Está en la página 1de 1

Nada hay ms hermoso que la danza de un macizo de bambes en la brisa.

Ninguna coreografa humana tiene la euritmia de una


rama que se dibuja sobre el cielo.
Llego a preguntarme a veces si las formas superiores de la emocin esttica no consistirn simplemente, en un supremo
entendimiento de lo creado.
Un da los hombres descubrirn un alfabeto en los ojos de las calcedonias, en los pardos terciopelos de la falena, y entonces se sabr
con asombro que cada caracol manchado era, desde siempre, un poema.
Alejo Carpentier, en Los pasos perdidos