Está en la página 1de 106
Georg Simmel SCHOPENHAUER Y NIETZSCHE Versi castllana de Francisco Ayala CARONTE FILOSOoFia Caronte Foot gla por Caos Tones (© TenamarEtciones Dias Vee 3780 5D feranureiclonesPysbo.com {CIZODAAR / Buenos Aire Dieta: Cal ‘SBN 997. 20674.04 (Queda hecho el ded gue me a ey 1.723 Ingeeo ena Argentina / Pil a Argentina Tebas G11) 107 25562 Aree Arges Indice Biografin Sovormaien NETH Peslogo Schopenhauer y Nictche yi pon en a histoea del espcw EL howe yu volunead I. La metafiea dela voluntad IN.Elpesimisno Vela merafiica del ane ‘Vi-Le moral yl autosalvacise def voluntad. ‘VIL Los valves humans y a decadencia VIII La moral de a distinc B 3 ” 1m 5 ne 163 191 i i i Biogralia ‘Georg Simmel (1858-1918) nacié en Berlin, Ente 1884 y 1898 fue rtae-dozent en In Universidad de Berlin yde 1898-21914 fe profesor [bre de In misma univeridad. Pero debido a su ascendencia judia y sale todo al estilo no sistemstico de su pensamiento ya la ampliud de ss ineresesintlectules, no consigue er nombrado profesor tity far hasta cuateo afos antes de su muerte en la Universidad de Esacburso. La obra de Simmel empieza bajo elsgno dela orginaidady de las tensdencias contrapuestas que hazin eclsin al final del siglo 2, por un Indo la infloeneia de Kane y de sus conceptos aprorsicas que le permnifen a Simmel tat a las ilosfias como series de pensamicntor fonds la conradiccsn no afecta nia a verdad ni sb importaneia del fico, Esta bieaueds de eres de pensamientos volves Ia lu de la ineelecualidad, bien que de otra modo, y sin recordar este paso de ‘Simmel, con el ertactiralemo. A Ia influencia de Kane se le opone cl aug de Ia sacolog; no habria que olvidar que Simmel fue amigo de Max Weber. Asi en au primer libro de 1890, Sobre la diferenciacin socal, dominat ls concepciones paymatistas yuna interpretcin cas acontecimental de la historia con un horzonte metafic slidamente anclado en conceptos kantianos. Posterismente, [a influencia de Dilthey ye Huser! daasu obra una mayor caberenciay solider con ceptwal sin perder nada de su exxraordinariaoriginalidad, Pero ses ‘on la incorporacin del perspectivismo de Nietsche y con la medica- ‘da acerca del vitaisme de Bergxon que el pensamiento de Simmel alancaré toda su altura flséfea La vida como un constante deveni singular que se sopera es Ia realidad fundamental y el centeo de sus, moditacones. De la vida surgen como del tierra fri la culearay el ser del hombre Tncluso la muliplicidad que caracerza el ser del hombre le viene dada por la vida, Dela moditaion acerca de la vida y el hombre surge cm Simmel, hacia el inal de su vida el pensamiento sobre el contect Scrormwisum yNerascit 9 rmiento concemporsneo que marca la vida ye er dl hombre: a een «2. Porellael hombrese vuelve “el ser indirect” y esa cnc la que ‘transforma “la vida en un problema sécnic” ‘Simmel pertenece sin duda al do que se desenlaca en el siglo xx; en él ya prncipos de siglo los concepts de multplicidad y de sing laridad cobran un estauto fundamental, como la sen para elf de siglo a partir de Foucaule y Delewze.Y sino, leames con atencin la frase de Simmel que parece scala dela Léa del semi de Deleuze: “Aunque cada pensador haga acondarradiealments la sinfo- nia del mundo en el tone que le es propio aunque To haga con la ‘mayor pasin, de pronto se oyen tons que provienen de ota direc cin distintay que se meslan en la sinfonia”, Ota de las earner {eas que nos hacen contemporsneo a Sisnel,y que lo marginaton de su tempo, es el modo privlegado del que we sive para dara conocer "su penstmiento: el ensayo El ensayo le permite a Simmel mostar cane to su original como la diversiad de ss interes, Simmel e, por ‘odo ello, un pensar contempocineo que puede ser definido como mismo defini al flsofo: “Sin dace la natraleza dl filésofa conse fen que, enze las miliples correntes de la realidad, que aparecen de ‘modo fragmentaro,coreindose unas com ots, una yolayen linea recta past por él hacia el infinito. El ilgeofo vive pacialmente onentado peo que por eo aupera el carter radimentario de cn social (1990), Inroduccibn a la ciencin ‘moral (1892), Problemas de a flsoia de la hier (1892), Flsofa del dinero (1900), Schopenhauer Nitsche (1906), Sociol, estutos s0- bre ta forma descilizacin (1908), Prolemas fundamentaes del fioso- fa(1910), Calta fsa (1911), Goethe (1913), Remand, un en sayo sole sofia de are (1916), Lauer las deisiones esis, (1917), Kane (1918), Inui dela vida, cuatro eaidos meafcos Filosofia del ae publicado péstumamente en 1922, Pranersco AULA 10 FRawcxcn Atay ‘SCHOPENHAUER Y NIETZSCHE Prélogo El dar a conocer Is ideas de Schopenhauer y Niewsche tropieza con Aiculades cpuesas. Schopenhauer esun escrito completamente car, ‘Su manera de pensie ya estilo hacen imposble que surja una "inter precacidn oxiginal de su docerina para teformas la wenida hasta gut por vida eal como es siempre posible tratandose de Pats Spinoza, Kant y Hege!~ Por es, sila exposicion de Schopenhauer ha de set algo mas que mera informacidn,elevéevse sobre el contenido de Lx ‘doctrins, habe que preentaro en conexiones critica €on bechas de cultura y encadenanlentos espsituales, con normas de conocimiento yy valores étics. Pero si con Schopenhauer no os necesara la mera intexpretacinligca, rasndowe de Nictsche Eta ex, por el contrat, Impoible. Cuando reduzco a frialdadcienifica su lengusje postico 0 de nunca apelase ala ma instanein dela voluntad fundamental, Mas andes vor cin se puede compagina esto con el hecho de que ‘nosotros encontremos en nuestra conclenciaa la voluntad como mem bro causal, temporal. De este modo reaula que muestra existenciaprie- ica se nos da de dos manera: De una parte noe conterplamos a naso- ros mismos como un objeto, coma una parte del mundo de los fenémenos; pero al propio tiempo sentimos emo estos fnémenos #2 producen interiormence;senimos la voluntad que est dete de ellos ScromaacenyNerc 39 ‘como la verladera realidad, y que por et0 no puede nunca hllane ‘concen en sus formas. En este punt dnica sea pasado dela esfery, sll mero contenido de as representaciones, 9 mejor dicho, sha dex: cabjeeto su ms all, que en cierto stodo no est dees de ells sno delante: Mientras que no hacemos sino omocer nuestra vida activa en sus manifesaciones individuals, haeiéndola nuestro objeto, nuestra voluntad crea. O mejor dich la voluntad er aquel ser que solos osteriorse aparece a nuestro intclecta conscente asus frinas como ‘manifestacin individual de restr vida De estas dos mancts y sa en estas dos xiseimes para nosotror misnos: com sees productivos, tance de nuestra vida prdctica, como reflejs de «onciencia de este ser orginarioycreader como original y como rele Joal mismo tiempo. ¥ como no encontramnos en nosttos mises ina ‘sas dos cosas, bed que lame -aplicando la frmala fundamental ‘ant~a aquello que noes en nosotros fener, la vont, que excl supuesto de restos fendmenos: el set metafisio, la cosa en a Con esto Schopenhauer considera como primer porcadoc de a distin «in kantiana al syjeto mismo, siguiendo la tendencia fundamental el ser modemo de entra en el yo todas las categoria del round. En ‘nosotros mismos ~Gnica exstencin que na conovemer slo de por fue- ‘nese dan loscos aspects del mundo EL hondo sentimiento que acon pala a nuestra vida de que en cads momenta somos al propio tiempo ‘spectaons y actores, fenémeno yéltma rzén del fendmeno, crate sas creadores,ée es pura Schopenhauer e primer fundamento de la expliccinflostca de I exstencia Para comprender en toda su significacén esta voluntad, que debe ser nuestra realidad merafisica, no hay que buscaila en un eto cual ulera de voluntad determinado por un fn, sino mde bien en aguello ue rest, separado el querer de todos los contenidas, epresencacione YY motivaciones que constiuyen sy vestidura, a forma de fendmeno, ‘Todas estas voliciones igadas a un fin singulay,pertenecen a nueso ‘sande espirisul emprico, que sgueel principio de ran silent, ‘gee no expresa mis que el reflejo de los hondos acongecimlentos que {1 nosottos mismos se weifican; ésts en sf mismos etn fuera deck conciencia,y no saben aaa de las formas singuares que toman como parte de ls historia de mucsta vida en el tiempo y en el espacio. Es importante, sobre todo, separa as lamads motvaciones quea menur 4 Gre Sma ae ie ee eee Scioroatu Niece 41 pretexto a ello, al declare sin reserva "La voluntad Incerpretad esta fémula con olvido de las reservashechas, resulta una inconsecuencia infantil, una craslacica del emptic ao taecen dence, como en la relgiones que ctean doses a imagen del hombre, Pero, en realidad, con su explicacién de Ia voluncad no hace Schopenhauer sino dar una diecelén nds directa al eamino del pens tmiento hacia e! absolut in abendonas por ew el camino ordinaro, ‘que pecmanece siempre en I relative. Cuando hablammosenel sentido de a invencién de Schopenhnuer de nucsro ser abvoluo colocao is alld de fenémeno, nos encontramos en cierto mode en una stuackin Incermedia entre cl ser y el conocer, la que pod llamare l it 6m merafisica, Mas no se enienda que se eataaqut dena mezcla de amas coms; esta stuacin es algo especial e incomparable en el fone dl, lomismo que la tui iteleeral de Schelling. Y logue resulta ‘en todas las epeculaciones es que Dios, o el fundamento del mando, aleanza en nosoers conclencia de sf migmo. Pues en ello esté ya el sentimiento de que a conciencia no tiene aul so objeto fuera de ella, de que el contenido dela conciencia no esd separado del ser como de un mundo heterogéneo, sino que, en cierto modo, el ser lleva en eno la conciencia, ‘Aqui no se hace weferencia a la cuestién de la verdad objetiva de ‘esta concepcid de Schopenhauer Siempre habré de quedarreservada un sentimientoincontrolale la decisién desi por bajo 0, mejor di- ‘cho, por dentro de todo querer individual ha de haber ain wa volun tad, distinga de sus varios contenidos, el corelato real del concept general voluncad, os ate concepto no seré me que una abraccn, algo asf como el cancepto de aa, que sacamos de las coms cule, «como el concepto del sonido que sacamos de los diferentes sonidos Para Schopenhauer la volunead es semelante al vapor que muve lst ‘udquinas mas diversas. Certo que la voluntad vive en sus actos part cular pero To que convicrte ests actor en sctos de voluntad no put de ser explieado por causas del mismo género de los que hacen exit ‘como rales los actos pariculares. En todo caso, me parece que aqu alone un sentslento general y hondo, aunque oscuro: el miso sen Timiento que aseguca na infinitud en nosotros, que acs hace venir «como infinite a resto yo, aun eutndo su vida no se manifiste ms que en contenidas fnitos. Todas sentimos que en mings proceso par 42 Gree Soe, ea et ala por wy ampli qs supngamos a repens, so otc qc eon let de vlad) pa. er etl eternal pudenexpraane pl eo cms inputs ln prin prego cin canun ceo parte Poercinade cas moments sere in desea eva rovb ce npn de onde beeen se aos aot fe nr ln, Po ex son Sree cmon xc ne roe oe yue cristalice en Ia conciencia la sensacién de ‘She mmnrtos somos en abla algo més que una com fina de queen iv manifectacin parsicular-quo re hace particular precisamente por srcomenidon se expres algo ent inet A exe senemiono fa cunt obwece Schopenhaer cuando ve en cada acto de wold, {ese ndividalia merce a contenido pore, una volun finer que sbrepsa a oda pose inivlzci6,y que no se coniere alec con lo fines patclares: Schopenhauer exp ‘Sto dicen qu v puede sn dada expla pscoigiament por Guy qteo ena o ala com deterinads oro no Por qué lero Sh general 0 por qué mi volunta en eojunto wa en una diecidn ue ago el conjunto de mi carder Cad acto de volustad particular eda sotifecho en principio ss lo considers fini, pero la vo tanta gencal que ve en él, y que contin vivir despus de rgue no puede daen él wa via Te tert de la volun, come Jo absolut en nosotros, ene dos signicaiones, que spardas dejan psa nee arabs el doin met fsico de Schopenhauer. Una de ellas es la ya mencion iragoabildd de eso er toal por le contvaetén sua de los Ahstios actos prtclres, el mas geet ques nt lado as cada vo, En nada parece reveai a inmediatment esta contigue ‘ac de nest erste como a voluntad, cay expt {ual consists ene line de To extent, yen el ecloinfisco de yor cbjeto ref el alma au propia imitation iter No obxtan- fey bobeta que prepnta st podemosconformarns eon una explica ‘inpaa eo timo fandamento dea vids, queen sustanca noes més favornda de efera de a conciencl nme ‘que wna aceptable anal ‘iota. Aquelo que sence como tnagotblidad de nwesto sy al Somrosuum Niro 48 mismo tiempo como lo que et més all de toes mest manifesta cones conceas,yque mis deun sentido pus ealfcase de falta da fandamento, lo mise puede consti en la ifn de ura concn ‘nacién légica, que en la unidad del alma que se va realizando 4 ‘orenitaivamente en as relactones mata deus nt partlrey pero que nunca se relia con glenn o tamblén en ar aromas con In exitencia que est fuera deel as euaesposcen en ll una infinita posibilidad; de tal suerte, que lo que en ella acontece se siente | como sugesions de un anbiente que nore, fete al cual pee bios en forme ltente dentro de nosorcs ones Inumecble- Eats sumen, es cero que Schopenhauer ins de un moo mew, yo tna pfu qc ao ha slo superna, el problema que Pinte, sent formuara elu como oposicnente ely puro yel empiric, Enea aco parieular de mucin sla sentir won ene, _ropioiepo vapor encima de, ques enueva como por sf mn, sin aus alg exo, un infin alolueo, pore de ners fincas etividaes. ae tentimiento dela enitenci gus no pure ser munca expres sino de modo imperfect, hallo en la ctaen dela volunta de Schopenbauer na explicaciéncuy plas hace caso ms claro el poem gue ninguna otra Sole que es flac. dad en que avlutedsmbolies ue avd profs queda tall de toda ptcularidal its, en cuanto sluion del problema no le presa venta alguna sabe calgir ota de las hes poner, Peo, porate ada eta etfs dela vonead entre en feado que hace de ell, aungue se rechace su execs ett, mode los poco proresn eecivamene grandes que asta sora ha leans do el problema de la vida humana en i fist Frecidiendo de exceptiones tan eseasas que pueden considerate como quant néghbl, n talons tenors Schopesaueel home sao ue ers Sod tose itn ede acuerdo en quses bane imzonabl! per esto no er mis gue na deviaién desu propia natal, de amullo que debe see prgue ya loes,y porque oes, no slo nomnativamente, seg a prcin mo ‘a sino sepa else mis hor, ens ds pean ead. pensamiento ha takjado sempre con ete doble seri de es sec Loque de nosors we demanta come l supercon de nao set, acta etebien un se er er ene fname ym eal hel 44 Grono Somet scones meta, mplemene prone dea is gue Gye pon tend compredeene a lt Fie loquscica Nigra cs na expen aguel adam eg sean cal ellen por dct ain cts Je So elope om ac oc cman de Fe-Petihonbre es una ezecie de jo de Dis, un io pada sn FEE pero on lca vie ua sxenlantn su hace ue pda Gr Seta pct, Doe do ran qu tr Bene un endo Smo yoo meat arse poduce gen tai de me cc Toque no cosy no omc oq sms tae exe 6S ara ones andamentalycaratern,y aco tami fina cbmc shores que cova que no podin sopra Egencia o deer eno sonten que enlobondo des mizos weeny {aondicones clos hacen elas Exa categoria sa que ha terial arbre en arses det, po dou a pana {ase digs lo conta. Aor bln, el que sea procamente la ‘ano ental del hombre ya cin nin mer, heures nomas a contend on aseson valores (eel moo Shea amoral aparece como un dominio del a, meen Che de qos off qu at lesan denen alain ya coe trerwoporl conto david aan esac ingen de the il conocero Io gal ot a gua” recte ag wna placa om ebfee tenia gus ene al utr depron nieve Se cmocmicro puso en faci, pore oo, xe cage no podiaceciorsve de ber penetra plemamente aque lene Si Kan sgn el ual conicons del conaiminto onal Pop tempo ls condiciones cl sbjet del conocinent (por el cone Cimento forma oe) hn ete al easter gees del Slee y dd ebje, hail exces dea deterninacnes pie Cia dels bjt sn cones fra Kane ‘Schopefet bo desta ee dogma nel ial an cons cafe rfid anc del hombre. Auge vlad en pee fete y cops nolo ue Schopenhaue pone en ig emo taste par conta cae ls grandes cexdoreslaicon ctrl desubnores de ues posblaes de nee avid Mies icamesscconsieat como sia firnento dsl hombre agua SctomauciayNirscet 45 energia que encontraba su es adecuads expres en el pensamiento ¥ en su liga, Schopenhaver arranca ese fundametto eextcal a la :aaGe y por un giv stevido la transforma en un accident, en un me dio o en una consecuenea del querer, que demanda para sf aquel puss o- Schopenhauer ha visto con gran profindidad que aur los content- dos de representacionesy Ios encalenamientos del entendimiento resoponen, como p nds alld dela elaciones meramente irelecuales y Igcas de aque: los contenides. Cuando de detorinasfremissdeducios wna conse ‘cuenci, sents que con ello no hacemos sn exreserrelaciones 3a ice serias de os emeeos, realizar una exigencia ie que estaba contend en ‘elbsmismos. Vel que nosotros la relicemon, el quetraslademos a nesta pensamlento aguellarlacién zeal, noes alge dado eon los eontenidos, ¥ asociaciones de los conceptos -carentes en sf mists de fuer, por decirlo ast, nes idéarico ellos Este proceso de produce de nue tro propo ser puede tomar aquel contenido ligieo objetivanente ne ‘esto, y seri entoncesracional; pero por as esencia verdadera staré rmdsalldde la rsdn dela sinazén, de la ie y dela contradic; més bien al contaio, es a-racional en puro sentido negative, Porque la voluntad de Schopenhauer no esté conta Is rarén, sna slo fuera Ge ll, y por eso misino era tambign de as eomtrara, Estainversin en el concepro de hombre, sein ka ual la an deja de srs elidad nde profunda, si bien algo encublera, para conver: tise en un contenido oi se quieze en una forma que sla secundaria mente es dmitda orechszada en el proceso de produceign de nueiero propio ser ~por a vide verdaderamente teal eta inversi, es un sintoma yun factor de un moviasento muy hondo del conacimiento, Por todas paces st ha suseitado en el siglo xx la tea de que nieitro ser, la propia sstancia de nuestra vida, alo encuentra una expresion, ‘sun, incorpleta ya menudo fals en oestea epresentaciones ¥en rnuesera conciencia. El germen de eta eonvicciin ests en Kant, que eclaré que nuestro yo empirco, es decir, el canjunto de ls represen racine formadas en nuestra concienci, eran las maniestacionesde- ‘erminadas pas normasde la concienia de una cosa en sf, que ye cenel fondo de ouostea muro esprit, y que es tan trascendente ‘ncognescible como la cosa ens de los fendmenas exteriores Pera en Kant este pensamiento no llega sla oposiign entre ser concienci os espiituals, una fuera impulsiva que viva 46 Croto Soae, ‘en parte, porque par é el mundo empfrico de laconcianclaes el ver evo ser. In cona en aque queda dots de él “no es més que un ide, yen parte porque, al buscar para esta idea un contenido posici- sp, encuentra que la ax ese lkimo furdamento de nuestro se. En ‘Rabio, Marx plantes de una manera agua la oposick s la co. ‘Gencia de los hombres lo que determina su see se pregunts-, 0, por el “onvzari, css scr el que determina su concienca! Pero Marx tata el froblema de un modo mirada, en cuanto interes au fin moxtrae que To que determina la conciencis del hombre es su er social Sepainulo- jg resuetamente del racionalismo del siglo xvi, con su acencuacicn {Ee valor de la coneiencia, ze introduce en ol xe la valoracién da ser emo una realidad inmediata, ao sendo la conciencia més que una ompatiera accidental e lmegular saya, una luz ue aparece acy all, bi siquiera un simiblo que acompafare a nuestro er de un modo con. ‘nud yl hicleracognoscile, Esta inversén puede ad tno en Jas corrientesromaticas del siglo, que en las marerlistas © historiistas. En la metafisiea de la voluntad de Schopensauer alienta con toda ampliud el sentimlenta de que nosoros ramos un a, ye {que tenemos de este set una certeza que no es le del conocimiento fonsciente. Con eso se niga el racionalsmo, que Kant haba dest fnado en la esera particular del eanceimiento sustitujéndolo por la fexpeviencia como ‘nica portadors del canoeer dela realidad: ahora tkeja de explicar eambign la concepcién general del hombre. Por muy ligados que stems la vida de la conciencia y del entealimiento, en ella no somos més que el punto donde viene lar un dese de ins ret; pero n0 Somes propiamente ningune de los eontenidos de estas ‘epresentaciones, yase refieran al alma oal mundo exterior Schopen- [nnuer tvo el corse de dar expeesion 2 aque radicalismo, en eviacién el cual se hain creado la conespeisn de que el hombre er un ser de racine rdlcalsmo de que ls imagenes de la concienca, en que se manifesta a vida empires, no encierran la reali de esto ser, no puden tener contacto con él, porque el ser no tene la misma esencia ‘que la conciencia racional. Peto no le basta ese ser de un modo mera- tnente negativo;s6lo de el momento en que por au contenido ha Caracterisado este ser como aquelimpulsometafsco, quella anda os fara de nuesto ser que aparece como inaciabildad de la voluncad, ‘slo por exo a dado tas smplitd al aismo que media entre nes: ire To mis ScermvwnyNieecie 47 tra realidad y ls representaciones imagenes de la an ylaconciens cia Yai ente ellos existe alguna unida, es wna unida! tocavs tay ‘puesta al racionallsme que aqullaescisign la unidad que deriva de «ue toda concienciae nteleco son metor productos dela volun, instrumentos que fora para sus fines, y que por su propa determina, ‘dn son dependiences de é, aun cual en ocasiones sen infcls «sta determinaciin, Y de esta manera queda aniquilado el caterer ra sonal dela vid en favor de su cardctr de vero se quiere, de fuer ‘Ta voluntad misma. Si el hombre es un set de rad, sent los vl. "es los fines, y porque los siente como tales, los quite el fin da valorado determina la apetencia; sta e la concepeiGn coniente. En ‘cambio, para Schopenhauer el fin que estimamos, yeas el cual vamoa ‘impulsaos, nace de la voluntad considerala como hecho riginari, [No queremos porque nuestra raaén esatuya fines y valores ino que, Porque querems, tenemos fines; porque quecemos Contimuamente, i bropésito, desde lo més hondo de nuesto ve. Los fines no sn ott ora qut la expres o la organizacin l6giea de los proceos de la voluntad. Asa raconablided de nuestra existencla pende el dio ‘apoyo que tenfaen el concepto defn, mientras paecia que el querer exael camino hacia los puntos previamente designaos “en puro pty «lio por la rain. Mas ahora el intclecto no es més gue la utinas ‘ion del proceso de la volunted, que fhiye de sf mismo, yal que la «oncieneia configura spin ls eategorias del entenmiet,y los dite ‘into ines inividvaes no son mas que puncosde luz eurcidos sobre gue proceso, De esta manera se conprende ben la fiemacisn ante rior de que nosotros saberosslampre lo que queremos en cada deters ‘minado momento, pero aunca lo que quetems en genet, y Nor q Yo queremos. Esta es una divisisn y suewa ondenacim de resto set ‘huesteaconcienci, merced a cual nuestra exstencia ho conte em os actos singulares que conscicntemente la component seg el, se itingue el todo de lx vide de la uma de sas partialardades, ys ‘onviezte en aquella unidad de hechos que reconocemno en tod 8 ticularidades como su sustanca, pera ala cual sentimos, ademas Aetrs de ells, como el escuro destino de La vida, el destino, su no ee algo que ve afi a Ja wda, sno la vida misma. 48 One Sasa, {Ik La metafisica de la voluntad cre Schopeshaner ques el home converte epresenacife Ffstraio, enn cero de nnn y del conointeto es pore ‘Tce sles de ara witara demu ser Seecnde deo et Exod ons mins orden, como imagen, en una a Sec con ots vaieades qu enen en cunioimdgene eli fh eae las las ley Erasers de lo exycial, lo tempera eee iy in en nian, gen a a {ostinecon cov tor elementos innumerable yor a mitactony Tavoma que © dan muriamene unos aos. Pars Schopenhauer {lca dla mater y nner pas abe por nes exe, omo porlade oro que ian y por des planes reas § intra de la ey del nruralea inserts nuestos manilestcions fro comport come epic pocen las ds ojs 0 Ljanasceacione de la nara futen, deduce Schopenimuer=y con eso ve clra a exlcacin del ener desde sgn por ensencia humana pn tt, sendoen io fendnena ogee on del nia cl use sponere que también ed igual lo incogooecible qe ext cn a fondo La nanaless ener, comprendindnr a nowtos en fr, peo no a naa coloea por enema © por debe sso on modo a raps ye el punco de nesta enitencia en que norte ue come ai cena de lnefer, ye de vale para vos, puesto a misma cadena ala que perte- Pr consi Scroruuus yNumso 49 de todos los dems en la ley general del tod, Schopenhauer, estictmente intepretada, no reconoce en n0so- ‘ros mismos I volunead como cosa en i, porque éta es tne bien lo Jncognoscible y la voluntad consclente tan slo un fendmen pero es uel fendmeno enel cul el velo ierompible que envuelve nuestro set absoluto es menos denso, y dela misma manera en el resto de ls mate raleza; uta ver que muestra mizada se ha dirgtdo en este sentto, se otal dee la mer relatvidad y carscterizacénresiproea de los he Con eto rela lo que la deduccin que hace Schopenhaue, ee tec ot punta ce vies Ena nan plgo dee enmence cogil, vive una ctsiente de energy facia que arma coca col cn continued Objetiveinente na ‘ste sl ura delintoetn poplamen ica dal uno por lor, ane que aoe publ ala desu del “re par ue Iemstincin que accdaria a, pra dec va tmando neat dvi, cnks no existe en In ext betes de a tt, que ex bien reyrerentacion pero en sentido pimaro. Por tell de aly nas de cleneoto del fenSenos vamou Creando sates idvidaes Pores les fengaenc advil del SoeemoucimyNiemscm 57 nds com “uo no sone cuanto tly sq ago ile | inode a cata de acelin merameate abjeerenel Roce Inesitencta nie auluementeunitaiay gue no coner deli tacion abe. Pores, en el campo d sence no foe A haber ning yo, erro deSchopenter que con pepe suscntvad inter pong al mundo con los dems Yes Fee tampoco puede haherto ene damento metabo de a ce cont ep it. A To min ual, clo qu en sa oma, pctnliad desparce et a nid paral que no eaten inte dene dela cua ia rersnaidad era tna conten ge, Pog la personalidad tomad en as concept plana eo ice gue ps deer un "nda al todo dl mundo, png se nce ee a enuf misma bse mist ens por plo derecho yb forma permanente, de ae pus i una find de comers Sioa bra de are ronce eta mid y preci, ee pln repos en sf misma. Pretend eta orn, area le cal tone fee un muro por ay soles atid de lex dete al line pesorl que fa exapado su een toners ca la Tero, en su tendencia nega Ia pono prs se [a ida abot de ser eiteSchoperhauc singular constercin de ac ln eactua of faci de as coy qu Cone om a ono y abautamente rea, vale al amo tempo come exgenela tac tenets Es depends dee clpotons te Imo, que conse ama feeders ro ete en ends diceciones en lor undone ein tno heel oto, peoal propio emo ambien uno corals, Us mando de la siperie oro da paoturdl uno el sey ome dill uno dea psec la vena lets en dela expe fiay on de con ens- Aor lo que es el en uo Secs ps ecto a alcoves pero enbien es tel de be ‘mane oe alguna medial fin ene ua forma, por lve ocgain ‘cue esque pude cone contra con ele del oY Como en da ignilesdl mundo nos span lenamente que sente qu en ama vive unr comin, pertaarace ia, garertement lien, de tesla lo que ya ext raza Ol realidad rads profunda. Ast la estructura del see absolute em | 58. Grona Sona Sshopenhaver ede tal naturales queen él no encuentz sola per soralidad individual, x sin embango al propia tempo el probleme de fuse actividad y de la construccin de nuestra vida coven oe primis exta personalidad. Ya expondeé cémo fata esa lume famed chon de las slvaciones que nos esti concetas frente ala xivoniag Inestéicaen Ia que el sujeto ce pierce completamente en la sles de oa, en el contenido de la representa: la erica, en la que el va snularoda diferencia con los otros yoes, y la ascétieo-metafinea;en iy que el alma sumerge su individualidad, su ser por st, oe inderenciacién de la nada. De esta mancrs, no contertinton, Schopenhauer con ignorar onegarel cancepto de la pervonalidl ae conwitiendo luego su anulacinenel contenido de todo deber st ros, fecciosa ls profunda enemistad de au concepeicn del mum covey toda incvidualidad; en él quedan enteramente cottalas las aioe cog las ques lea en otras concepciones metafiieas hasta el fundamenee tmecafsico de toda existencia, la pariculaidad, el pertenescme oot mmo la soberania del ser inva. Ahora bien: Schopenhauer deduce el caieter propio de toda vida de que la esencia fundamnencal del mundo ala que llametemee vel tad poser la volunta su expresién mas clara aes en fabeolotamnemns uniaria, 0 que, visto de ota manera, la unidad de la existeneis ee voluntads A partis dest se decermina en el primer sentido tode frmoniay el orden del mundo de los fensimenos, Para Schopeahaves ‘lguela planta yel suelo, el animal ya alimentacign cle lelereg conespondan, el que las partes de un onpanisma y las feo de eu eval «if estén en conexién conceptual unas con otras, no ems see la ‘ida del ser express nel lempo y ene espacio. En todo ell vive 4a voluntad,y ta no puede ser ota cosa en los eres vvientes spe volunead de vivir, manifestindose la unidad fundamental de Invelng tad en I conexién de toda las manifesaciones datinta en leo el Intelecto Ta escinde. Se es injusco para con eataexplicaisn tip de tora la meeafisica y hase de toda ls obra de Schopenhauer, cusnlo se {quite ver en ella na capecie de compecencin desleal hacia ls explice 6 causal de Is ciencias naturales. Lag eferas de ambas expicac. "et no se toean, Puede explicarse de un modo mecénico la armen rormada de todo lo que ocure; se pure explicr la adaptacicn de ne ‘otganismos a sus condiciones de vide de un mado darsinish uote SooreuuurryNazecs 59 sandlogo, en que apasscan unidas en relacién causal fenGmencs conf degree que la voluntad que move de fuera adeno el mundo, 0, fenémencs. Con eto no s responde de ningin modo al cesta de decile mejor, que ago 0 pode tener ningin fn por qué haya de exsticuna explicacin general sufcinte para las ne- fe pfetvo, ni legar en ningdn punto aun eel saifccidn. Pues la Ceskades de as lnc naturals Extas cincisexpican por us yey Snead, por lo mimo que en la unidad absolut no iene nd fuera todas ls conesionespariculares dada, pero no el hecho general de eaten qoe pudiers aplacar au sed y calmar su inguieta, no puede «qe los clementos del mundo estén en una conexién norma. Puede ff ficer mit que consumitsea sf misma, y po eo cada sce necesita de neg desde luego esta cuestin o declcaia insoluble pero no puede fq dearue a tos posi de vie pra aprestace deine rechasSnelauponiend que no satistaga os exgencias de oo proble- toa un nuevo robo La volunad de vivir se converte, bajo miles de rma que no pretnde resolver Porque inicamentehabria que protester fe gifaces, ens propio alimento; la apaentedvensidadl de estas ves ‘contra lla se confundiese com In explicacion de las ciencis nawura- fF durs Te popotiona una stisfaccién momentne, peo en reaidal les quisiera syprimita de lo cual, po ke, no tose metas nnca encuentra nada que nse ellamisma, porque fuera de ella nada se han lbrado~ pero en realidad aqu nada iene que ver una cuestion yay El lagaren que resi lan alta concieneia el género humano, conorra, del misma manera que nada ene que er la cuestidn de por ‘ere rato de la mayor eleva de este consume a s misma de La aut los ausracosvenceron en Hochkzch Federico lly en cambio ‘oluntad, cays unidad impide que pueda saciane. Los hombres cose fueron vecidos por len Lert, con la cuestin gents de por qué Geran ala naturales enter como destnada pra su consumo, y entre lov hombres chan, Para a expliceoin de hechos fis, deen or ‘los alent, mal disimulada, yapacguaa slo en momentos dete mma erminante el propio Schopenhauer, ive tanto aculir la volin- gu, laluchs de tos contra todos. El hecho de que la humanidad en tad ala que estésomerida toda le naturales, como aculir ala fetta Sa fondo mis profundo sa una unidad mecafsies, de que esa unidad creadora de Dios. La fica pide causes, la voluntad noes nunca cau fea volanad, es precisamente lo que determina que ls manifestacio- ‘3; su relacin con el enimeno no el de cause eect, sno que lo ‘es dainas en que se esinde destryan s eefprocavolunead una «que en ses volunad, es de ota manera un fendneno, que para ser tiene que querer, exo, querer vivira cons de la otra. En cierto past ruckio necesita de oto fenimeno. La cadena dela ciencia at for. [je Schopenhavce expres aa con gran profiad Ia tragedia de la ‘ra no puede ser iterrumpic tes por la porenca metafica de ‘ia: siendo Tn vluncad a realidad absoita de la vida, su apetencia tn volunad solo el que sea una cadena y, en general el que aya un absolut no puede satisfacerteplenamente on pare alguna, sino slo mundo compeensible en esta forma, no es produce pr la voluncad on el cdo; pero ete todo es infin, de manera que no puede sr ‘como cost en sf al menos es ia manfestacin de que esta volun satsfecha en ningén momento dado de Ia vide. Ala voluntad lees existe, 9s explica merced alla la elacign ente lo fenbmenos, to al indupersbl a esi comsga misma, porque se sce siempre de sf modo de la elacign causal, deforma andloga a como comprendems mix, apc sacar de ada aor y cada aguy un uegoY un al Bricolgicamente los ate indiviuales del hombre unos por otros el mientras que su unidad pide que esta dayunciGn se apace rea coftenio de cada uno de eos actos no ae explica en manera alguna ‘menre, que uno dels miembros adquieraquictd en el ot El mo: porel hecho de que el hombre tengu.un al, in embargo esta alia ‘meno en que se encuentzan el deseo ys objeto no puede se sino el ininwible ¢ indemostable ya qoe inmediatamentecala hombre no ‘omienao de na nueva voici, ya que tambign el objeto, en el dt «para los demas ms que una sere de sensaciones de vista, ofd0 y ‘moon dese, ex pcesarnente cl mismo er de voluntad que as tacto-constnuye el fundamento sin el isl no se egara 9 aqull re adl.Cadaacto de voluntad que e muestra en el mundo de los fens cadena comprencida picolgicamente, tnenos porn individaldad desu contenido iene fi y objetivo; eados Dela misma base mersdica se deduce también la consecuencia dela leshoeabres saben en cada momento determina el porgué de su ha- nid dea volun metaies, opucstaaaquell rman, Deel se cer seu. Pero ss le pregunase por gvé quiere en general, endia ScormmaumnyNerscne 6 «sea pregunta por inconcestable einadecuads, proband con eto que para él su querer se comprenl pos mismo; all donde cess el porqué ‘estamos en el reino de fo ulkimo y sloluto, que silo en ef porgut se donde viene y adénde lleva, pero no la tazén de que existan en el ‘mundo el movimiento yu acruaeiGn en general. Esta infinitd eins ciabildad de la volunend, origina en el hecho de que metalica- ‘mentees una, y de que fuera de ella no hay se algun fave expreada ‘Schopenhauer con la mayor claridad en lo inorgsnico, en la furs de gravedad, el simbolo del ansia constant, pata la gue no puede haber ‘objecvo alguno asequbl. Pues aunque Ingrase encerar eft un pero spretado toda la materia, en sa iterior la gravedad tendrie que luchar con la impenetrabilidad, mosrando as el rago capital de a materia, ‘como una aspirin que puede ser imped, pero no aquieada. Yen otro polo de la wealidad,rampace el desea del hombre se srisfoce «con el cumplimienta de sus deseos, El querer no puede ser satsfecho, cia le prec. Por eso nos parece 2 meaualo como si ls consecucion de un fin inmesdiao saisfciesedefiniivamente a nuestra volun, rien tus que esa consecuvin nos produce un desenga ala corso a Ia longs, abertao veladamente,dejando el puesto otro deseo. Pcs la voluntad es incapaz por nauralera de allar nunca paren nuestro que rer lo ini que puede llega a tino y quiet son los contenidos rmotivacionessngulares, pero ést0s racen en una cpa distin, sin que su fenecer y modifica aleanceal querer mismo por més que te se | ‘manifiese por maideellos, Nuestro infinitoapetecer en dese, cada ‘uno de les cules parece coneedernes todo cuanto ansianos, 6 que ninguno nos lo conceda, no es mis que el xpecto aparencial de la {nfininad de fa voluntad. Ss unidad la conden, y con ella la existe cid enter, s encontrase sempre a sf mismo no aw satafcein. En la mera forma de presenta la imagen metafsca del mando, ape ‘ recen en la flesfia de Schopenhauer, més hondamente enruzados que en otra flosofas, el desconsuelo yin fata de espenanca en Ia vida, Et reducir aura unidad absolut la plralidad mpl de la realidad tiene en s{un color opeimisc. De la confsicn y opescién que rina entre los elementos de la existenciay desu idiferenci y extriess, reciprocas, mas difels a veces de soportar ques cha abierea, no | @ Geo Sia Insc finico. Tambien se sabe especto de cada movimicnta fisico de To nico que puede ocuri es que cambien los objetos que laconcien. se el persamlento de que todo es fendmeno y aptiencia, mero ower inesenclales mds allt dels cafes la exten. EBS im ncoy mismo ser ene en vo sla ay nore sca, en su sentido verdadero, por la forma de la pluralidad y la fi. La epcsennciones mera dl ver gue onen et ‘Roe fundamen una plata de elementos, slo eden exp seas conxpcin del mundo la lucha y la dvs, negando ad «Phos elemencos toda relacién mutua, Silos unos no actian sobre los FSi sede clement un mundo pors el odo no ext somerido E aleernativa de guerra © paz, Ahora, cuando la variedad y abigarra- fie de lnexpelenca aparece nda en una ynidad cede, {ren el mundo una pe divina con la vis, como en Spine, of ilacién producka por la rman cafe, como en Schelling | race orf de Schopentier ea uni yi (bd enc de odo ser, que egw infcaion formal ela arn | Gcde spacguamiento y de wn sesimlentososegado del mundo a | einane su conten como volunad leva nev eno lec, | {a luchs, el anhelo insaciable. Con esta se ha ineroducido en el punto Galea nian de ava cura uniad co por el, concede en ‘Gro cuo' fn exienciay oreo expiant spre: foals quer lucha orf exiencia y el bur deel, lat ferrin sin fn objet, ln es freconciiableente todo pre- {ere y Toque nowtos Proponent queremo. La forma con que oo onlsoo prea qulend meray pata vu concepelin del mundo se trrufornn au por arn dee convenid en lo conmari,en el asia {qe prenneryen la contain inteor Alri tempo, urea al or vex primera en Schopeabaet, la rotunda incon fencia qu exe ere la exlcaionsetneotal mean del Iso forma de la etenci Enea cos lf an fe icongrucncin se mantenfs oul, porque consieraban a fn, qu eral mimo tempo el vehiulo Gea cenca, como el medio ‘contenido de aguclaexplicacin. Como hombres eens que ‘eran, permanecieton en armonfa con el mundo que se les revelaba, {Gpeculativ ombsieament, como a calendar, Mien tr el ser abyoluto del mundo we eonsderaba com rain, la a0 spate como fscultada pa abc el rd en sus ores Liga y ‘sistemiéticas; unas veces era la raz6n divina, otras Ia ldgica hipostasiada Sormsuvenr Names 6 concepto de causa. En la causalidad ristalinarta,segin ex, la exigens ‘ia que detanda no quedardetenidos en fa varacn que #8 908 pee sent inmediatamene coro un ultimo elementos pero que, coms tl es problemitico para nuestro entendimiento; un algo incomprensile, ‘que ése transforma por medio de la causlidad en un concepto mis flexible. Quis haya infuido también el motivo correspondiente en ls metaisica de la voluntad. Al caracterisar al ser como volunead 4 ‘crea en su fondo oscuro un elemento comprensile. Ciero que con ‘esto no se ha hecho més que transport ala voluncai I oscuridad de set. Pero por mucho que pare:ca eaecer de sentido y de abjero esta voluntad del mundo, por muy lejos que esté de todo procedinienta ‘tacional, ene, in embargo, en su forma de woluntad algo qu la salva de la rigid del concepuo de ser; un elemento de preucivida, un ‘encandenamiento de los momentos aislados. Es comno cuando en la «efera de lo empiric, eatindose de un acto de voluntad inexplicable dala plstica, ete. As la elida, desprendia de su materaided, Feige oftece ala obra de ace es u forma, que paca tay paras Franca ceadoa se eransforn en contenido Y aslo ahora es cuando sla expresi6n de este con- ee lo que da velory sentido ala obra de arte, ala tansforma- fe que el contenido de Le ealidad suf para converte en conten ‘Sode a cbradearte rene su fin en la meraexpresién de este contenido aMeresane en st mismo, 01 hay en ella misma un interés que bases a junit Leora de ate, aun ewsindo haya de referine siempre a PRrcontenide. Schopentiauer no ha llevado el problema a este punto = Ye pracisin, pero lo ha resuelto en el sentido ce que le obra de arte ete por su contenido ~es dees, por la ides-y que todo aquello que fous lamaree lo funcional del arte: el estilo, te aplicaién de los edo eenicos, la expresén de la individualidad arise, la solu ion del problema propio de cada arte, slo adquere interés a eaves ‘Se nerds de aiden que forma el contenido de a brad ate, Cire fin pasa que muestra las clara lo irreconcilable del punto de vista Xe Schopenhauer con el peculiar aritico. “fn propo” de la pine ta, dice, seri la comprensin de las ideas por ls cusles nos vernos ‘Huoladados al enado del conpeimiento libee de vlicién pero, ade- thus “le coresponde un bella independence de eso y que deseansa {nat mioma, que sale de la mera armonta de los colores, de lo gral ‘lede la neupacin de las figuras, de [a distibucin dela lus yde la sombray del tono del cundro entero. Esta belles de orden secundario Fomenta el estado del conociaiento po, y para la pintura es fo mis: the que para la poesia son ln dicciGn, el mezo y la rima ~no To exer ‘Gal peo alo que primero hace impeesin”-. Desgraciadamente, no Thay dnl algunos al deer esto, Schopenhauer ha renuncindo @ una pare considerable, quize la més considerable de aquells forma de arte, Dara yablo aujeta a sus proptas Teves, como un medio de excitaci6n {que sil obra en forma subjetiva, con lo cus, sel arte es realmente, ‘Como ate, como una conformacién especial del contenido de fa exs- fenci, un fin en mismo entonces seré cuando preisamente todos tats elementos “subordinados”rendrén un valor objeto y formar, on los elementos que m0 son en tanta medida sensual, In unidad ScormaucenYNirmscit 107 tlt de crecin de fra anti, De gu Schoey salva victoriosamente la autonomia del arte de toda dependencia tea ecto de la experiencia inmediata y de todo contenido, lo humill fo drcidnsmcumio sere comer Par vometer sn nro a nia enaseoncepeane degen. reelonesinfoarninga declin era acouase elt eee | ‘vo que resuena en Schopenhauer, pero que no se desarrolla con ples = ‘nirud por impeditselo su pesimismo. Quizés exista una armonia entze as nocmas artisticas interiores de la obra de arte y su capacidad de» expresar un contenido del mundo; una armonfa tal que bastaria seguir ‘aula nonsateinnanente felines glance stat ae Gpeve mane oneal cao else rommatvedsice ie Depron ensotdnine anbosesuentrapunirdeut canoe th de eeccin sin ningun de sa sn inl or eons econ pop Ente pnt ecru ses pb Sera rel lena ne er ce ‘enjantode valor pc, ue a propo emp een cones lad al modelo, cnn depended lacs clue avelda de ‘ole deje epi a I gee itera de ebro thd exec input a een de ej pr mdi del seseag {ess fra y desu eas npr y flr eminent soneniel otena delnagutecny sacs ceeean o ice oe ora somposle conicoes spc atric poy lena, bcrpannin,asgis Bemeee Sic in yn mn mate ee er produc yes fot oma ue cme dpa re Sis dutbucén de uy de clos eamo execu petmcny sean ecm pc natn olen seni pe In profane quel are pope on wean ‘rpc pore, mtcto dele guecs nea ‘cin cnc dl mundo ven sn rain reco fe a st in i tc tin oe tan rns en amon cm doar are gata du, nun cund canes dade ene panne ci | ‘ns ina reader Soper too eiguaae se ‘conocer esa sltima sgnficacin sentimental del arte, que une va- 108. Groxe Same, bc arctico ye valor que dimana desu contenido y pone en esta unin pel significado del arte, porque contiene un momento de felicidad arte que no e compaginaria con su pesimismo radical. La flict (Bt que del arto puede veninos no tiene para él mis que un sentido ‘pgatvo, como toda felicidad; no eonsste mas que en la Nberacin de fp voluntad y su tonmento. Por consiguiente, todo elslgntieado del © pe we agota en Ia mera concentracidn del ineerés en ol aspecto de - epreeracin del mundo, en el refugio,en el nico mundo al que 9 “Teg a realidad, esto, la voluntad y el dolor ex la separacién de este “imo, en su negacin, en esta iberacin, en este no sufi, est toda Jp felicidad que el arte, puesto en el lugar de la volunead del mundo, | juede otorganos. Asse comprende que Schopenhauer no pueda ar fuiral rte ningin motivo fundamental sincétco, del cual hubiera de flo una felicidad positiva, independiente de auella mera liberaciin 4e [a woluntad; el hecho de que en el escadoestico nos lena el con- tenido de Ins cous ~mlenteas que su ser se refiere sempre a nuestros _inretesescltivos~ puede ya constitu la felicidad esétic, si como tal {elicidad no ade consist masque un mero no querer, De igual mane- tm que el pesimismo absoluto le habia falseado la significaién de la soluntad en relacién con el sentimiento, oculténdole el valor ~ talemonist de la sproximacién al fin deinitiv, le oculiaaqut aque Is carscrersicas especie del arte por las que desarolla un valor favdemonista que va mucho ms allé del mero acallar dela voluntad Ser injusto, sin embargo, ver ur intelectalismo en a estétia de | Schopeahauer porque subjetivamente se encuentra basida sobre el dominio exclusive de la conciencia, y objrivamente en el contenido de ideas de ne cose. Cabe da sna interpretacién su concepto del steel mis leno desgniiaciones en una filosofia tan precisa como Jn suya-, que tena en cierta media esta degrodacicn del arte, por la ‘que se lo convierte en simple medio de expresin dela dea, consider da como lo nico que tiene valor ier. Esta imerpreacién puede formulae del siguiente modo: Lo eseneial y lo que properciona la felicidad ene arte no s6lo esque por medio del se expresn las ideas, sino que es amiga en la propia exes de estas ideas. Est dos ‘mosivosfluyen paralelamente en Schopenhauer. A primera vista s€ Aria que lo nico que importa es el llegar a tener conciencia de las ideas, pero luego parece que también importa el que las deas se man SonsrammuyNerE 109 fescen en a materia sen. Tnin que reconocer que la ean 6 fella balla fess bien neo en qu ln dese hace voce tert cai y perfec, y tnt ns ela en la popecin een "neo relic er inca, en que no leve com mayor epualoiy Compre delay ess. Aa oq lamomos fo antec Sane bras gu 2 poe ver hen hs enaquel esto del er que debe exprosar ens maf Eee clement eztv dela rac lotue con mascara oe smite que se nterprete su concepeisn de lo estctica, Elqvelatellezang. tag nade, nue nora sense seal prada infer da elles, se muna enslave a ners meaty Inds no puede tafe ct sl lacom seal on cane Jef ea mejor dicho, em iano cpu su exoctrs yad ses la nos cia pos Sen len ue et el I bs Gu enol vv, Ena mes ooo dean serene fete hemes, ygue no hay ningun gus no sencl mpl do Soparin mle gi emi amet nae ‘objet de as con, el ae na vera nocetron aun pail es ome nue expt amano slo ene a cn or sl vnable con ia en lo bello see apse recone lave seis en lor emenn Ie eeen ar oy 1s aus estaba par luc todo es hemows ea lana meds ada ssa olen reali ya qa elapse uel 1 jade experiments cuando se ence cna ba ei ee Gade pnto dela exerci Sey car nls qo su, censkempre como fs, exo m0 dete ne techs sera objets a dea so eng por a inevitable esotacin de reser tints las capone tw ct en nade sa eho cin rts agtla feaad a el mono nos recaeda al obese tana fro y fing porno inp ver le el gut ono ll Per ella Sheeler nose scrrala expend ls tran ene noma eer ge feta, que com fica sepsis als inclgencar Pues Sie eat el objeto seas erases ges 2 comprenderplenanente tia as des de sco eine a Balle, renlara que no habia yo dfrencin de valor cy op several qu oo haba vleres xcs, La ara el ate cose on 0 Gono Sone rece toda guna esse cexpresa [aiden en algo material, en una figura concreta, que le ore js, yen que noha desaparecio por en- {ero todo mello que no idea, En fal ea, a idea seria importance tate en el mismo sentido y en lz misma medida en que lo es La Eonforeacién epiritval de ura persona para el amor sexual que se ha -Giginado sobre su base. Aunque ese amor reciba todo su calor, todo 58 Setido, toda su sustancia def simpatia por aquella alma, dela miste- ‘Hom, redentora tesccign que en él produce suexstenca, in embargo, to exstiia como tal amo, 0 no existra de tal modo, se alma no ‘suvieseunida en cuerpo. Aun cuando ese cuerpo no haya prod ‘So ninguna excitacin erctica, aunque aparezca ate el ansia profunda ‘kL alma como un obstéculo que hay que salvar, que quiebra y ensom- rece el ayo puro del lina, a psar de esto parece que el alma slo en ‘oer forma vlada,y sin sleanzar nunca la plena animacién de su en ‘oltura, puede desarrllar Ia energinespesfica del legar 2 ser amado. ‘Quied sea éste un tipo muy general de conducta humana: la de que el Fnverés por un objeto se dirige slo ana pare o sgificacin; pero no se righ a exa misma parte complezamence separa, sino al objeto ‘entero enel que aquel valor se expresamezclado con una materi, ala “que no logra nonca penetra por completo. En este sentido no habria fn verdad contradieidn alguna en derivarel valor y el sentido del arte {elas ideas hacindolos vsibles en los fendimenos,y a pesit de eso fonsierar que este valor no esté en las ideas misma, sino en el que tuna idea penetre una materialidad queen st le es indifrente. De este nodes corne pacde hacerse dela categoria de Lo bello en el arte una ‘eategona originaria, no reducible a otros components, puesto que 22 pronto come Ia idea y la cosa penctada por ela desaparecen, el valor [eético no puede enconrrane en ninguna de ella, sin eraers esta for~ ‘mulacién el principio de Schopenhauer, porque en ella se manifesta ‘como. ejemplo pico de pensamiento metalsco. Nose trata ya qt ‘de una deseripeign de estados de cosas 0 de un ands picolgeo del tre, sino de una explicacién de él, compatible con un estudio de cual- fquiera de ess orm clases, porque la categoria, dentro de Is que se ‘esarolla la metafrea, iene su esfera aparte dela esfera de la eali- tidy 0 de loefenémene del ala o de la valides normada general ‘Cuando se dice que la metafisica esate, porque can fs elementos de Ta existencia dada reais constucciones que no tienen la estructura de ScvoremauseyNerscie UL ‘sta realidad, sino la que demandan las exigencias espontiness de wn ‘mpulso merainente teal y extat a la realidad, se dice una com qu regaivamente es exaca, porque la metalfiea, como el art, se deat roll en un plano que noes del csleulo y ansliss del objeto: pero ey cambio, fente al are tiene también su plano especial. Noes tan pobre {en categoria nesta va expel que ta imagen de as coms que ‘sca cola hay de rae En a nef ntae ec {bn inl cones inviualnene nt aa ee Tia de lava (em condo naturlment pede mares ‘en en problem tise, camo aq ocurte) Esta acco a tuntn ere lotsa se vein en afr de cones tay fers uia dea atacioes apes de lox gods poems Thoin nt en el conte vio en lpi perl congue leat a vida, lac del alma con el andameno els cosy ‘lo de To el deo no ven lon los concep I basin ‘lads one oxen ata einen. Ls Gens easy be combinan de on maner exo element sql so genera Scr, pro no Indie nd, pero ter sect, Slo a mea aca para on sentir inde “aun na bei In exeetn en abtcctonescncepmals. Det gt ‘er er, por ejemplo a eccn de to exiencia a matey fe ta, ylnadenbeld de os serene em na sere een a demos extenos eta mera mater sn fra, en cl oe ae {ama in mater bin ela epesentacion de waned ne Aor abut del mando lq el dala ecole entre ee tela ene expacio yeni represntctn no hace is que expt Savela un en das oma dino y también a ea de qu Contenido odo del minds dene que expose el lrcanene ‘el desl lige automo dele conception, porque es sn CT cp del mundo, qe en noc vive ya Sarl, ye ue tsb alent en las coe Acs eter meafica pene a Bin aqela explain del ate snl all valor de Ee ree txctvmeoe enn eso oodles pics ao secs om oe rerlpero ue sin ebag, les oo leva ens maa alr etic sna que lol ale en canto we expe eo ra txistenca concer nile portant, de eel din ala ua Nove expat cl ae dene el poo de ve del aia del U2 GexcSaom, emplador, sino desde el punto de vista del metniico no e+ mis | ron aepecto particular del respuesta que de un atima de una cierea “SSoraclon y senalbilidad a la impresin de conjunto de a existencia; “flats no hace aqut ms que expres, en los conceptos de una idea «Sten del mundo, el sentido el valor que paraella iene esta manera = Boccia en que el ser se manifesta. = Donde los morlvos de esta filesfla de arte alcancan su culminacion, frente al problema de la yasies. Pea la mtsica no existen as cosas ‘Srgulares, cays Mess esenciales se evelan en ls obras de Las dems ‘fs. Ena artes, por au eferencia a as ideas, tienen un cierto career « qeindiviguaided, porque la idea si bien esa forma y exencia tipo de files de manifeaciones reales, fente ab unidad de se es tiv ‘Blea cl resplandor unitaro del ser en una sere infinita de grads de _ Tigredién en el inelecro humano. Y aun cuando una poes, un eus- “ovum ctoma estén libres de la tndividualizaci6n del aqty del ahora, fr evando en la forma de la iuicién posean la misma generalidad ior el concept en la forma dl persamiento, aunque sea mucho mis ue a limtacin de aa manfescacin concrea, sin embargo, visto des [Bribe es una cresein individual, la encamacidn de ena manera de E Sepresae la incondicionabilidad metafsca. Pero por medio de la | fRbten nos sentimos ns cerca de esta generlidad plana, reds de | Hreonceecign en que la significacisn parccular de las palabras, de as J formas del espacio, de las acontecimientos, nos tienen ats en tas | dems ortes,yque hacen que ésos aparezcan como un expresion si -plemente medata-reslzada por ineermeio de las ideas individuals | Je Ta unidad de Ia volunead. Pero la misca pasa por encima de las leas, no presenta el absoluto interior dela via en una fora particu Ja sino que la express inmediatamence. Es una imagen de Ia misma voluntad, que eel eer desis fluos y reflujos de sus extravin, des FP Gsonancias y desu ansia insacible en busca de solcién y reencion. Emu lenguaje expreaplenamente lo que el resto del mundo no pede J Gare mas ue por medio de reacionesconceta furdias en el ‘olde de las ideas la exencia interior de Ja voluntad,y ademas dela ‘olunead, ances que e haya plasmado en formas particulates no esta y ‘quella alegri, exe o aque! dolor, este encanto o aque rrr, ina Ia Alegria o el dolor, el jbilo oe eror, la acha ola quiet, lo esencial tlle, que es voluntad en sf misma, escindida de todos los motivos SerpranueryNevacie 113