Está en la página 1de 270
CARLOS F. QUINTANA ROLDAN FsPFCIALIDAD, MARSHRIA ¥. BOCTORADO 28 ERICH CONSTETUCIONAL ¥_ ADMENWSTHA {iXfrnsinap Saciowat AUTONOMA De MEXICO, PMOFESOM DE CARKIRA DEL FACLLTAD DE. DER DDL LA UML PX CoosDmvAtion DE DOCTORADO PO INVESTIEACION DE LA BIII0 isitiAno be DERICHO, EX SUPERVGOR CINTAL DEDERECIHOS WLSANOS OF 1A PROCURADULA (Gives! be JUSPICLS DHL DISTATTO TEC CEnUMION NACIONAL De Beas HUMANOS Ex RESIDENT DE TL COLAGIO SEEXIQUENSE, SIMCasTaAN) DIL TRIWUNAL PADERAL DE CONCLIACION ¥ ARBITRAJE ; NORMA D. SABIDO PENICHE serciuinay ¥ BOCTORADO EN DIMEN CONSTTTUCIONAL ¥ ADHD RAL ¥X COORDINADOMR DE ASSONES BE LA PRUSIDENCTA DE V0 OK LA UNIVRINAD | KXhjowAL MItONOMS DE MEXICO, DIMVOMADS EN DOCENGA UNINIRSTTARIA POW 1A UNIVERSIDAD AANAIUAE ROFSOR OE GAHANNA A Copa tent De LA AAC INeNieAns De AYUDA REFUGIADOS. DERECHOS HUMANOS Quinta edicion EDITORIAL PORRUA AV. REPUBLICA ARGENTINA 15, MEXICO, 2009 PACLLTAD DE IWRECHO DE LA UNAM. TX INTYGRANTE DL ULTA0. BE DERECHHO BL URAM, EX COORDINADORA CANAL OF {EMINERGTAD AKAMA 1X COORBINADOHA CENTRAL DH LA COMISIOS STUER Aci Primera edicidn,: 1908, sare © 2089, ‘Eaaion Quivtser Rous y News D, Ssaino Prien ae ne a aah er Fania eae EDITORIAL PORRUA, SA de CV 8 een 96020, Mexico, DF wo porr.com Tyr ISBN 978-607-09.0240.6 INPRESO EN MEXICO, PRINTED 18 MEXICO A la memoria de mis padres Arminda y Raiil, {quienes me ensenaron el sentido de la vida, dle la libertad, de la justicia, del amor, del respeto y del honor, valores indispensables para vivir en sociedad, Los amo. LA AUTORA, A Carlos y Francisco, A Sofia. Guadalupe, esperanza renovada. EL AuTOR PROLOGO A LA PRIMERA EDIGION 1 la actualidad, los Derechos Humanos son el paradigma de la legit J justicia de las relaciones entre el poder pablico y la sociedad. Por una par- tc, y no sin esfuerzos considerables, la sociedad va consolidando, en mayor 0 menor medida, una estructura para la proteccién del respeto a los Derechos Humanos y, por la otra, el Estado a través de sus instituciones, establece sis- temas y mecanismos para garantizarlos y protegerlos, asi como las condicio- nes para su pleno ejercicio y desarrollo integral. En este sentido, el reconocimiento de los Derechos Humanos por parte dle Jos Estados y su inclusion en los textos constitucionales y en la ley, consti- tuye uno de los grandes Jogros de la humanidad, en el que se conjugan el sentido practico, la posibilidad de dar solucién a demandas histérieas y polt- ficas, cambiantes tunas, permanentes otras, y en el que se plasman con clari- dad la libertad, la igualdad y el respeto a la autonomfa de las personas, como los nicos valores que hagan posible una vida mejor para todos, La vigencia de los Derechos Humanos se concreta cuando el Estado, en su cometido de procurar el bien comtin para la sociedad, crea las institucio- nes que han de garantizarlo, de manera que su prictica cotidiana permita asegurar el respeto a la dignidad humana y a ta libertad, como condiciones imprescindibles en el desarrollo de la inteligencia, la creatividad y el espfriti hhumanos; este ejercicio permitira también conciliar el derecho vigente de tos pueblos y los afanes de la sociedad con grandes tareas comunes, como son la preservacién de la paz, Ia tolerancia y el respeto a las diferencias cul- turales, sin menoscabo a la individualidad, en virtud de que el hombre es el finico fin en el quehacer universal ‘Como podemos advertir, el tema de los Derechos Humanos cobra im portancia dia con dia, y su conceptualizacién, filosofia, historia y protec egal demanda una amplia difusion y ensefanza entre la sociedad. Si bien la altura por el respeto a los Derechos Humanos se permea a todos los secto- res sociales y gubernamentales, en materia de literatura realmente existe poco material bibliogrifico, Por esta razén, el texto Derechos Huamanos que hoy sale a la luz pablica, enyos autores son los doctores en Derecho Norma D, Sabido Peniche y Carlos F, Quintana Roldan, distinguidos maestros uni- versitarios y destacadlos investigadores, vienen a reunir en un sola obra, las xt x PROLOGO ALA PRIMERA HDICION diversas maverias que actualmente engloban el tem tudes fundamentals del ser humano asi como sus miccaionos de dency, {La presente publicaciin contiene una visién de conjunto ndlecuadamen, te sistematizada y pedagogica, debido a que ubican al lector en los ejes cen Ciales de los Derechos Humanos que van desde su evolucion hisiorice ca «coneeptualizacién en la teoria eontemporénea, el analisis de la legislation ‘mexicana ¢ internacional que los consagra, hasta los diversos sistemas protec ene lo que deacan a ira del Ombudinan radconal ys ‘Maan en Mexico on el Sistema Nacional de Protein No jroo. sue eae cals para el conocimiento de los Derechos Humanos ue tata bajo una invesigacionperfecamente estructura, en sd ‘ersasctapas hstricas condicen a It idea de los derechos fundamenalen, uc Teo» de mostramos una enumeracién definiiva, nos ensefian que su de- fini evlucions en alcancey cen; se amp, se relaonan ye complement convantemente sn quel ida concept que fos cara Los conceptos Derechos Humanos 6 Derechos Fu be apatecen eon la época moderna; sn embargo, desde Faia teres exon els textos de derecho postive emehion bation pater ce ony fens: a ence a ida humana a poemos encontrar en el la historia, lone a las i ‘ calturae, conde y poltcas de cada epoca nance seis, ceptlmente,slestacn a diversas posturas doctinaras acer del co {epto, crates» rasgos dstinvos, fandamentacin floc soc logis, con varia bibiogralia de mexicanos y extranjeren Lo misino pode. tno» afirmar cuando tata de las dlistinaselasifeaciones de los Detehon Humanos por a naturaeza, su igen su importancay Ia materia que Fieven. Sin embango, la que se comenta ampliamente es la postura de « miversal que los autores citan al invocar a los tratadistas Nose Bobbio y German Bidart Campos, como la de “tres gene acid Giertascategorias de prerrogativas y garantias legates le do i ‘< humano, en las sucesivas etapas de la histo ly como se aprecia en esta obra, México se distinge por si sus Constticiones,principalmente la de 1857 y 1917, portant cat, fos de derechos de libertad, de igualdad, de seguridad y de propiedad as cee acon de lox dnanos de contol para acts del poder pilin ihe rani tit los teferidos derechos cuando éstox se hue La promocién y proteccidn intern * ineipiente, si bien desde la eve Unidas en 1048, nace propiamente ef de estos derechos, y ain requiere de raciones", en donde han ido reconocien- “internacionalizacién »plia difusion de las principales PROVOGD A LA PRIMERA EDICION xu Moclaraciones y tiatados internacionales que sobre Derechos Humanos han sido aprobados. En este sentido, el estudioso del tema podra encontrar en la ‘obra principales instrumentos declarativos y convencionales, tanto de cardic~ {er universal como regional; muchos de ellos han sido suscritos y ratificados por México y, por consiguiente, forman parte de nuestro derecho interno, Otro importante tema que los autores abordan en la obra que se comen- tay que resultan tities para la investigacion y la enseftanza, tanto del Ambito niversitario como de las instituciones de educacién bisica y superior, es el ‘estudio profundo que hacen de los Organismos Piblicos de Proteecién y De- fensa de los Derechos Humanos que existen en nuestro pats, desde su natu- raleza juridlica, atribuciones y competencia, hasta el importante papel que desempeta el Municipio con relacidn al aspecto de los Derechos Humanos. Un acierto de los autores Sabido y Quintana es sin duda el estudio sobre Ja naturateza y funciones de las organizaciones no gubernamentales (ONG's) que promueven los derechos fundamentales, no s6lo en nuestro pais, sino tn diversas naciones del orbe. Al respecto, los autores tratan con objetividad sus ofgenes, las lineas de accién y los campos en que estos organismos se desempefian, ast como las acciones de colaboracién que deben existir con las Comisiones Piblicas de Derechos Humanos cuando se refiera a la pro- mocién y defensa de las garantias constitucionales de los mexicanos. "Ademds de lo anterior, el trabajo se complementa con vatios Anexos de importantes ordenamientos juridicos, entre los que destacan algunos instru- ‘mentos internacionales sobre la materia y la normatividad que rige a la Co- isin Nacional de Derechos Humanos y a dos Comisiones Locales, lo cual seguramente sera de interés para los lectores como material de consulta. ‘En suma, la obra de los doctores ¢s una valiosa aportacién para la divul- {én de los Derechos Humanos, ya que ofrecen elementos bisicos para la n de conocimientos sobre este tema, asf como los mecanismnos ne- cesarios para si: defensa cuando los Derechos Humanos se vean afectados por actos arbitrarios del poder paiblico, Conscientes que cuanto mejor infor- Imada est4 una sociedad respecto al orden juridico que garantiza la sana y pacifica convivencia, mayor y mejor es su participacién en la consolidacion de la conciencia general, en favor de un tespeto reciproco € irrenunciable centre quienes la integran. Esta obra, sobre un tema de gran actus ne a enriquecer el acervo bibliografico dle las instituciones académicas as como de particulares estudiosos del Derecho y de las ciencias sociales y hu manitarias. Ello contribuye a la consolidacién de una cultura por el respet a los derechos y libertades fundamentales dle los mexicanos. La defensa de los Derechos Humanos es una tarea interminable y cada vex més compleja; de ninguna manera se considera exclusiva de una inst tucién, persona o agrupacién social alguna la cual es de interés pabico y social, a cargo de la sociedad en su conjunto. A este compromiso dlebemos Sumarnos las autoridades, ciudadanos, investigadores, maestros, alumnos, ¢ interés permanente, vie- ‘imate Dra. MIREILLE Roceartt ‘México, D. F, octubre de 1907, PRESENTACIONES F I PRESENTACION A LA PRIMERA EDIGION La presente obra surge con el principal propésito de servir como texto de apoyo en la asignatura de Derechos Huumanos que diversas escuelas y facul- tudes de Derecho, asi como de otras especialidades humanisticas, han vent- ido incluyendo en sus respectivos. programas de estudio. En este orden de ideas, hemos pretendido que et contenido del libro sea accesible y sencillo, pero, a la ver, aborde de manera ordenada y sistematica los temas funda mentales del estudio de los Derechos Humanos y de los mecanismos de de- fensa de estas garantias esenciales de los hombres, En los primeros capitulos exponemos los antecedentes historicos de es- tos derechos. Se analizan, de igual manera, las teorias mas relevantes que tratan de explicarlos. Se exponen, a su vez, los diversos enfoques de orden filosdfico, ético y sociolégico que les dan sustento y que han ubicado, en la actuatidad, el tema de los Derechos Humanos como una parte medular de la conciencia de las sociedades modernas. De manera especial, hacemos hincapié en la apreciacién del surgi- miento de los divetsos mecanismos de defensa de los Derechos Humanos, precisando la distincién entre los de orden jurisdiccional y los que no tie- hen este cardcter, como es el caso de ta figura del Ombudsman. Dicha insti- tucién, nacida en la legislacién sueca a principio del siglo XIX, se hat exten dido pricticamente por todos los continentes y ha legado nuestro pais en aos recientes. EI sistema juridico mexicano ha captado a la institucién del Ombuds- man, integrindola a nivel constitucional en el Apartado “B" del Articulo 102 de nuestra Garta Magna, Dicho precepto establece la existencia de una Gomisién Nacional de los Derechos Humanos y da lugs, igualmente, a ta ereacién de Comisiones Locales de la materia para constituir un sistema integral no jurisdiccional de proteccidn y defensa de estos derechos en et 108 piiblicos que tienen a su cargo tan delicado El respeto a los Derechos Humanos se ha convertido en tema interna- ional, por sus repercusiones y trascendencia, por ello, existen una multipli- ‘dad de tratados, convenciones, pactos, etc., cuyos contenidos deben ser co- nocidos por el estudioso de la diseiplina. En esa virtud, en la Parte Segunda de la obra, presentamos como anexos, un buen nimero de estos documen- xt xvi PRESENTAGION ALA PRIMERA, EDICION {os al igual que algunos ordenamientos antiguos que han sido precedentes, importantes de los Derechos Humanos, los que seguramente sein de gran lili, Por otra parte, se desarrolla un capitulo particular sobre tas organizacio- nes civiles que se dedican a la promocién y defensa de los Derechos Huma. ‘nos (ONG's) pues, sin duda, muchas de ellas han sido pioneras en llevar al debate este tema, Su riea experiencia es, sin duda, significativa para contar ‘con una vision completa de la importancia que, en tuuestro pais, va adqui- Fiendo lt lucha por lograr que se inculque en los mexicanos el compromiso dle respeto a la dignidad que todo ser humano adquiere, por el simple he- cho de pertenecer a nuestra especie. 1 esfuerzo de instituciones pablicas y privadas nos Hevaré a fomentar ‘nueva cultura en torno a los Derechos Humanos. La visién académica presenta en esta obra, es producto de la experiencia de los suseritos «1 Jas citedras que profesamos en las facultades de Derecho de la UNAM y de la Universidad Anahuac, y no tiene otro comproiniso que el de servir con honestidad a nuestios alumnos.y; en. general,'a los lectores, La sociedad mexicana se encuentra en una ripida transformacién de ‘us estructuras politicas y de su organizacién social. Los conflictos afloran requicren soluciones. Es necesario un profunde cambio de actitudes para romper viejos vicios, anacronismos y pricticas indebidas; en esa medida, lox Derechos Humanos van ganando preseneia e importancia, al estimar que el Estado de Derecho al que aspiramos, solamente se pod lograr si, a la ves, se configura el sentimiento compartido y el consenso general de que todo lesarvallo politico y social debe tener; como punto central de sus preocupa ones, al ser humano y a la dignidad que éste merece, Finalmente, sirva este espacio para manifestar nuestro agradecimien- toy reconocimiento al auxilio y apoyo que para hacer realidad esta obra » brindaron el Maestro Ernesto Ortega Valadez, la Licenciada Marfa Soledad Xolalpa Ramirez y el Licenciado Pedro Gruz Ruiz, ast como a «quienes con sus experiencias y orientaciones, hicieron propicia la concli- sion del texto. Los AUTORES México, D. F, octubre de 1997. PRESENTACION A LA SEGUNDA EDIGION ndo contemporineo otorga cada vex mayor importancia al tema de ee re ens ee internacional. Es por ello que en esta segunda edicién hemos itsaimo yreordenndo is srocnrsién de ets, com objeto de presen- i wejor seriacién de los temas y apartados, ve esta manera habré de facittarse al extudiante ‘yen general al lector, el conocimiento de la dsipna y i comprenaiin sstematica de los co 05, teorias y procedimientos en toro a los Derechos Humanos. Se am piers ies ee sobre los mecanismos de defensa de los Derechos Humanos, tanto en el orden jurisdiccional, como no jurisdiccional del tipo Omron destcar de manera epeial el desarallo que de forms a pla se hace de los Derechos Humanos internacionales. Con ese fin se inte- igraron nuevos capitulos, que detallan los aspectos mas relevantes de los sis- temas internacionales de defensa de los derechos fundamentales, el papel de la ONU y ottos organismos regionales tanto en Europa, como en Améri- ea i : tulo especial Por lo que hace a nuestro Continente se dedica un capitulo especi para tratar el sistema amerieano de defensa de estos atributos de ta digni ‘dad humana, explicando los instrumentos aplicables, asi como el papel de ka Comision Interamericana de Derechos Humanos y de la Corte correspon: diemte, dada la trascendencia que actualmente han adquirido esas institucio- nuestra ica oe For lo que hate als Onganismos no gubemamentales (ONG de de fensa de los Derechos Humanos, ya en el orden intemacional, como nacio~ tal, se define mejr papel soca, asi coms la importa de ata, En la seecion de apéndices, aparecen documentos histricos que signi can destacadlos precedentes de los Derechos Humanos, De igual forma sein tegraron ls textos competos de las principales Declaraiones, Gonvencio- nes y,‘Tratados sobre ext’ materia, al igual que un liectorio de los onganismos piblicos de defensores de los Derechos Humanoy en el pl ‘También se encuentran sendos listados de las principales ONG, del orden onal y nacional XIX XN DPUESENTAGION A LA-SPGUNDA EDICION: los textos completos de la Ley de ta Comi lumanos y su i Mon Nacional de Devecta Y su respective Reglamento, ast como Fee pie ts Comisiones de Derechos Humanos del Estado de México ‘Tanto la parte te6rica como fa relativa a los orctenamientos legales, se legal vigente en el pats, con objeto a t y actualizad iNedakien el medio ju vio sol interes eh fea dos Derecho Hunener Los avrores. México, D. F, abril de 2001 PRESENTACION A LA TERCERA EDICION ynt en el panorama nacional, como en el de orden internacional, el tema We los derechos humanos afortunadamente sigue yanando espacio. En efec- 10, ln entrada en funciones de ta Gorte Penal Internacional que en fecha re ‘iente ha iniciado sus tareas, ast como diversas resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de nuestro pais, alientan nuevas perspectivas en orden a nejorar ta protecci6n de los derechos fundamentales de los seres humanos. En este propio sentido, en nuestra legistacion se han dado importantes nodificaciones a la estructura y operaciin de la Comision Nacional de los Derechos Humanos; se cuenta con un nuevo reglamento a la Ley correspon lente, que fue expedido en este afio de 2003 por el Consejo Consultivo de {i Gomisién Nacional de la materia, a fin de brindar un mejor marco fun ‘onal a esa institucién, De igual forma en diversas entidades también se han actualizado sus ‘espectivas legislaciones en materia general de proteccidn de los Derechos Humanos y en cuanto a mejorar las estructuras de Jos onganismos pablicoy que los protegen. La tarea de las asociaciones y grupos civiles que se dedlican a atender ‘asuntos de Derechos Humanos tampoco ha sido menor, por lo contrario ve- ‘mos que dia a dia van consolidando las actividades de una multiplicidad de ONGs que con seriedad, dedicacion y clara responsabilidad social, se afanan por cumplir sus objetivos y cometidos a favor de grupos marginados, grupos ide geneto, nifios, ancianos, indigenas u otros sectores vulnerables. Por ello, esta tercera edicion del presente texto hat tenido que ser cuid dosamente actualizada y puesta al dia, no solamente en los contenidos de ordenamientos nacionales, sino también en cuanto a los aspectos de orden internacional que aborda. Hacemos votos porque cada dia vaya penetnando y permeando mas en toda la sociedad mexicana una cultura de los Derechos Humanos, que sea la cia dle una mejor forma de vida, que anteponga siempre a toda social el respeto a la dignidad humana, Los AvTores México, D. F, enero de 2004 xx PRESENTAGION A LA CUARTA EDIGION Yn estos primeros afios del nuevo siglo, México se encentraatravesando, ior wna serie de complejos y trascendentales acontecimientos, tanto del or flen politico, como juridico y social, que nos motivan a reflexionar sobre el Huunbo que tome el destino de nuestra nacién. Por una parte se observan se~ Hos cuestionamientos en tomo a la eficacia y funcionalidad de miltiples ins- tiwuciones de Ia repiblica, las que parecieran francamente dleficientes en la tencion y solucién de los enormes retos que hoy en dia debe enfrentar la 90- Giedad mexicana. [gualmente se cuestiona por amplios sectores el papel que ‘1 pais ha venido jugando en el concierto internacional, especialmente en jus relaciones con los paises de América Latina. Los acontecimientos mundiales de nuevas guerras, asi como la creciente ctividad de grupos terroristas y delincuenciales, nos presentan un panora~ Ina alarmante, que influye en todas las regiones y pases, a Jos pro- terno hay que resolver: Es por ello que dentro de este panorama ciertamente incierto y preoet- pante, debemos destacar, no obstante, un conjunto de avances en materia de derechos humanos, tanto a nivel nacional como mundial, En el orden inter no resulta realmente importante destacar la derogacién del texto constitu ‘ional que preveia la pena de muerte, cuesti6n que se Tlev6 a cabo mediante modifieaciones a los articulos 14 segundo parrafo, 22 primer parrafo y su- presiGn del cuatto parrafo del mismo numeral, publicados en el Diario Ofi- ‘Gal de la Federacién del 9 de diciembre de 2005. Esta decision del Constitu- yente Permanente ha sido la culminacién de un largo proceso en el que u buena cantidad de voces se habian pronunciado pot la supresion de la pena de muerte, que si bien de hecho ya no se venta aplicando en el pais desde hace un buen nimero de décadas, persistia en el texto de la Ley Superior. En el mismo orden de ideas, resulta relevante destacay, también, las adi- ciones que se aprobaron para introducir en el texto del articulo 21 Constitu- Gional un mecanismo para que nuestro pais pueda aceptar plenamente la competencia de la Corte Penal Internacional. ‘Otro acontecimiento reciente, de significativa importancia en la mate- ria, ¢s a aprobacién que llevé a eabo, en el mes le marzo de 2006, la Asa bea General de las Naciones Unidas, para que la entonees Comision de De rechos Humanos del organismo, fuese transformada para adquirit el range pios asuntos que en lo XXII ay PRESENTACION A LA CUAKEA EIDICION de Consejo, como actualmente do destacar ademas, la dist i stains dsincgn de que fe objeto mess pals al babe tos federales y locales, nos Gn social tendiente a conta lerechos humanos y que en renovados instruments lega justicia de adolescentes, ta re: hombres, la proteccién de grupos cst via $e siguen dando pasos pata establece ts somo son ential io oles, a icin sobre igualdad entre muj vulnerables, eteétera, tl ética de toda regla juridica: _— Por lo que hace a ta actuali cin de esta Cuarta Edicién, ella los avances mis humanos, con el fi izacion de Ia presente obra para la publi _ Z pablicn- hemos tenido especial cuidado de integrar en recientes de las teorias contemporaneas sobre derechos in de brindar al lector una visién actual del tema. Los avrores México, D.R, agosto de 2006 PRESENTACION A LA QUINTA EDICION juma general de los Derechos Humanos, tanto en el entorno mun- ‘domo en nuestro pais, nos deja observar una serie de hechos que in- "n'y preocupan a la conciencia de tas més diversas instituciones y gru- ie celensores de los Derechos fundamentales. En efecto, existe fundada fdumbre en torno al derrotero que se habrat de seguir en los proximos “ifhos para lograr ta consolidacién del pleno respeto a los Derechos Huma- “Hos ya las libertades piiblicas, © Lar globatizacién econdmica que es uno de tos signos que caracterizan ‘juestra época, ha generado, sin duda, una serie de benelicios al comercio, a {js finanzas y a los mercados de los paises més desarvollados del planeta. Sin ‘pmubargo en grandes areas de ta geografia mundial se estan presentando Juevos y graves problemas derivados de las injustas condiciones de distribu- ¢i6n de la riqueza, de la explotacién laboral y del poco apego al respeto de Jos derechos bisicos de ln sociedad. La mas reciente crisis econdmica en que se encuentra inmersa practicamente todo el mundo, es un claro ejemplo lel desorden y de los abusos en que han incurrido las grandes corporacio- hes financieras mundiales y regionales, que han orillado inclusive a paises industrializados y desarrollados a tomar medidas drésticas para atenuar este desorden. ‘Sin embaryo, la crisis se ha manifestado de manera agravada en los paf- ses menos desarrollados, como lo es e! nuestro, El desempleo, las bajos sala~ tios y las condiciones de incertidumbre social, estan generando nuevas for~ ‘mas de violencia institucional, en contra de los grupos y sectores menos favorecidos de la escala social Por otra parte, la delincuencia organizada, tanto en el orden nacional como en el internacional, ha creado, igualmente, una serie de fenémenos inéditos en otros afios. En México estamos viviendo a diario una lucha en ‘extrema violenta entre las fuerzas del Estado y las onganizaciones delictivas, ialmente las que se dedlican al narcotrafico y al secuestro. ‘Aeello se debe que a partir de junio de 2007 la Oficina en México det ‘Alto Comisionado de las Naciones Unidas, haya dado inicio a un proceso de discusién con sectores académicos y organizaciones defensoras de Derechos Humanos con el objeto de integrar propuestas de reformas integrales al ‘marco normativo nacional en Derechos Humanos, especialmente en cuanto xxv xxv PHUSENTACION ALA QUINTA FoNcION 4 que nuestra pais debe hacer un redoblado esfuerzo para armonizar la egislacidn interna con los acuerdos y tratados internacionales en materia dle Derechos Humanos, y de esta forma lograr estandares internacion: tes de cumplimiento y de respeto a las garantias fundamentales de los seres humanos. Pestacamos algunos puntos del programa que propone ta Oficina del Alto Comisionado de:las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, como son; a) introducir plenamente el concepto de Derechos Humanos en a Constitucién mexicana: 6) garantizar la mis alta jerarquia y eficacia a los Derechos Humanos dentro del orden juridico mexicano: c) introducir expli- citamente algunos Derechos Humanos que hasta ahora no se encuentran re- comocidos en la Constitucién y actuializar dlebidamente el catélogo de los ya existentes; y, d) reforzar las garantfas y mecanismos de proteccién a los Dere- ‘choy Humanos, En este contexto, resulta de justicia reconocer que el Estado mexicano ha tomado importantes iniciativas para lograr los objetivos de respeto y re- conocimiento de los Derechos fundamentales en el pais. Asi, en el ao 2007 se concluyeron los procesos juridicos necesarios para lograr la plena adhe- sidn del pafs a los Protocolo’ internacionales destinados a abolir la pena de muerte. En efecto, en el Diario Oficial de la Federacién det 16 de octubre de 2007, aparece la aprobacién dle adhesién al Segundo Protocolo Ficultati- vo del Pacto Internacional de Derechos Giviles y Politicos; y en el Diario Of cial de la Federacién del 9 de octubre de 2007 se publica la aprobacién de adhesién al Protocolo a la Gonvencién Americana sobre Derechos: Huma- hos, en materia de abolicién de la pena de muerte. Otro importante avance, que a nuestro juicio se ha dado para lograr es- tos objetivos. fueron las reformas constitucionales al articulo 6°. del Ordena miento Superior, publicadas en el Diario Oficial de ta Federacion del 20 de julio de 2007, que han tenido como finalidad el establecimiento de los prin- Cipios y mecanismos referentes al ejercicio del derecho de acceso a la infor- macion, precisindose que para la interpretacion de este derecho deberd prevalecer el principio de méxima publicidad. 'n esta via de mejorar el panorama de los Derechos Humanos en el pals, se puede inseribir la amplia reforma constitucional que en materia de seguridad pablica y de justicia penal aparece publicada en el Diario Oficial de la Federacion del 18 de junio de 2008, misma que de manera mas dete- nida se comenta en el cuerpo del texto, Baste resaltar que por virtud de ella se esti reconociendo en el texto constitucional, de manera expresa, la pre suncidn de inocencia de los inculpados en los procesos penales, como lo prevé la fraccién I del apartado “B”, del articulo 20 de la Constitucidn Ge. neral det pais. ‘Com hase en estas reformas en comentario, los procesos penales deberdin ser de tipo acusatorio y oral, rigiéndose por los principios de publicidad, PRUSENTAGION ALA QUINTA EDICIONN xxvit i ent wuidad € inmediacién. Atiende también sontradiceidn, concentracién, contin vende ambi manera mas precisa los derechos de las vietimas u ofendidos, Hetatantotos en toda una Serie de fraciones del para "C", del ari Hee obstante lo anterior, la reforma penal deja una serie de didas y eocupaciones en materia de Derechos Humanos, como lo es ef tema de tangas mayoresfacultades de investigacién y decision a Tos cuerpos pal ue, de no regularse le manera muy esrict y precisa es = for sceundlarias, puede ser causa de abusos y viola ones de los dec Hindameniales de ta cudadania. Dentro de esta misma preocupacién, in- huis el ema seat Tos araigos, que fnalmente que catalogado ex- Jpresamente en el texto constitucional, cuestion que ha, sido muy con para los estudiosos de la materia. Bice demos omit nuesto comentario sobre lis expeten- cian que deben recogerse en nuestra sociedad, y seguramente 2 nivel inter- huacional, en toro ah reciente epidemia y pandemin de influenza que se fener principalmente en la eaptal del pals, por bi apaicn de un nuevo Wins que afecta ls vias respiratorias (AHIN1) que dieron moti dle medidas de emergencia muy severas, pero quiz necesat frente a esta circunstancia inédita de salud pablica de nivel nac nacional. fensores de los Derechos Huma a nde que sin comprometer la rpiday eficienteatencin de Ia no se generen efectos indeseados que afecten gravemente € ios deberdn estar emergencia, respeto a los Derechos Humanos, Los AUTORES México, DF, junio 2009 me re ence be ably ll!» AAPA lek N Om hk dela eer yi al oh toc sn Wa aay med vo datoen oe os f mis peuskd al penal “ {Sih NENT drine | SN ARE LA ie yl ‘ey uason dest lle Hes ae ts es ence tease A lied EMD ISR AAAID, Ara MeONKE ematniniMt bon!l_ali > n-2%) usin arpceattirsh +f (repeat RatUE Meco tas ieelhienii Nadine pmsl bas cance et HMR imal grag ceyey, oe coon me ad one a pot 7 Tali ier CarituLo 1 EVOLUCION HISTORIGA DE LOS DERECHOS HUMANOS 1. PRINGIPALES ANTEGEDENTES EN LA ANTIGUEDAD, Y LA ESCUELA ESTOICA, Si bien las ideas y los conceptos relativos a los Derechos Humanos son de ‘eufio reciente y corresponden al mundo de la posguerra del siglo XX, no por ello ha de pensarse que histéricamente se ha carecido de precedents sobre la materia, Por ello, consideramos imprescindible dar un repaso gene ral a la evolucién del pensamiento que prevalecié en las diversas etapas del acontecer social en torno a los derechos fundamentales del ser humane. En los albores de lit humanidad y de manera especifica en los sistemas matriarcal y patriarcal antiguos, no es posible hablar de la existencia de de- rechos del hombre, considerados éstos como un conjunto de prerrogativas del gobernado de obsetvancia juridiea obligatoria e imperativa para los go- ernantes. Tampoco se puede afirmar que el individao tuviera potestades o facultades de que pudiera gozar dentro de la comunidad a que pertenecia y {que constituyesen una esfera de accién o actividad propia frente al poder ppblico.! El carécter omnimodo de estos regimienes permitia a la antoridad dde la madre o del padre disfrutar de un respeto absoluto por parte de qui nes se encontraban bajo su tutela, € incluso ejercian un poder directo sobre la vida © muerte de los individuos. En China, entre los afios 800 y 200 a.C, con Gonfusio y Laot-Tsé, la ca- ppacidad de reflexién sobre las injusticias sociales ocups tin lugar importan- te, Se predicé la igualdad entre los hombres, argumentando que la demo- cracia era la forma idénea de gobierno, Estos pensadores también promovieron el derecho legitimo del gobernado para rebelarse contra los tratos déspotas y arbitrarios del gobetnante, lo cual nos da una idea de los derechos © garantias individuales del hombre, tal como juridicamente en la actualidad se conciben.? 1 BUNGOA, Ignacio; Las Garantias Individuales, Edit. Porria, México, 1996, p18. 2 RARKEINO BARKEIRO, Clara; Derechos Humanos, Edit. Salat Fatores, Barcelona, tos, p10 Deercnios HuMANOS En Roma, en el siglo V aC, se expidié la Ley de las Doce ‘Tablas, cuya integracién era extensa y variada, pues contenia derechos _—. ip sucenione a ta fara entre os aspecon sta Ley, dita durant poca republicana, consagré algunos principios que significaron una especie dle seguridad jurdica de tos gobernados frente al poder publica, As Tc bla IX consigné ef elemento de generalidad como esencial de toda ley, prohibiendo que ésta se contrajese a un individuo en particular. Esta prohy. bicidn significa el antecedente juridico romano del postulado constitucional moderno que veda que toxlo hombre sea juzgudo por leyes privativas, Ade- ‘ns, en la propia Tabla se establecié una garantia competencial, en el senti- do de aque ox comicos por centuras eran fon sicos qu tenia ia fata de dictar decisiones que impli ida de la vida, de la liberta de dictar decvones que implcaen I perdi de vid, del bert y de No obstante, cabe destacar que aunque el ciudadano romano tenia ee (aus Uberti, compuesto de detechen Cries poliicon, sn enbaree se ce ian derechos piblios oponibles al Estado que les permitiera defense As ile que cometran eu cna Is aod ena. algunos pueblos (¢antiguo, como es el c 0, actividad de los gobernantes se falta recog See ert teocriticas, en las que implicitamente se reconocian tiertos derechos a los stibditos, pues se suponia que dichas normas, como las de fehovs, eran pro- ducto de tun pacto entre Dios y el pueblo, cuyas disposiciones debian seri Siolables. Sini embargo esis garantias eran muy dcbilesy la apreciacion de sy extralimitacién quedaba al arbitsio de los propios gobernantes que eran sus intérpretes, ademas de que no exista ninguna sancién para sus posibles ontravenciones. En estas condiciones, los regimens gubernamentales bast dlos en tales principios o creencias, evidentemente huchaban contra toda idea de libertad humana, y mas afin de su seconocimiento, por lo que no es posible axeverar que en los pueblos orientales de la antighedad extstiera tal evecho y mucho menos un medio de preservarlo.* Si bien algunas sociedacles antiguas, sobre todo de la Peninsula Heléni- «a, llegaron a integrar importantes organizaciones politicas, estableciendo amplias estructuras.normativas para regular la vida de su eiudadanta, lo ierto fue que esos derechos generalmente tuvieron alcances parciales, por. que la ciudadania no tena derechos subjetivos piblicos, sino civiles » de tipo electoral, lo que les permitia tener injerencia en los diferentes érganos dle gobierno, tales como la Asamblea y los ‘Tribunales, Ademids, no se conce. bia la igualdad de los hombres, ni mucho menos se tenian’definidas las ideas de justicia 0 de equidad hacia todos § Bunce, Ignacio Op. ot, p. 70, ‘ thdom ppseen, EVOLUCION MISTORICA DE LOS DERECHOS HUMANOS 5 No obstante, bajo este contexto social en Grecia se empieza a manifestar ‘una Corriente filosofica tendente a dignificar la concepcién del ser humano. Nos referimos al estoicismo, corriente filos6fica integrada en torno a Zenén le Citio (887-264 a.C.), quien se afilié plenamente a la cultura griega. El es- hicismo se desarroll6 desde dos siglos antes de nuestra era y tuvo influencia hasta bien entrados los tiempos del Imperio Romano, donde siguieron esta ¢orriente filoséfica una buena cantidad de pensadores, entre ellos las disc ppulos directos de Zendn: Cleantes (300-282 aC.) y Crisipo (280-206 a.C.), De igual forma en Roma, con Posidonio (135-150 a.C.) y sobre todo con Sé- ‘nec (4-65 .C), importante filésofo y moralista espafiol que tanto renombre ‘ilcanzé en la ciudad imperial. Fue notable también la inclinacién estoica del ‘emperador Marco Aurelio (121-180 4.¢.) quien difundié ampliamente esta corviente ética® Con el estoicismo surge por primera ocasién ent ka cultura occiclental ‘una idea dignificadora del hombre, al entender que todo el género humano ‘est hermanado por la raz6n; esto es, que los hombres como seres raciona- Jes somos hermanos, independientemente del origen, la raza 0 las creencias de cada grupo 0 sociedad. Con los Estoicos surge también la idea de la ley ‘natural, al concebir que el orden de la naturaleza es eterno € inmutable, por ello el proceso de lo natural, en armonia con la razén, refleja el cardcter di vino del tniverso; ideas que trascenderfan de manera significativa al Dere- ‘cho Romano y al pensamiento politico medieval Los eseritos de los estoicos hacen alusion reiteradamente at la razon bu mana como base del derecho, ¢ indican que los hombres son iguales en ‘uanto seres racionales, y por ello todos deben disfrutar de los mismos dere ‘chos por estar sometidos a las mismas leyes naturales, Es evidente la impor- tancia y trascendencia filos6fica, ética y politica de esta concepeisn, como abierto rechazo a ln sociedad entonces imperante, fundada sobre las bases de la mayor desigualdad como lo fue ta esclavitud. La idea estoica de la fraternidad humana, se vera posteriormente am- pliada y vigorizada con el Cristianismo, cuya incidencia en la concepeién de la igualdad de los hombres ¢s un precedente muy notable de los Derechos Humanos. 2. EL SURGIMIENTO DEL, CRISTIANISMO Y SU INFLUENGIA LA CONCEPCION DE LA IGUALDAD DE LOS HOMBRES A diferencia de los periodos anteriores, el mensaje de Cristo se dirige a todos los hombres, cuya dignidad radica en haber sido “creadlos por Dios cf Xtwaw, Ramin; Introduecion ata hisara dela lof, Kalin, UNAM. México, 1974 p89, 8 DERECHOS. HUMANOS ‘imagen y semejanea”. Elemento esencial en la gestacién " to occidentale crntanismno jugar hapa tron dns an papel ects oo Ja vivencia real y en ta fundamentacién tebrica de los derechos humanos.* El pensamiento cristiano iniiadlo en el Medio Oriente y difumdido en Jos primeros siglo de nuestra era por los discipulos de Cristo, se fue semi, tuando pr buena parce dels terrtorios del Imperio Romano. sts naevas eas otra a er una un valor super. prolamaron tb 'gualdad de los hombres como hijs y crituras de Dios, fomentaon ides rechazo a la exclavitud y establecieron nuievos valores morales la con. uct individual y colectva de To sereshumanos La propagacion de las ideas erstianas, paralelamente con la organi idm de a Iglesia fueron tn factor fugdamental en ln mews fore a tes sracién y evolucién de ta sociedad occidental. En lo que nos ocupa, pode. ‘mos destacar que el Cristianismo definié un conjunto. de derechos inherentes al hombre, en evanto hijo de Dios y hermano de Tos demas hom bres. Se fue creando asf una amplia corriente de doctrinay de ordenamien, tos juries que transformaron sustntvamente al Derecho Roman, in cen en wt esquea instiicones humaniaras que posteriormente se transfrmarfan en derechos que reconocen I dgnidad de a via de toon Efectivamente; ta historia de ta humanidad registra que se observaron cambios sustanciales en la estructura juridica politica y religiosa de Roma «on ta institucionalizacion del crstianisino en el siglo Iv por parte de Cons, tantino, Su adopeién repercutié radicalmente en la forma en que s¢ instruc mentaba et derecho pablico, incidiendo para que los pueblos cristiano Conganizaran en’ Estados independientes al declinar el Imperio Romano de Oecidente, cuyo debilitamiento se explica en parte, por la invasin del tribus germénicas, Hamadas por el gobierno romano “birbaras”. 3. LA EDAD MEDIA Este largo perfodo en la historia universal, nos obliga a sefalar ‘Fasgos caracteristicos de la situacién de los derechos fin racine at Viduo, Se ha podido clasificar dicha etapa en tres épocas: 1. El de las invasiones 2. El feudal 3. El municipal 1. En la €poca de las invasiones, tal com ib ones, tal como sut nombre lo i ui 4que lograban asentarse en un territorio eran invadidas por eo oe © ManREIRO BaReIRO, Clara; Of ets p10, AVOLUCION HISTORICA DE LOS DERECHOS HUMANOS 7 do con ello establecer tuna estabilidad politica y econémica. El hecho de que fos integrantes de 1a comunidad se hicieran justicia por si mismos, Nevo a cas arbitrarias y déspotas de los mas fuertes hacia los mas débiles, por J que no podemos hablar de la existencia de derechos del individuo, 2. En la época feudal, encontramos que el amo y sefior de predios nisti- os y urbanos era el sefor feudal, quien no solo era ducto de las tierras, fino casi de forma ilimitada de la servidumbre que las trabajaba. Los siervos ¥ los vasallos deban obediencia a los sefiores feudales, y como consecuencia, éstos mandaban en todos los érdenes de la vida, por lo cul no es posible hublar de derechos oponibles a ta autoridad, 3. En la época municipal, observamos un debilitamiento det feudalismmo, riginado por et desarrollo econémico y politico que experimentaron las poblaciones medievales. Ello motivé que los citadinos se impusicran a la au- {oridad del seitor feudal y se obtuviera el reconocimiento de algunos dere- ‘hos que se plismaron fundamentalmente en el denominado Derecho Cartu- lario, al cual podemos considerarlo, aunque incipientemente, como un ‘antecedent de las garantias individuales, ya que por primera vez una per~ sona sujeta a una autoridad lograba en su beneficio el respeto de ciertos de- rechos por parte de su autoridad principal o fundamental.’ 4. LOS PRIMEROS ORDENAMIENTOS CONSTITUCIONALES DE DEREGHOS CIVILES: LAS CARTAS INGLESAS 'Y LOS FUEROS ESPANOLES a) Las Cartas Inglesas La Carla Magna. 4 partir del siglo it las incursiones de nuevos pueblos disminuyen y la cristiandad occidental inicia su recuperacién, Una nueva lase social formada por comerciantes y artesanos se asienta en las Gudades (burgos), que comienzan a ser importantes centros de actividad. Esta nueva correlaci6n social exigié una reorganizacién del derecho, por lo que los ‘burgueses iuchan por la consecucidn de derechos civiles que logran arran- ar a la realeza, aprovechando muchas veces sus situaciones de debilicad. [As{ sucede en Espaiia en 1188, cuando las Cortes del reino de Ledn reciben de Alfonso TX, fundador de la Universidad de Salamanca, la confirma- in de los derechos basicos de todo hombre libre; o cuando en 1215, el Rey ide Inglaterra, Juan Sin Tierra, se ve obligado a aceptar la Carta Magna que Ie presentan Tos barones de su reine En general, se acepta que el precedente mas antiguo de un documento constitucional que contiene formalmente un conjunto de derechos civiles, se 1998, 7 One HeRmERA, Margarita; Mamual dé Deechor Hamonos, Blt. PAC, Méxic pp. 98-59. a DRECHOS MURANO dio 4 partir de la Carta Magna Inglesa, en donde el Rey se comprometié tespetar las propiedades de los hombres libres, a.no privarles de su vida, dde su libertad, ni desterrarlos o despojatlos de sus bienes sino mediante ju «io de sus pares y de acuerdo con fa ley de su propia tierra 0 comarca. Se ex ‘ablecié también en la Carta Magna, la imposibilidad de que el monarca im- patie tikthos unlaerimemte, debierdole hace, ce acuerdo de las Asambleas, lo que seguramente es el origen del Parlamento Inglés. Existie- ton, posterior a la Carta Magna, otros ordenamientos Ingleses que en sus disposiciones ampliaron una serie de derechos de esta fundamental natura- leza, tales como el Bill of Petition, el Habeas Corpus y cl Bill of Rights, entre ‘otros, Dada la importancia de estas disposiciones, haremos mencién de las principales ideas vertidas en cada una de ellas, aunque para tener una Inds integral de su contenido, en los anexos se incluyen los textos completos de estos importantes. documentos. Es sabido que el pueblo inglés se ha distinguido desde el punto de vista juridico porque sus instituciones se van formando lentamente conforme a la costumbre. La Carta Magna de 1215 no surge de manera intempestiva, ya antes le habian precedido dos documentos de vital importancia, como lo fueron El Cadigo de Derecho del Rey Alfredo en el siglo 1X y la Carta de las Li- ‘ertades, dada por el Rey Enrique I en el ahio 1100. En ambos documentos se realizaron sucesivos reconocimientos de garantias o derechos fundamentales por parte de la corona en beneficio de todo el pueblo. El control respecto de la autoridad real en la edad media, ve desarrotla ba a través de una “Asamblea de Notables” (witagenot), la cual tenia entre sus funciones la de ayudar a administrar la justicia, clegir al Rey, sancionar impuestos, ete, No obstante dicho control, el Rey Juan Sin Tierra, pretendié twaspasar las prieticas imperantes, ejerciendo opresién sobre la nobleza, la iglesia y los pequefios propietarios, realizando sobre estos estratos sociales lun trato abusive y despotico que ni Jos pequetios propictarios, ni la nobleza y el poder eclesidstico estuvicron dispuestos a soportar; Esto ocasiond que se febelaran en contra del Rey, imponiéndole ciertos derechos que se traducian en limitaciones tajantes al poder arbitrario y despatico por él ejercido. Bajo este contexto surge la Carta Magna de 1215, La Carta Magna tuvo el gran mérito de compilar por primera vez, en forma escrita, el conjunto de normas y principios constetudinarios recono- Alem. ». 607, LOS DERECHOS HUMANOS HN/LA LIGISLACION FOSETIVA MEXICANA ST egal de otros'credos religiosos a mas del eatdlico, en ejercicio de que en esa materia debe reconocerse a los seres humanos. AM efecto sefiala et precepto: Art. 1 —Las leyes protegen el ejerecio del culto ealico y de los dems ‘que se establezean en el pats, como la expresion y efecto de la libertad regi {qe siendo un derecho natural det hombre, no tiene, ni puede tener mas I "tes que el derecho de tercerosy las exigencias del orden piblico, En todo lo de- nis, la independencia entre el Estado, por una parte, y las eeencias y pricticas religiosas por otra, es y serd perfecta € inviolable... ‘Art. 2°.—Una iglesia 0 sociedad religiosa se forma de los hombres que vo- untariamente hayan querido ser miembros de ella, manifestando esta resolu «ion por si mismos 0 por medio de sus padres o tutores de quienes dependan, Gabe precisar que los principios contenidos en lay Leyes dle Reforma ‘Iueron elevados a nivel constitucional por iniciativa del Presidente Sebastian ‘Latdlo de Tejada, quedando incorporados, con fecha 25 de septiembre de “B73, en los articulos 1°., 2°., 8°, 4°. y 5°. de la Constitucién de 1857. 2. LOS DERECHOS HUMANOS EN LA CONSTTTUCION VIGENTE DE. 1917 La Constitucién vigente, como antes expusi mente catalog6 “in conjunto de derechos y garantias de tipo individual, sino que fue pionera ‘en el mundo en establecer los derechos sociales propios de los grupos que ‘Por su especial situacion de desventaja social requieren dle proteccidn especial de la Ley, como es el caso de los trabajadores, los campesinos y los indigenas. a) Las Garantias Individuales Desde el punto de vista individual, la Ley Suprema de la Uni6n estable- ce en su texto un catélogo de derechos de orden penonal, denominndolos ‘como “Garantias Individuales”, previstas en ¢1 Titulo Primero, Capitulo | de Ja Carta Magna que contiene los primetos 29 articulos del Ordenamiento Constitucional. Mucho se ha discutido sobre la acepeién y concepto utilizado por ta Ley Suprema al hablar de “garantfas individuales”, ya que pata diversos autores serfan mas precisos otros vocablos, como: derechos fundamentales del hom- thre, derechos naturales del hombre, derechos constitucionales, derechos subjetivos piblicos, derechos del gobernado, entre otros. Sin embargo nos parece que el término es adecuado si, en primer lugar, consideramos su etimologia. En efecto la palabra “garantia” se deriva del vocablo anglosajén “warranty” que significa asegurar, proteger, defender 0 salvaguardar:! © Gr, BuRGOA ORNIUELA, Ignacio. Op. cit, p. 161. ‘$8 DERECHOS HUMANOS El constitucionalista Dr: Ignacio Burgoa Orihuela sefiala al respecto que: desde el punto de vista ce nuestra Ley Fundamental las garantas individuales imptican 10 todo el variado sistema juridico para la seguridad y eficacia del ex tado de Derecho, sino lo que se ha entendido como derrhas del gobernado frente al poder pablico, La relacion entre ambos conceptos, garantia individual y dere eho del gobernado, se deduce de Ia gestacién por la mentoria del articulo pri mero de la Gonstituci6n de 1857. Camo se ha advertido, los constituyentes det 56:57, inluidos.por la corriente josnaturalista, consideraron que los derechos ‘del hombre son aquellos que éste recibe de Dios (0 como dijera Mirabean “lor ‘que la justicia natural acer a todos los hombres") y que, dada su amplitud » variedad, no era posible enmarcar dentro de un catélogo.? Agrega el maestro Burgoa, a nuestro juicio, con toda razén, que no pue- len identificarse, no obstante, las garanitias individuales, con tos derechos del hombre 6 el derecho del gobernado, pues no es lo mismo el elemento que garantiza (garantia) a la materia garantizada (derecho humano).* En este sentido la potestad de teclamar al Estado y a sus autoridades es- tos derechos fundamentales por el sujeto pasivo (individuo) adquiere la na- turaleza de un derecho subjetivo Por otra parte, siguiendo las elasificaciones més utilizadas por los trata- distas nacionales ¢ internacionales, asi como la secuencia misma de la Cons- timicién, podemos hablar de las siguientes categorias de garantias individua- les bisicas: garantias de libertad; garantfas de igualdad; garantias de sequridad juridica; garantias de propiedad. En este orden, de manera restumida y esquemitica se explican sus alcan- ces en los incises que a continuacién se sefalan, b) Las Garantias de Libertad Sin duda definir 0 encontrar un concepto universalmente vilido so- bre lo que es la libertad, representa una cuestion que sobrepasa al dere- cho, ya que implicaria incursionar en ef mundo de la filosofia 0 la teolo- sia; no obstante, para los efectos didkcticos de esta obra, entendemos por libertad 1a capacidad de! hombre para decidir por si mismo sobre su vida, su persona, sus actos, sus relaciones, asf como sus objetivos y sus metas a aleanzar. De manera concomitante, entenderemos por garantiay de libertad, ta capacidad juridica para el actuar libre del hombre en sociedad, dentro de {os propios marcos de la ley, la cual debe garantizar su ejercicio pleno, Esquematicamente representamos los derechos y- garantias de libertad en el cuadro siguiente: 7 idem, p. 165 "idem, p. 179. [W0# DECHIOS HUMANOS EN LA LEGISLACION POSTTIVA MEXICANA GARANTIAS INDIVIDUALES DE LIBERTAD Precepto (2) Cansttuconales Sinopsis ‘Todo individao gora en México de tas garantias te- sales a cdicacion qu pata ol Exado deer ser i May piel se rls on i tea reo cen, chara contra Ia ignoranca Y fis "efects, lan sevldumnbes, lon fanatismos y Tox prejuicis. seme {i patcares pede imparts edaccion en fos on y modadades ai puede prohibinele que se dedique a boc ocion thei come sendy iia, Nadie reward abajo personales sin la nts rerbui6nY sn Peto cose, ‘La manifestacion de las ideas no estar sujeta a in quisicion administrativa 0 judicial, La informacion fen poder de las autoridades estar sujeta al principio [de mixin publicidad, r. Ser inilale bea de escribir ypu ex- tos sobre cualquier materia No se estableceri con ra previa, La libertad de prensa no tiene mis limites [que el respeto a la vida privada, ala moral ya la paz ppablica, ¥ Te debe qeiane por ero, de manera pot espe. A ode pein debert eer on sever cio dela eid 9 gen eda. v. GRETA Lee eee eee ee cone ieee eta eae en or eee ee Se puede power armas el domiclio peronal part segura y legs defers, con excepeion de fa eo private in Pores Armada 1 Toda persona pucde ent en a Repl, slr de ik var pore wert, sar de resenca sin ect de sshocondion fst deco cu plird com apego a las leyes sabre inmigracion y em eracin, 40 ‘uncHtos HUMANOS GARANTIAS INDIVIDUALES DE LIBERTAD Carentas | ee Sip Deja ie | 26 [Tatami oie pitas och lg sa que is Te ara. No ve irhtoa gt nt el ato peo deca cre se: ordinariamente en los temples ©) Lax Garantias de tgualdad Jno de los mas grandes logros humanos es sin duda la igualdad de to- dos frente a la ley, sobre todo ante las practicas historicas de esclavitud, eas- {as-0 estamentos que diferenciaron a los hombres por situaciones innatas 0 de dominacién, De esta forma, en nuestro pais todas las personas somos iguales juridica- ‘mente, como se contempla en las siguientes garantias constitucionales: GARANTIAS CONSTITUGIONALES DE IGUALDAD Precepto (5) Conant | Preto Sips ehibidjo.de| 1 em México edo indiuiun orn de ns garatan come fa excl y iticnmates Fath proibids ia exclaita. Si un cx ciiacn rane tiene calidad de exvo, por echo de | far en terior. nacional adgoere a tibertad roweciin dea ley. Se prod Ta dsriminacn, eae dete] 4d any me ie ae ny ten rotegers la organizaciny el desarrollo te ef Dereon de fia ‘- . iyo ion Se preckan dren del nits ow ion Invalides de }] 12 [Rn México no se concede tnalon de nableza, nl se ner, prerogatives y honors heredtaron ol tendrdn val ie ena os xnatn por ier pat Prohibicion del 13. [ Nadie puede ser juga por lees privat, pias rituals reads para el cao concreto a din tebonles expe Nngina persona pede tener hiro gozar de mas can, emohunenios qe tn que determine tly com eompensacion de servicios pablicos ) Las Garantias de Seguridad Juridica Dentro de un Estado de Derecho las relaciones entre gobernantes y go- bemados deben adquirir siempre un estricio apego a los dictados de la ley, 1108 DERECHOS HUMANOS HIN LA LUGISLAGION POSTTIVA MEXICANS = 4T jiendlo del clisico principio juridico que la autoridad solamente puede ‘aquello que la ley le permite expresamente, Contrariamente, la con- le los particulares puede llevar a cabo todo aquello que no les esté ex- nente prohibido por la ley. ‘Con base en lo anterior, esquemticamente exponemos una serie de ga- as de seguridad juridica, que de manera muy notable se han venido a rar en riuestra legislaeién constitucional, con las reformas conocidas io de *justicia penal y seguridad”, que modificaron diez articulos de ta ‘Superior, y que fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federacin de de junio de 2008. Dehemos advertir que en los articulos transitorios de estas modificacio- ‘es constitucionales se establece que el sistema procesal acusatorio entrar ‘1 vigor cuando lo establezea la legislacién secundaria correspondiente, sin -exceder del plazo de ocho aitos, contadlos a partir de la publicacién del De- facto de reformas. Iyualmente sefialamos que tanto a nivel federal, como del Distrito Fede- tually de las dems entidades fecerativas, ya se estan implementando las ac- legislativas correspondientes, por lo que el texto utilizado para “resefiar las respectivas garantfas de seguridad procesal en materia penal es ff nuevo, publicado en junio de 2008. GARANTIAS DE SEGURIDAD JURIDICA Prceplo (3) Sinopsis [A ningua ley +¢ dard efecto retoactivo en perjuicio de| persona alguna, Naud puede ser privado de su libertad 0 sus propieda- des, posesiones o derechos, sino mediante juicio ante os tribunals previamente establecidos en que se eum [plan las formalidades esenciaes del procedimiento y| Jconforme a las leyes expedidas con anterioridad al hecho, En los juicios penales se prohibe imponer penas que| no estén decretadas por una ley exactamente aplicable al detito de que se trate. No se admite analogia ni ma- froria de razon. En los juiciosciviles ta sentencia debera ser conforme| las la letra o a la interpretacin jurfdiea de la ley, a fal ta de ésta se fundard en los princi derecho. [No se podra celebrar waudo para la extradicion de! eos politicos, ni para aquellos que en st pais hayan te- nid ta calidad de esclavon. a DERECHOS HUMANOS- LOS DERECHOS HUMANOS EN LA LEGISLACION POSTTIVA MEXICAN® 43 GARANTIAS DE SEGURIDAD JURIDICA GARANTIAS DE SEGURIDAD JURIDICA a Precepto () Precepta (3) Garanties | costicnal Sinapss Carantas | rite Sinopsis De leyalidad en] 16. Primer} Nadie puede ser molestado en cuanto a su person, f- Jeuarto Jo administrative: ni en el caso de tas comunicaciones| Jou a ta fa}parrafo.. mila, domi, papeles 0 posesiones, sin en vite parrafon, del detenio com su detensr ny Ide mndamicnto exit de ix arid competent, Low poteres juciales, federal y local, contardn con a0 jonse -y motive la causa legal del fimiento, de control que resolveran de manera inmediata | at Sainte See yagi Garant en idencianprecauorie y iéenicas de tvextigaio| Garam en oF-116, Segundo [Slo la autoridad judicial pve brar orden, de Set acid, garunticando los derechos de lox tn a Genes deca, apehensn sempre que prea demi 9 cre Nias de la victims 1 ofenion, y dati juaio, [Hide tun hecho que ls ey sefale come delto que ame- [Las intervenciones autorizadas en esta materia debe- encién. —|Quio, Jie pea privat de ert. ran sujetarse estrictamente a lo previsto en la key y Seno” [lord que eee ua orden de aprebenin famed ho se cimplan, éxian carecrin de todo alr sinter at ca dann jc facie cei lls oe ee oro }y Noverwo [Cualquier persons puede detener al indiciado en e lades de]16. Décimo [las autovidades adminitratvas podrin pracicar via pirrafos. Jmomento que se ext cometiendo el deli o inmed Wists domtfquinto. domes cricamente. para ceciorarse que se han tamente despues de haber cometido, pontendola de fas de auto |pirrafo. Jaumpli les reo sitios de pol: y ex iemediato a disposicign de lo atoridad mas cercana, adminis a exhibiciin de lo libros papeles indispensables para Sélo en casos urgentes,tratindose de delits graves y fomprobar que se hat acta tis posiones sce, ante cl riesgo fundado de que el indiciado pueda ss, averse, al efecto, a las lees respectvas alas for trace de la acid de la joi, et Ministerio ico malades preserias para lon cans odes dena Getcaion ; [ace A iwahiidad—|16. Décimo [La correspondenca que bajo cubiera cule por ls fete fgrarco Sa lente lor pence a ‘ls correxpon-|uexto ppirrafo lestafetas estaré libre de todo registro y su violacién| Jbertad con las reservas de ley, = paah: penaca porte ley. usando xe trate de detitos de elincuencia organiza Fearanitn de ac] 17 [Nadie puede hacersejicia por af mismo. Toda pono ta awcoridad judicial, x peticion del Ministerio Pablico, poss i jaa fin tend derecho a que oc le adminis fnticia por (| pod decreiac el arraigo de una persona, sin que pe niales en forma expe, Lo tribunals emir ss i exceder de cuarenta das El plazo prea prorogar fesulucones de manera promt, completa ¢ parca se si el Mininerio Piblico acreita ts caunas corte et servicio de ln tian serd. ratte. [pondicmtes. La dhracin total Wel arraigo. no. pod Fxistiran mecanismo aernatvos de wlan de con Jesceder de ochemta diss. reveris que sera relatos por In ley. Lax semen Se entiende por delinevenca organizada una organiza cas que pongan fn fos procediienten ovals debe- ii de hecho de tes o mis personas para cometr de ran ser expliadas en andiencia pablica preva Gitacon tos en form permanente o reer, fe ix paren Ningin indiiado pode ser detenco por el Ministerio a Federacon, los Estados y e Distrito Fedral debe- Piblco por mas de euarenta y ocho hora; este paz rin contar con un servicio de defemoria pablica de pod dupicarsetratindoe de deli de dlinevenca ealidad para la poblacin y ascgurarn Tas condicio- lorwanizad Joes para un servicio profesional de carrera para los |Garantias en tor-|16, Décimo | Lax conunicaciones privadas son inviolables, Salo la au feet eai> a ts cateo. [primero, |toridad judicial federal,» peticin de la aor fede, Eee oS Decimo” rat que fate ley ol tar del Ministerio Public [Garanias en 18 |sélo. por delitos que merezcan pen corporal hubra segundo, [de tenia federatva corespontiente, pod autor | intern ponte prsion prevent El ito de ea cra distin del que ecm frartainervencin de cualquiey communication priv ciara. te destine para la exc dle as penas tierce, [No se pod dar esta autriacin cuando we trate de Ei sister penitenciario se ongunrars sobre la base de [Décimo | materis de eardcter electoral, fiscal, mercantil,laboral trabajo, la apacitaciin para el mismo, la educacién, la Garantias Sinopsis Jetidy «deporte como meio. pars Iogar lave fin dl eens avi outer compongerd as pena en hares spars dos de on varones Se extablcerdn,sttuiones pas emit de mene acre spec [pws gue neta ene 12 menor de® for s fracirarin lon derechonfuntamemaes de xo sles de orden, penal [Garantian proce Ninguna detencion ante autoridad judicial pod ex ler del plazo de 72 horas a partir de que endian lea puesto a wu disposicion sin que se justifique com wn Jao de vinculacion a proceso, HE Ministerio Piblico slo per slice al jee a prs sin preven end ts mee ctl Sufientes para garanizar ls comparccencia del pt, proses de sna y deo tegen le ia comunidad, as’ como cuando el iamputad se feinidente par deity doloso. Garant proce tales le orden penal. Apartado "A" proceso penal sera acostoro y oral Sever pow lo stp te poland conchae Jen, continidad ined lay rich eee et proces penal tenders cxclrcer fo chon protege a cen procirar qe el eupalemo fred Impey se reparen fos den Caan. |e sien Uber haere en peered js. 1a valor de ln prc eb de manera ne Le procinsta 3 Meee Io sue tele prbatris se desert mane pis co dictoria y oral. es i | 13s pres tend gud! proces par sxe 1a aenciin In detema, especivamente Ht juga no pec tata sion sae a proce coi enlgucra de lax partes nn ae ee presente tira sho lis excepclones que elec la Const tooo | Se impuad recoce wokatariament, amet uorida uci, con conocimiemo de lis ans ‘sicnis su paripactn ene deltoyexsan me ion de comicelon mies pr cortborar imputcin, se pod devretar I termina ssi fa del proces, art encia de se LO DERECHOS HUMANS GARANTIAS DE SEGURIDAD JURIDICA LA LAGISLAGION FOSTLIVA MEXICANA 45 Garanias Procepto (3) Consitwimates Sinopsis |- Lat ley establecer los beneticios que se podrn otor+| sgaral inculpado cuando acepte su responsabilidad. |_ Gualquier prueba obtenida con violucion a derechos fundamentles sexs ula, 1B) De fs deh det ipa: J 'se le presmirsinocente mientras no se declare su dad mediante sentencia emit por jer de Ta cuss |- Hl imputado pr delararo guard silencio sobre low hehos qe 6 sian en contra. la dete Chae Te ran saber Ton mov de lisa, | Queda protic tod incomnicacin, intimin fo tortura para et impo, | ta comes reid aint assencia de defemsor tareceré de todo valor probori. | Tratndose de delincuencia organiza Ia aria judicial podréautriar que se mantenga en reer nomi y daion el atv Se eaablecerin benefcon x favor det inculpado Proc sentencing pre a la rah imvestgacion operseccin ele lx en Iraveria de dlincuenen organiza EF imputad sera jrgad en aiencn pica por tm joer tribunal a pda solamente: pot retrngire en los casos he excep que determine tale. por cust de seguridad acional, seria bt proteein ets vias estos ¥ meno] Fes, cuando se ponga en riesgo la revelacon tos legalmente rote, o ead et ibunal et] tne que xisten races fndalas para ello - Et imputad sera jurgad anten de cuatro meses ‘and tate de deli cya pes misma 0 ‘eva de don aon de prin | Cuando a pena excedira de exe tempo se jug then um apo, sl que o imputado slice mayor] plo para 9 defen. |- Et impntad tends dleccho a una defensa por abo- tga, que pode cei Hemente desde el momen {ode su devencign. Sino quiere o.n0. puede nom Tar defenson, el juer ke desgnard tn defensor "El dfensor stars obligado a aii ali pputado en todos los actor del proceso, BI juca, en esa sitacion tencia, DERECHOS HUMANOS: GARANTIAS DE SEGURIDAD JURIDICA Garantias Sins LOS DERECIIOS HUMANOS EN LA LEGISLACION FOSTTIVA MEXICANA 47 GARANTIAS DE SEGURIDAD JURIDICA |- Neo pat protongarse la prisiin o devenein por fal ‘a de pngo de honoraros de defensones wpa cs quer otra prestacon de dinero, por caus de te Porbabiidad evil algin oto motivo analog |- La prisin preventiva to podrs exceder del maxi ‘no de la pena fijada al delito que motivare el pro cen en igi cnr pirat we sa profongacidn se deba a la peticdn tel - pe J+ Si transcurtidos fos dos ion no se hi promunciado| sentencia, ef impotado sera puesto en libertad de ‘nmediato mientras se sigue el proceso, sin que ello fobste para imponer otras medidas cautelares, [+ Ba toda pena de prision que imponga tna senten-