter, Ser
Competitivo cáp. 6, parte II, La Competitividad de las Ubicaciones, ¿Qué es la
competitividad nacional? p. 170-172, 268).

De esta forma se responde a la pregunta de qué se debe tener en cuanta para


elaborar una estrategia competitiva que posibilite el carácter de competitividad, y
vale la pena contestar a la pregunta de esta ponencia de una forma resumida, sólo
teniendo en cuanta el carácter de productividad y todas las herramientas que
promueven la producción de una nación, región y empresa.

3. La Estrategia Competitiva para la Competitividad en Pereira y el Eje


Cafetero

Se puede notar en el mercado, como los productos se reemplazan unos a otros a


expensas de condiciones especiales requeridas por un mercado consumidor cada

9
vez más exigente en materia de precios y diferenciación. Todo gira a alta
velocidad, las exigencias obligan a cambios en los productos, que a su vez
inciden sobre el cambio tecnológico, que a su vez cambia el perfil de los bienes.

La estandarización de los consumidores, la necesidad de innovación tecnológica,


la velocidad de los ciclos y el aumento de los costos debido a la presencia y
mantenimiento de los productos en el mercado en la región transformaron los
lineamientos culturales de las empresas, es decir, el mercado local ha sido el
resultado natural de la presión que llevo a las empresas a mantenerse en un
entorno cada vez más competitivo, en el que el éxito depende de una elevada
productividad y eficiencia.

Es por esto que se deben tener en cuenta algunos métodos o parámetros a la hora
de elaborar una estrategia que busque la competitividad en el mercado regional:

 Reconocimiento de marca : es necesario lograr que nuestros productos


alcancen un gran impacto en el mercado, para esto es necesario realizar un
mercadeo( estudio del mercado)

 Conocimiento de las necesidades de los demandantes: esta parte es


fundamental ya que de esta debemos basarnos para ofrecer los bienes y
servicios que mejor se adecuen a la necesidad de los demandantes.

 Canales de distribución: son las distintas rutas o vías que se deben utilizar
para acercarnos a los consumidores. como por ejemplo la Internet,
televisión, vallas etc.

 Incrementar el aseguramiento de la calidad: garantizar la calidad de los


procesos para la obtención del producto, en busca de una mejora continua
tanto para consumidores y ofertantes.

 Nuevas formas de planeación y programación de la producción,


sustentadas en la aplicación de conceptos derivados del “justo a tiempo,
teniendo en cuenta que la utilización de nuevas tecnologías incide mucho
en este factor, junto con las fuerzas productivas.

En el Eje Cafetero, según los estudios de competitividad regional, se percibe una


mayor conciencia de la necesidad de integrar los esfuerzos de los tres
departamentos en pos de un objetivo superior, justificada también en la necesidad
de lograr una escala adecuada para la resolución de problemas y el
aprovechamiento de oportunidades.

10
Cada uno de los departamentos y sus respectivas capitales, han sido punto de
encuentro para nuevas estrategias y lineamientos, que han permitido el desarrollo
económico y las posibilidades de inversión, que respectivamente corresponde a la
oferta y demanda a la que esta sujeta cualquier economía, y al realce de la oferta
local y todo lo que la región como tal (Eje cafetero) puede ofrecer a los
demandantes.

Para tener una idea clara de la estrategia competitiva para la competitividad en


Pereira y el Eje Cafetero, se debe tener en cuanta los aspectos significativos que
se dan a diario en la región a la hora de vincularse una empresa y su estrategia en
el mercado local y su forma imperante para competir.

De esta forma es necesario distinguir factores claves que se destacan en la


estrategia competitiva en la región:

• Las personas. Su capacidad de aprendizaje, de trabajo en colectivo, las


competencias de emprendimiento y de creatividad con estándares
internacionales. Ética del trabajo.

• La innovación en productos y procesos, en los ámbitos de la organización y de


la comercialización. Que requiere de la investigación.

• La innovación que supone el aprendizaje a través del avance en las etapas de:
adquisición de tecnología incorporada al capital y adaptación de tecnología.

Es necesario como regla fundamental de la competitividad, tener en cuenta, no


sólo la respuesta dada en el mercado a la estrategia competitiva actual, sino tener
también la capacidad de prever, en función de los cambios y las reacciones
significativas en el mercado en el transcurso de los días, para asegurar la
competitividad de forma constante y continua.

Para esto ha de tenerse en cuenta dos aspectos importantes en la previsión y


estrategia competitiva de la región, estos aspectos son:

• Desde el ámbito de la innovación y la investigación, es fundamental la


previsión de varios escenarios de futuro, se requiere realizar ejercicios de
planeación de largo plazo.

• Es conveniente reafirmar que el propósito de la innovación y de la


competitividad debe ser el mejoramiento de la calidad de vida de la población.

La tecnología y la calidad es una estrategia para la competencia a largo plazo.


Mediante la apropiación del conocimiento científico y tecnológico y de políticas
de calidad total, generan una competitividad sostenible, para conquistar nuevos

11
mercados y permanecer en ellos. En ocasiones las empresas utilizan inadecuadas
estructuras empresariales determinantes en la ineficiencia productiva. En
encuestas realizadas a las empresas de la región en cuanto a su redefinición en la
misión y los objetivos de estas fue: 76.4% de las empresas encuestadas, el 22.5%
no los han modificado y el 1.1% no contestan3.

Por lo tanto es necesario que las empresas adopten la necesidad de adelantar


procesos de modernización que garanticen mayores niveles de competencia y
eficiencia productiva ya que esta última es clave para penetrar un mercado.
Dependiendo de la calidad y eficiencia se logra en cierta medida la satisfacción
de las necesidades de la demanda.

Para concluir con la descripción de la estrategia competitiva en la región, y


teniendo en cuanta el Foro de Competitividad de Colciencias, se debe tener en
cuanta que es conveniente conformar una instancia asesora de la Competitividad
a nivel de la región para fortalecer una visión más estratégica, cuya composición
garantice objetividad y efectividad en su labor.

Que de esa forma se visualicen claramente todos los aspectos influyentes a la


hora de establecer una estrategia en pro de la competitividad regional, tanto en
las empresas como en la región como fuerza productiva, comercial y turística, y
la competitividad frente a la posición estratégica del Eje Cafetero y
especialmente de Pereira frente a la nación, que le permita posesionarse,
comercial, económica y turísticamente.

3
Colciencias, Conocimiento y Competitividad, Programa Nacional de Desarrollo Industrial, tecnológico
y calidad.

12
CONCLUSION

Para nuestro punto de vista la innovación es parte fundamental de la calidad, ya


que el innovar constantemente en cuanto a nuestro producto y servicios hará que
nuestra calidad cada vez sea más exigente. La innovación y la calidad permitirán
satisfacer en gran parte las necesidades de los consumidores.

Por otra parte a la medida en que vamos avanzando debemos ir a la vanguardia


con la tecnología ya que esta permitirá realizar los procesos de producción de una
forma más eficaz. De igual forma lograr la competitividad depende de muchos
factores, y no solamente con tecnologías y calidad en los productos se logra
llegar a ella, hay factores tan importantes como la fuerza del trabajo del hombre
tan importantes como los mencionados anteriormente. Por lo tanto decimos que
las empresas deberían invertir también en los factores humanos, ya que si se
tiene satisfecho al cliente interno será más fácil satisfacer las necesidades del
cliente externo.

Todo esto referente a la estrategia, como primer paso para la competitividad y


enfocada principalmente en la producción, debe ser tenido en cuenta, en nuestra
opinión, por la región, las empresas y por todo ente económico y productivo que
busque la mejor oferta y la mejor forma de ofrecer y producir lo que ofrece. La
estrategia competitiva ayuda en conclusión a delimitar de forma clara los
mecanismos de competencia o competitividad teniendo en cuenta las ventajas o
debilidades de la misma empresa, el sector y la competencia. De este modo se
hace necesario para una buena competitividad, una buena estrategia.

13
PALABRAS CLAVES

- Calidad. Atributo o característica que distingue una cosa de otra, mediante un


patrón de comparación, grado o clase. Una graduación estándar o relación de
excelencia o finura.

- Competitividad, Competencia, Competente, Competitivo. (Definición p. 5)

- Eficiencia. Término que sirve para indicar eficiencia general administrativa y


tecnológica. En otras palabras la eficiencia con la cual una empresa utiliza sólo
los insumos necesarios, resuelve sus problemas de organización y emprende
todas sus actividades a un costo mínimo.

- Estrategia. Término usado en la teoría de los juegos para describir el conjunto


de opciones que un jugador dispondrá en cada grupo posible de circunstancias.

- Inputs. Es la compra o entrada de una empresa. Factor productivo que la


empresa adquiere del exterior para ser sometido a un proceso de transformación
interna. Las materias primas, los productos intermedios o semimanufacturados y
la energía que la empresa compra en el mercado son inputs.

- Output. Volumen de producción o salida de una empresa. La diferencia entre


el valor de los outputs producidos y el valor de los inputs consumidos, constituye
lo que se denomina el valor añadido creado por la empresa durante el período de
tiempo de referencia.

- Tecnología. En términos económicos la tecnología es un factor de producción


junto a los tradicionales de la tierra, trabajo y capital y capacidad gerencial. El
progreso tecnológico, orientado hacia el ahorro de mano de obra, aumenta la
productividad del factor trabajo en el sector que asimila esta tecnología, al mismo
tiempo que amplía el excedente estructural de mano de obra; en otras palabras, la
orientación del progreso tecnológico corresponde a una situación en que la
dotación media de capital por persona en edad de trabajar resulta quizás mayor
de la que existe en un país subdesarrollado.

14
REFERENCIAS

- BRAND, Meter, PRADA, Fernando, La Invención de Futuros


Urbanos, Estrategias de Competitividad Económica y sostenibilidad
Ambiental en las cuatro principales ciudades de Colombia,
Universidad Nacional de Colombia, Conciencias Medellín.

- BRAND, Salvador Osvaldo, Diccionario de economía, Eds. Colombia,


Segunda edición, Bogotá - Colombia 1985.

- Colciencias, Conocimiento y Competitividad, Programa Nacional de


Desarrollo Industrial, tecnológico y calidad.

- Colciencias, Estrategias competitivas de Colombia, Bogotá.

- Crear la Ventaja de Competitividad en Colombia: patrones de


competitividad y análisis sectorial, Cámara de Comercio de Bogotá.

- GODET, Michael, De la Anticipación a la Acción, Manual de


Prospectiva y Estrategia, Ed. Alfaomega, México.

- OROZCO, Gildardo Castaño, Teoría Económica General, Ed. ESAP


Publicaciones, Bogotá, 1987.

- OSVALDO, Brand Salvador, Diccionario de Economía, Vol. 8, Ed.


Printer Colombiana Ltda., Bogotá- Colombia

- PORTER, Michael E., Estrategia Competitiva “Técnicas para el


Análisis de los Sectores Industriales y de la Competencia”, Editorial
Continental S.A., México DF, 1998.

- PORTER, Michael E., Ventaja Competitiva, Ed. CECSA, México.

- PORTER, Michael E., Ser Competitivos, Ed. Deusto, Bilbao- España.

- RAMIREZ, Ernesto Mercado, Productividad base de la


Competitividad, Ed. Limusa, México, D.F. 1997.

15