Está en la página 1de 8

1

El Cristianismo en África

Autor: Paulo Arieu

África: Uno de cuatro cristianos tiene creencias supersticiosas

Según un reciente estudio del Pew Research Center, casi uno de cada cuatro
cristianos en África del sur cree que hacer sacrificios a espíritus o a sus ancestros
puede protegerles de la mala suerte.

El estudio realizado en 19 países con el fin de determinar las actitudes religiosas de


los africanos arrojó resultados asombrosos. “Un consirable porcentaje de cristianos
y musulmanes - una cuarta parte o más en algunos países - dicen creer en el poder
protector de juju (encantamientos o amuletos)”, señala el informe.

En Tanzania y Sudáfrica - donde respectivamente el 60% y 87% de los


encuestados afirmaron ser cristianos - se detecta que más de la mitad de los
participantes en la encuesta (60% y 56% respectivamente) indicaron creer que los
sacrificios a antepasados o a espíritus pueden proteger del peligro.

“Muchas personas también indicaron que consultan a los curanderos tradicionales


cuando alguien en la familia se enferma, y que minorías considerables en varios
países mantienen objetos sagrados como pieles de animales y calaveras en sus
hogares y participan en ceremonias para honrar a sus antepasados”, añade el
estudio del Foro Pew.

La encuesta revela que en casi todos los países se piensa que la música occidental,
el cine y la televisión han dañado la moral de la región, pero contradictoriamente la
mayoría de los encuestados afirman que en lo personal les gusta el entretenimiento
occidental.

La encuesta, fue realizada en 60 idiomas. Recabó información de más de 25.000


personas en temas como su afiliación religiosa, su compromiso con el cristianismo,
las creencias religiosas tradicionales de África y sus prácticas, la armonía y tensión
entre las religiones y la sociedad.

Los cristianos y musulmanes en la región reconocen no saber mucho sobre la fe de


los demás. En la mayoría de los países, menos de la mitad de los cristianos dijeron
que conocían cosas relacionadas con el Islam, y menos de la mitad de los
musulmanes dijeron conocer aspectos del cristianismo.[0]
2
3
4

"La iglesia ha ido creciendo en casa a medida que se ha ido in volucrando en la


misión mundial. Lo opuesto también es verdad.

Uno de los ejemplos más increíbles es la iglesia primitiva en África del Norte. Si
miramos un mapa de la iglesia en los primeros siglos, vemos un gran crecimiento
en África. Actual mente, los líderes de iglesia más conocidos vienen de culturas
anglosajonas. Sin embargo, en los tres primeros siglos, los líde res más destacados
venían del Medio Oriente, Europa del Sur y África del Norte. Por ejemplo, Agustín
de Hipona, Atanasio de Egipto, Orígenes de Alejandría y Pablo de Tarso (en la
actual Turquía). La iglesia primitiva, en el Medio Oriente y África del Norte, estaba
viva.

Con la excepción de una gran iglesia en Egipto, sólo hay unos pocos miles de
cristianos en África del Norte, en países como Libia, Túnez, Algeria, Marruecos y
Turquía. ¿Qué ocurrió? En los primeros siglos, los cristianos allí lucharon por la
primada de k verdad de la Biblia. Estamos en deuda con Atanasio por su defensa de
5

la doctrina de la deidad de Cristo, en el siglo III. Sin embargo, a medida que


pasaba el tiempo, las discusiones se centraban más en temas secunda rios y el
fervor por las verdades centrales se perdió. En el siglo VI, las iglesias prestaban
más atención a la forma que al contenido y, cuando llegó el Islam a África del
Norte, tras la muerte de Mahoma, se extendió por la región en una
generación.Desde entonces, esta región ha estado atrapada bajo la influencia del
Islam" [1]

«Mas o menos el 44% de la población cristiana en África es católica romana.


Los protestantes representan la corriente principal de las iglesias coloniales:
Anglicana, Bautista, congregacionalista, luterana, metodista y reformada.

Muchas iglesias crecen rápidamente, incluyendo algunas de las iglesias


independientes africanas.

El catolicismo romano es fuerte en las repúblicas centroafricanas que


eran gobernadas por regímenes coloniales católicos, tales como el Congo bajo
los franceses, Zaire bajo los belgas y Angola bajo los portugueses. De igual
manera, el país con la población Protestante más alto es Namibia, una antigua
colonia alemana y sudafricana. La fortaleza denominacional también refleja el
legado colonial: por ejemplo, la iglesia luterana en Namibia, la reformada
holandesa en África del Sur y la Anglicana en el África Oriental. Pero lo complejo del
cristianismo africano desafía los patrones exactos. Mientras que los orígenes
pueden ser usados como punto de referencia, la religión africana es tan variada y
tan cambiante que la descripción de cualquier patrón es de valor limitado. Los
cristianos aún constituyen la minoría en África, y el animismo es una de las
principales fuerzas religiosas.

En algunas iglesias no hay nada de una organización informal, y la doctrina


cristiana puede estar entretejida con creencias tradicionales.» [2]

¿Quien introdujo el cristianismo en Africa?


6

«África es el tercer continente del mundo por tamaño. Limita al norte con el Mar
Mediterráneo, al oeste con el Océano Atlántico y al este con el Mar Rojo, el Océano
Índico y Asia a través del canal de Suez. Aunque posee una superficie total de
7

30.272.922 kilómetros cuadrados (621.600 en masa insular), la cual representa el


22% del total terrestre, la población es de tan sólo 910.844.133 habitantes, menos
del 16%. El continente se organiza en 53 países, siendo todos ellos miembros de la
Unión Africana, con excepción de Marruecos.»[1]

Pablo Deiros, historiador y teólogo bautista comenta en un articulo de la revista


Iglesia y Misión titulado “A la conquista del Mundo”, acerca de los comienzos del
cristianismo en África que «además de los puntos fuertes del litoral norteño,
enNumidia, Cirenaica y el Delta y valle del río Nilo, el cristianismo iba penetrando
paulatinamente por las riberas del Mar Rojo, hasta entrar y conquistar Abisinia en
este período. El norte de África fue, durante muchos años, uno de los centros más
dinámicos de la fe cristiana. Allí surgieron algunas de las iglesias más florecientes.

Algunos de los pensadores cristianos más destacados de todos los tiempos fueron
originarios del Norte de África o ministraron allí, hombres tales como Clemente de
Alejandría, Orígenes, Tertuliano y San Agustín. La historia de los cristianos en África
tiene raíces muy profundas, y se remonta al día de Pentecostés (Hch. 2). En aquel
día memorable para la historia de la iglesia, según los registros históricos del
acontecimiento, se encontraban presentes personas que vivían “en Egipto y en
lasregiones de África más allá de Cirene” (Hch. 2:10). Y muchos de ellos conocieron
al Señor como Salvador en esa oportunidad, y volvieron a su tierra de origen con la
buena noticia.» [2]

«Quién fue el que primero introdujo en Africa la fe cristiana se disputa aún; pero
consta que ya antes de la misma edad apostólica floreció allí la religión, y
Tertuliano nos describe de tal manera la vida pura que los cristianos africanos
llevaban, que conmueve el ánimo de sus lectores. Y en verdad que aquella región a
ninguna parecía ceder en varones ilustres y en abundancia de mártires. Entre éstos
agrada conmemorar los mártires scilitanos, que en Cartago, siendo procónsul Publio
Vigellio Saturnino, derramaron su sangre por Cristo, de las preguntas escritas para
el juicio, que hoy felizmente se conservan, se deduce con qué constancia, con qué
generosa sencillez de ánimo respondieron al procónsul y profesaron su fe. Justo es
también recordar los Potamios, Perpetuas, Felicidades, Ciprianos y “muchos
hermanos mártires” que las Actas enumeran de manera general, aparte de los
mártires aticenses, conocidos también con el nombre de “masas cándidas”, o
porque fueron quemados con cal viva, como narra Aurelio Prudencio en su himno
XIII, o por el fulgor de su causa, como parece opinar Agustín.» [3]

«En el África romana, al otro lado del Mediterráneo, hallamos tres zonas
desigualmente pobladas: la Proconsular -Túnez-, la Numidia -Argelia-, y la
Mauritania-Marruecos-. Esta región extensa entra de repente, casi adulta, en la
historia cristiana, dejando adivinar un pasado más largo. No parece, sin embargo,
que éste se remonte al siglo I, pues, según refiere Tertuliano, la primera
persecución en que los cristianos de la provincia Proconsular y Numidia sufrieron el
martirio fue en el año 180 (Ad Scapulam, 3). Pero ya en esta fecha, la iglesia de
Cartago, la mejor conocida, se muestra completamente organizada, con muchos
fieles, lugares de culto, cementerios y clero. A fin del siglo II se reúne en ella un
concilio de la Proconsular y Numidia, y durante el siglo III se realizan concilios que,
por el número de obispos, hacen pensar por lo menos en un centenar de diócesis.

Los recientes estudios arqueológicos descubren por todas partes templos


abandonados por ese tiempo de Baal, el Saturno africano, lo que es señal de
conversiones en masa al cristianismo. El cristianismo, pues, se nos muestra de
pronto en África del Norte sin que sepamos bien en qué fecha ni por qué misioneros
concretos fue implantado. Quizá vino del oriente, pues Cartago, hija de los fenicios,
siempre mantuvo con ella relaciones marítimas y comerciales.
8

Pero también es probable su origenromano, al menos en parte. El griego y el latín


están vigentes al mismo tiempo en la primera literatura cristianade esa región.»[4]

Lamentablemente el islam destruyó lo que en un momento floreció y nuevamente


en el siglo XXI la iglesia del Señor tiene un desafío enorme en ese lugar de llevar,
como 20 siglos antes, el evangelio del reino

Notas

0. http://www.cbn.com/mundocristiano/elmundo/2010/April/Uno-de-cada-cuatro-
cristianos-en-Africa-tiene-creencias-supersticiosas/

1. Africa, Wikipedia

2. http://www.kairos.org.ar/articuloderevistaiym.php?ID=1733

3.http://www.mercaba.org/SANTORAL/Vida/06/0603_S_carlos_luanga_companero
s.htm

4http://www.mscperu.org/teologia/1historia/martirio_10lecc/martires01_apostolad
omart.htm

fuente:

• Atlas de la Biblia: Y de la historia del cristianismo , Escrito por Tim Dowley


• Brillando Como Estrellas, Brown, Lindsay.ANDAMIO, 2007,ISBN8496551288,
9788496551282