Está en la página 1de 26
16.05.2014 Borrador Conjunto 4. Soluci6n al Problema de las Drogas llicitas El conflicto interno en Colombia tiene una larga historia de varias décadas que antecede y tiene ‘causas ajenas a la aparicién de los cultivos de uso ilicito de gran escala, y a la produccién y comercializacién de drogas ilicitas en el territorio. La persistencia de los cultivos esta ligada en parte a fa existencla de condiciones de pobreza, marginalidad, débil presencia institucional, ademas de la existencia de organizaciones criminales dedicadas al narcotréfico. Para contribuir at propésito de senter las bases para la construccién de una paz estable y duradera es necesario, entre otros, encontrar una solucién definitiva al problema de las drogas ilicitas, incluyendo los cultivos de uso ilicito y fa produccidn y comerctalizacion de drogas ilicitas. Aspiramos 2 un pals en paz y sin el problema de las drogas ificitas y somos conscientes de que lograr tal propésito depende también de consensos y definiciones de alcance global por parte de todos los Estados, en articular por aquellos que de manera directa 0 indirecta se han visto afectados por este problema de cardcter transnacional. Sobre [a base de lo anterior el Gobierno Nacional y las FARC-EP consideran: Que muchas regiones y comunidades del pats, especialmente aquellas en condiciones de pobreza ¥ abandono, se han visto afectedas directamente por el cultivo, la produccién y comercializacién de drogas ilicitas, incidiendo en la profundizacién de su marginatidad, de 1a inequidad y en su falta de desarrollo, Que le produccién y comercializacién de drogas ilicitas y las economias criminales ha tenido graves efectos sobre la poblacién colombiana, tanto en el campo como en a ciudad, afectando el goce y ejercicio de sus derechos y libertades. ‘Que ei cultivo, la produccién y comercializacion de las drogas illcitas también han atravesado, alimentado y financiado el conflicta interno. Que las instituciones, tanto en el nivel nacional como en el local, han sida afectadas por ta corrupcién asociada al narcotréfica en su integridad y desempefio. ‘Que distintos sectores de Is sociedad se han visto comprometidos de manera directa o indirecta con la produccién y comercializacién de drogas ilicitas. Que todo lo anterior ha contribuido 2 menoscabar los valores y la convivencia pacifica y ha constituldo un factor que desfavorece la posibilidad de avanzar en la inclusién social y expandir a democracia. Que frente a esta situacién el fin del conflicto debe representar una oportunidad para construlr luna sofucidn conjunta e Integral al problema de las drogas ilicitas. Pagina i de 24 16.05.2014 Borrador Conjunto Que como consecuencia de todo fo anterior es necesario disefiar una nueva visién que atiends las causas y consecuencias de este fendmeno, especialmente presentanda altemativas que conduzcan a mejorar las condiciones de bienester y buen vivir de las comunidades en los territorios afectados por los cultivos de uso ilicito; que aborde el consumo con un enfoque de salud publica y que intensifique la lucha contra tas organizaciones criminales dedicadas al narcotréfico, incluyendo actividades relacionadas come las finanzas licitas, el lavado de activos, el tréfico de precursores y la lucha contra la corrupcién, desarticulando toda la cadena de valor del narcotréfico. Que esta nueva visién implica buscar alternatvas basadas en la evidencia y dar un tratamiento distinto y diferenciado al fenémeno del consumo, at problema de los cutivos de uso ilicito, ya la criminalidad organizada asociada al narcotrsfio. En tal sentido, se requiere de nuevas pollticas que reflejen esa nueva visién y el tratamiento diferenciado. Que eses politicas deben regirse por el ejercicio de fos principios de igualdad soberana y no intervencién en los asuntos internos de otros Estados y deben asegurar la accién coordinada en el marco de la cooperacién internacional, en l2 medida en que la solucién al problema de las drogas ilictas es responsabilidad colectiva de todos los Estados, ‘Que esas nuevas politicas, tendrén un enfoque general de derechos humanos y salud publica, diferenciado y de género, y deben ajustarse enel tiempo con base en Tz evidencia, las tecciones de buenas précticas y las recomendaciones de expertos y organizaciones nacionales ¢ internacionales especializadas, Que los elementos de las politicas pblicas que aborden el fendmeno de drogas deben cantar con {a flexibilidad que permite incorporar nuevas conocimientos que ias hagan mas efectivas y detectar costes y datios no deseados. Que esas politicas darén un tratamiento espectal a los eslabones més débiles de la cadena del narcotrafico que son los cultivadores y los consumidores de drogas ilicitas, e intensificardn los esfuerzos de desarticulacién de las organizaciores criminales. Que para construir soiuciones sostenibles, gerantizar los derechos de tos ciudadanos y el no resurgimiento del problema, la politica deve tener un enfoque territorial basado en ta participacién ciudadana y en la presencia y el fortalecimiento, en términos de efectividad, eficiencia y transparencia, especialmente de las instituciones responsables de la atencién social y de las responsables de la seguridad y proteccién de las comunidades, ambas con un enfoque de derechos humanos, ‘Que la politica debe mantener el reconocimiento de los usos ancestrales y tradicionales de la hoja de coca, como parte de la identidad cultural de la comunidad indigena y la posibilidad de fa utllzacién de cultivos de uso ilicito, pare fines médicos y clentificos y otros usos licitos que se establezcan. Que un aspect de la solucién al problema de las drogas ilicitas es Ia solucién definitiva al problema de los cultivos de uso illcito, para lo cual es necesario poner en marcha un nuevo programa que, como parte de Ia transformacién estructural del campo que busca la RR, LA, Pagina 2 de 26 uw J 16.05.2014 Borrador Conjunto contribuya a generar condiciones de bienestar y buen vivir para tas poblaciones afectadas por esos cultives. ‘Que se deben buscer nuevas opciones centradas en procesos de sustitucién de cultivos de uso ilicto y la implementaci6n de Planes integrates de Sustitucion y Desarrollo Alternative que haran parte de un nuevo Programa Nacional Integral de Sustitucién de Cultivos de Uso llicito que tendré ‘una nueva institucionalidad. ‘Que {a solucién definitiva es posible si es el resultado de una construccién conjunta entre las ‘comunidades y las autoridades mediante procesos de planeacién participativa, que parten det compromiso del gobierno de hacer efectiva la Reforma Rural Integral y los Planes integrates de Sustitucién y Desarrollo Alternative y ef compromiso de las comunidades de avanzar en los procesos de sustitucién voluntaria, Este compromiso de sustitucién voluntaria de las comunidades ‘5 un factor fundamental para el ogro de los objetivos. {Que la solucién al problema de fos cultivos de uso licito mediante fa transformacién estructural de los territorios y la creacién de condiciones de bienestar, implica la aplicacién y el respeto por parte de las instituciones y de los ciudadanos de tos principios y las normas del Estado social de derecho. ‘Que fa solucién al problema de las drogas ilctas requiere también abordar el tema del consumo sobre la base del compromiso y el trabajo conjunto entre las autotidades, le comunidad y le familia en torno a una politica de promocién en salud, prevencién, reduccién del dafto, atencién integral e inclusién social de los consumidores, que debe tener un enfoque diferencial y de género. Que Ia solucién definitiva al problema de las drogas ilicites requlere intensificar la lucha contra las organizaciones eriminales dedicadas al narcotréfico y el lavado de activos, lo que también contribuird a la creacién de las condiciones necesarias para la implementacién del Acuerdo en los territorios y a la construccién de Ia paz estable y duradera, Que sin perjuicio de las limitaciones que tiene el pais para dar una solucién definitiva a una problemética de cardcter transnacional, se empefiarin todos los esfuerzos para transformar las condiciones de las comunidades en los territorios y asegurar que Colombia sea un pais sin cultivos de uso ilicito y sin narcotrafico. ‘Que en tade caso la solucién definitiva al problema de las drogas illcitas, es un proceso dinémico que debe responder a los cansensos de la sociedad y de la comunidad internacional, para to cuat es necesario abrir espacios de reflexidn y discusién que recojan el sentir de los afectados, Ineluyendo a las comunidades. Que todo Io anterior sélo es posible con el compromiso efectivo del Gobierno y la contribucién de las comunidades y 1a sociedad en su conjunto incluyendo el compromiso de las FARC-EP de contribuir de diferentes formas con la solucién dafinitiva del problema de las drogas ilicitas, que es un propésito de toda la sociedad colombiana. ‘Que todo fo anterior solo es posible con el compromiso efectivo de todos: ‘= El compromiso del Gobierno Nacional de poner en marcha las potiticas y programas de este punto, de intensificar y enfrentar de manera decidida la lucha contra la wee ean fy Bagina 3 de 24 16.05.2014 Borrador Conjunto las Instituciones causada por el problema de fas drogas illeitas, y de liderar un praceso nacional eficaz para romper de manera defintiva cualquier tipo de relacion de este flagelo con los diferentes Smbitos de fa vida publica. © El compromiso de las FARC-EP de contribuir de manera efectiva, con fa mayor determinacin y de diferentes formas y mediante acciones précticas con la solucién definitiva al problema de las drogas ilictas, y en un escenario de fin del conflicto, de poner fin a cualquier relacién, que en funcicn de fa rebelién, se hubiese presentado con este fenémeno. » EI Gobierno Nacional y las FARC-EP manifiestan su firme compromiso con ta solucién